Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Confío con que estarán orando junto conmigo conforme hablo porque el Espíritu Santo guíe y guarde todas las cosas que son dichas. En mi estudio de Colosenses capítulo 2, donde vamos a estar estudiando los versículos 16 al 23, realmente he sido guiado por el Señor para ver algunas cosas que quizás nunca antes había visto con tanta claridad. Y quiero presentárselas en esta noche. Mientras que hago eso, quiero decir algunas cosas que son muy importantes y que están en mi corazón.

Creo que una de las cosas que cualquier profeta fiel de Dios tiene que hacer, cualquier vocero de Dios, es hablar acerca de lo que piensa en asuntos actuales, asuntos que están pasando en el mundo o en la Iglesia. E intento hacer eso en esta noche. Y si uso nombres u organizaciones o algo así, espero que entienda el espíritu en el que es dicho para que podamos entender todo lo que está pasando en la Iglesia, podamos estar mejor capacitados para evaluar las cosas conforme las vemos reveladas en la Palabra de Dios.

Ahora, el tema del que quiero hablar lo titulado Intimidación Espiritual. Todos nosotros nos intimidamos, no hay duda al respecto. Hay un libro llamado Gane Mediante la Intimidación y nos enseña a todos cómo es que, si ya no sabemos intimidar a la gente, podemos aprender a partir del libro y comenzar de inmediato. Una cosa que el autor dice es que, si usted está en los negocios, cualquier tipo de negocios y quiere cerrar un trato grande, adondequiera que vaya, tome a dos secretarios con usted. Si tiene que contratarlos por el día, y pagar sus gastos, si entra con dos secretarias detrás de usted y escribiendo cosas de todo lo que dice, instantáneamente se ve como alguien intimidante, no importa si tenga algo que ofrecer o si sabe algo. El hecho de que usted tenga dos secretarias atrás de usted apuntando todo le da la idea a la gente de que usted es alguien importante. Eso es intimidación. E inmediatamente se sienten debajo de usted y detrás de usted. Y lo que usted tiene que decir, es más probable que lo compren.

Ahora, esa es una ilustración una ilustración mundana de cómo intimidar a la gente. Hay muchas otras sugerencias en el libro. Se siente intimidado… cobre un poco de valentía y usted puede intimidar un poco, si siente la necesidad de hacer eso. Una de las cosas que me preocupa mucho no es tanto la intimidación que ocurre en el mundo. Y eso me preocupa y realmente no hay lugar para eso. Pero una de las cosas que me parece que está sucediendo entre nuestros cristianos actuales es que están siendo intimidados por igual. Y estamos siendo intimidados a un nivel muy grande y muy eficaz. Y creo que es momento en el que nosotros retrocedamos un poco y digamos: “oiga todo el mundo, sabemos que estamos siendo intimidados. No queremos ser intimidado. No vamos a ser intimidados. Queremos reevaluar lo que nos preocupa, lo que tememos como cristianos y evaluar si necesitamos o no ceder a este tipo de presión.”

El cristiano continuamente está siendo intimidado por la falsa doctrina que aparentemente es emocionante. Y supongo que cualquier buen pastor, o cualquier buen anciano, cualquier buen maestro, cualquier persona responsable como cristiana, debe estar advirtiendo a sus colegas creyentes, a su rebaño, acerca de la intimidación que se está llevando a cabo. Y me temo que debo añadir que también tengamos que intimidar a otros. Y no vamos a poder cubrir el espectro entero de todo lo que podría ocurrir en esta área, pero quiero que por lo menos hablemos tanto de ello como el apóstol Pablo lo hace aquí en Colosenses, capítulo 2.

Los colosenses estaban siendo intimidados de manera abierta y potente. Hubo ciertos maestros falsos que estaban infiltrando la asamblea colosense y estaban presionándolos fuertemente con una gran cantidad de intimidación. Ellos estaban comenzando a sentirse como si fueran menos espirituales. Y que no eran parte de los espirituales. Que tenían menos de lo que era necesario, como si fueran ineptos, como si tener a Jesucristo no fuera suficiente. Como si todavía no hubieran llegado donde debían estar. Como si había muchas cosas que debían obtener en el cristianismo que ni siquiera habían comenzado a ver. Como si quizás estuvieran mal y alguien más estuviera bien.

Y creo que no es diferente de lo que toleramos en la actualidad. Vivimos en un día en el que estamos expuestos de manera excesiva a todo. No hay nada en nuestra sociedad a lo que no estamos expuestos de manera excesiva, a menos de que sea bueno. La transmisión del error mediante los medios masivos de comunicación es increíble, simplemente casi cada vez que usted enciende su televisión y su radio oye algo que es representado de manera equivocada o que está mal. La verdad tiene dificultades en entrar en la escena. En el día de Pablo, el volumen y la intensidad de dicha prestación pudo haber sido algo menor, pero el impacto todavía estuvo ahí.

Y me temo que, en la actualidad, todavía estamos siendo víctimas de esto de una manera en la que nadie la historia jamás ha sido víctima. Simplemente, una inundación constante de doctrina falsa. Hay libros que supuestamente los cristianos deben leer para que les digan la verdad y no les dan la verdad. Hay maestros que supuestamente están hablando la verdad, pero no lo hacen. Programas que supuestamente están en la radio y en la televisión para ayudarnos en nuestro crecimiento cristiano; y no pueden hacerlo.

Y todo el tiempo, hay cierto sentimiento de que nos estamos quedando afuera y estamos siendo intimidados por cosas que están ocurriendo nuestro alrededor con las que no podemos identificarnos como cristianos que, supuestamente, son cosas cristianas. Y explicaremos eso a detalle conforme avanzamos. Le digo esto simplemente para preparar su mente.

Ahora, la carta de los colosenses, y es una muy importante, y se está convirtiendo más importante para mí conforme continúo estudiándola, es una refutación abierta de los falsos maestros. Reafirma la verdad básica del cristianismo desde el principio. Y después, enfrenta las herejías que niegan esa verdad. La verdad básica del cristianismo es Cristo: Cristo es suficiente. Cristo es todo. Cristo es Dios. Cristo es Salvador. Cristo pueden redimir. Cristo es todo lo que usted necesita. Cristo es suficiente. Ese es el mensaje.

Y después de afirmar ese mensaje de la manera más potente y poderosa que puede, hasta el capítulo 2, versículo 7, Pablo entonces ataca las herejías que atacan esta verdad. Las herejías vienen y dicen, ‘está bien tener a Cristo, es necesario tenerlo, pero hay más que eso.’ Y los pobres colosenses que hasta ahora habían pensado que Cristo era todo lo que necesitaban y que tenían todo al tenerlo a Él, que habían recibido todo al ser salvos, ahora se les estaba diciendo que estaba muy lejos de recibir lo que Dios quería que tuvieran. Había más cosas que debían buscar, había niveles más elevados que ellos podían alcanzar. Había una mayor profundidad espiritual a la que tenían que ir. Había una mayor humildad, mayor piedad, más cosas que experimentar. Y la intimidación, estaba incrementándose, incrementándose a tal grado que se vieron tentados a decir: ‘oigan, ¿qué es? Nos da gusto, lo vamos a aceptar. Nos vamos a unir a ustedes. Lo queremos.’

Entonces, Pablo escribe esta carta para decir que Cristo es todo lo que necesitaban. Observe el capítulo 2, versículo 10, usted ahí tiene un resumen de la primera parte del libro. “Y vosotros estáis completos en Él, quien es la cabeza.” Ustedes están completos en Cristo, ése es el punto. No hay nada que les falte. No hay ninguna insuficiencia.

Ahora, conforme llegamos al capítulo 2, versículos 8 al 23, esa pequeña sección a la mitad del libro es el corazón de la carta porque allí está el ataque frontal en contra de los herejes que estaban infiltrándose en la Iglesia en Colosas. Y hubo cuatro diferentes aspectos de esta herejía. Suponemos, a partir de nuestros últimos estudios, que usted recordará, que el grupo más cercano de personas con el que realmente podemos identificar a esta herejía en particular eran los esenios. Fueron una especie de tercer grupo en el judaísmo junto con los fariseos y los saduceos. Y parece como si este error en particular, conforme comenzamos a explicarlo, realmente se manifiesta como un punto en particular de los esenios en la teología.

Y tuvo cuatro áreas, básicamente discutían la filosofía. Enfrentaron el legalismo, el misticismo y el ascetismo. Y entonces, en esas cuatro categorías Pablo empieza a colocar su argumento. Ya vimos en el pasado que a partir del versículo 8 hasta el 15 Pablo trató del tema de la filosofía humana. Ellos estaban diciendo: ‘necesitan a Cristo más la sabiduría humana. Necesitan a Cristo más la filosofía humana.: Y Pablo dijo: ‘necesitan a Cristo más nada. No se intimiden por personas que quieren venir y decirles: ‘bueno, lo único que creen es la Biblia. ¿Quién podría esperar obtener algo de ustedes? Tiene que haber más que eso. Tienen que conocer algo de filosofía.’’ La gente toma a aquellos de nosotros que somos evangélicos fundamentales y nos colocan en una pequeña caja y nos categorizan como un tipo de ignorantes porque lo único que conocemos es la Biblia. Debemos encajar en esta categoría. Y quieren intimidarnos por nuestra falta de educación, por nuestra falta de preparación académica. No conocemos todas las grandes filosofías del mundo. No pasamos nuestro tiempo estudiando la base más amplia posible para estar mejor informados acerca de la filosofía y sabiduría humana. Sino que pasamos nuestro tiempo estudiando la Palabra de Dios y a los ojos de algunos, eso nos califica como religiosos estrictos que no conocen nada, si es que conocemos algo.

Entonces, está la intimidación que la gente nos trae que quiere que conozcamos toda la filosofía humana. Supongo que enfrento eso más que el cristiano promedio, porque como mencioné esta mañana, después de hablar esta semana, las niñas dijeron: “eres tan bíblico,” como si dijeran: “lo único que conoces en la Biblia”. Si él me hubiera preguntado eso, yo habría dicho: “no todo, pero el 95% de lo que conozco es la Biblia. No sé mucho de otras cosas.”

 Pero básicamente, podemos ser intimidados por aquellos que quieren imponernos la etiqueta de ignorancia porque realmente no entendemos el aspecto de la filosofía humana. Inclusive, hay ciertas instituciones que se llaman a sí mismas cristianas que están peleando tanto en contra de la intimidación que un alumno que va allí, para salir en el ministerio, encuentra que él recibe más información acerca de la filosofía humana de lo que él jamás recibe acerca de la Biblia. Porque la institución misma, hasta cierto punto, se ha visto intimidada por la necesidad de ser sabia en la sabiduría humana. La institución deja su compromiso con las Escrituras y comienza a enseñar filosofía humana. Y rápidamente, deja de ser lo que era cuando comenzó. Y usted puede ver la lista y nombrar universidades y seminarios en nuestro país que siguen ese patrón.  

Pero hay tres otras cosas. Ya explicarnos eso. Entonces, eso simplemente fue repaso. Pero hay otras cosas que Pablo ataca en la herejía de los esenios que se habían infiltrados en Colosas. La siguiente es el legalismo. No sólo les había dicho a estos cristianos colosenses: “no es suficiente porque no conocen la filosofía humana. Hay cosas que todavía no han aprendido.” Sino que dijeron en segundo lugar: “deben comprometerse con la religión del mérito humano. Es Cristo más la justicia por obras.” Observe el versículo 16 y aquí está la respuesta de Pablo a este tipo de intimidación. Y aquí está el aspecto más bien judío de la herejía colosense que sobresale. “Por lo tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo.”

Ahora, deténgase ahí. Pablo le dice a esto cristianos colosenses, ‘miren, estas personas están tratando de intimidarnos con legalismo. Están tratando de juzgarlos en base a lo que comen, lo que beben, si asisten o no a la Pascua, Pentecostés, fiesta de los tabernáculos, fiesta de las luces. Si hacen su sacrificio en el primer día del mes, el cual es la luna nueva, sea o no que se someten a todas las leyes y reglas y rituales del día de reposo. Están diciendo: no es suficiente conocer a Cristo, tienen que conocer a Cristo y guardar la ley judía.’ Y yo añadiría que inclusive había un elemento griego mezclado en esto. Sin duda alguna, inclusive había algún ritual pagano mezclado en esto, a tal grado que se volvió muy confuso.

Pero el punto entero aquí es este: la salvación y la espiritualidad están basadas en Cristo más guardar ciertos rituales, legalismo. Ahora, legalismo es simplemente sujetar tu espiritualidad a reglas hechas por hombres. Eso es legalismo. Definir tu espiritualidad mediante la capacidad de guardar reglas hechas por los hombres. Obedecer las reglas de Dios es obediencia, no legalismo. Pero definir y someter tu espiritualidad mediante tu sumisión a reglas hechas por hombres es legalismo. O esas reglas que Dios ha hecho y hacerlas a un lado en esta época. Y, por lo tanto, se convierten hechas por los hombres por ahora.

Ahora, observe que dice por tanto en el versículo 16. Ninguno, si Cristo te ha dado salvación completa como vimos en los versículos 10 al 15, si Cristo te ha dado perdón completo, si te ha dado victoria completa, si todo está completo en Él, entonces no dejes que nadie venga y haga un juicio espiritual de ti dependiendo de lo que haces o no a nivel ritual. Y sin duda alguna, la presión era inmensa para que ellos se conformaran a patrones legalistas. Y primordialmente judíos. Y recuerde que esta es una ciudad gentil, nunca guardaron patrones legalistas judíos para empezar.

Entonces, no les estaban pidiendo que mantuvieran algo que ya tenían en su legado. Estaban dándoles algo que ni siquiera conocían. Y Pablo está advirtiendo al grupo entero en contra de perder su libertad en Cristo: y entregar su espiritualidad a aspectos externos. Este es un peligro serio. Y Pablo está diciendo que no sacrifiquen su libertad en Cristo para limitar su vida a un grupo de reglas hechas por hombres. Cristo ha cancelado la esclavitud de la ley. E involucrarse de nuevo en un sistema legalista es dañino y no tiene sentido.

Ahora recuerda usted en Gálatas, ¿no es cierto?, lo estudiamos no hace mucho tiempo atrás. Gálatas capítulo 5, versículo 1 nos ayuda porque dice: “por libertad, Cristo nos ha liberado. Por tanto, estad pues firmes en la libertad con la que Cristo nos hizo libres y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.” Cristo los liberó para estar libres. Ahora, no regresen al legalismo. Sería ridículo imaginar que el Señor Jesucristo ha abierto la puerta de nuestra prisión, nos liberó, simplemente para colocarnos en otra celda. Esto sería insensato. Él nos liberó para mantenernos libres. Los gálatas estaban cayendo ante la misma herejía que los colosenses, con la que estaban siendo tentados aquí, colocándoles de nuevo la camisa de fuerza de la ley. Los judaizantes les habían dicho a los gálatas, ‘creen en Cristo y guardan la ley mosaica entera, se circuncidan y pueden ser salvos.’ Cristo más obras, más legalismo. Como si usted pudiera salvarse a sí mismo. Como si usted pudiera externalizar su salvación.

Entonces, Pablo le dice a los colosenses que no sean engañados, que no dejen que nadie emita un juicio espiritual de ustedes en base a su conducta externa. No dejen que nadie evalúe su espiritualidad en base a eso. ¿Y sabe una cosa? Siempre habrá gente que hará esto. La gente que quiere juzgar la espiritualidad de todo el mundo en base a lo que hacen externamente. Cómo comen, qué comen, cómo beben o qué beben. Si siempre están guardando el calendario de la Iglesia, si guardan todas las rutinas cristianas, si parecen ser cristianos por fuera.

Como puede ver, el problema con este tipo de evaluaciones este: el problema es que alguien que no es un cristiano real puede calificar en todas estas áreas. Ese es el problema. No es que los verdaderos cristianos no van a manifestar algunos patrones de conducta, sino que la gente farsante siempre puede conformarse a aspectos externos. Y esa no es una buena manera de juzgar. Hay cristianos que ven a una persona con un cigarro e inmediatamente escriben una definición entera de su espiritualidad. Hay cristianos que podrían ver quizás a alguien tomar una copa de vino o lo que sea, o un vaso de cerveza en algún punto, e inmediatamente dirían que esa persona no es cristiana o esa persona es carnal o lo que sea porque tienen cierto estándar de lo que los cristianos hacen o no hacen.

Ahora, esa no es la manera de evaluar la espiritualidad. Eso es lo que Pablo está diciendo. No dejen que nadie juzgue su espiritualidad en base a lo que ustedes comen o beben. Si comen o no carne ofrecida a ídolos. Si beben vino o no, ese no es el criterio. Esas cosas son tratadas en otros pasajes de las Escrituras, pero esas cosas no son necesariamente el criterio espiritual mediante el cual un hombre puede juzgar. Porque cuando usted comienza a hacer eso, ¿sabe lo que usted hace? Usted hace que el cristianismo sea un juego que usted puede jugar a nivel externo. Y la verdadera espiritualidad va al exterior y cuando eso sucede, usted tiene hipocresía y eso es un problema.

Tito, capítulo 1 versículo 14 dice: “no prestando atención a fábulas judías y mandamientos de hombres que se desvían de la verdad.” En otras palabras, no basen su vida en obras, sino escuchen, para los puros, todas las cosas son puras. Pero para los inmundos e incrédulos nada es puro, inclusive sus mentes y conciencias están contaminadas. Profesan conocer a Dios, pero con sus obras, lo niegan. Siendo abominables y desobedientes en toda buena obra. Reprobados. En otras palabras, y algunas personas que pueden disfrazarse en aspectos externos que internamente son réprobos. Esta no es la manera de evaluar la espiritualidad de alguien.

En Romanos 14 dice: “algunas personas obedecen el día de reposo, algunas personas no.” Pero este no es el criterio para juzgar la espiritualidad. En 1 Timoteo, capítulo 4, dice en el versículo 2: “por la hipocresía de mentirosos que, teniendo la conciencia cauterizada, prohibirán casarse y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para recibir con gratitud a aquellos que creen y conocen la verdad.”

Ahora, aquí usted tiene algunas personas que tienen todo tipo de reglas rígidas. No puedes comer esto, ni puedes comer aquello, ni puedes casarte y demás. Y no son nada más hipócritas. No son nada más que propagadores de la doctrina de ¿qué? De demonios, versículo 1. Esa no es la manera de evaluar. El problema es que algunas personas se conforman a todo aspecto externo y no son nada más que hipócritas carnales. Ahora, Pablo está diciendo de los colosenses “no dejen que estas personas les roben su libertad”.

Ahora, quiero apresurarme en añadir un comentario: hay algunas personas que pueden hacerme restringir mi libertad. ¿Sabe usted quiénes son? ¿Quiénes son? Son hermanos más débiles, cristianos o personas a las que yo puedo ofender que quizás están abiertos a Cristo, no son falsos maestros. No necesito restringir mi libertad por causa de los falsos maestros. Usted puede leer 1 Corintios capítulos 8 al 10 como lo hemos estudiado. Usted puede leer Romanos 14 y 15; y Pablo dice que cuando usted tiene un hermano más débil en juego, otro cristiano cuya conciencia no le permite hacer ciertas cosas, entonces tampoco las haga usted, porque usted no debe herir su conciencia.

Y usted también tiene algunas situaciones en Hechos uno en donde el concilio de Jerusalén dijo que hay ciertas cosas que está bien hacer, pero no las hagan por causa de los judíos no salvos en su comunidad que serían ofendidos. Pero cuando usted está tratando con falsos maestros, Pablo dice: “disfruta tu libertad y no dejes restringirla con sus sistemas de justicia por obras. Porque con ellos, no es nada más un asunto de conciencia personal. Con ellos, es una mentira satánica que sale del abismo y están tratando de decir que Cristo no es suficiente para salvarlo a usted, que Cristo no es suficiente para hacerlo espiritual, que Cristo no es suficiente para madurarlo, que usted necesita tener justicia por obras. Y ustedes no necesitan responder a eso.

Ahora, observe lo que dice en el versículo 16, que trataron de intimidarlos mediante la comida y la bebida. Esto probablemente tiene raíces en el Antiguo Testamento. Hubo ciertas prohibiciones en el Antiguo Testamento en relación al comer y al beber. No necesitamos cubrirlas todas. Pero hay algunas que quizás son conocidas por usted. Levítico 10:9, simplemente le mencionaré esta. Ahí dice: “no bebas vino o bebida fuerte, tú sabes que tu hijo está conmigo”, y esto claro era para los sacerdotes, “cuando entre al tabernáculo de la congregación, no sea que mueras.” En otras palabras, antes de que entres a ministrar delante del Señor, no bebas vino ni bebidas fuertes. Hubo ciertas prohibiciones para los sacerdotes. Hubo ciertas cosas en relación a la bebida que se indican en el Antiguo Testamento. En Números, capítulo 6, creo que otra está en el versículo 3, aquellos que toman un voto nazareno se apartarán a sí mismos del vino y de la bebida fuerte y no beberán vinagre de vino ni vinagre de bebida fuerte, ni beberán ninguna bebida fuerte, ni uvas, ni comerán uvas húmedas o secas. Usted no sabía que esa parte estaba ahí, ¿no es cierto? Uvas secas. El voto nazareno era un voto de abstinencia. Un voto de abstinencia.

Entonces, hubo ciertas cosas en el Antiguo Testamento que indicaban lo que un hijo de Dios en cierta posición hacía dentro de la economía de Israel y qué se le permitía hacer. En Jueces, creo que es el versículo 4 del capítulo 13, no bebas vino o bebida fuerte. Y esto, en relación a Sansón. Y después, lo explica. Entonces, usted sabe que hay muchas leyes en el Antiguo Testamento acerca de comer, muchas cosas que el judío no podía comer. Entonces, hubo ciertas cosas en el Antiguo Testamento que Dios había dado en relación a comer y beber. El propósito de esto fue crear una situación única o guardarlos de comer algo que sería dañino para ellos a nivel físico o a nivel nutricional.

Primordialmente, el tema en el Antiguo Testamento, no obstante, fue este: Dios quería un pueblo exclusivo para Él. Dios quería un pueblo apartado mediante ciertas cosas. Israel, mediante su dieta tuvo dificultades con tener relaciones con el país en el que estaban viviendo porque no podían juntos. Dios lo quiso así, Él no quería que se mezclaron. Entonces, Dios les dio estas leyes. Pero en el nuevo pacto, estas leyes fueron hechas a un lado. En Marcos capítulo 7, Jesús hizo la primera afirmación para abolirlas. Él dijo: no es lo que entra al hombre lo que lo contamina. Y eso fue revolucionario. Eso fue absolutamente un shock para una mente judía porque siempre habían pensado que podían comer y contaminarse. Pero era lo que salía del hombre lo que lo contaminaba -la envidia y el homicidio y los malos pensamientos.

Y entonces, Jesús abolió eso y después, simplemente para aclararlo, en Hechos 10, la visión de Pedro, eso volvió a afirmarse mediante la ilustración de que fue abolido. Y más adelante, en Hechos 15, fue declarado como abolido y ya para cuando usted llega a Romanos 14:17 dice: “el Reino de Dios no es comer y beber, sino justicia y gozo y paz en el Espíritu Santo.”

Entonces, todo es interno. Todo es espiritual y ya no hay leyes de dieta. Pero estos falsos maestros, promoviendo la mentira satánica número uno de todos los tiempos, Cristo no es suficiente, tiene que ser Cristo más obras; esa es la gran mentira. Todo sistema falso en el mundo dice: usted se puede salvar mediante obras. ¿Sabía eso? Todos. El cristianismo es el único sistema de religión en el mundo entero que es puramente un sistema de gracia.

¿Por qué? Porque Satanás falsifica en toda falsificación que la única manera en la que usted puede falsificar la gracia es con obras. Y todos salen igual. Entonces, los herejes están aferrando, diciendo que tiene que ser Cristo más justicia por obras. Y como dice Pablo en Gálatas 5, si usted viene a Cristo más algo, usted pierde a Cristo. Y después, él añade, observe esto: porque tanto nadie os juzgue en cuanto a días de fiesta. No lo dejes determinar tu espiritualidad por el hecho o no de que vas a una Pascua, o a un Pentecostés o a la fiesta de los tabernáculos o a la fiesta de las luces o a cualquiera de esas otras cosas que son mencionadas en Levítico 23. Y luna nueva, Números 28, nos dice que el sacrificio es realizado en el primer día del mes de la luna nueva o días de reposo.

Ahora escuche, algunas personas todavía se aferran a estas cosas como el estándar de espiritualidad. He vivido eso. Usted oye a personas decir cosas como esta: “soy cristiano.” ¿En serio? Le he preguntado a la gente cómo sabe que es cristiana. “Yo voy a la iglesia en Pascua, la Navidad y unas cuantas veces en medio de estas fechas y creo todo esto.” “¿Eso te hace cristiano?” “Yo no fumo, yo no bebo, soy una buena persona.” Ese es un fin del espectro.

El otro fin del espectro es: “no creo que son cristianos.” “¿Por qué?” “Porque no vienen el domingo por la noche.” “La Iglesia verdadera ora el miércoles por la noche.” Cuestiono al resto de la gente. Y usted oye a gente decir ¿cómo puede ser él un cristiano si fuma? No sé si tal y cual es cristiano, lo vi con una cerveza… ¿Qué tipo de evaluación es esa? Ellos probablemente le podrían decir a usted: “no sé si usted es cristiano, lo oí a usted en un chisme.” Usted tiene una alternativa, intercambie su chisme por una lata de cerveza. Ahora, no me cite fuera de contexto.

Los cristianos gentiles nunca estuvieron sujetos a este legalismo judío. ¿Por qué  imponérselos?. ¿Por qué? Porque Satanás quería convencerlos de que Cristo no era suficiente, ¿se da cuenta? Y esa es la razón por la que Pablo entra aquí en el versículo 10 diciendo: “vosotros estáis completos en Él”. Versículo 9: “en Él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad.” Ustedes están totalmente salvos, están totalmente perdonados, son totalmente victoriosos. Y ése es el mensaje entero de los versículos que están antes. No dejen que nadie los moleste por el día de reposo.

Y sabe, ese es un gran versículo para los adventistas del séptimo día que dicen que tiene que guardar el día de reposo. Si usted tiene que guardar el día de reposo porque esa es una de las cosas que el apóstol Pablo incluye aquí en el versículo 16, ¿qué es una imposición legalista? Responda eso. Los judíos guardaron el día de reposo, algunos de ellos, inclusive judíos cristianos. Y eso estaba bien, Pablo dijo en Romanos 14, si su conciencia estaba así. Ellos habían sido criados para guardarlo y si querían ir al día de reposo, está bien, que vayan. Y si eran un hermano más débil y todavía tenían la conciencia del día de reposo, habían sido criados en esto, está bien, no los molesten. Pero no vayan a molestar a un grupo de gentiles que ni siquiera saben algo de eso y les digan que tienen que guardarlo para salvarse. Desde el principio de la Iglesia, la Iglesia gentil se reunió en el día del Señor. El primer día. Y en Romanos 14, Pablo dice: algunos consideran el día de reposo. Eso está bien. Algunos van y eso también está bien. Si el hombre lo considera, lo considera bajo el Señor. Y si no lo considera, no lo considera bajo el Señor. Pero, de cualquier manera, está bien. Él es del Señor.

¿Y sabe usted lo que hizo la primera Iglesia? Los primeros cristianos, simplemente para ser sensibles a los judíos, particularmente en Jerusalén, la primera Iglesia probablemente tuvo que guardar el día de reposo, porque ese era el día libre. Ciertamente, tuvieron que trabajar el domingo porque ese no era el día libre. Y entonces, es muy probable que celebraron su tiempo juntos y adoraron en la tarde del sábado después del día de reposo y temprano el domingo por la mañana antes de que se fueran a trabajar. Comenzaron la adoración el primer día. Eso no significaba que tenía en ese día libre, todavía mantuvieron el día de reposo, descansaron en el día de reposo y tuvieron que adorar en el intervalo entre estos dos días.

Para darle una buena ilustración de eso, puede recordar a Pablo predicando hasta la medianoche, ¿no es cierto? Hasta la medianoche, hasta la mañana. Tuvieron que meterlo ahí para no ofender a nadie. Y entonces, Pablo les está dando una advertencia fuerte en contra de verse intimidados por personas que quieren imponer un sistema legalista en nosotros. Él dice: “no dejen que pase.”

Ahora, vea el versículo 17, este es el punto. “Todo lo cual es sombra de lo que ha de venir, pero el cuerpo de Cristo.” Todas estas reglas y todas estas cosas legalistas simplemente fueron una sombra. Una sombra simplemente espera la llegada de alguien y ese alguien está aquí y usted no necesita la sombra. Ellos estuvieron contentos con vivir en el lado de la sombra de la religión en donde el temor y las inhibiciones abundan. Él dice: “salgan de las sombras, la realidad está aquí.”

Escúchelo de esta manera: ¿por qué considerar como ordenanzas indispensables ciertas cosas en relación a comer, cuando aquel de quien era la sombra, por el maná de Israel se está ofreciendo a sí mismo como el pan verdadero de vida? ¿Cómo puede el guardar la Pascua ser considerado un medio de perfección espiritual, cuando en nuestra Pascua, Cristo ya ha sido sacrificado para perfeccionar a los santos? ¿Qué justificación se puede presentar para demandarle a los convertidos gentiles el observar la ley del día de reposo judío cuando el que trae el reposo eterno ya nos lo ha concedido?

Y si este fue el caso, en relación a las leyes del Antiguo Testamento que Dios había hecho, ciertamente fue verdad con respecto a un montón de reglas hechas por hombres con las que Dios no tuvo nada que ver. El punto aquí fue que los que estaban promoviendo el error estaban tratando de convencer a esas personas y promover su herejía de que Cristo no era suficiente para salvar. Estaban negando la suficiencia completa, la preeminencia de Cristo. Y esa es la peor mentira que hay. Las ordenanzas y los rituales están ahí, pero son externos.

John, ¿estás diciendo que debes hacer todas esas cosas, que debes hacer, no venir a la Iglesia, que debes fumar y beber, y que puedes hacer lo que quieras hacer y simplemente, disfrutar de la vida y nunca venir a la Iglesia? ¿Es eso lo que estás diciendo? No. Estoy diciendo simplemente que no juzgue la espiritualidad en base a esto. El verdadero juicio se llevará a cabo en 1 Corintios capítulo 4 cuando Dios revele las cosas secretas de ¿qué? Del corazón. Aquí está el principio. Pablo dice, ‘miren, la espiritualidad no es cuestión de ritual externo, sino cuestión de una relación interna con Jesucristo. Y no dejen que nadie los intimide por el hecho de que usted hace algo o no hace algo y, por lo tanto, usted es espiritual o no es espiritual.’ Voy a resumir eso al final.

Segundo punto. Habiendo explicado el legalismo, él pasa al segundo punto para esta noche. El tercer punto, incluyendo la filosofía. Y él explica el misticismo. Y esto es tan interesante. Estas personas también estaban tratando de intimidar a los colosenses en el área del misticismo.

Ahora, usted pregunta qué es el misticismo. Permítame darle una definición simple de laico. Tan simple como para que yo la entienda. El misticismo es una experiencia más profunda o más elevada de experiencia religiosa basada en alguna intuición personal. Subjetiva. Es una experiencia espiritual más profunda o más elevada. Es como decir: “bueno, tuve una experiencia que no puedo definir, pero he tocado a Dios.” Misticismo.

Ahora, los herejes estaban promoviendo esto. Ellos estaban diciendo: “tenemos una unión mística con Dios más elevada, más amplia y más profunda y mayor. Hemos obtenido una humildad y una piedad que no es como nada de lo que ustedes han experimentado. Nos hemos conectado a nosotros mismos con los eones y con los semidioses y los dioses y hemos subido por la escalera hasta la presencia de la verdadera deidad.” Usted oye algo de eso, no es cierto, de vez en cuando en algunas personas, inclusive en la actualidad.

Y entonces, en los versículos 18 y 19 él dice esto. Y se lo voy a leer de otra versión, porque lo desenreda un poco. “No dejen que nadie,” simplemente escuchen esto, “no dejen que nadie,” y aquí él les está diciendo cómo retraerse de ser intimidados, no dejen que nadie siga defraudándolos de su premio al deleitarse a sí mismo en una abnegación personal en la adoración de ángeles, adoptando su postura en base a visiones que él ha visto, inflado sin causa por su mente carnal.” Y después, versículo 19, “y no aferrándose de la Cabeza.” Deténgase ahí.

“¿Qué es lo que él está diciendo? No dejen que nadie les diga: “ustedes están descalificados de obtener el premio de la espiritualidad porque no han alcanzado el nivel de abnegación personal. No han entendido la adoración de ángeles, no han tenido las visiones correctas.” Lo único que está pasando es que están inflados por sus propias mentes carnales. Y lo que no están haciendo es aferrarse a la Cabeza. ¿Y quién es la Cabeza? Cristo. Como puede ver, lo dijeron, es Cristo a mis visiones, más mis experiencias con los ángeles, más mi experiencia más profunda. Mi experiencia más elevada. La primera es Cristo más reglas. La segunda es Cristo más experiencia mística.

Ahora, éste es el corazón de la herejía que iba a plagar a la Iglesia durante siglos. Esto llegó a conocerse como el gnosticismo. Lo hemos definido antes y quiero definirlo simplemente de esta manera al decirlo otra vez: el gnosticismo se convirtió en una herejía que prevaleció en la primera Iglesia y fue la idea de que, para convertirse en cristiano, usted tenía que tener un conocimiento mayor, un conocimiento más elevado, una experiencia más profunda con Dios que vino mediante un conocimiento de varias emanaciones, una de las cuales fue Cristo, varios sub dioses y usted simplemente ascendía, por así decirlo, por la escala hasta llegar a Dios. Usted alcanzaba un punto de gran humildad y gran piedad cuando usted experimentaba estas cosas místicas.

Ahora, eso es muy intimidante porque usted ni siquiera sabe de qué están hablando esas personas. El otro día, hubo gente que me dijo: “Jesús llegó a mi recámara y me colocó Su brazo y habló conmigo.” Y yo digo… bueno, ¿qué voy a decir? Yo no me identifico con eso. ¡Qué bien! ¿Por qué tú?

Ahora, observe lo que dice en el versículo 18, él dice: “nadie os prive de vuestro premio.” ¿Cuál es el premio? El premio de la espiritualidad o la salvación o de estar completo. No deje que nadie diga: “oye, tú no puedes ganar el premio, estás descalificado.” Y la idea aquí es como si fuera una competencia de atletismo. Si usted vio los Juegos Olímpicos, usted vio a los oficiales. Y los oficiales podían decir: ‘estás descalificado, te saliste de tu carril.’ No dejen que nadie les diga que están descalificados. Y quien no van a obtener el premio, porque no alcanzaron el conocimiento más elevado. Porque no tuvieron este tipo de humildad piadosa de abnegación. Porque no tuvieron ese conocimiento más elevado de los diferentes ángeles, porque nunca han tenido supervisiones.

Entonces, en el versículo 16 él dice: ‘no dejen que los legalistas los condenen.’ Y aquí, él dice: ‘no dejen que los místicos los condenen.’ No dejen que los intimide por lo que nunca han experimentado y los hagan pensar que ustedes nunca han llegado a conocer a Dios en absoluto porque nunca han tenido ninguna de esas experiencias. Siempre hay esas personas que vienen y que dicen tener un nivel más elevado de conocimiento espiritual, una experiencia más elevada. Y una manera en la que nos intimidan es al vestirse de túnicas simpáticas. Y andan por todos lados, prenda su televisión y puede ver a uno. Lo puede. De hecho, veo a muchos. Inclusive creo, y voy a ser muy honesto en esto. Realmente creo que la rutina del cuello al revés es intimidante. Es como si esta persona hubiera alcanzado cierto nivel espiritual.

Y después, cuando usted se pone más y más de esas cosas y andan flotando en esas cosas, eso se vuelve intimidante. Claro, eso simplemente es una ilustración muy simple. Pero esta idea de piedad, de ser una elite espiritual, de haber llegado a un nivel espiritual elevado, un plano más elevado debido a experiencias místicas, a lo que realmente se reduce aquí, dice Pablo, si no creen que Jesús es suficiente, a eso se reduce, es Jesús más algún conocimiento superior. Y eso es una mentira que sale del infierno.

Dice: “se deleitan en humildad.” ¿No es eso interesante? Están tan felices por ser humildes. Su propia humildad les emociona. Estoy tan orgulloso de ser humilde. Son como, no sé si usted llegó a leer a David Copperfield y leyó a Uriah Heep: “yo soy humilde.” ¡Claro que lo eres! La humildad, alguien dijo, es la flor más hermosa que floreció en el Edén y la primera en morir que rara vez ha florecido desde ese entonces en la tierra mortal. Es tan frágil, tan delicada. Ya se fue si se ve a sí mismo y el que llega a estimarla muestra que por ese solo pensamiento no la tiene. Su supuesta humildad no era nada más que un orgullo horrendo. Y ellos adoraron a ángeles. El versículo 18 dice: ¿qué hace eso? ¿Hay un qué? Un mediador entre Dios y los hombres. ¿Y quién es? Jesucristo hombre. Estaban adorando a ángeles, negando a ese único Mediador.

William Hendricks - él nos dice que hay evidencia en este tiempo particular en Colosas de que la adoración de ángeles era algo que prevalecía. Y sabemos que la comunidad esenia se inclinaba hacia la adoración de ángeles. Uno de sus escritos les dice que consideren con cuidado y guarden los nombres de los ángeles.

Pero la adoración de ángeles está prohibida. En Apocalipsis, cuando Juan trató de adorar a un ángel dos veces, el ángel le dijo, ‘levántate, no me adores. Yo soy una criatura. Adora a Dios.’ ¿Se acuerda de eso? Inclusive los ángeles lo prohíben. Y observe también qué más dicen en el versículo 18. Esto es difícil de entender porque se mezclan las traducciones. “Adoptando su postura en visiones que él ha visto.” Su Biblia podría decir “no ha visto”. Pero la traducción correcta es “adoptando su postura en visiones que ha visto”. Diciendo: bueno, me apena por ti, yo he visto cosas más allá de lo que tú has visto. He comprendido cosas, conozco los secretos no conocidos por el hombre común y corriente. Aquí me colocó. Eso es muy intimidante. Eso es muy intimidante.

Usted se siente como si fuera un cristiano de segunda clase. Yo nunca he vivido nada de eso. Yo nunca he visto nada. Muy intimidante. Súper piadoso, hipócrita, humillándose a sí mismo, teniendo experiencias más profundas con ángeles, viendo visiones, recibiendo revelaciones especiales.

Y nosotros estamos sentados ahí en el estudio bíblico simplemente tratando de entender lo que dice en la página. Y Pablo le dice a los colosenses: “no se intimiden.” No dejen que esas personas les quiten su premio y digan que están descalificados, que están descalificados de la espiritualidad porque no han tenido esa experiencia mayor.

La realidad es que están envanecidos en sus mentes carnales. Eso es bastante directo, ¿no es cierto? Son culpables del peor tipo de hipocresía que hay. Orgullo espiritual y carecen del verdadero Espíritu. No asiéndose de la Cabeza. Me encanta esto. Como cristiano, ¿sabe a quién necesita usted? A Jesucristo. ¿Sabe que más necesita? Nada. Él es todo en todo, ¿no es cierto? Cristo más nada. Usted no necesita visiones especiales. Usted no necesita conversaciones con ángeles. Usted no necesita algún tipo de piedad auto impuesta. Usted no necesita guardar un conjunto de reglas. Usted simplemente necesita asirse de la Cabeza en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento de Dios. Usted simplemente aférrese a Aquel que mantiene a la Iglesia unida. No se intimide. No deje que estas personas le digan que las obras, y la justicia personal, y la humildad falsa, y la adoración de ángeles, y las visiones especiales y las revelaciones especiales tienen que ser añadidas a la suficiencia de Cristo para llevarlo a la espiritualidad. Esa es una mentira que quiere deshonrar a Cristo. Eso sale del infierno.

Créame, creo que una de las mentiras más satánicas que se están manifestando en la actualidad es el hecho de que cuando usted es cristiano, aun así no ha recibido todo. Esa es una mentira. Esa es una mentira. Usted no necesita nada más. Todo es de usted y usted está completo en Él. La gente viene y dice: “bueno, si no has recibido el bautizo o no has tenido esto o no has llegado al siguiente nivel…” Eso es una mentira, eso no es verdad.

Usted ha recibido, dice Pedro, todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad, ¿no es cierto? Esto es un error y esto intimida a la gente. ¿En dónde les falta algo? El Señor Jesús es la Cabeza y Él lo mantiene todo unido. Y Él es el que trae el crecimiento. Él es la glándula pituitaria, por así decirlo, como la cabeza, contribuye al crecimiento del cuerpo por la glándula y pituitaria, así también la Cabeza, el Señor Jesús, hace que crezca el cuerpo. Y Él es todo lo que usted necesita para crecer en la madurez, para crecer espiritualmente. El legalismo no sirve y el misticismo no sirve.

En tercer lugar, lo tercero que trataron de usar para intimidar a estos queridos cristianos colosenses fue el ascetismo. Usted pregunta qué es eso. Ascético. El diccionario lo define. El ascético es alguien que vive una vida de negación personal rigurosa. Un ascético es alguien que vende todo y se va y vive en un monasterio. Y estos farsantes religiosos en Colosas, hombre, realmente lo tenían todo. Tuvieron toda herejía que había. Estaban diciendo: la única espiritualidad verdadera viene en la negación personal. ¿Y sabe una cosa? Creo que la Iglesia sido intimidada por eso a lo largo de los siglos. Que las únicas personas que son verdaderamente espirituales son las personas que se vuelven monjas o monjes y que viven en un monasterio. O las únicas personas que verdaderamente son espirituales son las personas que no tienen nada, que venden todo y viven en pobreza total. Esta es una abstinencia extrema, rígida.

Observe el versículo 20. “Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques.” Deténgase ahí. Él dice: su unión con Cristo en Su muerte ha hecho que ustedes mueran a los rudimentos del mundo. Su unión con Cristo en Su muerte ha hecho que usted sea separado de la religión humana. Y la religión humana está basada en el legalismo y en el misticismo y en la negación personal y todo este tipo de cosas por obras. Pero él dice: los redimidos están liberados de las reglas hechas por los hombres diseñadas para hacerlo a usted santo. Y el mundo viene como si usted realmente quisiera ser santo, entregue todo, prívese y váyase a vivir en abstinencia total. Y él dice: si hacen eso, simplemente están siguiendo el sistema de religión en el mundo.

Ahora, simplemente para darle un poco de trasfondo, el ascético realmente era muy raro. Ellos creían que el cuerpo era malo. Los ascéticos paganos iban a los extremos. Y cuando estudiamos 1 Corintios le mencioné algo de esto. Permítanme recordártelo. Algunos monjes consideraban un pecado el tomarse un baño, porque veían su cuerpo. Es correcto. Muy serio para ellos. Hay escritos de eso. Pensaban que el matrimonio era un experimento de la serpiente que separa del Señor. ¿Por qué? Porque usted veía el cuerpo de alguien más.

Atanasio se jactó de la devoción de Antonio, quien nunca se cambió su atuendo o lavó sus pies. Y eso era digno de alabanza. Afortunadamente, él vivió en una sociedad de otras personas que tampoco lo hacían. Antonio con orgullo dijo que ese fue el ascetismo santo de Simeón el Estilita y que cuando él caminaba, los bichos se caían de su cuerpo. Así de santo era.

Y algunos de los primeros padres de la Iglesia, en un arranque de ascetismo, se castraron a sí mismos en un acto de negación personal buscando mediante eso el derecho de alcanzar la santidad. Torpe. Y usted sabe que ha habido personas flotando a lo largo de nuestra sociedad, me acuerdo de los hijos de Dios que dijeron: “las únicas personas espirituales en el mundo son aquellas personas que venden todo y vienen y se unen a nuestro movimiento.” ¿Se acuerda de eso? En cierta manera, murieron. Han habido monjes y monjas y ha habido todo tipo de personas, inclusive dentro del protestantismo.

Ahora, no estoy diciendo que nunca debe haber algún tipo de negación personal. Si Dios desea que usted y yo vivamos como Hudson Taylor para hacer lo que él hizo y ser el hombre de Dios en el lugar que él estuvo, entonces eso es glorioso. Pero él nunca hizo eso para alcanzar la espiritualidad. Lo hizo porque fue el llamado de Dios para él. Ésa es la diferencia.

Ahora, quiero que observe el versículo 21: “No manejes, ni gustes, ni aun toques.” Es algo así como… Usted aquí ve una actitud casi como no toquen, no manejen. ¿Se dan cuenta? Eso no es espiritual. No más aceite, no más vino, no más comida, no más contacto con un extraño. No toquen a un inferior religioso. Usted sabe. Esos eran acéticos. Eso es correcto.

¿Sabía usted que a los ascéticos no se les permitía tocar a su inferior religioso? La dieta simple, la ropa necesaria, simple para la espiritualidad es la única manera de ser espiritual. En el versículo 22, él dice: todas estas cosas se destruyen con el uso. Todo eso es cuestión de mandamientos y doctrinas de hombres. ¿Por qué le están atribuyendo valor inherente a lo que es pasajero? Dios no espera que todos nosotros vivíamos en pobreza. Si a eso lo llama Dios a usted y eso es lo que Dios tiene para usted, eso es glorioso. Ése es Su plan.

Y si Dios escoge darles cosas como lo hizo con Abraham, Isaac y Jacob, y lo bendice, mantenga eso en mente. Si Dios escoge permitirle ser rico, él no dice que es pecaminoso ser rico. Él dice asegúrate, Primera de Timoteo 6, que, si eres rico, hagas el bien y compartas tu riqueza, ¿se da cuenta? No es si usted lo tiene o no, es cómo se aferra a él.

Pero la espiritualidad no es determinada por eso. No es Cristo más la pobreza que lo hace a usted espiritual. No es Cristo más nunca bañarse. No es Cristo más irse a vivir a un monasterio. No es Cristo más nada. Todo eso va a destruirse. Todo eso. Simplemente, son mandamientos y doctrinas de hombres. De nuevo, simplemente religión humana.

Versículo 23. Ahora, esto realmente es difícil de traducir. Y entonces, simplemente le voy a dar mi traducción. Ninguna versión, sino simplemente el griego con algo de amplitud para que lo entienda. Normas de este tipo, aunque con toda seguridad tienen una reputación de sabiduría debido a su religión hecha por sí mismos, humildad y trato duro del cuerpo, no tienen valor real en absoluto sirviendo únicamente para satisfacer la carne.

Ahora escuche, lo vuelvo a decir: todas las reglas de este tipo tienen una reputación de sabiduría. Intimidan. Parecen ser realmente la sabiduría divina. Observe esto: él guarda todas las reglas, él tiene las visiones más elevada. Él tiene comunión con los ángeles. Él recibe revelaciones. Él vive en pobreza total y se ve tan bien debido a la humildad personal y el trato duro del cuerpo, pero no tiene valor en absoluto. Sirve únicamente para satisfacer ¿qué? La carne. ¿Sabe lo que es? Simplemente y únicamente es carnalidad. Usted está tratando de glorificarse a sí mismo como el que puede o salvarse a sí mismo o hacerse espiritual a sí mismo.

Rituales auto estilizados, misticismo auto estilizado, pobreza auto estilizada por causa de la piedad y santidad aparente simplemente satisface a la carne. Estas personas lo escucharon. Su religión es impía porque se adoraban a sí mismas. Su humildad es falsa porque no es nada más que enmascarar el orgullo espiritual. Y su negación personal es un estándar falso porque es un esfuerzo por hacerse a sí mismos más santos que otras personas.

Y en todos esos ejercicios, sirven únicamente para satisfacer su carne. Y los colosenses estaban siendo intimidados por ellos. Y usted y yo, también. Usted pregunta entonces si los tenemos en nuestro mundo en la actualidad. Sí, es correcto. Estos ascéticos quizás no sean tan comunes en nuestra sociedad. Pero es interesante pensarlo. El ascetismo ejerce tanto la carnalidad que es increíble.

Escuche lo que dice MacLaren. Pensé que esto es interesante. Él dice: “cualquier ascetismo es algo mucho más serio para el gusto del hombre que abandonarse a sí mismos. Ellos prefieren meterse garfios en sus espaldas que dejar sus pecados o ceder en su voluntad. Sólo hay una cosa que va a colocar el yugo sobre el cuello del animal que hay dentro de nosotros y ése es el poder de Cristo que mora en nosotros.” Fin de la cita.

¿No es eso bueno? Usted puede meterse todos los garfios que quiera y hacer lo que sea. Me acuerdo de un hombre que me dijo: “me he comprometido con usar esto por el resto de mi vida para alcanzar la santidad.” Fue en la Iglesia Católica romana. Y él tenía esto bajo su camisa lleno de clavos, lleno de tachuelas que él llevaba en su cuerpo. Un acto de ascetismo. Una negación personal terrible para alcanzar la santidad, para apartarlo como alguien mejor que cualquier otra persona. Un individuo puro y frustrado, desilusionado, actuando sólo para satisfacer su carne.

Ahora escuche: quiero cerrar al traerlo al día de hoy. Y lo que voy a decir ahora quiero que lo piense, ore, trate de evaluar junto conmigo. En la actualidad, cuando alguien viene y le dice a usted: “la espiritualidad es Cristo más la conducta externa, Cristo más lo que usted come, lo que usted toma,” algo así como un ritualismo estrecho de mente, legalista, súper híper fundamentalismo. Eso es muy intimidante con frecuencia. Me puedo acordar en mi propio trasfondo de estar en una situación en la que fui muy intimidado, en donde de hecho, me volví paranoico acerca de las cosas que hacía porque sentía que esas eran las únicas cosas que estaban certificando mi espiritualidad.

En una ocasión, se me acercó un hombre. Y les he contado esto, pero encaja aquí y se los vuelvo a decir. Me dijo: “no eres espiritual.” Y yo le pregunté cómo sabía que no era espiritual. Y él contestó: “porque no vas a las reuniones de oración.” Nunca olvidaré eso. Y le dije: “bueno, ¿qué tiene que ver eso con que yo sea espiritual? ¿Cómo sabes si yo no paso todo el día y la noche entera orando? Y él dijo que la gente espiritual va a reuniones de oración. Y más adelante, esa misma persona me reportó a la administración de la escuela. Y usted sabe, él no estaba ahí en su juicio cabal al 100%. Pero me reportó por ser el diablo. Más tarde, lo vi escrito en papel: John MacArthur es del diablo. Como puede ver, su orientación entera era que la espiritualidad era determinada por la conducta externa.

Si usted se mete en este tipo de ambiente, le puedo prometer algo, lo va a intimidar a usted. Comienza a sentirse, comienza a sentirse como si usted hace las cosas equivocadas o si dice las cosas equivocadas o resulta ser para alguna organización o para algún individuo en el ministerio y todo esto está en contra de ellos. Hombre, realmente está afuera. Y me acuerdo que a veces llegaba con mi papá y le decía: “oye, papá, tienes que cambiar tu ministerio entero. Todo está mal.” Él me miró y me dijo: “¿qué? ¿De dónde sacaste todo eso?” “Bueno, haces esto y haces aquello y no haces esto y no haces aquello.” Y mi pobre papá estaba triste. Pasé por un tiempo en mi vida en donde me volví así de estrecho en mi mente, legalista, no podía identificar lo que era la espiritualidad interna.

En una ocasión, enseñé una clase. Cuando acabó la clase, fue la primera clase que jamás enseñé en mi ambiente de universidad. Y se me acercó un hombre y dijo: “no sabía que eras espiritual.” Y yo pregunté cómo sabía que yo era espiritual. Y él dijo: “enseñaste la clase.” Y yo dije: “¿enseñé la clase? ¿Eso lo prueba? ¿Por qué?” Porque su evaluación de la espiritualidad era que la espiritualidad era hacer o no hacer algo.

Ahora, escúcheme, quiero que entienda esto, pero viví en este tipo de legalismo y sé cómo es. Y no quiero que usted se intimide por esto. Y algunas cosas que realmente son asuntos morales, pero no necesita que alguna persona estrecha en su mente venga y lo intimide a usted y fuerce su espiritualidad en el exterior. No deje que eso suceda.

En segundo lugar, la espiritualidad, dicen algunas personas en la actualidad, es Cristo más una visión especial. Oh Cristo más una experiencia especial. ¿Ha oído esa? Oh, me cansa esto. Solía oír, ¿has experimentado la vida profunda? Yo solía preguntar qué era eso. La vida más profunda, ni siquiera entendía de qué estaban hablando. Y hombre, sabe una cosa, viví algunos días de mi universidad con una verdadera ansiedad en mi corazón porque no podía experimentar la vida más profunda. ¿Qué es? Y alguien se ponía de pie en un testimonio y decía: “oh, desde que recibí la segunda bendición” o “desde que entendí a esto experimentado, el andar más elevado...” Yo no sabía de qué estaban hablando. Y me sentí como si yo simplemente estaba haciendo lo de siempre. Algunas personas están más elevadas, algunas personas son más profundas y yo simplemente estoy aquí. Y así viví. Realmente, lo viví.

Pero quiero decirle algo, en la actualidad creo que la mejor ilustración de esto viene del movimiento carismático. Y odio tener que referirme a esto todo el tiempo, pero parece que ese es el medio que está siendo usado. El Club700. El otro día curaron a una lavadora y a un automóvil. Una señora llamó y su lavadora no funcionaba; y ellos oraron por su lavadora. Y ella volvió a llamar diciendo que su lavadora había sido curada. Y ayer, curaron a un auto.

Y entonces, estoy aquí sentado diciendo, ‘tengo que llevar mi auto al taller’. Digo, yo estoy en el ministerio. Estoy tratando de servir al Señor y nadie cura mi auto. ¿Cómo es que a un hombre en casa se le cura el auto? Y alguien llega allí y dice: ‘he experimentado algo más elevado y mayor que me ha levantado de este nivel bajo de la vida cristiana y me ha llevado a una nueva dimensión.” No tengo ninguna idea y hay tantos pobres cristianos que no entienden la verdad bíblica y no entienden la doctrina de la Palabra de Dios y están sentándose ahí preguntándose qué es eso. “Quizás es real, quizás lo quiero, quizás lo necesito.”

El otro día, tuvieron el extremo absoluto. Estaba en Washington viendo y tenían a Marvin Ford. Usted pregunta quién es Marvin Ford. Eso es lo que yo dije. Un querido hombre. Este querido hombre se puso de pie y Pat Robertson se puso de pie y dijo: “Marvin está aquí porque Marvin ha regresado del cielo.” Y yo dije: “¡eso es basura!” Marvin dio una descripción del cielo. Lo que fue sorprendente de la descripción es que fue casi exactamente como lo que dice el libro de Apocalipsis con unas cuantas ediciones. Como que fue de mansión en mansión. Y él notó que no había habitaciones. Si yo hubiera estado allí hubiera dicho: “¿había más baños, Marvin?” Y yo pensé, si él tan sólo supiera que el término mansión ni siquiera está en el griego. Y él no estuvo visitando de mansión en mansión mientras que estuvo en el cielo, porque no hay mansiones en el cielo. Sólo hay una y esa es la casa del Padre, ¿verdad?

Como puede ver, es tan ridículo. Es tan absurdo. Y el hombre se sienta ahí y dice: “¡que maravilloso Marvin que regresado del cielo!” El querido hombre, lo amo y me da tristeza, pero este tipo de tonterías está intimidando a la gente que no entiende que eso simplemente es basura. Y cuando gritan y hay 50 personas que están siendo curadas de esto y 35 personas que están siendo curadas de aquello, y yo percibo que a alguien acá le está pasando esto, no es así. Y no quiero que ustedes se intimiden por esto. Y estas personas que están teniendo todas experiencias y visiones y demás, simplemente, no es así. Y lo que me duele en la profundidad de mi ser es cuando salen con esto y que van a tener este gran día patrocinado por el Club 700 con Pat Robertson a la cabeza y debajo de él está Billy Graham y Bill Bright y Johnny Cash o quien sea y Pat Boone y demás, y demás y demás.

¿Y sabe usted lo que estas personas están haciendo? Están dándole credibilidad a toda esa basura que se lleva a cabo ahí día tras día. Y no está bien. Y creo que estoy en el lugar en donde ya estoy cansado de esto. E inclusive un querido hermano como Hal Lindsey and Walter Martin al meterse en eso están dándole credibilidad a ese tipo de movimiento. Y me estoy dando cuenta de que buenas instituciones como Moody están ahí. La confusión es abierta.

Y le estoy tratando de decir algo. No sé si usted está entendiendo el mensaje, pero estoy tratando de decirle lo que Pablo dijo. Escuche: si usted tiene a Cristo, tiene todo. Es correcto. Usted tiene Su Palabra, tiene todo lo que necesita. Tiene a Su Espíritu, usted tiene todo lo que necesita. No deje que nadie le diga que necesita añadirle un sistema de justicia por obras. No necesita añadirle visiones y revelaciones especiales. Necesita añadirle un tipo de vida de negación personal ascética. Vende todo lo que tienes. Sé absolutamente pobre. Si usted está buscando alguna espiritualidad en estas áreas, usted la ha perdido. Y yo añadiría esto: no sea culpable de intimidar a alguien más tampoco. Paul Sailhammer me dijo algo conforme estaba subiendo. Él dijo: “no creas que en la mayoría de los casos tendemos a intimidar a la gente por lo que decimos, tendemos a alentarlos por lo que somos.” Bueno, oremos.

Padre, gracias por nuestro tiempo en esta noche y simplemente, siento la necesidad en mi corazón de advertirle a la gente acerca de lo que está pasando como un pastor fiel. Y Tú sabes cómo amo a estos hombres. A estas organizaciones. Cómo a lo largo de los años, los hemos apoyado y animado en tantos casos. Sin embargo, cómo nos entristece darnos cuenta de que son parte de una confusión que tiende a intimidar a cristianos. Y mediante esa intimidación, forzarlos al error.

Dios, ayúdanos a enseñar la palabra para que el cuerpo de Cristo sea protegido de aquellos que están dentro de él que no conocen la Palabra. Ayuda a esos cristianos que no pueden tomar la decisión correcta porque simplemente no conocen Tu verdad, que de alguna manera tiene que ser enseñada. Levanta a más maestros, a más pastores fieles que puedan enseñar la verdad con amor y ayúdanos a mantener a la Iglesia pura como Tú quieres. Te damos la alabanza en el nombre de Jesús. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2017 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

 

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar