Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Isaías capítulo 8, el octavo capítulo de Isaías. Y me gustaría leerle conforme me sigue, los versículos 19 hasta el séptimo versículo del capítulo 9. Isaías 8, comenzando en el versículo 19. Isaías aquí le está hablando al remanente piadoso de Israel.

Y en el versículo 19 leemos, “Y si os dijera en: preguntad a los encantadores y a los adivinos que susurran hablando, responded. ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará los muertos por los vivos? A la ley y al testimonio. Si no dijeran conforme a esto, es porque no les ha amanecido. Y pasarán por la tierra fatigados y hambrientos y acontecerá que teniendo hambre se enojaran y maldecirán a su rey y a su Dios, levantando el rostro en alto. Y miraran a la tierra y aquí, tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia, y serán sumidos en las tinieblas. Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra Zabulón y a la tierra de Neftalí. Pues al fin llenará de gloria el camino del mar de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz, los que moraban en tierra de sombra de muerte luz resplandeció sobre ellos, multiplicaste la gente y aumentaste la alegría, se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos. Porque tú quebraste su pesado yugo y la vara de su hombre hombro y el cetro de su opresor como en el día de Madián. Porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla y todo manto revolcado en sangre serán quemados, pasto del fuego. Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado y el principado sobre su hombro. Y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.”

Oremos juntos. Padre, te damos gracias de nuevo como hemos oído la canción glorificando a nuestro Salvador que nació, dado de Dios para redimir a los hombres, como nos regocijamos, como nos regocijamos porque no solo Jesucristo nació en Belén sino que Él nació en nosotros. Señor, te damos gracias por esto. Y ahora oramos conforme vemos la Palabra de Dios, que nuestras mentes y corazones puedan ser abiertos para ver cosas que nunca antes hemos visto, que seamos enseñados por el Espíritu Santo para vivir como nunca antes hemos vivido. Y damos a Cristo toda la gloria y la alabanza. Amén.

Ahí en la Biblia en el octavo capítulo de Isaías, en Isaías capítulo 8 y después el capítulo 9, realmente detallan quizás la profecía más clásica acerca de la venida de Jesucristo. Y cuando usted se detiene a considerar un mensaje de Navidad hay todo tipo de diferentes maneras en las que usted puede abordarlo. Pero pensé que quizás sería algo que valiera la pena examinar, la perspectiva de un profeta del Antiguo Testamento acerca del nacimiento del Mesías, Cristo, el Salvador del mundo.

Y conforme comencé a ver los versículos 6 y 7 del capítulo 9, los cuales detallan la venida de este niño, me causó interés lo que seguía o lo que precedía, debería decir esos versículos, y cuidadosamente me involucré en estudiar los capítulos previos. Y terminé con un paralelo muy interesante a nuestro propio día, en el día en el que Isaías dio el pronunciamiento acerca de la venida del Mesías, el nacimiento del Salvador, fue un día muy parecido al nuestro. Y la luz que vino de las tinieblas del día de Isaías es la misma luz que anunciamos a un mundo oscuro en la actualidad. De hecho Isaías bien podría haber sido un predicador del siglo XX porque la indicación de esos versículos apunta a eso.

Ahora, a manera de introducción permítame decir esto, celebramos navidad y el nacimiento de Cristo en un contexto de felicidad, pero cuando realmente usted mira a su alrededor en el mundo no hay nada por lo cual debe usted estar contento. Y aún cuando ve lo que sucede en la Navidad cada año me causa náuseas y más náuseas. Y las cosas que veo en torno a mí, el dinero y la búsqueda intensa que se lleva a cabo con frecuencia en el nombre de Jesucristo por satisfacer deseos personales, no hace nada en el área de traer gloria a Él.

De hecho, conforme he analizado la Navidad este año he llegado a la conclusión de que en muchos casos Jesús es la broma de la Navidad. El mundo ordenado por el diablo, el mundo controlado por los demonios se está burlando de Jesús. Y el Jesús superestrella es una tragedia patética, quien es crucificado aunque es aceptado por la sociedad, en ocasiones Él es visto como un payaso con una nariz roja y una playera de superman. En otras tiendas que son como tiendas de ferretería, ahora tenemos el nuevo artículo que es focos de Jesús que salva, con el filamento que dice, Jesús salva. Una novedad en Navidad, una blasfemia sarcástica.

Las tiendas departamentales en las cuales he estado promueven y han estado cerca de playeras de Jesucristo y sudaderas de Jesucristo con rostros de caricatura de Jesús dibujados en ellas. Y el punto del mundo es obvio, Satanás no es torpe, si puede hacer que Jesús sea una moda, cuando la moda acabe, el verdadero Jesús se va con esa moda.

Un fabricante de ropa interior está promoviendo shorts de Jesucristo para hombres y ropa interior para mujeres de bikini de Jesucristo. Inclusive los fabricantes de relojes han entrado en esta corriente y el último anuncio de radio es así, “Oigan niños, soy yo, Jesús, vean lo que llevo en mi muñeca. Es un reloj con una foto a color mía ahí en la carátula y con manos que están pegadas a mi corazón rojo.” Jesús se ha convertido en una moda y las modas pasan y no crea usted que el diablo no lo sabe. El mundo no está honrando a Jesús sino que se está burlando de él.

Y en la Navidad cuando hablamos del verdadero honor, la burla parece ser mayor, la hipocresía parece ser aún más descarada y el pecado de rechazo más blasfemo. Y la necesidad de un verdadero Jesús aquí en el Estados Unidos de Norteamérica del siglo XX es tan grande como lo fue en el día de Isaías, tan grande como jamás ha sido en la historia del hombre. La oscuridad, el corazón del hombre no ha cambiado en absoluto. De hecho, el hombre simplemente se ha vuelto más inteligente en sus artimañas y Satanás ha aprendido conforme la historia ha pasado, para saber cómo mejor diluir la persona de Jesucristo.

Sin embargo, es algo extraño porque a lo largo de la historia del hombre en su oscuridad y en su falta de disposición de responder a Jesucristo él siempre ha querido un salvador, él siempre ha querido un liberador. Sea Israel histórica o sea Estados Unidos de Norteamérica actual en el mundo, toda persona siempre ha buscado un salvador, un libertador, un pacificador, alguien que pueda corregir lo que está mal y hacer que lo injusto sea justo; alguien que pueda ecualizar y hacer del mundo lo que debe ser y los hombres han clamado por un salvador, hombres de toda cultura. Y Dios ha enviado a un salvador pero los hombres se rehúsan a recibir al salvador que Dios ha enviado. Es algo triste darnos cuenta de que el bebé de Belém fue el redentor del mundo, pero como la Biblia dice, “Los hombres amaron más las tinieblas que la luz.” Porque sus obras eran malas.

La Biblia nos dice que Dios envió al Salvador en el momento preciso, Gálatas capítulo 4 nos dice que en la plenitud del tiempo Dios envió a su Hijo nacido de mujer bajo la ley, exactamente en el momento correcto en la historia Jesucristo nació, en el con flujo correcto de acontecimientos, en el momento estratégico clave, correcto en la historia del hombre Jesucristo llegó. Isaías lo predijo en Isaías 49 por momento permítame leer un versículo, “Así ha dicho Jehová: en tiempo aceptable te he oído y en día de salvación te he ayudado y te preservaré y te daré por pacto al pueblo para establecer la tierra, para heredar las heredades desoladas.” Ahora, aquí él dice, en un tiempo aceptable el Señor actuará a favor de Israel. Dios enviará al libertador. Y de hecho, Dios envió a ese libertador en el tiempo aceptable.

Y Pablo retoma eso en Segunda de Corintios capituló 6 versículo 2 y dice, “Porque él dijo: te he oído en un tiempo aceptable y en el día de salvación te he ayudado. He aquí, ahora es el tiempo aceptable. He aquí, hoy el día de salvación.” Y aquí él está citando en Isaías 49 y lo está aplicando en la actualidad. Isaías dijo, “En algún momento, en el momento correcto Dios enviará a un salvador.” Y desde que ese salvador vino siempre ha sido el momento correcto el recibirlo y reconocerlo, Mesías, Cristo, el Salvador del mundo ha estado disponible a los hombres en todo momento de todo día desde que llegó hace 2,000 años atrás.

Sin embargo, los hombres continúan rechazándolo, continúan dándole la espalda, no hay razón por la cual deba esperar, la evidencia es monumental para verificar quién es Él. Y en lugar de recibirlo los hombres se burlan de Él. Y toman esa época del año en la que se ha diseñado celebrar Su venida al mundo y la convierte en un materialismo, una especie de materialismo nauseabundo, crudo. Y hacen de Jesús la broma de la Navidad.

¿Pero no se dan cuenta amigos que es en este tipo de mundo enfermo, oscuro que el anuncio de Jesucristo debe ser dado de manera continua y fiel aunque el mundo no lo recibe?

Sabemos que Juan dijo que Jesucristo estaba en el mundo y el mundo fue hecho por Él y el mundo no lo conoció. A los suyos vino y los suyos no lo recibieron. Sin embargo, por esos cuantos que reciben la promesa de Dios es verdad. Ahora, al regresar a Isaías mantenga en mente simplemente los pensamientos dispersos que le he dado porque vamos a retomarlos conforme vemos esta profecía, es el mismo tipo de mundo oscuro, es el mismo tipo de mundo que se burla de Dios así como en el que vivimos al cual Isaías le promete por inspiración del Espíritu Santo que viene un gran redentor.

Y en la profecía comenzando en el capítulo 8 versículo 19 hasta el capítulo 9 versículo 7 vemos cuatro características que Isaías señala que tienen que ver con la venida de este redentor. Vemos en primer lugar la escena patética, la cual es un paralelo perfecto a nuestro día. Después vemos la salvación prometida, el salvador perfecto y el soberano pacífico.

Veamos en primer lugar la escena patética en la que se encontraban, cómo era la época de Isaías, y después veremos si podemos trazar algunos paralelos a nuestro día en el mensaje de Cristo en nuestro mundo.

Ahora, al llegar a esta escena ahí en el versículo 29 al 22, el pasaje es muy importante porque nos da el contexto de la profecía de Isaías. Digo, ¿por qué Isaías se detuvo y dio esta profecía? ¿Qué estaba pasando en Israel que lo motivó a hacer esto? Bueno, la respuesta es que había tal oscuridad y tal pecado que demandaba el anuncio de un Mesías redentor para el bien de los piadosos que estaban ahí. Todo se veía tan oscuro y tan carente de esperanza que los piadosos necesitaban recibir certeza, seguridad de que Dios todavía estaba en el trono. Y también los impíos necesitaban una garantía de que había luz disponible, que había salvación disponibles si estaban dispuestos a aceptarla. Y entonces vemos una escena patética de pecaminosidad que es un paralelo del día no solo en el que Jesús vino sino del día en el que vivimos aquí en el siglo XX en Estados Unidos.

Ahora, la escena realmente es presentada, en Segundo de Reyes capítulo 18, y aunque simplemente nos referiremos al texto, ese es el contexto en el que Isaías basa esta profecía. Acaz era el rey y él era impío, por no decir más de esto, él era un corrupto hasta la médula, él había metido la idolatría a Israel, él había metido la adoración de un Dios, Moloch, quien era el dios salvaje de los amonitas, digo, este era un dios salvaje. Él había establecido la obra Moloch, la adoración de Moloch en el Monte de los Olivos, el cual está al este de Jerusalén en el Valle de Hinom, un lugar cerca de Tófet, que está ahí en la parte occidental del muro de Jerusalén.

Entonces la ciudad de Jerusalén estaba rodeada de la adoración de Moloch. Y en el lugar del Tófet, en el Valle de Hinom él levantó una estatua de este dios y colocó ahí un horno a los pies de este dios para que pudieran arrojar a los niños al fuego y quemarlos como ofrendas a este Dios. Esto es lo que está pasando en Israel, la supervisión está por todos lados, hay estatuas de oro y de plata que estaban siendo adoradas en los hogares de los hijos de Israel. Acaz finalmente cerró la puerta del templo y la cerró y dejo el templo entero para que se descompusiera y se deteriorara. Y bajo él la verdadera oración adoración fue totalmente extinguida.

Ahora, usted sabe que si la verdadera adoración es eliminada, Satanás se va a asegurar de traer adoración falsa y de manera natural eso es lo que sucedió.

Entonces Isaías entró en esta escena y advirtió a Acaz y lo reprendió y lo ofreció señales y lo amenazó y lo instó a volverse a Dios, pero Acaz nunca escuchó y él continuó siguiendo por el camino en el que iba y llevó al pueblo en la misma dirección. Y lo que resultó a partir de esto es tan aterrador porque es exactamente un paralelo de nuestro día. Lo que resultó de esto fue la adoración de demonios, la adoración de demonios, de diablos, de espíritus malignos.

Ahora, permítame darle un par de puntos y después quiero entrar al versículo 19. Y le voy a mostrar esto, ¿sabe usted que la idolatría – escuche esto – es adoración de diablos? ¿Sabía usted eso? Adoración de demonios. Cuando alguien adora un ídolo no solo se está postrando a esa estatua o lo que sea, una piedra o plata u oro o madera. Cuando un hombre o mujer se compromete a adorar a un dios falso, a un demonio, se va a apoderar de ese dios falso y en realidad va a estar adorando a ese demonio.

¿Qué es lo que atrapa la gente para que se entregue a la adoración falsa y los mantiene ahí? ¿Pueden adorar a un dios de piedra y después descubrir que ese Dios de piedra de hecho va a responder a sus peticiones, de hecho va a operar en su vida? ¿Por qué? Porque es un demonio el que realmente están adorando, quien está asumiendo la personalidad del dios al que adoran que realmente no existe cualquier manera. Cuando un individuo adora ídolos, él adora demonios, ángeles caídos. Esa es la razón por la que se mantienen de cerca a ese ídolo porque esos ángeles falsos realmente pueden funcionar en sus vidas y pueden ver cosas extrañas y sobrenaturales que suceden como resultado de adorar a un Dios de piedra.

Y no es demasiado diferente en la actualidad, en la actualidad en nuestro mundo vemos una preocupación continua con la adoración de demonios, diablos, médiums, hechiceros y todas esas cosas.

Ahora, permítame mostrarle cómo Pablo verifica esta misma verdad, en Primera de Corintios capítulo 10, versículo 14, escúchelo, ahí en el versículo 14 hace una declaración muy importante, “Por tanto amados míos huid de la idolatría, huid de ella.” ¿Por qué? Muy importante, observen, “Porque un ídolo no es nada o aquello que es ofrecido en sacrificio es un ídolo, no es nada.” Escuche, “Pero yo digo que las cosas que los gentiles sacrifican a los demonios lo sacrifican y no a Dios. Y no quiero que participes con los demonios. No podéis beber de la copa del Señor y de la copa de los demonios. No podéis participar de la mesa del Señor y de la mesa de los demonios.” Pablo dijo, “Huyan de la idolatría porque la idolatría es sacrificar y adorar a demonios, diablos.”

Y a lo largo del Antiguo Testamento, cada vez que una nación o Israel misma se involucró en la idolatría no era nada más ni menos que adoración de demonios, los ídolos son demonios. Salmo 96:5, “Porque todos los dioses de las naciones son ídolos, observe esa, Salmo 96:5 como muy importante. Y la palabra ídolos es traducida en el griego daimonia, lo cual son demonios; todos los dioses de las naciones son demonios, si un hombre va a ser lo suficientemente necio como para adorar algo de piedra o algún dios falso no existente, un demonio va a entrar ahí y va a apoderarse de ese hombre. Y entonces el salmista dice, “Todos los dioses de las naciones son demonios.” Y esa es una declaración sin excepciones, todos los dioses que los paganos adoran son demonios. En Levítico vemos la misma verdad.

Y estoy tomando el tiempo porque quiero elaborar, quiero profundizar en este punto. En Levítico 17, creo que es el versículo 7 dice esto, “Y nunca más sacrificarán sus sacrificios a los demonios tras los cuales han fornicado.” Usted vuele a ver esta idolatría caracterizada por ejemplo en términos de adoración de diablos o adoración de denominados.

En Deuteronomio usted tiene lo mismo, un poco más aclarado en el capítulo 32 versículo 16, Deuteronomio 32 versículo 16, “Lo despertaron a celos con los dioses ajenos. Lo provocaron a ira con abominaciones.” ¿Qué tipo de dioses ajenos? Sacrificaron a los demonios y no a Dios, a dioses que no habían conocido, a nuevos dioses venidos de cerca. ¿Venidos de cerca de dónde? Del mundo de abajo, literalmente estaban adorando a espíritus demoniacos. Y dice en el versículo 18, “De la roca que te creó te olvidaste. Te has olvidado de Dios tu creador. Y lo vio Jehová y se encendió en ira por el menosprecio de sus hijos y de sus hijas. Y dijo: esconderé de ellos mi rostro, veré cuál será su fin porque son una generación perversa, hijos infieles.”

Aquí había una generación de personas, de nuevo, que estaba dorando los demonios. Y el salmista de manera muy cuidadosa presenta esto en el Salmo 108, el mismo principio básico, él dice, “Si, sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios, esto es adoración de Moloch, quemando a sus hijos. “Y derramaron sangre inocente.” La sangre de sus hijos y de sus hijas a quienes sacrificaron a los ídolos de Canaán. “Y la tierra fue contaminada con sangre.” De esta manera contaminaron con sus propias obras y fornicaron en sus obras. Entonces lo que usted puede ver en la idolatría es simplemente adoración de demonios.

Y quiero apresurarme a decir esto, adorar cualquier cosa que no sea el Dios verdadero es idolatría, sea dinero, sea usted mismo, sea lo que sea, adorar a cualquier otra cosa que no sea el Dios verdadero es idolatría y no es nada menos que adorar a demonios. Pablo dijo, “Las cosas que los gentiles sacrifican lo sacrifican a los diablos.” La gente dice, “Bueno, quizás no adores a Cristo pero si eres sincero.” Bueno, eso no significa nada, la sinceridad es ridícula. Si yo tomo una botella de cianuro y me la tomo y digo, “Bueno, yo soy lo suficientemente sincero, pensé que era medicina para la tos.” Eso se oye muy bien, nada más que voy a morir sea que lo hice de manera sincera o no.

Al igual que en la actualidad Israel estaba metiéndose con todo menos con Dios y como consecuencia estaban adorando a demonios. Eso es exactamente lo que está sucediendo en nuestro mundo en la actualidad, la gente se está metiendo con todo lo que es demonios, espíritus familiares, astrología, horóscopos, buscando lo sobrenatural de una manera carnal, espíritus familiares, médiums, hechiceros, magia, hechicería, todo. Y es en este contexto de oscuridad, de vileza, de pecado no solo anti Dios sino pro satánico. ¿Sabía usted?

Es en este contexto que Isaías habla de la avenida gloriosa del niño que es el salvador que nace en el mundo. Y amigos míos, este es el mensaje que también debemos predicar. ¿Sabía usted eso? No estamos anunciando esto a un mundo feliz que está ahí en algún lugar en neutral, estamos en el mismo tipo de mundo oscuro que está preocupado con los demonios y adoración de diablos en el que Isaías estaba y nuestro mensaje viene a ellos así como el de Isaías. Esa es la razón por la que digo que Isaías bien pudo haber sido un predicador del siglo XX.

Ahora, con eso en mente vea el versículo 19 y escuche lo que Isaías dice acerca del pueblo, “Y si os dijeren – y aquí él está hablando al pueblo piadoso acerca de los impíos que se van a acercar ellos y van a tratar de engañarlos, los piadosos acerca de esto – y si os dijeren: preguntad a los encantadores – los encantadores son personas que se ponen en contacto con los demonios – y a los adivinos que susurran hablando.” Ahora vamos entrar a eso, eso es muy interesante. “¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?” Eso es necromancia, eso es tratar de traer a los muertos, usted sabe, es como el obispo Pai que trató de traer a su hijo muerto que cometió suicidio, la gente tratando de ponerse en contacto con aquellos que están muertos. Eso es lo que está pasando Israel.

Ahora, los espíritus familiares es la palabra oben en el hebreo y cuando fue traducida en el griego, escuche esto, fue traducida estrantos y la palabra significa ventrílocuo. ¿Escuchó eso? Significa ventrílocuo. Y estos espíritus familiares y encantadores y médiums son ventrílocuos quienes hablan, quienes susurran hablando. Ahora, ¿qué significa susurran hablando? Bueno, significa que pueden comunicarse en tonos altos y en sonidos bajos, los demonios ventrílocuos, estas personas en Israel de hecho se estaban comunicando con diablos, y no sea que usted crea que los diablos no pueden hablar, piense de nuevo, pueden susurrar hablando en tonos altos y en tonos bajos. Y la palabra susurran hablando, es la palabra que traduce ventrílocuo.

Aquí había una preocupación con el mundo demoniaco, es tan común en nuestro mundo en la actualidad, un retrato perfecto del contexto de nuestro mundo al cual le anunciamos que un salvador ha nacido. Algunas veces, usted sabe, los cristianos pueden desanimarse tanto por lo que está pasando en el mundo y el anuncio de el Salvador nos llega como una seguridad, pero también les llega a aquellos que no conocen a Jesucristo como una respuesta al dolor en sus corazones, para la trampa a la que Satanás los ha llevado.

En nuestro mundo en la actualidad del reino de las tinieblas se está expandiendo, un incremento fantástico en el crimen, la lujuria, el engaño, la depravación moral, el suicidio, la guerra, la homosexualidad, el temor, el ateísmo, la enfermedad, los desórdenes psicóticos, la enfermedad mental, la opresión demoniaca, la posesión, drogas, adicción de alcohol y el resto. Y junto con el espiritismo, el ocultismo. Nadie menos que el obispo Pai mismo tuvo un programa de televisión supuestamente en el que se puso en contacto con su hijo muerto quien cometió suicidio. Y el médium a través del cual él lo contactó fue Arthur Fort quien resulta ser un ministro de los Discípulos de Cristo, se sugirió este año que como un regalo ideal de Navidad para sus niños y para los adultos son los juegos de ocultismo como la tabla de la ouija, clarividencia, horóscopo, el ojo místico, el cábala, vudú, etcétera. Y usted los ha visto en la juguetería.

Hay una preocupación en nuestro mundo con estas cosas oscuras porque los hombres están en oscuridad. Y hay una razón por la que los hombres están en la oscuridad y está en el versículo 20, obsérvelo, abre casi como una celebración, la primera frase ahí, si la toma en el hebreo original, en cierta manera es una celebración, realmente no es una declaración, son tres expresiones de celebración, a la ley y al testimonio, ¿la ve? Es como decir hurra por la ley y el testimonio. Usted sabe, ¿qué pasó con sus hurras por la ley de Dios, por la verdad de Dios? El problema es que se metieron en este desastre porque dejaron la verdad de Dios, ustedes no están diciendo esto, versículo 20, “Si no dijeron conforme a esto.” O esta frase, tres hurras por la ley y el testimonio, ¿se da cuenta?

Si no están viviendo en base a sostener en alto la ley de Dios y el testimonio de Dios, esa es la razón por la que se metieron en este problema, a la ley y al testimonio, si no hablaren conforme a esto es porque no les ha amanecido. Si un hombre no reconoce la verdad de la Palabra de Dios, está en tinieblas y es engañado por Satanás. ¿Qué pasa con las personas que están en esta situación? Observe el versículo 21, y de nuevo, este es un paralelo perfecto de nuestra época, “Y pasaran por la tierra fatigados y hambrientos.” Este es un retrato de la falta de esperanza, ¿no es cierto?

Lo que sucede cuando una persona simplemente saca a Dios de existencia, simplemente borrar la ley de Dios y el testimonio de Dios cuando él quita la revelación, ¿qué sucede? Falta de esperanza, falta de esperanza. ¿A dónde se vuelve? ¿Qué significa la vida? Él dice, “Fatigados y hambrientos. Y acontecerá que teniendo hambre se enojaran y maldecirán a su Rey y a su Dios, levantando el rostro en alto.” Como puede ver, eso es lo primero que los hombres hacen, han rechazado a Dios como salvador, han rechazado la salvación de Dios y por eso están en una desesperanza total y en lugar de recibir la salvación de Dios miran hacia el cielo y maldicen a Dios. ¿Se da cuenta?

Ahora, ¿qué ha sucedido en nuestro día? Cuando Estados Unidos de Norteamérica fue fundado se fundó en principios que eran bíblicos y poco después Estados Unidos fue por donde quiso ir y nos preocupamos con nosotros mismos y poco después decidimos borrar a Dios y hace unos cuantos años atrás se hizo el gran anuncio a cargo de la revista Time que Dios murió. Y hemos quitado a Dios de existir, ya no hay más Dios, hemos visto hacia arriba en años es recientes y hemos maldecido a Dios y ahora estamos involucrados en maldecir a nuestros líderes, y usted sabe que eso es todo parte de nuestra escena. Maldicen a aquellos que están arriba de ellos, hemos maldecido a Dios, hemos quitado a Dios de nuestra sociedad y lo único que queda es la desesperanza total absoluta.

La canción número 10 de nuestro día, en los primeros 10 se llama American Pie y es cantado por Don McLean, es una canción de desesperanza total, es un comentario enfermizo, triste, trágico acerca de cómo es Estados Unidos de Norte América hoy. Y en ella él dice esto, “Todo ha salido mal.” Y después él dice, “Fui a una iglesia para buscar afirmación pero el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo tomaron el último tren hacia la costa.” Entonces él decidió que lo único que quedaba era matarse a sí mismo y por eso dice, “Manejé mi Chevrolet hasta la colina.” Este es un comentario acerca de lo que le sucede a hombres cuando quitan a Dios, y esto es exactamente lo que sucedió, esto es lo que sucedió en Israel, estaban infestados de demonios porque ellos habían sacado a Dios de su vida, vieron hacia arriba y maldijeron a dios.

Ahora, después de que usted ha visto hacia arriba, solo hay otro lugar donde ver, ¿cuál es el lugar? Observe esto en el versículo 22, “Y mirarán a la tierra.” Permítame hacerle una pregunta, ¿cuál es la preocupación de la gente en Estados Unidos en la actualidad? ¿Qué palabra es la palabra clave? Ecología. ¿Y adónde miran? Si usted ha eliminado a Dios, ¿qué es lo que usted va a ver? La tierra. Y entonces sin Dios lo único que podemos ver, podemos ver a la tierra que se está desmoronando y podemos preocuparnos porque el pasto es café y el cielo es café y las flores son cafés y los árboles son cafés y todo se está muriendo. Bueno, eso no es todo lo que hay en la vida. Bueno, esto es si usted ha quitado a dios, amigo mío, eso es lo único que queda.

Ahora, vivimos en un mundo que está preocupado con la adoración de diablos y se está moviendo a la esfera del diablo mismo porque él es el príncipe de este mundo y está preocupado con la tierra. Han quitado a Dios de manera total de su vida y ese es el contexto en el que pronunciemos la venida del Mesías, el Cristo de Dios. No es sorprendente que el mundo se burla, no es sorprendente que el mundo se ríe, no sorprendente que Jesús es la burla de Navidad. Los hombres han maldecido a Dios y lo único que queda es ver la tierra.

Pero observe lo que encuentran, “Y mirarán a la tierra y he aquí, tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia. Y serán sumidos en las tinieblas.” La ecología es el nuevo Dios. Y no crea usted que el diablo no está usándolo y manipulándolo como él quiere para distraer a la gente de ver al Dios verdadero. La ecología se ha vuelto un dios pero está vacía, no hay una respuesta, los ecologistas en la actualidad deben ser los hombres más desesperados de todos porque parece no haber fin ni esperanza. 200 millones de galones de basura arrojados al río Hudson diariamente de toda milla cuadrada de Nueva York. Eso es solo una pequeña parte el problema.

Y si usted quiere enredarse en la ecología realmente va a terminar enredándose, no hay manera de salir. Dios está muerto, la tierra se está muriendo, el hombre está condenado, él está condenado y como en el mundo de Isaías, todo está oscuro, ¿dónde está la luz? Nos ponemos de pie y anunciamos la luz y los hombres siguen en la oscuridad porque aman la oscuridad, ¿verdad? Porque los hombres amaron las tinieblas más que – ¿qué? – que la luz de cualquier manera.

Es este mundo oscuro al que Isaías le habla y es este mundo oscuro al que le hablo esta mañana y usted y yo le hablamos conforme anunciamos a Cristo. Observe el mensaje de la salvación prometida, hemos visto la escena patética, observe la salvación prometida que Isaías trae en el capítulo 9, aquí viene la promesa, versículo 1, y este versículo está tan afectado, está tan torcido en algunas versiones y lo puede leer y no entenderlo, así que permítame parafraseárselo, simplemente le voy a dar una traducción. Aquí viene la promesa, versículo 1, “Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia. Ya no habrá más oscuridad para la que está en angustia.” Como puede ver lo que le he estado diciendo, realmente están en un desastre, realmente están en angustia pero viene un momento en el que la oscuridad se acabará, ¿se da cuenta? Viene un momento en el que la aflicción va terminar, y ya no habrá oscuridad para aquella que estaba en angustia, y la angustia o la oscuridad de Israel llega a su fin. Que profecía tan maravillosa, el retrato de la miseria va disolverse y la luz va a irrumpir, usted sabe que no es demasiado diferente del mensaje que tenemos que predicar en la actualidad, que aunque el mundo pueda permanecer oscuro, la luz de la vida y salvación puede ser prendida, encendida en su vida y algún día el mundo mismo será encendido cuando Jesús regrese.

Muy bien, entonces la promesa viene que no siempre va a ser oscuridad, ahora observe la siguiente parte del versículo, “Tal como la aflicción le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí.” Ahora, aquí Isaías en cierta manera está volviéndose histórico y él dice, como pueden ver, Dios trató a Neftalí y a Zabulón con menosprecio. Él reaccionó a su pecado con castigo y realmente les fue mal a ellos. Tegladpeleser, quien era el monarca de asiría poco antes de esta profecía había venido y había aplastado esa área. Y esa área ahora es conocida como la parte superior e inferior de Galilea, es el área que está alrededor del mar de Galilea, Zabulón y Neftalí. Y se está refiriendo a un punto específico en Israel por una razón muy específica, esta es una profecía tremenda y quiero que usted vea lo que quiero decir.

Muy bien, dice entonces él, en este lugar en particular Dios había traído castigo debido al pecado y el Espíritu Santo de hecho señala este pequeño territorio en el globo entero, esta pequeña área de Galilea, ¿Por qué? Porque es en esa pequeña área de Galilea que se va a levantar la estrella de la mañana, en donde va a irrumpir el alba.

Ahora, observe el resto del versículo, después dice, “Pues el fin llenará de gloria.” ¿Hacer qué de gloria? Es el lugar, el camino del mar de aquel lado del Jordán en Galilea de los gentiles, lo cual es simplemente otra manera de describir a Zabulón y a Neftalí. Ahora, observe lo que estado siendo. Él está diciendo está oscuro y es trágico pero Dios va a intervenir y la salvación va a venir y donde así como Dios había tratado esa pequeña área con menosprecio debido a su pecado, Él va a traer gloria a esa área. Y dice usted, “Bueno, ¿pero por qué no escogió Jerusalén? ¿Por qué escogió Galilea para hacer este gran pronunciamiento?” Bueno, en primer lugar Galilea era un gran ejemplo de la ira de Dios y entonces a manera de contraste también sería un gran ejemplo de la misericordia de Dios. ¿Se da cuenta?

Galilea acababa de ser aplastada, de hecho el enemigo se había reído de la masacre de Galilea debido a que había sido tan completa. Y aún inclusive 200 años antes habían sido aplastados previamente, entonces eran un ejemplo clásico de cómo Dios permite que otras naciones castiguen cuando están en pecado. Entonces él dice como ejemplo, como ilustración él escoge a Galilea, pero hay más en esto que solo eso, este es un ejemplo clásico de cómo la ira de Dios también en últimas puede traer misericordia.

Dios dice entonces que el área de Galilea, ahí junto al pequeño mar de Galilea, Tiberias, ese pequeño lago que está realmente allá arriba va a ser el lugar donde la gran salvación va a venir para comenzar, el rey vendrá a Galilea. Ahora, esta es una profecía bastante sorprendente porque nadie jamás habría predicho que el Mesías llegaría Galilea. Galilea era el lugar más insignificante de todos, inclusive en la actualidad, por muy extraño que parezca, hay poca población ahí alrededor del Mar de Galilea, unos cuantos quibus y los restos de Canaán y Nazaret y demás han sido construidos y hay mucha población árabe. Pero el pueblo judío realmente no ha colonizado la parte que está alrededor del Mar de Galilea, hay algunos lugares aquí y ahí pero es un lugar tremendo y bien podría ser poblado pero no ha sido poblado, porque Galilea siempre ha tenido una especie de mal sabor de boca. ¿Me entiende?

Y la razón por la que siempre tuvo un mal sabor de boca se indica el final del versículo 1, es llamada Galilea, ¿de qué? De las naciones, o los gentiles. Como puede ver, Galilea era una provincia que estaba en la frontera junto al país gentil y de esta manera poblado por muchos grupos gentiles y debido a eso el pueblo judío siempre había menospreciado a Galilea. De hecho cuando Jesús llegó, Él pasó poco más de 30 años de su vida en Galilea tal como la profecía de Isaías predijo que lo haría, Él cumplió eso hasta la letra misma. Y cuando Él finalmente llegó a Jerusalén todos en cierta manera dijeron, “Oye, ¿puede venir algo bueno de esa área?” ¿Verdad? “Este hombre es de Galilea. ¿Acaso el profeta no dijo que debía venir de Belém?” Bueno, no sabían que Él había nacido en Belén y se mudó a Galilea cumpliendo la profecía de Miqueas que iba a nacer en Belén, cumpliendo la profecía de Isaías, que Él viene de Galilea.

Pero la razón por la que creo que Dios había diseñado que Galilea fuera ese lugar especial fue para mostrar, en primer lugar, observe esto, escuche esto, que la promesa de salvación no era institucional y no estaba necesariamente conectada con la adoración del templo, que era el amanecer de una nueva época, que Jesucristo estaba por venir y que un nuevo cuerpo sería formado y un nuevo templo sería construido, el cual sería hecho de Su carne. Y creo que aunque Jesucristo cumplió la profecía, Él vino a su templo cuando Él vino y lo limpió y cumplirá de nuevo la profecía en su regreso cuando Él llegue a Jerusalén.

Y en ese entonces vino de manera única el área de Galilea indicando que era más grande que tan solo una institución judía, que este no simplemente era el Mesías de Israel sino el Salvador del mundo. Él diseñó venir a Galilea de los gentiles. Él iba a ser el Salvador del mundo. Él iba a estar disponible para todos los hombres, no solo los líderes religiosos en Israel, no solo los judíos, sino para todos los hombres. Y de esta manera entonces fue a Galilea. Esta especie de rechazo abierto realmente por parte de la religión judía fue hipocresía sin realidad.

Muy bien, entonces esa es la promesa, observe el versículo 2, vamos a tener que apurarnos aquí, “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz, los que moraban en tierra de sombra de muerte luz resplandeció sobre ellos.” Qué maravilloso contraste ve usted aquí. El profeta de Dios dice, “Ha estado oscuro pero la luz va a llegar y el pueblo que andaba en un mundo oscuro verá la luz.” Jesucristo vino al mundo y la Biblia dice, “Él era la luz que alumbraba todo hombre que vino al mundo.” Lo vemos en Juan. La luz había llegado pero los hombres se escondieron bajo una roca en un rechazo trágico.

Ahora, observe algo si es tan amable, siempre ha sido, ahora esto es importante, a lo largo de la historia entera del hombre, lo largo de la revelación del Antiguo Testamento siempre ha sido el caso que Dios ha revelado la luz del Salvador venidero, siempre en el contexto de la oscuridad profunda, no sé si usted se ha dado cuenta de eso pero siempre aparece de esa manera, Él siempre es escogido, el Hijo para que sea la única estrella refulgente en el cielo oscuro. Las profecías que han venido acerca del Mesías han venido una y otra vez en un contexto de oscuridad profunda. Por ejemplo, en Génesis capítulo 3, Adán y Eva habían pecado, inmediatamente después de su pecado la promesa vino, ¿no es cierto? La simiente de la mujer vendría para herir la cabeza de la serpiente. Fue verdad en Egipto cuando Egipto estaba en la oscuridad más profunda de esclavitud dolorosa, cuando las cosas estaban tan mal como podían estar. Y había plagas horribles por todos lados, el Mesías entonces fue revelado como el Cordero de la Pascua hermoso. Y la sangre rociada en los postes de las puertas y en los dinteles significaba la salvación que vendría para todos los que creerían y lo recibirían.

En Isaías por ejemplo en el capítulo 28 Isaías dio la gran profecía del Mesías venidero quien sería la piedra del ángulo y la razón por la que lo hizo fue porque el cimiento de Israel estaba corrupto de pecado y siempre ha sido así. En Jeremías, Jeremías dijo, “He aquí, levantaré a David una rama justa.” Y la razón por la que lo dijo es porque él había detallado antes de decir eso la opresión nauseabunda y el pecado putrefacto de los líderes de Israel. En Ezequiel también usted ve lo mismo, vemos exactamente una profecía del Mesías precedida por toda la corrupción y la inmundicia de Israel. Y en todo caso, cuando las cosas llegan al fondo, cuando la hipocresía y la adoración demoniaca estaban en su cúspide fue que Dios proclamó el anuncio de Jesucristo.

Y les voy a decir esto amigos, tenemos la obligación en este día de saber eso, ¿no es cierto? Hoy es el día de anunciar que Cristo ha venido al mundo, que hay luz para las tinieblas, que hay luz para la oscuridad este día y la oscuridad de los corazones de los hombres. El profeta dijo, “Luz brillará de las tinieblas.” Y así fue, Jesús vino como esa luz. En Mateo capitulo 4 Él dijo que Él era el cumplimiento de esa profecía. En Mateo capítulo 4 versículo 12 dice, “Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso volvió a Galilea. Y dejando a Nazaret vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima en la región de Zabulón y de Neftalí.” La misma área. Ahora, observe esto, “Para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías cuando dijo: tierra de Zabulón y tierra de Neftalí. Camino del mar al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz y a los asentados en región de sombra de muerte luz les resplandeció.” Jesús ministró en Galilea en cumplimiento directo de la profecía de Isaías y Galilea está oscuro y nuestro mundo está oscuro en la actualidad y la luz ha salido y depende de usted y de mí llevar la luz a un mundo oscuro y que los hombres respondan.

Después en los versículos 13 al 5 los cuales no tomaremos el tiempo para considerar, Isaías presenta el reino mesiánico, el rey venidero vendrá en últimas y traerá un reino. Ahora, usted sabe que conforme el Mesías vino, que conforme Cristo llegó lo rechazaron, entonces el reino fue pospuesto. Él vino y Él dijo, “Arrepentíos porque el reino de los cielos – qué – ha llegado. Pero debido a que rechazaron al rey ellos no pudieron disfrutar del reino y fue pospuesto.

Entonces leímos los versículos 3, 4 y 5 porque hablan del reino que está por venir. Simplemente los voy a leer sin comentario alguno, “Multiplicaste la gente y aumentaste la alegría, se alegrarán delante de ti como se alegran en la ciega, como se gozan cuando reparten despojos. Porque tú quebraste su pesado yugo y la vara de su hombro y el cetro de su opresor común el día de Madián. Porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla y todo manto revolcado en sangre serán quemados, pasto del fuego.” El reino está por venir, gozo, victoria, y al final de toda la guerra, paz, el reino del Mesías el cual no fue recibido pero que está aún por venir cuando Él regresa, yo lo llamo Navidad dos. Solo cuando la Navidad dos venga el mundo ya no tendrá oportunidades de comentar o de celebrar.

Ahora, al llegar a los versículos 6 y 7 llegamos a los aspectos distintivos del Mesías, el Salvador del mundo. Y eso es tan conocido que no quiero hablar mucho de este punto en esta mañana. Pero veamos al salvador perfecto, hemos visto la escena patética, hemos visto la salvación prometida, veamos a este salvador que vino y a quien anunciamos al mundo oscuro el día de hoy, versículo 6, “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado y el principado sobre su hombro. Y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.” Estos son títulos raros para un bebé, ¿no es cierto? Aquí hay un rey, Él es el Salvador perfecto.

Ahora, quiero mostrarle sus perfecciones; en primer lugar note que dice, “Niño nos es nacido.” Eso habla de su humanidad, ¿no es cierto? Jesús fue un verdadero ser humano, Él humano, Él fue un hombre, el escritor de hebreos dice que fue tan humano como cualquier humano, Él participó de carne. Pablo dijo en Filipenses 2, “Él se humilló a sí mismo y se halló en semejanza de hombre.” El escritor de hebreos dice, “Él fue tentado en todo según nuestra semejanza pero sin pecado.” Debido a que Él fue humano y debido a que Él sintió lo que sentimos y debido a que a Él le dolió en donde a nosotros nos duele, Él puede socorrernos, Él puede ser compasivo con nosotros. Y Él es un sumo sacerdote fiel y compasivo. Él fue un hombre, y tuvo que ser un hombre porque Él tenía que morir en el lugar del hombre, Él tenía que llevar el pecado del hombre, Él tenía que sentir el dolor del hombre, Él era un hombre. Pero más que tan solo un hombre, observé la segunda frase, “Hijo nos es dado.” ¿Cual es la siguiente palabra? No nacido sino qué, dado, ¿dado por quien? Por Dios, esta es su deidad, Él no solo fue un hombre sino que era Dios, Él era adivino en forma humana, Él tenía que ser Dios, ¿no es cierto? Él tenía que ser hombre para llevar el pecado del hombre pero Él tenía que ser Dios para derrotar el pecado y derrotar la muerte.

De regreso en el capítulo 7 versículo 14, Isaías profetizó que Él sería Dios, “Por tanto el Señor mismo os dará señales.” Isaías 7:14, escuche, “He aquí, la virgen concebirá y dará a luz un hijo.” ¿El hijo de quién? “Y llamará su nombre Emanuel, Dios con nosotros.” Eso es lo que Emanuel significa. ¿Quién era Jesucristo? Él fue Dios, Dios con nosotros, Dios en forma humana, de el Dios dijo, “Este es mi Hijo – qué – amado.” Él tenía que ser Dios, tenía que ser hombre. Este no era un niño ordinario, este es el hijo de Dios concebido por el Espíritu Santo, nacido de una virgen. Él es el que es la luz en las tinieblas, Él es la esperanza, Él es el que destroza la desesperanza, este niño que nació, este niño dado, Él es el perfecto de Dios, Él es la única esperanza para nuestro mundo oscuro.

Pero los hombres no saben quién es el bebé de Belén, Él es la promesa de las edades, el Santo de Israel, el deseo de las naciones, el rey de paz, la luz de la oscuridad de la historia, el cumplimiento de toda esperanza del hombre, el salvador perfecto. Ese niño de quien se burlan los hombres, se ríen de Él, le presentan una adoración hipócrita, lo mantienen en el pesebre, lo usan como un instrumento para producir dinero, ese niño es el Hijo de Dios, sus perfecciones son indicadas por sus nombres. Y ustedes las conocen, obsérvenlo, “Admirable consejero.” Y esos deben ir juntos. Una maravilla de consejero. Los hombres en la actualidad buscan sabiduría, buscan respuestas, buscan el significado de la vida, buscan soluciones para sus problemas, van a los psicólogos, psiquiatras, analistas, consejeros, leen libros, intentan todo, buscan demonios; nunca reciben ayuda y la Palabra de Dios dice, “¿Está usted buscando a un consejero admirable? Le ofrezco a Jesucristo, el Hijo de Dios. El consejero perfecto.” Como puede ver, como Dios, Él lo sabe todo.

¿No le gustaría tener un consejero que lo supiera todo? Lo tiene, Él conoce todo acerca de usted, Él conoce todas las necesidades de su corazón, Él sabe cómo responder a esas necesidades, Él sabe lo que es mejor para usted, Él sabe cómo resolver sus problemas, Él le da consejo sabio, no es como Satanás, Él nunca miente y nunca juega algún juego de técnica no directa, Él le presenta las cosas de frente, Él sabe lo que necesita. Y un hombre que se desvíe aunque sea un necio no necesita errar, Jesucristo es una maravilla de consejero.

¿Pero sabe una cosa? Debe haber más que tan solo eso, es agradable tener un consejero y tener a alguien que es constantemente fiel, que nunca lo deja, que nunca lo desampara, que está ahí todo el tiempo aconsejándolo en todo momento del día de cada día, que está ahí todo el tiempo aconsejándolo en todo momento del día en el que está usted despierto. Pero más que tan solo un consejero, necesita algo de energía y usted lo ve en el segundo nombre, Él también es el Dios fuerte, Él no solo le puede decir qué hacer sino que le puede dar la capacidad de hacerlo. ¿No es eso maravilloso?

¿Sabe una cosa? Creo que una de las cosas más sorprendentes en la consejería es que la gente se acerque y le dice, “Este es mi problema John.” Y hablan y hablan de su problema, y eso es maravilloso, y dicen, “Bueno, ahora dame la solución.” Y después salen y nunca lo hacen. Pienso en todas las personas que he aconsejado y puedo contar con una mano aquellos que han hecho lo que yo sugerí, que sería lo que debían hacer, la gente nunca lo hace. Normalmente la gente quiere que usted le diga lo que ellos quieren hacer, quieren confirmar lo que ya están haciendo. Pero no es así con Cristo, Él no solo le muestra qué hacer, pero también lo capacita para hacerlo. ¿Se da cuenta? Que tremendo, tremendo Salvador es Él.

El consejo solo puede llegar hasta cierto punto, se detiene en el punto del poder y ahí es donde el dios fuerte entra, Él no solo nos aconseja sino que tiene poder divino total para actuar a nuestro favor, poder de resurrección, poder creador. Este niño que nació, este niño que nos fue dado, el don inefable de Dios nos es dado para expresar su poder, Él es capaz de derrotar el pecado y destruir a Satanás, matar la muerte, arrebatar a los hombres del infierno, de sanar, resucitar a los muertos, responder la oración. Algún día regresará en la expresión plena de Su poder, Él es capaz de redimir hombres, de someter la tierra y a todo su reino y reinar como Rey de Reyes y Señor de Señores. Él es poder más allá de poder. Y todo ese poder es movido a favor de usted y de mí que lo amamos y lo conocemos.

Entonces para un mundo negro y para los corazones negros de los hombres indios anunciamos que hay un salvador, hay un niño que nació, no solo un bebé que está en la portada de una tarjeta de Navidad, no solo un instrumento de ventas, sino el Hijo de Dios vivo, quien es un consejero fiel, admirable y quien también es un Dios fuerte.

Lo tercero que dice de Él, y esto es tan hermoso, “Él es el Padre eterno.” Y estamos saltándonos muchas cosas por motivos de tiempo. El Padre eterno, el Padre de la eternidad en el hebreo. Él es tanto un hijo como un padre, Él es un niño en el tiempo pero en la eternidad Él es el Padre, Él es el niño de lo temporal y el padre de lo atemporal, Jesucristo dio lugar a la eternidad, ¿es ese un pensamiento pesado? Él es padre de la eternidad, Él es padre de la vida eterna para todos los que creen y ese es el punto primordial de lo que Isaías está diciendo. Para usted y para mí que lo amamos y lo recibimos es la fuente de la vida eterna, ¿se da cuenta? “Todo aquel que en Él cree no se pierda si no tenga – qué – vida eterna.”

Este no es un bebé ordinario, Él tiene la eternidad en su mano, de la eternidad a la eternidad Él es Dios, este niño tierno, este bebé gentil es el Padre de la eternidad. En cuarto lugar, Él es llamado príncipe de paz, “Y Su reino es paz.” Él vino a traer paz.

Tres maneras; número uno, Él trae paz entre un hombre y Dios; cuando usted viene a Jesucristo la guerra secaba, la rebelión ha terminado, usted está en paz con Dios, Romanos cinco. En segundo lugar, Él coloca paz en su corazón, un descanso, un reposo interno, Filipenses 4, la paz que sobrepasa – qué – todo entendimiento. La tercera cosa, Él regresará algún día para traer un reino de paz en donde Él reinará como Príncipe y Rey. Él es – Pablo dice en Efesios 2:14 – nuestra paz. Esto es lo que los hombres quieren. Aquí está, todo está aquí. ¿Qué es lo que los hombres quieren? Quieren consejo sabio, quieren el poder para vencer y ser victoriosos, quieren vida eterna, quieren saber que hay vida más allá de la tumba y quieren paz en sus corazones. No es accidente que sus nombres cumplen todo deseo del hombre, Él es el deseado de las naciones, Él es el consejero admirable que necesita en toda prueba de la vida, Él es el Dios fuerte que puede tomarlo y sacarlo de toda prueba y hacer la victoria, Él es el Padre de la eternidad que le da vida eterna, Él es el Príncipe de paz que no solo implanta paz dentro de su corazón sino que hace la paz entre usted y Dios. Y estará con usted y lo llevará a reinar con Él en un reino de paz. Este es ese niño, este es ese bebé, El Salvador perfecto. Y después en último lugar el soberano pacífico, y eso está en el versículo 7. Realmente el versículo seis lo incluye en donde dice, “Y el principado sobre su hombro.” Eso significa el gobierno de la tierra, no el gobierno de su vida. Ese es el reino final del Mesías. El soberano pacífico, versículo 7, lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite. Un reino eterno de paz.

Sobre el trono de David Él tiene el derecho de gobernar, Él es el heredero de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto. La gente siempre dice, “¿Cuándo es que el mundo va a hacer ecualizado? ¿Cuándo es que las justicias van a ser implementadas como deben ser? ¿Cuándo es que vamos a recibir nuestra recompensa? Viene un reino y Jesucristo reinará en justicia.

Un rey viene y Él tiene el derecho de gobernar, Él vino una vez y ofreció Su reino y los hombres lo clavaron a una cruz, pero Él regresará y regresará para hacer parte de Su reino, y no será ofrecido la próxima vez, será traído y establecido en la tierra. Dice usted, “Me gustaría ser parte de ese reino.” Solo aquellos que lo conocen y lo aman estarán ahí.

Permítanme concluir simplemente tomando dos palabras del versículo 6 que se repiten dos veces, “Nos es. Nos es.” Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado. ¿A quién se refiere el pronombre nos? ¿A quién es dado este niño? ¿A todo mundo? No. A nosotros que creen. Isaías le estaba hablando al remanente piadoso en Israel, no hay Salvador, no hay esperanza, no hay paz, no hay vida eterna, no hay poder, no hay consejo sabio para aquellos que no reciben ni creen en Jesucristo.

Entonces en el contexto de la oscuridad de este mundo le ofrecemos a usted lo que Isaías ofreció, nada más que no es en el futuro sino que esté en el presente, el Salvador nació, recíbalo y todo lo que le ofrece usted.

Padre, te damos gracias porque hemos podido ver este pasaje, te damos gracias por Jesucristo y la realidad de Su vida y obra, lo que Él hace y lo que significa para nosotros. Padre, nos damos cuenta de que Él cumple las profecías del Antiguo Testamento, que Él satisfacer el hambre de la desesperanza de todo corazón humano. Padre, vemos a nuestro mundo y simplemente nos causa náuseas el ver la condición perdida de los hombres que han eliminado a Dios y están viendo a la tierra y la encuentran tan vacía. Padre, de alguna manera en este momento en el contexto de esta oscuridad ayúdanos a presentar la luz gloriosa brillante de Jesucristo. Que haya algunos aquí y allí escogidos por ti, que lleguen a conocer a Jesucristo en el sentido pleno, que salgan de la oscuridad de este mundo a la luz, a Tu reino de luz. Y conforme cerramos, háblanos Padre, que cada uno de nosotros respondamos en primer lugar si no conocemos a Cristo para recibirlo como salvador. Y en segundo lugar, si lo conocemos, que respondamos a un nuevo compromiso de compartir a Cristo con el mundo oscuro que nos rodea. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar