Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Para nuestro estudio bíblico esta mañana, de nuevo estamos en el libro de 1ra de Corintios, en donde hemos estado ya por muchos, muchos meses. Nos volvemos a encontrar explicando las perfecciones del amor en el capítulo 13 de 1ra de Corintios, y la respuesta que he tenido de muchos de ustedes ha sido muy, muy gratificante. Y sé que muchos de ustedes realmente han sido bendecidos y Dios ha tocado sus vidas, y ha habido mucha, mucha respuesta a este entendimiento del amor, que el Espíritu Santo ha compartido con nosotros aquí. Entonces, estoy emocionado por compartir más con ustedes en esta mañana.

Ahora, al ver de nuevo nuestra sección para el estudio del capítulo 13 versículos 4 al 7, las perfecciones del amor, quiero presentarlo y abordarlo en esta mañana desde un punto de vista negativo, el pecado tiene efectos. Dudo si alguno de nosotros se molestaría en discutir que no los tiene. Sabemos que los tiene, sabemos que afecta debido a nuestro entendimiento de las Escrituras, y nuestro entendimiento de nuestras circunstancias. Reconocemos y cuando el pecado está en nuestras vidas, hay ciertas cosas que se llevan a cabo como resultado de eso. Reconocemos que la Biblia habla de las consecuencias del pecado, y supongo que podríamos dividir sus consecuencias en las más obvias categorías en dos.

En primer lugar, el pecado tiene un gran efecto en el alma de un hombre o una mujer, afecta su relación con Dios, realmente cuando usted peca o vive en un estado de pecado no confesado, usted pierde bendición, usted se sale del lugar de ser bendecido por Dios. Y usted se coloca en un lugar de la perdida de gozo, de tal manera que hay una enfermedad del alma que ocurre, hay un alma que se desgasta cuando un creyente es pecaminoso. Pero, en segundo lugar, el pecado también tiene un efecto más bien dramático en el cuerpo físico, el pecado va a tener resultados en términos de dolor y enfermedad. Una buena ilustración de esto sería David.

En 2do de Samuel capítulo 12, tenemos el registro de un pecado más bien terrible, David violó a Betsabé y después como un acto secundario, él se aseguró de que su marido estuviera en una posición de perder su vida, lo cual realmente fue el equivalente del homicidio. Entonces, se involucró no solo en inmoralidad, sino también en homicidio. Y como resultado de eso, hubo un hijo de Dios que estaba entreteniendo una situación pecaminosa, él no solo sufrió la enfermedad del alma que vino, sino la mancha terrible de su alma, en sentido de aislamiento de Dios, y la ansiedad de ese pecado, conforme se dio cuenta de que él había perdido el lugar de bendición, sino que también vino un impacto más bien dramático en su propio cuerpo físico.

Y si vemos, por tan solo un momento el Salmo 32, veríamos como David reaccionó a la enfermedad física que vino como resultado de su pecado. En el Salmo 32, versículo 2 en adelante o más bien el versículo 1 en adelante, él está hablando de su pecado, y cuan maravilloso sería si él pudiera salir de estar debajo de él. Y los efectos de su pecado que él menciona en los versículos 13 y 4 están en el área física. Él dice, cuando mantuve el silencio, esto es cuando no reconocí mi pecado, cuando no lo confesé, de enfrentarlo delante de Dios, mis huesos se envejecieron mediante mi gemir todo el día. Aquí de hecho, había dolor físico, consecuencias físicas, el dolor en sus huesos, hubo un dolor físico profundo.

Y después en el versículo 4, día y noche la mano de Dios estuvo pesada sobre mí, mi humedad se convirtió en sequedad de verano, los jugos de la vida se secan, cosas le pasaron a su sangre, cosas le sucedieron a la secreción de varias glándulas, los fluidos que acomodan los músculos no estaban operando, quizás apropiadamente de tal manera que hubo una creación de cierta tensión en sus músculos. Ese es el significado hebreo de ese concepto de humedad. Y entonces aquí hay un impacto tremendamente grande y físico como resultado del pecado de David. Ahora, eso nos lleva a esta conclusión obvia, para un cristiano o un hijo de Dios, el pecado constituye trauma emocional, no hay duda al respecto.

Crea ansiedad emocional, crea aislamiento emocional de esa ancla que el cristiano tiene, y como resultado de ese trauma emocional, puede resultar una enfermedad debilitante, inclusive una enfermedad fatal. El centro emocional del cerebro, es un lugar del cual, fibras, fibras nerviosas van a todo órgano en el cuerpo, y debido a esa conexión tan compleja con el cerebro, la turbación en el centro emocional del cerebro, puede crear impulsos que pueden causar varios problemas fisiológicos. De hecho, los médicos nos dicen que normalmente estos problemas son creados en tres áreas, físicamente. Una, el centro emocional causa un cambio en la cantidad de sangre que fluye a cierto órgano, lo cual se puede volver en algo que debilite ese órgano.

Dos, el trauma emocional que crea un efecto de la secreción de ciertas glándulas, lo cual también puede afectar la función corporal. Y, en tercer lugar, el cambio de la tensión de ciertos músculos. Entonces, lo que vemos en el pecado es un efecto doble, es espiritual y es físico. El pecado puede afectar el cuerpo, te enferma. En Proverbios 15:17, es mejor comer vegetales, y esa es una concesión tremenda, digo como niño yo nunca pensé que era bueno comer vegetales, de cualquier manera, todavía no estoy demasiado convencido. Pero David o Salomón dice es mejor comer vegetales, mejor comida de legumbres donde hay amor, que de buey engordado donde hay odio.

En otras palabras, un buey engordado es un animal engordado, usted toma un buey, y usted lo engorda para la matanza, filete miñón en inglés moderno, es mejor tener coliflor con amor que un filete miñón con odio. En otras palabras, la enfermedad que puede resultar de la ansiedad del corazón que el pecado crea lo hace enfermarse a usted, de tal manera que no puede disfrutar la mejor de las comidas, de nuevo reiterando el elemento físico en el pecado. Entonces cuando Pablo le escribe a los Corintios, y les dice que amen, y les dice que el amor es lo que necesitan, no es solo para la curación del alma, sino que sin duda alguna habría tenido una gran consecuencia para el cuerpo.

Permítame mostrarle por qué digo eso, regrese al capítulo 11 de 1ra de Corintios. En el capítulo 11 y el versículo 29, en diferencia a la manera en la que estaban participando en la mesa del Señor, de una manera que era definitivamente pecaminosa. Pablo dice en el 11:29, porque el que come y bebe indignamente, de una manera indigna, juicio come y bebe para sí. Juicio, disciplina, sin discernir el cuerpo del Señor. En otras palabras, si comes de esta manera vas a ser disciplinado. Por esta razón muchos están enfermos y debilitados, y muchos duermen, tenían enfermedad, tenían enfermedad severa, y hasta habían tenido muerte.

Ahora no es tanto, no creo la idea de que cuando alguien hizo esto Dios vino, sobrenaturalmente, milagrosamente los mató o les dio una enfermedad sobrenatural. Pero lo que sucede es que, en la asamblea Corintio usted tiene a una enorme cantidad de personas viviendo en pecado, y la pecaminosidad tiene ramificaciones físicas. De tal manera, que cuando el apóstol Pablo en el capítulo 13 les está diciendo, ámense unos a otros, él no nada más está diciendo este un asunto del alma, él está diciendo este es un asunto del cuerpo también, para la salud de toda su asamblea, para la asamblea de su propio cuerpo para la salud de todas estas cosas, necesitan amar. Ahora recuerde, y este es el punto clave que quiero usar para ligar lo que acabo de decir con las cosas que voy a decir.

Recuerde, todo pecado es una violación del amor, todo, todo, de tal manera que él simplemente está diciendo, ustedes están pecando. Entonces están espiritualmente enfermos, entonces están físicamente enfermos, y aquí está la respuesta, el amor y todas estas cosas van a desaparecer. Dice usted, ¿bueno John que quieres decir? que el amor eliminará todo el pecado. Observe Mateo capítulo 22, Mateo capítulo 22, versículo 34, cuando los fariseos habían oído que Él había callado a los saduceos se congregaron, siempre estaban tratando de presentarse como mejores que los saduceos, pensaron que, si los saduceos habían sido aplastados por Jesús, entrarían y aplastarían a Jesús, y podrían estar por encima de ellos en su sociedad.

Entonces vinieron y motivaron a un abogado en particular a que le hiciera una pregunta a Jesús, ¿Maestro cuál es el más grande mandamiento en la ley?, el más importante, claro que tenían la idea de que usted tenía que guardar la ley para ser salvo, pero eran lo suficientemente inteligentes para darse cuenta de que nadie iba a ser salvo porque nadie podía guardar la ley. Entonces, decidieron por lo menos algunos de ellos lo hicieron que si podías tan solo encontrar una buena ley y guardar esa ley estarías bien. Y entonces simplemente estaban diciendo cual es esa ley, y Jesús dijo aquí está ¿Qué? amarás. Y aquí se nos presenta el concepto del amor en relación a esta ley. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, este es el primer y más grande mandamiento de la ley, el segundo es semejante a este, amaras a tu prójimo como ti mismo, y de estos dos mandamientos depende la ley y los profetas.

Ahora escuche, si usted ama al Señor su Dios con todo su corazón, alma, mente y fuerzas, si usted ama a su prójimo de manera apropiada como a usted mismo, usted nunca pecará porque usted nunca hará nada para violar a Dios, usted no hará nada para violar a su prójimo, eso lo cubre. El amor entonces, cumple todo. En Romanos capítulo 13, una palabra familiar en el versículo 8, él dice, ámense unos a otros, el que ama ha cumplido la ley, dice, no cometerás adulterio, no mataras, no robaras, no darás falso testimonio, no codiciaras, y si hay alguno otro mandamiento puede ser incluido brevemente en esta afirmación, amaras a tu prójimo como a ti mismo, el amor no hace mal al prójimo.

Por lo tanto, el amor es el cumplimiento de la ley, usted no necesita un mandamiento que dice, no mataras a tu prójimo, si amas a tu prójimo. No necesitas un mandamiento que dice, no codicies, si amas a la persona que posee lo que usted no tiene. Entonces como puede ver, ambos pasajes dicen esto, para simplificar toda la vida, ama a Dios, ama a tu prójimo, y no tienes que preocuparte por nada más. Ahora, los Corintios estaban ausentes de amor.

Como David, habían escogido violarse el uno al otro, no tenían amor y su ausencia de amor de hecho, era el ingrediente común en todo pecado. Por ejemplo, comenzamos en el libro de 1ra de Corintios y comenzamos leyendo de su división, y sus contenciones. Y la razón por la que estaban peleando unos con otros, era ausencia de amor. Se habían dividido en grupos por filosofía, habían caído en pequeños grupos espirituales por diferentes maestros humanos, había fricción y ansiedad, y carnalidad y contienda, y división porque no tenían amor. Su ausencia de amor se ve aún más en el hecho de que cometieron inmoralidad y estaban violándose sexualmente entre sí. Su ausencia de amor es vista en el tipo horrendo de orgullo y soberbia que en el capítulo 4, Pablo explica cuando él dice, no son nada más que un siervo, creen que son algo maravilloso, estaban más bien enamorados consigo mismo, en lugar de amar a Dios y a otros.

Su ausencia de amor es vista en sus demandas, constantemente se están demandando unos a otros, la razón por la que lo hicieron era porque no tenían amor. La razón por la que había problemas en el hogar, capítulo 7, fue por la falta de amor. La razón por la que estaban pisando el cuello de los cristianos más débiles, en los capítulos 8 al 10, fue simplemente una ausencia de amor. La razón por la que violaron la mesa del Señor fue porque eran indiferentes al amor, eran indiferentes a la comunión, y a la comunión unos con otros, eran indiferentes a Dios y a su Hijo. La razón por la que ellos se estaban emborrachando y comiendo en exceso en las fiestas de amor, fue porque no se amaban unos a otros lo suficiente como para guardar algo de comida para la gente que no tenía nada.

Como puede ver, la falta de amor caracterizaba la médula de todo pecado que estaban cometiendo. Y entonces cuando Pablo, llega a este lugar, él realmente está diciendo, el amor es la respuesta a todo, les va a traer curación espiritual, y les va traer curación física, y les puedo prometer algo, es algo emocionante decirlo, pero si su vida está llena de amor, usted va a estar con salud espiritual, y es probable de que a menos de que Dios tenga algún propósito muy específico para usted, la promesa es que usted va a tener salud física. Esa es la razón por la que la Biblia nos llama amar una y otra y otra vez. No hay cristianismo sin amor y no hay iglesia sin amor, y no hay ministerio sin amor.

1ra de Timoteo 1:5 es un versículo que debemos recordar, dice esto, el fin del mandamiento, en otras palabras, la razón, el objetivo, el resumen de todo, el punto de todo, el fin del mandamiento es amor nacido de un corazón puro. 1ra de Timoteo 1:5, el fin del mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, Dios está tratando de hacer que amemos. En 1ra de Corintios 16:14, llegaremos a este versículo en el futuro, conforme estudiamos, dice esto, todo lo que hagáis hecho en amor, que todas sus cosas sean hechas con amor, la teología propia no es sustituto para el amor. El activismo y el servicio no es un sustituto para el amor. El afecto selectivo, esto es atracción a ciertas personas, no es sustituto para el amor amplio.

La inmadurez, la ignorancia no es sustituto y no es excusa para el amor. 1ra de Tesalonicenses 4:9 dice, que no necesitan ser enseñados a amar porque Dios les ha enseñado como amar. Romanos 5:5 dice, que Él ha colocado su amor en su corazón, Dios quiere que los cristianos sean felices, Dios quiere que los cristianos sean saludables en su alma, Dios quiere que usted sepa lo que es ser bendecido y no sentir su disciplina. Inclusive, en el área de la enfermedad física que viene debido al trauma del pecado deliberado, y la clave real a todo esto es aprender a amar, esta es la realidad indispensable para el cristiano. Dios es amor, y si Dios va a ser visto en nosotros, va a ser cuando nosotros amemos.

Ahora, es tan importante que amemos, y por ello el Nuevo Testamento sigue amartillándolo, por ejemplo, Colosenses 3:14 dice, vestíos de amor. 1ra de Corintios 14:1 dice, seguid el amor. Filipenses 1:9 dice, abundad en amor. Hebreos 13:1 dice, continúen en amor. 1ra de Tesalonicenses 3:12 dice, incrementen en amor. 1ra de Pedro 4:8 dice, sed fervientes en amor. Filipenses 2:2 dice, sed consistentes en el amor. Hebreos 10:24 dice, provóquense el uno al otro al amor. 2da de Corintios 8:8 dice, sean sinceros en el amor y sigue y sigue. Este siempre ha sido el pináculo de la vida, este es el pináculo de la salud para el cristiano, y el cristiano saludable, feliz, positivo, que está brillando útil, es el que ama.

Dice usted, eso es maravilloso John, pero como funciona, ¿cómo funciona el amor? Bueno vea estos versículos de nuevo, 1ra de Corintios 13:4 al 7 y lo veremos. He tratado de decir a lo largo de esto, que el amor no es una emoción y espero que este entendiendo eso, pero el amor es acción. Y aquí él nos ha dado el amor en acción, expresando la conducta del amor, hemos estudiado las primeras once, vamos a ver tan solo las últimas cuatro en esta mañana, y esta es la perfección del amor. Los primeros tres versículos explicamos la prominencia del amor. Versículos 4 al 7, las perfecciones del amor. Versículos 8 al 12, la permanencia del amor. Versículo 13, la preminencia del amor. Estaremos llegando a esas dos en el futuro.

Ahora, ¿recuerda las primeras once que describen el amor? si vamos a amar debemos saber lo que significa amar. Permítame tan solo mencionarlas rápidamente, versículo 4, el amor es paciente, dijimos que lo que eso significa es que el amor es paciente con la gente. El amor es amable, eso significa ser útil con otros, el privilegio más elevado es servir, y quizás esas dos son el título, y el resto de las tres en cierta manera son subtítulos para el amor. Número tres, el amor no tiene envidia, nunca tiene celos, no desea nada más que dar. El amor no es jactancioso, esto es no se jacta, no siempre está hablando para hacer que otros se sientan inferiores.

El amor no se envanece, esto es internamente no tiene una opinión exagerada de si mismo. En sexto lugar, el amor no hace nada indebido, nunca actúa de manera egoísta en conducta, considera lo que es esencial para la felicidad de otros. El amor no busca lo suyo, esta realmente es la clave del amor, es totalmente abnegado, esto es lo opuesto de estar centrado en uno mismo. Octavo, el amor no se irrita, eso significa que el amor no se enoja, no se molesta, no se irrita. Nueve, el amor no guarda rencor, vimos que ese fue un término de contabilidad, el amor no mantiene registros de las ofensas que se le han hecho en contra de si, perdona y olvida, nunca mantiene memorias de lo malo.

En décimo lugar, el amor no se goza, versículo 6 ahora, de la injusticia o la iniquidad. El amor no encuentra placer en oír o repetir la injusticia, nunca está feliz por el pecado, el suyo o de alguien más, porque el pecado hiere a Dios y ciertamente hiere al que lo comete, y a otros en contra del cual es cometido. Once, al final del versículo 6, el amor se goza con la verdad, el amor se regocija cuando la verdad es vivida, y el amor se regocija cuando la verdad es enseñada. Muy bien, estas son las once de las que hemos hablado, ahora viene el crescendo en el versículo 7, obsérvelo. Estos son los cuatro elementos finales del amor, y en cierta manera es como que Pablo realmente ahora está volando, conforme da estas y en cierta manera, incluye a las otras también, conforme él llega a un crescendo de la definición del amor.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta, y después él lo cierra al decir, el amor nunca deja de ser. Ahora veamos estas cuatro en el versículo 7, son hipérbole, esto es son afirmaciones de exageración. El amor todo lo sufre, todas las cosas, todo, todas las cosas cuatro veces. Tenemos que entender que cuando dice todo, él no quiere decir todas las cosas en un sentido universal, el amor ciertamente tiene que hacer alguna discriminación, tenemos que probar los espíritus para ver si son de Dios. No le creemos al diablo ¿verdad? No significa todas las cosas en el sentido general total universal. Lo que quiere decir es todo, dentro de los límites, de los limites bíblicos apropiados, la discriminación cristiana apropiada, la sensatez cristiana apropiada, todas las cosas que entran dentro del marco divino.

Ahora, estos cuatros son ascendientes, y vamos a ir de a uno al siguiente y probablemente están más íntimamente relacionados que cualquiera de los otros once, realmente van de la mano. Ahora, observe conforme avanzamos, veamos el primero, número doce del quince, el amor todo lo sufre. Ahora, esta es una palabra tremenda y quiero que vea la profundidad de esto, es una verdad gloriosa, la palabra sufre, aunque es usada en varias sombras de significado en el Nuevo Testamento. Primordialmente significa, cubrir con silencio, cubrir con silencio o si quiere una palabra, suprimir, suprimir, es ese el significado básico. No significa que el amor soporta lo que sea, y el amor puede ser aventado por todos lados porque no tiene dignidad alguna.

Pero lo que significa, es que el amor a partir de una consideración y respeto, y una preocupación honesta por el valor real de otra persona, el amor hará lo que pueda por cubrir y suprimir el pecado de esa persona, el amor genuino se rehúsa a arrastrar un escándalo en frente de alguien. Cuando dice todo lo sufre, no es en el sentido de que, oh voy a soportar más de eso, voy a soportar esta prueba, significa está dispuesto a cubrir lo feo en la vida de alguien más. ¿Sabe una cosa? usted puede ilustrar el hecho de que este es un patrón de conducta normal humano al ver su vida y al ver a sus hijos, es normal para la depravación querer descubrir la maldad de todo mundo.

Vaya ahí al puesto de periódicos, y vea las ultimas revistas. Confesiones verdaderas, secretos de tal y tal, el matrimonio secreto de tal y tal y tal y tal, y todos los libros le digo, las librerías están llenas de exhibiciones de la gente. Como puede ver la depravación siempre está buscando encontrar el esqueleto en el closet de alguien más, porque provee un sentido de justicia personal, de que es mejor la persona siempre. Sus hijos son una buena ilustración, también los míos, para que se dé cuenta de que estoy en la misma frecuencia que usted, vienen al mundo depravados y una de las primeras manifestaciones de su depravación, es la prontitud con la que ellos quieren decir lo que hicieron mal sus hermanos y hermanas, y esa es una cosa por la que tiene usted que disciplinarlos.

Los nuestros llegan y dicen, ¿sabes lo que Mati está haciendo? Y yo le digo, no quiero saber lo que Mati está haciendo, y no estoy interesado, esa es una manera de enfrentarlo, y después cuando se van voy a descubrir o a investigar lo que Mati está haciendo. Uno de ellos va a bajar por las escaleras, tal y tal está saltando sobre la cama, usted sabe eso es típico. ¿Por qué? porque la depravación siempre está tratando de descubrir a alguien más para que pueda tener un sentido de que soy mejor que el otro y se vea bien a sus ojos. ¿Y sabe una cosa? es algo triste pero algunas personas nunca maduran en esa área, algunas personas pasan su vida entera siendo así. Y ¿sabe una cosa? yo siempre cuestiono a la gente que está casada y lo único que hacen es hablar de los errores y fallas y los pecados de su cónyuge, cuestiono si conocen el significado del amor, porque el amor arroja una sábana sobre las fallas de alguien más, eso es lo que palabra significa.

Los Corintios no conocían el significado de eso, estaban exhibiendo a todo mundo. Capítulo 6, si alguien los ofendía, los arrastraban a la corte y los demandaban públicamente ante un juez pagano, pero el amor arroja una manta amable sobre las fallas y debilidades y pecados de otros. 1ra de Pedro 4:8, Pedro lo dijo de esta manera, es hermoso, él dijo, el amor cubre ¿qué? multitud de pecados, el amor es una sábana grande enorme que se avienta sobre las fallas de la gente sin exhibirlas. Proverbios 10:12 dice, el odio promueve contienda, pero el amor cubre todos los pecados. ¿Alguna vez ha notado, cuan fácilmente usted hace a un lado las fallas de aquellos a quienes usted ama?

Piense en la persona a quien usted ama más, y hacen algo mal. Ah, bueno hay tanta bondad en ellos, digo, todo mundo comete un error. Ahora, piense en la persona que no le cae bien a usted, no piense por mucho tiempo será pecado. O imagine que usted no le cayera bien a alguien, eso es mejor, y hacen algo que está mal, y a usted le encanta, se da cuenta porque usted realmente lo quiere, pero el amor hace a un lado los pecados de la persona a la que ama, y al que no ama la golpea con ello, ¿se da cuenta? El amor va a advertir, si el amor va exhortar, y el amor va a reprender, y el amor va a disciplinar, pero el amor va a cubrir, no a exhibir. Una característica hermosa del amor.

Para darle una buena ilustración de esto, la mejor ilustración en la que puedo pensar, la cruz de Jesucristo. El amor tiene una cualidad redentora. Usted sabe, Dios nos amó, Dios no se sentó en el cielo con la Trinidad y dijo, ¿sabes una cosa? esos seres humanos son asquerosos, que creen ustedes ángeles de ellos, y especialmente ese MacArthur, él es malo, y no tuvieran una discusión eterna acerca de nosotros, no somos el tema de chisme celestial, ¿no es agradable saber eso? Él es la cobertura para nuestro pecado. Como puede ver, Dios no está buscando exhibir, en ultimas Él está ocupado en cubrir, en lugar de sentarse en un resentimiento justo y estar en chisme con la Trinidad y los ángeles acerca de los pecados de los hombres, Dios simplemente viene a una cruz, aventó una manta sobre el pecado del hombre y llevo su pecado en su propio cuerpo.

Ahora, permítame decirle algo del amor, el amor arroja una manta sobre el pecado, porque el amor tiene un elemento redentor, el amor siempre está buscando la redención, el amor quiere redimir, quiere comprar de regreso, el amor no juzga, el amor no condena, el amor es redentor. Escuche esto, Él llevó nuestras tristezas, Él llevo nuestros dolores, Él fue herido por nuestras trasgresiones, Él fue herido por nuestras iniquidades, y el castigo de nuestra paz fue sobre Él, Isaías 53, eso es amor. Ahora, permítame decirle algo, el amor de hecho va a ir más allá de aventar una manta, el amor es tan compasivo que el amor va a sentir el dolor, el amor de hecho va a soportar la agonía, el amor la va a soportar.

El amor va a sentir el dolor, cuando un hermano o hermana peca, y amo a esa persona, a mí me duele. No quiero exhibirlo, estoy dispuesto a soportar el dolor, y después el amor va a redimir y perdonar. La naturaleza redentora del amor, está dispuesta a tomar y arrojar una manta sobre el pecado, sentir el dolor de ese pecado, y voy a dar un tercer paso, está dispuesto a llevar la consecuencia de ese pecado, así es el verdadero amor. En la cruz, Dios no solo arrojó una manta sobre el pecado, Él no solo se sintió compasivo por él, Él hizo ¿qué? Él llevo nuestros pecados en su propio cuerpo. El amor genuino nunca está pronto para explotar o exhibir, o condenar. Arroja una manta sobre el pecado, lleva la carga del mismo, inclusive lleva la culpa del mismo, inclusive acepta el castigo.

En el tiempo de Cromwell, un soldado fue condenado a morir por ejecución, él iba a morir cuando tocara la campana, él estaba comprometido para casarse con una hermosa joven. La joven rogó al juez con lágrimas, ella le rogó a Cromwell para que librara su vida joven, todo en vano, se hicieron todos los preparativos para la ejecución. La ciudad esperaba la señal de la campana, el que iba a jalar la cuerda era un hombre mayor, sordo, se aventó contra la cuerda, como lo había hecho por años, la jaló y jaló y jaló, y no lo sabía, pero ningún sonido salió de esa cuerda que jalaba la campana.

La niña se había subido a la parte de arriba, ahí a la campana, se había aferrado a la campana, corriendo el riesgo de morir y conforme él la tocaba, ella era golpeada en contra del lado de cada campana, pero la campana estaba en silencio, conforme dejó de moverse la campana y ella pudo regresar a la orilla y bajar, descendió herida y sangrando. Cromwell la estaba esperando, y todo mundo estaba esperando en el lugar de la ejecución, y él quería saber por qué la campana no había tocado, y la niña llegó y le contó la historia, y un poeta la registró para todo el tiempo, y esto es lo que él dijo, a los pies de él ella le contó su historia, le mostró sus manos todas heridas y desgarradas, y su joven y dulce rostro todavía afectado con la angustia que había llevado, tocó el corazón de él con compasión repentina, encendió los ojos de él y con luz dijo, ve el que amas vive, dijo Cromwell, no tocará la campana en esta noche.

Aquí hay alguien que estuvo dispuesto a ir a donde el amor va, arrojar una manta sobre el pecado, sentir compasión por el pecado y llevar el castigo por el pecado, el de alguien más. Ese es amor redentor, siempre, siempre es la cualidad del amor, que el amor suprime el pecado de alguien más, tiene compasión del pecado de alguien más, sufre por el pecado de alguien más si puede. ¿Hasta qué punto usted lleva el dolor para cubrir el pecado de alguien más? es una pregunta apropiada, ¿realmente cubrimos la maldad de otras personas? El amor lo hace, el amor todo lo sufre. Y hay una segunda, ascendamos un poco más, número 13, versículo 7, el amor no solo todo lo sufre, sino ¿qué? todo lo cree.

Esto es maravilloso, el amor todo lo sufre, y después el amor todo lo cree. En lugar de sospechar, en lugar de estar dispuesto a denunciar al ofensor, en lugar de decir, oh bueno probablemente, él recibió lo que él o ella merecía. Esta es probablemente, la manera en la que deberían haberse hecho las cosas, y bueno, él ha ido tan lejos ahora que probablemente nunca cambiará. El amor cree en lo mejor, en alguien más, ve lo que está mal, ve la debilidad, arroja una manta de silencio sobre la debilidad, suprime el pecado, y después cree lo mejor. El amor no vive la vida de manera cínica, el amor no vive la vida sospechando de todo mundo y de todo.

Y sospechoso porque cada vez que alguien hace que está mal, oh, eso lo prueba, para comenzar estaban podridos. El amor no es cínico ni sospechoso, el amor siempre cree lo mejor. ¿Sabe una cosa? usted ve esto en particular, creo yo, en el corazón de una madre, algunas veces un hijo, una hija, se aleja del Señor. Estábamos en Ohio con algunas personas queridas que llegamos a conocer, que nos llevaron a esta conferencia, nos estaban contando de una hija que se había alejado, quien fue una fuente de mucho dolor. Y ellos reconocieron los pecados de ella, reconocieron las fallas, reconocieron todos los problemas, pero habían arrojado una manta de amor sobre ella porque se preocupaban tanto.

Y ellos dijeron, ella va a regresar, creemos con todo nuestro corazón que ella regresara al Señor. ¿Sabe por qué ellos creen eso? porque la aman, y el amor tiene que creer eso, el amor tiene que creerlo, porque el amor se preocupa demasiado como para no creerlo, y lo que el amor anhela tanto, lo convierte en fe, ¿lo ve? Esa mama y papa querían que esa niña regresara con tanto deseo, y la aman tanto que su deseo se convierte en una creencia, así de fuerte jala el amor ¿lo ve? Pero cuando alguien hace algo mal, y dicen, Ah, revelaron su verdadera persona, prueba que usted no los ama, porque el amor no los suelta así.

Ahí está la esposa de un marido, quien veinticinco-treinta años nunca ha regresado a Cristo y ella siempre está diciendo, él regresará algún día.  ¿Y sabe una cosa? cuando ella dice eso ¿sabe lo que yo sé? Ella lo ama. Y el amor de ella por él hace que su deseo de que él regrese, y su deseo por él es tan fuerte que se convierte en una creencia de que él regresará. Si, el amor ve la maldad, si el amor ve lo que está mal, y el amor ve la debilidad, y el amor lo reprende, y el amor lo enfrenta, pero no para exhibirlo. El amor arroja una manta sobre él, y si usted va a cometer un error acerca de alguien más, hágase un favor a sí mismo y al Señor y al resto de la gente, erre en el lado del amor, haga un error en el hecho de que usted confió demasiado en él, usted creyó en él.

Una de las cosas que hemos tratado de integrar en nuestro ministerio aquí, es el hecho de que todo nuestro personal y los que estamos trabajando y los ancianos, y todo está basado en una cosa, creemos en usted, creemos que usted está totalmente dedicado a Cristo, creemos que usted es diligente, creemos que usted es el mejor tipo de personas. Y entonces en base a eso confiamos en usted, y si alguien no cumple esa confianza de vez en cuando, está bien erramos en el lado del amor, así es como vamos a estar felices y saludables, y la mayor parte del tiempo, coloca a la gente bajo una especie de énfasis, que hace que quieran dar lo mejor que tienen.

Los Corintios estaban ansiosos por ser sospechosos, ser cínicos, creer lo que era malo, asumir que nadie jamás estaba diciendo la verdad, eran como los amigos de Job. Sabemos cuál es tu problema Job, eres malo, eres malo, enfréntalo, esa es la razón por la que tienes todos eso problemas. Y Job escucho todo eso por la mayor cantidad de tiempo que pudo, él sabía en su propio corazón que no lo era, y finalmente hay una afirmación, creo que está en el 21:27, he aquí conozco vuestros pensamientos, y lo que imaginan equivocadamente en contra de mí. Él dice, yo sé, ya estoy cansado de ustedes, lo único que hacen es pensar mal de mí, ¿y que prueba eso? no lo amaban.

Porque si lo hubieran amado habrían dicho, pero él es un buen hombre, o quizás él ha cometido errores aquí y allá, y quizás él ha pecado, pero él es bueno, hay algo redimible en él. No entiendo por qué, pero no fue como pensaron, pero así no pensaron. Observe esta, Mateo 9, observe, ¿quiere saber cómo los fariseos se sentían acerca de Jesús? Esta probablemente es una indicación tan clara como jamás la escuchará. Jesús se encontró con un hombre enfermo en Mateo 9, y vio que era un gran creyente y dijo, hijo tus pecados son perdonados, le dio salvación sin duda alguna, curación física también. Y algunos de los Escribas dijeron dentro de sí mismos, este hombre blasfema.

Ahora, esto es interesante, Jesús cura un hombre y dice, tus pecados son perdonados, ellos dicen adentro de ellos mismos, no en voz alta, dijeron, este hombre blasfema. Bueno, ¿por qué dijeron eso? bueno porque tenían una predeterminación de que era malo. Dice usted, ¿es malo perdonar pecados? No ¿es malo curar a los enfermos? No. Pero ellos tenían una predisposición de que Él era malo. Entonces lo que él hizo tenía que ser malo, eran cínicos y sospechosos. Y me encanta el siguiente versículo, Jesús conociendo sus pensamientos dijo, ¿Por qué piensan mal en vuestros corazones? Hombre, eso debió haber sido algo, ellos ni siquiera lo dijeron, Él respondió lo que estaban pensando.

Él dice ¿por qué piensan mal en vuestros corazones? Esa fue la condenación de los Escribas, tenían una actitud mala en contra de Jesús, lo cual probaba que no lo amaban, porque si lo hubieran amado, habrían pensado lo mejor de Él. Cuando usted ama a alguien, usted piensa lo mejor, e inclusive cuando alguien hace algo malo, usted piensa lo mejor. Yo le digo a mi esposa una y otra vez, querida, yo sé que nuestros hijos van a ser maravillosos, yo creo que van a ser los mejores hijos cuando lleguen a ser adultos ¿sabe por qué creo eso? tengo que pensar eso, creo eso, creo eso porque lo quiero, lo deseo porque los amo, así funciona el amor.

¿Pero sabe una cosa? en el caso del odio como este, aun cuando no podían encontrar una falla en Él, seguían buscando fallas porque lo odiaban, usted comienza a odiar a alguien y usted comienza a encontrar fallas. Usted comienza a amar alguien, y usted comienza a cubrir, simplemente la diferencia, el amor es un muelle de confianza para aquellos que son objeto de duda para el resto de la gente. Entonces, el amor cree, y tan pronto como alguien quiere estar bien, hombre, el amor es Gálatas 6:1, el amor es ahí, en el momento restaurar al hermano caído. Para darle una ilustración del amor, simplemente piense en Jesús y los discípulos, francamente no eran nada excepcional.

Los que son mejor conocidos en el Nuevo Testamento, Pedro, Jacobo y Juan eran pecaminosos. Pedro de manera notoria era una persona infiel, que continuamente caía sobre su rostro. Jacobo y Juan, tuvieron un problema de soberbia, en una especie de pseudo espiritual. Enviaron a su madre para preguntar si podían tener los principales lugares en el reino. Ahora el resto de los hombres, no sabemos nada de ellos para hablar algo de ellos, también eran pecadores. Jesús pudo haberse rascado la cabeza y haber dicho, Padre, no sé qué decirte, pero esto no va a funcionar, tengo a doce perdedores, si crees que debo regresar al cielo y entregarles esto lo haré, pero esto es algo peligroso.

¿Pero sabe una cosa? Jesús conoció los pecados de los discípulos como nadie más. Sin embargo, creyó lo mejor acerca de cada uno de ellos ¿no es cierto? Y Él dijo, lo pueden hacer. Y Él les dio la tarea y los envió al mundo para hacerlo y lo hicieron. ¿Sabe lo que yo creo? Yo tiendo a pensar que para que la gente de su mejor esfuerzo usted debe creer en ellos, Él creyó lo mejor de ellos, y Él invirtió su plan entero en base a eso y lo cumplieron. Dice usted, pero John ¿qué sucede si arrojas una manta sobre su pecado y después dices, pero voy a creer que hay bien ahí, y el amor es redentor, y se va a corregir, y van a regresar, estoy creyendo eso y no sale así?

Y usted haya que su fe en cierta manera comienza a desvanecerse, y usted dice, bueno, pensé que iban a venir, dice usted, ese hijo o hija que se había desviado, regresarían, pero han pasado quince años o acerca de ese marido, pensé que regresaría, pero hombre, simplemente ya no estoy segura, no sé si ya lo creo, ¿entonces que hace el amor?

La tercera enlistada en el versículo 7, el amor ¿Qué? todo lo espera. La espera es la línea larga, la cuerda larga de la que nunca se desconectan, es larga. Usted dice, mientras que la gracia de Dios opera, el fracaso humano nunca es final, y a lo que siempre regreso es a la promesa ¿habrá algo demasiado difícil para Dios?

Pienso en lo que paso hace algunos años atrás, algunas personas que disciplinamos en la iglesia tuvieron situaciones muy pecaminosas, y se fueron. Hubo un gran deseo en mi propio corazón por el amor de arrojar una manta sobre su pecado, y nunca hablar de ellos, discutirlo o hacer nada fuera de aquellos que oraban. Y después hubo un gran deseo en mi corazón por creer que algo cambiaria, que regresarían, que van a regresar, simplemente creí eso y lo creí. Y me imagino que quizás en un par de casos ahora mi fe se ha vuelto un poco pequeña, y entonces ¿sabe usted lo que hago ahora? lo espero, lo espero. Y es como si estuvieran en una cuerda larga y de vez en cuando esa cuerda jala mi corazón y oro por ellos y espero, y sigo esperando.

Como puede ver el amor es, si podemos usar un juego de palabras, optimista sin esperanza, nunca deja de esperar. Dice usted, Dios todavía es Dios, y Él lo puede hacer y tengo que esperar en eso, el amor se rehúsa a tomar el fracaso como algo final. El amor no lo aceptó de Israel, Jesús no lo aceptó de Pedro, y Pablo no lo aceptó de los Corintios. No voy a tolerar el fracaso como algo final, y muchas veces una esposa amorosa se ha aferrado a un marido con nada más que esa cuerda de esperanza. Y muchas veces un padre con un hijo, y muchas veces un amigo con otro amigo, simplemente aferrándose a la esperanza, cuando toda su fe se llena de nubes.

Usted tiene que aferrarse a la esperanza, pero ¿sabe una cosa? es sorprendente. Algunas veces, emitimos los peores juicios en ese momento y pensamos que son los mejores. No se rinda en la esperanza, el amor no se rinde. Usted podrá decir, bueno, he perdido la fe en ellos ya se acabó, no hay manera, no hay esperanza, se acabó. El amor no hace eso. Es como ir a una aldea abajo del Matterhorn en Suiza, y que la gente diga, esto es lo más hermoso, tienes que ver el Matterhorn en un día soleado. Y usted llega y está nublado, y usted se sienta ahí en el suelo y dice, mentiroso, no hay ningún Matterhorn. Estoy aquí y no hay ningún Matterhorn, y usted piensa en el momento más nublado, que usted ha emitido el juicio más claro.

Pero el amor no hace eso, cuando toda la fe se nubla, el amor todavía se aferra a la esperanza. Cuando la duda y la desesperanza roban la fe, el amor todavía tiene esperanza. Hay un perro en un aeropuerto, en una ciudad grande, él ha estado ahí durante más de cinco años. Alguien me estaba contando de esto esta semana, su amo y él estaban viajando a algún lugar y su amo se subió al avión sin él. Él ha estado ahí por más de cinco años, él espera en la misma esquina, la gente en el aeropuerto le da agua y alimento diariamente, y él espera. Si el amor de un perro por su amo, el tipo de amor que sea, si el apego de un perro a un amo podría permitir ese tipo de esperanza fiel, ciertamente el amor podría producirlo en nosotros, si realmente amaramos.

El amor como puede ver, no huye, no se rinde, y se va en cuanto el primer error es cometido, el primer amor es cometido, el amor espera y espera. Y hay suficientes promesas en la Biblia como para hacer que la esperanza funcione. Tú dices, pero John, si todo lo sufres, y todo lo crees, y todo lo esperas, y la cuerda se aleja más y más y más y más y más, y simplemente estás perdiendo la esperanza ¿entonces qué? Muy bien, entonces el ultimo, versículo 7, todo lo soporta. Cuando ha sufrido y ha creído, y ha esperado y todavía está decepcionado, aguanta ahí de cualquier manera, porque el siguiente versículo dice, el amor nunca ¿qué? deja de ser, eso lo resume, nunca muere, usted no lo puede matar.

Ahora, el término aquí, todo lo soporta, en el versículo 7,el quinceavo en la lista es un término militar, y tiene que ver con estar posicionado a la mitad de la batalla en una situación muy violenta, no es que el amor no pueda enfrentar molestias ligeras, no, no. Significa que el amor está de pie en contra de oposición increíble y todavía está amando. Es Esteban, ahí yaciendo sobre el suelo y su vida siendo aplastada con piedras y diciendo, Padre, no les tomes en cuenta este pecado. Él quería arrojar una manta sobre los pecados de su pueblo, él creyó, él esperó, entonces él predicó con la creencia de que algunos escucharían, y él espero que vendrían a Cristo.

Y cuando a él se le había acabado la fe, y se le había acabado la esperanza, y lo único que le quedaba era soportar, lo aplastaron. Y conforme le estaban aplastando la vida, él simplemente estaba soportando ¿no es cierto? Porque él los amó, y entonces dijo, no los culpes por esto Padre. Es Jesús, Jesús en una cruz, soportando, arrojando una manta sobre sus pecados, creyendo, sabiendo que allá afuera estaban aquellos que creerían, y soportando al final, mientras que ellos le escupían, y él con las palabras Padre ¿qué? perdónalos. Como puede ver, el amor nunca muere, usted no lo puede matar, nunca termina. Inclusive cuando el amor hacia ese hijo, que rechaza pasa año tras año tras año tras año, y usted recibe odio y amargura, y rechazo, usted nunca deja de amar, usted soporta, ese es el crescendo del amor.

El amor soporta todas las heridas, todo el daño, eso es lo que Pablo dijo en este versículo y pecados, y decepciones y los cubre con una manta de silencio, y después siente compasión, y después siente redención, y después inclusive lleva el dolor si puede. Y después que lo ha llevado cree, el amor sigue creyendo lo mejor de alguien, lo mejor de algo, nunca es cínico, y nunca sospecha a pesar de la manera en la que ha sido herido. Y cuando la creencia del amor es traicionada, entonces el amor se vuelve a la esperanza, porque Dios todavía es Dios, y Él todavía gobierna, y Él puede hacer lo que sea. Inclusive cuando la esperanza adelgaza, y toda esperanza parece haberse perdido, el amor soporta, soporta la herida profunda que parece tan final, con una confianza triunfal de que Dios es el que le da a sus hijos paz, y todavía está en el trono.

Como puede ver el amor nunca es abrumado, se preocupa demasiado como para rendirse, morirá preocupándose, morirá siendo objeto de burla y diciendo perdónalos, eso es amor. Pero trágicamente en la iglesia Corintia no había amor, eran como la iglesia de la que Reinhold Niebuhr habló cuando dijo que la iglesia era como el arca de Noé. Si no fuera por la tormenta afuera, no podríamos tolerar el olor maloliente adentro. Así eran los Corintios, pero esa no fue la manera en la que Dios lo quiso, Él quiere que nos caractericemos por amor, Él quiere que la iglesia sea una comunidad de amor, Él quiere ver estas cosas en operación.

Bueno, dice usted, John, ahora sé que el amor es importante, es importante por el hecho de que trae curación espiritual y curación física, es importante porque es una característica de nuestro Señor Jesucristo y debemos manifestarlo. Y ahora veo lo que es, y veo lo que hace, y como se conduce, ¿pero como puedo hacer que eso sea una realidad en mi vida? digo, ¿cómo puedo comenzar a ver eso en mi vida? Permítame darle cinco cosas y voy a cerrar, únicamente las voy a enlistar. Estas son las cinco claves para amar. Ahora, si usted aplica estas cosas, usted va a experimentar este amor. Número uno, reconozca que es un mandato, reconozca que es un mandato, reconozca que el amor es mandado, que no es algo que usted puede escoger, no es una opción. Reconozca que es mandado por Dios que usted ame.

Entonces, no estamos tratando con algo, que es algo subjetivo, aquí estamos tratando con algo que es absoluto. Romanos 13:8 al 10, es un absoluto, a usted se le manda a amar. En segundo lugar, reconozca que usted ya tiene el poder, reconozca que usted ya tiene el poder. Romanos 5:5, el amor de Cristo ha sido derramado en su corazón. No solo es un mandato, sino que es un mandato posible, porque usted tiene el poder. En tercer lugar, reconozca que es la norma, reconozca que esto es simplemente, una actividad cristiana humana normal, básica medular. 1ra de Juan capítulo 4, versículo 7 al 10, nos dicen que Dios es amor, y también nosotros debemos amar, es la norma. Entonces, usted reconoce que es mandado, es posible, es normal.

En cuarto lugar, reconozca que es la obra del Espíritu, eso es para que usted no trate de producirlo de una forma enlatada. Gálatas 5:22, el fruto del Espíritu es amor, entonces reconozca que es la obra del Espíritu. Ahora, cuando usted realmente ha llegado a este punto, y realmente ha reconocido que es un mandato, usted ha hecho un compromiso, muy bien Señor, es un mandato, estoy comprometido a amar. Póngase de rodillas en algún momento hoy y diga, Dios estoy comprometido a amar, en segundo lugar, Dios reconozco que puedo amar, Dios reconozco que es simplemente normal amar, y Dios reconozco que puedo amar de una manera normal para cumplir el mandamiento solo en la energía del Espíritu.

Y después el quinto, practíquelo, ahí está practíquelo. ¿Sabía usted que aun Jesús aprendió la obediencia? la Biblia dice. Practique, comience en su casa, implemente estas quince características, hágalas una acción, y el mundo nos verá y dirá, lo que Dios quiere que digan, ¡oh como se aman unos a otros! y eso exaltará a Cristo. Oremos. Padre gracias de nuevo esta mañana por amarnos. Y oramos porque nos amemos unos a otros de la misma manera en la que tú nos has amado. Si hay alguien aquí que no ha experimentado tu amor porque no conoce al Hijo, que este sea el día en el que lleguen a conocerlo. Si hay cristianos aquí, que no aman como deben amar, que hagan el compromiso de amar, porque tienen la capacidad.

Porque es normal en la energía del Espíritu, que comiencen el día de hoy a practicar. Y que el resto de nosotros continúe haciéndolo diariamente para que podamos conocer la plenitud de la bendición, para que podamos conocer la victoria sobre el pecado, porque amar es excluir el pecado, y vivir de tal manera que podamos dar gloria a ti mismo. Y te daremos gracias por nuestro tiempo juntos el día de hoy, en el nombre de Cristo, a quien amamos, y quien nos ama y debido a quien nos amamos unos a otros, Amén.

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar