Devocional Diario

El propósito del crecimiento

3/3/2015

Todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo. (1 Juan 3:3)

 

Segunda Pedro 3:18 ordena a los creyentes que crezcan “en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo”. Su respuesta a este versículo es la acción o la inercia. Si desea crecer en Cristo, usted experimentará bendición, provecho y victoria siguiendo la senda bíblica de glorificar a Dios. Y como descubrió David, también usted sentirá alegría: “A Jehová he puesto siempre delante de mí... Se alegró por tanto mi corazón” (Sal. 16:8, 9).

 

El apóstol Juan resumió el objetivo del desarrollo espiritual cuando dijo: “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es” (1 Jn. 3:2). El proceso del crecimiento terminará el día que veamos a Jesucristo y seamos como Él.


BÚSQUEDA