Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Bueno, fueron tan pacientes conmigo la semana pasada conforme estudiamos Daniel capítulo 9, y algunos de ustedes se acercaron a mí y dijeron, “No estoy seguro de que entendí todo eso.” Entonces voy a repasarlo otra vez en esta noche. Algunos de ustedes están diciendo, “Misericordia por favor, misericordia.” Alguien me dijo, “¿Por qué explicaste todo eso? Y yo dije porque está ahí. Y cuando usted entra a la exposición de la Palabra de Dios usted va con lo que el Señor coloca ahí. Y estoy agradecido con Dios porque tuvimos EL privilegio de estudiar la profecía tremenda de las 70 semanas de Daniel.

Ahora, regrese en su Biblia al capítulo 9 y vamos a terminarla al observar a la porción que queda del texto. Permítame tan solo darle una pequeña introducción mientras que llega al noveno capítulo de Daniel. ¿No es sorprendente ver cómo Israel permanece en el lugar central del escenario de la historia redentora del mundo? No importa cuánto la sociedad trate de encontrar sus perspectivas en otros lugares, invariablemente en el tiempo en el que vivimos encontramos que el enfoque del mundo es llevado a esa pequeña nación más pequeña que el estado de Nueva Jersey en medio del medio oriente conocida como Israel ¿Por qué es que ese lugar es un lugar tan importante? Un maestro bíblico quien es bien conocido, se le preguntó en una conferencia en Europa, ¿qué tan importante es la existencia de la nación de Israel en el mundo en la actualidad? A lo cual él respondió, “No tiene importancia en absoluto porque Dios ya acabó con Israel a partir de la crucifixión de su Mesías.” ¿Es eso verdad? ¿Dios ya terminó con Israel?

Escuche esto, 1 Samuel 12:22, Samuel dijo, “Porque Jehová no dejará a Su pueblo por causa de Su gran nombre.” Dios no dejará a su pueblo debido a que Su reputación está en juego. Él es un Dios quien hizo a ellos promesas inquebrantables. Él se obligó consigo mismo en el pacto abrahámico. Dios no ha terminado con Israel.

En el Salmo 89, permítame leerle varios versículos, Dios habla, “Si profanaren mis estatutos y no guardaren mis mandamientos entonces castigare con vara su rebelión y con azote sus iniquidades – ahora escuche – más no quitaré de él me misericordia ni falseare mi verdad. No olvidare mi pacto ni mudare lo que ha salido de mis labios. Una vez he jurado por mi santidad y no mentiré a David, su descendencia será para siempre y su trono como el sol delante de mí, como la luna será firme para siempre y como un testigo fiel en el cielo.” Ese es el Salmo 89:31 al 37. El Salmo 94 dice esto, “Porque Jehová no rechazará a Su pueblo. Nunca dejará Su heredad. Él puede castigarlos, Él puede azotarlos, Él puede disciplinarlos, pero Él no quitará Su amor de ellos.”

El Apóstol Pablo retoma el mismo asunto en el capítulo 11 del libro de Romanos y en el versículo 1 hace la pregunta, “¿Acaso Dios ha desechado a su pueblo?” Y La respuesta es mejonoito en el griego lo cual significa no, no, jamás; es el negativo más fuerte, que nunca sea así; no, no puede ser, algo así jamás puede suceder. De hecho en el discurso del Monte de Los Olivos, el discurso de Jesús en el Monte de Los Olivos registrado en Mateo, Marcos y Lucas, él predijo que aunque había dominio gentil sobre la tierra de Israel en ese entonces. Y aunque los tiempos de los gentiles se habían llevado a cabo desde la cautividad babilónica en el tiempo de Daniel, algún día los tiempos de los gentiles llegarían a su fin y el pueblo judío sería restaurado al lugar de bendición de pacto. Y como Samuel dijo, “La Palabra de Dios está en juego.” Como el Antiguo Testamento lo dice, “Su nombre está en juego y la veracidad de Su palabra.” Y usted y yo vivimos en un tiempo increíble.

El milagro de la historia humana es que los judíos han sobrevivido la mezcla de las épocas Ese es el milagro de la historia humana, que han sobrevivido en medio de la mezcla de la jungla humana existiendo inclusive hasta el día de hoy como una entidad en sí mismos y se han vuelto a congregar y han renacido en su propia tierra. Es increíble ando usted piensa en la ubicación mismo de Israel que hayan sobrevivido, debido a su posición geográfica son estratégicos porque proveen al Medio Oriente e inclusive a Europa Oriental y particularmente a Rusia un puerto en el Mediterráneo, han sido un colchón entre las grandes potencias del mundo antiguo, han estado expuestos a lo largo de su historia a influencias que debieron haberlos destruido, y destruyeron a todas las naciones que los rodeaban de manera repetida. De hecho todas las tribus antiguas y todos los reinos antiguos sin opción alguna que existieron en el tiempo de Israel hace mucho tiempo atrás desaparecieron, todos ellos. Pero cómo puede ver, hay una razón por la que todavía existen. Vivieron a lo largo de las primeras 69 semanas pero hay una más que queda por venir.

Y Dios ha preservado a esa nación entera para un periodo de la historia más de 7 años, hasta que su tiempo sea cumplido en el reloj de Dios. Arnold Toynbee, el historiador de renombre dijo esto, “En cuanto a la vida larga los judíos viven, el mismo pueblo peculiar en la actualidad, mucho tiempo después de que los fenicios y los filisteos han perdido su identidad. Los vecinos antiguos de Siria se han mezclado, mientras que Israel se ha mostrado invulnerable a la alquimia a la cual todos los gentiles sucumben.” Fin de la cita.

Dios tiene un plan histórico maravilloso para la nación de Israel. Y esa historia se ha desarrollado en nuestro texto, y podría añadir se está desarrollando en nuestra época. Ahora, permítame repasar el contexto, para aquellos de ustedes que quizás no estuvieron con nosotros, brevemente para que entremos rápidamente. Los hijos de Israel han estado en la cautividad babilónica durante 68 o 69 años. Dios había predicho que iban a estar cautivos durante 70 años. Daniel, quien ha sido un hombre clave durante la cautividad está muy consciente de lo que Jeremías el profeta dijo, muy consciente de las afirmaciones de Isaías el profeta, y esas afirmaciones indican una cautividad de 70 años. Entonces él sabe que el fin de esa cautividad debe estar muy cerca.

Con ese conocimiento en el capítulo 9, versículo 3, él cae sobre sus rodillas y comienza a orar, y por lo que él está orando es simplemente que Dios haga lo que él dijo que haría y traiga convicción y arrepentimiento y restauración y traiga su pueblo de regreso a su tierra. Él ya ha vivido a lo largo del tiempo del imperio babilonio, y los medo persas han conquistado Babilonia y este es el primer año del imperio medo persa abajo Darío. Y Daniel ora.

Ahora, al llegar al versículo 20 en nuestro texto vemos las circunstancias de Daniel, él estaba orando, versículo 20, “Aún estaba hablando y llorando y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel y derramaba mi ruego delante de Jehová mi Dios por el monte santo de mi Dios.” Recordará que esto simplemente nos dice que Daniel estaba orando. Y él estaba orando porque Dios exaltara su propio nombre, el propósito de su oración fue por el monte santo de mi Dios, que Dios fuera restaurado al lugar de dignidad y honor en el mundo al ser establecido de nuevo en Su tierra con Su pueblo. Daniel estaba en oración.

Y de las circunstancias de Daniel pasamos a la venida de Gabriel, el segundo personaje en la profecía en el versículo 21, “Aún estaba hablando en oración cuando el varón Gabriel – y él apareció en la forma de un hombre aunque obviamente es un ángel – a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza vino  mí como a la hora del sacrificio de la tarde.” Él estaba cumpliendo con el procedimiento judío normal de oración y el Ángel Gabriel llegó antes de que él siquiera hubiera terminado de orar, “Y me hizo entender y habló conmigo diciendo, Daniel, ahora he salido para darte sabiduría y entendimiento. Al principio de tus ruegos fue dada la orden y yo he venido para enseñártela porque tú eres muy amado.” Entiende pues la orden y entiende la visión. Él comenzó su oración, Dios llamó a Gabriel y Gabriel estuvo ahí antes de que él siquiera hubiera terminado.

Recordé esta semana Isaías 65:24, el cual dice, “Y sucederá que antes de que invoquen yo responderé, y mientras que están todavía hablando yo iré.” Y esté realmente es un complemento de eso, ¿no es cierto? Y entonces Daniel estaba en oración y Dios se movió. Jorge Muller, ese gran hombre de oración que oró tan fielmente y vio a Dios moverse de una manera tan poderosa dijo, “Vivo en el espíritu de oración, oro conforme camino, cuando me acuesto y cuando me levanto y las respuestas siempre, siempre están viniendo.” Y esta fue una respuesta sin paralelos.

Y eso nos lleva al tercer punto, la comunicación de Dios. La tercera persona entra a la escena; Daniel, después Gabriel y ahora Dios. Y el mensaje es una comunicación directamente de Dios. Y esto es lo que dice, “70 semanas están determinadas sobre tu pueblo – y ese es Israel el pueblo de Daniel – y sobre tu santa ciudad – eso es Jerusalén – para terminar la predicación y poner fin al pecado y expiar la iniquidad.” Esas tres cosas son las cosas negativas que van a suceder; el pecado será enfrentado, después lo positivo para atraer la justicia perdurable y sellar la visión y la profecía y ungir al santo de los santos.

Ahora, Dios dice que hay un periodo de setenta 7, setenta 7, y esos son 7, de qué, de años. Y vimos eso a detalle. Entonces un período de 490 años son determinados como el bloque de historia que está por venir aún en el cumplimiento de la promesa de Dios con la nación de Israel, 490 años. Planeado por el Dios soberano como el tiempo involucrado hasta que el pecado finalmente sea enfrentado y la justicia eterna sea establecida. Eso, amigo mío, es el reino eterno de Jesucristo.

Entonces desde ese tiempo hasta que Cristo venga 490 años, y por cierto señalamos, ¿no es cierto? Que profanaron posiblemente 490 años, años de reposo de la tierra, y esa es la razón por la que Dios había afirmado que eso es lo que necesitaría pasar para traerlos de regreso en el futuro. Ahora, ¿cuándo comenzó? Versículo 25, “Sabe pues y entiende que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén, los 490 años comenzarán cuando haya una orden o un decreto para reconstruir Jerusalén.” Dijimos que hubieron cuatro decretos de este tipo que podrían ser considerados, pero tres de ellos tenían que ver con el templo y solo uno con la ciudad, y ese fue el decreto de Artajerjes. Y ese decreto es presentado en Nehemías capítulo 1 y en Nehemías capítulo 2, y sabemos que ese decretó fue o en el 444 antes de Cristo o en el 445, convirtiéndola a nuestro calendario actual y sabiendo que fue diferente que el calendario judío, no sabemos exactamente, como le dije Sir Robert Anderson dice 445 y Harold Hoehner que está en este momento en el seminario de Dallas dice 444. Pero sabemos que fue el decreto de Artajerjes y uno de esos dos años, ahí es cuando comenzó. ¿Cuándo terminó? Versículo 25, serían 400 – y escuche esto, 83 años hasta Mesías el Príncipe, porque dice eso serán 7 semanas y 62 semanas. Ahora, 7 y 62, ¿equivale a qué? 62 y 7 es – muy bien grupo, 69, muy bien.

Entonces escuche esto, a partir de la restauración y el decreto a construir hasta Mesías el Príncipe, masía shajin, cuando él venga en una presentación oficial serán 69 semanas. Ahora, en las primeras 7 semanas el resto del versículo dice, “Lacayo, la plaza será reconstruido y el muro.” Y esos términos realmente significan el interior y el exterior de la ciudad. Entonces en los primeros 49 años a partir del decreto de Artajerjes la ciudad fue reconstruida, y después en los años que quedaron para cumplir con los 483 años el Mesías vendría. Entonces desde el tiempo del decreto de Artajerjes a la llegada del Mesías serían 483 años, la entrada triunfal de Jesucristo a la ciudad, y entonces la Palabra de Dios nos ha dado esta profecía increíblemente preciso y sorprendente.

Veamos el versículo 26 y retomemos ahí el texto en donde nos quedamos la última vez, y sígame y vamos a ver cómo esto se desarrolla, versículo tremendo, “Y después – ahora, observe esa palabra, después – después de las 62 semanas – esto es si usted tiene las 7 y después 62 y después de 69 semanas – se quitara la vida – a quién – al Mesías.” Ahora escuche, observe esto, no dice durante las 69 semanas, dice qué, después. Ahora, esto es esencial para completar la profecía, todavía hay una semana que queda. Pero antes de que usted llegue a esa semana observe el versículo 27 en donde usted tiene una semana, ¿lo ve? Confirmara el pacto con muchos a la mitad de la semana, y por otra semana confirmara el pacto con muchos. Usted tiene un espacio en el versículo 26. Ahora, mantenga eso en su mente, hay un espacio ahí. Eso es absolutamente esencial para el entendimiento de esta profecía. Las 70 semanas no se desarrollaron secuencialmente hasta llegar a la septuagésima semana.

Ahora, a usted no le debe sorprender esto porque es muy común encontrar estos espacios en la profecía, ¿verdad? Y le voy a mostrar eso en un momento. Pero observe ahora conmigo esto en el versículo 26, “Y después de las 62 semanas – y usted siempre añade las 7 del versículo 25, serían 69 – se quitara la vida al Mesías.” Ahora, el verbo se quitara significa matar o destruir, es usado de esa manera en Génesis 9:11, en Deuteronomio 20:20, en Jeremías 11:19; significa matar. Literalmente dice, “Después de 62 semanas el Mesías será matado.”

Ahora, cualquier judío que conocía las Escrituras no habrá dicho entonces que la predicación de la cruz es locura porque él sabría que su Mesías tenía que morir, pero no pudieron enfrentar eso, no podían concebir eso. La Biblia dice que para ellos la cruz fue tropezadero, no podían percibir a un Mesías crucificado. Pero sabe una cosa, Jesús inclusive reprendió a sus propios discípulos por su ignorancia. ¿Se acuerda en el camino a Emaús? Les abrió las Escrituras y tuvo que enseñarles las cosas con respecto a Él porque ellos ni siquiera podían enfrentar el hecho de que Él murió, ellos tampoco pudieron enfrentarlo. Pero Daniel, el gran y estimado profeta hebreo dijo, “El Mesías morirá.” Permítame profundizar en eso. Esta palabra en el hebreo, se quitara, es usada por lo menos en tres lugares en el Antiguo Testamento que yo encontré; Levítico 7:20, Proverbios 2:22, Salmo 37:9; para hablar de ejecución de una persona a quien se le ha dado la pena de muerte por un crimen. El Mesías no solo morirá, Él morirá, como un criminal moriría.

Ahora, esa es una profecía bastante estrecha, bastante específica y precisa, ¿no es cierto? Aquí Daniel está diciendo, “69 semanas pasarán y después de eso el Mesías será ejecutado como un criminal.” Eso es lo que él dice, no hay otra manera de interpretarlo. Cómo es que alguien podría pasar por alto el hecho de que 69 semanas hasta el día mismo Jesús entró a Jerusalén como el Mesías Príncipe, y después de eso Él fue ejecutado como un criminal común. Simplemente exactamente lo que Daniel dijo que sucedería. Es difícil pensar en esto trágico, que esperarían todos estos siglos por su Mesías y después no vieran todo esto e inclusive lo odiaran y lo menospreciado. Increíble. ¿Pero sea una cosa? Dice usted, “Bueno, quizás el pasaje de Daniel fue un poco oscuro.” No. Pudieron haber leído el Salmo 22, y el Salmo 22 le da a usted un bosquejo detalle a detalle de todo acontecimiento de la crucifixión, inclusive habla de cuando apostaron por el atuendo de Él. O pudieron haber leído Isaías, qué,  53, en donde lo describe como una oveja llevado al matadero. Todo está ahí. El Antiguo Testamento dijo que sería así.

Regrese al versículo 26, esta es una gran palabra, “Y después de las 62 semanas se quitara la vida al Mesías.” Esta es una profecía monumental, más no por sí, esa es una frase muy oscura, eso significa que es difícil saber exactamente lo que se quiso decir con esa frase. Pero quizás la mejor manera de traducirla, como hemos hecho lo que hemos podido con eso lingüísticamente, es producirla de esta manera, “Con nada para sí mismo.” En otras palabras, el Mesías vino y lo ejecutaron y no le dieron nada, lo que Él merecía no fue recibido, no hubo honra, no hubo respeto, no hubo amor, no hubo aceptación, no hubo receptividad, a los suyos vino y los suyos, qué, no lo recibieron. Él estuvo en el mundo, el mundo fue hecho por Él y el mundo no le conoció, su porción fue nada. Trágico, por eso es lo que Daniel dijo que sucedería, “483 años esperen y cuando Él venga Él será ejecutado como un criminal y Él no va a recibir nada de lo que Él merece. Entonces el profeta habló de Cristo y Él fue ejecutado como un criminal común, estilo romano. ¿Pero Él hizo algo para merecer eso? No. Fue lo opuesto mismo de lo que Él mereció, Él no recibió la honra que Él merecía sino que más bien recibió odio.

Ahora, regrese al versículo 26 y observe lo que sucede después, y esto es tremendo, y hay otra cosa que va a suceder después de las 69 semanas, no durante sino después. Así es como el versículo comienza, “Y el pueblo de un príncipe que ha de venir.” Ahora, aquí usted tiene un príncipe con una p minúscula, no una p mayúscula. ¿Quién es este príncipe? ¿Quién es el príncipe que ha de venir? El anticristo. No voy a entrar a desarrollar eso de nuevo. Pero simplemente recuerde el capítulo 7, versículo 8, el cuerno pequeño, ¿se acuerda de eso? ¿Y se acuerda del capítulo 8, el rey de semblante feroz? ¿Se acuerda del rey obstinado? Y el Nuevo Testamento lo llama el hombre de pecado, el hijo de perdición, él nunca es llamado de manera específica en ningún lugar de la Biblia el anticristo, pero usamos ese término y usted entiende lo que significa. Entonces lo voy a usar. Este es el anticristo.

Entonces después de las 69 semanas, 483 años, el Mesías será matado, esto es será ejecutado como un criminal común, y después – escuche esto – el pueblo del príncipe que ha de venir – ahora escuche esto – cuando el anticristo final viene. ¿Con qué pueblo será él identificado? Ahora le voy a mostrar, escuche. ¿Cuántos imperios mundiales son los que Daniel señala? Cuatro. El primero es Babilonia, el segundo es Medo Persia, el tercero es Grecia, el cuarto es Roma. ¿Llegara a haber otro? Nunca. ¿Pero qué sucederá en los tiempos finales? Dice Daniel en el capítulo 2 y en el capítulo 7. ¿Cuál de esos será revivido? Roma. Y habrá una confederación revivida de 10 naciones. Y la hemos estado señalando. Cuan interesante es que el mercado común europeo ahora, creo que tienen ahora nueve, y la otra nación entrara antes de que el año 81 se acabe, y constituyen lo que territorialmente es el Imperio Romano. Habrá un avivamiento del Imperio Romano. Y a partir de esa confederación de 10 naciones se levantará un cuerno pequeño.

Entonces el pueblo del príncipe que ha de venir. ¿Qué tipo de pueblo será? Pueblo romano. Muy bien. Eso es muy claro a partir de lo que la Biblia dice, serán romanos. Ahora, quizás no sean llamado romanos, pero será el avivamiento del Antiguo Imperio Romano.

Ahora, entiendo esto entonces, cuando el anticristo venga después de los 483 años conforme nos acercamos al final, Roma se levantará de nuevo y guiando a Roma será el anticristo. Pero regresemos a la profecía ahora con eso en mente. El pueblo del príncipe que vendrá. ¿Quiénes son entonces? ¿Quiénes son? Son romanos. El pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario.

Ahora, Daniel dice que gente romana, el pueblo romano, pueblo del anticristo, destruirá el santuario. ¿Sabe lo que sucedió en el 70 después de Cristo? ¿Qué pasó? Jerusalén fue destruida, ¿por quién? Los romanos. Ellos son el pueblo del príncipe que está por venir. Están en un segmento del Imperio Romano, él estará a cargo del último segmento no obstante es el mismo imperio. Profecía sorprendente. En el 70 después de Cristo ellos destruyeron la ciudad y el templo. Y observe más adelante en el versículo 26, “Y su fin será con inundación y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. En otras palabras, habrá una inundación. Simplemente será una devastación y hasta que finalmente se acabe habrá una desolación constante de manera evidente hasta el final de la guerra, dice desolaciones son determinadas. En otras palabras, habrá un holocausto más allá de cualquier holocausto.

En el capítulo 21 de Lucas quizás sería bueno comparar las palabras de nuestro Señor, “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estén en Judea huyan a los montes, y los que en medio de ella, váyanse, y los que estén en los campos no entren en ella porque estos son días de retribución para que se cumplan todas las cosas que están escritas. Más hay de las que estén encintas y de las que críen en aquellos días porque habrá gran calamidad en la tierra e irá sobre este pueblo, y caerán a filo de espada y serán llevados cautivos a todas las naciones y Jerusalén será hollada por los gentiles hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.” Jesús, creo yo, ahí tenía en mente de manera inmediata la destrucción de Jerusalén. Y eso es exactamente lo que habla Daniel.

Warner Keller ha escrito un libro en el que él relata muchos de los acontecimientos que suceden. Y por cierto, conocemos mucho acerca de la destrucción de Jerusalén en el 70 después de Cristo porque Josefo escribió de manera tan explícita acerca de ello, de hecho le voy a leer una cita de él en un momento. Pero Warner Keller dice esto, y cito, “El Israel antiguo cuya historia ya no incluyó las palabras y obras de Jesús, la comunidad religiosa de Jerusalén que condenó y crucificó a Jesús se extinguió en un infierno que es casi sin paralelos en la historia, la llamada Guerra Judía del 66 al 70 después de Cristo.” Fin de la cita.

Ahora, quiero que siga algo de la secuencia de lo que sucedió en este periodo del 66 al 70. Entre el pueblo judío hubieron aquellos que protestaron la presencia romana, odiaron y menospreciaron a los romanos. De hecho usted sabe que querían que Jesús derrocara a los romanos, ¿verdad? Y Él no lo hizo y esa fue parte de la razón por la que lo odiaron. Y las protestas crecieron y crecieron y crecieron en contra de los romanos odiados; y los fanáticos y los rebeldes, y particularmente los zelotes comenzaron a llevar dagas, y encontraban a romanos y los mataban en la noche, mataban a los soldados. Había violencia por todos lados y más y más gente comenzó a seguir a los fanáticos. Y finalmente en el 66 después de Cristo hubo una revuelta abierta que se llevó a cabo en el mes de mayo y los zelotes judíos y los rebeldes derrotaron el destacamento romano y por un tiempo Jerusalén estuvo en control de estos rebeldes, literalmente retomaron su ciudad. Lo primero que hicieron es que dijeron, “Ya no vamos a tener más sacrificios para el emperador.” Y entonces abolieron todo el sacrificio al emperador. Y de hecho cuando hicieron eso, cuando quitaron al emperador de su ciudad declararon la guerra a Roma.

Si usted puede imaginar a ese pequeño país provocando a Roma y la rebelión entonces se desató por todos lados. Bueno, el Emperador Nerón sabía que tenía que enfrentar a este pequeño país y entonces él dio la orden a sus tropas, a un hombre llamado el General Tito Flavio Vespasiano, este hombre se había distinguido a sí mismo como un soldado brillante en la conquista de Bretaña. Y ahora él había sido enviado para hacer algo con el levantamiento en Israel. Él tenía tres de las mejores legiones y auxiliares numerosos y atacó Galilea en primer lugar desde el norte, y para octubre del 67 él había sometido a toda Galilea. Por cierto, uno de sus prisioneros fue Josefo el historiador. 6,000 judíos de Galilea fueron enviados como esclavos para construir el Canal Corintio. Y eso es algo interesante. Todavía lo puede ver usted en la actualidad. He visto el Canal Corintio, es un desarrollo de ingeniería increíble. 6,000 judíos trabajaron en eso que fueron tomados de Galilea por Tito.

Ya para la primavera del año siguiente rebeldes por toda la ciudad de Jerusalén y Judea fueron sometidos. En medio de todo eso Nerón perdió su juicio y cometió suicidio, lo cual desde un punto de vista humano no fue una gran pérdida para el mundo francamente. Y cuando lo hizo, claro, en Roma inmediatamente la guerra civil se desató porque todo mundo quería ser el siguiente emperador y hubieron tres emperadores insignificantes uno tras otro.

Finalmente este hombre Vespasiano, quien había sido este gran soldado, Tito Flavio Vespasiano, recibió el control de todo Roma. Y entonces se embarcó a Roma pero él dejó Israel en manos de su hijo Tito. Y poco tiempo antes de la luna llena en la primavera del 70 Tito apareció con sus tropas afuera de la ciudad de Jerusalén listo para enfrentar a los rebeldes. Y él tenía más de 100,000 soldados. La población de Jerusalén probablemente era de 200,000. Eso habría sido suficiente para acabar con ellos, pero la ciudad estaba acumulando más gente de aquellos que habían venido para las fiestas. Tito atacó con artillería romana, los llamaban escorpiones, que eran una especie de ametralladoras que arrojaban rocas y cosas así. Golpearon los muros, rodearon la ciudad, hicieron lo que pudieron.

Finalmente construyeron un monte enorme alrededor de la ciudad para que nadie pudiera salir. Y cuando alguien trataba de salir o cualquier mercenario trataba de salir y trataba de infiltrar las tropas de ellos, los capturaban. Y Josefo dice que clavaron a 500 mercenarios a cruces diariamente. De hecho había un bosque que rodeaba a Jerusalén y literalmente lo destruyeron haciendo cruces y construyendo máquinas de guerra y otros instrumentos. Acabaron de manera total con el área entera, árbol tras árbol fue sacrificado para una cruz o rampa o escalera o para otra herramienta de guerra, no quedó nada de sombra. Los historiadores nos dicen que había una peste insoportable debido a todos los cuerpos muertos que no podían sepultar. Después rodearon la ciudad y la gente comenzó a morir de hambre.

Escuche lo que Josefo dice, esto le va a dar una pequeña idea de la devastación, “El hambre terrible que había incrementado en el terror diario aniquilaba a familias enteras de personas del pueblo. Las terrazas estaban llenas de mujeres y de niños que se habían colapsado del hambre. Los callejones estaban llenos de montones de cuerpos de los mayores. Los niños y los jóvenes estaban hinchados con una falta de alimento y vagaban como fantasmas hasta que se caían. Estaban tan afectados que ya no podía sepultar a nadie, y si lo hacían, caían muertos sobre los cadáveres mismos que estaban sepultando. La miseria era insoportable porque tan pronto como Inclusive la sombra de algo que se podía comer aparecía en algún lugar, se empezaban a pelear por ello. Y los mejores de los amigos peleaban entre sí y se arrebatan el uno del otro las cosas más miserables. Nadie creería que los moribundos no tenían provisiones almacenadas. Los ladrones se arrojaban asimismo sobre aquellos que estaban exhalando su último respiro y les quitaban la ropa. Estos ladrones corrían y se tambaleaba como perros sin control, y golpeaban las puertas de casas como hombres ebrios, en su desesperanza con frecuencia entraban a la misma casa dos o tres veces en un día, su hambre era tan insoportable que se vieron forzados a masticar todo y cualquier cosa, colocaban las manos en cosas que inclusive los peores animales ni siquiera tocarían, mucho menos comería. Había pasado mucho tiempo desde que se habían comido sus cintos y su calzado e inclusive sus prendas de ropa de piel habían sido despedazadas y masticadas. Y por cierto, también se comieron a sus hijos, muchos de ellos se alimentaban de paja vieja. Hubieron algunos que recolectaban partes de maíz vendidas en cantidades pequeñas.”

Pero Josefo dice, “¿Por qué describiría yo la vergüenza e indignidad que el hambre trajo sobre los hombres haciendo los comer cosas tan no naturales? Porque cuento de cosas desconocidas por la historia, sea griego o bárbaro, es aterrador hablar de ello e increíble oírlo. Con mucho gusto hubiera pasado por alto este desastre en el silencio para que no hubiera recibido la reputación de registrar algo que debiera parecer a la posteridad algo totalmente degradante. Pero hubieron demasiados testigos oculares. Y fuera de eso, mi país tendría poca causa por estar agradecido conmigo si hubiera guardado silencio acerca de la miseria que se soportó en este tiempo.” Fin de la cita. En una noche 2,000 murieron. La ciudad fue incendiada. Para agosto del 70 los soldados romanos levantaron sus banderas en los lugares sagrados y comenzaron a sacrificar a los ídolos. Esto fue seguido de homicidio y de saqueo. Fue una devastación total.

Daniel dijo que vendría y sería una inundación y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. La mano inminente del destino había trazado una línea en Israel en el concierto de las naciones. En un solo día siguiendo eso no se había acabado. Siguiendo la caída de Jerusalén en el 70, en un solo día 10,000 gargantas fueron cortadas en Damasco. Muchos murieron como gladiadores en los juegos. La historia simplemente continúa así para ellos. Digo, fue desolación sobre desolación. Cuando se lanzó la primera cruzada en el 1096 después de Cristo la gente quería ir a las cruzadas y regresar y capturar la Tierra Santa y tuvieron un gran temor querían los recursos de la Tierra Santa. Pensaron que si recuperaban la Tierra Santa los judíos europeos la reclamación porque era su hogar original. Y entonces camino a Europa los que estuvieron en las cruzadas pensaron que era deseable masacrar a todas las comunidades de judíos con las que se encontraban.

Esa es la razón por la que las cruzadas son tan desagradables para los judíos. Y por cierto, hicieron eso en el nombre de Cristo, supuestamente como cristianos. En la segunda cruzada en 1146 la matanza amenazó con exceder a la de la primera. En 1348 y 49 durante el tiempo de la muerte negra, el azote terrible, los judíos fueron acusados de envenenar los pozos que llevaron a ese azote. Y después los judíos para salvar sus vidas huyeron a dos países; Polonia y Rusia; y esa es la razón por la que estuvieron ahí inclusive hasta tiempos modernos. En 1894 los judíos todavía fueron abusados en el terrible asunto de Dreyfus en Francia, y no necesito contarle que en los 1940 6,000,000 de ellos fueron matados por Hitler.

Como puedo ver, después de los 483 años se le quitó la vida al Mesías y hubo devastación en la tierra. Y eso es lo que sucedió. Pero no terminó ahí, porque en 1914, a la mitad de todo esto 90,000 judíos habían regresado a su tierra. Y para 1948 se habían establecido otra vez como nación. Dice usted, ¿qué está pasando? Están siendo preparados. ¿Para qué? Versículo 27, versículo 27, “Y por otra semana confirmará.” ¿Quién es el que confirmará? El príncipe que ha de venir, el anticristo. Ese es el antecedente apropiado para confirmará. Él confirmará, el pacto, el tratado con muchos; los muchos se refieren a los judíos, y por otra semana. Deténgase ahí.

Ahora, tenemos un espacio, ¿no es cierto? Entre 69 y 70. El espacio fue por lo menos unos cuantos años porque tenía que haber suficiente tiempo para que Cristo fuera crucificado. Fue por lo menos unos cuantos años, tenía que ser lo suficientemente largo como para acomodar ahí el 70 después de Cristo, y si podía ser así de largo puede ser indeterminado, ¿no es cierto? Dice usted, ¿cuánto tiempo durará el espacio? Durará hasta que el anticristo venga para confirmar un pacto con Israel. Esa será su dirección. No le molesta el espacio, hay todo tipo de espacios. Por ejemplo en Isaías, “Porque hijo nos es dado, niño nos es nacido. Y el principado o el gobierno sobre sus hombros.” ¿Ve usted un espacio ahí? Yo veo un espacio ahí, él nació, pero ha sido una espera larga, larga, para colocar el gobierno sobre sus hombros.

Como puede ver, hubo un gran periodo de tiempo no percibido por los profetas del Antiguo Testamento. Esa es la razón por la que Pedro dice que estaban escudriñando el tiempo en el que todo esto sucedería en 1 Pedro 1:11, porque no entendieron el espacio. De hecho en Lucas 4 Jesús cita del Antiguo Testamento y dice, “Todo esto ha sucedido en mi vida.” Y él deja afuera la parte que habla del futuro porque él reconoce el espacio, el espacio amigos es la época de la iglesia, Pablo la llama el período del misterio no visto en el Antiguo Testamento, un paréntesis, por así decirlo, estamos viviendo ahora en este tiempo, la época de la iglesia.

Y esa es la razón por la que el Señor podía decir, “Ningún hombre conoce el día ni la hora. No es para vosotros conocer los tiempos ni las sazones.” Como puede ver, fue exactamente 490 años, todos lo sabíamos. Pero el espacio ninguno de nosotros lo conoce. Versículo 27, apresurémonos para llegar a una conclusión en los siguientes 5 minutos, hombres de poca fe. Muy bien, y por otra semana confirmará el pacto con muchos. El anticristo hace un pacto con ellos durante 7 años, esto es muy importante, él viene como un gran héroe para ellos. Francamente Israel está asustado y están buscando a alguien que les ayude, están recibiendo presión por parte de las naciones árabes, ellos saben eso, y sobre todo temen – a qué país – Rusia. Yo podría estar mal, pero sospecho que los rusos están detrás del ataque iraquí en contra de Irán sin duda alguna, aviones rusos están volando, lo cual debería darle a usted alguna pista, y han sellado el este con Afganistán. Rusia quiere dos cosas; quieren un puerto en el Golfo Pérsico porque quieren controlar el petróleo del mundo, y quieren acceso al Océano Índico. Quieren un puerto en el Mediterráneo porque quieren controlar el Mediterráneo. Y para hacer eso necesitan a Israel. Y poco a poco simplemente están apoderándose del Medio Oriente

El único salvador que hay en el mundo básicamente para Israel es una Europa confederada. No podemos hacerlo, estamos demasiado lejos y quizás somos demasiado impotentes para enfrentar a Rusia. Tendrá que haber una agrupación colosal algún recurso. Y lo que va a suceder según los profetas es que cuando esa confederación final de Europa se una, a partir de esta confederación se levantará este gran gobernante mundial llamado el cuerno pequeño o el anticristo, cómo lo llamaríamos, y este gobernante mundial vendrá al rescate de Israel y hará un tratado para proteger a Israel. Ezequiel dice que Israel estará tan seguro y se estará sintiendo tan bien por la protección ofrecida por el tratado del anticristo, que en la profecía de Ezequiel dice que está viviendo en la aldea sin muros. En otras palabras, realmente creen que están bien protegidos.

Y vamos a entrar a lo que sucede cuando Rusia viene para conquistar Israel. Eso va a venir por cierto. Esa no es una adivinanza, ese es un hecho, pero eso viene más adelante en Daniel. Y entonces harán un pacto con el anticristo, el gobernante final del Imperio Romano revivido.

Pero él es un mentiroso, él es vil, viene del pozo del infierno. Y entonces dice en el versículo 27, “A la mitad de la semana.” Ahora, ¿qué es la mitad de 7? 3 y – muy bien, buena respuesta, 3 y medio, a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Ahora escúcheme, antes de que un sacrificio y una ofrenda pueda cesar, ¿qué tiene usted que tener? Un sacrificio y una ofrenda.

Ahora, antes de que usted tenga un sacrificio y una ofrenda qué es lo que ellos tienen que tener, un templo. Yo creo que una de las cosas que el anticristo va hacer es ayudarlos en la restauración del templo, no sé cómo es que eso va a pasar pero esa es una de las cosas que él va hacer, eso puede ser lo que los haga firmar el tratado con él, digo, eso podría ser. Quizás van a estar tan sorprendidos por su capacidad de hacer eso. Y por cierto, cuando él es mencionado en el sexto capítulo de Apocalipsis él dice que viene conquistando y a conquistar con un arco. Y siempre he pensado que es interesante que él tiene un arco sin flecha, y parece como si él conquista por la paz. Él es un diplomático sin paralelos, su boca habla grandes cosas, pero él tiene fuerzas detrás de él que intimidan. Pero él parece tener la capacidad de negociar las cosas correctas para Israel; seguridad en la tierra, un templo en la tierra. Y él es permite tener su adoración. Pero a la mitad de ese periodo de 7 años que es conocido como la gran tribulación él detiene todo, y en lugar de esto él trae la muchedumbre de las abominaciones y convierte el templo en desolación, hasta que venga la consumación y lo que está determinado se derrame sobre el desolador. Él detiene toda a la mitad.

Vimos una especie de probada de eso, con qué personaje, Antíoco Epífanes, quien causó una abominación en el templo también en el período macabeo, cuando él mató a un cerdo en el altar y metió al puerco en las gargantas de los sacerdotes y profanó el templo y trajo la revuelta macabea. Él simplemente fue un retrato pequeño de lo que este va a ser. Él va a traer un esparcimiento de la abominación.

Ahora, en el templo de Dios, escucha esto, lo que abomina es un ídolo, un Dios falso, ¿sabe lo que él va a hacer? Él va a traer a un Dios falso al templo. ¿Sabe usted quién lo va a hacer? Él mismo, él mismo. Eso es exactamente lo que la Biblia dice. Ni siquiera hay duda alguna al respecto. Permítame tan solo darle un par de textos rápidamente y vamos a terminar. Apocalipsis capítulo 11, vayamos al 13, no tengo tiempo para entrar en lo que le iba a mostrar en el 11 un par de versículos ahí, 2, 3 y 7. Pero vayamos a 13, versículo 4, y aquí viene, “Adoraron al dragón que le dio poder a la bestia – ahora, la bestia es otro nombre para el anticristo – y adoraron a la bestia diciendo quién es como la bestia. Y se le dio – versículo 5 – una boca hablando grandes cosas y blasfemias – ¿lo ve ahí? Ahí está la abominación – y se lo dio poder para continuar.”¿Por cuánto tiempo? 42 meses. ¿Cuánto tiempo es eso? 3 y medio años, la segunda mitad de 3 y medio años él se coloca a sí mismo en el poder, él abre su boca, versículo 6, “Blasfemas a Dios, blasfemas su hombre, blasfema su tabernáculo, blasfema toda persona que mora en el cielo. Se le ha dado poder para hacer guerra con los santos para vencerlos y demás. Y él se establece a sí mismo como el que debe ser adorado.”

Versículo 15, “Hay una imagen de la bestia que se levanta y él debe ser adorado, y los que no adoraban la imagen de la bestia debían ser – qué – matados, matados.” 2 Tesalonicenses 2 nos dice que él se establece como Dios. Ahora, ¿sabe lo que es también interesante en esto? Un comentario, durante el mismo periodo de 3 y medio años en los que él ha tenía un tratado con Israel, él también ha permitido que la iglesia apostata exista. Esta la ramera de Apocalipsis 17, él permite que eso exista también. Pero en ese mismo punto a la mitad, según el final del capítulo 17, él devora a la iglesia falsa. Entonces él devora a Israel, él devora a la iglesia falsa, no hay nada de religión que queda más que él, y en el verdadero estilo romano él se establece como la única deidad, y eso se lleva a cabo entre 3 y medio años, y él hace que el lugar entero esté desolado. Versículo 27, “Hasta que venga la consumación.” O hasta el final o hasta el fin, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador.

Ahora, eso nos lleva al final casi, dice usted, ¿ese es el final? Todo termina con este hombre siendo adorado. ¿Ese es el fin? Ese no es el fin, usted olvidó el versículo 24, regrese. Este es el fin, al final de las 70 semanas Dios va a terminar la prevaricación y poner fin a los pecados. Y en esas dos frases usted tiene la destrucción del anticristo, ¿verdad? Tiene que ser. Y expiar la iniquidad y después Él va a traer la justicia perdurable. Él sella la visión y la profecía y unge al santo de los santos. Ese es el reino, ¿no es cierto? Que increíble profecía. ¿La entendió? Lo espero.

Y le quiero decir algo, me emociona tanto pensar que yo, simplemente el pequeño yo, conoce la historia entera del mundo, en serio, Inclusive la parte que no ha sucedido. Este verano estuve caminando por la Casa Blanca y pensé, “Estas personas trabajan tan duro por tratar de entenderlo.” Fui al congreso, caminamos por todo el área ahí del congreso, en el edificio del Capitolio, y vimos en donde se encontró en algún momento el escritorio de todo mundo y las estatuas de todos los grandes hombres y yo pensé, “Si tan solo conocieran la Palabra de Dios.”

Como puede ver Jesús lo ha escondido de los sabios y de los entendidos y se lo ha revelado, a quién, a los niños, niños. Espero que esté agradecido. Que cosa tan increíble lo que Dios ha hecho por nosotros. Inclinémonos en oración.

Pedro dice esto, “Viendo que todas estas cosas serán disueltas, ¿qué tipo de personas deberíamos ser?” Viviendo en santidad y piedad y esperando y apresurados la venida del día de Dios en el que los cielos estando encendido serán disueltos y todos elementos se derretirán con calor ardiente. No obstante nosotros según su promesa esperamos cielos nuevos y tierra nueva en los que mora la justicia. Por tanto, amados, viendo que esperamos tales cosas, sed diligentes para sed hallados por Él en paz sin mancha e irreprensibles. Señor, esa es nuestro oración, oh, debido a que conocemos estas cosas que estemos viviendo de manera santa y piadosa. Debido a que esperamos estas cosas y sabemos que Jesús podría venir y vendrá a quitarnos antes de la septuagésima semana, que seamos hallados en paz sin mancha e irreprensibles. Dios, sabemos que Jesús podría venir en cualquier momento, el escenario está preparado. La septuagésima semana es para Israel, no la iglesia. No estuvimos en las primeras 69, no encajamos en la septuagésima tampoco. Esperamos el momento en el que nos saques. Y si estas cosas de la tribulación ya fueran tan obvias en el horizonte cuan pronto debe ser que Tú vas a llevar a Tú iglesia. Que estemos conscientes Señor, y nuestras vidas estén concentradas en la piedad para que no seamos hallados infieles cuando Jesús venga.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar