Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Me gustaría a invitarlo a que tome su Biblia en esta mañana, conforme vemos juntos el nacimiento de Cristo. Vamos a considerar varios pasajes, entonces simplemente téngala a la mano. Puede seguirnos conforme vamos de lugar en lugar y consideramos el significado del nacimiento de Jesucristo.

La historia ha revelado algunos nacimientos interesantes, algunos nacimientos sorprendentes, algunos nacimientos milagrosos. En el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, algunos hombres, más bien espectaculares, nacieron de una manera más bien espectacular. Pienso por ejemplo del nacimiento de Isaac, nacido a padres que tenían casi cien años de edad, quienes eran estériles, quienes se estaban riendo ante el pensamiento de que una esposa estéril pudiera dar a luz en esa edad. Isaac se volvió el cumplimiento del Pacto Abrahámico, en su primer gran paso.

Pienso en el sorprendente nacimiento de Sansón. La esposa de Manoa quien era estéril. En su vientre, y por la mano omnipotente de Dios, abrió su vientre para dar a luz a un hijo que podía matar a un león con sus manos; que podía matar a mil hombres con la quijada de un asno, y quien podía por su propia fuerza, derribar a un templo entero de arriba hacia abajo.

Pienso en el nacimiento de Samuel a la Ana estéril, cuyo vientre el Señor había cerrado. Y en su providencia, Dios abrió su vientre y ella dio a luz a ese profeta único, a ese sacerdote y ungidor de reyes. Uno de los más grandes hombres de todos los tiempos, Samuel.

Pienso en el nacimiento de Juan el Bautista a Zacarías, un sacerdote humilde y Elizabeth, quien era llamada estéril. Pero en su edad avanzada por un milagro de Dios tuvo un hijo, quien resultó ser el hombre más grande quien jamás había vivido hasta su época.

Nacimientos milagrosos. Tan sorprendido e incrédulo fue Zacarias ante el pensamiento de que Elizabeth diera a luz un hijo, que Dios le quito su capacidad de hablar. Y él tuvo que soportar el embarazo entero de su esposa sin poder decirle a nadie, que finalmente su esposa tendría un hijo.

Nacimientos milagrosos. También en la historia han habido algunos nacimientos asombrosos, no milagrosos, pero no obstante sorprendentes. En los 1930’s hubo el nacimiento de los quíntuples Dionne y recibió atención internacional. Cinco hijos nacidos en un parto, a la misma madre. Recientemente tuvimos a más quíntuples.

En Colorado, nacieron los séxtuples Stanek, seis bebes.

Pero nunca ha habido un nacimiento tan raro en el mundo humano, en el mundo no milagroso, como el de la pequeña Louis Brown. Que le nació a John and Leslie Brown de Lancashire, Inglaterra. De cinco libras y doce onzas, o dos kilos y medio.

O Dios ha revertido de manera milagrosa la esterilidad en el pasado, y Dios ha abierto vientres. Dios inclusive le ha permitido al hombre dar a luz a muchos hijos, pero por primera vez Dios permitió que un bebe naciera, el cual fue concebido fuera del cuerpo humano. La pequeña Louis Brown fue la bebe de tubo de ensaye.

Como resultado de doce años de investigación, el huevo de la madre fue fertilizado fuera del cuerpo de la madre, y entiendo que aceite mineral fue usado como un conductor para eso. Y fue el propio huevo de la madre, y fue el propio esperma del padre concebido en un tubo de ensaye, y después colocado de regreso en un útero preparado para que fuera llevado hasta el nacimiento.   

Bueno, eso es sorprendente, no es milagroso. Pero el mundo ha hecho algo monumental de esto. El mundo nos ha hecho pensar que este fue el primer nacimiento fuera de lo normal, y en muchos sentidos, no es anormal. En primer lugar, la concepción ocurrió como la concepción siempre ocurre, mediante la simiente. La semilla masculina fertilizando el huevo femenino. Y esa es exactamente la manera en la que esa concepción ocurrió.  El nacimiento ocurrió con el procedimiento normal, la madre dio a luz al bebe de la manera normal. La única diferencia fue la ubicación de la concepción original, eso fue diferente. Pero el proceso de nacimiento fue idéntico al resto de los otros nacimientos en la esfera humana, el masculino y femenino, la simiente y el huevo.

La ciencia, como puede ver, de manera desesperada quiere crear lo suyo. La ciencia, de manera desesperada, quiere dar a luz por sí misma. Porque los hombres, más que cualquier cosa, quieren ser Dios. Y los hombres, en la actualidad están diciendo, que lo podemos hacer, que no necesitamos hacerlo de la manera prescrita.

Y hay una ciencia que se está desarrollando, conocida ahora como ‘partenogénesis’. De dos palabras griegas, ‘partheno’ es virgen y ‘génesis’, comenzar o nacimiento. Nacimiento por virgen, o literalmente ‘nacimiento virginal’, eso es partenogénesis. Y mediante experimentos de laboratorio hemos descubierto que existe la capacidad de crear vida partenogenética, o vida nacida de virgen, a niveles bajos de forma de vida.

Por ejemplo, sabemos que, en las abejas, los óvulos no fertilizados se desarrollan hasta llegar a ser de sexo masculino. Sabemos que la partenogénesis artificial, ha sido exitosa con los óvulos no fertilizados de gusanos de seda, desde 1888. Desde que Morgan y Meed por primera vez comenzaron, con los huevos de animales marinos y también de gusanos marinos al desarrollarlos, colocándolo en solución salina o agua de mar.  

También otros pudieron producir varios conejos, todos ellos femeninos, mediante efectos químicos y de temperatura sobre el huevo sin la introducción de algún esperma de un conejo masculino. Y entonces en la actualidad se dice que, en la ciencia moderna, el nacimiento partegenético puede ocurrir. Que puede llevarse a cabo algo así como un nacimiento virginal.

El problema es que es biológicamente imposible reproducirlo a nivel humano.

Lo que podría ser hecho a un nivel bajo de vida animal, inclusive más abajo de la complejidad de la vida animal, nunca podrá ser hecho a nivel humano.

En la actualidad, hay un esfuerzo intenso por clonar, lo cual no es nada más que un esfuerzo partenogenético. Y a partir de todo lo que puedo entender, de hablar con científicos aquí en nuestra propia iglesia, que están involucrados en investigación genética, eso es ciencia ficción pura. Es demasiado complejo que un ser humano pueda producir algo así.

Pero usted sabe, que es sorprendente como la gente quiere deshacer lo que es solo de Cristo. Deshacer, lo que solo es propio de las Escrituras. Inclusive cuando los hombres no saben que lo están haciendo, Satanás está buscando hacerlo de manera intensa.

La Biblia nos dice que Jesús nació de una virgen, una virgen que no conoció a un hombre sexualmente. Una virgen que nunca tuvo una relación con un hombre y dio a luz a un niño, ese es un milagro de Dios. El milagro de nacimiento más grande que jamás sucedió, y la ciencia no puede duplicar, no puede ser hecho.

Permítame profundizar. Inclusive si a nivel humano la ‘partenogénesis’ pudiera ocurrir (¡Y no puede ocurrir!), pero si pudiera ser el caso de María dando a luz a Jesús sería una imposibilidad por esta razón. Los científicos que trabajan en la genética han demostrado que los seres humanos, como los otros mamíferos tienen dos cromosomas X en el género femenino y una cromosoma X y una Y en el género masculino, de tal manera que el masculino, el género masculino siempre determina el sexo del niño que nace. El género femenino con dos cromosomas X y el masculino con un X y una Y. Cuando una célula de huevo no fertilizado de manera partenogenética se reproduce, solo reproducirá el mismo sexo porque sin la inserción del género masculino no podría producir al masculino.

Y el punto es este, que aun si usted tratara de explicar el nacimiento virginal de Jesucristo de manera partenogenética, María nunca habría producido a un hijo. Ella solo hubiera producido una hija.  No puede ser hecho. Cuando María dio a luz a Jesús sin un padre, y Él era el Hijo de Dios Él estaba diciendo que no hay, y nunca habrá explicación científica alguna para esto.

Este no es un asunto de la ciencia. Esta es la mano milagrosa de Dios.

Debido a que el género masculino humano determina el sexo de un niño, es obvio que el sexo de la naturaleza humana de Jesús fue determinado por el acto milagroso directo de Dios sobre el cuerpo de María, y no por algún tipo de método científico o alguna ocurrencia extraña, rara y no definida.

Él era el Hijo de Dios, no la hija de Dios.

Entonces estoy de acuerdo, han habido algunos nacimientos sorprendentes en la sociedad humana, simplemente a nivel humano. Han habido algunos nacimientos milagrosos conforme Dios ha intervenido en la mortandad natural de un vientre, y ha hecho posible que un niño nazca. Pero ninguna de estas cosas, pueden en sentido alguno llegar al nivel de la identidad única, la cualidad increíble de este nacimiento.

Cuando la Biblia dice que Cristo nació de una virgen, cuando nos dice que Jesús no tuvo padre humano, no hay nada en la historia como esto. No hay nada en la actividad divina como esto. El no nació de una mujer estéril cuyo vientre fue abierto. El no nació como producto de algún proceso partenogenético de una mujer que nunca había conocido a un hombre, sin embargo, dio a luz un hombre. Una imposibilidad desde cualquier ángulo que usted lo vea.

Jesucristo en su nacimiento, permanece como único en toda la historia humana.

Me es sorprendente pensar que el nacimiento virginal es negado de una manera tan abierta.

La última encuesta en los seminarios protestantes de Norte América, indica que el 58% de los alumnos del seminario creen en el nacimiento virginal. Eso es todo. El resto, que es parte de la población de nuestros pulpitos continuara aferrándose a la mentira de que Jesucristo no nació virginalmente. Que el Nuevo Testamento no dice la verdad, esa es una opción, que usted no puede creer lo que dice cuando dice que fue un nacimiento virginal. La otra, que Jesús fue el hijo de José, o peor alguno, el hijo de algún soldado romano que tuvo una relación amorosa con María.

¿Sabe usted que inclusive los líderes judíos de la época de Jesús no creyeron en el nacimiento virginal? Y eso es algo triste porque deberían haber creído. Muchos de los rabinos habían enseñado que Jesús o que el Mesías nacería virginalmente, y muchos rabinos habían ensenado que el Mesías también seria Dios. Pero cuando llego el día de Jesús ellos eran seculares. Y para muchos de ellos, no estaban comprometidos con el hecho de que el Mesías nacería virginalmente, o que el Mesías siquiera seria Dios. De hecho, cuando Jesús vino, y dijo que era el Hijo de David y el Hijo de Dios, dijeron que era un blasfemo. Estaban convencidos de que su mesías sería un miembro de la línea de la realeza, un hijo de David, pero nada más que eso. ¡Oh, habían unos cuantos entre la gente que creían que el seria Dios! sin duda alguna y unos cuantos que creían que quizás su nacimiento virginal seria la manera en que Dios entraría al mundo humano.

Pero la mayoría eran escépticos, y la mayoría se burlaron de Jesús, y la mayoría en cierta manera lo denunciaron. De hecho, si usted quiere ver un enfoque interesante a esto, en Juan ellos dijeron, en Juan 8:41 le dijeron: ...“nosotros no nacimos de fornicación”, y la implicación es que no importa lo que tú digas de nosotros, no somos tan malos como tú, tu eres un hijo ilegitimo.

Como pueden ver ellos tenían torcida la historia entera de Jesús, para hacerlo un hijo bastardo, hacerlo alguien que había nacido ilegítimamente. Inclusive dijeron en el versículo 48, eres Samaritano. Lo cual niega el hecho de que el habría sido el hijo de José y María, ellos lo llamaron alguien que era de una raza a medias. Y quizás en Juan 8:1-11 esta conversación surgió, porque usted recuerda que El perdono a la mujer que había sido sorprendida en adulterio, y ellos podrían haber tratado de convertir o de dirigir la conversación de esta manera. Porque ellos pensaron que él estaba defendiendo a la mujer que había sido sorprendida en adulterio, porque él estaba defendiendo su propio legado.

Y entonces, había muchos en ese entonces que se burlaron y blasfemaron en contra de su nombre y negaron el hecho de que él podía ser posiblemente el Mesías o de hecho que el Mesías habría sido uno que había nacido de una virgen. Esto no era algo que ellos aceptarían.

Pensaban que tenían todas las respuestas acerca del lugar que vendría el Mesías. En Juan 6:42 algunos de ellos dijeron: “¿no es este Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre conocemos? ¿Cómo es que entonces él dijo descendí del cielo?  

Algunos de ellos pensaron que él era el hijo de José y María. Algunos de ellos pensaron que él era simplemente un niño normal. ¿Y para qué está diciendo la gente en el mundo que el vino desde el cielo? ¿De dónde salieron esas cosas? Pero la implicación aquí es que quizás algunos de ellos esperaban que el Mesías descendiera del cielo.

Y algunos ahí, en el capítulo 7 decían, bueno la sección entera realmente, no obstante, conocemos este hombre sabemos de donde es, pero cuando Cristo venga ningún hombre sabrá de donde es. En otras palabras, algunos de ellos dijeron, Oh él es hijo de fornicación, algunos de ellos dijeron no, el simplemente es el hijo de José y María. Simplemente algo ordinario de Nazareth. Algunos de ellos dijeron bueno, él no puede ser el Mesías, sabemos de donde es, de donde va a venir el Mesías no sabemos. Y otros dijeron, sí. del cielo. Y entonces existía esta ambivalencia acerca de quién era, lo mismo en la actualidad. 58% de los alumnos del seminario dicen que nació virginalmente y el resto, el 44% no sabe.

William Barclay, uno de los grandes comentaristas bíblicos de nuestra época, apenas murió el año pasado, y dijo que el nacimiento virginal no importa, que no es importante.

Un pastor aquí en el área en la que estamos, de una iglesia grande ha dicho de manera impresa, de manera personal él dijo, no entiendo el nacimiento virginal, no estoy convencido que es algo que usted necesita predicar.

Escuche, no me importa cuántas personas piensen que Jesús nació virginalmente, o no lo piensen. Ninguna doctrina primordial de las Escrituras jamás ha sido establecido mediante el voto de la mayoría. De hecho, si todo el mundo estuviera en contra de ella, entonces yo simplemente citaría la Biblia, Romanos 3:3-4.

Antes sea Dios veraz, y todo hombre que…mentiroso. Acompáñeme a Mateo 16 por un momento, y le voy a mostrar cual es el problema. Hay una razón por la que la gente no puede aceptar el nacimiento virginal de Cristo. Hay una razón muy clara. Hay una razón por la que la gente no conoce quien es Cristo, no entiende su deidad, y su humanidad por una razón muy obvia. Jesús está conversando con sus discípulos em Mateo 16:16, y en el versículo 18 él les hace una pregunta muy específica. Cuando Jesús llego a los límites de Cesárea de Filipo, le pregunto a sus discípulos diciendo: ¿Quién dicen los hombres que soy yo? ¿El hijo del hombre? Ahora esa es una pregunta apropiada. Él dice, me gustaría conocer la opinión popular acerca de mí. ¿Quién dice la gente que soy yo? Y dijeron, versículo 14, algunos dicen que tú eres Juan el Bautista, algunos Elías, y otros Jeremías, o uno de los profetas.

Ahora observe que ellos todos tenían una respuesta humana. Ellos dijeron, todos ellos dicen que o eres Juan el Bautista, o Elías, o Jeremías o uno de los profetas. Nadie vio la deidad de Jesucristo, ¿se da cuenta? Esta era una pregunta que ni siquiera podían enfrentar, no podían enfrentar la realidad de su nacimiento, no podían entender todo esto, acerca de Nazareth, José y María y todo esto. Y sin duda alguna cuando José habría dicho que no era el Padre y ellos oían la historia del nacimiento virginal, ellos habrán concluido, bueno él es un hijo ilegitimo que le nació a algún soldado romano, o a algún mercader griego que estaba viajando pasando por Nazareth o lo que fuera. Simplemente no podían aceptar la verdad del nacimiento virginal y no podían aceptar la deidad de Cristo, y por ello sus respuestas siempre fueron que él era un hombre, un hombre de rango, no obstante, un hombre.

Y entonces Jesús dio un paso más hacia adelante en el versículo 15, él les dijo: pero ¿quién dicen ustedes que soy yo? Obviamente hay más que esto que lo que ellos saben. ¿Pueden llevarlo un paso más hacia adelante? Y Simón Pedro respondió y dijo: Tu eres el Cristo el Hijo del Dios Viviente.

Como pueden ver la parte que los hombres nunca reconocieron era la deidad, y esa es la parte que Pedro vio. Tu eres el Cristo. Si tú eres el Mesías humano, tu eres el ungido, tu eres el hijo prometido de David, pero más que eso tu eres el Hijo del Dios Vivo.

Y después Jesús les presento el problema en el versículo 17, Jesús le respondió y le dijo, ‘Bienaventurado eres tú Simón hijo de Jonás, porque carne y sangre no te lo revelo, sino mi Padre que está en los cielos.’ 

Ahora deténgase ahí. La única manera en la que Pedro o alguien más puede llegar a conocer la deidad de Jesucristo es mediante el acto revelador divino de Dios. ¿Lo ve?

Entonces si el hombre se mete con la ciencia, y se mete con su filosofía humana y se mete con su religión, siempre va a quedarse corto. Va a terminar con Jesús como un gran maestro, como un gran líder, un profeta de Dios, o lo que sea, pero no va a entender el hecho de que él es el Hijo del Dios Viviente, porque carne y sangre no revelan eso. Ese es el punto. Entonces no nos sorprende cuando el mundo en la actualidad, lleno de escépticos y ateos, y agnósticos y liberales religiosos quieren negar la deidad de Jesucristo, porque eso ha pasado por mucho tiempo.

No nos sorprende cuando ellos quieren negar de manera inmediata su corolario, el nacimiento virginal, porque el nacimiento virginal y la deidad de Cristo son inseparables.

Escuche, si Jesús es Dios entonces debe nacer de Dios. José, un hombre, y María, una mujer, no pueden producir a Dios. No puede ser hecho. Solo Dios puede nacer en este mundo por su propio poder, no por algún medio humano. Entonces, si vamos a negar la deidad de Cristo de manera natural, negaremos el nacimiento virginal y de la misma manera si usted niega el nacimiento virginal, usted también negara la deidad de Jesucristo.

Es ridículo decir, si creo que es Dios, simplemente no nació virginalmente. Bueno, entonces no hay manera en la que él pueda ser Dios sin que él hubiera sido concebido por Dios mismo.

Entonces quiero hablarle esta mañana del nacimiento virginal, quiero mostrarle porque creemos en el nacimiento virginal, porque creemos que el nació de una virgen, concebido en María por Dios mismo, el Espíritu Santo.   

En primer lugar, quiero hablar acerca de los cimientos del nacimiento virginal, los cimientos del nacimiento virginal.

Hay tres. Número 1, es el registro del Antiguo Testamento.

Pase a Genesis, capitulo 3, versículo 15. El registro del Antiguo Testamento.

El nacimiento virginal no es algo novedoso que apareció en el Nuevo Testamento. No es algo que se añadió años después. El nacimiento virginal es de lo más antiguo. Se encuentra en el registro, cronológicamente hablando del primer libro, del periodo más antiguo de la historia humana.

Ahora en Genesis capítulo 3, Adán y Eva han tomado del fruto de la ciencia del bien y del mal, y han caído, el pecado ha entrado al mundo y Dios está trayendo juicio, en el versículo 14 El trae su juicio en contra de la serpiente Satanás. “Y Jehová Dios dijo a la serpiente, por cuanto esto hiciste maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo, sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.

Ahora la maldición se expande directamente a Satanás en el versículo 15, “y pondré enemistad, o antagonismo, u oposición, entre ti y la mujer.” En otras palabras, va a haber antagonismo, y antipatía, y enemistad y guerra entre Satanás y la mujer. No sabemos qué mujer hasta que avanzamos. “Entre tu simiente y la simiente suya”

Ahora solo hay una mujer que jamás vivió en la historia del mundo que tuvo una simiente. Cualquier persona sabe que la simiente está en el hombre y no en la mujer, y eso nunca es dicho en ningún lugar en la Biblia.

En el mismo libro de Genesis, si usted llega al capítulo 12 y encuentra que habla acerca de Abraham y su simiente, la Biblia siempre reconoce que la simiente está en el Hombre. Solo una vez más, en todos los anales de la Palabra de Dios se llega a decir que una mujer tuvo una simiente, su simiente, y esa es una indicación de algo especial.

Satanás va a estar en antipatía en contra de la simiente de la mujer. Aquello que Satanás produce va a militar en contra de la simiente, y eso en ultimas, claro, va a llegar a una batalla final. Y dice, esta te herirá en la cabeza, en otras palabras, la simiente de la mujer va a destruir la cabeza de Satanás. Y tú le herirás en el calcañar.

Y sabemos cuál es la historia, en la cruz, Satanás pudo aplicar una herida a Cristo, pero solo hirió su calcañar, su talón, en donde al mismo tiempo Cristo estaba muriendo en la cruz, en donde mientras que al mismo tiempo Cristo estaba muriendo en la cruz, él le estaba dando un golpe fatal a la cabeza de Satanás.

Ahora sabemos quién es la simiente de la mujer, es Jesucristo, y el hecho mismo que dice la simiente suya en Genesis, capitulo 3 es una profecía del nacimiento virginal de Jesucristo.

Una mujer no tiene una simiente, pero aquí esta Dios, el Espíritu Santo, estableciendo el cimiento del nacimiento virginal en el tercer capítulo de Genesis.

La única ocasión en la historia que la simiente estuvo en la mujer, y siempre a partir de ahí siempre se habla como la simiente de él. Es la simiente del hombre. Cuando se habla de descendencia, cuando la familia de alguien es mencionada, nunca es la descendencia de ella.

Este es el único lugar en el que sucede en la Biblia entera, y Cristo, el Mesías, la simiente de la mujer es presentada aquí en contra de Satanás.

Ahora acompáñeme a Isaías capítulo 7. Y aquí volvemos a ver el registro del Antiguo Testamento estableciendo el cimiento para el nacimiento virginal. En Isaías capítulo 7, versículo 14, ahora escuche, esto es muy importante.

“Por tanto el Señor mismo os dará señal”, ahora una señal es algo que apunta a algún lugar, una señal es algo para llamar su atención, mostrarle algo más grande.

Usted ve un letrero que dice Los Angeles, y usted sabe que está llegando a un lugar. El lugar es siempre más grande que la señal. Siempre hay algo que va mas allá de lo que es la señal. Sin embargo, la señal debe ser única, debe ser identificable, de manera fácil.

Si usted está manejando a algún lugar y lo único que ve usted es una señal que dijera ciudad, o límite de la ciudad, eso no le ayudaría mucho si no supiera que ciudad es.

Cuando Dios da señales son muy específicas, muy particulares, y podemos encontrar eso aquí, entonces aquí hay una señal, ¿Cuál es la señal? La virgen concebirá y dará a luz un hijo y llamará su nombre Emanuel.

Ahora escuche, algunas personas dicen que la palabra al·māh simplemente significa ‘mujer joven’, ‘niña joven’. Los liberales dicen, solo es una mujer joven, una niña joven, una niña joven concebirá y tendrá un hijo y lo llamará Emanuel.

De lo que sabemos, podrá ser la madre de Emanuel Canto, o Emanuel Escobedo, o cualquier otra persona. La gente dice, es simplemente una mujer joven que está concibiendo y dando a luz un hijo.

Escuchen amados, si esta simplemente es una mujer que tiene un bebe, esta no es una señal. Muchas mujeres han tenido muchos bebes, y muchas de ellas les han puesto como nombre Emanuel. Eso no prueba nada. ¿Qué tipo de señal es esta?

Usted no puede tomar la palabra al·māh aquí y hacerla significar algo que no sea virgen.

La palabra al·māh, solo aparece nueve veces en el Antiguo Testamento, y ocho de sus nueve apariciones demanda virginidad pura.  

La traducción es correcta, ‘la virgen concebirá’. Y quiero que sepa que las vírgenes no conciben. Y observe esto, además la virgen dará a luz un hijo.

Y quiero decirle algo muy interesante, observe cuando dice aquí, la virgen concebirá. Ese no es un verbo, es un adjetivo. Traduce literalmente, la virgen embarazada dará a luz un hijo.

Ahora la gente ha dicho, bueno muy bien, vamos a permitir que la palabra virgen, la virgen concebirá, en ese punto ella dejo de ser virgen. Eso no es lo que el versículo dice. La virgen, ya embarazada, da a luz un hijo.

El punto, ¿una virgen dando a luz un hijo? imposible! Esa es la señal.

Cuando ustedes vean a una virgen dando a luz un hijo, entonces han conocido a su simiente, y entonces la cabeza de Satanás está a punto de ser aplastada. Y su nombre será llamado Emanuel, el cual el Nuevo Testamento dice que significa, Dios con nosotros. Esa es la señal.

Esa es la señal. Es algo fantástico.

El Hebreo literal es he aquí la virgen encinta, o embarazada está dando a luz un hijo, y ella llama su nombre Emanuel. Esa es la señal.

Cuando ustedes vean a una virgen embarazada dando a luz a un hijo, e inclusive después de que el hijo nazca, ella nunca ha conocido a un hombre, entonces observen.

Si el nombre del hijo es Emanuel, ese es el que ha venido a aplastar, a herir la cabeza de la serpiente. Profecía del nacimiento virginal.

Y por cierto en Mateo, capitulo 1 tenemos la interpretación divina de Isaías 7:11. Y el ángel del Señor interpreta Isaías 7:14 y que dice, versículo 21. Y dará a luz un hijo y llamará su nombre Jesús, porque el salvará a su pueblo de sus pecados.

Versículo 23, he aquí la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Aquí está la cita, todo esto, dice el versículo 22: aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta. El Señor lo habló en Isaías 7:14 y el ángel lo interpreto aquí. Usa la palabra virgen aquí, la cual es parthenos, y parthenos no puede significar nada más que virgen.

En 1 Corintios 7 Pablo hace un contraste entre la palabra virgen y la palabra esposa. Significa virgen, una que solo ha conocido abstinencia sexual, ella era una virgen. Ella era una virgen cuando ella concibió, y ella era una virgen cuando dio a luz.

Dios quiso que fuera bien conocido el hecho, de que este era su hijo, no el hijo de José. Y José lo sabía. José estaba sorprendido que su amada María, a quien conocía que era tan pura y tan buena, estuviera embarazada.

Escuchen Jeremías 31:22, hay un versículo fascinante que dice, esto, Jehová ha hecho, ha creado una nueva cosa en la tierra. Esto es profecía. El Señor ha creado una nueva cosa en la tierra, ¿Cuál es? Una mujer rodeara a un hombre, nunca antes había sucedido en la historia. Y los rabinos decían esto, los rabinos interpretaban ese versículo de esta manera. Y cito, el Mesías no tendrá padre terrenal, el nacimiento del Mesías no tendrá defecto.

El nacimiento del Mesías será como el de ningún otro hombre. Un rabino dijo el nacimiento del Mesías será como el roció del Señor, como gotas sobre el césped sin la acción de un hombre.

Entonces el Antiguo Testamento lo estableció, el nacimiento virginal, el nacimiento virginal.

En segundo lugar, creo que el cimiento del nacimiento virginal no es solo es el registro del Antiguo Testamento sino la doctrina de la Trinidad. Yo creo que la doctrina de la Trinidad establece el cimiento también para el nacimiento virginal.

Permítame mostrarle lo que quiero decir. En Deuteronomio 6:4-5 tiene la gran declaración de Israel. Oye Israel, Jehová nuestro Dios, uno es, ¿verdad? Ahora que sabemos que Dios es uno, solo uno, Oye Israel, Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.

Y el Antiguo y el Nuevo Testamento repiten esto, adoraras al Señor tu Dios, con todo tu corazón, alma, mente y fuerzas. En otras palabras, todas nuestra adoración es para Él. El no permite que haya otros dioses, ningún otro ídolo, ninguna otra estatua.

Adoramos al Dios verdadero, y eso es reiterado a lo largo de las Escrituras, de hecho, tú dices que crees en Dios, bien haces, también los demonios creen y tiemblan. Aun los demonios saben que solo hay un Dios.

Hay personas que tratan de enseñar de que hay tres dioses y demás, pero solo hay un Dios.

Y escúcheme, Dios lo llama a adorarlo solo a Él, todo el tiempo, y Él tiene que ser uno.

Si fueran tres dioses como algunos han enseñado a lo largo de la historia, entonces tendremos que adorar a los tres dioses. Y entonces le daremos un tercio de nuestra adoración a cada uno de ellos.

Pero eso no es lo que la Biblia dice, si vamos a adorar a Dios todo el tiempo, con todo nuestra adoración, entonces él debe ser solo un Dios, sin embargo la Biblia dice que es tres Personas.

En Genesis 1:1 dice: en el principio creo Dios. Y usa Elohim, y no El. Im al final de una palabra hebrea significa plural. Dice en el principio Dios, plural. Y más adelante en el versículo 26 dice, hagamos al hombre a nuestra imagen. Dios se ve a sí mismo como una pluralidad.

Cuando Dios estaba llamando a Isaías, Dios dice, ¿a quién enviare y quien ira por nosotros? Y después Dios nos dice cuántos hay en su Trinidad, cuando Él dice ‘Santo, Santo, Santo’ es Jehová de los Ejércitos. Tres veces Santo, porque hay tres personas.

En Isaías 48:16 usted oye al Cristo Pre-encarnado decir esto, ‘Y ahora Jehová Dios y su Espíritu me han enviado. Isaías 48:16.

En Mateo 3 Jesús está siendo bautizado, el Padre dice, tu eres mi Hijo Amado en quien tengo complacencia”. El Hijo está siendo bautizado, el Espíritu desciende como paloma.

En 2 Corintios 13:14 la bendición es la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo, y tiene al Señor Jesucristo, a Dios, y al Espíritu Santo.

En Mateo 28 al final de la Gran Comisión encontramos, Id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

De tapa a tapa de la Biblia usted encuentra las mismas tres Personas en un Dios. Es un misterio.

La gente dice que es como un huevo, tres en uno, como un huevo. Tenemos yema, clara y cascaron. No, no es como un huevo.

La gente dice que es H2O, es como vapor, hielo y agua. No, no es como H2O.

Otros dicen es como la luz, tiene radiación, calor e iluminación. No, no es como la luz.

Es lo que Es, y no es como ninguna otra cosa. Escuche, Dios es un Dios, sin embargo, es Tres Personas.

Ahora escuche, si Jesucristo es Dios entonces el nacimiento virginal ocurrió, y la encarnación es real, esta es la extensión lógica. Si la segunda persona del Dios Trino entra al mundo, entonces es Dios quien lleva a Dios a este mundo no el hombre, no el hombre.

Usted no puede tener a Dios reducido a partir de dos seres humanos, entonces el Antiguo Testamento demanda un nacimiento virginal y la Trinidad demanda un nacimiento virginal.

En tercer lugar, la profecía mesiánica lo demanda.

Observe Isaías 43. Lo voy a mencionar rápidamente, podemos pasar semanas en Isaías, un capitulo fenomenal, y quiero mostrarle algo. Este es uno de los capítulos en la sección del medio, aquí de Isaías, en donde Dios continúa reiterando quien es El, su naturaleza.

Es una gran experiencia leer en los 40 capítulos de Isaías, porque hablan tanto de la naturaleza de Dios. Pero quiero que vea algo fascinante aquí, en Isaías 43:11 quiero que vea un retrato mesiánico aquí. Aquí esta Dios hablando y a lo largo de esta sección El habla acerca de sí mismo. ‘Yo, Yo Soy Jehová, y fuera de mi no hay Salvador’, y el verbo ni siquiera está ahí. Fuera de mi, no Salvador! Ahora el punto del versículo es que Dios es el único Salvador. ¡Fuera de mí, no Salvador!

¿Sabe lo que dice Mateo 1:21? Llamará su nombre Jesús, ¿porque el que? salvará a su pueblo de sus pecados.

Dice, espera un momento. Dios dice que es el único Salvador, sin embargo, Dios dice que este es el Salvador, lo cual es equivalente a decir que este niño es Dios, ¿se da cuenta?

Observe el versículo 14, ‘así ha dicho Jehová, tu Redentor’. ¡Deténgase ahí!

Dios dice, Yo Soy tu Redentor, Yo Soy el que los redimió. En Oseas Él lo repite, Yo los redimiré de la muerte. En Oseas lo vuelve a decir, ‘Yo los redimiré de la muerte’, Dios es el Redentor.

Sin embargo, en Gálatas, el Espíritu de Dios dice, Cristo no has redimido.

Si Dios es el Redentor y el Único Redentor, y Cristo es el Redentor, entonces Cristo es Dios, ¿se da cuenta? ¿lo ve? eso demanda un nacimiento virginal.

Entonces Dios no tolera a alguien que tome su lugar. Entonces si Él le da el derecho de ser el Salvador y ser el Redentor a alguien, es únicamente una extensión de su propia persona.

Observe de nuevo el versículo 15, ‘Yo Soy Jehová, tu Santo’. Solo Él es Santo. Solo Él es el Santo, y sin embargo cuando Cristo nació Él es llamado ese ser Santo y las Epístolas nos dicen que El no tuvo mancha, ni pecado. Él estaba libre de pecado, El no conoció pecado. 

Escuche, si solo Dios es Santo y Cristo es Santo, entonces Cristo es Dios. Y si Cristo es Dios entonces el nació de Dios no de José y María o de algún soldado romano.

Observe de nuevo el versículo 15 dice: Yo soy Jehová, tu Santo el Creador de Israel. Dios es El Creador. Sin embargo, en Juan 1:1 dice “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios. Y todas las cosas por El fueron hechas, y sin El nada de lo que ha sido hecho fue hecho.”

Si Dios es el Creador en Isaías, y Cristo el Creador en Juan 1 entonces Cristo es Dios y eso demanda un nacimiento virginal. Y además en el versículo 15, Él dice “Yo Soy el Creador de Israel, tu Rey”. Él es el Rey. Sin embargo, en Apocalipsis nos dice que Jesucristo es el Rey de Reyes y Señor de Señores. Él es Dios. En Deuteronomio dice a Jehová tu Dios adoraras y a Él solo servirás. Sin embargo, Dios mismo dice en Hebreos 1:6 “y de nuevo cuando el trajo al primogénito al mundo, él dijo adórenle los ángeles de Dios.

Si Deuteronomio dice que solo Dios debe ser adorado y Hebreos 1 dice que adoren a Cristo entonces Cristo es Dios.

 En Isaías, una gran declaración, por Mi mismo He jurado, la palabra ha salido de mi boca en justicia, y no regresara a mí, dice Dios. Toda rodilla se doblará, Dios dice toda rodilla se doblará ante mí. Y en Filipenses 2 dice, que Dios lo exalto hasta lo sumo a Jesucristo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús toda rodilla ¿que? se doble. ¡Él es Dios!

Usted vea el capítulo 42 de Isaías, versículo 8 y esto lo va a resumir. Dice esto, he aquí más bien el versículo 8, “Yo soy Jehová, este es mi nombre y no daré mi gloria a otro. Dios dice nunca daré mi gloria a otro. Sin embargo, en Juan 1:14 dice que cuando vimos a Cristo, vimos… ¿su qué? su gloria. No pierda de vista que Jesús es Dios, y ese es el clímax del cristianismo. Y eso se encuentra en el corazón de la navidad. Dios entrando al mundo humano, ese es el cimiento del nacimiento virginal.

La profecía mesiánica, la doctrina de la Trinidad y el registro del Antiguo Testamento.

Ahora permítame llevarlo a un segundo punto principal. Además del cimiento del nacimiento virginal, quiero mencionar brevemente las falacias acerca del nacimiento virginal.

Usted sabe que siempre Satanás se está esforzando por desacreditar el nacimiento virginal y vienen en dos tipos, por negación y engaño.

Esto es fascinante, a lo largo de la historia Satanás siempre ha tratado de negar el nacimiento virginal, por un lado. Siempre ha habido personas que lo niegan. Nels Ferre, un filósofo bien conocido, un teólogo ha escrito un libro llamado, el ‘Entendimiento Cristiano de Dios’, el cual es un mal entendimiento, ‘no cristiano’, de Dios. No obstante, en su libro él dice que Jesús no es el hijo natural de José, sino el hijo ilegitimo de un soldado romano que tuvo una relación amorosa con María.

Esto es común. La ópera de rock ‘Jesucristo Superestrella’, tiene la canción principal cantada por María Magdalena, diciendo una y otra vez que él es un hombre, solo un hombre, un hombre solo un hombre, él es un hombre, solo un hombre. Ahí es el punto donde siempre el ataque viene, siempre el punto de la deidad y el corolario, el nacimiento virginal.

Siempre han dicho usted sabe, Nazareth estaba ubicada en una carretera principal entre Jerusalem y la cuidad de Fenicia, de Tiro y Sidón. Estaba llena de soldados romanos, llena de mercaderes griegos, era notoria por su corrupción, era notoria por su vicio y prostitución. Y Natanael mismo inclusive dijo, de Nazareth puede salir algo bueno. A partir de eso ese tipo de tradición creció, lo que es conocido como la ‘Pantera’, o la ‘tradición Pantera’, que un soldado llamado Pantera se acostó con María y produjo un hijo. ¿Sabe usted de donde vino eso inicialmente? En el sexto siglo, y después se repitió en el onceavo siglo en los escritos judíos. Ya para el octavo siglo el pueblo judío todavía estaba tratando de deshacerse de Jesucristo e inventaron esa tradición. Y a partir de esa nació otra de que había un José Pantera quien estaba casado con María, pero un vecino llamado Joquinin entro cuando María estaba ahí en su periodo mensual y estaba separada de José. El entro en la noche, ella pensó que era José y entonces se acostó con ella. Esto es, Joquinin se acostó produjo un niño, ella nunca conoció la diferencia, José si, se quedó ahí hasta que el bebe nació y después se fue.

El propósito de una blasfemia así es hacer de la realeza de Jesús, algo que no es válido, que es ilegitimo, es quitarle su naturaleza divina. Ese es siempre el ataque.

Hugh Schoenfield en la trama de la pascua, la cual es una máscara de su erudición, ha dicho que Jesús es el hijo natural de José y María, y el adopta otro enfoque, pero dice, Él no fue nada más que un conspirador maestro, que pensó que podía ser el Mesías, y de esta manera deliberadamente trato de cumplir con las profecías mesiánicas. Y el enfoque entero de Schoenfield consiste en quitar la amenaza en contra de la raza judía. En otras palabras, el esta tan cargado por el hecho de que fueron culpables de crucificar al Hijo de Dios, que para deshacerse de ese problema el simplemente elimina el hecho de que Jesús es el Hijo de Dios. Entonces no importa si lo mataron, Él fue un conspirador maestro, que estaba tratando de presentar una farsa. Negación.

Schoenfield dice, (y cito) no hubo nada peculiar en el nacimiento de Jesús, él no fue Dios encarnado, y ninguna madre virgen le dio a luz. La Iglesia en su celo antiguo invento un mito y se volvió sujeta a su dogma, (fin de la cita).

La pregunta es: ¿confía en la Biblia o confía en Hugh Schoenfield?

Hay otro hombre escribiendo, un hombre llamado Boslooper, quien ha escrito muchas cosas críticas en contra del nacimiento virginal y él dice, el nacimiento virginal es un mito. Pero él dice, eso está bien. El nacimiento virginal es un mito en el mejor y más elevado sentido de la palabra.

¿El mejor y más elevado sentido de la palabra? ¿Qué es eso? Ese es un especie de  hi‑la‑ga‑shick‑ta‑lic‑ta, esas cosas super, ustedes saben, ustedes que conocen alemán saben que estoy diciendo. Schoenfield dice, la historia del nacimiento virginal realmente saca al lector de este mundo, de la realidad sobria, y lo lleva al mundo del cuento de hadas. Y el acusa a los evangélicos, de poner los ojos en el polvo de la fe de los cuentos de hadas.

El Obispo Robinson dice, es una historia al nivel de un cuento de Andy Capp. Pero él dice eso está bien, porque Andy Capp es verdad. Es verdad en nuestra imaginación y así lo es también el nacimiento virginal.

¿Qué tipo de tontería es esa? El nacimiento virginal en mi imaginación no es nada. Un Cristo sin un nacimiento virginal seria otro hombre. Y otro hombre va a comenzar otra filosofía, y si eso es verdad, estamos condenados.

Entonces Satanás lo niega, pero él es lo suficientemente inteligente como para saber que algunas personas no van a creer eso, y entonces simplemente produce farsas en otros lugares. Y usted sabe, tenemos tantos nacimientos virginales en este mundo, que realmente no los podrá contar. Las declaraciones son ad infinitum, ad nauseam, están por todos lados.

Casi toda religión grande en la historia del mundo ha tenido algún tipo de nacimiento virginal que lleva en sí, y realmente ese es una cortina de humo satánica que aleja a la gente de la realidad de Cristo.

Por ejemplo, hace algunas semanas atrás les conté acerca del hecho de que los griegos, solían enseñar que Dionisio, el gran dios griego, el señor de la tierra, le nació a Semil. Y Semil como su madre concibió sin haber visto siquiera a Zeus, que era el padre. De alguna manera ella quedo embarazada por un milagro.

Le he contado acerca de Semiramis, la esposa de Nimrod, que dio a luz a Tamuz. Semiramis es la sumo sacerdotisa de todas las sectas del mundo, todos los sistemas religiosos falsos.

Y ella dio a luz a Tamuz, y la historia dice que ella no quedó embarazada por su marido Nimrod, sino más bien, ella concibió como resultado de un rayo, de un as de sol.

Ahora esa leyenda ha sido transmitida a las culturas en Egipto, las leyendas de Semiramis y Tamuz, y se manifiesta como Isis y Osiris, en la India es Esi y Eswida.

¿Sabe usted que se encuentra también la misma secta, la madre, en China llamada Ching Moo? ¿la madre santa y tiene un bebe en sus brazos? Esta por todo el mundo.

El engaño del nacimiento virginal de Cristo ha existido por siglos. En Fenicia era Astarot, y Baal era el niño. En Grecia es Afrodita y Eros. Inclusive en las culturas antiguas Sumarias y Acadias existe un registro de una Ticultierta que supuestamente fue creada en el vientre de su madre por los dioses. Entonces los Sumarios, y los Acadios, y los Griegos y los Fenicios, y los Chinos, todo el mundo tiene una, y podría interesante para usted saber que el Rey Senaquerib dijo que había nacido virginalmente.

No sé si usted alguna vez ha leído del nacimiento de Buda, pero realmente este es uno para los libros. Esto es lo que su madre dijo (y cito): “un elefante noble, (ahora usted está aquí entendiendo el retrato, un elefante noble; esto es lo que está pasando aquí a una cuadra de donde estamos, no estamos muy lejos, esto es lo que ellos creen), un elefante noble, blanco como la plata y la nieve, que tenía seis colmillos, con un tronco bien proporcionado y con pies, con venas rojas en  los pies, con firmeza de coyunturas y a un paso fácil ha entrado a mi vientre”, (fin de la cita).

Diez meses después Buda nació. El hinduismo dijo que el Visnú divino, quien es el dios padre prominente, tuvo siete reencarnaciones. El reencarno como pez, y león, entre otros animales, y finalmente Visnú se reencarnó a sí mismo en el vientre de Davoci, y nació como su hijo Krisna.

Esta por todos lados, en la mitología greco-romana la madre de Perseo, lo concibió por Júpiter. Y Júpiter nunca se acercó, simplemente dejo caer una lluvia de oro sobre ella.

Alejandro el Grande dijo que había nacido virginalmente cuando una serpiente se metió a la cama con su mama.

En el relato pagano del nacimiento de Palas Atenas, quien supuestamente salió de la cabeza de Zeus totalmente crecido y con armadura puesta. Es un buen truco.

Pero como usted puede ver, todos estos mitos extraños que Satanás ha tratado de inventar son una cortina de humo para que usted no pueda encontrar lo real. Como puede ver Satanás siempre falsifica, siempre falsifica.

Esas son las falacias del nacimiento virginal, aquellos que lo niegan, aquellos que lo falsifican.

Pero amados, los hechos están aquí, están en la Biblia.

Y no sé, pero yo estoy convencido que en la Biblia es la Palabra de Dios, después de años, y años, y años de estudio. Y entre más la estudio, más convencido estoy, el nacimiento virginal está aquí.

Vayamos del cimiento y las falacias al hecho del nacimiento virginal. Lucas 1:26.

El hecho del nacimiento virginal.

Solo quiero que lo veo, y después voy a cerrar con el favor del nacimiento virginal. Pero el hecho, escuche, “al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios, a una ciudad de Galilea llamada Nazareth. A una virgen desposada. Por cierto, el ser desposado, era un periodo de nueve meses más un periodo de tiempo, después de que se había hecho un contrato de matrimonio. La consumación no ocurría, sino que, durante nueve a doce meses, y durante ese periodo de tiempo, era el tiempo de prueba de la pureza de la esposa. En otras palabras, si ella hubiera estado embarazada, eso se habría vuelto que fuera evidente. Y el hombre habría sabido que tenía una esposa que estaba fornicando. En otras palabras, él se estaba casando con esta virgen, de buena fe. Supuestamente no debía haber muchas vírgenes que fueran libertinas o más bien, demasiadas personas que hubieran estado ahí, con todo el mundo que no eran vírgenes. Lo voy a decir de esa manera. Porque si perdías tu virginidad, entonces también perdías tu vida, de acuerdo con la ley de Israel.

Entonces para verificar la pureza de esa esposa, cuando el contrato se hacía había por lo menos un periodo de nueve meses, de tal manera que, si nacía un hijo o si había un embarazo, habrían sabido de la infidelidad de esa mujer. Y el matrimonio se cancelaba, y pudiendo enfrentar la situación de la manera que José quiso enfrentar a María, ¿recuerdan?, al matarla o dejándola en secreto.

Entonces el punto es que no había ninguna boda repentina en Israel. Había un periodo de tiempo de prueba, había un periodo de tiempo de prueba.

Esa es una de las cosas, que creo es una maldición en nuestra sociedad. Tenemos una manera de legalizar la fornicación sin ninguna consecuencia. Ellos no tenían eso. Ellos tenían ese periodo de tiempo. Y entonces, existía este periodo de desposamiento, no el matrimonio en sí, no se había llevado a cabo todavía.

Ese es el periodo de desposamiento, el contrato se había firmado, y ahora era el periodo de tiempo de prueba. Y ellos están desposados, y el nombre de la virgen era María, y entrando el ángel en donde ella estaba dijo: salve muy favorecida, el Señor es contigo, bendita tu entre todas las mujeres. Mas ella cuando le vio, se turbo por sus palabras. Y pensaba que salutación seria esta. Ella quedo asustada por esto, entonces el ángel le dijo María, no temas porque has hallado gracia delante de Dios, y ahora concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamaras su nombre Jesús, este será grande y será llamado Hijo del Altísimo. Y el Señor Dios le dará el trono de David su padre.

Hombre, ella sabía que El sería el Mesías, que El sería el Hijo de Dios, y que El sería el Hijo del Hombre. Y reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin. Ahí es Isaías, como lo leí hace un momento.

Entonces María dijo al ángel, ¿Cómo será esto, pues no conozco varón? Ella no había tenido relaciones con un hombre, ella era virgen.

Respondiendo el ángel le dijo, “el Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra, por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios”. Pueden detenerse ahí.

Escuchen amados, el nacimiento virginal es enseñado aquí, y es obvio a partir de varios puntos. Número Uno, el tono sobrenatural del pasaje entero, aquí hay un ángel. Aquí está la actividad de Dios, aquí está el Espíritu Santo operando, Dios está haciendo algo maravilloso.

El hecho de que María era una virgen es mencionado dos veces en este pasaje y eso es claro aquí. Y más adelante José estaba tan impresionado porque él sabía que ella era una virgen, no podía creer que esto había sucedido. Por cierto, añadiré que este es niño, nunca en lugar alguno en el registro de todas las Escrituras, es llamado el hijo de José. Nunca, este no es el hijo de José.

Este es el Hijo de Dios.

Y en el Magníficat de María, comenzado ahí en el versículo 46 ella no hace nada más que glorificar a Dios. Ella nunca, ni siquiera menciona el nombre de José. El no tuvo parte en absoluto en esto, y cuando Jesús nació él también lo sabía. Él sabía que era el Hijo de Dios.

Cuando lo encontraron en el templo, ahí en Lucas capítulo 2, Él dijo, yo tengo que estar en los negocios de mi…¿qué?, de mi Padre. Él sabía quién era su Padre. Y José también, como lo indica el pasaje de Mateo, el sabía que este no era su hijo. Los hechos están ahí Amados.

Y quizás el hecho más grande es este, alguien vino un cristiano, ¿Qué esperarías si yo te dijera que en esta ciudad a nacido un hijo sin un padre, lo creerías? Y el cristiano respondió, sí, si el viviera como Jesús vivió. 

Para mi esa es la prueba más grande, la prueba más grande del nacimiento virginal de Jesús es no es la información que rodea a su nacimiento, sino que es la vida que él vivió después lo que probo que él era Dios.

No hay otra explicación para alguien que vivió, como Él vivió, que enseño como El enseño, que sanó como El sanó, que resucito los muertos, como Él resucitó a los muertos. Que expulsó fuera demonios como Él lo hizo, que murió como El murió, que resucitó de los muertos como El, que ascendió como El ascendió, que todavía está vivo a la diestra del Padre y que El regresará como El regresará, no hay otra explicación, fuera de que este es Dios en carne humana. Y amados, si este es Dios en carne humana, entonces el nació de Dios, no del hombre.

Y entonces vemos el cimiento, las falacias y los hechos, y cerraremos con el favor.

Dice usted bueno, ¿qué significa todo esto? ¿es importante?, si es importante.

Observe Gálatas 4:4, podría mostrarles una docena de Escrituras, pero por causa de tiempo lo voy a llevar a una. Gálatas 4:4 escuche, esta es la explicación del nacimiento virginal. Dios nos ha hecho un favor invaluable, Dios nos ha beneficiado, Dios nos ha bendecido, Dios ha hecho algo para nuestro beneficio que va mas allá de la descripción en el nacimiento virginal.

Escuche lo que dice, “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo”. Escuche, podremos hablar tanto acerca de eso, cuando todo estaba bien, cuando el reloj llego a la hora exacta, cuando todas las partes del rompecabezas se unieron, cuando fue el tiempo perfecto en la historia del mundo y la eternidad. Cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo.

Amados, ¿Quién envió al Hijo? ¿Quién? Dios envió al Hijo, Dios envió al Hijo, nacido de mujer, no nacido de hombre y de mujer, sino nacido de mujer. El Hijo de Dios nacido de mujer. y nacido bajo la ley. En otras palabras, el cayó en la vida humana. El vino a vivir con la prescripción de Dios y lo hizo, ¿no es cierto? El Hijo de Dios nacido de mujer y nacido bajo la ley. El no vino para destruir la ley, sino para cumplir la ley. El no vino para quebrantar la ley, sino para guardar la ley. El vino como un ser humano que guardaba la ley, sin embargo, era Dios el Hijo.

Amados, el nacimiento virginal está en el versículo 4, Dios envió a su Hijo nacido de mujer. La razón del nacimiento virginal está en el versículo 5, porque aquí está la clave de la cláusula del propósito. Para que redimiese a los que estaban bajo la ley, al fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

Hay un negativo y un positivo. Para redimirnos del pecado, ese es el negativo; para hacernos hijos, ese es el positivo. Para salvarnos del juicio, para llevarnos a la adopción. 

Para redimirlos a los que estaban bajo la ley. ¿Qué significa estar bajo la ley? Le voy a decir lo que significa. Si usted está bajo la ley, amado, esta maldecido. ¿Por qué? porque estar bajo la ley significa que usted tiene la obligación de guardar la ley. Y sabe usted también como yo, que usted no puede, ¿verdad?

La ley de Dios que usted no puede guardar.  Si usted en algún punto mintiera en su vida entera, habría violado la ley. Si usted ofendiera en una parte, habría quebrantado la ley entera, la Biblia dice. Todo ser humano nacido en este mundo, se le demanda guardar la ley de Dios, y cuando usted quebranta la ley de Dios está bajo la maldición, usted está bajo juicio. Usted está bajo el fuego de la ira de Dios. No hay esperanza para nosotros al menos que alguien nos redima. A menos de que alguien nos compre, al menos de que alguien nos rescate. Y alguien tenía que ser uno de nosotros, sin embargo, más allá de nosotros para descender y recogernos. Y entonces el nació virginalmente, en primer lugar, para redimirnos, eso habla de su humanidad, El vino como hombre. Usted dice, ¿cómo es que nos redimió? al pagar su castigo, ¿no es cierto?

Jesús nació de mujer, ahí había humanidad. Él era un ser humano para que el pudiera morir por los seres humanos. Si él iba a ser un sustito para nosotros, entonces él tenía que ser uno de nosotros. Y entonces Él va a la cruz y paga el castigo, Él se lleva toda la furia de la ira de Dios, Él se lleva toda la ira de Dios sobre sí mismo, Él se lleva todo el juicio de Dios, y al hacerlos Él nos rescata de tener que recibir ese juicio.

Cuando usted confía en Jesucristo, puede ser redimido de estar bajo la ley, porque el pagó el castigo que la ley demanda y eso es muerte.

La paga del pecado es muerte. Cristo pagó la paga. Cristo pagó el castigo.

Estaba escuchando una cinta, Marv Rosenthal estaba compartiendo una ilustración maravillosa de esto. Él dijo que, había un grupo de pioneros que vino a Norte América, ahí por las praderas y conforme iban avanzando entre dos montes, en esta área había un incendio que se les acercaba. Y claro que eran uno de esos que eran devastadores y mortales. Y habían vientos fuertes que estaban soplando y haciendo que el fuego de manera acelerada se acercara a ellos. Y ellos podían ver el humo y las llamas que se acercaban a ellos, y entraron en pánico porque no tenían manera de escapar. No podían irse ni a un lado y al otro y no podían escapar lo suficientemente rápido para correr hacia atrás.

Finalmente, el conductor del vagón corrió hacia la parte de atrás, al último vagón y comenzó a prender un fuego en la parte de atrás. Y finalmente lo prendió, con la ayuda de otros, y el mismo viento que sopló el fuego hacia ellos, comenzó a soplar ese fuego lejos de ellos. Y conforme el fuego se alejaba de ellos, colocaron los vagones en el lugar que ya había sido quemado atrás de ellos.

Y finalmente, ya quedaron en la parte quemada, y conforme el fuego finalmente llegó a ellos, claro que esa parte ya había sido quemada, les pasó alrededor. Y alguien les preguntó más tarde, ¿cómo habían escapado del fuego de la pradera? y ellos dijeron, fue fácil, simplemente nos paramos en donde los vagones ya habían estado.

Así es con la cruz de Cristo. Ese es el lugar en el que el fuego ya ha estado, y si usted está de pie ahí, puede ser redimido de la consecuencia de la ley. ¿Se da cuenta?

La segunda parte no es negativa, sino positiva. Él fue hombre para morir, para redimir a los hombres. Él fue Dios para poder adoptarnos, llevarnos a la familia de Dios. La adopción viene del lado divino. Él tenía que ser Dios para llevarnos a la familia de Dios. ¿se da cuenta?

Él tenía que ser Dios, para tener el derecho de decir que podíamos ser hijos. Entonces, como hijos de Dios nos adopta y eso nos da la herencia.

Entonces hay dos lados: negativo, nos redimió de la ley; positivo, Él nos hizo hijos.

No diga que el nacimiento virginal no es importante. El nacimiento virginal es absolutamente importante. Si no hay nacimiento virginal entonces Jesús no es Dios. Si Jesús no es Dios, entonces no somos redimidos, y no somos sus hijos. Pero si Jesús es Dios, el nació virginalmente. Y si El nació virginalmente como el Hijo de Dios, entonces Él puede ir a la cruz como hombre y pagar nuestro castigo, y Él puede venir a nosotros como Dios y hacernos sus hijos.

¿Se da cuenta? Eso es Navidad, no el resto de todo. No Santa Claus. No árboles de Navidad. No campanas y paquetes. Dios encarnado, eso es Navidad.

Y si usted no sabe eso, y no lo conoce, no tiene Navidad alguna, simplemente piensa que la tiene.

Oremos juntos.

Padre, gracias por nuestro tiempo en esta mañana. Por aclarar de nuevo en nuestras mentes el significado de esta temporada del año. Señor te damos gracias, por la tremenda verdad del nacimiento virginal de Cristo.

Oh Dios, nuestros corazones anhelan alcanzar a estas personas que están con nosotros en esta mañana, porque sabemos que aquí entre nosotros hay algunas personas preciadas queridas, que tu amas con amor eterno. Quienes son seres queridos de los que están sentados aquí pero no conocen a Jesucristo. Para ellos la Navidad no tiene significado en absoluto realmente. Es otra excusa para celebrar quizás, otro momento para estar con personas que aman, pero, en ultimas, no tiene significado en absoluto.

Señor oro el día de hoy, para que este sea el día en el que abran su corazón, vengan con una fe arrepentida a Jesucristo.

Mientras sus cabezas están inclinadas, simplemente en silencio en su corazón, quiero pedirle que examine su vida. ¿Este Cristo vive en usted? ¿Ha sido redimido de la consecuencia del pecado? ¿Ha sido hecho hijo de Dios? ¿Ha sido adoptado en su familia?

Puede serlo simplemente si viene a Él, la salvación es un regalo. En eso consiste la Navidad.

Y el regalo más grande que usted podría recibir en esta Navidad, sería el regalo de la salvación, el regalo del perdón. El regalo de la adopción. El regalo de la redención. Clame al Señor, pida que le perdone. Venga a Él con una fe arrepentida. Pídale que tenga misericordia de usted.

Padre, aún al esperar con gusto la maravilla del día de mañana, conforme disfrutamos con aquellos que amamos, oramos Señor porque nunca perdamos el verdadero significado por un momento. Pero que siempre nuestros corazones estén llenos de gratitud por el regalo maravilloso de Jesucristo, en cuyo nombre oramos. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2017 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar