Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Esta mañana vamos a ver la primera parte de esta serie muy breve de la doctrina de Dios. Dios: ¿Es Él? ¿Quién es Él? ¿Y cómo es Él? Normalmente estudiamos libros y simplemente tenemos estudios de libros, pero para este tiempo breve un estudio pequeño en teología, entonces mantenga su Biblia a la mano y vamos a pedirle que nos acompañe y estaremos buscando algunas Escrituras en un minuto.

Will Durán dijo, y cito, “La pregunta más grande de nuestra época no es comunismo contra individualismo. No es Europa contra Norteamérica. Ni siquiera el este contra el oeste. Es si el hombre puede soportar el vivir sin Dios.” Fin de la cita.

Estoy de acuerdo. Creo que el asunto más importante en el mundo es la existencia de Dios. Ahora, la Biblia de manera muy clara presenta a Dios y nosotros que somos cristianos creemos en Dios. Ese es el corazón de nuestra fe. La Biblia dice esto acerca de Dios en el Salmo 90 versículo 2, “Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo desde el siglo y hasta el siglo Tú eres Dios.” Ahora, ahí hay una gran afirmación doctrinal acerca de Dios. Nos dice que Dios es el único Dios, Tú eres Dios. Nos dice que Dios es el Dios eterno desde el siglo y hasta el siglo Tú eres Dios. Nos dice que Dios es el Dios creador, antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo. Esta es una afirmación bastante seria acerca de Dios. Dios es el único Dios, Dios es el Dios eterno, Dios es el Dios creador.

Ahora, ese salmo lo que es interesante es que fue escrito por Moisés, y Moisés estaba expresando la naturaleza de Dios en contraste con la fragilidad del hombre. En el versículo 10 por ejemplo, Salmo 90, Él hace la afirmación que el hombre vive 70 años, y si realmente es fuerte vive 80 años, pero inclusive después de esos 80 años él descubre que su fortaleza, su trabajo y su tristeza pronto se acaba y dice, “Casi pensando volamos.” Él muestra la fragilidad del hombre, la pecaminosidad del hombre. Y en contra de eso muestra el refugio, la seguridad, la naturaleza eterna de Dios.

En el versículo 1 por ejemplo él dice, “Señor, Tú nos has sido refugio de generación en generación. Siempre hemos encontrado nuestro refugio en Ti. Siempre hemos tenido que enfrentar nuestras ineptitudes y nuestras fragilidades y siempre hemos conocido que la única fortaleza fue Tu fortaleza.” Entonces vemos a Dios como el Dios eterno, el Dios creador, la fortaleza de su pueblo. Básicamente ese es Dios.

La pregunta que viene a la mente conforme comenzamos nuestro estudio es el hecho de que algunas personas dicen que los cristianos simplemente han inventado este Dios. De hecho que toda persona en el mundo que tiene religión simplemente ha postulado esa religión o ha sido víctima de algún ancestro que lo hizo cuando de hecho realmente no hay nada sobrenatural en absoluto.

Y entonces hacemos la primera pregunta en su bosquejo. ¿Es Él? ¿Acaso el Dios que la Biblia dice que existe realmente existe? ¿Es Él? Sigmund Freud dijo, y no lo cito con frecuencia, Sigmund Freud dijo que el hombre creó a Dios, lo cual claro es opuesto a lo que la Biblia dice que Dios creó al hombre. Freud dijo en su libro El Futuro De Una Ilusión, y usted recordará que Freud fue el psiquiatra vienés a quien se le dio la responsabilidad de ser el que dio lugar al psicoanálisis moderno.

Pero Freud dijo en su libro El Futuro De Una Ilusión que el hombre necesita tan desesperadamente seguridad y debido a que él tiene temores tan profundamente arraigados y debido a que él vive en un mundo amenazante en el que él tiene muy poco control sobre sus circunstancias, él inventó a Dios para sacarlo cuando él necesitara algo. Y en el libro El Futuro De Una Ilusión Freud dijo que Dios fue inventado por el hombre por tres razones. Razón número uno, el hombre teme a lo impredecible, la impersonalidad y lo salvaje de la naturaleza. En otras palabras, él ve enfermedad y hambruna. En otras palabras, el ve enfermedad y hambre y desastres y él sabe que no tiene defensa alguna en contra de ninguna de estas cosas y entonces él postula a alguien en algún lugar que pueda liberarlo.

Es algo así como el hombre que está en la isla del Mar del Sur, usted sabe, que está viviendo en una isla volcánica de la cual no hay escape, Él está aislado en una isla y él está sentado ahí en su choza de lodo un día haciendo lo que usted hace en una choza de lodo, ciertamente no barriendo el suelo, pero lo que sea. Y él oye los truenos y el suelo comienza a tronar un poco y él hace lo que puede hacer, es algo que sucede de vez en cuando, es una isla volcánica, él prepara su pequeña choza y se asegura de que los niños estén seguros y que todo esté bien, consuela a su esposa un poco. Y después los truenos se vuelven severos. Él sale de la choza, ve hacia arriba y él ve que lava está saliendo de la parte de arriba del volcán. Ahora él se da cuenta de que preparar la choza no va a tener mucho efecto y tampoco lo va a tener el consolar a los hijos. Cuando la lava comienza a bajar por el costado del volcán no hay manera de salir. Y entonces él inmediatamente solo tiene una cosa y eso es buscar una especie de salida sobrenatural, súper humana para sacarlo. Entonces Freud dice que él inventa a dios.

La segunda cosa que Freud dijo que causó que los hombres invitaran a Dios fue que el hombre tiene miedo debido a sus relaciones con su prójimo. Debido a que el hombre con tanta frecuencia siente que el resto de la gente lo trata mal, Él quiere postular una especie de árbitro divino, una especie de dios cósmico con un súper silbato que en últimas puede detener la jugada y darle a todo mundo lo que merece, alguien que va a corregir las cosas aún si a usted no le han salido bien las cosas.

Freud en tercer lugar dijo que el hombre ha inventado a Dios porque él teme la muerte y la extinción y entonces él quiere encontrar a un Padre Celestial, a una persona feliz en algún lugar que lo va a llevar a un lugar feliz porque él no puede soportar el hecho de que va a dejar de existir y entonces él postula el cielo.

Ahora, esa es la perspectiva de Freud de Dios. No hay Dios excepto en la imaginación del hombre. No hay prueba para eso. Eso salió de su propia mente corrupta como el resto de las otras cosas que él generó. No hay ninguna prueba en absoluto para eso y es totalmente imposible de defender, sin embargo hay muchas personas que lo han creído. Inclusive muestra una perspectiva más bien simplista e ignorante de la religión. Porque si usted realmente examina la religión descubrirá que cuando el hombre manufactura a un dios él rara vez inventa un dios que libra, normalmente es un dios opresivo que continuamente tiene que ser apaciguado. ¿Alguna vez ha notado eso?

Yo más bien estaría en desacuerdo con Freud y postularía exactamente lo opuesto. Y le ofrezco esto para que lo piense usted. Yo creo que el hombre no ha hecho a Dios sino que de hecho si el hombre hiciera lo que quisiera él preferiría que Dios no existiera, él más bien preferiría eliminar a Dios. De hecho si usted realmente estudia la historia descubrirá que el hombre sea filosóficamente o pragmáticamente existe sin Dios. Él hace lo mejor que puede para eliminar a Dios. Él inclusive inventa teología que dice que Dios está muerto. Inclusive la gente que no puede enfrentar filosóficamente la realidad de vivir sin Dios vive como si no hubiera ningún Dios. Por ejemplo, usted regresa al huerto y lo primero que sucede en el puerto que conocemos, fuera de caminar y hablar con Dios, fue el pecado, ¿verdad? Adán y Eva cayeron.

¿Qué es lo primero que ellos hicieron inmediatamente después de que cayeron? Inmediatamente Adán y Eva se escondieron, ¿de quién? De Dios. Comenzaron a desear que Dios no existiera. Y eso ha sido algo constante con los hombres a lo largo de la historia. De hecho en Romanos capítulo 1 nos dice que Dios existe y que los hombres saben que Dios existe en su corazón, ¿verdad? Lo que de Dios se conoce les es manifiesto. Y dice en el versículo 20, “Habiendo conocido a Dios.” Versículo 21, “Habiendo conocido a Dios.” En el versículo 28 dice esto, Romanos 1:28, “Pero no quisieron retener a Dios en su conocimiento.” ¿Alguna vez ha leído eso?

El hombre no ha hecho Dios, el hombre ha deseado que Dios no existiera. Entonces yo diría que Freud está totalmente equivocado. El hombre no ha inventado a Dios. Y permítame añadir esto, en donde los hombres han inventado a dioses, en donde los hombres en religiones falsas han inventado a dioses, no son dioses súper protectores, son dioses a quienes los hombres temen. Usted piensa en la mujer en la india que toma a su bebé y lo avienta para ahogarlo en el Río Ganges, ¿piensa de ese Dios como un gran salvador, un gran árbitro universal, alguien que la va a liberar de los problemas que ella tiene? En absoluto. Ella ve a ese Dios como algún ogro grande, terrible, que debe ser apaciguado. Si el hombre está inventando dioses ciertamente está inventando el tipo de dioses equivocados. La realidad es que la razón por la que sistemas faltos de religión inventan ese tipo de dioses es porque eso de ese tipo de demonios existen y están muy activos en su mundo. El hombre quiere que Dios no exista si pudiera hacerlo su manera.

La evidencia de que Dios existe es bastante clara. No creo que usted puede hacer a un lado toda la evidencia y postular que no hay Dios y después inventar una teoría como el hombre inventando a Dios sin que realmente ignore algunas verdades muy contundentes. Los teólogos han catalogado las razones por las que creemos en Dios en muchas maneras. Un catálogo así simplemente se lo voy a enlistar, no voy a pasar mucho tiempo. Pero los teólogos dicen que hay muchas razones por las que creemos en Dios. Y no pueden probar a Dios, pero ciertamente pueden mostrarnos que hay más razón de creer en Dios qué razón para no creer en Él, ¿verdad?

Escuché esto, como cristianos aceptamos un gran milagro, Dios, un gran milagro, Dios. Y todo lo demás tiene sentido. Un ateo niega a Dios y tiene que tener un milagro para cualquier otra cosa. Y dicen que necesitas mucha fe, demasiada fe para creer en Dios. Hay suficiente evidencia. Por ejemplo, hay lo que los teólogos llaman un argumento teleológico, eso viene la palabra telellos, lo cual significa perfección o resultado o fin. Vemos algo que ha sido perfeccionado, terminado o acabado y decimos es un diseño y debe de haber tenido un diseñador. Usted puede desarmar su reloj y colocar todas las diferentes partes en su bolsillo y sacudir su pierna mucho tiempo antes de que usted escuche un segundero.

¿Sabe una cosa? Cuando usted tiene que tener algo que funciona alguien lo hizo funcionar. Usted vio un piano, usted no asume que hubo, usted sabe, un elefante que chocó contra un árbol y un hombre sentado ahí en el árbol tocando un arpa, y todo se unió y ahí está todo hecho; marfil, madera y cuerdas. Ridículo, absurdo. El diseño implica un diseñador.

Un segundo argumento usado para la existencia de Dios es el argumento de la ontología, el argumento ontológico. Ontos es un participó griego refiriéndose al verbo ser, el ser de Dios. El hecho mismo de que el hombre puede concebir de Dios en términos que verdaderamente son la naturaleza de Dios indica que Él existe.

Un tercer argumento para Dios viene de la estética. La gente dice debido a que hay belleza y debido a que hay verdad tiene que haber en algún lugar del universo el estándar sobre el cual la belleza y la verdad están basados.

Está el argumento volitivo, debido a que el hombre enfrenta muchas opciones, debido a que el hombre tiene la voluntad para tomar esas decisiones, elegir, debido a que hay una capacidad para que el hombre exprese una voluntad individual debe haber en algún lugar una voluntad infinita. Y el mundo debe como lo es la expresión de esa voluntad.

Después está el argumento de la moralidad. El hecho mismo de que conocemos lo que está bien y lo que está mal sugiere la necesidad de un estándar absoluto. Un hombre se me acercó a mí esta mañana después de la segunda hora y él dijo, “Bueno, tengo un amigo que no cree que existe lo que es correcto y lo que está mal. Él dice no hay de manera absoluta lo que está bien y lo que está mal.” Él dijo, “¿Qué le puedo decir?” Yo le dije, “Ve y pregúntale si está bien que tome una ametralladora y haga algo terrible como simplemente matar a una multitud de niños pequeños en el patio de una escuela. Pregúntale si eso está bien o está mal.” Un hombre sería un torpe absoluto si no reconociera en ese punto que hay algo que está bien y algo que está mal. Y si hay algo que está bien y algo que está mal entonces en algún lugar hay un estándar. Y si hay un estándar, entonces más vale que descubramos de ese estándar que más está bien y qué más está mal. Ese es el argumento de la moralidad.

Después está el argumento de la cosmología, no como una persona dijo, cosmetología, cosmología, gran diferencia. Cosmología es el argumento de causa y efecto. Como puede ver, solo hay dos perspectivas del universo, o Dios es, y eso tiene sentido; o Dios no es, y entonces tenemos algunos problemas. Por ejemplo la ecuación de Dios no es, es nadie por nada equivale a todo. Eso es un poco difícil de creer. Usted ve el universo y dice, “Nadie por nada equivale a todo.” La otra posibilidad es que alguien por algo de la nada equivale a todo. Y eso tiene sentido. Como puede ver, la cosmología es el argumento de causa y efecto, cosmos, el mundo, el efecto, el universo. Lo vemos y decimos alguien lo hizo. Y conforme definimos el mundo aprendemos más acerca del que lo hizo.

Por ejemplo la causa del movimiento perfecto debe ser poderosa. La causa de la complejidad debe ser omnisciente. La causa la conciencia debe ser personal. La causa del sentimiento debe ser emocional. La causa de la voluntad de ser volitiva. La causa de valores éticos debe ser moral. La causa de valores religiosos debe ser espiritual. La causa de la belleza debe en sí mismo ser estética. La causa de la justicia debe ser santa. La causa de la rectitud debe ser recta. La causa del amor debe ser amorosa. La causa de la vida debe estar viviendo. Lo único que necesita hacer es ver lo que tenemos en el mundo y verlo con cuidado y verá que debe haber un Dios quien es infinito, eterno, omnipotente, omnipresente, omnisciente, personal, emocional, volitivo, moral, espiritual, estético, santo, justo, amoroso y viviente. Todo está ahí.

Y usted toma la Biblia y la Biblia sustancia cada parte de eso. Dios es. Dice usted, “Bueno, para que un hombre crea que Dios no es tendría que ser bastante ignorante.” No, la Biblia lo dice claramente en el Salmo 14:1, Salmo 53:1, “Dice el necio en su corazón que no hay Dios.” Esa es una afirmación necia. Pero no solo estoy convencido de que Dios es porque no tengo otra manera de explicar algo. Pero estoy convencido de que Dios es porque lo necesito tanto.

¿Sabe una cosa? Es como el ateo que finalmente terminó en una posición terrible. El comenzó a invocar a Dios y alguien le dijo, “¿Qué estás haciendo invocando a Dios?” Él dijo, “Bueno, si no hay un Dios debería haber uno para momentos como este.” Bueno, yo también me siento así, ¿usted no? Si no hay un Dios debería haber uno. Estamos en un desastre.

¿Sabe una cosa? Una de las cosas más convincentes en mi mente de que Dios existe es debido a mi deseo tremendo de saber que Él existe porque yo veo a personas que niegan que Él existe y veo el tipo de vida que viven.

¿Sabe una cosa? Estudiar la historia y catalogar a todos los ateos filosóficos bien conocidos y después ver cómo sus vidas terminaron al final es una de las cosas más interesantes que usted jamás estudiará. Esos fueron los hombres más oscuros, temerosos, sin esperanza de los que usted puede jamás leer.

Permítame darle una ilustración, Voltaire, Él dijo esto al final de su vida, “Saca a unos cuantos sabios y la multitud de seres humanos no es nada más que un conglomerado horrible de criminales desafortunados y el globo contiene nada más que cadáveres. Tiemblo por tener que quejarme una vez más del ser de seres y echar un ojo ante este panorama terrible. Me gustaría que nunca hubiera nacido.”

Renan dijo, “Estamos viviendo del perfume de un contenedor vacío.”

Wells, otro ateo, dijo, “No hay manera de salir o de darle la vuelta o de pasar. Es el final.”

Robert Ingersoll dijo, “La vida es un velo estrecho entre los montes fríos y estériles de dos eternidades. Nos esforzamos en vano por ver más allá de las alturas. Gritamos fuerte, la única respuesta es el eco de nuestro propio clamor que llora.”

Mark Twain dijo esto, “Muchos hombres nacen, trabajan y sudan y luchan por el pan, se pelean y se gritan y luchan, se esfuerzan por tener una pequeña ventaja el uno sobre el otro. La edad los alcanza, las debilidades lo siguen, las vergüenzas y las humillaciones derriban su soberbia y sus vanidades, aquellos a quienes aman son quitados de ellos y el gozo de la vida se ha convertido en una tristeza dolorosa. La carga del dolor y la preocupación y la miseria se vuelve más pesada año tras año. Con el tiempo la ambición está muerta, la soberbia está muerta, la vanidad está muerta, el anhelo por la liberación está en su lugar. Finalmente viene la muerte, el único regalo sin veneno finalmente llega, la muerte, el único regalo no envenenado que la tierra jamás tuvo para ellos. Y se desvanecen de un mundo en donde no fueron de consecuencia alguna, en donde no alcanzaron nada, en donde fueron un error y un fracaso y una necesidad, en donde no han dejado letrero de que han existido, un mundo que los lamentará un día y los olvidará para siempre. Y después otros muchos toman el lugar de ellos y copian todo lo que hicieron y siguen por el mismo camino inútil y se desvanecen como ellos se desvanecieron para hacer lugar para otros y otros y millones y millones que están por seguir el mismo camino árido por el mismo desierto y alcanzar lo que los primeros miles y todos los miles que vinieron después lograron, nada.” Fin de la cita.

Bertrand Russell, “Que el hombre es el producto de causas que no tuvieron previsión del fin que estaban alcanzando. Que su origen, su crecimiento, sus esperanzas y temores, sus amores y creencias no son más que el resultado de la colocación accidental de átomos. Que ningún fuego ni heroísmo ni intensidad de pensamiento y sentimiento pueden preservar una vida individual va más allá de la tumba. Que todas las labores de las épocas, toda la devoción, toda la inspiración, todo el brillo del medio día del genio humano están destinados a la extinción en la muerte basta del sistema solar. Y que el templo entero del mérito humano inevitablemente debe ser sepultado debajo de los restos del universo en ruinas. Todas estas cosas, si no están más allá la disputa, son casi ciertas a tal grado que ninguna filosofía que las rechaza puede tener la esperanza de permanecer en pie.”

Una vida bastante oscura, ¿no es cierto? Toda la evidencia dice que Dios es. Y cualquier hombre desesperado ciertamente buscaría conocer la verdad si él supiera que si él no conociera a Dios él terminaría así. Las consecuencias de la fe en Dios son brillantes. El salmista dijo, “Aunque ande en valle de sombra de muerte no temeré mal alguno porque – qué – porque Tú estás conmigo.”

Larry Moore en sus últimos días escribió esto, “Mi fe nunca ha sido más fuerte. Mi esperanza nunca ha sido más brillante. Mi cabeza nunca ha estado tan clara. Mi corazón nunca ha estado más calmado. Mi vida nunca ha sido tan pura. Amo a todos. No odio a nadie. Mi amor hacia algunos levanta mi alma la esfera de lo sublime. Estoy dispuesto morir el día de hoy. Estoy dispuesto vivir mil años para contar la historia antigua de Jesús y de su amor. Mis amigos son más queridos por mí. El asociarme con ellos es más dulce para mí. Mi compasión hacia las almas que están sufriendo es más fuerte. Mi amor por todo lo puro, lo verdadero, lo hermoso, lo bueno y lo sublime desde el retoño hasta el bebé, hasta aquel de quien todas las bendiciones fluyen es más verdadero, es más tierno, es más dulce que nunca antes. Duermo en paz, sueño con dulzura y me regocijo como nunca.”

Bueno, no sé cómo es que usted quiere encontrar una salida a este camino. Pero ese es el camino por el que yo quiero caminar. Entonces yo digo que en el cristianismo aceptamos un milagro grande, Dios. Y todo lo demás tiene sentido. Usted niega ese único milagro grande y nada tiene sentido. Dios es.

Veamos nuestro segundo punto. ¿Quién es? Él es. ¿Pero quién es? ¿Quién es este Dios? Oh, tuvimos una pequeña pista hace un minuto, profundicemos un poco por tan solo un minuto. Notará que hay tres pequeños puntos en esa parte de su bosquejo.

Quiero añadir un punto general bajo una de esas tres categorías. ¿Quiénes? En primer lugar solo esto, Él es una persona, Dios es una persona. Dios no es una celda de batería cósmica que está flotando. Einstein dijo, “Sí, sabemos que hay una fuerza cósmica en el universo, pero él no puede ser conocido.” Einstein estuvo equivocado. Dios creemos es una persona. Y una de las razones por las que creemos eso es porque la personalidad debe venir de la personalidad y somos personas y tenemos todas esas cosas personales que constituyen la personalidad. Y deben venir de una fuente que es igualmente personal. Sabemos que Dios es personal a partir de la Biblia porque dice que es una persona, porque usa títulos personales para describirlo, a Él se le dan nombres personales, Él es llamado por ejemplo un padre, Él es llamado un pastor, Él es llamado muchas cosas, un amigo, un consejero.

Los términos que son usados para identificar a Dios están identificándolo a Él como persona, no solo eso sino que pronombres personales son usados. El hebreo y el griego siempre se refieren a Dios como Él, nunca eso, Dios es una persona, Él es una persona porque Él piensa y actúa y siente y habla. Él comunica, esa es una característica la personalidad. Toda la evidencia de las Escrituras indican que Él es una persona. Y toda la evidencia de la creación y nuestra personalidad indican que venimos de dicha persona.

Ahora, ¿cómo definimos su persona? La definimos en esos tres términos. Número uno, Él es espíritu. Dios es espíritu. Dios no es hombre, dice en el Antiguo Testamento, Dios no es hombre, Números 23:19, “Dios es un espíritu.” Y en Juan 4:24 Jesús dijo, “Dios es espíritu y los que le adoran en espíritu y en verdad deben adorarle.” Dios es espíritu, un espíritu, dijo Jesús en Lucas 24:39, “No tiene carne y huesos.” Dios no es un cuerpo. Dice usted, “Pero la Biblia dice sus ojos miran la tierra, su brazo no se ha cortado para no poder sanar, su diestra es una diestra poderosa.” Sí, pero eso es lo que llamamos antropomorfismos.

¿Sabe lo que es eso? Esos son términos usados para hablar de Dios en el cuerpo de un hombre, como si Dios fuera un hombre. ¿Por qué? Porque si dijera, “Dios ve la tierra.” ¿Por qué? Porque si no dijera, “Dios ve la tierra con sus ojos.” Usted no entendería eso. Entonces no hay sentido decirlo. Cuando usted dice, “Si Dios oye.” Usted inmediatamente asume que hay un oído porque eso es lo único que conoce. Entonces usted piensa en Dios en términos humanos. La Biblia simplemente se acomoda a eso. Pero no exagere y haga de Dios un hombre como algunas de las sectas lo han hecho. Usted tiene muchos problemas con eso, ¿porque sabía usted que en algunos lugares en la Biblia habla de las plumas de Dios cubriéndolo a usted? Dios tampoco es una de. Dios no es un hombre. Dios es un espíritu.

Se habla de Él en términos de 1Timoteo 1:17 como ser el Dios invisible, ningún hombre jamás verá a Dios, ningún hombre jamás ha visto a Dios. Para que usted vea a Dios usted tendría que ser Dios. “Y no hay hombre que me vea y viva.” Ningún hombre jamás podría ascender al nivel de ver a Dios.

Ahora, Dios se representa a sí mismo en la gloria shequina del Antiguo Testamento, en la luz, en el fuego. Dios se representa a sí mismo en la forma de Jesucristo en el mundo y vemos a Cristo y Jesús dijo, “Si me habéis visto a mí, eso es lo más cerca que ustedes se van a poder acercar.” Juan 14. No podemos ver a Dios porque Dios no puede ser visto, Él es invisible. Él puede escoger manifestarse a sí mismo de alguna manera, limitando su persona total a alguna cosa visible y al hacerlo revelarse a sí mismo, pero eso no es la totalidad de Dios. Dios es espíritu. Me da gusto que Él es espíritu porque Él también es espíritu omnipresente, hablaremos de eso la próxima semana.

Ahora, Dios es espíritu, número uno. Número dos, Él es uno, Dios es uno. Y no hay muchos dioses. ¿Sabía usted eso? Solo hay un Dios, eso es todo, solo uno. Deuteronomio 6:4, gran afirmación, la clave para todo realmente para un judío, “Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.” Eso es todo. Estaban viviendo en medio de una sociedad politeísta, multiplicidades de dioses. Y estaban diciendo solo hay un Dios. Y dice usted, “Sí, ¿pero qué hay acerca de Jesús?” Él vino más tarde y Él dijo ser Dios, Él es Dios, número dos, hay por lo menos dos, no. Marcos capítulo 12, le voy a mostrar algo muy interesante, quiero mostrarle algo acerca de cómo Jesús se vio a sí mismo en términos del concepto de un Dios. Y Jesús respondió, Marcos 12:29, esto es lo que Él dijo, “El primero de todos los mandamientos es este – y Él lo reitera – oye Israel, el Señor nuestro Dios uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.”

Ahora escúchame, si Jesús viniera como algunos dicen, y estuviera diciendo, “Además de Dios está Jesús Dios, ambos somos Dios. Entonces Él nunca habría dicho esto, “Oye Israel, el Señor nuestro Dios uno es.” Y después Él lo siguió al decir, “Ámalo con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente.” Si Jesús por igual se hubiera estado comprando a sí mismo y estuviera diciendo, “Yo soy otro Dios.” Él entonces habría tenido que decir, “Dividan su lealtad entre los dos de nosotros.” Cuando Él dice, ama a Dios con todo, Él está diciendo que Él es el único que hay. Al mismo tiempo Él está diciendo ser ese mismo Dios.

¿Lo ve? Gran afirmación de su propia deidad. Sin embargo está diciendo que Él es Dios, Él está diciendo al mismo tiempo aunque hay dos personas hay un Dios y usted puede entregar su lealtad total a ese Dios. Esa es la razón por la que Él dice, “Todo tu corazón y mente y fuerza y todo.” Porque solo hay un Dios, no hay competencia, usted no necesita dividir su lealtad. Esa es la potencia del pasaje, Dios es uno.

Ahí en 1Corintios capítulo 8 Pablo estaba resolviendo otro de los problemas corintios. Y tenían un problema porque estaban viviendo en una sociedad pagana en donde había muchos dioses, había ídolos por todos lados. Y la gente hacía esto, traían sus ofrendas a sus dioses y comúnmente les ofrecían alimento. Si usted quería descender y adorar al Dios que usted quisiera, quizás usted era un admirador de Marte o alguien así, o de Diana, Artemis, usted iba y llevaba un pequeño montón de alimento y usted entraba a su templo y usted presentaba su pequeña ofrenda delante de su dios, claro, nadie estaba en casa, pero usted no sabía eso. Y usted colocaba su alimento ahí.

Bueno, después de que colocaba su alimento ahí no nada más se quedaba ahí, los sacerdotes que operaban el pequeño lugar de donde usted salía tomaban el alimento que usted había traído y lo sacaban por atrás y tenían un pequeño mercado y estaban vendiendo el alimento, la comida. ¿Por qué no? Sacaban dinero. La gente iba a adorar, y vamos a sacar algo de utilidad y vamos a mantener la operación funcionando. Entonces salían por atrás y vendían las cosas que usted compraba.

Bueno, lo que sucedía es que los cristianos iban ahí al mercado, estaban buscando una buena oferta, encontraron una oferta y compraban el alimento. Bueno, lo que pasaba es que estaban comprando la del mercado que salía de la parte de atrás del templo. Entonces algunos de los cristianos estaban molestándose mucho porque otros cristianos están comiendo comida ofrecida a ídolos. Y salían a una pequeña cena y preguntaban, ¿dónde conseguiste tu alimento? Bueno, lo conseguimos en el – no me voy a comer eso, eso fue ofrecido a ídolos. Había todo tipo de problemas que estaban pasando ahí en términos de su comunión.

Entonces Pablo está escribiendo aquí para decirles qué hacer con ese asunto, versículo 4, 1 Corintios 8, “Acerca pues de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo.” Ahora, ese es su punto, un ídolo no es nada, disfruten si es la mejor oferta en el mercado cómprenla, coman, no va a hacer nada de diferencia, de cualquier manera no hay nada ahí, un ídolo no es nada. Observe el final del versículo 4, “Y que no hay más que un Dios.” Eso es todo, solo uno. “Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo o en la tierra, como hay muchos dioses y muchos señores para nosotros sin embargo solo hay un Dios, el Padre del cual proceden todas las cosas y nosotros somos para el – y observe esto – y un Señor Jesucristo.” Dice usted, “Bueno, espera un minuto. Tienes uno y uno, eso equivale a dos.” No, escuche, hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para Él. Y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas y nosotros por medio de Él.

Ahora escúchame, ¿cómo es que todas las cosas pueden ser por Dios Padre y todas las cosas ser por el Señor Jesús y nosotros ser por Dios y nosotros ser por el Señor Jesús a menos de que ambos sean el mismo?

Como puede ver, otra afirmación de la deidad absoluta de Jesucristo sin dividir a Dios en dos partes, Dios es uno. 1 Timoteo 2:5 es lo mismo, hay un Dios, eso es todo, un Dios, no muchos.

Ahora, usted puede simplificar su vida religiosa, solo hay un Dios. Dice usted, “Ahora espera un minuto John. Salmo 82, yo conozco el versículo.” Yo también lo conozco. Salmo 82 dice, “A los gobernantes de Israel. Y vosotros sois dioses.” Y algunas personas han dicho, “Oh, ¿por qué Dios dijo eso?” Dios dijo vosotros sois dioses. ¿Qué significa? ¿Qué quiere decir el son dioses? ¿Quiere decir Él que hay muchos dioses? No. En el Salmo 82 Él está hablándole a los jueces de Israel y Él no está hablando de su esencia, sino que Él está hablando de su función. Él está diciendo, “¿Saben una cosa? Ustedes que están sentándose juzgando a Israel están sentándose en el lugar de Dios.”

¿Entiende usted ahora lo que Él quiere decir? “Ustedes están juzgando como si Dios estuviera ahí. Ustedes están sentándose en el lugar de autoridad de Dios y ustedes han pervertido.” Y en el siguiente versículo Él los va a confrontar. Entonces es obvio que no son iguales a Él como Dios es santo o de lo contrario no lo estaría diciendo. Y después el siguiente versículo dice, “Levántate oh Dios y hazlo.”

Tres, y es apropiado que este sea el número tres, Dios tiene tres personas; Dios es un espíritu, Dios es uno, Dios es tres. Ahora, la gente siempre ha dicho, “Bueno, no puedes probar a la Trinidad.” Bueno, la manera más simple de probar a la Trinidad es simplemente leer la Biblia desde el principio hasta el final. Usted siempre termina con las mismas tres personas operando, es algo total.

Pero simplemente para mostrarle algunos versículos que son muy interesantes. Génesis 1 dice, “En el principio creó Dios.” Y la palabra para Dios es Elohim, y cada vez que hay un him, una terminación him al final de una palabra hebrea es un plural. Es como s en español; perros, gatos, etc., es plural, him es plural. En el principio creó Dios, es plural. Sin embargo es un concepto singular, Dios, quien es visto de una manera plural. Entonces inclusive la Trinidad es presentada desde el comienzo mismo. En Mateo capítulo 3 Jesús está siendo bautizado y la Biblia dice que Jesús estaba siendo bautizado. El espíritu Santo descendió como una paloma. El Padre dijo, “Este es mi Hijo amado en quien tengo complacencia.” Padre, Hijo y Espíritu Santo, todos juntos, misma escena, mismo pasaje. Juan 14, Jesús dice, “Yo me voy, voy a ir a hablar con el Padre. Él va a enviar al Espíritu Santo.” Los tres en el mismo pasaje, Juan 14:16-17. 1 Corintios capítulo 12, el Apóstol Pablo habla de dones espirituales. Él dice, “Hay diferentes maneras en las que el Espíritu opera. Hay diferentes ministerios que el Señor usa, pero el mismo Dios.” Tres versículos, los tres miembros de la Trinidad mencionados de nuevo.

¿Ha leído usted el final de 2 Corintios 13:14? La gracia de Dios, el amor del Señor Jesucristo y la comunión del Espíritu Santo sea con todos vosotros. Amén.” Los tres en el mismo versículo.

Y estoy pensando también en 1 Pedro 1:2, “Elegido según la presencia de Dios Padre mediante la santificación del Espíritu para obediencia para ser rociados por la sangre de Jesucristo.” Los tres en el mismo versículo. Eso es simplemente una muestra lo que hay en la Biblia. Dios es uno, sin embargo es tres. Dice usted, “Bueno, ¿cómo es que eso funciona junto?” No lo sé, no tengo ni la menor idea. Y este mensaje entero comparado con la realidad de Dios es como una piedra de arena comparada con toda parte en el universo. Yo no puedo entender a Dios. Si usted trata de entender la Trinidad usted va a descubrir que va a terminar acostado ahí en la cama recitando el alfabeto griego. Usted no lo puede entender, no hay manera, deje que así sea, simplemente créalo. Dios es uno, sin embargo es tres. Y no quiero decir al decir que Él es tres que es como el monarquianismo moralista o sabelianismo, lo cual fue una herejía antigua que decía que Dios realmente era un artista que se cambiaba rápidamente, que Dios tenía un closet y Él simplemente, usted sabe, Él salía y hacía lo que Dios hace, tara, y después Él corría de regreso y se vestía de Su traje el Espíritu Santo y el salía y hacía eso por un rato y después Él volvía a entrar. Eso es realmente lo que estaban diciendo. No. Dios es uno. Sin embargo es tres exactamente el mismo tiempo.

Y la gente dice, “Bueno, es como un huevo; la yema, la clara y el cascarón.” Oh, eso no es suficiente para mí, no puedo comparar a Dios con un huevo. Otras personas dicen, “Es como agua; puede ser hielo o líquido o vapor.” Eso tampoco funciona. No es como nada. No es como nada en absoluto. La gente dice, “Es como la luz; puede iluminar o puede dar calor y puede producir energía.” Dios es simplemente Dios y no hay un foco en el mundo ni un huevo en el mundo ni algo de agua como Él, Él es Dios y Él es tres en uno. No lo entiendo, lo creo. Y me da gusto que no le entiendo. El día que yo entienda a Dios seré igual a Dios y cuando eso suceda todo mundo está en muchos problemas. ¿Quién es Él? Él es una persona, espíritu, uno y sin embargo tres.

Y finalmente voy a cerrar con esto. ¿Cómo es Él? Le voy a dar cuando cabemos unos 10 de sus atributos. Simplemente le voy a dar uno en este momento y después terminaremos.

¿Cómo es Él? ¿Cómo es este Dios? En primer lugar, fuera de nosotros, como es el simplemente por sí mismo. Número uno, y este es el único que vamos a ver y es realmente importante. Él es incambiable. Aférrese a esto, es un concepto tremendo. Dios es incambiable. En el Salmo 102:26 Él dice, “Los cielos van a cambiar y Tú los vas a cambiar. Pero Tú eres el mismo.” Dios nunca cambia. En Malaquías 3:6 Él ve a Jacob y Él dice, “Jacob, debería destruirte pero no voy a destruirte porque Yo soy el Señor y Yo no cambio. Yo guardo mis pactos. Yo soy Jehová y no cambio. Maracas 3:6. Santiago dice, “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces en el cual no hay mudanza ni sombra de variación.” Ni siquiera hay algo insignificante que Él alteraría. Dios no cambia.

Ahora, piénselo, el cambio o es para mejorar o para empeorar, ¿verdad? Ambos son inconcebibles con Dios, Él no podría mejorar ni Él podría empeorar, nada va a cambiar. Ahora, eso lo parta de todo porque todo cambia, los cielos cambian, usted mira hacia arriba y usted ve los cielos, se mueven, alteran su curso, sin embargo son rígidos en su curso.

Apocalipsis nos dice en Apocalipsis 6 al 19 que algún día el Señor va a destruir los cielos en su totalidad como sacudir a una higuera fuera de tiempo, las estrellas van a caer y los cielos se van a enrollar como un pergamino. El sol va a dejar de dar luz. La luna se va a convertir en sangre. Y todo va a terminar en un caos en el cielo. Los cielos van a cambiar, créame. No solo eso, sino que la tierra cambia. Digo, el hombre la cambia, él la cambia con sus máquinas, él cambia la atmósfera de la tierra con su contaminación. La cambia todo el tiempo y algún día, en Apocalipsis 6 al 19 de nuevo, dice que Dios va a moverse sobre la faz de la tierra y va a cambiar muchas cosas de manera muy drástica. Los mares van a ser contaminados. El agua dulce va a ser contaminada. Una gran parte del césped y de las cosas verdes van a morir. Los humanos van a morir. Serán holocaustos terribles. Granizos de varios kilos de peso van a caer. La faz de la tierra va a ser cambiada. Ya ha sido cambiar una vez por el diluvio y volverá a ser cambiada. Los elementos se derretirán con calor ardiente cuando la tierra sea consumida. Los impíos van a cambiar, ellos cambien todo el tiempo. La gente impía simplemente cambia, fluctúa, sus lealtades cambian, sus actitudes cambian. Algún día su identidad entera va a cambiar cuando se encuentre a sí mismos frente un Dios Santo y lo que piensan que es una manera feliz de vivir va a resultar ser algo trágico conforme pasan una eternidad sin Dios.

¿Sabe una cosa? Inclusive los santos cambian, los mejores de nosotros cambiamos, ¿no es cierto? ¿Cómo se oye esto? John MacArthur es el mismo ayer hoy y por los siglos. No muy bien, ¿verdad? Yo no soy el mismo ayer, hoy y por los siglos. Eso es ridículo. Yo cambio. Hay veces cuando mi amor hacia Cristo arde y obedezco. Hay veces cuando se reduce y desobedezco. ¿No es usted así? Yo cambio. Inclusive los mejores de los santos cambian. David dice, “El Dios de mi roca, en Él confiaré.” 2 Samuel 22:3, decimos o guau a David, y después él dice, “Un día pereceré en las manos de Saúl.” Oye, espera un minuto David, ¿o Dios va a cuidar o uno? Bueno, titubea un poquito. Sí, sabemos, sabemos, Dios es el que resuelve los problemas cuando son resueltos. Inclusive los ángeles cambian.

¿Sabe usted que Judas seis dice que los ángeles no mantuvieron su primer estado? Escuchen, todo en este universo creado cambia excepto por Dios. Dios nunca cambia y tampoco Jesús, eso significa que Él es Dios, Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos, es una de las más grandes afirmaciones de la deidad de Jesucristo jamás hecha en la Biblia. Solo hay una cosa en el universo que no cambia, eso es Dios.

¿Qué quiere decir eso para los piadosos? Y únicamente le voy a dar esto. ¿Qué significa esto para mí como cristiano que Él no cambia? Le voy a decir lo que significa, significa consuelo para mí. Escuche, si Él me llegó a amar, me ama para siempre. Si Él me perdonó, Él me perdonó para siempre. Si Él me salvó, Él me salvo para siempre. Si Él me prometió algo, Él me lo prometió para siempre. Mi Dios no retarda Su promesa. Romanos 11 dice, “Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.” Dios no cambia de parecer. ¿No le da gusto a usted eso? Y Él puede verme y decir, “MacArthur, realmente debería aplastarte. Pero Yo soy el Señor y no cambio.”

Y dice en una de las porciones más poderosas de las Escrituras, y no sé si usted está familiarizado con esto pero voy a tomar un minuto simplemente para leerle este pensamiento. “Si no permaneciéremos fieles – 2 Timoteo 2:13 – Él permanece fiel.” Él no puede negarse a sí mismo.

¿Sabe usted en que se basa su salvación y la seguridad? ¿En qué está basada? La naturaleza incambiable de Dios, la naturaleza absoluta de Dios. Jeremías 31:3 dice esto, “Con amor eterno te he amado.” Si Él llegó a amarlo usted, lo amó para siempre. “Los montes serán quitados – dijo Isaías – pero Mi misericordia no se apartará de ti ni el pacto de Mi paz será quitado. Mi consejo permanecerá.” Isaías 46:10 dice.

¿No es paradójico que para que nosotros estemos relacionados de manera apropiada con un Dios incambiable tenemos que atravesar por un cambio drástico? Esa es la única manera, ¿verdad? Para estar relacionado de manera apropiada con un Dios incambiable tenemos que atravesar por un cambio drástico. Jesús le dijo a Nicodemo, “Os es necesario nacer de nuevo.” Dice usted, “Bueno, Mc Arthur, has evadido varias Escrituras. Hay una ahí en Amós capítulo 7. Hay una ahí en Génesis 6:6. Hay una ahí en Jonás 3:10 y dicen, “Se arrepintió al Señor por haber hecho esto.”

Tiene razón, es correcto. Pero dice en Números 23:19, “El Señor no es hombre para que se arrepienta.” Ahora, ¿cómo es que puedo decir que el Señor no se arrepienta y después tres veces dice que se arrepintió? Bueno, usted tiene que entender la situación. Y es injusto simplemente unir todo eso sin ver la situación. Dios no cambia. Escuche esto, Dios no cambia. Eso es claro, Él nunca cambia, Dios nunca cambie su voluntad. No obstante dentro de su voluntad Él puede desear un cambio bajo ciertas circunstancias. Por ejemplo, Dios le dice a Nínive, “Tú Nínive vas a ser aplastada.” ¿Por qué? Ciudad pecaminosa. Después el Dios dice, “Jonás, ¿puedes ir ahí?” Y usted recuerda lo que sucedió. Él tomó el camino corto en un pez largo, pero finalmente llegó ahí. Y cuando él llegó ahí él predicó y la ciudad entera se arrepintió y Dios vio y dijo, dice en la Biblia, “Dios se arrepintió de lo que Él habría hecho y en lugar de eso Él los bendijo.”

¿Acaso realmente Dios cambió su voluntad? No es que Dios cambió, ¿qué fue? Fue Nínive quien cambió. Dios dijo, “Vas a ser castigada Nínive.” E iban a ser castigados por la manera en la que están viviendo. Dios vio a la civilización antediluviana, pre diluvio, y Él dijo, “Lamento que los hice. Traen tristeza porque voy a tener que aplastarlos a todos.” ¿Por qué dijo Él eso? Dios los había hecho para bendición y el hombre había dado la vuelta, violó los principios de Dios y Dios tuvo que maldecirlos. Escuche, Dios nunca cambió su voluntad, su voluntad fue siempre la misma, recompensar el bien y castigar el mal, ¿verdad? Simplemente resultó que el objeto cambió.

¿Sabe una cosa? Usted no puede culpar al sol por derretir la cera y endurecer la arcilla, tiene que ver con la sustancia no con el sol. Es cómo es que un hombre está delante de Dios lo que determina lo que le sucede a Él, y puede parecer desde un punto de vista humano que Dios ha cambiado. Como subirse a su bicicleta, ¿alguna vez se ha subido a su bicicleta y ha manejado contra el viento? Y usted se está esforzando y hay un viento fuerte y usted está luchando y de pronto hacia donde usted va se voltea y usted sabe, simplemente lo empuja y ahí es cuando usted dice, “Oh, el viento ha cambiado.” El viento no cambió en absoluto, usted cambió. Dios nunca cambia, siempre ha sido igual. Dios recompensa el bien y castiga el mal. Todo depende de cómo se coloca usted en términos del flujo de su gracia y de su voluntad. Entonces cuando la Biblia dice Dios se arrepintió no significa que Dios dijo, “Oh, creo que cometí un error, lo voy a hacer de otra manera.” Significa que Dios alteró lo que a ella se le había requerido hacer por cómo se estaban conduciendo ellos. Y Él se volvió para hacer lo que Él entonces tenía libertad de hacer debido a cómo es que ellos alteraron su conducta. Pero su voluntad nunca cambió, su voluntad fue siempre la misma, castigar la maldad y recompensar el bien. Él no cambia, Él nunca sale de su curso. Y entonces Dios no cambia.

Cristiano, no sé cómo es que usted recibe esto, pero para mí eso es emocionante. Yo le pertenezco a Él y Él va a cuidar de mí. Si Él me hizo una promesa me la prometió para siempre. Si Él dice, “Mi Dios suplirá todo lo que os falta.” Eso no significa que se le acabaron las cosas en 1950 y Él ahora tiene problemas. Eso es bueno para todo mundo para todos los tiempos. Estoy seguro en eso, ¿usted no?

¿Qué significa para un incrédulo esto? Si Dios dijo, “El alma que pecare esa morirá.” Es en serio. Si Dios dijo, “La paga del pecado es muerte.” Es en serio. Si Dios dijo, “Hay un infierno eterno.” Es en serio. Y si eso es lo que Él dice ahora eso es lo que Él dijo en el pasado, eso es exactamente lo que va a suceder. La Biblia dice en el Salmo 119:89, “Para siempre – por cuánto tiempo – para siempre oh Jehová Tu palabra está fija en los cielos.” Para siempre. Dios nunca cambia. Para algunos de nosotros eso es gozo incesante. Para otros de nosotros debería ser temor. Oremos.

Padre, gracias esta mañana por darnos el tiempo de compartir. Gracias por revelarte a ti mismo mediante Tu palabra siendo el Dios que eres. Padre, gracias por ser el Dios de misericordia. Ayúdanos a los que somos cristianos que estamos en el flujo de Tu gracia y voluntad, que Tu viento nos impulse por la espalda para reconocer la seguridad y refugio y bendición que es nuestra para siempre y a vivir vidas de gratitud. Y Padre, oro por aquellos que van en contra del viento y están golpeándose contra Tu voluntad y Tu gracia. Oh Padre, oro porque Tú puedas cambiar hacia ellos porque han cambiado hacia ti, que se conviertan en nuevo criaturas en Cristo. Y de esta manera estén relacionados de manera correcta contigo. Mientras que sus cabezas estén inclinadas simplemente un pensamiento para terminar. Yo diría esto, si algunos de ustedes están aquí en esta mañana y nunca se han entregado a Cristo, nunca la han abierto su corazón a Él, es mi oración en esta mañana que se coloquen en una posición en la que tengan una relación correcta con el Dios y cambiable y que sean beneficiarios de todo lo que tiene que dar. Dice usted, “¿Cómo haces eso yo?” La Biblia dice, “Si alguno está en Cristo, nueva criatura es. Las cosas viejas pasaron y aquí todas son hechas nuevas.” Es cuando usted cree en Cristo y responde a  Él como Señor y Salvador que está relacionado de manera correcta con Dios y que sus brazos de seguridad lo abrazan por la eternidad. Nuestra oración es que usted haga eso esta mañana ahí en su corazón. Para aquellos de ustedes que ya conocen a Cristo, que este sea un tiempo en el que puedan estar agradecidos con Dios por todo lo que Él es y Sus promesas para siempre para ustedes. Y Padre, gracias por nuestra comunión en esta mañana, por toda vida preciada aquí y la presencia divina. Pedimos que Tu atención sea dada a esa vida por Tu Espíritu Santo para hacer lo que necesita ser hecho para que estén relacionados de manera correcta contigo, que ellos verdaderamente reciban con plenitud todas las bendiciones de Tu promesa incambiable. Oramos en el nombre de Jesús. Amén.

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar