Sermones

Liberación: Del mundo temporal al Reino eterno

Por John MacArthur
Código de producto: 80-227
Scripture: Escrituras seleccionadas
Bajar (Baja Calidad) | Bajar (Alta Calidad)
$5.00
pdf

Hemos tomado un descanso de nuestro estudio del Evangelio de Lucas durante las últimas cinco semanas; y ahora, está es la sexta semana en la cual le he hablado acerca del tema de la liberación, la doctrina descuidada. He hecho esto porque me siento con la obligación ante el Señor de darle un entendimiento del estado actual de la Iglesia evangélica. Y lo hago con cierta resistencia. No estoy contento en hacer esto; me entristece. No me gusta tener que señalar muchas las cosas que he señalado pero es la verdad y es mi responsabilidad delante de Dios.

Lo que he estado diciéndole es que los evangélicos se encuentran en una situación desesperada. Y esa desesperación se ve manifestada por su incapacidad de distinguir quién es un verdadero cristiano. Hemos abandonado cualquier entendimiento claro de lo que significa ser realmente salvo. Nosotros - en un sentido amplio de la palabra - los evangélicos. Aquellos nosotros que enseñamos la Biblia, aquellos de nosotros que nos aferramos a doctrina sana, tenemos que ponernos de pie y hablar la Verdad. He tratado de mostrar la amplitud de este problema y quiero concluir con algunos comentarios acerca de personas y temas, con un enfoque en particular en esta mañana.

A lo largo de los años, todos hemos sido influenciados por Billy Graham. De una u otra manera, él ha sido para nosotros el vocero del cristianismo evangélico. Él se ha convertido en el símbolo de los predicadores del Evangelio al mundo inclusive para la iglesia. Él, más que cualquier otra persona, ha influenciado a los evangélicos a través de su predicación, a través de su evangelismo cooperativo, través de su influencia en el Wheaton College, en el seminario de Fuller, Cristianismo Hoy y muchas otras agencias. Hay un artículo en una publicación que hace comentarios y evaluar su autobiografía, Tal Como Soy. Y creo que vale la pena ayudarle a entender algo de lo que hay ahí porque creo que apunta a la amplitud de este problema. El editor de esta publicación dice: “Mientras que Graham se ha vuelto el símbolo mismo de los evangélicos gentiles, compasivos y amorosos él también se ha vuelto el símbolo de un movimiento evangélico que habla de manera precavida, política y no teológica. Él nunca pudo escapar el pragmatismo nebuloso ateológico de los evangélicos modernos. Es Billy Graham más que cualquier otra persona en este siglo quien ha ayudado a crear, por su persona abrumadora, la crisis evangélica actual, la cual amenaza con destruir las instituciones mismas y causas en las cuales Graham invirtió su vida y su energía por más de 55 años.” Fin de la cita.

Esa es una declaración triste, pero es una perspectiva apropiada de los hechos. Una entrevista pública reciente con Billy Graham y Robert Schuller apoya esto. Graham, sin crítica alguna, ha alabado el ministerio de Schuller, el cual es un ministerio de la llamada neo ortodoxia combinada con psicología, no un cristianismo histórico verdadero. Pero en la discusión, y aquí está la afirmación palabra por palabra, simplemente voy a compartir algunas de las cosas que le van a abrir a usted el entendimiento de la situación. El doctor Schuller -habla hablándole a Billy Graham: “Dígame, ¿cuál es el futuro del cristianismo?” Doctor Graham: “Bueno, cristianismo y ser un verdadero creyente, como usted sabe, creo que está el cuerpo de Cristo, el cual viene de todos los grupos cristianos alrededor del mundo o fuera de grupos cristianos. Creo que toda persona que ama a Cristo o conoce a Cristo, sean que estén conscientes de ello o no, son miembros del cuerpo de Cristo. Y no creo que vamos a ver un gran avivamiento que haga que el mundo entero se vuelva a Cristo en algún momento.”

Ahora, permítame determinarme ahí. Él dijo que grupos no cristianos son miembros del cuerpo de Cristo, que personas pueden amar a Cristo y conocer a Cristo sea que estén conscientes de ello o no y sean miembros del cuerpo de Cristo. Y por lo tanto, no vamos a ver un avivamiento enorme que va a hacer que el mundo entero se vuelva Cristo en ningún momento de manera evidente porque no es necesario. Y él continúa diciendo esto, y cito: “Lo que Dios está haciendo el día de hoy es llamar a la gente del mundo para Su nombre. Sea que vengan del mundo musulmán o del mundo budista o del mundo cristiano o del mundo incrédulo, son miembros del cuerpo de Cristo porque han sido llamados por Dios. Quizás no,” dice él, “quizás ni siquiera conozcan el nombre de Jesús, pero saben en sus corazones que necesitan algo que no tienen y se vuelven a la única luz que tienen y creo que son salvos y que van a estar con nosotros en el cielo.”

                

Dr. Schuller: “Lo que yo digo que usted dice es que es posible que Jesucristo venga al corazón y al alma humana y a la vida e inclusive si han nacido en tinieblas y nunca han sido expuestos a la Biblia. ¿Es esa una interpretación correcta de lo que usted está diciendo?” Doctor Graham: “Sí, lo es, porque yo creo eso. Yo he conocido a personas en varias partes del mundo en situaciones de tribus que nunca han visto una Biblia o han oído acerca de una Biblia. Nunca han oído acerca de Jesús pero han creído en sus corazones que hay un Dios y un tratado de vivir una vida que estaba apartada de la comunidad que los rodeaba en donde vivían.” Doctor Schuller: “¡Esto es fantástico! Estoy tan emocionado por oírlo decir eso. Hay una amplitud en la misericordia de Dios.” Doctor Graham: “Sí la hay, definitivamente la hay.” Fin de la cita.

En respuesta a esa entrevista, el editor de esta publicación le escribió a la organización Billy Graham y recibió una respuesta que dijo lo siguiente: “Las posturas el Doctor Graham fueron las mismas que siempre han sido.” Fin de la cita. Aparentemente, sus posturas siempre han sido que los musulmanes son parte del cuerpo de Cristo, los budistas son parte del cuerpo de Cristo, los incrédulos son parte del cuerpo de Cristo, personas que nunca han oído de una Biblia son parte del cuerpo de cristos si están tratando de ser mejores que la gente que los rodea. Personas que nunca han oído de Jesús son parte del cuerpo de Cristo. Es casi una contradicción inconcebible que un hombre que cree que podía levantar millones y millones y millones de dólares como un evangelista para congregar a personas por todo el mundo en grandes estadios y decirles que necesitan creer en Jesucristo, predicar apasionadamente el Evangelio a ellos, hablarles acerca del juicio de Dios, llamarlos a la fe en el Salvador que murió y resucitó nuevamente y advertirles acerca del juicio si no creían, ¿qué tipo de esquizofrenia es esa? ¿No es sorprendente que puedan aceptar a católicos romanos y griegos ortodoxos y liberales teológicos que niegan la deidad de Jesucristo? ¿No es sorprendente que él pueda decirle a Larry King que no tiene problemas con los mormones, que no tiene problema con los judíos que rechazan a Jesús?

¿Qué está pasando aquí? Y no estoy hablando de alguien sin influencia; estoy hablando de una persona profundamente influyente. Esa es la razón por la que usted puede ir a un campus de universidad cristiana en la actualidad y va a encontrar algunos profesores que creen en la palabra de Dios y algunos que no la creen. Usted va a un seminario y encuentra que algunos creen en la verdad de Dios y el Evangelio y algunos quieren incluir a todo el mundo. Este tipo de evangélicos prevalece en en la actualidad y está siendo sistemáticamente desarrollado y esparcido. Y la gente se rehúsa a llamarlo por lo que es porque usted es visto como alguien no amoroso. Realmente es difícil encontrar una plataforma para hacer esto, porque si usted dice esto -y puedo decir esto aquí adentro- si yo salgo de aquí y lo digo, nadie me va a pedir que venga. Esta es una de las cosas que enfrentamos en nuestro ministerio de radio y es que si continuamos predicando la verdad, continuamos predicando la verdad, continuamos predicando la verdad, el clima evangélico es tan resistente a esa verdad, que potencialmente nos van a quitar.

Ahora, tengo que hacer la pregunta ¿es el Evangelio así de vago? ¿Es así de nebuloso? ¿Es el Evangelio difícil de entender? ¿Acaso el Nuevo Testamento no es claro en el tema? ¿Acaso no nos da suficiente luz como para saber quién es un cristiano y qué significa estar en el cuerpo de Cristo y lo que se necesita para ir al cielo? Digo, ¿acaso la Biblia no dice “id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura”? ¿Acaso la Biblia no dice que si alguien no ama al Señor Jesucristo es maldecido? ¿Acaso la Biblia no dice que la salvación es por fe y la fe viene por el oír la Palabra de Dios y el oír la Palabra de Cristo? Y, ¿cómo van a oír sin un predicador? Y, ¿cómo van a tener un predicador al menos de que alguien vaya? ¿Realmente debemos llamar a todos los misioneros para que regresen a casa? ¿Realmente debemos dejar de evangelizar porque cualquier persona en cualquier lugar que tiene buenos pensamientos acerca de Dios y trata de ser un poco diferente de su sociedad va estar en el cielo?

Usted aquí está sacando del corazón a la iglesia y a nuestro ministerio. Si el Nuevo Testamento, por otra parte, establece con claridad estos asuntos, entonces, no tenemos derecho a ignorar al Nuevo Testamento. No tenemos el derecho a redefinirlo en nuestros propios términos para ser populares, para ser aceptados. El cristianismo verdadero histórico nunca ha estado confundido acerca de lo que significa ser un cristiano. Nunca. El cristianismo verdadero histórico siempre ha sabido que el Nuevo Testamento es claro, totalmente claro, en este asunto. El Nuevo Testamento nos dice todo lo que necesitamos saber para que tengamos la certeza total acerca de lo que significa que una persona debe creer para ser salva. No hay falta de información para poder discernir. No hay falta de información y verdad para poder distinguir entre los cristianos verdaderos y los falsos, entre los nominales y reales.

Y tenemos que decir que una buena manera de entender quién es un verdadero cristiano es entender esta gran verdad de la liberación. Si usted entiende la liberación, usted va a entender este asunto. Usted puede saber quién es un verdadero cristiano porque han sido librados, han sido librados.

Y, en primer lugar, han sido liberados del error a ¿qué? A la verdad. Ninguna persona es cristiana sino cree la verdad acerca de Cristo. Los musulmanes no creen la verdad acerca de Cristo, los budistas no la creen, los incrédulos no la creen, los mormones no la creen, los judíos no la creen, los paganos en tribus no la creen. Si tiene un corazón que busca a Dios, si el Espíritu está motivando a su corazón, créame, Dios va a llevarle esa verdad acerca de Cristo a ellos para que puedan creer; pero fuera de eso, no hay salvación. En ningún otro hay salvación, ¿o sí?

Cualquier persona que es creyente ha llegado a conocer la verdad, a entender la verdad, a creer la verdad, a someterse a la verdad y amar esa verdad y rechazar todo lo demás como medio de salvación. Una cosa puede ser dicha acerca de un cristiano. Él conoce a la verdad, él ama la verdad, él adora al Dios de la verdad, exalta al Cristo de la verdad, es morado por el Espíritu de la verdad y obedece la palabra de verdad. La verdad es el corazón y el alma del Evangelio que salva. La transformación comienza con una transformación de las tinieblas a la luz. Tinieblas es una metáfora en Colosenses 1:12 y 13 para el error y la luz es una metáfora para verdad.

Tenemos que ir a los rincones del mundo y tenemos que hablarles a las personas de la verdad, la única verdad que salva. Si todas esas personas ya están en el cuerpo de Cristo y se están yendo al cielo, ¿por qué estamos mandando a esas personas millones y millones y millones de dólares para ir a hacer esto que es innecesario? Y usted pregunta ¿que salió mal? ¿Qué fue lo que salió al mal? ¿Qué fue lo que salió mal en los evangélicos? Le voy a decir lo que está mal. Alguien podría decir ‘bueno, es un presión sociológica. Es presión del mundo.’ No, no es presión del mundo. No es presión sociológica. No es la cultura la que está haciendo esto. No son los incrédulos los que nos están haciendo esto; no es lo de afuera lo que nos está haciendo esto.

El problema es que dentro de los confines del cristianismo hay enseñanza falsa. Ian Murray tiene razón cuando escribió su libro Evangélicos Divididos, y cito, “El declive espiritual no es un misterio que las Escrituras dejan sin ser explicado. Es el resultado de la presencia de la mentira en donde debería haber verdad,” fin de la cita. Ahí está. El problema es que estamos albergando mentiras. Ese es el problema.

Una cosa que usted aprende rápidamente cuando estudia la Biblia es que Dios es un Dios de verdad y Satanás es un mentiroso. Y desde el principio, desde el primer encuentro en el huerto con Eva, Satanás guió a la raza humana entera al pecado mediante mentiras. Y la Biblia advierte acerca de falsos maestros del principio el fin, desde el principio hasta el fin, de arriba hacia abajo. Una y otra y otra vez, la Biblia habla acerca de engaño, engaño, engaño, de perros mudos que no pueden ladrar, nubes sin agua. ‘Perros mudos’ fue la frase de Isaías 56:10.

Esas personas vienen en Jeremías 8:11 y dicen “Paz, paz.” Ellos tienen el camino de la paz, el modo de la paz, pero no hay paz. Ellos le ofrecen un camino de paz con Dios, un camino de reconciliación pero es una mentira, es un engaño. Son los profetas, dice Jeremías 23, que Dios no envió. Ellos van, pero Dios no los envió. Ellos hablan, pero no la palabra de Dios.

La enseñanza falsa lleva a la iglesia a la impotencia, a la confusión, a la herejía. El gran predicador escocés Horatius Bonar, escribió de Satanás y el Evangelio las siguientes palabras, y cito: “él viene como un ángel de luz para engañar, sin embargo pretendiendo guiar, a segar, sin embargo profesando abrir el ojo, a oscurecer y confundir, sin embargo profesando iluminar y guiar. Él llega a nosotros con palabras amables en sus labios; liberalidad, progreso, cultura, libertad de expansión, de elevación, benevolencia. Él busca hacer suyos todos estos, darle al mundo tanto de estos como sea apropiado para su propósito. Tanto como los haga estar contentos sin Dios y sin Cristo y sin el Espíritu Santo. Él se coloca contra Dios y las cosas de Dios en todo sentido. Él puede negar el Evangelio o puede diluir el Evangelio o puede oscurecer el Evangelio, puede neutralizar el Evangelio. ÉL libra una batalla en contra del Dios verdadero, algunas veces de manera abierta y desafiante y otras veces de manera calmada y amable, haciendo de los hombres crean que él es el amigo de la verdad.” Fin de la cita.

Usted puede identificar a un verdadero cristiano. Un verdadero cristiano conoce la verdad, entiende la verdad, ama la verdad, vive para la verdad. Nadie es salvo que no entienda la verdad. Esto es la verdad acerca de quién es Dios, la Trinidad, Santo, el soberano eterno del universo, quien es Cristo, Dios encarnado en carne humana, quien vivió una vida perfecta, murió una muerte sustitutiva aunque Él fue inocente de cualquier pecado, resucitó al tercer día en una resurrección física habiendo conquistado a la muerte, ascendió al cielo desde donde Él envió al Espíritu Santo y Cristo ahora intercede por nosotros y algún día retornará y establecerá su Reino y gloria eternos; y creer que la salvación es por gracia únicamente a través de la fe en Jesucristo únicamente, fuera de cualquier obra. No importa si usted está tratando de ser un poco mejor que la gente que lo rodea. Ésa es la verdad. Y fuera de esa verdad, nadie es salvo. Y si alguien es cristiano, conoce esa verdad, entiende esa verdad, cree esa verdad y se somete a esa verdad.

En segundo lugar, los cristianos no sólo han sido librados del error a la verdad, sino del pecado la justicia. Recuerda Romanos 6, regrese ahí por un momento. Romanos 6:17 y18 es un versículo muy crítico porque captura la esencia de la doctrina de la liberación. Romanos 6:17, a la mitad del versículo: “Habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados,” eso es lo que dice el griego. “Se volvieron obedientes de corazón a esa forma de doctrina y ese cuerpo de doctrina, ese cuerpo de verdad, al cual fueron entregados.” Esa fue su salvación. Salieron de las tinieblas a la luz, del error a la Verdad. Ustedes, desde la profundidad de su corazón obedecieron a esa doctrina, ese cuerpo de enseñanza acerca de Jesucristo y el Evangelio. Ustedes creyeron eso. Fueron entregados a eso.

Ahora, regrese al principio del versículo. “Pero gracias a Dios que aunque erais esclavos del pecado,” ahora el versículo 18 “libertados del pecado vinisteis a ser siervos de la justicia.” Lo segundo es que fuimos liberados no sólo del error a la verdad sino del pecado a la justicia. Usted puede identificar a un cristiano. Practican la justicia. Han sido librados del pecado a la justicia. La semana pasada vimos 1 Juan capítulo 3, una porción tremenda de las Escrituras, comenzando en el versículo 4 hasta el versículo 10 de 1 de Juan 3. Vimos cómo el que ha nacido de Dios no práctica el pecado. El que permanece en Dios no continúa en un patrón de pecado. Si usted es un verdadero cristiano, usted obedece la palabra de Dios. Como patrón de vida, usted practica la justicia. Versículo 7 de 4 Juan 3: “Hijitos, nadie os engañe.” Eso es lo que la gente hace, les miente, los engaña. Eso es claro. “El que hace justicia es justo.”

Ahora, ¿qué tan claro es esto? ¿Y qué es justicia? La justicia es definida como el estándar santo de Dios. Si usted practica la justicia, usted es justo. Esto es, usted ha sido librado del pecado a la justicia. Usted es un cristiano. Versículo 8: “El que practica el pecado, es del diablo.” Es así de simple. No significa que los cristianos nunca pecan. Significa que ese no es el patrón de su vida. Esa no es su práctica. Y cuando decimos que un doctor tiene una práctica, lo que queremos decir es que tiene un patrón, de manera profesional. Usted tiene una práctica también, como cristiano, y es una práctica de justicia. Y si no es así, entonces usted no es cristiano. Están los hijos de Dios y están los hijos del diablo. El versículo 10 dice que ‘en esto se manifiestan los hijos de Dios y los hijos del diablo.’ ¿Quién es un cristiano? Alguien que practica la justicia.

Nunca me olvidaré cuando me metí en este debate, cuando escribí el libro del Evangelio según Jesucristo y dije que la gente que son los verdaderos cristianos viven una vida justa. Y literalmente todo el cielo se desató, podríamos decirlo así, la gente comenzó a criticarme y a escribir libros en contra de mí diciendo ‘espera un momento, una persona puede ser cristiana y no tener justicia.’ Incluso puede ser un creyente incrédulo, pueden inclusive rechazar a Dios, maldecir a Dios y vivir una vida de pecado y todavía ser cristianos.” ¿Qué? Eso es parte de los evangélicos de la actualidad. Es un acontecimiento, es alguien que pasó hacia adelante, levantó la mano, firmó una tarjeta, repitió una oración, tuvo un acontecimiento emocional, esa es salvación. Y eso no tiene nada que ver con lo que usted es el resto de su vida. No es así. Los hijos de Dios y los hijos del diablo son manifiestos obvios por su práctica. Santiago dice en Santiago 2:14 al 26: “Usted puede decir que tiene fe, pero la fe sin obras está muerta.” No existe. Es algo que no existe si no hay un patrón de evidencia de que usted tiene una vida nueva.

Usted, literalmente, la antigua vida murió, la nueva vida llegó, usted murió con Cristo, usted resucitó para caminar en nueva vida. Usted es una nueva criatura y esa nueva criatura se manifiesta a sí misma en una práctica de justicia. Y la práctica de justicia no está ahí, usted es el hijo del diablo, no de Dios. Y una práctica de justicia simplemente significa que usted desde el corazón no sólo es obediente a la forma de doctrina sino de corazón, usted dos obediente a sus estándares justos. De tal manera que los cristianos verdaderos creen lo correcto y se conducen de la manera correcta. Y cuando pecamos, nos causa tristeza porque amamos la justicia.

Hay otro elemento de la liberación. El cristiano ha sido liberado el mundo temporal al Reino eterno. El cristiano ha sido liberado del mundo temporal al Reino eterno. ¿Sabe una cosa?, estoy viendo a todos estos políticos y simplemente sonrió conforme veo esto. Y veo a algún político, como usted sabe, hacen promesas. Y prometen esto y prometen aquello y prometen lo otro; y la gente se mete en estas grandes multitudes y grita y presentan estos letreros y usted sabe, nada de esto importa. Todo es pasajero, temporal. ¿Sabe una cosa?, envié en esa carta simplemente para decirle a usted que vote por la persona cuyas convicciones son las más cercanas a aquellas que son bíblicas porque usted no va a encontrar a nadie que realmente sea 100% bíblico. No podría llegar tan lejos. Sería imposible porque el mundo no se lo permitiría. Pero usted hace lo mejor que puede. Pero, ¿sabe usted una cosa?, usted escucha la furia y la pasión con las que estas personas hablan acerca de todo esto. Y simplemente es el mundo, simplemente el mundo.

Observe Gálatas 1. Todo simplemente se va a quemar. Simplemente es reorganizar las sillas del Titanic. Escuche Gálatas 1, versículo 3: “Gracia y paz sean a vosotros de Dios el Padre de nuestro Señor Jesucristo.” Por cierto, robé el nombre de nuestro programa de radio de Pablo, “Gracia a Vosotros”. Versículo 4: “El cual se dio a sí mismo por nuestros pecados -y aquí viene- “para guiarnos del presente siglo malo conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre a quien sea la gloria por los siglos de los siglos, amén.” Esa es una gran, gran doxología, ¿no es cierto? Hemos sido liberados de este presente siglo malo al Reino eterno.

Por cierto, esto es lo que llamamos un subjuntivo griego, lo cual indica propósito. El propósito para el cual Jesús murió fue para librarnos del presente aiōn malo. Esto es lo que es inherente en su salvación. El propósito mismo de nuestra salvación fue librarnos de este presente siglo malo. ¿Que está diciendo? Lo que está diciendo es que si usted ha sido salvado, usted ha sido rescatado de este sistema del mundo malo. Simplemente, ya no tiene atractivo para usted. Simplemente, ya no le cautiva a usted. Le digo una cosa, usted necesita salir y votar por aquellos que se aproximan a un estándar justo porque Dios sería honrado cuando usted hace eso. Pero para nosotros, algunas veces es difícil hacer eso porque realmente no hay nada en el sistema, en últimas, que nos atrae. Que nos motiva. La muerte de Jesús fue para todos los que creen un esfuerzo de rescate. Y usted puede identificar a un cristiano, un cristiano verdadero por su falta de interés en el sistema del mundo actual.

La palabra librar aquí es -simplemente una nota aquí- es exaireō. Significa rescatar. Es usada tan sólo unas cuantas veces en el Nuevo Testamento. Es usada en el capítulo 7 de Hechos en donde Esteban está predicando su sermón ante el sanedrín por el cual fue apedreado, usted recuerda, hasta la muerte. Y él estaba describiendo cómo Dios libró a José y a sus hijos, los hijos de Israel, de la aflicción egipcia. Allá por el versículo 10 de Hechos 7, creo que repetido nuevamente en el versículo 34. Y es la palabra rescate, liberar a los hijos de Israel y José de la aflicción egipcia. Pedro usó la palabra para describir la liberación que Dios llevó a cabo a favor de él de la prisión en Hechos capítulo 12, versículo 11. Y el comandante romano Claudius Lysias lo usó del rescate de Pablo de esa multitud enojada en Jerusalén en Hechos 33:27. Entonces, es una palabra que habla de rescatar a alguien de una situación muy peligrosa.

Entonces, esas cuatro veces que es usada, es usada en un sentido físico. Es utilizada sólo una vez en el sentido metafórico y es aquí, y es utilizada para referirse a la Cruz, la muerte de Cristo, quien se entregó a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, peligroso. Es malo porque está caracterizado por la maldad. Está dominado por la maldad. La palabra siglo es ahí aiōn. No se refiere a tiempo sino que se refiere a una era. El presente siglo malo comenzó en la caída y continuará hasta que Jesús regrese y establezca Su Reino de justicia. Y entre la caída y el establecimiento del Reino de Cristo está este presente siglo malo. Es caracterizado por mentiras, es caracterizado por engaños, es caracterizado por los propósitos de Satanás, es caracterizado por lo que es temporal, lo que es para el tiempo únicamente, lo que es físico, lo que es pasajero, lo que en última, será destruido. Y el Señor nos rescató de eso.

Otra manera de decirlo está ahí en el capítulo 6 de Gálatas. Véalo, 6, versículo 14; él en cierta manera está hablando aquí de cómo los fariseos se jactaban de sus obras, estaban orgullosos por su justicia personal. Y Pablo no es como los circuncisos que se jactan de su atención minuciosa a la ley. Versículo 14 dice: “Pero lejos esté de mi gloriarme.” Yo no me voy a gloriar en nada en mí, no tengo nada digno en mí en qué gloriarme. “Pero si me glorio, me voy a gloria en la Cruz de nuestro Señor Jesucristo.” ¿Y qué es lo que esa Cruz logró? “Por quien el mundo me es crucificado a mí y yo al mundo.” ¿Que significa ser crucificado? Estar muerto. Es una manera dramática de expresar el pensamiento de la muerte. Pablo dice que Jesucristo fue a la cruz y mediante Su obra en la Cruz el mundo está muerto para mí y yo estoy muerto al mundo.

¿Qué significa eso? Significa simplemente que el mundo no tiene relación con el creyente y el creyente no tener una relación real con el mundo. Y lo que queremos decir por “mundo” aquí no es alimento y sol y simplemente los asuntos normales de la vida que Dios nos ha dado, sino que él está hablando aquí de ideas e ideologías, y patrones de pensamiento, y valores, y honores, y méritos, y logros y todas las cosas para las que vive la gente, los placeres, los tesoros, los honores, los valores, las ideas.

Regrese usted a 2 Corintios 10:5, un pasaje muy importante, él habla de las ideologías, los logismos. Pablo dice: “Estamos derribando argumentos,” y luego los describe aún más diciendo “toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios.” Cualquier idea anti Dios, cualquier idea anti Dios.

Quiero cumplir con mi deber de cuidar de mi jardín de tal manera que refleje la belleza de la creación de Dios. Pero no me puedo meter en este asunto ambiental de “salvar al planeta, salvar al planeta, salvar al planeta.” Este es un planeta desechable. En la manera en la que fue diseñado. El pecado está llevando a este planeta hacia la destrucción. Como dije antes, si usted cree que estamos echando a perder el planeta espere a ver lo que Jesús le va a hacer. Este es un mundo pasajero. Toda esta acción, toda esta furia, toda esta atención de los medios masivos de comunicación a esto no tiene nada que ver con el alma eterna de nadie. La gente va a universidades y recibe doctorados en filosofía para reordenar estas sillas en la cubierta. Todas son cosas que se levantan en contra del conocimiento de Dios, y Pablo dice: “cuando yo vine a Cristo, yo morí a esto. Y esto a mí, no tiene parte conmigo, no tengo parte con esto.”

Observe Colosenses 2, simplemente un pensamiento en el versículo 20. “Debido a que habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo.” Deténgase ahí. Cuando usted murió con Cristo, usted murió a los rudimentos. Me encanta, porque lo que está diciendo que cualquier cosa que se le ocurre al mundo, comparado con la verdad de Dios, es rudimentario, es elemental. Es balbuceo de bebés. Somos personas verdaderamente profundas. Hemos trascendido la verdad. Los doctores en filosofía más preparados, los filósofos más brillantes y pensadores de nuestra época son de escuela primaria comparado con lo que conocemos. Conocemos el origen del universo. Sabemos cómo llegó existir. Sabemos quién lo hizo y por qué lo hizo. Sabemos cómo va a terminar todo. Sabemos lo que el verdadero entendimiento es. Nosotros morimos a esos ruidos de bebé, ese balbuceo de bebé, esas cosas rudimentarias.

Otro pasaje y con esto termino. Primera de Juan 2, éste será el último texto que veremos. Primera de Juan 2; y es breve. Bueno, uno más breve añadido a este, pero va a tomar un comentario o dos. Primera de Juan 2, versículo 15, el mundo es la palabra kosmos, es lo opuesto de la palabra “caos”. Caos significa desorden en el griego como en el español kosmos significa orden. Esa la razón por la que llamamos cosméticos, en cierta manera quitan el caos y lo arreglan. Lo ordenan. Yo no inventé la palabra, esa es la palabra. Pero kosmos es el orden, es el sistema presente malo actual. Es un sistema, un sistema exaltado de ideas, teorías y puntos de vista y valores y honores y tesoros y placeres que han sido diseñados por Satanás y apelan a lo pecaminoso. En el versículo 15, él dice “no améis al mundo”, este kosmos, este sistema aiōn malo, ni las cosas del mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.” Si usted lo ama, usted no es cristiano. No puede; usted no puede amar al mundo y amar a Dios.

Yo disfruto de la creación de Dios. La veo como la obra de Sus manos, ¿usted no? Yo no veo a las montañas y digo: “¿no es sorprendente la evolución?” Yo no miró un bebé y digo: “Gracias a Dios por esa ameba que un día decidió dividirse. Gracias a Dios por la selección natural.” Oí que una persona dijo “gracias a Dios por la selección natural.” Pero cuando veo a una persona, veo a una creación de Dios, veo a una persona hecha a imagen de Dios. Cuando veo una montaña, veo la obra de Dios. ‘Y los cielos declaran Su gloria,’ ¿no es cierto? El firmamento muestra la obra de Sus manos y yo disfruto al mundo, disfruto lo que Él ha creado y disfruto los placeres maravillosos, ricos que Él ha colocado en el mundo. Pero todo es Él para mí. Todo es Él. Él está en toda flor, en todo monte, en todo placer. Él está en todo. Su mano está ahí. Y lo amo a Él y amo a Su mundo, porque como el escritor del himno dijo, “este es el mundo de mi Padre.”

Pero si usted ama al mundo, el amor del Padre no está en usted. Y su amor es este mundo pasajero, usted no es cristiano. “Porque todo lo que está en este mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida no provienen del Padre sino del mundo y el mundo pasa y sus deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.”

Usted tiene aquí a dos personas diferentes. Tiene a personas que aman a Dios y viven para siempre; y tiene a personas que aman al mundo que van a quemarse. No amamos al mundo. Hemos sido librados de él. Mi vida no está consumida con lo que sucede en este mundo. Francamente, mi vida está consumida con lo que sucede en el próximo mundo. Colosenses 3, “he puesto la mira en las cosas de arriba, no en las cosas de la tierra.” Las cosas de la Tierra son simplemente cosas que para este tiempo y para este lugar dan gloria Dios, y las puedo disfrutar, y le agradezco a Él por ellas, pero no tienen valor duradero. Son expresiones temporales de Su gracia común y Su amor.

Nosotros no amamos al mundo, en primer lugar, por lo que es. Es el mundo. Es el sistema de Satanás. No lo amamos por lo que hace. Incita a pecar. Satanás usa al mundo para apelar a nuestra carne, los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida. Presenta sus placeres materiales. Sus placeres sexuales. Sus méritos educativos. Sus honores. Sus reconocimientos. Su poder. Su filosofía frente a nosotros, nos enamora y extrae de nosotros nuestra sensualidad, nuestra avaricia y nuestro orgullo. Esas son categorías ascendentes de tentación. La sensualidad es la corrupción del ser más bajo, abuso del cuerpo. Avaricia o codicia es una corrupción del ser más elevado, abuso de la belleza que se convierte en codicia. El orgullo es la corrupción del ser más elevado y esa es la exaltación de uno mismo en donde nos volvemos Dios. El mundo apela a eso. No lo amamos porque es el mundo y no lo amamos por lo que es y no lo amamos por lo que hace. Simplemente apela a nuestra naturaleza caída. No lo amamos tampoco por la dirección en la que va. Versículo 17, pasa, está en el proceso de paragetai, desintegración. El sistema está en proceso de disolución. Se va a destruir. Está destruyéndose a sí mismo.

Ahora, el principio de muerte ya opera en él. Ha sido herido con la enfermedad fatal del pecado que lo está matando. Y la gente siempre dice “parece como si las cosas estuvieran empeorando y empeorando, tenemos que recuperar a Estados Unidos.” Miren, las cosas van a empeorar y empeorar y van a continuar empeorando y empeorando. Ése es el impacto acumulado del pecado. Ha sido herido por una enfermedad fatal que lo está matando. Esa es la razón por la que 1 Corintios 7:31, Pablo escribe “la forma de este mundo pasa, pero somos parte de un Reino” -al final del versículo 17- “que permanece para siempre.” Nuestro afecto está en las cosas de arriba. Así es como usted puede distinguir a un cristiano.

Una última mirada a 1 Juan 5:4. Primera de Juan 5:4: “Porque todo o el que es nacido de Dios” -me encanta esto - “vence al mundo.” ¿Y cuál es la victoria que ha vencido al mundo? Nuestra fe. Si usted pone su fe en Jesucristo y cree que Él lo libró de este siglo presente malo, este mundo. Lo libró de este mundo temporal al Reino eterno, usted ha vencido al mundo. “¿Y quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el hijo de Dios?,” versículo 5.

Mire, usted no puede vencer al mundo, lo cual es una marca de un cristiano, a menos de que crea en Jesucristo como el Hijo de Dios. Usted no puede creer en Jesucristo como el Hijo de Dios a menos de que alguien le hable acerca de Jesús. Nadie es un cristiano que no conozca la verdad, porque la única manera en la que usted puede llegar a ser librado de este mundo al Reino eterno es creer la verdad acerca de Jesucristo. Y si usted no cree la verdad acerca de Jesucristo, usted no puede ser librado. Y regresamos adonde comenzamos. Por eso tenemos que ir por todo el mundo y predicar el Evangelio a toda criatura, porque es el único camino de salvación. Somos los vencedores, la palabra es nikē, de la cual obtenemos la palabra “Nike”, es la palabra griega para vencedor, victorioso, conquistador.

Romanos 8:37 “somos los súper conquistadores.” Y una de las cosas que nuestra fe conquista es el sistema de maldad dominado por la lujuria y el orgullo, la sensualidad, la avaricia y el egoísmo. No somos sensuales en práctica. No somos avaros en práctica. ¿Sabe una cosa?, la avaricia es buena en el mundo y la sensualidad es buena en el mundo y el egoísmo es realmente bueno. Pero para nosotros, esos son pecados, ¿no es cierto? Esta sociedad está corriendo en una carrera desesperada buscando toda satisfacción sexual con pasión materialista, codiciando y aferrándose a todo lo que pueden ver, convirtiendo la belleza en una satisfacción de deseos personales y en medio de todo esto, haciendo todo lo que puede para elevar su autoestima. Eso es el mundo y eso es pecado. Pero hemos vencido al mundo y lo vemos por lo que es. Y nuestra pasión es aquello que honra a Dios y nuestra evaluación de nosotros mismos es de humildad. Y cuando vemos algo hermoso, le damos alabanza por ello. Somos los vencedores. De hecho, Apocalipsis 2 y 3, las cartas a las iglesias, siete veces se hace referencia a los creyentes como vencedores.

Bueno, pues ¿cómo puede haber tanta confusión acerca de quién es un cristiano? Los cristianos han sido librados del error a la verdad. Ellos han llegado a un entendimiento pleno del Evangelio de Jesucristo, del pecado a la justicia. Viven obediencia a la palabra de Dios como práctica y ha sido librados de este siglo presente malo, este sistema de Satanás al Reino eterno. Sus afectos son celestiales, su deseo es por aquello que es eterno y no por las cosas pasajeras de este mundo. Ésta es la verdad de Dios. Y esto debe ser proclamado. Para que Él pueda ser glorificado y la gente pueda llegar a la salvación verdadera y a la alabanza de Dios por ese regalo. Oremos.

Cerramos estos pensamientos en esta mañana con un ruego, Padre. En primer lugar, que Tú extiendas la verdad y que conquiste las mentiras, que Tú extiendas la Verdad y que conquiste el error, que desenmascare al engaño que está dejando a tantas almas confundidas y estorbando la verdadera obra del evangelismo.

Y Padre, que Tú levantes a muchos proclamadores fieles de la Verdad y que Tú llames a que se alejen del error aquellos que han caído como presa del mismo. Que la gente tenga la verdad y que tenga la valentía de hablar la verdad porque te honra a Ti, al Dios de verdad y nuestro Salvador, Cristo, quien es el camino, la verdad y la vida y el bendito Espíritu de verdad, quien inspiró para nosotros la palabra de verdad. Que Tu verdad sea exaltada. Tu palabra, que sea exaltada, inclusive al nivel de Tu mismo nombre. Y que el engaño sea expuesto, que la gente de hecho pueda ser librada del error, del pecado y de este mundo pasajero. Y Te agradeceremos y Te alabaremos por Tu gloria, en el nombre de Cristo. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2015 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Volver arriba