Sermones

Una súplica a amigos carismáticos (John MacArthur)

Por John MacArthur
Código de producto: TM13-18
Scripture: Escrituras Seleccionadas
Bajar (Baja Calidad) | Bajar (Alta Calidad)
$5.00
pdf

Este programa especial y diferente al formato regular de Gracia a Vosotros, en la traducción simultánea de un sermón predicado en la conferencia “Fuego Extraño”, llevada a cabo del 16 al 18 de octubre del año 2013, en la iglesia del Pastor John MacArthur.

Realmente no hay mucho más que, necesita ser dicho en este punto. Tengo la confianza de que las personas que coordinaron la conferencia, y que ministraron, y hablaron y predicaron y enseñaron y condujeron las entrevistas, cubrieron todo lo que realmente deseábamos cubrir, y estoy tan profundamente agradecido con toda persona que ha estado en esta plataforma, y necesito expresar esta gratitud a ellos. Nos han servido bien con diligencia, con preparación de mente y corazón durante mucho tiempo antes de llegar a esto; y estamos muy agradecidos. Estos son hombres que están plenamente involucrados en el ministerio todo el tiempo, y añadirles la carga de una conferencia como ésta, y toda la preparación, y todo el pensamiento y al oración, estamos agradecidos por ello. Sé que la predicación es la punta del iceberg, es lo que ven, pero lo que no ven es lo que está detrás de eso. Y queremos expresar nuestra gratitud profunda a todos los hombres que nos han ayudado en esta conferencia, y cuyo ministerio saldrá e influenciará a otros a partir de aquí.

Quizás les interese saber que, apenas ayer hubo 127 países en el mundo que estaban escuchando en vivo vía internet esta conferencia. Apenas ayer hubo 25,000 puntos diferentes en los cuales la conferencia estaba siendo transmitida en vivo, y realmente no sabemos cuántas personas estaban en cada uno de estos puntos.

Es una época impresionante en la que vivimos ¿No es cierto?, impresionante, una época impresionante. En algún punto en la historia en el pasado, podías tomar cientos de años para poder esparcir la verdad tan lejos. No muchos años atrás podía tomar quizás hace unos cuántos años, o quizás meses o semanas, pero simultáneamente, realmente es asombroso. Entonces gracias a ustedes, a todos los oradores; las buenas noticias es que todo lo que se ha dicho ha salido por todo el mundo, y esta es una responsabilidad seria para nosotros, pero estos hombres desempeñan su responsabilidad con nobleza como siervos del Señor. Y lo que fue dicho necesitaba ser dicho, y fue dicho de la manera que debería ser dicha y estamos contentos por ello.

También estoy agradecido porque tienen el libro en su mano o en algún lugar, porque es muy importante que estas cosas sean escritas; y como dije en las preguntas y las respuestas en el día de hoy, cuando Dios quiso comunicarse escribió un libro, él no hizo un video, él escribió un libro porque eso congela la verdad, esa la mantiene en su lugar; y lo que necesitas hacer es llevarte este libro, y cuando leas el libro vas a refrescar la experiencia de aprendizaje que has tenido aquí; van a ser ustedes la fuerza de expertos que se van a llevar este mensaje a los fines de la tierra, a donde el Señor les permita ir. Tenemos aquí en este auditorio a personas por lo menos de 30 naciones en el mundo y de todo el país aquí en Norteamérica, en Estados Unidos de Norteamérica, y van a ser una fuerza que lleve esta verdad, van a ser ayudados, asistidos por el libro el cual ha sido escrito cuidadosamente y ha sido documentado, y sus notas al pie de página cuidadosamente presentadas, y quiero que lo lean con mucha atención, con mucho cuidado. Y creo que la postura que hemos presentado esta semana puede resistir el escrutinio más intenso, y yo invitaría con disposición a cualquier persona que haya oído lo que ha sido dicho en esta semana, en estos días, y se le haga difícil creer que tome una Biblia, y que tome el libro, y evalúe cuidadosamente los argumentos a la luz de la Palabra de Dios; invitamos a ese escrutinio.

Esta conferencia en primer lugar y sobre cualquier otra cosa, tiene intención de ayudar a la iglesia. No tengo intención alguna acerca de que los incrédulos entiendan de qué estamos hablando; y como lo hemos dicho, hay muchos incrédulos en este movimiento; no espero que entiendan la verdad, no espero que tengan un deseo por la verdad, un hambre por la verdad, o que escudriñen la verdad, eso no es lo que los incrédulos hacen, a menos de que estén en medio de ser impulsados por el Espíritu Santo; pero queremos ayudarle a la iglesia.

Hemos estado hablándole a la gente que cree que la Palabra es la Palabra de Dios, y que cree que Dios se ha revelado claramente de manera coherente y sin contradicción alguna; esto es para la verdadera iglesia, la verdadera iglesia para que pueda discernir, para que pueda ser protegida del error, y para que pueda ser una fuente de verdad para otros afuera de la iglesia.

Hemos estado hablándole al pueblo de Dios, a la verdadera iglesia de Dios en el reino mezclado, lleno de trigo y de cizaña. Y en respuesta a esta conferencia, en las últimas horas y en los últimos dos días han habido algunos ataques, y realmente no he podido escaparlos porque como ustedes saben, se aparecen en el internet y algunos de ustedes probablemente están conscientes de ellos; y sólo quiero dirigirme a algunos de ellos, quiero hablarles de mi corazón, a partir de mi corazón un poco en esta noche. Y Steve Blossom me preguntó hace un rato cómo me sentía acerca de eso, acerca de lo que iba a decir, y yo le dije: “Es difícil responder porque no tengo idea de lo que voy a decir, pero voy a decir lo que está en mí corazón”, y realmente creo que es importante responder a las críticas que han llegado, y quiero hacer eso simplemente catalogarlas a partir de la Palabra y después darles una respuesta breve.

Lo primero que fue obvio, es que estábamos siendo acusados de ser no amorosos. Pero quiero decirles lo más amoroso que alguien puede hacer es decirle a alguien la verdad; así es el amor. No es amoroso dejar a la gente en la oscuridad y en el error; hablamos la verdad en amor, y no es sólo hablar de la actitud del tono o en la voz en la que hablamos. Hablar la verdad en sí mismo, es un acto de amor para librar, para recatar a la gente del error. En Hechos 20, ustedes recuerdan, Pablo se reunió con los ancianos Efesios, y él les dijo ahí en Hechos 20: “Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno, sabiendo que tanto de afuera como de adentro, hombres engañadores, perversos, se levantarán para desviarlos”. De hecho, ser un pastor, un anciano en la iglesia, implica que tienes el deber de acuerdo con Tito 1, de acuerdo con los requisitos de un pastor, de poder señalar el error y dar argumentos bíblicos contra él; así es como cuidas de las ovejas, así es como las proteges.

También se nos ha acusado de ser divisivos, y yo estaría de acuerdo con eso. La verdad por su naturaleza misma es divisiva; esta es la razón por la que Jesús dijo: “Vine a traer espada para dividir a gente, a dividir familias”, la verdad por su naturaleza misma, es separada por el error, y es mucho más importante ser dividido por la verdad que unido por el error; entiendo que la verdad es divisiva. Yo me acuerdo hace algunos años atrás cuando escribí el libro: “El Evangelio según Jesucristo”, que un predicador prominente, alguien a quien ustedes conocerían, me invitó a comer y dijo: “Oye, has dividido el cuerpo de Cristo”, y le dije: “¿Te puedo hacer una pregunta?”, él dijo: “Sí”, yo le dije: “¿Acaso lo que escribí es verdad”?, esa es la única pregunta que tengo. ¡Claro que la verdad divide! Separa de manera inmediata el error y la realidad. Una tercera crítica que ha venido, y leía acerca de ésta hoy, es el asunto de que el punto no es claro en la Biblia, que una conferencia como ésta, y el desacuerdo con nosotros de algunas personas bien conocidas, inclusive algunos eruditos bíblicos bien conocidos, demuestran que las Escrituras no son claras en este punto.

Y a mí me gustaría decir en respuesta a eso, que si el asunto fuera tan “vago”, como algunos están diciendo, es que solo se ha vuelto “vago” bajo la influencia de falsos maestros; fue claro para los apóstoles, fue claro para los primeros padres de la iglesia, y les dan cita de ellos en la parte de atrás del libro; fue claro para los reformadores, aprendimos eso; fue claro para los puritanos, está claramente delineada en credos como “La Confesión de Westminster”, ha sido claro para teólogos, eruditos, nobles, reformados, que han sido citados como B.B. Warfield, fue claro para Spurgeon, fue claro en un área más moderna para Jim Boice, fue claro para R.C. Sproul; ahora no ha sido claro debido a Aimee Semple McPherson, Kathryn Khulman, Jimmy Swaggart, Jim Baker, Kenneth Copeland, ¿Acaso por ellos ya no es claro? Esa es una idea no correcta. En la corriente verdadera histórica de doctrina sana este asunto siempre ha sido claro.

Otra acusación ha sido de qué estamos hablando de algo que solo es verdad en grupos extremos, lunáticos, marginales del movimiento; y eso realmente no es verdad. Hay error en ese movimiento que prácticamente se encuentra de manera global en el movimiento entero. Como lo vimos hoy en las preguntas y respuestas, el 90% de la gente que está alrededor del mundo, conectado con el movimiento carismático, se identifica con el evangelio de la prosperidad; 24 o 25 millones de ellos niegan la eternidad, 100 millones de ellos son católicos romanos; como Nathan lo dijo: “Simplemente, has la suma”, esto no es algo que se encuentra en el margen, éste es el movimiento y está creciendo rápidamente.

Otros han dicho: “Estás atacando el movimiento que nos ha dado una adoración tan rica, que esto es música que ha venido del movimiento carismático, que está enriqueciendo la adoración de la iglesia”. Bueno, yo deferiría con esa opinión. Estoy convencido de que el estilo contemporáneo de la música carismática es el punto de entrada para la teología carismática en las iglesias. Sí, adopta la música, la teología lo sigue, porque de pronto estás cantando las mismas canciones, estás oyendo a los mismos artistas, estás experimentando las mismas emociones, experimentando los mismos sentimientos. La iglesia puede ser una iglesia no carismática, pero toda la música el estilo es exactamente el mismo de una iglesia carismática, y ese es el mismo punto de entrada.

Enséñame una iglesia que tiene una declaración doctrinal fuerte, una declaración doctrinal histórica, y te mostraré a una iglesia que se rehúsa a abrazar inclusive la música.

Enséñame una iglesia que ame a grandes himnos, la grande teología en música, y te mostraré una iglesia que se rehúsa a abrazar la música del movimiento carismático. Y debido a que la música no entra, la teología tampoco entra; ese es el punto seductor de entrada.

No estoy hablando de cosas específicas, porque hay música contemporánea que es hermosa, y debemos y podemos cantar eso; pero cuando enfoques la música y no la mente, sino que más bien el enfoque es la carne – cuando el enfoque no es la verdad entendida, sino que es la emoción sentida, induce al mismo tipo de sentimientos que son coherentes con el movimiento carismático y abres la puerta. Sí todos estamos cantando la misma música, ¿cómo entonces podemos dividirnos unos a otros? Creo que el movimiento carismático ha disminuido de manera significativa la adoración, realmente la ha sacado del área de la verdad, fuera de la mente, y la ha reducido a sentimientos de la carne.

Hay otros que critican diciendo q ue – y esto nos llegó a principios de la conferencia: “Están atacando hermanos”. Me gustaría poder afirmar eso, dijimos esto de una u otra manera ya en esta semana; esto es un movimiento constituido primordialmente de no cristianos, no cristianos.

Hace unos años atrás, estaba en una entrevista en la NBC, y había – hubo un escándalo inmenso en el mundo evangélico, y este reportero en la televisión de NBC estaba hablándome y preguntó: “¿Por qué dejan que esto suceda?”, su pregunta era: “ ¿Quién supervisa este movimiento?  ¿Quién supervisa su movimiento?”. Él no podía procesar el hecho de que en los evangélicos se encuentra esta idea que cualquier puede hacer lo que quiera sin responder alguna autoridad o a ningún tipo de autoridad central. Yo le dije: “Bueno, realmente nadie supervisa el movimiento, y eso es triste”.  ¿Quién debe supervisar el movimiento?, te voy a decir quién debe supervisar el movimiento. “Todo Pastor fiel, todo anciano fiel, todo teólogo fiel, todo predicador y maestro fiel de la Palabra de Dios”, y también diría esto: “Sí los líderes reformados que conocen la verdad y conocen el Evangelio, y conocen la Palabra de Dios, no supervisan el movimiento, los terroristas espirituales van a dominar”. Es como el Islam, continuamente oímos: “Oye, los terroristas son una minoría en el extremo lunático”, y nosotros continuamente decimos: “¿Por qué entonces los musulmanes conservadores no se unen y de manera abierta, rechazan a los terroristas?”, no lo hacen. Creo que hay una carga grande que pesa en la espalda de todos los hombres que conocen la Palabra de Dios para que se levanten y denuncien este movimiento, pero no oyes eso.

Entonces la gente dice: “Ah, MacArthur. MacArthur tiene una fijación en esto; él es alguien que está obsesionado, tiene un circo de un acto, siempre está hablando de los carismáticos”. Bueno, sí eres parte de Grace Church tú sabes que eso no es verdad. Hemos pasado más de 40 años estudiando versículo a versículo el Nuevo Testamento, y no creo que estemos fijados en eso. Llegué aquí en 1969, y desde 1969 hemos tenido una conferencia del movimiento carismático, y es ésta, y ya ha llegado demasiado tarde realmente, ha llegado demasiado tarde. Hemos abierto una herida que debería haber sido abierta hace mucho tiempo atrás, pero hemos tratado de ejercer paciencia; no tengo una fijación en esto, me estaban acusando de eso ayer cuando habían pasado sólo dos días de 45 años, hay otros asuntos que han ocupado nuestra atención como la exaltación a Jesucristo y todo lo demás que encontramos en la Palabra de Dios. Y después se nos ha acusado de ofender a gente y lastimar sus sentimientos. Yo no quiero hacer eso de manera deliberada. Se me presentó un líder carismático, se me presentó en una ocasión en una convención de vendedores de libros, y me presentó de esta manera: “Este es mi amigo John MacArthur, que es mucho más amable en persona de lo que es en sus sermones”, y espero que eso siempre sea verdad, espero de que yo presente la verdad con amabilidad, espero que presente la verdad con amor, pero cuando hablo la Palabra de Dios debo hablar, y para ser honesto con ustedes, me preocupan los sentimientos de la gente, me preocupa ofenderlos, pero no me preocupa tanto como ofender a Dios. Últimamente he estado pensando mucho en esto, este es un movimiento que históricamente, no tiene raíces sólidas.

Hay una corriente de enseñanza sana, de doctrina sana, de teología sana, que se remonta a los apóstoles, y pasa por Atanasio y Agustín, y pasa por Lutero y Calvino, y pasa por la reforma, la gran reforma, y los reformadores, y pasa –como oíamos anoche– por los puritanos, y todo lo que les parecía claro a ellos; y pasa por los divinos, los eruditos de Westminster, y pasa por el camino de Carlos Spurgeon, y David Martyn Lloyd-Jones, y sigue corriendo por personas como S. Lewis Johnson y Jim Boice, y nombres que hemos usado; y pasa hoy en día por los R. C. Sprouls y otros, y esa es la corriente de doctrina sana; los héroes de esta generación de personas en esta corriente sabemos quiénes son, han estado oyendo acerca de ellos esta semana, y prácticamente nuestros oyentes van por esa misma corriente. Regresamos a los John Rogers, regresamos a los 288 mártires marianos, regresamos al libro de los mártires de Fox, y derramamos lágrimas en las páginas de ese libro cuando vemos lo que fue hecho a personas que llevaron a la verdad a la siguiente generación a un precio tan elevado, Tenemos un amor profundo y permanente por una persona como William Findel, por lo que él ha hecho; esos son nuestro héroes.

Pero tienes que entender que hay otra corriente de evangélicos que se remontan alrededor de 1966, cuando los hippies salieron de San Francisco y se aparecieron en Orange County, se unieron a Calvary Chapel, a la Capilla del Calvario, y ya prácticamente a partir de ahí nació un tipo de grupo informal, un tipo de grupo de jóvenes inducidos por drogas que venían de la playa descalzos, que le dijo a la iglesia cómo la iglesia debía conducirse, cómo debía actuar; y salieron himnos, se fueron los sacos, las corbatas, los trajes. Por primera vez en la historia de la iglesia, la conducta de la iglesia fue conformada en una subcultura que nació en la droga LCD, y la marihuana en San Francisco, y emigró a California del Sur. Es una corriente totalmente diferente; eso lanza prácticamente el movimiento culturalmente impulsado, culturalmente definido, que busca darle a la gente lo que quiere, ese tipo de iglesia que termina con la iglesia que es amigable con el consumidor, y prácticamente se desprende una rama del Movimiento de la Vineyard, de la Vid, y Vineyard lleva a diferentes excesos del movimiento carismático contemporáneo; esa es una corriente totalmente diferente, esa no es nuestra corriente, esos no son nuestros héroes.

Yo no regreso a Lonnie Frisbee, quien guió el movimiento de Jesús y murió de SIDA como un homosexual, yo no regreso ahí, ese no es mi corriente. Ellos no son mis ancestros espirituales; pero esa es la corriente que ha producido al movimiento limitado por la cultura, motivado por la cultura, que busca agradar al consumidor, y hay algunos elementos buenos y malos, y mejores, y otros mejores que otros y peores, de ahí vienen; somos muy diferentes, muy diferentes, nuestros héroes son muy diferentes.

Aquellos que conocemos quienes son los nuestros, y si dices que estás de este lado y estás de este lado, entonces tienes la responsabilidad de ser fiel a esta historia maravillosa; y si alguien va a supervisar este movimiento tiene que ser la gente que está aquí. Esto me preocupa tanto que si no lo viste ya – escribí un 12° capítulo en el libro, no abran el libro, quiero que lean el libro; pero en el capítulo de apertura, el título del capítulo es: “Una Carta Abierta a mis Amigos Continuacionistas”,  ¿Quiénes son mis amigos continuacionistas?, gente que son mis amigos, verdaderos amigos a quienes respeto, quienes han hecho grandes contribuciones a la iglesia, al cuerpo de Cristo; que nos han enseñado a todos nosotros, que me han enseñado a mí, que han ministrado a mi lado, hombro a hombro conmigo, con quien he orado algunas veces por horas y horas, con quien hablado y refinado convicciones; pero se llaman a si mismos continuacionistas, porque quieren darle lugar al movimiento carismático; y quiero sugerir que no están ayudando, ellos no están ayudando; necesitamos que supervisen el movimiento. Y en ese capítulo final, la carta abierta a mis amigos continuacionistas, presento ocho declaraciones importantes, del porque deben ayudarnos.

Número uno: La posición continuacionistas da una ilusión de legitimidad al movimiento carismático en general. Si dices: “Soy un continuacionista”, le acabas de dar validez al movimiento. Quizás quieras contener eso un poco, quizás quieras controlar eso, pero cuando continuacionistas respetados, conservadores, que representan una pequeña minoría en el movimiento carismático, cuando le dan credibilidad al movimiento, el movimiento entero es respetado, recibe respeto, recibe apoyo por quienes son ellos; y después tienes esta generación joven de jóvenes inquietos y reformados, de estos jóvenes que vienen y prácticamente ellos se apegan, ellos siguen a sus “héroes” que están abiertos a este movimiento carismático, y afirman la continuación de los dones de señales, y entonces siguen a sus “héroes”, y lo que sucede es que o abrazan esta idea de continuación, o están abiertas a esa idea que es esencialmente la misma. Y cuando continuacionistas notables, cuando eruditos notables, prácticamente aprueban las interpretaciones carismáticas, o no condenan de manera directa las prácticas carismáticas no bíblicas, proveen una cobertura teológica para un movimiento que es profundamente peligroso.

Número Dos: La posición continuacionista denigra la naturaleza milagrosa de los verdaderos dones que Dios dio a la iglesia del primer siglo. La posición continuacionista denigra o degrada la naturaleza milagrosa de los verdaderos dones que Dios dio a la primera iglesia, a la iglesia del primer siglo. Sabemos que Dios estaba dando revelación durante el tiempo de Cristo y los apóstoles, y los dones, señales y milagros estaban ahí, para certificar a aquellos que estaban proclamando y escribiendo la revelación. Hebreos 2:3: “Testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios, y diversos milagros, y repartimiento del Espíritu santo según su voluntad”. Ahora escucha, ese texto no tiene significado si las señales y milagros y la lenguas y la profecías y la sanidad le pertenecen a todo el mundo, y es parte de la experiencia de todo el mundo el día de hoy, no tiene significado, no es señal de nada. Además, cuando los continuacionistas usan la terminología de los dones del Nuevo Testamento, pero después los definen para que se signifiquen algo diferente, deprecian la naturaleza asombrosa de lo que era la realidad, ellos minimizan la manera gloriosa en la que el Espíritu santo operó en el fundamento de la iglesia. Si los dones practicados en las iglesias carismáticas en el día de hoy son equivalentes a los dones descritos en el Nuevo Testamento, entonces esos dones originales no tenían nada de especial, y por lo tanto, en la época no tenían nada de especial. Robarle a la terminología del Nuevo Testamento su significado verdadero, y redefinir los dones bíblicos, esencialmente denigra lo que genuinamente era milagroso, y lo que Dios estaba haciendo en el primer siglo. El continuacionismo, reformado ayuda en esta representación equivocada.

En tercer lugar: La posición continuacionista limita severamente la capacidad de sus promotores de confrontar a otros que caen en la confusión carismática.  ¿Qué le van a decir a gente que se unen en el caos y la confusión? En el libro van a leer las cosas más absurdas que esencialmente han sido presentadas como experiencias espirituales por parte de algunos carismáticos mejor conocidos, unos de los cuales estuvo aquí hoy. Van a leer acerca de las cosas aberrantes que deben ser denunciadas de manera abierta, y seguimos esperando que venga la denunciación de continuacionistas que pensarías que saben denunciarlo, pero no vienen. Prácticamente han hecho un lado el derecho, la autoridad moral, y no pueden hablar porque permiten que esto suceda; entonces, ¿por qué criterio van ellos a desacreditar las declaraciones?

Número cuatro: Al insistir que Dios todavía está dando revelación nueva a los cristianos en el día de hoy, el movimiento continuacionista abren las puertas a más confusión y error; digo, esto simplemente es otra manera de decir lo que estamos diciendo. Dicen que hay profecía el día de hoy, pero puede estar mal; hay lenguas hoy, pero no son idiomas; hay sanidad hoy, pero no son como las sanidades en los tiempos de Cristo y los apóstoles. La posición continuacionista entonces, invita a cualquier cristiano a interpretar todo como si fuera de Dios; cualquier tipo de balbuceo, cualquier tipo de experiencia de supuesta espiritual, o impresión, o noción, o idea que flota a la cabeza, a la mente, puede ser considerada profecía. Quita el estándar autoritativo, objetivo, para cuestionar la legitimidad de la declaración de cualquier persona de que reciba revelación. Cuando los continuacionistas permiten parte de esto, terminan permitiendo todo esto porque no tienen criterio alguno para decidir lo que está bien y lo que está mal. La idea misma de que los cristianos deben esperar revelación adicional, revelación extra bíblica de Dios, experiencias místicas, palabras de profecía, simplemente crea un choque teológico. Cuando vas más allá de la Palabra de Dios, no puedes contener el error.

Número cinco: Al insistir que Dios todavía está dando revelación nueva a los cristianos en el día de hoy, el movimiento continuacionista de manera tácita niega la doctrina de Sola Scriptura. No necesito acampar en esto porque Steve presentó de manera inolvidable cómo esto era el caso anoche; y les quiero decir esto, ninguno de mis amigos continuacionistas reformados negarían que el Canon está cerrado, no lo negarían, ciertamente no negarían que hay 66 libros en la Biblia, ellos no negarán la autoridad de las Escrituras, ellos no negarán la suficiencia de las Escrituras; sin embargo ellos fallan en aquello que niegan porque le enseñan a los creyentes esperar revelación adicional, y hay tantas maneras en las que eso puede ser abusado. Y te voy a decir quiénes son los que más abusan esto: personas que están en posiciones de poder que quieren que pienses que hablan en el nombre de Dios.

Número seis: Al permitir que haya lenguas irracionales inclusive como lenguaje privado de oración; los continuacionistas abren la puerta a un éxtasis incoherente de expresión carismática; ellos admiten que las lenguas no son un idioma el día de hoy, entonces  ¿Qué es? Es simple: Si la profecía del día de hoy no es como la profecía bíblica, porque la profecía de hoy es falible, si las lenguas no son como las lenguas bíblicas porque es balbuceo no es un idioma, si las sanidades no son como las sanidades de Cristo, no son continuacionistas, son cesacionistas de clóset, esto es en secreto; acaban de decir que no es lo que fue, entonces  ¿Qué han hecho?, simplemente han aceptado un engaño, una copia falsa. No puedes estar orgulloso por eso, no es una postura noble aceptar un engaño; es engañosa porque ellos mismos lo admiten.

Número siete: Al afirmar que el don de sanidad continúa estando presente, la posición continuacionista firma la misma premisa que aprueba el ministerio fraudulento de los sanadores de fe carismáticos. Si dices que el don de sanidad todavía existe, y si dices que no hay evidencia, sea experimental o bíblica, pero dices que todavía existe, entonces acabas de certificar a los sanadores. ¿Quién quería hacer eso? ¿Acaso no son de los más bajo, de lo más bajo que hay?, ¿Acaso no son de lo peor?, no van a hospitales, si no que se aprovechan y explotan a las personas más desesperadas que tienen las peores enfermedades, que tienen menos esperanza, que tienen menos dinero, y con frecuencia los más pobres, diciéndoles mentiras, y enriqueciéndose.  ¿Quién querría hacer algo para ayudarlos?

Y finalmente la posición continuacionista, en últimas deshonra al Espíritu Santo al distraer a la gente de su verdadero ministerio, al apelar a sus pasiones con copias engañosas. ¿No es suficiente tener al Espíritu Santo morando en la plenitud del espíritu? ¿No es suficiente los dones del Espíritu o tener los frutos del Espíritu, o disfrutar de la gracia de tener al Espíritu en tu vida? ¿No es suficiente tener las promesas del Espíritu? ¿Necesito venir con Dios y decirle: “Dame más, dame otra cosa, quiero eso”? ¿De qué tipo de deficiencia estás acusando al Espíritu? Has deshonrado al Espíritu Santo. Estás buscando de seducir a la gente para que adopte prácticas y maneras de pensar engañosas, en lugar de que tengan una gratitud de todo corazón por la plenitud de todo lo que el Espíritu nos ha dado, y Él nos da su Espíritu ¿por qué?, por medida.

La posición continuacionista, creo yo, prácticamente coloca piedras de tropiezo en el camino de la santificación del crecimiento espiritual por dos razones:

  1. Hace que la gente crea que no tiene lo que necesita.
  2. Hace que la gente crea que hay algo que necesita buscar.

Realmente es triste. Mucho más podría ser dicho acerca de eso, y van a leer a detalle acerca de esto en el libro. Pero estoy convencido de que en el movimiento carismático en general, este movimiento general, el movimiento carismático, ha abierto la puerta a más error teológico –escucha–, más error teológico que cualquier otra aberración doctrinal en este día contemporáneo.

El liberalismo era malo, la psicología era mala, el ecumenismo era malo, el pragmatismo era malo, el misticismo era malo, nada es tan malo como el carismátismo debido a su impacto tan grande. Y una vez que ese tipo de experiencialismo realmente entra, no hay prácticamente un tipo de herejía o de impiedad que no entre a la iglesia. Entonces esa teología carismática se convierte en el “fuego extraño” de nuestra generación, y los cristianos evangélicos no tienen nada que ver que estar coqueteando con ello a cualquier nivel, y creo que es el momento en el que la verdadera iglesia responda, es el momento en el que la gente que ahora está siguiendo la línea de los reformadores en todo aspecto de su teología, sea fiel a la teología reformada en su intención plena. Si decimos identificarnos con los reformadores, entonces deberíamos conducirnos con el mismo nivel de valentía; no te llames a ti mismo un calvinista carismático, Juan Calvino rechazaría eso, Juan Calvino rechazó eso, necesita quitar la parte calvinista.

Estoy preocupado porque creo que estos amigos buenos y piadosos podrían hacer una diferencia enorme en lo que esta generación joven y la próxima generación crea acerca de este movimiento, si tan solo se pusieran de pie en donde necesitan ponerse de pie, si tan sólo fueran firmes donde deben ser firmes.

Ahora, podrás pensar: “Ya terminé”, pero todavía no. Quiero que abran su Biblia al último capítulo de 1ª de Timoteo, y no voy a tomar mucho tiempo con esto, pero hay algo que necesito decir y es lo siguiente: Si no adoptara esta posición, si no permaneciera firme y denunciar esto, y si estos otros hombres no adoptaran esta posición y la denunciara como lo estoy haciendo yo, serían infieles a su llamado pastoral. Esto no es una obsesión mía, este no es un problema personal que yo tengo; este es simplemente un desempeño de mi deber como pastor, y yo voy a darle cuentas a Dios por el desempeño de esta responsabilidad.

Y conforme Pablo termina su vida, como Conrad nos decía antes, le escribe a Timoteo, él está entregándole a la estafeta, él está entregándole el manto, él le recuerda a Timoteo, en 1ª de Timoteo 6, que ha sido una lucha, ha sido una pelea, una buena pelea, lo llama en Fe, ha sido una batalla. Y después le dice Timoteo en el versículo 20 del capítulo 6: “Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado”, ¿de qué está hablando?, ¿A qué te refieres con lo que se te he encomendado?, literalmente guarda el tesoro,  ¿Qué tesoro?, la revelación divina. “Guarda lo que se te ha encomendado, lo que ha sido depositado en tu mente, la verdad divina, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos se desviaron de la fe”. Esta es una despedida final, en la primera epístola en la que le escribe a Timoteo, conforme a la entrega a la estafeta; y la última palabra: “Guarda el tesoro de la verdad, evita las profanas pláticas sobre cosas vanas, los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos se desviaron de la fe”, ésta es una responsabilidad elemental del hombre de Dios, y es ser un guardián del tesoro, es proteger el tesoro en su época y pasarlo a las épocas subsecuentes, transmitirlo a las épocas subsecuentes.

Pablo está muy preocupado por Timoteo; y entonces después de escribirle a Tito, la cual es la carta que está junto a la última carta paulina, él le escribe una carta final a Timoteo, y ésta es 2ª de Timoteo, obsérvenla, una carta final; él está muy preocupado por Timoteo, muy preocupado; y en el versículo 6 le dice, 2ª de Timoteo 1: 6: “Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti, por la imposición de mis manos”, él fue ordenado al ministerios para la predicación de la Palabra de Dios, y él había permitido que esto fuera mal usado. Él no lo estaba usando como debía, él se sentía intimidado por gente en la iglesia que le estaban causando problemas; él estaba siendo intimado por la amenaza de la persecución fuera de la iglesia; la intimidación de adentro, la intimidación de afuera, lo estaba empujando a una esquina de silencio; esto era cobardía. Y en el versículo 7: “Dios no nos ha dado espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

Este era una época por la cual Pablo debía tener miedo, esto producía miedo en Pablo porque la estafeta sería trasmitida, sería entregada a Timoteo, y Timoteo se está viendo débil. “No te avergüences de la verdad”, es lo que está diciendo en el versículo 6, “No te avergüences y predica, y proclama la verdad a través del don que es tuyo, que fue confirmado por la imposición de las manos de las ancianos, no seas un cobarde”. En el versículo 8: “No te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor”. ¿Estás bromeando? ¿Me estás diciendo que Timoteo después de todos esos años con Pablo, después de ver todo el triunfo del ministerio de Pablo, podía estar acobardándose, y podía estar avergonzándose del testimonio del Señor, y avergonzándose de identificarse con Pablo? Aparentemente este es un tiempo de miedo, creo yo, en la vida de Pablo, de temor, y tiene temor por Timoteo.  ¿Qué tan serio es esto? Versículo 13: “Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús. Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros”.

Lo entiendo hoy, hay todo tipo de persona que prácticamente se concentra en la capacidad de comunicación; son personas que son inteligentes, que cautivan a las audiencias. Pero la instrucción de Pablo a Timoteo, tienen que ver con retener las sanas palabras y guardar la verdad como un tesoro.

El ministerio es una custodia, es un ministerio de vigilancia de guardia; no sólo proclamamos la verdad, sino que protegemos la verdad. El corazón de Pablo realmente está quebrantado al final de su vida, él le dice a Timoteo en el versículo 15: “Estás consciente del hecho de que todos los que están en Asia me dejaron, de los cuales son Figelo y Hermógenes”, todo el mundo lo ha abandonado, él está sólo, es impresionante, “excepto por la casa de Onesíforo, que muchas veces me confortó, y no se avergonzó de mis cadenas”. Todo mundo ha abandonado a Pablo, el precio fue demasiado alto.

Pablo está al final de su vida: “Por favor Timoteo, te he dado el tesoro, guarda el tesoro, retén las sanas palabras”. Capítulo 2, él sigue con el mismo clamor: “Esfuérzate en la gracia, que es en Cristo Jesús. Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles; lo que has oído de mí, este es el tesoro, la verdad revelada que vino a través del Apóstol Pablo, lo oíste en la presencia de muchos testigos, encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros”. Ahí hay cuatro generaciones, Pablo a Timoteo, a hombres fieles, a otros también; estás en la carrera de relevos.

Ahora, me entristece todo el tiempo ver este tipo de cuasi-iglesia que surgen y que se identifican a sí mismas como estar aisladas de cualquier cosa en el pasado. Esta no es la iglesia de tu abuelo, esta no es la iglesia de tu abuela, no tenemos un órgano, ven como quieras; cualquier cosa para producir algún tipo de imagen que está completamente aislada de la experiencia de una persona de una iglesia. Y Pablo dice: “Yo te di la verdad, tú dásela a la siguiente generación para que ellos se las den a la siguiente, y todo tiene que ver con ser fiel, a retener lo que se te ha entregado, no tiene que ver con creatividad”. Él entonces dice: “Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo; no te enredes en los negocios de la vida diaria, compite como un atleta”, y él simplemente le presenta todos estos retratos: el atleta, el granjero, el soldado, el maestro. Versículo 9: “Después de decir, acuérdate de Jesucristo, él es tú modelo de fidelidad; yo sufro penalidades hasta el punto de ser encarcelado. Pero la Palabra de Dios no está encarcelada, no está presa”. Esta es la palabra final, la palabra final para cualquier ministro joven, del Apóstol que está a punto de colocar su cabeza en un bloque, y va a caer un hacha, y va prácticamente un hacha brillar en el sol, y va a quitarla de su cuerpo y después estará con el Señor, y la siguiente generación va estar en las manos de Timoteo. Pienso en eso cuando veo la manera de pensar y de actuar, la virtud, y el estilo de muchos estos hombres que son pastores.

¿Cómo va a ser la siguiente generación? ¿Y cómo va a ser la siguiente generación, si lo que van a recibir está en sus manos?  ¿Qué tiene que hacer Timoteo? Versículo 14: “Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes. Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad”. Ahí está, “Retén la sana doctrina, guarda el tesoro, maneja la verdad con precisión”, ese es el mandato. “Evita de nuevo profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad, y su palabra carcomerá como gangrena”, esto es: causa un gran daño, hace que la gente se desvíe de la verdad.

Y después en el versículo 20, conforme seguimos avanzando: “Pero en una casa grande no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles”. ¿Puedo ser un poco franco por un momento?

Toda casa en épocas antiguas tenía este tipo de contenedores; no tenían la ventaja de tener plomería para que metieran el agua, y sacaran los desechos, y entonces tenían contenedores de oro y de plata. Los contenedores de oro y de plata eran usados para cosas honorables; ahí colocaban la comida, ahí servían la comida. Los instrumentos más bien de madera, contenedores de madera y de barro, eran para cosas deshonrosas; ahí sacaban la basura, sacaban los desechos; ¿y qué quieres ser tú?, ¿Quieres ser un contenedor de desechos como se llamaba?, ¿o quieres ser un contenedor de oro? Si alguien se limpia de éstas  ¿Qué?,  ¿Qué quieren decir estas cosas? La influencia de las profanas y vanas palabrerías que llevan a la impiedad, que se esparce como gangrena. “Si te limpias de influencias de cosas no bíblicas, vas a ser un contenedor de honra, santificado, útil al Señor y de toda buena obra; huye de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor, y la paz con los que de corazón limpio invocan al Señor. Pero rehúsa, pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas”.

Digo, todo esto va por el mismo camino ¿No es cierto?, el mismo camino. Y lo oímos de Conrad un poco en el día de hoy, apégate a las Escrituras; ahí el capítulo 3, versículo 15, que pueden darte sabiduría, que te lleva a la salvación por la fe que es en Cristo Jesús, “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. Y recuerda que: “Todo lo que haces es en la presencia de Dios y en Cristo Jesús, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino”, y después el mandato: “Que predique la Palabra en todo momento, aun en un tiempo en el que no soportarán la sana doctrina, sino teniendo comezón de oír, se amontonarán para asimismo maestros, conforme a sus concupiscencias”.

Digo, ¿entiendes?, ¿ves el tono de todo esto? ¿Saben algo? Desde el tiempo en el que yo era joven, cuando fui joven, cuando mi padre me dio mi primera Biblia, y comencé a predicar, él escribió en la parte de adelante: “Querido Johnny, predica la Palabra”, y me entregó el manto. “Predica la Palabra, predica la Palabra”. No me tomó mucho tiempo para descubrir que ese mandato a predicar la palabra tenía un contexto, y ese contexto lo acabamos de ver, y tenía una responsabilidad delante de Dios de ser fiel a la palabra, y lo que eso significaba era fidelidad a la sana doctrina, a guardar el tesoro que se me había encomendado. Y Pablo concluye su vida realmente al recordarle de nuevo a Timoteo: “He peleado la buena batalla”, ahí lo vuelve a decir, ha sido una pelea, ha sido una batalla, “he terminado la carrera, he guardado la fe; el cuerpo de verdad que constituye la fe cristiana, y voy ahora a recibir mi recompensa”. Y no había sido fácil para él, todos los que estaban en Asia lo habían dejado, versículo 10: “Porque Demas me ha desamparado amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia. Sólo Lucas está conmigo”. Imagínate, todo lo que él ha hecho y ahora él está solo; solo Lucas está con él, y pide que Marcos venga para tener comunión, y pide un abrigo, un capote, y algunos pergaminos.

En su primera defensa, versículo 16: “Ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de la boca del león, y el Señor me librará de toda obra mala, y me preservará para su reino celestial. A él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén”. Así va ser, tú sabes; estoy rodeado de personas maravillosas, estoy tan bendecido; no puedo decir eso con Pablo, no todos me han desamparado, estoy bendecido, no todos me han desamparado. Cualquiera que nosotros es fiel en apegarse a la Palabra de Dios y denunciar asuntos como éste, sabe que vas a ser acusado falsamente y atacado, y vas a presentar hostilidad; y al final del día sólo decimos: “El Señor me dio fuerzas”, tienes que hacer eso. Puedes encontrarte aislado en una situación tratando de ser fiel en este asunto, apegarte a la Biblia, y el Señor te fortalecerá, y te recompensará por tu fidelidad. ¡Qué carta de corazón a Timoteo! ¡Qué carta tan reconfortante para Timoteo!

Sí te preguntas como respondió Timoteo, la respuesta la encontramos al final de Hebreos, cuando el escritor de Hebreos escribe esto, en Hebreos 13, versículo 23: “Sabed que está en libertad nuestro hermano Timoteo”, ¿de dónde?, de la cárcel. Timoteo estuvo en la cárcel, fue liberado; Timoteo había dejado que su don estuviera en silencio para evitar eso. Él fue un cobarde cuando Pablo escribió, esto era lo que estaba tratando de evitar; él recibió esa carta y creo que cautivó su corazón, creo que se volvió valiente y fue a la prisión, pero fue liberado. Sólo una pequeña palabra, pero me da tanto gusto porque está ahí.

La carta de Pablo cambió el curso de la vida de Timoteo, y puede ser lo mismo para ti, para todos nosotros, que guardemos el tesoro, que retengamos las sanas palabras, que estudiemos para presentarnos aprobados ante Dios como obreros que no tiene de qué avergonzarse, que usan bien la Palabra, y después habiendo usado bien la Palabra, viendo interpretado bien la Palabra, que prediquemos la Palabra fielmente, y si nadie está a nuestro lado, que así sea, el Señor no nos dejará.

Padre te damos gracias por este tiempo junto en estos días, ha sido más allá de bendición; nos sentimos como sí hubiéramos estado en el monte. Nos hemos acercado a la gloria, y debe ser nuestro sentimiento, debe ser nuestra actitud, porque así ha sido, porque hemos estado concentrados de manera concentrada en ti, y en tu Palabra, y ahí es donde reside la gloria; porque es en tu Palabra que tú eres revelado como el Todo Glorioso. Gracias por la comunión que hemos disfrutado, gracias por las nuevas amistades frescas que hemos hecho; y Señor, nos hemos esforzado por ofrecerte una ofrenda de servicio en esta conferencia, y por exaltarte en nuestras mentes y corazones para estar preparados para un nuevo nivel de servicio, un nuevo nivel de utilidad a ti, quien en nuestra propia manera pequeña e individual, individuo por individuo, que nuestra propia manera pequeña – que nuestra influencia pequeña, individuo por individuo, que cambiemos la marea que trae deshonra a en ti.

Dios nuestro Padre, Cristo nuestro Salvador, y bendito Espíritu Santo nuestro fortalecedor, nuestro ayudador, todo esto es para tu gloria y tu honor todo esto, y lo hemos ofrecido a ti humildemente, sabiendo que lo mejor que te podemos dar queda muy corto de lo que tú eres digno. Todas nuestras palabras, todo nuestros pensamientos, todo nuestro entendimiento, nuestros esfuerzos sean oradores u oyentes, todo lo que hemos traído, lo hemos traído para tu gloria, que esto sólo sea el principio. Solo el comienzo de vidas que están comprometidas a esto para tu gloria, que sintamos el dolor cuando tú eres deshonrado, y que tú nos uses, Señor, como instrumentos para arrebatar a ramas del fuego, y ayudar a creyentes y escapar del engaño necesario. Ofrecemos esta semana para ti, conforme la verdad reverbera de este lugar alrededor del mundo, conforme la verdad sigue vibrando alrededor del mundo; llévala a donde tú quieras, úsala como tú desee, y esto es lo que podemos pedir, y nos regocijamos y descansamos en lo que tú harás con lo que hemos colocado en tu altar. Sea glorificado Señor, oramos, Amén.

Este ha sido un programa especial producto de una traducción simultánea, predicada en la conferencia “Fuego Extraño”, llevada a cabo del 16 al 18 de octubre del año 2013. Para mayor información y obtener esta información en forma gratuita, como también los otros sermones de la misma conferencia, por favor vaya al sitio de Gracia a Vosotros, en gracia.org.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Volver arriba



Recursos Relacionados