Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Tome su Biblia y vea el capítulo 13 de 1ra de Corintios, 1ra de Corintios capítulo 13. Estamos avanzando a lo largo del capítulo 13 como lo hemos hecho a lo largo del libro entero de 1ra de Corintios, y vamos a ser expuestos a áreas de verdad, muy básicas y muy importantes, conforme hablamos del tema del amor. No creo que usted encontraría argumento alguno, del hecho de que lo más importante en el mundo, el summum-bonum de la vida es el amor. En el 13:13 dice, ‘el mayor de ellos es el amor’. En 1ra de Pedro capítulo 4 dice, ‘sobretodo tener amor’. Y cuando la Biblia quiere definir a Dios, cuando Dios quiere definirse a sí mismo, Él dice acerca de sí mismo, Dios es ¿qué? amor. El amor es la definición más clara.

El amor es la personificación de la naturaleza de Dios. En Romanos capítulo 13 dice, ‘el amor es el cumplimiento de toda la ley’. El amor es el punto elevado de todo, el amor es el ingrediente número 1 en la vida, en términos de sintonizar la vida con la naturaleza de Dios.

Y es triste decir que por urgente que es el amor, por importante que lo es, por divino que es con mucha frecuencia, está ausente del propio pueblo de Dios, la iglesia. Y una gran ilustración de eso es la iglesia en la ciudad de Corinto, una iglesia en la que existía toda la multiplicidad de dones espirituales, una riqueza de maestros humanos que iban desde el apóstol Pablo, Apolos y a muchos otros, la mejor de la enseñanza. Un gran entendimiento de la doctrina, una gran facilidad para alcanzar a los perdidos en una ciudad estratégica, con todo a favor de los Corintios. Pablo les dice que en total eran cero en el capítulo 13, porque el amor no está ahí, y cualquier cosa menos amor, es igual a cero.

Y entonces el apóstol Pablo les señala la necesidad absoluta aquí, la urgencia del amor, trágicamente ausente en su comunidad de creyentes. ¿Y sabe una cosa? usted tiene que pensar también que, por importante que es, es algo muy extraño que ha sido tan difícil para la iglesia verdaderamente experimentar amor. Ahora la palabra que es usada a lo largo de este texto aquí para amor es agape.

Y asumimos que es la palabra más fuerte, la palabra más grandiosa, la palabra más sublime, la palabra que define de manera más plena para hablar de esto en particular, y entonces esa es la palabra que se usa aquí. Han habido muchas definiciones del amor, han habido muchas personas que han escrito libros acerca del amor, puede encontrar libros acerca del amor en todo siglo. Hay canciones del amor, hay poemas del amor, hay discusiones del amor, pero cuando lo ha dicho todo, y lo ha leído todo, y lo ha cantado todo, y lo ha oído todo, no lo ha oído hasta que usted ha leído 1ra de Corintios capítulo 13, versículos 4 al 7, porque aquí está la descripción más completa del amor jamás escrita.

La razón por la que digo eso es porque esta es la definición propia personal de Dios del amor, y más que una definición es una descripción. De hecho, si usted quiere ser técnico en esto, la Biblia nunca define el amor, nunca define el amor. Nunca define el amor en términos de abstractos, en términos de actitudes, en términos de sentimientos, en términos de ideología, nunca define el amor, únicamente describe el amor en acción, porque el amor no es un abstracto, el amor no es un sentimiento, el amor realmente no es una actitud, el amor es una obra, el amor es una actividad. Y para apoyar eso quiero señalarle algo que usted no sabría, a menos de que usted estuviera consciente del griego.

Pero los versículos 4 al 7, en donde usted ve la expresión normal escritural de esto y dice, el amor es sufrido, el amor es amable, el amor es esto, el amor no es eso, el amor no es aquello, y lo que usted lee en el inglés son adjetivos. Pero en el griego no hay adjetivos aquí, todos estos son verbos, y los verbos describen ¿qué? acción. El amor no es algo que usted describe con adjetivos, el amor es algo que usted describe con verbos, porque el amor únicamente es descrito no es definido. El amor únicamente es amor cuando actúa. Y esa es la manera en la que es presentado en la Palabra de Dios. Entonces la Biblia nunca define el amor, únicamente lo describe.

Y la descripción aquí es hermosa, pero en cada una de ellas un verbo está actuando. Los Corintios desesperadamente habían mal entendido la realidad, debido a que en toda la corriente de actividad no había amor ahí. Entonces Pablo, se detiene ahí para mostrarles cuatro cosas del amor, la prominencia del amor, eso está en los primeros tres versículos ¿se acuerda de eso? la prominencia del amor. En segundo lugar, las perfecciones del amor o las propiedades del amor, y esa están en los versículos 4 al 7. En tercer lugar, la permanencia del amor, versículos 8 al 12. Y finalmente él lo resume con esa gran afirmación de la preminencia del amor.

Ahora Pablo quiere que ellos entiendan que el amor es una realidad necesaria, que el amor es algo sin lo cual son cero, son como címbalo que retiñe y metal que resuena, y no son nada sin él. Y entonces, habiendo señalado la prominencia del amor en los versículos 1 al 3, al decir, no importa si ustedes pueden hablar en idiomas, inclusive idiomas de ángeles, no son nada más que sonido, no importa si tienen el don de profecía, o que tienen todo el conocimiento, y toda la sabiduría y toda la fe, y no importa si se entregan como mártir, y no importa si han vendido todo lo que tienen y se lo han dado a los pobres, si no tienen amor no son nada, absolutamente nada.

Esa es la prominencia del amor, tiene la parte prominente en toda la conducta cristiana y donde está ausente la conducta deja de ser cristiana. Ahora él pasa entonces, a describir el amor porque ellos están diciendo bueno, si el amor es tan importante y no podemos hacer nada sin amor, y no podemos ministrar ningún don sin amor, y solo podemos ser ruido sin amor y no podemos ser nada sin amor, ¿podrías decirnos lo que es el amor? Si tenemos que serlo entonces dinos como. Y entonces él les dice, aquí está el amor. Observe conmigo el versículo 4, y escuche su descripción. ‘El amor es sufrido, el amor es benigno, el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, el amor no se envanece, el amor no hace nada indebido, el amor no busca lo suyo, el amor no se irrita, el amor no guarda rencor, el amor no se goza de la injusticia, el amor se goza de la verdad, el amor todo lo sufre, el amor todo lo cree, el amor todo lo espera, el amor todo lo soporta’.

Ahora, ahí está una descripción del amor, usted no vio nada abstracto, usted no vio nada realmente en términos de una ideología, únicamente vio cosas en términos de una conducta. Lo que usted tiene aquí, realmente es como el amor es una luz, un haz de luz, y el haz de luz llega a un prisma, y el prisma divide ese haz de luz en todos sus colores, y eso es exactamente lo que sucede aquí. El apóstol Pablo toma el concepto del amor, y lo apunta en el prisma, y termina usted con quince colores diferentes, y los quince describen las perfecciones que constituyen esa realidad única del amor. Este es el espectro del amor, el amor en acción.

Usted verá en estas quince, y por cierto vamos a verlas a lo largo de las siguientes próximas semanas, porque no sería correcto simplemente apresurarnos y cubrir estas cosas, si esto es lo más importante en todo el mundo, y es lo más esencial en la iglesia. Entonces deberíamos pasar algo de tiempo viendo la naturaleza única de cada una de ellas, y conforme vemos estas en las próximas semanas, usted va a ver yo espero, lo que se convertirá para usted en una verdad muy transformadora, usted va a ver un concepto entero de vida que está incorporado en esta idea del amor, que tiene que hacer que usted se conduzca y yo me conduzca de manera diferente, de lo que nos conducimos ahora.

Ya ha tenido un efecto profundo en mi vida, simplemente en esta semana. Espero que tendrá un mayor efecto. ¿y sabe una cosa? lo que es increíble acerca de esto y lo que me sacudió, usted sabe, estaba estudiando 1ra de Corintios ahora, ya por mucho tiempo, y se lo he estado enseñando a usted por muchos, muchos, muchos meses. Y hasta aquí en cierta manera, ha sido como mucha tierra hasta aquí, ¿no es cierto? Digo, están mal aquí, y están mal aquí, y aquí está otra situación fea, y están mal en esta categoría, y por qué no se corrigen, y usted sabe, se siente un poco como que ha estado ahí revolcándose en el lodo, como por más de un año.

Y después pensé, conforme llegue a este punto en particular, usted sabe, es como una flor, el capítulo 13 es como una flor que sale de la suciedad de la tierra, y de pronto usted llega al 13 y algo salió de la tierra de la situación corintia. Y conforme usted la ve de cerca, y ve sus glorias y sus bellezas, y esto en particular en los versículos 4 al 7, simplemente abre un horizonte tremendo. Ahora, las cosas que usted ve ahí, son cosas que usted no entiende, son únicamente cosas que usted y yo no aplicamos, y la manera en la que lo he abordado no es simplemente decirle lo que dice, usted lo puede leer por sí mismo, y han habido suficiente versiones y comentarios de esto, pero tratar de ayudarle a usted que vea como aplicar esto.

Ahora, quizás no lleguemos a eso el día de hoy, pero poco a poco, y hasta el punto de la conclusión en el versículo 7, en la próxima semana, una semana después, vamos a concluirlo todo. Entonces, quiero que se mantenga con esto, no es importante que usted evalué este sermón, de hecho, nunca es importante que usted haga eso francamente, pero no es importante particularmente ahora que evalué y diga, bueno, su primer, su punto 1 b, no fue muy fuerte y no vi el punto dos y demás, pareció estar un poco desorganizado, y no fue una muy buena ilustración y no aplicó. Entonces no es importante que usted se vuelva analítico, no es importante inclusive que usted diga, hombre, eso fue fabuloso, eso fue fabuloso, realmente me gustó eso, eso tampoco es importante.

Lo que es importante es que usted, evalúe su vida a la luz de las características del amor, y usted se mida, eso es importante, nada más lo es. No es importante si usted le gusta esto, o no le gusta aquello, no es importante si fue información nueva o antigua, no es importante si fue aburrido o si fue emocionante, únicamente es importante que usted tenga la integridad y la honestidad de evaluar su vida a la luz de estos principios, y diga esto soy o esto no soy yo, esto es lo único que importa, y eso es lo que yo pienso. El apóstol Pablo, enlista las quince perfecciones del amor y no en algún orden lógico, pero es casi como en el orden del contraste que él ve, con el desastre en la iglesia corintia.

Él comienza, por ejemplo, al decir el amor es sufrido, o es muy paciente, o el amor es sufrir por mucho tiempo, y eso es como una bofetada en el rostro de los corintios, quienes eran totalmente impacientes e intolerantes. Y después él dice, el amor es actuar de manera amable, y ellos estaban haciendo todo menos eso. Y después él dice, el amor no es envidiar, y estaban siendo celosos y envidiosos. Lea el capítulo 3, toda la primera parte del capítulo define su envidia. Como puede ver, lo que está haciendo es que les está mostrando abierta y honestamente, oigan aquí está el amor, y aquí están ustedes, revísenlo, y dense cuenta de que la manera en la que se ve ahora, nada de los que ustedes hacen importa, porque no hay amor ahí, y simplemente para que sepan porque no hay amor ahí, lo voy a definir y revisen su vida a la luz de esto. Y eso es lo único que importa, conforme a lo estudiamos.

Por cierto, añadiría esto, que cuando Pablo estaba pintando este retrato del amor, yo creo que Jesús estaba sentado ahí para el retrato, esto es Él. Cada uno de estos principios, podríamos encontrarlos en los evangelios, y usted vería que son verdad de Cristo, porque así es como Dios define el amor, y Dios es amor, y Cristo es Dios. Veamos el primero, y esto no van a ser nada demasiado profundo, estoy seguro de que está usted familiarizado con ellos, pero véalos en una luz fresca. El amor comienza en el versículo 4, el amor es sufrido, el amor es paciente. Es esa palabra griega antigua makrothumeo o makrothomía, es la palabra que es usada una y otra, y otra y otra vez en el Nuevo Testamento, y describe, escuche, describe paciencia con la gente.

No es tanto una palabra que tiene que ver con las circunstancias o los acontecimientos, tiene que ver con la gente. Es la capacidad de que alguien le haga algo malo a usted, y otra vez y otra vez y otra vez, y que tenga usted el poder de vengarse, pero nunca ni siquiera pensar en hacerlo, eso es lo que es. Crisóstomo, ese primer padre la iglesia dijo, ‘es la palabra que es usada del hombre a quien se le hizo algo mal, y que fácilmente tiene en su poder la capacidad de vengarse, pero nunca lo hará’, esa es la palabra, es el espíritu que nunca se venga. Describe a la persona que nunca jamás se enoja. ¿Sabe una cosa? es interesante pensar en esto, pero este es un concepto estrictamente cristiano.

Dice usted, ¿Qué quieres decir con eso? digo en el mundo cristiano, por lo menos en esa área. Esto nunca fue considerado como una virtud, esto era considerado como una señal de debilidad. De hecho, Aristóteles dijo, ‘que la gran virtud griega, es rehusarse a tolerar insulto u ofensa alguna, y estar pronto a vengarse y a responder ante cualquier ofensa’. Como puede ver, esa era una virtud, usted era un hombre grande si realmente destrozaba a sus enemigos, su usted realmente se vengaba, si estaba lleno de venganza, usted estaba mostrando que era un hombre fuerte. Escucha hombre, no te vas salir con eso, usted sabe, nos identificamos con eso, hacemos héroes de la gente que se venga.

Decimos hombre, ahí hay un hombre fuerte, le respondió a ese hombre. Hombre, ese hombre lo necesitaba. Usted sabe, pensamos que eso es valiente, pensamos que realmente ese es un hombre, el que se levanta y dice, tú, y después, usted sabe, le dice y contamos nuestras historias de héroes. Hombre, me acuerdo cuando conocí a ese hombre, le dije uno o dos cosas, eso es heroísmo para nosotros, para Dios eso es lo opuesto mismo del amor. El amor no se venga, y eso es algo nuevo para los griegos. El cristiano es uno que ama, entonces el cristiano es uno que es ofendido, insultado, lastimado, y está en una posición de vengarse, pero nunca se venga, nunca se venga.

La palabra literalmente significa, con una paciencia larga, una paciencia larga, tiene un fusible largo. Usted puede estudiar a lo largo del Nuevo Testamento, y usted estudiará la palabra una y otra vez, porque aparece tantas veces. Pablo dijo que fue característico de su propio corazón, 2da de Corintios 6:6. Él dijo que debería de ser característico de todo cristiano, Efesios 4:2. Todos deberían de caracterizarse por la mansedumbre y la humildad y la paciencia. Pablo dijo que fue parte del fruto del Espíritu ¿no es cierto? Ahora si usted necesita un modelo a seguir, no es demasiado difícil encontrar algunos.

Dios fue paciente, Romanos capítulo 2 versículo 4, dice que la persona que rechaza la gracia de Dios realmente, esta es una manera simple de decirlo, menospreciando las riquezas de su bondad, paciencia y longanimidad, alguien que constantemente le da la espalda a Dios, está menospreciando la paciencia de Dios, su longanimidad. Dios es paciente, en 2da de Pedro capítulo 3 dice, que Dios es paciente y no quiere que ¿qué? que nadie perezca. Entonces si usted está buscando a alguien que es paciente, es Dios. Dice usted, bueno, es algo difícil imitar a Dios, es el demasiado abstracto.

Muy bien, ¿qué tal Cristo? El Señor Jesucristo colgado en la cruz, después de que Él había soportado todo lo que soportó, no tenía nada más que decir acerca de sus homicidas más que esto, ‘Padre’ ¿qué? ‘perdónalos porque no saben lo que hacen’. Y después ahí hay otro modelo. Dice usted, bueno, Jesús también es un modelo difícil para mí.

Bueno, que le parece usted Esteban, él es un poco más terrenal. El séptimo capítulo de Hechos, en el versículo 60 está bajo los golpes aplastantes de las piedras, y él dice, ‘Dios, no les tenga en cuenta este pecado, y durmió’. Él fue paciente, sin venganza, sin amarguras, sin enemistad, sin buscar pelear en respuesta a lo que le estaban haciendo.

¿Puede imaginarse lo que la iglesia seria si todo el mundo fuera así, que nadie jamás buscara la venganza? ¿puede imaginarse como sería su hogar? Si usted, usted sabe, si en su hogar su esposa hace algo que a usted no le gusta y usted en silencio dice, le voy a enseñar, a ver si vuelve a sacarme otra palabra, a ver si consigue ese vestido nuevo, voy a llegar a casa tarde y la cena va a estar fría, ja, es el espíritu de venganza. ¿Pero eso no es amor, verdad? Al amor le pueden hacer mal y mal y mal, y nuca quiere vengarse. Esa es la manera de definir el amor. Robert Ingersoll, el ateo brillante, si algún ateo podrá ser clasificado como brillante, vivió en el siglo pasado.

Y se detuvo como acostumbraba hacerlo, como le gustaba, a la mitad de una de sus pláticas en contra de Dios, y él sacó su reloj, y se lo mostró a su audiencia, y él dice, ‘le voy a dar a Dios cinco minutos para que me mate por las cosas que he dicho’, así solía burlarse de Dios. Bueno, no fue matado, y alguien le contó este incidente al gran cristiano Teodoro Parker, y Parker sonrió y dijo esto, y cito: ‘¿y acaso el caballero pensó que podía agotar la paciencia del Dios eterno en cinco minutos?’. Dios es paciente ¿no es cierto? ¿no le da gustó a usted? Si no fuera paciente, usted habría sido aplastado hace mucho tiempo y yo también. La gente dice, oh, pero me ha quedado mal una y otra vez, si y Dios podría decir eso ¿no es cierto?

Piense en Israel, la historia de Israel, el registro de un amor paciente por parte de Dios hacia un pueblo rebelde, desobediente, pecaminoso, desleal. Usted dice, si, bueno antes de que usted diga eso en altavoz, se oye muy parecido a mi biografía también. Si Dios fuera impaciente ya no estaríamos aquí, pero Dios es un Dios paciente, es una característica poderosa del amor. ¿Y sabe una cosa? cuando usted trata con gente con paciencia tiene un efecto tremendo, cuando no hay venganza una gran historia de eso tiene ver con Abraham Lincoln. Abraham Lincoln tuvo muchos amigos y tuvo algunos enemigos, un hombre que se volvió un enemigo más bien expresivo, se llamaba Stanton, algunos de ustedes historiadores pueden recordarlo.

Stanton simplemente despreciaba a Lincoln. De hecho, en papel impreso lo llamó ‘un payaso de nivel bajo, astuto’, y en una ocasión él le dió el apodo del ‘gorila original’. Y él dijo que era ridículo que la gente fuera a África dando vueltas tratando de encontrar un gorila cuando podían encontrar uno fácilmente en Springfield, Illinois. Estaba muy amargado en contra de Lincoln, y Lincoln nunca jamás le respondió, nunca le dijo una palabra. Y llegó a un punto en el que fue el momento de escoger a un ministro de guerra para el gobierno de Estados Unidos, y Lincoln escogió a Stanton. Alguien dijo ‘¿Por qué?’ Él dijo, ‘porque él es el mejor hombre’.

Los años pasaron y el biógrafo dijo esto, ‘la noche, cuando la bala del asesino le quitó la vida a Lincoln, en la pequeña habitación a la que el cuerpo del presidente fue llevado, ahí estaba de pie ese mismo Stanton, mirando en silencio el rostro de Lincoln y hablando en medio de sus lágrimas dijo esto, y cito: ‘ahí yace el gobernante más grande de los hombres que el mundo jamás ha visto’. Fin de la cita. Él nunca aceptó la política de Lincoln, pero él no podía resistir su paciencia, él no podía resistir el espíritu de no venganza del hombre.

La canción dice, matándola suavemente con bondad, paciencia. El amor perdona setenta veces siete, cuando se le ha hecho algo mal, y eso nos lleva al segundo tributo, bondad. Y este es el otro lado, escuche esto ahora. La paciencia soporta las heridas de otros y la bondad les devuelve únicamente obras buenas. La paciencia dice, voy a recibir cualquiera cosa de mis enemigos, la bondad dice, voy a dar cualquier cosa ¿qué? a mis enemigos para satisfacer su necesidad. Ahora, esa es la esencia, bondad es simplemente el otro lado.

La palabra de raíz en el griego es útil, haré lo que sea, que sea útil para mi enemigo, que sea útil para otro, viviré mi vida para beneficiar a otros, eso es lo que él está diciendo. El amor está consciente de usarse a sí mismo en otros, el amor es útil para otras personas, no es un abstracto, no es un adjetivo, es la obra de bondad, es la obra de generosidad, es el acto que usted hace para alguien más, lo que necesita que sea hecho.

Cuando dice que el amor es amable, no está hablando de una actitud dulce, está hablando de una obra útil para alguien más. El amor se entrega a sí mismo para ayudar a alguien, inclusive un enemigo. Cuando Jesús dijo, ‘amad a vuestros enemigos’, Él no dijo, siéntanse bien por ellos, Él simplemente estaba diciendo esto, hagan cosas buenas para sus enemigos.  Lincoln entendió el espíritu de esto ¿verdad? Incidentalmente Pablo, no retrata aquí el amor en un ambiente o en una atmosfera ideal en lo absoluto, este no es un gran grupo de personas que tienen un afecto cálido, y tienen una amistad maravillosa, estas personas se odian en la iglesia Corintia.

Y él dice, en la atmosfera difícil de una iglesia pecaminosa, egoísta, en el ambiente difícil de un mundo malo que trae influencias negativas en contra del amor, esa es la atmosfera en la que la naturaleza verdadera del amor realmente brillará. Ahora de nuevo, ¿vemos algún modelo de la bondad del amor, del amor que hace cosas buenas por otros?

Bueno ciertamente Dios ¿no es cierto? Ciertamente Dios, Romanos 2:4, se lo acabo de leer, la bondad de Dios, la benignidad de Dios hacia nosotros, Dios ha hecho una y otra vez cosas para beneficiar, inclusive a sus enemigos ¿no es cierto? Y como usted sabe en Tito, ese versículo que dice, en el 3 de Tito versículo 4, ‘después según la bondad y el amor de Dios’.

Dios es amable, Dios hace cosas de bondad. En 1ra de Pedro 2:3, ‘si es que habéis gustado la benignidad del Señor’. Benignidad, es la misma palabra, Dios simplemente es bueno, Él simplemente hace cosas buenas, Él hace cosas útiles, Él hace cosas que ayudan a la gente.

Y después está el Señor Jesús. Y me encanta lo que dijo en Mateo 11:30, Jesús dijo, ‘tomad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, porque mi yugo es ¿qué? fácil’. La palabra fácil, en el griego es la misma palabra traducida bondad en 1ra de Corintios 13, Jesús simplemente está diciendo, acompáñenme y les voy a expresar bondad, es un pensamiento tremendo. Esta es una gracia que puede curar las heridas del mundo, esto es una gracia que puede curar las heridas en su familia.

Permítanme preguntarles padres ¿son amables el uno al otro? Digo, realmente amables. Acaso es su primer pensamiento ¿qué puedo hacer que sería útil, que te ayude, significativo a mi cónyuge?, apenas después de que me han irritado.  ¿Cómo puedo devolver su enojo con bondad? ¿Cómo puedo devolver su herida con algo útil y bueno que necesitan? Permítanme preguntarles esto padres ¿son amables hacia sus hijos? ¿acaso sus hijos perciben una ternura? ¿acaso se esfuerza por hacer cosas buenas por ellos? No quiero decir que los compre debido a su falta amabilidad, me refiero a hacer cosas que son amables para ellos. ¿Hace usted el esfuerzo o no puede ser molestado? ¿está usted dispuesto a hacer algunos sacrificios para ayudarles?

Sabe una cosa, eso es bastante práctico en nuestra casa. Me vas ayudar o no papá con mi tarea, ese es nuestro asunto. Papá, mi hijo me dice, ¿me ayudarías a estudiar para mi examen? Bueno, sería amable hacer eso, ¿no es cierto? para ayudarle. Allí es en donde se encuentra la batalla, usted sabe, ese es la médula, ese es el meollo. El amor es amable, cura heridas, espera pacientemente, soporta cualquier cosa, nunca se venga, únicamente devuelve bondad. Dos hombres en un camino, un precipicio, y una roca a la derecha, y el camino mide medio metro, y se encuentran cara a cara, como van a pasar, conflicto, tratan de hacer esto, no funciona, se rascan sus cabezas, uno no dice nada, él simplemente se acuesta, y el otro camina por encima de él.

Y eso es amor, porque al amor no le importa que lo pisen, si va a beneficiar a alguien más. Ese es el espíritu que Pablo está buscando en la iglesia Corintia. Él dice, si tan solo ministran de una manera en la que no se vengan, en la que se sacrifican a sí mismo sin vengarse, y únicamente devolviendo bondad, entonces sus dones espirituales significarían algo. En tercer lugar, en este pasaje hermoso, al definir las características del amor, observe de nuevo el versículo 4, ‘el amor es sufrido, es benigno, el amor no tiene envidia’. Hombre la envidia es algo mala, otra palabra para envidia es celos. Ahora, hay dos tipos, estaba pensando en esto, básicamente hay dos tipos, una es superficial y la otra es profunda.

Celos profundos que apestan, que están putrefactos. De hecho, Shakespeare la llamó la enfermedad verde, de ahí vino eso, y Salomón la llamó putrefacción de los huesos. Y había un proverbio antiguo latino que decía que era el enemigo del honor, y alguien más escogió llamarla la tristeza de los necios, celos. Pero hay dos tipos, están los celos superficiales que dicen, quiero lo que tú tienes, me encantaría que tuviera eso. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Cómo es posible que él tenga un auto nuevo? Usted sabe, mi vecino ¿Por qué? y yo tengo un Accord 1932, ¿qué está pasando? Digo ¿Por qué yo terminé con lo malo? ¿Cómo es posible que él pueda pagarlo? Él no tiene más dinero que yo.

La gente me ve manejando en dónde vivo, no creen que tengo éxito, después si tan solo lo arreglo y lo pinto, entonces sabrán que estoy tratando de parecer exitoso ¿verdad? Celos, envidia. Quiero lo que él tiene, pero eso no está al nivel más profundo. El nivel más profundo dice, desearía que no lo tuviera ¿verdad? Lo primero, es que usted lo quiere, lo segundo es que usted resiente que lo tiene. Fue Barclay quien dijo en su mente, es la maldad del alma, esa es la envidia profunda en donde no es solo que usted lo quiere, sino que usted no quiere que ellos lo tengan, eso es fácil de hacer, usted sabe, es fácil ser envidioso. Oh escuche, alguien me da, oh dice, oh John, tengo esta cinta fantástica tienes que oír este hombre, fantástico. Y lo meto ahí y digo, ah no es malo, he oído mejores.

Oh usted sabe, ese es el ego antiguo ¿verdad? Y si es realmente bueno, entonces es difícil enfrentarlo ¿verdad? Hay muchas personas que son predicadores mejores que yo, pero no compro sus cintas, no lo puedo tolerar, no eso no es totalmente verdad, quiero que sepan eso. Pero ustedes entienden esto, entienden lo que estoy diciendo, es muy difícil regocijarte por alguien que hace exactamente lo mismo que tú, nada más que lo hace mejor. Usted sabe, me acuerdo como atleta lo difícil que era jugar en segundo lugar después de un hombre que tú sabias que era mejor que tú, querías que se rompiera la pierna o porque su padre se casó con esa madre y terminaron produciendo esa combinación y resulto que él era tan bueno. Usted sabe, por qué no es que le dio polio cuando fue un niño o algo.

Usted sabe, ¡en serio! a usted se le ocurren pensamientos extraños, no es algo que no entendemos cuando hablamos de la envidia, lo entendemos. La palabra literalmente en el griego, originalmente, la palabra de raíz significa hervir, es el hervir internamente, el hervir por el éxito de alguien más, la belleza de alguien más. Y esto es precisamente lo que los Corintios estaban haciendo de manera exacta. Vea el capítulo 12, versículo 31, ¿se acuerda de este versículo? y está en el imperativo en la traducción en inglés. Lo traducen como un mandato, ‘procurad, pues, los dones mejores’. Se acuerda que le mostré que eso podría ser lo mismo, como un indicativo, y podría ser mejor traducido, ‘pero ustedes están procurando, codiciando los dones visibles’.

¿Quiere usted oír algo interesante para apoyar esa postura que le estoy dando? La palabra para procurar en el versículo 31, y la palabra para envidia en el 4 del 13 son la misma palabra, la misma palabra en el griego. Y esa es la razón por la que adopto una postura negativa en el 31. Él no está diciendo procuren o anhelen ciertos dones, él está diciendo, el problema con ustedes es que tienen envidia de ciertos dones, es el mismo pensamiento, tenían envidia. Si usted duda eso, usted puede ver el tercer capítulo de 1ra de Corintios y el tercer versículo y dice, ‘porque vosotros sois carnales, porque habiendo entre vosotros envidias’, ustedes envidian, eso es 1ra de Corintios 3:3, ‘hay envidia y contienda’.

Ustedes están sufriendo de lo que Salomón llama en Proverbios 14:30, la putrefacción de los huesos o la carcoma de los huesos. Pero el amor no es envidiar, cuando el amor ve a alguien que es prospero, cuando el amor ve a alguien que es popular, cuando el amor ve a alguien que es poderoso o rico o hermoso, dotado, el amor está contento por ellos y el amor se regocija. Siempre pienso en Filipenses capítulo 1 y mi mente automáticamente va a ese pasaje porque Pablo ahí está en la cárcel, y el escribe y él dice, si estoy en la cárcel, y él dice, hay algunos nuevos jóvenes predicadores, que están predicando y la gente está comenzando a aceptarlos.

Y algunos de esos predicadores jóvenes están diciendo, la razón por la que Pablo está en la cárcel, es porque el proceso le salió mal a él, él es antiguo, él hecho a perder su ministerio, él no es útil al Señor, y el Señor entonces, lo guardó. Y él dice, si algunos están predicando a Cristo de manera contenciosa, buscando añadir aflicción a mis cadenas. En otras palabras, no está mal que estoy en cadenas, quieren añadir más dolor, y ¿cuál es mi reacción hacia ellos? ¿tengo envidia porque están bajo la luz? ¿tengo envidia porque son el nuevo grupo de predicadores?, ¿tengo envidia porque están haciendo lo que solía hacer nada más que están recibiendo todas las flores y todos los aplausos?, ¡no!

Él dice, que me importa, Cristo es predicado. Y en eso ¿qué? me gozo. Como puede ver, ese es el espíritu que dice, yo no envidio a nadie que hace lo que yo hago, aún si lo hace mejor que yo y aún si recibe más aplausos que yo. El amor simplemente se goza en su éxito, en su utilidad. Como puede ver, el otro lado del amor aquí, la envidia, es algo tan destructivo.

Si usted regresa y empieza, yo empecé un pequeño estudio bíblico de esto, la semana pasada y lo dejé después de unos cuantos minutos porque me di cuenta de que podía estar ahí por un mes. Pero iba a tratar de rastrear los pecados que estaban conectados con la envidia, entonces comencé con el primer pecado, ¿y sabe qué? envidia.

Satanás le dice a Eva, no te gustaría ser como ¿quién? Dios, si claro que sí. ¿Por qué Él es así y a mí me dejó afuera aquí?, yo quiero ser como Dios y la envidia motivó el pecado de Eva y la raza cayó. El siguiente pecado que usted ve en la Biblia después de eso es un homicidio. Y Caín mata a Abel porque él estaba ¿qué? lleno de envidia, él tenía envidia de la aceptación de su sacrificio, esto es el de Abel por encima del suyo. Y usted no llega muy lejos hasta que se encuentra con algunos hermanos, y tienen un hermano en particular llamado José, y lo venden en la esclavitud porque, ¿qué? tenían envidia. Y pensé en ese punto, esto va a ser algo largo, todavía estoy en Génesis.

Y después pensé en el Nuevo Testamente y pensé, únicamente en una ilustración y podría darle a usted docenas. El hijo pródigo viene a casa, el papá mata al animal engordado, le coloca el anillo en su dedo, le da una túnica y tiene una fiesta, y dice acerca del hermano mayor, él estaba enojado y no quería ir. ¿Por qué? envidia. Proverbios 27:4 dice, ‘la ira es cruel y el enojo es terrible, pero quien puede sostenerse delante de la envidia’. La envidia es odio sin una cura, la envidia destruye el interior de un hombre. Santiago tuvo algunas palabras que decir acerca de los celos y la envidia, esos son sinónimos incidentalmente en mi mente. En Santiago 3:14 él dice, ‘si tienen envidia amarga y contienda en su corazón, no se jacten’.

Si tienes amargura y contienda, y envidia en tu corazón, no tienes nada de que estar orgulloso. Porque él dice, este tipo de cosas, esta sabiduría no desciende de lo alto, sino que es terrenal, es sensual, es diabólica, demoniaca. Y lo único que hace en donde usted tiene envidia, contienda, versículo 16, en donde usted tiene envidia y contienda, usted tiene confusión y toda obra mala. Y yo pensé, ahí está, toda obra mala es producida de la envidia y los celos. Es difícil de conquistar ¿no es cierto? Cuando alguien en tu trabajo es promovido por encima de ti, cuando alguien cerca de ti hace lo que tú haces, mejor que tú, oh le digo, yo solía estar en esa escuela, usted sabe, y usted trabaja realmente duro y todo mundo sacaba mejores calificaciones que usted. Y usted comienza a tener envidia, simplemente opera en toda dimensión de la vida, pero lo único que puede conquistarla es el amor.

Y yo veo un contraste en ella de esta manera, hubo un rey, su nombre fue Saúl, él tuvo un hijo, su nombre fue Jonatán, muy bien. Ahora Saúl fue el rey, el importante. Jonatán era el siguiente en sucesión, quizás para el trono, y viene un cantante hebreo llamado David. No solo un cantante sino un domador de leones, alguien que podía matar gigantes, apuesto, elocuente, poético, un músico supremo, todo tipo de capacidades. Él podía ser un hombre no muy popular, no puede soportar ver tanto talento en una persona. ¿Y sabe una cosa? Saúl lo aborreció ¿no es cierto? Él lo odiaba, él lo odiaba, debido a sus capacidades y lo odiaba, debido a la amenaza de que el trono fuera para David.

Y entonces Saúl en un arranque de furia, tomó su lanza y trató de atravesarlo ¿verdad? Pero había otro miembro en la familia y esa era Jonatán. Jonatán era el siguiente para el trono, no sabemos nada particularmente acerca de Jonatán, sabemos que él disparó una flecha bastante bien, pero eso es todo. No sabemos nada acerca de su capacidad, música o su elocuencia o nada más acerca de él. ¿Pero sabe una cosa? encontramos una cosa en las Escrituras, y eso es que Jonatán nunca jamás, jamás tuvo envidia de David. Dice usted, bueno, él no tenía tanto que perder como Saúl, oh si claro. Él también, recuerde, era el siguiente en sucesión, pudo haber sido su trono quizás.

¿Pero sabe usted lo que la Biblia dice de Jonatán? 1ra de Samuel 20, versículo 17, escuche lo que dice, dice ‘él amó a David como él amó su propia alma’. Ahora ¿Qué hizo la diferencia entre Saúl y Jonatán? El amor, como puede ver Saúl tenia envidia y Jonatán no, porque Jonatán amó, el amor no puede tener envidia, la envidia es odio sin una cura. Y entonces la Biblia nos dice que no hay lugar en la vida de un cristiano para eso en absoluto. Hombre, Satanás va a trabajar en nosotros en la envidia, oh, eso es algo sutil. Usted no piensa que es demasiado malo tener envidia, pero es putrefacto hasta la medula. Hombre, yo lucho con eso, todos.

Vemos los pecados abiertos, externos, descarados, pero ese pecado de la envidia puede consumir un corazón. Usted puede tener envidia por la manera en la que alguien se viste, alguien se ve, alguien trabaja, alguien canta, lo que sea. Una ilustración, Oscar Wilde en una ocasión contó una historia, no fue verdad, él simplemente la inventó, pero ilustra el punto, él dijo: el diablo estaba cruzando el desierto de Libia, y conforme cruzaba él se encontró con un montón de sus demonios que realmente estaban trabajando en un ermitaño de edad. Ahora este ermitaño era un santo, había, usted sabe, había sido apartado por la iglesia, y él había hecho sus votos, y él era un ermitaño muy santo.

Entonces él está allá afuera en medio del desierto de Libia. Usted sabe, él había dicho no a todo en el mundo, y él había tomado su cruz, y se había ido al desierto. Y entonces estos demonios estaban ahí, realmente tratando de que él tropezara, realmente tratando de tentar a este ermitaño mayor. Y estaban haciendo todo lo que podían y Satanás llegó. Y Wilde dice esto, de manera constante el hombre santo resistió sus sugerencias, no tuvieron éxito, no podían hacer que él cayera en pecado. Finalmente, después de ver su fracaso en enojo, el diablo le susurró a los demonios, lo que están haciendo es demasiado crudo, permítanme un momento.

Y después el diablo le susurró al hombre santo, tu hermano acaba de ser nombrado el obispo de Alejandría y Wilde dice, que un gesto de envidia maligna cubrió su rostro. Eso dijo el diablo es lo que yo recomiendo. ¿entiende el punto? No pueden tentarnos en algunos lugares, nos van a tentar en otro lugar y la envidia es un buen lugar. ¿Sabe una cosa? no hay una mejor manera de probar un hombre que esta, que alguien abajo de él o alguien a su nivel comience a tener éxito más allá de él, vea como lo maneja él. Se cuenta la historia de dos grandes directores de orquesta, Toscanini y Mascagni en Italia. Mascagni si usted leyó de él, era, todo mundo sabía que el hombre, simplemente era una persona terrible, simplemente un hombre soberbio, egoísta, increíble.

Le voy a contar la próxima semana acerca de una cosa que hizo, él dedicó una de las óperas que él escribió para sí mismo, simplemente usted sabe, terrible. Con gran estima, dijo él. Pero bueno, Mascagni, resentía Toscanini, porque no había nadie como Toscanini, digo Toscanini era Toscanini ¿verdad? Y hubo un festival, un festival musical en Milán, en Italia para honrar al compositor Verdi. Y el comité que estaba organizando el festival, había preguntado si Toscanini y Mascagni estarían a cargo de la orquesta. Mascagni tenía tanta envidia de Toscanini y fue tan evidente, y entonces todo mundo lo sabía que ni siquiera trato de esconderlo.

Entonces él dijo, yo voy a dirigir con una condición, que se me pague más dinero que a Toscanini. La administración estuvo de acuerdo. Al final del festival Mascagni recibió su sueldo, una lira, Toscanini dirigió sin cobrar nada y Mascagni se vio como un necio. Una persona amorosa se goza en la excelencia de otros, ¿ve usted eso? una persona amorosa se goza en las excelencias de otros, en la belleza de otros, en lo atractivo de otros, en el éxito de otros, en los dones de otros, no tiene envidia. Veo a Jesús, y lo vuelvo a ver, veo su bondad, ¿usted no? Ve usted su bondad, conforme Él levanta una mujer caída y la ama, ve usted su sufrimiento conforme Él dice en la cruz, perdónalos.

Ve usted su ausencia total de envidia conforme Él dice, no vino a buscar mi propia gloria sino ¿qué? la gloria del que me envió. Y conforme él dijo: Yo estoy contento, no en que sea servido sino en ¿qué?, en ministrar y dar mi vida en rescate por muchos. El amor sufre mucho, el amor es muy paciente, el amor hace obras de bondad y el amor nunca tiene envidia. Y ese es solo el comienzo. Oremos. De hecho, es refrescante Padre nuestro, colocar nuestras vidas junto a estas grandes perfecciones del amor y ver su belleza. Sin embargo, al mismo tiempo es algo desalentador ver cuán lejos estamos de estas, como peleamos inclusive por ver una sola evidencia de estas en nosotros. Sin embargo, Señor, es consolador de nuevo saber, que tú nos has dado tu amor y tu Espíritu para que podamos tener la capacidad de cumplir estas verdades, ese es nuestro deseo, que Cristo sea glorificado, Amén.

 

 

Disponible en Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar