Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial

Deme esa religión espectacular

Código: A163

¿Puede la iglesia combatir la apatía y el materialismo alimentando el apetito de la gente por el entretenimiento? Es evidente que muchos en la iglesia creen que la respuesta es sí, a medida que muchas iglesias se suben al tren del espectáculo. Es una tendencia preocupante que está atrayendo a muchas iglesias ortodoxas lejos de las prioridades bíblicas.

Las iglesias son construidas como teatros. El centro de atención es un escenario -en lugar de un púlpito. Algunas tienen grandes plataformas que giran o suben y bajan, con luces de colores y grandes equipos de sonido. Los pastores están dando paso a los especialistas en medios, consultores de programación, directores de escena, expertos en efectos especiales y coreógrafos.

La idea es dar al público lo que quiere. Adaptar el servicio de la iglesia a lo que va a atraer a una multitud. Como resultado, los pastores se parecen más a los políticos que a pastores, buscando atraer al público en lugar de dirigir y edificar a la grey que Dios les dio. Se proporciona a la congregación un espectáculo profesional, donde el servicio de adoración está constituido por una actuación, música pop y tal vez un sermón subliminal. Sin embargo, el énfasis no está en la adoración, sino en el entretenimiento.

Detrás de esta tendencia está la idea de que la iglesia tiene que “vender” el Evangelio a los no creyentes. Así, las iglesias compiten por el consumidor al mismo nivel que el último reality show o película importante. Más y más iglesias se basan en la estrategia de comercialización para vender a la misma.

Esa filosofía es el resultado de una mala teología. Supone que si se envasa al Evangelio de manera apropiada, la gente será salva. El enfoque tiene sus raíces en la teología arminiana. Se considera que la conversión depende fundamentalmente de un acto de la voluntad humana. Su meta es una decisión instantánea, superficial, en lugar de un cambio radical del corazón.

Por otra parte, toda esta corrupción del cristianismo presupone que reclutar incrédulos es uno de los principales servicios de la iglesia. Muchos han abandonado la adoración como tal. Otros han relegado la predicación convencional a un grupo pequeño una noche a la semana. Pero todo eso no distingue el punto de Hebreos 10:24-25: "Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos."

Hechos 2:42 nos muestra el modelo que la iglesia primitiva seguía cuando se congregaban: "Ellos perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan." Tenga en cuenta que las prioridades de la iglesia primitiva eran claramente adorar a Dios y edificar a los hermanos. La iglesia se reunía para la adoración y la edificación; se dispersaba para evangelizar al mundo.

Nuestro Señor comisionó a Sus discípulos para la evangelización de esta manera: "Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones" (Mateo 28:19). Cristo deja en claro que la Iglesia no está para esperar o invitar al mundo a asistir a las reuniones, sino para IR al mundo. Esa es una responsabilidad de todo creyente. Me temo que un enfoque que destaca una presentación aceptable del Evangelio dentro de los muros de la iglesia excusa al creyente de su obligación personal a ser luz del mundo (Mateo 5:16).

Tenemos una sociedad llena de personas que quieren lo que quieren cuando ellos lo desean. Tienen su propio estilo de vida, recreación y entretenimiento. Cuando las iglesias apelan a los deseos egoístas, sólo alimentan el fuego y dificultan la verdadera piedad. Algunas de estas iglesias están creciendo exponencialmente, mientras que otras que no entretienen están luchando. Muchos líderes de la iglesia quieren el crecimiento numérico de las mismas, por lo que están accediendo a la filosofía del entretenimiento antes que nada.

Considere lo que esta filosofía le hace al mensaje del Evangelio en sí. Algunos sostienen que si se presentan los principios bíblicos, el medio no importa. Eso es una tontería. ¿Por qué no hacer un carnaval? Un lanzador de cuchillos tatuado que haga malabares puede hacer de las suyas, mientras que un charlatán grita versículos de la Biblia. Eso atraería a una multitud. Es un escenario peculiar, pero que ilustra cómo el medio puede degradar y corromper el mensaje.

Y, por desgracia, no es muy diferente de lo que realmente se está haciendo en algunas iglesias. Roqueros punk, ventrílocuos, payasos, magos y celebridades del mundo del espectáculo han tomado el lugar del predicador - y están depreciando al Evangelio. Yo creo que podemos ser innovadores y creativos en la manera de presentar el Evangelio, pero tenemos que tener cuidado de armonizar nuestros métodos con la profunda verdad espiritual que estamos tratando de transmitir. Es demasiado fácil trivializar el mensaje sagrado.

No se apresure a aceptar las tendencias de alta tecnología de las súper iglesias. Y no se burle del culto y la predicación convencional. No necesitamos enfoques inteligentes para que la gente sea salva (1 Cor. 1:21). Simplemente tenemos que volver a la predicación de la verdad y a plantar la semilla. Si somos fieles en eso, la tierra que Dios ha preparado dará fruto.


Disponible sobre el Internet en: https://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2014
Usted podrá reproducir este contenido de sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar