Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Esta noche vamos al tercer segmento de nuestro estudio breve de Satanás, ¿Es él?, ¿Quién es?, y ¿Cómo es él?  El apóstol Pablo, en 2 Corintios, capítulo 2 y versículo 11, dice que no debemos ser ignorantes de las estrategias, o planes, o estratagemas, o los trucos de Satanás. Necesitamos saber cómo es que él opera. Necesitamos saber algo de su persona, algo de su enfoque, algo de su estrategia. Y debido a que tenemos la Palabra de Dios, la cual desenmascara los disfraces de Satanás, y revela sus estrategias, realmente no hay necesidad de ser ignorantes. Lo que estamos intentando hacer en nuestro estudio juntos, simplemente es abrir las páginas de la Palabra de Dios para mostrarle lo que Dios ha revelado acerca de nuestro enemigo. Ya hemos visto que una sus estrategias más inteligentes es hacer creer a los hombres que él no existe. Si no hay enemigo, entonces no hay necesidad de que haya defensa alguna. Y si no hay defensa, entonces la victoria es fácil.

Para aquellos que insisten en creer que él existe, Satanás preferiría presentar ideas falsas acerca de sí mismo, de que él existe, pero que es algo menos de lo que él realmente es. Algunos lo imaginan como una figura mitológica y que representa la maldad en general; otros lo ven como un monstruo degradado de cuento de hadas, que está usando un traje color rojo satín con cuernos, que tiene cola en forma de flecha y tiene un trinche. Otros lo ven como alguien que debe ser temido y alguien que atormenta a los cristianos, de quien tenemos que huir y acudir a algún lugar para ser librados. Créanme, Satanás preferiría no existir, y si él puede no existe por lo menos en la mente del hombre, él ciertamente le gustaría ser invisible en su realidad. Entonces él se enmascara a sí mismo, y la Biblia lo desenmascara.

Es sorprendente que inclusive aquellos que dicen adorar a Satanás, realmente no están adorando al Satanás que existe, sino un Satanás manufacturado que Satanás mismo usa para atrapar a los hombres. Él es un engañador. Él es el engañador maestro del universo. Y hemos visto en semanas pasadas cuan cuidadosos necesitamos ser al entender eso. Para la gente religiosa, para gente que no solo cree en el diablo, sino que cree en Dios y quizás creen el Dios verdadero, Satanás tiene otra estrategia. A él le gusta ser confundido por Dios. Tertuliano dijo en una ocasión: “Diabolus est Dei simia” y eso se traduce en: “El diablo es el mono de Dios”.  Lo que Tertuliano quiso decir es que, al diablo no le gusta nada más que pretender ser Dios. Y créanme, hay muchas personas cristianas ingenuas que piensan que Dios está haciendo algo, cuando no es Dios en absoluto.

Ahora, en las últimas semanas, hemos tratado de explorar de manera cuidadosa su persona en un esfuerzo por confortar los mitos que él ha diseñado para esconder quién es en realidad. Hemos tratado de desenmascararlo. Hemos estudiado la pregunta: “¿Quién es él?” Y hemos desenmascarado el hecho de que él es un ángel caído. Hablamos de cómo es él, y hemos estudiado como es él desde el punto de vista de sus nombres, y sus títulos, y los términos que se usan para describirlo. Y en esta noche, llegamos al punto cuatro en nuestro bosquejo: “¿Cómo opera?” Y esto realmente lo reduce al área práctica de nuestra vida. ¿Cómo opera Satanás en el mundo para cumplir sus propios fines?  Ahora esto nos lleva al meollo de la vida. Aférrese a su Biblia porque estaremos señalando muchas cosas importantes. 

Ahora, en la operación de Satanás, simplemente necesitamos entender que él opera en dos categorías: él opera en sus propios hijos, y él opera en los hijos de Dios. Y esas son las dos esferas en las que Satanás funciona. Ahora veamos en primer lugar la categoría número uno, y veamos como Satanás opera en sus propios hijos. Y yo creo que toda la gente en el mundo que está sin Jesucristo, que están afuera de la familia de Dios, son los hijos de Satanás. Y yo tomaría eso de 1 Juan 5-19, en donde dice: “Y el mundo entero está bajo el maligno”. Jesús dijo en Juan 8-44 de los Fariseos: “Vosotros sois de nuestro padre, el diablo.” Y creo que eso puede incluir a cualquier persona que no es hijo de Dios.

Ahora, ¿Cómo entonces Satanás opera en sus propios hijos? Permítame sugerirles tres maneras generalmente, y algunos puntos específicos debajo de eso. En primer lugar, en su obra de prevenir. Satanás está ocupado en la obra de prevenir. Hay varias cosas de las de podríamos hablar debajo de este, pero para comenzar, veamos el Capítulo 8 de Lucas, y después lo compararemos con el Capítulo 13 de Mateo. El 8vo Capítulo de Lucas, y vamos a saltarnos la instrucción inicial de Nuestro Señor en la parábola, y vamos a entrar a su explicación en el versículo 11, Lucas 8-11. Ahora la parábola es esta: la semilla es la Palabra de Dios.  Y claro, usted sabe que un sembrador estaba sembrando semilla.

El sembrador habla del que esparce la Palabra, que esparce la verdad. La semilla es la Palabra de Dios. Aquellos que están junto al camino son los que oyen. Después viene el diablo y quita la palabra de sus corazones, no sea que crean y sean salvos.  Y notará allá atrás en el versículo 5 que, al lado del camino, es descrito ahí como un camino que está pisado. Un camino que está comprimido, que es tan duro como la roca. La semilla acá, y simplemente se queda ahí, las aves se las llevan. Y eso es emblemático de la Palabra de Dios siendo esparcida en tierra dura que no la recibe, y el diablo viene y se la lleva. El diablo está ocupado en prevenir, y la primera área es que él arrebata la Palabra. Él arrebata la Palabra. Además, para entender el retrato o el panorama completo de la parábola, debemos ver Mateo capítulo 13, hay otros puntos ahí que van a contribuir a nuestro entendimiento.

Mateo capítulo 13 tenemos la parábola aquí de nuevo, versículo 19, cuando alguno oye la Palabra del Reino y no la entiende, entonces viene el maligno y se lleva lo que fue sembrado en su corazón; este es, la semilla que quedó al lado del camino. Aquí viene el diablo y la arrebata. Ahora en esta parábola tenemos cuatro tipos de corazones, cuatro tipos de tierra. Tenemos el corazón que no responde, en el versículo 19. No le entiende, no la asimila. Hay un corazón que no responde en absoluto. Después tenemos el corazón impulsivo, versículo 20 y 21. Reciben la semilla y oyen la Palabra, y la recibe inmediatamente con gozo, pero no tiene raíz en sí misma, permanece por un tiempo, tribulación o persecución se levantan debido a la Palabra inmediatamente él tropieza. Este es el corazón impulsivo. La persona que hace un compromiso impulsivo con Cristo, que no tiene raíz real. El versículo 22 nos habla de corazón preocupado. Él también recibió la semilla entre los espinos, es el que oye la Palabra. Y después los afanes de este siglo, y el engaño de la riqueza ahogan la Palabra y no da fruto.

Aquí está el caso de alguien quien también está demasiado preocupado con el sistema como para entregarse a la Palabra. Después, en el versículo 23 está el suelo bueno, el corazón que responde. Entonces tenemos un corazón que no responde, un corazón impulsivo, un corazón preocupado y un corazón que responde. Encontramos entonces que nuestro estudio estamos viendo un corazón que no responde, y la Palabra de Dios cae en ese corazón en donde hay indiferencia, en donde hay dureza, en donde hay una actitud que no respuestas, en donde hay rechazo. Y el diablo viene, y simplemente arrebata la Palabra.

Ahora observe esto, el diablo puede hacer eso porque el corazón está duro. El asunto aquí es la dureza del corazón. La parábola enseña que el resulto de oír el Evangelio, siempre depende de la condición del corazón. Y es solo en donde el corazón es duro, que Satanás puede entrar y quitar la Palabra y eso es precisamente lo que él quiere hacer. Antes de que la persona pueda meditar en ella, o pensar en ella, o permitir que se vuelva en alguna manera significativa, Satanás la arrebata al traer nuevas atracciones que son más atractivas, nuevas tentaciones que no han sido rechazadas, y lo trae frente a esta persona. Y esas lo desvían y la Palabra se pierde.

Hay un segundo pasaje que nos ayuda a entender esta obra de prevenir. Y ese estaría en 2 Corintios, capitulo 4, versículo 3. Aquí el apóstol Pablo está hablando en cierta manera de su propio ministerio, y como Dios cambió su vida y él fue transformado de uno que propagó las cosas escondidas de la deshonestidad, a uno que habló la verdad. Y él dice en el versículo 3: “Pero si nuestro Evangelio esta encubierto, para lo que se pierden esta encubierto.” En los cuales, el Dios de este siglo— ¿Quién es? Satanás. Ha cegado las mentes de los que no creen. Y aquí, de nuevo, la inferencia es que Satanás solo puede cegar a alguien que deliberadamente no quiere creer. Esa no es la idea de que Dios quiere que usted sea salvo, y Satanás quiere que usted se pierda y usted es el que decide. No es la idea de que usted es víctima de Satanás. En cierta manera está atrapado, le gustaría escoger a Dios, pero usted está cegado. Es la idea de que debido a que hay un corazón incrédulo, Satanás puede entrar y hacerlo ciego a usted. Satanás está ocupado previniendo. Y para esas personas con corazones duros, el Evangelio es irrelevante.

En 1 Corintios 1-18, la palabra de la cruz para los que se pierden, ¿Es qué? Locura. Satanás se mueve y la arrebata. Pero no solo Satanás está involucrado en el trabajo de prevenir en término de su obra en sus propios hijos sino, en segundo lugar, en la obra de pervertir. Él no solo desea prevenir la verdad, sino que él desea pervertir la verdad, de tal manera que lo que la gente está oyendo no es la verdad en absoluto. Y él hace esto de diferentes maneras. Número uno, es al enseñar doctrina falsa. El Dr. Pentecost tiene una afirmación muy útil. Esto es lo que él dice y cito: “Satanás, claro, preferiría no tener que hacer la labor de quitar la semilla que ha sido sembrada. Él preferiría controlar de tal manera al que está predicando, que algo diferente de la buena semilla de la Palabra de Dios está siendo proclamado.”

Ahora escuche, piense en el trabajo que Satanás tiene que llevar a cabo cuando la Palabra es predicada. Si hay 500 personas presentes, cuando la verdadera Palabra de Dios es planteada en 500 corazones, él tiene que tener a 500 demonios metiéndose a 500 vidas diferentes para sacar aquello que ha sido sembrado. Bueno, no sé si eso es verdad, él podría tener a un demonio muy rápido o muchos de ese tipo, pero el punto es obvio. ¿Qué economía de operación sería que aquellas personas que creen que se les va a enseñar la Palabra de Dios oigan alguna mentira del diablo? Él tendrá que trabajar con tan solo un individuo en lugar de 500.  

Pero saber que la Palabra de Dios será proclamada, y que la verdad de Dios será declarada, Satanás se ha preparado para prevenir que la semilla buena de la Palabra caiga en la tierra buena si él puede. Estoy seguro de que él tiene razón en este sentido. Satanás preferiría pervertir que prevenir. Eso es después del hecho. Él está pervirtiendo de manera activa al enseñar doctrina falsa. Créame, los ministros de Satanás hablan todos los domingos desde miles de pulpitos. ¿No es cierto?

En 2 Corintios, quiero llevarlo a una porción conocida de las Escrituras que debe ser considerada en relación con esto. 2 Corintios, capitulo 11 y en el versículo 13, dice: “Porque estos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos que se transforman en apóstoles de Cristo.” ¿Quiere saber en dónde está más activo Satanás? Dentro del marco de la religión, y en nuestro caso, el marco de la religión cristiana. Así que no os maravilléis, no se sorprendan, porque Satanás mismo se transforma en ángel de luz. Por lo tanto, no es gran cosa si sus ministros también se transforman como ministros de justicia. Satanás lleva a cabo la obra de pervertir al colocar a sus propias personas influenciadas y poseídas por demonios en pulpitos propagando doctrina falsa.

En 1 Timoteo, por ejemplo, usted está familiarizado con el pasaje en el capítulo 4, el cual dice: “Pero el espíritu dice claramente que los postreros días algunos apostatarán de la fe, escuchando espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.” Por la hipocresía de mentirosos que teniendo cauterizada la consciencia, hablan mentiras hipócritas y ni siquiera parece molestarlos. Profetas falsos.  Y hay muchos, son el arma más grande de Satanás. En 2 Tesalonicenses, capitulo 2 y en el versículo 9, encontramos que Satanás va a hacer algunas cosas sorprendentes aparentemente durante el período de la tribulación. Dice: “Inclusive aquél que viene es según la obra de Satanás con todo poder y señales y maravillas mentirosas.” No solo algunas veces hablan mentiras que se oyen como la verdad, sino que algunas veces hacen obras que son satánicas, pero parecen ser piadosas. Y de nuevo tenemos a Satanás pretendiendo ser como Dios.

¿Alguna vez ha analizado cuál es la médula de la doctrina falsa de Satanás? Permítame dárselo usted en una capsula, como un hombre lo dijo: “Si usted puede meter esto en su cabeza, usted lo tiene en una capsula.” Pero solo un pensamiento. ¿Cuál es la doctrina falsa básica que Satanás propaga? Número uno, siempre niega la autoridad de las Escrituras. Siempre. Como puede ver, si usted puede destruir la autoridad de este libro, no hay autoridad en ningún lugar. Y entonces nada importa, nada. Todo se vuelve arbitrario. Él comenzó en el principio mismo, en Genesis 3, cuando le dijo a Eva, “Con que Dios—” ¿Qué? “Ha dicho.” ¿Dios dijo eso? ¿Cómo sabes que Dios dijo eso? Haciendo que la gente dude de la verdad de Dios. Eso es típico. 2 Timoteo, capitulo 4, “Él no solo lo hizo al principio, él lo va a hacer todo el tiempo hasta el final. Y dejarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas.” Versículo 3, “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que se amontonarán maestros según sus concupiscencias.”

Satanás niega la autoridad de las escrituras. En segundo lugar, Satanás, de manera invariable, niega la deidad de Cristo. Los maestros falsos invariablemente negarán la deidad de Cristo, negando al Señor que los compró. Y eso incluye la doctrina de la salvación. Si usted hace un lado la deidad de Cristo, usted ha hecho un lado la doctrina de la salvación con ello, los dos van de la mano. Si Cristo no fue el Dios-hombre, si Él no fue el Dios todopoderoso en carne humana, muriendo en la cruz, entonces la expiación que Él dijo lograr, él no la logró en absoluto y entonces la salvación no existe.

Y eso encaja con Satanás, porque su gran mentira en el área de la salvación es que usted no es salvo por la fe, usted es salvo— ¿Por qué? Por obras. Solo hay dos maneras de ser salvo: Una es la religión del mérito divino, la otra es la religión del mérito humano. Ese es el gran argumento de Pablo, en el libro de Gálatas, que un hombre no es salvo mediante mérito humano, sino mediante merito divino. Entonces Satanás niega la autoridad de las escrituras, él niega la deidad de Cristo. “Probad los espíritus”, dijo Juan en 1 Juan 4, y vean si son reales. Cualquier espíritu que niega que Jesús es el Cristo, Dios venido en carne, es el espíritu del anticristo.

Otra cosa que Satanás siempre niega, junto con la autoridad de las Escrituras, la deidad de Cristo y la salvación por la gracia mediante la fe, es que siempre niega la segunda venida. Porque la segunda venida está conectada con juicio, y usted descubrirá que normalmente los falsos maestros tienen la escatología más desastrosa que usted puede concebir. Porque tienen que deshacerse del juicio definitivo.

En 2 Pedro 3, nos dice que los maestros falsos están diciendo, burlándose en el versículo 4, “¿En dónde está la promesa de su venida, porque desde que lo padres durmieron, todas las cosas están igual desde el comienzo de la creación?” Pedro dice, “¿Están dispuestos a ser ignorantes del diluvio o eso lo pasaron por alto?” Todas las cosas no han continuado como están, y entonces están ocupados propagando doctrina falsa, negando la autoridad de las Escrituras, la deidad de Cristo, la doctrina de la salvación por gracia mediante la fe y la segunda venida. En su lugar, propagan muchas otras doctrinas falsas.

Por ejemplo, una de las favoritas de Satanás es que usted puede salirse con la suya, con la rebelión. Le encanta esa. Y como le dije la semana pasada, Satanás está tratando de probar que la rebelión en contra de Dios funciona. Ese es el plan entero que él está tratando de desarrollar. Eso es lo que Dios está tratando de mostrarle que no es el caso. La rebelión en contra de Él no va a funcionar, Dios quiere que el universo sepa eso. Y entonces Satanás puede intentar hacer lo que quiere con su rebelión, para que Dios pueda mostrarle a toda criatura en el universo que la rebelión hasta donde usted pueda llevarla no va a funcionar. Pero Satanás quiere que los hombres crean que usted puede hacer exactamente lo que usted quiere hacer, y todo va a salir bien. La rebelión va a funcionar. Esa es la mentira.

Siempre me acuerdo de leer la historia de Hemingway. Estuvo en un artículo en la revista Playboy, la cual fue citada en la revista Eternidad, en donde la leí. Decía el hecho de que fue exactamente después de la muerte de Hemingway, y fue acerca del hecho de que cuando él estaba en lo mejor de su día, se dijo que él había probado que usted podía pecar y salirse con la suya. Él había destruido la moralidad bíblica, al hacer exactamente lo que él quería. Él dijo que él había ganado guerras, y había derribado a mujeres, y había esto y había bebido tanto como él había querido y siguió y siguió, dándole todo el crédito por haber derribado la moralidad bíblica. Y después, diez años después, hasta ese día, él tomó una pistola, se la colocó en el lado de su cabeza y se voló la tapa de los sesos. Satanás dice que usted puede salirse con la suya, con la rebelión. No lo crea. Esa es una de sus doctrinas falsas. Usted puede pecar lo que quiera, todo va a estar bien.

Otra cosa que Satanás ha propagado históricamente, es que la idolatría es lo que debemos hacer. Es maravilloso tener un Dios. A él le encantaría que todo el mundo tuviera un Dios, siempre en cuando sea el equivocado. No quiere que todo el mundo sea un ateo, él quiere que todo el mundo sea un religioso, adorando al Dios que no está ahí. Esa es la razón por que la Biblia nos dice que los dioses y las naciones son demonios. El hombre quiere adorar a una roca, Satanás le va a permitir adorar la roca, y va a tener un demonio infundiéndole personalidad al Dios que cree que está en la roca, y va a hacer que se engancha la roca.

Salmo 106, creo que es, en el versículo 36 dice: “Sirven a sus ídolos, los cuales fueron un lazo para ellos.” Sí, sacrificaron sus hijos y a sus hijas a los demonios. Cuando estaban sacrificándole a los ídolos, estaban sacrificándolos a los demonios. Porque los demonios había pretendido ser el Dios que asumieron que existía. A Satanás le encantaría que la gente fuera religiosa, siempre en cuando sea el Dios equivocado. Satanás inclusive promueve la adoración de ángeles. Lea Colosenses, capitulo 2, versículos 18 al 23: “A él le gustará que la gente adorara a los ángeles”. Hay gente en la actualidad que hace eso. Hacen eso inclusive en la Iglesia católica romana. Entonces Satanás pervierte mediante la doctrina falsa, al oponerse a la doctrina verdadera y al propagar la doctrina falsa.

Otra manera en que Satanás pervierte es al moldear un estilo de vida digno de condenación. No solo mediante doctrina falsa, sino al atrapar a la gente en un estilo de vida que los condena, del cual es imposible que puedan ser sacados. Y encontramos eso en Efesios capítulo 2, versículo 1 al 3: “Y él os dio vida a vosotros cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, según la corriente de esto siglo.” A Satanás le encantaría atrapar a la gente en su sistema, para que caminen según el curso de este mundo, para que estén bajo el príncipe de la potestad del aire, para que él esté operando en ellos, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia. Él quiere atrapar a los hombres, como dice en el versículo 3: “En los deseos de la carne, para que hagan los deseos de la carne y de la mente. Y son por naturaleza objetos de la ira de Dios.”

Satanás quiere atrapar a los hombres en un estilo de vida digno de condenación, del cual no pueden salir por sí mismos. No solo al propagar teorías, sino al arrastrarlos a la práctica, que se convierte en algo obligatorio. Y después, de manera más específica— y esos en cierta manera pueden ser algo general—de manera más específica, Satanás opera en sus propios hijos mediante opresión. Y eso es simplemente una palabra, no está tratando de ser una palabra distintiva, es simplemente una palabra que cubre muchas cosas: Posesión, obsesión, opresión—lo que le guste a usted. Él opera en sus propias personas mediante una opresión muy directa.

Hay muchas maneras de ilustrarlo. Mediante deseos, hay muchos demonios diferentes. ¿Sabe usted que algunos son más corruptos que otros? Aparentemente hay grados de maldad. Alguno de ellos aparentemente por los términos usados para describirlos, son especialmente impíos. A Satanás le encantaría hundir a los hombres en un abandono total de sus deseos, y él ha sido exitoso. Si usted ve Romanos capítulo 1, usted verá que, de manera general, primordialmente el mundo simplemente hizo eso. Dice en el versículo 24: “Dios los entregó.” Eso es lo que querían hacer, cambiaron a Dios por Satanás, entonces Dios los entregó a la inmundicia, a las concupiscencias de sus corazones para deshonrar sus cuerpos entre sí mismos. Versículo 26: “Por esto Dios también los entregó a deseos perversos, porque aún sus mujeres cambiaron el uso natural por aquello que es contra la naturaleza.”

Usted notará que el cuerpo parece ser la característica primordial del 24, mientras que el corazón parece ser—el deseo parece ser la característica primordial del versículo 26. Y la mente, la característica primordial del versículo 28. Y como ellos no quisieron tener en cuenta a Dios en su conocimiento, Dios los entregó a una mente reprobada. Entonces cuerpo, corazón y mente. Cuerpo, afecto, e intelecto—todo corrupto, y fueron lleno de toda injusticia, fornicación, impiedad, avaricia, malicia, llenos de envidia, homicidio, contención, engaño, maldad, calumnia, etcétera, etcétera, etcétera. Y aunque conocieron el juicio de Dios, el versículo 32 dice: “Que los que cometen tales cosas son dignos de muerte.” No solo las hicieron, sino que se agradaron en que otros lo hicieran. Y entonces Satanás desea oprimir a la gente, al abandonarlos a sus concupiscencias. Y hombre, ¿No vemos eso? Eso es nuestro mundo en la actualidad. ¿No lo vemos a la gente que ha perdido el control? Están totalmente abandonados a todos sus deseos pecaminosos.

Otras maneras en las que Satanás puede oprimir a los suyos, no solo mediante sus deseos—y he hablado con gente que ha llegado tan lejos en el área de deseos pecaminosos, que se menosprecian a sí mismos—hay gente que se ha matado a si misma debido a eso. Hablé con una niña en una ocasión, que no podía verse en el espejo porque verse la hacía sentir nauseas. Pero él también oprime a sus propias personas mediante enfermedad. La Biblia en el registro de los Evangelios nos da relatos de personas que no pudieron hablar, que eran mudos mediante Satanás y sus demonios. Otros que fueron cegados, otros que tuvieron deformidades físicas, otros que tuvieron epilepsia, gente que de hecho tuvieron enfermedades que fueron propagados por Satanás y sus demonios.  

Además, él no solo oprime a su gente mediante deseos pecaminosos y mediante enfermedad, sino mediante enfermedad mental. Yo creo que una de las grandes causas de la enfermedad mental en el mundo, inclusive en la actualidad obviamente, es un esfuerzo satánico.  ¿Ha leído usted Marcos capítulo 5 recientemente, acerca del endemoniado gadareno, el hombre que vivía entre gadarenos, que estaba viviendo en las tumbas? Estaban tratando de encadenarlo y él seguía rompiendo todo aquello con lo que encadenaban y él se estaba cortando a sí mismo y estaba gritando. Él era una criatura horrenda. Su conducta fue debido al hecho de que él estaba absolutamente poseído por huestes demoníacas. Él actuaba como un loco. En Marcos, capítulo 9, versículo 22, hubo un loco suicida que estaba tratando de matarse a sí mismo, estrictamente como resultado de poder demoníaco.

Estoy seguro de que no solo gran parte de la enfermedad mental, sino gran parte del suicidio es resultado de la actividad de Satanás. Su opresión en contra de su propia gente. Y después, claro, la ilustración de Marcos 5, también señala que Satanás puede oprimir a su gente, no solo mediante locura y deseo suicida, sino inclusive mediante masoquismo, en donde se están despedazando a sí mismos. Y después, otro pensamiento en el que quizás no ha pensado mucho, pero Satanás aparentemente lo ha pensado. Cuando Dios lo permite, puede oprimir a sus propios hijos mediante la muerte. Dice usted: ‘¿Bueno, de dónde sacas esa información?’ Acompáñeme por un minuto. Apocalipsis capítulo 9, versículo 13. Comenzaremos: “Y sonó el sexto ángel, y oí la voz desde los cuatro cuernos del altar de oro, que está delante de Dios.” Esta es la sexta trompeta, diciéndole al sexto ángel que tenía la trompeta, libera a los cuatro ángeles que están amarrados en el rio Éufrates. Y los cuatro ángeles fueron soltados, y preparados para una hora, un día y mes, y un año para matar a una tercera parte de los hombres. El número del ejército de los jinetes fueron 200 millones. Y oí el número de ellos, y vi los caballos en la visión y demás, y los describe.

Mediante estos tres, la tercera parte de los hombres fue matada. El fuego, el humo y el azufre que salía de sus bocas. Aquí hay un ejército satánico, es un ejército inspirado por demonios que literalmente destruye a un tercio de la tierra. Dios le da a Satanás el poder de quitar la vida. Entonces, él puede oprimir a su gente mediante deseo pecaminoso, mediante enfermedad, mediante enfermedad mental, y mediante la muerte, si Dios le da ese derecho. ¿Cómo es que Satanás opera en sus propios hijos? Mediante prevenir, y mediante pervertir.

Permítame darle una tercera manera. Mediante la política. Satanás opera en su propia gente, al influenciar a gobiernos y a naciones. Dice usted: ¿Cómo es que Satanás influencia a gobiernos y a naciones? Tuve una conversación muy interesante, alrededor de un año atrás con un joven, que había estado muy involucrado en una sociedad llamada ‘La sociedad de la época de Marcos.’ La cual es un grupo muy elevado demoniaco, orientado a la brujería. Tienen contactos con muchos médiums. Se reúnen en Santa Mónica, en una casa muy grande, y son personas de mucho dinero las que están involucradas en este grupo. Algunas de ellas son personas muy conocidas en la industria de la música. Y él se estaba reuniendo con ellos de manera bastante regular, en esta ‘Sociedad de la época de Marcos.’ Y estaba enterándose de información sorprendente, la cual él me estaba dando. Y yo estaba escuchando información que nadie en el mundo conocía, afuera de este pequeño grupo de personas.

Él me estaba contando, por ejemplo, que esas personas tienen conocimientos de ciertos demonios, y saben adónde son asignados ciertos demonios. Ahora, sea que usted crea o no todo lo que dicen los demonios, es una buena pregunta. Pero lo que él descubrió, sea verdad o no, es muy interesante. Es probable que haya algo de verdad en eso. Él estaba diciendo que el demonio que está a cargo de Estados Unidos, el que es responsable de propagar cierta influencia demoniaca en Estados Unidos, está en una posición muy elevada en las Naciones Unidas. Él vive en cierta persona, que tiene cierta relación con Estados Unidos en las Naciones Unidas. Ahora, ese es solo algo de información que él me dio. Ahora, no quiero decirle mucho, de lo contrario su cerebro podría confundirse. Él también dijo que le dijeron en donde en el universo, supuestamente en Marte y en Júpiter, estaba la ubicación del cuartel general de la fuerza demoníaca. Y todo esto le estaba siendo informado por parte de médiums, y espíritus con los que se estaban poniendo en contacto. Y él estaba diciendo que los demonios tienen una red en los gobiernos de países como el nuestro, mediante los cuales controlan estos países.

Ahora si usted cree que eso es algo totalmente nuevo, debería regresar y leer el décimo capítulo de Daniel, eso no es nuevo en absoluto. Los demonios han estado involucrados en la política desde el principio. Cuando Satanás fue desenmascarado en Isaías 14, y cuando él fue desenmascarado en Ezequiel 28, en ambas ocasiones el profeta realmente estaba hablándole a un gobernante humano. ¿No es cierto? Y después, al ir detrás de ese gobernante, al Satanás que estaba realmente ahí.

En el caso de Daniel, capitulo 10, usted tiene a ciertas naciones siendo gobernadas por los hombres, pero los hombres siendo poseídos por demonios. Entonces, Satanás siempre ha estado activo en la política. De hecho, cuando él tentó a Nuestro Señor en Mateo, capítulo 4, él tuvo la audacia de decirle: “Si tú te postras y me adoras, yo te daré—” ¿Qué? “Todos los—” ¿Qué? “Los reinos del mundo.” Bueno, ¿Sabe una cosa? Él pudo haber hecho eso, ese es el hecho sorprendente.

Efesios 6 dice, escuche: Cuando usted se da cuenta de la realidad, de la vida cristiana, usted se dará cuenta de que no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo. Contra huestes espirituales de maldad— ¿En dónde? En los lugares celestes. Los demonios realmente están gobernando este dominio que nos rodea. Desde Babel en adelante. Satanás ha estado a cargo de las naciones del mundo, mediante sus huestes demoniacas. Y Dios lo ha permitido, y Dios ha mantenido el control de esto mediante el Espíritu Santo, quien refrena su actividad, no obstante Satanás está activo. Entonces, él opera en sus propios hijos al prevenir, pervertir y mediante la política.

¿Cómo operan los cristianos? Veamos eso. ¿Cómo opera en nuestras vidas? En la de usted y en la mía, esto es realmente importante. Le voy a dar varias maneras. Numero uno: Al crear duda. Una de las cosas que le encanta hacer con cristianos, es hacernos dudar. Hacernos luchar con la realidad. En los últimos dos días tuve una lucha tan fuerte en mi propia mente, teniendo dudas. ¿Sabe lo que Satanás me estaba diciendo? Todo este asunto cristiano es una basura. Es cierto. Y yo dije: “No. Oh no, no lo es. No llegué a este punto para oír eso.” Y luché con eso, y reafirmé mi confianza al ver la Palabra de Dios y al recitar versículos. Que yo sé que mi Redentor vive, y yo sé que lo que le he encomendado, Él lo puede guardar para ese día. Y comencé a recitar todos los versículos que conozco. Satanás nos tienta de esa manera, le encanta.

Desde el principio mismo, en Génesis 3: ¿Con qué tentó a Eva? Duda a Dios, duda la Palabra de Dios, duda la bondad de Dios. Dios cometió un error, Él nunca debería haberte hecho eso, te engañó. Duda la preocupación de Dios, duda la seguridad de Dios, y esa es la razón por la que Pablo dice en dos lugares: “Pónganse el casco, el yelmo de la esperanza de la salvación, y desháganse de esas dudas.” Si Él dijo que lo salvo, eso es lo que ֤Él quiso decir cuando Satanás viene con la ronfalla grande, la espada grande de duda va a rebotar en ese casco. Usted es de Él, usted está seguro. Otra cosa que le gusta hacer en segundo lugar es esto.

No solo al crear duda, sino al motivar la persecución. A Satanás le encanta motivar la persecución. Lo vemos creando duda en Génesis, Capitulo 3, lo vemos motivando la persecución en Apocalipsis, capitulo 2. Apocalipsis 2-10: “No temáis ninguna de las cosas que sufriréis. Y esta es la iglesia de Esmirna, y aquí el diablo arrojara alguno de vosotros en la prisión, serán probados.” Aquí tenemos una ilustración de que a Satanás le encanta perseguir a la iglesia. De hecho, nosotros ahora entramos en donde Israel se quedó. Él siempre ha perseguido a Israel, lee Apocalipsis, capitulo 12, todo está ahí. Él siempre ha perseguido al pueblo de Dios, la mujer que dio a luz al hombre niño, al pueblo de Dios. Él persigue a la iglesia en la actualidad, y aquí lo encontramos en la iglesia, en Esmirna dándonos una ilustración del hecho de que el diablo arrojará a alguno de vosotros en la cárcel. Van a ser probados, y van a tener tribulación durante diez días. Sean fieles hasta la muerte, y les daré una corona de vida. A Satanás le gusta perseguir a la Iglesia. Entonces Satanás crea duda, Satanás persigue a la Iglesia. Espérelo, eso es lo que él va a hacer, prepárese.

Tres, y estamos viendo esto rápidamente, así que manténgase atento. A Satanás le encanta estorbar el servicio, él busca estorbar nuestro servicio. Algunas veces es una lucha tremenda pasar por todo para llegar a este lugar, para enseñarle. Ahora no sé si hay alguna conexión o no, pero la semana pasada no pude dormir toda la noche. Estuve enfermo del estómago toda la noche, me estuve despertando con un dolor terrible en mi estomago hoy. Simplemente pasé el tiempo orando, diciendo: “Dios, no sé si realmente esto es lo que creo que es. Pero si es, por favor encárgate de él.” Yo sé que no quiere que me meta con él mañana en la noche, pero no lo dejes. Y después, cuando llegué aquí y me di cuenta que se me había olvidado en los primeros dos servicios hoy, anunciar que la Iglesia iba a comenzar a las 6, en lugar de las 7. Nadie va a estar aquí. Y él me mantuvo ahí. Bueno, nadie va a estar aquí, pero estuvieron ustedes aquí. Y estuvimos aquí un rato, unos minutos, simplemente para asegurarnos de que unos cuantos más llegaran aquí. Sabíamos que necesitaban oír esto. A Satanás le gusta estorbar nuestro servicio.

Permítame mostrarle donde esta eso en el Nuevo Testamento. 1 Tesalonicenses, capítulo 2, versículo 18. Como dije, estas no son especulaciones, estas simplemente son ilustraciones bíblicas. 1 Tesalonicenses, 2-18. Y únicamente estamos extrayendo el punto que dice: “Por tanto habríamos ido a vosotros.” Y como usted sabe, cuando Pablo dejó Tesalónica, el deseo de su corazón era regresar, él quiso regresar. Y hay muchas especulaciones acerca del por qué nunca regresó. Algunos dicen: “Bueno, fue porque Jasón fue liberado. Y si regresaba Jasón habría perdido eso.” Otros dijeron que la gente que estaba a cargo de la ciudad habría sido muy difícil de enfrentar.

Entonces, fuera lo que fuera, dice en el versículo 18: “Habríamos querido venir a vosotros. Inclusive yo, Pablo, una y otra vez.” ¿Pero qué? “Satanás nos estorbó.” Satanás está ocupado en estorbar el ministerio. Espérelo, si usted piensa: “Bueno, creo que voy a desarrollar un ministerio.” Y todo va este—______. Y tan pronto como usted enfrente al primer obstáculo, oh más vale que renuncie. Aparentemente Dios no quiere que haga esto. Más vale que lo evalúe bien, porque Satanás es el que estorba. Él está ocupado haciendo eso. Y estoy seguro de que entre mas eficaz es usted, más estorba él.

De hecho, el apóstol Pablo vivió su ministerio con un estorbo terrible. Él lo llamó un aguijón en la— ¿Qué? En la carne. Y él dijo que fue un mensajero— ¿De quién? De Satanás enviado para abofetearme. Siempre está ahí, golpeándome Satanás, quiere hacerme miserable, y quiere hacerme renunciar. Pero permanezco fiel. Y si Dios dice que es bueno que yo tenga esa lucha para mantenerme humilde, eso esta bien. Porque cuando soy débil, entonces soy— ¿Qué? Fuerte. Y créanme, con todos los estorbos de Satanás, él nunca detiene los planes de Dios. Él simplemente filtra a los debiluchos. En cuarto lugar, Satanás no solo estorba nuestros servicios, sino aquí hay uno importante, él infiltra a la Iglesia. Él infiltra a la Iglesia, él es realmente bueno en esto. Dice usted: ¿Cómo es que lo hace, John?

En primer lugar, a través de cristianos falsos. Él hace que la iglesia reciba a personas que parecen ser cristianos, y realmente no los podemos distinguir, y realmente son la gente del diablo. Y después los mete en el interior, y crean problemas, y lo hacen en muchas maneras diferentes. Lo hacen al tener un estilo de vida que no esta al nivel de lo que dicen ser, y entonces confunde al mundo para que no sepa lo que es un cristiano. Se vuelven difíciles de tratar, no sabemos como manejarlos. Muchas cosas. Normalmente tratan de meterse en el liderazgo, de tal manera que usted tiene a Satanás con una plataforma en todo.

En Mateo 13-38 dice: “El campo es el mundo, la semilla buena son los hijos del reino. La cizaña son los hijos del Maligno, el enemigo que lo sembró es el diablo. La cosecha es el fin de los siglos, y los que cosechan son los ángeles.” La única manera en la que el trigo y la cizaña jamás van a ser separados es por Dios al final. No siempre podemos identificarlos. Satanás infiltra a la Iglesia con cristianos falsos, Grace Church los tiene. Sé que los tenemos porque Satanás hace eso. Si supiera quienes son, haríamos todo lo que podríamos hacer por traerlos al conocimiento del Señor Jesucristo. Y si fueran apóstatas los sacaríamos, pero no podemos encontrarlos. Encontramos alguno de ellos de vez en cuando, tarde o temprano son desenmascarados, pero no todos ellos. Sabemos que Satanás lleva a cabo su obra. Si usted es una cizaña, sabemos que usted esta aquí, nada más que no sabemos quien es usted.

No solo infiltra a la Iglesia mediante cristianos falsos, sino mediante maestros falsos. Vimos eso antes, le encanta diseminar información falsa en la Iglesia. Alguien que propaga doctrina falsa, que se oye bien. Alguien que parece ser aprobado por el liderazgo de la Iglesia, enseñando algo que se oye bien, pero no es verdad. La Iglesia siempre está cargada de maestros falsos. Siempre lo ha sido, y siempre lo ha sido. 1 Timoteo, capítulo 4. Leímos antes: “Va a suceder en los postreros tiempos, por la hipocresía de mentirosos que hablaran mentiras.” 1 Juan, 4. Él dice: “Búsquenlo, van a estar ahí.” 2 Pedro, 2 dice: “Van a tener falsos maestros. Siempre van a estar ahí.”

Hubo falsos profetas, y habrá falsos maestros entre ustedes metiendo encubiertamente herejías destructoras. Inclusive negando al Señor que los compró, y trayendo sobre si mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán su camino malo, por causa de los cuales el camino de la verdad será calumniado. Y esa es la razón por la que en la armadura del cristiano se nos da la espada— ¿De qué? Del espíritu. La cual es— ¿Qué? La Palabra de Dios. Porque tenemos que contraatacar la infiltración de Satanás en la Iglesia, a través de doctrina falsa. Él infiltra a través de cristianos falsos y doctrina falsa.

Y otra cosa, y esto realmente es crítico, él infiltra a la Iglesia mediante división. A Satanás le encanta dividir a la Iglesia, simplemente le trae felicidad. Permítame darle una ilustración de esto en 2 Corintios, capítulo 2. Esto es muy importante. 2 de Corintios, capítulo 2, versículo 5. Y se lo voy a leer en una versión que ayuda a entender lo que no se puede entender aquí, es un poco difícil de entender en ciertas versiones.

Versículo 5: “Pero si alguno ha causado tristeza, él no me ha causado tristeza a mí. Sino en cierto grado, para no decir demasiado, a todos ustedes.” Si alguien les ha causado problemas, no es para mí, sino para ustedes es que a sido problemas. Es suficiente para dicho hombre este castigo, el cual fue aplicado por la mayoría. Ahora aquí tenemos un nombre que causó problemas. Algunos dicen que es equiparado con el hombre de un problema moral en 1 Corintios 5, no lo podemos saber, fuera quien fuera, él fue un hombre inmoral en algún punto. Y Pablo había instruido a los Corintios a enfrentar a ese hombre. Una carta escrita antes de 1 y 2 de Corintios. Y en esa carta Pablo es muy probable que les había instruido a enfrentar ese hombre. Ahora él ha oído de ellos, de regreso por parte de Tito, de que los Corintios habían tomado pasos esenciales en disciplinar al hombre. Quizás hubo solo una minoría que estuvo en desacuerdo, la mayoría estuvo de acuerdo, y se disciplinó a ese hombre.

Ahora Pablo está satisfecho en este punto, de que el hombre ha sido disciplinado de manera suficiente. Y que la disciplina fue suficiente para lograr lo que tenía la intención de lograr. Y él está preocupado porque dejen de ser administradores de justicia, y se vuelvan al extremo opuesto del privilegio de gracia de ser perdonadores, y amigos que restauran. Entonces, él dice: “Miren, si él ha causado tristeza, no es a mí. No quiero prolongarlo por mí.” Digo, para mí ha sido suficiente, yo estoy satisfecho, espero que ustedes también. Él ha enfrentado suficiente dolor, es suficiente para este hombre el castigo.

Ahora versículo 7, por el contrario, más bien deberían perdonarlo y consolarlo. No sea que dicho hombre sea consumido por demasiada tristeza. En otras palabras, en lugar de que su castigo sea remedial, simplemente lo va a llevar a la desesperanza si no le ayudan. Una vez que un hombre ha sido disciplinado hasta el punto en el que se arrepiente, entonces él debe ser restaurado. ¿Verdad? Gálatas 6-1. Si continúan golpeando al hombre, o continúan castigando al hombre, en lugar de que tenga un efecto remedial, la disciplina tendrá un efecto de desesperanza, y lo van a llevar a la tristeza.

Entonces, él dice en el versículo 8: “Les ruego entonces que simplemente le confirmen su amor a Él. Simplemente háganle saber que lo aman.” Esta es la razón por la que les escribí, para que conociera la prueba de ustedes. Para saber si son obedientes en todas las cosas. A quienes ustedes le perdonan algo, yo también se lo perdono. Si han perdonado al hombre, yo también lo he hecho. No lo estiren por causa de mí, si yo le perdoné algo a quien se lo perdoné es por causa de ustedes. Perdónenlo, quiero unidad en la Iglesia, y tienen que tener perdón para tener unidad. Si crean este problema en la Iglesia, a no perdonar al hombre, y al golpear al hombre, y mantener esta actitud penal, autoritaria hacia el hombre, van a tener división en la Iglesia y una ausencia de perdón.

Y el versículo 11 dice: “Más vale que perdonen al hombre, mas vale que lo amen, no sea que Satanás se aproveche de nosotros, porque no ignoramos sus estrategias.” ¿Y cuales son sus estrategias? A él le encanta dividir a la Iglesia, y no hay una manera mas grande de dividir a la Iglesia, que tener una situación de disciplina dice Pablo, en donde hay un espíritu no perdonador. Su estrategia es la división. Una vez que él ha sido disciplinado, ámenlo. Escuche: ¿Cuál es el principio general? Escúcheme. Un énfasis excesivo en la doctrina a expensas del amor puede ser mortal para la Iglesia.

Observe usted que la sutileza de Satanás aquí es que él entra detrás de la Iglesia, que está actuando doctrinalmente de manera correcta. Habían hecho lo apropiado, y eso simplemente le dio lugar de manera perfecta a Satanás para entrar detrás de la doctrina sana, y poder implementar una de sus estrategias. Y como lo hemos dicho tantas veces, la Iglesia está edificada en dos cosas: amor y doctrina sana. Demasiada doctrina sana, no suficiente amor, división. Demasiado amor sin que haya doctrina sana suficiente, confusión.

Otra cosa que Satanás hace, y esto es lo primordial, él nos tienta a pecar, él nos tienta a pecar. Ahora, él lo puede hacer mediante su carne, él lo puede hacer mediante el mundo. Lo puede hacer con sus demonios, él lo puede hacer por sí mismo. Pero lo tienta a usted a pecar, él es el tentador. Ahora le voy a enlistar de manera muy breve, porque se acabó nuestro tiempo, los pecados en particular, que son enlistados en la Biblia, hacia los cuales él nos tienta. Número uno, él nos tienta a confiar en nuestros propios recursos. ¿Alguna vez ha notado eso? Él nos tienta a confiar en nuestros propios recursos. Yo me desperté esta mañana, finalmente después de haber dormido por un rato. Mi esposa me dijo: ¿Cómo está el dolor? Y yo dije: “Está un poco mejor.” Yo dije: “Creo que conozco una de las razones por las que Dios me dejó enfermarme anoche.” Y lo que expresé en muchos términos, no con estas palabras exactas, fue el hecho de que yo me había preparado para hoy. Yo creo en la preparación.

Y una de las tentaciones en las que caigo, es en confiar en mi preparación, en lugar de confiar en el espíritu de Dios. Porque hago mi trabajo, hago mi tarea. Y yo dije, simplemente creo que lo que necesitaba hacer era pasar la noche dándome cuenta de que no podía abrir mi boca, a menos de que Dios me permitiera hacerlo. A Satanás le encantaría hacerlo confiar a usted en sus propios recursos. ¿Sabe por qué? Porque usted no puede enfrentar a Satanás en sus propios recursos. ¿Sabía usted eso? Usted no lo puede enfrentar.

Le voy a dar una ilustración. Pase a 1 Crónicas, 21. ¿Sabe una cosa? Israel estaba teniendo muchas guerras en esta época, un periodo más bien típico en su vida. Luchas con enemigos y David, claro, quería ser victorioso. Entonces observe lo que sucede en el versículo 1 de 1 Crónicas 21. Satanás se levantó contra Israel, y tentó a David a ser— ¿Qué? Contar Israel, a contar cabezas. Y David le dijo a Joab y a los gobernantes del pueblo: “Vayan a contar Israel de Beerseba hasta Dan.” Eso es de arriba hasta abajo. Y tráiganme el número de ellos para que lo sepa, quiero saber que tan grande es la nación que tenemos, y que tan grande es el ejército que tenemos. Salgan y cuenten toda cabeza.

Y Joab respondió: “Jehová haga a su pueblo cien veces mas de lo que son.” Pero mi Señor, el rey, ¿No son todos los siervos de mi Señor? ¿Por qué entonces mi Señor demanda esto? Mira, si todos estamos trabajando para Dios, ¿Cuál es la diferencia en cuantos tenemos? Hombre, Joab, mas vale que cuides tus labios, estás hablándole al Rey, aun si estas en lo correcto. Versículo 4, no obstante, la Palabra del Rey prevaleció contra Joab, por tanto Joab partió. Y él hizo lo que debía hacer, obedeció al Rey. Pasó por todo Israel, llegó a Jerusalén, ese es un trabajo grande. Ir por todos lados, contar a todo mundo, un censo. Y Joab le dio la suma del pueblo a David, y todos los de Israel fueron un millón, cien mil hombres que sacaban la espada. Ese es un buen ejército.

Y de Judá 470 mil hombres que sacaban espada. Y David estaba diciendo: “Oh, estamos en buena forma.” Vengan, vengan todos, vamos a recibir a cualquier persona. Versículo 7, me gusta esto. Así mismo esto desagradó a Dios, e hirió a Israel. Vamos a ver como enfrentas eso David. No me necesitas, yo no te necesito a ti. ¿Quién tentó a David a contar al pueblo? Dice el versículo 1. ¿Quién lo hizo? A Satanás le encantaría que usted confiara en sus propios recursos. Cuando llegue al capítulo 6 de Efesios, y en el versículo 10 Pablo dice: “Fortaleceos—” ¿En quién? “En el Señor, y en el poder de tu propia fuerza.” ¿Es eso lo que dice? No. Poder de su fuerza. Satanás quiere que usted confíe en sus propios recursos.

Segunda cosa, Satanás nos tienta a perder la fe en Dios, realmente lo hace. Satanás nos tienta a perder la fe en Dios, a no confiar en Dios. Lucas 22-31, aquí encontramos al apóstol con la boca que se metía en problemas. Pedro de nuevo, y todos sus problemas. Y el Señor dijo: “Simón, Simón.” Lo cual el Señor dijo diariamente, probablemente ‘Simón, Simón’. Creo que Dios estaba listo para la glorificación de Pedro, que la de cualquier otra persona. El Señor dijo: “Simón, Simón aquí. Satanás os ha pedido para zarandearos como trigo.”

¿Sabe usted lo que era zarandear? Separar al trigo y la cizaña. Tomar una canasta, aventarlo en el viento. El viento se llevaba la cizaña. Cae la semilla, y usted tiene la separación. Satanás esta tratando de separarte Pedro. Él está tratando de aventarte al viento, y que quede algo. ¿Qué esta tratando de hacer? Oh, he orado por ti que tu— ¿Qué? Que tú fe no falte. Sabe usted lo que yo creo que Satanás estaba tratando de hacer, era separar a Pedro de su fe. Él estaba tratando en el viento de la adversidad llevarse la fe de Pedro, de tal manera que Pedro no confiara ya. Pero yo he orado por ti, que tú fe no falte.

Le voy a decir una cosa, si él oró por él que su fe no faltara, entonces su fe no faltó. Como puede ver, Satanás lo quiso separar. El diablo quería separarlo de su fe. A Satanás le encantaría separarlo a usted de su fe, para que usted deje de creer en Dios. En 1 Pedro encontramos lo mismo, ilustrado para nosotros en el capítulo 5, versículo 8. Dice esto: “Sed sobrios y velad porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente anda alrededor buscando a quien devorar.” Ahora escuche, él lo va a devorar a usted. ¿Qué quiere decir con esto? Al cual resistid firmes en—y el articulo no está ahí— en fe. Satanás quiere tragárselo a usted, en el sentido de que quiere destruir su fe. Esa es la razón por la que en Efesios 6-16 dice: “Y sobre todo tomando el escudo de la—” ¿Qué? “De la fe, con el cual podréis apagar los dardos de fuego del Maligno.” Satanás quiere que usted confíe en sus propios recursos, y él quiere separarlo a usted de su fe en Dios.

Otra cosa, él quiere que usted mienta. A Satanás le encanta que usted hable mentiras. En Hechos 5-3, él entró en Ananías y Safira, Pedro los vio a los ojos y les dijo: “¿Por qué es que Satanás ha entrado en ustedes, para que le mientan al Espíritu Santo?” Satanás quiere que usted mienta. Simplemente acuérdese, cuando usted miente, usted oscurece la verdad. ¿Quién es la fuente de eso? En cuarto lugar, Satanás quiere tentarlo a usted a la inmoralidad. Él está muy ocupado haciendo esto, créame. Él tiene en la actualidad a los medios masivos de comunicación como su agente, entre otras cosas.

Un buen versículo de esto está en 1 Corintios 7-5. ¿Sabe una cosa? Algunas veces en sesiones de consejería usted enfrente esta situación, en donde el hombre viene y dice: “Bueno, tengo que corregir a mi esposa y mi matrimonio.” Y usted le dice: “¿Por qué?” Y él dice: “Bueno, porque mi esposa no quiere acostarse conmigo hasta que cambie, y no puedo tolerar esto.” ¿Es eso algo bueno que usted debe hacer? Entonces, si usted no se lleva con su marido, ¿Comienza a privarlo? Observe 1 Corintios 7-5, nos va a dar algo de ayuda aquí. Permítame decirle lo que el griego diría: “Dejen de privarse el uno al otro.” Si usted está haciendo eso, deje de hacerlo. No haga eso, a menos de que sea por consentimiento por un tiempo, para entregarse al ayuno y a la oración. Si usted lo está haciendo por esa razón, eso está muy bien. No muchos lo hacen, esa es una buena manera de hacerlo. Por cualquier otra razón dejen de hacer eso, y únanse. ¿Por qué? Para que Satanás no os tiente por vuestra falta de dominio propio.

Si usted le hace eso a su cónyuge, usted lo está colocando en una posición para estar fuera de control con esa área de deseo. ¿Se da cuenta? Y a Satanás le encantaría tentar a la gente a que esté fuera de control. Una de las áreas en las que Satanás quiere tentarnos, ilustrada aquí, es en el área de la inmoralidad. Otra área. Y vamos a apurarnos y terminaremos. Ya los he tenido aquí por mucho tiempo, pero este bien, es verdad importante. Un pensamiento más, él quiere tentarnos para que nos preocupemos con el mundo. Y vimos esto tanto que ni siquiera vamos a profundizar en este punto.

Excepto simplemente con decirle que 1 Juan, 2-15 dice: “No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida no viene del Padre, sino del mundo.” Satanás quiere que usted sea absorbido por el sistema, porque eso significa que usted le ha dado la espalda a Dios. 2 Timoteo, 4-10 una de las afirmaciones que mas nos llevan a pensar en toda la Biblia. Pablo dijo: “Porque de más me ha—” ¿Qué? “Abandonado, habiendo—” ¿Qué? “Amado este mundo presente.”

Satanás quiere tentarlo a usted a confiar en sus propios recursos, a perder la fe en Dios, a separarlo de su fe como el trigo a la cizaña. A mentir, a ser inmoral, y a preocuparse con el mundo. Satanás quiere tentarlo a usted a ser soberbio, a ser soberbio. Oh, seguro que quiere hacer eso. Y lo hace en muchas maneras, pero una ilustración esta en 1 Timoteo, 3-6. Cuando está usted escogiendo obispos o pastores, o ancianos en la iglesia, él dice: “No escojan a un novato.” Eso significa un convertido reciente. No sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.

Al diablo le encanta empujar a la gente hacia arriba, y hacer que se enorgullezcan, hacer que se ensoberbezcan, porque cuando hacen eso se colapsan. Yo le puedo decir, he visto eso en la Iglesia a lo largo de mi vida, convertidos recientes, gente inmadura a quienes se les da demasiada responsabilidad. La soberbia se les va a su cabeza, y la caída es grande. Otro más con en el que me puedo identificar y usted también, que la Biblia nos dice de manera específica, a Satanás le encanta tentarnos al desánimo, a desanimarnos. Le encanta que el cristiano simplemente se canse de todo.

1 Pedro, 5-6: “Humillaos, por tanto, bajo la poderosa mano de Dios para que Él los exalte cuando fuere tiempo.” Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él cuida de vosotros. Sed sobrios, estad alerta porque vuestro adversario, el diablo, como león rugiente anda alrededor buscando a quien devorar. Al cual resistir firmes en fe, sabiendo que las mismas aflicciones están siendo llevadas a cabo en vuestros hermanos que están en el mundo. Mas el Dios de toda gracia que os ha llamado a su gloria eterna en Jesucristo. Después de que hayáis sufrido por un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirma, fortalezca y establezca. Satanás va a entrar, él va a dispararle a la fe de usted, él va a tratar de cansarla, él va a traer desanimo a su vida. El versículo 7 dice: “Tome toda su ansiedad, y haga—” ¿Qué con ella? “Colóquela sobre Cristo.” Y después lea el versículo 10, el Dios de toda gracia, cuando haya acabado con todo su sufrimiento, él lo va a hacer a usted— ¿Qué? Perfecto. Aguanten ahí amigos, Dios está de su lado. Dios está en el equipo de usted, no se desanime.

Estas son las maneras en las que Satanás nos ataca. Él ataca a sus propios hijos al prevenir, pervertir y al meterse en la política. Él nos ataca al hacernos confiar en nuestros propios recursos, al hacer que perdamos la fe en Dios, a mentir, a ser inmorales, amar al mundo, a ser soberbios, a desanimarnos con las luchas espirituales. Y de esa manera, él puede tratar de llegar a la victoria. ¿Pero quiere saber una cosa? Tenemos una gran promesa. En cada parte de esa tentación, amados escuchen esto, Santiago 4-7 dice: “No huyan.” Dice: “Resistid al diablo, y él hará—” ¿Qué? “Huira de vosotros.”

Oremos. Padre, reconocemos Tu poder y superioridad, soberanía absoluta. Y sabemos que mayor es el que esta en nosotros, que el que está en el mundo. Te damos gracias por la victoria que es nuestra en Cristo. Padre, te damos gracias porque esa victoria le pertenece a todo hombre que nombre el nombre de Jesucristo.  Y ¡Oh Dios! Oramos en esta noche, que, si hay algún alma querida en nuestra congregación que no ha confesado a Jesús como Señor, que no ha salido del poder de Satanás, que no ha nacido en el reino de Dios, un hijo, un heredero cordero con Cristo. Que eso pueda suceder en esta noche, que el milagro del nuevo nacimiento pueda ser llevado a cabo por el Espíritu Santo. ¡Oh Dios! Que eso suceda en esta noche.

Y aquellos de nosotros que somos cristianos, Padre, ayúdanos a ser cautelosos, ayúdanos a estar alerta. A ver como nuestro adversario opera, para fortalecer nuestra defensa en el área en donde somos vulnerables. Gracias, Padre, por darnos este libro preciado, y abrírnoslo. No solo para entenderte a ti, sino al enemigo. Para que podamos seguir la guía de Nuestro Señor Jesucristo a la victoria, que ya ha sido ganada. Oramos en su nombre bendito. Amen. 

 

  

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar