Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Tenemos el gran y glorioso privilegio de oír la voz del Señor hablándonos en esta noche a partir del séptimo capítulo de Daniel. No podría ser más la voz de Dios si Dios mismo fuera a pronunciar de manera audible desde el cielo, esta es Su palabra personal, inerrante, autoritativa para nosotros. En Daniel capítulo 7 viene en la forma de una visión dada a este hombre tan excepcional, Daniel el profeta de Dios en una tierra pagana, la tierra de Babilonia.

Ahora, en nuestro último estudió comenzamos a examinar el séptimo capítulo y vamos a continuar haciendo esta noche durante poco tiempo y ver qué tan lejos el Señor nos lleva nuestro estudio.

Permítame darle una introducción que quizás le va a ayudar a tener el contexto fresco un poco. El capítulo comienza con una indicación clara de que esta es profecía, esta es revelación divina; el versículo 1 nos dice, “En el primer año de Belsasar, Rey de Babilonia, tuvo Daniel un sueño y visiones de su cabeza mientras estaba en su lecho. Luego escribió el sueño y relató lo principal del asunto.” Ahora, la indicación ahí es que Dios le habló a Daniel a través de una visión o a través de un sueño, a partir desde el primer capítulo de Daniel sabemos que Dios le dio Daniel la capacidad de recibir revelación profética a través de sueños y visiones, hay muchas maneras en las que el Antiguo Testamento registra cómo Dios comunicó Su palabra, una de ellas fue través de sueños o visiones. Y en este caso así es precisamente como Dios habla.

De hecho la segunda parte, la segunda mitad del libro de Daniel, desde el capítulo 7 hasta el 12, es una serie de estas visiones mediante las cuales Dios habla. Por ejemplo, en el capítulo 8 versículo 1 leemos, “En el año tercero del reinado del Rey Belsasar me apareció una visión a mí, Daniel, después de aquella que me había aparecido antes.” En otras palabras, tuve otra visión. En el decimo capítulo de Daniel en el primer versículo, “En el año tercero de Ciro, Rey de Persia, fue revelada palabra a Daniel llamado Belsasar.” Y entonces la última parte del libro es una serie de revelaciones o revelaciones proféticas dadas a este profeta de Dios. Este entonces es un libro de predicción, este es un libro de profecía.

Y podría añadir un comentario al margen, al principio, de que esas profecías fueron dadas para confirmar la validez de la Biblia como la Palabra de Dios. Hubieron muchas voces, hubieron muchos escritores religiosos, hubieron muchos oradores religiosos, hubieron muchas personas inclusive como las hay en el día de hoy, tratando de atraer a la gente a sí mismos y convencerlos de que hablan en nombre de Dios. Esto fue muy común en ese entonces.

Dios tuvo que tener algún método de confirmar quién era un profeta genuino, Dios tuvo que tener algún medio mediante el cual Él pudiera mostrar quién era el profeta verdadero, y una manera en la que Él lo hizo fue mediante la profecía predictiva, usted podía identificar a un profeta verdadero porque todo lo que él predecía sucedía, él tenía un 100% de precisión, de lo contrario no era un profeta verdadero.

Entonces la profecía no solo fue dada por Dios para revelar su verdad a nosotros, sino que además de eso para confirmar la palabra de ese profeta como alguien que había sido enviado de Dios. Y entonces no solo para darnos el mensaje sino también para dárnoslo por adelantado para que cuando sucediera supiéramos que de hecho este era el mensaje de Dios. En Isaías 45 por ejemplo el versículo 21 dice, “Diles y acércalos. Sí, diles que tomen consejo juntos.” Hablando acerca de las naciones. “¿Quién declaró esto desde el tiempo antiguo? ¿Quién te lo dijo desde ese entonces? ¿No fui Yo el Señor? Y no hay Dios fuera de Mí. Un Dios justo y salvador. No hay otro fuera de Mí. Mirad a Mí y sed salvos todos los fines de la tierra porque Yo soy Dios y no hay otro.” ¿Por qué? ¿Porque quien más les ha dicho que esto sucedería antes de que sucediera?

Entonces la profecía es una confirmación de la voz de Dios prediciendo lo que todavía no ha ocurrido para que la gente que oiga quede convencida de que Dios es la fuente. En el 46 de Isaías versículo 9, “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos porque Yo soy Dios y no hay otro Dios. Yo soy Dios y no hay nadie semejante a Mí, que anunció lo por venir desde el principio y desde la antigüedad lo que aún no era hecho, diciendo mi consejo permanecerá y haré todo lo que quiero. Yo hablé y lo haré venir. Lo he planeado y también lo haré.” Entonces Dios da revelación predictiva no solo para que sepamos lo que viene por adelantado. Eso no sería lo más necesario de todo porque no necesariamente necesitamos saber todo lo que viene por adelantado, sino que proverbialmente para que Dios pueda confirmar que la verdad como es hablada, es hablada por su profeta.

El hombre no puede predecir el futuro, como usted sabe, porque no es omnisciente, entonces no sabe lo que está por venir. Y él no es omnipotente, y por ello no puede controlar lo que está por venir. La capacidad de predecir el futuro involucra omnisciencia, el saber todo; y la omnipotencia, el controlar todo. Y Dios, solo Dios puede hacer eso.

Y el hecho de que en la Biblia usted puede encontrar predicciones del futuro que una y otra y otra vez se cumplen, es una indicación de que Dios mismo es su autor. En el capítulo 41 de Isaías, dos versículos más, “Tráiganlos y muéstrennos lo que sucederá, que muestren las cosas de antes, las que son, para que podamos considerarlas y conocer el final de ellas o declárenos las cosas que están por venir. Muéstrennos las cosas que vendrán después para que sepamos que son dioses.” En otras palabras, todos estos supuestos dioses paganos, todos los ídolos a los que habla en Isaías 41, Dios simplemente les dice que predigan el futuro y entonces sabremos que son dioses porque sabremos que tienen omnisciencia y mediante ella pueden saber por adelantado lo que va a pasar; y omnipotencia, lo cual controla. ¿Quién puede aceptar ese desafío? Nadie, nadie en absoluto.

“Y he aquí – Él dice en el mismo capítulo – ustedes no son nada, su obra no es nada.” Versículo 28, “Y vi y no hubo hombre inclusive entre ellos, y no hubo consejero de quien cuando yo pregunté de ellos pudiera responder una palabra. He aquí, todos son nada. Sus obras no son nada, sus imágenes forjadas y derretidas son viento y confusión.” Y entonces Dios se presenta por encima de todos los otros ídolos mediante Su capacidad de predecir el futuro.

Ahora, por muy imposible que esto sea para el hombre, no obstante intenta hacerlo, y a lo largo de la historia humana usted tiene a sus brujos y magos y adivinos y clarividentes y brujas y médiums y oráculos y aquellos que tratan de predecir el futuro y videntes y astrólogos y demás. Y tiene a todas estas personas, inclusive en la actualidad, que están tratando de presentarse a la sociedad como aquellos que pueden predecir el futuro, y francamente muchas personas caen presa de su influencia. Probablemente el primordial de nuestra sociedad en la actualidad es una mujer llamada Jenny Dixon. Ahora, Jenny Dixon dice que puede predecir el futuro, y primordialmente lo hace dos maneras, dice ella; una es mediante el uso de tarjetas, de cartas; y la otra es la más dominante, mediante una bola de cristal. Ella cree que es una agente de Dios quien a través de su bola de cristal puede ver el futuro.

Ahora, la pregunta que la gente con frecuencia me hace es, ¿realmente ella puede predecir el futuro? Bueno, permítame darle una pequeña idea, en 1964 ella aseguró a sus lectores que la guerra en Vietnam terminaría en 1965, más adelante lo corrigió a 1966, y después se dio por vencida. En 1972 la guerra todavía seguía.

Y en 1958 ella predijo que en el año, en ese año 1958, China y los Estados Unidos declararían la guerra entre sí. Eso todavía no ha sucedido 22 años después.

En 1959 ella predijo que en ese año China será admitida en la Naciones Unidas. China no fue admitida sino 12 años después, hasta 1971.

Ella predijo en 1964 que Walter Reuter sería candidato para presidente, él ni siquiera propuso ser candidato.

En febrero de 1968 ella predijo que el nominado demócrata para presidente sería Lyndon Johnson, y fue Hubert Humphrey.

En 1968 ella predijo, antes de la elección, Dean Rose renunciaría como Secretario Estado, y no fue así.

En 1968, el 20 de octubre ella predijo que los hombres en el barco capturado Pueblo no serían liberados por los coreanos del norte, sino que serán liberados después de un largo periodo de tiempo a través de las negociaciones con Rusia. De hecho la tripulación del Pueblo fue liberada por los coreanos del norte y no los rusos. De hecho dos meses después Jenny Dixon predijo que no sería sí.

En 1968 ella predijo que Rusia sería la primera nación de colocar un hombre en la luna y lo haría en tres años. Y todos sabemos que no fueron.

El sindicato de periódicos que distribuye su columna imprimió su predicción acerca de Jackie Kennedy el 20 de octubre, el día de su boda sorpresa con Aristóteles Onassis. Y esto volteó de cabeza la industria, ¿por qué? Porque la Sra. Dixon dice que este escritor no había escrito en su columna ese mismo día, “Yo permanezco fiel a mi predicción del Año Nuevo de que Jackie nunca se casará.”

En 1967 ella predijo que ese sería el año para una cura para el cáncer, dándole esperanza falsa a miles de personas que padecían de esta enfermedad.

Francamente, ¿qué tan mal puede estar alguien y todavía sobrevivir como alguien que predice el futuro? Me recuerda a mi querido amigo el Dr. Carter quien dijo una vez que fue a la farmacia más grande en Pennsylvania, en la ciudad de Filadelfia, y ahí había un adivino, el adivino estaba adivinando el futuro y usted podía acercarse y darle cinco dólares y ella le podía predecir su futuro. Y ella estaba ahí y una multitud se había congregado ahí en torno a ella, él no ve demasiado bien, entonces él pensó, “Este es el momento para mí.” Y él simplemente podía ir a cualquier lugar y hacer cualquier cosa porque la gente en cierta manera se aleja debido a su discapacidad. Y entonces él se metió entre la multitud y él que es una pequeña persona, es de baja estatura, él llegó hasta la parte de adelante y vio a esta mujer y con ese ojo con el cual él puede ver 10% y él dijo, “Señora, ¿usted sabe dónde está el kleenex?” Ella se indignó, ella lo vio y le dijo, “Señor, yo no trabajo para esta farmacia. Yo no sé dónde están los kleenex.” Él dijo, “Señora, ¿cómo puede usted saber tanto del futuro pero no sabe dónde están los kleenex?” Me temo que Jenny Dixon habló diciendo que sabía mucho del futuro pero no sabe en dónde están los kleenex. Si fueran tan inteligentes deberían saber otras cosas.

Escuche, en Deuteronomio capítulo 18 hay un texto interesante, Deuteronomio 18 versículo 10, Dios dice, “Cuando entres en la tierra – al pueblo de Israel -- no se encontrará entre vosotros a nadie que haga que su hijo o su hija a pase por el fuego.” Ese era un rito de aquellos que adoraban al Dios de Moloch. “O que use adivinación o que predice el futuro o un encantador o brujo o adivino o aquel que consulta los médiums, porque todos los que hacen esas cosas son una abominación al Señor y debido a estas abominaciones el Señor tu Dios los expulsa, los echa delante de ti.” No debían tener ninguna parte en esto.

En Números capítulo 23 versículo 19 la Biblia dice que Dios no es hombre para que mienta ni hijo de hombre para que se arrepienta. “¿Él dijo y no lo hará? ¿Él ha hablado y no lo cumplirá?” En otras palabras, en el Antiguo Testamento Dios dice que solo hay una persona que puede predecir el futuro, y no crea usted que nadie más puede, porque no pueden. De vez en cuando podrían como el reloj que no funciona, está bien dos veces al día, pero hasta ahí.

Una ejecución hebrea era algo terrible, los hebreos cuando ejecutaban a alguien los apedreaban, en primer lugar, les quitaban la ropa y quedaban relativamente desnudos, ataban las manos de la persona detrás de ellos y desfilaban a la víctima sacándola de la ciudad. Y si no tenían un precipicio por lo menos de 10 pies o más sobre el cual pudieran aventar, empujar a la persona en ese lugar, ellos lo que hacían es que construían una especie de plataforma de 9 pies de alto y la persona se subía por las escaleras hasta llegar ahí y después aventaban a la persona de la plataforma y el primer testigo oficial en contra del crimen cometido por el individuo era el que empujaba, y la persona cuyas manos estaban atadas llegaba y pegaba en el piso con gran fuerza; y después el segundo testigo tomaba la piedra grande y dejaba caer la piedra en la cabeza y el pecho. Y después el resto de los testigos lo acompañaban y la comunidad entera hasta que la persona terminaba muriendo.

El cadáver de una persona que había sido apedreado entonces era llevado a un lugar infame para ser sepultado, era sepultado solo con la piedra que se la había aventado al cuerpo como una marca y ninguna ceremonia se le permitía. Dice usted, ¿a quién le hacían eso? A los falsos profetas, cualquier persona que decía que predecía el futuro, pero se había equivocado. Eso es lo que les pasaba.

En Deuteronomio capítulo 13 versículos 5, “Y ese profeta o soñador de sueños morirá porque él ha hablado para desviarlos de Jehová vuestro Dios quien os sacó de la tierra de Egipto y los redimió de la casa de servidumbre.” Versículo 10, “Y lo apedreareis con piedras para que muera porque él había buscado alejarte de Jehová tu Dios quien te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre.” En cualquier momento en el que alguien llega y dice predecir el futuro y dice estar hablando de lo que va a pasar en el futuro y se equivoca debían ser apedreados. La precisión al 100% es el estándar.

Ahora, muéstreme usted a un profeta moderno que le gustaría arriesgar su vida al decir que predice el futuro en una circunstancia como esa, una precisión al 100%. Bueno, hubo un hombre así en tiempos antiguos, hubieron muchos, pero uno en particular fue Daniel. Daniel de manera inequívoca y sin titubeos proclamó profecía sin temor en su mente o un temor en su corazón de que sufriera consecuencias negativas, sin temor por su vida, ¿por qué? Porque cuando él habló, él habló como un profeta legítimo de Dios y su profecía no fue una buena adivinanza, no fue parcialmente verdadera, fue 100% precisa y así fueron el resto de los profetas bíblicos llamados. Su precisión es literalmente una realidad asombrosa, una realidad asombrosa.

Permítame darle una ilustración. Si usted digamos que toma una moneda, una moneda de 10 centavos y la avienta dos veces, hay cuatro resultados posibles: podría caer en una cara dos veces o de la otra dos veces o en la primera cara, después en la segunda, o en la segunda y después la primera. La posibilidad de que cayera en la misma cara dos veces es una de cuatro, o dicho de otra manera, si cuatro personas aventaran la moneda dos veces, por las leyes de la probabilidad se esperaría que una de ellas terminara con la misma cara dos veces seguidas. Y solo le digo esto para presentarle esta idea entera de la probabilidad, la probabilidad de que obtenga de la primera cara tres veces de tres intentos, claro, es grandemente reducida.

Si ocho personas, cada una de ellas aventara una moneda tres veces esperaría que una de ellas terminara con la misma cara tres veces. Una persona en 16 podría esperar a que la misma cara saliera en una secuencia ininterrumpida y demás. Y sigue a partir de ahí.

Ahora, si poco más de 1,000 personas, todas estuvieran aventando monedas 1,000 veces, las probabilidades son que una de ellas terminaría con la misma cara 10 veces seguidas sin que la otra cara rompiera la secuencia, obtener la misma cara 20 veces en una secuencia ininterrumpida demandaría más de 1 millón de personas; un intento ininterrumpido de 30 veces de la misma cara, más de 1 billón de personas. ¿Qué estoy diciendo? Estoy diciendo que tomar las profecías de la palabra de Dios y decir que sucedieron simplemente por probabilidad es una imposibilidad astronómica.

Simplemente para que caiga la moneda 30 veces en la misma cara tendría que tener a 1 billón de personas aventando monedas. Y para que caiga la moneda 40 veces en la misma cara en 40 intentos podría suceder por las probabilidades de menos de una vez en 1 trillón de veces. Ahora, si hubiera 40 billones de personas en cada una de las 250 tierras como la nuestra y todas ellas estuvieran aventando monedas, y sigue a partir de ahí, las probabilidades a las que llega, si usted quiere, las probabilidades para que una moneda cayera 100 veces en la misma cara seguidas tendría que tener 1 y 72 ceros de personas.

Y escuche, los astrónomos nos dicen que hay algo así como 200 billones de estrellas en la Vía Láctea, imagínese que en cada una de las 200 billones de estrellas vivieran 4 billones de personas, la población de todas las estrellas en la Vía Láctea llegaría a ser de 20 ceros, eso es todo, simplemente 20 ceros. Pero para que 30 profecías fueran cumplidas simplemente por mera probabilidad, tendría que tener 72 ceros de personas. No puede suceder por accidente, no hay azar, tiene que ser la palabra de Dios. Entonces cuando Daniel habla junto con todos los otros profetas, más vale que escuche.

Simplemente las probabilidades de que se cumplan de manera específica las profecías de Daniel capítulo 7 mediante mera probabilidad son una imposibilidad absoluta total. Es Dios quien habla.

Ahora veamos el texto. Hemos visto tres temas en particular en el capítulo 7: la coronación del rey, la naturaleza del reino y la cronología del reino. La coronación, la naturaleza y la cronología. En nuestro último estudio vimos que el tema del capítulo es la coronación, eso responde la pregunta del quién. Y después está la naturaleza del reino, eso responde a la pregunta qué. Y en esta noche vamos a ver la cronología, eso responde a la pregunta cuándo. Quién, qué, cuándo.

Ahora, recuerde que la coronación respondió a la pregunta del quién, y dijimos que el tema del séptimo capítulo de Daniel es para señalar que Cristo va a venir y va a tomar el liderazgo como el rey de la tierra. Observe el versículo 9, “Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos. Y se sentó un Anciano de días.” Y estudiamos eso en nuestro último estudio, fueron establecidos tronos. Ahora, lo que sucedió en ese punto en particular véalo en el versículo 13, “Miraba yo en la visión de la noche y he aquí, con las nubes del cielo venía uno como un Hijo de Hombre que vino hasta el Anciano de días y le hicieron acercarse delante de Él. Y le fue dado dominio, gloria y reino para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran. Su dominio es dominio eterno que nunca pasará y Su reino uno que no será destruido.” Entonces la coronación se llevó a cabo ahí en los versículos 9 y 13, el Padre se sienta en el trono, el Hijo viene, en el versículo 13 y en el 14 recibe el reino. Esa es la coronación. Y explicamos eso detalle.

Ahora, ¿cuál es la naturaleza del reino que recibe? Bueno, mencionamos que hay cinco características del reino. En primer lugar, el reino es un reino de autoridad; en el versículo 14, “Y le fue dado dominio.” Y dijimos que la palabra significa autoridad. Él gobierna con una vara de hierro en su reino. Él es un monarca absoluto.

Lo segundo que dijimos es que el reino no solo es caracterizado por autoridad sino por honra. Y le fue dado dominio, gloria y gloria significa honra. Él no solo gobierna como un monarca absoluto sino que Él tiene la respuesta correcta del pueblo, de la gente a la que gobierna, no solo es la estructura apropiada conforme Él gobierna, sino que inclusive la actitud de la gente es apropiada, sus corazones están inclinados hacia Él.

Lo tercero que vimos fue la extensión, la palabra reino es mencionada en el versículo 14, es mencionada otra vez en el versículo 18, es mencionada otra vez en el versículo 27. “Vivimos la extensión de esto como una monarquía.” Una monarquía estructurada, un reino en el cual Cristo literalmente gobernó la tierra. Después vimos que este reino tenía espectro, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran. Esto incluye todo y tiene duración, su dominio es dominio eterno que nunca pasará y su reino uno que no será destruido. Y el versículo 27 dice esencialmente lo mismo.

Entonces hemos visto algo acerca de la naturaleza del reino, es un reino de autoridad, de honra, su extensión es que es un reino estructurado en el cual Cristo gobierna incluyendo el globo, su espectro toca a toda la gente, su duración es que es para siempre. Comienza con un período de mil años y después pasa a la eternidad. Ahora, nos queda una pregunta, el quién, Cristo, el Hijo del Hombre coronado rey. El qué, su reino, el cual es eterno, en el cual Él gobierna en una monarquía absoluta. La única pregunta que queda es cuándo va a suceder, y eso toma el resto del capítulo. ¿Cuándo va a suceder?

En Hechos 1 los discípulos dijeron, “Señor, ¿traerás en este tiempo el reino?” Esa siempre ha sido la pregunta, hemos cantado canciones en esta noche, “Jesús va a regresar.” Clayton mencionó que Cristo podría regresar en cualquier momento, en cualquier momento. Todos tenemos la expectativa de Juan que dijo, “Ven Señor Jesús.” De los discípulos que estuvieron en el monte conforme Jesús ascendió al cielo y oyeron a los ángeles decir, “Este mismo Jesús quien ha sido quitado de vosotros vendrá de la misma manera como lo han visto irse.” Todos entendemos la esperanza y el corazón de Juan y Pedro y Pablo conforme escribieron sus epístolas, con una expectativa que anhelaba, e inclusive Judas, que Cristo regresara.

Y supongo que los cristianos en toda generación se han preguntado cuando, ¿cuándo? ¿Cuándo? ¿Cuándo? Daniel nos da la respuesta en este capítulo. Es una increíble verdad y quiero tomarme mi tiempo para podérselas explicar porque creo que toda palabra que Dios ha colocado aquí Él quiere que nosotros la entendamos. Y quiero que vea lo que dice.

Ahora, en la visión de Daniel, la secuencia, mucha atención, la secuencia del reino de Cristo es desarrollada en una serie de cinco grandes verdades. Y estas son verdades cronológicas secuenciales.

Ahora, número uno, recuerde esto, el reino de Cristo sigue a los reinos de las naciones. Ese es el punto número uno, quiero que escriba eso, el reino de Cristo sigue a los reinos de las naciones. ¿Cuándo va a suceder? Va a suceder después del curso de la historia humana, va a seguir a los reinos de las naciones. Ahora, este es un enfoque primordial en esta visión. Ahora, comencemos a ver este primer punto como el principio del capítulo, versículos 1 al 3.

Ahora, mucha atención. “En el primer año de Belsasar Rey de Babilonia tuvo Daniel un sueño y visiones de su cabeza mientras estaba en su lecho. Luego escribió el sueño y relató lo principal del asunto.” Entramos en eso a detalle la última vez. Simplemente recuerde que tuvo una visión. Daniel dijo, y aquí está el resumen, “Miraba yo en mi visión de noche y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra subían del mar.”

Ahora, dentro de esta visión en particular recuerde esto en el capítulo 7, el capítulo 7 es una visión larga, pero dentro de esa visión hay tres segmentos, tres segmentos. Número uno, las cuatro bestias que salen del mar. Número dos, la visión del Anciano de días en el trono. Y número tres, Cristo recibiendo su reino conforme Él viene gloria. Esas tres son visiones en sí mismas, parte de una visión más grande que incluye el capítulo entero.

Ahora, aquí Daniel primero ve en su misión el gran mar, versículo 2 dice, “Los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar.” Ahora, ¿cuál es el gran mar?” Bueno, Daniel, claro, vivía en el área mediterránea y la Biblia solo menciona básicamente cuatro mares y son los siguientes: el Mar de Galilea, el Mar Muerto, el Mar Rojo, ¿y cuál es el otro? El Mar Mediterráneo. Y el gran mar fue el Mediterráneo, el Mar Mediterráneo, con frecuencia fue llamado el gran mar.

Entonces en la visión de Daniel él está de pie ahí en la costa del mar más grande que él jamás ha visto, el Mar de Galilea realmente no es nada más francamente que un lago, un pequeño lago. El Mar Muerto no es nada más que un lago más grande. Y el Mar Rojo es simplemente un estrecho de agua, una franja estrecha de agua. El gran mar sería ese mar que sería el más grande que Daniel jamás vio en su vida, y ese sería el Mediterráneo.

Y entonces él está en la visión ahí de pie en la costa del Mar Mediterráneo, en el corazón de la historia humana y de la civilización humana, la cual nació en el área mediterránea. Y él ve el mar en turbulencia, en violencia, siendo despedazado. Y lo que está causando estos son los cuatro vientos del cielo. Ahora, básicamente cuatro es un número que está asociado con la tierra; son cuatro estaciones; hablamos de las cuatro esquinas de la tierra; cuatro parece identificarse con los números de la tierra. El viento viene de las cuatro áreas; Norte, Sur, Este y Oeste.

Y entonces lo que usted ve es la tierra que está en turbulencia, el mar representa a la humanidad, y esto es muy común en la Biblia. Por ejemplo, en Apocalipsis 17:15 dice, “Las aguas que tú viste son la gente, multitudes y naciones y lenguas.” El mar parece representar a la gente. Y los vientos simplemente son otra parte de la tierra y su sistema. Y la tierra está en una turbulencia que esté hirviendo, convulsionándose, en movimiento. Y entonces Daniel está de pie y ve toda la historia humana en turbulencia. Él ve la turbación del día del hombre, él ve a la humanidad sacudida en su medula debido al impacto turbulento de su pecaminosidad. Los vientos, como puede ver usted, son los varios elementos del pecado humano que se manifiestan y que están involucrados en las naciones que producen la contención y la turbulencia. Y entonces hay confusión general del mundo conforme Daniel ve.

Y francamente yo creo que así es como Dios ve a las naciones, Dios ve a las naciones en caos, Dios ve a las naciones del mundo, los pueblos de la humanidad en una turbulencia definitiva. Y lo vemos, ¿no es cierto? Aún en la actualidad. Podemos entender cómo Daniel se siente porque los medios masivos de comunicación y debido a todo lo que sabemos de la sociedad humana, nosotros también podemos estar ahí a la orilla de la historia humana y podemos ver nada más que caos total y turbulencia en todo el globo a lo largo de la historia del hombre. Y eso es precisamente lo que Daniel percibe. Y como dije, en Apocalipsis usted tiene muchos paralelos a Daniel. Y el mar aquí es identificado como las naciones.

Ahora, en medio de esto observe el versículo 3, algo sorprendente sucede, “Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra subían del mar.” La palabra grande literalmente significa muy grandes, enormes, masivas, monstruos. Escuche, no son un animal, pero son como algunos animales, solo pueden ser descritos en términos de lo que podemos entender. Entonces son descritos como ciertos animales, sin embargo son distintos, únicos, son monstruos y cada uno es diverso o único.

Entonces a partir del mar de la humanidad que está hirviendo, está en turbulencia, emanan cuatro superpotencias, cuatro monstruosidades, cuatro grandes imperios que son sangrientos y aterradores. Ahora, ¿cómo afectan al futuro del mundo? Bueno, simplemente para darle un comentario, esto es muy parecido – ¿no es cierto? – a la visión de Nabucodonosor en Daniel capítulo 2, ¿se acuerda de eso? En donde Nabucodonosor vio esa imagen colosal de oro, plata y bronce; y después de hierro y de hierro con un barro. Y vimos ahí que eran cuatro grandes imperios mundiales: Babilonia, Medo Persia, Grecia y Roma. Bueno, esto es lo mismo a través nada más que desde una perspectiva diferente, son los mismos cuatro imperios mundiales.

Pero escuché esto, Nabucodonosor era un pagano y entonces la visión de Nabucodonosor los vio desde el punto de vista del hombre. En otras palabras, cuando Nabucodonosor vio estas superpotencias que controlarían la historia, Nabucodonosor las vio como una imagen colosal, gloriosa, con una cabeza de oro, masiva, monumental, porque esa es la manera en que las percibió. Pero cuando Daniel las ve, debido a que las ve con el ojo de Dios, él no ve belleza alguna, él no ve maravilla alguna, él no ve el brillo del metal, él ve monstruosidades horrendas, él ve a bestias salvajes fuera de control porque esa es la percepción de Dios. El hombre, como puede ver usted, ve sus reinos como algo maravilloso y emocionante y colosal. Y Dios ve los reinos del hombre como algo feo y salvaje y homicida y sangriento.

Y entonces por eso es que vemos esta diferencia. El hombre no ve las cosas como Dios las ve, para el hombre es su gran día es colosal, impresionante, triunfal, poderoso, fuerte. Para Dios el día del hombre es salvaje y sangriento, y esa es la diferencia. El hombre ve a sus imperios como logros, Dios los ve como algo que está fuera de control.

Ahora veamos cada una de las cuatro bestias, versículo 4, la primera es Babilonia, esto es fascinante. “La primera era como león y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas y fue levantada del suelo o y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre. Y le fue dado corazón de hombre.” Ahora espera, esto es único. La primera era como león, no fue un león. Pero Daniel no podía describirla de una mejor manera que decir, “Era como león.” Ahora, los leones simbolizaban al imperio babilonio, eran simbólicos del día de Nabucodonosor; el león era el rey de las bestias, y todavía lo es; el león como el rey de las bestias corresponde con la cabeza de oro, Nabucodonosor, la monarquía de Babilonia. Pero observe, tenía alas de águila, el águila es el rey de las aves.

Y entonces esto fue el pináculo de la monarquía y yo creo que las alas de águila hablan de la rapidez con la que Nabucodonosor conquistó, después de la batalla en Karkemish en el 605 a. C., él simplemente barrió con el mundo conocido y lo conquistó todo.

Ahora, otra cosa interesante, en descubrimientos arqueológicos en Medio Oriente al estar escarbando ahí alrededor de las ruinas antiguas de Babilonia le sorprendería saber que descubrieron algo muy importante, han descubierto que en las puertas de la ciudad de Babilonia, las puertas particularmente que entraban al palacio real, guardando las puertas había leones alados ahí, ese fue el símbolo mismo de los babilonios para su reino y su gobierno. Los contemporáneos de Daniel; Jeremías, Ezequiel, inclusive Habacuc, hablan del león y el águila en referencia a Babilonia y a Nabucodonosor. Entonces sabemos que es Babilonia, la arqueología lo firma.

Y entonces él dice, “Viene un imperio mundial.” Babilonia. Y sabemos que eso sucedió. ¿Pero qué le pasó? Y él dice, “Yo estaba mirando, hasta que sus alas fueron arrancadas. Y fue levantado del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre y le fue dado corazón de hombre.” Sus alas fueron arrancadas, ¿qué es eso? La mayoría de los comentaristas dicen, y estoy de acuerdo, con que esta es la humillación de Nabucodonosor. ¿Se acuerda usted en el capítulo 4 que en medio de su gobierno él dijo, “Yo he construido esta gran ciudad?” Y Dios dijo, “Eso es suficiente para ti Nabucodonosor.” Y Dios lo hirió con locura. ¿Se acuerda de eso? Y Dios lo sacó de la ciudad para que comiera pasto como un buey, y sus uñas se convirtieron como garras de ave y el pelo cubrió su cuerpo y era como una bestia y él tuvo la mente de un animal. ¿Se acuerda de eso? Eso representa las alas arrancadas.

Y más adelante recordará usted, él fue levantado de la tierra, versículo 4. Dios le restauró su facultad de razonar. Él fue levantado, él se puso de pie como un hombre y el corazón de un hombre le fue dado a cambio del corazón de bestia que él había tenido durante siete años. Y entonces encontramos en esa misma declaración, esa referencia única a la historia de Babilonia, su poder. Y al arrancarle las alas al águila vemos ahí la locura de Nabucodonosor y su restauración.

Veamos la segunda bestia, versículo 5. Después del imperio babilonio vinieron los medo persas, y ya hemos estudiado eso en la sección histórica de Daniel. Por cierto, mantenga en mente ahora que los primeros seis capítulos abarcan el panorama de la historia, del 7 al 12 usted regresa a ese periodo histórico y puede ver las visiones que ocurrieron ahí. Entonces esto no está sucediendo después de esto sino que más bien antes de que suceda.

Y entonces vino la profecía de que habría otra bestia que viene del mar como uso, no un oso, sino como oso. “Y he aquí otra segunda bestia semejante a un oso la cual se alzaba de un costado más que del otro y tenía en su boca tres costillas entre los dientes. Y le fue dicho así, levántate, devora mucha carne.” Ahora, Daniel ve en la visión y una segunda bestia se levanta, segunda en secuencia, la primera se levanta y después la segunda se levanta, y esta es como oso. Y este tiene que ser el imperio medo persa, fuerte como oso, conocido por su fuerza y ferocidad en la batalla, como se nos indica en Isaías capítulo 13. Y entonces él ve el imperio medo persa.

Ahora observe que dice, “La cual se alzaba de un costado más que del otro.” El oso aparentemente es visto en la visión de Daniel como si tuviera un pie en el aire y como si estuviera comenzando a dar uno de sus pasos fuertes hacia delante. Pero a levantarse en un lado habla del hecho de que en el imperio medo persa los persas dominaron a los medos y fueron los que tuvieron la mayor importancia, mayor poder y mayor dominio. Y entonces la parte persa del oso está levantado conforme el oso comienza a dar un paso hacia delante, un paso fuerte en conquista.

Ahora, noté también que tres costillas estaban en la boca del oso, estas obviamente son los restos de algunas naciones que el imperio medo persa conquistó. Y creo que lo mejor sería asumir que esto se refiere a Babilonia ya que conquistaron al imperio babilonio, Egipto y la nación de Libia, ya que todas ellas fueron derrotadas por los persas. Después de pronto le fue dicho así, y no sabemos quién le dijo, quien sea que haya sido, quizás algún ser angélico que aparece una y otra vez en el libro de Daniel. Y le fue dicho así, “Levántate, devora mucha carne.” Y usted notará que el imperio medo persa se extendió mucho más allá de las fronteras de Babilonia. Y así fue. Fue feroz, poderoso y se extendió más allá de cualquier reino previo a él, continuó durante 200 años y fue sucedido por otro reino.

Versículo 6, “Después de esto miré. Y he aquí otra semejante a un leopardo.” O podría traducir la palabra pantera. “Con cuatro alas de ave en sus espaldas.” Tenía también esta bestia cuatro cabezas y le fue dado dominio.” Esto es fabuloso, esto es una profecía que se da cientos de años antes de que se cumpliera. Y su detalle es absolutamente increíble. Dice que vendría una tercer nación como un leopardo o pantera, la más rápida de todas; el leopardo y la pantera es a agilidad y velocidad y tiene una sed insaciable de sangre, este es un depredador. Es evidente que esta es la nación de Grecia, la cual siguió al imperio medo persa, con cuatro de alas de ave en sus espaldas.

Ahora, un leopardo o pantera es bastante rápido, y si usted añade las alas a la espalda, usted tiene una velocidad y acción increíbles. Y claro, el gran monarca del periodo griego fue Alejandro Magno o Alejandro El Grande, quien conquistó el mundo más rápido que cualquier otra persona en la historia con una velocidad sorprendente, como un leopardo con alas que de manera rapaz barrió por el mundo extendiendo su reino, y francamente él gobernó todo desde Europa a la India, simplemente arrasó con todo. Ya para cuando tuvo 33 años de edad él había conquistado el mundo entero. La naturaleza fugaz de su conquista no tuvo paralelos en el mundo antiguo.

Ahora, observe esto fascinante; tenía también esta bestia cuatro cabezas. Ahora, ¿por qué eso? ¿Quién podría predecir eso? ¿Qué significa eso? Bueno, la fase final del imperio mundial de Alejandro Magno fue dividida entre sus cuatro generales, esto no es lo que la Biblia dice, esto es lo que la historia nos dice para confirmar la palabra de Dios. Alejandro murió y él murió con cuatro grandes generales; sus nombres fueron Casandro, Lisímaco, Seleuco y Ptolomeo. Y el reino de Grecia fue dividido entre ellos. Casandro se quedó con el área de Grecia y Macedonia. Lisímaco recibió Tracia y Asia Menor, la cual está un poco al este de eso. Seleuco tomó Siria y el Medio Oriente, de dónde salieron los seleucitas. Y Ptolomeo, ¿recibió qué? Egipto. El reino fue dividido entre cuatro generales y dominio le fue dado. Y entonces de nuevo Daniel indica, “Poder griego.”

La cuarta bestia, versículo 7, esta es una visión tremenda, tremenda. “Después de esto miraba yo en las visiones de la noche y he aquí la cuarta bestia.” Y no dice que es como nada, él simplemente dice, “Espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro.” Y el hierro nos dice claramente que estamos de regreso en Roma, “Devoraba y desmenuzaba y las sobras hollaba con sus pies. Y era muy diferente de todas las bestias que había antes de ella. Y tenía – qué - 10 cuernos.” Ahora, esta no se parece a ningún animal, es simplemente una bestia impresionante, no tenemos idea alguna de cómo se veía. Pero yo creo que en un sentido probablemente incorporaba todos los elementos de las otras bestias, es muy parecida a la bestia de Apocalipsis 13 a la cual se refiere al imperio romano revivido y al anticristo que sale de él.

Pero yo creo que esta bestia es una bestia que compone elementos de leopardo, el oso y el león; es la suma de todo el pasado, este es el imperio romano increíble. Mantenga en mente que el imperio romano duró mucho más que los otros, los otros duraron un máximo de 200 años, el imperio romano continuó por casi 1,500 años, un imperio tremendamente poderoso.

Pero veamos las cosas que dice, en primer lugar dice que era espantosa y terrible; esos son simplemente sinónimos, hablando de la naturaleza aterradora, inspirando temor y terror. Después dice que era en gran manera fuerte, tenía un tamaño y fortaleza inmensas, tenía grandes dientes de hierro. Eso habla de su capacidad de aplastar y devorar y de hacer añicos y de hacer trizas. “Y pisó el residuo con sus pies. Fue feroz y aterradora, despedazando y haciendo trizas con sus dientes y aplastando todo lo que estaba debajo de sus pies.” Si alguna vez hubo algo que simbolizó a Roma fueron las legiones aplastantes que pisaron al mundo que iban conquistando. Fue diferente de todas las bestias que vinieran antes de ella. Y después encontramos esta declaración sorprendente, “Y tenía 10 cuernos.”

Ahora, escuche, la historia nos dice que este es el imperio romano, sabemos eso, los romanos conquistaron a los griegos. El dominio de Roma comenzó con la ocupación de Sicilia en el 241 a. C. como resultado de la victoria en el Mediterráneo. Y después el Mediterráneo, como lo dije hace semanas atrás, se convirtió en un lago romano. Y el imperio romano creció y creció, y usted sabe que el imperio romano no fue finalmente hecho a un lado sino hasta el 1450 d. C., durante más de 1,500 años ese imperio poderoso gobernó. Entonces vemos a los primeros cuatro imperios.

Ahora escuche, mi primer punto fue este, Cristo vendrá después del último de los grandes imperios gentiles. Dice usted, “Bueno, Roma está muerta. Roma ya no existe. Roma está muerta.” No. Notará al final del versículo 7 que tenía 10 cuernos, eso todavía no se ha cumplido. Ningún imperio ha tomado el lugar de Roma. Todavía está por venir un tiempo en el que habrá un imperio romano revivido. Esto es muy claro a partir del libro de Apocalipsis y lo vimos en Daniel 2, no quiero volver a entrar a todos los detalles simplemente para recordarle que eso es lo que está diciendo. Y en esa forma final del imperio romano habrá 10 cuernos.

Ahora, en las Escrituras un cuerno se refiere a autoridad, a poder o a un rey. La fase final del cuarto imperio es una monarquía de 10 reinos. Ahora veamos el versículo 15, y creo que veremos más acerca de esto, “Se me turbó el espiritual a mí, Daniel, en medio de mi cuerpo y las visiones de mi cabeza me asombraron. Me acerqué a uno de los que asistían, literalmente alguien que estaba ahí de pie, un ángel, y le pregunté la verdad acerca de todo esto. Y me habló y me hizo conocer la interpretación de las cosas. Estas cuatro grandes bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra.”

Entonces Daniel dice, “¿Ahora qué significa esto?” Y el ángel le dice, “Estos son cuatro reyes que se levantarán en la tierra.” Daniel, como puede ver usted, está diciéndonos lo que va a pasar en el futuro, “Habrá cuatro imperios mundiales.” Babilonia, Medo Persia, Grecia, Roma. Y él estaba siguiendo la agenda al detalle, todo detalle fue cumplido. ¿Todos ellos han venido y se han ido? Pienso en la obra de Shelley Ozymandias en la cual él describe, “Conocí a un viajero de una tierra antigua que dijo, dos piernas de piedra bastas y sin tronco están de pie en el desierto. Cerca de ellas en la arena medio sumidas un semblante despedazado yace, cuyo seño y labio arrugado y gesto de mando frío cuentan bien de las pasiones de su escultor. Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes. Observen mis obras ustedes los poderosos y pierdan la esperanza. Nada más permanece. Y en torno a la putrefacción de esas ruinas colosales, las arenas solas sin límite y desnudas se extienden lejos.” Fin de la cita.

Y lo que Shelley está diciendo es que en algún lugar se encontraba tallada la declaración de ser rey de reyes en alguna estatua destruida, aplastada, inútil. Eso es lo que Nabucodonosor dijo, eso es lo que Ciro dijo, eso es lo que Alejandro dijo, eso es lo que los Césares dijeron. Y todos por igual yacen en el polvo. Pero ahí al final del versículo 7 se encuentra esa afirmación aterradora, 10 cuernos, la forma final de las 10 naciones del imperio romano.

Y Apocalipsis nos dice que habrá un avivamiento del imperio romano. Apocalipsis capítulo 17 versículos 11 y 12, “Y habrá 10 naciones que se unirán y constituirán el avivamiento de ese imperio.” Y ya le he dicho esto antes, ya ha sucedido en Europa, la Comunidad Económica Europea, el Mercado Común ahora tiene 10 naciones miembro, en términos territoriales están ocupando lo que una vez fue el imperio romano. Uno de sus líderes dijo, “El mundo ha visto un avivamiento del antiguo imperio romano.” Y realmente creo que esta unificación de Europa va a suceder muy rápido.

Recientemente recibí una carta de un hombre que está conectado con la inteligencia naval y él dijo, “Quiero que sepa, porque lo escucho enseñar la Palabra de Dios, y quiero que sepa que lo que percibimos como algo que está sucediendo alrededor del mundo políticamente y en términos del movimiento de las naciones.” Y él comenzó diciendo, “Que es mi convicción personal que en poco tiempo Rusia va a atacar a Israel.” De hecho él dijo, “Esto podría suceder este abril o en cualquier otro momento después de esto.” Y él dijo, “Le digo esto porque como ahora hemos identificado el movimiento de tropas rusas y sus flotas. Creemos que Rusia inmediatamente debe atacar a Israel por esta razón. Rusia quiere el Medio Oriente. Rusia sabe que para ganar el Medio Oriente usted debe sellarlo y ahogarlo.”

Entonces Rusia ya ha volteado la espalda y ha tomado Afganistán sellando al este, e Irán realmente ya es de ellos, ya se han movido a Yemen en el sur para sellar el Océano Índico. Y ahora controlan el norte porque están en el norte. La única salida posible muy pronto es que el petróleo árabe del mundo sea a través del oeste, y por ello el antagonismo de los árabes hacia Israel, quieren eso. Y por lo menos es la convicción de este individuo, que Rusia que tiene que entrar y tiene que levantar una cortina de hierro ahí por el Mediterráneo en donde está Israel, y habiendo sellado esa parte y habiendo sellado el sur y habiendo sellado el oeste han encerrado al mundo árabe. Y si no pueden exportar su petróleo, pueden ser estrangulados.

Rusia también está intentando, creen ellos, hacer lo mismo con Europa, al levantar una cortina ahí en Europa Oriental y sellar el Mediterráneo, al controlar la parte norte de África y están moviéndose rápido para hacer eso, crearán una isla aislada de Europa. Y Europa lo sabe, y como consecuencia, yo creo, que Europa se está moviendo rápidamente para consolidarse ya que Europa libre va a tener que hacer eso, de lo contrario nunca podrán resistir lo que va a venir.

Daniel dijo que vendría un avivamiento de esas naciones que una vez fueron el territorio de Roma en la fase final del imperio romano. Y yo creo que estamos viviendo en una época en la que eso va a suceder, ¿cuándo? ¿Cuándo es que el reino de Cristo viene? ¿Cuándo va a llevarse a cabo? ¿Cuándo va a suceder?

Primer punto, el reino de Cristo sigue a la forma final del reino final de las naciones. ¿Escuchó eso? El reino de Cristo seguirá a la forma final o al reino final de las naciones. Esa es la confederación de 10 naciones que será el avivamiento del imperio romano, estamos al borde de que eso suceda en el día de hoy, el día de hoy.

Este oficial naval dijo que creen que Rusia atacará a Israel en abril. Él dijo, “Podría estar mal, pero lo harán, sino en abril, poco después.” Esa es una verdad sorprendente. Es increíble concebir que están así de cerca ese tipo de actividad. El reino de Cristo sigue a la forma final del reino final de las naciones.

Ahora, realmente entonces le he dado dos puntos en esta noche. El reino de Cristo, número uno, sigue a los reinos de las naciones. Punto número dos, sigue a la forma final del reino de las naciones. Recuerde ambos, sigue al reino de las naciones, pero usted tiene que esperar hasta que llegue la forma final, de otra manera el reino hubiera estado aquí en el 1450 cuando el último gobernante romano fue hecho un lado. Pero todavía no hemos llegado a esa forma final, la cual está por venir.

Un tercer punto, lo voy a introducir, y voy hablar de esto la próxima semana. Escúchelo, el reino de Cristo no solo sigue a la forma final del reino final de las naciones, sino escuche, el reino de Cristo sigue al gobernante final de la forma final del reino final. ¿Escuchó eso? El reino sigue al reino final de los hombres, sigue a la forma final de ese reino final, y sigue al gobernante final de esa forma final del reino final. ¿Por qué? Escuche, habrán 10 reyes en la confederación de 10 naciones. Ahora, escuché esto, pero de esos 10 se levantará uno que someterá al resto y será el rey final en la forma final de los reinos gentiles. Cristo lo seguirá, lo llamamos anticristo. Y la noche del próximo día del Señor continuaremos nuestro estudio y veremos quién es y cómo eres y llegaremos hasta el reino de Cristo que lo sigue.

Oremos. Padre, de nuevo en esta noche hemos sido instruidos a partir de Tu palabra, para muchos de nosotros estas no son verdades particularmente nuevas, las hemos estudiado. Pero oh Señor, que emocionante son. Algunas veces pensamos que podemos oír las pisadas del Rey venidero que está tan cerca. Que aprendamos Padre, que aprendamos la lección de Pedro quien dijo, “Viendo que estas cosas van a suceder. ¿Qué tipo de personas deben ser?” Sálvanos del tipo indiferencia que dice, “He oído eso antes.” Porque si este tipo de conocimiento no cambia la manera en la que vivimos, entonces algo está mal. Ayúdanos a oír lo que Juan dijo, cuando dijo, “El que tiene esta esperanza en Él, se purifica a sí mismo.” Y si Tú vienes tan pronto Señor, si todo eso está tan cerca del horizonte y si nos vas a llevar antes de que suceda, debe estar cerca, debe estar cerca. Y si está cerca, entonces más vale que nuestras vidas estén en forma. Más vale que comencemos a hablarle a esas personas a las que todavía no les hemos hablado. Más vale que comencemos ejercer nuestros dones espirituales. Más vale que comencemos a hacernos algo de tesoros en el cielo, a hacer a un lado coronas que recibamos de tu mano y las arrojemos a tus pies Señor. Si vienes tan rápido, más vale que evaluemos nuestras vidas y cuáles son nuestras prioridades. Más vale que comencemos a invertir en la eternidad y no en este mundo pasajero. Y para cualquiera que esté con nosotros, Señor, que no conozca a Cristo, oramos que pueda venir a Él antes de que sea demasiado tarde por la eternidad. Que sus corazones estén abiertos y respondan al Evangelio de Cristo, quien vendrá como Rey de Reyes y Señor de Señores y establecerá un reino eterno, pero solo para aquellos que lo aman y lo conocen a través de la fe. Entonces tócanos a todos Padre, aquellos que no conocen a Cristo, que sus corazones vengan con una fe arrepentida a Él, y aquellos que lo conocen, que volvamos a comprometernos con la urgencia de esta hora. No sabemos cuánto tiempo tenemos, ayúdanos a estar listos y te agradeceremos por lo que Tú lograrás. En el nombre de Cristo. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar