Artículos

He celebrado la Navidad toda mi vida, pero aún no entiendo por qué vino Jesús al mundo. ¿Me lo podría explicar?



Gracia a Vosotros :: Desatando la Verdad de Dios, Un Versículo a la Vez.

 

He celebrado la Navidad toda mi vida, pero aún no entiendo por qué vino Jesús al mundo. ¿Me lo podría explicar?

Escritura: Romanos 6:23; 2 Corintios 5:17; Colosenses 1:17

Código: QA71



¿Quién fue ese niño en el pesebre? Dios. Lo vemos claramente ahora. ¿Pero, por qué se hizo hombre; porque nació en circunstancias tan humildes; y por qué dejo que lo trataran de la manera que lo hicieron? ¿Por qué razón Jesús, mientras que existió “antes de todas las cosas (Colosenses 1:17) y teniendo “en todo…la preeminencia” (v. 18), estuvo de acuerdo en venir al mundo en forma de un bebé, sufrir el abuso que sufrió y morir de una manera tan dolorosa? El apóstol Pablo lo dice bien claro: “Por cuanto agradó al Padre que en Él habitase toda plenitud, y por medio de Él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (v. 19-20).

Lo hizo para traer paz entre Dios y el hombre. Dios odia el pecado de la humanidad con razón. Todos hemos pecado -y lo hemos hecho repetidamente. Pero Él amó aún a pecadores como nosotros de tal manera que entregó a Su propio Hijo para que viviera en la tierra, muriera en la cruz y llevara el peso del pecado en Su cuerpo, aguantando la completa ira de Dios—ira que es merecida por los pecadores. Él pagó la deuda para restaurar la paz entre Dios y el pecador. No se hubiera podido hacer de ninguna otra manera.

Es por eso que la Navidad es principalmente una celebración del amor de Dios hacia la humanidad. El bebé en el pesebre es más que solamente un tierno niño. Es la imagen expresa de Dios. Él vino en forma humana para poder llevar en ese cuerpo el pecado del mundo entero. Él hizo posible el regalo de Dios—la vida eterna (Romanos 6:23). Éste es el resumen del mensaje de la Navidad.

No se pierda en el gran alcance de todo esto. La encarnación de Dios en Jesucristo no significa nada si no es personal. Éste es el mensaje de la Navidad para usted: Él vino al mundo, se encarnó y murió en la cruz para cargar con nuestro pecado, pagar la deuda por la iniquidad, para eliminar la culpabilidad.

Éste es el perdón que le ofrece a usted. Jesús vino para perdonar a pecadores y traerlos a Su presencia por la virtud del sacrificio de Su propia muerte. ¿Desea Su perdón y añora poder conocer el abrazo amoroso de Dios?

Usted necesita responder.

Específicamente, Dios lo llama a responder en fe. Deje a un lado su pecado para voltear y seguirlo a Él. Crea que Él ha perdonado su pecado y confíele su vida (Juan 3:18, 36). Sígalo sin reservas. Jesucristo tiene que tomar Su lugar como Señor -el primer lugar en todo (Colosenses 1:18). Sométase a Aquel que creó todo; y Él lo hará una nueva criatura, moldeada en Su imagen, con nuevos deseos y un nuevo corazón (2 Corintios 5:17).

Si responde a la oferta de perdón que le hace Dios en Cristo, esta Navidad será un tiempo para celebrar verdaderamente, ya que habrá recibido el mayor regalo que usted puede recibir, “siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Romanos 3:24).

Para más información sobre este tema, escuche el mensaje de John MacArthur adaptado y predicado por Henry Tolopilo, titulado: Despojaos de lo viejo, vestíos de lo nuevo.

 

Disponible sobre el Internet en: http://www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2011 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la  política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros (http://www.gracia.org/acercaDeGAV.aspx?page=dehrechos).

 



BÚSQUEDA