Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial

La predicación expositiva en un mundo posmoderno, Parte 2

Código: A153

PREGUNTA: En mucha de la literatura actual acerca de la predicación, existe la idea de que la misma debe impactar la cultura y la cultura debe determinar el estilo de la predicación. ¿Cómo lo ve?

No creo que ninguna de esas cosas sea cierta. No creo que la predicación va a impactar la cultura - creo que predicar va a impactar a la gente. E indirectamente, si el Señor determina salvar una gran cantidad de gente, va a tener algún impacto social en el país o en la nación o el mundo. El Avivamiento tuvo en los Estados Unidos un impacto cultural a corto plazo - y tal vez incluso un poco a largo plazo, pero los incrédulos siempre van a comportarse como no creyentes. La cultura puede ser más o menos influenciada por el cristianismo, pero no creo que el objetivo debe ser impactar la cultura, si con ello quiere decir algo menos que la conversión.

En cuanto a la cultura conformando la predicación, yo diría que lo hace sólo en el sentido que usted enfoca los problemas. Si desea definir lo que está mal en una sociedad, tiene que saber algo acerca de la sociedad. En las diferentes culturas, existen diferentes pecados dominantes o tipos de sistemas de comportamiento o creencias que es necesario abordar. Si usted está predicando el Evangelio en un país del tercer mundo, por ejemplo, las cosas que dominan sus vidas serían diferentes a las nuestras. Podrían no incluir el materialismo y el tipo de cosas que son únicas para una sociedad occidental opulenta. Así que cuando usted está hablando de los pecados de la era o de las influencias dominantes en la cultura, ellas varían de un lugar a otro; y es útil saber cuáles son. Pero eso no dice nada acerca del estilo de predicación que usted utiliza. Eso sólo dice cómo comenzar el diálogo con la cultura.

Pablo dice, si hablo con judíos, hablo de cierta manera; y si hablo a los gentiles hablo de cierta manera. Pero eso es sólo el punto de entrada. Eso no tiene nada que ver con el estilo. En otras palabras, la gente hoy en día está acostumbrada a ver series de televisión, pero eso no exige que usted predique en un estilo narrativo. Yo diría que debe evitar ese estilo, porque la gente está muy acostumbrada a él. La gente está acostumbrada a las obras de teatro y a las películas, por lo tanto, evite eso en su predicación; y su mensaje llegará de manera desconocida. Será contrastante,​​ distinto y contrario a lo que están acostumbrados a escuchar. Esa es una razón por la que prefiero el sermón expositivo y autoritario - es contrario a lo que la gente está acostumbrada, es apasionante y conmovedor.

PREGUNTA: Además de los dones de Dios y Su obra única a través de usted, ¿cuáles han sido las claves para la eficacia de su ministerio de predicación a través de los años?

Lo primero es el interés. Creo que es interesante. No sé por qué es interesante. He tratado de entender y valorar eso, pero realmente no lo sé. La gente no va a venir domingo tras domingo, año tras año y escucharme por una hora en la mañana y otra hora por la noche si no están interesados ​​en lo que estoy diciendo. Y eso no tiene nada que ver con esquemas o ilustraciones. Los esquemas tienen un propósito y algunas ilustraciones captan el momento, pero a largo plazo, para que la gente escuche la predicación expositiva semana tras semana, tiene que haber un interés fascinante en ella.

Algo de eso tiene que ver con el factor sorpresa. Los predicadores que son interesantes dicen cosas que la gente no espera que digan. Como predicador, no puede simplemente decir esas cosas que son obvias para todos y esperar crear interés. Tiene que haber un elemento de sorpresa. Puede no ser que usted esté presentando una doctrina sorprendente, pero usted la está expresando de una manera cautivante.

Si usted es aburrido en una conversación personal, probablemente va a ser aburrido en un sermón. Algunas personas son gente interesante - e interesantes al hablar - porque tienen ideas atrayentes y una forma atractiva de expresar las cosas. Algo de eso es innato, pero también puede llegar a ser interesante si usted puede conseguir material atrayente. Así que creo que el reto es ser interesante y la manera de serlo más de lo que normalmente es, es contar con información que lo sea. Y eso exige que usted sea un gran lector.

Además de ser interesante, un predicador también debe ser profundo. Y cuando hablo de profundo, no estoy hablando de ser denso, pesado ​​y sombrío - estoy hablando acerca de ser profundo. En otras palabras, hay algo debajo de la superficie, algo por debajo del radar popular que está en el texto y que usted es capaz de brindar a la gente. Usted es capaz de ir por el pasillo y sacar un tesoro que ellos - no importa cuántas veces vayan ahí por su cuenta - no van a conseguir. Y no es sólo por interés - viene con peso, porque tiene que ver con la pregunta: "¿Qué es lo que Dios realmente está diciendo aquí?"

En la superficie, hay ciertas cosas que la gente puede ver, pero cuando termino con el pasaje, hay una profunda comprensión de lo que Dios está comunicando en el texto que es sorprendente para ellos porque no podían verlo. Y es importante para ellos, ya que trae la fuerza de la verdad para influir en sus vidas.

Otra cosa que hace que la predicación sea eficaz es la creación de la ubicación original del texto para que sea un evento con vida. Ya sea que Pablo está escribiendo a una iglesia o Jesús con los fariseos, usted quiere llevar a su gente allí; así ellos están en el ambiente, viviendo y viendo cómo se desarrolla. Y eso significa que tiene que hacer mucho trabajo de historia y de contexto - usted tiene que crear el contexto como un contexto vivo.

En lugar de tratar de tomar la Biblia y traerla a la época actual, trato de tomar los tiempos modernos y llevarlos de vuelta a la Biblia. Y esa es una distinción que usted quiere hacer. La cultura determinando la predicación es tomar la Biblia y redefinirla en términos modernos. Mi objetivo es llevar la cultura moderna y la gente de esa cultura y redefinirlas en términos bíblicos, para que vivan de nuevo en las Escrituras.

Esas son las claves para la predicación eficaz junto con el vivir una vida de integridad, en oración y dependencia del Señor.

Disponible en Internet en: https://www.gracia.org

DERECHOS DE AUTOR (C) 2014

Usted puede reproducir este contenido de sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar