Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Acompáñeme, si es tan amable, a Efesios, capítulo 6. Esta mañana, de nuevo, no voy a continuar con nuestra serie de Efesios simplemente porque vamos a tomar un pequeño descanso en las próximas semanas y no quiero entrar en el capítulo 6, versículos 10 en adelante hasta que podamos hacerlo como una unidad. Es la sección acerca de la armadura del cristiano. Y merece nuestra atención concentrada. Y en lugar de tan sólo comenzar y partir y después regresar y volverlo a hacer, prefiero hacerlo hasta después de la Pascua. Y después, realmente entrar con toda nuestra atención.

Y entonces, en esta mañana simplemente quiero usar Efesios 6:10 al 12, la cual es nuestra siguiente sección, simplemente como un trampolín para comenzar algunos pensamientos que creo que realmente son esenciales para nosotros en el día de hoy. Alrededor de una vez al año, tengo la idea de que necesito hablar de manera incisiva acerca de asuntos con respecto al futuro de Grace Community Church. Y esta Escritura, conforme la leía y oraba acerca de lo que el Señor querría que compartiera con usted esta semana, realmente estableció el tono para mí.

Notará en el versículo 10 de Efesios 6, el cual es nuestro siguiente versículo de nuestro estudio continuo, dice: “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de Su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” Y vamos a detenernos ahí.

Y estaba leyendo y me decía a mí mismo que esa realmente es la manera de terminar el libro de Efesios debido a que lo que el apóstol Pablo está diciendo es esto: si usted es un verdadero cristiano como se define en el capítulo 1, capítulo 2 y capítulo 3, y si usted está viviendo del modo en el que un verdadero cristiano debe vivir tal como se define en el capítulo cuatro, 5, y 6, entonces puede estar seguro de una cosa y es que usted va a encontrarse con el enemigo. Es imposible vivir en la manera en la que Efesios bosqueja que lo hagamos sin tener conflicto con Satanás. Es imposible. Y eta es la razón por la que habiendo dicho todo esto, él dice que lo último que necesitan saber es que necesitan ser fuertes, que necesitan ponerse la armadura de Dios porque están en una batalla espiritual. Es una guerra.

Me acuerdo cuando vine por primera vez a Grace Community Church, pensé que era una luna de miel. Y unos cuantos años después, pensé que no era una aventura como la que creía. Era más como trabajo. Tenía que producir todos estos sermones, predicarlos el domingo, comenzar de nuevo el lunes y debido a que no me había atrasado, yo le contaba todo lo que sabía y estaba corriendo como loco para mantenerme a flote. Y era trabajo.

Unos cuantos años atrás, me desperté y me di cuenta de que no es una luna de miel y que no es trabajo. Es una guerra. Estamos en una batalla. Es una guerra y eso es esencialmente lo que Pablo está diciendo aquí. Si, como Efesios 4:1 dice, estamos andando de una manera digna de la vocación con la que fuimos llamados, si estamos caminando en humildad, unidad, no en la vanidad de nuestra mente como los gentiles, si estamos vistiéndonos del nuevo hombre, si estamos caminando en amor, no en lujuria, si estamos andando en la luz, no en tinieblas. Si estamos caminando en sabiduría, no en locura, no en insensatez, si no estamos embriagándonos con vino sino siendo llenos del Espíritu, si no estamos cantando las canciones del mundo sino salmos, himnos y cánticos espirituales; y si en lugar de ser orgullosos e individualistas nos estamos sometiéndonos unos a otros; y si estamos sometiéndonos como esposas a los maridos como al Señor. Y si los maridos están amando a sus maridos mujeres como Cristo amó a la iglesia y si los hijos están obedeciendo a sus padres y los padres están criando a sus hijos en la disciplina y amonestación del Señor, y si los empleados y jefes tienen las relaciones bíblicamente correctas y con un impacto lleno del Espíritu, entonces, créame que vamos a ir en contra del sistema y vamos a ir en contra del mundo.

Y eso es exactamente lo que está pasando en nuestra sociedad. Recibí una llamada telefónica estar semana de la red CBS. Querían que yo fuera para que estuviera ahí una hora y debatiera con una feminista mujer de la organización nacional de las mujeres. Estamos llegando a ser conocidos por todo el mundo, no sólo por las cosas que creemos sino por las cosas que la gente cree que creemos.

He recibido recortes casi diariamente de alguien en el país que ha tomado un artículo de nuestra Iglesia representando de manera equivocada en dónde estamos o lo que estamos tratando de decir a un grado u otro. Y están muy preocupados por el hecho de que si me he vuelto loco.

Pero el punto que quiero presentarles es que hemos comenzado a ser firmes en contra de algunas cosas en el mundo. Siempre hemos hecho esto. Nada más que nuestro tamaño, nuestro impacto y la gran bendición de Dios han hecho que todo esto sea algo que el mundo ya no puede ignorar.

Y entonces, estamos comenzando a hacer olas en el mundo y es algo emocionante, pero créame, cuando Dios comienza a bendecir una Iglesia, Satanás comienza a atacar la misma Iglesia. Y si usted cree que ha comenzado a asistir a Grace simplemente para poder establecer aquí su nido en la esquina, en algún punto y realmente estar cómodo, está equivocado. Yo creo que estamos a punto de ser probados, quizás de maneras en la que nunca antes hemos sido probados.

La Biblia habla del creyente como un soldado y creo que eso es correcto, y Pablo le dijo a Timoteo, “como soldado, soporta las aflicciones,” y eso significa sufre con. Y realmente pienso que debido al hecho de que Dios nos ha bendecido, Él demanda mucho de nosotros. Usted sabe que el mundo ve a esta Iglesia. Me sorprende. Recibo cartas diariamente de países de todos lados del mundo, de pastores de todo país que usted se puede imaginar en el globo terráqueo. Recibo cartas regularmente de pastores en lugares oscuros como India, en otros lugares en Oriente, en Europa y Sudamérica, y Sudáfrica, la parte primordial de África, Nueva Zelandia, Australia. Y así continúan diciéndonos: “Díganos qué está haciendo en su Iglesia. ¿Cómo es que Dios lo está bendiciendo? ¿Por qué?”

Y después, no sólo veo los ojos de los pastores y las iglesias del mundo, sino los ojos de los medios de comunicación masiva, las personas nos están mirando. El mundo no regenerado nos está mirando y Dios nos está siendo maravilloso; y confío y oro que sea para Su gloria, pero cada vez que eso comienza a suceder, necesitamos ser advertidos.

Pienso en el apóstol Pablo, en la misma ciudad de Éfeso. Él llegó a Éfeso y sucedieron cosas increíbles. Él entró a esa ciudad y comenzó a predicar la palabra de Dios en la sinagoga “y algunos endurecieron sus corazones,” dice en Hechos 19. “Pero algunos creyeron y los que creyeron, le escucharon.” Y el enseñó, pero finalmente los otros, que eran tan antagonistas lo expulsaron de la sinagoga y se fue a la escuela de Tirano y durante dos años enseñó diariamente, probablemente desde la una de la tarde hasta las cinco de la tarde. Durante dos sólidos años. Y dice que grandes cosas sucedieron, milagros se llevaban a cabo por medio de las manos del apóstol Pablo, la gente que estaba involucrada en cosas increíbles de adoración mágica comenzaron a quemar sus libros de magia. Hubo un tumulto.

Y los que vendían sus pequeños dioses de plata, que eran parte del comercio, se dieron cuenta de que ya no lo podían hacer. La gente realmente se estaba volviendo iconoclasta. Estaban destrozando sus pequeños ídolos y la ciudad estaba en una turbulencia increíble. Y dice en Hechos 19: “y la palabra de Dios crecía poderosamente y prevalecía.” Y esa gran Iglesia efesia fundada por Pablo recibió dirección más adelante por parte de Aquila y Priscila y finalmente, por parte de Timoteo y Apolo. Conocía los mejores de los hombres y las mejores de las circunstancias y lo mejor de la historia. Y, sin embargo, cuando comenzaron realmente a moverse, Satanás comenzó a atacar y realmente, comenzó a atacar de manera muy sutil, porque siempre su plan es así.

Y sabe una cosa, yo creo en Efesios 3:20, “y Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que hemos podemos pedir o pensar, según el poder que actúa en nosotros, a Él sea la gloria en la iglesia.” Yo creo que Él quiere gloria en Su Iglesia y creo que Él recibe esa gloria al permitir que la Iglesia, mediante Su poder, haga cosas más allá de lo que podemos llegar a soñar.

Y yo creo que Dios quiere hacer muchas cosas más allá de donde estamos ahora. Yo creo que tan sólo comenzamos a ver lo que Dios hará y hace cuando un grupo de personas está totalmente comprometido a andar de una manera digna, como debe vivir. Cuando un grupo de personas está totalmente comprometido con vivir el tipo de vida que Efesios 4, 5 y 6 llama.

Pero tan pronto como eso comienza, Satanás se va a oponer. Lo vemos a nuestro alrededor. Usted regresa al Antiguo Testamento, por ejemplo y usted ve a Dios enviando a un ángel en Daniel, capítulo 10 y un demonio detiene a ese ángel para que el ángel no pueda hacer lo que Dios quiere que haga. Y Dios tiene que despachar a un ángel mayor, un ángel más fuerte, para quitar a ese demonio. Y envía a un ángel en esa dirección. Usted encuentra en Judas 9 a Miguel, el Arcángel, teniendo una batalla con Satanás, una lucha con Satanás por el cuerpo de Moisés. Satanás, tratando de restringir a Miguel, de reclamar el cuerpo de Moisés para Dios. Entonces, hay un alto nivel de lucha espiritual e inclusive estamos involucrados.

Efesios 6:12: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” Entonces, estamos involucrados en este tremendo conflicto y esta es la razón por la que digo que es una guerra. Creo que el cristianismo norteamericano se ha vuelto muy complaciente y casi sub cultural en lugar de confrontar. Simplemente estamos bailando un vals junto con el sistema, tratando de acomodarnos a él. Creemos que podemos ganarlo mediante volvernos lo que ellos son.

Pero lo opuesto es el caso. Tenemos que contraatacar al sistema. Tenemos que ir en contra del sistema. Bueno, necesitamos estar conscientes del hecho de que Satanás va a atacar. Usted sabe, en Santiago, capítulo 4, dice: “resistid al diablo y huirá de vosotros.” Primera de Pedro capítulo 5, versículos 8 y 9, Pedro dice: “sed sobrios y velad porque vuestro adversario, el diablo, como león rugiente anda alrededor buscando a quien devorar. A quien resistid firmes en la fe, sabiendo que las mismas aflicciones son llevadas a cabo en vuestros hermanos que están en el mundo.”

En otras palabras, Satanás va a estar ahí. Resístanlo. Sean sobrios, sean vigilantes, estén alertas, estén conscientes, estén alertas. Y sepan lo que él está haciendo. Segunda de Corintios 2:11 dice que no debemos ignorar sus estratagemas, no sea que él adquiera una ventaja sobre nosotros. En Hechos, capítulo 20, Pablo estaba hablándoles a esos mismos líderes en la Iglesia efesia y les dijo esto: “porque yo sé que después de mi partida, lobos rapaces entrarán en medio de vosotros y no perdonarán al rebaño y de vosotros mismos se levantarán hombres que enseñarán cosas perversas.” Él dice: “lo sé tan bien como conozco mi nombre. Yo lo sé tan bien como sé que el sol sale mañana y ustedes lo van a recibir tan pronto como yo me vaya desde afuera y desde adentro, lobos desde afuera y falsos maestros desde adentro.” “Por tanto, versículo 31 de Hechos 20, no he dejado de amonestaros día y noche durante tres años con lágrimas,” dice él.

Parte del ministerio es un ministerio de advertencia. Cuando Dios nos ha bendecido como lo ha hecho, cuando Dios ha multiplicado su audiencia como Él lo ha hecho y Dios nos está usando para abrir una brecha en medio de este mundo malo, entonces, créanme, Satanás va a venir detrás de nosotros. Y tenemos que estar listos. Y tenemos que ponernos la armadura.

Pero, en primer lugar, tenemos que entender su ataque. Tenemos que entender su estrategia. No queremos ser ignorantes de sus estrategias. ¿Cómo es que Satanás nos ataca? Bueno, para la respuesta a eso quiero que pase a Apocalipsis capítulo 1. ¿Sabe una cosa?, me pasó algo interesante una vez. Entré a un cuarto, una oficina. Me llamaron en donde estaba una niña llena de demonios y los demonios tenían todo tipo de voces diferentes. Usaban la boca de ella para hablar, pero las voces no eran de ella; y fue sorprendente, porque estaba pasando algo terrible en esta oficina. Esta niña había volteado un escritorio y estaba destrozando cosas.

Y cuando entré en la puerta, ella le pegó de pronto a la silla y simplemente me vio aterrada. Y en una voz que no era de ella, porque yo conocía la voz de ella, la voz dijo “sáquenlo. Él no. Sáquenlo.” Y mi reacción a eso es que me emocionó. Porque a mí me dio gusto que esos demonios supieran de qué lado yo estaba. Ellos saben. Créanme.

Me conocen a mí. Y ellos conocen a esta Iglesia y saben lo que Dios está haciendo aquí. Y van a intentar detenerlo. Y la manera en lo que lo van a detener o que van a tratar de detenerlo es a través de ustedes. Porque una Iglesia es únicamente un grupo de eslabones, en una cadena y solo es tan fuerte como su eslabón más débil. Satanás va a atacar. ¿Cómo es que él ataca? Yo creo que el Señor nos muestra en las cartas de Apocalipsis 2 y 3.

Yo creo que, en las cartas a las iglesias, las siete iglesias de Asia menor, la primera de la cual es Éfeso y después las otras, las cuales literalmente nacieron de la Iglesia efesia, las otras seis también estaban en Asia Menor. Yo creo que el Señor nos ayuda a entender cómo es que Satanás ataca a la Iglesia y por lo menos una vez al año, me veo motivado a advertir a nuestra Iglesia en esta área.

Ahora, establezcamos el contexto al ver a Apocalipsis capítulo 1, versículo 9. Juan, el amado apóstol está en la isla de Patmos. Él está exiliado por su fe, y aquí es donde Dios le da visiones maravillosas. Y él ve en estas visiones lo que Dios quiere revelar acerca de la Iglesia. Ahora, notará en el versículo 10 que Juan dice que estaba en el Espíritu. Y con ello, creo que él quiere decir que él estaba en una posición de recibir revelación del Espíritu en el día del Señor. Esto sería en un domingo. “Que oí detrás de mí una voz gran voz como de trompeta diciendo Yo soy el Alfa y Omega, el Primero y el Postrero: escribe lo que ves en un libro y envíalo a las siete iglesias que están en Asia,” Asia Menor. “A Éfeso, a Esmirna, a Pérgamo, a Tiatira, a Sardis, a Filadelfia y a Laodicea.”

Ahora, el Señor tiene una palabra para estas siete iglesias. Lo más interesante es que estas son iglesias reales históricas, pero también son prototipos de iglesias que existen en todo período de la historia de la Iglesia; porque cada una tiene una característica excepcional, distintiva a la cual el Señor habla. Y hay iglesias en toda época incluyendo en la actualidad que podrían ser clasificadas como iglesias efesias o Iglesias de Esmirna o iglesias de Pérgamo o Tiatira o Sardis o Filadelfia o iglesias de Laodicea. Y entonces, no sólo son iglesias históricas, aunque lo son, sino que nos presentan un prototipo para otros períodos de la historia.

Ahora, observe la escena en el versículo 12. “Me volví para ver la voz que me hablaba y habiéndome vuelto, vi siete candeleros de oro.” ¿Cuáles son los siete candeleros de oro? El versículo 20 dice al final que los siete candeleros son las siete iglesias. Entonces, aquí está la visión de Juan. Él ve un candelero de oro, el cual es simbólico de cada una de las iglesias y la luz está ardiendo, ¿no es cierto? Está encendida. Y la Iglesia debe ser una luz en el mundo, ¿verdad? Debe ser un lugar que alumbra la oscuridad.

Y entonces, ahí están las siete iglesias de Asia menor, cada una representada por un candelero. Y en medio de los siete candeleros, uno como el Hijo del Hombre, este es Jesucristo. Y Él se está moviendo en Su Iglesia. Él se está moviendo en medio de la Iglesia. Y Él estaba vestido de un atuendo que le llega los pies. Por cierto, atuendos así eran usados por sacerdotes, profetas y Reyes. Y entonces, la consumación de todos esos elementos está en Cristo.” Él estaba ceñido en la parte del medio de Su cuerpo con un cinto de oro. Su cabeza y Su cabello eran blancos como la lana y blancos como la nieve,” hablando de Su santidad y Su pureza. “Y Sus ojos eran como llama de fuego escudriñando y penetrando.”

Entonces, aquí el Señor, y lo vemos en Su atuendo real, sacerdotal, profético. Y lo vemos de blanco, de tal manera que simboliza pureza. Y Sus ojos, después están escudriñando, penetrando conforme Él evalúa a la Iglesia. Y Sus pies eran como bronce bruñido, como en un horno, ¿por qué? Porque Él tiene que juzgar a Su Iglesia algunas veces. Pedro inclusive lo dijo. El juicio debe comenzar en la casa de Dios. Y también vemos que Su voz era como el sonido de muchas aguas, una gran voz de mandato, de autoridad.

Él tenía en Su mano derecha siete estrellas. ¿Qué son? El versículo 20 le dice: “las siete estrellas en medio de la voz son los ángeles o los ministros de las siete iglesias.” Y entonces, en Su mano están los ministros. Y Él se mueve entre las iglesias evaluando, escudriñando, penetrando, examinando las iglesias, preparándose para escribir las siete cartas. Su evaluación está en el capítulo 1; el resultado está en el capítulo 2 y 3.

Entonces, él comienza, Juan, con las cartas en el capítulo 2. ¿Y qué le dice Señor a estas iglesias? Bueno amados, permítame decirle, estas son cartas absolutamente increíbles. Siete. Cinco de ellas, escuche, son advertencias. A dos de las iglesias no hay advertencias. A la Iglesia en Esmirna y Filadelfia, aparentemente, no necesitaba advertirles nada. La Iglesia en Esmirna era la Iglesia perseguida. La Iglesia en Filadelfia era la Iglesia evangelizadora, agresiva, que ganaba almas. Me parece que estas dos cosas son preservadores maravillosos.

Cuando una Iglesia es perseguida, tiende a mantener su pureza, porque toda la impureza sale. Usted no se va a identificar cuando usted va a ser perseguido a menos de que esté tomando las cosas en serio, ¿no es cierto? Entonces, la persecución tiene una especie de efecto purificador. Y así también el evangelismo, porque mientras que su corazón esté dirigido al mundo y mientras que usted este alcanzando de manera agresiva a los perdidos, usted tiende a ir hacia fuera en lugar de ir hacia adentro. Y la Iglesia en Filadelfia, la Iglesia con la puerta abierta, era una Iglesia bendecida. Y la Iglesia de Esmirna, la Iglesia que estaba recibiendo el fuego de la oposición, era una Iglesia bendecida. Pero las otras cinco necesitaban de manera profunda advertencias.

Y hay una progresión en las cinco advertencias. Comienzan en lo que parece ser una situación muy, muy ligera; y se vuelve tan opresiva al grado de que finalmente se vuelve apóstata. Y una Iglesia que ya no es una Iglesia en absoluto. Hay un elemento descendiente que hemos visto suceder en muchas iglesias a lo largo de la historia.

Conforme veo a Grace Community Church y leo esas cinco advertencias que leí esta semana, estoy muy consciente que lo mismo podría pasarnos; lo mismo que le ha pasado a miles y miles de iglesias alrededor del mundo. Usted comienza tan bien. Usted comienza como la Iglesia efesia y el descenso entra y pronto, ya no queda nada. He estado en auditorios en este país que tienen capacidad para 4000 personas. Y en un domingo por la mañana hay 150 liberales allí en el frente; y eso es todo. He visto esto. He visto a Dios escribiendo “Ichabod” sobre muchas cosas y muchas iglesias. Pero no quiero que eso pase.

Estamos hablando de construir un balcón aquí. Acabamos de añadir 200 asientos en la parte de atrás porque la ciudad nos dio permiso y después, estamos hablando acerca de un balcón y un edificio de educación y todas estas cosas y me emociona eso. Pero sólo sé que cuando ese balcón este ahí, va a estar ocupado por personas que oirán la Palabra de Dios. Y ese edificio será ocupado por niños y jóvenes y adultos que van a amar al Señor Jesucristo con todo su corazón, mente, alma y fuerzas. De otra manera, no estoy interesado. Y quiero hacer eso y quiero advertirle porque creo que a Satanás le gustaría convertir a este lugar en un edificio enorme, sin nada más que rocas.

Entonces, ¿de qué necesitamos ser advertidos? Veamos. En primer lugar, lo que golpeó a la Iglesia en Éfeso. Dejaron su primer amor. Dejaron su primer amor. Esto es suficiente simplemente para tener un mensaje acerca de esto. Observe el versículo 1: “Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro,” éste es el Hijo del Hombre. Éste es Jesucristo escribiéndole a Su propia Iglesia. Esta no es la opinión de alguien. Éste es Cristo.

Y Él les dicen el versículo 2: “Yo conozco tus obras.” Y la historia en Éfeso fue fabulosa, una historia increíble de cómo ellos habían volteado literalmente a una ciudad. Y hecho que entraran a la confusión y el caos. Habían volteado de cabeza a un sistema de religión. Ese pequeño grupo de creyentes que comenzó en medio, por así decirlo, como una isla de pureza en un mar de impiedad, había podido infiltrar y purificar parte de la ciudad a tal grado que detuvieron a algunos de los sistemas más complejos de religión en ese entonces. Ese pequeño grupo de personas tuvo un comienzo increíble. ¿Y quién podría pensar en una mejor manera de comenzar que con Pablo? ¿Y quién podría pensar en pastores más maravillosos como Apolo, quien fue la persona con mayor capacidad de oratoria y proclamación de la Palabra de Dios que jamás vivió y mejor que Timoteo, quien fue aquel que les enseñaría a ellos las mismas cosas del mismo modo que Pablo lo hizo? Tuvieron a esas personas como líderes, eran una Iglesia que trabajaba. Conozco tus kopos, Él dice, tu trabajo duro al punto de sudar. Realmente te esfuerzas. Estas involucrado, tu labor, tu paciencia. Tienes hupomone, puedes soportar los tiempos difíciles.

Y hombre, están en Éfeso no era fácil. El centro de la adoración de Diana, una de las siete maravillas del mundo; el templo era un desastre increíble. Había multitudes de eunucos, miles de prostitutas sacerdotisas cantando, flautistas y demás y demás creando simplemente una histeria de música y orgía y embriaguez y mutilación sexual y disipación de tal manera que Heráclito dijo que la moralidad del pueblo de ese templo era menor que la de los animales.

La predicación de Pablo había afectado todo eso al grado que las ventas de ídolos decrecieron y esto dio lugar a una manifestación. Era una Iglesia tremenda. Tuvieron una perseverancia en medio de un lugar difícil. Realmente duro. Y él dice ‘no sólo eso, pero que no puedes tolerar a los que son malos. Tu enfrentas al pecado, tú no toleras el pecado ni por un momento. Cuando alguien viene y está cometiendo maldad, tú enfrentas eso. Ustedes son intolerantes de pecadores.’

Observen el versículo 6. Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales Yo también aborrezco. Y los nicolaítas aparentemente resultaron a partir de un individuo llamado Nicolás quien era un hombre que promovía la inmoralidad sexual. Alguien dijo de Nicolás ‘él se entregó a sí mismo al placer como una cabra’. Fuera lo que fuere, y realmente no estamos seguros, parece ser venido de esto. Sabemos que tiene que ver con un tipo de conducta de lujuria, inmoral, mala, fornicación.

Y Él dice, ustedes odian eso. Ustedes tienen obras. Están trabajando. Son pacientes. No toleran el pecado. Y el versículo 2 dice que inclusive prueban a aquellos que dicen que son apóstoles y no lo son.

En otras palabras, enfrentan a los falsos maestros, tienen un estándar bíblico, tienen una declaración de fe, tienen una teología y evalúan con ella a los hombres. Son sólidos de manera doctrinal. Están enfrentando el pecado. Están trabajando duro. Hombre, se oye como una gran Iglesia.

Dice en el versículo 3, repitiendo: “han soportado cosas en el pasado y han salido bien. Y tienen paciencia. Y han perseverado por causa de Mi Nombre y han trabajado. Escuche, ése es el mayor motivo por el cual cualquier cristiano hace. Por Mi causa, la gloria de Dios era su motivo. El motivo más elevado en todo el universo. Inclusive tuvieron ustedes el motivo correcto. Ustedes han estado sirviendo a Mi gloria, Mi nombre; y laboraron, y no desmayaron.

¡Qué gran Iglesia! Doctrinalmente sólida, ocupados, desenmascarando a los falsos maestros, disciplinando a los que estaban pecando. Ellos realmente eran una Iglesia completa, pero tuvieron una falla fatal. Y usted regresa al versículo 14 del capítulo 1 y usted ve que los ojos de Cristo son como llama de fuego. Escudriñan y penetran y los ojos penetrantes, escudriñadores de Jesucristo encontraron una falla fatal en el versículo 4. “Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor.” Esta es la Iglesia en donde el amor murió. Ortodoxia, actividad sin amor.

Cuando ellos lo leyeron, debió haberles sacudido como un relámpago, porque nadie cree que ama a Dios tanto como los ortodoxos, los fundamentales, los evangélicos. Y, sin embargo, su definición del amor no era la de Dios. Perdieron lo elemental, que Jesús le dijo a Pedro tres veces. Pedro, antes de que te pida que alimentes a Mis ovejas, tengo que preguntarte algo más: Pedro, ¿me amas? Pedro, ¿me amas? Pedro, ¿me amas? Si dices sí, entonces alimenta a Mis ovejas.” ¿Por qué? Porque usted no puede ser eficaz para Dios fuera de amar al Señor con todo su corazón, alma, mente y fuerzas.

Y sabe una cosa, yo puedo ver este problema potencial en Grace Community Church. Tenemos tanto, estamos involucrados en tanto que se convierte muy fácil para nosotros quitar nuestro enfoque de la personalidad de Jesucristo. Perdemos el amor y de pronto, estamos satisfechos con la actividad. No debe ser así.

Esta es una de las más grandes iglesias en toda la historia y, sin embargo, los ojos penetrantes del Señor hallaron esta falla fatal. Habían convertido sus corazones ardientes por ortodoxia fría. Se estaban convirtiendo en aquellos que simplemente cumplían con un ministerio muy bíblico. Simplemente, no había ninguna pasión ahí.

Y quiero advertirles acerca de esto y le advierto a mi propio corazón, desde los ancianos, hasta el personal pastoral, hasta aquellos que nos están visitando, si llegamos al lugar en donde lo que hacemos es una presentación de ortodoxia sin amor, ese es el paso uno. Y Satanás ha entrado.

Y usted ni siquiera saber cuál es el resto de los pasos, pero van a saberlo. Cuando usted llega al punto en el que la luna de miel termina, y usted no hace lo que hace a partir de un amor abrumador hacia Jesucristo, usted está en serios problemas. Observe su propia vida. ¿Acaso el entusiasmo por Cristo está ahí o se ha ido la emoción? ¿Es una descripción apropiada de su vida cristiana el decir “bueno, nada más lo hago por hacerlo, no tengo el mismo amor que solía tener”? Si usted ama algo más en este mundo más de lo que ama a Jesucristo, usted ha perdido a su primer amor, a usted mismo, su familia, su recreación, su dinero, el éxito, lo que sea; lo ha perdido. Si la luna de miel se acabó en su vida como término en Éfeso, estamos en problemas serios. Problemas serios.

Si usted está sirviendo al Señor Jesucristo en esta Iglesia como un desempeño, como una actuación ortodoxa en lugar de que sea una pasión de amor hacia Él, entonces usted lo ha perdido. Usted lo ha perdido en su totalidad. Usted pregunta qué hacer si se siente así. Versículo 5. Tres cosas: acuérdese, acuérdese. Es sorprendente. El desvío espiritual normalmente viene por olvidar. El desvío espiritual, normalmente viene por olvidar. Y entonces, él dice acuérdate. ¿Te olvidaste como solías ser? Acuérdate, cómo eras antes de que tu amor se enfriara. Acuérdate de esa calidez y el fuego y el gozo y esa emoción. Acuérdate.

En segundo lugar, arrepiéntete. Acuérdate, por tanto, de dónde has caído y arrepiéntete. Es una caída, usted sabe. No amar al Señor su Dios con todo su corazón, alma, mente y fuerzas y a su prójimo como a usted mismo, no tener ese propio amor hacia Él y hacia otros, no tener ese primer amor es una caída de la cual usted debe arrepentirse. Escuche. Si la primera reacción que usted tiene hacia un creyente es cualquier cosa que no sea amor, usted ha perdido su primer amor. Si la primera reacción que usted tiene hacia Jesucristo es algo menos que amor total, usted ha perdido su primer amor y necesita arrepentirse.

Y después, él dice una tercera cosa: acuérdate, arrepiéntete y repite. Y haz las primeras obras. Regresa a como solías ser. Si es un servicio frío, mecánico, en ortodoxia, regresa a donde todo comenzó. Regresa a tu rodilla, regresa al libro, regresa a testificar, regresa a la comunión, regresa a la oración. Regresa a compartir y a alabar al Señor. Manténgase cerca del fuego, eso es lo que él está diciendo.

¿Sabe lo que pasó en Éfeso? Pablo decía no recordaron y no se arrepintieron y no repitieron. Y entonces, lo que dice en el versículo 5, sucedió. “Pues si no, vendré pronto y quitaré tu candelero de su lugar a menos de que te arrepientas.” La Iglesia en Éfeso murió. Dejó de existir. Gran Iglesia evangélica, ortodoxa, histórica, monumental, dejó de existir porque perdió su primer amor.

Hay un segundo elemento del cual tenemos que estar conscientes. El versículo 12 el capítulo 2. Nos saltamos a la Iglesia en Esmirna porque esa fue la Iglesia perseguida y no es advertida. “Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto,” ése es el Señor. Y la espada es una espada de juicio, que está saliendo de Su boca, como en Apocalipsis 19, Hebreos capítulo 4. Y dice: “Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes Mi Nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás.”

Deténgase ahí. Él dice Pérgamo, Yo conozco todo acerca de ustedes. Mis ojos, que todo lo escudriñan y lo buscan, revelan todas estas cosas. Yo conozco sus obras. Yo sé que están involucrados, yo sé que están activos, yo sé que algo está pasando y yo sé que ustedes están en donde está el trono de Satanás. Ustedes están en un lugar difícil. Y hombre, Pérgamo era una ciudad difícil. ¿Sabe usted que Pérgamo era el centro de la adoración al emperador? ¿El centro de la adoración del César? ¿Sabe usted que era el centro de la adoración de Zeus, el gran dios, algunos dicen el dios más grande de todo este sistema de deidades? ¿Y que en la ciudad de Pérgamo habían construido un altar enorme a Zeus en forma de un trono?

Y entonces, algunos creen que el trono de Satanás, como se menciona en el versículo 13, es una referencia el altar de Zeus, el altar más grande, más famoso en el mundo. Por otro lado, Pérgamo tenía su propio dios llamado Asclepios. Era el dios de Pérgamo, quien estaba asociado con las curaciones. El dios de la curación. Siempre se ha asociado con las serpientes. Y Pérgamo, tenían un templo y una escuela de medicina. Todavía usted ve una serpiente en el símbolo de un médico y esto realmente viene de la mitología griega. De Asclepios, el Dios de la curación. Y en el templo, tenían serpientes no venenosas en todo el suelo. Y la gente ahí que estaba enferma, venía y se acostaba ahí para que todas esas serpientes se deslizaran por encima de ellos y en todo lado del cuerpo en donde los tocaban, se curaban.

Escuche, era difícil estar en Pérgamo. Era difícil ser un pequeño grupo de cristianos en medio de una sociedad pagana terrible. Y entonces, Él dice: “Sé dónde moras, donde el trono de Satanás. Dices que te aferras a Mi Nombre y no has negado la fe hasta el punto de que algunos de ustedes han muerto, específicamente un querido hermano Antipas, cuya vida fue quitada en ese lugar en donde Satanás mora.”

Hombre, usted sabe que es difícil, pero permítame decirle algo: vivir en una ciudad difícil, estar en un ambiente difícil, enfrentar una situación difícil del mundo y nombrar el nombre de Jesucristo, escuche, no hay razón para rebajar los estándares inclusive en ese entonces. Eso no los cambia, inclusive entonces son lo mismo.

Dios dice: yo sé que es difícil ahí. Eso no cambia los estándares. Es difícil. Eso no cambia nada. Aunque ha soportado y aunque ha sido martirizado y aunque ha trabajado para el Señor y aunque usted va sosteniendo en alto Su Nombre, versículo 14, tengo unas pocas cosas contra ti. ¿Y qué ES? Porque tienes ahí a los que tienen la doctrina de Balaán, que enseñó a Balac a poner piedra de tropiezo a los hijos de Israel, a comer cosas sacrificadas a los ídolos y a cometer fornicación.

Permítame decirle lo que es: Balaán hizo que los hijos de Israel se casaran con los paganos y se metieron en su idolatría. Y entonces, lo que él está diciendo aquí es esto: hicieron concesiones con sistemas paganos. Y el problema de la Iglesia de Pérgamo era que estaban haciendo concesiones con el mundo. Se estaban casando con el mundo. No sé si de hecho se estaban casando, si de hecho había cristianos casándose con no cristianos, es muy probable que estuviera pasando.

Pero la Iglesia en Pérgamo comenzó a cortejar al mundo. Comenzaron a buscar satisfacción en cosas mundanas. Estaban violando 2 Corintios 6. ¿Qué comunión tiene la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia tiene Cristo con Belial? Ellos debían salir de entre ellos y separarse y no tocar lo inmundo. Pero eran la Iglesia mundana. Habían dejado el mundo entrara. Y estaban haciendo lo que el mundo quería que ellos hicieran. Estaban cobijando al mundo.

No es sorprendente. Y le he estado diciendo ahora esto durante meses, me es sorprendente ver cómo la Iglesia de Cristo en Norteamérica en la actualidad está buscando quedar bien con el mundo. Y lo hacen en tantas diferentes maneras. Si la manera de pensar del mundo de la familia cambia, la Iglesia que acomoda a eso. Si la manera de pensar del mundo acerca de la mujer cambia, la Iglesia que acomoda. Si la manera de pensar del mundo del homosexual cambia, la Iglesia se acomoda. Y seguimos al mundo en todo lo que hace. Queremos identificarnos con él, nos sacude. Es simplemente algo que nos aterra. Nos conmociona. La Iglesia se vuelve materialista porque el mundo materialista. Iglesia se preocupa con el entretenimiento porque el mundo está preocupado con el entretenimiento.

Y simplemente para darle una ilustración de esto, algo que estaba leyendo esta semana, ¿sabe usted que, en los últimos 10 años, mientras que ha habido un incremento constante del número de personas que han nacido de nuevo, ha habido un declive correspondiente, constante en el número de miembros de iglesias? Porque estas personas no están asistiendo a Iglesias.

Y en este artículo que leí esta semana pasada, un artículo muy interesante y útil, decía que el incremento de lo que se conoce como la Iglesia electrónica, hay muchas personas que creen que es la razón número uno, por la que la gente no se identifica con una Iglesia local, se sientan en casa, ahí detrás de su pequeña televisión y la Iglesia viene a ellos. Ellos no tienen que vestirse, no tienen que dejar la casa, todo es perfecto. Es otra parte, escuche esto, de la fantasía.

Sabe una cosa, la televisión es una fantasía. Y nuestro mundo quiere vivir en esa fantasía. Y usted va a casa y se sienta ahí y esa Iglesia es una Iglesia perfecta. Digo, la música es increíble. Es increíble. Orquestas y personas con túnicas que vuelan por todos lados y grandes cantantes y desfiles que sí y y las luces y los ángulos de la cámara y todo esto. El predicador está perfectamente en orden. Y dando su mensaje y ahí está la Iglesia de fantasía, y usted nunca se sienta al lado de alguien que no le cae bien. Y nunca nadie le habla para molestarlo. Y usted no tiene que encontrar un lugar en dónde estacionarse. Es glorioso. Y usted simplemente envía un poco de dinero de conciencia de vez en cuando. Y le dicen que usted está ganando al mundo por hacer eso. Y le envían algo que usted puede colocar en su pared para probar lo sacrificial que usted es. Realmente, es algo triste.

¿Y sabe lo que sucede? Un escritor dijo que la Iglesia electrónica es construida sobre el entretenimiento. Y la Iglesia electrónica cultiva las cosas mismas en el mundo que la Iglesia siempre ha condenado. La Iglesia electrónica inevitablemente viene como una mera expresión de religión cultural, promoviendo los valores del glamour y los valores mismos y el tipo de éxito que profesamos como cristianos que debemos rechazar. La gente no quiere así ir; y las únicas iglesias que pueden competir con esa son las grandes como la nuestra. La Iglesia pequeña realmente no puede.  

Martin Marty, quien tiene una manera única de expresarse, créame, describe este fenómeno de la Iglesia electrónica de esta manera, y cito: “ya es tarde del sábado por la noche. Y el señor y la señora religión invisible reciben su gusto del hombre en el esmoquin rosa, con celebridades de mujeres con vestidos escotados que hablan acerca de sí mismas bajo el disfraz de “tener autobiografías nacidas de nuevo”. Es domingo por la mañana y los que están observando reciben su emoción, su felicidad, conforme los entretenedores el Espíritu Santo acarician los micrófonos entre las fuentes. Conforme un líder mágico profesional los entretiene. Van a apagar a esa pantalla misma y después, van a caminar a una cuadra de distancia, a una congregación de creyentes verdaderos, pecadores, con coros que no cantan bien, con personas sudadas, que huelen mal, personas que no les caen bien, pero que supuestamente deben amarlos, con pastores ordinarios que se predican gracia junto con llamados al discipulado. Con ruegos a la administración, a la mayordomía que no están bien aceitados. Nunca. Bueno, difícilmente nunca, debido a que la Iglesia electrónica, usted me recuerda, por lo menos predica a Cristo y de esta manera, si puede hacer algún bien, que así sea, deje que sus miembros paguen por ella; pero que la Iglesia se ponga al día con lo que está pasando y siga su camino, sin distracción por las ofertas de gracia barata y el lenguaje de la cruz sin el llevar la cruz.” Fin de la cita.

Son cosas bastante directas. Vivamos en el mundo real, por favor. Éste es el mundo real en una Iglesia real. La Iglesia es tan autocomplaciente y está tan cómoda en sus concesiones con el mundo que cae presa de la fantasía y después, en el versículo 15, dice: “y tienes ahí a los que tienen la doctrina de los nicolaítas.” ¿Que pasó en Pérgamo? Pérgamo decidió que podía bailar un vals con el mundo. Pérgamo decidió que podía cortejar al mundo. Podían atraer al mundo un poco y hacer un poco de lo del mundo a la manera del mundo y permitir que algo de inmoralidad - en el versículo 15 - entrara y ellos estarían bien. Un anciano me dijo que dos ancianos y sus esposas intercambiaron esposas en la Iglesia y que eso quedó en el pasado. Ellos pensaban que no debían hacer nada al respecto. Podría molestar a la congregación. La iglesia tolera el pecado y en cierta manera hace concesiones, un poco.

Oh, el mensaje todavía es el mismo. Y predicamos a Cristo y, sin embargo, las concesiones comienzan a comerse a la Iglesia como termitas en el cimiento. Y entonces, dice en el versículo 16 “arrepiéntete, no sea que Yo venga rápidamente contra ti y pelee contra ellos con la espada de Mi boca.”

Escuche: ¿sabe cómo Satanás ataca a una Iglesia? En primer lugar, es muy sutil. Perdemos nuestro primer amor. Y después, de pronto comenzamos a hacer concesiones con el mundo porque lo más fácil que lo va a llevar a usted a las concesiones es una falta de amor hacia Dios.

Si usted realmente ama a Dios y usted ama al Señor Jesucristo con todo su corazón, mente, alma y fuerzas, usted va a desear sobre cualquier otra costa mantener su honra absoluta, ¿verdad? Y para hacer eso usted no puede hacer concesiones con el sistema. Pero tan pronto como usted comienza a enfriar su amor, entonces se vuelve más fácil caer en la trampa del sistema. Por cierto, si usted va a amar algo y si no es Dios, va a terminar amando lo que está a su alrededor.

Hay una tercera iglesia que quiero mencionarle: la Iglesia en Tiatira, versículo 18. “Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego,” Él está escudriñando, penetrando, y llegando en juicio. Y esto se oye tan bien: “Y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras.” Estás inclusive volviéndote mejor en esto.

Ahora, aquí hay una Iglesia que realmente está trabajando. Están activos y realmente están esforzándose. Si la Iglesia en Pérgamo se casó con el mundo, la Iglesia en Tiatira está celebrando su aniversario. Esta es la Iglesia que tolera el pecado. Éfeso perdió su primer amor. Pérgamo hizo concesiones con el mundo. Tiatira toleró el pecado. La puerta se abrió y el pecado está ahí.

Versículo 20, “a pesar de todas sus obras, todo tu amor, todo tu servicio y toda tu fe y paciencia y todo esto, a pesar de que todo inclusive está incrementándose, tengo unas cosas.” Por cierto, esto no está en los manuscritos griegos. “Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.”

¿Sabe lo que hizo esa Iglesia? Tenían todas estas cosas buenas, amor y servicio y fe, pero ellos dejaron que la Iglesia se volviera una víctima de un falso maestro. Simplemente permitieron que el pecado de entrada e hiciera lo que quisiera. Había personas cometiendo fornicación. Se oye como la Iglesia corintia, ¿no es cierto?

Y, por cierto, también dejaron de existir. Pero aquí llegó esta mujer y ella estaba seduciendo e involucrando en adoración de ídolos del día. Y le he dicho esto antes, pero la idolatría en estas épocas de la historia involucraba actividad sexual. Y entonces, esa spersonas estaban simplemente disfrutando, involucrándose en la inmundicia y la suciedad del mundo.

¿Y sabe una cosa? Hay más de eso que sucede en Grace Community Community de lo que jamás ha sucedido en el pasado. Pero no vamos a tolerarlo, más de lo que lo toleramos en el pasado. Es un día raro cuando usted tiene una pareja que viene a solicitar consejería prematrimonial y usted les pregunta si se han acostado y ellos dicen que no. Y se está volviendo algo raro. ¿Es esto algo que le sorprende? Se está volviendo algo raro. Es un mundo muy vil y malo en el que vivimos y la gente es atraída al pecado y no están conscientes de lo que está pasando; y no levantan sus defensas y andan en el Espíritu.

 

Pero le voy a decir una cosa: no vamos a tolerarlo de una manera diferente de lo que jamás lo hemos tolerado. Tenemos mucha más maldad a nuestro alrededor debido a la cantidad de gente, pero nuestra tolerancia para esto no es más existente de lo que jamás ha sido.

Pero esta Iglesia comenzó a permitirlo y Dios inclusive fue paciente, versículo 21: “y le he dado tiempo para que se arrepienta.” Dios inclusive dio un poco de tiempo para el arrepentimiento y ella no se ha arrepentido. Y después, él dice “he aquí, la echo en una cama.” A ella le gustan tanto las camas, que la voy a colocar en una. Ella quiere cometer fornicación, la voy a colocar en una situación de fornicación.

Y el versículo 23 dice que será una cama de muerte. Voy a matar a sus hijos con muerte. Eso es lo que voy a hacer. Hayan sido quienes hayan sido las personas que escucharon a esta Jezabel, son designadas como sus hijos. Y Él dice: “voy a matar a sus hijos con muerte.” Va a ser una cama de muerte. La voy a colocar en la cama, una cama de muerte. Y las siete iglesias verán y dirán “Yo soy el que escudriña las mentes y los corazones. Y daré a cada uno según sus obras.”

 

Escuche, el Señor juzgará a esta Iglesia, amados. No cree usted que puede ser un creyente y salirse y deshacerse de Dios en su disciplina. En absoluto. La cama de vicio va a ser intercambiada por una cama de muerte. Debido a que han cometido adulterio, han cometido adulterio, dice el versículo 22, ¿por qué? Porque el creyente está casado con Cristo. Y estar jugando con los ídolos y la actividad sexual es una forma de adulterio. Y quiero decirle, le dice a la Iglesia que tolera el pecado “más vale que te arrepientas. Más vale que des la vuelta. Y si no se arrepientes,” al final del versículo 22, “te mataré con muerte.”

Ahora, para aquellos de ustedes que no están involucrados, en el versículo 24 Él dice: “no voy a poner ninguna otra carga sobre ustedes. Simplemente aférrense a lo que tienen hasta que Yo llegue ahí. Pero a aquellos que son malos, voy a traer un juicio.” Aquí está la Iglesia que tolera el pecado.

Amados, hay tantas Iglesias que hacen esto. Simplemente, no quieren enfrentar el pecado. Simplemente, no quieren confrontar a nadie. Dicen: “¿quieres decir que disciplinan a la gente en tu Iglesia?” Lo hacemos, porque la Biblia dice que lo debemos hacer. Oh, no queremos meternos en nada de eso porque podríamos… Y están tolerando el pecado, haciendo concesiones con el mundo.

Y simplemente, desciende. Usted comienza con una pérdida de amor, y después, poco después, cuando usted ya no ama al Señor, está dispuesto a hacer concesiones. Usted hace un poco de concesiones y poco después, su concesión se convierte en una tolerancia y el pecado inunda la Iglesia. Y usted va de ese tipo de situación en Tiatira al siguiente capítulo. Versículo 1, usted está en la Iglesia de Sardis y esta es una Iglesia que está contenta con los programas. De pronto, la vida ya no está ahí. Una Iglesia que tolera el pecado se convierte en una Iglesia degenerada, muerta. Y Él dice: “conozco tus obras,” versículo 1, “que tienes un nombre de que estás vivo, pero estás muerto. Una Iglesia muerta, un cadáver.  

¿Sabe usted que Sardis fue una de las más grandes ciudades del mundo antiguo? De hecho, el rey más grande se llamaba Creso. Y cuando queremos decir que alguien es realmente rico, decimos que es tan rico como Creso. Esa ciudad, literalmente era sinónimo de riqueza. Esa ciudad dejó de existir, esa Iglesia dejó de existir. La Iglesia, debido a que era una Iglesia degenerada, muerta. Simplemente había unas cuantas cosas ahí. Versículo 2: “Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir;” estaban o muertos o listos para morir. Lo único que les quedaba era la forma como la rima de un marinero antiguo, cadáveres que están a cargo del barco, hombres muertos, jalan los remos. Y hombres muertos son los que giran el timón. Esto estaba funcionando. Nada más que todo el mundo estaba muerto.

Esto es cuando la Iglesia se vuelve un grupo de actividades, una serie o programas. Usted tiene sus clases y tiene sus pequeños grupos y tiene sus actividades para los niños y para los jóvenes y para los adultos; y todo el mundo está muy ocupado y la flota está en marcha. Y la gente está viviendo. Nada más que no hay vida ahí. Dios no está ahí. “Ichabod” está escrito. La gloria ha partido.

Y la secuencia es fácil de ver. Usted pierde su primer amor. Una pérdida de ese primer amor, consumidor, apasionado. Y usted comienza a hacer concesiones con el mundo. Usted hace concesiones con el mundo; y el pecado entra. Y usted comienza a ceder al pecado y a tolerarlo. Y cuando el pecado se apodera de manera total de la Iglesia, entonces la vida espiritual es sofocada. Y lo que usted tiene es una Iglesia muerta. Como Sansón, usted está moviéndose, nada más que no tiene nada de fortaleza. Usted es una víctima.

Y entonces, Él dice en el versículo 3: “Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.” “Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas,” todavía había unos pocos. Esta Iglesia apenas estaba sobreviviendo. Unas cuantas cosas están muriendo y unas pocas cosas que quedan. Comienzo en Éfeso, una Iglesia tremenda. Comenzó a perder su primer amor. Y ahora, hemos descendido. Unos cuantos quedan y así es la espiral descendente. Unos cuantos quedan, cuyas vestimentas son blancas. Unos cuantos.

¿Sabe cuál es el siguiente paso? El siguiente paso en el descenso de la Iglesia viene cuando Satanás ataca en su golpe final en el versículo 14 del versículo 3, la Iglesia de Laodicea. Nuestros Señor advierte a la Iglesia que deja su primer amor, la Iglesia que hace concesiones con el mundo, la Iglesia que tolera el pecado, la Iglesia que está satisfecha con sus formas y sus rituales y sus programas.

Y finalmente, Él advierte a la Iglesia que es la Iglesia apóstata, la Iglesia que ya no es Iglesia en absoluto: Laodicea. “Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!” Y lo que es nuestro Señor quiere decir aquí es: frío significa indiferente al Evangelio, incrédulo y sin interés, simplemente, ni siquiera preocupado. No hipócrita. No hay pretensión en absoluto, alguien no salvo, que no se mueve, alguien que no está interesado.

“¡Ojalá fueses frío o caliente!” O que fueras caliente, un creyente salvo, redimido. “Pero por cuanto eres tibio,” y eso es lo peor de todo, eso es jugar al cristianismo. Est es la hipocresía que le causa náuseas a Cristo. Y dice: “por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de Mi boca.” Al frío, Él le predica a través de sus mensajeros. Al caliente, Él lo abraza en su seno. Al tibio, Él lo vomita de su boca. Son hipócritas y esta es la Iglesia hipócrita, la Iglesia farsante, la Iglesia que no es Iglesia.

Y éste es el liberalismo en la actualidad. Esto es lo que tenemos en el mundo en la actualidad bajo la apariencia de cristianismo que niegan la Biblia, niegan la deidad de Jesucristo, niegan todas las grandes verdades de la fe cristiana y, sin embargo, dicen que son iglesias cristianas. Esta es la Iglesia de los humanistas y cuando usted les pregunta que le cuenten acerca de su Iglesia, ellos dicen lo que no es: “bueno, estamos viendo que prevalece la Palabra de Dios. Estamos viendo a personas redimidas. Estamos viendo que Dios está tocando vidas.”

No, ellos dicen “yo soy rico y tengo mucho y no tengo necesidad de nada. Obsérvanos. Somos ricos. Tenemos una gran organización y tenemos mucho dinero. Son las iglesias enormes alrededor del mundo, grandes denominaciones, sistemas religiosos masivos que se encuentran en esta categoría. Ellos tienen todo el dinero y toda la apariencia, pero son apóstatas y serán vomitados de la boca del Señor.

Él les dice en el versículo 17: “no sabes que eres miserable, pobre, ciego y desnudo: te aconsejo que compres de Mí oro probado en el fuego para que seas rico y atuendos blancos para que seas vestido y la vergüenza de tu desnudez sea cubierta y unjas tus ojos para que puedas ver.” Para que puedas ver. Entonces, Él realmente les está diciendo “no creo que te has evaluado de manera apropiada.” Y Él dice a tantos como yo, phileo -a tantos como yo phileo, a tantos como Yo busco en preocupación profunda, Yo reprendo y castigo, sé celoso, por tanto, y arrepiéntete.

Ahora, ¿qué es lo que de que nuestro Señor Jesucristo nos advierte? La Iglesia puede descender al foso de la apostasía. La Iglesia en Éfeso dejó de existir porque perdió su primer amor y después, una Iglesia de manera tan fácil se convierte en una Iglesia que hace concesiones con el mundo. ¿Y sabe una cosa?, algunas veces me molesta que la gente no viene solamente a estudiar la Palabra de Dios o solamente a orar. Usted tiene que entretener a la gente, usted sabe. Y así me siento. ‘Oh, tu sabes, si tan sólo tuviéramos una presentación enorme, todo el mundo estaría aquí.’ Pero si decimos que vamos a estudiar la Palabra de Dios, usted sabe, tenemos a los pocos fieles. Y entonces, lo que la Iglesia hace tantas veces es que comienza a seguir esa manera de pensar y comenzamos a entretener a los santos y a consentir al mundo y eso es una concesión.

Y después, está la Iglesia que toleró el pecado. La Iglesia que se casó con el mundo. La Iglesia que estaba satisfecha con sus riquezas materiales y realmente no tenía nada. La Iglesia muerta. Todas estas cosas son los ataques de Satanás. Y amados, también hay preservadores aquí. Una es ser la Iglesia de Filadelfia, ésta es la Iglesia de Filadelfia, versículo 7 del capítulo 3, “estas cosas dice el que es Santo, el que es verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ningún hombre cierra. El que cierra y ningún hombre abre. Yo conozco tus obras, he aquí, he puesto ante ti una puerta abierta y ningún hombre puede cerrarla.”

Hombre, me encanta eso. Él dice: “Yo te abrí la puerta para que alcances al mundo. Esta es la puerta que está abierta.” Y mientras que la Iglesia esté comprometida a entrar por esa puerta y llevarle a Jesucristo al mundo, sin importar lo que suceda, aún si la sinagoga de Satanás está ahí, aún si el momento de aflicción viene, no va a afectar a la Iglesia.

Escuchen, amados. El evangelismo es un preservador. Nos saca de nosotros mismos. Nos ayuda a ir más allá de lo que tememos. Crucifica el orgullo y después, está esa pequeña iglesia ahí al principio del capítulo 2, la Iglesia de Esmirna: “Yo conozco tus obras y tu tribulación y pobreza,” una Iglesia pobre, atribulada. Ellos estaban siendo blasfemados. Él dice “no teman, el diablo va a echar a algunos de ustedes en la cárcel, en la prisión, para que sean probados. Tendrán tribulación 10 días, pero sé fiel y te daré una corona de vida.” Amados, si vamos a confrontar al mundo y recibir lo que venga y si vamos a ser agresivos para ganar gente a Cristo, podemos estar de pie junto con Esmirna y Filadelfia y no caer en la trampa de aquellas otras cinco Iglesias. Que Dios nos ayude a escuchar esta advertencia para saber cómo ataca Satanás.

Oremos. Padre, sabemos que el juicio debe comentar en la casa de Dios. Ayúdanos, Padre, a ser advertidos y estar conscientes. Señor, preserva a esta Iglesia para Tu gloria únicamente, para que pueda ser un testimonio continuo de Tu gracia. Hemos visto a tantas iglesias a nuestro alrededor morir, tantas que se desvanecen. Señor, ese no es nuestro deseo en absoluto. Eso no te trae gloria.

Dios, ayúdanos a ser fieles, a mantener ese primer amor. A que nunca hagamos concesiones con el mundo. A que nunca toleremos el pecado. A que nunca sustituyamos la realidad con la forma y el programa y la función y la organización. A que nunca estemos llenos de aquellos que son farsantes tibios. Ayúdanos hacer reales. Lleva a cabo Tu obra en medio de nosotros. Conforme Tú te mueves y ajustas esas lámparas, que la nuestra sea la que brille para Tu gloria. En el nombre de Jesús. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2016 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

 

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar