Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial

¿Es compatible la evolución con el cristianismo?

Código: A188

John MacArthur

La evolución fue presentada como una alternativa atea a la visión bíblica de la creación. Según la evolución, el hombre creó a Dios y no al revés. Y como hemos visto, la última agenda de los evolucionistas es eliminar por completo la fe en Dios; y por lo tanto acabar con la responsabilidad moral.


La intuición sugiere una serie de preguntas a la mente humana cuando contemplamos nuestro origen: ¿Quién tiene el control del universo? ¿Hay alguien que es soberano - un Legislador? ¿Hay un Juez universal? ¿Existe una norma moral trascendente para vivir? ¿Hay Alguien ante quien seremos responsables? ¿Habrá una evaluación final de cómo vivimos nuestras vidas? ¿Habrá un juicio final?


La evolución se inventó para evitar estas preguntas.


La evolución fue ideada para desechar al Dios de la Biblia - no porque los evolucionistas creyeran realmente que no era necesario un Creador para explicar cómo comenzaron las cosas, sino porque no querían al Dios de las Escrituras como su Juez. Marvin L. Lubenow escribe:


El verdadero problema en el debate creación/evolución no es la existencia de Dios. El verdadero problema es la naturaleza de Dios. Pensar en la evolución como básicamente atea es no comprender la singularidad de la evolución. La evolución no fue diseñada como un ataque general contra el teísmo. Fue diseñada como un ataque específico contra el Dios de la Biblia; y el Dios de la Biblia se revela claramente a través de la doctrina de la creación. Obviamente, si una persona es atea, sería normal que también fuera evolucionista. Pero la evolución está tan cómoda con el teísmo como con el ateísmo. Un evolucionista es perfectamente libre de elegir cualquier dios que desee, siempre y cuando no sea el Dios de la Biblia. Los dioses que permiten la evolución son privados, subjetivos y artificiales. No molestan a nadie y no hacen exigencias éticas absolutas. Sin embargo, el Dios de la Biblia es el Creador, Sustentador, Salvador y Juez. Todos son responsables ante Él. Él tiene una agenda que entra en conflicto con la de los seres humanos pecadores. Es muy asombroso para el hombre ser creado a la imagen de Dios. Es muy cómodo que Dios pueda ser creado a imagen del hombre. [Huesos de Contención: Una evaluación creacionista de los fósiles humanos (Grand Rapids: Baker, 1992), 188 -89.]


En pocas palabras, la evolución fue inventada con el fin de eliminar el Dios del Génesis; y con ello derrocar al Legislador y borrar la inviolabilidad de Su ley. La evolución es simplemente el último medio que nuestra raza caída ha ideado con el fin de suprimir el conocimiento innato y el testimonio bíblico de que hay un Dios y que somos responsables ante Él (cf. Romanos 1:28). Al aceptar la evolución, la sociedad moderna tiene como objetivo acabar con la moral, la responsabilidad y la culpa. La sociedad ha aceptado la evolución con tanto entusiasmo porque la gente se imagina que elimina al Juez y los libera para hacer lo que quieran sin culpa y sin consecuencias. La mentira evolucionista es tan deliberadamente la antítesis de la verdad cristiana que parecería impensable para los cristianos evangélicos transigir con la ciencia evolutiva en cualquier grado. Pero en el último siglo y medio de propaganda evolutiva, los evolucionistas han tenido notable éxito en conseguir que los evangélicos concuerden con ellos en algunos puntos. Sorprendentemente, muchos evangélicos modernos - tal vez incluso sería justo decir que la mayoría de las personas que se llaman a sí mismos evangélicos hoy en día - están convencidos de que el relato del Génesis de la creación no es un verdadero registro histórico. Conque no sólo se han rendido a la doctrina evolucionista en su punto de partida, sino que también han adoptado la opinión que socava la autoridad de la Escritura en su punto de partida.


Los llamados evolucionistas teístas que intentan combinar teorías humanistas de la ciencia moderna con el teísmo bíblico pueden afirmar que lo hacen porque aman a Dios, pero la verdad es que ellos aman un poco a Dios y mucho a sus reputaciones académicas. Al socavar la historicidad de Génesis, están socavando la fe misma. Proporciónele a la doctrina evolucionista el trono y haga de la Biblia su siervo y usted habrá establecido la base para el desastre espiritual.

La Escritura, no la ciencia, es la prueba definitiva de toda verdad. Y cuanto más se aleja el evangelicalismo de esa convicción, menos evangélico y más humanista se vuelve.


La Escritura advierte contra la falsa "ciencia" (1 Timoteo 6:20) - en particular los llamados conocimientos "científicos" que se oponen a la verdad de las Escrituras. Cuando lo que se hizo pasar como "ciencia" resulta ser no más que una visión del mundo basada en la fe que es hostil a la verdad de la Escritura, nuestro deber de estar en guardia se eleva. Y cuando presuposiciones naturalistas y ateas están siendo agresivamente promovidas como si fueran hechos científicos establecidos, los cristianos deben denunciar esas mentiras como lo que son y oponerse a ellas con mayor vigor. El abandono de una visión bíblica de la creación, ya ha dado abundantes frutos malos en la sociedad moderna. Ahora no es el momento para que la iglesia se retire o renuncie a estas cuestiones. Debilitar nuestro compromiso con la visión bíblica de la creación iniciaría una cadena de consecuencias morales, espirituales y teológicas desastrosas en la iglesia que exacerbarían enormemente el terrible caos moral que ya ha comenzado a desintegrar la sociedad secular.

Disponible en Internet en: http://www.gracia.org

DERECHOS DE AUTOR (C) 2014

Usted puede reproducir este contenido de sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de

(http://www.gracia.org/acercaDeGAV.aspx?page=dehrechos)

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar