Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Hemos estado estudiando los dones y los principios sobre los cuales operan. Y hemos visto que es muy importante que todos los creyentes ministren sus dones para la edificación del cuerpo. Y si el cuerpo se construye, entonces el testimonio es eficaz, ya que la construcción del cuerpo trae unidad; y la unidad trae un único testimonio ante el mundo.

En concreto, comenzamos a enumerar los dones espirituales. Encontramos una lista de ellos en 1 Corintios 12 y también en Romanos 12. Los juntamos en una lista y obtuvimos, primero, lo que escogimos llamar dones edificantes permanentes.

Estos dones fueron dados para la edificación de los creyentes. Deben ser ministrados entre los creyentes; y edifican a los creyentes de forma individual y así construyen al cuerpo como un todo. Pero también hubo algunos otros dones que no fueron diseñados para edificar el cuerpo. Fueron diseñados para confirmar la Palabra a los no creyentes. Estos dones no fueron establecidos en relación con la iglesia en sí, sino con los incrédulos. Eran para confirmar la Palabra.

Por ejemplo, supongamos que usted estaba viviendo en la época del Nuevo Testamento. Tres predicadores llegan a la ciudad; y los tres predican diferentes mensajes. Usted, ¿a quién le creería? Bueno, sería probable que a la persona que realizara milagros. Y como Nicodemo le dijo a Jesús: "Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que Tú haces, si no está Dios con Él." Dios estaba con Él. Era obvio que Jesús era de Dios porque había milagros que confirmaban Su testimonio.

Él lo aseveró y luego dijo: "Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras". La confirmación de las afirmaciones de Cristo fueron los milagros. Los milagros nunca fueron un fin en sí mismos. Siempre fueron signos que eran prueba de Sus afirmaciones.

Cuando la iglesia continuó -la iglesia primitiva, la era apostólica- estos dones fueron dados para confirmar la palabra de los apóstoles y profetas. Esto se ve claramente en las Escrituras. Se les otorgó ciertos dones milagrosos. No eran para la iglesia. No eran para los creyentes. Eran para confirmar a los incrédulos que el mensaje predicado por los apóstoles y profetas provenía indudablemente de Dios.

Cuatro de estos dones son mencionados en el Nuevo Testamento: los milagros, la sanación, las lenguas y la interpretación de lenguas, o mejor dicho los idiomas y la traducción de idiomas. Esa es la traducción griega exacta. Ahora, veremos que no tienen ningún rol; sino que existieron para la era apostólica, diseñados para confirmar la Palabra antes de que el canon del Nuevo Testamento fuera completado y, específicamente, mientras Dios seguía dando señales directamente a Israel. Veremos eso.

Permítame primero decir lo siguiente: confío y oro para que usted escuche lo que digo esta mañana. Yo tengo muchos amigos queridos que están involucrados en movimientos que creen que estos dones son para el día de hoy.

He predicado en sus iglesias. He tenido comunión con ellos como creyentes en Jesucristo. Y hemos aceptado nuestras diferencias en este punto; y confío y ruego a Dios no ser tan deductivo, sino ser objetivo con las Escrituras.

Estoy abierto a cualquier cosa que el Espíritu de Dios me va a enseñar. Oro por eso. Oro para que Dios no permita que mi lengua diga algo que no es de Él. Lo que digo lo digo en amor; y sin embargo con valentía que sólo puede ser mía a partir del estudio de la Palabra de Dios. Y confío en que lo escuchen de esa manera. No es una reflexión sobre la salvación y la genuinidad de muchas personas que están involucradas. Todo lo que estamos tratando de hacer es llevar todo a la luz de la Escritura.

Marcos 16:14: "Finalmente se apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la mesa, y les reprochó su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado." Recuerdan el testimonio que les llegó a los discípulos: que Jesús había resucitado y que ellos no estaban muy seguros de eso.

Versículo 15: "Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen". Les dice a los once que en su mensaje, para confirmar la fe de los que creen, habrá ciertos signos. Y aquí, creo que está hablando directamente acerca de los once. "En Mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño". Es decir, podrán tomar veneno y no pasará nada.

“Sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán." Ahora aquí hay algo interesante. Una Escritura que nos sugiere que aquellos que habían de salir a proclamar el mensaje habrían presenciado milagros. Y, en realidad, los cuatro dones de los que hablamos están aquí. El don de los milagros, por ejemplo, sería sin duda la capacidad de tomar serpientes en las manos, beber un veneno mortal y no ser lastimado. Eso es un milagro. Aquí se indica el don de la sanación. Se dice que serán capaces de poner las manos sobre los enfermos y se pondrán bien. Y se indican las lenguas, ya que dice que hablarán con nuevos idiomas.

Todos esos dones se representan aquí como la promesa de nuestro Señor a los once que serán confirmados por estos dones y estos milagros. Ahora bien, si vamos a suponer hoy que alguien todavía tiene todo esto que es para ellos, entonces debemos estar de acuerdo con los apalaches que manejan serpientes y con los de la iglesia de los primogénitos -como se le llama- que beben veneno y así sucesivamente. Muy a menudo, las cosas no funcionan como ellos quieren que funcionen.

Y si estamos de acuerdo, debemos hacerlo en todo porque dice: "Estas señales seguirán a los que creen". Si es una cosa permanente, entonces nos quedamos con todo. 2 Corintios 12:12. Continuamos mirando algunos pasajes para establecer un marco de referencia. Pablo está aquí hablando de su apostolado. Y está verificando el hecho de que él era un apóstol al decir esto. "Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros." Artículo definido. No algunas señales, las señales. Una identificación clara de ciertas señales dadas a los apóstoles. Las señales de un apóstol.

A los apóstoles se les concedían ciertas señales. Ahora, ¿cuáles eran? Bueno, al parecer se les confirieron en Marcos 16. Quiero que observen Hebreos 2. Ahora recuerden que el libro de Hebreos fue escrito de los hebreos a los judíos, eso es muy importante. Versículo 3 del capítulo 2. "¿Cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor" Por supuesto, ellos no lo oyeron de Él. Pero, "Nos fue confirmada por los que oyeron".

El Señor lo confirmó, lo que significa hacer creíble o hacer finalmente realidad; lo que se afirmó o se aseguró, se hizo verosímil. ¿Cómo? Versículo 4: "Dios, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo." Ahora bien, estos ciertos dones del Espíritu Santo eran para confirmar la Palabra en la audiencia de estos judíos. Eso es exactamente lo que el pasaje dice. "Estas palabras fueron confirmadas a nosotros." Se predicó. La confirmación llegó a través de las obras hechas por los dones del Espíritu proporcionados a los apóstoles.

Así llegamos a la conclusión, entonces, de que ciertos dones espirituales llamados dones del Espíritu Santo, fueron las señales de un apóstol y que tenían, por lo tanto, su importancia en el ministerio apostólico, que era un ministerio fundacional. Y en la iglesia primitiva, cuando había miles de voces dando todo tipo de mensajes, Dios confirmó la autenticidad con estos dones especiales concedidos a los apóstoles para confirmar a los que los oyeron.

Benjamin Warfield, un erudito bíblico, dijo esto: "Estos dones milagrosos fueron parte de las credenciales de los apóstoles como agentes autorizados de Dios en la fundación de la iglesia. Su función, por lo tanto, limitada distintivamente a la iglesia apostólica y necesariamente, acabaron con ella."

Si creemos que Efesios 2:20 dice que los apóstoles y los profetas eran la plataforma, entonces las señales de apóstol terminaron cuando terminaron los apóstoles. Y si los signos de los apóstoles eran dones del Espíritu Santo para confirmar, entonces podemos unir todo y podemos ver que a medida que los apóstoles salieron de la escena, también lo hicieron los dones del Espíritu dados a ellos como señales de confirmación. Concluyeron con ellos.

Algunos pasajes de Hechos específicamente, asignan y asocian estos dones con los apóstoles. Hechos 14:3, sólo para darles una idea, dice: "Por tanto, se detuvieron allí" -Pablo y Bernabé en Iconio-" mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de Su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios." He aquí un ejemplo de cómo Dios usó estos dones. Ellos predicaban; y su predicación se confirmaría como divina porque hacían milagros.

Yo no creo que la iglesia de hoy necesite este tipo de confirmación. La iglesia de hoy no necesita confirmación. Si tres personas llegan a la ciudad y tienen un mensaje diferente, puedo decir inmediatamente quién es de Dios; y la pauta no es quién hace milagros. ¿Cuál es la pauta? La Biblia. Porque aquí está la norma que Dios ha concedido para confirmar el mensaje de quien sea.

Pablo incluso dice a los profetas -en 1Corintios 14- que cuando profeticen se aseguren de que su profecía se relaciona con la doctrina que les ha enseñado. Y por eso hay que tener cuidado de darse cuenta de que el verificador del mensaje de cualquier hombre o la experiencia de cualquier hombre o cualquier cosa espiritual, sea la palabra de Dios. Es la prueba conclusiva, la autoridad concluyente y la pauta de fe y práctica.

No podemos asumir entonces que estos dones son necesarios para confirmar la Palabra. La Palabra ha sido establecida. Decir que hoy necesitamos señales milagrosas, en particular en todos los lugares en nuestra sociedad en los Estados Unidos y en las iglesias donde la Palabra está en manos de todos, es pasar por alto o negar la finalidad y la autoridad de las Escrituras. Me recuerda a Lucas 16:31, donde dice: "Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos."

Cuando usted tiene la Escritura, eso es suficiente. Ese es el punto. Incluso en el momento en que Pablo escribió Efesios, dice que habrá evangelistas y pastores de enseñanza. Y él dice: "Van a construir el cuerpo." Pero él no hace ninguna mención a ninguno de estos dones milagrosos. Y luego, cuando usted lee las cartas de Pablo a Timoteo y Tito, encuentra que la herramienta es la Palabra de Dios. Continuamente dice: "Enseña la sana doctrina."

Ahora bien, si en realidad estos dones que confirman existieran hoy en día -como algunos dicen -, entonces acompañarían a grandes maestros de la Biblia o acompañarían a personas que están dando el Evangelio en tierras donde no hay Biblias para confirmar su mensaje. Pero no acompañarían a grupos de cristianos que tienen la Escritura en sus manos. Eso no tiene ningún sentido. No tiene nada que ver con el don bíblico.

Los grandes maestros históricos de la Biblia concuerdan en que no poseen estos dones. Y si nos remontamos en la historia y seguimos el rastro de los hombres que han hecho grandes obras de teología, vemos que ellos no estaban involucrados en esto. Estos dones eran para los tiempos apostólicos de entonces como un ministerio de fundación.

Ahora, echemos un vistazo a los dones. Sólo podemos echarles una mirada superficial. En primer lugar, el don de milagros. 1 Corintios 12:10. En la enumeración de los dones, habla de milagros, el hacer milagros. Usted dirá: "McArthur, ¿me está diciendo que los milagros han cesado?" No, yo no creo que los milagros hayan cesado. Sé que están ocurriendo en todas partes. Veo milagros constantemente. Dios es un Dios de milagros. Usted dice: "Bueno, deme una definición de milagro." Un milagro no es gran cosa. El incrédulo se incomoda por un milagro. No es nada.

Déjeme mostrarte lo que quiero decir. Vivimos en un pequeño mundo natural. Digamos que es una laguna, ¿de acuerdo? Nuestra pequeña laguna. Y decimos: "Todo en nuestra pequeña laguna es como debería ser." Bueno, un milagro no es otra cosa que Dios –si es que Él existe- metiendo el dedo en el estanque y creando una onda. Quiero decir, si hay un Dios allá arriba, un milagro no es gran cosa. Es como tirar una piedra en el estanque y crear ondas. Muy pronto el estanque se calma y vuelve a la normalidad. Lea el libro de C. S. Lewis acerca de los milagros. Él cubre todo el tema muy acertadamente.

Un milagro es Dios poniendo Su dedo en el estanque y formando una ondulación. Y si hay un Dios y Él creó el estanque, puede meter el dedo en él cuando quiera. Un milagro prueba que Dios existe. Es por eso que los racionalistas alemanes crucificaron sus almas cuando eliminaron todos los milagros de la Biblia. Ellos comenzaron con la filosofía humanista. No. Dios hace milagros. Y los milagros suceden todo el tiempo. Los milagros están sanando.

Creo incluso que Dios puede dar a un misionero en algún lugar del mundo la capacidad de hablar un idioma que no conocía. Eso es un milagro. No creo que ese sea el don bíblico de lenguas. Eso fue un don apostólico. Pero creo que Dios puede hacer milagros con boca de la gente, tanto como puede hacerlo con cualquier otra parte de su cuerpo. Dios todavía hace milagros. Vemos que los hace todo el tiempo. El milagro más grande que Él hace es el milagro del nacimiento. Quiero decir que yo mismo soy un milagro.

Nuestro Señor, cuando estuvo en la Tierra, hizo muchos milagros. Y Él siempre los hizo para avalar Su verdad. Pero Dios hoy puede hacer algunos milagros para que usted pueda dar su testimonio y alguien pueda decir: "Bueno, un Dios que puede hacer eso tiene que ser real." Eso puede ser cierto. Pero ya no para probar la revelación escrita, que es un sistema cerrado. Así que no estoy diciendo que los milagros han cesado. Sólo estoy diciendo que los milagros son diferentes hoy en día y que el don de los milagros ha cesado porque era apostólico.

Se puede estudiar la historia de los milagros y usted encontrará que hay cuatro grandes períodos de milagros en la Biblia. Y en los otros períodos de la Biblia, simplemente no existían. El período de Moisés, un tiempo de milagros. El período de Elías y Eliseo, nuevamente. A continuación, un período de tiempo prolongado sin milagros. Y luego, de repente, durante la vida de Cristo y la era apostólica. Los milagros siempre tenían un propósito y un tiempo limitado. Y la gente no hace milagros continuamente.

Creemos que el don de milagros, hoy en día, ha cesado con el fin de la era apostólica. Ser capaces de beber veneno, poder caminar y realizar todo tipo de prodigios, señales y milagros es algo que pertenecía a esa época. No hay nada de eso en todos los escritos de Pablo a Timoteo y a Tito, nada en absoluto acerca de los milagros. No hay ninguna indicación en hacer milagros o incluso un énfasis en la vida de Pablo. Después de que se fue a Filipos por un período de al menos dos años, no dice nada acerca de los milagros.

Nunca hubo ningún registro de milagros en Antioquía, Corinto, Tesalónica, Derby, Berea, etcétera, etcétera. Muy limitado. Muy temporal. Yo estaba conduciendo hacia Hume Lake y vi una gran carpa en un lote baldío. En un letrero exterior decía: "Servicios milagrosos. Milagros de lunes a viernes." Milagros de lunes a viernes. Una línea de producción de milagros.

Creemos que la Palabra de Dios no nos dice nada acerca del don de milagros para esta época, sino que esos son los dones de los apóstoles. Han sido temporales en ese período; y con la finalización de la Escritura del Nuevo Testamento, la autenticación de cualquier mensajero no es su capacidad de hacer milagros, sino su capacidad de enseñar la Palabra con precisión. El cumplimiento de la Palabra es ahora el testimonio de cualquier hombre. Y podríamos decir más al respecto, pero vamos a seguir adelante.

Sanación. ¿Qué pasa con la sanidad? Este es sin duda un don milagroso y es una indicación básica en 1 Corintios 12, donde aparece como la capacidad de curarse mutuamente. Dice: "sanidades", versículo 9. Usted me cuestionará "Ahora usted dice que entonces Dios no sana a los enfermos." Por supuesto que no. Dios sana a los enfermos. Él restaura los enfermos. Pero hoy no hay gente caminando por ahí que sanará a todo el mundo en respuesta a un don como en la era apostólica.

Hoy en día Dios sana por Su voluntad soberana y en respuesta a la oración. Usted puede encontrarlo en el libro de Santiago. Y tal vez debería mirar el capítulo 5 conmigo por un momento. Y por cierto, Santiago fue escrito antes de 1 Corintios. Dice en el libro de Santiago, versículo 13: "¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración". El versículo 14. "¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren sobre él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo". Eso es lo que dice. Dios lo levantará.

Incluso en Santiago, que puede ser el primer libro en el Nuevo Testamento en términos cronológicos -tal vez el más antiguo- cuando alguien estaba enfermo, no dice: "Ve por el que tiene el don de la curación." Sino que dice: "oren por él." Dios nunca quiso que el don de la curación tuviera una relación especial real con la iglesia. Era una señal para confirmar la Palabra a los incrédulos. Y usted puede estudiar a Jesucristo y encontrará que a quienes sanó, eran incrédulos.

Estuvo involucrado en ratificar Sus afirmaciones en las mentes de los no creyentes. Cuando la iglesia se enfermó, oraron el uno por el otro; y Dios respondió a la oración. Creo que el don de la sanación, proporcionado a quien fue un apóstol o profeta como predicador de la Palabra, permitió confirmar en las mentes de los incrédulos por medio de milagros. Y vuelvo a decir, si el don de la sanación existiera hoy en día, no pertenecería  a los llamados curanderos. Pertenecería a los maestros de la Biblia. Pertenecería a las personas que se encuentran proclamando el Evangelio como una confirmación de que es verdad; no a un determinado sector de personas, evangelistas o como quiera que les llamen.

Incluso en los últimos años del ministerio del apóstol, esto comenzó a menguar. Es interesante que Pablo, cuando Timoteo estaba enfermo, le dijo: "Yo sé cómo solucionarlo. Toma un poco de vino, para bien de tu estómago." Si el don de curar existía en ese momento, alguien podría haberlo solucionado de un modo más sencillo. Y a menudo he pensado cuán interesante es que, en 2 Timoteo 4, Pablo dice: " A Trófimo dejé en Mileto enfermo."

Si Pablo tenía el don de hacer milagros en ese momento y el don de la sanación, bien podría él haber sanado Trófimo. Pero no parece haber ningún caso en el Nuevo Testamento donde ese don se ejerza a un creyente. Y sin embargo, en toda esta sanación que está aconteciendo hoy en día, son todas estas personas que históricamente han estado en la iglesia haciendo estas largas filas para ser sanadas. Eso no sigue el patrón bíblico.

Consideraba el testimonio de Marjoe Gortner. No sé si han oído de eso, pero él finalmente contó todo. Él fue quien se supone que a los cuatro años de edad tenía el don de sanidad; y sus padres lo pusieron en el escenario; y comenzó un ministerio de sanación y demás.

Algo interesante: yo estaba con mi papá y nos quedamos sentados hablando de esto. "Yo debería ir a ver esa película. Acaban de hacer una sobre él; me llamaron por teléfono cuando estaban haciéndola", dijo mi padre. "Y me preguntaron si podían utilizar un comunicado de prensa y una entrevista que hice cuando él tenía tan sólo cuatro años de edad y vinieron a mi iglesia y me preguntaron cuál era mi opinión."

Y él dijo: "Yo les di mi opinión; dije que se trataba de una farsa, que era un engaño, etcétera." Yo no sé si él está en esa película o no. Él tampoco lo sabe. Pero de todos modos, al parecer la película expone todo el asunto como un fraude. Y el protagonista dijo, y le oí decir en algún lugar, que realmente no sabía de ninguna curación física legítima en todos los años que lo había hecho. Pero era consciente que había hecho un gran servicio a la gente que tenía problemas psicológicos.

También era consciente del hecho de que las personas que estaban allí la noche del lunes estaban de regreso el jueves con una nueva dolencia. Y eso es muy común. Hice un estudio en la universidad sobre este asunto y esto surgió una y otra vez. Y por eso tenemos que ser muy cuidadosos en la comprensión de las directrices bíblicas para la sanación.

Yo creo que Dios sana, pero creo que Él sana en respuesta a Su soberanía y en respuesta a la oración. Y si hoy hay gente que parece ver a Dios sanando en respuesta a su ministerio, entonces yo digo, a partir de la evidencia bíblica, que pueden tener el don de la fe a la que Dios responde al orar; pero el don de sanidad era apostólico. Y pueden ir curando a los incrédulos para confirmar la Palabra. Y es por eso que cuando la Palabra vino, ese don dejó de tener sentido.

Y no se olviden tampoco que algunas de las curaciones pueden ser reales. Dios puede desear sanar a alguien. Satanás también puede sanar. Mateo 7. Léalo. Usted puede leer sobre eso en Hechos 8. En Hechos 13. Satanás puede sanar. De hecho, Jesucristo hizo todo esto y finalmente llegaron a la conclusión de que era de Satanás, ¿no es cierto? Lo que hizo lo hizo por el poder de Belcebú. Ellos estaban tan familiarizados con el hecho de que Satanás podía adulterar todo, que los judíos determinaron que Jesús era Satanás y dijeron que él estaba haciendo la sanación. Satanás puede hacer estas cosas.

La idea de que ciertas personas pueden curar como en una línea de producción no es bíblica. Y a menudo he pensado que si realmente tuvieran el don de la curación, estarían en los hospitales, no en tiendas de campaña. Y estarían con los no creyentes, predicando el Evangelio y confirmando la Palabra con ellos. Debemos hacer un estudio sobre del don de la sanación en algún momento en el futuro, porque es importante.

El don de la sanación nunca fue pensado para los creyentes, nunca fue pensado como algo permanente. Era un signo de los apóstoles. Fue uno de los dones de los apóstoles. Y hoy en día, e incluso en el libro más antiguo del Nuevo Testamento, Santiago, la orden es orar por los enfermos. A continuación, en tercer lugar, llegamos a las lenguas y la interpretación. Las veremos juntas, no por mucho tiempo, sólo algunas reflexiones bíblicas.

Quiero que consideren varias cosas con respecto a esto. ¿Cuál fue el don de lenguas y cuál fue su utilidad? Pues bien, el don de lenguas debe ser conocido como el don de los idiomas. La palabra es glossa, la palabra tradicional e histórica para idioma. En realidad no significa otra cosa que idioma. El don era una habilidad dada por el Espíritu para hablar una lengua extranjera. Fue un milagro que Dios podía utilizar como una señal para confirmar la Palabra.

Lo más importante que sucedió en Hechos 2 fue la predicación de Pedro. Ese sermón magnífico. Fue en respuesta al mismo que 3.000 personas se arrepintieron. Pero, ¿qué fue lo que  realmente confirmó en sus mentes que el sermón de Pedro era de Dios? ¿Qué fue? Todas esas personas que hablaban en sus propios idiomas las maravillas de Dios. Fue un regalo de confirmación. Fue pensado para los incrédulos.

Sólo apuntaba al sermón. No fue nunca un fin en sí mismo. Una señal para escuchar el sermón. Fue un don de confirmación. ¿Cómo iban a saber que era de Dios? Cuando vieron ese milagro, ¿a qué más podrían asignar eso? Ellos escucharon a Pedro; y después de haber hecho esto, debieron asumir que esto era el mensaje de Dios. Al menos 3.000 personas lo creyeron.

Además, las lenguas eran una señal sólo a los judíos. Nunca tuvieron sentido para los gentiles. En Hechos 2, judíos. En Hechos 10: "Los de la circuncisión" escucharon y creyeron. A lo largo de  Hechos, cada vez que ocurren las lenguas, los judíos están presentes. No tiene sentido para los gentiles. Así es que llegamos a la conclusión de dos cosas. Era inútil entre los creyentes. Era inútil entre los gentiles. Para ellos, ver el movimiento de hoy, donde muchos creyentes gentiles lo hacen con otros, es totalmente anti-bíblico.

Permítame mostrar lo que quiero decir con eso. Mire 1 Corintios 14:2, dice: "En la ley está escrito". Y aquí se remonta al Antiguo Testamento. Isaías 28:11: "porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo". Esa pequeña frase, este pueblo, se refiere, en el contexto de Isaías, a Israel. Así que Dios dice: Yo voy a hablar con Israel, pero voy a hablar con Israel con otras -en realidad no dice hombres en el original- lenguas y labios. Simplemente dice: "porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo". Con lenguas y en otros labios, voy a hablar con Israel.

Ese era el objetivo de las lenguas. Para Israel. "A este pueblo", se refiere a ellos. Versículo 22. "Las lenguas son por señal…" ¿Qué hace siempre una señal? Apunta a otra cosa. Aquí está siempre apuntando al Evangelio; siempre, siempre al Evangelio. "…no a los creyentes, sino a los incrédulos." La señal no es para los creyentes. Las lenguas nunca tuvieron un propósito para los creyentes. Nunca tuvieron ningún significado para ellos.

Ese es el problema en Corinto. Las exaltaban, hacían hincapié, las confundían con los oráculos con los que estaban tan familiarizados en su adoración pagana, en donde había mucho discurso extático. Y aquí hay una gran confusión; y Pablo está tratando de enfocarlos sin prescindir totalmente de las mismas porque todavía hay una gran cantidad de judíos en Corinto.

Y él sabe que hay momentos en los que se pueden utilizar para confirmar la Palabra a un judío no creyente. Así que, hablando sin rodeos, él dice: "En primer lugar, entiendan que no es para los que creen." Y sin embargo, en este movimiento hoy en día, todo lo que se escucha es que usted no es un cristiano en toda su capacidad hasta que lo haga.

No ha experimentado la plenitud de todo el asunto. Y entonces usted tiene un montón de cristianos que lo hacen entre sí. No hay ninguna razón para eso. Tienen toda la revelación que Dios ha trazado aquí, en este libro. Cuando la Palabra de Cristo mora en abundancia en ellos, que es lo que significa ser lleno del Espíritu, van a experimentar todo lo que se pueda. Y así vemos que tiene que ser llevado a la prueba de las Escrituras.

En Isaías 28:11, se le asigna definitivamente a Israel. Versículo 22. "Las lenguas no son a los creyentes, sino a los incrédulos." ¿Quiénes no creían? Los judíos. Y él dice: "¿Por qué no intentas predicar? Eso es bueno para todos. Eso es bueno para los que creen." Lo dice preocupado por los Corintios: "No necesitan experiencias. Necesitan doctrina". Ese era su problema.

Observen el versículo 23. Esto es confuso si usted no lo entiende. "Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar." Esto es lo que estaba pasando en Corinto; toda la iglesia, los cristianos en el único lugar y todos hablando en lenguas. Todos están hablando en todos los idiomas. Y tal vez, la mayoría de ellos no eran lenguas, sino sólo un poco de galimatías. Hablaremos de eso en un minuto.

"Si… entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?" Usted dirá que no tiene sentido. En el versículo 22, dice: "Las lenguas son por señal a los que no creen." En el versículo 23, dice que si entran los incrédulos pensaran que estás loco si lo haces. Usted se pregunta cuál es la diferencia. La diferencia es la siguiente. Son una señal para los judíos que no creen. Corinto no era una ciudad judía. ¿Qué era? Era una ciudad de gentiles, de griegos. Y el problema es que los  gentiles llegaban y no podían entender qué estaba pasando.

Ellos tenían que estar expuestos a un fenómeno que Dios nunca tuvo la intención que fuera para  un gentil. Eso es lo que Pablo tiene que estar diciendo aquí. Vienen a su asamblea. Y todos ustedes están haciendo eso. Le voy a dar un ejemplo. Tengo un vecino gentil que vive al lado. Y hemos estado tratando de compartir a Cristo con esta señora y su marido. Mi mujer ha compartido con ella. Yo compartí con ella. Fui a visitarla al hospital. Ella tuvo un grave ataque al corazón y oré con ella, le explicé el Evangelio y demás. Y hemos pasado por esto tratando realmente de llevarlos a Cristo. Y tienen un trasfondo muy difícil, un trasfondo religioso. Que  siempre es el más difícil porque son gente muy religiosa, muy buenas personas.

Y hemos estado trabajando, orando y compartiendo información -dándoles material y todo lo que se puede hacer. Se acercó a mi esposa el otro día, quebrantada y le dijo: "tengo que preguntarte algo." Ella dijo: "Una señora vino y me llevó a una reunión. Esa gente estaba loca". Mi esposa investigó un poco; y esta señora había llevado a una persona gentil no creyente a uno de estos "eventos" de lenguas. Ella se sentó allí y llegó a la conclusión que todo era un revoltijo y cerró la puerta a nuestra oportunidad de compartirle a Cristo.

Ella piensa que la gente que hace eso está loca. Y puesto que mencionaron el nombre de Cristo y cargan la Biblia y ven lo mismo que nosotros, nosotros también debemos ser parte de lo mismo. Le caemos bien, pero eso es lo que le está pasando por su cabeza. Y es exactamente lo que Pablo dijo. Que nunca fue pensado para los gentiles. Fue una señal especial que Dios les dio a los judíos en una época especial.

Está muy claro en la Escritura. No se puede discutir. No es mi opinión. Es la Palabra de Dios que lo dice. Ahora bien, si en el año 70, Dios destruyó Jerusalén y dejó de ocuparse de Israel y se volvió a los gentiles, a continuación -solo por ese hecho- las lenguas tuvieron que cesar, ya que Dios ya no daba más señales especiales a Israel. ¿No es cierto?

Él ha  dejado temporalmente a Israel de lado y los ha cegado. Las señales a Israel, por el momento, se han acabado; por lo tanto, esta es una señal para Israel que ha cesado. Si ha dejado de ser una señal para Israel -que, para empezar, es lo que siempre fue- debe de haber cesado.

Estamos tratando de traer a la Escritura testimonial todas estas verdades. Lo que tenemos hoy es una exaltación de este don fuera de contexto en el versículo 20 que dice: "Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar". La inmadurez es dar a este don otra finalidad distinta de la original y utilizarlo para otro propósito o degenerarlo.

El don tiene un diseño claro dado por Dios. Para los no creyentes no tenía sentido; nunca tuvo ningún sentido en la construcción del cuerpo. Nunca tuvo ningún efecto en el cuerpo; y siempre en los judíos incrédulos. Y cada vez que se ven las lenguas en el Nuevo Testamento, los judíos están presentes. Y debido a que no estaban en Corinto, son condenadas. Y sin embargo, Él permite que existan debido a la enorme población judía que iba y venía al centro de comercio de Corinto.

Lea Hechos 18. Allí había muchos judíos, por lo que el don tenía que estar en Corinto. Y podía ser usado correctamente para ellos. Pero lo habían usado fuera de control; y especialmente ya que los corintios habían salido de los Oráculos. Y el habla extática formaba parte de todo su culto.

Se está haciendo un estudio sobre esto para registrar la historia del mismo. Y se ha encontrado que hablaban en lenguas extáticas. Las llamaban el lenguaje de los dioses. E incluyeron esto y se armó todo el lío. Y Pablo está tratando de corregir el problema con amor. Permítanme añadir otra cosa.

Además, siempre era un idioma conocido. Puede haber sido extranjero al que hablaba, pero siempre era genuino. Y hay muchas razones para ello. En Hechos 2, glossa significa idiomas; y los enumera. Partos, medos, elamitas, y Mesopotamia, Egipto, cretenses, árabes, dice exactamente qué idiomas eran. Incluso utiliza Gene glossa en 1 Corintios, que significa tipos. Gena, de donde obtenemos género, clases de idiomas, variedad de idiomas. No podía haber variedades de galimatías. Así que tiene que ser idiomas y variedades.

Luego, cuando dice: "El don de interpretación de lenguas", es la palabra ermineía, que significa traducción de idiomas. Estos eran idiomas. En 1 Corintios 14:7, él incluso dice que tiene que tener una estructura gramatical. Dice: "Ciertamente las cosas inanimadas que producen sonidos, como la flauta o la cítara, si no dieren distinción de voces, ¿cómo se sabrá lo que se toca con la flauta o con la cítara?" Ellos estaban balbuceando. Estos corintios habían degenerado todo. Y él dice: "Ni siquiera es claro. No es genuino. No puede ser traducido".

Por lo que debemos prestar atención a estas cosas. Ahora, de acuerdo a la lingüística moderna, si nos fijamos en el movimiento de las lenguas hoy, concluimos que es un idioma. Les daré el testimonio de un hombre -y hay mucho sobre esto de lo que podríamos hablar.

Permítame mencionarle este pensamiento. William Samarin ha escrito un libro cuyo título es Las lenguas de los hombres y los ángeles. Él es un experto en lingüística. Ha dedicado su vida al estudio de la lingüística. Es un doctor en lingüística. Es profesor de Lingüística en la Universidad de Toronto, en Canadá. Se crió en una comunidad rusa en los Estados Unidos, en una parte donde la misma fue impregnada totalmente en lenguas.

Pasó toda su vida creciendo en el tema de las lenguas. Finalmente, decidió estudiarlas y estuvo la mayor parte de su vida trabajando con las mismas. Dijo esto: "Durante los años en los que he participado en estas reuniones de lenguas en Italia, Holanda, Jamaica, Canadá, Estados Unidos, etc., he observado pentecostales clásicos y neo pentecostales". Esto es en 1960. Ese es el nuevo movimiento en todas las denominaciones.

"He estado en reuniones pequeñas en casas particulares, así como en enormes reuniones públicas. He visto muchos contextos culturales diferentes como los del los puertorriqueños y los del Bronx, los manejadores de serpientes de los Apalaches, los molokanes rusos en Los Ángeles, etcétera. He entrevistado a personas que hablan en lenguas y he grabado y analizado muestras de innumerables lenguas. En todos los casos", dice, "la glosolalia resulta ser un disparate lingüístico. A pesar de semejanzas superficiales, la glosolalia no es fundamentalmente un  idioma." Ese es el testimonio de un experto en lingüística. Este ha sido el resultado de muchos de ellos.

Como he dicho antes, si usted pregunta: "¿Eso quiere decir que Dios no puede hacer esto hoy? ¿Que eso no podía ser real?" No. ¿Quién diría eso? ¿Quién diría que Dios no puede hacer cualquier cosa, excepto mentir? Eso es lo que dice la Biblia. Pero digamos esto: si Dios quisiera dar a un misionero la capacidad de hablar un idioma que no conoce para comunicar el Evangelio en una situación crítica, Él podría hacerlo. Ese no es el don de lenguas. Eso es tan solo un milagro de Dios que hizo en ese momento.

Este don era para los judíos. Siempre era un idioma conocido. No era tanto para hablar del Evangelio, sino para mostrar un acto sobrenatural divino para que escucharan al Evangelio cuando se les anunciara. Así que el verdadero don era siempre un idioma conocido, siempre una señal para el incrédulo y siempre a un no creyente judío. No tenía ningún sentido para los creyentes. Y por eso es tan difícil de entender para tantas personas. Hay creyentes que se reúnen y hablan el uno al otro en lenguas, lo cual no es el modelo bíblico.

Usted se preguntará por que los corintios abusaron de él. Cuando estudiemos 1 Corintios averiguaremos que abusaron de esto tal como abusaron de todo. La iglesia era un desastre. Había división, carnalidad, perversión sexual, pleitos entre cristianos, abusos morales del cuerpo del creyente, desconocimiento de la relación matrimonial, ignorancia del propósito de la virginidad, violaciones de la libertad cristiana, insubordinación de las mujeres, abusos de la Cena del Señor, ignorancia de las cosas espirituales, incluso negación de la resurrección del cuerpo.

Fue una iglesia en mal estado. En el capítulo 14, usted espera que estén en mal estado en relación a los dones espirituales; y realmente lo están. Y por eso Pablo escribe para corregir los abusos. Y en el capítulo 14, dice sólo un par de cosas. En el versículo 1: "Seguid el amor". Todos los dones que son realmente ministrados son hechos con amor. Los de ellos no lo eran, sino en división, carnalidad, por lo que no era un verdadero don.

"Procurad los dones espirituales." Eso es en su congregación, cuando se reúnen. Desead que Dios os ministre a través de los dones, "pero sobre todo que profeticéis". Y define ese don en el versículo 3 como hablar para edificación, exhortación y consolación. Luego, en el versículo 2, dice -y esto es lo que estaban haciendo: "El que habla en lenguas no habla a los hombres sino a Dios." Estás hablando misterios en tu espíritu. ¿Por qué no haces algo de lo que todos podamos beneficiarnos? Como enseñar, predicar, lo que presupone estudio, que es donde se obtiene la verdad espiritual, que es la manera de crecer.

En el versículo 4, dice: "Tú eres responsable de edificarte a ti mismo" lo cual es egoísta. Hoy sucede el mismo problema, el egoísmo en el ejercicio de esto. No hay que ser egoísta. El ejercicio de un don espiritual es verdaderamente desinteresado. Es para construir. No es para auto edificarse. No ha de estar para nada centrado en mí; que salga de mí y cree algún tipo de experiencia espiritual para mí mismo es el colmo del egoísmo.

Ministrar es edificar a los demás. ¡Qué bendición! El debe permitir que exista por el bien de los judíos, por lo que expresa algunas calificaciones para hacerlo. Y dice en el versículo 27: "Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete." En la iglesia de Corinto, iban por todas partes. Sólo dos y tres. Cada vez que se reúnen, y Dios plantea hacer esto, debe haber judíos incrédulos que necesiten este don para ser ministrados. Sólo dos o tres; y por turno; y con un intérprete.

Y si usted no tiene un intérprete, versículo 28, entonces no diga nada. Siéntese y ore. Versículo 28. "Hable para sí mismo y para Dios." Luego dice esto en el versículo 34: "Vuestras mujeres callen en las congregaciones." S esto se pusiera en práctica, el 75% del movimiento acabaría mañana porque está muy dominado por mujeres. "Porque no les es permitido hablar". Ese era el problema. Las mujeres estaban en control.

¿Qué hemos visto? Bueno, hemos visto que Pablo puso en uso algunas normas muy estrictas, incluso en Corinto; y a continuación nos muestra su importancia. Y sabemos que era para los judíos y para los judíos incrédulos; por lo tanto, cuando Dios dejó de tratar con los judíos, dejó de dar señales a Israel. No había necesidad de ese don, porque eso es lo que era, una señal para Israel. En Corinto, se convirtió en una confusión masiva.

Ahora hemos hablado de cómo sabemos que ha cesado. Nuestra teología nos lo dice. Tenía un propósito temporal. Eso lo vemos. Pero le voy a dar otro pensamiento. 1 Corintios 13:8. Si nos fijamos en el versículo 8, creo que veremos un buen lugar para comenzar. "El amor nunca falla". Entonces debe compararlo con algo que sí lo hace. "Pero las profecías se acabarán". No funcionarán o serán reemplazadas. "Ya sea que haya lenguas, cesarán." Pauo, parar. "Si hay  conocimiento, se acabará." La palabra acabarán -en relación con el conocimiento- y acabará -en relación con la profecía- es la misma palabra. Katargeo. Significa inoperante o ser  reemplazado.

La profecía y el conocimiento serán suplantados. Significa que llegará el cumplimiento cuando todas las profecías y el conocimiento serán reemplazados por el conocimiento pleno. ¿Qué pasa con las lenguas? Bueno, esa es una palabra totalmente diferente. Las lenguas no serán reemplazadas. Ni siquiera aparecen en los versículos 9, 10, 11, 12 y 13, que hablan de cuando venga lo perfecto.

Las lenguas ya han desaparecido. "Se pauō". P-A-U-O. La palabra en voz activa significa hacer cesar. En la voz pasiva, significa cesar por sí misma. Las lenguas cesarán. Miren esto. Es interesante.

Dice: "Las lenguas cesarán por sí mismas. El conocimiento, será inservible. La profecía será inoperante". Y luego, continúa hablando de las dos en el versículo 9. "Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos." Las lenguas ya se han acabado. Él continúa hablando de lo perfecto que está por venir. Luego, pasa a hablar de la profecía y el conocimiento, pero no más de las lenguas.

Ahora bien, si entendemos que fue un don para los judíos, podemos suponer que se detuvieron al menos por el año 70, ¿verdad? Cuando Jerusalén fue destruida y Dios comenzó a trabajar con los gentiles. Y ya que nos fijamos en la palabra griega cuidadosamente, Pablo escogió una palabra muy clara. Podríamos traducirla en el sentido vernáculo. Las lenguas se desvanecerán por sí mismas. Eso es lo que significa. Simplemente pararan por sí mismas. ¿Ven la diferencia? Utiliza un verbo diferente, una voz diferente y un tiempo verbal diferente. Debe querer decir algo diferente.

Usted dice: "¿cuándo se desvanecieron?" Bueno, como he dicho, la indicación del año 70 sería un buen punto de partida. Atienda lo que dice George Dollar, del Seminario de Dallas: "Unos 35 años atrás, un distinguido educador americano, el Dr. George Cutton, de la Universidad Colgate, examinó detenidamente todas las instancias históricas del hablar en lenguas. Después de la investigación, la conclusión de Cutton fue que en la iglesia antigua, la Iglesia de los padres, no había ni un ejemplo bien documentado de una persona que practicara el hablar en lenguas o que incluso pretendiera hacerlo."

En la iglesia primitiva. La Iglesia de los Padres, de los primeros siglos, no había ni siquiera una instancia bien demostrada de alguien que ejerciera las lenguas. Al parecer, se detuvieron históricamente  por sí mismas, como Pablo dijo que lo harían. La voz de la historia de la Iglesia está, pues, también en contra del movimiento moderno; y lo etiquetaría como anti histórico.

Cleon Rogers dice esto: "Después de examinar el testimonio de los primeros líderes cristianos" - y pasó mucho tiempo y dedicó mucho estudio como historiador en esto. Él dice: "Su ministerio representa prácticamente todas las áreas del Imperio Romano, del año 100 al 400; y parece que los dones milagrosos del primer siglo se extinguieron. Ellos no se pueden encontrar en los primeros 400 años de la iglesia."

Ahora usted puede decir: "Bueno, sí había. Estaban Montano y Tertuliano en la iglesia primitiva. Y tiene razón. Pero Montano era un hereje que fue calificado como poseído por el demonio y afirmó que Dios sólo habló a través de él. Y que él era aquel en quien el Espíritu Santo moraba; y sólo él. Este hombre tiene un problema. Y Tertuliano era su discípulo.

Pues bien, durante la Edad Media, había algunos católicos que hablaban en lenguas. Los shakers fueron la primera secta moderna de Estados Unidos. Ellos eran célibes. Eran comunistas. Y su líder era la Madre Ann Lee, quien dijo que la segunda venida se cumplió en ella. El séptimo artículo de la fe en el mormonismo aboga las lenguas. Es una parte del mormonismo. El movimiento moderno nació en una reunión en Azusa, California, en 1914.

Ahora, escuchen esto. Si las lenguas cesaron históricamente alrededor del año 70 o al final del siglo primero, y luego, durante 1.800 años, no existieron, ¿qué está pasando hoy en día para que creamos que es real? Me refiero a que ¿ha el Espíritu de Dios quitado ese don estratégico de la iglesia durante 1.800 años? No hay nada en la Biblia que diga que será otorgado nuevamente. ¿Dónde ha estado por 1.800 años si se trata de una parte integral de la vida de la iglesia? ¿El Espíritu de Dios ha cometió un error grave? No lo creo. Creo que tenemos que colocar lo que está pasando hoy a la luz de la Escritura.

Usted dice: "Bueno, ¿qué está pasando? ¿Qué es entonces?" Bueno, hay tantas explicaciones. Quiero ser preciso sólo en el sentido de la evaluación. Algunas personas son muy sinceras, genuinas y están deseosas de esto y no deseo desalentarlas.

En primer lugar, algunos son simplemente falsos. Una falacia. Nunca olvidaré una vez que estaba predicando; y una señora se puso de pie y comenzó a hablar en lenguas en el medio de mi mensaje. Y yo era un joven en el Seminario y realmente me resultaba difícil saber qué hacer. Así que sólo me limité a decir: "Yo realmente creo que el Señor hará que hablemos de uno a la vez. Ya que la profecía es el don mayor, ¿por qué no se sienta y lo hace más tarde?" Eso es lo mejor que se me ocurrió en ese momento.

Realmente no sabía cómo manejar la situación. Pero el punto es que ella terminó y se sentó. Simplemente se sentó. Si era del Espíritu, dudo muy seriamente que hubiera ido y venido tan fácilmente. Samarin, en su libro dijo: "Hablar galimatías es un juego de niños". Y si usted lee lo poco que Easton escribió sobre cómo hablar en lenguas - y es uno de los principales líderes del movimiento-  "Continúe diciendo: Ba, ba, ba, una y otra vez lo más rápido que pueda." Y Pablo dice que cuando era un niño, hablaba como un niño. Cuando fue hombre, dejó lo que era de niño.

Dios no quiere que hablemos como un bebé. Él dice: "Voy a orar con mi Espíritu, pero también oraré con mi entendimiento". No le hable a Dios con en ese tipo de palabras. A Dios no le interesa oír eso. Así que creo que algunas personas están tan deseosas de algo experimental y debido a la presión de su grupo de pares, simplemente hacen algo porque se está haciendo. Y son buenos en ello. Creo inclusive que algo tiene que ser psicológico. Cuando uno se detiene a considerar que es una cosa que hacen muchos grupos y que históricamente no tiene absolutamente nada que ver con el cristianismo, puede ser catalogado como un fenómeno psicológico.

La gente se provoca un estado auto-inducido de hipnosis, etcétera, etcétera. Gran parte de ello es psicológico. Creo que algo de eso es satánico. Y créanme cuando les digo que he tenido encuentros personales con demonios vocalizando a través de un individuo. No voy a entrar en detalles. Es cierto.

Isaías 8 dice en el versículo 19: "Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?" Israel estaba buscando algún tipo de experiencia sobrenatural. Lo consiguieron. Tienen algunos demonios que susurran y murmuran. En el Septuaginta, la palabra griega, eggastrimuthos, se traduce ventrílocuo; los demonios pueden serlo. Hay demonios ventrílocuos. Esa es la indicación de ese texto.

Leí que alguien acababa de tener una conversación con el Dr. Pike. Nadie tuvo una conversación con el Dr. Pike. Lo que tuvo fue una conversación con un demonio que suplantó al Dr. Pike. Y pueden hablar y decir lo que quieran decir. El hecho de que suceda no significa que sea cierto. Usted debe poner su experiencia a la luz de la Escritura.

Un escritor dijo: "Usted simplemente haga silencio, resuelva no hablar una palabra de un idioma que haya aprendido. Sus pensamientos centrados en Cristo; y simplemente alce su voz y hable con confianza que el Señor tomará el sonido y le dará forma de lenguaje". ¿Qué es eso? Eso no es hablar a Dios con su entendimiento.

Pablo dice: "Voy a orar con mi entendimiento. Voy a cantar con mi entendimiento." Usted preguntará por qué la gente busca esto. ¿Por qué lo hacen?" Le voy a dar cuatro razones. Una,  hay una desviación sistemática de la interpretación de la Biblia. Ellos no saben dónde corresponde cada cosa en el plan de Dios.

Hablé con un hombre que tenía problemas con esto. Y no estaba en este movimiento, pero yo sabía que lo iba a estar pronto, porque no podía entender la Segunda Venida y no comprendía la diferenciación entre Israel y la iglesia. Él confundía  el Viejo Pacto con el Nuevo Pacto. Se graduó de un seminario en este tema y realmente no tenía una teología definitiva en absoluto. Él sólo se desplazaba por toda la Biblia. Todo era un gran revoltijo espiritualizado. Era realmente un alma frustrada. Pero una vez, por fin, dijo, "He decidido aplicar simplemente todo a todo el mundo". Le dije: "Bueno. ¿A qué hora son tus sacrificios?"

No se puede aplicar todo a todo el mundo. Eso no funciona. Dios opera en diferentes momentos y de diversas maneras de acuerdo a Su propio diseño por razones específicas. Y cuando la gente no entiende la interpretación sistemática de la Biblia, cuando no entienden qué va en cada categoría teológicamente, a continuación, se encuentran con todo tipo de problemas. Debe haber una interpretación bíblica sistemática y si no se les enseña eso, entonces caen víctimas de esto.

En segundo lugar, creo que otra razón por la que gente cae en esto es porque están hambrientos de la Palabra de Dios y la experiencia sobrenatural. Y esto es cierto. Mi corazón está con esta gente. Mi corazón anhela enseñarles la Palabra de Dios, porque ahí está todo. Cuando la Palabra de Cristo mora en ustedes en abundancia, todo es de ustedes, ¿no es cierto? Y estas personas no tienen eso. Y se mueren de hambre por la Palabra de Dios. Se mueren de hambre por que algo real, algo divino pase en sus vidas. Y se aferran a lo que puedan. Y las personas que están delante de ellos les deberían estar enseñando, pero no lo están.

Tercero, creo que mucha gente quiere mejoría física y experiencia emocional porque tienen falta de fe. En realidad, no creen. Y tienen que estar continuamente mostrándose, su fe es tan débil. Eso es duda en busca de pruebas. La gente quiere algo sobrenatural y entonces creerán. Y se aferran.

A continuación, en cuarto lugar, creo que la gente lo busca porque se ha ofrecido como un camino rápido a la espiritualidad; uno puede llegar tan rápido. Automáticamente estás en el grupo superior. ¿Qué quiero decir? Pues bien, el movimiento moderno no tiene ninguna base en la doctrina bíblica, no observa ninguna norma, la carne y Satanás pueden hacer una experiencia falsa. Las lenguas no son exclusivas de los cristianos. No podemos decir que la experiencia las verifica.

¿Sabe usted que hay informes de Biblos -en la costa de Fenicia- que dicen que en el año 11 A.C., las lenguas sucedían allí? Hablaban lenguas extáticas. Del 429 al 347, los Diálogos de Platón hablan de ello. Del 7 al 19 A.C., Virgilio describe en la Eneida los aumentos de civiles en idiomas extáticos en la isla de Delos. Crisóstomo registra que lo hicieron las pitonisas de Delfo. Las religiones misteriosas, los cultos griegos o romanos; todos están involucrados en esto. Esto es antiguo. Hoy en día, los derviches de Persia pronuncian el nombre de Alá y se sacuden de forma violenta, en trances y discursos extáticos.

Los esquimales de Groenlandia participan de esto. Sus servicios religiosos son dirigidos por un  curandero o sacerdote. Y hay baile, desnudez y todo tipo de cosas orgiásticas. Y en medio de todo esto, se habla en estas lenguas, que no son  idiomas. Freuchen, en Aventuras en el Ártico,  dijo esto: "De repente, uno de los hombres, se volvió loco, incapaz de controlar el ritmo regular del servicio. Saltaba gritando como un cuervo y aullando como un lobo en éxtasis. Él y la chica comenzaron a gritar en un idioma que yo no podía entender. Si el hablar en lenguas existe, lo escuché entonces."

No está necesariamente limitado al cristianismo. Los monjes tibetanos lo hacen. De hecho, grabaron a algunos de ellos. Algunos de ellos hablan inglés; y no tienen ni la más remota idea acerca de ese idioma. Otros articulan en inglés grandes obras de Shakespeare. Algunos de ellos incluso han citado a Freud en alemán… actividades diabólicas. Debemos llevar todo a la luz de las Escrituras. Y el peligro del movimiento moderno es que confunde la doctrina del bautismo del Espíritu. Subordinan frecuentemente a Cristo al Espíritu Santo. Crean dos niveles de cristianos, los que tienen y los que no tienen; grupo superior e inferior. Y crean una falsa unidad.

Como ya saben, la Biblia predice en Apocalipsis 17 que habrá una iglesia mundial. Me preguntaba cómo iba a pasar, cuando todo el mundo tiene su propia teología. Pero hoy sucede algo que, por primera vez en la historia, fragmenta todas las líneas denominacionales. Treinta mil católicos están ahora involucrados en el movimiento carismático. De ocho a 14 millones de personas están involucradas en esto.

Traspasa todas las líneas denominacionales. Las personas se están reuniendo sin doctrina. No importa cuál doctrina tenga mientras que posea esto. Bien podría ser que esto fuera el catalizador para el movimiento ecuménico que da lugar a la falsa iglesia en Apocalipsis.

Termino con esto para que usted lo medite. 2 Pedro 1:3. Dice esto: "Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por Su divino poder." ¿Quién? Cristo. ¿Qué nos ha dado Él? Todas las cosas. ¿Necesitaremos más? ¿Cómo las consigo? "Mediante el conocimiento de Aquel que nos llamó por Su gloria y excelencia." A través del conocimiento de Él.

Y cuando usted es salvo, usted recibe todo lo que necesita. Usted no tiene que buscar nada más. Busca conocer la Palabra de Dios y tratar de conocer mejor a Cristo. No hay ningún producto espiritual distinguido que usted necesite que no tenga. Se debe ceder a la obediencia de aquello que es suyo en Cristo. Oremos.

Padre, te damos gracias esta mañana por darnos el tiempo para considerar estas verdades. Hablamos con valentía porque hablamos a partir de Tu libro. Sin embargo Padre, sabemos que muchos seres queridos a quienes amamos, a quienes apreciamos verdaderamente, son parte de esto. Y no seríamos crueles, faltos de amor o injustos. Y menos que nada, Dios, seríamos bíblicamente erróneos. Y por eso nos hemos esforzado en dividir correctamente la Escritura. Como padre, como pastor de este rebaño, siento la responsabilidad de protegerlo, asegurarlos de quienes los amenacen, que quieran destruir la unidad y desalienten su plenitud en Cristo.

Así que Padre, hemos dicho estas cosas, confiando en que el Espíritu de Dios haga Su obra. Y oramos para que cada uno de nosotros busque en su propio corazón y reconozca que en realidad todo lo que necesitamos es nuestro en Cristo; y que estemos satisfechos con lo que tenemos, pero no hasta que estemos ministrando en fidelidad, en sometimiento y obediencia. Gracias Señor por Tu Palabra y por los que se congregaron para aprenderla. Oramos en el nombre de Jesús. Amén.

Al concluir nuestro servicio esta mañana, todos debemos ser comisionados y enviados a algún lugar específico para compartir lo que hemos aprendido. Tal vez Dios tiene un lugar específico para que usted vaya. Tal vez esto le ha ayudado a responder a algunas preguntas en su corazón. Permítanme decir que cuando usted está tratando con gente que está en esto, no sea tan enérgico como ya he sido con usted. Aproxímese con amor. Comparta los principios bíblicos. Lo que les digo a ustedes, lo digo porque están a mi cargo.

Cuando usted está tratando de compartir estos principios, no sea tímido acerca de los mismos pero asegúrese de compartirlos con amor; para que no seamos culpables de hacer aquello que no deseamos hacer. Ejercitar nuestros dones fuera del contexto del amor.

Padre, gracias de nuevo por este día. Gracias por cada vida preciosa aquí, por todas las almas que has reclamado. Dios, multiplica su ministerio. Utilízalos. Mantennos unidos en un amor común del uno del otro, porque te amamos a Ti. En el nombre de Jesús. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la  política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar