Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Pasemos a Filipenses, capítulo 4. Filipenses, capítulo 4 y estaremos viendo los versículos 1 al 9. Y he titulado esto: “No me molestes; puedo enfrentarlo” o “Cómo deshacerse de los dolores de cabeza de tensión” o “Cómo ser un cristiano adecuado.”

E. Stanley Jones dijo que, y cito: “el arte de vivir es el arte menos aprendido de todos.” Fin de la cita. En su libro Dominio, él continuó diciendo y cito: “el hombre ha aprendido el arte de existir, de sobrevivir de alguna manera en medio de las demandas de la vida, de escapar con respuestas a medias. Pero él conoce poco acerca del arte de la vida con todas sus demandas.” Fin de la cita.

Es una realidad que la mayoría de la gente no puede enfrentar la vida. Y esa es una realidad. Para muchas personas, la vida es una experiencia muy horrible si realmente la examinan cuidadosamente. A muchas personas no le gustan sus familias, no les gusta mucho la persona con la que se casaron, por lo menos creen que alguien más es mejor. No les gustan sus trabajos, no les gusta su ingreso, viven en una especie de miseria de situación que realmente es una miseria personal impuesta en toda situación, porque no importa si la situación cambia, ellos parecen permanecer igual de miserables.

Y la razón es que, por dentro, realmente no saben cómo vivir la vida. Y si realmente se va a la raíz, realmente las circunstancias no son en absoluto el problema, sino que es la persona el problema. E impone sobre toda circunstancia su propia incapacidad. Y hay tantas cosas que monitorean esto.

Pero quizás, el mejor monitor sea la televisión. Si usted observa la televisión, ve todos los problemas que conlleva el enfrentar la vida. Si él la besó una vez, ¿la volverá a besar? ¿Son acaso sus pisos amarillos? ¿O sus dientes? ¿Acaso su café está haciendo que su marido tenga náusea cada mañana? ¿Está deseando ser un hombre fuerte y atractivo entre hombres? Deje que su bigote crezca y fume. Winchester.

Después de ofrecernos todo este tipo de respuestas absurdamente simplistas, al decirnos que la verdadera felicidad se encuentra en tener buen aliento producido por Certs y también por pisos limpios producido por la cera Johnson, y también los dientes blancos de acuerdo con Crest, y el café hecho por la señora Olsen. Y la masculinidad producida por meter ciertas hojas en su boca y prenderlas, lo cual inmediatamente necesita que usted regrese a Certs y comience de nuevo. Después de haber dicho todo eso, ¿realmente hemos llegado a algún lugar?

Sin embargo, estas son respuestas súper simplistas que se nos ofrecen; y los comerciales están invariablemente envueltos en las situaciones más hermosas, más agradables, más atractivas. Si usted hace todo esto, será feliz, amado, sabio, atractivo, moderadamente rico y tendrá hijos que se comportarán bien y tendrá atractivo personal. Y la vida se convierte en una brisa gentil, agradable, gracias a un desodorante.

Y cuando usted realmente va a la raíz, nadie está bromeando con nadie. Porque los mismos medios de comunicación que producen el hecho de esta realidad saben que esto no funciona. Porque las mismas personas, después de estos comerciales, proceden a venderle una lista de productos para deshacerse de la tensión que el enjuague bucal y todo el resto no alivia.

Y el próximo paso es hablarle acerca de todas las cosas que usted puede encontrar en la farmacia para poder enfrentar la vida. Y enumeré las que vi en la farmacia en donde voy a comprar mi crema para rasurar. Aspirina que es naranja con sabor para niños, Anacin; Excedrin; Tegrin; Zeramin; Measurin; Ascriptin; Aspergum; BC; Bufferin; Empirin; Dissolve; Tylenol, Persistine; Miles Nervine; Quiet World. Y si todo eso no funciona, hay uno que se llama Cope enfrente, la cual dice que es una fórmula única para los alivios de los dolores de cabeza producidos por la tensión. Y si todavía no ha resuelto el problema ya cuando es hora de acostarse, están Sominex o Nytol. Y si nada de eso funciona, usted puede ir al doctor y el doctor invariablemente, le dará una medicina que involucra Valium, Miltown, Compozine, Librium o Thorazine. Y puede ir a casa y tomar esos y entonces, será capaz de enfrentar la vida.

Pero ninguno de estos parece funcionar. Y la psicosis y la neurosis de todo el mundo parece estar multiplicándose. Alguien dijo que en un área de Hollywood hay tantos psiquiatras que se llama “la cuadra mental”. Y si eso no funciona, hay alcohol, normalmente combinado con droga -marihuana, heroína, cocaína, morfina, LSD… y así continúa la lista. Y simplemente es otro nivel de tratar de vivir la vida. Y si eso no funciona, quítese la vida.

La cuarta causa de muerte en el campus de la escuela secundaria es el suicidio. Y ahora, es la número uno en los campus de la Universidad. La gente no puede enfrentar la vida. Reconozcamos la realidad. No saben en qué consiste la vida. No tienen la más mínima idea. E. Stanley Jones tiene razón, el hombre no sabe cómo vivir.

Pienso en el relato de Ernest Hemingway, el conocido autor. La revista Playboy en un punto incluyó un artículo que hablaba acerca de él como un hombre que realmente había aprendido cómo vivir. Y el artículo tenía una línea que decía: “Hemingway le ha probado que usted puede derrotar al pecado.” El concepto anticuado, victoriano, puritano del pecado podía ser derrotado de manera muy fácil. Y Hemingway era una prueba viviente de esto. Y continúa diciendo que él había hecho todo lo posible. Había viajado por todos lados, había peleado en revoluciones, había derribado a mujeres y demás. Y él era una prueba viviente de que usted podía derrotar al pecado, salirse con la suya y realmente, vivir la vida a plenitud.

Diez años después de que saliera ese artículo, Hemingway tomó una pistola, se la colocó en su cabeza y se voló la tapa de los sesos. Y como siempre, Playboy estaba equivocada. Él nunca aprendió cómo vivir y pagó un precio muy alto por eso.

Ahora, todo el mundo tiene problemas. Job dijo: “el hombre nace para los problemas.” Todo el mundo tiene problemas. La pregunta no es quién tiene problemas, la pregunta es quién va a obtener la victoria sobre los problemas. Ésa es la pregunta. ¿Quién puede enfrentarlos?

Ahora, sólo hay tres maneras de enfrentar los problemas en la vida. Únicamente, hay tres maneras de vivir la vida. O usted entra en pánico o usted tiene una reacción alérgica o entra en pánico, se enoja o se desmorona, digamos que usted se vuelve hacia adentro y se retrae silenciosamente. Y se come de adentro hacia afuera. Y contrae todo tipo de enfermedades psicosomáticas o enfrenta la situación en victoria. O usted responde de manera alérgica o en pánico, enojada. O se desmorona u obtiene la victoria. Y obtener la victoria es la única manera en la que usted puede vivir. Esa es la única manera. No hay otra manera.

Estar realmente vivo a plenitud en el sentido más rico es enfrentar los problemas y salir victoriosamente. Usted dice: “sí, entiendo. ¿Cómo?” Bueno, para poder saber cómo, y no estoy tratando de ser sobre simplista, quiero darle lo que la Palabra de Dios dice como una respuesta básica. Y creo que para ver cómo, vemos al apóstol Pablo. Si algún hombre jamás vivió en circunstancias adversas y las enfrentó de manera triunfal, fue Pablo. Y él se vuelve el patrón en nuestro texto. Filipenses 4, observe el versículo 9: “Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced.” Deténgase ahí.

Ahora, Pablo dice: “si usted va a vivir la vida, véala como se ve evidenciada en la manera en la que vivo.” Ahora hombre, usted debe tener confianza en su vida espiritual para poder presentarse como el patrón. El hecho de que un cristiano pueda decirle al resto de la comunidad cristiana “si quieres ver cómo vivir la vida, veme.” Usted dice: “bueno, eso es la culminación del egoísmo.” No necesariamente. Lo es si usted no es realmente el mejor que pueda encontrar. El apóstol Pablo inclusive dio un paso hacia adelante y él dijo: “síganme.” Usted dice “Pablo, eso no está bien”. “Sí. Es porque estoy siguiendo a Jesucristo. Estoy traduciendo la vida de Cristo en mi vida para que ustedes puedan seguir mi ejemplo.”

Y entonces, Pablo establece el estándar aquí. No es orgullo. Pablo está diciendo: “yo he aprendido a enfrentar la vida y quiero compartir eso con ustedes.” No es orgullo, es desear comunicar lo que él ha aprendido y lo quiere comunicar a todo el mundo. Es generosidad, queridos hermanos. No es orgullo. Él ha aprendido el secreto de enfrentar la vida. Él ha aprendido el secreto de la victoria y él dice: “ahora observen y vean la manera en la que lo hago.” Ustedes háganlo. Él estaba capacitado, él estaba tan capacitado que podía cantar en la cárcel. Él estaba tan capacitado, que él podía estar de pie con valentía ante los griegos en el Areópago y declarar su fe sin doblar la rodilla. Él podía estar cara a cara con Félix, Festo y Agripa con su vida en sus manos y hacerlo sin temor.

La capacidad en la vida de Pablo le permitió ser prisionero en su propia casa y nunca se quejó. Finalmente le permitió colocar su cabeza en un bloque y alguien más la quitó de su cuerpo. Y todo esto debido a que Pablo tenía la capacidad. Y él dice “lo que han aprendido y recibido y visto en mí, háganlo. Conformen su vida de acuerdo con la mía. Yo sé cómo enfrentar la vida. He aprendido el secreto.” Esto no es orgullo, esto es generosidad; esto es compartirlo con nosotros.

Usted dice: “bueno, ¿qué es lo que trajo esa capacidad?” Muy bien, ahora vamos a regresar a los versículos 1 al 8 y veremos las claves para la verdadera capacidad. Hay muchas claves para vivir de manera adecuada. Clave número uno: una postura adecuada. Una postura adecuada.

Lo primero que viene a mi mente cuando pienso en esto es que, si usted no sabe dónde está, si usted no entiende su lugar en el universo, como solía decir mi papá, si usted no es nada más que un pedazo de protoplasma esperando convertirse en estiércol y ésa es su filosofía de la vida, entonces usted está en serios problemas. Si usted sólo existe para el día del boxeo, para que sea golpeado y que sea noqueado y termine en el piso y alguien le aviente un lirio, usted realmente está en una situación mala. Debe haber una razón, debe haber algo en lo cual puedo colocar mis pies y permanecer de pie. Tengo que tener una razón para vivir. Debe haber una rima para mi existencia.

Y yo creo que, en un sentido, esto es lo que comenzamos a ver en el capítulo 4, versículo 1. Por lo menos hace referencia a esto. Y lo estamos estirando un poco en su sentido inicial, pero veamos el versículo 1. “Así que, hermanos míos amados y deseados, gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados.”

 Ahora, ése es el primer principio de estar capacitado. Una postura firme. Una postura adecuada. La vida adecuada comienza con estar firmemente arraigado. Y ahora, observe que dice “estad firmes en el Señor”. Ahora, esta postura adecuada, capaz, es en Cristo. No hay otra postura adecuada. El término en Cristo está por todos lados. Ciento treinta y dos veces en las cartas de Pablo habla acerca de estar en Cristo. El cristiano vive en Cristo, así como un ave vive en el aire. Así como un pez vive en el agua. Así como las raíces de una planta viven en la tierra. Así también el creyente vive en Cristo. Él está en unión, su existencia entera está permeada por la presencia de Jesucristo. Él está en Cristo. Y lo que eso significa simplemente es una unión total con Cristo.

Pablo llega al punto de decir “nosotros,” dice él, “yo estoy crucificado con Cristo, pero yo vivo.” ¿Cuál es la siguiente línea? “Más no soy yo el que está viviendo, sino Cristo en mí.” Yo estoy indisolublemente ligado en una vida en común con Cristo. Y leemos acerca de esto en el texto, dice “Cristo en vosotros”. En algunos lugares, la esperanza de gloria, en otros lugares dice “ustedes en Cristo”. Estamos conectados con Cristo. En Juan 15 Jesús dice: “las verdaderas ramas, los verdaderos pantanos permanecen,” ¿en dónde?, “en Mí.” Y entonces, hay un sentido en el cual estamos en Cristo.

Ahora, esa es la base de una postura firme. Si un hombre intenta vivir en el mundo fuera de Cristo, no tiene nada sobre qué estar de pie. Todo es arena movediza. Entonces, para comenzar, un hombre debe estar en Cristo.

Como puede ver, la existencia es como los antiguos decían, “¿sabe una cosa?, el hombre está inquieto hasta que encuentra su descanso en Dios.” La existencia es algo temporal, algo que flota. Es variable, misterioso, hasta que un hombre encuentra a Dios. Y de pronto, él sabe por qué existe y sabe en qué consiste la vida. Y él sabe en qué consiste amar. Y él sabe lo que es el tiempo, en qué consiste y en qué consiste la eternidad y él sabe cuál es el propósito de su vida.

Pero eso no lo conoce hasta que conoce a Dios. Y la única manera en la que alguien puede llegar a conocer a Dios es a través de Cristo. “Ninguno viene al Padre,” dice Jesús, “sino por Mí.” Y la única manera en la que usted jamás llegará a conocer a Cristo es oír acerca de Él, leer acerca de Él en los Evangelios, ver lo que hizo y creerlo con todo su corazón.

Y entonces, para comenzar, para poder enfrentar la vida de manera adecuada, demanda tener una postura adecuada. La adecuada comienza con una relación personal con un Dios vivo a través de un Cristo vivo, por fe. Ahora, quiero ilustrarle esto lo a partir de una de mis personas favoritas en la Biblia: Habacuc.

Pase a Habacuc. Habacuc estaba enfrentando problemas. Él vio a Israel, capítulo 1, él vio a Israel e Israel estaba de cabeza. Y entonces, él dijo: “Dios debes hacer algo en Israel. Israel está de cabeza. Hay iniquidad y hay todo esto.” Y en el versículo 4 él dice que la ley y la justicia no salen, los impíos vencen al justo. La justicia está pervertida. Y ¡ah! Es terrible aquí en Israel. Dios, trae avivamiento. Haz algo. Y Dios dice: “muy bien, voy a enviar a los caldeos para aplastar a Israel.” Y Habacuc dice eso no es lo que esperaba, los caldeos. Y él no puede entender lo que está pasando. Los caldeos son peor que los israelitas. ¿Cómo puede Dios usar a alguien peor para juzgarlos? ¿Por qué Dios no simplemente desciende y les da un avivamiento espiritual? ¿Por qué los aplasta de esa manera? Y él no los entiende. Usted dice ‘¡ajá!’. Él está al borde de no ser adecuado, de no poder enfrentar la situación. Y usted tiene razón. Él está comenzando a tambalearse. Y él está en lo que llamamos la tierra débil, la tierra suave. Como puede ver, él está ahí y no sabe dónde están las respuestas. Pero es inteligente. Inmediatamente, él regresa a la parte de la roca sólida, coloca sus pies ahí y dice: ‘muy bien, muy bien. Ahora, tengo que enfrentar esto. Tengo que superarlo.’

Y aquí es donde comenzamos en el versículo 12, obsérvelo: “¿No eres Tú desde el principio, oh Jehová, Dios mío, Santo mío?” Deténgase ahí. Lo primero que él dice es “Dios tu eres eterno”. Muy bien, entiendo eso. Eso es bueno. En otras palabras, Dios, Tú estás afuera del flujo de la historia. Eso es bueno. Tú precedes la historia, Tú creaste la historia. Tú estarás aquí cuando la historia se acabe. Tú estás por encima del mundo, estás afuera del tiempo. Por lo tanto, esto es insignificante y Tú lo puedes enfrentar. Yo ya me siento mejor Dios simplemente sabiendo que Tú eres eterno.

Entonces, ¿ve usted lo que está haciendo? Él ha salido de la parte de la tierra suave, de lo que no entiende. Y él está de pie sobre la roca de lo que entiende, ¿se da cuenta? Esa es la única manera en la que usted puede enfrentar sus problemas. Es estar de pie firme en lo que usted conoce. Dios es eterno, Él reina en la eternidad. Y eso es bueno.

Lo segundo que él dice es que Dios es auto existente. ¿No eres Tú desde la eternidad Jehová mi Dios, mi santo? La palabra Jehová viene del hebreo Yahweh, del verbo ser. Yo soy, y eso es auto existencia. Dios es auto existente. Él es el que eternamente es auto existente.

Hay un segundo hecho vital acerca de Dios. Habacuc dice: Dios, no depende de ninguna manera de lo que suceda en este mundo. Él es auto existente dentro de sí mismo y este mundo no le afecta. Entonces, Dios es eterno y Él es auto existente. En otras palabras, Él está fuera del flujo de estas cosas pequeñas, insignificantes. Y Él está en control.

Y lo tercero que el menciona es que Dios es Santo. Él dice “el Santo mío.” Y en el versículo 13, “Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio.” Él dice: “Dios, Tú eres Santo.” ¿Qué quiere decir eso? Dios, Tú no cometes errores. Dios, Tú siempre haces lo que está bien. Oye Dios, estoy sintiendo la roca debajo de mis pies, ¿se da cuenta? Él dice: “Dios, yo sé que Tú harás lo que está bien. Dios siempre hace lo que está bien. Dios es luz, dijo Juan. Y en Él no hay ¿qué? Tinieblas. Siempre hace lo que está bien.

Y él dice esto: “Dios es todopoderoso.” Él dice: “¡oh, Señor! Tú los has ordenado para juicio y Tú, Dios todopoderoso, los has establecido para corrección,” ¿se da cuenta? Él está recibiendo su respuesta. Dios, Tú eres fuerte y poderoso. Tú eres soberano y estás operando, haciendo Tu obra.

Ya después, finalmente, él dice: “Dios, Tú eres fiel.” Observe a la mitad del versículo 12, “no moriremos. Dios dijo a Israel ‘Yo seré su Dios y ellos serán Mi pueblo.’” Y Habacuc dice ‘oye Dios, Tú hiciste un pacto.’ Dios hizo un pacto, hizo una promesa. Y Dios no dice mentiras. Dios es fiel. Y entonces, Habacuc se siente maravilloso. Y él simplemente despega y comienza a alabar al Señor. Yo lo llamo alabe al Señor de cualquier manera. Él no entiende la situación, ni siquiera sabe por qué Dios está haciendo lo que está haciendo. Pero él entiende a Dios y sabe que Dios es poderoso y auto existente y está fuera del flujo de la historia. Él hace lo que quiere y nunca comete errores. Y Él cuida de los Suyos.

Y habiendo establecido esto en su mente, él está creyendo en lo que cree y él está firme. Y cuando usted llega al final del capítulo 3, él hace esta gran declaración en el versículo 17: “Aunque la higuera no florezca,” hombre, ese sería el día, ¿no es cierto?, “Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.” “Oye,” dices, “Habacuc, has avanzado mucho.” Eso es correcto; y Dios todavía no ha cambiado la situación. Él avanzó mucho porque él se salió de la parte de suelo suave, de lo que no entendía y estuvo de pie en lo que él entendía.

Ahora, sólo hay una manera de enfrentar los problemas de la vida. Sólo hay una manera de vivir con la vida y eso es retroceder y ponerse de pie en lo que usted sabe que es verdad. Eso es tener una postura firme.

Ahora, regrese al final de Filipenses. Y éste es un punto tan básico que estamos pasando un poco más de tiempo en esto de lo que vamos a pasar en los otros. La palabra es algo interesante, el estad firmes en el versículo 1 del capítulo 4, es staketa. Inclusive se oye como meter una estaca. Staketa. Y significa estar de pie, es usada para un soldado, estar firme en su posición en el medio de la batalla. Con el enemigo rodeándolo y nunca se mueve. Ahora, digo, si usted está frustrado y no puede enfrentar la vida, entonces usted está dejando que su práctica se eche a perder. Si su práctica es coherente con su posición, usted está capacitado, ¿lo entiende?

Escuche, posicionalmente, usted está capacitado porque Dios está de su lado. Pero si usted se va a desviar, se va a alejar de su posición y de su práctica allá afuera, terminará mal. Lo que necesita hacer es alinear su práctica con su posición. Y entonces, estará firme. Entonces, la primera clave para estar capacitado es una postura adecuada.

En segundo lugar, un amor adecuado. Un amor adecuado. Usted sabe que no amar hace que haya gente miserable, no saludable. Veamos el amor adecuado en el versículo 1. Observe cómo simplemente brota de Pablo: “Así que, hermanos míos amados y deseados,” él simplemente ama a la gente, “gozo y corona mía, estad así firmes en el Señor, amados.” Ahora, si mi maestro de gramática inglesa hubiera estado mirando esto y yo lo hubiera escrito, me habría dicho “eres redundante, no necesitas decir amados dos veces en la misma oración”. ¿Sabe una cosa?, gramaticalmente, ella tendría razón.

Pero en el sentido del corazón del apóstol Pablo, ella está equivocada. Pablo lo dice porque es la realidad. Y dices ‘sí, pero digo, estas son personas maravillosas. Realmente, quiero que conozcan a dos de ellas.’ “Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir en el Señor. ¿Sabe a quién ama? A estas dos mujeres que están en problemas. Dices ‘si ese es verdadero amor, eso es amor real’. No sólo es amar a los que son fáciles de amar. Es amar a las Evodias y a las Síntiques. El apóstol Pablo amaba a dos damas, dos señoras que no estaban ayudando en su trabajo para nada. Esa es la prueba del amor, ¿no es cierto? Ese es un tipo de amor adecuado. Un amor adecuado ama a los que son difíciles de amar. Evodia significa fragancia dulce y Síntique significa agradable. Y no se estaban conduciendo de acuerdo con sus nombres.

Y Pablo dice en el versículo 3, “Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel,” en el griego la palabra compañero fiel era Syzygus. Y es muy probable que sea un nombre propio y no debería ser traducido compañero fiel, debería permanecer siendo Syzygus. Él está diciendo Syzygus, ayuda a estas mujeres. En otras palabras, hay un hombre en la Iglesia filipense que se llama Syzygus y él está diciendo: “Syzygus, ¿puedes hacer que estas dos mujeres tengan una relación de armonía? Syzygus, ayúdales a estas mujeres que han laborado conmigo en el Evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyo nombre están en el libro de la vida.” Entonces, Pablo envía a un hombre llamado Syzygus, es muy probable, para que pueda ayudarles a estas mujeres.

Y entonces, como usted puede ver, este es el tipo de amor del que está hablando. Él está hablando de amar a los que son difíciles de amar. Él está hablando de amar a las personas que inclusive son problemáticas. Y ese tipo de amor, como hemos dicho tantas, tantas veces sólo emana de la humildad, ¿no es cierto? Y usted sabe, esto tiene un gran efecto en su salud mental. El doctor McMillan en su libro “Ninguna de estas enfermedades” dice esto, y cito: “durante siglos, los burladores han ridiculizado el consejo de Jesús ‘amad a vuestros enemigos.’ Dicen que eso es impráctico, idealista y absurdo. Hoy en día, los psiquiatras están recomendándolo como una panacea para muchos de los males del hombre. Cuando Jesús dijo “perdona que te veces siete,” Él estaba pensando no solo nuestras almas, sino en salvar nuestros cuerpos de colitis ulcerosas, de presión alta y de muchas otras enfermedades.” Fin de la cita.

¿Sabe que hay gente que está enferma en hospitales porque han sido consumidas por la amargura y la enemistad y el odio hacia otras personas? Pablo lo dijo de esta manera en Colosenses, y esta es la traducción de Moffett, la cual es muy buena. Él dijo: “entonces, maten a esos miembros que están en la tierra. Quítense el enojo, la ira, la malicia y la calumnia. Todas esas cosas se manifiestan como resultado de falta de amor. Ustedes se han quitado la vieja naturaleza con sus prácticas. Vístanse de compasión, amabilidad, humildad, gentileza y buen temperamento. Sopórtense y perdónense unos a otros y, sobre todo, deben ser amorosos porque el amor es un vínculo de una vida perfecta.” Así dice la traducción.

Usted no puede vivir realmente la vida de manera adecuada a menos de que ame a la gente. Usted va a terminar consumiéndose a sí mismo. Viviendo con amargura es desastroso no solo espiritualmente, sino también físicamente. La verdadera vida es amar verdaderamente. Y si hay alguien a quien usted no ama, necesita pasar un buen tiempo de rodillas pidiéndole a Dios que le ayude a amar a esa persona. Y después, necesita ir con esa persona y pedirle que no lo perdone por no amarlo y ver si usted puede cultivar una relación de amor. Es lo más saludable que usted jamás haría en su vida. Fuera de conocer a Cristo. El amor de Cristo es suyo, entréguese a Su flujo en su vida. Usted ni siquiera necesita generar el amor, está ahí, simplemente, déjelo salir.

Entonces, la capacidad viene de una postura adecuada y de un amor adecuado. Lo tercero que nos hace estar preparados, capacitados para enfrentar la vida, y estamos apurándonos un poco, es el gozo adecuado. ¿Sabe una cosa? La gente feliz es gente saludable. Y la gente feliz es gente que realmente vive la vida. Voltaire, el ateo, una vez dijo lo siguiente, y cito: “los hombres son átomos atormentados en un poco de lodo devorado por la muerte, una burla del destino a este mundo, este teatro de orgullo y maldad lleno de insensatos y enfermos que sólo hablan de felicidad.” Fin de la cita.

Bueno, realmente esa es una perspectiva muy pobre de la vida. Pero, ¿sabe una cosa? Él tiene razón. Él realmente dijo la verdad. Este teatro de orgullo de maldad, este mundo está lleno de insensatos enfermos que sólo hablan de felicidad. Tiene razón. La gente no está capacitada para enfrentar la vida. Y es infeliz y miserable. Más de diez millones de norteamericanos sufren de enfermedades emocionales y mentales. Hay tantas camas de hospital que están siendo ocupadas por los enfermos mentales como lo hay por los pacientes que tienen problemas médicos y quirúrgicos combinados. Y de acuerdo con algunas estadísticas, la mayoría de los pacientes médicos y quirúrgicos enfrentan enfermedades como resultado directo del estrés emocional. Uno de cada veinte americanos va a enfrentar una situación psicótica lo suficientemente severa como para confinarlo a un hospital. Ahora, ése es el problema número uno de salud en Norteamérica.

Y lo que nos hace reír es que esta es la tierra en donde tenemos todo lo que necesitamos para ser felices. Debe tener gozo adecuado, observe el versículo 4: “regocijaos en el Señor siempre.” Usted dice ‘Oye, eso es imposible’. No, “Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” Sólo en caso de que usted no me entendió la primera vez. Y otra vez digo regocijaos. Usted dice ‘bueno, no tengo nada por qué regocijarme. Es fácil para ti decirlo, tú no tienes mi problema.’ ¿Qué dijo? Él no estaba hablando de problemas. Él dijo regocijaos ¿qué? ¿Cuáles son las siguientes tres palabras? En el Señor. No me regocijo tampoco en mis problemas, dijo Pablo. Yo tengo tristeza continua y pesadumbre de corazón por Israel. Lloro mucho. Y él dijo ‘yo estoy cansado de mí problemas físicos. Me gustaría que Dios me los quitara, pero no me los quita’.

Yo tampoco estoy contento por eso. Y honestamente, no puedo decir que me encanta que me golpeen por todos lados adonde voy. Digo, desde un punto de vista físico, realmente no es muy agradable. Pero me regocijo en el Señor. Vea a Dios. Siempre me estoy regocijando en el Señor y no siempre me puedo regocijar en mis circunstancias. Pero en el Señor, sí puedo. Esa es la razón por la que el mismo hombre puede decir ‘estad siempre gozosos’. Y el mismo hombre puede decir ‘tengo tristeza continua y dolor en mi corazón. En mis circunstancias, tengo tristeza. En mi relación con Jesús, tengo gozo constante.’

Entonces, cuando sus circunstancias son difíciles, ¿en quién se regocija? Usted se regocija en el Señor. El apóstol Pablo está en una cárcel. Esas son circunstancias malas. Pero él está cantando. Eso es regocijarse en el Señor. Usted siempre puede regocijarse en el Señor. Es interesante, pero en el Nuevo Testamento, se nos dice 70 veces que nos regocijemos. ¿Y sabe usted lo que es regocijarse? Escuche esto: es un abandono total a Jesucristo en cualquier circunstancia. Es simplemente decir constantemente: “oye Señor, yo soy tuyo y no entiendo lo que está pasando, pero estoy tan contento porque te pertenezco.” Eso es regocijarse.

Ahora, permítame darle dos cosas acerca de esto. Este tipo de gozo tiene dos cualidades: uno, es incesante. Siempre, siempre, siempre. ¿Por qué? Porque es en el Señor, no es en las circunstancias, ¿lo entendió? Es en el Señor. Y no quiere decir que sea algún tipo de gesto torpe en su rostro todo el tiempo. Digo, este es el tipo de gozo que viene como resultado de su relación con Jesucristo. ¿Alguna vez ha enfrentado esos momentos de tristeza real y simplemente comienza a volver sus pensamientos hacia Jesucristo y de pronto, siente algo de gozo? Y entonces, como consecuencia puede haber gozo en medio de la tristeza. Es incesante. Permanece por encima de las circunstancias.

Lo segundo acerca de esto es independiente. No es gozo debido a, sino que es gozo a pesar de. Es alabar al Señor a pesar de todo. La circunstancia es inmaterial. Entonces, estar capacitado. El estar capacitado para enfrentar la vida involucra un gozo adecuado, como también un amor adecuado, como también una postura adecuada.

Permítame llevarlo a la cuarta. Esto es bueno. Una gentileza adecuada. Una gentileza adecuada. Está en el versículo 5, “vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres.” Significa gentileza. Vuestra gentileza sea conocida por todos los hombres. Sabe una cosa, hay personas que viven la vida como si fueran un toro en un clóset para vajillas de porcelana. No es sorprendente que tengan úlceras. No es sorprendente que siempre estén enojados. No es sorprendente que simplemente dejen ahí un camino de personas que atropellan, ustedes saben, conforme viven. Ni siquiera entienden cómo ajustarse a la gente y ser gentiles, amorosos, ser tiernos de corazón. Esta es una cualidad tan rica. Parte del fruto del Espíritu, usted sabe, es gentileza, ¿no es cierto? Gentileza, bondad, fe, mansedumbre y demás.

Me gusta 2 Timoteo 2:24, que dice, esta es la sabiduría de Pablo a Timoteo, “el siervo del Señor no debe ser contencioso sino amable.” Ser gentil. Y me encanta 2 Corintios y oro a Dios porque esto algún día esté en mi vida en la gracia de Dios y en Su tiempo conforme me refina, pero escuche esto, 2 Corintios: “ahora yo Pablo os ruego por la mansedumbre y gentileza de Cristo.” Existe algo acerca de Cristo que es simplemente deseable en términos de ser gentil.

Sin embargo, Él fue firme. No fue alguien tibio, ¿no es cierto? Él no siempre estuvo condescendiendo y diluyendo Su mensaje. Él fue firme y cuando necesitaba serlo, era un león. Pero de alguna manera, había alguna gentileza en Él en toda Su vida que atraía a las mujeres y a los pequeños a Su lado. Y esa es una relación hermosa. ¿Y sabe una cosa? Pienso en David, quien fue un gran guerrero, quien mató a Goliat, usted sabe. Saúl ha matado a sus miles, David mató sus decenas de miles. Un gran guerrero. Sin embargo, fue David quien se podía sentar con un arpa en su mano y podía calmar a la bestia salvaje. Sí, había algo gentil, había algo vigoroso y valiente en el hombre. Y creo que esto es de lo que está hablando. Necesita ser expresado en una vida de gentileza. Esto se debe ver en la vida de un cristiano, gentileza.

Ahora, esto es ilustrado por Pablo, como lo son el resto de las cosas. Primera de Tesalonicenses 2, me encanta esto. Cuando Pablo había ido a Tesalónica con el Evangelio, había ido con cierta actitud y explica cuál fue esa actitud, versículo 3 del capítulo 2. Escuche esto, es tan hermoso. Él dice ahora venimos a ustedes y les dimos el Evangelio hace algún tiempo atrás. Permítame decirles cómo lo hicimos, versículo 3: “Porque nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño,” no estábamos tratando de engañarlos, “sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el Evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.”

Versículo 5: “Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia,” no lo hicimos por dinero. Versículo 7, “Antes fuimos…” ¿Cuál es la siguiente palabra? “…Tiernos.” ¿No es eso bueno? Usted pregunta “¿qué tan gentil fuiste Pablo?” “… tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos.” Fuimos gentiles, observe esto, como una nodriza. Eso quiere decir una mujer que está lactando. Ahora, no hay nada más tierno en término de relaciones que una madre que está alimentando a ese pequeño infante. Noten qué retrato tan gentil. Y Pablo dice, así fuimos con ustedes. Eso es algo admirable. Pablo tuvo una gran gentileza en su corazón. Usted conoce la antigua canción Prueba un poco de ternura. Y eso es bueno. En lugar de destrozar toda situación, en lugar de siempre presentarse con autoridad, pruebe algo de gentileza. Oh, necesitamos recordar esto con tanta frecuencia, aprender a tratar a toda persona como una madre trata a esa pequeña vida en sus brazos, dándole de comer. Y eso es gentileza.

Pablo era un león de valentía. Pablo peleó violentamente contra el pecado. Pero Pablo era como un cordero. Cuando hablamos de ser gentil. Y usted sabe, este tipo de personas son personas saludables porque este es el tipo de personas cuyo fuego y cuya furia no sale de su personalidad, sino que es en respuesta a algo que está mal. Y en ese punto, tienen el derecho de mostrar algo de furia, ¿se da cuenta? Pero en sus corazones, hay un tipo de gentileza básica. Eso es una persona saludable.

Entonces, el estar preparado para enfrentar la vida involucra una gentileza adecuada. Una postura adecuada, un amor adecuado, un gozo adecuado y, en quinto lugar, una seguridad adecuada. Y me encanta también esto. Dice, obsérvelo en el versículo 5 a la mitad, “el Señor está cerca.” Ahora, ¿cuál es la siguiente? “Por nada estéis afanosos.” Ahora, deténgase ahí. ¿Está él hablando acerca de la segunda venida? Eso es algo que no está en el texto. No hay nada en esto acerca de la segunda venida en absoluto. Usted pregunta qué quiere decir entonces con el Señor está cerca. Él quiere decir esto: nunca olviden que el Señor está cerca. No se preocupen por nada. ¿Escuchó eso? Esto es tan bueno. ¿Alguna vez se ha preocupado por algo? El Señor está ahí. Lo que él está diciendo es practiquen Su presencia.

Hace años atrás, bajo Stalin, un grupo de treinta rusos se reunió el secreto para adorar a Jesucristo. Y de pronto, su adoración fue interrumpida por la llegada de los agentes de Stalin. Los soldados entran marchando y ordenaron que el nombre de toda persona fuera escrito y uno de los otros hombres vino y comenzó a escribir sus nombres. Y cuando todo se acabó, un hombre de edad habló y dijo ‘hay un nombre que usted no tiene.’ ‘Ya escribí todos,’ dijo el soldado. El hombre dijo ‘no, no los tiene.’ Y comenzó un pequeño argumento. Finalmente, el soldado dijo ‘bueno, ¿Quién es?’ A lo cual el hombre respondió ‘bueno, Él es el Señor Jesucristo.’ Como puede ver, Él también está aquí. ¿Y sabe una cosa? Él tenía razón. Él estaba consciente de Su presencia, practicando la presencia de Cristo.

Hubo un indio ya de edad quien vino a una Iglesia y se sentaba en la fila de adelante. Y siempre llegaba media hora antes. Él se sentaba ahí. En cierta manera, usted sabe, ya serio, mirando hacia adelante. Y después de que llegaba temprano, finalmente alguien preguntó por qué el hacía esto. Todas las semanas, él llega y, simplemente, se sienta ahí. Y uno de ellos dijo, ‘Tocho’ -o cualquiera que fuera su nombre. No puedo recordar su nombre. ‘¿Por qué siempre llegas tan temprano y simplemente te sientas ahí?’ Y esto es lo que él dijo, me encanta, él dijo: “yo llego temprano, yo me siento, yo pienso en Jesús.” Eso es bueno, ¿no es cierto? Yo pienso en Jesús. Él se preocupaba por la presencia de Jesucristo; y eso se convirtió en su seguridad. Esa es la seguridad de toda persona. Estoy tan seguro cuando descanso en la presencia de Jesucristo.

Paul Reese cuenta la historia de un hombre en un barco que fue atacado por torpedos durante la Segunda Guerra Mundial. Eventualmente, el barco se hundió y las personas

estaban en una pequeña balsa salvavidas y fueron recogidos por otro barco que era piloteado por los alemanes. Todos fueron arrojados en un área grande en donde fueron detenidos. Y era algo sucio y era algo terrible. Y estaban temiendo por su vida. Y sus nervios estaban muy alterados. Y estaban en una situación terrible en todo esto. Y uno de estos hombres que estaba en esa situación relató la historia, aparentemente, al doctor Reese con estas palabras: “comencé a comulgar con el Señor. Al principio, no podía dormir. Después, él me recordó el Salmo 121, el cual dice: “mi socorro viene de Jehová que hizo los cielos y la tierra. El que te guarda, he aquí no se adormecerá ni ¿Qué? Ni dormirá. Entonces, yo dije: “Señor, no sirve de nada que los dos nos quedemos despiertos. Si Tú vas a cuidarme y Te vas a quedar despierto, Te doy gracias porque me puedo dormir. Y lo entendí.” Fin de la cita.

Eso es seguridad. ¿Qué tiene que temer? El Señor está aquí. Las seguridades hechas por los hombres nunca son nada más que torres de papel de baño. El dinero, la fama, los amigos, las bombas, los ejércitos, las medicinas, los hospitales, son simplemente cosas que posponen lo inevitable. Pero tenemos una verdadera seguridad, la presencia de Jesucristo. Dios promete “yo seré un amigo que está más cerca que un” ¿qué? “Que un hermano.” Es verdad, claro que lo es. Practique su presencia.

¡Oh, la vida consciente de Cristo! Usted dice que le gustaría vivir de esa manera. Pregunta cómo es que se tiene constantemente a Cristo en la mente. Practicar la presencia de Cristo es tener la vida saturada con sus pensamientos. Y sólo hay una manera en la que usted puede hacer eso y es estudiando la Palabra de Dios. Entre más usted estudia la Palabra de Dios, más los pensamientos de Dios están en su mente. Y entre más los pensamientos de Dios están en su mente, la presencia de Cristo está más en su mente. Y entre más Su presencia está en su mente, más seguro está usted.

Entonces, una seguridad adecuada, el Señor está cerca. ¿Por qué tengo que preocuparme? En sexto, y último lugar, un conocimiento adecuado. Y esto es tan importante. Versículo 8: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero,” eso es importante, “todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza,” ¿haga qué?, “En esto pensad.”

¿En qué debe pasar usted su tiempo pensando? En cosas que son, en primer lugar, verdaderas. Usted pregunta si se supone que siempre tiene que estar pensando en la Verdad, la Verdad, la Verdad. Pilato preguntó qué era la Verdad. Jesús dijo: “Tu Palabra es Verdad.” Juan 17:17. ¿Quiere pensar en la verdad?, tome este libro y hágalo suyo, hágalo propio. Tu palabra es Verdad.

Si usted va a pensar en lo verdadero, en lo honesto, eso significa noblemente serio. Todo lo justo, eso significa cosas que están bien. Todo lo puro, eso significa cosas dignas de ser amadas. Todo lo que es de buen nombre, cosas de buena reputación. Si hay virtud alguna, si hay algo en ser un cristiano, piense entonces en esas cosas.

Bueno, es algo simple, usted sabe, usted es lo que piensa. Meta basura y la basura va a salir de regreso. Con lo que usted alimente su cerebro, es lo que determinará la manera en la que usted vive. A veces, en un campamento o algo así, los niños se me acercan y me dicen: “John, no sé por qué, quiero vivir para el Señor y parece que no puedo vivir para el Señor. Tengo todos estos malos pensamientos en mi mente y demás. No puedo deshacerme de estas cosas. Me gustaría salirme de la basura de vez en cuando y no sé qué hacer.” Y yo respondo: “bueno, dime una cosa, ¿qué estás leyendo?” “Bueno, no sé.” Y siempre ponen esta cara. “Bueno, ¿qué es lo que haces en tu tiempo libre?” “Bueno, voy a las películas.” “¿Y qué es lo que ves?” “Bueno, no lo quiero decir.” “¿Y qué es lo que esperas? Alimenta tu cerebro con basura y saldrá basura. Coloca la Palabra de Dios adentro y vas a descubrir que comienzas a vivir una vida de la Palabra. Satúrese a sí mismo con la Palabra de Dios.

He compartido esto con usted antes. Se lo voy a decir porque algunos son nuevos. Es algo simple que aprendí. Cuando yo realmente quería aprender la Biblia, desarrollé un pequeño patrón. Y eso era leer el mismo libro de manera repetitiva porque usted aprende línea sobre líneas, línea sobre línea, precepto sobre precepto, precepto sobre precepto. Un poco aquí, un poco allá, etcétera. Como dijo Isaías. Usted aprende por repetición.

Y entonces, comencé un pequeño estudio que me ayudó. Comencé en 1 Juan, el cual es un buen lugar para comenzar. Me senté y leí todo el libro. Para algunas personas, esta es la primera vez que jamás leen un libro de principio a fin. Pero está escrito en flujo y contexto y entonces me senté y leí 1 Juan de principio a fin.

El segundo día, me senté y leí 1 Juan de principio a fin. El tercer día, me senté y leí 1 Juan de principio a fin. Al cuarto día, me senté y leí 1 Juan de principio a fin. Después, el quinto día. Y ésa es la clave. Usted se sienta y usted lee 1Juan de principio a fin durante 30 días. ¿Sabe lo que sucede al final de los 30 días? Usted conoce 1 de Juan, usted lo entiende y ha escondido las palabras.

Y después, usted se mueve por diferentes partes, usted va al Evangelio de Juan y usted hace lo mismo. Solo que son 21 capítulos, entonces usted lo divide en tres secciones de siete capítulos cada una. Y en 90 días usted cubrió el Evangelio de Juan. Y alguien le dice le gustaría hacerle algunas preguntas acerca de la Biblia. “¿Sabe usted dónde habla acerca de ‘Yo soy la vid y vosotros los pámpanos’?” “Sí, Juan 10, en la parte izquierda de la página, la mitad de la columna izquierda.”

Y como puede ver, usted está comenzando a saturarse a sí mismo con la Palabra de Dios. Y comienza a hablar de estas cosas y alguien dice: “¿en dónde habla de Dios, del amor de Dios?” “Eso es en Primera de Juan, por aquí y demás, confiesa tus pecados. Capítulo 1 y todas las características de un cristiano, capítulo 2.” Y las diferentes cosas que podemos, se alinean. Usted hace esto a lo largo del Nuevo Testamento y usted dice “me va a tomar por toda la eternidad”. Dos años y medio… y en dos años y medio, usted puede hacer esto con el Nuevo Testamento entero y realmente conocer algo.

Y usted comienza a decir, cuando usted está leyendo a lo largo de eso: “oye, me acuerdo que eso está allá.” Y usted puede dejar de ser una concordancia coja y realmente ser un estudiante de las Escrituras porque usted puede comenzar a relacionar esas cosas entre sí.

Pero como puede ver, usted debe leer para retener. Usted debe leer al nivel de saturarse con la lectura para que usted realmente comience a aprender lo que lee. De otra manera, simplemente está desperdiciando el tiempo. No lea el Antiguo Testamento de la misma manera. Simplemente, léalo de una forma narrativa.

Pero como puede ver, usted debe establecer prioridades. En esto pensad. ¿En qué pasa el tiempo pensando? Tenemos una librería aquí con material con el cual usted puede enriquecer su vida. La Biblia en sus manos, hay cintas aquí, hay cintas grabadas por maestros bíblicos de todo el mundo; y eso sería tan bueno. ¿Con que se está saturando usted? Se va reproducir en su vida. Si usted realmente quiere estar preparado para enfrentar la vida, tiene que meter las cosas correctas. Y entonces, las cosas correctas saldrán.

El estar preparado llega a su clímax en un conocimiento adecuado. Alimente al nuevo hombre, ¿se da cuenta? Alimente al nuevo hombre. Y después, me gusta esto, hace un pequeño contraste al terminar en el versículo 7, él dice: “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” Y después, en el versículo 9, él dice: “el Dios de paz estará con vosotros.”

Un cristiano que está preparado para enfrentar la vida tiene la paz de Dios y al Dios de paz. Una promesa maravillosa. No sólo Dios está con nosotros, sino que Su paz misma nos cubre. Tenemos la paz de Dios como nuestra guía y al Dios de paz para vivir.

Escuche, yo creo que podemos enfrentar la vida, yo puedo. Realmente puedo. Y muchos de ustedes pueden también. Y es porque tenemos estas prioridades.

Alguien escribió esto, y con esto termino, y cito: “No puedo saber cuán repentina la tormenta va a desatarse en toda su ira a mi alrededor. Pero esto sea, Dios cuida todos mis caminos; y puedo confiar. Quizás, no pueda abrir el velo místico que esconde el futuro desconocido de mi vista, ni saber es si me espera la oscuridad o la luz; pero puedo confiar. No tengo poder para ver más allá de la tormenta, para ver dónde está la tierra más allá del río. Pero esto sé: yo seré de Dios para siempre y confiaré.”

Oremos. Dios, sea lo que sea, oramos en esta noche que todos nosotros nos comprometamos de una manera fresca y nueva con los principios que realmente pueden traer una verdadera preparación, capacidad, para enfrentar la vida. Para que podamos vivir vidas que callen la ignorancia de hombres insensatos. Que podamos callar las bocas de los críticos que condenan nuestra fe porque nuestras vidas no se ordenan con lo que decimos. Dios, ayúdanos a poder vivir lo que predicamos y hacer que el cristianismo sea creíble porque funciona. Te daremos la alabanza por lo que puedes hacer y deseas hacer conforme nos sometemos a Ti en el nombre de Cristo, Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2016 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar