Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Vayamos a Daniel, capítulo 8. Estamos un poco retrasados en esta noche, no sabía si iba a llegar a predicar pero voy a predicar, pero Daniel, capítulo 8 – es tan maravilloso ver a una iglesia llena un domingo por la noche, y estoy tan emocionado porque el Espíritu de Dios ha puesto en nuestros corazones el estar juntos para este estudio tremendo. Qué ocasión tan gloriosa y maravillosa es cuando podemos abrir la Palabra de Dios, y encontrarnos con el profeta Daniel y oír el mensaje que el Señor le dio. Ahora, como usted recordará, al llegar a Daniel, capítulo 8, la visión de Daniel cubrió un panorama de la historia, cubrió el tiempo desde Daniel hasta el regreso de Cristo hasta cuando él establezca su reino.

Y usted recordará que está bosquejado en el libro de Daniel tanto a través de algunas visiones que llegaron a Nabucodonosor, y algunas visiones que llegaron a Daniel, que habrían cuatro imperios mundiales hasta el tiempo de Cristo: El imperio Babilonio, el Medo-Persa, el Griego, el Romano; y el imperio romano va a entrar en una especie de pausa, y después va resurgir al final en la confederación de 10 naciones, ahí sobre la cual el anticristo gobernará y él será destruido, y esa forma final del imperio junto con él mediante el regreso de Jesucristo.

Hemos estado señalando conforme vemos a Daniel, que Daniel se enfoca de manera profunda en esta personalidad final llamada el anticristo, que él ve a ese último imperio mundial siendo el imperio mundial romano, y sabemos eso a partir de lo que vemos en la historia, que el imperio romano se desvaneció pero está siendo revivido el día de hoy en la comunidad económico europea; el Mercado Común europeo, el cual es una resurgencia realmente de lo que territorialmente fue el imperio romano, y esto es lo que la Biblia indica. Entonces aprendimos a partir de leer el libro de Daniel que Europa volverá a recobrar su poder; Europa, la cual fue el área del imperio romano, será la más importante en el fin de los tiempos en una confederación de 10 naciones, y eso es precisamente lo que ha sucedido en el día de hoy en el mercado económico común; y me llamó la atención el otro día cuando dijeron que hubieron nueve naciones en el Mercado Común, y entonces hicimos algunas llamadas y algunas de las naciones no están seguras si están adentro o afuera, algunas están por entrar otras están por salir, lo mejor que pudimos confirmar es que iban a haber 10, nada más que Noruega se salió; pero ya para mayo de 1981, Grecia entraría y entonces habrían 10 de nuevo. Pero le dije que algunas entrarían, otras saldrían, habrían algunas fluctuaciones, algunos cambios; pero en la forma final, Europa volverá a resurgir en una confederación de 10 naciones, y sobre esta confederación gobernará este hombre que llamamos el anticristo.

Habrán habido otros intentos en la historia para unificar al mundo bajo el dominio europeo. Han habido otros intentos por reunir las piezas, los pedazos fragmentados del imperio romano y volverlos a unir. Creo que Carlos Magno trató de hacer eso en el 800, después de Cristo; creo que Napoleón trató de hacerlo y fracasó; creo que Hitler trató de hacerlo y fracasó, como usted sabe, y fracasó de manera miserable. Pero en la historia vendrá un hombre que no fallará, que no fracasará, que podrá unir de manera cohesiva a Europa en una confederación de 10 naciones, que se sostendrá como un imperio inmenso en contra del resto de las otras potencias en el mundo, y él va a estar a cargo de ser lo que llamaremos unos Estados Unidos de Europa, los cuales de hecho es un avivamiento de lo que en una ocasión fue el antiguo imperio romano.

Ahora, la Biblia nos dice que este individuo es el anticristo. Él es el cristo falso, el que viene y trata de aferrarse al mundo para que Cristo no lo pueda retomar. Él es el hombre Satanás y busca capturar al mundo con tal poder y tal fuerza que Cristo mismo no pueda quitárselo de su control. Ahora, Daniel habla acerca de este individuo con mucho detalle, en el capítulo 9 él hablará de él, en el capítulo 11 hablará de él, y aquí encontramos que él estaba en el capítulo 8 y ya hemos oído a él hablar acerca de este individuo en el capítulo 7. Entonces la historia se está moviendo hacia esta confederación final de 10 naciones con este anticristo a cargo, y claro, si usted ha observado los últimos acontecimientos en la historia, yo creo que a usted le va aparecer sorprendente lo preciso que es la Biblia porque podemos ver a Europa moviéndose en esta dirección con una fuerza tremenda; las presiones por producir a Estados Unidos Unificados de Europa son mayores de los que jamás han sido.

En una sucesión rápida de acontecimientos, por ejemplo, en una sola semana, remontándonos a 1975 al mes de mayo, México abrió las pláticas para explorar la posibilidad de tener lazos económicos con el Mercado Común Europeo; China estuvo de acuerdo con enviar un embajador a la Comunidad Económica Europea o al Mercado Común, y de esta manera se volvió la primera nación comunista en reconocer a los países del Mercado Común. Y entonces vemos que el Mercado Común está siendo reconocido por el mundo libre tal como México, por el mundo comunista tal como China; inclusive desde 1975 ya han podido establecer alguna especie de relación con el mundo árabe por la necesidad que ellos tienen de petróleo y demás. Y entonces están siendo reconocidos ahora como una coalición aunque todavía no están formados como tal, y no creo que llegarán a estar unidos hasta que el anticristo mismo venga a unir esto, porque la Biblia nos dice, como recordaremos a partir del capítulo 7 de Daniel, que a partir de esta multiplicidad de 10 reyes, uno se levantará sujetando a otros tres para apoderarse de todo esto, y entonces creo que habrá una especie de afiliación suelta en el Mercado Común hasta que el anticristo final llegue, y él va a someter a los tres líderes más fuertes, y él se va a posicionar como el líder y el único líder, y va ser que todo funcione, y veremos entonces a Estados Unidos de Europa.

Ahora, desafortunadamente Europa volverá a levantarse, pero Europa volverá a levantarse a costa de un precio terrible, porque mientras que el anticristo definitivamente será un “salvador político” será un diablo espiritual; mientras que él pueda salvar a Europa económicamente, él va condenar las almas de todos aquellos que escuchen su mensaje. Entonces Europa de nuevo conocerá el poder tremendo que una vez conoció en el tiempo del imperio romano, pero al mismo tiempo estará en el proceso de perder todos los valores morales y todos los valores espirituales.

Durante siete años terribles la Biblia nos dice este hombre dominará al mundo y él parecerá realmente casi invencible, su poder sólo será quebrantado por el poder del Señor Jesucristo mismo. Y entonces Daniel hace un punto tremendo acerca de este individuo para que el lector y la gente de su propia época sepa que viene un día en la historia humana cuando el poder gentil va alcanzar su clímax, y será bajo este charlatán, este impostor llamado el anticristo, y él, como el resto, va a llegar a su derrota, su Waterloo será la batalla del Armagedón, y en la batalla del Armagedón, en las planicies de Megido, al norte de Israel, él va perder la batalla, él será destruido.

Y es interesante, sin embargo, que inclusive conforme usted ve en la actualidad al Mercado Común, están buscando un nombre de este calibre que los guíe; ellos reconocen la fragmentación de su sistema, saben que realmente no pueden sobrevivir a menos de que todos se unan, perciben la presión externa tremenda siendo ejercida en contra de ellos por parte del Medio Oriente, también sienten la presión del oso ruso y sus aliados en Europa Oriental, y están moviéndose rápidamente hacia la consolidación. Uno de los factores primordiales a su favor es el descubrimiento del petróleo en el Mar del Norte, el cual teóricamente les podría dar una medida de independencia del Medio Oriente, la cual en algún momento necesitarán si Rusia sellara de manera total el Medio Oriente de ellos. Pero es sorprendente cómo en todas estas cosas que están sucediendo políticamente en Europa, lo que no tienen es a un gran líder.

Y hace algún tiempo atrás, el primer ministro de Bélgica, llamado Spaak, hizo esta declaración la cual yo pensé que fue muy interesante, y cito: “La verdad es que el método de los comités internacionales ha fracasado, lo que necesitamos es a un hombre, alguien del nivel más elevado de experiencia, de gran autoridad, de mucha influencia, de gran energía, que venga y que venga rápidamente; sea un civil o un hombre militar, no importa su nacionalidad, sea quien sea, de todos los que pueda hacer a un lado la burocracia, hacer a un lado los comités; despertar a la gente, cimentar a todos los gobiernos para que actúen; que venga rápidamente. Necesitamos a este hombre, y a quien esperamos, para que tome el cargo de la defensa del occidente”, fin de la cita.

Están esperando a un hombre y Satanás les va a dar a un hombre para que esté a cargo. Y la Biblia nos da información explicita acerca de la naturaleza de este hombre. Veamos de nuevo Daniel, capítulo 8, y veamos lo que Daniel tiene que decir acerca de él. Ahora conforme Daniel percibe la venida de este individuo, él quiere que sus lectores, él quiere que sus oyentes entiendan lo más claro posible cómo será; él está tratando de darnos el panorama entero de la historia humana, culminando en el regreso de Cristo, y él se enfoca en este gran gobernante mundial quien será aplastado en el poder de Cristo. Pero a lo largo del proceso, antes de que él realmente explique todo lo que hay acerca de este individuo final, él da en el capítulo 8 otras dos profecías relacionadas con hombres que vivirán antes del anticristo, pero que serán una demostración del tipo del hombre que será el anticristo. Y entonces usted tiene en este capítulo, en primer lugar, al cuerno grande; en segundo lugar, al cuerno pequeño; y después al cuerno final, quien es el anticristo.

Ahora, realmente creo que hay tres razones y las compartí con usted la última vez, simplemente se las recuerdo; tres razones por las que Daniel nos da esta profecía. Número uno, él quiere preparar al pueblo de Dios para la persecución; no quieren estar bajo ninguna ilusión de que las cosas van a mejorar, y mejorar, y mejorar, cuando realmente van a empeorar, empeorar, y empeorar, y de esta manera malentiendan que Dios está todavía en control; entonces Daniel quiere que el pueblo sepa que va empeorar la situación antes de que mejore, y él quiere que estén conscientes de la persecución. Entonces él les dice que a lo largo del camino del dominio gentil hasta que llegue el anticristo, van a ver algunas cosas horribles que se van a llevar a cabo.

En segundo lugar, creo que Daniel quiere advertirles de la corriente, de la tendencia general de la historia, al darle la Palabra de Dios acerca de la tendencia en la historia ellos verán la mano de Dios operando conforme ven la manera en que el mundo se va desenvolviendo. Y en tercer, yo creo que a pesar de todo esto, Daniel apunta al reino de Cristo para mostrar que cuando Satanás libere todo su poder, él todavía queda infinitamente corto de una victoria.

Ahora, si usted ve los primeros dos versículos, usted encuentra ahí la escena o el escenario de esto para la segunda visión que Daniel recibió. Fue en el tercer año del reinado del rey Beltsasar, esto es antes que los medos y los persas hubieran conquistado el reino babilonio, una visión vino a él, en la visión él se vio a sí mismo en Susa, no Xuxa, una ciudad en el este, la cual está en el área de Elam; y él estaba en la visión junto al Río Ulai. Él se ve a sí mismo en Susa, la cual en ese entonces era una ciudad insignificante como le señalé, pero poco después de esto se volvería una ciudad muy, muy significativa, y entonces él tiene esta visión sorprendente, y en la visión él ve a tres figuras; la primera es Alejandro el Grande, aunque él todavía ni siquiera ha nacido; la segunda es Antíoco Epífanes; y la tercera es el anticristo final.

Permítame recordarle del primero en el versículo 3: “Alcé los ojos y miré, y he aquí un carnero que estaba delante del río, y tenía dos cuernos; y aunque los cuernos eran altos, uno era más alto que el otro; y el más alto creció después”. Y él aquí ve al imperio Medo-Persa en la figura de un carnero con sus dos partes, los medos y los persas, “Y vi que el carnero tenía con los cuernos al poniente, al norte y al sur”, lo cual es exactamente a donde los medos y los persas fueron a conquistar, y nadie podía estar delante de ellos, nadie podía celebrar de su mano, y hacía conforme a su voluntad, y se engrandecía ; el imperio Medo-Persa aplastó a Babilonia, aplastó al occidente, al norte, al sur y conquistó al mundo.

Ahora, conforme él estaba viendo a los medos y a los persas, “Mientras yo consideraba esto, he aquí un macho cabrío venía del lado del poniente”; y el macho cabrío recordará usted significa el tercer imperio mundial Grecia, y esto encaja muy bien con la visión en el capítulo 7, y también la visión de Nabucodonosor en el capítulo 2. Entonces, del oeste vino el imperio griego, y vino rápido y velozmente, ni siquiera tocando el piso. “Y ese macho cabrío tenía un cuerno notable entre sus ojos”, y este cuerno se refiere al gobernante del imperio griego; nos dice de manera clara eso en el versículo 21. De hecho, en el versículo 20 dice que el carnero que tenía dos cuernos eran los reyes de Media y de Persia, y el macho cabrío es el rey de Grecia, y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero; el primer rey fue Alejandro Magno.

Entonces Daniel, en primer lugar, predice la venida de Alejandro Magno, y él viene con fuerza tremenda y poder tremendo. Y en el versículo 7 él viene en contra del carnero, o el carnero Medo-Persa, y lo derribó, y lo pisoteó, y no hubo quien librase al carnero de su poder. Y después en el versículo 8, el macho cabrío se engrandeció sobre manera, pero estando en su mayor fuerza, aquel cuerno fue quebrado. Alejandro Magno murió en una orgía de embriaguez a la edad de 33 años de edad, y a partir de ese caos griego en la muerte de Alejandro, cuatro generales se dividieron el reino, y ese es el final de versículo 8. Cuatro notables se apoderarían; sorprendente precisión bíblica. Medo-Persia se levantaría, Grecia la conquistaría con Alejandro Magno, quien se movería rápidamente para conquistar al mundo, y en la cúspide de su poder, su cuerno sería quebrantado, y a partir de eso, cuatro se levantarían, y eso es exactamente lo que sucedió, exactamente.

Ahora, 22 años después de la muerte de Alejandro, los generales de Alejandro peleando y tratando a lo largo de ese proceso, de esos 22 años, de apoderarse; y finalmente 22 años después, el reino de los griegos fue dividido en tres o cuatro generales, y entonces ya hemos conocido al cuerno grande.

Veamos al cuerno pequeño, versículo 9. “Y de uno de ellos, uno de esos cuatro cuernos”, del área de uno de esos cuatro generales, conocemos al cuerno pequeño; y de uno de ellos, de uno de los cuatro, y es el que tienen que mantener en mente, son los seleucidas; estuvo Casandro, Lisimaco, Tolomeo, y Seleuco, fueron los cuatro, y a los cuatro se les dieron secciones de la tierra del imperio de los griegos. Seleuco es el que se tiene en mente aquí. Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño que creció mucho al sur y al oriente y hacia la tierra gloriosa, o la tierra agradable, como la llaman en el capítulo 11, “la Gloria”, y eso se refiere a Israel.

Ahora, conocemos a un cuerno pequeño. De una de las cuatro divisiones del reino de Alejandro, recordará usted que ninguna de estas personas ni siquiera estaban vivas cuando Daniel profetizó, esto es toda la omnimisencia de Dios. Y de uno de ellos, de los cuatro, este es Seleuco, salió un cuerno pequeño que creció mucho al sur, y su poder se expresaría hacia al sur y al oriente y hacia la tierra gloriosa; y de hecho, expresó algo de su poder hacia al norte al apoderarse del área conocida como Armenia, pero su gran extensión fue hacia el sur y al este y al oeste de la tierra de Israel.

Ahora, observe algo acerca de él en el versículo 9, es un cuerno pequeño que creció mucho, literalmente el hebreo dice que salió a partir de pequeñez; él comenzó de una manera pequeña, pero se expandió de una manera sorprendente. Ahora, el pequeño cuerno del capítulo 8 –haga una nota mental– no debe ser confundido con el cuerno pequeño del capítulo 7, el cuerno pequeño del capítulo 7 el cual comenzó y creció era el anticristo, y no se confunda con eso. Los cuernos en los animales siempre eran el símbolo de poder y dominio, y entonces son usados de manera muy común. No nos debe sorprender que Daniel hablara de que dos cuernos comenzaron pequeños, y él se refirió a dos personas diferentes porque es obvio que el anticristo comenzaría y llegaría a ser muy poderoso, y entonces éste en particular a partir del reinado de Seleuco; pero debe mantener una distinción por esta razón: el cuerno pequeño en el capítulo 7 sale del imperio romano, el cuerno pequeño del capítulo 8 sale del imperio griego, y entonces debemos mantener la distinción; uno es el anticristo, y el otro es el que prefigura al anticristo.

Ahora, todos los comentaristas que estudian la Biblia, casi sin excepción alguna, ven a este individuo como a un hombre llamado Antíoco, Antíoco Epífanes, él fue el octavo gobernante de los Seléucidas del área del general Seleuco, y él reinó del 175 al 164 antes de Cristo en lo que se conoce como el período Inter-testamentario. El Antiguo Testamento terminó en el 400 antes de Cristo, el Nuevo Testamento comenzó después de Cristo, en el tiempo de Cristo, y en esos 400 años usted tiene un tiempo bíblico de silencio, y fue durante ese tiempo que este poder griego dominó la tierra de Israel; y en ese entonces, este hombre Antíoco llegó a un lugar de prominencia. Ahora, hasta su tiempo, la tierra de Palestina había estado bajo el control de los tolomeos; uno de los cuatro generales fue un hombre llamado Tolomeo, y de él salió una serie de gobernantes llamados los Tolomeos, y ellos ocuparon a Egipto; y hasta el tiempo del padre de Antíoco, Egipto gobernaba a Palestina. Pero alrededor del 195 antes de Cristo, el padre de Antíoco, un hombre quien aparentemente era un hombre muy poderoso, derrotó al quinto en la línea de los tolomeos, y se apoderó de Palestina, y Palestina llegó a ser posesión de los Seléucidas. Entonces cuando Antíoco llegó a reinar, le pertenecía al territorio Seléucida.

Ahora, permítame explicarle un poco lo que esto significa. Esto básicamente significa que los Seléucidas, quienes eran extremadamente griegos en su cultura, comenzaron a imponer sobre la tierra de Palestina un enfoque muy griego de la vida; ellos querían hacer todo lo que pudieron por destruir su identidad judía, todo lo que pudieron hacer por destruir y doblar su cerviz de tal manera que fueran miembros dispuestos del dominio de los Seléucidas.

Una de las cosas que los conquistadores con frecuencia hacen cuando se apoderan de una nueva tierra, es destruir la religión del pueblo que está ahí para que no se aferren a las tradiciones del pasado; los japoneses intentaron hacer esto en Corea, y esto es muy común en la historia. Y entonces, los Seléucidas comenzaron realmente a presionar a los judíos para que se helenizaran, o para que empezaran a pensar como griegos en términos de la cultura; y cuando Antíoco se volvió rey después de su padre, él empujó aún más esto. De hecho hay un recurso que tenemos que ver en este periodo, y voy a estar citándole de él, entonces manténgalo en mente.

Tenemos varios libros llamados Los Macabeos. Si usted viene de un trasfondo católico, usted ha visto a la mitad de su Biblia una sección de libros llamados los Apócrifos, ¿alguna vez ha visto eso? Los Apócrifos incluyen algunos libros que fueron escritos para comentar acerca de ese tiempo inter-testamentario; no son libros bíblicos, no son inspirados por el Espíritu, pero nos dan algo de información interesante histórica acerca de este periodo, y algunos de ellos son conocidos como los Macabeos. Y si vemos los Macabeos, podemos aprender algo de este hombre Antíoco, porque comentan acerca de aquello en lo que se involucró. Permítame citar Macabeos, y cito: “Cuando Antíoco, de sobre nombre Epífanes, reinó en el 130 y en el séptimo año del reino de los griegos, y Jasón laboró de manera encubierta para hacer sumo sacerdote”, fin de la cita. En otras palabras, Jasón, un hombre que se volvió un sumo sacerdote, lo hizo de una manera escondida bajo Antíoco, y cito: “Y él llevó a su propia nación de acuerdo con la tradición griega”, fin de la cita.

Ahora, entienda esto, Antíoco entra y lo primero que hace encontrar a un griego para que se vuelva el sumo sacerdote, y después tratar de dominar al pueblo judío con la cultura griega. Ahora, podría ser que Jasón fuera un judío, pero el hecho de que él había adoptado un nombre griego indica en dónde estaba su compromiso. Además, dice y cito: “Él construyó gustosamente un lugar de ejercicio bajo la torre misma, y trajo a los principales jóvenes bajo su sujeción. Ahora, tal era las costumbres griegas, –dicen los Macabeos– un incremento de maneras paganas a través de la profanación excesiva de Jasón, ese impío miserable, y ningún sumo sacerdote en absoluto, que los sacerdotes no tuvieron la valentía de servir ya al altar, sino que menospreciando el templo y descuidando los sacrificios se apresuraron para ser participantes de lo que se permitía de manera ilegal en el lugar de ejercicio después de que el juego del disco los llamaba”, fin de la cita.

Ahora, esto sale de 2ª de Macabeos, capítulo 4, permítame decir lo que eso significa. Jasón obtuvo de manera ilegal la posición de sumo sacerdote, e inmediatamente él quiso helenizar a todo mundo, él quiso detener la religión judía; y una de las cosas que hizo fue, exactamente afuera de la torre donde el Lugar Santísimo está ubicado, abajo de la sombra del Lugar Santísimo en el templo, él construyó un lugar de ejercicio. Bueno, dice usted, ¿qué tiene malo eso? Bueno, el lugar de ejercicio literalmente significa un lugar de juegos o una casa de juegos, un estadio de deportes es lo que es; él construyó una arena deportiva exactamente ahí. Dice usted: “Bueno, todavía no entiendo el punto, ¿por qué están tan preocupados por ello? ¿Cuál es el problema? Si los sacerdotes quieren salir ahí a la hora de la comida y hacer un poco de ejercicio, ¿cuál es el problema? ¿Por qué a Dios le iba a desagradar tanto de aquellos que aventaban el disco? ¿Hay algo de malo?”.

Bueno, el punto era simplemente este: La costumbre de los griegos consistía en participar totalmente desnudo, nada más la única cubierta que usaban en sus cuerpos era una pequeña capa de aceite, ese era el patrón olímpico. Ahora, la desnudez era algo muy serio para el pueblo judío, especialmente al lado del Lugar Santísimo, la desnudez ciertamente era considerada por todos los creyentes ortodoxos en Judá como a una afrenta a Dios, quien había vestido al hombre en el huerto; y ellos creían de manera firme en la corrupción de la naturaleza humana, y creían de manera firme que había una pecaminosidad conectada con el cuerpo humano, y que esto únicamente traía lujuria; y era imposible que los judíos verdaderos pudieran tolerar toda esta desnudez que andaba por todo lado en esta arena, ahí en plena vista del Lugar Santísimo. Eso era un insulto descarado, y pensar que todo esto había sido implementado por este hombre Jasón.

De hecho, si usted estudia la topografía, descubrirá que el templo está construido sobre un monte, y él construyó su estadio en un valle simplemente para asegurarse que todo mundo pudiera ver; pero ese no fue el final del escándalo, no fue suficiente que los griegos estaban ahí haciendo lo que querían y jugando a los juegos que supuestamente debían ser jugados, pero poco después los judíos comenzaron a unirse a ellos, y no solo los judíos comenzaron a unirse a ellos sino que los sacerdotes abandonaron el templo y salieron ahí totalmente desnudos y comenzaron a participar en los juegos. Ahora, creo que usted entiende la situación. Y cuando salieron de ahí, de acuerdo con la historia, comenzaron a reconocer de acuerdo con 1ª de Macabeos, capítulo 1, que los gentiles y los griegos no estaban circuncidados, y entonces ellos pensaron que esa era la mejor manera de ser, y comenzaron a propagar una perspectiva de la incircunsicion.

Ahora, realmente están llegando al corazón mismo de la marca de su judaísmo. La concepción griega de la belleza era diferente que la circuncisión de los judíos, y ellos aquí estaba cediendo,  probablemente porque los griegos los ridiculizaron y se burlaron cuando los vieron en su desnudez, y entonces deseaban encajar, y habían tanta repulsión por lo que estaban pasando que literalmente llevó a la revolución Macabea  – hablaremos de eso en unos cuantos minutos.

La desnudez había regresado otra vez a Judá. La última vez que la desnudez había llegado a Judá había sido la característica prominente o sobresaliente de las diosas de la fertilidad de los cananeos, porque ellos también estaban involucrados en orgías desnudas. Y ahora aquí vamos otra vez. La desnudez está siendo desfilada por todos lados por los atletas ahí en el estadio, y más allá de eso, ¿sabía usted esto? Que todos los juegos griegos estaban dedicados a los dioses Zeus y Apolo, y entonces había paganismo a los pies del Lugar Santísimo. Ahora, Antíoco había metido todo esto para corromper al pueblo de Dios para enfurecerlos y para meterlos a la cultura griega. Bueno, lo que él hizo fue establecer una guerra inevitable, eso fue lo que hizo, porque mientras que hubieron algunos que lo siguieron, hubieron algunos que no lo siguieron.

Ahora regrese al versículo 9, este cuerno pequeño, este Antíoco creció mucho; él ascendió al trono siguiendo el asesinato de su hermano Seleuco Filopator, el heredero legítimo por cierto, quien fue el hijo de Seleuco y era un rehén en Roma; y entonces dice en el capítulo 12 que Antíoco se apoderó del trono mediante engaño; y una vez que él había entrado, él comenzó a ejercer su poder. Dice que él fue hacia al sur y lo hizo, él adquirió muchas ganancias en Egipto; él fue hacia al este, esto es a Mesopotamia, e inclusive se desvió un poco hacia al norte, hacia Armenia; y después él fue al oeste, a la tierra gloriosa, al lugar agradable, la tierra agradable, la cual es Palestina.

 Ahora, veamos el versículo 10: “Y se engrandeció (este es el cuerno pequeño) se hizo aún más poderoso y más poderoso hasta el ejército del cielo; y parte del ejército y de las estrellas echó por tierra, y las pisoteó”. Ahora, ¿qué es el ejército del cielo? Usted ve el cielo, y usted ve el ejército del cielo, ¿y qué es el ejército del cielo? Estrellas, son estrellas. Y lo que él está diciendo aquí es que él derribó algunas de las estrellas. Ahora, ¿quiénes son estas estrellas a quien se acercó Antíoco? Bueno, creo que la mejor explicación es ver el capítulo 12, versículo 3, dice esto: “Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad”.

Las estrellas como Daniel lo comenta en el 12:3, son aquellos que son entendidos, sabios, y la sabiduría es conocer a Dios y seguirlo, aquellos que vuelven a muchos a la justicia. Las estrellas entonces en la mente de Daniel se refieren al pueblo de Dios, los obedientes, el pueblo fiel de Dios; y el anticristo va ser lo mismo cuando venga, él va ser todo lo que pueda por masacrar al pueblo de Dios, él va llevar a cabo un baño de sangre mundial.

La Biblia dice que él va alcanzar a los santos del Altísimo, él va matar a dos de cada tres judíos en toda la tierra, y él va hacer todo lo que pueda por destruir a todos los piadosos de todas las naciones y pueblos, y tribus, y lenguas que vengan a Cristo en el tiempo de la tribulación. Él va ser el que masacre a los piadosos, y eso es exactamente lo que vemos con Antíoco; él está derribando al pueblo de Dios, él está pisando al pueblo de Dios.

Ahora, Alejandro Magno nos mostró el poder del anticristo de conquistar, él no se metió en la persecución ni en la matanza de los judíos tanto; él nos mostró la rapidez y el poder, y la amplitud de su conquista. Pero Antíoco nos muestra la personalidad, la personalidad homicida del anticristo, y Antíoco ejecutó a grandes números de judíos; ellos habían conocido la persecución bajo los babilonios, ellos habían conocido la persecución hasta cierto punto bajo los asirios antes de los babilonios, inclusive enfrentaron algunos tiempos difíciles bajo los medos y los persas, y no fue fácil bajo Alejandro; pero nunca habían conocido a nadie en su historia que llegara al nivel de este hombre Antíoco, lo que hizo fue absolutamente más allá del entendimiento.

En 1ª de Macabeos de nuevo, regresando a esa fuente histórica, capítulo 1, versículo 44 de ese escrito, dice y cito: “Él hizo que el pueblo (escuche esto) siguiera leyes extrañas”, fin de la cita. Él los hizo seguir leyes extrañas. Por ejemplo, él comenzó con la adoración de Zeus y Apolo en el estadio a los pies del templo, y poco después él la metió al templo de Dios, él levantó a Zeus en el Lugar Santísimo. Ahora, usted puede imaginarse lo que eso le hizo al pueblo judío, y él fue más allá de eso. Si algún judío participaba en alguna ceremonia judía, muy bien, si usted guardaba el día de reposo y si usted circuncidaba a su hijo, si usted ofrecía un sacrificio, la pena era muerte.

En 1ª de Macabeos, de nuevo, capítulo, 1 versículo 63 dice y cito: “Que muchos Judíos prefirieron morir en lugar de ser contaminados”, fin de la cita. Y entonces él los mató en cantidades masivas este hombre Antíoco, y eso es lo que el versículo 10 está diciendo. Y él es un retrato apto del anticristo quien va hacer lo mismo, exactamente lo mismo; él persigue al pueblo de Dios. Si usted lo lee en Apocalipsis, lea el capítulo 12, le describirá cómo el anticristo persigue a los judíos. Después lea el capítulo 17 y le dirá cómo el anticristo persigue a la iglesia gentil incrédula, la iglesia apóstata; en últimas, él aplasta tanto a los creyentes verdaderos como a los falsos, él aplasta a todas las personas que se asocian a sí mismas con Dios, y después él se presenta a sí mismo para ser adorado; él se hace igual a Dios, eso es lo que el anticristo, y eso es exactamente lo que este hombre hizo también.

Ahora, veamos cómo los atacó. Permítame darle algunas ilustraciones de esto, simplemente leyendo de Macabeos, capítulo 1, un par de sesiones y cito: “Después de dos años, Antíoco envió a su recaudador primordial de tributos de impuestos a las ciudades de Judá, y él llegó a Jerusalén con una gran multitud, y él habló palabras de paz a ellos en engaño, y ellos le creyeron; y él repentinamente cayó sobre la ciudad y mató a muchas personas de Israel. Y cuando él había tomado el motín de la ciudad y la había incendiado, él derribo las casas y los muros que estaban ahí; y a las mujeres y a los niños se llevó como cautivos, y se apoderaron de todos los ganados, y muchos del pueblo fueron congregados a ellos. Toda persona que dejó la ley y cometieron males en la tierra, y llevaron a los israelitas a lugares de escondite en donde podían encontrar un refugio.

Y en el día 15 del mes de Casleu, en el año 145, construyeron una abominación de desolación sobre el altar, abominaron el altar, quemaron incienso a la puerta de sus casas (lo cual era pagano) y en las calles despedazaron los libros de la ley cuando los encontraban, literalmente rompieron los libros de la ley y los incendiaron; y cuando se encontraba alguno con un libro del pacto, o si alguno encontraba placer en la ley, el mandato del rey era que fueran matados. Y así lo hicieron de acuerdo con sus fuerzas en contra de los Israelitas todo mes, de tal manera que todos lo que eran hallados en las ciudades, y en el día 25 del mes, sacrificaban sobre el altar aquello que estaba sobre el altar del holocausto. Y de acuerdo con el mandato, ellos mataron a las mujeres que hicieron que sus hijos fueran circuncidados, (y escuche esto) y ahorcaron a los bebés en los cuellos de sus madres, y saquearon sus casas, y mataron aquellos que los habían circuncidado”, fin de la cita.

Lo que hicieron era cuando encontraban a una mamá que había circuncidado a un niño, mataban al bebé y amarraban al bebé al cuello de la madre, y la hacían que marchara ahí en medio de la ciudad hasta la orilla de la ciudad, y la aventaban en un acantilado para que fuera despedazada hasta la muerte. El versículo 11 nos da más explicación acerca de sus actividades antijudías, “Aun –versículo 11– se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos”. Le hago una pregunta simple, ¿quién es el ejército? El pueblo de Dios, ¿quién es su príncipe? Dios mismo, Cristo mismo; y entonces él se exalta inclusive al mismo nivel del príncipe de los ejércitos, digo, se hace igual a Dios. En primer lugar entonces podríamos decir que él ataca a su Dios, este hombre vendrá y atacará a su Dios, él se levantará a un nivel que será igual a Dios, y después él atacará sus sacrificios, su adoración; por él fue quitado el continuo sacrificio, y después él atacará su lugar de adoración; y el lugar de su santuario fue echado por tierra. Él va tras Dios, él va tras su adoración, y él va tras su templo para destruir su sistema entero.

De nuevo, en el primer capítulo de Macabeos dice, y cito:” Y el rey Antíoco escribió a su reino entero que todos debían ser como un solo pueblo, y toda persona debía abandonar sus costumbres, y todos los paganos estuvieron de acuerdo con el mandato del rey. Sí, y muchos de los israelitas encontraron placer en la religión de él y sacrificaron a los ídolos y profanaron el día de reposo, y el rey envió cartas por mensajeros a Jerusalén y a las ciudades de Judá para que siguieran las costumbres extranjeras de la tierra, y mantuvieran los holocaustos y sacrificios y las libaciones fuera el santuario, y que profanaran los días de reposo y los días de festividades, y contaminaran el santuario y a los sacerdotes; y debían construir altares en lugares donde no debían, y templos de ídolos, y sacrificar carne de cerdos y animales inmundos, y que debían dejar a sus hijos sin circuncidar, hacer que sus almas fueran abominables con todo tipo de inmundicia y profanación, al punto que llegaron a olvidar la ley y cambiar todas las ordenanzas. Y toda persona que no hiciera de acuerdo con el mandato del rey debía morir”. Devastador.

Y después de que Antíoco había matado de Egipto, él regresó en el año 140, y tercero, y fue en contra de Israel y fue en contra de Jerusalén con una gran multitud, y él entró en arrogancia en el santuario. Él tomó el altar dorado, y el candelabro de luz y todos sus utensilios, y la mesa del pan de la proposición, y los utensilios que usaban para vaciar, y todos los incensarios de oro y el velo y las coronas, y los adornos de oro en frente del templo, y él les quitó el oro, y él tomó la plata y el oro y los vasos preciados y el tesoro escondido que él encontró; y habiendo tomado todo, él partió a su tierra, e hizo una masacre y habló de manera muy arrogante. Él simplemente de manera literal devastó el sistema judío entero, simplemente devastó al pueblo de Dios, los devastó de manera total. Versículo 12: “Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y próspero”.

Un ejército, ¿quién le dije que era el ejército? El pueblo de Dios, parte del pueblo de Dios; un ejército impío, un segmento de Israel, a eso se está refiriendo yo creo, una porción del pueblo de Dios. Los apóstatas le fueron dados a él, y ellos se movieron en contra del sacrificio diario, eran parte esencial de su intento por matar. ¿Puede imaginarse encontrar a traidores así, judíos mismos que se unieron a Antíoco en la matanza de su propio pueblo? Y después dice: “A causa de la prevaricación”.

Hay unas 12 maneras de traducir eso, y creo que la que yo favorezco es que simplemente dice que la razón por la que ellos hicieron todo esto fue debido a que ellos eran transgresores tan malos. Antíoco lo hizo en transgresión abierta en contra de Dios, y echó por tierra la verdad. ¿Que la verdad? La Palabra de Dios, él la despedazó y la quemó. Y cuando él comenzó esto, dice al final del versículo 12: “hizo cuanto quiso y prosperó” ¿Prosperó? ¿Cómo pudo Dios permitir eso? ¿Cómo pudo Dios permitir que un hombre tan malo, vil, miserable, impío, matara a un cerdo en el altar, le metiera cerdo en las gargantas de los sacerdotes, levantar al dios Zeus en el Lugar Santísimo y metiera la desnudez? ¿Cómo es que Dios le permitió continuar? El pecado continuará, amados, en donde quiera que haya un corazón dispuesto y una tierra fértil, esa es la decisión que los hombres toman. ¿Pero por cuánto tiempo? Versículo 13: “Entonces oí a un santo que hablaba; (Daniel en su visión dice) y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo, hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados?”. Digo, ¿por cuánto tiempo Dios va dejar que el templo y el sacrificio y el pueblo de Dios sean aplastados así? ¿Por cuánto tiempo se llevará a cabo una desolación así? ¿Cuánto tiempo? La idea del santo aquí es interesante, probablemente es una referencia a un santo, eso es lo que el hebreo literal dice; probablemente se refiera a ángeles en su visión, porque los ejércitos son el pueblo, el santo probablemente es una referencia a los santos o los ángeles; y entonces los ángeles están haciendo la pregunta conforme ven a este holocausto: ¿Hasta cuándo permitirá Dios que se haga esto? ¿Hasta cuándo Dios permitirá a Antíoco hacer esto?

Permítame decirle algo. El anticristo, dice la Biblia, sólo durará 1250 días, o tres y medio años. Y en Mateo 24 Jesús dijo que si durara más nadie en el mundo sería salvo, si el tiempo no fuera cortado a tres y medios años sería el fin de todo mundo, 1250 días. El anticristo está mucho más allá de Antíoco, y usted ni siquiera se puede imaginar lo que este hombre hizo, pero el anticristo será mucho peor que este anticristo, y el tiempo del anticristo está confinado a 1250 días; y Antíoco, quien no es tan severo como el anticristo, recibe más que eso. Observe el versículo 14, y él dijo: “Hasta 2300 tardes y mañanas, luego el santuario será purificado”, 2300 tardes. Ahora escuche, cuando la Biblia comienza a ser tan especifica realmente es sorprendente, la Biblia dice que habrán 2300 días en los cuales Antíoco oprimirá a los judíos. No tenemos información histórica acerca de esto en este punto, realmente no podemos identificar el punto preciso en el cual este holocausto horrible comenzó; pero ahora escuche, y esto es lo que es fascinante: Sabemos cuándo fue el cierre de los 2300 días porque dice que el cierre será cuando el santuario sea limpiado.

El 25 de diciembre del 165 antes de Cristo, bajo el liderazgo de uno de los macabeos, Judas Macabeo, el gran líder de la familia que guió la revolución en contra de Antíoco, entró y limpió el templo, 25 de diciembre del 165 antes de Cristo. Ahora escuche esto es sorprendente, entonces usted comienza con el 25 de diciembre del 165 antes de Cristo y va hacia atrás, ¿cuántos días? 2300, y usted busca la fecha; y termina con el 6 de septiembre del 171 antes de Cristo, 6 de septiembre del 171 antes de Cristo; esa entonces sería la fecha en la que algún acontecimiento ocurrió que fue lo suficientemente grande como para marcar el inicio de las atrocidades de Antíoco en contra de los judíos.

Ahora, el 6 de septiembre del 171 no tenemos registro alguno de lo que sucedió ese día, pero le voy a decir una cosa, algo sucedió, porque Dios conoce sus números. Y simplemente para confirmar eso, escuche esto, aunque la naturaleza del acontecimiento no es conocida, la historia es muy clara en esto. Las atrocidades judías comenzaron en el 171 antes de Cristo, y eso es muy claro a partir de la historia; hasta el 171, dicen los historiadores, hubo paz entre Antíoco y los judíos. El sumo sacerdote piadoso, un buen hombre llamado Onías Tercero, fue quitado de su responsabilidad; Jasón, quien sobornó a Antíoco para obtener la posición, fue colocado en el lugar del verdadero del sumo sacerdote. El enojo de los judíos se agitó; esto es los judíos justos. Y aunque la revolución no se desató por un tiempo, esto empezó a hervir, y eventualmente llevó a esa revolución. Y después los 2300 días desde el 6 de septiembre, el templo fue limpiado conforme los macabeos ganaron su batalla en contra de Antíoco.

Antíoco era un maníaco tal que él se grabó en las monedas, y por cierto quizás le parezca interesante saber que encontramos 126 monedas, y digo encontramos, hablando de los arqueólogos, los arqueólogos han encontrado 126 monedas con esto en ellas: Theos Antíocos, Theos Epifenes, lo cual significa “Antíoco, dios manifiesto”. Qué retrato del anticristo que viene como el dios falso. Y cuando todo se acaba, simplemente en un registro de un periodo de la historia en la vida de Antíoco, él saqueó a Jerusalén en una ocasión, y mató a 80,000 judíos, vendió a 40,000 más a la esclavitud, saqueó el templo, lo dedicó a sus ídolos, esparció los fluidos que salieron del cerdo que él mató en el altar, él esparció esos fluidos por todo el templo, entonces estaban por todos lados; y como dije él metió a fuerzas carne de cerdo en las gargantas de los sacerdotes, y dijo: “A partir de ahora, lo único que se les permite adorar aquí es a Zeus, Baco, Saturno, etc.”

¿Sabe qué más hizo? Él tomó las cámaras del templo donde la gente había venido adorar a Dios, y él estableció prostitución en esas cámaras del templo, y se volvieron lugares de prostitución. Un hombre terrible, pero no es nada como el que viene; es difícil de entenderlo, ¿no es cierto? Y obtuvieron 100 años de libertad antes de que los romanos finalmente colocaran sus manos en sus cuellos otra vez, y debió haber sido una libertad gloriosa de un hombre tan horrible; pero solo duró 100 años, y no pasó mucho tiempo hasta que Pompeyo, el general romano, marchara en medio de los Seléucidas en Palestina, despedazar el poder de los Seléucidas en el 63 antes de Cristo, y Judá se convirtió en una provincia romana, un corto tiempo de libertad. La independencia política de Israel terminó muy rápido. Conforme usted ve Alejandro, usted ve el poder y la rapidez del anticristo; conforme usted ve a este hombre, ve su persecución mala, vil, miserable, que manifiesta odio hacia a Dios; así será el anticristo.

Y con eso llegamos al cuerno final en tan sólo un par de comentarios, versículo 23: “Y al fin del reinado de éstos”, al fin del reinado de éstos. Yo creo que el fin del reinado de éstos significa eso: El fin del reinado. Un tiempo posterior del reinado, ¿de quién?, de éstos. ¿Quiénes son? Al final del tiempo. El último tiempo de los cuatro reinos, el tiempo del imperio romano revivido, el tiempo de la fase final. Cuando los transgresores lleguen al colmo, en el tiempo futuro del reino del hombre, en el tiempo futuro del reino de los gentiles, en el tiempo cuando la transgresión haya llegado a su ápice y a su plenitud, cuando aquellos literalmente que transgredan de manera plena hayan llegado, cuando el pecado haya llegado a su pináculo, entonces se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas, ese es el anticristo, altivo de rostro.

¿Qué significa eso? Simplemente lo que dice; rostro tiene que ver con su cara, su personalidad, su manera de conducirse; él será altivo, él será fuerte, él será un intimidador de clase número uno como el mundo jamás ha visto, y él entenderá enigmas. Eso puede significar dos cosas: uno, podría significar que él resuelve enigmas, él es muy bueno en resolver problemas, creo que eso será el caso, creo que el anticristo resolverá los problemas del mundo, por lo menos ellos pensarán que él puede; creo que él tendrá un intelecto increíble. Pero más allá de eso, también tiene la posibilidad cuando dice “entendido en enigmas”, de significar que él consulta con aquellos que salen del foso, en otras palabras él está metido en el ocultismo, él trata con médiums y demonios, y creo que eso también será verdad; y entonces un genio demoníaco se levantará al final, el cuerno final, la personalidad final y más grande de todas las personalidades de Satanás.

Versículo 24: “Y su poder se fortalecerá, más no con fuerza propia”, oh, escuche eso, “su poder se fortalecerá, más no con fuerza propia”, ¿por qué? Él es capacitado por Satanás. En Apocalipsis 13:2 dice: “Y el dragón, quien es Satanás, le dio a la bestia, quien es el anticristo, su poder y su posición y gran autoridad”. Él es activado por Satanás en todo esto, él es un hombre morado por Satanás, él va ser mucho peor que Antíoco y mucho más poderoso y glorioso que un Alejandro, él vendrá, recuérdelo. Y al final del versículo 24 dice: “Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia; y causará grandes ruinas, y prosperará; y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos”.

Resumiendo, usted podrá decir, como lo dije al principio del versículo, él destruirá maravillosamente; no significa bien, significa que el mundo estará lleno de maravilla ante el poder de su destrucción y devastación; y él será exitoso como Antíoco lo fue, y él destruirá a los poderosos y al pueblo santo. Él va derrotar a los reyes y a los gobernantes, y a los líderes del mundo, como también al pueblo de Dios en un holocausto de devastación que va más allá de la descripción; y si usted lo quiere ver, tiene que continuar leyendo en Daniel y llegaremos a más de esto más adelante; y también lea el libro del Apocalipsis.

Versículo 25: “Con su sagacidad”, literalmente quiere decir con su astucia, “hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de príncipes, –este es Cristo– pero será quebrantado aunque no por mano humana”. ¿Sabe usted lo que eso significa? Sin mano, sobrenaturalmente, sin ningún poder humano, él será destrozado y quebrantado. Su astucia está ligada, observe de nuevo el versículo 25, su astucia está ligada al engaño, “con su sagacidad y engaño, él llevará a cabo sus propósitos”. “Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano”, él va ser engañoso, inteligente, brillante, impío, un genio satánicamente poseído por Satanás; y él llegará ahí mediante mentiras y engaño.

Por cierto, el sistema político del mundo está preparado para eso, así es la política en la actualidad. Y después dice en el versículo 25: “En su corazón se engrandecerá”, orgulloso, exaltándose así mismo, inclusive en Apocalipsis 13 llama al mundo entero a que lo adore, y después viene la caída. Usted tiene que regocijarse, él ha usado la paz para destruir, como  Apocalipsis 6 dice: “Él viene con un arco”, pero no dice que tiene flechas, él viene con una amenaza, él viene casi con una estrategia de guerra fría; él viene como un genio, como un intimidador, y mediante la paz él obtiene el control. Pero él se levanta en contra del Príncipe de príncipes, y eso es ir demasiado lejos, y él es quebrantado sin mano, sobrenaturalmente.

¿Y cómo, y qué sucede después de eso? Yo creo que él es quebrantado cuando Cristo recibe su reino, y viene en poder y gloria y lo despedaza, y dice en Apocalipsis que él lo toma y lo arroja al foso por los siglos de los siglos.

Es un retrato increíble, ¿no es cierto? ¡Qué profecía! Usted podría arrastrarla a lo largo de la historia. Sí, hubo un Alejandro, como dijo Daniel; sí, hubo un Antíoco; sí, habrá un anticristo. La gente dice: “Bueno, el anticristo sólo es un espíritu”. Escuche, Alejandro no fue un espíritu, tampoco lo fue Antíoco, y el anticristo tampoco lo será; él será un hombre real. Escuche, ahora que usted sabe esto, hay un precio que pagar, realmente lo hay, y lo hubo para Daniel, obsérvelo en los versículos 26 y 27: “La visión de las tardes y mañanas que se ha referido es verdadera”; esta es una verdadera dice él, es una visión verdadera, “y tú guarda la visión, porque es para muchos días”.

¿A qué se refiere él al decir “guarda”? ¿No la cuentes? No, porque él la escribió aquí. Lo que él quiere decir “aférrate a ella”, literalmente debe ser traducida “preserva esta visión, presérvala, porque es para muchos días”. Y hubo un espacio de tiempo antes de Alejandro, y hubo un espacio de tiempo antes de Antíoco, y hay un espacio de tiempo antes del anticristo; y habrán milenios del pueblo de Dios que necesitaban entender esta visión. Y entonces a Daniel se le dice que se asegure de preservar la visión porque faltan muchos días para que se cumpla. Ahora, ¿qué nos está diciendo eso a nosotros? Está diciendo, amados, esto: Que ahora que tenemos ese entendimiento, depende de nosotros preservar sus verdades para que la gente las oiga. “Daniel, tú tienes una responsabilidad de preservar esta verdad”. Yo creo que debemos advertirle al mundo, ¿usted no lo cree?, para que sepa hacia dónde va; por eso le estoy advirtiendo.

Y después en segundo lugar, versículo 27: “Y yo, Daniel, quedé quebrantado”. No te culpo Daniel. Quebrantado, esto es simplemente se desmayó, esa es una reacción emocional severa; él entendió el mensaje, él sabía hacia a dónde se dirigía el mundo, él podía ver al pueblo de Dios destruido y pisado, y devastado, masacrado, y él se desmayó.

Usted no sólo tiene la responsabilidad de predicar el mensaje, amado, usted tiene la responsabilidad de preocuparse por la gente, ¿no es cierto? Eso es lo que le dolió, por eso se desmayó, él se desmayó porque estaba tan abrumado por el dolor y la tristeza, y dice: “Y estuve enfermo algunos días, y cuando convalecí, atendí los negocios del rey”; ¿se acuerda usted de que él era el primer ministro de la tierra?, “pero estaba espantado a causa de la visión, y no la entendía”. En otras palabras, “yo cumplí con mi parte, yo les conté a todos y no la sellé, yo la preservé en el sentido de no cerrarla”, eso es una traducción desafortunada, pero en el sentido de darla a conocer pero nadie la entendió, entonces él está diciendo “yo fui fiel a ella”.

Resumiendo la conclusión, es muy fácil ver lo que debemos hacer. Número uno, tenemos una responsabilidad de proclamar el mensaje porque es verdad, y el mundo necesita saberlo. En segundo lugar, eso solo va suceder cuando estemos tan abrumados emocionalmente, que queramos advertirles a los hombres como Daniel lo hizo. ¿Cuándo fue la última vez que usted leyó una verdad en la palabra de Dios y se desmayó, porque emocionalmente se vio tan abrumado? ¿Cuándo fue la última vez que se preocupó a ese nivel? Me hago esa pregunta a mí mismo. Yo estudio de la Biblia una y otra vez, aprendo grandes verdades espirituales, y simplemente la tomo como si fuera algo cotidiano; tómela o déjenla.

Hay personas que ni siquiera se preocupan por oírla. Usted puede decirle a personas que les va hablar de la historia del mundo y no les interesa en absoluto, ni siquiera se preocupan por venir, y son cristianas, es difícil de entenderlo, ¿no es cierto? Quizás algunos de nosotros haríamos bien si no tuviéramos estas cosas, no tendríamos que enfrentar la responsabilidad. Pero ahora que usted ha estado aquí, usted la tiene, y usted debe tener dos reacciones. Una, es la responsabilidad de contarle a las personas, y la otra es la responsabilidad de preocuparse, porque si usted no se preocupa, usted no va contarle a otros.

Bueno, oremos. Padre ayúdanos a reaccionar apropiadamente a estas cosas, estamos tan abrumados; simplemente hemos tratado de comprimir tanta historia, y sé que probablemente he oscurecido algún lugar aquí y allá, y Señor, simplemente oro que de alguna manera Tú la hagas clara en nuestras mentes para que realmente la entendamos, que cuando Tú dijiste va a empeorar a través de Daniel, realmente lo dijiste en serio; cuando le dijiste Israel que iba a venir un tiempo de persecución y de ser pisados, eso es exactamente lo que sucedió. Va suceder otra vez en el futuro. Pero, oh Dios, qué maravilloso es saber que Tú has provisto una salida de escape al enviar al Señor Jesucristo, Tú has provisto una provisión para el pecado. La gente que vivió bajo Alejandro y vivó bajo Antíoco, si fueron fieles en ver del sacrificio definitivo que era retratado en todos esos otros sacrificios, si ellos creyeron en Ti entonces la sangre de Cristo los limpió sus pecados, aunque en ese entonces no había sido derramada.

Y nosotros, del otro lado, Señor, quienes vemos hacia la historia y vemos el futuro cuando el anticristo de nuevo venga y mate por todo el mundo, sabremos que habrá personas también en ese entonces quienes no estarán viendo hacia adelante como aquellos en el Antiguo Testamento, sino mirando hacia atrás a la cruz, y se aferrarán a la confianza que es suya debido a que Cristo derramó su propia sangre, y seremos liberados de la ira venidera. Gracias por esa confianza.

Padre, oramos también por alguno que quizás puede estar con nosotros en esta noche que no conoce a Cristo, que está por ser parte del holocausto terrible del futuro, que será destruido en el día del anticristo si se identifican con ellos, con la iglesia falsa o es consumido como Apocalipsis 17 indica. Si se identifican con el verdadero pueblo de Dios serán devastados en la muerte, aunque serán resucitados en la glorificación; si se identifican así mismos solo con el sistema secular del mundo, ellos también serán destruidos por Dios. Entonces, Padre, oramos porque nadie se vaya de este lugar que no haya confiado en Jesucristo, porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo y perdiere su alma? ¿O qué dará el hombre por su alma? Que lo veamos con la misma claridad que Daniel lo vio, la manera, la dirección hacia la que va el mundo, y que veamos que el único nos puede salvar es Cristo, quien murió y resucitó por nosotros. Habla a nuestros corazones, Padre, simplemente en esa manera especial que necesitamos oír, y te agradeceremos en el nombre de Cristo. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo

con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar