Sermones

El reinado de rebelión, 1ª Parte

Por John MacArthur
Código de producto: 27-28
Scripture: Daniel 11:1-35 
Bajar (Baja Calidad) | Bajar (Alta Calidad)
$5.00

Estamos viviendo en una época de rebelión, de hecho los primeros 35 versículos, inclusive el capítulo entero relata el reinado de rebelión sobre la tierra, el tiempo en el que el hombre desafía a Dios. Y las Escrituras establecen para nosotros que el tiempo de la rebelión del hombre continuará únicamente hasta la segunda venida del Señor Jesucristo. Ahora, dentro de este panorama general de la rebelión del mundo en contra de Dios, algo más está sucediendo, y eso es la disciplina de la nación de Israel. Israel en el Antiguo Testamento fueron llamados claramente por parte de Dios como un pueblo escogido y desobedecieron repetidamente, fueron idolatras buscaron a dioses falsos, vivieron en inmoralidad, desafiaron a Dios, menospreciaron Su amor, le dieron la espalda a Su misericordia y gracia. Y como resultado Dios decidió disciplinar a la nación de Israel, castigarlos por su idolatría y su pecado y desobediencia. Fueron advertidos de esto. Y hay muchos pasajes en los que está advertencia fue dada. Pero quiero simplemente leerle un par de ellos.

En Deuteronomio capítulo 4, versículo 25, “Cuando hayáis engendrado hijos y nietos y hayáis envejecido en la tierra si os corrompieres e hicieres escultura o imagen de cualquier cosa e hicieres lo malo ante los ojos de Jehová vuestro Dios para enojarlo, yo pongo hoy por testigos al cielo y a la tierra que pronto pereceréis totalmente de la tierra hacia la cual pasáis el Jordán para tomar posesión de ella. No estaréis en ella largos días sin que seáis destruidos. Y Jehová os esparcida entre los pueblos y quedaréis pocos en número entre las naciones a las cuales os llevará Jehová. Y serviréis allí a dioses hechos de manos de hombres, de madera y piedra, que no ven ni oyen ni comen ni huelen. Más si desde allí buscares a Jehová tu Dios lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma. Cuando estuvieres en angustia y te alcanzaren todas estas cosas, si en los postreros días te volvieres a Jehová tu Dios y oyeres Su voz.”

Ahora, la Biblia dice que si Israel se corrompe y es idolatría y desobediente serán esparcidos y esa dispersión permanecerá hasta los postreros días. Y si en ese entonces de manera honesta y genuina buscan a Dios, se vuelven a Él y lo obedecen serán restaurados a la promesa.

En el capítulo 28 de Deuteronomio encontramos una palabra muy parecida dada en el versículo 62, “Y quedaréis pocos en número en lugar de haber sido como las estrellas del cielo en multitud, por cuanto no obedeciste a la voz de Jehová tu Dios. Así como Jehová se gozaba en haceros bien y en multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinaros y en destruiros. Y seréis arrancados de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella. Y Jehová te esparcirá todos los pueblos desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo, y allí servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y a la piedra. Y ni aún entre estas naciones descansaras, ni la planta de tu pie tendrá reposo, pues allí te dará Jehová corazón temeroso y desfallecimiento de ojos y tristeza de alma. Y tendrás tu vida como algo que pende delante de ti y estarás temeroso de noche y de día y no tendrás seguridad de tu vida por la mañana dirás quién diera que fuese la tarde, y a la tarde dirás quién diera que fuese la mañana, por el miedo de tu corazón con que estarás amedrentado y por lo que verán tus ojos.”

Ahora, Dios dice voy a castigarlos y van a desear que fuera la noche cuando sea de día, y van a desear que fuera el día cuando es de noche. Van a estar en agonía y van a ser dispersados y van a ser débiles y van a ser pocos en número si se corrompen a sí mismos. Ahora, eso es exactamente lo que hicieron. Y todavía están dispersos por el mundo y lo estarán hasta que sean restaurados en la venida del Señor Jesucristo.

Ahora, usted necesita entender este elemento de la historia, de lo contrario no puedo entender la visión y la profecía de Daniel 11. Jeremías el profeta dijo que Israel será llevado en la cautividad durante 70 años, Daniel había leído eso, los 70 años habían llegado a un fin. Daniel esperaba de manera plena que toda la tierra de Israel fuera restaurada y que la ciudad de Jerusalén fue reconstruida y que el templo fuer reconstruido y que todo el pueblo en la cautividad regresara. Pero no sucedió. Solo un pequeño remanente, 40,000 regresaron, la ciudad permaneció en ruinas y la nación no era nada significativo en absoluto. Y Daniel estaba muy decepcionado. Pensaba que la disciplina únicamente necesitaba durar 70 años. Pero como puede ver, esa fue únicamente la primera fase, realmente nunca respondieron a esa disciplina y esa es la razón por la que nunca regresaron, estaban inmersos en un estilo de vida pagano y realmente no estaban interesados en regresar a la tierra destruida que habían dejado. Y entonces éste no era el final de su disciplina, únicamente del principio.

Ahora, cuando Daniel se da cuenta de que los 70 años se acabaron y cuando se da cuenta de que solo 40,000 han regresado él hace lo que él siempre hizo, él se puso de rodillas y comenzó a orar, y su oración es cierta manera dijo, “¿Por qué Dios? ¿Por qué no ha pasado como yo pensé que pasaría? ¿Por qué las cosas no han pasado como yo pensé que pasaría? ¿Por qué es que todo este pueblo no ha regresado? ¿Por qué es que la ciudad no está siendo reconstruida, el templo siendo restaurado? ¿Por qué es que la gran y gloriosa tierra del pueblo de Dios es lo que solía ser?” Y él está orando. Y finalmente después de orar durante 3 semanas la respuesta bien. Y usted recordará cómo vino, en primer lugar en el capítulo 10 Daniel tuvo una visión del Hijo de Dios y él cayó sobre el suelo y sus piernas temblaron y él estaba temblando y él no podía hablar, él literalmente fue devastado en la presencia del Hijo de Dios. Y después recordara que en el versículo 10 un ángel lo tocó y se levantó y el ángel le dijo, “Estoy aquí para darte la respuesta a tu oración. Me ha tomado 3 semanas porque tuve que pelear con un demonio en el espacio que estaba deteniéndome, y Miguel tuvo que venir a mi rescate. Pero estoy aquí para darte el mensaje de Dios. Te voy a decir por qué es que todo mundo no regresó al final de 70 años. Te voy a decir por qué es que Jerusalén no ha sido restaurada a su gloria anterior. Te voy a decir por qué es que el muro no ha sido reconstruido, que la tierra no es lo que tú pensabas que sería.”

Ese es el mensaje del capítulo 11 y hasta el capítulo 12. Y el mensaje de manera concisa es este: debido a que la disciplina de Israel va a continuar hasta el tiempo de la restauración o hasta el tiempo del Mesías cuando venga en su reino. Este únicamente fue el principio.

Ahora, recordara usted por qué es algo importante entender en la apertura del capítulo 11, que el ángel que fue enviado por Dios para darle a Daniel este mensaje fue detenido por un demonio, y Miguel, recordará, tuvo que venir y en cierta manera juntos pudieran derrotar a este demonio, el príncipe de Persia es llamado así. Y procedieron con la misión. Y recordara que en el capítulo 10 termina con este ángel diciéndole a Daniel acerca del conflicto angélico en particular que se está llevando a cabo en el espacio. Él dice DE hecho en el versículo 20, “Cuando acabe contigo tengo que regresar a la pelea con el príncipe de Persia.” Ahora, Persia era la potencia que estaba gobernando a los hijos de Israel que todavía estaban en la cautividad, debieron haber habido millones de ellos, Persia todavía los gobernaba. Y el príncipe de Persia fue un demonio que influenció a Persia sin duda alguna para oprimir y aniquilar a estos judíos.

Entonces este ángel había sido asignado para contraatacar el ataque del príncipe de Persia y preservar al pueblo de Dios inclusive en su cautividad. Y entonces aquí se nos permite ver un conflicto angelical, el ángel dice en el versículo 21 que él y Miguel trabajaron juntos para proteger al pueblo de Dios. Y por cierto, cuando Israel sea restaurada finalmente y finalmente se le dé su reino, adivine quién es el personaje principal al hacer que todo esto suceda. Capítulo 12, versículo 1, “Y en ese entonces Miguel se levantará, el gran príncipe quien está de lado de los hijos de tu pueblo.” Cuando llegue el día final es de nuevo Miguel quien restaurará al pueblo. Y esto nos dice que a lo largo del tiempo de la disciplina de Israel Miguel en particular y otros ángeles también han sido los protectores de la nación de Israel aunque han sido disciplinados, han sido preservados maravillosamente para una redención futura.

Ahora, para comenzar en el capítulo 11 tenemos que ver el versículo 1 y realmente conectar el versículo 1 de regreso con el capítulo 10 también, “Y yo mismo – dice el ángel – en el año primero de Darío el medo estuve para animarlo y fortalecerlo.” Esto es a Miguel. Ahora, es muy interesante, el ángel dijo, “Yo fui detenido por un demonio y Miguel tuvo que venir y rescatarme.” Y esto es en el tercer año de Darío como dice al principio del capítulo 10, pero 2 años antes de eso, en el primer año de Darío yo tuve que ir y ayudarle a Miguel. Entonces trabajar juntos.

Ahora, ¿qué sucedió 2 años antes de esto? 2 años antes de esto fue cuando el decreto fue dado para que el pueblo regresar a la tierra y ciertamente en ese punto el príncipe de Persia quiso detener los para que no regresarán y fue entonces cuando Miguel estaba trabajando y este ángel fue a ayudarlo y juntos permitieron por lo menos que ese decretó se emitiera y 40,000 de ellos regresaran. Entonces aquí se nos ayuda a entender un poco cómo es que los ángeles santos de Dios están ocupados preservados a su pueblo y cumpliendo la voluntad de Dios para el pueblo de Dios a pesar de la actividad demoníaca.

Entonces Daniel es alertado al hecho de que él va a tener información acerca de lo que Dios tiene planeado para su pueblo y viene a través de este ángel. Y además de eso a Daniel se le da a un entendimiento increíble del asunto entero del hecho de que lo que sucede en la historia de Israel está siendo supervisado por seres angelicales poderosos. Ahora, esta es una confirmación maravillosa para Daniel porque Daniel está a punto de oír que el pueblo de Dios, Israel, van a estar en un tipo de castigo, en un tipo de sufrimiento de manera clara hasta que el Mesías venga, de manera clara hasta los últimos días, hasta el fin del tiempo. Y si van a estar bajo todo esto por todo ese tiempo es confortante saber que los ángeles santos van a ser sus protectores. Y es la razón creo yo que Dios le dio a Daniel ese entendimiento como un consuelo para su propio corazón. Cuando él es hecho consciente de que su pueblo va a tener que sufrir por varios milenios hasta la venida de Cristo.

Ahora, habiéndonos dado este panorama de la operación protectora de los ángeles, el ángel ahora, comenzando en el versículo 2 comienza a desarrollar la revelación. Esta es la última revelación en el libro de Daniel. Y revela la historia del sufrimiento del pueblo de Israel hasta la tribulación. Capítulo 12, versículo 1 comienza con la tribulación. Y el capítulo 12, versículo 2 y 3 usted tiene lo que sigue a la tribulación, la resurrección al reino. Entonces vemos, y esto es sorprendente, desde el capítulo 11, versículo 2 hasta el final del capítulo el panorama de la historia desde el tiempo de Daniela hasta el tiempo del reino. Ahora, esto ha sucedido un par de veces más, ¿no es cierto? En el libro de Daniel. En donde recibimos el flujo entero de la historia y lo volvemos a recibir aquí, nada más que en este tiempo en lugar de enfocarse en las potencias gentiles en particular, aunque se va hacer referencia a ellas aquí, se enfoca en la nación de Israel y el sufrimiento que Israel soportará.

Ahora, le voy a dar un comentario a pie de página que quiero que recuerde, los detalles de esta profecía, particularmente del versículo 2 hasta el 35 son tan precisos, son tan sorprendentes, son tan fáciles de verificar, que es esta sección de las Escrituras que ha sido la causa de todos los ataques en contra del libro de Daniel. Hay dos libros principales en el Antiguo Testamento que son atacados por los críticos: Isaías y Daniel. Y quieren negar las profecías que están ahí. Y en el caso de Daniel de versículo 2 hasta el 35 Daniel profetiza acontecimientos específicos acerca de los imperios persa y griego.

Ahora, escuche esto, sabemos que sucedió porque conocemos la historia persa y griega, no hay duda al respecto, tenemos muchas, muchas fuentes para eso. Y los críticos han descubierto que las profecías son tan precisas, que por lo tanto han concluido que debieron haber sido escritas después de que estos acontecimientos sucedieron. Por lo tanto toman el libro entero de Daniel y lo colocan después del cumplimiento porque dicen que es imposible que alguien pudiera ser tan preciso. Ahora, claro, su suposición básica es que Dios no escribió la Biblia. Y su suposición secundaria es que Daniel fue un mentiroso, porque Daniel dijo que estaba recibiendo estás revelaciones por parte de Dios antes del tiempo. Entonces tienen dos problemas; número 1, tienen a un Dios que no conoce el futuro; y número 2, tienen a un hombre como Daniel que tiene una virtud impecable de quien los otros profetas dicen que fue uno de los tres hombres más honorables que jamás vivieron y lo están convirtiendo en un mentiroso de primer grado.

¿Pero no es interesante lo que los críticos tratan de hacer para evitar la realidad? Estas son profecías increíblemente precisas. Voy a tratar de hacer mi mejor esfuerzo por ayudarle a entender lo que está diciendo. Hay tanto que quede hecho ni siquiera pude formular un bosquejo, y normalmente eso me es bastante fácil. Y trabaje y trabaje y finalmente entendí que hay cinco reyes primordiales que se mencionan y todos sus nombres comienzan con ‘A’ e inmediatamente me fui al paraíso, no podía creerlo, fue tan maravilloso. Digo, tengo este problema en el que quiero hacer que todo rime en la primera palabra. ¿Por qué cree usted que nuestra familia es Mateo, Marcos, Marci, Melinda, Mamá y yo? Y nuestro perro es Mut, no.

Pero bueno quiero llevarlo a lo largo de esto y mostrarle la profecía tan sorprendente que se predice aquí. Por cierto, hay muchas razones por las que sabemos que esto no pudo haber sido escrito en la fecha tardía, todo tipo de razones. Razones lingüísticas, razones históricas, muchas, muchas razones. Y sobre todo porque Daniel no es un mentiroso y él es un hombre de demasiada virtud para eso y debido a que Dios puede producir el futuro también como puede hablarnos del pasado.

Muy bien. Comencemos y vamos a avanzar a lo largo de este periodo de la historia que va desde el día de Daniel y vamos a llegar hasta el tiempo del anticristo. Rey número 1, Asuero, Asuero, Asuero. Versículo 2, “Y ahora yo te mostraré la verdad – aquí viene la revelación – he aquí que aún habrá tres reyes en Persia, y el cuarto se hará de grandes riquezas más que todos ellos y al hacerse fuerte con sus riquezas levantará a todos contra el reino de Grecia.” Ahora, el ángel dice, “Mira, van a haber tres reyes y después de esos tres va a venir un cuarto, él va a ser más fuerte y más rico que los otros y él va a tratar de levantarse contra la nación de Grecia.” Ahora, la profecía entonces se centra en el cuarto rey. Permíteme tan solo decir esto como una nota. Hubieron más de cuatro reyes en Persia pero el ángel se concentra aquí en los clave, hubieron tres que gobernaron apenas antes de un cuarto, y ese cuarto fue el que guió un ataque serio contra Grecia, y eso es lo que debemos ver.

El primero de esos cuatro fue un hombre llamado Cambises, quien fue el hijo por cierto de Ciro, quien fue rey en este tiempo. El segundo la historia nos dice fue un hombre llamado Suedosmerdiz, él por cierto fue un usurpador y un impostor. Él se parecía tanto a Cambises que dijo decir Cambises y mediante todo tipo de engaño llegó al trono. El tercer rey fue un hombre llamado Darío Istapes. Y el cuarto fue llamado Jerjes, pero tuvo otro nombre, y su otro nombre fue Asuero, él es el rey mencionado en el libro de Ester, él es uno de los más grandes gobernantes orientales de todos los tiempos. Él tuvo una riqueza inmensa, él estuvo a cargo del ejército más grande en el mundo antiguo, de hecho él estuvo a cargo del ejército más grande que conocemos en la historia antigua. Y decidió que él quería atacar a Grecia.

Los otros tres reyes estaban inclinándose en esa dirección y de hecho ese tercer rey Istapes en cierta manera atacó de manera pequeña a Grecia. Pero este cuarto realmente agitó todo lo que tenía en contra de la nación de Grecia. Por cierto, él fue derrotado de manera total y devastadora por el poder de Grecia, y los griegos nunca lo olvidaron. Después de eso 150 años pasaron y muchos otros pequeños reyes vinieron, pero nunca olvidaron lo que Asuero hizo y 150 años después los griegos finalmente se organizaron y decidieron vengarse en base a lo que este hombre había hecho 150 años antes y vinieron, y cuando vinieron, vinieron guiados por otro rey cuyo nombre es Alejandro y él es el segundo rey, Alejandro, versículo 3, claro usted sabe que después del imperio persa vinieron los griegos, se levantará luego un rey valiente el cual dominará con gran poder y hará su voluntad, un hombre valiente, ningún otro que Alejandro el Grande de Grecia. Todos comentaristas bíblicos están de acuerdo con que a él se refiere aquí. Él se vengó por lo que sucedió antes con Grecia. Él se apoderó del imperio persa entero. Él dice que él tuvo gran dominio. Y quiero decirle, el hombre fue un hombre que sobre sale la historia quizás como el líder militar más prominente que jamás se ha conocido. A la edad de 33 años de edad él había conquistado el mundo, su ejército no avanzó más, literalmente estaban agotados, él había conquistado todo desde Europa hasta la India y él estaba llorando porque ya no había más mundos que él pudiera conquistar. Él cambió el curso de la historia más que cualquier otro gobernante. Él fue el hijo de Felipe de Macedonia y dice en el versículo 13 que él hizo según su voluntad. Él fue un monarca absoluto, un soberano absoluto, que no solo tuvo el poder de la personalidad y el poder del liderazgo sino el poder militar.

Y claro, tanto el imperio persa como Alejandro pisaron a la nación de Israel, los persas la poseyeron y la controlaron. Los griegos bajo Alejandro la poseyeron y la controlaron. Pero usted recordará que él murió a la edad de 33 años. ¿Y qué sucedió? Versículo 4, “Pero cuando se haya levantado su reino será quebrantado.” Parece que poco después de que se levanta y tiene su reino es despedazado. Y observé, “Será repartido hacia los cuatro vientos del cielo.”

Ahora, recuerde que esto es antes siquiera de que el hombre naciera, digo, esto es unos 200 años de que él siquiera naciera, no a sus descendientes, ni según el dominio con que él dominó. En otras palabras, no será para sus hijos y no será hasta el grado en el que fue cuando él estuvo gobernando, porque su reino será arrancado y será para otro fuera de ellos. Ahora, observe cuidadosamente ese versículo, “No será para sus descendientes.” Alejandro tuvo un medio hermano quien tenía un retraso mental. Él tuvo un hijo ilegítimo y él tuvo un bebé que nació después de que él murió. En otras palabras, la madre del hijo ya estaba embarazada cuando él murió y el hijo nació después de que él murió. Los tres; su medio hermano que sufría de retraso mental, su hijo ilegítimo y su bebé que acababa de nacer, los tres fueron asesinados y él no tuvo descendencia. El ángel tuvo toda la razón, el reino no sería para sus descendientes, fue repartido hacia los cuatro vientos del cielo.

¿Qué significa eso? Una gran batalla se libró para determinar quién iba a gobernar y la batalla fue ganada por cuatro generales y el reino fue dividido en cuatro partes. Casandro tomó Macedonia. Lisímaco tomo Tracia y Asia Menor. Tolomeo, recuerde eso, tomó Egipto. Y Seleuco tomó Siria. Egipto está al sur de Israel, ¿Siria está dónde? Al norte de Israel. Esos dos se convierten en los que nos enfocamos en el resto del capítulo porque son los que rodean a la nación de Israel y en Egipto una línea tolomea de reyes fue establecida. Y en Siria una dinastía seléucida fue establecida y a lo largo de los siglos esas dos dinastías estuvieron en guerra una contra la otra y pelearon la mayoría de sus guerras en la tierra de Israel. Entonces Israel se convirtió en el peón en esto.

A partir de aquí hasta el versículo 20 cubrimos unos 200 años cuando estas guerras se libraron en las fronteras y a lo largo de la tierra de Israel. Ahora, descubramos cómo fue. Por cierto, cada uno de ellos tuvo un dominio que se disminuyó, por lo tanto lo que él dijo que no sería según el dominio de él se cumplió. Cada uno de los cuatro tuvo un dominio que fue disminuido.

Muy bien. Ahora llegamos al 5, “Y será fuerte el rey del sur.” ¿Quién sería ese? Esos serían los tolomeos en Egipto porque todo geográficamente es indicado en referencia a Israel, notará ahí en el versículo 6 a la mitad del versículo el rey del norte. Eso es Sira. Ahora, recuerde esto, va a ver por muchos versículos ahora al rey del sur, al rey del norte. Eso no necesariamente significa un rey. Vamos a atravesar por muchos reyes diferentes en la dinastía seléucida y mucho reyes diferentes en la dinastía tolomea. El punto es que el rey del sur, el rey del norte simplemente es el que esté reinando en ese entonces. Pero quiero que observe cómo se desarrolla esto de manera fabulosa. “Y será fuerte al rey del sur – esa sería la dinastía tolomea – y será fuerte el rey del sur, más uno de sus príncipes – esto es de los príncipes de Alejandro – será más fuerte que él y será poderoso, su dominio será grande. Al cabo de años harían alianza y la hija del rey del sur vendrá al rey del norte para hacer la paz.”

Ahora, permítame explicarle, la dinastía seléucida está construida en el norte, la dinastía tolomea es desarrollada en el sur, la dinastía tolomea comienzo un poco más poderosa, pero no pasa mucho tiempo hasta que el norte se vuelve más poderosa conforme la expansión del norte se desarrolla. Finalmente las dos se dieron de la tensión que existía. Y entonces en el versículo 2 dice que van hacer una alianza, ¿y cómo lo hacen? Está era la manera antigua de hacer una alianza, la hija del rey del sur viene al rey del norte para hacer un acuerdo. Usted le da su hija a la nación con la que quiera hacer un tratado, ella se casa con el hombre y usted espera que se produzca el tipo de relación correcta. Y eso es exactamente lo que sucedió, el ángel estaba en lo correcto, Antíoco Teos, ¿Puede imaginar tomar el nombre de Antíoco Teos? Teos significa Dios. Eso le muestra a usted el tipo de problema que él tuvo. Antíoco Teos, quien fue el tercer rey de Siria necesitaba hacer un tratado con Egipto, el rey de Egipto fue un hombre llamado Tolomeo Filadelfo. Y entonces decidió que lo que él quería hacer era casarse con la hija del rey de Egipto, o el rey del sur, desafortunadamente él ya era casado. Pero ese no fue el problema, él se divorció de su esposa, él se divorció de su esposa y se casó con esta hija del rey del sur. Bueno, su esposa no estaba muy contenta por esto. Entonces ella asesinó a su esposa nueva, ella no solo asesinó a su nueva esposa sino que también asesinó a todas sus sirvientes, y ella lo envenenó y lo mató. A la mitad del versículo 6 dice, “Pero ella no podrá retener la fuerza de su brazo, ni permanecer a él ni su brazo.” En otras palabras, el poder de ambos, todo esto se desmoronó. Porque será entregada a ella y los que lo habían traído, asimismo su hijo y los que estaban de parte de ella en aquel tiempo.

En otras palabras, toda persona involucrada se va a ir. Y eso es exactamente lo que sucedió. Ahora, esto llevó el trono en el norte porque ahora el rey seléucida, Antíoco Teos está muerto. Y entonces esto llevó al trono a un hombre llamado Calinico. Observe el versículo 7, “Pero un renuevo de sus raíces – esto es las raíces de la esposa asesinada, Berenice – un hombre llamado Tolomio Euergetes, y dice, creo que es en el versículo 8, no, es en el versículo 7, “Que se levantará sobre su trono – no sé si me está entendiendo pero sígame – de la rama de las raíces de la esposa asesinada viene un hermano del sur y él viene con un ejército y él viene en contra de Calinico y lo derrota.” El versículo 8 dice, esto es lo que quiero que vea, “Y aún a los dioses de ellos, sus imágenes fundidas y sus objetos preciosos de plata y de oro, llevará cautivos a Egipto.” Ahora, la historia nos cuenta todo acerca de esto. Nos dice que él se llevó 40,000 talentos de plata, 2,500 estatuas de ídolos. Y sigue y sigue.

Inclusive Calinico murió porque él se cayó de su caballo, y hay una nota interesante ahí, simplemente estoy tratando de pensar en dónde está, sí, está ahí al final del versículo 8, dice, “Y por año se mantendrá el contra el rey del norte, y eso es exactamente lo que sucedió. Calinico se cayó de su caballo, murió, y el del sur continuó por más años. Ahora, la razón por la que simplemente señalo esto es porque necesita saber cuán precisa es la Palabra de Dios. Pero el punto detrás de todo esto es que a la mitad esto está Israel y todas estas guerras se está librando ahí en su tierra. Ahora, observe el versículo 10, llegamos a otro rey. El tercero es Antíoco el Grande, hemos visto a Asuero, hemos visto a Alejandro. Ahora llegamos a Antíoco el Grande. Y la historia de nuevo ni siquiera discute. Usted puede leer un comentario liberal o puede leer un comentario conservador y todos terminan con los mismos nombres porque hay tanta evidencia en esta área. Ahora, recuerde que el Tolomeo del sur en este punto en particular en el versículo 10 ha conquistado. Entonces él está en cierta manera gobernando Israel. Él tiene la base de poder. Él ha derrotado a Calinico en el norte Tolomeo Euergetes, si usted quiere el nombre, él ha derrotado a Calinico en el norte. Calinico se cayó de su caballo y murió.

Y ahora, al norte no le gusta que el sur esté ganando. entonces Calinico tiene dos hijos, versículo 10, “Sus hijos – plural se darán – y reunirán multitud de grandes ejércitos y uno de ellos vendrán presurosamente e inundará y pasará delante y luego volverá y llevará la guerra hasta su fortaleza.” Uno de los hijos de Calinico murió, el otro se convirtió en el rey del norte, su nombre Antíoco el Grande, y él vino y dice que él vendría con una multitud de fuerzas grandes. La historia nos cuenta que él tuvo 75,000 soldados. Y él vino a atacar Egipto y él pasó por la tierra de Israel. El versículo 11 dice, “Por lo cual se enfurecerá el rey del sur.” ¿No estaría usted enfurecido? Alguien llega a su frontera con 75,000 soldados, y saldrá y peleará contra el rey del norte y pondrá en campaña multitud grande y entonces la multitud comienza una pelea.” Ahora, el rey del sur es Tolomeo, también llamado Filopator. Él tiene 73,000 hombres, la historia nos dice, 5,000 de caballería y también tuvo 73 elefantes, usaban elefantes para derribar cosas y para llevar cosas y demás. Y entonces esta guerra tremenda se lleva a cabo. Versículo 12, “Y al llevarse él –" Y el él aquí es muy difícil de entender aquí a menos de que usted conozca la historia y entonces vamos a explicarlo lo más rápido que podamos. “Y al llevarse él la multitud se le verá su corazón y derribará muchos millares más no prevalecerán.”

El rey del sur fue muy eficaz en la batalla, la historia dice que causaron que el norte, Antíoco el Grande perdiera a 10,000 soldados de a pie, 300 de caballería y 5 de sus elefantes. Esto lo sabemos que el historiador Polibio. Pero esto realmente no fortaleció al rey del sur, simplemente hizo que el rey del norte se enojara más. Y entonces en el versículo 13 el rey del norte va a regresar, y el rey del norte volverá a poner en campaña una multitud mayor que la primera. “Y al cabo de algunos años vendrá.” Sorprendente, fueron 13 años después que él regresó, exactamente como el ángel lo había dicho, con un gran ejército y grandes riquezas y él vino para vengarse. Versículo 14, “En aquellos tiempos se levantarán muchos contra el rey del sur. Hombre, él tuvo un gran ejército y la gente se estaba uniendo al ejército conforme ellos iban avanzando porque odiaban tanto al sur. Y observe esto, “Y hombres turbulentos de tu pueblo.” ¿Quién era el pueblo de Daniel? Los judíos. ¿Quiénes eran los hombres turbulentos? Bueno, el término hebreo aquí significa niños o hijos de rompimiento, y lo que eso significa es gente que no guarda su promesa, los que quebrantan el pacto, son los rebeldes, podría ser traducido hombres de violencia que violan la ley. Francamente lo que son, son judíos apóstatas obstinados que son revolucionarios, son como soldados mercenarios y se unen a la causa del rey del norte y lo ayudan en su ataque.

Realmente la mayoría de los historiadores creen que querían una independencia de Judea, estos mercenarios, estos judíos apóstata revolucionarios. Pensaban que mediante la guerra si pudieron irse a Antíoco el Grande, derrotar Egipto, quizás Antíoco les daría libertad por ayudarlo. Eso es realmente lo que querían. Pero al final del versículo 14 dice que fracasarán. No alcanzaron su meta, él no les dio lo que ellos esperaban obtener. Versículo 15, “Vendrá pues el rey del norte y levantará baluartes.” Y sigue para describir cómo es que la batalla se lleva a cabo. Y por cierto, si usted quiere saber quién ganó, es muy simple, el norte ganó, el norte literalmente le ganó al sur destruyéndolos. Y después, versículo 16, esta es la clave, “Y el que vendrá contra él hará su voluntad y no habrá quién se le pueda enfrentar – este es el rey del norte Antíoco el Grande –y estará en la tierra gloriosa.

¿Qué es la tierra gloriosa? ¿Qué tierra es esa? Esa es la tierra de Israel. Y aquí de nuevo vemos lo mismo, ellos no obtuvieron su independencia, los mercenarios no obtuvieron lo que quería, lo único que obtuvieron fue dominio por parte del poder sitio del norte, los seléucidas, Antíoco el Grande tuvo un dominio largo sobre Palestina. Ahora, él fue un hombre inteligente, porque algunos de ellos lo habían ayudado en la batalla con el sur, él les dio algo de dinero, él los trató con algo de favor pero él básicamente fue el que los capturó. Él decide en el versículo 17 fortalecer su poder y mantener Egipto de su lado.

Entonces él hace algo que es algo interesante, “Afirmara luego su rostro para venir con el poder de todos su reino y le dará una hija de mujeres.” Ahora, ese probablemente es un término que se refiere a alguien a alguien es la cúspide de la feminidad. Él escoge a una persona absolutamente hermosa, de hecho resultó ser su hija quien se llamaba Cleopatra. Y él dio a Cleopatra al rey Tolomeo y el dijo, “Aquí está. Tómala y cásate con ella como una señal de buena fe.”

Y lo que realmente quería era plantar a una espía en el palacio. ¿Pero sabe usted lo que sucedió? Ella amó más a su marido que a su padre y todo el plan fracasó. El versículo 17 dice al final, “Pero no permanecerá ni tendrá éxito.” Entonces no funcionó.

Ahora usted pregunta, ¿por qué la Biblia coloca esto aquí? Simplemente para mostrarle cómo Dios conoce de manera absoluta la historia antes de que suceda. Si usted por un minuto cree que algo sucede en la historia que esté fuera del control de Dios, usted está mal, él determina todas las fronteras de las naciones. La historia es, como alguien dijo, la historia de Él. Versículo 18, “Volverá después su rostro a las costas.” ¿Y sabe lo que sucedió? Una vez que Antíoco el Grande había conquistado esa parte del mundo él decidió ir a las costas y eso significaba las Islas mediterráneas y las fronteras de Grecia. Él iba atrás Grecia. Bueno, ¿sabe usted quién tenía el poder ahí para este entonces? Roma. Y entonces conforme el dirige su rostro hacia la costa y se lleva muchos más un príncipe hará cesar su afrenta y aún ahora volver sobre él su oprobio. Lo que eso simplemente significa es que lo metió en conflicto con Roma el príncipe, y Roma lo desvió de manera total. En el 190 antes de Cristo él fue desviado por los soldados romanos.

Versículo 19, “Luego volverá su rostro a las fortalezas de su tierra, más tropezar y caerá y no será hallado.” ¿Sabe usted lo que él hizo después de que Roma lo derrotó? Él estaba tan molesto que regresó a su propia tierra y en una muestra de enojo él trato de saquear el templo en su propia tierra y robar todos los tesoros que estaban ahí, y la gente se enojó tanto que lo asesinaron ahí mismo en el lugar y él no fue hallado más. Él fue seguido por otro gobernante. Versículo 20, esto es interesante, “Y se levantará en su lugar uno que harán pasar un cobrador de tributos, un hombre que levantaba impuestos.” Ahora, ¿qué es lo que eso significa? ¿Sabe qué? Cuando Roma lo derrotaron. Dijeron a partir de ahí, “Siria van a pagarle impuestos a Roma.” Y les demandaron que pagaran mil talentos de manera periódica al poder romano. Por lo tanto el próximo rey tenía que levantar impuestos, exactamente lo que Dios dijo que sucedería sucedió. El detalle es emocionante, la Biblia es precisa. Entonces conocemos a Asuero, Alejandro, Antíoco el Grande, en cuarto lugar Antíoco Epífanes. Ahora realmente vamos a volar a lo largo de este, así que agárrense de su asiento. Antíoco Epífanes, y no quiero enredarme en muchos detalles, pero quiero que entienda el mensaje. Y todo esto fue escrito por Dios y Él tiene un propósito al hacerlo. “Y se levantará y le sucederá en su lugar un hombre despreciable.” ¿Le gustaría a usted que ese fuera su epitafio o para su presentación? Una persona despreciable, vil, putrefacta, miserable. “Y él va a estar en el lugar de Antíoco el Grande al cual no darán la honra del reino – no se lo dan – pero vendrá sin aviso y tomará el reino con halagos.” ¿Sabe usted que Antíoco Epífanes, a quién se hace referencia aquí, no tenía derecho a reinar? No tenía un derecho legítimo al trono, él no tuvo derecho en absoluto, pero él se lo ganó mediante la intriga y la adulación y al comprar a ciertos individuos y él llegó ahí. Versículo 22, “Las fuerzas enemigas serán barridas delante de él como con inundación de aguas, serán del todo destruidos junto con el príncipe del pacto.” Y ese es el sur. Él literalmente devastó a los egipcios y al rey.

Versículo 23, “Y después del pacto con él engañará y subirá y saldrá vencedor con poca gente.” He tratado adoptar una política de amistad con Egipto, pero él la violó y quebranto e hizo todo lo que pudo, él tramó, él hizo todo tipo de cosas. Es muy interesante en el versículo 24 que él entró en paz en los lugares más prósperos de la provincia. Hombre, cuando él vio que había un cultivo, dinero o algo que podría ser ganado él llegó con todos los corazones y flores y compás y demás, y él hizo lo que sus padres nunca hicieron, él fue inteligente y lo aceptaron aún más. Y después cuando él ganó botín, despojos los repartió a la gente y los dejó compartir con él e hizo que todo se viera tan bien. Y después al final del versículo 24, “Y contra las fortalezas formará a sus designios.

Cuando él vio una aldea fuerte o un grupo fuerte él tramaba su destrucción. Entonces por un lado él se ve como Robin Hood, por otro lado, cualquier cosa que empieza a acechar su reino él la derriba rápido, él está construyendo una base de poder increíble. En el versículo 25 él tiene otra guerra con Egipto, “Y despertará sus fuerzas y su ardor contra el rey del sur con gran ejército y el rey del sur empeñará en la guerra con grande y muy fuerte ejército, más no prevalecerá porque le harán traición.” Otra guerra con Egipto y Egipto perdió y le dice por qué, porque los consejeros del rey egipcio lo traicionaron. De hecho sus consejeros en los que confiaba se volvieron en contra de él. Dice que sus propios hombres tramaron en contra de él.

Versículo 26, “Aún los que coman de sus manjares le quebrantarán y sus propias tropas, sus propios soldados y su ejército será destruido y caerán muchos muertos.”

Versículo 27, “El corazón de estos dos reyes será para hacer mal.” Ambos eran malos. Aquí está esta guerra, Egipto ha perdido. Entonces deciden sentarse en una mesa. Quieren venir a la mesa, todavía hacemos eso, ¿no es cierto? Usted ve a todos estos hombres sentados en una mesa grande y todos están firmando estos tratados sin significado. ¿Sabe usted cuántos tratados han sido quebrantados en la historia del mundo? Todos ellos. Simplemente quería meter ahí eso. Y en una misma mesa hablarán mentira y su supuesta plática no prospera, más no servirá de nada porque el plazo aún no habrá llegado. Hicieron promesas que nunca quisieron cumplir, y Dios de cualquier manera lo tenía todo en el plan. Y volverá a su tierra con gran riqueza y su corazón será contra el pacto santo, hará su voluntad y volverá a su tierra.”

Ahora, escuche, aquí estamos de regreso en Israel después de que Antíoco Epífanes tiene esta reunión engañosa en el sur, él regresa y de nuevo hace cosas en contra del pacto santo. Él regresa a la tierra de Israel y profana la tierra. De hecho él marchó en Jerusalén después de que dejó esta reunión en Egipto, él marchó en Jerusalén y él saqueo la ciudad y él mató de manera cruel a la gente y él trajo un sufrimiento horrendo.

Versículo 29, “Al tiempo señalado volverá al sur.” Ahora, ¿alguna vez usted ha visto un escenario donde los indios y los vaqueros estaban en una batalla y a la distancia usted oye el sonido de la caballería que llega al rescate?

Eso es lo que sucede en el versículo 30, Quitim, las naves de Quitim. Ese es un hombre antiguo para Chipre. Y probablemente es una referencia general al ejército romano, al imperio romano, al poder romano. Las naves de Quitim sería la flota romana. Para ahora los tolomeos están tan cansados de Antíoco Epífanes que le dicen a Roma, “Envíanos una flota.” Y entonces lo hacen y vienen en contra de Antíoco. Él está triste y regresa porque él no puedo hacer nada en contra de Egipto debido a la flota romana que él teme. ¿Entonces qué hace él?

Versículo 30, observe esto, “Y se enojara contra el pacto santo, en contra del pacto santo. Él inclusive regresa y se entenderá o tiene reuniones especiales, observe esto, con los que abandonen el santo pacto, él regresa con estos judíos apóstatas, él comienza a buscar apoyo de ellos. Y después sucede, después realmente sucede.

Versículo 31, “Y se levantarán de su parte tropas que profanarán – el qué – el santuario y la fortaleza y quitaran el continuo sacrificio y pondrán la abominación desoladora. Él está tan frustrado ahora por los romanos que él regresa al lugar de Israel, va de regreso a Jerusalén. Lo primero que hace es que él coloca guardias alrededor del templo, nadie puede adorar. Él detiene el sacrificio, él de tiene toda la adoración. Y después de un día de reposo dado él envía sus soldados a la ciudad y él mata a todos los niños que pueden encontrar, y después él mata a todas las mujeres, y después él hace que la idolatría pagana sea obligatoria, y después él hace que desfilen los supuestos atletas desnudos ahí en los alrededores del templo. Él impone la cultura griega sobre los judíos, él levanta una estatua del dios principal de los griegos Zeus en el altar mismo en el templo, él mata un cerdo en el altar en el templo y hace que los sacerdotes coman puerco, esta es la abominación desoladora, el abomina el templo para desolarlo. Y él inclusive tuvo algunos judíos ahí con él.

Versículo 32, “Con lisonja seducirá a los violadores del pacto.” Encontró algunos judíos apóstatas inclusive para estar de acuerdo en involucrarse. Pero al final el versículo 32, “Más el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará.” El pueblo que realmente conoce a Dios resistió.

Ahora, quiero leer el versículo 33 y 34, “Y los sabios del pueblo instruirán a muchos y por algunos días caerán a espada y a fuego en cautividad y despojo, y en su caída serán ayudados de pequeños socorro y muchos se juntarán a ellos con lisonjas.” El ángel dice, “Daniel, si crees que los 70 años son el fin, no lo has entendido, serán 70 años y después al final de esos 70 años habrá una Asuero quien dominará tu tierra. Y después habrá un Alejandro quien dominara tu tierra. Y después habrá un Antíoco el Grande quien pisara tu tierra. Y después habrá un Antíoco Epífanes.” Y por cierto, Epífanes fue el nombre que él se dio a sí mismo, significaba grande, y lo llamaban Epímanes, lo cual significaba maniaco, hombre loco. Siempre habrá esto y finalmente culminará en una profanación que va más allá de lo que puedes tú creer.

Y dice en el versículo 33, “Caerán por la espada, por fuego, por cautividad, por robo.” Y eso es exactamente lo que sucedió. Pero versículo 34, “Y en su caída serán ayudados de pequeños socorro, ¿que fue eso? Durante este tiempo de persecución horrible fue un homicidio masivo de los judíos en su tierra por parte de Antíoco Epífanes. De hecho él es llamado el anticristo del Antiguo Testamento porque él es un retrato tan claro del anticristo. Se levantó un grupo de judíos que fueron conocidos como los jasídicos. ¿Alguna vez ha oído usted de un judío jasídico? Ese es un término que salió del período macabeo, este grupo de jasídicos eran fieles a la ley. Se habla de ellos en los macabeos, 1 Macabeos capítulo 2. Tuvieron un líder y su líder fue Judas Macabeo. Este es un tiempo de la historia del que no se habla en la Biblia, ocurrió en los 400 años entre el Antiguo y Nuevo Testamento. Pero Judas Macabeo pudo guiar una revolución exitosa y él es el que ayudó con un poco de socorro, fue tan solo un alivio temporal de la persecución.

Y por cierto, Judas Macabeo atrapó a todos esos judíos apóstatas y los trató con severidad sangrienta. Pero como muchas revoluciones, dice al final del versículo 34, “Se juntaron con ellos muchos por lo que podían obtener.” Algunas personas siguieron la revolución para conseguir sus propios fines.”

Versículo 35, “También algunos de los sabios caerán para ser depurados y limpiados y emblanquecidos.” Ahora, espere un minuto. ¿Por qué es que todo esto está pasando? ¿Por qué estás haciendo esto Dios? Aquí está, para ser depurados, para ser limpiados, para ser emblanquecidos. ¿Qué significa eso? Para quemar el pecado, ¿verdad? Para quemar la escoria. Nada es tan eficaz en acercar a la gente a Dios como el sufrimiento. ¿Entiende usted eso? Cuando usted está frente a la destrucción Inevitable sus pensamientos se corrigen. Vi la televisión esta tarde, un hombre estaba de pie frente a una casa que se estaba quemando ahí afuera en Broadberry, en donde la casa se había quemado hasta quedar en cenizas. Con lágrimas en sus ojos el hombre le dijo, “¿Qué pensaste cuando viste eso?” Él dijo, “Te voy a decir una cosa. Hace que un hombre piense mucho en morir.” Es correcto. Y cuando usted piensa en morir, usted comienza a pensar en la inevitabilidad del juicio para ser depurados y limpiados y emblanquecidos hasta el tiempo determinado porque aún para esto hay plazo. Dios le dio a Daniel a través de este ángel el panorama más increíble del sufrimiento de los judíos a lo largo del reinado de los persas y el reinado de los griegos. ¿Y sabe usted quién vino después de los griegos? Los romanos. Y el período romano es descrito por el último gran gobernante romano el anticristo, la ‘A’ final en nuestro cinco reyes. Y eso es para la semana próxima.

Pero Dios lo ha ordenado todo, el flujo, la secuencia, los detalles insignificantes íntimos. Ahora, escúcheme, no se desconecte en estos últimos dos minutos. Dios no ha terminado con el proceso de limpieza. ¿Usted entienda eso? ¿Por qué es difícil para Israel en la actualidad? Porque la limpieza todavía se está llevando a cabo. Cuando el Mesías vino la primera vez Él dijo, “Y no queréis venir a mí para que tengáis vida, oh Jerusalén, Jerusalén – dice Él – tú que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados. Cuántas veces quise reunirte como la gallina reúne a sus polluelos, pero no quisiste.” En Romanos 10:21 Pablo hablando las palabras de Dios, “Todo el día he estirado mis manos a un pueblo desobediente y contradictor.”

Todavía no se han vuelto a Dios. ¿Pero quiere saber algo? El sufrimiento es un sufrimiento de gracia. Dice usted, ¿por qué dices eso John? Simplemente por esta razón. Dios tiene todo derecho para olvidarlos, ¿no es cierto? Pero no lo hace. Dios tiene todo derecho de decir, “Debido a su prostitución constante, debido a la desobediencia incesante les doy la espalda para siempre porque han conocido tanto, han recibido tanto, han tenido tanto. De ustedes eran los pactos y las promesas porque lo han tenido todo. Y debido a que han tenido todo y me han dado la espalda. Se acabó.” Pero Él nunca dice eso. Él continúa con el proceso de limpieza hasta el tiempo final, el tiempo designado. Y el tiempo vendrá.

Y en ese tiempo futuro al final, Pablo dice en Romanos 11, “Entonces todo Israel será – qué – salvo.” ¿No es eso maravilloso? Zacarías EL profeta vio eso, en el capítulo 12, versículo 10 él dijo, “Derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén el Espíritu de gracia y súplica y mirarán a mí a quien traspasaron y llorarán por Él como quien llora por su único hijo. Y estarán en amargura por Él como aquel que está en amargura por su primer hijo. Y en ese día habrá gran lloro en Jerusalén. El día vendrá cuando llorarán y gemirán en la agonía del reconocimiento cuando vean que aquel a quien traspasaron fue ningún otro que su propio Dios. ¿Y qué sucederá?” Zacarías dice, “En ese día se abrirá fuente a la casa de David y a los habitantes de Jerusalén para el pecado y para la inmundicia.” Dios los va a lavar, es correcto, en aquel día. Van a llegar a un día de arrepentimiento genuino y Dios va a darles un día de salvación verdadera, ese día está por venir. Gloriosamente amados, todo termina en el reino para Israel. Pero tiene que haber un tiempo largo de limpieza.

¿Sabe? Es maravilloso pensar en algo, y vamos a llegar esto cuando entremos a Romanos, que durante este tiempo de limpieza, Pablo dice Romanos capítulo 12, versículo 1 al 6, “Siempre habrá un remanente.” Y hay un remanente en la actualidad, ¿no es cierto? La nación está siendo limpiada. Muchos de ustedes que están sentados aquí son parte de ese remanente, ¿verdad? Ustedes son judíos y ustedes conocen y aman al Señor Jesucristo. Ahí a la mitad del pasaje que habla de la disciplina de Israel en Romanos está esta gran palabra, “Porque todo aquel que invocaré el nombre del Señor será – qué – salvo.” Y a lo largo de la era persa y la griega y la romana hasta el reino siempre habrá ese remanente de Israel, porque Dios es un Dios de gracia.

Y después al final esto es lo que dice Isaías qué sucederá, “El Redentor vendrá de Sión y aquellos que se vuelvan de la transgresión en Jacob, en cuanto a mí, este es mi pacto con ellos dice el Señor, mi Espíritu que está sobre ti, mis palabras que he colocado en tu boca no dejarán tu boca ni de la boca de tu simiente ni de la boca de la simiente de tu simiente dijo el Señor. En otras palabras, el Señor dijo, “Yo lo redimiré y esa palabra nunca cambiará.” Nunca. Que gran promesa. Sí, es un tiempo de disciplina para ellos. Pero sean animados, Miguel está cuidando de ellos, y yo estoy cuidando de ellos dice este otro ángel. Y va a venir un día cuando Miguel defiende al pueblo de Dios y un día cuando el Espíritu descienda sobre ellos y sean redimidos y reciban su reino. Pero mientras tanto debe haber una disciplina.

Amados, mi palabra para ustedes al cerrar es está. Espero que tengan un corazón por el pueblo judío. Espero que se den cuenta de que ese remanente está ahí y que Dios nos llama a alcanzarlos. Un himno misionero antiguo lo expresó de esta manera, “Acaso nosotros cuyas almas son alumbradas con sabiduría desde lo alto. Acaso nosotros le negaremos a almas la lámpara de la luz.” Oremos juntos.

Padre, te damos gracias de nuevo en esta noche por el estudio de tu palabra, sabemos que este ha sido un estudio que demanda nuestra concentración y no podemos recordar todas las partes individuales. Pero tenemos esta realidad abrumadora en nuestras mentes de que Tú controlas la historia, todo acontecimiento, que Tu palabra puede predecir el futuro y cuando habla del futuro es absolutamente preciso hasta el detalle más minúsculo. Y estamos abrumados por su precisión y percibimos que si es precisa acerca de eso, es precisa acerca de nosotros también. Y que sus verdades espirituales son igual de verificables. Y percibimos Señor que la historia está siendo dirigida por un plan divino. Y volvemos a recordar que Tú estás disciplinando a Tu pueblo Israel, y lo vemos simplemente al leer los periódicos, oír las noticias, ver su lucha por sobrevivir, ver al mundo árabe presionándolos, al oso ruso amenazándolos al norte. Vamos a ver la próxima semana cómo todo eso sucede.

Percibimos Señor la disciplina que han vivido por todos estos siglos. Pero hemos vuelto a recordar Tu promesa interminable que Tú redimirás a Tu pueblo y que Tu palabra nunca cambiará. Padre, mientras tanto que seamos fieles en compartir con ese remanente el mensaje de que todo aquel que creyere en el Señor Jesús será salvo. Que conozcamos que Tú controlas el destino de de todo hombre y toda mujer, y que solo hay dos alternativas; un infierno eterno o un cielo eterno; el reino de las tinieblas o el reino de Tu Hijo amado. Dios, ayúdanos a tomar la decisión correcta por causa de Cristo. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Volver arriba