Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial

Escrituras: Escrituras Seleccionadas

Código: A234

¿Por qué es que muchos evangélicos actúan como si los falsos maestros en la iglesia no fueran un problema serio en esta generación? Muchos parecen estar persuadidos que son: “rico y me he enriquecido y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.” (Apocalipsis 3:17).

En realidad, la iglesia de hoy es quizás más susceptible a los falsos maestros, los saboteadores doctrinales y el terrorismo espiritual que cualquier otra generación en la historia de la misma. La ignorancia bíblica dentro de la Iglesia puede ser más profunda y avanzada que en cualquier otro tiempo desde la reforma protestante. Si lo duda, compare un sermón típico de hoy en día con uno escogido al azar de cualquier predicador evangélico popular publicado antes del año 1850. Compare también la literatura cristiana con cualquier publicación de una editorial evangélica de hace más de 100 años.

La enseñanza bíblica, aún en los mejores lugares de hoy, ha sido deliberadamente simplificada, generalizada, hecha más superficial, adaptada al nivel más bajo y luego acomodada para agradar a personas de atención efímera.

Los sermones son casi siempre breves, simples, con tantas referencias a la cultura moderna como sea posible y cargados con anécdotas e ilustraciones. (Chistes e historias graciosas extraídos de la experiencia personal son preferidos a las referencias y analogías tomadas de la Escritura misma). Los temas de un sermón típico se centran en los problemas del hombre (tales como las relaciones personales, una vida exitosa, la autoestima, cómo lograr esto o aquello, etcétera) excluyendo muchos de los temas doctrinales de la Escritura que exaltan a Cristo. En otras palabras, lo que muchos predicadores contemporáneos hacen es virtualmente opuesto a lo que Pablo describió cuando dijo que “no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios” (Hechos 20:27).

No sólo eso, pero aquí Pablo explicó su propio enfoque al ministerio del Evangelio, aún entre paganos sin iglesia, en la más perversa cultura romana:

Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; y ni mi palabra ni mi predicación fueron con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. (1 Corintios 2:1-5)

Note que Pablo rehúsa deliberadamente personalizar su mensaje o adaptar su entrega para adaptarse a la filosofía de los corintios o a sus gustos culturales. Cuando él dice luego en su epístola: “Me he hecho a los judíos como judío… a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley. Me he hecho débil a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos” (1 Corintios 9:20-22), él estaba describiendo cómo se convirtió en un siervo de todos (v. 19) y el compañero de aquellos a quienes estaba tratando de alcanzar. En otras palabras, evitó ser él mismo una piedra de tropiezo. Él no dijo que adaptó el mensaje del Evangelio (de lo cual dijo que es una piedra de tropiezo). El no adoptó métodos para adaptarse a los gustos de la cultura mundana.

Pablo no pensó suplir las preferencias particulares de la generación y no usó trucos para llamar la atención. El ministerio público de Pablo nunca se pudo describir como un espectáculo. Quiso dejar en claro a todos (incluyendo a los corintios conversos) que las vidas y corazones son renovados por medio de la Palabra de Dios y nada más. De ese modo, ellos comenzarían a comprender y a apreciar el poder del mensaje del Evangelio.

Disponible sobre el Internet en: https://www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2015
Usted podrá reproducir este contenido de sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar