¡Próximamente, nuestro nuevo sitio web! Vuelva a visitarnos la próxima semana.





A medida que realizamos la transición a nuestro nuevo sitio web, no se podrán realizar pedidos y ofrendas temporalmente. Por favor, regrese la próxima semana para completar su transacción.

Sermones

La exclusividad del evangelio, 1ª Parte

Por John MacArthur
Código de producto: 80-233
Scripture: Escrituras Seleccionadas
Bajar (Baja Calidad) | Bajar (Alta Calidad)
$5.00
pdf

Hemos estado estudiando el Evangelio de Lucas, pero hemos tenido algunas interrupciones a lo largo de la temporada navideña. Y antes de eso, interrumpí nuestro estudio del Evangelio de Lucas - o más bien espero haber mejorado nuestro estudio del Evangelio de Lucas - con una serie acerca de la liberación. Esa serie ha sido muy oída; y continuará siendo oída. Y estoy muy agradecido por ello. Hubo un elemento en esa serie que realmente dejé afuera. Y entonces, quiero hablar de eso en esta mañana y la próxima mañana en el día del Señor. Y después, regresaremos a nuestro estudio de Lucas. Cuando usted hace exposición de la Biblia como yo lo hago, usted se mete en un libro y se queda mucho tiempo. Y hay temas que salen que tienen que ser estudiados. Y entonces, algunas veces hemos tenido que tomar una desviación del camino principal para hablar de un asunto. Y este es un tema muy, muy pertinente.

Parecería que toda persona en el cristianismo evangélico, todo el que es un verdadero cristiano, entendería que el Evangelio es el corazón del cristianismo. Y que el Evangelio se encuentra únicamente en las Escrituras. Y que el Evangelio debe ser predicado hasta los fines de la tierra. Yo crecí entendiendo eso. Mi educación teológica lo afirmó. Mis años de estudiar la Biblia han sellado esa afirmación. El corazón de la fe cristiana es el Evangelio. El Evangelio se encuentra en el Nuevo Testamento. Los cimientos del Evangelio se encuentran en el Antiguo Testamento. Y el Evangelio debe ser predicado hasta los fines de la tierra si es que las personas van a ser salvas. Y eso es esencialmente la misión cristiana. Eso es lo que la Iglesia ha creído. Eso es lo que ha motivado su vida. Ese ha sido su mandato. Jesús dijo: “Id por todo el mundo y haced discípulos bautizándolos en Mi Nombre y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado.” Él lo dijo de otra manera. Él dijo: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura.”

Ese ha sido el mandato de la Iglesia. Los cristianos verdaderos siempre han creído eso. La Iglesia verdadera siempre ha enseñado eso. Hemos creído y nos hemos visto motivados por el hecho de que si la gente no escucha el Evangelio, no puede ser salva. Y no son salvos, pasarán la eternidad en el infierno bajo el juicio de Dios. Entonces, es absolutamente crítico que el mundo oiga el Evangelio de Jesucristo. No sólo que lo oigas sino que lo comprenda de manera precisa, que lo crea y que se someta a él por sí misma, porque es la única verdad salvadora.

Motivados por este mandato bíblico claro, los cristianos a lo largo de los siglos han llevado el mensaje salvador hasta los fines de la tierra. Generación tras generación, han estado involucrados en hacer esto. La meta de la Iglesia ha sido predicar el Evangelio a toda persona sobre la tierra. Le he dicho muchas veces que esa es la única razón por la que todavía estamos aquí. Ya hemos sido salvos y ya hemos sido sellados para la eternidad. No hay motivo por la cual tengamos que quedarnos aquí, fuera de esta responsabilidad de evangelizar.

Ahora, creemos que la Biblia es muy clara en que la salvación viene a través de creer en Cristo. Creer en Cristo viene a partir de oír y entender el Evangelio. Poder oír y entender el Evangelio sólo puede ocurrir si alguien toma el mensaje. Y alguien solamente puede tomar el mensaje si son enviados por el mismo. Y eso es lo que dice Romanos 10: “Usted es salvo al creer en Cristo, pero usted no puede creer en Cristo a menos de que oiga acerca de Cristo. Usted no puede oír acerca de Cristo a menos de que alguien predique. Y alguien no va a predicar a menos de que sea enviado.” Y ese es nuestro mandato y esa ha sido la misión de la Iglesia desde que la iglesia nació en Pentecostés y Jesús dijo “Recibiréis al Espíritu Santo y seréis testigos de mí en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta los fines de la tierra.”

Desde que la Iglesia inició hasta el día de hoy, millones de dólares que no se han contado en toda moneda, en el mapa del mundo y millones y millones de horas de esfuerzo y trabajo y millones de personas cristianas a lo largo de los siglos han sido gastados y se han sacrificado por llevar el único mensaje de salvación hasta los fines de la tierra. El trabajo de traducción, riguroso, difícil, un trabajo difícil, desafiante, de tomar un idioma que ni siquiera es escrito y desarrollar un alfabeto, y desarrollar una manera de escribir ese idioma. Y después enseñarle a la gente a leer en su propio idioma cuando nunca realmente lo han visto. Y después darles las Escrituras y el Evangelio y llevarlos a Cristo, es un trabajo riguroso que demanda décadas. Y después, imprimir materiales en todo idioma, predicando, enseñando, evangelizando. En eso ha estado involucrada la Iglesia desde la llegada del Espíritu Santo en el día del Pentecostés. Un esfuerzo imparable de usar todo medio disponible para alcanzar a las personas con el único mensaje que puede salvarnos del juicio eterno; y ése es el mensaje del Evangelio de Jesucristo.

Y aquí estamos ahora, al comienzo del nuevo milenio, este es el año oficial del comienzo, el año 2001. Y en el comienzo del nuevo milenio tenemos más medios de llevar el Evangelio hasta los fines del mundo que en cualquier otra época de la historia. Tecnología, una sofisticación en la aplicación de esa tecnología a todo medio imaginable de comunicación, nos ha dado un poder más grande ahora que nunca antes hemos tenido para llevar el Evangelio hasta el fin de la tierra. Y es sorprendente que en este punto del tiempo, el enemigo de las almas de los hombres, el enemigo de Dios, el archirrival de Dios, Satanás mismo, ha incrementado sus esfuerzos por prevenir esto. Él lo ha hecho en un par de maneras interesantes.

Una, al hacer que la Iglesia se confunda por lo que el Evangelio es. Y en los últimos 15 años, ésta ha sido una batalla en la que yo he estado involucrado junto con otros. Tratar de asegurarnos que la gente cristiana entienda lo que el Evangelio es. No sirve de nada tener la tecnología, no sirve de nada tener la oportunidad. No sirve de nada tener los medios financieros. No sirve de nada tener la capacidad humana de tomar el mensaje y llevarlo hasta los fines de la tierra si usted no sabe cuál es el mensaje. Y entonces, ciertamente ha sido una estrategia muy sabia por parte del enemigo de las almas de los hombres, el confundir a la Iglesia en el mensaje. Y entonces, junto con muchos otros, me he involucrado en escribir libros para tratar de aclararle a los “cristianos” qué es el Evangelio. Porque la Iglesia se ha confundido en el área del Evangelio, no está realmente segura si Jesús es Señor o no, si necesitas ser Señor o no; no le parece importante ya a la Iglesia que la gente entienda la doctrina bíblica verdadera de la justificación por fe únicamente, por gracia únicamente, en Cristo únicamente. No parece ser importante para algunas personas que haya arrepentimiento de pecado y que prediquemos arrepentimiento.

De hecho, algunas personas creen que es algún tipo de interrupción en la gracia. Hay un fracaso en entender la doctrina de la sustitución y también de la imputación. Esto es el entendimiento verdadero de que nuestros pecados fueron imputados de manera total a un Sustituto, quien murió en nuestro lugar y que en nada contribuimos a nuestra salvación fuera de la fe en ese Sustituto.

Entonces, aquí estamos como una Iglesia evangélica confundida acerca del mensaje. Y usted oye, como le mencione algunas semanas atrás, a un pastor de una iglesia evangélica muy grande hacer una declaración como “la reforma fue sobreestimada en términos de su importancia.” Bueno, lo que la reforma hizo fue definir el Evangelio. No sólo no sabemos lo que es el Evangelio en gran parte, ni siquiera estamos seguros de que sea importante que lo entendamos de manera correcta. Esto es algo trágico. Aquí estamos al borde realmente del potencial más grande de esparcir el evangelio hasta los fines de la tierra y no estamos seguro de lo que es. Y en el proceso, la Iglesia se ha vuelto más y más superficial. Hay varios motivos por lo que esto ha sucedido. Uno de ellos es porque las iglesias han proliferado en por todos lados, honestamente, y están siendo pastoreadas por hombres que no están preparados, no son capaces, no tienen la preparación, el transformó teológico para tener la capacidad de discernir las cosas bíblicamente y con alguna profundidad. Y otra es que existe esta preocupación, por no ofender a nadie, hacer que la Iglesia sea divertida y entretenida. Y entonces, creamos algún tipo de Evangelio sintético que no tiene suficiente verdad en él para salvar a nadie.

Ahora, todo esto es bastante malo y hemos tratado de hablar de esto, pero hay una nueva ola en el mundo evangélico que es por lo menos tanto o más aterradora. Y la nueva ola en el mundo evangélico es esta: hay algunas personas que nos están diciendo que no es necesario ni siquiera llevar el Evangelio hasta los fines de la tierra. No es necesario. La gente está siendo salva sin él. Sin él. Ahora, esta perspectiva tiene algunas etiquetas. Permítame darle un poco de enseñanza aquí, esta es una clase de teología por unos cuantos minutos. Sé que lo pueden recibir. Lo pueden entender, si yo lo puedo entender, ustedes también pueden.

¿Cuál es el nombre de esto, esta idea de que alguien puede salvarse, alguien puede entrar al Reino de Dios, alguien puede ir al cielo sin el Evangelio? Este es su nombre, teología natural. Esto significa que el hombre naturalmente puede ascender hasta llegar a un conocimiento de Dios, puede ascender hasta llegar a una relación con Dios, puede ascender mediante su razón y su deseo innato de hacer lo que está bien y ajustarse con la voluntad de Dios. Esto es natural. Esto lo opuesto a lo sobrenatural.

La teología sobrenatural dice que Dios tiene que descender y salvar al hombre. La teología natural dice que el hombre puede ascender y llegar hasta Dios. Esto es que puede llegar a Dios a nivel natural. Esto quiere decir que el hombre tiene el proceso de razonamiento natural y la capacidad natural de llegar a Dios y ser salvo sin las Escrituras. Los promotores de esta idea dicen que la humanidad puede descubrir la existencia de Dios, puede descubrir los atributos de Dios, puede descubrir la naturaleza de Dios mediante la razón humana, de manera independiente de la revelación de las Escrituras. El hombre es capaz de conocer a Dios, conocer la verdad acerca de Dios y conocer la voluntad de Dios sin la Biblia. Su razón es suficiente. Ahora, obviamente, para creer eso, usted no podría tener una postura reformada de la depravación. Usted tendría que creer que el hombre no sólo tiene un poder de razonamiento innato, sino una bondad innata para buscar eso, para buscar la justicia. Entonces, la gente que promueve esto tiene una perspectiva errónea de la depravación del hombre.

Pero lo que ellos promueven es que el hombre puede llegar al cielo sin la Biblia. Él puede llegar al cielo sin el Evangelio. Entonces, ¿por qué nos preocupamos por todos estos misioneros? Usted no necesita arrepentimiento hacia Dios y fe en el señor Jesucristo como Pablo dijo que tenía que predicar en Hechos 20. Los perdidos no necesitan oír el Evangelio. No necesitan tener una Biblia. No necesitamos todo este trabajo de traducción. No necesitamos que todas estas personas sacrifiquen sus vidas en áreas remotas, con tribus pequeñas de personas tratando de llevar la Biblia y la palabra de Dios y el Evangelio que salva, porque ellos pueden ser salvos sin esto.

Hace un par de semanas atrás cité del LA Times, el periódico del 9 de diciembre, una cita del Papa simplemente para mostrarles que la Iglesia católica cree esto. El Papa Juan Pablo II dijo esta semana que todos los que viven una vida justa serán salvos aún si no creen en Jesucristo y la Iglesia Católica romana. Y el Papa continuó diciendo, y cito: “El Evangelio nos enseña que los que viven según las bienaventuranzas, pobres en Espíritu, los pobres de corazón, los que soportan amorosamente los sufrimientos de la vida, entrarán al Reino de Dios,” fin de la cita.

El Papa está alentando una perspectiva inclusiva de la salvación. La enseñanza bíblica que la salvación sólo viene en respuesta a la fe en Jesucristo es rechazada como algo no razonable y cruel por personas que creen esto. Los paganos son salvos si tan sólo viven vidas buenas, si tan sólo son pobres en Espíritu, si son puros de corazón y si buscan lo que es correcto. Si ellos viven vidas buenas y son sinceras, realmente no importa lo que creen.

Esa es la razón por la que el apologista católico Pedro Kreeft, quien escribió el libro Jihad ecuménico puede decir que hay budistas, que hay hindúes, que hay confucionistas, que hay musulmanes y que hay ateos y judíos ortodoxos, todos están en el cielo porque Cristo no es el asunto medular, el Evangelio no es importante. La Biblia no es lo importante, la sinceridad y la bondad son importantes. Y esta es la idea de la teología natural, que el hombre mediante sus capacidades naturales, sus capacidades de razonamiento y alguna bondad innata puede ascender al conocimiento de Dios y a la voluntad de Dios y agradar a Dios y ganarse la salvación, sea que llegue a ver una Biblia o que llegue a oír de Jesucristo, el Papa simplemente afirma lo que la teología católica ha creído por mucho tiempo.

Esto de alguna manera es motivado por alguna concepción humana de la justicia. No es justo, de algún modo que alguien en algún lugar no pueda ser salvo cuando no tiene acceso inmediato al Evangelio. Pero esto no sólo es una postura católica, y le voy a reiterar algo que le leí unas semanas atrás, porque quiero que esté en esta cinta. Robert Schuller y el Dr. Billy Graham tuvieron una entrevista en la “Hora de poder.” Tengo una transcripción de esa conversación. La conversación se llevó a cabo de la siguiente manera. El doctor Schuller dijo “Dígame, ¿cuál es el futuro del cristianismo?” Y el doctor Graham contestó: “Yo creo que está el cuerpo de Cristo, el cual viene de todos los grupos cristianos alrededor del mundo o afuera de los grupos cristianos. Creo que toda persona que ama a Cristo o conoce a Cristo esté consciente de ello o no, son miembros del cuerpo de Cristo. Y no creo que vamos a ver un gran avivamiento que va a volver al mundo entero a Cristo en ningún momento.” En otras palabras, lo que está diciendo es que hay personas en el cuerpo de Cristo que nunca han oído de Cristo, entonces no necesitamos esperar que todos van a venir a Cristo. Todos van a llegar de otro modo.

Además, él dice: “El propósito de Dios para esta época es llamar a gente para Su nombre y eso es lo que Dios está haciendo hoy. Él está llamando a gente del mundo para Su nombre. Sea que vengan del mundo musulmán o del mundo budista o del mundo cristiano o del mundo incrédulo, son miembros del cuerpo de Cristo porque han sido llamados por Dios. Quizás no conozcan el nombre de Jesús, pero saben en sus corazones que necesitan algo que no tienen y se vuelven a la única luz que tienen; y creo que son salvos y van a estar con nosotros en el cielo.” El doctor Schuller le respondió: “Lo que oigo que usted está diciendo es que es posible que Jesucristo venga a un corazón y alma y vida humana aún cuando han nacido en la oscuridad y nunca han oído y nunca han sido expuestos a la Biblia. ¿Es ésta una interpretación correcta de lo que usted está diciendo, doctor Graham?” Doctor Graham: “Si, lo es, porque yo creo eso.”

“He conocido a personas en diferentes partes del mundo, en situaciones de tribu, nunca han visto una Biblia y nunca han oído de una Biblia, nunca han oído de Jesús, pero han creído en sus corazones que hay un Dios y un tratado de vivir una vida que estaba apartada de la comunidad que los rodeaban en la que vivían.” Doctor Schuller: “Esto es fantástico. Estoy tan emocionado al oírlo decir esto. Hay una amplitud en la misericordia de Dios.” Doctor Graham: “Sí la hay, ciertamente la hay.”

Este ciertamente ha sido un brinco de Aristóteles a la Iglesia Católica al protestantismo evangélico. Ahora, hay una perspectiva protestante que dice a los musulmanes y a hindúes y a quien sea que van a estar en el cuerpo de Cristo en el Reino en el cielo con la salvación sea que lleguen a tener una Biblia o que lleguen a oír el Evangelio o que lleguen a conocer a Jesucristo. La organización Billy Graham afirmó esta posición como la que fue expresada en el artículo de la revista Decisión en la cual Billy escribió en el año 1960. Entonces, esto no es nada nuevo.

Ahora, esto nos introduce al lado evangélico de esto y hay un término que está siendo usado para describirlo. Es llamada la postura de la misericordia amplia, la cual es más fácil de oír que la postura de la teología natural, la idea de que el hombre en su condición depravada puede encontrar a Dios, puede encontrar la voluntad de Dios, vivir una vida justa y agradar a Dios. Eso es imposible de probar mediante las Escrituras. Entonces, en lugar de presentarse a sí mismo como un teólogo natural, usted es más bien un teólogo sobrenatural y usted termina con otro título, la postura de la misericordia amplia, que existe esa latitud más amplia, esta postura inclusive en la cual el Señor incluirá a todos. Y lo que eso esencialmente dice es que la gente puede ser salva en cualquier religión.

Clark Pinnock, cuando yo era un estudiante del seminario, escribió un libro llamado Presente su caso, el cual fue una apologética cristiana muy buena. Un libro evidencialista cristiano. Como usted sabe, él fue un gran campeón de la fe cristiana. Él se ha desviado y ha apostatado de eso hasta el punto que quizás ahora es un proponente importante de los principales promotores de esta postura de la misericordia más amplia. Y voy a citarlo, él dice lo siguiente, y cito: “Cuando nos acercamos al hombre de la fe fuera de la nuestra, alguien en otra religión, se hará en un espíritu de expectativa descubriendo cómo es que Dios le ha estado hablando a él y qué nuevo entendimiento de la gracia y el amor de Dios podremos nosotros encontrar en este encuentro. Nuestra primera tarea en acercarnos a otra persona, otra cultura, otro pueblo, otra religión es quitarnos nuestros zapatos - el lugar al que estamos llegando es santo - no sea que nos encontremos pisando los sueños de los hombres. Es más, podemos olvidar que Dios estuvo ahí antes de nuestra llegada.” Fin de la cita. Ahora, eso redefine las misiones de manera muy significativa. En lugar de ir a una tribu y decir: “Estas personas están perdidas, estas personas están condenadas en la oscuridad,” usted llega ahí y dice “estoy de pie en lugar santo” porque Dios ha estado ahí en la forma de su paganismo. Y él añade, este es Pinnock, “Dios está llevando a cabo más cosas en el área de la redención que lo que sucedió en Palestina en el primer siglo,” fin de la cita.

No puedo imaginar una creencia más desastrosa que esa. ¿Dios está haciendo más en términos de la redención de lo que sucedió en la Palestina del primer siglo? ¿Qué dice eso? Eso dice que la vida y muerte y resurrección de Jesucristo sólo fue una cosa en medio de muchas en lugar de que fue el acontecimiento más importante en toda la historia redentora. Eso deprecia a Cristo. Eso deprecia Su encarnación. Su nacimiento virginal, Su encarnación, Su vida sin pecado, Su muerte sustitutiva, Su resurrección corporal, Su ascensión, Su intercesión, la segunda venida - todo, si Cristo es sólo uno de muchos. Esta es una repetición de una herejía griega antigua que enfrentó el apóstol Juan llamada “el logos universal” en donde el Espíritu de Cristo está flotando insertándose a sí mismo en toda religión. También ataca la Trinidad porque solo el cristianismo bíblico afirma que Dios es una Trinidad. Inclusive los mormones niegan eso.

Usted dirá: “esto es confuso.” Bueno, sí. Creo que es lo que usted está pensando, no porque soy omnisciente, sino porque probablemente usted piensa como yo. Y lo que usted está pensando es: ¿cómo es que la gente pueda creer esto? ¿Cómo pueden creer eso cuando la Biblia dice que la salvación está en Cristo únicamente, verdad? Juan 14:6 Dios dijo “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por Mí.” Bastante claro. Hechos 4:12: “Y en ningún otro hay salvación porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos.” Sabemos eso. Jesús dice en Juan 7: “Porque no creéis en Mí moriréis en vuestros pecados; moriréis y adonde Yo voy vosotros nunca podréis venir.” Creer en Jesús, para cualquiera que lee el Nuevo Testamento, es el único modo en la que puede ser salvo. No hay otro salvador. Sólo hay un mediador, dice Pablo en Timoteo. Hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre. Sólo un Mediador.

¿Cómo enfrentan esto? Algunas de estas personas que hablan de Jesús cada vez que están en la televisión, cada vez que se ponen de pie a hablar, ¿qué están diciendo? Decir que Jesús es el único Salvador, Jesús es el único salvador y después decir que los musulmanes y los budistas y quién sabe quién más, por todos lados, estarán en el cuerpo de Cristo y estarán en el Reino y todos estarán en el cielo… ¿cómo funciona eso? Y aquí está la respuesta a eso. Usted puede encontrar la respuesta a los escritos de personas como Clark Pinnock y Sanders y otros que escriben acerca de esto. Aquí está lo que ellos están diciendo. Ellos están diciendo que la obra de Cristo es la única base para la salvación, pero no es necesario saber eso.

En otras palabras, sea cual sea la religión en la que usted esté, si usted cree en Dios, como usted se imagine que Dios es y si usted trata de hacer lo que está bien y trata de hacer lo que es bueno y religioso, usted va a ser salvo por Cristo aunque usted no sabía quién era Él. Usted no sabía que Dios era una Trinidad. Usted no sabía que Dios se había revelado a sí mismo en Cristo. Usted no sabía que Cristo vivió, murió y resucitó. Usted no sabía nada de esto, pero Cristo todavía va a ser su Salvador. Él todavía tuvo que pagar por sus pecados, entonces, dice que Él es el único salvador, pero Él ha expiado y ha pagado el precio de los pecados de personas que nunca sabrán de la Biblia y que nunca sabrán de Jesucristo. Todavía se van a beneficiar de manera directa de Su obra en la cruz sin que lo lleguen a conocer.

La madre Teresa fue muy fiel a su fe católica. Mi familia y yo fuimos a visitarla cuando estuvimos en Calcuta. Le dimos una copia del libro del Evangelio según Jesucristo y fue una ocasión interesante. Ella es una mujer muy amable, muy fuerte, una mujer de estatura baja. Y los niños querían darle este libro; y así fue. Y ella dijo que lo iba a leer. Pero la madre Teresa era muy, muy fiel a su fe católica. Y ella era una verdadera católica. Ella entendía muy bien al catolicismo. En la parte del frente de una Biblia que ella autografió, escribió que usted entre al corazón de Jesús a través de la virgen María,” y firmó su nombre. Entonces, ella creía que la salvación era a través de María y eso es verdad acerca de la fe católica.

Y otra cosa que era verdad de la fe católica, fuimos a su hogar para los enfermos y los que estaba muriendo en Calcuta y en las paredes había dioses hindúes, retratos de dioses hindúes, usted sabe, estos dioses tan raros estampados con múltiples brazos y deidades de los hindúes. Estampados en las paredes de esta instalación católica. Y por cierto, al lado del templo más vil, desviado que jamás he visto en mi vida en ningún lugar en el mundo, el templo en Calcuta, el templo hindú donde sacrificios de sangre son presentados regularmente, sacrificios de animales tan grande como un buey. Y ahí hay adoración que ni siquiera me atrevería a describir en público, es tan aberrante. Pero están juntos.

Y en ese entonces, no creo que en ese entonces entendía todo lo que ahora entiendo, le pregunté cómo ella podía tener retratos de dioses hindúes en ese lugar, que estaba conectado con este lugar perverso que estaba al lado. Y yo simplemente supuse que esta era una manera de mostrar una amabilidad política, que si usted va a sobrevivir en la ciudad de Calcuta, usted tiene que mostrar amabilidad a gente que gobierna la nación de India; y eso es lo que usted hace. Más tarde, llegué a entender que eso es parte de su sistema. Su sistema.

Y le voy a decir cómo funciona. Un escritor llamado Raimundo Panikkar ha escrito un libro llamado El Cristo desconocido del hinduismo. ¿No es ese un título interesante? El Cristo desconocido del hinduismo. Y esto es lo que él dice. Y cito: “El hindú bueno y bona fide - de buena fe - es salvo por Cristo y no por el hinduismo. Pero es a través de los sacramentos del hinduismo, a través del mensaje de moralidad y la vida buena, a través del misticismo que desciende a él a través del hinduismo que Cristo salva al hindú,” fin de la cita.

Todo el mundo está adentro. Hindúes buenos, budistas buenos, cualquier persona buena, usted sabe, gente que usted ve en el canal de Discovery que corre por todos lados con lanzas y huesos atravesados en sus labios. Toda persona estará ahí si es buena. ¿Puede usted entender lo increíble que es que esto se haya infiltrado en los evangélicos, no es cierto?

Usted podría vivir con esto sí estuviera saliendo del seminario Unión de New York o si estuviera saliendo de alguna denominación liberal que ya ha promovido el homosexualismo entre el clero o algo así. Pero oír esto del tipo de personas que está diciendo esto y el tipo de personas que mencioné hace algún tiempo atrás que promovió el libro de Peter Kreeft y J.I. Packer que dijo ‘¿qué tal si está en lo correcto?’ Y en el libro está la tesis entera que Peter Kreeft tiene en su libro Jihad ecuménico. Usted pregunta ¿cómo es que esto se pudo meter entre los evangélicos? ¿Cómo pudimos sucumbir ante esto? ¿Cómo lo adoptamos? ¿Cómo es que los pastores pueden estar diciendo ‘bueno, la verdad es que la reforma no importa realmente. Necesitamos redefinir las misiones por todo el mundo.’ Pero esto es exactamente lo que está pasando.

Bueno, todo esto para decir que tenemos un problema serio. Y como usted sabe, no sólo le estoy hablando a usted, sino que el Señor me ha permitido hablarle a muchas personas más allá de usted debido a que Grace to You y Gracia A Vosotros están casi 2000 veces al día, siendo oídos por muchas personas en inglés y creo que 500 veces a diario en español. Cuando tenemos algo que queremos decirle al mundo evangélico, normalmente tenemos una plataforma en donde decirlo. Entonces, simplemente pensé que necesitaba hablar de esto. Y sabe que la manera en la que podemos hablar de esto es simplemente ir a las Escrituras, ¿verdad? Digo, no le voy a dar mi opinión. Mi opinión no vale nada.

Bueno, ¿qué es lo que la Biblia dice acerca de esto? ¿Tenemos algún argumento bíblico para el exclusivismo? ¿Tenemos un argumento para el hecho de que si usted no conoce al Evangelio, si usted no cree en Jesucristo, usted no va a ir al cielo? La respuesta a esto es que sí. Y tenemos un argumento bíblico para el hecho de que la teología natural no va a llevar a nadie a ningún lugar. Y también tenemos una defensa bíblica de que la misericordia de Dios es extremadamente estrecha. De hecho, si usted busca la palabra estrecha, va a encontrarla en Mateo 7. Este tipo de puerta estrecha, angosta. Entonces, esta es una misericordia estrecha y una teología sobrenatural y eso es lo que le quiero mostrar a partir de las Escrituras.

Ahora, ¿dónde comenzamos? Bueno, vamos a comenzar con una referencia general, simplemente siéntese ahí. No entre a la Biblia ahora, escuche simplemente por un momento. Esta es una referencia general a Génesis 3. Pero no quiero que vaya ahí porque va a buscar versículos y no me voy a referir a ellos. Simplemente voy a hacerlo de manera general. Génesis 3, usted sabe lo que sucedió en Génesis 3, ¿verdad? Génesis 1 y 2 es la creación. Génesis 3 es la caída del hombre. El hombre fue creado a imagen de Dios y luego Dios crea a una compañera, Eva. Y entonces, tenemos a Adán y Eva y están una condición de perfección. Tienen cuerpos perfectos, mentes perfectas, por lo tanto, tienen una razón perfecta. ¿Muy bien? Viven en un ambiente perfecto que no ha sido afectado y tienen una relación perfecta con el Creador. Entonces, esto es perfección. ¿Muy bien? Estamos en el huerto en un ambiente perfecto.

Tenían mentes perfectas, capaces de tener entendimiento perfecto, capaces de razonar de manera perfecta, capaces de llegar a conclusiones perfectas. Pero aun así, Adán y Eva en el estado de perfección no podían, por sí solos, entender por qué fueron creados. Ellos podían entender que fueron creados, podían entender que algo más poderoso que ellos los creó y que algo con una mente inmensa, algún ser que amaba la belleza y amaba el orden y amaba el diseño y tenía poder y dio vida y todo eso. Pero no podían saber por qué fueron creados. No podían saber lo que debían hacer, lo que no debían hacer, cómo debían hacerlo, a menos de que alguien les dijera. Ellos no sabrían cómo responder a su ambiente, cómo funcionar en el huerto. Entonces, Dios les dijo: “Pueden comer de todo,” de otra manera no habrían sabido eso. Y Él les dijo: “No, en eso; si lo comen, morirán.” Y Él les dijo: “Esta es tu esposa, tengan bebés.” Y Él dijo: “Nombra a esos animales.” Ese es el por qué estaban caminando y hablando con Dios en el huerto, porque Dios les estaba dando revelación especial para que supieran cómo relacionarse con Él y cómo debían relacionarse con el mundo.

Los teólogos naturales deberían quedar sorprendidos al descubrir que Adán no podía conocer la verdad divina mediante su razón perfecta. No podía mediante su propia razón, mediante su intelecto perfecto propio, no podía llegar a saber que debía comer esto y no aquello, que debía nombrar a los animales, etc., etc. Que él tenía que cuidar del huerto. Dios tuvo que decirle todo eso. Robert Morris dice: “Adán no fue creado para ser el origen de la verdad, la justicia, la moralidad, el significado y la belleza.” El Creador caminó con el hombre en el huerto. Estas sesiones diarias fueron revelación especial. Y Dios le dijo al hombre por qué lo creó y lo que debía hacer en el huerto. Le reveló al hombre lo que él podía y no podía comer.” En otras palabras, Dios fuel el origen y fuente de verdad, justicia, moralidad, significado y belleza y la responsabilidad del hombre consistía en recibir lo que Dios le reveló. El hombre no fue el origen sino el receptor de la verdad.

Y es verdad, Adán y Eva habrían sabido algo acerca de Dios pero no habrían sabido lo que Dios quería de ellos si Él no les hubiera dicho. Nosotros ni siquiera entenderíamos la condición pre caída del hombre. No entenderíamos su condición caída si no fuera por Génesis 1, 2 y 3. ¿Sabe una cosa?, usted puede estudiar las religiones del mundo, los filósofos del mundo, los teólogos del mundo, ninguno de ellos jamás llega al entendimiento correcto de la creación del hombre y la depravación del hombre, ninguno de ellos. Nunca, porque usted no puede llegar ahí a partir de un razonamiento depravado.

Recuerde esto, que cuando Satanás entró al huerto, hombre perfecto, con la mente perfecta, entendimiento perfecto, razonamiento perfecto, en esa condición, Satanás entra y ¿qué es aquello en lo que no quiere que Adán y Eva confíen? En su razón. Él les dice: “… conque Dios ha dicho… ustedes no pueden confiar en la palabra de Dios.” Como puede ver, lo que Satanás siempre ha querido de nosotros es que no confiemos en la revelación especial y confiar en nuestra razón. Y Satanás está guiando a Eva en medio de este pequeño escenario. Y finalmente le dice “Ah, no vas a morir. No morirás. No puedes creer en Dios. Dios miente. ¿Dios dijo eso? ¿Que vas a morir? No, no morirás, serás como Dios. A Él no le gusta ese tipo de competencia.” Satanás tentó al hombre a confiar en su razón y rechazar la revelación que venía de la boca de Dios.

Dios les dio revelación especial “No coman”. Satanás dijo: “No crean en lo que Dios dice, confíen en su razón.” Es esencialmente lo que la teología natural dice. Es la mentira de Satanás en el huerto una y otra y otra vez. Puedes llegar ahí mediante tu razón. No te preocupes por la Biblia. No te preocupes por el Evangelio. No necesitas eso. Puedes llegar ahí mediante tu propia razón. Pero mire, ¿cómo es que el hombre caído, en un mundo maldecido, puede encontrar la verdad de Dios mediante su razón pervertida cuando el hombre perfecto, en un mundo perfecto, no pudo encontrar a Dios con razón perfecta? Adán no podía saber lo que Dios quería si Dios no le decía. Y nadie más puede saber lo que Dios quiere si Dios no les dice. Y estamos en una condición peor que Adán y Eva. Y Satanás siempre hace lo mismo. Él siempre quiere depreciar la revelación especial. ¡Qué gran estrategia! Convenzamos a la Iglesia que ni siquiera necesitan predicar el Evangelio. Dígame de dónde vino eso. ¿Del cielo? Dígame de dónde vino esa herejía. ¿Quién quiere más que ninguna otra persona detener que se predique el Evangelio?

Bueno, veamos Romanos 1. Tengo tiempo para dos pasajes rápidos. Tengo unos ocho y terminaremos la próxima vez. Ahora, simplemente quédese conmigo porque esto es muy importante y voy a verlo rápidamente. Romanos 1:18 al 23. Este es uno de esos pasajes monumentales en la Biblia. Es extremadamente definitivo y tiene implicaciones muy importantes. Quiero que vea al hombre, esta es una perspectiva del hombre. Esta es una antropología bíblica. Y dice en el versículo 18: “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad, porque los que de Dios se conoce les es manifiesto pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de Él, Su eterno poder y deidad se hacen claramente visibles desde la creación del mundo siendo entendidas por medio de las cosas hechas del modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios ni le dieron gracias. Sino que se envanecieron en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.”

Detengámonos ahí. Conocido para muchos de nosotros. Ahora, permítame en cierta manera presentárselo. Explicarlo. La Biblia aquí está diciendo que hay evidencia acerca de Dios, versículo 19: “lo que de Dios se conoce les es manifiesto,” y eso es a través de la razón. La razón ve en el versículo 20 a la creación y dice: “debe haber un Creador.” La razón ve la diversidad y dice “debe tener una mente inmensa.” Ve el diseño dice ‘es un Dios de orden’. Ve la belleza y dice de ‘Él es un Dios de belleza y armonía y todo lo demás’. Ve la gran variedad y dice ‘Él es un Dios de inmenso poder y complejidad’.

Sí, eso es verdad. Entonces, de hecho, es tan verdad y tan claro que el poder eterno y la naturaleza divina son visibles mediante la razón viendo la creación. Que es claramente visto, versículo 20, es evidente, se hace claramente visible. Realmente tiene que cometer suicidio intelectual para negar que hay una causa para el efecto del universo. Que hay un Creador. Entonces, es claramente visto. Y es visto de una manera tan clara que al final del versículo 20, que la gente no tiene excusa - usted no tiene absolutamente excusa alguna por ser un evolucionista, ninguna. Es torpeza absoluta. Es absoluto y usa aquí el término para torpe traducido necio, necedad. Cualquier persona que ve algo que existe, asume que alguien lo hizo. Y el universo ciertamente demanda un Creador. Entonces, él dice que Dios le ha dado al hombre en él razón; y la razón ve la creación y concluye ciertas cosas acerca del poder y naturaleza del Creador. Y él no tiene excusa.

El problema es este: no lo lleva a Dios. Sorprendente: no lo lleva a Dios. No lo lleva al Dios verdadero. ¿Por qué? Atrás en el versículo 18: “porque él detiene con injusticia la verdad.” El hombre es tan impío, él es tan depravado, él es tan vil en su naturaleza, tan impío, que su depravación niega la posibilidad de que él llegue de manera completa a Dios a través de su propia capacidad natural, sino que más bien detiene la verdad. Él deshonra al creador, observe el versículo 21, aunque el conocimiento de Dios es obvio a su alrededor como creador. Él no conoce los puntos específicos acerca de la voluntad de Dios o la salvación, pero por lo menos puede ver que hay un Creador. Pero no lo va a honrar como el creador. Él no va estar agradecido con Él. Esto es lo que hace el hombre depravado. Digo, inclusive Adán hace esto, deshonrando a Dios al desobedecer a Dios, dándole la espalda a la revelación especial para seguir su propia razón humana en un acto de orgullo.

Pero aquí, él dice que no honraron a Dios, no honran a Dios ni le dieron gracias. Se vuelven de Dios. Detienen con injusticia la verdad y entonces terminan envaneciéndose en sus razonamientos. Esto es inventan ideas torpes, que no son verdad; como como la evolución, la cual es una mentira inmensamente grande. No es verdad como tampoco lo es ninguna filosofía humana o alguna religión falsa. Inventan ideas humanas vacías que no son la realidad y su necio corazón es entenebrecido. No hay luz. Terminan con nada más que un entendimiento torcido, confuso.

Versículo 22, en su egoísmo, que es una parte importante de la depravación, profesando ser sabios – se dan a sí mismos doctorados en filosofías y se colocan túnicas reales y religiosas y sombreros y marchan como si fueran algunos hombres grandes religiosos sabios. Son necios. Son torpes, en el griego. Son ridículos. De hecho, no se detiene ahí. Versículo 23: “Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles y de insectos.” Hacen dioses de otras cosas. Ahí terminan, adorando insectos, adorando a hombres, adorando lo que sea. Ahí es dónde van. El hombre natural, así es. ¡Oh!, su razón dice que debe haber un Dios, que debe haber un Creador, que debe ser poderoso, que debe ser complejo. Pero debido que son tan impíos, debido a que están tan depravados - y voy a hablar más de eso la próxima semana - detienen esa verdad. Debido al amor al pecado, detienen la verdad. No pueden evitar el detenerla. No tienen ningún camino a Dios, no pueden salir de su estado de mortandad. Están muertos en delitos y pecados. No están vivos para Dios. No están vivos a la realidad. En ese estado de mortandad, la verdad es detenida. La justicia es detenida y en lugar de esto viene el invento de sistemas religiosos falsos y filosofías vacías torpes.

Y al final de todo eso, ¿cuál es el final de todo eso? ¿Cuál es el fin de la filosofía humana y la religión humana? Usted dice la gracia de Dios. No, no. Versículo 18, ¿qué dice? “La ira de Dios.” Éste es todo el punto. Lo que estos versículos nos están diciendo es que el hombre natural, con su teología natural, sin ayuda de la revelación especial, termina sin excusa alguna bajo juicio divino. Es la ira de Dios. No es la gracia de Dios. Usted no puede ir a alguna tribu que está adorando a un lagarto o algo así y decir: “!oh, estoy en piso santo, Dios estuvo aquí antes de que yo llegara.” Dios no estuvo ahí. Dios no está ahí. Eso no es verdad. Esa no es la realidad. Eso es rehusarse a honrar al Dios vivo y verdadero, al Dios incorruptible y en su lugar meter a algo más, fabricar algo más, alguna filosofía vacía, alguna religión torpe o algún ídolo. Entonces, ahí es adonde el hombre natural va.

Romanos 1 es el diagnóstico del hombre natural. Él se vuelve religioso pero su religión es un descenso, no un ascenso. No es un ascenso a Dios, es un descenso del primer reconocimiento de Dios como creador del universo a un dios falso, que fue creado por su propia imaginación, al detener la verdad y en el amor de su propia impiedad. Y lo que sucede es que no termina con la gracia de Dios, no terminan, entre comillas, del cuerpo de Cristo, ni siquiera en la imaginación; terminan bajo la ira de Dios. La ira del Dios todopoderoso es juicio-juicio.

Otro pasaje que le quiero mostrar, 1 Corintios 1, porque este va de la mano con éste; y simplemente una mirada breve a este. Primera de Corintios 1, lo que vimos en Romanos 1 es que cuando el hombre llega su nivel más elevado de orgullo religioso, es un torpe, es un necio que está bajo ira. No importa si su religión es un animismo no sofisticado o un tipo de religión occidental muy sofisticado o un tipo de religión oriental, él termina en el mismo lugar. Él es un necio que cree que es sabio. Pero vayamos más allá de eso, Primera de Corintios 1:18: “Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden,” ¿se da cuenta? “pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.” Y aquí viene otro juicio, y este es un versículo tomado de Isaías 29, versículo 14, “Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos.” Ambos, tanto destruiré como desecharé hablan de un tipo de juicio final, de ejecución. Dios dice: “Adelante, fórmense los sabios de los sabios, fórmense los más inteligentes de los inteligentes y los voy a destruir.”

Nuevamente, ¿qué sucede con las personas que llegan a alcanzar sabiduría de religiosa, que llegan a un nivel alto de entendimiento racional, entre comillas, Dios y cosas espirituales?, ¿qué sucede? Lo que sucede es que Dios los va a destruir. Es lo mismo como la ira de Romanos 1:18, aquí es destrucción y desechar, a ser nada. Y después, versículo 20 dice: “¿dónde está el sabio?” Esto es casi sarcasmo. “¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el escriba?” El que ha pasado toda su vida escribiendo de manera fastidiosa cosas religiosas. “¿Dónde está el disputador de este siglo?” En otras palabras, el que se puede poner de pie y debatir su filosofía y su teología. “¿No ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo?” Tomen a los más sabios de los sabios, tomen la sabiduría del mundo, tomen a los líderes religiosos de élite y tomen a las personas que están en la cúspide de su religión, sea que esté hablando del Papa o que esté hablando del líder del hinduismo del mundo musulmán o que esté hablando de los apóstoles en la Iglesia mormona o de quien esté hablando. Tómelos a todos, a todos aquellos que han llegado a la epítome de los inventos del hombre de religión, los sabios, los escribas, los grandes escritores y teólogos, los que debaten, las personas que hacen disputas, la gente que puede discutir su punto y ganar, todas esas personas, a Dios todos ellos lo va a hacer necios. No van a recibir gracia. ¿Entiende el punto? Todos ellos van hacer desechados.

Y el motivo están el versículo 21, ésta es la clave: “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría,” subraye eso, escuche eso. Usted no puede llegar ahí desde este punto. El mundo en su mejor condición, en su punto más elevado de mérito religioso, de mérito intelectual, el mundo a su nivel más sabio no puede llegar a conocer a Dios. Eso es lo que dice. No puede hacerlo. Y después, al final del versículo 21: “Agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.” ¿Qué mensaje? El Evangelio. Salvar a los creyentes. El mensaje se remonta al mensaje de la cruz en el versículo 18. La única manera en la que usted va a ser salvo es al creer en el mensaje de la cruz. Esa es la única manera. Fue el plan de Dios que el mundo a través de su sabiduría no pudiera llegar a conocerlo. Y lo vuelvo a decir, usted no puede llegar a Dios de aquí mediante su propia sabiduría, razón, religión, filosofía. Pero agradó a Dios a través de la locura del mensaje, el mensaje de la cruz, Cristo, Su muerte, Su resurrección, salvar a aquellos que ¿qué? Creen. Y no es creer cualquier cosa, sino creer eso. Y el Evangelio de la cruz no es un producto de la razón humana, es una revelación - es una revelación.

¿A dónde va usted para la revelación de la cruz? Está aquí, esto lo explica. Oh, a Satanás le encanta entrar al huerto en la actualidad y jalar a la gente y decirle “Realmente no crees que debes creer lo que la revelación especial de Dios dice. Confían en tu propia razón, confía en tu propia razón.” Eso es lo que estos teólogos están haciendo. Ellos simplemente están siguiendo a Satanás. Sólo el mensaje de la cruz puede salvar, cualquier cosa es mōria, es necio.

Jeremías 8:9 dice: “Los sabios son avergonzados, son desmayados y son atrapados. He aquí, han rechazado la palabra del Señor.” ¿Y qué tipo de sabiduría tienen? Si usted rechaza la palabra de Dios revelada, usted rechaza la revelación especial, usted rechaza la palabra del Señor y ¿qué tipo de sabiduría tiene? Bueno, Santiago responde la pregunta. Santiago 3:15: “La sabiduría que no viene de lo alto es demoniaca.” Bastante claro, ¿no es así? No sólo está equivocada, está mal, es necia, es demoniaca.

Escuche, sino viene de arriba, viene de abajo. Ésa es la razón por la que Pablo, ahí en el capítulo 2, versículo 1: “Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.” Versículo 2: “Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo.” Él dice ‘eso es lo único que quise decir’, ¿por qué? Porque ese es el único mensaje que hace ¿qué? Que salva. Ése es el único mensaje que debemos predicar porque ése es el único camino de salvación. Cuando les traje el testimonio de Dios, cuando les expliqué el misterio de Dios, lo que había sido escondido y ahora es revelado, cuando les traje la palabra de Dios, todo tuvo que ver con Jesús, era acerca de Jesús nada más y de Él crucificado, porque es sólo al creer en Él que Dios se agrada de salvar.

Entonces, ¿dónde están los sabios? En ningún lugar. ¿Dónde están los escribas? En ningún lugar. Estoy leyendo un libro llamado Estados Unidos mormón. Probablemente voy por la mitad. Es un libro de unas 400 o 500 páginas. Hombre, es una operación compleja. Billones de dólares, personas que entran y salen en esa complejidad de cosas. Necios, de arriba hacia abajo. Han alcanzado todo tipo de alturas como usted sabe. Ezra Taft Benson, gente así, otros senadores que conocemos en la actualidad, personas en posición de poder, han estado en gabinetes presidenciales, tienen sistemas complejos de organización en su religión como también corporativamente. Es una organización inmensa, grande, que Dios un día va a derribar. No significa nada. No significa nada. Absolutamente nada. Va a ser destruida. No van a sentir nada más que la ira.

Usted no puede llegar a Dios a través de su propio sistema. Si usted rechaza a Jesucristo, usted no puede llegar ahí. Usted nunca va a llegar ahí hasta que oiga el mensaje. Esa es la razón por la que hemos estado haciendo esto durante todos estos años. Esa es la razón por la que durante 2000 años la gente ha ido hasta los fines de la tierra con el mensaje de Cristo; porque esto es lo que sabemos que la Biblia enseña. El hombre natural dejado a sí mismo termina bajo la ira de Dios, termina como dice Primera de Corintios, bajo destrucción, quien no es nada más que un necio. Y tome al más sabio de los sabios, dice en el versículo 19, tome al más inteligente de los inteligentes y los voy a destruir a todos. No lo lleva ahí.

Entonces, ninguna persona mediante razón natural, ninguna persona mediante la intuición religiosa puede llegar a conocer la verdad de Dios. La única manera mediante la cual usted llegará a conocer la verdad salvadora de Dios es mediante la revelación especial y ésa es la Biblia y el Evangelio de Jesucristo. Cualquiera que dice que la gente es salva mediante el hinduismo o por cualquier otra religión, cualquier persona que dice que la gente está en el cuerpo de Cristo y que son cristianos y en el Reino y va al cielo que no cree en Jesucristo no le está diciendo a usted la verdad. Eso no es lo que la Biblia dice. Entonces, terminaré esto la próxima semana.

Señor, de nuevo, estamos conscientes, tristemente, de lo que debe romper Tu corazón porque rompe el nuestro. ¡Con cuanta más profundidad Tú sientes el dolor de la deshonra! Pero Señor, simplemente queremos que esto quede claro y asegurarnos de que hayamos sido fieles en cumplir con nuestra responsabilidad. Y Tú nos dijiste que debemos ir al mundo y predicar el Evangelio a toda criatura y entonces queremos asegurarnos de que entendamos el Evangelio y que continuemos y que no dejemos que estas mentiras y estos engaños y estas herejías ataquen Tu obra gloriosa.

Protege a Tu Iglesia, protege a Tu pueblo, mantén fieles a los hombres que predican la verdad en lugares de influencia y que Tu pueblo oiga y entienda la verdad. Dales discernimiento para que puedan entenderla. Dales un amor por Tu palabra para que puedan tengan el criterio mediante el cual pueden discernir. Y ayúdanos, Señor, a ser fieles en compartir el Evangelio con toda persona que encontremos en nuestro camino, sabiendo que no hay otra manera de llegar al cielo, no hay otro camino al cielo fuera de la fe en el mensaje de Jesucristo y Su cruz. Y que prediquemos la cruz como Pablo, determinando no saber nada entre ellos excepto a Jesucristo y a Él crucificado. Y pedimos estas cosas en Su nombre. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2015 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Volver arriba