Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Creo que usted puede conocer a una persona, por lo menos en su virtud genuina, por lo que buscan obtener y por lo que realmente aman, realmente nunca fracasa como prueba. De hecho, usted podría evaluar fácilmente su propia virtud al verse a sí mismo de esa manera. Hágase usted mismo esta pregunta: ¿Cuáles son las tres cosas que en la actualidad estoy buscando con mayor esfuerzo? No tiene que responder en voz alta y no tiene que escribirlo y entregarlo, pero piénselo. ¿Cuáles son las tres cosas que en la actualidad está buscando?

Ese sería un buen monitor para saber si su preocupación es celestial o terrenal, si está dirigida hacia Dios o hacia usted. Si eso no funciona. Hágase esta pregunta: ¿Cuáles son las tres cosas que más me gustan? Y si no puede saber cómo responder esa pregunta hágase esta: ¿Cuáles son las tres cosas en las que pienso más? Y eso va a llegar ahí. ¿Qué es en lo que más piensa? Como puede ver Jesús lo dijo así: "En donde está vuestro tesoro, ahí estará también vuestro corazón".

Usted siempre puede conocer la virtud verdadera de un hombre, por la preocupación de su mente. En lo que piensa, revela en dónde está su tesoro, en dónde está su corazón. En dónde está su vida. En dónde está su concentración. En dónde está pensando la mayor parte del tiempo. En qué piensa la mayor parte del tiempo. Ahora, el propósito de Pablo en Colosenses 3, 1-4 es ayudarnos a ver dónde debería estar nuestra concentración, en qué deberíamos estar pensando, y la clave del pasaje pequeño está en el versículo 2: "Poned la mira o sus pensamientos o la mente en las cosas de arriba, no en las de la tierra".

Ahora lo que Pablo dice en este pasaje es muy simple y muy claro, el creyente debe estar pensando en las cosas celestiales. Es lo mismo que Jesús dijo cuando dijo: "Haceos tesoros en el Cielo, porque donde esté vuestro tesoro allí estará también vuestro corazón". Es lo mismo que Pablo dijo cuando dijo: "Todo lo verdadero, puro, justo, honesto y demás, piensa en estas cosas". ¿Qué le preocupa a usted? Pablo dice: "Su preocupación debe estar en las cosas de arriba y no en las cosas de la tierra". Ahora permítame explicar esto en el contexto en el libro de Colosenses.

Pablo comenzando en el capítulo 3, llega a la parte práctica de su carta. Él acabó con la doctrina y la polémica o el argumento en contra de los falsos maestros en su mayoría, y él ahora va a tratar con el área práctica de su vida habiendo establecido la doctrina verdadera de nuestro Cristo, habiendo establecido el argumento con los falsos maestros, se concentra en vivir la vida cristiana y en vivir de esta manera con su mente puesta en las cosas de arriba y no en las cosas de la tierra. El poder para vivir la vida cristiana, entonces, está en concentrarse arriba, ver hacia arriba por así decirlo.

Ahora, recordamos a partir del capítulo 2, que explicamos a fondo que la espiritualidad -según los falsos maestros- era algo que usted buscaba mediante cuatro medios: sabiduría humana, y eso podría ser tan amplio como lo que ofrece la filosofía humana, legalismo, misticismo o ascetismo. Usamos esos términos y los definimos, y los que promovían error estaban diciendo: "la verdadera espiritualidad se encuentra en Cristo, más la sabiduría humana, Cristo, más guardar ciertos rituales y rutinas y leyes hechas por hombres". Cristo, más ciertas visiones de adorar ángeles y ciertas experiencias extrañas y maravillosas y más profundas y más elevadas o lo que sea.

O los ascéticos decían: "la verdadera espiritualidad es Cristo, más la abnegación total, la negación pura, la esclavitud total de uno mismo a una pobreza de vida". Y Pablo dice al final del capítulo 12, en el versículo 23: "Lo único que hacían con todas esas ideas era satisfacer su propia carne, a pesar de toda la apariencia de sabiduría". Y se oye bien decir la verdadera espiritualidad es Cristo, más la sabiduría humana, Cristo más guardar reglas y rituales, Cristo más visiones y experiencias maravillosas y más profundas y más elevadas; Cristo más abnegación total y demás. Se oye bien, pero lo único que eso hace es satisfacer la carne, porque la verdadera espiritualidad es Cristo ¿más qué?, nada. Y, entre más pronto reconozca eso usted, más pronto va a quitar los ojos de la reglas hechas por los hombres y las religiones hechas por los hombre y colocar sus deseos en donde pertenecen.

La preocupación del creyente no debe ser con las reglas y normas de los hombres, la sabiduría de los hombres, las visiones y experiencias de los hombres, la abnegación de los hombres. La ocupación verdadera del creyente que quiere realmente la espiritualidad, es concentrarse en la persona de Cristo. Eso es lo que le está diciendo. Y realmente eso condena todo sistema cuando Pablo dice al final: "Lo que hace es satisfacer la carne".

La filosofía humana, legalismo, misticismo y ascetismo no puede hacer que nadie mejore, no puede hacer que alguien sea espiritual, no puede salvar a nadie, no puede añadir ninguna dimensión a la espiritualidad, no tiene poder para enfrentar el deseo malo, no tiene poder para enfrentar la lujuria, no da victoria sobre la naturaleza más baja, es moralmente impotente y debajo de la filosofía humana, debajo del legalismo, debajo del misticismo, debajo del ascetismo, florecen todos los vicios, y la única manera en la que usted puede separarse de todo eso, es tomar su mente y su corazón y sus procesos de pensamiento y sus motivos y llevarlos a la presencia de Cristo.

Ahora recuerde que los cristianos colosenses estaban siendo atacados y estaban siendo atacados por un grupo de herejes, maestros falsos, y estaban diciendo: "Cristo es insuficiente, Cristo no es suficiente para salvar" o "Cristo no es suficiente para llevarlos a la espiritualidad completa, debe ser Cristo más estas reglas o enfoques hechos por los hombres". Pero es una historia antigua, que el Cielo hizo nacer hijos y no obtuvieron nada de la religión nacida de la tierra. Cristo es todo. Entonces Pablo, dijo aquí, obsérvelo ahora en el capítulo 3 versículo 1: "Si pues habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo, sentado".

Si quiere experimentar la victoria sobre la intimidación espiritual, si no quiere verse amenazado por todo esto que está enfrentando usted, tratar de decirle que usted no es espiritual, porque usted no lo tiene, coloque sus deseos en donde pertenecen, en la presencia de Jesucristo, Él es todo. Y en Su plenitud está todo el poder y todo el amor y todo el recurso para la vida cristiana. Ese fue su punto en el capítulo 2 versículo 10. Hemos visto esto una y otra vez, y vosotros estáis completos en Él, quien es la plenitud.

 Ahora Pablo ha mostrado cuidadosamente que estos falsos maestros que quieren que usted piense que la espiritualidad es cuestión de sabiduría sublime o ritual o rutina o visiones especiales o todas estas otras cosas, él os ha mostrado cuidadosamente que esto está mal. Usted debe evitar este tipo de enfoques a la espiritualidad porque están ligados a la tierra, no sirven. Y la afirmación positiva de la verdadera espiritualidad es tomar simplemente su corazón y mente y dejar que asciendan a la presencia de Jesucristo, quien se sienta a la diestra del Padre y concentrarse en Él, como Pablo lo diría en Efesios: "Viví en los lugares celestiales, dejé de estar amarrado a la tierra".

Enfoque su atención constante en el Cristo todo suficiente, no ande por todos lados buscando una regla nueva, un ritual nuevo, una visión nueva, una experiencia más profunda, una experiencia más elevada, un nuevo tipo de abnegación personal, una filosofía humana nueva, particular, simplemente enfóquese en Cristo, concéntrese ahí y déjelo ahí y experimentará lo que es suficiente para la espiritualidad. Ahora recuerde que los colosenses estaban siendo intimidados. Estos promotores del error estaban diciendo: "ustedes podrían pensar que han llegado donde deben estar espiritualmente, pero no están en absoluto donde deben estar, han sido engañados, no han llegado al nivel espiritual que deben estar, no pueden hacerlo mediante Cristo únicamente, ustedes tienen que tener estas otras cosas, ustedes no tienen la plenitud, la totalidad de la espiritualidad, a menos de que tengan estas cosas extras".

Y entonces Pablo quiere que los colosenses sepan que eso no es verdad. Tienen todo al tener a Cristo, y entonces, Pablo establece de manera sólida la doctrina de Cristo, la doctrina de Cristo, la suficiencia de Cristo en los capítulos 1 y 2. Ahora observe esto, habiendo establecido la doctrina sólida de que Cristo es todo, Cristo es todo, Cristo es suficiente, entonces, en el capítulo 3 él dice: "Ahora en base a esa doctrina, así es cómo deben conducirse".

Debido a que Cristo es todo no se preocupen por la sabiduría humana, no se preocupen por el resto de las cosas, simplemente, concéntrense en Él. Él es todo lo que necesitan. Pero observe algo -y lo volvemos a ver una y otra vez, y voy a tomar un poco de tiempo para explicarlo, porque de manera indirecta va a llegar al problema de la intimidación espiritual de la que hemos estado hablando-. Pablo siempre va de la doctrina a la conducta.

En toda la enseñanza de las Escrituras en el Nuevo Testamento, en todas las Epístolas encontramos en primer lugar afirmaciones grandiosas de la verdad, y después un llamado a conducirse de acuerdo con la verdad. Debido a que Cristo es la plenitud de todo, que llena todo en todo, debido a que Cristo es la cabeza del cuerpo, debido a que Cristo es aquél en quien la plenitud de la Deidad mora, debido a que Cristo es la totalidad, debido a que Cristo es suficiente, debido a que Cristo es todo, capítulo 3: "Enfócate en Cristo".

Entonces, usted tiene una exhortación práctica basada en un fundamento doctrinal claro. Ese siempre, siempre es el enfoque de Pablo. Lo que debemos hacer -ahora escuche esto- lo que hacemos como creyentes debe estar basado en doctrina sólida. Ahora observe, no en intimidación. Ese es su punto. No sea intimidado a hacer algo que usted sabe que no es bíblico. Pablo escribió a los gálatas y dijo: "¿Cómo es posible que ustedes puedan otra vez enredarse en el judaísmo? ¿Cómo es posible que puedan enredarse en el legalismo?".

Ahora, ¿cómo es posible que puedan aceptar eso, cuando conocen el Evangelio? Han abandonado lo que saben que es verdad, y eso es incongruente. Su espiritualidad está basada en lo que usted conoce, en doctrina sólida. Ahora, los que intimidan no se preocupan por eso, simplemente vienen y dicen: "Bueno, no eres espiritual si no haces esto, y no haces esto y no haces esto", y nos hacen sentir culpables, aunque no pueden defenderlo bíblicamente. Es algo peligroso cuando cualquier creyente busca un tipo de conducta que contradice las Escrituras.

Cuando usted hace eso, usted realmente está entrando al fuego. No importa que alguien pueda venir y diga: "bueno, lo siento porque estás afuera porque no has experimentado esto o no conoces esto, o no tienes el conocimiento más elevado de la vida profunda, o lo que sea, o lo que sea, o lo que sea". No importan lo que digan, solo importa lo que la Palabra de Dios dice, y Pablo ha dicho durante dos capítulos: "Lo único que necesitas es Cristo más nada, no se intimiden". Ahora recuerden que el último domingo por la noche le dijimos que estas cuatro cosas son, como usted sabe, son algo que es visible en nuestra sociedad. Hay gente que viene y dice: "Usted es cristiano, usted sabe, simplemente son fundamentalistas, no conocen nada", usted sabe, son tan estrechos en su manera de pensar, lo que realmente necesitan es expander y entender algo de filosofía, incluir algo de sabiduría humana para que vaya junto con la palabra de Dios, y algunas veces como usted sabe, sea lo que se llama un fundamentalista, un evangélico, estrecho, estricto ortodoxo, usted puede ser intimidado por ser así.

He sido acusado de eso, hablando en campus de universidades de ser estrecho de mente y de ser un ignorante y de ser un biblicista con toda mi teología, usted sabe. Y me acuerdo una vez que hablé en algún lugar y me presentaron diciendo: "Les presentamos a John MacArthur, cuya esperanza no está edificada en nada más que en las notas de Scofield y la imprenta de Las Escrituras". Y como usted sabe, yo he enfrentado eso también, ese tipo de intimidación que lo hace sentir como un pigmeo mental porque usted cree en la Biblia. Y como usted sabe, usted no sabe todo a cerca de la filosofía y eso es intimidante. Y después, hay personas en nuestra sociedad que quieren intimidarnos en el área del legalismo.

Hay muchos cristianos que dicen: "Bueno, no me importa lo que enseñas y no me importa que tú crees en el Evangelio. Tú no predicas en contra de esto y no dices que la gente tiene que hacer eso", y se meten en todos estos asuntos minúsculos legalistas, que han desarrollado como un sistema de espiritualidad. Y lo hacen sentir a uno intimidado como si usted realmente no es espiritual, porque usted no sigue su pequeña lista. Y claro, y hemos hablado de esto, está la gente carismática que quiere que usted se intimide, porque usted no ha tenido una visión, o no ha tenido una experiencia estática, o no se ha reunido con un Ángel o no ha ido al Cielo y ha regresado; o no ha experimentado algo fuera de lo normal, usted simplemente es un cristiano normal promedio, y usted realmente no ha llegado al nivel de súper Santo.

Y después están los ascéticos, que vienen y dicen: "Bueno, no puedes tener ese auto o vivir en esa casa y usar ese abrigo y ser un cristiano. La pobreza es el cristianismo de abnegación personal. No te has flagelado en la espalda". Y, entonces, podemos intimidarnos por lo mismo con lo que los colosenses estaban siendo intimidados, pero escuche, nunca se intimide a menos que haya una razón para hacerlo y la única razón para intimidarse es que están presentando algo que es bíblico.

Si no está en la Palabra, simplemente siga haciendo lo que usted está haciendo y no les escuche. Y entonces el Apóstol Pablo dice: "No se dejen ser intimidados, Cristo es lo único que necesitan". Eso es la Palabra de Dios. Él es todo, Él es suficiente. Ahora cuando usted viola este principio usted se mete en muchos problemas. Quiero darle algunas ilustraciones de eso. Pasen su Biblia a segundo de Samuel, capítulo 6. Ahora, esta es una historia que usted pueda recordar. Fue refrescada en mi mente conforme estaba escuchando una cinta esta semana y el caballero que estaba enseñando, enseñó algunas de estas cosas y, realmente, refrescó mi mente en el impacto de algunas de estas historias, y pensé: "Bueno, estas encajan bien y las voy a compartir con usted".

Usted se acuerda de la historia, como yo también; David el rey deseó simplemente, -acortando la historia-, él quiso moverle el Arca, él quiso mover el Arca y el Pacto. Ahora si usted fuera a regresar a la Biblia al cuarto capítulo de Números y en los primeros quince versículos usted encontraría ahí una palabra muy clara acerca de cómo el Arca debía ser movida. El Arca era la representación de la presencia de Dios. Recuerde que el Arca y el Pacto tenía algunos anillo en el lado, y ahí se debían meter unas varas por los anillos y esta Arca nunca debía ser tocada. Las varas pasaban por los anillos y debían ser llevadas sobre los hombros de los levitas y nadie más, y de ninguna otra manera jamás debía ser transportada el Arca. No había duda al respecto en eso.

Eso es tan claro como la luz del día. Entonces, comenzamos en el versículo 3. David está moviendo el Arca: "Y colocaron el arca de Dios en un nuevo carro". Ahora, ¿qué están haciendo colocando el Arca en un carro? La Biblia dijo que debían colocar el arca en los hombros de los levitas cargándola con las varas para que nunca la tocaran. No va a ser en un carro. Creo que David pensó: "Hombre, realmente le estoy haciendo a Dios un gran favor. No solo un carro sino uno nuevo, realmente le estoy colocando en un nuevo carro". Y la trajeron de la casa de Abinadab". Y, de hecho, él obtuvo esta idea a partir de los filisteos.

Ustedes recuerdan allá atrás en el sexto capítulo de primero de Samuel: "Los filisteos tuvieron el Arca y no les gustó tener el Arca porque terminaron con tumores y plagas y todo tipo de cosas y trajeron de regreso el Arca en un carro". Entonces David tomó la idea de los filisteos y la colocó en un carro y la trajeron, versículo 4, de la casa de Abinadab, la cual estaba en Guivea, acompañando el Arca de Dios, y Ahio fue delante del Arca. Ahora observe, pensaron que era un gran día: "Vamos a traer de regreso el Arca".

El Arca va a regresar al lugar a donde pertenece. Maravilloso.

Entonces, David y toda la casa de Israel tocaron delante de Jehová con todo tipo de instrumentos hechos de madera, y arpas y salterios y símbalos de otros instrumentos. Estaban disfrutando de un tiempo tremendo, adorando y alabando a Dios. Simplemente fue maravilloso. Dice usted: "¿Acaso Dios no se agrada con su adoración? ¿Acaso Dios no está emocionado con su alabanza?". ¡Esto es maravilloso! Y cuando llegaron a la era de Nacón, Uza estiró su mano al Arca de Dios, y la detuvo porque los bueyes la sacudieron. Va avanzando y llegan a la era de este, Naco, y se mueve y parece que se va a caer y el buen Uza, hombre, está inmerso en la adoración a Dios. Y él estira la mano, hombre no quiere que ese Arca toque el suelo, digo, fue un acto de adoración.

Fue un acto de honor para esa Arca. Él estaba haciendo lo que su corazón le dijo que hiciera. No dejes que ese Arca toque el suelo, esa cosa sagrada, y el versículo 7 dice: "La ira de Jehová se encendió en contra de Uza, y Dios lo hirió ahí por su transgresión y él murió por el Arca de Dios". Dice usted: "¿Qué es lo que está pasando aquí?". Le voy a decir lo que está pasando aquí. Dios no quiere su adoración a menos de que vaya junto con Su Palabra, y Su Palabra es: "No toques el Arca". ¿El punto? Dios no lo aceptó. Hay gente que diría: "Bueno, cómo puedes criticar a los pentecostales o a los carismáticos, están adorando a Dios, están tratando de amar a Dios, y están tratando de adorar a Dios y están tratando de alabar a Dios.

Ciertamente, Dios no les va a dejar entrar en el error en esa área. Usted podría hacerse la misma pregunta: "¿Por qué es que Dios permitió que esa Arca comenzara a deslizarse ahí, en la era de Nacón?" Dígame, Dios pudo haber detenido eso, Él pudo haber aplanado el suelo, pero fue una lección para todos los tiempos, que Dios es adorado únicamente cuando Su Palabra es obedecida. Y cuando Uza tocó el Arca, él desobedeció porque ningún hombre, en ningún momento, bajo ninguna circunstancia, debía tocar el Arca. ¿Entiende usted? Usted no adora a su manera, usted no decide: "Bueno, simplemente voy a adorar a Dios en una manera totalmente nueva que acabo de experimentar".

 A Dios no le interesa eso. Y el enojo de Dios fue encendido y Uza cayó muerto. Pobre hombre. Este querido hombre, simplemente haciendo esto, él va ahí, está disfrutando de un gran tiempo, disfrutando, y pega contra un bache y ¡oh!, su corazón, simplemente estiró su mano, hizo lo que sus emociones le dijeron. Escuche, si su mente hubiera sido gobernada por la Palabra de Dios, él habría mantenido su mano lejos y él habría estado vivo. Pero él fue gobernado por sus sentimientos. Eso es muy peligroso. No adore a Dios con sus sentimientos, independientemente de Su Palabra, ¿se da cuenta? Quizás Dios quería que el Arca estuviera fuera del carro para que los levitas pudieran recogerla y cargarla de la manera correcta, ¿quién sabe? Pero con frecuencia estas personas que quieren intimidarnos vienen y dicen: "Bueno, estamos adorando a Dios, simplemente estamos alabando a Dios, esta es nuestra manera de hacerlo". Dios no está interesado en su manera de hacer las cosas, Él está interesado en hacerlo a Su manera.

Y David se sintió mal, versículo 8: "Y se entristeció David por haber herido Jehová a Uza, y fue llamado aquel lugar Perez-Uza hasta hoy". Y temiendo David a Jehová aquél día dijo: "¿Cómo ha de venir a mí el Arca de Jehová? Ahora estoy en problemas. ¿Cómo voy a hacer que esto llegue a donde debe estar?". De modo que David no quiso traer para sí el Arca de Jehová a la ciudad de David, y la hizo llevar David a casa de Obed-Edom Geteo y estuvo el Arca de Jehová en casa de Obed el Geteo tres meses y bendijo Jehová a Obed-Edom y a toda su casa, versículo 11. Simplemente, tuvieron un gran tiempo y, simplemente, David dijo: "Esto es ridículo. ¿Por qué debo dejar eso ahí, y Obed-Edom está feliz recibiendo toda la bendición? Voy a ir".

Entonces, David fue y llevó con alegría el Arca de Dios de casa de Obed-Edom a la ciudad de David, y aparentemente la trajeron de inmediato, y cuando los que llevaban el Arca de Dios había andado seis pasos, él sacrificó un buey y un carnero engordado, y ahí está la idea, lo hicieron bien, y David danzaba con toda su fuerza delante de Jehová. Y él estaba allá afuera, de hecho, el tenía su efod de lino, él se quitó todas sus cosas reales, y él simplemente está ahí, como uno de los hombres normales, como uno de la gente, está disfrutando de un gran tiempo, y trajeron el Arca, y estaban gritando y el sonido de trompeta. Ahora tiene lo mismo en el versículo 15, usted lo tiene en el versículo 5. Una es aceptable y una no. Porque una está, según la Verdad revelada de Dios y una no.

¿Se da cuenta? Dios no quiere que la gente lo adore en su propio método prescrito. Él quiere adoración que es coherente con Su Revelación. Y Entonces, simplemente, porque alguien viene y dice: "Bueno, estamos adorando a Dios de esa manera, nuestros corazones están bien, nuestros motivos están bien". También estaban bien los de Uza, pero él simplemente no tuvo suficiente conocimiento de la Palabra de Dios para protegerse así mismo de la Disciplina de Dios.

Permítame mostrarle otra ilustración, primero de Samuel 15. Ahora básicamente le da el mismo pensamiento. Primero de Samuel 15, esta es la historia de Saúl. Él tuvo una situación semejante. Samuel le dijo a Saúl en el 15:1 de primero de Samuel. Primero de Samuel 15:1: "Samuel le dijo a Saúl, Jehová me envió a ungirte como Rey sobre su pueblo sobre Israel, ahora escucha la voz de las palabras de Jehová". Ahora, ese es el elemento básico en la vida de cualquier persona. Escucha las palabras del Señor, escucha, porque ese es el criterio de bendición, escucha.

Entonces Jehová dijo: "Me acuerdo lo que Amalec le hizo a Israel, cómo lo esperó cuando él subió de Egipto y ahora ve y mata a Amalec y destruye todo lo que tienen, no perdones sino mata hombre, mujer, infante, niño, buey, oveja, camello y asno". Dios dice: "Tú vas y mata a todo amalecita. Padre, madre, hijos, bebés, bueyes, cabras, ganado, ovejas, todo, mátalos". Y Dios estaba quitando un cáncer del mundo. Y Saúl congregó al pueblo y los contó ante Lain 200.000 hombres de a pie, 10.000 hombres de Judá. Saúl vino a la ciudad de Amalec, esperó en el valle y Saúl le dijo a los senitas: "Salgan, vayan, salgan de en medio de los amalecitas, o también van a perecer. Más vale que se vayan mientras todo va bien porque vosotros mostrasteis bondad hacia los hijos de Israel cuando salieron de Egipto".

Entonces los senitas partieron de entre los amalecitas y Saúl hirió a lao amalecitas desde Havila hasta el sur, en otras palabras, de frontera a frontera. Él tomó a Agag, el Rey de los amalecitas vivo. Ahora, ese es un error terrible el que acaba de cometer, ¿verdad? Dios dijo: "Aplasta a todo mundo". Él tomó a Agag ¿por qué? Porque fue un acto de orgullo. Él quería arrastrar al rey derrotado, meterlo a la ciudad y desfilar su victoria. La Biblia dice que tomó a Agag el Rey de los amalecitas y destruyó totalmente al pueblo con el filo de la espada, pero, eso es malo, esa palabra. Saúl y el pueblo, perdonaron a Agag ¿por qué? Porque era agradable tener al hombre para que pudieran jactarse sobre él, y perdonaron lo mejor de las ovejas, los bueyes, los corderos y todo lo que era bueno, y no lo destruyeron totalmente, sino que todo lo que era vil y menospreciable lo destruyeron totalmente.

Ahora Dios les dijo que hiciera ¿qué? Él dijo: "Acaba con todo". ¿Qué hizo Saúl? Él se quedó con algo. Entonces, vino Palabra de Jehová en el versículo 10: "Me arrepiento". E incidentalmente la palabra hebrea aquí no tiene que ver tanto con el cambio de mente sino tristeza. "Me entristece, que colocado a Saúl como rey, por qué él se ha desviado de seguirme y no ha cumplido mis mandamientos". Y entristeció a Samuel y él clamó a Jehová toda la noche. Ahora ya hay un hombre sensible. ¿Sabe usted lo que hizo que Samuel llorara? Un hombre que no obedeció la Palabra de Dios. Y cuando Samuel se despertó temprano y se encontró con Saúl en la mañana, y Saúl vino a Carmel, aquí lo colocó en un lugar y pasó a Gilgal, versículo 13, y Samuel vino a Saúl y le dijo: "Bendito seas tú de Jehová". Saúl le dijo a Samuel: "He cumplido el mandamiento de Jehová. ¡Oh Samuel me da tanto gusto verte!, he hecho lo que Dios dijo". Samuel dijo: "Oh, sí, ¿cómo es posible que oiga el ruido de ovejas y de bueyes? ¿Qué está pasando?". Y Saúl le dijo: "Oye, ellos los han traído de los amalecitas, porque el pueblo perdonó a los mejor de las ovejas y de los bueyes para sacrificarlo al Señor tu Dios".

Ah, qué bueno, ¿cómo puedes derribar ese tipo de motivo? Él va a adorar a Dios. Eso es maravilloso Saúl, qué buena idea. Saúl tiene una mejor idea, una mejor idea que Dios. Dios tuvo una buena idea, pero a Saúl se le ocurrió algo en lo que Dios no había pensado. Qué maravilloso. Por qué nada más matar todo, podemos sacrificarlas a Dios. Tendremos un servicio de adoraciones fabuloso. Samuel le dijo a Saúl: "Quédate y te diré lo que Jehová me dijo esta noche". Él le dijo: "quédate". Y Samuel le dijo: "Cuando fuiste pequeño a tus ojos, cuando eras un nadie, cuando no habías sido hecho a la cabeza de las tribus de Israel y Jehová te ungió, por Rey sobre Israel, ¿acaso Jehová no te hizo lo que eres cuando eras un nadie?".

Y la implicación es que: "¿Quién te dio el derecho de usurpar la autoridad sobre el Dios que te hizo lo que eres? Y Jehová te envió en un viaje, y te dijo: "Ve y mata a los pecadores, los amalecitas, hasta que sean consumidos". ¿Por qué no obedeciste la voz de Jehová, sino que te quedaste con el botín e hiciste mal a los ojos de Jehová?". Y Saúl le dijo a Samuel: "Espera un momento, he obedecido la voz de Jehová". Él es muy persistente: "Fui por el camino por el que Jehová me envió y traje a Agag el rey de Amalec y destruí absolutamente a los amalecitas, y el pueblo tomaron el botín y a las ovejas y a los bueyes, lo mejor de las cosas y notará ahora que no es tan buena idea que él se quedó fuera.

Y él está culpando a la gente. Digo, es un acto de adoración y sabe que alguien va a venir o "no es esto, pero yo sé esto quizás no, pero es así, yo estuve adorando a Dios a mi propia manera, si no experimentas esto, te estás perdiendo de la bendición más grande". Entonces, ¿cuál es la respuesta en el versículo 22? Y Samuel dijo esto: "¿Se complace Jehová en holocaustos y sacrificios como en qué?, ¿cómo obedecer la voz de Jehová?". El obedecer es mejor que el sacrificio. El escuchar que la grosura de carneros. Es mucho mejor obedecer la Palabra de Dios que inventar tu propio sistema independiente de adoración experimental.

No quiero que se intimiden por personas que vienen y dicen: "Bueno, tenemos una experiencia de adoración, no es como la suya. Cosas maravillosas pasan. El Señor se nos aparece y todo tipo de cosas místicas están pasando". Y usted está ahí sentado diciendo "bueno, no las puedo encontrar en la Biblia". Bueno, en la Biblia dice: "Dios no quiere su adoración inventada por usted mismo, Él simplemente quiere su obediencia", y rebelarse en contra de eso, versículo 23, es como el pecado de adivinación. Si usted va a desobedecer la Palabra de Dios, mejor váyase a ver a una médium y juegue con el ocultismo.

Y la razón por la que digo esto, es simplemente esto. Estas personas en la actualidad que dicen estar teniendo todas estas experiencias de adoración que no pueden ser defendidas bíblicamente, pueden ser sinceras, pueden tener el motivo correcto como Uza y Saúl, pero están mal, y la respuesta fue lo que Samuel le dijo a Saúl: "Ya no serás Rey, se acabó para ti". Dice usted: "Es serio". Sí, es serio.

Permítanme llevarlo a otra ilustración, primero de Reyes 13. Este es una historia fascinante. Usted se acuerda de que después del reinado de Salomón el reino de Israel fue dividió en dos partes, el reino del norte con diez tribus y el del sur. El reino del norte fue gobernado por Jeroboam, el primero, y el reino del sur por Roboam, y se dividió el reino debido al pecado de Salomón. Y cuando Jeroboam tomó a las diez tribus y estableció el reino en el norte, él tuvo miedo de que el pueblo del norte no mantuvieran su lealtad a él.

Si siempre iban al sur al templo para adorar mantendrían sus raíces en el sur.

Entonces él decidió que tendrá que construir un par de lugares de adoración en el norte, entonces él, versículo 29 del capítulo 12 dice: "Él estableció uno en Betel y el otro en Dan".

El problema con eso es que Dios no quiso que hubiera Su adoración en Betel y Dan, ¿no es cierto? ¿En dónde la quiso? En Jerusalén, en el templo, En el versículo 30 Él dice, en el capítulo 12: "Les fue pecado, porque el pueblo fue a adorar al que estaba en Dan e hizo una casa en los lugares altos".

 Él construyó un templo, él hizo sacerdotes de los más bajos del pueblo, que no eran hijos de los levitas. Él simplemente escogió unos cuantos hombres pobres y los hizo sacerdotes. Usted no puede hacer eso. Los sacerdotes son de la tribu de los levitas. La adoración se lleva a cabo en Jerusalén. Usted no nada más lo inventa, usted no nada más dice: "Tenemos una gran idea, lo vamos a hacer aquí a nuestra manera". Si no es escritural usted no lo hace. El versículo 32 a la mitad ahí dice que él hizo lo mismo en Betel. Y él estaba sacrificando los animales, y él atravesó por todo el ritual judío, sacrificio, sacerdotes los altares, todo, nada más que en Betel y Dan.

No tenían nada que hacer yendo allí. Entonces Dios dijo: "Tengo que enviar alguien ahí para corregir todo". Capítulo 13, y aquí vino un hombre de Dios. Ahora este es un hombre de Dios, un profeta, él es un predicador, y él sale hasta Judá para ir al norte, porque aparentemente no había un profeta en el norte que pudiera hacer esto, entonces él sale de Judá por la Palabra de Jehová. Llega a Betel, y resulta que llega cuando Jeroboam está ahí haciendo lo que quiere hacer con el altar. Él está ahí adorando a Dios y ofreciendo su sacrificio. Y este es un hombre joven atrevido.

Él se acerca y dice en el versículo 2, clamen en contra del altar en la palabra de Jehová y dijo: "Oh, altar, altar". Ahora esto está pasando para llamar la atención de Jeroboam. Porque él está ahí adorando, este hombre entra y grita: "Oh, altar, altar dijo Jehová, he aquí un niño nacerá en la casa de David, Josías será su nombre, y sobre ti ofrecerá el sacerdote de los lugares celestiales que quema incienso sobre ti y huesos de hombres serán quemados sobre ti. Altar, se acabó. Va a venir un hombre, Josías, y él va a quemar huesos sobre ti". Y la profanación definitiva para un judío es tocar un cuerpo muerto, ¿verdad? Y quemar los huesos de una persona muerta sobre un altar era profanarlo y contaminarlo, y este hombre de Dios dice: "Tu altar Jeroboam, se acabó, porque 300 años a partir de ahora un hombre va a venir llamado Josías, que va a escarbar y sacar los huesos muertos y los va a quemar sobre tu altar".

¿Quiere leerlo en segundo de Reyes 23?, puede leer la historia, y simplemente, para asegurarse Jeroboam no dijo: "Ah, sí, es una broma, ¿Quién es este hombre? Sáquenlo". El versículo 3 dice: "Y le dio una señal el mismo día, diciendo, esta es la señal que Jehová ha hablado". Para probar que va a pasar, que el altar será derribado y las cenizas van a ser derramadas. Ese altar va a caer y también las cenizas. Y sucedió que cuando Jeroboam oyó el dicho del hombre de Dios, que había clamado en contra del altar en Betel, él estiró su mano del altar y dijo: "Atrápenlo". Y la mano que él estiró se secó de tal manera que no la pudo volver a doblar. Paralizado, e inmediatamente el altar fue despedazado y las cenizas derramas exactamente según la señal que el hombre de Dios había dado de la Palabra de Jehová.

Dios dice: "Tú no inventas tu propia adoración. Tú obedeces mi prescripción". Y el Rey respondió y le dijo al hombre de Dios: "Busca el rostro del Señor tu Dios, y ora por mí, para que mi mano me sea restaurada". Y el hombre de Dios rogó a Jehová y la mano del rey le fue restaurada como fue antes. Pero le voy a decir una cosa, él nunca lo olvidó, y el rey le dijo al hombre de Dios: "Ven a casa conmigo", versículo 7, "y refréscate y te daré una recompensa. Quiero estar en tu equipo". El hombre de Dios le dijo al rey: "Si me dieras la mitad de tu casa, no iré a casa contigo. No comería de tu pan, y no bebería de tu agua en este lugar porque se me dijo por la Palabra de Jehová diciendo no comas pan ni bebas agua, y no regreses por el mismo camino por el que fuiste. Yo tengo un compromiso en mi vida, obedecer. Obedecer la Palabra de Dios". Entonces, se fue por otro camino y no regresó por el camino que vino.

Este hombre está obedeciendo. Y, ¿sabe una cosa? Habría sido un honor ser invitado a comer con el rey. Él pudo haber sido un héroe, y él pudo haber pensado: "Bueno, el rey ha oído y él parece haberse arrepentido, creo que si voy ahí voy a ser un poco de concesiones con la Palabra de Dios y le testificaré al rey". No, él dice, "no estoy interesado en testificarte a ti. No estoy interesado en hacer nada contigo. Dios me dijo que no me metiera contigo, simplemente salte de ahí, vete por otro camino del que llegué allí. Adiós". Ahora el único camino, versículo 11, Él se encontró con otro predicador. Bueno para muchas personas esto es un problema. Para muchos predicadores cuando se encuentran con otros predicadores, y esto es muy intimidante. Y, ¿sabe una cosa? Nosotros los que somos predicadores, nos intimidamos por otros predicadores. Observe lo que sucede. Hubo un profeta viejo, un predicador de edad y un predicador de joven ahora. Y sus ojos vinieron y le contaron todas las obras que el hombre de Dios había hecho ese día en Betel. Bueno, este profeta de edad, hombre usted sabe, él era un profeta verdadero, ambos lo eran, él había luchado, él debía haber pensado: "¡Oh! ¿No es maravilloso tener un hombre joven tan atrevido? Oh, cuán maravilloso que él hizo eso. ¿Por qué no tuve yo la valentía de hacer eso? ¿Por qué es que Dios no me llamó? Hombre, ese joven, me encantaría conocer a ese joven. Hombre, me encantaría tener algo de comunión con ese joven de Dios". Entonces envió por él. Y él envió a sus hijos: "Vayan por él, enalbarden el asno". Y él enalbardó su asno y salió.

En el versículo 14: "Y buscó al hombre de Dios y lo encontró sentado bajo un árbol". Él simplemente está descansando camino de regreso a Judá. "¿Eres tú el hombre de Dios que vino de Judá?". Él dijo: "Yo soy". Él dijo: "Entonces ven a casa conmigo y come pan". Hombre él ha estado caminando por un rato, tiene hambre, tiene sed, quiere un lugar para descansar. Él dijo: "Quizás yo no puedo regresar contigo, ni ir contigo, ni comeré pan, ni beberá agua contigo en este lugar".

Él se oye como un disco rayado. Es la misma línea que dio antes. Dios le dijo: "Dios me dijo qué hacer. Voy a hacer lo que Dios me dijo que hiciera, no voy a discutir ya esto más". Usted podrá decir: "Bueno, tenemos que tener comunión con todo el mundo". No, Dios trazó algunas líneas para Él. Pero, ¿cómo podría dañarlo? Dios no quiere que diseñe su propio Ministerio, Él quiere que obedezca al Dios que se lo dio. Pero observe cómo es intimidado. "Me fue dicho", versículo 17, "por la palabra de Jehová", eso lo cierra. Y él le dijo, el hombre de edad: "Yo también soy un profeta como tú. Yo soy un predicador". Ahora observe esta intimidación. "Y un Ángel me habló por la Palabra de Jehová diciendo tráelo de regreso contigo a tu casa para que él coma pan y beba agua". ¿No es eso intimidante? Ven a mi casa. No puedo. Dios me dijo que no lo hiciera, pero un Ángel vino a mí y me dijo, que debes hacerlo.

Eso es muy intimidante. Alguien le va a decir a usted: "Oh, yo sé que la Biblia no habla de eso, pero tuve una visión. Tuve una Palabra directa del Señor. Un Ángel vino a mí". Y simplemente recuerde, Gálatas 1: "Si un Ángel viene y predica algo diferente de lo que usted sabe, lo que es la Palabra de Dios". Sea que: anatema, maldecido, maldito. Ese es un diablo vestido como un Ángel de Luz. Lo que sucede es que este profeta joven ahora está en el dilema de aceptar la Palabra de Dios conocida revelada o creer que Dios está hablando a través de la experiencia de alguien más. ¿Se da cuenta? ¿Qué hizo?, versículo 19: "Él se fue con él y comió pan en su casa y bebió agua". Pero él actuó en violación directa de la Palabra de Dios, porque él fue intimidado por un profeta mayor que él, quien también fue un predicador, un profeta verdadero que probablemente tuvo un Ministerio maravilloso que le dijo que un Ángel le dijo esto, y él dejó lo que sabía que era la Verdad de Dios y buscó la experiencia.

Amados, eso es exactamente lo que está pasando en la actualidad. La gente se está desviando de la Palabra de Dios que es clara, y están aceptando la visión de todo mundo y la experiencia de todo mundo es el criterio. ¿Quiere saber lo que pasa? Versículo 23. Saltándonos algunos pensamientos pero versículo 23: "Sucedió que después de que había comido pan, después de que bebió, él enalbardó el asno", esto es para el profeta quien había traído de regreso, "y cuando él se fue, un león lo encontró en el camino y lo mató". ¿Sabe usted lo que le pasó al joven? Dios envió un león y un león lo mató. Dice usted: "¿Por qué Dios hizo eso?". Su cadáver fue aventado en el camino y quiero que vea algo interesante. Y el asno estuvo junto a él y el león estuvo junto a él.

¿Quiere saber algo? El león no comió el cuerpo y el león no atacó el asno. ¿Sabe por qué? Dios quería que usted supiera eso. Porque ese no fue un león hambriento, ese fue un agente divino del Juicio. Dios le quitó la vida a ese profeta así de rápido ¿por qué? Porque él colocó la experiencia de alguien más por encima de lo que él sabía que era la Palabra de Dios. Como puede ver hacer eso es algo peligroso. Ese no es el criterio. Usted no inventa sus propias actividades de adoración, usted no inventa su propia religión a su estilo y usted no toma la experiencia de alguien más como algo de autoridad si viola lo que usted sabe que es la Revelación de Dios, y la gente puede venir y decir: "Tuve esta experiencia y tuve esta experiencia y he tenido esta experiencia". Y lo único que tiene que decir: "Sí, pero tengo esta Palabra de Dios".

Y eso es suficiente. Usted no necesita intimidarse por la gente que quiere decirle, "estas perdiéndote de algunas experiencias" o "tienes que salir en fe y creer a Dios por estas cosas". Un hombre se me acercó después del último domingo por la noche, varias personas se me acercaron el domingo por la noche pasado, pero un hombre en particular y dijo: "La razón por la que no experimentas estas cosas es porque no crees". Y yo dije: "Yo no creo qué. No creo qué experimentaré algo fuera de lo que la Palabra de Dios dice que yo debo experimentar". Mi Biblia dice claramente que estas cosas, que la gente está diciendo que pasa, no son para el día de hoy y no voy a dejar que su experiencia me intimide porque no quiero salir allá afuera y ser comido por un león. Tengo que cuidar de mi esposa e hijos y de todos ustedes.

Y, ¿cómo pasó eso? Versículo 26: "Y el profeta que le trajo de regreso del camino oyó de eso y dijo: "Es el hombre de Dios que fue desobediente a la Palabra del Señor, por lo tanto el Señor lo entregó al león, que lo despedazó y lo mató". ¿Quiere oír algo interesante? Dios aparentemente no hizo tan responsable al profeta mayor por su ignorancia como al profeta joven por el conocimiento que tenía. Para alguien que es quedado en eso y no sabe nada de eso hay una disciplina menor por parte de Dios que quizás de lo que hay para alguien que conoce lo que es mejor, y le da la espalda a la Verdad de Dios a cambio de la experiencia de alguien más. Una verdad my seria.

Como pueden ver cristianos no necesitan intimidarse por la religión humana. Usted simplemente dependa de la Palabra de Dios, obedecerla es mejor que su propio estilo personal de sacrificio o su religión que usted ha inventado. No debemos buscar lo espectacular debemos buscar la obediencia. Ya hemos experimentado el cambio radical en nuestras vidas, y tan radical que no puedo imaginar algo más radical. Hemos entrado en una nueva vida y todo lo que necesitamos ya es nuestro. Y, lo que Pablo está diciendo, y voy a amarrar esto con Colosenses, aunque usted no lo crea lo voy a hacer.

¿Qué es lo que Pablo está diciendo? Le están diciendo: "Miren, no necesitan intimidarse, acepten lo que la Palabra les dice que tienen". Y, ¿qué es lo que la palabra les dice que tienen? En Cristo ustedes tienen ¿qué? Todo. "Mi Dios", dijo Pablo en Filipenses, "¿Suplirá qué? Todo lo que os falta conforme a Sus riquezas en Gloria en Cristo Jesús. Por Cristo Jesús todas Sus riquezas son de ustedes. Están completos en Él. Una verdad tan poderosa, que es la espiritualidad verdadera". Véanla en Colosenses 3, la verdadera espiritualidad es simplemente concentrarse en Cristo, estar consciente de Cristo. Solía contar la historia del indio de edad, que vino a la iglesia y se sentó en la primera fila, semana tras semana y alguien se le acercó una semana y le dijo: "Tonto, fuera cual fuera su nombre" "¿Por qué llegas temprano y te sientas ahí?". Él dijo: "Yo llegar temprano, yo sentarme, yo pensar Jesús".

Me gusta eso, la preocupación del cristiano es Cristo. Así pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo, a la Diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba y no en las cosas de la tierra, porque estáis muertos y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo vuestra vida se manifieste, entonces, vosotros también os manifestaréis con Él en Gloria. Escuche lo que él está diciendo en todo, eso, está Cristo, es todo. Su vida entera está envuelva con Cristo, enfóquese en Él, todo está ahí, todo es suyo, y no deje que nadie le intimide a usted con experiencias inventadas por los hombres o reglas inventadas por los hombres, o una religión inventada por los hombres.

Este es un llamado a la verdadera espiritualidad y la verdadera espiritualidad significa que usted mira hacia arriba y ve a Cristo. Segunda Corintios 3:18, simplemente quiero que lo mantenga en mente, segunda de Corintios 3:18 dice esto: "Pero nosotros todos, mirando a cara descubierta, el velo es quitado en Cristo, mirando como en un espejo la Gloria del Señor, somos trasformados en la misma imagen de Gloria en Gloria como por el Espíritu del Señor". Ahora, ese versículo podría confundirlo un poco. Permítame decirle lo que significa. Como creyente usted tiene una preocupación. Usted simplemente enfóquese en Cristo y conforme usted se enfoque en Cristo, y está perdido en su Gloria, de manera imperceptible el Espíritu de Dios comienza a transformarlo a Su imagen, de un nivel de Gloria al siguiente nivel de Gloria, al siguiente nivel de Gloria, al siguiente nivel de Gloria.

Ese es crecimiento verdadero. Madurez verdadera, espiritualidad verdadera, esa es la única contemplación que un cristiano necesita. Un cristiano no necesita contemplar la filosofía humana, un cristiano no necesita volverse un legista y sentarse viendo, todo tipo de listas de reglas, un cristiano no necesita ser un místico y sentarse en un rincón y contemplar su ombligo hasta que algo estático le pasa. Un cristiano no necesita ser un ascético. Un cristiano necesita concentrase en Jesucristo y conforme nos concentramos en Cristo, de manera imperceptible el Espíritu de Dios lleva a cabo su Obra, y eso es lo que el versículo está diciendo. Somos cambiados en la misma imagen por el Espíritu Santo.

Dice usted: "Pero John, ¿cómo te concentras en Cristo?". Usted tiene que levantar su mente del mundo y colocarla en las cosa de arriba. Les dije la semana pasada que Marvin Ford dijo que él fue al Cielo y regresó. ¿Sabe lo que el cristiano tiene que hacer? Ir al Cielo y quedarse ahí. Coloque su mente ahí y déjela ahí. Coloque su mente en Jesucristo y manténganla ahí. Dice usted: "Pero ¿cómo haces eso?". Observe Colosenses 3, vamos a terminar este sermón la próxima semana, no se preocupe. Colosenses capítulo 3 versículo 16, ¿cómo lo hace?, dice usted: "¿Cómo me concentro en Cristo? Aquí está cómo. La Palabra de Cristo mora en abundancia en vosotros. Quiere contemplar a Cristo, métase al Libro, y entre más estudia la Palabra, entre más está saturado por la Palabra, entre más la Palabra domina sus pensamientos, Cristo está más frente a su mente.

El querido Uza de edad, si hubiera estado entregado a la Palabra, si hubiera conocido la Palabra y la Palabra hubiera gobernado su vida, cuando las emociones comenzaron a reaccionar hacia eso, él se habría detenido. Y hay cristianos en la actualidad, que si realmente estuvieran saturados por la Palabra de Dios, y realmente conocieran la Palabra de Dios, cuando sus emociones tienden a buscar algo, se detendrían y harían lo que saben que la Biblia enseña que hagan. No lo que sus emociones quieren que hagan, aunque sus motivos parezcan estar bien en el momento.

Entonces usted deja que la Palabra de Cristo more en abundancia en usted. Ahora conforme usted estudia la Biblia y conforme usted estudia la Palabra de Dios, conforme la lee y conforme satura su vida, entonces Cristo está en su mente consciente y comienza a colocar su cabeza en los lugares celestiales y en cierta manera se queda suspendido. Eso es lo que Pablo quiso decir cuando él dijo en efesios: "Somos bendecidos con toda bendición espiritual". ¿En dónde? En los lugares celestiales, y algunos cristianos andan por todos lados diciendo: "¡Oh! No sé dónde están todas las bendiciones". ¿Saben por qué? Porque está en el lodo, tiene que irse al Cielo y quedarse ahí. Súbase ahí.

Le voy a decir una cosa, una vez que ha tomado ese paso, una vez que usted realmente ha hecho el compromiso de pensar en Cristo y concentrarse en Jesucristo y concentrar sus pensamientos en Cristo y dejar que Cristo sea el centro de su vida, entonces, usted va a ver algunas cosas en su vida que nunca antes vio. Usted es un cristiano y dice: "Bueno, tú sabes, yo recibí al Señor hace mucho tiempo atrás. Pero realmente no he hecho nada y, hombre, oí a este hombre o hice este compromiso o algo y, hombre, desde ese entonces". Fantástico. ¿Qué pasó? Bueno, se enfocaron en los lugares celestiales. Entraron al lugar donde está el Trono y comenzaron a tener comunión con Jesús. Salieron del caño, quitaron sus mentes de cosas materiales y colocaron sus pensamientos en el Cielo.

Ptolomeo solía enseñar que el centro del Sistema Solar era la Tierra, y todo giraba en torno a ella, ¿se acuerda? La teoría de Ptolomeo. La Tierra es el centro del Universo y todo gira alrededor de la Tierra. Eso duró 1300 años. ¿Puede creer eso? Por 1300 años el mundo creyó eso. Finalmente Copérnico vino y dijo: "No, el Sol es el centro de nuestro Sistema Solar y todo gira alrededor del Sol. ¿Cuál es el centro de su sistema solar? ¿La Tierra o el Sol? ¿La Tierra, o el Hijo de Justicia? ¿Dónde está su enfoque? ¿Cuáles son las tres cosas que usted ama más en las que más piensa, más quiere? ¿Sabe qué es lo único que usted necesita? Cristo, y el enfoque en Él y concentrarse en Él. Eso es todo, Él es suficiente. No se intimide por la religión inventada por alguien más.

Cristo es lo único que usted necesita y usted tiene todo lo que puede tener por parte de Él. Y realmente creo, -y lo sé, a partir de mi propia vida-, no es que estamos diciendo que hay una segunda gran obra y de pronto usted atraviesa por una gran experiencia y tiene esto. Pero hay un momento en su vida cuando usted llega al punto en el que creo que usted dice: "Estoy listo para vivir en los lugares celestiales. Estoy cansado de estarme revolcando en el lodo. Quiero subir ahí a donde yo pertenezco y disfrutar de algunas de las bendiciones que están ahí para mí". Y una vez que usted prueba algo de ello, a partir de ahí, la vida comienza a significar algo.

El doctor Van House solía contar una historia de cuando él estuvo en el campo misionero visitando una pareja joven. Estaban sentados tomando té y simplemente eran recién casados, y se fueron de inmediato al campo misionero y estaban hablando de cómo fue su compromiso y el cortejo y todo, eso usted sabe. Y el joven dijo: "Bueno", él dijo, "Ella nunca me dejó besarla hasta que nos casamos" y como que se rieron de eso. Bueno eso es maravilloso. Y él dijo: "Después de que nos casamos y la besé por primera vez, el resto fue fácil.

Realmente creo, que en un sentido, si un cristiano jamás comienza a experimentar lo que Dios tiene para él, al vivir en los lugares celestiales y quitar su mente del mundo y colocar su mente en el Hijo, que el resto es fácil porque usted comienza a ver lo que está ahí. Y, es trágico ver a tantos cristianos que están aquí, en el mundo, tratando de buscar la definición del mundo, de una experiencia religiosa para hacerlos felices cuando lo único que necesitan es dejar todo eso, concentrarse en Jesucristo y conforme están perdidos en Él, conforme se concentran en Él y son transformados a Su Imagen en un nivel de Gloria, al siguiente, comienzan a experimentar lo que Dios quiso, cuando Él dijo que: "Serán bendecidos con toda bendición en los lugares celestiales". Ahora, vamos a ver cómo eso se manifiesta cuando regresemos al capítulo 3 y lo veamos versículo a versículo a lo largo de estos cuatro versículos. Eso simplemente fue la introducción.

Oremos. Gracias Padre por nuestra comunión en esta noche. Simplemente por la oportunidad de comenzar a pensar en algunas cosas grandiosas. Estoy agradecido contigo porque no necesitamos intimidarnos, estoy agradecido contigo porque no tenemos que estar tambaleándonos tratando de saber la experiencia de qué persona es válida y qué podemos hacer que sea legítimo y quién está bien y quién está mal sino que simplemente podemos aferrarnos a la Palabra de Dios y simplemente podemos aferrarnos y saber que es verdad. Ayúdanos a ser como ese joven de Dios a decir no. La Palabra de Dios dijo: "Tengo que hacerlo y lo voy a hacer". Y ayúdanos a que nunca lleguemos al punto en el que dejamos que alguien nos intimide con una visión o con cualquier otra cosa, pero ayúdanos a darnos cuenta de que, nos aferramos al Libro, y si no se permite la Palabra de Dios y la Palabra de Dios es clara, y vamos a obedecer.

Te agradecemos Padre porque nos has dicho que seamos obedientes a Tu Palabra y que no sigamos nuestros sentimientos, nuestra propia experiencia, nuestra propia adoración inventada por nosotros, haznos bíblicos, que, como Sprehen dijo: "Tengamos sangre de biblina". Que la palabra fluya en nosotros, y que sepamos conforme estudiamos la Palabra, y que sepamos que conforme estudiamos la Palabra, Cristo se vuelve real. Conforme Cristo se vuelve real, comenzamos a conocer lo que significa Su Comunión, y participar de Sus Riquezas. Y llegamos a ser conformados a Su Imagen. Lleva a cabo Tu Obra en nosotros por el Espíritu, ayúdanos a estar satisfechos, en que Cristo es todo, Cristo es todo en todo, la Palabra es suficiente para revelar todo lo que Él es, a estar satisfechos con eso, a regocijarnos en ello, a crecer en ello, a disfrutarlo y compartirlo con otros. Oramos en el nombre de Cristo. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar