Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Tome su Biblia y vayamos juntos al cuarto capítulo de Efesios. Efesios capítulo 4. Llegamos ahora a la segunda gran sección de esta carta maravillosa escrita por Pablo a las iglesias, realmente, en Asia Menor. Una de las cuales fue la iglesia en Éfeso.

Y hemos titulado esta primera sección, el andar bajo de nuestra posición alta. Es un pasaje tremendo, y estaremos pasando las siguientes semanas simplemente viendo los primeros seis versículos. Su importancia, impacto, son tan ricos, y vamos a tomarnos un tiempo en aprender lo más que podamos.

Cuando una persona hace una cierta organización o cierta sociedad, él se obliga a sí mismo a vivir o actuar en acuerdo, o de acuerdo con los estándares de esa sociedad. Se obliga a sí mismo a funcionar u operar según las metas y objetivos y los propósitos y los motivos de esa sociedad, con la que él se identifica o a la que se una.

Ahora puede ser ilustrado de muchas maneras. Como un ciudadano estadounidense, una persona que escoge vivir en los Estados Unidos de Norteamérica se obliga a si misma a vivir según los principios, los estándares y las leyes que gobiernan esta sociedad. Como una persona a quien se le permite trabajar en el lugar en donde usted trabaja, sea cual sea ese lugar, o un negocio, o una planta, una oficina, escuela, lo que sea es donde usted trabaja.

Usted trabaja ahí, en base a la premisa de que usted se conforma y coopera con los estándares, y las metas, y los objetivos, y los principios que son parte de esa organización en particular.

Si usted escoge unirse a un club de servicio, se obliga a operar en referencia a ese club de servicio, de la manera en la que ellos lo mandan. Si usted se une a una sociedad secreta sea lo que sea, los alces, o las cabras, o las cosas que tienen, a lo que usted se une se obliga a cooperar con los estándares que constituyen a la organización. Si usted quiere volverse parte de cierta secta, cierto equipo deportivo, cierta línea de ensamblaje, cierta orden religiosa, cierto equipo, no me importa lo que sea, hay ciertos principios a los que usted se compromete a guardar. Así es como la sociedad humana opera. Y si usted no escoge cooperar, y si usted se sale de la línea de la conformidad, usted pierde su lugar dentro del marco de esa organización. Si una persona no se vuelve lo que esa sociedad cree que es necesario, si el no cumple con sus propósitos y metas, él se convierte en un estorbo a esa sociedad y es expulsado de ella, hecho a un lado.

Puede ser visto, por ejemplo, en nuestra propia situación en el gobierno. Si usted no se conforma con los estándares del gobierno, las leyes que el gobierno ha establecido, usted será sacado de esa sociedad y usted será encarcelado en algún lugar. Y ya no podrá ser un estorbo para la función continua de esa sociedad.

 Si usted se identifica con cierta organización, en los negocios, y usted no vive a la luz de esa expectativa que la organización establece, y usted no se conforma con sus estándares de operación, usted será despedido.

Y así es en la sociedad, usted es llamado a operar de acuerdo con aquello con lo que usted se identifica. Eso simplemente es estándar.

No le puedo decir cuántos discursos he escuchado de entrenadores a lo largo de los años en los deportes que dijeron, miren, si no lo van a hacer de nuestra manera, entonces sálganse del equipo. Ahora ese es un enfoque bastante estándar, para cualquier cosa con la que nos alineamos.

La historia antigua de marchar junto con el resto de la gente en el ejército y mantener el paso, es parte de la sociedad humana, y la mentalidad humana. Las sociedades con las que nos identificamos social, económica, y políticamente demandan cooperación y conformidad si vamos a mantener un lugar dentro de ellas.

Ahora esto se puede convertir en algo tan obligatorio para la gente, que es sorprendente lo que harán para conformarse. Me sorprende de sobremanera, como la gente, entre comillas, se vuelve el hombre de la organización para cumplir lo que la organización les dice que cumplan si creen que los va a llevar a tener un ascenso, o que tengan un mayor ingreso.

Me sorprende ver la lealtad de algunas personas a las diferentes logias y sociedades secretas, y cosas a la que pertenecen y clubes de servicio. Y si se pierden algo en algún lugar, van a tener que caminar de cuclillas ahí en algún desierto que está ardiendo. Doce horas ahí en fila, para entrar a una junta, para asegurarse de que no violen el código. Es sorprendente ver cómo la gente se sujeta a cosas así. Pero eso es parte de la sociedad humana, nos encanta pertenecer, porque pertenecer nos da aceptación.

Desde el momento en el que somos muy pequeños, nos identificamos con uniformes. Queremos ser un scout de los pequeños, no porque nos gusta lo que hacen los scouts pequeños, sino porque nos gusta tener playeras como los otros scouts pequeños tienen, con cosas pequeñas colgando de ellas. Queremos estar en el programa AWANA porque nos dan una playera y queremos ser parte del equipo porque usamos el uniforme.

He pasado por eso con mis hijos. El día más importante en nuestra casa, es el día en el que entregan los uniformes para lo que viene. Todo el mundo quiere ser parte del equipo. Eso simplemente es parte del deseo humano, pertenecer y tener alguna aceptación en un sentido de identidad.

Es sorprendente cuan obligatorio se convierte eso. De hecho, puede atrapar a la gente de una manera muy mala. Permítame ilustrar eso, al pedirle que me acompañe al capítulo 9 del Evangelio de Juan.

El Señor Jesucristo había hecho un milagro maravilloso en el noveno capítulo de Juan. Él había curado a un hombre que nació ciego, y Él lo había curado para la gloria de Dios.

Y fue algo maravilloso lo que él había hecho. El hombre había sido ciego toda su vida, Jesús escupió en algo de arcilla he hizo un poco de lodo, y lo coloco en sus ojos y le dijo que se fuera a lavar al tanque de Siloam, y lo hizo y regreso viendo. Y fue un milagro maravilloso.

Y después, claro, los líderes comenzaron a tratar de investigar el milagro. Es bastante triste cuando la incredulidad investiga un milagro. Usted nunca llega a los resultados correctos y fueron muy antagonistas a lo que Jesús acababa de hacer. Y claro, primero querían hablar con los padres del hombre ciego, para descubrir lo que ellos sabían. Llegamos al versículo 22. Estas palabras hablaron sus padres porque temían a los judíos. ¿Que habían dicho? (vs.21), no queremos responder por él, edad tiene, preguntadle, él hablara por sí mismo. En otras palabras, no querían reconocer nada acerca de cómo él fue curado. No querían discutir como él fue curado. No querían darle crédito a Jesucristo, no querían darle gloria a Dios. No querían involucrarse en eso en absoluto. Y la razón está aquí, por miedo a los judíos. Porque los judíos ya habían acordado que, si algún hombre confesaba que él era el Cristo, él debía ser sacado de la sinagoga. Estaban tan estructurados por el deseo de la aceptación en la sociedad, que habían escogido que no confesarían que la vista de su propio hijo amado había venido por manos del Señor Jesucristo, por temor de que perderían su estatus social.

Ahora, eso es algo bastante obligatorio, ¿no es cierto? No querían confesar la realidad del milagro de su propio hijo ciego, porque temían, que como dice el griego serian ‘desinagogados’, ‘excommunicados’. Y los que más les preocupaba a ellos no era la verdad, sino pertenecer a la sociedad con la que ellos se habían decidido identificar.

Y la gente puede identificarse con cosas que se vuelven tan obligatorias para ellos, que literalmente se vuelven ciegos ante la realidad de lo que debería saber, y de lo que deberían ser parte. Si hubieran pensado, inmediatamente hubieran querido identificarse con el hijo y con el que había hecho que el ciego viera, porque ahí estaba el poder real.

Ahí en el capítulo 12 de Juan y en el versículo 42, encontramos una ocasión parecida.

Juan 12:42. Y claro el Señor ha venido y cumplido la profecía y todo esto, y dice en el 42, no obstante, entre los líderes principales también muchos creyeron en Él. Pero, y ese es un pero trágico, debido a los fariseos no lo confesaron. No fuera que fueran expulsados de la sinagoga, porque amaban la alabanza de los hombres más que, ¿qué? la alabanza de Dios.

Lo mismo de nuevo, habían hecho un compromiso tan firme con la sociedad que habían escogido, que no había manera en la que iban a refrenar la función que querían tener dentro de esa sociedad. De hecho, condenaron su propia alma para adherirse al código. ¡Increíble!

Pero así es como es con la disposición de los hombres, de conformarse con los estándares del grupo con el que afirman su lealtad y donde el que adquiere un sentido de identidad.

 Eso es lo negativo. Por mirar hacia atrás, a mi juventud, y ver como quise pertenecer a fraternidades y ciertos clubes y clubes deportivos, y nos hacían pasar por algunos de los procesos más increíbles para entrar. Que yo me podría imaginar que ni siquiera me atrevería a hablar de eso porque no se sentiría bien si lo hiciera.

Usted mira atrás y dice, ¿Por qué me llegue a molestar con eso?, pero la motivación en el corazón de un hombre es muy fuerte y de una mujer por pertenecer, por ser parte de algo.

Y en el mundo me sorprende que cuando la gente se identifica, se obliga y hacen lo que sea por conformarse. Quieren vivir a la luz de principios, quieren ser lo que necesitan ser. Quieren ser aceptados. ¿Y saben lo que sucede? cuando usted traduce eso a la iglesia, algo sale mal.

Usted tiene a toneladas de personas que vienen y muchas personas que quieren las bendiciones, y los derechos, y los privilegios, y los honores, pero en algún punto a lo largo del proceso nunca hacen el compromiso con conformarse con los estándares. No parece ser tan obligatorio, y quizá es porque en todas las cosas del mundo Satanás está ahí, sosteniéndolo todo. Pero en la iglesia está tratando ahí de deshacerlo y es difícil apegarse a ello.

¿Pero sabe una cosa? el estándar no es diferente. Y cuando usted viene a Jesucristo, usted entra a su iglesia, el cuerpo. Usted recibe su salvación, usted recibe sus derechos, honores y privilegios que vienen con ser un cristiano. Y después él dice, quiero que te conformes con mis estándares, ¿no es cierto?

El nuevo testamento dice: Si hay alguno en medio de ustedes que no se conforman con estos estándares, sáquenlo. Si hay alguien en medio de ustedes, 1 Corintios capítulo 5, que está viviendo de una manera inmoral en medio de ustedes, sáquenlo.

Si hay alguien (en 2 Tesalonicenses) que está caminando de una manera desordenada, que está haciendo lo que no debe de hacer y no le responden a ustedes, sáquenlo.

Si hay alguien, Pablo le dijo a Timoteo, que está buscando las cosas que no son coherentes con lo que sabemos que es la verdad de Dios, sáquenlo. Escuche, Dios así lo tiene en su iglesia. Él dice: Si usted no se va a conformar, cooperar con la iglesia, con lo que la iglesia está haciendo, entonces es mejor que se vaya.

De hecho, algunas veces el Señor saca la gente por sí mismo, y Él le dijo a los Corintios, muchas personas vienen, y muchas personas quieren la bendición, y los derechos y los privilegios y los honores, pero en algún punto a lo largo del proceso nunca hacen el compromiso con conformarse con los estándares. Él dice, si no se van a conformar y cooperar con lo que la iglesia está haciendo, entonces es mejor que se salgan.

De hecho, algunas veces el Señor saca a la gente por sí mismo, y Él le dijo a los Corintios debido a la manera en la que han actuado dentro de la iglesia, algunos de ustedes son débiles, algunos están enfermos y algunos han muerto.

Y en 1ra Juan capítulo 5, él dice que inclusive hay un pecado para muerte, en donde el Señor literalmente excomunica al creyente no perdiendo la salvación, pero al sacar a la persona de la comunión de la iglesia porque son más un estorbo que una ayuda.

Amados escuchen, si la gente puede unirse a equipos deportivos y hacer negocios y al orden real de las cabras y todo lo demás y pueden conformarse con una conformidad tan rígida, si la gente puede temer tanto el ser expulsados por las super estructuras judías de su día y que literalmente condenan sus propias almas, y ciegan sus ojos a la realidad del hijo de Dios.

Si la gente puede hacer ese tipo de compromisos con cosas que no importan, ¿se imagina usted que nosotros como cristianos podemos hacer un tipo de compromiso de alto nivel con caminar como Dios nos ha pedido que caminemos dentro del marco de su propia iglesia amada?

Creo que debiéramos, ¿no lo cree usted?, creo que eso es lo que Pablo no está llamando a hacer en los tres últimos capítulos de Efesios. Él comienza en el versículo 1 a decir esto, y aquí está el corazón del asunto, ‘Yo pues preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuiste llamado’. En otras palabras, escuche, usted tiene los primeros tres capítulos, los derechos y los honores y los privilegios y ahora en los últimos tres capítulos él dice, aquí están los requisitos. Si quiere tener una parte significativa en la iglesia de Dios, si usted quiere ser alguien que importe en su iglesia, si usted quiere adornar la doctrina de Dios, si usted quiere extender el reino, si usted realmente cree en esto, entonces aquí están los estándares mediante los cuales usted debe caminar.

Y cuando usted y yo entramos en la iglesia de Jesucristo, y entramos en el cuerpo de Cristo,  cuando por la fe un día confíe en el Señor Jesucristo y Él se convirtió en mi salvador y Señor, ese día me convertí en parte de su reino, me convertí en parte de su casa, me convertí en parte de su familia, me convertí en una de sus ramas, que se extienden de la rama, el Señor Jesucristo. Me volví parte de Él. Tengo la obligación de vivir a la luz de eso.

Él me dio los derechos y privilegios y los honores. Él me hizo inmensamente rico. Él no me dio a partir de sus riquezas si no según sus riquezas. Él me bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo Jesús. Él ha apartado el futuro para mi beneficio, en las edades venideras Él me derramara toda su gracia y su bondad hacia nosotros los que creemos.

Él ha hecho todo esto por mí y ahora en el capítulo 4, hay un por tanto aquí, y tengo que girar aquí en la dirección en base a ese tipo de promesa para mí, ¿qué me estas pidiendo? El Apóstol Pablo viene con un grito fuerte y claro, anden como es digno de esa vocación, esto es lo que eres.

Anden según esto, vivan a la luz de ese estándar. El Señor espera que actuemos como miembros de su cuerpo. Él espera que apuntemos a lo que el apunta. Él espera que establezcamos la meta donde el estableció la meta. Que tengamos el objetivo, que es su objetivo. Él espera que seamos como El.

 1ra Pedro 2:15, Pedro dijo, la voluntad de Dios es que haciendo bien callemos la ignorancia de hombres insensatos. En otras palabras, debemos callar la boca de los críticos por la manera en la que vivimos.  Y me imagino que esa es la razón por la que digo esto con tanta frecuencia. Es tan triste que la mayoría de los cristianos no caminan de una manera digna de su llamado.

Me acuerdo al Dr. Ralph Kipper diciéndome en una ocasión cuando era un joven en el seminario. Él dijo, la vida cristiana entera, John, es simplemente convertirte en lo que eres, es simplemente convertirte en lo que eres. Eso es lo que eres, y así es como debes vivir. Vivir al nivel de quien eres. Y él tiene razón.

En el cuerpo de Cristo Dios espera conformidad, no una conformidad con reglas y normas a partir del temor. No una conformidad con reglas y normas a partir de orgullo legalista. Si no una conformidad con la justicia a partir de un amor profundo y afecto por Jesucristo.

No obstante, conformidad quiero hacer lo que Dios quiere que yo haga. Quiero ser lo que Dios quiere que yo sea, debido a todo lo que El ha hecho por mí. Quiero andar como es digno, quiero ser un hijo digno, el creyente se llama a si mismo un hijo de Dios. Un creyente se ha unido a la familia de Dios, le pertenece al Padre Celestial, y eso dice algo acerca de como debe vivir. Si soy el hijo de mi Padre entonces honrare a mi Padre.

Es un fracaso triste nuestro compromiso, no es hecho en no vivir a la luz de dicha identidad.

Filipenses 1: 27 Pablo lo expreso de esta manera, solo ahora escuche esto. Solo vuestra conducta sea como es digno del Evangelio de Cristo, ¿se da cuenta? En otras palabras, que su conducta este al nivel del Evangelio, la realidad exaltada del Evangelio demanda un estilo de vida exaltado.

Y eso es precisamente el punto al que lleguemos en Efesios 4. Los primeros tres capítulos son verdad posicional, los recursos, las riquezas, las cosas que Dios ha hecho por nosotros. Hemos estudiado todas ellas, cosas increíbles y asombrosas en absoluto.

Descubrimos que él nos bendijo con toda bendición espiritual. El nos escogió en Él antes de la fundación del mundo. Él nos hizo para ser santos, irreprensibles. En amor Él inclusive nos predestino, nos adoptó. El nos hizo para alabanza de su gloria. Él nos aceptó en el Amado. El nos ha dado redención, el perdón de pecados. Él nos ha dado sabiduría, prudencia. Él nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad. El en la dispensación aun futura nos va a levantar a las alturas que ni siquiera hemos soñado tener y nos ha dado una herencia que fue pre-planeada antes de que el mundo comenzara. El nos ha concedido el Espíritu Santo, nos ha dado poder de resurrección. El nos dio vida de los muertos, El nos tomo a nosotros que estamos lejos, perdidos, aislados y nos hizo un nuevo hombre en si mismo. El nos ha dado el gran misterio, la verdad del Evangelio, la verdad del Iglesia. y El ha hecho posible que podamos disfrutar de todo eso, al darnos su Espíritu Santo quien puede fortalecer el hombre interior, para que Cristo pueda establecerse y estar en casa. Para que podamos ser llenos de amor incomprensible, para que podamos tener plenitud eterna, la plenitud de Dios. Para que podamos conocer el poder que está en el capítulo 3, versículo 20. Y el lo ha hecho todo para su propia gloria.

 El ha hecho todo por nosotros, y simplemente de manera incisiva, directamente Pablo dice, anden como es digno. ¡Vivan a la luz de esto! Es un nivel elevado al cual debemos circunscribir nuestra vida, para vivir a la luz de nuestra identidad. Gran verdad del Nuevo Testamento.

Ahora escuchen amados, la transición aquí entre el 3 y el 4 no es una al azar.

Es el patrón típico de Pablo hacer este tipo de transición, es una transición de la doctrina al deber. De la doctrina al deber, del precepto o el principio, a la práctica, de la teología a la vida. No es una transición al azar. El no dice bueno, se acabaron los primeros tres capítulos, ahora creo que tengo algo más que quiero decir. Es una transición que está ligada de manera inseparable.

La doctrina, ahora escuche esto, siempre es la base del deber.

El deber siempre fluye de la doctrina. No puede haber vida a menos que haya principios para ella. No puede haber estilo de vida al menos de que haya teología en le fondo.

No puede haber practica sino hay preceptos. La doctrina y el deber están ligados de una manera tan cercana como lo esta la flor y el tallo, tan cercano como está la rama y el tronco, tan cercano como esta el tronco y la raíces. Doctrina y el deber.

Ahora observe la palabra en el versículo 1. Pues, sabemos que el pues, está ahí para llevarnos de regreso, es la transición en base toda esa doctrina, pues, este es su deber.

Ese es siempre la estrategia de Pablo, en todas sus cartas, Amados, el hace esto.

En todas las cartas que él escribió a las iglesias usted encuentra estos ‘pues’, Por lo tanto, de hecho, si usted quiere realizar un estudio interesante algún momento, simplemente vea las epístolas de Pablo y estudie todas las transiciones en donde el ‘pues’ y el ‘por tanto’ aparece.

Regresemos a una ilustración de esto en Romanos capítulo 12, Romanos capítulo 12.

Ahora todos conocemos este gran texto, es uno que todos conocemos y amamos.

Esto es lo que dice, Os ruego pues hermanos por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

Ahora quiero que observe algo, El esta rogando a la gente y el les esta rogando que presenten sus cuerpos como sacrificio vivo, les esta pidiendo deber, el quiere deber de ellos. De hecho, en el versículo 13 el habla de los dones que deben manifestar. Allí en el versículo 9 habla del amor que deben manifestar, y después mas adelante que no deben ser flojos en el versículo 11; que deben regocijarse en el versículo 12; que deben darle a los necesitados en el versículo 13; que deben bendecir a los que los persiguen en el versículo 14.

Regocijarse con la gente que se regocijan y llorar con los que lloran, mostrar empatía, etc. todas estas son cosas prácticas. Después en el 13 el habla de cómo debe responder al gobierno, como debe responde usted a los estándares de Dios. Como debe responder al hermano más débil en el capitulo 14, como debe responder el hermano más débil en el 15, como debe cumplir con su ministerio en el capítulo 15. Capítulo 16 como debe relacionarse con la gente en el ministerio…todo es práctico. Pero observe, antes de que el entra a esta sección practica él dice, así que.

Ahora escúcheme, en el capítulo 2 usted tiene la primera instrucción practica del libro de Romanos, los primeros once capítulos son teología. Antes de que el llegue a decir algo acerca de lo que usted debe hacer, el le da a usted 11 capítulos de doctrina. Observe lo que él dice, así que hermanos, os ruego, por las misericordias de Dios, y ¿cuáles son las misericordias de Dios? son las grandes verdades teológicas que él ha explicado en los primeros once capítulos.

En base a estas grandes realidades acerca de Dios, quien en su misericordia le han sido extendidas a usted, este es su deber.

En base a la justicia de Dios, lo inútil que son la ley y las obras.

El poder salvador de la fe, paz con Dios, estar en la gracia, la promesa de la gloria, el regalo del amor, el Espíritu que mora en usted, la adopción, reconciliación, unión, esclavitud con Cristo, liberación del pecado, libertad del juicio, santificación justificación, glorificación, seguridad, promesas fieles.

En base a todas estas grandes misericordias grandiosas que Dios le dio a hombres pecaminosos; así que hermanos, os ruego que presentéis vuestros cuerpos… ¿lo ve? Siempre es así, el deber siempre es en respuesta a la doctrina. La conducta es siempre en respuesta a preceptos. La vida siempre es una respuesta a la teología. Y quiero que sepa esto porque quiero que sepa porque enseñamos doctrina.

 La gente dice bueno, ¿sabes una cosa?, te metes en enseñanzas tan pesadas, estas enseñando doctrinas. Y bueno, escuche, tengo que hacer eso, eso es lo que Dios me ha llamado a hacer. Enseñarle los principios de la vida para que pueda vivir la vida, el ‘por lo tanto’, ‘pues’ está ahí por una razón.

Observe Gálatas capítulo 5, les voy a dar otra ilustración. Y podemos ir a cualquiera de las epístolas de Pablo, realmente, pero voy a tomar un par de días aquí.

Gálatas. En los primeros cuatro capítulos de Gálatas, Pablo está discutiendo la libertad del creyente. El esta libre de la circuncisión, él está libre del código mosaico como un camino de salvación. El esta libre de la ley ceremonial, no significa que la ley moral, justa de Dios ha cambiado en absoluto.

Pero el no debe ver las leyes como un camino de salvación, el esta libre de eso, el esta libre de la circuncisión, el esta libre de tener que guardar las ceremonias. Y el dijo todo esto, el dijo tenemos libertad en Cristo.

Todo eso está en los primeros capítulos, son pesados en eso, de hecho, el cierra el capítulo 4. ‘Así que hermanos no somos hijos de la esclava, sino de la libre’. El da esa gran alegoría de Sara y Agar, y después el cierra con esa gran afirmación, estamos libres, es algo grande, liberados de por vida, libres y después inmediatamente, su ‘por tanto’ viene en el versículo 1.

Y se lo voy a leer de la manera en que el griego lo expresa, ‘por libertad Cristo nos ha liberado’, ese es el resumen de los primeros cuatro capítulos. ‘Por libertad Cristo nos ha liberado’, ahora la siguiente palabra, ‘por tanto, estad pues firmes y no os enredéis de nuevo con el yugo de la esclavitud’.

Como puede ver ahí, el ‘pues’, esta basado en la teología de la libertad. ‘Pues’, o ‘por tanto’, no regresen al legalismo, no regresen a eso, y se vuelvan a enredar. Y después en los capítulos 5 y 6 el discute los aspectos prácticos de la vida en la libertad.

Observe Filipenses capítulo 2, versículo 1. Y no se preocupe por el tiempo, no vamos a llegar a ningún lugar de cualquier momento. Entonces, aquí simplemente como salchichas, usted la parte en donde quiera y se queda con todo.

Filipenses 2:1, ‘Si hay pues’, ahí está ese ‘pues’. El ha dado algunas grandes, grandes verdades teológicas en el primer capítulo. Grandes realidades, acerca de Cristo, y lo que él ha hecho en su vida. Acerca de la consolación de Cristo, acerca del amor de Cristo, todas estas cosas. Y ahora él dice, ‘Si pues, hay alguna consolación en Cristo, algún consuelo de amor, alguna comunión del Espíritu, alguna misericordia tierna y compasión, cumplid mi gozo siendo de la misma mente, teniendo el mismo amor, siendo de una misma mente y un mismo parecer’. En otras palabras, el dice, miren si nuestra teología es esta, entonces amados nuestra conducta tiene que ser así, ¿lo ve?

Tenemos que tener un ‘pues’, en base a la teología y a la doctrina, por las que podemos vivir.

Observe Colosenses capítulo 3, versículo 5. Bueno de hecho veamos el versículo 5. Los primeros dos capítulos de Colosenses, hombre, son de unas de las presentaciones mas exaltadas de Jesucristo y la verdad del Evangelio que podemos encontrar en la Biblia. Afirmación fabulosa al final del capítulo 1, es absolutamente sin paralelos. Una afirmación de la gloria de Cristo.

El único que se le puede acercar quizás es Hebreos capítulo 1. Una afirmación de Cristo, y después el entra en la gran verdad acerca de cómo Cristo es todo y en todo, (capítulo 2).

Y usted no necesita nada más que Cristo. Cristo es todo, es tremendo.

Y después al principio del capítulo tres, él dice, versículo 1, miren, ‘habéis sido resucitado con Cristo’, que gran doctrina es esa. ‘Habéis resucitado con Cristo, estáis sentado a la diestra de Dios. Cuando Cristo aparezca, van a aparecer con El en gloria’. ¿Se da cuenta de que ha sido exaltado en los lugares celestiales?

Se le ha dado una ciudadanía que trasciende la tierra, que está ahí en el cielo de Dios, en los lugares celestiales como Pablo los llama. ¿Se da cuenta de que ha ascendido más allá de esto? Su vida esta escondida con Cristo en Dios.

Y después él dice en el versículo 5, ‘haced pues, morir lo terrenal en vosotros’. ¿Ve usted el punto? Es claro que hasta el capítulo 3, versículo 4 hay doctrina, doctrina, doctrina. Finalmente, ‘pues’, aquí esta el deber.

Y Amado, usted necesita conocer esto. Este es un principio constante del Nuevo Testamento, está en todos lados. Es básico enseñar principios para vivir, debemos andar como es digno de nuestro llamado. Sabemos lo que el ha hecho por nosotros, sabemos quiénes somos, conocemos los principios, debemos andar como es digno.

Primera de Tesalonicenses, capítulo 4, versículo 1 dice esto, ‘Además os rogamos, hermanos, y exhortamos por el Señor Jesús, que, así como habéis recibido de nosotros como debierais andar y agradar a Dios, así abundéis en esto más y más’.

¿Ahora entiende usted el punto?, les hemos enseñado como deben caminar, oh y ahora los exhorto a hacerlo, a hacerlo.

Como puede ver, primero tiene que darle enseñanza, usted no puede esperar que el creyente, opere en base a lo que el no conoce, Usted no puede vivir un principio que usted no conoce. Usted no puede conducirse de una manera que usted no entiende. Y usted debe escudriñar la Palabra de Dios para conocer los principios.

Proverbios nos dice que usted conocerá la sabiduría de Dios, cuando usted desee esa sabiduría, como usted desea el oro. Como la gente busca la plata, cuando usted busca conocer la sabiduría de Dios, lo conocerá.

El capítulo 28 de Job, estaba leyendo ayer, describe la primera parte del capitulo, describe como los hombres trabajan para escarbar y extraer tesoros y habla del hecho de que van a hacer hasta lo inconcebible para obtener el tesoro y sacarlo del suelo.

De hecho, permítame mostrárselo. Observe Job cap. 28, él dice aquí. ‘Ciertamente la plata tiene sus veneros y el oro el lugar donde se refina. El hierro se saca del polvo, y de la piedra se funda el cobre, a las tinieblas pone en término; y examinan todo a la perfección; las piedras que hay en la oscuridad y en sombra de muerte’.

Lo que Job está diciendo aquí es que es increíble que el hombre literalmente va a ir a las profundidades para encontrar tesoro, para encontrar oro. El descubre las piedras de la oscuridad, el se va a meter a la sombra de la muerte, el busca todo para encontrar plata, para encontrar hierro, para encontrar bronce. El habla de, versículo 6 , ‘las piedras son el lugar del zafiro, y sus polvos de oro, senda que nunca la conoció ave, ni ojo de buitre la vio, nunca la pisaron animales fieros, ni león paso por ella’. En otras palabras, estas cosas, esos zafiros, y diamantes, y rubíes, y oro y plata, están escondidos en lugares que los animales no conocen, y que las aves no conocen, en lugares oscuros, en lugares profundos, y el hombre va ahí para encontrarlos ahí.

‘En el pedernal’, (versículo 9) puso su mano, y trastorno de raíz los montes, de los peñascos corto ríos, y sus ojos vieron todo lo preciado. El levanta una presa y después el busca oro, el hombre va a hacer lo que sea. Y Job dice, cuando todo ha sido dicho y hecho, ¿sabe usted lo que el nunca encuentra? El nunca encuentra la sabiduría de Dios.

Y después cuando usted llega a Proverbios Capitulo 2 , usted oye al escritor de Proverbios decir esto, cuando inviertas tanto esfuerzo en conocer la sabiduría de Dios, como los hombres lo hacen por encontrar oro y plata, entonces conocerás la sabiduría de Dios.

Y escuche, hasta que usted conoce la sabiduría de Dios, hasta que la base de la doctrina esta ahí, usted no sabe como vivir. Usted tiene que conocer la sabiduría de Dios.

De regreso a Colosenses, por un minuto, capitulo 1 versículo 9. ‘Por esta causa también nosotros, desde el día que lo oímos, no dejamos de orar por vosotros, y de desear que seáis llenos del conocimiento de su voluntad’.

Ahora escuche, en toda sabiduría, e inteligencia espiritual. Pablo dice, Oh, quiero que sean llenos del conocimiento de su voluntad. Eso esta en su mente, toda sabiduría, todo entendimiento. El resultado, versículo 10, ‘para que andéis’, ¿cuál es la siguiente frase? ‘como es digno’. Usted vuelve a ver, el andar digno depende del conocimiento; dando fruto en toda buena obra, depende del conocimiento; fortalecido con todo poder, depende del conocimiento.

Dando gracias, depende del conocimiento, esa es la razón por la que enseñamos la Palabra de Dios. Amado, esa es la razón por la que semana, tras semana, tras semana me pongo de pie a qui, y enseño principios de la Palabra de Dios.

No paso mucho tiempo contando historias, no paso mucho tiempo simplemente tratando de motivarlo, en un área emocional, solo quiero enseñarle los principios de la Palabra de Dios, par que pueda vivirlos.

Ahora podemos hacer eso, ahora podemos hacer eso, podríamos tener platicas motivacionales santificadas, y podría venir aquí y sacar algunas de mis anécdotas antiguas pero buenas, y podría contarle todas las bromas que conozco, y podríamos reírnos todo el tiempo, y podremos traumatizarnos emocionalmente y podría contarle alguna anécdota que lo lleva a llorar, y simplemente podremos tener un gran tiempo emotivo.

¿Y sabe una cosa? usted estaría muy sentimental y después, quince minutos después usted olvidaría todo lo que oyó. No habría ningún principio ahí.

¿Y sabe una cosa? los pastores y maestros debilitan la Palabra de Dios, cuando llegan a la congregación y los exhortan acerca del deber y nunca les enseñan doctrina, porque han quitado el motivo, han quitado el principio.

Puedo ilustrarlo de esta manera, vamos suponer esto. Ustedes todos manejan a 80 km/h, vamos a decir que supongamos eso. ¿Porque manejan a 80 km/h? Usted dice, bueno sabe usted una cosa, solo estaba orando acerca de esto un día y me pareció estar bien simplemente manejar a 80 km/h y simplemente decidí hacer eso.

 ¡No!, la razón por la que usted maneja a 80 km/h es porque hay una doctrina y esa doctrina dice que usted va a manejar a 80 km/h, su deber depende de esa doctrina.

Alrededor del primero de Abril, usted no le dice a su esposa, ¡mi amor vamos a mandarle un cheque grande este año al gobierno, han hecho tanto por nosotros! Los parques hermosos que disfrutamos, las autopistas que tomamos para irnos de vacaciones, los programas maravillosos que tienen para proveer para los necesitados, ¡este gobierno es tan maravilloso! simplemente varios miles de dólares, de hecho, vamos a tomar prestado para hacerlo, mi amor. Por qué simplemente creo que hay algo en mi que quiere hacer esto.

¡NO!, la razón por la que usted manda eso ahí, es porque hay una doctrina, que dice que usted lo va a enviar. Esa es una de las reglas, y así es en la vida cristiana. Usted no hace cosas arbitrariamente, y a menos de que la gente conozca la razón, usted va a tener dificultad en hacerlos hacer un compromiso con el deber ¿lo entiende?

Y entonces usted se puede convertir en una especie de porrista cristiano. Y usted hace que todo el mundo esté ahí, todos están comprometidos con hacer cosas, pero no tienen la menor idea del porque, a menos de que usted les enseña doctrina.

¿Y sabe una cosa?, inclusive cuando estamos en la radio, tenemos nuestro programa de radio ahora, y el Señor realmente está bendiciendo, es realmente emocionante. Recibimos gran correo. La gente está viniendo a Cristo, realmente es maravilloso. Recibí una carta de un hombre el otro día, estaba muy enojado con que yo enseñara doctrina, hombre.

El realmente estaba enojado, dos páginas a un espacio, destrozándome. Y él estaba enojado por mi doctrina simplemente se esta repitiendo mucha doctrina, mucha teología mala, y siguió y siguió, hombre. Y realmente desde el principio hasta el final me destrozo. Y él era un ministro, pero él siguió y al final de su carta, su ultima line fue, por favor, disculpa los errores al escribir. Por lo menos no me van a pedir cuenta por esos en ese día, y después firmo su nombre.

Bueno el Señor uso eso. Y estoy agradecido porque el Señor, porque permitió que eso viniera, porque el Señor me recordó que daré cuentas.

Santiago 3:1 dice, dejen de ser tantos de ustedes maestros, porque recibirán mayor condenación. ¿Y sabe porque rendiré cuentas? El Señor, solo me va a preguntar una cosa, ¿entregaste a mi pueblo, mi verdad? ¿no es verdad?, eso es todo. Y quiero cumplir mi ministerio a plenitud, y cumplir mi ministerio a plenitud significa que debo enseñarle los principios de la Palabra de Dios.

Ahora primero tengo que hacer que usted este aquí para escuchar, y después convencerlo de que debe operar en base a esas cosas. Ese es el llamado de Dios para mí. No estoy interesado de que usted se conforme de manera legalista. No estoy interesado en que usted se conforme emocionalmente, no estoy interesado en intimidarlo a hacer eso.

Creo que mi responsabilidad consiste en darle la verdad de la Palabra de Dios, y permitir que usted tenga la responsabilidad de obedecerlo, o no obedecerla. Y creo que si tan solo llegamos al pulpito y simplemente tratamos de imponerle a la gente emocionalismo, simplemente les decimos que hagan cosas todo el tiempo sin darles una razón teológica por hacer eso, los dejamos vacíos y no entendemos el punto.

La doctrina es la clave para la vida cristiana. La gente dice bueno, simplemente queremos amar a todo el mundo y no queremos hacer que la doctrina sea algo serio.

Esas es la afirmación más torpe. Sabe una cosa de hecho ahí en la calle, ahí abajo allí en Roscoe Boulevard, ahí por Haskell hay una pequeña iglesia verde que no tiene letrero, es la iglesia de Los Angeles.

La llaman así porque años atrás, Watchman Nee escribió que según el Nuevo Testamento, toda ciudad debía tener una iglesia y entonces eso todavía debía ser verdad. Un hombre llamado Whitnus Lee recogió esto y comenzó un movimiento a partir de eso, y dicen que debe haber una sola iglesia en cada ciudad. Iglesia de Los Angeles, Iglesia de San Francisco, Iglesia Pittsburgh, usted sabe ese enfoque. Y claro debido a que tienen varias ramas todas se llaman a si misma la iglesia de Los Angeles aunque este en Sepúlveda.

No se como funcione eso con su teología, pero eso es. Pero bueno, es llamada la iglesia de Los Angeles. Bueno, el libro que promovió, que produjo este movimiento esta escrito por un hombre llamado Whitnus Lee y el título del libro es ‘Cristo Versus Doctrina’.

Ese es el título del libro, leí el libro y en el, él dice Cristo está en contra de toda doctrina, no creen en la doctrina. Y eso claro es una de sus doctrinas carnales, la palabra doctrina simplemente significa ‘principios’. Uno de sus principios no es creer en principios.

Usted no puede decir y después todo el mundo en la actualidad que en cierta manera se acerca al liberalismo, y dice tenemos que olvidarnos de la teología y simplemente hacerla a un lado. Y simplemente tenemos que amar a todo el mundo y no hablemos de la teología, simplemente vamos a unirnos en base al amor, es un pensamiento maravilloso, pero simplemente no es bíblico.

Permítame mostrarle algunos versículos, Efesios: 4:23, usted sabe he estado leyendo mucho en esa área, en los últimos años, acerca de renovación de la iglesia. Y hay muchos libros que están saliendo acerca de renovación de la iglesia, algunos de ellos son buenos y útiles y los he valorado mucho. Pero en toda la plática de renovación de la iglesia es algo interesante porque hay muchas sugerencias de cómo hacer que le iglesia se renueve.

Tenemos que renovar a la iglesia, renovación en cierta manera es la nueva palabra, como puede ver, y hay sugerencias, la manera de renovar a la iglesia es cambiar la estructura. Tenemos que ir en contra de esto, tenemos que deshacernos de los patrones antiguos, desháganse de esto de aquello, tenemos que tener grupos pequeños, tenemos que tener grupos pequeños e interacción y compartir, tenemos que orientarlo de esta manera, y tenemos que hacerlo de aquella manera, tenemos que reacomodar los muebles y hacer que la gente se vea el uno al otro, y que la gente comparta sus problemas el uno con el otro. Y tenemos que tener métodos y maneras y soluciones. Y muchas de esas cosas son algo exteriores y superficiales, algo de esto es más profundo y significativo, pero todas son sugerencias de una nueva metodología, para renovación. Hay nuevos métodos para esto, nuevas maneras de hacerlo. ‘

Bueno, ¿sabe una cosa? usted puede tener eso hasta que esta morado en la cara. Usted puede reorganizar la iglesia cada seis meses por el resto de su vida y nunca conocer lo que es renovación. Usted puede cambiar el orden de los muebles como quiera, usted conoce el primer principio de educación cristiana. Mueva las sillas, usted puede hacer tanto como usted quiera, usted puede reorganizar y reestructurar y reiniciar y cambiar el formato y los métodos y los planes y los programas, hasta que usted muera y nunca va a tener renovación.

Porque Efesios 4:23 dice, Renovaos en el Espíritu de vuestra, ¿qué?  vuestra mente. Si la iglesia realmente quiere renovación, encontrara renovación cuando imparta al pueblo de Dios, la verdad de Dios, para que sus mentes puedan conocerla, esa es la base de la renovación.

Y después francamente, importa poco como es que usted acomoda los muebles, o que método usa usted. Porque usted tiene a muchas personas renovadas y la gente renovada va a llevar a cabo la obra del Señor, sin importar el marco estructural.

Pero observe la mente lo que es la fuente de la renovación, la renovación que viene a la iglesia viene en la mente, el proceso de pensamiento. Esa es la razón por la que en Efesios 1:17 el Apóstol dijo que ‘el Dios de Nuestro Señor Jesucristo el Padre de gloria os de espíritu de sabiduría y revelación en el conocimiento de EL, para que ilumine los ojos de vuestro entendimiento’. En otras palabras Dios sabe que la medula del asunto es que conozca Su verdad en su mente. Debemos conocer doctrina Amados, antes de que jamás podamos conocer el deber.

Filipenses de nuevo, Capítulo 1, versículo 9, solo quiero presentar este punto de manera solida esta mañana. Y aquí hay un versículo que oigo mucho, pero muchas veces la gente no cita el versículo entero. ‘Y esto oro que vuestro amor abunde aún más, y más,’ Y se detienen ahí. Dicen no, si, debemos amar mas y mas y debemos olvidarnos de todas estas cosas acerca de la doctrina.

Pero usted no leyó el versículo, dice, ‘oro porque vuestro amor abunde más, y más en ciencia y en todo conocimiento a fin de que aprobéis lo mejor’, ¿se da cuenta? Usted tiene que discernir, usted tiene que emitir juicios, usted tiene que conocer doctrina y teología, de lo contrario su amor es menos que el amor de Dios. El cual discierne conoce, hace juicios.

En Colosenses capitulo 1 versuculo10 el dice, ‘a fin de que andéis como es digno del Señor agrandándole en todo, dando fruto en toda buena obra’, esa es la meta, ¿Y cómo? aumentando el conocimiento de Dios.

 Ese es la mejor expresión de la preposición, ‘por el conocimiento de Dios’, conforme usted conoce a Dios, usted va a andar como es digno, conforme usted conoce a Dios usted va a ser fructífero, en toda buena obra

Colosenses 3:10 ‘vestíos del nuevo hombre que se renueva en conocimiento según la imagen del que lo creo’. Conocer a Dios, conocer a Cristo, conocer su Palabra, ese es el punto.

Pedro dice al final de su Segunda Epístola, Capitulo 3, versículo 18; ‘Antes bien creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo’.

Conocimiento, conocimiento, usted tiene que conocer la Palabra de Dios. Usted debe tener hambre por ella. Y usted debe buscarla, y buscarla como el tesoro, como los hombres descienden a las profundidades de la tierra a busca oro y plata.

Pablo quería que la gente fuera perfecta, madura, completa.

Colosenses 1:27, él dice, ‘A quien predicamos, Cristo, amonestando todo hombre y enseñando a todo hombre a fin de presentar a todo hombre perfecto.’ Queremos santos maduros, dice usted, eso es fabuloso Pablo.

Capitulo 4:12 Epafras está orando porque todo el mundo sea perfecto y completo en toda la obra de Dios. Querían a personas maduras, perfectas y completas. Y claro, la respuesta vino en 2 Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Usted no puede hacer las buenas obras sin el conocimiento de la Palabra de Dios. Y entonces Amados, enseñamos a ustedes los principios. Creo que una de las razones por las que el cristianismo estuvo en tantos problemas, en cierta manera está saliendo de eso ahora. Y le doy gracias a Dios por el avivamiento en estudio que se está llevando a cabo. Pero eso unos cuantos años atrás, la razón por la que el cristianismo estaba en problemas tan terribles fue porque era tan ignorante.

Walter Martin me conto una vez que la maravilla promedio de noventa días de los Testigos de Jehová, podría destrozar a un egresado de seminario en treinta minutos, porque él no conocía su teología. Y he hablado con alumnos de seminario, que acaban de salir de seminarios por todo nuestro país. Hablé con uno hace dos semanas atrás en Chicago, que me dijo que acababa de graduarse del Seminario, y pensó que lo que necesitaba ahora era recibir algo de contenido para su ministerio. Esa es una cita.

Debemos conocer la Palabra de Dios. Pero la iglesia durante años, no lo ha abordado de esa manera. Nos hemos enredado en las necedades de las relaciones y hemos perdido de vista lo importante. Estamos tan ocupados por relacionarnos unos con otros que ni siquiera hablamos de cual es el cimiento de una relación. Usted no puede vivir lo que usted no conoce, ¿verdad?

Usted no puede jugar el juego si usted no conoce las reglas. Usted no puede vivir dentro del marco de la Iglesia del Señor Jesucristo, y andar digno de Él, a menos de que conozca los estándares.

Debemos conocer la Palabra de Dios.

Pablo, que Dios bendiga su corazón, el conocía tanto y sin embargo el gran clamor de su corazón fue, ‘Oh a fin de conocerle’, ¿se acuerda, de eso? Filipenses 3.

 Y el gran clamor de Santiago fue, ‘recibid la palabra implantada’, Santiago 1:21.

Y Pedro, ‘como niños recién nacidos desead la leche no adulterada de la Palabra, a fin de que crezcáis por ella’.

Y entonces, el estándar de Dios es la base de la conducta. Ahora escuche, regrese a Efesios 4 y cerraré.

‘Yo pues, preso en el Señor os ruego, que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados’.

Amados, Dios está llamando por Su Espíritu, a que usted ande como es digno. ¿Entendió eso?, andar de manera digna.

Ahora permítame decirle algo al cerrar. ¿sabe usted lo que sucede, cuando usted anda como es digno?

Vea Hebreos capitulo 11. ¿se acuerda usted de los grandes héroes de la fe en Hebreos 11?

tan maravilloso, tan maravilloso.

 Primero esta Abel, en el versículo 4 quien le ofreció a Dios mas excelente sacrificio.

Y después estuvo Enoc, quien anduvo de una manera tan digna que un día camino con Dios, y Dios disfruto tanto estar con él, y su relación fue tan dulce, que el simplemente siguió caminando y los dos terminaron caminando juntos hasta llegar a la gloria. Y el ni siquiera murió.

Y después estuvo Noe, y Noe camino con Dios durante 120 años, mientras que el construyo ese barco.

Y después estuvo Abraham, y Abraham y Sara y caminaron con Dios, y caminaron un andar digno, un andar de fe. Y después estuvo Isaac, y después estuvo Jacob, y después estuvo José, y después estuvo Moisés. En contra de la oposición y en contra del sistema, caminaron con Dios, y anduvieron de una manera digna. Vivieron al nivel de lo que conocieron.

Después estuvo Rahab la ramera, en el versículo 31, y después estuvieron muchos más. Observe el versículo 32.

Y que mas digo, porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jephté, de David. Así como de Samuel y de los profetas, que por fe conquistaron reinos e hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones.

¿No le gustaría a usted ser parte de ese grupo? es un gran grupo con que alinearse. Apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerza de debilidad. Se hicieron fuertes en batalla, pusieron en fuga ejércitos extranjeros. Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección, mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate a fin de obtener mejor resurrección. Otros experimentaron vituperios y azotes, y a mas de esto prisiones y cárceles. Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada, anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras. Pobres, angustiados, maltratados. ¡Qué grupo. Que grupo!

Pero observen la siguiente línea, versículo 38, de los cuales el mundo no era ¿qué? digno.

Escuche, usted ande según el andar digno, y el mundo ni siquiera será digno de usted.

Bueno, oremos juntos.

Padre, venimos con un gran sentido de convicción en nuestros corazones a ti.

Porque sabemos que un llamado tan elevado demanda un andar tan digno. Queremos vivir, caminar diariamente en un estilo de vida, conducta, de acuerdo con tus estándares.

Hemos escogido pertenecer a tu sociedad, ser parte de tu familia. Queremos ser un honor. Queremos adornar la doctrina de Dios. Queremos callar la ignorancia de hombres insensatos, queremos silenciar, callar a los críticos. Queremos vivir para tu alabanza. Queremos vivir para tu gloria. Queremos conformarnos a tus estándares a partir del amor. Motivados por amor.

Ayúdanos a andar como es digno, y al caminar así transcender este mundo, y estar entre aquellos de quienes el mundo ni siquiera fue digno.

Eso fue verdad en tu caso Señor, mas que de cualquier otra persona, y queremos ser como tú. Gracias Padre por el hecho de que podemos andar como es digno, conforme somos fortalecidos en el hombre interior, por el Espíritu Santo. Conforme Cristo se establece, estando en casa en nosotros, derramando en nosotros su amor incomprensible. Conforme somos llenos de la plenitud de Dios, y nos volvemos mucho mas allá, por encima de lo que podemos pedir o entender.

Y Padre sabemos que de esta manera podemos andar como es digno. Y que sea entonces que nos comprometemos con eso, y que estudiemos para conocer la verdad, para que podamos vivirla.

Oramos en el nombre de Cristo. Amen.

Que Dios los bendiga!  

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2017 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar