Sermones

Dios: ¿Cómo es Él? 1ª Parte

Por John MacArthur
Código de producto: 1352
Scripture: Escrituras seleccionadas
Bajar (Baja Calidad) | Bajar (Alta Calidad)
$5.00 3.75
pdf

Continuamos una serie breve en nuestra hora por la mañana acerca de Dios, ¿es Él? ¿Quién es? ¿Y cómo es Él? Este es tan solo un pequeño descanso de nuestro estudio de 1 Corintios, y después estaremos comparándolo el domingo por la noche con una serie acerca de Satanás. ¿Es Él? ¿Quién es? ¿Y cómo es Él?

Esta mañana, claro, veremos de nuevo nuestro tema Dios: ¿Es Él? ¿Quién es? ¿Y cómo es Él? Tenga su Biblia a la mano, estaremos buscando algunas Escrituras conforme avanzamos. Un libro muy útil de la naturaleza de Dios es el libro escrito por A. W. Tozer, titulado el Conocimiento Del Santo. Entre otras cosas que él dice en el libro, una afirmación significativa, creo, es esta, y cito, “La historia de la humanidad probablemente mostrará que ningún pueblo jamás se ha elevado por encima de su religión. Y en la historia espiritual del hombre de manera positiva demostrara que ninguna religión jamás ha sido mayor que su idea de Dios. La adoración es pura o baja conforme el adorador entretiene pensamientos o bajos acerca de Dios. Por esta razón la pregunta más seria que siempre tiene la iglesia es acerca de Dios mismo. Y el hecho más importante acerca de cualquier hombre no es lo que él en algún momento pueda decir o hacer, sino lo que él en la profundidad de su corazón concibe cómo es Dios.” Fin de la cita.

Él está diciendo lo más importante que un hombre tiene es su entendimiento de Dios. Y el mensaje más importante que la iglesia tiene que dar es el conocimiento de Dios. Y creo que tiene razón.

La razón por la que queremos propagar un entendimiento correcto de Dios es doble. Número uno, es porque hay algunas personas que no creen en Dios, son o ateos filosóficos o prácticos, o creen que no hay dios o actúan como si no hubiera Dios, y por esta razón deseamos propagar la verdad del Dios verdadero para que la gente pueda saber que hay un Dios y para que pueda saber quién es Él.

En segundo lugar, predicamos a Dios y declaramos a Dios no solo porque hay gente que no cree, sino porque hay gente que cree cosas equivocadas acerca de Dios. Esto es tienen conceptos equivocados acerca de Él. Esto es verdad inclusive en el cristianismo.

Ahora, me sorprende lo que algunos cristianos suponen que Dios es. Podríamos decir que creer, el concepto equivocado de Dios es idolatría. Cuando pensamos en idolatría pensamos en alguien en una choza de lodo con un pequeño Dios en su mesa o lo que sea y postrándose. O pensamos en un templo pagano muy adornado con mucha gente quemando incienso. Pero la idolatría es mucho más amplia que eso. La idolatría es simplemente pensar algo acerca de Dios que no es verdad de Él. Es postular algo acerca de Dios que no es correcto. En su sentido más pleno es crear un Dios. En su sentido secundario es hacer de Dios algo que Él no es.

Y quizás en este tercer nivel en el cual inclusive los cristianos se encuentran siendo culpables es pensar pensamientos acerca de Dios que no son verdad. El Salmo 50:21 dice, “Pensabas que de cierto sería Yo como tú.” Dios dice, “Tú pensabas que era como Yo.” Y eso es precisamente lo que los hombres han hecho en la mayoría de los casos. En la idolatría han hecho de Dios a su propia semejanza o imaginar cosas que pertenecen a sus propias mentes. La esencia de la idolatría es entretener pensamientos acerca de Dios que son indignos de Dios y pueden manifestarse en muchas formas.

Entonces declaramos a Dios no solo porque hay gente que no cree en Él, ni en la filosofía ni en la práctica, sino que también hay gente que cree en cosas equivocadas acerca de Dios y debemos declarar las cosas correctas acerca de Dios. Y entonces es muy importante.

Ahora, la última vez dijimos en primer lugar, nuestro último punto fue hacer la pregunta, ¿es Él? ¿Hay un Dios? Dijimos que la razón y la revelación y la experiencia corroboran para decir que hay Dios, hay un Dios.

En segundo lugar preguntamos quién es Él. Descubrimos que Dios es un espíritu, Él es una persona, Él tiene personalidad, Él no es una célula de energía flotante, Él es una persona, Él es un Dios, sin embargo tres personas en ese Dios, que es uno. Entonces Él es espíritu, una persona, tres en uno.

Después llegamos inicialmente a la introducción de nuestro tercer punto, ¿cómo es Él? ¿Cómo es esta persona que existe espiritual que es tres en uno? Bueno, la única manera en la que podemos saber cómo es Él es descubrir cómo en este libro se ha revelado a sí mismo. Y la revelación de Dios la catalogamos en cosas que llamamos atributos, los atributos de Dios son las definiciones de la naturaleza de Dios que Él mismo nos ha revelado en las Escrituras.

Ahora, permítame dar un prefacio del estudio de esos atributos. Y presentamos uno la última vez, vamos a cubrir dos más esta mañana y simplemente le estamos dando los básicos. En primer lugar permítame decir esto, que Dios es en el principio incomprensible. Entonces cualquier cosa que tratemos entender acerca de Dios la estamos entendiendo de una manera muy limitada, únicamente estamos viendo la punta del iceberg y hay mucho más acerca de Dios que no tenemos las palabras para hablar de Él, no podemos entrar a Él, está mucho más allá de nosotros.

Para efectos de ilustración, simplemente esto, Dios es infinito, Dios no tiene fin. Y entonces nuestra simple explicación de media hora de cualquier cosa no comienza a hablar de manera apropiada de la esencia de la persona de Dios, Dios es incomprensible. Creo que esa es la razón por la que hacemos la pregunta cómo es Dios en lugar de decir qué es Dios. Porque decir qué es Dios es colocarlo en un área en donde es muy difícil responder. Pero si decimos, ¿cómo es Él? Hay algunas cosas que conocemos acerca de Él, y Él es como esas cosas.

Lo que nos mete en problemas no obstante es cuando tratamos de hacer de Dios algo muy parecido a lo que conocemos. Vemos el amor humano y cuando el amor de Dios no se conduce como el amor humano decimos, “Dios no ama.” Pero eso es hacer del amor humano lo absoluto, el diseño infinito del amor, y Dios no llega a esa medida, a ese concepto. Y así no es. Dios es como algunas cosas. Esa es la razón por la que la Biblia habla de su semejanza o apariencia. Y cuando Ezequiel habla él dice, “Él tenía o era como la apariencia o semejanza de un hombre.” En otras palabras, en cierta manera es así. Tampoco podemos hablar de Dios porque Él es incomprensible, fuera de términos negativos. Y con eso no quiero decir que somos negativos acerca de Dios, simplemente quiero decir para definir a Dios tenemos que decir lo que Él no es. Por ejemplo, cuando decimos que Dios es santo queremos decir que Él no tiene – qué – pecado. Pero tenemos que pensarlo en esa manera porque nunca podríamos concebir la santidad absoluta. Lo único que hemos experimentado es el pecado. Entonces la santidad para nosotros es no pecar.

¿Ve lo que quiero decir? No podríamos decir Dios es ilimitados sin entender que eso significa que Dios no tiene ningún límite, porque entendemos los límites y entonces simplemente decimos que Él no tiene ninguno. Entonces tenemos que añadir un negativo a todo porque vivimos en un mundo de límites, un mundo confinado, un mundo que es tan opuesto a Dios que tenemos que decir Dios es como, pero no es como algo que entendemos.

Ahora, si usted no está lo suficientemente confundido no se preocupe. Alguien me preguntó cuando comencé con esta serie breve simplemente como un descanso de nuestro estudio de 1 Corintios, se iba a cubrir todos los atributos de Dios. Y yo dije no. La razón por la que no lo voy a hacer es porque no conozco todos sus atributos. Esta persona dijo, “Bueno, ¿acaso no hay 11 o 13?” Y yo dije no. Permítame decirle lo que creo. Yo creo que Dios es un ser infinito y probablemente tiene un número infinito de atributos. No estoy convencido de que los atributos que conozco acerca de Dios son todo lo que hay que conocer acerca de Dios.

¿Se da cuenta? Por ejemplo, simplemente para darle una ilustración de esto, que un atributo de Dios es algo que es verdad de la naturaleza de Dios. Un atributo de Dios es algo que es verdad de su persona.

Ahora, nunca me imaginaría conocer todo lo que es verdad de Dios. Si Dios es infinito hay una infinidad de verdad acerca de Él, hay una infinidad de atributos y no hay capacidad en mí para entender esa infinidad, no necesito hacerlo, únicamente necesito entender algunos de ellos. Muy bien, veamos algunos de estos atributos. La última cubrimos únicamente el principio. Él es incambiable.

¿Se da cuenta usted de que ese es un negativo? Cuando pensamos en el hecho de que Dios siempre es el mismo decimos que eso significa que Él no cambia, y tenemos que usar un negativo porque únicamente entendemos el cambio. Entonces decimos Dios no es como nosotros, Él no cambia. Malaquías 3:6, “Yo soy Jehová y no cambio.” Santiago 1:17, “En quien no hay sombra de variación, en quien no hay mudanza.” Y vimos como eso es tremendamente consolador, nos da seguridad y provee un refugio tan grande para el cristiano, pero al mismo tiempo para el incrédulo esa doctrina es aterradora, es una doctrina de juicio, una doctrina de ira incambiable en contra del pecado.

Ahora veamos la segunda para comenzar nuestro tiempo el día de hoy. El segundo atributo de Dios que quiero que considere, y realmente estamos tratando con sus atributos absolutos, aquellos que son característicos de su naturaleza. La próxima semana vamos a entrar a los que se relacionan con nosotros como gracia y misericordia y amor. Pero el segundo es que Dios está en todo lugar en todo momento, los teólogos llaman a esto omnipresencia. Dios está en todo lugar en todo momento. Y quiero que pongan mucha atención porque es probable que se confunda si no tiene cuidado. Algunos de estos pensamientos están mucho más allá de nuestra capacidad que tiene que esforzarse un poco. Dios está en todo lugar al mismo tiempo. Dios es infinito, no hay fin de Dios, su ser llena toda la infinidad interminable. Es sorprendente. Jeremías 23:24 dice, “¿No lleno yo los cielos y la tierra? Dijo Jehová.” 1 Reyes 8:27, “¿Acaso Dios morará en la tierra? He aquí el cielo de los cielos no pueden contenerte.” Después Salomón dijo, “Cuanto menos esta casa que yo edifiqué.” Así como Dios es antes de todas las cosas eternamente y después de todas las cosas eternamente Él está dentro de todas las cosas y afuera de todas las cosas, Él está en todos lados, no hay límite, Dios es infinito, usted no puede encontrar el fin de Dios, no hay fin, Él no tiene límites.

¿Sabe una cosa? Históricamente es interesante que la gente ha tratado de confinar a Dios, inclusive muchos de los judíos, que no estaban informados o por lo menos eran ignorantes por imponerse a sí mismos la ignorancia, trataron de hacer de Dios un ser confinado. Y muchos de los judíos sintieron que Dios vivía de hecho en el templo, ahí es en donde Él vivía, que Él era como los dioses falsos. Y esa es la razón por la que Salomón dijo en 1 Reyes 8:27 que Él no mora en esta casa, “Este será el asiento de su majestad en la tierra temporalmente. Este será el símbolo de su presencia, pero Él no vive aquí en su esencia. Recuerde esto, el símbolo de la presencia de Dios nunca es la prisión de su esencia.”

Históricamente también los judíos han sido acusados de adorar al Dios de Israel quien simplemente era ningún otro que el Dios de las montañas. Y los sirios creían que ellos tenían el dios del valle. Entonces los judíos tenían al dios de las montañas y los sirios tenían al dios de los valles. Los sirios tuvieron su religión en el valle y los judíos siempre iban a las montañas. De hecho los sirios dijeron, “Los judíos creen que Dios está o en las montañas o encima de las montañas y suben a la parte de arriba de las montañas para sacrificar, para estar más cerca de Él.” Si resulta estar arriba de las montañas.

¿Y sabe una cosa? Si usted ve la historia judía y fue verdad, hacían muchas cosas en las montañas, ¿no es cierto? Era Oreb, o Sinaí o el Monte Jerisimo, Jerusalén, el cual es el monte. Y los profetas subieron a las montañas y Jesús subió a las montañas a orar. Y Jesús entró el Monte de los Olivos. Y entonces la conclusión de algunos de los críticos es que Israel simplemente adoraba al dios de las montañas, y no al dios de los valles, ese era un dios diferente. Bueno, eso no es verdad. Hay tantas veces en el Antiguo Testamento en las que usted puede encontrarlos adorando a Dios es en el valle quizás, cómo puede encontrarlos en las montañas. Otros pensaron que Dios vivía en el cielo y ahí es en donde Él estaba confinado. Y creo que esto es una especie, sea que pensemos acerca de esto con claridad o no, esto en cierta manera es lo que los cristianos piensan, que Dios en cierta manera está allá arriba.

¿Y sabe una cosa? Cuando usted piensa en Dios, usted piensa en un lugar acolchonado con un trono grande, brillante, una especie de algo nebuloso sentado ahí, e imaginamos a Dios en una especie de alguien que está allá distante en un palacio celestial y Él está en todos lados. Los judíos más sabios conocían la verdad, y los hombres más sabios conocían la verdad. Dios está en todos lados.

Ahora, ¿acaso esto no trae algunos problemas? Así es, y quiero responder a esos problemas. Número uno, la gente dice, “Bueno, si está en todos lados entonces Él es impuro porque está contaminado por las cosas que son impuras que están tocándolo. Si Dios está en el mundo entonces Él está siendo tocado por la impureza.” Yo diría esto en respuesta a eso, Dios está en todo lugar y en todo. Él está en el corazón de un pecador por inspección y convicción. Él está en el infierno por sus actos de juicio porque Él es el que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Su esencia está en todos lados pero Él nunca se mezcla con impureza alguna.

Si usted quiere una ilustración, Dios es como los rayos del sol, el rayo del sol puede caer en un montón de estiércol en un campo, pero ese montón de estiércol nunca jamás toca con su corrupción a ese rayo de sol. Es lo mismo con Dios. Dios es la esencia de quien es Él, Él no se mezcla con nada y nada lo contamina a Él. Él es su propio antídoto en contra de la maldad.

Ilustración, Jesús vino al mundo, caminó por el mundo, y cuando Él término se dijo de Él que no hubo pecado en Él. El estuvo entre los hombres, sin embargo no fue contaminado en absoluto por ellos. Y Dios es como Jesús fue, como es un rayo de sol, puede tocar cualquier cosa y no puede ser contaminado por nada. Dios es su propio antídoto contra la maldad.

Ahora, otras personas dicen, “Bueno, otra pregunta acerca de la omnipresencia de Dios. Si Dios está en todos lados todo el tiempo, ¿entonces cómo es posible que la Biblia dice que Él o está más cerca de alguien o está más lejos de alguien?” ¿Y sabe una cosa? Dice eso, de hecho dice en Isaías 55:6 que Él está cerca de los impíos. Y en otros lados, en el Antiguo Testamento con respecto a Israel dice que está lejos de ellos.

¿Entonces cómo es posible que Él está cerca y lejos? Bueno, usted tiene que pensar de Dios en términos de dos palabras, esencia y relación. Dios está en todo lugar en su esencia, pero especialmente en ciertos lugares en términos de relación. En otras palabras, la presencia de Dios está ahí esencialmente, en esencia, pero solo en los piadosos es que Él está ahí en términos de relación. Y usted puede ilustrarlo simplemente, todos estamos aquí esta mañana, yo estoy aquí y mi esencia cubre este lugar, mi voz rebota en las paredes, mi presencia en cierta manera domina la situación y todos estamos aquí, yo estoy aquí en esencia, ustedes están recibiendo una representación de John MacArthur en esta mañana en términos de relación. Realmente estoy ligado a tres o cuatro personas que están sentados aquí en la banca del frente, mi esposa y mis hijos y el resto de mi familia y algunos de ustedes en particular que o son parientes o son amigos muy, muy cercanos de nuestra familia.

En términos de relación yo soy algo para alguien, esencialmente yo soy algo para todo mundo. Dios esencialmente está en todo lugar en términos de relación, Él vive en los corazones de sus propios hijos. ¿Y no es verdad que el Nuevo Testamento nos dice esto? ¿No descubrimos que cuando nos convertimos en un cristiano Cristo está en nosotros? ¿Acaso Efesios 3 no dice que Dios nos llena con su plenitud? Efesios 5, el espíritu nos llena con su plenitud. Cristo en vosotros, Colosenses, la esperanza de gloria. Cuando Dios viene a morar en nosotros en términos de relación eso es diferente que Él esté en nosotros esencialmente o en su esencia.

Pero créame, Él tuvo que estar ahí en Su esencia antes de que Él pudiera estar ahí en términos de relación, porque Él tuvo que llevar a cabo una obra de convicción del pecado y llevar a cabo una obra salvadora. Entonces Dios está en todos lados, en todos lados todo el tiempo, Él no tiene que ir a ningún lugar, Él está en todos lados.

Bueno, dice usted, ¿qué significa en Génesis 11 cuando dice que Él descendió del cielo para revisar esa ciudad? Simplemente significa que Él le dio su atención inmediata desde la perspectiva como una ciudad. Dios no tuvo que ir a algún lugar, Dios está en todos lados, Él está en todos lados, esencialmente Él está en las vidas de sus propios hijos en términos de relación.

Y otro pensamiento, en el Antiguo Testamento dice que Dios moraba entre las alas de los querubines en el arca del pacto, o que Él moró en el templo y demás. ¿Qué significa eso? Eso simplemente significa, como en el caso de Salomón, que hubieron algunos lugares en donde Dios estableció el trono de su majestad simbólicamente para representar a un Dios majestuoso Él levantó un templo. El día de hoy el trono de Dios está representado por la iglesia, las vidas de los creyentes. En el reino el trono de Dios será representado por el trono en Jerusalén en donde Cristo reina. En el cielo será representado por el trono que es retratado en Apocalipsis 4:5, eso simplemente es un símbolo, y como dije antes, el símbolo de Su presencia nunca en la prisión de Su esencia, Él está en todos lados.

Ahora, cuando usted piensa en que Dios está en todos lados, ese es un pensamiento sorprendente, sorprendente. Y que Él no está mezclado con nada, nada lo corrompe, nada lo toca para cambiar Su esencia en manera alguna en absoluto. ¿Dios hizo su creación? Dios se mezcla en su creación y no es afectado en absoluto por ella.

Ahora, ¿en qué tipo de doctrinas convierte esta cuando la aplicamos prácticamente? Veamos en primer lugar el cristiano. ¿Qué significa para mí como cristiano saber que Dios siempre está presente en mi vida? Siempre está ahí esencialmente y en particular conmigo en términos de relación.

Número uno, significa consuelo. Cuando me detengo a pensar que Dios siempre está ahí eso es algo muy confortante, no importa lo que estoy viviendo, Dios está ahí. No importa si me doy cuenta de que Él está ahí o no, Él está ahí. ¿Y sabe? Y yo sé que hay ocasiones en nuestras vidas en las que podemos clamar y decir, “Dios, ¿dónde estás? Pareces estar tan lejano.” Él nunca está más distante de lo que ha estado en el pasado, Él siempre ha estado ahí. Él dijo, “Nunca – Hebreos 13 – te dejaré, ni te desampararé.” Si Dios dijo eso, eso es lo que Él quiso decir porque Él no puede mentir. Dios nunca nos deja. En Filipenses 4, 5 y 6 al final del 5 dice, “El Señor está cerca por nada que estéis afanosos.” No se preocupen, Él está ahí. Eso es lo que eso significa. No está hablando de la segunda venida, está hablando de que Cristo está ahí, Dios está ahí, el Señor está ahí. Él está ahí todo el tiempo. Reconózcalo, este es su atributo, esta es su esencia.

¿Puede un cristiano estar separado de Dios? No. Nadie en el universo puede estar separado de Dios en esencia y un creyente no podría estar separado en relación, Él siempre está ahí. Enoc por ejemplo estuvo en la presencia de Dios y él simplemente salió a caminar un día, camino con Dios, siguió caminando y llegó caminando hasta el cielo, una comunión inquebrantable, es un símbolo del creyente. Dios está con nosotros ahora tanto como Él estará con nosotros en la eternidad, Él mora dentro de nosotros, eso es consuelo.

En segundo lugar, esta es una gran verdad, el aspecto práctico de la omnipresencia es apoyo, no solo consuelo sino apoyo. ¿Sabe una cosa? Cuando Dios llamó a Moisés para ser el profeta que Él quería que fuera y que fuera a proclamar su mensaje y sacar a Israel de la esclavitud, Moisés le dijo a Dios4 en Éxodo cuatro, “Pero tengo un problema al hablar, no puedo hablar.” ¿Se acuerda de la historia? Y Dios dijo esto, “Yo estaré con tu boca.” ¿No es eso maravilloso? Ese es un aspecto práctico de la presencia de Dios. Yo estaré con tu boca. Decir que Dios está presente no solo significa que Él en cierta manera está ahí de pie viendo y cada vez que hacemos algo que está mal, no, significa que Él está ahí en apoyo de nuestro servicio.

Escuche esto, todos conocemos Mateo 28 en donde Él dice, “Y he aquí, Yo estoy con vosotros todos los días.” ¿Sabe usted en referencia a qué es eso?” Escuche, id por todo el mundo, predica el Evangelio, haz discípulos bautizándolos, y aquí, yo estoy con vosotros todos los días, no para consuelo en esa porción sino para apoyo en el servicio. La gente dice, “Bueno, no sé si puedo dar testimonio. No sé si puedo testificar. No sé si tengo el poder para testificar.” Y quieren que el pastor haga eso.

¿Sabe una cosa? Y usted sabe, ¿podrías venir y hablar? Bueno, usted sabe, es difícil para mí hacer eso. Normalmente no me escuchan. Howard Hendricks dice, “La diferencia entre usted y yo es que yo soy un vendedor a quien le pagan y usted es un cliente satisfecho.” Usted sabe, a mí me pagan para ser bueno y usted no es bueno para nada. Y como puede ver, el mismo recurso que tengo usted lo tiene. El poder de Dios está ahí. “Estaré con tu boca, ve, predica, haz discípulos, bautízalos y Yo estaré contigo.” Eso o no es consuelo amigos, eso es apoyo, eso es servicio. Escuche, la doctrina de la omnipresencia de Dios es extremadamente importante en un sentido práctico para el creyente.

En tercer lugar, este es un escudo en contra de la tentación, un escudo en contra de la tentación. ¿Sabe una cosa? Cada vez que Satanás quiere llegar a mi Él tiene que pasar por Dios. En 1 Corintios 10:13 dice, “No o sea, ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana, sino fiel es Dios que no os dejará ser tentados más de lo que podáis resistir. Sino que juntamente con la tentación dará la salida para que podáis soportar.” El punto es Dios dice, “Nada nunca vendrá a ti para lo que Yo no te dé la fortaleza para resistir.” Y es diferente para todo creyente porque todo creyente está en un nivel diferente de madurez y tentaciones diferentes tendrán resultados diferentes. Lo que podría causar que alguien se desmorone usted podría enfrentarlo. Pero en todo nivel individual Dios está ahí para defender a ese creyente en contra de algo que él no puede enfrentar, qué promesa tan tremenda, Dios está presente para defendernos en contra de la tentación.

En cuarto lugar, desde un punto de vista práctico la doctrina de la omnipresencia es un motivador a la santidad. Saber que Dios está presente siempre es saber que todo lo que hacemos lo hacemos en su presencia. Cuando usted peca, sea un pecado de pensamiento, un pecado de palabra o un pecado de acto, es hecho en la presencia de Dios.

¿Sabe una cosa? Yo simplemente pienso en eso desde este punto de vista, a la mayoría de nosotros nos gusta pecar o preferimos pecar cuando alguien no está viendo, quizás no nos preocupan tanto ciertas personas en nuestra vida o familia que saben que tenemos estos problemas, pero fuera de eso, por ejemplo, yo tengo simplemente en mi vida en el mundo, me he encontrado a muchos cristianos que conozco y son sorprendidos en medio de algún tipo de situación por la que están muy avergonzados. Y hombre, he visto algunos movimientos rápidos, usted sabe, no lo suficientemente rápido, pero rápido, “.Ah John, bueno, sí –” ¿Se da cuenta? Eso me pasa con bastante frecuencia. Bueno, simplemente imagínese, no es algo serio si yo sorprendo a alguien haciendo algo, esa no es la idea. Yo no soy, usted sabe, quién soy yo para hacer una diferencia. Pero simplemente reconozca esto, dese cuenta de esto. Cuando usted peca es como si usted ascendiera a las nubes, caminara hasta el pie del trono de Dios y cometiera su pecado el mismo. Como puede ver, usted está haciendo lo que usted hace en la presencia de Dios, un pensamiento muy sobrio.

La integridad de David en su vida cuando él finalmente se enderezó, se basó en la afirmación, “Todos mis caminos están delante de Él. No puedo hacer esto. Él está ahí.” ¿Se da cuenta? Job, ¿cuál fue la base de su integridad? Job 31:4, “¿Acaso Él no ve mis caminos?” Dios lo ve todo. Mi integridad está basada en el hecho de que todo lo que hago lo hago en Su rostro, en Su cara. Eso es lo que Proverbios quiere decir cuando dice, “En todos tus caminos reconócelo.” En otras palabras, en todo lo que hace usted reconozca que Él está ahí y eso únicamente va a apoderarse de la dirección de sus caminos. Como puede ver, vivir la vida cristiana simplemente esto, ordenar mi vida como si fuera hecha en la presencia de Dios sabiendo que así es.

¿Sabe una cosa? Lo que no haríamos con un hombre malo presente, lo que no haríamos con un hombre piadoso presente únicamente son asuntos preliminares, no deberíamos de hacer nada que no haríamos en la presencia de Dios en el trono mismo del cielo. Para los creyentes entonces la doctrina de la omnipresencia es extremadamente importante.

Ahora, ¿qué hay acerca de un incrédulo? ¿Cómo es que él se relaciona con esto? Para un incrédulo también es importante entender que Dios está en todos lados. En el Salmo 21:8 dice, “Tu mano descubrirá a todos tus enemigos.” No hay escape. Un hombre quien es un hombre malo no tiene lugar en donde esconderse, no hay escape, no hay salida, no hay lugar en donde él puede esconderse, no hay lugar al que él pueda retirarse. Amós capítulo 9 nos ayuda a entender esto, como también Abdías, el cual es el libro que viene después. Permítame leerle Amós 9:2, “Aunque escarben en el seol, ahí Mi mano los tomará.” Esa es la tumba. “Aunque suban al cielo desde ahí los haré descender. Aunque se esconden a sí mismos en las cimas del Carmelo buscaré y los tomaré desde ahí. Aunque estén escondidos de Mi vista en el fondo del mar, ahí mandaré a la serpiente y él los morderá. Aunque vayan a la cautividad ante sus enemigos, ahí mandaré la espada y los matará porque colocaré Mis ojos sobre ellos para maldad y no para bien.” Dios dice, “No me importa donde vayan. Los encontraré.” En Abdías versículo 4, “Te exaltaras a ti mismo como el águila aunque coloques tu nido entre las estrellas desde ahí te derribaré.” No hay lugar en donde esconderse.

El hombre impío debe reconocer que no importa cuánto intente, no importa cómo huya él, él puede decidir que él no quiere ir a la iglesia, él no quiere leer la Biblia, él quiere evitar alguna discusión religiosa, él quiere sacar a Dios de su mente, él quizás no piensa en Dios, pero Dios tiene sus pensamientos centrados en él. Job 26, “Las cosas muertas tiemblan de debajo de las aguas y sus habitantes. El seol está desnudo delante de Él y la destrucción no tiene cubierta.” Dios desenmascara todo por Su presencia en todo lugar.

Además, en Job 34 versículo 21 dice, “Porque Sus ojos están sobre los caminos del hombre y Él ve todo su proceder. No hay oscuridad ni sombra de muerte donde los obradores de iniquidad puedan esconderse a sí mismos. No hay lugar en donde esconderse.” Proverbios 15:11, “El seol y la destrucción están delante de Jehová.” ¿Cuánto más entonces los corazones de los hijos de los hombres? Si Dios puede ver en todo lugar en el universo, ¿cuánto más puede Él ver los corazones de los hombres? En el Salmo 139 David dice, “¿A dónde iré? Si corro al punto más lejano Tú estás ahí.” Y Él dice, “Si huyo en las de la mañana.” En otras palabras, si me subo a un rayo de luz a 186,000 millas por segundo, 8 minutos al sol, no puedo escapar. El ladrón roba porque piensa que nadie debe. El adúltero comete adulterio porque piensa que nadie ve. El mentiroso miente porque piensa que nadie lo descubre. Dios sabe. Simplemente porque Dios es invisible no significa que Él no está ahí. Dios nunca se cansa ni se duerme.

En Hebreos capítulo 4 y el versículo 13, una afirmación muy incisiva, “Ni hay criatura alguna que no sea manifiesta a Sus ojos sino que todas las cosas están abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.” Todo es visto por Dios. Isaías 65:12, Dios dijo, “Hiciste mal ante mis ojos.” Proverbios 15:3, “Los ojos de Jehová están en todo lugar mirando a los malos y a los buenos.” Dios conoce todo. Él está en todo lugar. Dios es incambiable y Dios está en todo lugar.

En tercer lugar, Dios es todopoderoso. Este es un concepto sorprendente. Nuestro Dios es todopoderoso. Ahora, ¿qué significa eso? Eso significa que tenemos que usar en un negativo, no hay nada que Él no pueda hacer, Su energía no tiene límites. Job 9:19 dice, “Si hablo de fuerza, he aquí, Tú eres fuerte.” Dios es llamado el shadai, Él es el nombre de Dios, shadai significa todo poderoso. El Dios todopoderoso. En Apocalipsis 19:6 dice, “Aleluya porque el Señor Dios todopoderoso reina.” Él es poderoso, Él es fuerte. El salmista dijo, “El poder pertenece a Jehová.”

Ahora, cuando decimos que Dios es poderoso lo que queremos decir con esto, ahora, escuche esto, es que Dios no tiene límite en su poder, Él puede hacer lo que sea, cualquier cosa. Y escuché esto, Él puede hacer cualquier cosa con la misma facilidad como puede hacer cualquier otra cosa. ¿Escucho eso? No es más difícil para Dios crear un universo que hacer una mariposa, no es más difícil. Él puede hacer cualquier cosa y Él puede hacer cualquier cosa con la misma facilidad como puede hacer cualquier otra cosa. Dice usted, “¿De dónde sacas eso?” Porque Él no necesita hacer esfuerzo alguno para hacer algo.” Dice usted, “¿Quieres decir que no hay esfuerzo por parte de Él?” Absolutamente ningún esfuerzo.

Le doy una ilustración. En la mañana me levanto en el día del Señor y me doy me doy cuenta de que voy a – le doy una ilustración, en la mañana me levanto en el día del Señor y me doy cuenta de que voy a gastar mucha energía, voy a estar brincando por aquí y voy a estar moviendo mis brazos y gritándole a todo mundo por unas 3 horas, y eso demanda mucha energía, más energía de lo que usted piensa, su mente está acelerada a una velocidad muy alta y usted está quemando mucha energía. Entonces en la mañana tomo proteína, tomo mis vitaminas y salgo. Cuando acabo después de esa tercera hora me voy a casa y me desplomo y le digo a mi esposa, “Esposa – no debería decir eso pero digo – Patricia, necesito algo que comer.” Y tengo que reponerme. ¿Por qué? Porque toda la energía que tuve se acabó y tengo que reponerla, Dios nunca tiene que reponerse, no hay fuente para reponer a Dios, a dónde iría Él, Él ya está en todo lugar, no hay nada fuera de Dios.

Ahora, Isaías 40:28 dice esto cuando dice, “El Señor nunca se cansa.” No hay disipación de energía. Entonces el Señor puede hacer cualquier cosa y Él puede hacer cualquier cosa igual de bien y con la misma facilidad como Él puede hacer cualquier otra cosa.

Y en tercer lugar, Él puede hacer cualquier cosa que Él quiere hacer. ¿Sabía usted eso? Él no solo tiene el poder sino que tiene la autoridad no solo para hacer cualquier cosa sino para hacer cualquier cosa que Él quiere hacer. Como puede ver, parte del poder como ese está la autoridad para usarlo. Escuche esto, el poder de Dios, la autoridad de Dios y la voluntad de Dios son todas igual a su naturaleza. Dios puede hacer cualquier cosa, Él puede hacer cualquier cosa por poder y por derecho y Él hará cualquier cosa por poder y por derecho que Él quiere hacer. Y Él hará únicamente cosas coherentes consigo mismo. Esa es la razón por ejemplo por la que Él no puede mentir, Él no puede tolerar el pecado, Él no puede disfrutar a un pecador impenitente, Él no puede castigar a un inocente, Él no puede hacer algo que viola Su esencia porque Su voluntad es siempre coherente con Su esencia.

¿Quién es Él? Pero Dios puede hacer lo que Él quiere. Salmo 115:3 dice, “Nuestro Dios está en el cielo, Él hace lo que Él quiere.” La gente algunas veces le hace la pregunta, ¿por qué hizo Dios esto? Y con frecuencia he dicho, “Porque Él quiso hacerlo.” Y la gente dice, “Bueno, esa no es una respuesta suficiente.” Eso es porque usted no entiende a Dios. Dios puede hacer lo que Él quiere. Y en Romanos capítulo 9 cuando Pablo está dando ahí el argumento de la elección, y acerca de gente que es escogida para salvación y demás, y el faraón y la comparación entre Jacob y Esaú y todo esto. Y usted comienza a discutir, “Dios, ¿por qué hiciste eso?” Y Pablo dice, “¿Qué eres? ¿El vaso va a brincar y va a preguntarle al alfarero por qué lo hizo así? Ese es el derecho del alfarero.” No cuestione a Dios. Dios puede ser cualquier cosa y Él puede hacer cualquier cosa con la misma facilidad con la que puede hacer cualquier otra cosa. Y Él puede hacer lo que Él quiere, pero Él solo quiere hacer lo que es coherente con su naturaleza y Él nunca viola su naturaleza, jamás, Él no puede mentir, no puede amar el pecado, Él no puede violar su palabra, no puede olvidar lo que Él ha hecho. Y la voluntad de Dios únicamente es aquello que es digno de su persona. Dios es poderoso.

Ahora, ¿sabe una cosa? Cuando usted comienza a ver el poder de Dios, hay cuatro a en lo que lo veo con mayor claridad.

Número uno es la creación. Ahora, la Biblia nos dice que Él habló y fue hecho, Salmo 33:6, “Él habló y fue hecho. Él mandó y fueron creados.” ¿Sabe una cosa? Cuando usted se detiene a pensar en el poder que está en el universo creado, ahora sabemos que podemos dividir un átomo y hacer un gran desastre, como usted sabe, una gran explosión. Bueno, si pudiéramos iniciar una reacción en cadena que absorbiera el universo entero ni siquiera nos habríamos acercado al poder de Dios porque Dios es mayor que cualquier cosa que Él jamás hizo. ¿Y sabe que más es sorprendente? Él lo hizo sin consejo alguno, nadie le ayudó. Usted habría pensado que Él hubiera creado un hombre en un intento simplemente para que le dieran algún consejo, porque siempre somos tan prontos para dárselo. Pero en Isaías 44:24 dice, me encanta esto, “Él extendió los cielos solo y Él esparció la tierra por sí mismo.” Él los quiso y existieron en el instante que Él los quiso.” De hecho en Romanos 4:17 dice, “Él llama a lo que no es como si fuese. Y una vez que lo hace son.” Su poder es visto en la creación. Creo que también su poder es visto la preservación.

¿Sabe una cosa? Cuando Él hizo el mundo la Biblia dice que Él sustenta todas las cosas por la palabra de Su poder. Alguien podría decir, “Bueno, ¿sabes una cosa? Dices que Dios nunca se cansa. ¿Cómo es que Él reposó en el séptimo día?” Él realmente no reposó, en absoluto. Si Dios hubiera reposado en el séptimo día, ¿sabe usted lo que hubiera sucedido con todo lo que Él hizo en los primeros seis? Todo se habría desintegrado. Bueno, dice usted qué estaba haciendo. Él estaba dándonos un patrón, nos cansamos, Él no se cansa, Él estaba estableciendo patrón para el hombre. El hombre necesita reposo y reponerse. Dios estuvo tan activo, porque su energía constantemente fluye, en el séptimo día como lo estuvo en los otros seis, sustentando todo lo que Él había hecho. Hebreos 1:3, “El sustenta todas las cosas por la palabra de su poder.”

Creo que también en tercer lugar, que el poder de Dios es visto en la redención. ¿Sabe una cosa? Inclusive más poder en la redención que en la creación, porque en la creación no hubo oposición, no hubo diablo que tuviera que ser sujetado, no hubo muerte que tuviera que ser conquistada, no hubo pecado que tuviera que ser perdonado, arrancado, no hubo infierno que tuviera que ser cerrado, no hubo muerte en la cruz que tuviera que ser sufrida. Esa fue la creación. Pero en la redención toda esa lucha. El gran despliegue de poder en la cruz conforme Cristo murió y redimió a hombres para sí mismo. Y después lo que lo hace asombroso es que Dios llamó a sí mismo a un grupo enorme de nadies y los hizo para confundir a los poderosos, ¿no es cierto? Lea 1 Corintios 1:2, Dios no tomó a muchos poderosos ni a muchos nobles, simplemente la gente común y corriente, y los colocó en contra del mundo y después para cuando usted llega a los primeros capítulos de Hechos, han volteado el mundo de cabeza. Ese es el poder de Dios, poder redentor Salvador.

En cuarto lugar, creo que el poder de Dios es visible en su capacidad de resucitar a los muertos. ¿Se da cuenta usted de que Dios tiene tanto poder que algún día al final de los siglos Dios va a recitar resucitar de los muertos a todo ser humano que jamás vivió? Justos e injustos. Dice usted, “Bueno, sabía que los creyentes iban a ser resucitados, ¿pero es verdad que también los injustos?” Correcto. Juan 5:28, léalo ahí, “La resurrección para vida y la resurrección para condenación.” Lea Apocalipsis en donde usted encuentra en el juicio del gran trono blanco a todos los impíos que son traídos delante de Él. Capítulo 20. “Todos están ahí. Son resucitados de las tumbas y de los mares que los contienen.” Tremendo poder de resurrección, que poder. Este es nuestro Dios todopoderoso.

Ahora, dice usted, “¿Qué significa esto John?” Vayamos a lo práctico y vamos a cerrar nuestros pensamientos. Dice usted, “¿Qué significa esto John?” Vayamos a lo práctico. Vamos amarrar nuestros pensamientos. Dios es todo poderoso, ¿pero qué significa eso para el cristiano? Número uno, esa es una base de nuestra adoración, el aspecto práctico de esta doctrina se encuentra en la afirmación simple, creo, de 2 Reyes capítulo 17 versículo 36, escuche lo que dice, “Pero Jehová a quien nos trajo de la tierra de Egipto con gran poder y brazo extendido a Él temeréis y a Él adoraréis.” Debemos adorar a Dios debido a Su poder, Su poder es una base para la adoración. Nos reunimos y alabamos a Dios debido a Su poder, impresionante. No hay ninguno como Él.

Segunda cosa, para el cristiano el poder no es una solo una base para la adoración, sino una base para la confianza diaria, para la confianza diaria. ¿Sabe una cosa? Regreso a eso en donde yo me siento como si soy inepto y no puedo hacer nada y después voy a Filipenses 4:13 el cual dice, “Todo lo puedo en Cristo que me – qué – fortalece.” Que lo capacita a usted, debido a su poder caminamos día a día en confianza, somos llenos de la plenitud de Dios. Efesios 3:19 dice, y después en el 20 dice, “Y podemos hacer mucho más abundantemente de lo que podemos pedir o entender según el poder que actúa en nosotros.” El poder de Dios se convierte en la base de nuestra vida diaria, después también la base de nuestra esperanza de resurrección. Como cristiano yo espero que llegue ese día en el que resucite de los muertos. Yo pienso si no me voy en el rapto, tengo buenas probabilidades de morir, 100% garantizado, voy a morir. Y yo también estoy esperando que voy a ser resucitado.

Bueno, ¿entonces cuál es mi confianza? ¿Sabe una cosa? Voy a un funeral y no se ve con mucha esperanza, traen un cuerpo ahí y le sacan la sangre y lo llenan de ese fluido para embalsamar y está ahí y lo arreglan y lo colocan en un ataúd. ¿Y sabe una cosa? Usted podría decirle al hombre, “Bueno, ¿sabes una cosa? Algún día eso va a salir de la tumba.” Y él lo va a ver a usted así como diciendo, “Hombre, tú no sabes lo que yo sé. No hay manera alguna en lo que eso se va a mover en absoluto.” Y realmente no tiene esperanza, ahí están, el ataúd está abierto, lo que está muerto está ahí y todo es sombrío y lo mete al suelo y ahí va el polvo y se acabó. Algún cristiano se pone de pie en el funeral y dice, “Y algún día este querido hermano va a salir del suelo.” Y usted puede oír algunas personas que se están burlando allá atrás, usted sabe, ¿cómo sabes eso? ¿Quién puede hacer eso? Usted va a 1 Corintios capítulo 15, usted sabe, mi confianza para la resurrección se basa en el poder de Dios. Ahora, Cristo ha sido resucitado de los muertos y se convirtió las primicias de los que durmieron. Y en el versículo 52, “En un momento, en un abrir y cerrar de ojos en la última trompeta porque la trompeta sonará y los muertos resucitarán incorruptibles y seremos transformados.” ¿Cómo? Es Dios quien nos da esta victoria. El poder de Dios es la base de nuestra adoración, la base de nuestra fortaleza diaria, la base de nuestra esperanza para la resurrección para el futuro. Además es la base de nuestro consuelo.

Y cuando yo me preocupo por mis problemas me acuerdo de mi Dios y me doy cuenta que no hay nada que yo tengo que es demasiado difícil como para que Él lo enfrente. Salmo 121, “Levantaré mis ojos a los montes. ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová.” La siguiente afirmación es la clave para todo, “Que hizo los cielos y la tierra.”

Ahora, si Él pudo hacer eso, Él puede manejarme. Confianza, consuelo. La doctrina del poder de Dios es la base de la adoración, la base de la confianza diaria, la base de la esperanza de la resurrección, la base del consuelo. La siguiente es la base de nuestra victoria. En Efesios capítulo 6 dice, “Fortaleceos en el Señor y en el poder de Su fuerza.” Si usted va a pelear contra el enemigo, usted tiene que tener su fortaleza para hacerlo. Cuando el adversario viene y usted está en guardia usted no pelea contra el enemigo, usted va y le dice al comandante y Él pelea por usted. La base de la victoria es el hecho de que Él es poderoso. Mayor es el que están vosotros que el que está – qué – que el que está en el mundo. Y estábamos hablando de eso el último domingo por la noche, ¿no es cierto? Satanás es un ser sorprendente y Él es muy, muy poderoso. ¿Pero sabe una cosa? Él está bajo mis pies, ahí es donde pertenece, ahí es donde debe estar, ahí es donde Dios lo colocó, la victoria es mía en Cristo, hay un poder tremendo que está disponible para mí.

A continuación, para el cristiano. La doctrina del poder de Dios es la base de la certeza. ¿Sabe una cosa? Yo solo salvo y la gente con mucha frecuencia me pregunta si me voy a quedar salvo y siempre digo que sí y ellos dicen, “¿Porque lo crees?” Y yo digo porque Dios simplemente es lo suficientemente poderoso como para guardarme. Y la única persona que me podría sacar de la mano de Dios sería alguien que fuera más poderoso que Él, y no hay nadie. Juan 10:29, versículo 28, tenemos que leer, “Yo les doy vida eterna. Nunca perecerán. Nadie los sacará de mi mano – por qué – mi Padre que me las dio es mayor que todos y nadie pues sacarlos de la mano de mi Padre.” No hay un ser que esté existiendo que sea más poderoso que Dios. Y cuando Dios está deteniendo algo no hay manera en la que usted pueda quitárselo. En Romanos capítulo 8 usted encuentra el mismo, “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? ¿Quién va a separarnos del amor de Cristo?” Y Él nombra todas esas cosas; principados, ángeles, y todo lo que sea posible, no, nada. Dios es todopoderoso. La base de mi certeza es el poder, el poder total absoluto de Dios. En 2 Timoteo 1:12, esa es la razón por la que Pablo dijo, “Porque no me avergüenzo porque yo sé en quien he creído. Y estoy persuadido de que es poderoso para guardar lo que Él ha encomendado hasta aquel día.” La confianza vino, como puede ver, en el conocimiento de que Dios era poderoso.

Ahora, además, y finalmente, desde el punto de vista de un cristiano la doctrina de la omnipotencia es la base de la humildad. Realmente es fácil ser soberbio si usted no piensa en Dios, si usted tan solo piensa en usted. Tan pronto como usted comience a pensar en Dios usted da cuenta de que no es nada. En 1 Pedro 5:6 dice esto, “Humillaos pues bajo la poderosa mano de Dios. Humillaos bajo la poderosa mano de Dios. Y el resultado, “Y Él os exaltará.” ¿Por qué debo humillarme? Reconociendo el poder y la fuerza de Dios. El poder de Dios en la base de mi humildad, reconociendo que no soy nada, no podría hacer nada, no podría lograr nada, no puedo hacer nada fuera de Él, humildad. Entonces esta doctrina de la omnipotencia es tremendamente práctica.

¿Qué hay acerca el incrédulo? ¿Qué efecto tienen alguien que no es cristiano el saber que Dios es todopoderoso? Bueno, un efecto muy dramático francamente. 1 Corintios 10, Pablo está escribiendo ahí a los Corintios, él dice en el versículo 22 de 1 Corintios 10, “¿Provocaremos al Señor a celos?” ¿Estás tratando de provocar a celos a Dios? Porque si lo estás haciendo más vale que pensemos en esta pregunta. ¿Somos más fuertes que Él? En otras palabras, si Dios es celoso y Él se encela cuando usted no lo adora, más vale que usted sea más fuerte que Él porque Él va a pelear contra usted.

¿Qué está diciéndole esto a una persona impía? Cuando usted no adora a Dios, Dios se pone celoso, y cuando Dios se pone celoso, Dios pelea en contra de aquellos por los que está celoso. Y cuando Él pelea en contra de alguien, Él gana porque Él es omnipotente. Es algo trágico darse cuenta de que hay hombres en este mundo que no conocen a Dios, que no adoran a Dios, que no aman a Cristo, que están siendo atacados en últimas en juicio por Dios quien es omnipotente. Y a menos de que sean más fuertes que Dios no tienen defensa. Y créanme, usted no tiene defensa porque ningún hombre es más fuerte que Dios quien lo hizo. En Job capítulo 9 versículo 4, “Él es sabio de corazón y poderoso en fuerza. ¿Quién se endureció en contra de Él y prosperó?” Nadie. Nadie. Capítulo 10 versículo 7, “Tú sabes que no soy impío y no hay nadie que pueda librar de Tu mano.” Job dice, “Esto me está pasando, no le entiendo. Pero sé que no hay nadie que pueda tocarte. Nadie puede rescatarme.” Cuando Dios toma una vida no hay base humana de rescate, el único individuo en el universo que lo rescata a usted de la mano de un Dios enojado es Jesucristo mismo, quien es Dios. En 2 Tesalonicenses 1:7 dice, “Y a vosotros que sois atribulados daros reposo con nosotros cuando se manifieste Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de Su poder en llama de fuego para dar retribución a los que no conocieron a Dios ni obedecen al Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, los cuales sufrirán pena de eterna perdición excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de Su poder.” Para aquellos que no conocen a Dios y no merecen el Evangelio Dios va a desatar su poder de juicio, algo terrible en que pensar. No es sorprendente que el escritor de Hebreos dijo, capítulo 10, “Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo.”

¿Por qué estamos diciéndole estas cosas acerca de Dios? Le estamos diciendo estas cosas acerca de Dios porque esta es la naturaleza de Dios y esto es lo que Él ha revelado a nosotros. Queremos que crea en Dios y queremos que crea en el Dios quien es Dios. Permítame decir esto en conclusión. ¿Se dio cuenta de que las mismas verdades acerca de Dios en todos los casos tienen dos resultados diferentes? Saber que Dios es incambiable, que está en todo lugar, que es todopoderoso para un cristiano es bendición, ¿verdad? Gozo. Pero para un incrédulo lo mismo es temor. Como puede ver, el asunto no es la naturaleza de Dios, la naturaleza de Dios está establecida, el asunto es usted. Un hombre que se golpea a sí mismo en contra de Dios continuamente tratando de vivir en la manera en la que Él quiere vivir sin importar cómo es Dios es un necio. ¿Dios es? ¿Quién es Él? Dios hace lo que Él hace y usted tiene que alinearse con ello.

Ahora, la próxima vez vamos a ver más de cómo la gracia y el perdón de Dios se relacionan con todas esas cosas terribles que hemos hecho y nos acepta cuando venimos a Cristo. La clave para esta mañana, y simplemente esto en conclusión. Esto es quien Dios es. Este es el Dios que demanda que usted lo adore. Y nosotros simplemente en amor lo invitamos a hacer eso. La moción más grande que podemos llegar a tener es ver que alguien venga a conocer a Dios. Este es su deseo. Él lo invita a venir a Él en sus términos, por fe en Jesucristo usted se relaciona de manera correcta con Él. Usted acepta el sacrificio de Cristo, Dios lo acepta a usted, en lugar de que las cosas acerca de Dios le causan temor se vuelven un gozo. Oremos.

Padre, gracias en esta mañana por tu palabra, por su verdad, por su poder en nuestras vidas. Oramos porque Tú traigas a aquellos que te necesitan desesperadamente, cuyos corazones han sido de red derretidos y suavizados por el Espíritu Santo. Bendice las clases que están por venir Padre, inclusive aquellas que están terminando en este momento y este día y estas personas, toda, toda vida preciada. Te damos gracias, nos encomendamos y la palabra a Ti que ambos den fruto. En el nombre de Cristo. Amén.

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Volver arriba