Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial

Código: A147


John MacArthur

Como cristianos, debemos entender que todo lo que se opone a la Palabra de Dios o que de alguna manera se aparta de ella es un peligro para la propia causa de la verdad. La pasividad frente al error conocido no es una opción para el cristiano. La intolerancia acérrima del error forma parte de la estructura misma de las Escrituras. Y la tolerancia del error conocido no es una virtud.

Jesús afirmó de manera clara y sin pudor la exclusividad absoluta del cristianismo. Él dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre, sino por Mí "(Juan 14:6). "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). Obviamente, ese tipo de exclusividad es fundamentalmente incompatible con la tolerancia posmoderna.

La verdad y el error no se pueden combinar para producir algo beneficioso. La verdad y el error son tan incompatibles como la luz y la oscuridad. "¿Qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?" (2 Corintios 6:14-16).

No podemos decirle al mundo: "Esto es verdad, pero lo que usted quiere creer está bien también. No está bien. La Escritura nos manda a ser intolerantes con cualquier idea que niegue la verdad.

Para que nadie malinterprete, no estoy defendiendo al dogmatismo en todas y cada una de las cuestiones teológicas. Algunas cosas en la Escritura no están perfectamente claras. Pero las enseñanzas centrales de la Biblia (en particular, las cosas relacionadas con el camino de la salvación) son tan sencillas y tan claras que hasta un niño las puede entender.

Esas cosas que son necesarias para conocer, creer y observar para la salvación, están tan claramente propuestas y desplegadas en algún lugar de la Escritura u otro, que no sólo los ilustrados, sino también los iletrados, mediante el debido uso de los medios ordinarios, pueden tener un entendimiento suficiente de ellos. (Confesión de Fe de Westminster, 1:7).

Toda la verdad que es necesaria para nuestra salvación se puede entender fácilmente de forma verdadera por cualquier persona que aplica el sentido común y la diligencia debida para tratar de entender lo que la Biblia enseña. Y esa verdad - el mensaje central de la Biblia - es incompatible con cualquier otro sistema de creencias. Debemos ser dogmáticos al respecto.

No es de extrañar que el posmodernismo, que se enorgullece de ser tolerante con todas las visiones que compiten en el mundo, sea sin embargo hostil al cristianismo bíblico. Incluso el post-modernista más determinado reconoce que el cristianismo bíblico por su propia naturaleza es totalmente incompatible con una posición de aceptación liberal incondicional. Si aceptamos el hecho de que la Biblia es la verdad objetiva e incuestionable de Dios, estamos obligados a ver que cada otro punto de vista no es igual o potencialmente válido.

No hay necesidad de buscar un término medio a través del diálogo con los defensores de las visiones del mundo anti-cristianas, como si la verdad pudiera ser refinada por el método dialéctico. Es una locura pensar que la verdad dada por revelación divina necesita algún perfeccionamiento o actualización. Tampoco debemos pensar que podemos hacer frente a las visiones opuestas del mundo en un terreno filosóficamente neutral. El terreno entre nosotros no es neutral. Si realmente creemos que la Palabra de Dios es verdad, sabemos que todo lo contrario es un error. Y no debemos ceder en absoluto ante el error.

Disponible en Internet en: http://www.gracia.org

DERECHOS DE AUTOR (C) 2014

Usted puede reproducir este contenido de sin fines comerciales de acuerdo a la política de derechos de autor de

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar