Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Gracia a Vosotros: Desatando la Verdad de Dios, Un Versículo a la Vez

Confrontando el error con condenación, no con conversación

Escritura: Lucas 20:45-47

Código: 42-250

John MacArthur

 

Y ahora, llegamos a la Palabra de Dios de nuevo, y Lucas 20 es nuestro texto, Lucas 20. Hemos llegado al final de este capítulo y vamos a ver los tres versículos finales. Lucas capítulo 20, versículos 45 al 47. Permítame establecerlos en su mente, sígame conforme leo, Lucas capítulo 20, comenzando en el versículo 45.

“Y oyéndole todo el pueblo, dijo a sus discípulos: Guardaos de los escribas, que gustan de andar con ropas largas, y aman las salutaciones en las plazas, y las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas; que devoran las casas de las viudas, y por pretexto hacen largas oraciones; estos recibirán mayor condenación.”

Palabras fuertes, palabras inequívocas. Retrocediendo un poco de este texto, y abordándolo desde lejos, necesitamos recordar que la Biblia nos advierte acerca de los falsos maestros, desde el principio hasta el final. Siempre han habido, y siempre habrán líderes religiosos falsos que operan para Satanás, operan a partir del reino de las tinieblas, pero operan como si son mensajeros de Dios. En el capítulo 20 del libro de los Hechos, el apóstol Pablo se reunió con los ancianos efesios, y les dijo esto: “No he cesado de amonestaros, día y noche, con lágrimas, por tres años.” Amonestándolos, o advirtiéndoles acerca de ¿qué?, “lobos rapaces vendrán y no perdonarán al rebaño, y de vosotros mismos se levantarán hombres perversos para destruir,” con sus enseñanzas herejes es la implicación. Espérenlos, de afuera y de adentro.

En 2 Corintios capítulo 11, versículo 13-15, el apóstol Pablo dijo que Satanás se disfraza como ángel de luz. Esto quiere decir que viene como si representara a Dios. Entonces, no les sorprenda si sus mensajeros también están disfrazados como ángeles de luz. Los falsos maestros se visten con el atuendo de Dios, quieren que la gente crea que ellos representan a Dios, que conocen a Dios, que entienden la espiritualidad y la verdad divina, y la sabiduría divina, aunque son emisarios del infierno mismo. El apóstol Pablo al escribirle a Timoteo, ayudándole a entender el ministerio en la iglesia, dijo esto en 1 Timoteo 4, “El Espíritu dice, que, en los postreros días,” estos tiempos, “algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, por la hipocresía de mentirosos.” Doctrina demoniaca energizada o activada por espíritus demoniacos en maestros falsos, hipócritas que mienten.

Pedro, 2 Pedro capítulo 2, versículo 1 dice, “Falsos profetas también se levantaron entre el pueblo, así como habrá también falsos maestros entre vosotros que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y traerán destrucción repentina sobre ellos mismos, muchos seguirán su sensualidad, debido a ellos el camino de la verdad será calumniado, en su avaricia los explotarán con palabras falsas, su juicio desde tiempo atrás no se tarda, su destrucción no se duerme.”

Y usted se acuerda claro de las palabras de Judas, “Hice todo esfuerzo por escribiros acerca de nuestra salvación en común, pero sentí la necesidad de escribiros, apelando a que contendáis ardientemente por la fe,” ¿por qué? “porque ciertas personas se han infiltrado encubiertamente, aquellos que desde antes fueron destinados para esta condenación, personas impías, que convierten la gracia de nuestro Dios en libertinaje, y niegan al único Amo y Señor, Jesucristo.”

Cuidado, cuidado de falsos maestros, como leemos en 1 Juan capítulo 2, “Hay muchos anticristos,” y están por todos lados, y ustedes que conocen la verdad, deben protegerse de ellos. Nunca los falsos maestros fueron más agresivos que durante el ministerio de nuestro Señor Jesucristo. Fue como si el infierno acumulara su ataque más pesado en contra de una persona, el Señor Jesucristo durante esos tres años, y entenderíamos eso, entenderíamos eso. Para estorbar los propósitos del evangelio de Dios, Satanás desató todo lo que tuvo contra Jesucristo. Y cuando preguntamos, ¿quiénes fueron los agentes del infierno?, ¿quiénes fueron los agentes de Satanás que intentaron estorbar los propósitos de Dios? ¿fueron los criminales en la cultura? ¿fueron los publicanos, los recaudadores de impuestos, los traidores? ¿fueron las prostitutas, los ladrones?

No. Los emisarios y agentes de Satanás fueron los más devotos, los más religiosos, los líderes religiosos más respetados en Israel, los escribas y los fariseos, junto con los saduceos, y los herodianos. Todos se unieron en contra de Jesucristo. Acumularon toda su capacidad, toda su capacidad espiritual, demoniacamente diseñada para atacarlo, para derribarlo, para estorbar los propósitos de Dios. Mantenga en mente los enemigos del evangelio, fueron y siempre son los más peligrosos cuando son religiosos. Especialmente los fariseos y los escribas, porque ellos controlaron la religión dominante del judaísmo en la época. Son imparables en su ataque en contra de Jesús. Ellos no tenían relación con los saduceos, porque tenían una teología muy diferente, no se llevaban con los herodianos porque los herodianos eran políticos, y estaban apegados a Herodes, quien ni siquiera era un judío. Tuvieron grandes diferencias el uno con el otro, los fariseos, los saduceos, y los herodianos, pero en una cosa el infierno los unió a todos, y eso es, en deshacerse de Jesús. Y el viernes, de la semana de la pasión, tuvieron éxito, por el propósito de Dios, tuvieron éxito en que Él fuera crucificado.

Conforme llegamos a Lucas capítulo 20, no obstante es miércoles de la semana de la pasión, es miércoles, ha sido un día largo, un día largo en el que Jesús ha estado en el templo, entrando y saliendo, o moviéndose entre las masas de gente en el templo, Él ha estado enseñando a las multitudes, y Él ha estado involucrado en confrontación con los fariseos, los escribas, los principales sacerdotes, los saduceos, y los herodianos, quienes todos han atacado a Jesús tratando de desacreditarlo públicamente para que ellos pudieran tener una causa justa para que fuera ejecutado por que Él era una amenaza tan seria para el reino de las tinieblas, y para su propia posición terrenal. Intentaron todo lo que conocían, y no han tenido éxito.

Entonces, leemos en el capítulo 20, versículo,40, no tuvieron suficiente valentía como cuestionarlo ya más acerca de algo. habían terminado, habían agotado todas sus opciones. Se acabó. Ya no le hicieron más preguntas. Y después dijimos en el versículo 41, Jesús comienza a hacer las preguntas. Y en Su misericordia y compasión, en amabilidad, Él vuelve a sacar el asunto de la identidad del Mesías. No solo como un hijo de David, sino como un Hijo de Dios, El Hijo de Dios.

En los versículos 41 al 44 recordará usted, a partir de la semana pasada, Él los lleva de regreso al Salmo 110, en el cual David llama al Mesías mi Señor. Entonces el Mesías es tanto el hijo de David como el Señor de David. Y, por lo tanto, Él es un hombre que está por nacer, pero Él también debe ser Dios quien estuvo vivo en el tiempo en el que David habló. Entonces, en un esfuerzo más de compasión, Jesús vuelve a afirmar Su Deidad y la necesidad de que el Mesías sea tanto Dios, como hombre. Ese es un acto de compasión. En un sentido es un acto final de compasión, hablar una vez más de su identidad como el Mesías verdadero, el Hijo de David, el Hijo de Dios.

Y ahora, Él terminó. Él terminó de hablar con los escribas y los fariseos y los saduceos, y los herodianos, excepto por la necesidad, en su juicio Él ya terminó de hablarle a las multitudes, a la gente. Y en el versículo 45 dice, “Y oyéndole todo el pueblo, dijo a sus discípulos.” Ésta es una transición. La gente todavía está escuchando, pero Él se vuelve a hablarle a Sus discípulos, esto es lo que va a hacer ahora, a partir de aquí. No más mensajes a las multitudes, a partir de ahora, Él le habla a Sus discípulos. Una transición muy importante. Él dijo todo lo que podía decir, nada más puede ser dicho, Él ha respondido toda pregunta que podía ser presentada, Él se va a volver y le va a dar instrucción a aquellos que aún están siguiendo, aún están mostrando interés, aún quieren aprender de Él, aún lo están siguiendo.

Los que atacaban se han ido, y la multitud se desvanece. Pero hay un mensaje final que todo mundo debe oír, los discípulos y la gente. Y es el mensaje de los versículos 46 y 47: ¡Guardaos de los escribas! Él lo presenta sin una advertencia. El mensaje final, cada vez que alguien da un mensaje final, debe ser uno importante. ¿Qué es lo último que Jesús tiene que decirles a las multitudes? Queremos saber cuál es esa palabra final. Es una palabra de advertencia. No solo una palabra de advertencia, sino una palabra de condenación. ¡Guardaos!, son peligrosos. Ellos van a recibir una mayor condenación. Al final del versículo 47.

Entonces, Él advierte a la gente de ellos, y Él pronuncia condenación sobre ellos. Palabras muy fuertes. Ahora, antes de que veamos esto, permítame enmarcar la importancia de este texto en un contexto actual, ¿muy bien? Hace algunos meses atrás escribí un libro titulado: “La Verdad en Guerra.” Es el último en una serie de libros, a lo largo de los años que he escrito para hablar de lo que creo que son errores peligrosos, que existen en la iglesia. Escribí el libro, La Verdad en Guerra, para exhibir y traer el juicio de la Palabra de Dios en contra de las aberraciones y peligros de un nuevo movimiento llamado “La Iglesia Emergente,” o “El Movimiento de la Iglesia Emergente.”

Realmente es relativismo post-moderno, corrompiendo a la iglesia. Se ha metido entre personas que se llaman evangélicas, que ahora rechazan la certeza doctrinal, la claridad de la Escritura, y la exclusividad del Evangelio. Voy a repetir eso. La marca de este movimiento es un rechazo de la certeza doctrinal, la claridad de la Escritura, y la exclusividad del Evangelio. Es neo-liberalismo. Es simplemente el liberalismo antiguo que destruyó a las denominaciones grandes en este país. La teoría de crítica más elevada, antigua, es el liberalismo antiguo que ha regresado en una nueva vestimenta, por así decirlo, llamando a la camaradería, a la tolerancia con aquellos que no creen en el evangelio, que ni siquiera creen que el cristianismo es la religión verdadera.

Exalta las virtudes del dialogo, generoso, abierto, en lugar del dogmatismo. Llama al respeto, la tolerancia, y la diversidad. Y simplemente, para unirlo todo, han encontrado una palabra clave para definir lo que marca el movimiento de la iglesia emergente, es la palabra: conversación. Esa es su palabra. Quieren involucrar a todo mundo en una conversación, para que todos podamos contribuir con nuestro entendimiento espiritual. Uno de los líderes del liberalismo antiguo fue un hombre llamado Harry Emerson Fosdick.

En 1928, Fosdick dijo esto: “Muchos predicadores habitualmente caen en lo que llamas ‘sermones expositivos.’ Toman un mensaje de la Escritura, y proceden a partir de la suposición que la gente que asiste a la iglesia esa mañana están muy preocupados por lo que el pasaje significa. Pasan su media hora o más en una exposición histórica del versículo, capítulo, terminando con alguna aplicación práctica para los que oyen. Podría algún procedimiento estar predestinado de manera más cierta a ser aburrido, y a ser inútil. ¿Quién seriamente supone como un hecho que uno enciende a la congregación, le preocupa comenzar con lo que Moisés, Isaías, Pablo, Juan, quisieron decir en esos versículos en especial, o vinieron a la iglesia muy preocupados por esto? Nadie más quien le habla al público supone que el interés vital de la gente se encuentra en el significado de palabras que se hablaron hace dos mil años atrás.

Entonces Fosdick, casi una profecía en 1928, “El futuro,” dice él, “pertenece a un tipo de sermón que puede ser mejor descrito como una aventura en el pensamiento cooperativo. Conversación. Una aventura en el pensamiento cooperativo. 1928. Apenas recientemente, 2005, Doug Pagitt, uno de los líderes del movimiento emergente dice, “Nuestros sermones no son lecciones que definen de manera precisa la creencia, como los son historias que le dan la bienvenida a nuestras esperanzas, e ideas y participación.” Tengamos una conversación. Conversación con aquellos que están en desacuerdo. Conversación con aquellos que tienen otra religión. No más dogmatismo. Hacemos a un lado la condenación, a favor de la conversación.

Bryan McLaren, quien es uno de los principales, sino es que el escritor principal en el movimiento emergente, tiene un nuevo libro titulado, “El Mensaje Secreto de Jesús,” eso siempre es aterrador, Jesús no tiene un mensaje secreto, Él reveló Su mensaje. Pero de cualquier manera él dice en El Mensaje Secreto de Jesús: “En una época de terrorismo global, y un conflicto religioso que está incrementándose, es significativo señalar que todos los musulmanes ven a Jesús como un gran profeta, que muchos hindús están dispuestos a considerar a Jesús como una manifestación legítima de lo divino, que muchos budistas ven a Jesús como una de las personas más iluminadas de la humanidad, y que Jesús mismo fue un judío.”

Oiga, él está diciendo, “No es eso maravilloso. A todos nos cae bien Jesús. Comencemos con la conversación.” Y sigue, “Una revaluación compartida del mensaje de Jesús, podría proveer un espacio único, o una plataforma en común para el diálogo religioso que es urgentemente necesario. Y no parece ser una exageración decir que el futuro de nuestro planeta pueda depender de un dialogo así.” Entonces, vamos a hacer a un lado todas nuestras diferencias doctrinales para salvar al planeta y dejar que la gente se vaya al infierno.

Su último comentario, “Esta revaluación del mensaje de Jesús podría ser el único proyecto capaz de salvar a varias religiones, incluyendo el cristianismo.” Entonces, todos tenemos que encontrar el mensaje secreto de Jesús, el cuál sin duda alguna está escondido en nuestras psiques espirituales, y tener una conversación. En lugar de condenar a estas otras religiones, necesitamos sentarnos y tener una conversación y aprender de su espiritualidad. Aprender de su experiencia espiritual. Aprender de Dios en ellos. Otro promotor prominente en el movimiento emergente es un nombre algo conocido, Tony Campolo, quien es un orador bastante popular. Aquí están las palabras mismas de Tony, que le dan una idea de la dirección hacia dónde va este movimiento. Normalmente no leo este tipo de cosas, pero creo que es útil saber lo que está pasando.

Esto es lo que él dice y cito, “Lo que tenemos que hacer es mostrarnos respeto el uno al otro, y hablarnos el uno al otro con un sentido de que aún si la gente no se convierte, son el pueblo de Dios, Dios los ama, y no admitimos el juicio de quien se va al cielo y quien se va al infierno. Creo que lo que todos tenemos que hacer es dejar el juicio en Dios. Lo que los musulmanes no harán es condenar a los judíos y a los cristianos al infierno si de hecho no aceptan el islam. El islam muestra mucha más amabilidad hacia los cristianos evangélicos que son fieles al Nuevo Testamento, de lo que los cristianos muestran hacia la gente islámica que son fieles al Corán.”

Ahora, ahí hay un giro interesante, obviamente él no ha estado leyendo los periódicos acerca de la masacre de cristianos en ambientes islámicos. Pero la idea es que simplemente tenemos que ser generosos con todo mundo. Él procede a decir, “Mahoma fue muy comprensivo en que había gran verdad en el cristianismo. Él difirió de nosotros, en que Él sintió que Él tenía una verdad más completa, y el islam se aferraba a eso. Pero Mahoma dijo que en últimas seremos juzgados en términos de la verdad que tenemos a nuestra disposición. Creo que hay hermanos musulmanes, y hermanas, que están dispuestos a decir que, si vives a la luz de la verdad, conforme la entiendes, si yo vivo a la luz de la verdad como yo la entiendo, y dejamos en manos de Dios lo que Él decide en el día del juicio, tengo que creer que Jesús es el único Salvador, pero ser un cristiano no es la única manera de ser salvo.”

Además, él dice, “Nuestros hermanos musulmanes, y hermanas pueden decir que el islam es la única fe verdadera, pero no estamos convencidos de que solo los musulmanes disfrutan de la salvación. No estoy convencido de que la gracia de Dios no va más allá de la comunidad cristiana.” Aquí hay otra afirmación. “Lo que tenemos que hacer es decir que creemos cosas diferentes, pero hay tanta bondad en la comunidad islámica, que no puede ser ignorada. Me parece que cuando escuchamos a los místicos musulmanes conforme hablan de Jesús y su amor hacia Jesús, debo decir que está mucho más cercano al cristianismo del Nuevo Testamento, de lo que están muchos cristianos que oigo.”  

En otras palabras, ¿si estamos buscando una plataforma en común, podemos encontrarla en la espiritualidad mística aún si no podemos estar de acuerdo teológicamente? ¿podemos orar juntos de tal manera que podemos conectar con un Dios que trasciende nuestras diferencias teológicas? Esta es la conversación. Usted puede tenerla con cualquier persona y todo mundo, porque no tenemos claridad doctrinal, no sabemos cuál es la interpretación real de la Escritura. 

Enero 2006, el grupo Emergente de Estados Unidos se reunió con la sinagoga 3000, una conversación inter-religiosa de 24 horas, centrada en temas de comunidad sagrada, aprendizaje y adoración. Un blog judío, llamado Sinablog, se oye como un pan que usted compra en el aeropuerto. Sinablog reporta lo que pasó.

“Sinagoga 3000 ha identificado un fenómeno judío religioso contemporáneo, que es llamado emergente judío. Esta semana Sinagoga 3000 se reunió por primera vez como un grupo de comunidades sagradas emergentes, líderes judíos visionarios comprometidos con el establecimiento de comunidades sagradas transformadoras, no atadas por expectativas convencionales acerca de lo que una sinagoga debe ser.” Entonces, la iglesia emergente, ese es su lema, ahora van a inventar iglesias que no están ligadas o limitadas por la idea convencional de una iglesia. Ahora, los judíos están uniéndose. No van a estar limitados por ideas convencionales de la sinagoga.

“Para enriquecer la conversación, Sinagoga 3000 invitó a miembros del grupo para intercambiar ideas, con líderes cristianos que están pensando hacia adelante, de Emergente USA. La reunión del grupo de las comunidades sagradas emergentes, marcaron la primera vez en toda la historia, en la que Emergente USA o Estados Unidos, se había reunido con cualquier grupo religioso afuera de la fe cristiana. Fue emocionante, inspirador e histórico.” Y la gente emergente es un ambiente perfecto. Usted va ahí, usted aprende de su espiritualidad y su conocimiento de Dios, y usted tiene una conversación, y a partir de esa conversación sale algún tipo de iluminación con aquellos que son del judaísmo, del islam, o del mormonismo, o catolicismo romano, la religión griego-ortodoxa, o testigos de Jehová o quién sea.

Ahora, todo esto para decir esto. Cuando escribí la Verdad en Guerra, el libro, tuve curiosidad de ver cuál sería la respuesta, la respuesta de la gente de la iglesia emergente fue que no les gustó. No me sorprendió. Y la respuesta fue esta: “El libro es divisivo, el libro no es amoroso, el libro es intolerante.” Y dijeron, “Si realmente me preocupara la gente, si realmente tuviera el espíritu de Jesús, humildemente me uniría a la conversación y abrazaría abiertamente las ideas espirituales útiles en otras religiones.” Conversación, ¡ah! No condenación.

Y, además, como se está volviendo muy, muy popular en la actualidad, los judíos de cualquier manera no tienen que creer en Jesús, tienen un camino diferente de salvación. Bueno, en respuesta a esta crítica, ¿Por qué no me uno a la conversación? Sólo tengo una pregunta que responder, es esta: ¿Cómo es que Jesús enfrentó a aquellos que no creyeron en la verdad? ¿Cómo es que Jesús enfrentó a aquellos que no creyeron en la verdad, que eran totalmente religiosos, quienes colocaban la espiritualidad en el pináculo de la experiencia humana? ¿Cómo es que Jesús enfrentó a la gente en la religión, a líderes religiosos? ¿Acaso Él tuvo una conversación, o Él emitió una condenación? Porque simplemente quiero hacer lo que Jesús hizo.

Bueno, es claro que Jesús no se involucró en una conversación post-moderna. Él no trató en algún dialogo abstracto, relativista, hablando de temas de espiritualidad, hablando de ideas acerca de Dios, de ideas acerca de sí mismo como Jesús que eran tan flexibles como el hule. Aquí están las palabras finales de nuestro Señor, acerca de líderes religiosos, no gente no religiosa, sino religiosa, líderes religiosos judíos. Y lo que Él dice aquí, francamente no es nuevo. Regrese al capítulo 11 de Lucas, no es nuevo. En el versículo 37, “Luego que hubo hablado, le rogó un fariseo que comiese con él.” Aquí hay una oportunidad perfecta para tener una conversación. Este ni siquiera es un contexto formal, esta ni siquiera es una sinagoga, un sermón, o una reunión pública en el templo, esta es comida en la casa del fariseo.

“Y entrando Jesús en la casa, se sentó a la mesa. El fariseo cuando lo vio se extrañó de que no se hubiese lavado antes de comer.” Él no siguió la prescripción farisaica para algún lavamiento ceremonial, Él simplemente se sentó y comió. Y aquí está la palabra del Señor para él, “Pero el Señor le dijo: Ahora bien, vosotros los fariseos limpiad lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de rapacidad y de maldad.” Esa es una conversación corta, esa es una conversación que no va ir a ningún lugar.

Y después, para empeorarlo, versículo 40, “Necios, ¿el que hizo lo de fuera, no hizo también lo de dentro? Pero dad limosna de lo que tenéis, y entonces todo os será limpio. Mas ¡ay de vosotros, fariseos! Que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello. ¡Ay de vosotros, fariseos! que amáis las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas. ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! que sois como sepulcros que no se ven, y los hombres que andan encima no lo saben.” Esa es una conversación excepcional. Están siendo contaminados.

Lucas capítulo 12, versículo 1, cuando esta multitud enorme viene, habían tantos que se estaban pisando el uno al otro, y comenzó a decirle a sus discípulos en primer lugar, “Guardaos de la levadura, o de la influencia de los fariseos, la cuál es la hipocresía. Y sabed esto, nada está cubierto,” los hipócritas cubren las cosas, nada que cubran que no será revelado, nada escondido que no será conocido, voy a desenmascarar su hipocresía. Ahora, el texto frente a nosotros en Lucas 20, tiene un paralelo en Marcos 12, también un texto breve, pero tiene otro paralelo en Mateo 23. Nada más que en Mateo 23, toma un capítulo entero, el texto completo de lo que Jesús dice acerca de los fariseos y los escribas está en Mateo 23. Y usted puede leerlo, no vamos a cubrirlo hoy, pero ese texto completo de lo que Jesús dijo, en ese miércoles, del cual Lucas únicamente nos da una parte pequeña. Es una denuncia fuerte, una diatriba fuerte en contra de los líderes religiosos falsos. No hay conversación, no hay camaradería, no hay dialogo, no hay cooperación; confrontación, condenación.

¿Sin compasión? No. Recuerde el capítulo 19, versículo 41 cuando Él vino a la ciudad ¿qué hizo? Él lloró. Y acabamos de volver a oír, que Él les declaró que Él es el Mesías, el Hijo de David, el Hijo de Dios. Ese es un esfuerzo misericordioso de nuevo, por declarar quien es Él. Estos días están llenos de tristeza por parte de Él, y llenos de compasión, conforme Él les presenta una invitación para que ellos crean. Pero cuando la compasión se ha agotado y las invitaciones se han acabado, usted tiene condenación.

Ahora veamos el texto, tres puntos: una precaución, caracterización, condenación. Cualquier persona con una perspectiva corrupta de Jesucristo y del evangelio, está bajo condenación. Cualquier persona que no cree en el Señor Jesucristo, no conoce al Padre. Si usted no conoce al Hijo no conoce al Padre. 1 Juan 2. Veamos la advertencia, muy simple. Guardaos de los escribas. Guardaos de los escribas. En el registro extensivo de Mateo, de la denuncia del Señor, es guardaos de los escribas y de los fariseos. Los escribas eran fariseos, los escribas eran fariseos, eran los expertos en la Ley. No todos los fariseos eran escribas, pero los escribas eran fariseos.

Habían fariseos que no eran escribas, pero los escribas eran fariseos, eran los expertos en la Ley. Eran la secta legalista de justicia personal. De hecho, los judíos tenían un dicho, el dicho iba así: “Moisés recibió la Ley y se la dio a Josué, Josué recibió la Ley y se las dio a los ancianos, los ancianos recibieron la Ley y se las dieron a los profetas, los profetas recibieron la Ley y se la dieron a los fariseos, y a los escribas.” Eran los tesoreros de la Ley de Dios. Eran a los que se les había dado el depósito, eran los expertos, eran los expertos de Israel. Ahora, recuerde, usted tiene un reino teocrático en dónde la Ley es vista como la Ley de Dios, no solo la ley bíblica, sino la ley de la tradición, las leyes que habían sido cultivadas a lo largo de los años. Todo ese conjunto de leyes era visto de una manera teocrática. Todo era la ley de Dios.

Entonces, aquellos que conocían la Ley de Dios, interpretaban la Ley de Dios, y aplicaban la Ley de Dios eran los expertos en Israel. No sólo eran los fariseos, y rabinos y sacerdotes, y otros que ayudaban a entender el significado de la Escritura, sino que también interpretaban toda la Ley, no solo en su interpretación sino en su aplicación. Eran los expertos en la Ley en Israel. Se preocupaban por todos los asuntos legales, eran la fuerza dominante en el judaísmo, no solo en términos religiosos, sino sociales. Ellos se encargaban de todos los asuntos legales para la gente; propiedad, patrimonio, contrato, resoluciones, todas esas cosas estaban en las manos de estos expertos. No era diferente entonces de lo que es para nosotros. Todos los asuntos legales en últimas terminan en las manos de expertos que llamamos abogados. Y así terminó en las manos de los escribas.

Pero desde el punto de vista de ellos, todo era sagrado. Y todo lo que emitían, toda posición que adoptaban, de hecho, supuestamente era una representación de Dios y lo que Dios quería, una administración o mayordomía, por así decirlo, de Dios. porque debido a que ellos eran entonces los agentes de Dios, ellos tenían un peso enorme y confianza, la gente no tenía adónde volverse, porque no había otro que no fueran los escribas, que manejaran sus asuntos. Él advierte a todo mundo, tanto a la multitud y a los discípulos a que se guarden, prosechete apo, “guárdense en contra de”.

¿Cómo va usted a hacer eso? ¿Cómo es que usted va a hacer eso? Debido a que están en todo, ¿cómo es que usted se va a extraer a sí mismo de este ambiente teocrático, en dónde todo está en manos de los escribas, y ellos emiten su voluntad en todo. Lo último que Jesús les dijo es, básicamente, son hombres buenos, tienen intenciones religiosas, tienen algún entendimiento espiritual, tengamos una conversación con ellos; empújelos, evítenlos, aléjense de ellos. Como Judas 23 habla, van a mancharse su ropa, o se van a quemar si se acercan mucho.

¿Por qué son una amenaza tan seria? Porque no son piadosos, no conocen a Dios, no tienen sabiduría espiritual, son destructivos, son agentes de Satanás, enviados para pelear en contra de los propósitos de Dios. ¿Entiende usted? y esto es algo tan elemental y lo he dicho tantas veces a lo largo de los años, la religión falsa nunca refrena la carne. Entonces, estas personas, todos operan como el peor de los no-regenerados, nada más que no es aparente en la superficie. La religión falsa no puede someter el corazón miserable, que solo puede ser sometido por la regeneración. Y eso solo sucede mediante la verdad del evangelio.

Entonces, siempre van a hacer una cosa por fuera, y algo más por dentro. Guardaos de ellos. No son piadosos, no tienen nada espiritualmente que ofrecer, no pueden darle nada que sea benéfico, son destructivos, son mortales, son peligrosos. No se acerque a ellos, se va a quemar, se va a manchar. Aléjense. Esa es la razón por la que el Salmo 1, algo tan básico como el Salmo 1 dice esto, al principio de los Salmos, lección uno: “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, que no estuvo en camino de malos, ni se sentó en silla de escarnecedores.” No se congreguen con ellos.

De la precaución viene la caracterización, aquí está como los caracteriza Él, versículo 46, “Guardaos de los escribas que gustan de andar con ropas largas, y aman las salutaciones en las plazas, y las primeras sillas en las sinagogas, y los primeros asientos en las cenas; que devoran las casas de las viudas, y por pretexto hacen largas oraciones.” Wow, todo eso lo resume una palabra: hipócritas. Toda la gente en la religión falsa son hipócritas, no conocen a Dios, no conocen a Dios. Usted no puede llegar ahí, a menos de que sea por Cristo. Nuestro Señor no se refrena. El elemento primordial es que todos son farsantes espirituales, todos son fraudes espirituales.

Ahora, su audiencia estaría muy familiarizada con ese tipo de cosas que hacían, avancemos a lo largo de estas seis. En primer lugar, les gusta andar con ropas largas. La palabra griega stolé de la cual obtenemos la palabra estola, esa palabra antigua, una túnica hasta el piso. Y comienzan a desarrollar túnicas que eran muy diferentes de las túnicas de otras personas. Eran túnicas que tenían ciertas cosas pequeñas en ellas, marcas y cosas sofisticadas, se vuelven únicas y elegantes y túnicas caras que los identificaban como las personas santas. Ellos extienden los flecos de sus mantos, Mateo 23:5 dice. Y eso viene del Antiguo Testamento.

En el Antiguo Testamento, ahí atrás en Números 15 versículos 38 al 40, Dios había ordenado que los judíos podían colocar pequeños flecos en la parte de abajo de la túnica, y realmente era una especie de símbolo pequeño maravilloso, para recordarles la Ley de Dios. Adónde quiera que usted va, ve eso, y le recuerda de la Ley de Dios. Jesús las tenía en Su túnica, de acuerdo con Mateo 9:20, eso era lo que hacían. Pero los escribas y fariseos extendieron los flecos, no para que fuera una mejor herramienta de memoria, sino para que fueran más ostentosos, para efectos de apariencia. No estaban tratando de llamar la atención a Dios y a  Su Palabra, estaban tratando de llamar la atención a sí mismos como si fueran santos. Era una manera de posicionarse a sí mismos, de presentarse para alcanzar lo que querían, y lo que ellos querían era meterse a las vidas de las personas y abusar de ellos, y usar a la gente para sus propios propósitos. Entonces usaban ropa especial.

Pienso en eso cada vez que veo alguien vestido, en algún atuendo ridículo, religioso, desfilando como si fuera alguna indicación de una santidad mayor. En lugar de que fuera una pequeña cosa en la parte de abajo de la túnica para mostrar la sumisión a la Ley de Dios, habían desarrollado este tipo de túnicas que simplemente les traían estatus. Así es aún en la actualidad, la gente usa túnica religiosas. En segundo lugar, aman las salutaciones en las plazas, conforme estaban con la gente en la vida diaria, en la vida pública, esperaban que la gente les hablara con títulos de dignidad.

Ahí atrás en Mateo 23, de nuevo, en ese trato completo de Mateo 23, de las palabras de nuestro Señor acerca de ellos, Él nos habla de los títulos en particular, que les gustaban. Dice en versículo 7, quieren ser llamados por los hombres, rabí. Usamos la transliteración en inglés, rabí, en español también; lo cual significa maestro exaltado, su excelencia, el que tiene conocimiento, el más sabio. Sería equivalente, supongo a llamar a alguien doctor, en la actualidad. Estaban en la cúspide. De hecho, estaban tan exaltados, si usted era llamado rabí, usted era tan exaltado que en el Talmud, Sanedrín 88, está ahí en el Talmud. Ese es el lugar en el Talmud, dice que, “Es más digno de castigo actuar en contra de las palabras de un escriba, que en contra de las palabras de la Escritura.” Querían ser llamados “Excelencia,” “Elevado,” el que más conocimiento tiene, “Exaltado.” Eso es lo que buscaban.

También querían ser llamados “padre.” Versículo 9, “No llaméis a nadie en la tierra, vuestro padre, porque uno es vuestro Padre el que está en los cielos.” Padre significa fuente, no solo son exaltados en su sabiduría sino que son la fuente de vida espiritual, son la fuente de verdad espiritual. Quieren ser el Padre, el creador, el progenitor. Entonces, quieren usar ropa elegante, quieren tomar títulos exaltados, elevados, quieren ser llamados padre, como si fueran la fuente de vida espiritual, quieren ser llamados: líder, versículo 10. “No sean llamados líderes, porque uno es vuestro líder,” ese es el Cristo. Llámense siervos. Quieren ser los líderes, ese es el que determina la dirección, ese es el que determina el destino, el que establece el curso.

Los falsos maestros nunca son humildes, usan la fachada de humildad. Pero mantenga en mente algo, si usted rechaza la verdad, eso es lo más soberbio que usted puede hacer, colocarse en contra de Dios y Su palabra, ¿verdad? Usted rechaza la Biblia, usted rechaza el evangelio, ese es el acto definitivo de soberbia, los falsos maestros nunca son humildes, lo más soberbio que usted puede hacer es rechazar la Palabra de Dios, rebelarse en contra de ella. Eso es lo que hacen, quieren ser exaltados por título y por atuendo.

En tercer lugar, aman no solo los saludos respetuosos, las salutaciones en las plazas, sino que también aman las primeras sillas en las sinagogas. Ellos tenían plataformas elevadas en la parte del frente de la sinagoga, los escribas más importantes, los fariseos se sentaban en esa plataforma elevada reconocidos como los expertos en la ley. Los escribas que visitaban, que venían de su propio lugar a otra sinagoga, esperaban ser acompañados al lugar elevado. ¿Comienza usted a entender el panorama? Ahora, usted sabe porque no soy llamado doctor, porque no uso una túnica, y no me siento en la plataforma. Simplemente es una manera pequeña de mantenerse alejado de todo esto.

Y después en cuarto lugar, “aman los primeros asientos en las cenas.” Cualquier tipo de ocasión especial, quieren el lugar de honor el cual está al lado del anfitrión, quieren ser el centro de atención, el más honrado de todos. Esto es lo que buscan, todo tiene que ver con soberbia. Todas esas cuatro cosas tiene que ver con soberbia, elevarse. Eso es lo que buscan los líderes religiosos, buscan esto, los líderes religiosos falsos. Y da un giro con el quinto, versículo 47, “que devoran las casas de las viudas.” Ahora, ¿qué es esto?

En primer lugar, permítame tan solo decirle la palabra devoran es una palabra muy fuerte.

Hay un verbo en el griego, esthío, significa consumir, o devorar, o eso es metafórico. Literalmente significa, comer. La palabra para comer. Pero metafóricamente, devorar o consumir. Esto no es esthío, esto es katesthío. Siempre cuando usted añada una preposición al principio, usted intensifica el verbo. Esto es consumir totalmente, saquear, devorar. De ahí, devorar, en el sentido más fuerte. Ellos buscan a los más indefensos. Como los falsos maestros de quien Pablo escribe a Timoteo, ellos buscan a las mujeres ingenuas. Buscan o van detrás de los no protegidos, los indefensos, los débiles, devoran las casas de las viudas. Las viudas son las más fáciles de atacar.

¿Qué quieres decir? Bueno, en primer lugar, las viudas debían ser protegidas, ¿verdad? Regresando al Antiguo Testamento, la religión pura, dice Santiago, es cuidar de las viudas. Éxodo 22:22, Deuteronomio 10:18, Malaquías 3:5, y otras Escrituras, llaman al pueblo de Dios a cuidar de las viudas. Dios cuida de las viudas. Estos escribas, las devoran. ¿Cómo hacen eso? Ahora, mantenga en mente que ellos eran los expertos del sistema. Entonces, cuando una mujer, quien era una viuda necesitaba que alguien la protegiera, ella buscaba al experto, al abogado, con la idea de que él protegería su hogar, el hogar de ella, la propiedad de ella, todas esas cosas.

Se ha hecho algo de estudios, cierta investigación interesante en el tipo de conducta que estaba pasando. Aquí tienen tan solo una breve mirada a esto. En primer lugar, recibían apoyo, dinero, para sí mismos por parte de las viudas, aunque estaba prohibido, conocimiento sin precio, conocimiento sin precio. Ese era el código de un rabí verdadero, ciertamente con respecto a las viudas. Desobedecían eso, y fuera cual fuera la sabiduría que le daban a las viudas, ellos les cobraban a ellas y lo hacían de manera exorbitante. ¿Qué podía hacer una viuda?

En segundo lugar, le robaban a las viudas el patrimonio que ellas tenían al meterse en los detalles legales, bajo la apariencia de que estaban proveyendo protección legal, literalmente comenzaban a comerse el patrimonio de esa viuda. En tercer lugar, enseñaban acerca de, y abusaban de la hospitalidad. Se aprovechaban del hospedaje disponible, el alimento. Y, algunas historias de glotonería, y de bebida en exceso, y tomaban eso de las viudas pobres. Otra manera, al administrar de manera equivocada la propiedad de las viudas, de tal manera que debido al descuido total, una viuda terminaba sin nada. Una de las practicas populares era tomar el dinero de las viudas mayores, con capacidades mentales deficientes, aprovecharse de aquellas que no tenían la capacidad de defenderse a sí mismas mentalmente.

Y quizás, la peor, acumulaban deudas, y la viuda les debía, y les debía, y les debía, y no podían pagar y entonces, tomaban el hogar de la viuda como una garantía por la deuda, y de esta manera devoraban la casa. Cuando la viuda no podía pagar, ellos la echaban. Esa es la razón por la que son caracterizados en las palabras de Jesús, se lo voy a volver a leer, Lucas 11:39, “Vosotros estáis llenos de robo, estáis llenos de robo, e impiedad,” o las palabras de Jesús en Lucas 16, o las palabras de Lucas, debería decir, en Lucas 16:14, “Los fariseos que amaban el dinero.”

Soberbios, y avaros. Eso los caracterizaba, eso es típico de los falsos maestros, hacen lo que hacen por ganancias deshonestas, se elevan a sí mismos, presentan una fachada de espiritualidad, y se aprovechan de las personas más indefensas y vulnerables. Ahora, hay abogados que hacen eso, gracias al Señor por los abogados cristianos, y abogados con integridad que no hacen eso. Pero hay abogados que hacen eso. Pero, sabe una cosa, hay evangelistas que hacen eso. Evangelistas falsos, maestros religiosos falsos, que le sacan el dinero a las bolsas de la gente. Y las religiones falsas, se aprovechan de la gente en países del tercer mundo, que ya están en una condición de pobreza para empezar.

El episodio más nuevo de eso está sucediendo en África, por cierto, conforme los promotores de la prosperidad, de la salud, de la riqueza, ahora han ido al África con gran éxito. Usted tiene una población de personas que no tiene dinero, están sin esperanza y no puede ver ningún tipo de futuro, que viven apenas con muy poco dinero, que están en un sentido de vulnerabilidad, viviendo al borde de la desesperanza, usted les promete salud, riqueza y prosperidad esto es tan exitoso. Simplemente le doy una ilustración, en Lagos, Nigeria, hay una iglesia en dónde esto está siendo proclamado con 54,000 personas en la iglesia. Y para obtener la salud, riqueza y prosperidad usted tiene que dar al líder el salario de un mes. Esto es en el nombre de Jesús. Esto es explotar a los abusados. Explotar a los pobres. Explotar a los indefensos. Y esto se está esparciendo por todo África. Están construyendo las iglesias más grandes del planeta en África en el nombre de la salud, la riqueza, la prosperidad de este tipo de evangelio, abusando de la gente pobre, explotando a la gente que no tiene esperanza. Es una estrategia que hace que la persona que está en la parte de arriba, en la cima, se enriquezca.

Entonces, los falsos maestros son soberbios y avaros, no todos al mismo grado. Y después en sexto lugar, “Y por pretexto hacen largas oraciones.” No hay nada de malo con una oración larga. He orado unas cuantas yo mismo. Pero algo está mal con orar por pretexto, orar simplemente para ser visto. ¿Se acuerda de Mateo 6:5-6, en dónde Jesús condena ese tipo de oración en el Sermón del Monte lo cual era tan característico de estos falsos lideres? Él dice esto, “Cuando oréis, no deben ser como los hipócritas que aman orar de pie y orar en las sinagogas, y en las esquinas de las calles, para ser vistos por los hombres.” Farsantes espirituales, charlatanes espirituales, aprovechándose de la gente. Lo hacen por pretexto.

Por cierto, la palabra “por pretexto”, palabra interesante, prophasei es la palabra. Aquello que es colocado en el frente, para esconder la condición verdadera de las cosas. Eso es lo que es. Esconden la realidad de lo que son, es un disfraz el que usan. Oraciones largas. Es un juego el que juegan los maestros falsos, de nuevo en Mateo, capítulo 23, el Señor describe este tipo de hipocresía. “Hay de vosotros escribas y fariseos hipócritas, versículo 25, porque limpias lo de fuera del vaso y del plato, pero dentro estáis lleno de robo y de injusticia. Fariseo ciego, limpia primero lo de dentro del vaso y del plato para que también lo de afuera sea limpio. Hay de vosotros escribas y fariseos hipócritas, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera a la verdad se muestran hermosos, más por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.”

Esas son las personas más religiosas en Israel. Tenemos evangélicos en la actualidad que están diciendo, necesitamos cooperar con Israel, necesitamos unir brazos con ellos porque son el pueblo de Dios, y compartir nuestro entendimiento espiritual. No. No. Jesús no tuvo una conversación con los más religiosos en Israel, Él emitió condenación. Esa es la razón por la que Mateo 23, de nuevo, mientras que usted ahí, véalo, versículo 15, “Ay,” eso significa condenación, maldición, versículo 16, “Ay.” 23, 25, 27, 29, “Ay, ay, ay, ay, ay, pronunciando juicio horrendo, terrible, sobre ellos.

Versículo 33, “serpientes, generación de víboras, ¿cómo escaparéis de la condenación del infierno?” Esa es una condenación, no una conversación. Ahora, regresemos a Lucas, y vemos las últimas palabras del capítulo. Vimos la precaución, o la advertencia; la caracterización; aquí está la condenación, “Estos recibirán mayor condenación.” La clave es mayor, no menor porque son religiosos. El Señor no los va a querer de pronto porque son religiosos, porque son buenos, porque son morales, porque Dios ama a todas las religiones, y todas las religiones aman a Dios, y Jesús ama a todas las religiones, y todas las religiones aman a Jesús, esto es maravilloso. No. Él pronuncia sobre ellos una condenación más severa, mayor, perissoteron, es un comparativo, krima, juicio. Perissoteron, uno mucho mayor, uno excesivo, uno más abundante, o por así decirlo, una condenación extraordinaria, más de lo normal. La gente religiosa, recibe una condenación más grande, no una menor. Mucho más allá de agradar a Dios de alguna manera, porque han vivido al nivel de la cantidad de verdad que tuvieron, reciben una condenación mayor. Especialmente si han pisado la sangre del Pacto, y la han considerado algo profano, Hebreos 10:29-31, rechazaron a Cristo.

La idea es clara. Si usted está en la religión equivocada usted va a ser condenado. Si usted es un promotor de la religión equivocada, usted va recibir un sufrimiento y condenación en el infierno, mucho mayor. Son peligrosos. Cuidado. Son hipócritas, son dignos de condenación. ¿Compasión? Sí. ¿Evangelio? Dele el Evangelio. Ore por su salvación. Tenga un corazón triste. Pero al final, no tenemos nada que aprender de los falsos maestros, y de las religiones falsas. Y deben saber que están bajo sentencia de condenación divina. Deben saber, por causa de ellos, y por causa de aquellos que necesitan ser protegidos de ellos.

Oremos. Señor, solo podemos darte gracias porque esto está en la Escritura. Si nosotros, podemos hablar así, de manera independiente de la enseñanza clara de la Escritura, podría ser más de lo que la gente podría tolerar. Pero sabemos que es Tú mente, y Tú voluntad, porque Tú lo colocaste en Tú Palabra. Sí, estamos tristes. Sí, lloramos por aquellos que son parte de estos sistemas falsos. Sí, deseamos de manera misericordiosa darles la verdad, proclamarles la verdad, inclusive este mensaje es una misericordia para cualquier falso maestro que lo oye. Pero debemos advertirles de su condenación venidera, y debemos advertir a aquellos que puedan ser engañados por ellos, y caigan en esa misma condenación.

Gracias por esta advertencia de gracia y misericordia. Y te damos gracias Señor, por la verdad, te damos gracias porque aquellos de nosotros que te conocemos y hemos venido a la verdad, debido a Tú poder y a Tú Espíritu, queremos reunirnos, y descubrir lo que Moisés, Isaías, y Pablo, y Juan quisieron decir por lo que dijeron, porque eres Tú hablando en la Escritura. No queremos tener una conversación con nadie más que Contigo. Y no queremos siquiera responder, únicamente queremos que Tú hables. No tenemos nada que decir, no tenemos nada que ofrecer, no podemos mejorar Tú Palabra. No vamos a encontrar un mejor entendimiento en una conversación con alguien, en ningún lugar, especialmente con aquellos que están muertos en delitos y pecados, y carentes de la verdad.

Entonces Señor, que nos arrodillemos únicamente ante la Palabra, y gozosamente a la Palabra, porque es la verdad, y la verdad nos libera. Te damos gracias por ella.

Oramos en el Nombre de Cristo. Amén.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2019 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar