Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Debido a que el tema en mi corazón es de gran importancia, quiero que entremos en nuestro texto de inmediato, y me gustaría que abriera su Biblia en Isaías capítulo 5, Isaías capítulo 5. Antes de los días del otoño, cuando toda nuestra familia de la iglesia esté de regreso, le pedí al Señor que me diera una palabra de Él. Realmente no sabía, a qué parte de las Escrituras El querría que yo fuera, pero tantas cosas estuvieron en mi corazón, que el otro día me encontré hallando a Isaías capítulo 5, para ver si lo que sabía de ese capítulo, en cierta manera no era un paralelo de la escena que veo inclusive en nuestro mundo, y en nuestro país, y en nuestra iglesia en la actualidad.

Y mediante esa lectura, el Señor me impactó en el corazón, de que ese era el mensaje que Él quería que yo compartiera con ustedes en esta noche. Y entonces me gustaría que viéramos en esta noche Isaías capítulo 5 y capítulo 6. Vamos a hacer un panorama de los dos capítulos, sin embargo, quiero darles suficientes detalles, como para que sepa lo que está pasando. Podríamos bien titular este mensaje, Isaías un hombre piadoso en una nación en crisis, porque eso básicamente es el tema de estos capítulos. Alguien ha dicho bien, si los hombres han aprendido algo de la historia, es que los hombres nunca aprenden algo de la historia. Y entonces la historia de manera inevitable se repite a sí misma.

El cinismo del predicador en Eclesiastés, en cierta manera está justificado cuando él dijo, ‘nada hay nuevo debajo del sol’, la historia se convierte para él un ciclo interminable de repetición, y entonces él dice ‘lo que ha sido es ahora y lo que será ya ha sido’. Los hombres y las naciones parecen atravesar por los mismos ciclos interminables de repetición. De gloria a destrucción. Sus comienzos normalmente son brillantes, y llenos de esperanza y de promesa, y en algún punto a lo largo del proceso caen en pecaminosidad y terminan en destrucción. Esa es la historia del hombre en el Edén, y esa es la historia de todo hombre en toda nación desde ese entonces.

De hecho, todo bebe que nace se convierte en una ilustración viva, de la trayectoria inevitable de los hombres en las naciones, la pequeña vida comienza en la inocencia y la hermosura de la infancia, y pasa a la pecaminosidad de la madurez, y en ultimas termina en la muerte. Veo el mismo camino en la gente en la actualidad, y veo lo mismo en nuestra propia nación, los Estados Unidos de Norteamérica. Realmente creo en mi corazón que Estados Unidos está atrapado en un ciclo de condenación, que Estados Unidos simplemente es en gran medida lo que las vidas individuales que la constituyen son. Manifestaciones del poder del pecado para destruir un buen comienzo y convertirla en un fin aterrador.

Conforme veo nuestro país, recuerdo la grandeza del comienzo de Estados Unidos, esa belleza que conocimos cuando la gente llegó inicialmente a este país, porque buscaron adorar a Dios en libertad. Quisieron establecer en el nombre de Jesucristo, una comunidad de hermandad, la biblia era tenida en alta estima, como la fuente de toda verdad y autoridad para la vida. Dios era el centro de pensamiento y Dios era el centro de sentimiento, y Dios era el centro de acciones, y las iglesias eran el centro de la comunidad. Y en la primera parte de nuestra historia hubo grandes avivamientos, y grandes predicadores, y escuelas maravillosas para enseñar las Escrituras, preparando a hombres y a mujeres para el ministerio.

Hubo un estándar, había una norma, hubo un absoluto para la vida, era la palabra de Dios, pero ese fue el tiempo de la infancia de Estados Unidos. Conforme la madurez vino a Estados Unidos, la desviación que viene de manera tan inevitable vino. Viene individuos, viene instituciones, viene escuelas, viene iglesias y vino el desvió a una etapa adulta degradada fue evidente. Dios levantó a sus Jonathan Edwards, a sus Jorge Whitfields, a sus Carlos Finneys, a sus Billy Sundays, a sus D.L. Moodys, a sus Billy Grahams y a muchos otros, pero el desvió nunca pareció ser corregido. Las escuelas se desviaron, las iglesias siguieron esta corriente, porque los pulpitos ya no predicaban la palabra de Dios.

El gobierno abandonó las Escrituras, y las escuelas siguieron esa tendencia, y entonces estamos en el ciclo de condenación, y la inevitabilidad de todo esto es que enfrentamos un fin muy muy oscuro. ¿Qué ha sucedido? ¿Y cómo reaccionamos a esto? quiero que regresemos a la historia para encontrar algunas respuestas, no creo que todas las respuestas se encuentran al analizar el tiempo presente. Creo que las mejores lecciones se encuentran al mirar a la historia, porque todo lo que estamos experimentando ya ha sido hecho, y si vamos a la palabra de Dios, descubriremos que semejanzas como estas existen y quizás nos sorprenderán.

Pero en términos de problema y solución, de hecho, en 1ra de Corintios capítulo 10, únicamente quiero mencionarle algunos versículos, no necesita buscarlos, simplemente escúchelos, conforme se los leo, pero en 1ra de Corintios capítulo 10, comenzando en el versículo 6 Pablo dice ‘ahora estas cosas’. Y él se refiere a acontecimientos en la historia de Israel, ‘estas cosas fueron nuestros ejemplos o nuestros modelos, para que no codiciemos cosas malas como ellos también codiciaron, ni seáis idolatras como fueron algunos de ellos, ni cometamos fornicación como algunos de ellos lo hicieron, y cayeron en un día 23 mil, ni probemos a Cristo como algunos de ellos también lo probaron, y fueron destruidos por serpientes.

Ni murmuréis como algunos de ellos también murmuraron, y fueron destruidos por el destructor. Ahora, todas estas cosas les acontecieron como ejemplo, y han sido escritas para nuestra amonestación sobre quienes los fines de los siglos han venido. En otras palabras, Dios ha registrado la historia de Israel y su devastación, y su degradación, y su disolución, y su destrucción, con el propósito de establecer un patrón que podamos ver, para ver que está mal con nuestra propia sociedad y lleguemos a algunas conclusiones acerca de un remedio. Lo mejor no es designar algún tipo de comité social, para analizar en base a la economía, o la teoría política, o la teoría social lo que está mal con nosotros. Lo mejor es ver la palabra de Dios.

La historia bíblica nos da el panorama más genuino de todos, y realmente creo que, si usted lee el Antiguo Testamento, el Antiguo Testamento presenta a la historia de la actualidad una serie de espectaculares a lo largo del camino de la humanidad, advirtiendo acerca de la inevitabilidad de la destrucción cuando el pecado entra a la sociedad. Para nuestra lección en esta noche, vamos a ver uno de esos espectaculares y hay muchos, uno levantado por el profeta Isaías. Es un principio claro, es una lección muy lúcida de los pecados mortales que destruyeron a Israel, y que se aplican de manera evidente a nuestra propia sociedad y como un hombre piadoso reaccionó a esa crisis misma.

Y nos presenta una forma en la que debemos también reaccionar. En primer lugar, observe el capítulo 5, y quiero que observe la parábola del Señor, porque en este drama el personaje primordial es el Señor mismo, la parábola del Señor. Versículo 1 ‘ahora cantaré por mi amado el cantar de mi amado a su viña, tenía mi amado una viña, en una ladera fértil, la había cercado y despedregado y plantado de vides escogidas, había edificado en medio de ella una torre, y hecho también en ella un lagar, y esperaba que diese uvas, y dio uvas silvestres. Ahora pues, vecinos de Jerusalén y varones de Judá, juzgad ahora entre mí y mi viña, ¿qué más se podía hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella?

¿Cómo esperando yo que diese uvas ha dado uvas silvestres? Os mostrare pues, ahora lo que hare yo a mi viña. Le quitaré su vallado y será consumida, aportillaré su cerca y será hollada. Hare que quede desierta, no será podada, ni cavada, y crecerán el cardo y lo espinos, y aún a las nubes mandaré que no derramen lluvia sobre ella’. Ahora deténgase ahí, esta es una parábola. De hecho, es una ilustración exquisita, es una parábola en forma de una canción de lloro, que acusa con respecto a mi amado y su viña. Y muchos eruditos bíblicos creen que mi amado es una afirmación por parte de Dios con respecto a Cristo. La viña le pertenece a la Trinidad, y es una canción de lamento por lo que le pasó a esa viña.

Ahora, en los días de Isaías, los montes pedregosos de Judá estaban cortados y preparados por terrazas de manera hermosa, y estaban llenos de viñas hermosas, selectas, fructíferas, y todo ciudadano de Judá habría entendido el significado de esta parábola. Él estaba familiarizado y ella estaba familiarizada, con las viñas hermosas que producían uvas muy muy hermosas. El pueblo mismo sabia como hacer que ese suelo tan duro, en tantos casos involucraba una gran cantidad de amor, y esfuerzo, y cuidado para que esa viña fuera productiva. Sabían lo duro que era que el granjero trabajaba, y labraba, y tenía en su corazón una esperanza tan grande para cosechar el resultado de todo su esfuerzo.

Y todo ciudadano en Judea, habría entendido fácilmente la frustración, la agonía, la tristeza, la decepción, cuando el granjero habría hallado, que en lugar de que su esfuerzo produjera esas uvas hermosas que él quería, únicamente estaba la bousheme como dice el hebreo, pequeños frutos, duros y agrios, llamados uvas silvestres, inútiles. Y entonces la canción es una parábola, ¿y qué significa? El versículo 7 nos dice, ‘ciertamente la viña de Jehová de los ejércitos es la casa de Israel, y los hombres de Judá, planta deliciosa suya, esperaba juicio, y he aquí vileza, justicia, y he aquí clamor. Ahora la viña es Israel, y Dios es el granjero. En el Salmo 80 Israel de nuevo es asemejada a una viña, poseída, protegida, cuidada, nutrida, amada por Jehová.

Sacada de Egipto, plantada en Canaán, cuidada por la bondad constante providencial del Señor. La viña, dice el salmista, hecha raíces profundas, y comienza a avanzar y llena la tierra. Y él dice, los montes literalmente están cubiertos por su sombra, sus troncos son como los cedros masivos. Envía ramas hacia el Oeste, hacia el gran mar y sus retoños van al Este hacia el Éufrates, y la gran viña del Señor está firmemente arraigada en la tierra. De la misma manera, nuestro Señor en el capítulo 21 de Mateo dice, ‘aquí hay otra parábola, hubo cierto labrador quien plantó la viña, y cavó y estableció un lagar, y construyó una torre, y se la prestó a un granjero y se fue a un país lejano.

Y cuando el tiempo del fruto se acercó, él envió a sus siervos al granjero para que ellos pudieran recibir los frutos de la viña. Después habiendo enviado en su parábola la persecución por parte de los granjeros de los profetas de Dios y del Hijo mismo de Dios, el Señor concluye con estas palabras, ‘por tanto os digo que el Reino de Dios será quitado de vosotros y será dado a una nación que dé sus frutos. En otras palabras, Jesús dice lo mismo, Israel fue mi viña, pero cuando la examiné no hubo fruto. Salmo 80, todo tuvo un comienzo hermoso, pero cuando vino la evaluación en la cosecha, no hubo nada más que bousheme, pequeñas uvas agrias.

Cualquier persona que conocía el Salmo 80, cualquier persona que conoce Mateo 21, entiende el significado de Isaías 5, rompió seriamente el corazón para Dios. Dios hizo todo, regrese al capítulo 2 versículo 5, ‘la había cercado’, lo que eso significa ahí es que El colocó una reja alrededor al escarbar, lo que en cierta manera es una cerca. Usted escarba profundamente y provee una barrera para mantener a los animales salvajes o cualquier otra cosa que pudiera entrar a dañarla, Él lo separó del resto de las naciones, es lo que Él quiere decir. El aisló a Israel, Él les dio todo, oportunidad para florecer, al aislarlos de convivir con los paganos, que los habrían corrompido.

Después Él dice en el versículo 2, ‘Él había despedregado’, para hacer que esa viña creciera y mantuviera la tierra suelta y productiva, y El sacó todas las piedras. ¿Cuáles son las piedras? Yo creo que Él tiene referencia a los cananeos en la tierra, Dios limpió a los cananeos, El los sacó, El los quitó, y les dio la tierra. Y después Él dice que ‘El plantó a la viña escogida’ a un pueblo noble, y ‘Él había edificado en medio de ella una torre’. Creo que esta es una referencia a Jerusalén, la capital, en donde Él colocaría su nombre, y donde Él designaría profetas y sacerdotes, para vigilar en contra de los enemigos espirituales. ‘Él también hizo en ella un lagar’, y realmente creo que eso habla del sistema sacrificial con sus ofrendas y su adoración, y su alabanza conforme es derramada.

Y en el versículo 4, véala, ‘¿qué más se podía hacer a mi viña que yo no haya hecho en ella?’. Dios hizo todo para preparar a Israel, para una historia de bendición, a diferencia de nuestro propio país, los comienzos fueron magníficos. Ahora Él dice en el versículo 3, ‘después de todo eso, ahora pues, vecinos de Jerusalén y varones de Judá, juzgad ahora entre Mí y mi viña, ¿si algo está mal de quien es la culpa, podía yo hacer algo más de lo que hice?’. Y después Él dice en los versículos 5 y 6, ‘la retribución divina es inevitable y ya viene’. Les voy a decir lo que le voy a hacer a mi viña, ‘le quitaré su vallado’. Ya no va a tener protección, y las naciones la van a pisar, ‘será consumida, aportillare su cerca y será hollada.

Haré que quede desierta, no será podada, ni cavada, ya no va a hacer cuidada y crecerán el cardo y los espinos y aun a las nubes mandare que no derramen lluvia sobre ella’. Que decepción tan terrible fue esto para Dios, después de eso vino un juicio terrible. El versículo 7 realmente lo resume. Observe el final del versículo, ‘esperaba juicio, y he aquí vileza, justicia, y he aquí clamor’. En el hebreo eso es un juego de palabras, Él dijo ‘busque mishpath, y vi mispach, busque sedakah y encontré setakah. Buscaba justicia y no estuvo ahí, busque juicio y no estaba ahí, busque justicia y no estaba ahí. De hecho, algo más estuvo ahí, opresión y clamor de angustia por parte de los oprimidos.

Fracasaron, Israel sobre quien Dios había derramado tanto amor y tanta labor, y ahora nada quedaba más que derribar las cercas, y dejar que la viña fuera pisada y destruida hasta que la purga fuera terminada. Que dolor de corazón. Israel, quien fue bendecida dice Pablo primordialmente, porque se les encomendaron los oráculos de Dios, Romanos 3. Israel, Romanos 9, a quien pertenece la adopción, y los pactos, y las promesas, todas estas cosas, ¿qué más podía Dios haber hecho? En Jeremías capítulo 2 versículo 29, Jeremías dice, ‘porque me rogaran todos vosotros, habéis trasgredido en contra de mí, dijo Jehová, en vano he herido a vuestros hijos’. Inclusive, mi corrección.

Él quiere decir, no la recibieron, no recibieron corrección, vuestra propia espada ha devorado sus sutilidades como un león destructor, han matado a sus propios profetas. O generación ved la palabra del Señor. ¿He sido un desierto para Israel, una tierra de oscuridad? En otras palabras, ¿no he hecho nada por vosotros? ¿lo he hecho difícil para vosotros? No. Pero a pesar de eso, se han vuelto. Oigo el clamor de Jesús a ese mismo pueblo. Él les dijo, no quieren venir a mí para que tengáis vida, y nosotros en este país hemos tenido un gran legado, no hay duda al respecto. No hay uno de pacto como el de Israel. No obstante, un gran legado.

Una viña bendecida por Dios, en su infancia bendecida de manera única. Que más podía Dios hacer, que fundar esta nación en fe en Dios mediante Cristo. Que más pudo haber hecho que establecer la biblia como la base de la vida. Sin embargo, escuche, Estados Unidos inevitablemente será pisada en el juicio de Dios, porque hemos dejado esas cosas. No hay uvas buenas aquí, únicamente uvas silvestres. Isaías probablemente se vio como necio cuando él hizo esta profecía, como yo también le podría sonar a usted. Alguien pudo haber dicho ahora, espere un minuto Isaías, nuestro rey Uzías es un rey capaz, fuerte. ¿Acaso Dios no ha ayudado a Uzías a ganar muchas batallas y establecer firmemente el poder de Israel?

¿Acaso este hombre no ha reinado durante 52 años? ¿acaso él no ha sido bendecido por Dios? ¿acaso él no ha establecido las defensas de Judá y Jerusalén en orden? Según 2do de Crónicas 26, él estableció un ejército formidable, bien disciplinado, que tenía las armas más modernas que podíamos imaginar. Sí, todo eso es verdad, todo eso es verdad. Hemos pasado por esos días en Estados Unidos, cuando dominamos al mundo en una guerra fría, porque teníamos las armas, teníamos el ejército, teníamos la sofisticación, teníamos el liderazgo. Pero, así como en el tiempo de Israel, el cáncer de dejar a Dios, estaba consumiendo la vida de la nación, y las uvas de Sodoma crecieron en la viña de Dios.

Y entonces Dios dice, ‘viene un juicio’. Ahora escuche, nunca los profetas de Dios hablan de juicios en general únicamente, pero siempre añaden puntos específicos. Quiero que pase conmigo, de la parábola del Señor a la penetración del Señor, comenzando en el versículo 8. Ahora aquí el Señor penetra hasta la medula misma del problema, y quiero que vea esto, seis pecados específicos han llevado a la ruina de la nación, seis ayes y el ay, esa es una palabra usada por Juan y Jesús en Apocalipsis, usada por el Señor en los Evangelios. Un ay simplemente es esto, una denuncia de alguna maldad observada por los ojos penetrantes de Dios. Una denuncia de alguna maldad observada por los ojos penetrantes de Dios.

Y Dios penetra la situación e identifica seis pecados. Ahora amados, es aterrador ver estos seis, porque son tan reales en nuestra nación, y quiero apresurarme a añadir esto tristemente, e inclusive son verdad de la iglesia, la supuesta iglesia de Jesucristo. Usted haga la aplicación conforme avanzamos. Número uno, primero Isaías dice, conforme Dios penetra su pecado, versículo 8, son culpables de un materialismo avaro. Versículo 8, ‘ay de los que juntan casa a casa, y añaden heredad a heredad hasta ocuparlo todo, habitareis vosotros solos en medio de la tierra’. Ahora aquí tienen ustedes el pecado de avaricia, no es suficiente tener una casa, no es suficiente tener una propiedad, añadieron casa a casa y tierra a tierra, hasta que han consumido los bienes y están aislados de todo mundo.

La avaricia insaciable de los que eran los dueños de la tierra, del tiempo de Isaías, causó una gran cantidad de pobreza, porque lo que hicieron fue que mantuvieron todos los recursos en las manos de unos cuantos, haciendo el espacio entre los muy ricos y los muy pobres más y más amplio eliminando casi en su totalidad a cualquier persona en medio. Amos habla de ello, Oseas habla de ello, Miqueas habla de ello, y todos fueron contemporáneos de Isaías. Hombres ricos sin misericordia adquiriendo propiedad, acumulando fortunas, exprimiendo a los pobres, y a los indefensos, haciéndolos comprar a precios inflados para llenar sus propias arcas. Usted tiene que pensar en 1ro de reyes 21, ¿no es cierto? Y Acab.

Acab quien tenía todo. Acab quien era el rey. Sin embargo, hubo un hombre, Nabot, quien tenía solo una viña y Acab quería esa viña, y él la tomo, avaricia. No creo que Dios, jamás quiso que la gente acumulara posesiones de esa manera. Yo creo que esa es la razón por la que, en el plan de Dios, y en el libro de Levítico, hubo un año de Jubileo, cuando todo regresaba a su dueño original, todos los esclavos eran liberados, simplemente limpiaba la economía en su totalidad, y todo mundo comenzaba desde abajo. Dios nunca quiso que la gente acumulara ese tipo de fortunas, motivados por la avaricia. En Miqueas capítulo 2, en el versículo 2, Miqueas escribe codicia en campos, los toman por violencia y casa, las quitan, oprimen a hombre y a su casa, inclusive un hombre y su herencia, un materialismo consumidor.

Versículo 9 Él dice, ‘ha llegado a mis oídos de parte de Jehová de los ejércitos, que las muchas casas han de quedarse asoladas, sin morador las grandes y hermosas. ¿sabe usted lo que él dice? Va a venir un tiempo, cuando todas esas grandes casas van a estar vacías, nadie va a estar en casa, van a estar desiertas, y como usted sabe eso sucedió. Por ejemplo, en una invasión en Judá, en los días de Acaz registrada en 2do de Crónicas 28, en un día cuando la nación invadió Peca, era el rey, y el país era Samaria. En un día mataron, escuche esto, 120 mil hombres que eran soldados y 200 mil hombres, mujeres e hijos fueron llevados al cautiverio. En un día un tercio de un millón de personas.

Ahora, Dios puede moverse en juicio cuando quiere. Las grandes cosas que están siendo acumuladas serán quitadas. A personas en nuestro país, que han contribuido a la destrucción de este país, mediante el materialismo consumidor. El versículo 10 él dice, ‘va a venir un día cuando voy a traer hambre’. Sus casas no solamente van estar vacías, sino que sus campos no van a producir, y diez yugadas de viña producirán un bato, y un homer de semilla producirá un efa’. Lo que eso significa es que diez acres van a producir unos cuatro galones de vino. Eso es hambre, ¿cuatro galones de vino de diez acres? Un homer de semilla son unos 48 galones de semillas. Y él dice 48 galones de semilla, producirán 4.8 galones de resultado.

Una décima parte, hambre. Que retrato de Estados Unidos. La revista Times dice, que Estados Unidos es como un niño no querido con un helado, lleno de barros y gritando porque quiere más. ¿sabe usted lo que causa la inflación en un país? Algo simple y se lo puedo explicar, a pesar de todos los economistas, la inflación es causada por la avaricia, simple avaricia, todo mundo quiere más, y eso es lo que comienza el espiral. Materialistas avaros. Somos materialistas. Somos posesivos, queremos más. E inclusive veo un libro, escrito por un cristiano que está en la televisión, el título es ‘Jesús quiere que usted sea rico’. Adoramos a la vaca de oro, buscamos estatus mundanos. La iglesia se prostituye para ganar dinero.

Hay gente que está flotando por todos lados, que van a dar su testimonio por $1,500 o $2,000 por noche. La nación se ha metido en el materialismo y permítame decirle algo, la iglesia va en la parte de arriba de la ola. Es algo triste ver a cristianos inmersos en ese materialismo consumidor. En segundo lugar, Isaías dice que Israel se caracterizó por buscar el placer en la embriaguez. Versículo 11 ‘ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez, que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende, y en sus banquetes hay arpas, vihuelas, tamboriles, flautas y vino, y no miran la obra de Jehová, ni consideran la obra de sus manos’.

Escuchen, no tienen tiempo para Dios, están demasiado ocupados emborrachándose, y siendo entretenidos. Permítame decirle algo, no puedo pensar en algo que es más característico de nuestra sociedad que, una característica de entretenimiento de embriaguez. La gente de manera ciega migran de un festival de rock a otro, de un centro nocturno a otro, de una discoteca a otra, inundando de música a sus autos y sus estéreos y cintas, a todo volumen con la música del mundo, mientras que a lo largo del proceso están tomando con toda variación de mezclas para adormecer sus sentidos, y el fin de todo eso es un adormecimiento de insensibilidad hacia el Dios mismo, quien sustenta el universo.

Eso es lo que Isaías está diciendo. Vivimos en un estupor en nuestra sociedad. No solo son drogas, y todo tipo de drogas, e inhalar cocaína y heroína, y todo esto es alcohol, somos una sociedad embriagada, y somos una sociedad, que está loca por la música. No es sorprendente que en Apocalipsis 18 Dios dice, voy a borrar la música, léalo, la música del mundo. Y lo que él dice al final del versículo 12, es que los hombres son ateos prácticos, no consideran la obra del Señor, no consideran en lo absoluto a Dios. Nuestro país conoce acerca de Dios, toda Navidad y Pascua le aventamos un pequeño hueso, pero básicamente nuestro mundo está lleno de lujuria y embriaguez.

¿Sabe usted lo que sucede cuando usted bebe y escucha la música del mundo? Poco después lleva al pecado, al sexo, y así es en nuestro mundo. Lo triste es que inclusive, es tolerado por los cristianos, tenemos una discoteca cristiana en California. Leí una fiesta de coctel cristiana, no me gustaría hablarle de todos los cristianos que conozco que están en el ministerio, que están viviendo en inmoralidad sexual. Tan solo esta semana, un músico cristiano bien conocido en nuestra propia comunidad, lo confronté acerca del hecho que él está viviendo en inmoralidad. Un evangelista bien conocido en nuestro país, viviendo en inmoralidad, y lo ha estado haciendo durante cinco años por lo menos.

Un maestro de la Biblia bien conocido, cuyo nombre todos ustedes conocerían, que ha vivido en inmoralidad durante años, mientras que están hablando del nombre de Jesús, no es solo en nuestra sociedad, sino que la iglesia ha sido presa de esto. El versículo 13 dice, ‘por tanto mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento, y su gloria pereció de hambre y su multitud se secó de sed’, ¿por qué? Porque dejaron la palabra de Dios y no hay recurso. Hace tanto tiempo atrás que la iglesia se entregó al entretenimiento y al comentario social, no hay palabra de Dios. Entonces el versículo 14, ‘por eso ensanchó su interior el Seol y sin medida extendió su boca’, que imagen tan vívida.

Aquí está el retrato de la tumba literalmente abriendo su boca mucho, y allá descenderá la ‘gloria de ellos’, la gloria del mundo, ‘y su multitud, y su fausto, y el que en él se regocijaba los que disfrutan, y el hombre será humillado, y el varón será abatido, y serán bajados los ojos de los altivos, pero Jehová de los ejércitos será exaltado en juicio, y el Dios Santo será santificado con justicia’. Dios no lo va a tolerar. Quiero decirle como alguien dijo en una ocasión, si Dios no destruye Estados Unidos, Él se va a tener que disculpar con Sodoma y Gomorra. Y en el versículo 17 dice, ‘y los corderos serán apacentados según su costumbre, y extraños devorarán los campos asolados de los ricos’.

Lo que significa es que, al estar sueltos habrá corderos que estarán por esa tierra que antes fue hermosa y que había sido explotada, y habrán extraños vagabundos. Lo que eso significa es que, caminando sobre la tierra que en un tiempo fue hermosa, pero ahora destruida, habrá una gran parte no cultivada, y habrán corderos ahí que estarán pastando, y caminando por ahí también extraños que estarán buscando algo de comer. Está por venir, y durante siglos en Israel los árabes cumplieron esto y todavía lo hacen, y parte de la tierra originalmente dada al pueblo de Dios. Tercer pecado, una pecaminosidad desafiante. Un materialismo consumidor, una búsqueda de placer en la embriaguez y una pecaminosidad desafiante.

El versículo 18 dice, ‘ay de los que traen la iniquidad con cuerdas de vanidad’. En otras palabras, están orgullosos por ello, son como un buey que está jalando un carro. Se amarran a sí mismos y jalan la iniquidad ‘y el pecado como con coyundas de carreta’. En otras palabras, trabajan duro en estarla arrastrando por todos lados. ¿Sabe una cosa? ser algo vulgar y nauseabundo es trabajo duro, trabajo duro. El retrato es de una bestia torpe, amarrada a un carro, a un carruaje, el retrato es de una bestia torpe que no piensa que está amarrada a un carro, y lo está arrastrando por todos lados. Arrastrando la carga de iniquidad, en el engaño vano de que realmente esto es vivir.

En el versículo 19 dice, ‘los cuales dicen venga ya, apresúrese su obra y veamos acérquese, y venga el consejo del Santo de Israel para que lo sepamos’. Si hay un Dios que diga algo aquí, que haga algo, por favor, si hay un Dios, haz lo que quieras hacer. En otras palabras, se burlan de Dios, tientan a Dios. Creo que la vulgaridad más común en Estados Unidos, o es Dios o Jesús o Jesucristo ¿no cree? Eso es una burla de Dios, es tentar a Dios, esa es una burla de su Nombre Santo, una pecaminosidad abierta, desafiante, que se burla. El mundo es tan abierto por su pecado, programas de televisión sucios, películas sucias, música sucia, revistas y libros sucios.

Es abierto en los letreros, es abierto en los centros nocturnos, es abierto por todos lados y se burlan del nombre de Dios, ni siquiera creen que Dios puede responder. Son como los necios de 2da de Pedro que dijeron, buenos todas las cosas continúan como siempre han sido desde el principio, Dios nunca se ha enojado en el pasado por esto, ciertamente no se enojara en el futuro. De hecho, en el Salmo 10:11 Él dice ‘él dice en su corazón Dios se olvidó, Él está escondiendo su rostro, Él nunca me verá, Dios no está viendo. En el Salmo 14, versículo 1 ‘dice el necio en su corazón’ que, ‘no hay Dios’. Ahora escuche, esa no es una afirmación filosófica.

Eso es decir esto, yo voy a hacer lo que quiero hacer, a Dios le podría importar menos, no hay un Dios que me esté revisando. Esa no es una conclusión lógica del estudio, esa es una manera de justificar la maldad, y nuestra sociedad se burla de Dios. Siempre pienso en Ernest Hemmingway, una serie de artículos escritos acerca de Ernest Hemmingway, dijeron que Hemmingway había probado que usted podía jugar con el pecado, y que cualquier persona que se aferraba al punto de vista victoriano, de que el pecado tenia consecuencias era un necio. Hemmingway había blasfemado a Dios, había deshonrado a Jesucristo, se había acostado con mujeres, había peleado en revoluciones, y él había probado que un hombre es un hombre, y que él permanece en pie fuera de cualquier Dios.

Diez años después, hasta el día en el que el articulo salió, él se colocó una pistola en su cerebro, y se voló la tapa de los sesos. Sinclair Lewis, quien escribió ese ataque terrible en contra del cristianismo, llamo a Elmer Gantry, en el que él ataco los avivamientos en Estados Unidos, no poco después de eso termino siendo un alcohólico inmerso en el alcohol, en una clínica de tercer nivel en Roma, en donde él murió sin nada. Usted no puede hacer eso y salirse con la suya. Materialismo consumidor, la búsqueda del placer en la embriaguez, la pecaminosidad desafiante. En cuarto lugar, perversión inmoral. El tiempo de Isaías inclusive usted lo podrá decir, es difícil imaginar que Israel estaba haciendo esto.

Este es el pueblo del pacto de Dios. Versículo 20, ‘ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo, que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz, que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo. Ay de los sabios en sus propios ojos’, ay de esas personas que han revertido de manera total la moralidad, que han pervertido lo que es correcto, y lo que está mal. Que dicen el adulterio está bien, la fornicación está bien, el matrimonio es para los que se avergüenzan, la abstinencia es para los que se avergüenzan, la embriaguez es como debemos vivir, la homosexualidad simplemente es un estilo de vida alternativo. Aquellos que han torcido, invertido y pervertido lo que está bien y lo que está mal.

Malaquías dice, su pecado es este, han exaltado a la gente mala, que son las personas que pagan cien mil dólares para cantar, sí, sí, sí. Quienes son las estrellas de películas que llenan sus arcas con nuestro dinero, vienen una vida amoral, sin Dios, en una inversión de principios morales. Oh quiero decirles, que veo eso en nuestra sociedad, todo se ha vuelto pervertido y torcido, y sucio, inclusive en la iglesia. Hay personas que predican y cantan canciones, y tocan instrumentos, y están viviendo vidas viles. No estoy hablando solo en generalidades, estoy alrededor de un paso de comenzar a dar nombres. Entonces vendrán, quiero decirle algo, me identifico con el Salmo 69, los vituperios que cayeron en el Señor, han caído sobre mí, no puedo tolerar esto.

No sé porque el Señor hace que me moleste tanto esto y a nadie más, porque parece como si a veces estoy allá fuera solo, peleando contra esto solo. Porque parece como si estuviera allá fuera algunas veces, peleando contra esto totalmente solo. Pero he llegado al punto en el que comienzo a confrontar a algunas de estas personas, porque no puedo permitir que el nombre de Jesucristo sea profanado, cuando lo sé. O de lo contrario estoy en el punto de recibir disciplina por parte del Señor, como alguien que es llamado a hablar su verdad. No podemos tolerar eso, no podemos tolerar una generación entregada a una mente reprobada, un sentido de moralidad pervertido, torcido.

Un quinto pecado, y este es inevitable. Siguiendo a los otros, materialismo consumidor, la búsqueda del placer en la embriaguez, la pecaminosidad desafiante, la perversión moral, añada una soberbia arrogante. Versículo 21, ‘ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos’. ¿Sabe usted cual es otra característica de nuestra propia sociedad? Ellos tienen todas las respuestas, ellos tienen todo, nunca ha habido tanta plática torpe. Nunca hemos tenido tanta capacidad de los medios masivos de comunicación, pero se lleva a cabo todo el tiempo. Usted enciende la radio, hablan, hablan, hablan, hablan. Enciende la televisión y bla, bla, bla, bla. Conversaciones, análisis, puntos de vistas, teorías, libros.

Le estoy diciendo add the infinito más nozium. Todo mundo tiene la respuesta. Pablo dijo, siempre están aprendiendo y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. ¿Quiere saber algo que es inevitable? Cuando los hombres viven vidas viles de putrefacción y abandonan a Dios, se colocan a sí mismos sobre su trono, el pecado más grande del hombre, es que él realmente se adora a sí mismo. Él es el idolatra definitivo. En nuestras monedas tenemos el lema ‘en Dios confiamos’ y en nuestros corazones, yo primero. Isaías capítulo 29, de manera semejante dice, en el versículo 14, ‘por tanto he aquí, procedo a hacer una obra maravillosa entre este pueblo, e inclusive una obra maravillosa, y una maravilla porque la sabiduría de sus hombres sabios perecerá, el entendimiento de sus hombres prudentes será escondido.

Ay de aquellos que buscan profundamente esconder su consejo del Señor, y sus obras están en la oscuridad y dicen, quien nos ve y quien nos conoce’. Él dice, voy a desenmascararlos, y voy a hacer un lado su insensatez. Me ha parecido interesante últimamente, darme cuenta de que, al tratar con la psiquiatría, como de vez en cuanto ha habido gente que ha tenido problemas y están involucrados con psiquiatras. Solía ser que los psiquiatras estaban en un estado de euforia pensando que Freud tenía todas las respuestas, y hombre, usted va al psiquiatra y presentan todo esto acerca de sus problemas sexuales con su madre, y que alguien lo metió a usted en un closet, con un montón de plátanos durante 8 semanas.

No es sorprendente que usted está loco. Y todos tienen estas ideas, ahora todas esas respuestas. Y Freud fue el gran dios que tuvo todas las soluciones. Y después Freud se acabó, y Carl Rogers estuvo de moda. Y después Rogers se acabó, y Glasser estuvo de moda, y todo mundo estaba probando una terapia de realidad, y todo mundo estaba probando todos estos ángulos. Y me parece sorprendente a mi ahora, que en estas últimas ocasiones que he confrontado a un psiquiatra, el hombre entra, la mantienen por suficientemente tiempo para enderezarlo, y después comienzan a ahogarlo en píldoras, y lo mantienen así de esa manera. Y dicen, no tengo respuestas, todo camino a la solución era un callejón sin salida que no iba a ningún lado.

Pero el hombre adora su ego y su mente, y los hombres andan por todos lados con una sonrisa, felicitándose a sí mismos por sí mismos. Son necios, envanecidos. Finalmente, este tipo de sociedad se caracterizó por liderazgo corrupto. Versículo 22, ‘ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar bebida, los que justifican al impío mediante cohecho’. En otras palabras, son sobornados, ‘y al justo quitan su derecho’. Ahora de lo que esto está hablando es de embriaguez y un lujo sin refreno, pero más que esto, esta dirigido hacia los líderes del país, los líderes y los jueces, que estaban pervirtiendo la justicia de dos maneras. Una, por su embriaguez, y dos, al recibir sobornos, pueden ser comprados.

Ni siquiera puedo recordar un tiempo en la historia de Estados Unidos, por lo menos en mi vida, en donde hubo tantas personas que se embriagaban en el liderazgo, como las hay en la actualidad. ¿Se da cuenta usted de eso? no solo esposas de expresidentes, y que el hermano del presidente terminó en centros de alcohol, pero inclusive nuestros senadores, se encuentran ahí boca arriba en algún charco en Washington, DC, con alguna prostituta y sigue, y sigue. Digo, todo el asunto del liderazgo es un asunto de desenfreno, un asunto de embriaguez. Usted lee de sus fiestas, y tienen cocaína, y usted lee acerca de estas cosas, el liderazgo esta corrompido. ¿Cómo es que estas personas pueden hacer juicios morales sensatos?

¿Cómo pueden estas personas guiar de manera correcta a una nación? La palabra valiente, esa ahí en el versículo 22 significa, hombres de renombre, lideres famosos. Lo vemos a nivel local, quiero decirle, los escándalos nunca se acaban a nivel estatal, a nivel nacional. Y su corazón simplemente se duele, usted clama por alguien, con algún sentido a alguien, con una confianza en Dios, a alguien con algún estándar para guiar a este pueblo, ¿y que obtenemos en nuestra sociedad? Simplemente lo que Israel tuvo, un materialismo consumidor, una búsqueda del placer en la embriaguez, una pecaminosidad desafiante, una perversión moral, una soberbia arrogante, y el enfoque primordial de todo, simplemente se reduce a que viene de un liderazgo corrupto. ¿Cuál es el resultado?

Versículo 24, ‘por tanto’, por tanto, ahora usted sabe que es un resultado. ‘Como la lengua del fuego consume el rastrojo y la llama devora la paja, así será su raíz como podredumbre, y su flor se desvanecerá como polvo’. Ahora escuche, él dice, se ve muy bien, pero las raíces están putrefactas, y se ve hermoso el retoño, pero es frágil y cuando el viento sopla, se lo llevará como polvo. Hablamos del gran legado de Estados Unidos, las raíces son profundas en un gran legado cristiano, están podridas, así como las de Israel. Hablamos de la flor de la belleza estadounidense. Hablamos del país maravilloso en el que vivimos, con sus glorias, eso con un solo un respiro del aliento de Dios. Dios lo va a llevar como el diente del león más frágil.

Es una ilusión, prosperidad superficial, fuerza superficial, pero es frágil y está a punto de desintegrarse. Entonces la parábola, y la penetración llevan a la penalización del Señor. Versículo 24, únicamente lo voy a leer, al final dice, ‘debido a que han dejado la ley de Jehová porque desecharon la ley de Jehová de los ejércitos, y abominaron la palabra del Santo de Israel’. Ahora ahí está, ahí está, la médula del asunto, cuando cualquier pueblo o cualquier nación, abandona la palabra de Dios, ahí está la piedra de toque, ese es el fin, ese es el desastre. Usted abandona el estándar absoluto de la palabra de Dios, y se desata todo el infierno. Versículo 25, ‘por esta causa, se encendió el furor de Jehová contra su pueblo, y extendió contra él su mano, y le hirió, y se estremecieron los montes, y sus cadáveres fueron arrojados al medio de las calles, con todo esto no ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida’.

En otras palabras, inclusive cuando todo eso suceda, Dios todavía estira su mano, alzará pendón en naciones lejanas. En otras palabras, Él va levantar un estandarte en el aire, y va a ser como si dijera vengan a juzgar a la nación. Él está llamando a las naciones a que vengan, ‘y silbara al que está en el extremo de la tierra’. Y me encantaría poder hacer eso, y silbaría, Dios va a meter ambos dedos en los extremos de su boca y va a silbar.

Él le dice a Israel, ‘y las naciones van a venir de los extremos de la tierra y van a venir pronto y velozmente’.

Versículo 27, ‘no habrá entre ellos cansado ni quien tropiece, ninguno se dormirá, ni le tomará sueño, a ninguno se le desatará el cinto de los lomos, ni se le romperá la correa de sus sandalias, sus saetas estarán afiladas, y todos sus arcos entesados, los cascos de sus caballos parecerán como de pedernal, y las ruedas de sus carros como torbellino, su rugido será como de león. Rugirá a manera de leoncillo, crujirá los dientes y arrebatará la presa, se la llevará con seguridad y nadie se la quitará.

Y bramara sobre él en aquel día como bramido del mar.

Entonces mirará hacia la tierra, y he aquí tinieblas de tribulación, y en su cielo se oscurecerá la luz’. Ahora escuche, simplemente imagínese que usted está ahí ese día, y usted está con esas personas deleitándose en la prosperidad del reinado de Usías. Y todo se ve bien, y de pronto, este profeta enojado se pone de pie, y pronuncia condenación en contra de la sociedad entera. Todos nos reiríamos de él, y cuando él dice, Dios va a silbar, y un ejército inmenso como ellos nunca lo han soñado, va a venir con Jehová, como el comandante en Jefe. Usted dice, no puede suceder. Matar y llevarse a la presa, él estaba prediciendo la cautividad, ¿se da cuenta? Y sucedió, la abeja siria vino y después el león de Caldea.

Y más adelante, el águila romana levantó sus alas y todo ellos aplastaron la tierra. Dice usted, ¿qué tiene que ver eso con nosotros? Escuche, yo creo que también Dios va a traer juicio sobre nuestra tierra, porque somos culpables de las mismas cosas. Y honestamente creo que, sino llamamos a nuestra tierra al arrepentimiento, vamos a ver cómo va a pasar lo mismo. Sabe usted, en el primer capítulo Isaías dice, otra característica de su sociedad, es que manejan de manera deshonesta sus negocios, y tienen rebeliones en sus familias. ¿Sería eso verdad en nuestra sociedad? Claro que lo sería, hemos jugado a la ramera, nos hemos ido en pos del mundo, inclusive la iglesia es una burla en tantos casos.

Le doy gracias a Dios, porque aquí y allá hay una iglesia pura, un remanente. Entonces la parábola, y la penetración, y la penalización. Yo creo con todo mi corazón que hay condenación sobre nuestra sociedad. No hay manera de escapar, condenación. La gente dice, oh estamos en un gran avivamiento. La membresía de la iglesia de manera constante está decreciendo, estadísticamente, está decreciendo de manera constante. Mucha gente se llama a sí misma cristiana, muchas personas hablan de Jesús, muchas personas que hablan del cielo no van ahí. Yo creo que el juicio es inminente. ¿Entonces qué hacemos al respecto? Puedo llevarlo a usted a un cuarto punto.

Hemos visto la parábola del Señor, la penetración del Señor, la penalización del Señor, y que tal la presencia del Señor. Versículo 1 del capítulo 6, oh esto es maravilloso, ‘en el año que murió el rey Usías’, deténgase ahí. ¿Sabe qué año fue ese? Alrededor del 740 antes de Cristo, después de que él había reinado durante 52 años, él fue un buen rey en muchas maneras, él sujeto a los enemigos de Israel, él fortaleció a Jerusalén, él desarrolló la agricultura, él desarrolló el comercio, bajo él Judá prosperó. Lea 2do de Crónicas 26, él hizo muchas cosas buenas. ¿Pero sabe usted lo que sucedió? Capítulo 26, versículo 16 de 2do de Crónicas, dice que se le subió a la cabeza.

Pero cuando él fue fuerte, su corazón se exaltó para destrucción de él, porque él transgredió en contra del Señor su Dios, y entró al templo para ofrecer incienso en el altar, usurpó el lugar de un sacerdote. Y Dios en ese momento mismo lo tocó con una mano divina de juicio, y él se convirtió en un leproso hasta el día en el que él murió. El salió arrastrándose de la sociedad, y él paso el resto de su vida gritando ‘inmundo, inmundo’. Escuche, ‘en el año que murió el rey Usías’, Israel llegó a la cumbre de su desastre, él había muerto como un leproso en tragedia. Pero escuche, fue la hora más triste de la historia de Israel, en la que Isaías tuvo su visión más grande de Dios.

Observe el resto del versículo, ‘en el año que murió el rey Usías, vi yo al Señor’, ¿no es eso una gran afirmación? Escuche, esa es la presencia del Señor, siempre hay un profeta fiel, siempre hay un remanente. Si en algún momento se necesitó una visión de Dios fue en ese entonces. Y yo creo que en la actualidad en una sociedad decadente, engañada, en la que la religión es diluida, y si llega a haber una razón para hacer a un lado la apariencia sin significado de la religión externa y realmente tener una visión de Dios, es ahora.

¿Sabe usted en donde vio él a Dios?, ‘vi al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo, por encima de Él, había serafines, cada uno tenía seis alas, con dos cubrían sus rostros’, eso es su humildad, ‘con dos cubrían sus pies’, eso reverencia, ‘y con dos volaban’, ese es disponibilidad para servir. Y el uno al otro daba voces diciendo, ‘Santo, Santo, Santo’. Gran clamor trinitario, ‘Jehová de los ejércitos, toda la tierra está llena de su gloria, y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo’. ¿Sabe en donde lo vio él? Él lo vio en el templo.

El mismo templo en donde las antigüedades de Josefo, vemos como algunos soldados habían entrado ahí, y habían profanado el altar mismo de Dios. El mismo lugar en donde Pompeyo entró, en el patio de los gentiles, pasó por el patio de Israel, y procedió entrando al patio de los sacerdotes, se puso de pie ante la puerta misma del Santuario, y Pompeyo es el general romano, dispuesto y pronto a entrar al lugar Santo. Después entró al lugar Santísimo, y el pueblo judío en el 70 después de Cristo, cayeron cuando el templo estaba a punto de ser profanado de nuevo. Y le rogaron que no fuera así. Ese mismo templo que fue profanado, una y otra vez, no solo por Pompeyo, no solo por Tito, no solo por los soldados romanos, sino por Antíoco Epifanes.

Ese mismo templo fue profanado por Usías, cuando él entró y trató de ejecutar la función del sacerdote. Es ese el lugar mismo en donde él vio a Dios. El mismo templo de quien Ezequiel escribe, en todas las paredes había dibujos de ídolos, y había serpientes y cosas que se arrastraban, y a hombres adorando al sol. Pero siempre permaneció como el lugar de Dios, para aquellos que lo vieron ahí. Me parece interesante que, cuando Pompeyo entró al lugar Santo, él tomó el velo, nos dice la historia, y los rasgó, y después él regresó, y salió del lugar Santísimo, y él dijo esto, ‘esta vacío, no hay nada ahí más que oscuridad’. Pompeyo fue un necio. Y el lugar mismo en donde Pompeyo no vio nada, Isaías vio a Dios.

Así es, ¿se da cuenta? ¿Quién ve a Dios, sino aquel que tiene ojos para ver? ¿Quién oye a Dios, sino aquel que tiene oídos para oír? Quién experimenta la presencia de Dios, sino el que conoce a Dios, y el resto del mundo puede profanar su presencia, y ni siquiera saber que Él está ahí. Entonces Isaías ve a Dios. Amados necesitamos una visión fresca de Dios en nuestra sociedad corrupta. Quiero decirle, me molesta tanto en mi vida, cuando veo la superficialidad y la insignificancia, y la torpeza de nuestra actuación cristiana, y nuestra administración, y nuestros métodos en el lápiz de Jesús. Juan White ha escrito, el lápiz de Jesús, la calcomanía, la playera, le pertenece un orden diferente de obscenidad espiritual.

Es una profanación de lo más bajo, tiene que ver con la avaricia que llena la cartera de uno, a partir de los temores, los gozos y la ternura, que unen a Dios y al hombre, es la profanación. Ahora eso es algo bastante fuerte, y no quiero que salga y se deshaga de su playera. Ahora he visto tanto retratos de Jesús, y artículos, y entretenimiento de rock de Jesús, y comercialismo, y nadie realmente parece saber lo que es estar en la presencia de Dios. Ahora la presencia del Señor resultó en un quinto principio aquí, la purificación del Señor. Versículo 5, ‘entonces dije, ay de mí, que soy muerto, porque siendo hombre inmundo de labios’, no solo Uzías es inmundo, sino que yo también soy inmundo.

Dices, Isaías tu eres el hombre de Dios, tu eres el profeta de Dios, ¿de dónde sacaste esa idea? Bueno, he visto al Señor, ‘siendo inmundo de labios y habitando en medio de pueblo, que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos’. Escuche, quiero decirle algo, cuando usted realmente ve a Dios, usted no sale dándose palmadas en la espalda y diciéndole a todo mundo lo fabuloso que es usted, promoviéndose a sí mismo como una nueva celebridad cristiana. Cuando usted realmente ve a Dios, usted no sale dándose palmadas en la espalda, y diciéndole a todo mundo cuanto podría usted contribuir a la causa.

Todos estos carismáticos, que continuamente tienen visiones de Dios, en lugar de querer salir por todos lados con su acto, deberían ser hallados en un rincón en algún lugar con un corazón lleno de humildad, de convicción, contritos, e indignidad que sacudiría esta nación en un avivamiento verdadero, si realmente hubieran visto a Dios. Y quiero decirle con toda la superficialidad del cristianismo, y toda la pseudo-religion que nombra el nombre de Cristo, hay unas cuantas personas que saben lo que es salir de la presencia de Dios y tocar este mundo. Y cuando sucede eso, dicen ay de mí.

‘Y voló hacia mí uno de los serafines teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas, y tocando con él sobre mi boca dijo, he aquí que esto tocó tus labios y es quitada tu culpa y limpio tu pecado’. Cuando usted realmente ve a Dios, su corazón está lleno de convicción, y en el momento de convicción, Dios viene con su limpieza. Entonces digo, la presencia del Señor, es seguida inevitablemente por la purificación del Señor, cualquier visión verdadera del Señor hace esto. Los cristianos soberbios, semi-comprometidos, satisfechos en sí mismos, nunca han estado cara a cara con Dios.

Habacuc, ese profeta tan querido y especial dijo, ‘cuando oí mis entrañas temblaron, mis labios temblaron, putrefacción entró a mis huesos, y temblé en mí mismo’. Cuando Dios habló me deshice. Daniel lo mismo, capítulo 10, versículo 6, ‘su cuerpo era como de berilo, y su rostro parecía un relámpago, y sus ojos como antorchas de fuego, y sus brazos y sus pies como de color de bronce bruñido, y el sonido de sus palabras como el estruendo de una multitud, y solo yo Daniel vi aquella visión, y no la vieron los hombres que estaban conmigo, sino que se apoderó de ellos un gran temor, y huyeron y se escondieron, quede pues yo solo, y vi esta gran visión, y no quedó fuerza en mí, antes mi fuerza se cambió en desfallecimiento, y no tuve vigor alguno, yo me sentí putrefacto’, dijo él.

Pedro dijo, apártate de mí Señor, porque soy pecador. Job dijo, de oídas te había oído más ahora mis ojos te ven, te veo y me aborrezco a mí mismo en polvo y cenizas. Cuando Manoa fue visitado por un ángel, para hablarle del nacimiento de su hijo Sansón, ese ángel apareció en gloria y Manoa clamó, ciertamente moriremos porque hemos visto a Dios. Como puede ver, ver a Dios es tener un sentido de indignidad que es abrumador. Es en ese punto, en el que cuando usted mira la gloria de Dios que lo toca a usted con una purificación. Y cuando Él lo ha purificado a usted, usted es apartado de esa sociedad vil y ahí es en donde Isaías estaba.

Y ahora Dios podía usarlo, y entonces llegamos a la proclamación del Señor nuestro sexto punto. Solo uno más y termino. La proclamación del Señor, la proclamación del Señor. ‘Después oí la voz del Señor que decía, a quien enviare y quien irá por nosotros, entonces respondí yo, heme aquí, envíame a mí, y dijo anda y di a este pueblo’. Escuche cuando usted sale de la presencia del Señor, y usted es purificado por el Señor, entonces el Señor lo usa a usted para proclamarlo a Él. Y cual debía ser su mensaje, un mensaje de juicio, ‘oíd bien y no entendáis, ved por cierto mas no comprendáis, engruese el corazón de este pueblo y agrava sus odios, y ciega sus ojos.

Hasta cuando Señor, y respondió Él, hasta que las ciudades estén asoladas y sin morador y no haya hombre en las casas, y la tierra este hecha un desierto, hasta que Jehová haya echado lejos a los hombres, y multiplicado los lugares abandonados en medio de la tierra’. Dice, escucha Isaías, tu predica juicio hasta que todo se acabe. ¿Quieren saber algo? yo creo que Dios nos está llamando a predicar eso en la actualidad. Yo creo que Dios nos está pidiendo que confrontemos a la gente, yo creo que es tiempo de dejar de acolchonar las cosas. El Jesús diluido con sacarina, que evita la realidad del pecado y el juicio y el infierno. Es tiempo de olvidar las cosas vagas pulidas, de predicadores con boca suave que hace que la gente se sienta bien, dándoles cosquillas en los oídos, es tiempo de hablar el juicio de Dios.

Dice usted ¿cuál será la reacción? La mayoría no creerán, no le sorprenda eso. La razón por la que evangelizamos no es porque la gente cree, sino porque Dios lo mandó ¿verdad?

Dice usted, ¿creerá alguien? ¿alguien le creyó a Isaías? Si, versículo 13. Y solo quiero decir lo que ese versículo dice, y lo voy a leer porque es muy claro, ‘y si quedare aun en ella la décima parte, esta volverá a ser destruida, pero como el roble y la encina, que al ser cortados aún queda el tronco, así será el tronco, la simiente santa’. En otras palabras, Dios dice, cuando yo azote esa tierra con juicio, la voy a aplastar, pero, así como al roble y a la encina le queda el tronco, habrá un tronco de un remanente y a partir de ese remanente crecerá un nuevo árbol.

Algunas personas creerían, pero estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida eterna y que, pocos son los que la hallan. Tenemos que predicar juicio en nuestro mundo y en nuestra nación, y conforme predicamos el evangelio que incluye juicio, habrá un remanente que cree, el tronco de la simiente santa, es la esperanza para el futuro. Y ese el punto final, la promesa del Señor, la promesa del Señor. Dice usted, oh John ¿en dónde termina? Capítulo 7, versículo 15, simplemente este versículo, ‘por tanto, el Señor mismo os dará señal, he aquí la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel’. Esa es la promesa que, en medio del juicio, esta Emanuel, y Emanuel significa Dios con nosotros.

Escuchen, nuestra nación está condenada, lo sé, pero hay un tronco ahí y mientras que predicamos juicio, habrán algunos que creen, y los que crean se harán redimidos en la esperanza de Emanuel. Ese es el mensaje de un hombre piadoso, en una nación en crisis. Escuche, ¿Qué nos está diciendo Isaías? Él está diciendo, hubo un gran comienzo, pero todo se echó a perder. La tierra está corrompida, la religión es apostata, somos un pueblo que enfrenta un castigo severo, y en medio de todo esto los justos pueden tener una audiencia con Dios. Y a partir de esa audiencia, puede venir una purificación, que lleva a una proclamación. La proclamación que incluye condenación, pero si, incluye esperanza, esperanza en Emanuel.

Escuche, no somos fatalistas. Dios tiene a muchas personas allá fuera, y no me importa cuán corrupto se vuelva Estados Unidos, voy a predicar el mensaje, porque quiero que esa simiente santa escuche. Cierro con esto, un cristiano desconocido lo escribió: ‘han construido templos en su nombre de concreto y ladrillo y piedra, con vitrales hermosos. Con pináculos y domos.

Pero a nosotros los que pasamos al lado, ¿que nos importa la estructura y la línea, y el trazo? a partir del polvo en el camino solo, únicamente preguntamos por él. Han colocado túnicas en sus coros, y los han preparado bien, de manera apropiada en sus canciones. Han comprado órganos finos para edificar, y adormecer al cansado.

 ¿Pero que nos importa su coro bien vestido, o el amén profundo de sus órganos?

queremos que caminen a nuestro lado aquí afuera y nos apunten por el camino a donde está él. ¡Oh, los caminos del mundo son un laberinto torcido y nosotros estamos terriblemente perdidos! Pero el camino a Él y los caminos de los hombres está escondido y es confuso. Que nos importa el arte, cuando nuestros corazones no tienen esperanza. Buscamos el toque de su mano que cura. Oh, muéstrenos el camino a Él.

Oremos juntos. Padre, realmente eso es lo que importa, ¿no es cierto? En medio del caos de esta nación, hay un remanente que está allá afuera, y nosotros que hemos entrado a tu presencia, cuyos labios, han sido tocados con el carbón del altar, que hemos sido purificados en la sangre de Cristo. A quienes se nos ha dado el ministerio de proclamación. Debemos predicar no solo juicio a los perdidos, sino la buena palabra de la promesa de Emanuel a aquellos que creen. Guárdanos Dios de pensar, que el testimonio del concreto y el ladrillo, es lo único que se necesita. Y que estemos más y más ocupados, al salir de tu presencia, purificados para proclamar un mensaje que le muestra a la gente el camino a Él. En el nombre de Cristo. Amén. 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar