Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial

¿Cómo confrontar a la cultura?

Código: A177

Siendo pastor en el sur de California, he sido bendecido con el privilegio de socavar la verdad de la Palabra de Dios cada semana de mi vida. Hacer eso en Los Ángeles lo hace más interesante por la enorme diversidad de gente, cultura e idiomas. Cuando traemos el Evangelio a nuestra ciudad, es increíble ver que la Palabra de Dios trasciende la cultura - y toda religión falsa - para cambiar vidas. El mensaje de la salvación en Cristo realmente no conoce obstáculo.

Si usted piensa que la evangelización es una tarea difícil en ese ambiente, está en lo cierto. Nos enfrentamos a una cultura que ha rechazado la verdad absoluta y ahora considera que es refinado incluir y alentar abiertamente pasiones vergonzosas. El espíritu ecuménico, sincrético de la era, retrocede en horror a las afirmaciones exclusivas de Cristo. Y las iglesias evangélicas populares sólo hacen la tarea más difícil al negarse a confrontar el pecado, en un esfuerzo por hacer que el pecador "sin iglesia" se sienta cómodo.

La predicación de hoy está claramente fuera de moda (2 Tim. 4:2) y la evangelización es difícil, pero eso no es nuevo. Pablo enfrentó en sus días peores desafíos. Se enfrentó a una cultura cada vez más anti-cristiana -no había espíritu de tolerancia que protegiera a los creyentes de la hostilidad. Sin embargo, él predicó el Evangelio de Jesucristo -un mensaje inflexible de arrepentimiento. Esto se ilustra mejor en Hechos 17:16-34, donde Pablo se enfrentó a uno de los públicos más eruditos y moralmente corruptos que haya existido -los filósofos en Areópago.

La situación (Hechos 17:16-21): Pablo llegó a Atenas después de haber sido obligado a huir de Tesalónica y Berea (Hechos 17:1-15). Atenas era el centro de la cultura y el pensamiento griego, famosa por su arte y filosofía y por algunos de los filósofos más célebres. Los fundadores de dos filosofías dominantes, Epicuro (epicureísmo) y Zenón (estoicismo), habían enseñado en Atenas.

Atenas era también el hogar de casi todos los dioses creados por el hombre que existían. El escritor pagano Petronio una vez dijo que era más fácil encontrar un dios en Atenas que un hombre. De hecho, fue la idolatría ateniense que llevó a Pablo a predicar el Evangelio en Atenas - tal idolatría enardeció su espíritu (v. 16). De manera habitual, marchó directamente a la sinagoga local y razonó a partir de las Escrituras (v. 2) "con los judíos y piadosos, y en la plaza cada día con los que concurrían" (v. 17).

Algunos filósofos epicúreos y estoicos escucharon el mensaje de Pablo en la plaza y le llevaron al Areópago ante algunos de los filósofos más astutos de Atenas. No tenían ningún interés en el Evangelio; Pablo era simplemente una novedad para ellos. Lo pusieron en medio de ellos como un espécimen que divertiría su interés por "decir o en oír algo nuevo" (v. 21). Ése es el escenario para el mensaje de Pablo y el método para hacer frente a una cultura sin Dios.

El Método (Hechos 17:22-34) Pablo pronunció su mensaje a un público indiferente y arrogante, al igual que muchos a los que usted y yo hablamos hoy en día. A medida que observamos cómo Pablo predicó a los filósofos, verá tres elementos esenciales de un mensaje eficaz para confrontar con la verdad a nuestra cultura post-cristiana.

En primer lugar, dígales qué es Dios (vv. 22-23). Aquí está el primer punto de Pablo: "Vosotros sois ignorantes y les diré la verdad." Trate de recomendar esa línea de apertura en una conferencia evangelismo. Algunas personas piensan que Pablo elogió su religiosidad cuando mencionó sus muchos objetos de culto. Él no los estaba elogiando en absoluto - sus ídolos le enardecieron (v. 16). Más bien, él comenzó con un hecho: todos los hombres son innatamente religiosos. Todos los hombres han sido creados para ser devotos - sea que adoren a Dios o alguien más, pero todos adoran algo. Los atenienses no eran diferentes.

Externamente, Dios ha dado testimonio de Sí mismo a través de lo que Él ha creado: "Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de Sus manos" (Sal. 19:1). Internamente, según Romanos 1:19 "lo que se conoce de Dios les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó." Ellos tienen un sentido innato del verdadero Dios de la Biblia, Sus normas están escritas en sus corazones y sus conciencias los hace responsables (Rom. 2:14-15). Pero a causa del pecado, "suprimen la verdad con injusticia" (Rom. 1:18). Ellos deliberadamente rechazan lo que saben que es verdad y eligen en su lugar adorar en la ignorancia.

En segundo lugar, dígales quién es Dios (vv. 24-29). Esta es la lección de Pablo a los ignorantes acerca del Dios desconocido. Esta es teología básica. Es irónico que Pablo estaba enseñando el ABC de teología a los que eran conocidos a nivel mundial como los más intelectuales. Esto demuestra la verdad de 1 Corintios 1:25: "Lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres." Aquí hay cinco cosas que los hombres ignorantes y rebeldes necesitan saber sobre el "Dios desconocido".

Dios es el Creador. Versículo 24a: "hizo el mundo y todas las cosas que en él hay." En los días de Pablo y nuestros, la verdad no da cabida a las opiniones de los hombres con respecto a los orígenes.

Dios es quien manda. Versículo 24b: "Señor del cielo y de la tierra [y] no habita en templos hechos por manos humanas." Es lógico que si Dios es el Creador, Él es también el gobernante legítimo de lo que Él ha creado. Y si Él es el Creador y Señor, Él no vive en lo que Sus criaturas han creado.

Dios es quien provee. Versículo 25: "ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues Él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas." Lejos de necesitar algo de los hombres, el Creador "hace salir Su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos" (Mateo 5:45).

Dios es quien controla. Versículo 26: "Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres… y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación". Esa declaración fue un duro golpe para el orgullo nacional de los griegos, que despectivamente denominaban a los que no eran griegos como "bárbaros". Sin embargo, Dios controla los asuntos y destinos de los hombres y las naciones.

Dios es quien revela. Versículos 27-29: Los hombres deben "buscar a Dios... aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros... Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres." Dios, al crear, gobernar, dar y controlar todas las cosas, se ha revelado claramente a Sí mismo en lo que Él ha hecho - los hombres verdaderamente no tienen excusa (Romanos 1:20).

En tercer lugar, les digo lo que Dios dice (vv. 30-31). El método de evangelismo de Pablo termina con un simple punto poderoso: les dice que se arrepientan o sean juzgados. En el pasado, Dios fue paciente. Pero llegará un día cuando Él juzgará al mundo por medio de Jesucristo. Dios le dio prueba suficiente de la verdad de Su Palabra en la resurrección de Su Hijo – hace a todos los hombres responsables de esa evidencia. Su gracia en el pasado y Su ira en el futuro requieren el arrepentimiento en el presente. Como dijo Pablo en otro lugar: "ahora es el tiempo aceptable he aquí ahora el día de salvación"( 2 Cor. 6:2). Ese mensaje no es popular hoy en día, pero por otra parte, nunca ha sido popular. "Pero cuando oyeron lo de la resurrección de los muertos, unos se burlaban… Y así Pablo salió de en medio de ellos" (v. 32-33).

He mencionado antes que el método de Pablo era eficaz; y lo es. Mire el versículo 34: "Mas algunos creyeron, juntándose con él; entre los cuales estaba Dionisio el areopagita, una mujer llamada Dámaris y otros con ellos." Fue eficaz para salvar a aquellos a quienes Dios escogió salvar. Pablo fue fiel en proclamar la verdad. Dejó los resultados a Dios.

De Atenas a Los Ángeles, del siglo I al siglo XXI y en todas partes, el arrepentimiento puede no ser popular, pero aún así, es el Evangelio. Enseñe a esta cultura post-cristiana acerca de Dios y luego llame al arrepentimiento. Ése es el único mensaje que tenemos, sin él, nadie se salvaría.


Disponible sobre el Internet en: https://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2014
Usted podrá reproducir este contenido de sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar