Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Veremos otra vez Colosenses capítulo 1. Un fragmento muy importante de la Escritura, que habla de la personalidad más importante en el universo, que es el Dios de los cielos revelado como el Hijo. Este es la fuerza impulsora misma del cristianismo. Es la esencia misma de todo lo que creemos y el fundamento de nuestra fe. Es el campo de batalla con todas las religiones y demás; que quieren sacar al cristianismo su elemento vital; y ​​ese es el tema de la deidad del Señor Jesucristo. Y es el tema de Pablo en Colosenses 1:15-19. Este es un pasaje muy importante para el argumento del libro; y mucho más vital aún para la evidencia a favor de toda la cristiandad.

Alguien llamó una vez a la Biblia -y se ha repetido diversas veces- el "Libro de Jesús"; y, en cierto sentido, es verdad. Si usted entiende la Biblia, entiende que es el libro sobre Cristo, el libro sobre el Señor Jesús. En el Antiguo Testamento está la preparación para la venida de Jesús. En los Evangelios se encuentra la presentación de Cristo, Él ha venido. En los Hechos está el anuncio, es proclamado el mensaje de la salvación en Cristo. En las Epístolas, estudiamos la personificación, es decir, para mí la vida es Cristo o cómo Cristo -que ha muerto y resucitado de entre los muertos- vuelve a vivir en Su pueblo; y en Apocalipsis está el predominio -o Cristo en el Trono, el reinado del Rey, el Cordero en el trono.

En todo sentido, la Biblia es la historia de Cristo. Es el libro que nos dice todo acerca de Él. En Hechos capítulo 8, se nos indica eso en el versículo 35, cuando Felipe, hablando con el eunuco etíope en el camino a Gaza, el Espíritu Santo dice: "Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús." Por supuesto, él estaba empezando en el Antiguo Testamento, con el profeta Isaías.

Usted puede comenzar en cualquier punto de la Escritura y enseñar a Jesús. En Lucas, un conocido pasaje, capítulo 24, versículo 27, Cristo, después de Su resurrección, reunido con los discípulos en el camino a Emaús: "Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de Él decían." El Antiguo Testamento, para los judíos, está dividido en tres partes: el Pentateuco, los Profetas o los libros proféticos y la Hagiografía o las sagradas escrituras que constituyen los libros de poesía e historia. En todos ellos, Jesús les mostró lo que decían de Él.

La Biblia es entonces, el libro sobre Cristo, el Libro de la Revelación de Dios y la venida de Cristo al mundo y es acerca de Dios convertido en Hombre. En todos los aspectos de la Biblia, estas  facetas son claras.

Pero de todas las declaraciones de la Biblia y la Palabra de Dios acerca de Dios hecho hombre, ninguna es más importante que la de Colosenses capítulo 1, versículo 15, porque aquí tenemos la identificación del Hijo como Dios de manera muy, muy clara. Permítanme leer: "El Hijo", en el versículo 13, es el antecedente de la palabra "Él" en el versículo 15. "Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación: Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él. Y Él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en Él subsisten;  y Él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, Él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia. Por cuanto agradó al Padre que en Él habitase toda plenitud." Una tremenda declaración, una afirmación trascendental para la comprensión de la fe cristiana y para eliminar cualquier confusión sobre quién es realmente nuestro Señor Jesucristo.

Describiré el contexto del libro de Colosenses. Pablo entiende que hay un cierto sistema de doctrina falso que se está propagando en Colosas; y lo entiende debido a Epafras le ha visitado. Epafras, sin duda uno de los pastores de la iglesia de Colosas -y tal vez su fundador- ha venido a visitar al apóstol Pablo. Y el apóstol Pablo escucha de Epafras que hay algunas cosas pavorosas que están sucediendo en términos de propagación de herejía en Colosas.

Una de ellas se refiere a la herejía de la deidad de Jesucristo. Los herejes dicen que Cristo no es Dios, que Él no es suficiente para la salvación, que, además de Cristo, se debe adorar a otros espíritus -tal vez otros ángeles. Debe haber visiones especiales, debe haber cierto conocimiento   -una especie de súper conocimiento- más allá de lo que se puede alcanzar en Cristo. De hecho, los herejes habían dicho que Jesucristo es tan sólo uno en una larga lista de emanaciones espirituales procedentes de Dios. Y Jesús era una de esas emanaciones buenas, no Dios; ni siquiera un Salvador adecuado. El conocimiento más allá de Él era la única forma de salvación.

Así que el ataque de esta particular herejía, que al parecer más tarde se convirtió en lo que conocemos como gnosticismo, fue la deidad de Cristo y Su suficiencia total como Salvador.

En los primeros tres capítulos de Colosenses, Pablo se encarga de este problema. Por ejemplo, en Colosenses1:27: "A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre". Y lo que Pablo está diciendo es que solo se necesita a Cristo para llevar a un hombre a la perfección. Y él está argumentando en contra de la teología de estos herejes que dicen que es Cristo más conocimiento, más visiones especiales, más adorar a ángeles, etc. Un hombre puede ser perfecto en Cristo Jesús.

El capítulo 2, versículo 2, desarrolla aún más el argumento de Pablo: "Para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento"; no algunos, no muchos, sino "todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento".

Una vez más, la suficiencia de Cristo; no existe conocimiento añadido a Cristo que sea necesario para la salvación. Mire el versículo 9: "Porque en Él" -y "Él" es Cristo en el versículo 8- "habita corporalmente toda" -no alguna, no mucha sino- "toda la plenitud de la Deidad". Versículo 19: "La Cabeza" -que es Cristo- "en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios." En otras palabras, la cabeza de todo es Cristo; y todo el crecimiento y todo el alimento están relacionados con Cristo. No se necesita nada más.

Capítulo 3, versículo 1: "Si, pues, habéis resucitado con Cristo" -es decir, si eres cristiano- "buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las cosas de la tierra, porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste…" Todo es Cristo. Nuestra vida es Cristo, nuestra esperanza es Cristo, toda la sabiduría está en Cristo, todo el conocimiento está en Cristo, todo el crecimiento está en Cristo, toda la perfección está en Cristo. Esa es toda su argumentación en los primeros tres capítulos de Colosenses. Él les está diciendo a los colosenses: "por favor, no dejen que nadie les haga pensar que necesitamos a Cristo más algún otro ángel, más algún otro súper conocimiento, además de otras visiones. Todo lo que necesitan es Cristo. Eso es todo lo que necesitan." El versículo 19, creo que lo expresa muy bien. "Por cuanto agradó al Padre que en Él habitase toda plenitud." Implica que en Él, que es en Cristo, ¿cuánta plenitud habita? "Toda la plenitud." Todo está en Él.

Y el apóstol Pablo está contrarrestando la herejía que había llegado a Colosas. Y la herejía estaba basada en un dualismo filosófico, como vimos en la introducción. El dualismo filosófico que dice que la materia es mala y el espíritu es bueno; y ya que Dios es Espíritu, Él es bueno. Pero puesto que toda la creación es materia, es mala. Así que un buen Dios no puede hacer una creación malvada.

Y lo que pasó fue que Dios empezó a enviar emanaciones o espíritus que empezaron a salir de Dios como ondas en un estanque; y continuaban viniendo y viniendo, y viniendo. Y las primeras eran buenas, y luego eran neutrales y luego malas. Y un trillón de emanaciones después, hay algunas emanaciones malas, una de las cuales fue lo suficientemente mala como para crear al mundo.

Jesús fue sólo uno de estos procesos de emanaciones -una buena por cierto- pero no obstante, una de ellas. Él es igual a un ángel; y es por eso que ellos adoraban estas emanaciones, espíritus o ángeles. Y el punto de Pablo aquí es decirle a los colosenses que Jesús no es una emanación de Dios, Él es Dios encarnado.

Pablo finaliza los pensamientos iniciales, primero los ha saludado, ha dado gracias a Dios por ellos en los versículos 3 y a continuación, él ha orado por ellos para que sean llenos del conocimiento de Su voluntad, con toda sabiduría y comprensión espiritual y que anden como es digno, agradándole en todo, etc., etc. Y ahora se dirige al problema principal. Da gracias a Dios por la salvación que pueden gozar en los versículos 12 a 14; la redención, el perdón y de ahí va al grano: quién nos ha redimido, quién nos ha perdonado, quién nos ha librado de la potestad de las tinieblas, éste que es el Hijo amado, el cual posee el Reino, la imagen del Dios invisible, esto es vital para su mensaje.

Si nos fijamos en los versículos 15 al 19, vemos a Jesús Cristo en relación con estas cinco cosas: lo vemos en relación con Dios, en relación con el universo, en relación con el mundo invisible, en relación con la iglesia y en relación con cualquier otra cosa que pueda no haber quedado incluida. En primer lugar, Jesús en su relación con Dios, en el versículo 15; y he aquí una gran definición de Jesús en términos de su relación con Dios "Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación."

Los herejes habían tratado de mostrar que Jesús era simplemente una emanación; no era más que una onda del carácter de Dios, uno de una serie infinita de seres, que finalmente llegaron a ser malos y fueron capaces de crear el mundo. Pero Pablo dice que Cristo es Dios; y, de hecho, en el versículo 16, dice: "Todo fue creado por medio de Él." Él es el que lo hizo. Los herejes llegaron incluso a enseñar que Dios nunca podría entrar en un cuerpo. Porque si Dios hubiera entrado en un cuerpo, entonces el buen Dios sería una materia malvada. Una buena emanación nunca podría tener un cuerpo, porque una buena emanación no podría asumir un cuerpo material malo.

Así que enseñaban que Jesús no tenía un cuerpo, pero era una emanación buena, que era un fantasma. Y donde quiera que esta emanación de Jesús fuera, no dejaba huellas, porque era sólo un fantasma etéreo.

Y así Pablo quiere dejar claro que Jesús es Dios, que Él es Dios encarnado y que Él es el Creador del universo; y así acabar con su posición en general.

Él dice en el versículo 15 que "Él es la imagen del Dios invisible". En primer lugar, Dios es invisible. En I Timoteo nos dice que Dios es invisible, en el Antiguo Testamento nos dice que Dios es invisible, Dios no puede ser visto. No es visible para el ojo humano. Dios es Espíritu  y un Espíritu, dijo Jesús, no tiene carne y huesos. Dios es invisible, pero se hizo visible. Dios se hizo hombre y Cristo era Dios hecho visible, Él es la imagen del Dios invisible.

En Génesis 1:27 tenemos el uso del término "imagen". Dice: "Y creó Dios al hombre a Su imagen, a imagen de Dios lo creó." Pero eso no es realmente lo que Pablo quiere decir aquí. Es un concepto diferente. Primera Corintios capítulo 11, dice en el versículo 7: "El hombre es imagen y gloria de Dios."

Ahora bien, Dios creó al hombre a Su imagen, pero el hombre no es una imagen perfecta de Dios. Usted dice: ¿De qué manera es el hombre la imagen de Dios? ¿En qué sentido somos los seres humanos hechos a imagen de Dios; y cuál es la importancia de esto? Bueno, creo que estamos hechos a la imagen de Dios en términos de la capacidad de pensar, sentir y decidir. Ciertamente no estamos hechos a la imagen moral de Dios. Él es santo, nosotros no lo somos. Aun Adán no fue creado santo, fue creado inocente; no pasó la primera prueba. No estamos creados a imagen de Dios moralmente, no estamos creados a imagen de Dios en esencia, porque no somos espíritus, no somos capaces de movernos libremente a través del universo, no somos omnipotentes, omnipresentes, omniscientes o inmutables.

No estamos creados esencialmente a imagen de Dios, no estamos creados moralmente a imagen de Dios, sino que hemos sido creados a la imagen de Dios en el sentido de la personalidad. Y podemos pensar, podemos sentir, podemos tomar decisiones y, en ese sentido, somos a imagen de Dios.

Para estar seguros de que es una imagen muy defectuosa - se arruinó en la caída- la imagen de Dios en Adán era mucho más clara. En cierto sentido, Adán estaba lo suficientemente cerca de Dios para representarlo en un sentido moral, estaba lo suficientemente cerca de Dios en un sentido para representarlo en esencia, porque él no podía morir, por lo tanto, tenía una cualidad eterna en él, había una cierta inmutabilidad en Adán.

Todo se perdió en la caída; y la única manera que se puede restaurar es cuando una persona llega al conocimiento de Jesucristo.

Cuando usted es salvado, la imagen de Dios en usted se restaura. Hay un sentido en el que usted entra en la imagen moral de Dios cuando es salvo, debido a que Dios le hace ser moralmente como Cristo. Y en cierto sentido, llega a tener la calidad del carácter de Dios en esencia, porque Dios le hace poseedor de una vida eterna; y esa es la calidad de la existencia de Dios. Y algún día, perderá todas las limitaciones espaciales, por lo que en un sentido se le restaura en la imagen de Dios. Tal vez Efesios 4 nos ayudará.

Les daré algunas cosas generales, porque en realidad no puedo ser más específico. En Efesios 4:24 dice: "y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios". ¿Lo entiende? La restauración de un hombre a la imagen de Dios es cuando se viste del hombre nuevo. Y entonces Dios, en cierto sentido, se restaura en él, en justicia y santidad de la verdad. "A imagen de Dios", entonces, es cuando se pone el hombre nuevo.

Usted preguntará: "¿Eso significa la salvación?" Bueno, en parte, pero también significa que cuando se comporta como un hombre nuevo, se hace visible, se manifiesta. Colosenses 3:10: "Y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó."

La misma verdad una vez más, que la imagen de Dios es restaurada en el hombre cuando se convierte y permite que Dios se manifieste a través de él, cuando se pone ese hombre nuevo. Al no sólo ser ese hombre nuevo, sino cuando se pone ese hombre nuevo, cuando manifiesta esa nueva vida; entonces Dios se hace visible.

Así que hay un sentido en el cual el hombre refleja la imagen de Dios. Todos los hombres, creo, reflejan la imagen de Dios en términos de ser capaces de pensar, sentir y tomar decisiones. Decisiones basadas en los hechos y la lógica, no las que podríamos llamar de instinto animal.  También, cuando se convierte en cristiano, hay un sentido en el que la imagen moral y la imagen esencial de la Dios es restaurada a usted, pero todo eso sumado es imperfecto. Lo mejor que podamos hacer es no alcanza.

Y por eso es Cristo -y aquí volvemos a Colosenses 1- quien es la única verdadera, gráfica, perfecta, imagen cabal, absolutamente exacta del Dios invisible. Y si no fuera porque Él es la imagen de Dios, ninguno de nosotros sería capaz de aproximarse a ella.

Hebreos, capítulo 1, versículo 3. Y aquí de nuevo, una afirmación acerca de Cristo, "El cual, siendo el resplandor de Su gloria, y la imagen misma de Su sustancia".

Y aquí encontramos en primer lugar, que el Hijo, Cristo, es el resplandor de Su gloria. Él es el que viene de Dios para revelar la esencia de Dios.

En segundo lugar, note que en Hebreos 1:3, "Él es la imagen misma de Su sustancia", la imagen exacta, la imagen perfecta, la sustancia es la misma. Allí, la palabra "imagen" en el griego clásico se usa para un sello o una herramienta de grabado exacto, una reproducción exacta. Jesús es la reproducción exacta de Dios, no falta nada, nada está alterado, nada cambió. En Juan 1:18 dice:   " A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, Él le ha dado a conocer." "Y vimos Su gloria, gloria como del unigénito del Padre", dice Juan. Era obvio que Él estaba manifestando a Dios. En Filipenses capítulo 2, versículo 6: "El cual, siendo en forma de Dios, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres'', etc.

Los hebreos pensaban siempre en la revelación de la personalidad de Dios en términos de lo que Dios dijo. Ellos no podían ver a Dios, pero invariablemente, podían oír a Dios, ¿no es así? ¿Cuántas veces en el Antiguo Testamento usted escucha decir : "La Palabra del Señor vino a tal  y cual"; "y dijo la Palabra del Señor..." Siempre pensaron que Dios se expresaba con claridad al hablar. La manifestación de Dios era verbal.

No es de extrañar que cuando Jesucristo vino al mundo, Juan escribió: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios." "Dios". Debido a que los judíos siempre pensaron que Dios se revelaba en Su Palabra.

Dios se revela verbalmente. Y no es de extrañar que dice en Hebreos, capítulo 1 que "Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo". La revelación de Dios fue siempre Su Palabra, y la Palabra es Cristo, y Cristo es el mismo pensamiento y expresión de Dios. Es por eso que Jesús dijo en Juan 14:9: "El que me ha visto, ha visto al Padre." En Mateo 17, Jesús incluso deja entrever el hecho de que Él era Dios.

Esto debería terminar para siempre cualquier especulación o argumento al respecto: cuando encontramos que el Señor Jesucristo se revela, en Mateo 17, en la transfiguración. Versículo 2: "Se transfiguró delante de ellos, y resplandeció Su rostro como el sol, y Sus vestidos se hicieron blancos como la luz"… "y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es Mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a Él oíd." Dijo Dios: "Escúchenlo." Él se reveló y dijo: "Ahora ven a Dios en Su gloria, Su Shekhiná".

El Hijo es, pues, la única representación perfecta de Dios. Los hombres no lo son, son una imagen deteriorada. Incluso después de restaurados en Cristo son menos que apropiados. Sólo en Cristo se ve a Dios en la perfección absoluta.

Segunda Corintios 4:6 -esto es hermoso: "Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de..." ¿Cómo lo hizo? ¿Qué le dio Dios al hombre para la iluminación, el conocimiento de la gloria de Dios? ¿En la faz de quién?  "Jesucristo." Dios ha declarado Su gloria en el rostro de Jesucristo. Ahí es donde Dios se manifiesta.

Volvamos a Colosenses 1. La palabra "imagen" significa una copia exacta; una réplica. Cristo es la réplica perfecta, inmaculada, de Dios. Y no es solo un bosquejo, está completo. Colosenses 2:9: "En Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad." Colosenses 1:19: "Por cuanto agradó al Padre que en Él habitase toda plenitud". Jesús es, entonces, la revelación final, completa, única de Dios a la cual nada le falta; y pensar cualquier cosa menos de Jesucristo es una blasfemia contra Dios; idolatría, como hemos visto.

Génesis 32:30: " Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara." Peniel significa el rostro de Dios: "He visto a Dios cara a cara." ¿A quién vio? Creo que él vio a la manifestación pre-encarnada del Hijo. Nosotros somos una imagen deteriorada, inadecuada; Cristo es el único apropiado. Pero hay algo que es conmovedor de pensar. Primera Juan 3:2, algún día seremos como Cristo. Esa es una realidad extraordinaria. Y pensar que Dios se hizo hombre, pensar que Dios irrumpió en el mundo en forma humana, es asombroso.

Efesios 4:13 dice que nuestro objetivo como cristianos, aquí y ahora, es que "lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo". Vamos a ser como Él. Ahora somos defectuosos. Seremos como Él. Debemos esforzarnos por ser como Él, incluso ahora.

Y así, Cristo es Dios revelado en el mundo. Si usted quiere saber cómo es Dios, mire a Cristo. Él le dirá cómo es Dios. Si Dios fuera hombre, sería de esperar que Él no tuviera pecado; así fue Jesús. Si Dios fuera hombre, sería de esperar que hablara las palabras más grandiosas jamás dichas; Él lo hizo. Si Dios fuera hombre, sería de esperar que ejerciera una profunda influencia en la personalidad humana como ningún otro ser que haya vivido, y Él lo hizo. Si Dios fuera hombre, sería de esperar que hiciera milagros con facilidad; y lo hizo. Si Dios fuera hombre, sería de esperar que amara; y ​​así lo hizo, porque Él era Dios, y Dios no puede ser conocido, a no ser que sea a través de Jesucristo. Y Pablo dice, "ni siquiera se puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo." Por lo que es una cuestión de la revelación divina.

Más aún, Colosenses 1. No queremos quedarnos estancados en esos términos. "Él es la imagen del Dios invisible"; en segundo lugar, versículo 15, "el primogénito de toda creación." Esa frase particular ha causado muchos problemas a la gente, porque no entienden lo que está diciendo. "El primogénito" o el "primogénito de toda la creación" es una referencia a una posición, no al tiempo. Él no es el primer ser creado en términos temporales.

Hay dos buenas razones para ello: la primera es que Él nunca fue creado. Él dijo en Juan 8:58: "Antes que Abraham fuese, Yo soy". Apocalipsis lo llama el que era, el que es y que ha de venir. La gente dice que Él fue creado. No, no fue creado. Preguntan ¿el primogénito de toda la creación? ¿Por qué no fue el primero creado? Mucho fueron creados antes de Él si quiere verlo de esa manera.

¿Qué significa "primogénito"? Prototokos, el término griego se refiere a la posición. Se refiere a rango, al derecho de autoridad, de primacía, no a cronología. El primogénito es el que tiene los derechos de herencia. En el contexto judío, todos lo sabían. E incluso en el contexto gentil todos lo entendían. No tenían ninguna duda a qué se refería en Colosas, que Cristo era el Honrado, el privilegiado, el prestigioso, el heredero del Padre.

Jacob y Esaú, ¿recuerda? Esaú nació primero, Jacob fue el prototokos. Él obtuvo la bendición. Salmo 89:27: "Yo también le pondré por primogénito"; y entonces Dios lo define: "el más excelso de los reyes de la tierra". ¿Qué es un primogénito? El más excelso. Salmo 89:27, una definición del mismo. Alguien que es el más enaltecido, el supremo.

Regresamos a Hebreos 1, dice que Dios "en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo." El heredero fue nombrado por el Padre. Normalmente era el primogénito, pero si el primogénito era descalificado por algún motivo, y el padre quería dárselo a otro, tenía el derecho de hacerlo. Pero tenía que ser designado por el padre.

¿Recuerda en el caso de los judíos, el padre tenía que otorgar una bendición al primogénito? Y el problema no era necesariamente quién nacía primero, sino quién iba a ser el hijo distinguido, prestigioso, para heredar todo lo que el padre poseía.

La herencia es para Cristo. En Apocalipsis, capítulo 5, Dios está en el trono y el rollo está en Su mano. El título de propiedad de la tierra, sellado con siete sellos -costumbre en el derecho romano para el sellado de un testamento. "Y vi a un ángel fuerte que pregonaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el libro y desatar sus sellos?"  ¿Quién es el amo de la tierra? ¿Quién es el heredero para dominar al mundo? ¿Quién tiene el derecho de controlar la tierra? "Y ninguno, ni en el cielo ni en la tierra ni debajo de la tierra, podía abrir el libro, ni aun mirarlo". Y Juan dice: "Y lloraba yo mucho, porque no se había hallado a ninguno digno." ¿Dónde está el primogénito? ¿Dónde está el prototokos? ¿Dónde está el principal? ¿Dónde está el heredero? "Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos. Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono."

Y aquí está Cristo tomando el título de propiedad de la tierra como el prototokos. Y reina como Rey de Reyes y Señor de Señores. Desde el capítulo 6 al capítulo 19 toma posesión de la tierra, hasta que por fin reina en el capítulo 20.

Y el versículo 13 se hace eco de los sentimientos de los cielos. "Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos."

Y todo el universo repite que Él es digno. Y la triste realidad es que Satanás quiere asegurarse de que nadie entienda eso; asegurarse de que nadie realmente crea que Jesús es Dios; y asegurarse de que nadie realmente crea que Él no es una criatura, sino que es el primero de todos.

Y así, en II Corintios 4:4: "en los cuales el dios de este siglo", ¿quién es ese? Satanás "cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios".

Satanás no quiere que la gente sepa Él es la imagen de Dios. Satanás no quiere que la gente sepa Él es el único que tiene el derecho de gobernar en el mundo. Satanás no quiere que ellos lo sepan, por lo que sus mentes están cegadas por la incredulidad. Este es un buen versículo para mostrar a alguien cuando dicen que Cristo no es Dios; y usted podría explicarles por qué creen eso.

En Juan 10:33, los judíos respondieron a Jesús -quien se había atribuido muchas cosas. Ellos entendieron el mensaje. La gente dice que Jesús nunca se atribuyó ser Dios. ¡Tonterías! Dicen que Jesús nunca dijo ser Dios. Los judíos respondieron en Juan 10:33, "Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque Tú, siendo hombre, te haces Dios." Ellos entendieron el mensaje. Sabían exactamente lo que Él se estaba atribuyendo; había reclamado autoridad divina sobre los ángeles, había reclamado autoridad divina sobre los hombres… Él reclama, en efecto, autoridad divina sobre todo cuando dice: "Toda potestad me es dada en el cielo y la tierra" en Mateo 28:18. Aseveró autoridad divina sobre la Ley, el día de reposo, sobre la tradición de los ancianos, sobre todo. Afirmó tener poder de perdonar los pecados, poder para levantarse de entre los muertos; y lo demostró.

No, Jesús no es un sub-Dios emanado. Es Dios. Vemos a Jesús en Su relación con Dios con tanto poderío en el versículo 15. Ahora mire el versículo 16. Jesús, en su relación con el mundo. "Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él."

Acabamos de aprender que Él tiene la primacía sobre toda la creación, ¿y sabe por qué? Debido a que Él lo creó todo. Juan 1 dice: "Todas las cosas por Él fueron hechas, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho."

Mire de nuevo en el versículo 16: "Porque en Él fueron creadas todas las cosas." ¿Quién creó todo? Cristo, no un sub-Dios, una emanación menor, no un ser maligno; Cristo, Él es el Dios Creador.

Y Él creó para Sí mismo y para Su gloria, así como por Sí mismo. Hebreos 1:2: "Por quien asimismo hizo el universo". En griego significa "a través de". A través de Cristo fue hecho el universo. Y cuando se piensa en ello, es absolutamente increíble.

Al Oliver tiene un bebé, no muy pequeño; un lindo niño llamado Mateo. Y él estaba sentado allí sosteniendo a Mateo y dijo: "El otro día estaba mirando a este pequeño individuo y pensaba ¿puede creer que el Dios del universo se convirtió en uno de ellos y se puso a merced del hombre? ¡Increíble!" Y yo dije: "Eso es un pensamiento realmente fuerte." ¿Cree usted que ese pequeño fue el Creador del universo? ¿Podría usted creer eso? ¡Increíble! Dios se hizo hombre. Dios asumió un cuerpo.

No soy un científico. Pero le diré una cosa: sé lo suficiente y he leído lo suficiente para saber que este mundo es una cosa muy compleja y el que lo armó es alguien importante.

Piense que podría haber un agujero en el sol, donde se pueden colocar 1.200.000 tierras y aún así tener espacio para 4.300.000 lunas. ¡Eso es grande! La estrella más cercana se encuentra a 300 billones de kilómetros. La Estrella del Norte está a 600 billones de kilómetros. Una estrella en particular -el nombre siempre me sorprende- "Betelgeuse", tiene 900 millones de kilómetros de diámetro. Y la ciencia dice que es tan grande que su diámetro es más grande que la órbita de la tierra. Eso es un montón de material.

Jesucristo lo hizo todo; y la gente dice: "Yo no creo en el milagro de convertir el agua en vino. ¡Oh, vamos! No creo que Él realmente haya curado a ese hombre cojo." Si quiere discutir conmigo sobre Su poder creador no será capaz de hacerme cambiar de opinión, porque soy una nueva creación y sé lo que Él puede hacer. Es por eso que rechazo la evolución. La evolución para mí es absolutamente vacua. Sólo hay dos razones por las que una persona puede creer en la evolución. Una, la ignorancia; no sabía. Nunca ha oído la verdad. Y la otra, incredulidad deliberada. Tal como he leído en un artículo de un científico que dijo: "Rechazo la idea de un Dios trascendente, ¿y qué otra opción tengo?" Él creó todo. Eso es lo único que puede creer, si lo medita un poco.

Pablo está estableciendo una base estupenda de quién Él es. Sólo otro pensamiento importante en el versículo 17: "Y Él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en Él subsisten."

Me encanta la declaración en Juan 8:58: "Antes que Abraham fuese, Yo soy." Me hubiera gustado haber estado allí. Me hubiera gustado ver la reacción. Eso es sorprendente. Él es antes de todas las cosas. Antes de que hubiera algo, estaba Él. Eso es necesario si usted va a hacer todo. Él dijo en Apocalipsis 1:11: "Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último." "Yo soy el primero y el último; y el que vivo, y estuve muerto." Gran declaración. La primera fuente de inicio. Apocalipsis 22:13: "Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último." El versículo 16, me encanta esto "Yo soy la raíz y el linaje de David." Piense en ello. ¿Cómo podría ser la raíz y el linaje de la misma persona? ¿Cómo podría ser el padre de David y el Hijo de David? Él lo es. Él es antes de todas las cosas.

Y dice: "y todas las cosas en Él subsisten." Hebreos 1:3 dice: "Él sustenta todas las cosas con la palabra de Su poder", tiempo presente.

Estaba leyendo este pequeño libro que Bob Heinmiller me dio y voy a compartir algunas cosas con ustedes. Cuando usted piensa en cómo la tierra se mantiene unida es realmente increíble. Si la rotación de la Tierra se enlenteciera, nos congelaríamos y nos quemaríamos alternativamente. Por lo que tiene que girar a la misma velocidad de manera constante. Si la temperatura del sol cambiara, sucedería lo mismo. Nuestra tierra está inclinada. Nos permite tener cuatro estaciones al año; y si no fuera así, los vapores del océano se moverían sobre el Norte y el Sur acumulando los continentes con hielo. Si la luna no se quedara a la distancia exacta que está, las mareas del océano nos ahogarían. Quiero decir, ¿quién sostiene todo junto? Pablo dice: "El Hijo de Dios, Jesucristo."

Este artículo que Bob me dio fue escrito por un hombre llamado Chestnut, un médico, un físico nuclear. Dice algunas cosas fascinantes. Permítanme compartir con ustedes algunas de ellas. Son realmente impresionantes.

La ciencia nuclear nos dice que toda sustancia en el universo está construida a partir de tres pequeñas partículas fundamentales llamadas protones, electrones y neutrones. Y todos hemos estudiado esto en la escuela, usted tiene un núcleo en el que tiene protones y neutrones y en el exterior están los electrones. Y usted no puede verlos, el tamaño es minúsculo, pero esos son los bloques de construcción básicos de toda materia.

Dice aquí que, dado que estas piezas subatómicas son los fragmentos más pequeños del universo, deben contener los hechos secretos de diseño y comportamiento, y si Dios es Dios, entonces estas cosas apuntarán a Él. Los protones y los neutrones forman el núcleo, mientras que los electrones están alejados, en términos relativos, alrededor. Así que haremos caso omiso de los electrones para nuestro pensamiento y nos concentraremos en el núcleo de un átomo que es una combinación de protones y neutrones.

El Dr. Chestnut dice que cada protón lleva una carga de electricidad positiva. El neutrón no lleva ninguna carga eléctrica; y los científicos no discuten por qué, ya que francamente, no saben por qué. Pero lo extraño de esto es que los científicos han tenido durante décadas una ley inviolable que dice que las cargas de electricidad y magnetismo se repelen entre sí. Y el punto es, si usted tiene un montón de pequeños protones emitiendo una carga eléctrica, ¿cómo pueden los pequeños neutrones permanecer ahí? ¿Qué es lo que mantiene a ese núcleo unido? La ley dice que los protones y los neutrones no deberían ser capaces de vivir juntos en el núcleo de un átomo, ya que las cargas se repelen entre sí.

Los científicos nucleares en los años 30 llegaron a la conclusión de que la ley de Coulomb de repulsión mutua entre los objetos está activa en el núcleo de cada átomo, tratando con fuerza de destruirlo desde dentro. ​​Dijeron que la ley de Coulomb está intentando hacer lo posible para destrozar ese átomo.

En los tiempos modernos, hemos descubierto la manera de negar la fuerza que lo mantiene unido y no lo despedaza. No es fácil. Pero, aunque parezca extraño, dijeron que esto es algo que no pueden entender, que hay una segunda fuerza en el núcleo que lucha contra la fuerza que divide y que lo mantiene unido; lo llaman "pegamento nuclear". No tienen la menor idea de lo que es. Sabemos que está el átomo. Un átomo que existe con dos leyes en conflicto presentes. Quiero decir que cuando el hombre con todo su conocimiento científico se aproxima a lo más básico, obtiene un problema sin respuesta. Sus leyes de la ciencia le dicen que eso va a estallar, pero algo lo mantiene unido. Algo resiste el factor de división. Hay una ley, llamada la Ley de Coulomb, tratando de destruir al átomo y algo más importante lo mantiene unido.

Dr. Karl Darrow, el físico de los laboratorios Bell, en Nueva York, dijo que "estos núcleos no tienen derecho a estar vivos en absoluto. De hecho, nunca deberían haber sido creados, y si se han creado, deberían haber explotado al instante. Sin embargo, ahí están." Y ahí están, componen todo.

Algo está manteniéndolo unido de manera implacable. ¡Una inhibición inflexible! George Gamow, profesor de física en la Universidad George Washington, dijo: "Cada objeto es un potencial explosivo nuclear, sin ser volado en pedazos." Es increíble, ¿no es así? ¿Quién lo mantiene unido? Sabemos quién es. La ciencia puede llamarlo "pegamento nuclear”. Yo digo que es Colosenses 1:17.

Para tener una idea, mire 2 Pedro 3:10. Ahora estaremos más felices que Dios sustenta todo, ya que si no lo hace…adiós: "El día del Señor vendrá como ladrón en la noche". Eso significa que de forma inesperada "los cielos pasarán con grande estruendo y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay, serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas." ¿Cuál es la palabra? "Deshechas". Literalmente significa soltar algo que ha sido atado. ¿Sabe lo que eso describe? Describe el fin del pegamento nuclear.

Algún día, cuando sea el tiempo de Dios, Él va a despegar los átomos, el universo va a explotar y ocurrirá la fusión nuclear, los cielos pasarán con una explosión que se llama un gran estruendo y me imagino que será algo increíble. Y los elementos se derretirán con calor abrasador, otro resultado de esta terrible carga eléctrica que atraviesa el universo, cada cosa se fundirá, será literalmente disuelta, lo que está unido será soltado. El pegamento nuclear se acaba y todo se disuelve y se derrite; al dejar ir la fuerza vinculante, se destruyen los núcleos de todos los átomos, la ley de repulsión se hace cargo -la ley de Coulomb va a destruir el universo. Y cuando Pablo dice: "Él sostiene todas las cosas" o "Todas las cosas en Él subsisten", nos dice quién es el que mantiene todo unido.

Colosenses 1 nuevamente. Quiero mostrar a Cristo en su relación con el mundo invisible. Está en el versículo 16 otra vez. "Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles " ¿y qué?  "invisibles". Y aquí viene el nombre de los diferentes tipos de ángeles, rangos diferentes: "Tronos, dominios, principados, potestades". Todos fueron creados por Él.

Allí tiene las clases de ángeles. No sabemos la diferencia en sus rangos, no sabemos cuál es su organización, sí sabemos que tienen diferentes rangos, algunos son llamados principados, potestades, dominios y tronos. Así que cualquier rango que los ángeles tengan, Él los creó a todos ellos. Él los hizo. No es una de las emanaciones, hizo todas las emanaciones, Pablo dice. Hebreos 1:7 nos ayuda: "Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego."

Ahí se tiene la idea de que los ángeles son creados "Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de Tu reino." Y dicho sea de paso, aquí hay, en Hebreos 1, siete citas del Antiguo Testamento para demostrar que Cristo es superior a los ángeles. Los ángeles son creados, Cristo es superior, Él es el Hijo. De hecho, se nos dice en Filipenses 2, que " se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra. " Sean quien fuere, se inclinarán. En Efesios capítulo 1, versículo 21, dice que: "Cristo está sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero." Y que todas las cosas han sido puestas debajo de Sus pies. Eso es un símbolo de reinar. Un rey sentado en un trono elevado y todo el mundo bajo Sus pies. Todos los ángeles, todos los principados, todos los poderes, todos los dominios, todos los que estaban reinando en el reino angélico y que operan en ese ámbito, están sujetos a Jesucristo. Él no es uno de ellos.

En 1 Pedro 3, dice en el versículo 22: "Él es Jesucristo, quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a Él están sujetos ángeles, autoridades y potestades." Así que Él no es un ángel, Él está sobre los ángeles. Vemos a Jesús entonces, en relación con Dios, en relación con el mundo, en relación con el mundo invisible.

En cuarto lugar, el versículo 18, vemos a Jesús en relación con la Iglesia; y ya hemos hablado de esto muchas veces; sólo quiero señalar el versículo 18. "Y Él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, -el prototokos nuevamente- el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia."

Aquí se presentan cuatro grandes verdades de Cristo. Número 1, Él es la Cabeza del Cuerpo, la iglesia. La iglesia es llamada el Cuerpo de Cristo. Hay muchas metáforas utilizadas para la iglesia. Somos llamados una familia, un reino, un viñedo, un rebaño, un edificio, una novia.

Pero creo que la más singular y que no tiene equivalente en el Antiguo Testamento para Israel es que la iglesia es un cuerpo. Que es una cosa orgánica. Cristo es como la Cabeza y nosotros somos los miembros y los órganos y las partes que funcionan en respuesta a la dominación del cerebro. Creo que es la metáfora de Pablo más dominante para la iglesia.

La iglesia es un organismo. Estamos inseparablemente unidos por el Cristo viviente, tal como Él vive dentro de todos nosotros la misma vida, estamos unidos indisolublemente a Él e inseparablemente el uno al otro y todos nosotros ministramos como un cuerpo. Tenemos que ministrar en conjunción unos con otros. Todos nosotros tenemos la responsabilidad de cumplir el uno con el otro.

Primera de Corintios 12 despliega esto con hermoso detalle. El Cuerpo se debe caracterizar por la unidad, es decir, todos somos un cuerpo yendo a un solo lugar, no somos un cuerpo espástico. Estamos unidos y somos obedientes al control de la mente.

En el cuerpo hay, en segundo lugar, diversidad, a pesar de que hay una sola mente; y unidad en respuesta a la Cabeza, que es Cristo; al mismo tiempo, está la diversidad de los dones diferentes y ministerios diferentes y operaciones diferentes.

Y en tercer lugar, hay mutualidad en el cuerpo, es decir, el ministerio común de un miembro del cuerpo al otro miembro. Esto es vital. Por lo tanto, somos el Cuerpo y Cristo es la Cabeza. Él es el Divino, guiando, dirigiendo, la fuerza dominante. No somos dependientes de los ángeles, dice Pablo a los colosenses, no somos dependientes de supervisiones, no dependemos de un conocimiento que no sea Cristo. Cristo es la Cabeza y Él gobernará la iglesia.

Usted sabe que en la base del cráneo se encuentra la glándula pituitaria que, entre otras cosas, controla la hormona del crecimiento. Uno crece en respuesta a su cabeza. El cerebelo del cerebro se llama el armonizador de la acción muscular. Usted se mueve, funciona y es guiado por el cerebro; y del mismo modo, Cristo causa crecimiento y guía para que acontezcan en el cuerpo. Él es la Cabeza, Él gobierna la iglesia. Estamos en respuesta a Él. Él domina. Él no es sólo uno de muchos, porque Dios no es sólo un ángel que elegimos para adorar y tenemos que agregar suplementos, Él es la Cabeza de la Iglesia, el Cuerpo.

Luego dice, en segundo lugar, que "Él es el principio de la iglesia." El principio, en sentido de la fuente y el rango. En el sentido de la primacía Él es el principio. Puede ser traducido como "jefe" o como "pionero". El delantero, el número 1 y también significa "fuente". Él es ambos, la fuente de la Iglesia que es su origen del poder y el jefe o primero en la iglesia.

Y Pablo dice: "Él es el primogénito, prototokos, de entre los muertos. De toda la gente que ha sido resucitada de entre los muertos, Él es el jefe. Él es el Único que es principal. Él es el líder. El más grande de todos.

Y en cuarto lugar, para que en todo tenga la preeminencia. Y lo que le dio la preeminencia es el hecho de que Él fue resucitado de entre los muertos. Debido a que Él murió en la cruz y resucitó de entre los muertos, el Padre le exalta. Él tiene la preeminencia.

Es lógico, creo yo, que Aquel que es el primero en rango en el universo, Aquel que es el punto de referencia para la historia, Aquel que es el agente, la Meta, el Precursor, el Sostenedor, el Gobernador en el ámbito de la creación, Aquel que es la cabeza de la iglesia, que es el Principio, la Fuente y el Jefe, Aquel que es el primero de todos los resucitados, el que es el primer fruto, tenga el derecho al título Preeminente. Por lo que en relación con Dios, el universo, el mundo invisible, la iglesia, vemos a Cristo.

Por último, Cristo en relación con todo lo demás, versículo 19. "Por cuanto agradó al Padre que en Él habitase toda plenitud". Sólo en caso de quedara algo fuera, no hay nada en ningún otro que Dios. Todo está en Él. Los poderes de la deidad, los atributos de la soberanía no se distribuyeron entre una multitud de seres. Todos los posee Uno, se manifiestan en Uno, Cristo.

Usted no necesita a otros ángeles para ayudarle a ser salvo -que es lo que estaban enseñando. Usted no necesita otros espíritus, no necesita a otros seres. En Él habita toda la plenitud. No tiene agregados, capítulo 2 versículo 3: "En Él están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento." Él no tiene rivales, capítulo 2, versículo 9: "En Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en Él." No hay otro que sea necesario.

Y lo que es increíble, cuando usted se convierte en cristiano, Juan 1:16 dice: "Porque de Su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia". Cuando usted se convierte en cristiano, todo lo que Él es, es también suyo. Gran verdad. John Owen dijo: "La revelación de Cristo en el santo  evangelio es mucho más virtuosa, más gloriosa y está más llena con los rayos de la sabiduría y la bondad divina que toda la creación y la sola comprensión de esto, si fuera posible, puede contener o proporcionar. Sin el conocimiento de esto, la mente humana, sin importar cuánto se  enorgullezca de sí misma por otras invenciones y descubrimientos, está envuelta en tinieblas y confusión. Esta revelación exige, por lo tanto, la más grande exigencia de nuestros pensamientos, la más excelente de nuestras meditaciones y la suma diligencia de nuestra parte. Porque si nuestra felicidad futura radica en vivir donde Él vive y contemplar Su gloria, ¿qué mejor preparación para esto, sino la previa y constante contemplación de esa gloria tal como ha sido revelada en el evangelio y luego ser transformados en Su misma gloria?"

Mi respuesta está en las palabras de Pedro: "Santificad a Dios el Señor en vuestros corazones"  y "Creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo."

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la  política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar