Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Esta noche vamos a comenzar una serie llamada El Ejército Invisible, hablando de los ángeles. Y realmente no tengo que entrar muy lejos en esta noche, porque simplemente podemos dividirlo hasta donde lleguemos. Este mensaje es como uno de esos tipo salchicha, usted sabe, usted puede terminar en dondequiera y tener todo listo. Entonces, simplemente necesita salir en el número necesario de segmentos que tenga que salir, porque básicamente es teológico. Y vamos a estar tratando con temas teológicos.

Entonces, en esta noche vamos simplemente a comenzar a entrar al mensaje acerca de los ángeles y vamos a estar tratando, particularmente, con los ángeles piadosos, los buenos, los santos, los elegidos, como sean llamados en las Escrituras. Encontraste a los ángeles malos, caídos, conocidos comúnmente como demonios. Ya los hemos cubierto muchas veces y recientemente en nuestro estudio de Judas, recordará usted, nos involucramos profundamente en un entendimiento de la organización y algo de la naturaleza de los ángeles caídos. Y entonces, queremos ver, por lo menos al darle un tiempo por igual a los ángeles santos en este estudio. Camille Flammarion dijo esto y esto podría ayudarle a tener una idea de lo que el espacio interminable significa. "Entonces entiendo que todas las estrellas que han sido observadas en el cielo, los millones de cuerpos luminosos, soles de toda magnitud y de todo grado de brillo – sistemas solares, planetas y satélites – los cuales por millones y cientos de millones, suceden el uno al otro en el vacío que nos rodea de tal manera que sea cual sea la designación que las lenguas humanas han dado a lo que llamamos el universo, no representan en el infinito más que una isla, no más que una ciudad en un total general de población. En esta ciudad del imperio ilimitado, nuestro sol y su sistema representa una casa. Solo una casa entre millones de habitantes. La tierra es una habitación en esa casa solar".

Es algo sorprendente reconocer lo inmenso que es el espacio. Con frecuencia se me pregunta, "¿Crees que seres existen en otros lugares fuera de la tierra?" Y mi respuesta es siempre, "Sí. Claro que sí. El universo tiene un trafico de seres por todo el universo". La siguiente pregunta que normalmente viene es, "Oh, ¿entonces crees en los ovnis?" "Sí, creo en objetos voladores no identificados, no dando vueltas como una especie de discos voladores glorificados. Yo creo que la Biblia dice que hay seres que están ocupando el universo. Literalmente millones de ellos llenando el vacío que nos rodea. Son innumerables y viven en la esfera celestial. Son seres sorprendentes y desde la creación del hombre, se han mezclado en los asuntos humanos".

Por ejemplo, en Hebreos 13, versículo 2 dice, "No se olviden de la hospitalidad porque de esta manera han atendido ángeles sin saberlo". Uno de los hombres más excepcionales que jamás vivió y un hombre cuya biografía estaba leyendo otra vez esta semana porque toca mi corazón cada vez que la leo es Juan Patón, un misionero en las Nuevas Hebrides. Él cuenta una historia acerca de cierto cuidado angelical que él recibió durante su vida. Él dijo que una noche gente nativa, salvaje rodeó su casa bailando y brincando ahí en la jungla queriendo matar a Juan y su esposa. Bueno, se pusieron de rodillas, dándose cuenta de que no había manera en la que pudieran protegerse en contra de estos caníbales salvajes y oraron. Poco después los atacantes se desvanecieron en la jungla; se fueron.

Según el biógrafo de Patón, un año después el jefe de la tribu se convirtió en cristiano y Juan le preguntó en ese momento, "¿Qué sucedió esa noche hace como un año atrás cuando tu gente rodeó nuestra pequeña choza en la arena ahí cerca de la playa y de pronto se fueron?" Y esto es lo que el jefe dijo, "Bueno, debido a todos los hombres que tenías contigo, nos fuimos". Juan le dijo, "No había hombres. Solo estaba yo y mi esposa". El jefe dijo que habían visto a hombres de pie, de guardia. Cientos de hombres grandes, altos, en ropa brillante con espadas en sus manos rodeando de manera total su hogar. A caso, ¿Dios envió una legión de ángeles para proteger a su siervo? No habrá sido la primera vez.

Segundo de Reyes, capítulo 6 nos habla de algo muy interesante, 2 Reyes 6:15. "Y cuando el siervo del hombre de Dios se levantó temprano", Eliseo aquí está en muchos problemas, "el siervo del hombre de Dios –" el hombre de Dios es Eliseo. Su siervo se levanta temprano, "Sale, he aquí una multitud rodeó la ciudad tanto con caballos como carros". Ahora, aquí hay un gran ejercito que está llegando y su siervo le dijo, "Mi Señor, ¿qué hacemos? Estamos sitiados". Y Él respondió, "No temáis, porque los que están con nosotros son más que los que están con ellos. Tenemos más de nuestro lado de lo que tiene su ejercito". Usted se puede imaginar la respuesta del siervo, "¿En serio?" "Y Eliseo oró y dijo, 'Señor"', me gusta esto, '"Señor, oro, abra sus ojos para que pueda ver'. Y el Señor abrió los ojos del joven y vio" – ¿sabe usted lo que vio? "He aquí el monte estaba lleno de caballos y carros de fuego rodeando a Eliseo". Ahora, ese es el ejercito invisible.

Durante la segunda guerra mundial, la historia famosa del Capitán Eddie Rickenbacker, a quien se le disparó en el Océano Pacífico es relatada y él mismo le estaba contando esto a Billy Graham. Durante semanas, él estuvo perdido y usted recuerda la historia de que se perdió en el océano. Finalmente, cuando regresó y fue rescatado de su pérdida, esta es su historia, y cito, "Y esta parte es la que yo dudo encontrar fuera de que hubo seis testigos que la vieron conmigo. Una gaviota, una gaviota salió de la nada y se posó sobre mi cabeza en medio del Pacífico. Levanté mi mano con mucho cuidado, lo tomé y lo maté. Lo dividimos en partes iguales, entre nosotros. Nos comimos cada parte del ave. Nada jamás había tenido un sabor tan bueno. No tengo explicación, fuera de que Dios envió uno de sus ángeles para rescatarnos".

¿Alguna vez ha leído la historia sorprendente de la Caballería Blanca en Béthune, Francia en abril de 1918? Gwynn Day registra esto en su libro, La Maravilla del Mundo, Moody press, 1957. Esto es lo que él dice, "La historia de la Caballería Blanca en Béthune es afirmada por miles de alemanes y es presentada en las palabras de un oficial de Prusia y dice así", y cito: "Estábamos avanzando en la parte de adelante de nuestras tropas y todos ellos tenían buen ánimo, cantando conforme iban avanzando, pensando que los ingleses ahora serían derrotados. Y que lo único que quedaba era avanzar sin oposición y capturar a Paris. A mi lado estaba el Teniente Fritz y él de pronto tomó mi brazo diciendo, 'Mire el capitán. Hay una gran cantidad de hombres montados que se acercan a Béthune del otro lado. ¿Por qué? Están en blanco y están montados en caballos blancos, ¿Quiénes pueden ser?' 'No sé', respondí. 'Podrían ser tropas coloniales inglesas'.

Nos detuvimos de manera instintiva y nos quedamos viendo a esa caballería uniformada de blanco avanzando en silencio en medio del humo, con sus figuras claramente delineadas en el sol brillante. Vimos que se rompían en fragmentos que los habrían matado y que exploraban en medio de sus filas con choques que sacudían el piso. Y esto fue seguido poco después por un fuego intenso de ametralladoras que los habían rozado y parecía imposible que alguien sobreviviera. Pero la caballería blanca siguió avanzando lentamente y ni un nombre ni caballo calló sin resistencia alguna conforme la marea que venía avanzaba y en frente de ellos iba cabalgando su líder, la figura de un hombre. A su lado tenía una espada grande. No una espada de caballería, sino parecida a la que usaron los de las Cruzadas y su mano permanecía sosteniendo en silencio las riendas de su gran caballo blanco, conforme avanzaba de manera orgullosa hacia delante. Después un terror se apoderó de mí y me hallé huyendo de ese grupo que inspiraba asombro. Ese grupo de caballería blanca, aterrado, lleno de miedo. A mi alrededor había multitudes de hombres que antes habían sido un ejercito y ahora eran un grupo de hombres quebrantados y temerosos que estaban huyendo de ellos, pero especialmente de ese líder maravilloso que iba en su gran caballo blanco. El ejercito está derrotado, hemos perdido la guerra y es debido a la caballería blanca".

Dice usted, "¿Qué es eso?" Quizás el Salmo 34:7 lo explica. "El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen y los libera". ¿Sabe usted lo que algunas personas creyeron acerca de esa historia? Creyeron que Dios había respondido las oraciones de la gente de Inglaterra y había librado a Inglaterra. Si Él hubiera respondido a la oración al enviar a su ejercito invisible, ¿a caso Él respondió a la oración al enviar a su ejercito invisible y le dio a esas personas por lo menos el vistazo de su ejercito? Es muy posible. Como puede ver, el universo está ocupado por estas criaturas. Y aunque normalmente la visión humana natural no puede percibirlos, se mezclan en la tierra a nuestro alrededor.

¿Sabe una cosa lo que es fascinante? Cuando usted comienza a hablar de ángeles santos, la gente se vuelve más escéptica de lo que es cuando usted comienza a hablar acerca de los demonios. En una dimensión que no podemos comprender están ahí. Einstein dijo, "Es muy posible que una dimensión diferente en este momento, un tren viene a la mitad de esta habitación, nada más que no lo podemos percibir porque está en una dimensión totalmente diferente". Esta habitación está llena de ángeles, están por todos lados. Y probablemente hay unos cuantos demonios que están por aquí, y simplemente porque no podemos verlos no significa que no están ahí. Existen en una dimensión que no podemos percibir, pero están ahí.

John Milton dijo, "Millones de criaturas espirituales caminan en la tierra sin ser vistas". Millones. Cuando la visión natural de ese joven en Segundo de Reyes 6 fue transformada, él vio el ejercito invisible, ¿no es cierto? Los vio.

Ahora, a pesar de su realidad y no hay duda acerca de su realidad – a pesar de su realidad, el hecho es de que hay millones de ellos, sin embargo la gente, en la mayoría de los casos, han ignorado a los ángeles santos. ¿Sabe una cosa? La perfección y la justicia no son muy interesantes. Realmente nos interesamos más en los demonios que en los ángeles santos. Y quizá esa es una razón por la que deberíamos estudiar esto un poco. Tenemos una fascinación con los demonios y creo que la razón por la que la tenemos simplemente es como el resto de lo que sucede en la iglesia, gran parte de lo que sucede en la iglesia pasa en el mundo. Y el mundo comenzó con un movimiento ocultista y entonces seguimos esa corriente y nos preocupamos por los demonios.

¿Pero sabía usted que hay 278 referencias a los ángeles en las Escrituras? Ahora, ¿cuántas veces Dios tiene que decir algo para que sea verdad? Sólo una vez. Si él tuvo 273 referencias diferentes a los ángeles, yo diría que esas son demasiadas como para ignorarlas. ¿Usted no? Doscientas setenta y tres. Dice usted, ¿por qué entonces los ángeles santos han sido ignorados? Si yo le fuera a preguntar a la mayoría de los cristianos que conozco, "Cuéntame un poco acerca de los ángeles". "Bueno, veamos, tiene alas, usan ropa blanca y vuelan". Doscientas setenta y tres referencias y no conocemos mucho acerca de ellos. Dice usted, "¿Por qué no?" Traté de pensar un poco en esto y remontándome a leer un poco en la historia, y revisando mis libros antiguos de historia de la iglesia y en cierta manera buscando tener una idea de lo que pasó en la iglesia que nos hizo olvidarlos, terminé con algunas cosas interesantes. Permítame ofrecerle algunas de las razones por las creo que hemos ignorado el estudio de los ángeles santos.

Número uno: como una reacción en contra de la especulación pasada. En los primeros años del desarrollo de la teología, hubo mucha teología especulativa. Como usted sabe, estaban discutiendo acerca de asuntos realmente torpes e imaginarios de la teología y muchos argumentos que rodeaban a los ángeles. Y en los primeros debates de la teología, solían debatir acerca de los ángeles. Solían debatir acerca de cuántos ponían ponerse de pie al mismo tiempo en la punta de una aguja o si un ángel podía estar en dos lugares al mismo tiempo y si podía, qué tan rápidos eran. Cuánto tiempo pasó entre su creación y su caída. Y Rosetti dijo en Dante que cayeron en 20 segundos después de que fueron creados. No sé cómo supo él eso, pero eso es lo que él dijo.

Discutieron para determinar si el pecado del primer ángel causó el pecado del resto o si todos pecaron juntos. Discutieron acerca de cuántos de ellos cayeron y eso parece ser algo claro, a partir de Apocalipsis 12. Discutieron acerca de que si nuestra atmosfera es el lugar en donde los ángeles ahora están siendo castigados. Discutieron acerca de ángeles guardianes y si usted obtuvo su ángel guardián cuando fue bautizado, cuando nació o cuando fue concebido. Y todo este diálogo y toda esta especulación causó una reacción inversa y los eruditos bíblicos verdaderos le dieron la espalda al estudio de los ángeles. ¿Se da cuenta? Porque estaban reaccionando en contra de esta insensatez. Entonces, en cierta manera, fue archivado y los eruditos responsables simplemente se alejaron de esto.

Una segunda razón por la que el estudio de los ángeles santos ha sufrido en siglos recientes, inclusive, es debido a la veneración temprana de los ángeles por parte de la Iglesia Católica Romana. Y el protestantismo reaccionó en contra de eso. ¿Sabía usted que junto con la adoración de Dios y la adoración de Cristo, la Iglesia Católica promueve la adoración de santos? Veneración y adoración significan lo mismo. Pero, ¿sabía usted también que la Iglesia Católica siempre ha promovido la adoración, desde el siglo cuarto, la adoración de ángeles? Y esto ha causado una reacción. Por ejemplo, Ott dice, Ludwig Ott, en su – realmente es un libro de texto de teología católica. Él es un católico y lo escribe para gente católica. Él dice, "La adoración de ángeles realizada por los hombres es justificada". Él dice, "La decisión en el Concilio de Trento que nos enseña a invocar y adorar a santos también puede ser aplicada a ángeles". Entonces, ellos adoraron a los ángeles y el ángel número uno al que adoraron fue a Miguel. De hecho, ¿sabía usted que en el calendario católico hay una celebración llamada Michaelmas? Y Michaelmas ocurre el 29 de septiembre. De hecho, ¿sabía usted que en calendario católico hay una celebración que se centra en adorar a Miguel? Y esta celebración que adora a Miguel ocurre el 29 de septiembre. Hubo dos iglesias, iglesias famosas y grandes construidas para glorificar y honrar a Miguel. Una de ellas fue construida por Constantino a unos cuantos kilómetros afuera de Constantinopla o Estambul y la otra fue construida en Roma.

Ahora, ¿sabía usted que antes del siglo cuarto cuando la Iglesia Romana metió la adoración de ángeles había adoración de ángeles, pero fue una herejía? En Colosenses 2:18, y vamos a entrar a Colosenses tan pronto como acabemos con esta serie. En Colosenses 2:18, Pablo les advierte en contra de adorar ángeles. Eso es precisamente lo que sucedió. Bueno, como reacción contra la adoración de ángeles, la Iglesia Protestante, en cierta manera, no se quiso involucrar en todo eso y una especia de reacción, un repudio de eso.

Hay una tercera razón por lo que creo que el estudio de los ángeles ha sufrido y esto es un poco más de historia para usted. Y la llamo una reacción al paganismo. Una reacción a la especulación, una reacción al romanismo y una reacción al paganismo. ¿Sabía usted que en casi todo – y no estoy seguro de que conozco algún sistema de religión que no encajaría en esto – en todo sistema de religión que yo conozco y los que yo podría estudiar históricamente, dichos seres como los ángeles eran objeto de fe? ¿Sabe usted que en el Oriente, los chinos, sabe usted, tienen esos techos en forma de punta, los techos de pagoda, sabe usted por qué? Para que cuando los demonios se resbalan, se piquen y ya no regresen. Ellos creen en seres espirituales y es correcto. Creen en seres espirituales. Y usted ve otras configuraciones extrañas en los techos y eso es para asegurarse de que los demonios tengan dificultades en quedarse ahí.

Los Nósticos, por ejemplo, creía en eones, demonios, demi-dioses. Había cosas tales como genios, ¿verdad? En diferentes tipos de religiones, sub-dioses, ángeles. Los filósofos paganos hablaron de seres espirituales. Sócrates, por ejemplo, se refirió a un demonio bueno. Él lo llamó un demonio bueno quien cuidaba de él. Y entonces, el paganismo simplemente estaba lleno de la adoración de todo tipo de espíritus múltiples y sub-dioses y semi-dioses y demi-dioses y etcétera, etcétera. Y con toda esta confusión en cierta manera, la iglesia se retrajo y se concentró en adivinen quién.  En Cristo. Y en cierta manera, dejó sola esa área, porque era tan confusa cuando estaba mezclada con el paganismo.

Una cuarta causa, creo yo, por la que se ha descuidado el estudio de los ángeles es la época del racionalismo en la ciencia. Sabe una cosa, una vez que el mundo se metió en lo que es conocido como la revolución industrial y en cierta manera, todo se volcó hacia la ciencia, y en cierta manera, todo se volvió racionalista en el siglo dieciocho. Y la mente del hombre se volvió la autoridad final, aceptar el hecho de que había espíritus que flotaban en todos lados, simplemente no era razonable y entonces simplemente no se le prestó atención. Y la era del racionalismo, simplemente no permitió eso. Y es sólo desde que terminó la época del racionalismo que ahora estamos en la época ¿de qué? Del existencialismo, la experiencia. Que la gente ha comenzado a permitir que los demonios estén de regreso en su consciencia o en su entendimiento. Y los ángeles van a venir de la mano con ellos.

Y creo que una quinta cosa, en un sentido muy moderno, ha desviado la atención de la gente cristiana de estudiar a los ángeles, los ángeles santos. Y este es el movimiento ocultista que nos ha preocupado con los demonios. Ahora, eso es tan solo un poco de trasfondo, para darle una idea por la que yo creo que se ha ignorado a los ángeles santos. Y se ha escrito muy poco acerca de esto. Me di cuenta de que Billy Graham tiene un libro nuevo del tema y éste es el primero en mucho tiempo. Usted tiene que regresar mucho en la historia para encontrar algo de los ángeles. Usted podría regresar años tras años y encontrar el libro antiguo de Gaebelein, de Los Ángeles de Dios, y unas cuantas cosas en teologías sistemáticas, pero no hay mucho.

Entonces, creo que debemos estudiar a los ángeles. Doscientas setenta y tres veces Dios se refiere a ellos. Eso es digno de nuestra atención, ¿no cree usted? Y para cuando terminemos con este estudio, usted va a tener una sensibilidad total a un universo entero lleno de creaturas nuevas que realmente usted nunca había entendido antes, pero con quien usted va a pasar su eternidad entera. Entonces, más vale que usted los conozca. Usted va a estar interactuando con ellos para siempre. No tiene sentido subir ahí y decir, "¿Quién eres?" De cualquier manera, estuvieron antes de que usted llegó. Ahora dice usted, "¿Cuál es el beneficio de un estudio como este?" Bueno, creo que el beneficio de este estudio, va a venir desde muchos, muchos ángulos.

Número uno, le va a mostrar a usted una nueva perspectiva del poder creador de Dios. Le va a mostrar a usted una perspectiva nueva del control soberano tremendo de Dios sobre el mundo y el universo. Va a incrementar su valoración de Dios cuando usted vea qué Él ha creado en esta multitud de ángeles. Y cuando usted comienza a ver cómo operan, usted va a tener una visión totalmente nueva de cómo es Dios.

En segundo lugar, creo que a usted le va a emocionar descubrir que todos esos ángeles son ángeles santos. Dios ha enviado no sólo para servirle, sino al servirle a Él para servirle a usted y a mí. Y que los ángeles están ocupados sirviéndonos. Eso es emocionante. Probablemente, eso es lo más emocionante. Y creo que probablemente vamos a llegar ahí la semana próxima o la semana después, no estoy seguro todavía. Entonces, va a ser útil.

Ahora, la tercera cosa que creo que es significativa acerca de este estudio es que va a forzarnos a estudiar las Escrituras, y eso es bueno, ¿verdad? Porque lo único que sabemos de ellos está en la Biblia. Ahora, obviamente, no podemos estudiar todas las 273 referencias, entonces vamos a tener que escoger un poco, pero nos va a llevar a la Palabra de Dios. En su libro, Ángeles: Los agentes secretos de Dios, Billy Graham dice esto – es una afirmación útil, "Estoy convencido de que estos seres celestiales existen y que proveen ayuda invisible a favor de nosotros. No creo en los ángeles porque alguien me ha contado acerca de una visitación dramática que le hizo un ángel. Por impresionantes que sean testimonios tan raros como ese. No creo en los ángeles porque los ovnis sorprendentemente son parecidos a los ángeles en algunos de los reportes que presentan de apariencias. No creo en los ángeles porque ciertos expertos están haciendo de la esfera del mundo espiritual algo que parece más y más real. No creo en los ángeles debido a que hay un énfasis a nivel mundial repentino tan fuerte en la realidad de Satanás y los demonios. No creo en los ángeles porque he visto uno, porque no lo he visto. Yo creo en los ángeles porque la Biblia dice que hay ángeles y creo que la Biblia es la Palabra de Dios verdadera.

Esa es una afirmación útil, ¿no es cierto? Y eso lo coloca en donde debe estar. Creemos en ellos porque la Biblia los menciona 273 veces. Y cuando acabe nuestro estudio, realmente creo que usted va a tener un conocimiento claro, significativo de estas creaturas maravillosas, poderosas, santas, hermosas que sirven a Dios y nos sirven. Ahora, quiero que veamos básicamente tres cosas. Y no se preocupa acerca de escribir esto, porque no es tan critico, simplemente manténgalo en mente conforme avanzamos. Vamos a descubrir quiénes son, qué son y cómo debemos responder a ellos.  Quiénes son, qué son y cómo debemos responder a ellos.

Veamos, en primer lugar, quiénes son y punto uno, la existencia de los ángeles. Y vamos a avanzar un poco en esto y vamos a retomarlo la próxima vez. La existencia de los ángeles. Ahora, siempre ha habido personas que no creyeron en los ángeles. Dice usted, "¿Inclusive en tiempos bíblicos?" Sí. "¿Quieres decir inclusive gente que conoció el Antiguo Testamento?" Sí. Hubo algunos líderes en Israel que no creyeron en los ángeles. Escuche Hechos 23:8, únicamente se lo voy a leer. Escuche. "Porque los saduceos dicen que no hay resurrección". Esta es la razón por la que estaban tan tristes, ¿se da cuenta? "No hay resurrección". Pensé que eso era bastante bueno. Me tomó unos tres días pensar en eso.

Muy bien. Los saduceos – usted nunca lo olvidará, le prometo eso – dicen que, "no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu". Ahora, aquí estaban los racionalistas. Aquí estaban los materialistas que negaban a los ángeles. ¿Tenían razón? No. Estaban totalmente equivocados. Dice usted, "¿Cómo era posible que eran judíos?" Digo, ¿cómo era que –? Bueno, eran liberales judíos. No aceptaban la resurrección ni el Antiguo Testamento enseñó eso. Inclusive, desde el libro más antiguo del Antiguo Testamento, Job dijo, "Sin embargo, aunque los gusanos destruyan este cuerpo, en mi carne veré a Dios, a quien veré por mí mismo y no otro, aunque yo sea consumido en mi interior". Entonces, él tiene un conocimiento de la resurrección. Ellos estaban totalmente equivocados. Hay demasiada evidencia en la palabra de Dios como para decir que no hay ángeles. Hay ángeles.

De hecho, el Antiguo Testamento presenta los ángeles como seres personales que son los mensajeros y los ministros de Dios. Usted lea el Antiguo Testamento y ha estado leyéndolo en conexión con nuestra lectura para este año y entrelazado a lo largo de la narrativa del Antiguo Testamento, hay ángeles por todos lados. Están en todos lados. Si usted tan solo fuera a sacar a todos los ángeles del Antiguo Testamento, usted tendría un desastre. Usted tendría acontecimientos inexplicables. Usted tendría huecos enormes en la narrativa. Usted tendría acontecimientos que no tendrían manera posible de ocurrir. Usted tendría problemas sin soluciones si usted quitara a los ángeles. Están demasiado ocupados en el Antiguo Testamento. Están por todos lados. ¿Y sabe qué? Usted colocaría a Dios en la misma situación con todo mundo, y Dios estaría teniendo alucinaciones como el resto de la gente que pensó que vio ángeles. Porque si no hay ángeles, ¿a quién estaba enviando Dios todo el tiempo?

¿Qué hay acerca del Nuevo Testamento? Si usted ve el Nuevo Testamento, usted tendría que rechazar el Nuevo Testamento de manera total. ¿Quién anunciaría el nacimiento de Cristo? ¿Quién le diría a los pastores a dónde ir? ¿Quiénes fueron los que vinieron a Jesús en su tentación después de que Él había ayunado durante 40 días y le ministraron, si los ángeles no lo hicieron? ¿Quién vino a la tumba y anunció la resurrección? ¿Quién va a venir a congregar a los elegidos de los cuatro rincones del mundo? ¿Quién es el que liberó a Pedro y a Juan? Digo, ¿cómo podían salir de la cárcel con todo cerrado, la puerta cerrada, con la llave puesta, con la guardia todavía ahí, ¿y salieron? Los ángeles lo hicieron. Intervenciones maravillosas por parte de seres sobrenaturales serían reducidas a mentiras en el Nuevo Testamento. No habría batalla espiritual en la vida cristiana porque no habría ángel alguno, no habría demonio alguno, no habría demonio alguno, no habría Satanás alguno.

¿Qué estamos haciendo? Únicamente nos estamos concentrando en algo que no está ahí. Cristo únicamente se habría imaginado Su conflicto con Satanás, y entonces Él también habría estado engañado. Y pruebe el libro de Apocalipsis sin ángeles. Todo lo que usted tiene son los encabezados de los capítulos. Están en todos lados. Desde el principio de la Biblia hasta el fin de la Biblia hay ángeles por todos lados.

Realmente creo que el testimonio más grande de la existencia de los ángeles es el testimonio de Jesucristo. ¿Sabe usted eso? Porque yo creo lo que Él dice. Y Jesús en Su propia enseñanza habló de los ángeles. En Mateo 22, Él dijo, "Son como los ángeles en los cielos". En Mateo 22, Él dijo, "Son como los ángeles en el cielo". Él estaba hablando de los ángeles. En Mateo 24, Él habló de los ángeles. En Mateo 26, Él habló de ángeles. En Mateo 18, Él habló de ángeles. Y eso es simplemente una muestra de las docenas de veces que Él habló de ángeles. Los ángeles existen. Yo lo creo porque la Biblia lo dice. Pero le voy a decir una cosa. Yo lo creo porque los he encontrado. He encontrado a los caídos y lo sé. Y he encontrado a los santos y no lo sé, para percibirlos. Yo sé que están ahí. La Biblia lo dice. Y he encontrado Satanás, ¿y usted no? Y sus huestes. Y entonces, la existencia de los ángeles está bastante bien establecida.

Ahora, veamos en segundo lugar, el origen de los ángeles. Había una vez en la que no hubo ángeles. Ahora, ¿qué significa esto para usted? ¿Que los ángeles fueron qué? Creados. Son creaturas. Colosenses 1:16 dice, "Porque por Él", hablando de Cristo, "por Él fueron creadas todas las cosas. Las que están en los cielos y en la tierra". Ahora observe esto, "Visibles", ¿y qué? "Invisibles".

Ahora, ha habido algunas cosas creadas en el cielo, dice usted, "Bueno, ¿cuáles son?" Los ángeles. Dice usted, "Bueno, puedo entender las cosas en la tierra, esos somos nosotros. Y puedo entender las cosas que son visibles. Esos somos nosotros. Pero las cosas invisibles en el cielo, ¿cuáles son?" Esos son ángeles. Y aquí hay diferentes nombres para los ángeles: tronos, dominios, principados, potestades. Todas las cosas fueron creadas por Él y para Él.  Él creó ángeles y son llamados con términos diferentes: tronos, dominios, principados, potestades. También son llamados autoridades. Esos son nombres de ángeles, rangos de ángeles en el ejercito invisible. Y el ejercito invisible está organizado. Y quiero decirle que ese ejercito está súper organizado. Todo está catalogado y por rangos. Fueron hechos por Dios. Lo dice ahí. Fueron creados por el Señor Jesucristo.

Allá atrás en Nehemías, capítulo 9 y el versículo 6, le voy a mostrar un par de pasajes aquí. Nehemías 9:6, "Solo Tú eres Jehová". Ahora, escuche, "Tú hiciste los cielos, los cielos de los cielos, con todo su ejercito". Y ahí está la idea de que Dios creó no sólo el cielo, sino aquellos que lo ocupan, los ángeles, y la tierra y todas las cosas que están en ella. "Tú has hecho el cielo y todo lo que hay en él. Tú has hecho la tierra y todo lo que hay en ella. Esto has creado a las creaturas angelicales y a las creaturas terrenales".

Ahora, es claro, a partir de tan sólo esos pasajes que los ángeles fueron creados. Otra indicación, creo, está en Primera de Timoteo, no busquen esto. Únicamente lo voy a mencionar. 1 Timoteo 6:15 dice, "El Rey de reyes y el Señor de señores, el único que tiene inmortalidad. El único ser inmortal que jamás existe", ¿es quién? Dios. Y si Dios es el único que tiene inmortalidad, entonces los ángeles no, ¿verdad? Fueron creados. Tuvieron que ser creados. Eso es 1 Timoteo 6:15 y 16.

Ahora, el Salmo 148, versículo 2, "Alabadle vosotros todos Sus ángeles. Alabadle todas Sus huestes. Alabadle sol y luna. Alabadle estrellas de luz. Alabadle cielo de cielos y vosotras aguas que están encima de los cielos. Alaben", esas son las nubes, "alaben el nombre de Jehová", observen, "porque Él mandó y fueron creados". Los ángeles en el versículo 2 fueron creados por el mandato de Dios, así como el resto de las cosas, así como las nubes y la tierra y el sol y la luna y todo lo demás.

Dice usted, "John, ¿cuándo fueron creados?" Bueno, no sé cuándo. Fueron creados, aparentemente antes de que el tiempo comenzara. Fueron creados antes del hombre y la tierra, porque habían caído ya para Génesis, capítulo 3, ¿no es cierto? De tal manera que Satanás podía estar ya en el huerto para tentar a Eva. Pero en Job 38:7 dice, "Cuando las estrellas de la mañana cantaban juntas y todos los hijos de Dios gritaban de gozo". Ahora, ¿por qué estaban cantando todos estos ángeles? ¿Acerca de qué estaban cantando todos estos ángeles? Le voy a decir porque estaban gritando, versículo 4, "¿Dónde estabas tú cuando puse los fundamentos de la tierra? Declaralo si tienes entendimiento. ¿Quién estableció su medida, si lo sabes? ¿De dónde está sostenido su cimiento? ¿O quién estableció su piedra angular cuando las estrellas de la mañana cantaban juntas?" Como puede ver, usted tiene a las huestes angelicales cantando y gritando en la creación. Entonces, tuvieron que ser creados antes de la creación, de tal manera que vienen antes de la tierra.

Ahora, no hubo procreación entre los ángeles. No hay ángeles padre y madre y no hay muchos pequeños ángeles. Todos fueron creados directamente por Dios, no tienen la capacidad de reproducirse. En Mateo, capítulo 22 cuando nuestro Señor estaba explicando este asunto mismo, Él lo expresó de manera simple así: "Jesús le respondió y les dijo, erráis ignorando la Escrituras y el poder de Dios porque en la resurrección ni se casan ni se dan encasamiento, sino que son como los ángeles de Dios en el cielo". Los ángeles de Dios en el cielo no se casan ni se dan en casamiento, en matrimonio. Eso es lo que Él está diciendo, no hay procreación. Piense en esto, Dios mandó de manera instantánea y millones de criaturas existieron, cada uno de ellos creados de manera independiente. No se reproducen, no se incrementa su número, no mueren. Entonces no decrecen. El único cambio vino cuando Apocalipsis 12:4 dice que, "Satanás salió del cielo como un dragón y su cola se llevó una tercera parte de las estrellas con él". Aparentemente una tercera parte de esos ángeles cayeron y se convirtieron en demonios. Pero todos van a vivir para siempre, algunos en el infierno, algunos en el cielo. Los ángeles son sorprendentes. Creados instantáneamente por Dios y cada uno de ellos creado de manera independiente, el uno del otro.

¿Y sabe lo que yo creo? Yo creo que son como copos de nieve. No creo que ninguno de ellos es igual a otro. La gente siempre quiere decir, bueno, ¿cómo son los ángeles? Supongo que cuando usted ve una escena, ¿alguna vez ha notado esto? Cualquier tipo de pintura, todos los ángeles se ven iguales. Todos los ángeles se ven iguales. Usted ve a muchos ángeles y simplemente son como, bang, bang, bang, bang, como sellos de ángeles. Todos se ven como si Dios hubiera dicho, "Muy bien, voy a tomar un millón de esto y esto", y bang, usted sabe, todos estuvieron ahí. Todos los querubines, boom, y todos salieron viéndose iguales. No. Yo no creo eso.

Y otra cosa que yo creo – y vamos a entrar en esto conforme estudiamos – yo creo que en un sentido fueron creados a imagen de Dios. Fueron creados con capacidades que entendemos como inteligencia y emoción y voluntad. Y fueron creados como individuos cada uno de ellos. Yo creo que Dios, por un mandato de Su boca, habló he hizo que millones de creaturas que ocupan el universo existieran y cada uno de ellos fue diferente del otro. Escuche, si Dios lo hace con copos de nieve, Él lo puede hacer con ángeles. Millones de ellos. Fueron únicos.

La gente dice, "Bueno, ¿cuántos hay? ¿Cuántos hay? Son iguales. Han existido por mucho tiempo, han visto muchas cosas. ¿Cuántos fueron cuando Dios los hizo? ¿Cuántos hay ahora?" Misma cantidad. Es difícil saber cuántos. No nos dice cuántos. Se habla mucho y se especula de esto, pero permítame tan solo darle algunos pensamientos. En el nacimiento de Cristo dice que apareció una multitud de los huestes celestiales, ¿verdad? Cantando y alabando a Dios y diciendo – alabando a Dios y diciendo – debo decir, hubo una multitud. Ahora, esos no fueron todos. Esa simplemente fue una parte de ellos en Lucas 2. En su arresto, Jesús dijo, "Si quisiera podría llamar", ¿qué?, "a 12 legiones". En el Antiguo Testamento, un ángel mató a 185,000. Cuando esos nativos corrieron de regreso a la jungla, hicieron lo correcto. Una cosa, no debe meterse con los ángeles de Dios. Son algo serio. Ahora algunos dicen, "Bueno, hombre, ¿cuántas legiones hay?" No sé cuántas legiones hay.

Ahora, otras personas han ofrecido una posibilidad interesante. Mateo 18:10, Jesús aquí está hablando de los Suyos y cómo los ama y cómo cuida de ellos. Él dice una cosa interesante, "Mirad", Mateo 18:10, y Él ha estado hablando de los pequeños. "Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños porque os digo que en el cielo", aquí está la frase interesante, "sus ángeles siempre ven el rostro de mi Padre que está en el cielo". No se metan con estos, porque los ángeles asignados a ellos continuamente reportan lo que está pasando. ¿No es eso interesante? ¿Quieres decir que todo mundo tiene un grupo de ángeles asignado a él? Bueno, si eso es verdad, algunos dicen que debe haber por lo menos tantos ángeles como hay gente. Y si es probable aquí van a ver más ángeles que gente. Eso significaría que hay billones de ellos.

Otros dicen, "No, hay el mismo número de ángeles como el número de estrellas". Dice usted, "¿Cuántas estrellas hay?" Eso no nos ayuda en absoluto. Sabemos esto, que hay por lo menos billones, ¿verdad? Por lo menos billones. Dice usted, "¿Por qué los equipararían con las estrellas?" Porque con frecuencia los términos son usados de manera intercambiable. Son llamados las huestes celestiales y algunas veces las estrellas son llamadas las huestes celestiales. Y entonces son usadas de manera intercambiable. Pero hay un versículo que nos ayuda a tener una idea y no creo que esto es preciso, y ni siquiera creo que esto incluye a todos, pero esto nos da una idea. Apocalipsis 5, ahora simplemente piense en esto. Estos son muchos ángeles, "Y vi y oí la voz de muchos ángeles". Ahora, ¿dice que oí la voz de todos los ángeles? ¿Oí la voz de la mayoría de los ángeles? ¿Oí la voz de casi todos los ángeles? No, ¿sólo de qué? Sólo de muchos. Son unos cuantos, usted sabe, algunos de los muchos. ¿Y cuántos hubieron ahí? "Y el número de ellos fueron 10 mil veces 10 mil y miles de miles".

Y dice usted, "Bueno, ¿cuántos son esos? ¿Qué porcentaje es?" No tengo idea, pero hay bastantes. Y si cada niño pequeño tiene un grupo asignado a él, hay muchos. Porque hay otras cosas que hacer además de cuidar a niños pequeños y yo creo que hay billones de ángeles por todos lados en el universo. En Hebreos 12:22 vamos a cerrar esto. Esto es lo que dice, "Habéis venido al monte de Sion y a la cuidad de Dios viviente, a Jerusalén, la celestial y a la compañía incontable de ángeles". ¿Demasiados para qué? Para ser contados. No los puede contar. Están más allá de ser contados. Piénselo, piénselo. Millones de ángeles hermosos, poderosos, cumpliendo con los mandatos de Dios, avanzando con gran velocidad por los cielos y la tierra, mejor organizados que los ejércitos de Cesar, los ejércitos de Alejandro o Napoleón o Patón o cualquier otra persona. Querubines, serafines, creaturas vivientes, tronos, dominios, principados, autoridades, potestades, el Arcángel Miguel, el guerrero, el campeón, Gabriel el que apoya. Toda esta hueste fantástica de seres angelicales llamada en las Escrituras "hijos del poderoso" en el Salmo 89:6. Llamados hijos de Dios en Job. Llamados dioses conforme están alineados literalmente con el nivel divino sobrenatural. Llamados santos en el Salmo 89. Son llamados estrellas en Job 38:7. Llamados príncipes en Daniel 10, estos seres fantásticos. Y todo ese ejercito poderoso creado por Dios en una milésima de segundo como conforme Él quiso que existieran. Qué Dios. Qué Dios tan creador.

Usted estudia la Biblia y usted los va a encontrar en el tercer cielo, el tercer cielo es donde Dios vive. Usted los va a encontrar en el segundo cielo, cruzando el universo. Usted los va a encontrar en el primer cielo, el cual es la atmosfera de la tierra. Están en cada uno de esos estratos en la revelación de Dios. Algunas veces están delante del trono de Dios. Algunas veces están en tránsito, como Daniel, capítulo 10, en Apocalipsis 4 y 5 están junto al trono de Dios. En Daniel 10 están viajando por el universo. Y muchas veces están en la tierra. Los vemos en lo largo del Antiguo y Nuevo Testamento, ¿no es cierto? Ángeles en la tierra mezclándose con los hombres, seres fantásticos.

Voy a cerrar con algunos pensamientos acerca de cómo son. En tercer lugar, la naturaleza de los ángeles simplemente – rápidamente, permítame darle esto. ¿Cómo son? En primero lugar, son personales, son personales. Dice usted, "¿Quieres decir que no son una especie de robots sobrenaturales?" No. Son personas. Tienen personalidad. Dice usted, "Bueno, ¿cuáles son los atributos que constituyen la personalidad?" Inteligencia, emoción y voluntad. Dice usted, "¿Son inteligentes los ángeles?" Son inteligentes, sí. Ciertamente son inteligentes.

En Ezequiel 18:12 al describir a Lucifer, al hijo de la mañana, quien era el más elevado de los ángeles, dice, "Él fue la suma de la belleza y llena de sabiduría". Los ángeles son inteligentes. En Mateo 28:5, "El ángel respondió y dijo a las mujeres, no temáis, yo sé que buscáis a Jesús, al que fue crucificado". Ese ángel entendió lo que estaban haciendo. Él fue inteligente. La inteligencia se comunica. Tiene conversaciones, habla. En Apocalipsis 17 es muy claro que los ángeles entienden el plan de Dios. Lo desarrollan. "Viene uno de los siete ángeles en el 17, quien tenía las siete copas y habló conmigo y esto es lo que me dijo: 'Ven aquí y te mostrare algo'". Eso es inteligencia. La capacidad de comunicarse. Ahora, no lo saben todo. No son omniscientes como Dios, de hecho, en 1 Pedro capítulo uno y en el versículo 12 dice que, "El evangelio es algo en el que los ángeles anhelan mirar". Hay algunas cosas que no entienden. Hay algunas cosas que no conocen, pero son inteligentes. Su inteligencia es limitada, pero son inteligentes.

En segundo lugar, tienen emociones. Yo sé que tienen emociones porque en Job 38:7 dice que cantaron juntos. Y el cantar es una respuesta a la emoción, ¿no es cierto? Tienen la emoción del gozo. ¿Sabe usted que los ángeles responden cuando un alma viene a Cristo? Hay gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente. Experimentan gozo. Otra cosa que creo que es una emoción es adoración. Y los ángeles, por ejemplo, en Isaías 6, ¿qué estaban haciendo? "Estaban cerca ahí los serafines, sus pies eran cubiertos con dos alas y con dos alas volaban y con dos alas cubrían su rostro y clamaban, 'Santo, Santo, Santo'". Esa es una expresión de adoración y esa es una emoción. Los ángeles tienen la capacidad de expresar emoción y ese es un rasgo de personalidad.

Y en tercer lugar, tienen la capacidad de determinación personal o voluntad. Dios apela a sus voluntades. Por ejemplo, en Hebreos 1:6, y de nuevo, Él introduce al primogénito en el mundo. Él dice, "Y los ángeles de Dios le adoran". Él dice, "Ángeles adoren a ese niño que nació". El hecho mismo que él invita a los ángeles a hacer algo indican que tuvieron una voluntad para hacerlo. De hecho, así es como Satanás se metió en problemas, ¿no es cierto? "Haré, seré, seré, seré, seré", cinco veces en Isaías 14. Entonces son personalidades. No sólo son una especie de espíritus eterios, aéreos que están flotando por todos lados sin personalidades, como una especie de robot. Son personas. Tienen personalidad. Cada uno de ellos es diferente del otro. Son únicos. Y son diferentes de los hombres.

Y eso es obvio, porque dice en Hebreos 2 que, "Jesucristo se convirtió en hombre y fue hecho un poco inferior", ¿a qué? A los ángeles. Ocupan un estado más elevado del que tenemos, de cualquier manera, por este tiempo. Algún día vamos a gobernar sobre los ángeles. 1 Corintios 6:3 dice que, "Gobernaremos a los ángeles. En Cristo seremos exaltados". ¿Por qué? Porque seremos coherederos con Cristo, seremos igual con Cristo en su herencia. Estamos en Cristo. Somos un espíritu con Cristo, entonces nosotros en el Reino y en la eternidad reinaremos sobre los ángeles porque reinaremos con Cristo. Recuerde usted, en Apocalipsis Él dice, "Se sentaran conmigo en Mi trono", pero para esta época y por este tiempo somos un poco inferiores que los ángeles. Son diferentes que nosotros. Ahora, ambos somos creaturas. Ambos limitados por el tiempo y el espacio. Ambos dependemos de Dios para existir y para nuestro bienestar. Ambos somos responsables a Dios y le rendimos cuentas a Él, sin embargo, somos diferentes.

Ahora, ¿sabe usted qué su vida y su mundo está tan involucrado y está tan activo y es tan complejo como el nuestro? Y se lleva a cabo a nuestro alrededor. La diferencia es que no lo podemos ver. Pero ellos pueden ver el nuestro. Son espíritus y esa es la diferencia clave. Hebreos 1:14, "¿No son todos ellos espíritus ministradores?" Y en el versículo 13, le está hablando de los ángeles, "¿No son todos espíritus ministradores?"

La gente dice, "¿Los ángeles tienen cuerpos?" No. Son espíritus. No tienen cuerpos de carne como nosotros, pero escuche. "¿Es su cuerpo su personalidad?" No. Su personalidad está en su cuerpo. Su naturaleza como persona está en el cuerpo de usted y los ángeles son la persona sin la carne y sangre que nosotros conocemos. Dice usted, "Bueno, ¿tienen algún tipo de cosa y qué son? ¿Son una hoja o sabe una cosa – o usted sabe con hada debajo de ella? O como si pensamos en un fantasma, ¿qué son?"

Bueno, ¿sabe usted lo que yo creo? Creo que tienen algún tipo de capacidad localizada, limitada. Creo que son algo, son un espíritu, algo. No es un cuerpo material de carne como el nuestro, pero tienen limitaciones espaciales. No son como Dios. Dios es un espíritu, ¿verdad? Pero Dios está en todos lados. ¿Es verdad eso? Omnipresente, Su espíritu llena el infinito. Los espíritus angelicales son una especia de espíritus pequeños y están limitados en un lugar a la vez y tienen que ir a lugares, lo cual significa que tienen algún tipo de forma. Es una forma que no puedo ver y percibir, no obstante, tienen algún tipo de forma. Vuelan por el cielo en Daniel 9 y Daniel 10, están por ahí, están teniendo argumentos en el espacio. Van de un lugar al siguiente. También tienen limitaciones de tiempo.

Ahora, con frecuencia son presentados con alas. Ahora no estoy convencido de que esas son alas literales, sino que esas alas representan velocidad, que son símbolos de obediencia pronta, rápida. Que los ángeles vuelan por obedecer la Voluntad de Dios. Que son rápidos en obedecer la Voluntad de Dios. No tanto que literalmente son seres que literalmente vuelan. Como que en su capacidad como espíritus se pueden mover y se mueven rápidamente en obediencia a Dios.

Ahora, no sé qué tipo de forma tienen, pero creo que tienen algún tipo de cosa y algún día podremos subir y decir, "Eso es entonces lo que es". Pero no sé, eso es cuando lleguemos al cielo. Mientras tanto, no lo sé. Dice usted, "Bueno, ¿qué te hace pensar que tienen algo así?" Bueno, 1 Corintios 15:44 me hace pensar en eso porque dice esto: "Hay un cuerpo natural y hay un cuerpo espiritual". Oh. Un cuerpo natural y un cuerpo espiritual. Bueno, deben tener un cuerpo espiritual, entonces no tienen uno natural. Tienen algún tipo de cuerpos espirituales celestiales.

Ahora, cuando aparecen, y algunas veces Dios escoge dejarles manifestarse, siempre aparecen como un hombre. Hay una posibilidad de una excepción, pero es únicamente una posibilidad. No tenemos suficiente evidencia en interpretar el pasaje para estar seguros, pero fuera de esa ocasión, siempre aparecen en una forma masculina y el pronombre masculino siempre se usa para hablar de ellos. Entonces, como en Génesis 18, usted recuerde y en Génesis 19 cuando los ángeles vinieron a visitar a Abraham y cuando fueron a la ciudad de Sodoma, ahora, simplemente fueron hombres apuestos. Se sentaron con Abraham, comieron, caminaron, hablaron, fueron hechos visibles y adoptaron algún tipo de forma visible. 

En Mateo 28:3, "El ángel que apareció ahí, dice, su apariencia era como relámpago y su vestimenta era blanca como la nieve". Su rostro era como el sol, como el relámpago. Ahora, eso no es raro. Y algunas veces aparecen como hombres, algunas veces aparecen como hombres muy raros. Pero cuando aparecen, su presencia produce efectos sorprendentes. Por ejemplo, los nativos en la jungla huyeron. Los soldados en el ejercito alemán de quien le leí entraron en pánico. Turbulencia mental vino sobre María cuando Gabriel anunció las noticias del nacimiento virginal. Ella estaba conmovida. Cuando un ángel le digo a Zacarías que iba a tener a un hijo, él entró en pánico y el terror se apoderó de su corazón. Lucas 1, los pastores a quienes el mensajero angelical anunció el nacimiento de Cristo dice que tuvieron temor. Estuvieron en pánico cuando vieron esta hueste de seres. Los soldados romanos, dice en Mateo 28, que "vieron al ángel quitaron la piedra, se cayeron y se volvieron", ¿como qué? Como hombres muertos cuando vieron a ese ángel. Ahora, estos son seres diferentes. Y cuando ellos están, ocurren respuestas extrañas, porque es un viaje al otro mundo, por así decirlo. Algo muy anormal.

Bueno, vamos a aprender mucho acerca de estas realidades gloriosas. Oremos. Gracias Padre por ayudarnos simplemente a tener una pequeña introducción en esta noche, en esta hueste de seres que Tú has apartado para servirte y para ministrarnos. No sé quiénes son los ángeles que me han sido asignados, pero quiero agradecerte por el ministerio que han tenido en mi vida, inclusive desconocido para mí. Y quiero agradecerte por abrirnos la Palabra en esta área, para que podamos entender mejor el tipo de Dios que Eres y lo que Estás haciendo en este universo, ahora centrado como si la tierra fuera el escenario en el plan redentor. Y Tú enviaste a Tus ángeles para cumplirlo. Gracias Padre Nuestro. Te alabamos por nuestra comunión en esta noche. En el nombre de Jesús. Amen.

  

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar