Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Abramos nuestras Biblias en esta mañana en 1 Timoteo, capítulo 4. Como usted sabe, estamos estudiando esta gran epístola de Pablo a Timoteo y estamos regresando a ella después de algo así como un descanso. Viendo el capítulo 4. Quiero leerle los primeros cinco versículos para que usted tenga en mente el tema de nuestro mensaje en el día de hoy. Pablo escribe:

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la Verdad. Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; porque por la Palabra de Dios y por la oración es santificado.

La clave de este pasaje es la simple frase en el versículo 1: “Algunos apostatarán de la fe.” El resto del pasaje describe elementos de dicha apostasía. Algunos apostatarán de la fe.

En 2 Crónicas, capítulo 25 está la historia de un rey, un rey de Judá llamado Amasías. Él era el hijo de Joás y el padre de Usías, quien era el rey durante el tiempo de Isaías, el profeta. Amasías reinó en Jerusalén 29 años. Las Escrituras dicen que él inicialmente hizo lo que estaba bien a los ojos del Señor, pero no con un corazón perfecto, dispuesto. Él operó según la religión de Israel por fuera. Él la conocía. Él la entendía. Él se condujo a la luz de su ética, pero no con un corazón perfecto. Él tuvo una religión externa sin corazón.

Él cumplió con su religión simplemente por fuera. Su corazón no conocía a Dios por dentro. Y poco después él fue seducido por la idolatría. En ese mismo capítulo, 2 crónicas 25, en el versículo 14, dice que él comenzó a adorar a los dioses de Edom ante los cuales se postró y ofreció incienso. Su vida terminó trágicamente. Él fue asesinado por su propio pueblo. Y el comentario de conclusión en el versículo 27 es que Amasías se desvió de seguir al Señor.

Apostatar o dejar la fe no es nada nuevo. Sucede en la actualidad. Sucedió en la Iglesia de Éfeso en donde Timoteo estaba cuando Pablo escribió. Sucedió en la historia de Israel con toda persona desde reyes hasta personas comunes y corrientes. Siempre habrá personas que entienden intelectualmente, que se van a conducir externamente conforme a la revelación de Dios, pero que no tienen el corazón rendido a Dios. En Hebreos 3:12 dice: “Aquellos que dejan a Dios demuestran un corazón incrédulo.” Y el corazón es el punto medular.

Toda esta discusión realmente se refiere a una sola palabra y esa es la palabra ‘apostatarán’. Un apóstata es alguien que deja la fe que conoce, la fe que entiende y la fe que previamente afirmó. Un apóstata no es alguien que nunca supo, sino alguien que supo, no alguien que nunca creyó, sino que alguien inclusive externamente creyó; no es alguien que nunca se condujo, sino alguien que una vez se condujo conforme a revelación de Dios. Pero debido a que el corazón nunca estuvo ahí, debido a que realmente nunca conocieron a Dios, fueron seducidos y atraídos por las voces de las sirenas de los demonios que están detrás de los ídolos y los sistemas de religiones falsas. Fueron guiados, dice el versículo 1, por espíritus engañadores y las doctrinas de demonios para dejar la fe.

¿Necesito recordarle que toda religión falsa y todos los ídolos propagan doctrina demoníaca y son activados por espíritus demoníacos engañadores? La religión falsa es el patio de juegos de los demonios. Segunda de Corintios nos dice que en el capítulo 11 Satanás y sus ángeles se disfrazaron a sí mismos como ángeles de luz y se convierten en promotores de la religión. Ellos llaman a los hombres a adorar aquí o allí, este sistema o aquel sistema, este ídolo o aquel ídolo, pero detrás del sistema y detrás del ídolo, hay demonios. Los ídolos son más que tan sólo imágenes de talla. Las religiones falsas son más que tan sólo sistemas de creencia. Son activados por los demonios desde el comienzo mismo.

De hecho, si usted va al Antiguo Testamento, en Levítico 17:7, dice que lo que los hombres sacrifican a los ídolos, lo sacrifican a los demonios. Deuteronomio 32:17, lo que los hombres sacrifican a los ídolos, nuevamente, lo sacrifican a los demonios. El Salmo 96, versículos 4 y 5, Salmo 106, versículos 36 al 39 dicen lo mismo, todos los dioses de las naciones son demonios, ídolos demoníacos. Primera de Corintios 10, Pablo dice aquellos de ustedes que vienen a la mesa del Señor y después se van a adorar en algún altar pagano religioso, no pueden servir la mesa del Señor y la mesa de los demonios. Los sistemas religiosos falsos y todos los ídolos son simplemente puntos focales para la actividad demoníaca, para que los espíritus engañadores mentirosos promuevan las doctrinas del infierno.

Usted no puede ser ingenuo al comprender este hecho. Usted no puede imaginar por un momento que un ídolo es simplemente lo que parece ser en la superficie o que una religión falsa es simplemente la colección de ideas que parece no tener entendimiento y que detrás de ello está una dinámica que energiza producida por los ángeles caídos y un sistema satánico de espíritus, quienes mediante ese medio están engañando a la gente y alejando a la gente de la Verdad al infierno eterno. La apostasía es seducción demoníaca. La adoración de ídolos es adoración de demonios. Y los falsos maestros son agentes de demonios. Es así de claro en la Palabra de Dios.

Las Escrituras nos dicen, sea que usted esté viendo la historia de Israel o sea que esté tratando con la Iglesia, la historia de la Iglesia, afirma que desde el término del Nuevo Testamento siempre ha habido un campo de batalla entre Dios y Su Verdad y el de diablo y sus mentiras. Y ese campo de batalla es claramente trazado en las Escrituras y la pelea se lleva a cabo de manera constante. Y Dios llama a la gente a través de la Verdad y Satanás con sus demonios trata de alejar a la gente de la verdad con sus mentiras infernales.

Ahora, actividades como esas se estaban llevando a cabo en Éfeso cuando Timoteo estuvo ahí. La presencia de los falsos maestros ya se ha indicado. Hay atrás en el capítulo 1, usted recuerda los versículos 3 al 7, cuando él discute el hecho de que había algunos enseñando doctrina diferente, fábulas, genealogías interminables, ellos estaban tratando con preguntas que no edificaban. Ellos pensaban que eran maestros y deseaban ser maestros de la ley, pero no entendían nada de lo que estaban diciendo. Los versículos 18 al 20 nos dicen que eran apóstatas, que ellos habían naufragado en cuanto la fe. Ellos se habían alejado de la Verdad y debían ser entregados a Satanás para aprender a no blasfemar de esa manera.

Entonces, desde el principio mismo de esta epístola, Pablo presenta a los falsos maestros. Después de tratar en los capítulos 2 y 3 con algunas de las ramificaciones de la enseñanza falsa, en el orden de la Iglesia con relación a las mujeres y los hombres y los líderes de la Iglesia, él entonces regresa al tema de los falsos maestros mismos en el capítulo 4. Él, como dije, ha hablado de su enseñanza y sus implicaciones en los capítulos 2 y 3, ha llamado a un liderazgo apropiado, a funciones apropiadas en la Iglesia y ahora, regresa a hablar de este asunto de la enseñanza falsa.

Y necesito recordarle que las Escrituras de nuevo están repletas de este asunto de la enseñanza falsa y siempre hay un llamado para que la Iglesia enfrente con esto. Esto no es algo popular en el nombre del amor, todos quieren olvidar los desacuerdos. Y cuando usted habla de manera fuerte y de manera frontal en contra de la falsa enseñanza, con mucha frecuencia es criticado. Yo sé que eso me pasa a mí de manera frecuente. No obstante, hay un mandato bíblico y hay una causa externa para las almas de los hombres que nos lleva a enfrentar la falsa enseñanza como tal. Las líneas de batalla están trazadas, fueron trazadas en Israel, fueron trazadas en la primera Iglesia y deben ser tratadas trazadas en la actualidad. Y nosotros, como Timoteo, debemos ser advertidos e instruidos para saber cómo entender lo que hay detrás de la enseñanza falsa. Es actividad demoníaca. Eso es muy claro.

Usted recordará que en el capítulo 3 cerró con una mención de la Verdad. Versículo 15, la Iglesia es columna y baluarte de la Verdad. Versículo 16, Cristo, el misterio de la piedad, Dios encarnado, la encarnación de la Verdad misma. Y conforme Pablo ha hablado de la Verdad en la Iglesia y la verdad en Cristo, él piensa inmediatamente del contraataque mentiroso en contra de esa Verdad.

Y entonces, en el capítulo 4 comienza una discusión de la fuerza demoníaca que viene en contra de la Verdad. Él todavía está hablando de la función de Timoteo la Iglesia, con los errores que está enfrentando y cómo deben ser corregidos. Los primeros cinco versículos del capítulo 4, él presenta está apostasía y después, en los versículos 6 al 16, él le dice a Timoteo cómo ser el tipo de hombre que necesita ser para enfrentarlo, cómo tener la fuerza para contraatacar los ataques de Satanás.

Ahora, como dije, el tema del versículo es esta pequeña frase ‘algunos apostatarán de la fe’. Algunos, no todos, pero algunos como Judas, como Demas, como los discípulos de Juan 6 que ya no andaban con Cristo, habrá algunos, dice él, quienes, y él usa el verbo aphistemi, lo cual nos da la palabra apóstata, esta forma del verbo es apostasonti y significa dejar, quitarse a sí mismo de la posición que usted ocupaba originalmente a otro lugar. Esta es una partida deliberada, intencional de una posición anterior. No está hablando aquí de una caída no intencional, no está hablando de que alguien está luchando con la duda. Es alguien quien deliberadamente se aleja de la Verdad que una vez afirmó, para buscar otra enseñanza, abandonar una fe que una vez afirmó. Algunos harán eso, dice él. Algunos lo harán.

El término “la fe” significa doctrina cristiana. No fe en el sentido de creencia cristiana, sino “la fe” en el sentido del contenido de lo que creemos. Algunos dejarán, abandonarán o apostatarán la fe verdadera, la fe, Judas 3:6, una vez dada a los santos, el contenido de las Sagradas Escrituras. Los detractores que entienden, que externamente afirman, que se conducen de una manera que refleja dicha afirmación, pero que no tienen un corazón para Dios, sino que más bien tiene un corazón incrédulo y bajo el engaño de los demonios, dejarán la fe. Pablo dice: “Timoteo, debes esperar eso, algunos lo harán y debes saber cómo enfrentarlo.”

Entonces, al darnos instrucción acerca de este asunto de la apostasía, hay seis características tras bambalinas conforme vemos a los apóstatas. Pablo nos da esto. Son muy elementales. Son muy útiles para nosotros.

Número uno, son predecibles. Son predecibles. No debemos sorprendernos. No debemos alarmarnos. Debemos estar listos para reconocer la apostasía. Es predecible. Versículo 1: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe.” En otras palabras, este es el resultado del conflicto y el Espíritu ha dicho que sucederá. Es absolutamente predecible. En contraste con la verdad de los versículos 15 al 16, pero viene la mentira y el Espíritu dice que algunos apostatarán de la fe. El Espíritu lo dice claramente, de manera explícita, directa, clara, en palabras bien definidas, eso es lo que significa. Y él dice ahora, en tiempo presente. El Espíritu en este momento está diciendo más de una vez explícitamente que la gente dejará la fe.

Ahora, esta es una manera de referirse a la revelación divina. Esto no es nuevo, el Espíritu Santo ha estado diciendo esto desde que el Espíritu comenzó a dar las Escrituras en el Antiguo Testamento. Hay exhortaciones en el Antiguo Testamento acerca de la apostasía. Hay advertencias en el Antiguo Testamento acerca de personas que dejarían la fe, acerca de que toda Israel no sería el verdadero Israel, no todos los judíos serían judíos genuinos que realmente creerían, algunos de ellos tendrían corazones incircuncisos que se habrían circuncidado a sí mismos por fuera. El Espíritu a lo largo de todos los siglos de la historia redentora ha dicho que habría personas que dejarían la fe. Había rebeldes en el campamento de Israel. El profeta habló de esto, Daniel habló de esto, Ezequiel habló de esto, no fue un tema raro en absoluto, más bien, de manera distintiva y explícita, el Espíritu ha hecho predicciones como estas.

De hecho, inclusive llegamos al Nuevo Testamento y vemos cuántos dejaron la fe y cómo el Señor advirtió que harían eso. En Mateo 24: “Muchos falsos cristos, muchos falsos profetas vendrían y engañarán a muchos y muchos abandonarán la fe.” Marcos 13:22 dice básicamente lo mismo. Dejarían la fe. Las Escrituras nos indican en 2 Tesalonicenses 2 que antes de la venida de Cristo en gloria habría una partida masiva de la fe. En 2 Pedro, en los postreros días, habrá burladores abandonando la fe. Judas 18 lo mismo. Primera de Juan 2, el anticristo vendrá y como resultado, habrá personas que saldrán de nosotros y revelarán que nunca fueron de nosotros, pero ellos se apartarán de la fe. En 1 Juan nuevamente, en el capítulo 4, hay una mención muy directa de que hay falsos profetas que salieron al mundo y saldrán al mundo y harán que almas sean desviadas.

Entonces, el Espíritu ha dicho de manera explícita, expresa esto una y otra vez. Y el tiempo presente está hablando ahora, significa que lo que él está diciendo en este momento es parte de la continuación de esa revelación del Espíritu Santo. ¿Necesito añadir como comentario al margen que toda la revelación bíblica viene del Espíritu Santo? Los hombres santos de Dios hablaron conforme fueron movidos por el Espíritu Santo. Así es como fueran escritas las Escrituras, 2 Pedro 1:21. Toda la Escritura viene de la inspiración de Dios a través de Su Espíritu. Entonces, a lo que él se refiere cuando él dice que el Espíritu ahora está hablando es Escritura. Él ha hablado, él ahora está hablando a través de este versículo aquí, conforme Pablo lo escribe, la palabra misma del Espíritu Santo viene. El flujo de la revelación del Espíritu Santo acerca de la apostasía está fluyendo a Pablo en este momento mismo.

Ahora, Pablo sabía que esto sucedería en Éfeso porque el Espíritu Santo se lo había dicho a él anteriormente. Ahí atrás en Hechos 20, mucho antes de este acontecimiento, la Escritura de esta epístola a Timoteo, cuando él se reunió con los ancianos efesios en el versículo 29 él dijo: “porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces y hombres perversos se levantarán de entre vosotros y engañarán a muchos y los desviarán.” El Espíritu le había dicho eso años antes en la inspiración de ese mismo momento registrado en Hechos, capítulo 20.

Entonces, el Espíritu lo había dicho de manera clara. Es inevitable, es predecible, habrá personas que dejarán la fe. Entonces, eso no nos sorprende. Habrá aquellos que responderán de manera momentánea como la semilla que cayó en el suelo rocoso, pero que no tienen raíz, no hay vida real, no hay unión real con Dios y mueren. Aquellos que son ahogados por las preocupaciones de este mundo y el amor de las riquezas. Habrá esas personas que estarán por un tiempo, pero cuando su corazón no está entregado a Dios, son engañados por espíritus demoníacos promoviendo su verdad a través de agentes humanos que conocemos como falsos maestros. Entonces, es predecible.

En segundo lugar, al entender a los apóstatas, tenemos que mirar a su cronología. ¿Cuándo sucederá esto? Él dice en el versículo 1: “En los tiempos postreros”. En los tiempos postreros. ¿Cuándo es esto? ¿Es esto en el futuro? ¿Cuándo son los tiempos postreros? Bueno, únicamente necesitamos reflexionar en las Escrituras para responder esta pregunta. Primera de Juan 2:18 lo dice de la manera más simple que un versículo lo puede decir: “Hijitos míos, este es el tiempo postrero… hijitos míos, este es el tiempo postrero.” Primera de Pedro 1:20, hablando acerca de Cristo dice: “Él fue manifestado en estos postreros tiempos.” En Hebreos 1:2, “Dios en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo.” Hebreos 9:26: “Cristo apareció una vez al final del siglo para quitar el pecado.”

Todos estos versículos nos dicen que los tiempos postreros son los tiempos después de que Cristo vino en Su primera venida. Cuando Cristo vino, Él comenzó los tiempos postreros, la era mesiánica. La era mesiánica comienza con la venida de Jesucristo. Entonces, ahora estamos viviendo en los tiempos postreros, entre Su primera venida y Su segunda venida, cuando Él establezca Su gloria en la tierra y después, al reino eterno; todo eso son los tiempos postreros. Nosotros ahora estamos viviendo, entonces, en los tiempos postreros. “Hijitos míos, son ahora los tiempos postreros.” Es el tiempo del Mesías, Él ya vino, Él ahora está edificando Su Reino en los corazones de los hombres y regresará a establecerlo sobre la tierra y después, a lo largo de la eternidad. Estamos viviendo en los postreros tiempos.

Entonces, ¿cuál es la cronología de la apostasía? Es ahora, en esta dispensación que la apostasía que se establecerá a sí misma. Entonces la esperamos, es predecible, es para esta época hasta que Jesús regrese a juzgar y reinar y a establecer Su Reino.

En tercer lugar, nosotros aprendemos otra cosa acerca de los apóstatas, su fuente. Ya hemos hecho referencia a esto, veámoslas con mayor detalle. Hay apóstatas durante esta dispensación conforme el Espíritu lo ha predicho porque ellos escucharán a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. La fuente, ahora escuche esto, la fuente de la apostasía es demoníaca. Es sobrenatural. Pablo lo dijo en Efesios 6, ‘no tenemos lucha contra’ ¿qué? ‘Sangre y carne, sino contra principados y poderes potestades y los gobernadores de las tinieblas de este siglo, huestes espirituales de maldad en las regiones celestes, espíritus demoníacos sobrenaturales.’ ¿Y qué le sucede a estas personas que tienen un corazón incrédulo, como lo describe Hebreos 3:12 que dejan al Dios vivo? Es que ese corazón incrédulo, aunque haya una fachada de religión, es alejado y seducido y engañado por espíritus demoníacos. No puede ser atraído por el Espíritu de Dios, es un corazón incrédulo. No es un corazón que oye al Espíritu, es un corazón que oye al príncipe de la potestad del aire, conforme sus voces de sirenas son mediadas a través de espíritus demoníacos.

Ahora, el término “escuchando” es una palabra muy fuerte. Nos significa tan sólo escuchar. Es también usada en el capítulo 1, versículo 4. Significa más que prestar atención, significa afirmar. Significa entregarse a algo, apegarse a algo, aferrarse a una persona o cosa. Es un verbo en tiempo presente, en este caso, tiene la idea de aferrarse de manera continua al engaño de los espíritus y las doctrinas que ellos promueven. Qué afirmación… Qué afirmación.

Aquí hay una persona expuesta a la verdad cristiana, aquí hay una persona que entiende el Evangelio intelectualmente, aquí está la persona que de una u otra manera afirma una confianza en eso, una persona que externamente se identifica con la fe cristiana, pero debido a que su corazón no es verdaderamente de Dios, él es engañado por los espíritus engañadores que promueven sus doctrinas originadas en el infierno. Él deja la verdad y se vuelve a las mentiras del diablo y es alejado de la fe verdadera y es llevado a la condenación eterna. Y debemos esperarlo, es predecible en nuestro propio tiempo.

Ahora, quisiera añadir algo que quiero que entienda. Cuando la gente se aleja de la Verdad, escucho esto con tanta frecuencia con padres que dicen: “Usted sabe, nuestro hijo fue criado en un hogar cristiano y se fue a la universidad o lo que sea y fueron engañados y se desviaron y ahora niegan la fe de manera total, etcétera”. Yo quiero que entienda que no fueron las víctimas de algún profesor erudito educado con autoridad. No lo fueron. Ellos no son la víctima de algún líder religioso bienintencionado quien está un poco desviado en su doctrina. Ellos no son la víctima de algún escritor inteligente que ha promovido alguna verdad falsa de una manera muy inteligente en un libro. Ellos son las víctimas de espíritus demoníacos. Ellos han sido engañados desde el foso del infierno mismo. Usted debe entender eso. Y cuando usted está jugando con las mentiras y la religión falsa, usted no está tan sólo jugando con algo que es meramente una aberración humana, está jugando con enseñanza demoníaca y los espíritus engañadores que vienen de Satanás mismo.

Como resultado de eso, nosotros debemos ser inmensamente cuidadosos antes de que nos expongamos a nosotros mismos o a alguien que amamos a cualquier enseñanza falsa. Esa es la razón por la que en 2 Juan usted tiene esa advertencia tremenda que dice, de hecho, que van a venir falsos maestros, eso lo sabemos, es inevitable. Muchos engañadores han entrado al mundo, dice él. Y después, él dice, si vienen a su casa, ni siquiera les permita entrar y les diga ‘bienvenidos’. Si lo hacen, participan de sus malas sombras, evítenlos, manténganse alejados de ellos, no los escuchen. Cada vez que usted se acerca a alguien que está bajo su enseñanza, dice Judas, arrebátalos como arrebatarías a una rama del fuego y asegúrate de que no te quemes.

En Deuteronomio 13, tenemos una advertencia que es muy, muy directa. El Espíritu de Dios le dice a Israel: “Si oyeres que se dice de alguna de tus ciudades que Jehová tu Dios te da para vivir en ellas, que han salido de en medio de ti hombres impíos que han instigado a los moradores de su ciudad, diciendo: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que vosotros no conocisteis; tú inquirirás, y buscarás y preguntarás con diligencia; y si pareciere verdad, cosa cierta, que tal abominación se hizo en medio de ti, irremisiblemente herirás a filo de espada a los moradores de aquella ciudad, destruyéndola con todo lo que en ella hubiere, y también matarás sus ganados a filo de espada. Y juntarás todo su botín en medio de la plaza, y consumirás con fuego la ciudad y todo su botín, todo ello, como holocausto a Jehová tu Dios, y llegará a ser un montón de ruinas para siempre; nunca más será edificada. Y no se pegará a tu mano nada del anatema, para que Jehová se aparte del ardor de Su ira, y tenga de ti misericordia, y tenga compasión de ti.”

Ahora, ¿entiende usted la idea de que Dios toma en serio las doctrinas de los demonios? Quema la ciudad después de que hayas matado a toda persona en ella, quema todo lo que hay en ella, después de que hayas matado a todos los animales que hay en ella, de tal manera que no sea más que un montón y nunca vuelva a ser edificada. ¿Por qué? Dios está dando una lección objetiva monstruosa de cómo Él se siente acerca de las doctrinas de los demonios y espíritus engañadores. Debe ser destruida en los términos más amplios.

Ahora, observe esa pequeña frase “espíritus engañadores”. Esto se refiere a la fuente de estos errores, herejías, doctrinas falsas, seres espirituales demoníacos sobrenaturales que son ángeles caídos. La palabra “engañadores” viene de una palabra de la cual obtenemos nuestra palabra “planeta”. Esa es la idea de estar desviado. Esos espíritus que quieren desviarlo de la verdad, que quieren alejarlo de la Verdad. Llegó a significar seducir o engañar. En contraste al Espíritu Santo bendito en Juan 16:13, dice: “Cuando el Espíritu venga, os guiará a toda verdad.” El Espíritu lo lleva a toda la verdad, estos espíritus lo llevan a todo el error. Ellos seducen, alejan, engañan y son poderosos. Son los principados en contra de los cuales la Iglesia debe luchar.

Y con lo que lo engañan a usted son con las enseñanzas de demonios. El mundo está lleno de enseñanza demoníaca. Cualquier cosa que contradice la Palabra de Dios no es algún invento humano o alguna aberración humana, es una enseñanza de demonios. Están detrás de todo eso. Ese es un genitivo subjetivo, doctrinas de demonios. No significa enseñanza acerca de demonios, significa enseñanza diseñada por demonios.

La historia de espíritus engañadores puede remontarse al huerto, en donde el primer demonio, el demonio mismo con D mayúscula, Satanás, engañó a Eva con su implicación engañosa de que ella podría estar perdiendo lo mejor que Dios tenía al no poder comer del árbol en el huerto. Él engañó a Eva. Y dichos engaños son presentados a lo largo de la historia de las Escrituras. Y usted los ve hasta Apocalipsis, y usted tiene un vistazo en el libro de Apocalipsis de todo el engaño de los demonios al final de la historia del hombre. Entonces, desde Adán hasta Apocalipsis, es una historia de espíritus engañadores que están promoviendo doctrina de demonios, doctrinas de demonios presentándosela a almas humanas.

La enseñanza falsa no viene de hombres inteligentes. Viene de demonios. Y esa es la razón por la que no se puede exponer a ella. Esa es la razón por la que es tan maravilloso que sus hijos estén bajo la enseñanza de aquellos que enseña la Palabra de Verdad.

Ahora, quiero decir que no toda la enseñanza demoníaca superficialmente se ve demoníaca. Algo de esta enseñanza es más sutil que eso. No toda es ocultismo. Alguna parte de ésta es tan sutil, tan sutil. De hecho, es tan sutil que ni siquiera podemos reconocerla como tal, a menos de que miremos con mucho cuidado.

Me pareció interesante esta semana leer en el periódico USA Today, en su sección de opinión, una entrevista con un hombre que encabeza la organización llamada “Los anónimos fundamentalistas”. Es como los Alcohólicos Anónimos. Es para personas que están tratando de liberarse de la ansiedad y la presión y la depresión y las circunstancias que piensan que tienen en su vida debido a una orientación con el fundamentalismo.

Eso me parece muy curioso, muy curioso. El hombre que la encabeza dice que él es un cristiano y ahora es miembro de una iglesia bautista americana estadounidense. Y él no está diciendo en absoluto que ha dejado la fe. Tuve dos pensamientos acerca de los fundamentalistas anónimos. Uno era, por cierto veintidós mil personas de una u otra manera han tomado contacto con esa organización deseando abandonar el fundamentalismo o buscando ayuda. Y lo que pensé es lo sutil que Satanás es, que hay algunas personas que quieren salir de lo que se llama fundamentalismo, cuando realmente nunca han entendido la Verdad fundamental de la Palabra de Dios. En lo que se han enfrascado no fue nada que más o menos legalismo, un legalismo que debilita, que no trae satisfacción, que realmente no trae espiritualidad verdadera a su corazón, y están dejando algo que no es cristianismo fundamental en absoluto, sino simplemente un sustituto legalista con su propio código de obras mediante el cual usted llega a tener una relación correcta con Dios.

Por otro lado, probablemente algunas personas entre las veintidós mil genuinamente están escapando de la fe verdadera. Para ellas, debería haber otra organización llamada “Apóstatas anónimos” porque realmente están dejando la fe. Las dos no son lo mismo. Algunas personas están dejando lo que no era la fe, sino un sustituto legalista. Algunas personas están dejando la verdadera fe.

Y como dije, no es popular señalar estas cosas, no es popular exponer el error, exponer la herejía. Pero muchas personas están jugando de manera necia con las sutilezas de la doctrina satánica y serán engañadas y se van a desviar de la Verdad, a menos de que las cosas sean señaladas como lo son. Es predecible que personas dejarán la fe. Lo van a hacer en esta dispensación. Y lo harán bajo el poder de fuentes demoníacas. Y cuando usted se expone a sí mismo, a sus amigos, a sus hijos o a quien sea, mentiras, a enseñanza equivocada, religión falsa, usted los está colocando en el ambiente en donde los demonios están engañando.

Número cuatro, también debemos nosotros reconocer no sólo la fuente, sino los maestros. Esto es llevado a cabo a través de agentes humanos, aunque la fuente es sobrenatural, los medios son humanos. El engaño ocurre a nivel humano. Y el versículo 2 dice: “Escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de mentirosos” usan a oradores hipócritas mentirosos; son dos sustantivos en el griego, esa es la mejor manera de traducirlo. Ellos utilizan a hombres que son hipócritas, que hablan mentiras. Parecen ser religiosos, parecen ser predicadores o sacerdotes. O líderes religiosos de un tipo u otro. Pueden ser buenos por fuera, pueden ser muy religiosos en su apariencia. Pueden ser muy devotos. Pueden usar túnicas, pueden tener cuentas, pueden usar cuello blanco, pueden parecer ser puros en sus motivos. Ellos pueden verse por fuera como que quieren ayudar a los hombres y mujeres y ayudarlos en sus esfuerzos religiosos.

Me pareció interesante recientemente leer acerca del obispo en Sudáfrica que le dijo al presidente que se fuera al infierno. Me pareció curioso que eso parece ser más bien el mensaje opuesto de alguien que está en el ministerio. Pensé que nuestro mensaje consistía en decirle, en hablarle a la gente de cómo era el cielo. Pero no estoy seguro de cuál es la fuente de su mensaje, entonces no sé qué puedo decir por ese hombre.

Usted podría parecer religioso, la fachada podría ser una fachada de religiosidad, pero la verdad es que las fuentes demoníacas no vienen sin máscaras. Y se enmascaran; y su rostro demoníaco tiene una máscara de religión. Lo hacen inevitablemente. Y encuentran a oradores hipócritas, mentirosos, aquellos que son hipócritas en el sentido de que pretenden la religión que ellos no poseen. Ellos pretenden exaltar a Dios, a quien no exaltan en absoluto, sino más bien a Satanás exaltan. Ellos son engañadores y mentirosos que vienen enmascarados en atuendos religiosos, en sus trajes religiosos, lo que sea. Algunas veces, llevan una Biblia. Algunas veces, un libro de oración. Pero siempre usan una máscara. Ellos son promotores de mentiras. Podría ser un profesor de una entre comillas universidad cristiana. Podrían estar en un seminario entre comillas cristiano. Podrían estar en alguna iglesia en algún lugar. Ellos quizás escriban un libro. Ellos quizás busquen una audiencia y promover su doctrina infernal bajo la dirección de espíritus engañadores, que sin duda alguna engañan no solamente a las personas a través de ellos, sino que también los han engañado a ellos mismos. Son los promotores de la doctrina de demonios.

La fuente es demoníaca, los medios son humanos. Y esa es la razón por la que la Biblia nos advierte no sólo acerca de la doctrina del diablo, sino que también acerca de los falsos maestros humanos.

Además, él dice acerca de ellos que parecen poder hacer lo que hacen sin problema alguno. Su conciencia está cauterizada. “Que, teniendo cauterizada la conciencia,” ahora algunos creen que eso alude al hecho de que los esclavos en esa cultura tenían la marca de su amo en su frente y eso está diciendo que tienen la marca del diablo, que pertenecen al diablo. No son demonios, sino que son los agentes del diablo. Ese podría ser el significado.

Pero creo que es mejor aquí en este contexto, verlo no como la marca del diablo en su cabeza, aunque eso es definitivamente verdad, sino ver eso como una explicación de cómo pueden continuar con esta hipocresía día tras día, mes tras mes, y año tras año; y es debido a que su conciencia ha sido cauterizada. No su frente, sino su conciencia. Y él es muy cuidadoso en usar la palabra “conciencia” lo cual significa su sensibilidad a lo que está bien y a lo que está mal, su sensibilidad a la verdad y a la integridad. Ha sido cauterizada al punto de que ya no funciona.

La conciencia es la herramienta que envía impulsos para afirmar o condenar una acción y de esta manera, controlar la conducta. Permítame repetir eso. La conciencia es la herramienta que envía impulsos para afirmar o condenar cierta acción y de esta manera, controlar la conducta. Pero esos hipócritas, esos maestros enmascarados de doctrina demoníacas, esos promotores de las mentiras del infierno, ya no tienen conciencia. La conciencia de ellos se ha convertido en tejido que está cauterizado y ya no sienten nada. Los nervios están muertos. Están quemados.

De hecho, el término “cauterizada” o “quemada” es el término médico técnico utilizado por Hipócrates que ahora llamamos cauterizar. Es el verbo kausteriazo. Y significa cauterizar, quemar, dejar una cicatriz. Ellos han sido cicatrizados al punto en el que pueden continuar con su mentira y su hipocresía sin problema alguno.

Si hay alguna cosa que quizás me molesta más que cualquier otra cosa en mi propio ministerio, es el temor que pueda yo estar hablando algo que no es la Verdad de Dios. Eso me preocupa mucho. Oro regularmente que para que cada vez que esté en el lugar de enseñar la Palabra de Dios, nunca diga algo que no sea verdad. Eso es algo que mi conciencia me golpea todo el tiempo, ¿estás seguro? En mi prolongado estudio, después de que con terminado un sermón, puedo pasar horas, puedo pasar un día entero escarbando algo que ya preparé, porque está el pensamiento que flota que algo esté mal. Quizás no lo entendí correctamente. Mi conciencia demanda que yo trate la Verdad como Verdad porque es la Verdad de Dios. Y sin embargo, hay algunos que pueden predicar y enseñar y promover su religión y hacer cosas que hacen y nunca parece molestarles el hecho de que pueden ser mentiras del infierno porque su conciencia está siendo ignorada de manera constante y ha sido tan abusada… Tan abusada.

Ellos mismos, en el acto radical de la apostasía, han cicatrizado su propia conciencia. Y con una conciencia cicatrizada, ellos no sienten nada conforme promueven sus mentiras.

Entonces, son predecibles. Son apóstatas para esta dispensación. Debemos esperarlos. Su fuente es demoníaca. Sus maestros son humanos. Veamos su enseñanza. Número cinco. Y esto es simplemente una muestra. Esto es lo que estaba pasando ahí. Cualquier otra cosa que las Escrituras es su enseñanza. Pero observe la sutileza de eso. Esto es lo que enseñaban. Versículo 3: “Prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos.”

Se estaban concentrando en dos cosas. Una es que si quería ser espiritual y si quería conocer a Dios y quería poseer salvación, no debía casarse. En segundo lugar, tenía que abstenerse del alimento. Broma, significa aquello que es comido.

Esto es típico del estilo de Satanás. Al principio, no parece estar tan mal. Bueno, si usted quiere ser soltero, sea soltero. Ser soltero no parece ser algo serio. De hecho, 1 Corintios 7 honra la soltería. Y si no quiere comer, eso está bien. Ahí hay un lugar para el ayuno. Hay un lugar para una dieta más bien austera. No queremos exagerar esto. Pero ese no es el punto.

El punto es que estaban buscando mediante medios ascéticos, mediante la negación personal, el alcanzar la espiritualidad. En otras palabras, la salvación para ellos dependía de aquello de lo que se negaban. Esto es típico de todas las religiones falsas. Inventan medios humanos mediante los cuales usted llega a ser salvo, sea por cosas que usted hace o por cosas que no hace. Eso es típico de toda la religión del mérito humano. Inicialmente, se ve muy, muy sutil. Pero la negación de uno mismo a nivel físico fue el medio supuesto de la verdadera santidad, la verdadera santificación. Los esenios creyeron esto. Ellos fueron una secta judía que aparecieron en Palestina en el año 166 a. C., viviendo en una comunidad ahí junto al Mar Muerto. Es muy probable que estuvieran involucrados en la escritura de los rollos del Mar Muerto, esos rollos que fueron encontrados junto a su comunidad. Tenían un estilo de vida ascético. Se negaban a sí mismos todo. De hecho, se negaban a sí mismos el matrimonio. Todos los esenios, excepto un grupo nunca se casaron y claro, murieron. Esa es una manera de terminar con su movimiento. Ellos también, tuvieron abstinencias alimenticias especiales a las cuales se adhirieron. Y quizás estuvieron detrás de ésta influencia en Éfeso. Quizás, hubo una influencia esenia aquí, que la santidad venía a través de negarse a uno mismo.

También estuvieron los principios de lo que ahora llamamos el dualismo filosófico. El filósofo dijo “el espíritu es bueno y toda la materia es mala”. Ustedes han oído acerca de eso. Cualquier cosa que sea tangible, que se pueda palpar de manera objetiva, es mala. Cualquier cosa que sea intocable, espiritual, pensamiento, idea, cualquier ideal, es bueno. Y entonces, ellos se negaban a sí mismos esas cosas malas tangibles como relaciones matrimoniales y alimentos y ciertas cosas, creyendo que dicha abstinencia los colocaba en el lugar de agradar a las deidades y a los dioses de su propio mundo griego.

Ahora, quizás el pensamiento griego los había influenciado. Quizás el pensamiento griego fue lo que influenció a los corintios y llegó a afectarlos tanto acerca del matrimonio que tuvieron que ser corregidos en el capítulo 7 de 1 Corintios. Quizás fue que inclusive los confundió acerca de la resurrección del cuerpo debido a perspectiva ascética, la perspectiva dualista filosófica que no quería resurrección del cuerpo debido a que todo de cualquier manera era malo. Entonces, se había infiltrado en la vida de la Iglesia tanto el dualismo filosófico como el ascetismo esenio. Y hubo algunos de ellos que ahora estaban diciendo que la verdadera espiritualidad es alcanzada por lo que hacemos, o por lo que no hacemos, lo que aceptamos o por aquello a lo que es nos negamos a nosotros mismos.

Ese tipo de externalismo es típico de toda la religión falsa satánica. No me importa cuál sea. Usted puede ir del animismo menos sofisticado de las personas en las tribus, que creen es pacifican o apaciguan a los dioses mediante las funciones religiosas al encender fuegos, al quemar incienso, al construir altares, al hacer esto o aquello, hasta el alto nivel de sofisticación de la Iglesia Católica romana que cree que la verdadera espiritualidad y la santidad son adquiridas por aquellos que se abstienen del matrimonio, que se abstienen de comer carne el viernes y demás, el celibato del sacerdocio, el celibato de las monjas en los conventos, todo eso, hasta cualquier tipo de abstenerse de cualquier tipo de satisfacción en una tribu animista, todas son la misma religión de demonios. Todo es lo mismo. No hay espiritualidad en forma alguna relacionada con lo que usted hace o no hace, lo que usted acepta o aquello de lo cual se abstiene en términos de esas cosas que son dadas por Dios para que el hombre las disfrute. Y ese es el punto de Pablo.

Esa es la razón por la que Colosenses 2, versículos 16 al 23 él dice que no dejen que nadie los juzgue con respecto a lo que comen, lo que beben, que guarden o no un día de fiesta, si guardan o no una luna nueva, si guardan o no un día de reposo, esas son tan sólo sombras, la realidad está aquí en Cristo. No dejen que nadie los obligue a conformarse a algún tipo torpe de adoración de ángeles. No deje que nadie les diga ‘no toquen, no palpen, no manejen’, ese tipo de enfoque ascético de la vida. Eso es inaceptable, él dice, porque vosotros estáis completos en Cristo.

Ese tipo de manera de pensar se desarrolló en el segundo siglo hasta llegar al gnosticismo a gran escala. Inclusive en el siglo cuarto. Y los gnósticos, viendo todo en el área física y en el área carnal y demás, lo vieron como algo malo. Este no es el caso, pero eso es típico de la religión demoníaca. Como puede ver, la religión verdadera dice que el Señor lo ha hecho todo. La religión falsa dice que tenemos que hacerlo mediante la negación de nosotros mismos, evitar el satisfacer el deseo de algún tipo o de aquello.

Entonces, su enseñanza aquí siempre será la misma. Será que el hombre alcanza la espiritualidad mediante sus propios esfuerzos. Eso nos lleva en sexto lugar a su error. ¿Cuál es el error de dicha apostasía, de dicha enseñanza falsa? Los versículos 3 al 5 lo presentan de manera muy breve. Olvidaron: “que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.” Dios creó el matrimonio. Dios hizo al matrimonio. Dios tomó a Adán y le dio una esposa y se casaron, ¿verdad? De hecho, Pedro llama al matrimonio la gracia de la vida. Y Dios hizo todos los alimentos. De hecho, cuando Dios hizo todo, Él lo vio en Génesis; y lo vio y dijo es ¿qué? Es bueno. Es bueno. ¿Cómo puede usted negarles a los hombres lo que Dios ha creado para que sea recibido con acción de gracias por aquellos que creen y conocen la Verdad?

Bueno, usted dice: ‘Espera un momento, ¿es sólo para los creyentes? No, pero es primordialmente para los creyentes. Dios diseñó al matrimonio para todos los hombres. Dios diseñó el alimento para todos los hombres, pero especialmente para los creyentes. ¿Por qué? Escuche con atención. ¿Sabe por qué Dios hizo al matrimonio? Por la misma razón por la que hizo cualquier cosa, para Su propia gloria. ¿Sabe por qué Dios hizo todo el alimento?

Es increíble. Sabe, Dios pudo haber hecho tan solo un solo tipo de alimento y que el mismo hubiera estado ahí para todo el mundo para siempre. Pero, ¿por qué hizo Dios el rango tan grande de variedad de alimentos? Lo hizo para que Él fuera glorificado. Pero el mundo come el alimento y el mundo disfruta el matrimonio y el mundo nunca considera a Aquel quien es el que se los dio, ¿verdad? Entonces, en el sentido más verdadero, el matrimonio, el alimento, toda cosa buena que Dios hizo, lo hizo primordialmente para aquellos que creen y conocen la Verdad. ¿Por qué? Porque si fueron hechos para Su gloria, las únicas personas que cumplen ese propósito son las personas que lo conocen, porque somos sólo nosotros los que le damos la gloria por ello. Somos aquellos que le agradecemos a Dios por nuestro matrimonio. Somos lo que le agradecemos a Dios por nuestro alimento. Somos aquellos que mostramos nuestra gratitud.

Entonces, en el sentido más puro, elevado y verdadero, todo lo que Dios jamás hizo, lo hizo para aquellos que creen y conocen la Verdad. ¿No es eso una maravillosa afirmación? El mundo, sí, lo disfruta, se beneficia del matrimonio. Se beneficia del alimento. Pero ellos nunca fueron la razón por la que Dios lo dio, ya que la razón por la que Él lo dio fue para Su propia gloria y sólo los creyentes pueden devolverle eso a Él. Entonces, Dios hizo toda cosa buena. Lo hizo para nosotros.

Qué torpe es venir y negar el matrimonio y negar ciertos alimentos y pensar que usted es santo, cuando lo que usted realmente está haciendo es que le está negando a Dios el derecho de ser glorificado por la belleza de lo que Él nos dio. Más vale que usted se case y coma de todo lo que Él proveyó y lo alabe en lugar de pensar que usted es santo al abstenerse de esas cosas.

El versículo 4 continúa: “Porque todo lo que Dios creó es bueno,” inherentemente excelente, kalos, toda creación de Dios, y creo que él se está refiriendo tanto al matrimonio como al alimento, porque todo lo que Dios creó es en sí mismo inherentemente bueno, “nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias;ése es el propósito. Ahora, ahí está la clave de nuevo. Dios nos lo dio para que nosotros ¿qué? Le agradeciéramos. Esa es la razón por la que es primordialmente para creyentes, porque los creyentes son los únicos que le agradecen. Entonces, cuando usted lo recibe y le agradece, usted cumple Su propósito… Usted cumple Su propósito. Tómelo y dele gracias a Dios.

Entonces, el primer error de los apostatas y su enseñanza falsa fue el no agradecer y alabar a Dios por lo que Él hizo. El segundo error fue no entender que todo lo que Él hizo es bueno, no malo. Y el tercer error fue el no creer lo que la Palabra dice, porque dice que es bueno. Dios dijo que es bueno. Génesis 1:28 y 29, es bueno.

Y el versículo 5 dice “Porque por la Palabra de Dios y por la oración es santificado.” Eso se refiere al Evangelio de Jesucristo en las epístolas pastorales. Esa frase es usada una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, esta quizás sería la séptima vez en total; y siempre se refiere al mensaje de salvación. A través del mensaje de salvación, aquellos de nosotros que hemos llegado a conocer al Señor, hemos llegado a conocer la verdad en Cristo. Hemos llegado a conocer que Cristo ha abolido todas las leyes alimenticias, todas las leyes de dieta. El Evangelio ha terminado con todas esas restricciones de dieta. Fueron dadas únicamente por un tiempo breve en la historia de Israel para desarrollar su facultad moral de discernimiento y para enseñarles a entender la verdad de la separación. Pero una vez que Cristo vino, fueron hechas a un lado. Tuvieron un propósito limitado nacional, volverlas a imponer es manufacturar un sistema de justicia por obras que deshonra a Dios al decir que Él creó algo malo cuando Él no lo hizo.

Y entonces, si entendemos que la Palabra de Dios en el Evangelio nos ha liberado de las leyes alimenticias y si en la oración le ofrecemos gratitud a Dios, entonces podemos recibir todos Sus regalos buenos. ¿Se da cuenta? El celibato obligatorio, la abstinencia de ciertos alimentos es enseñanza demoníaca. Niega la creación de Dios. Niega el deseo de Dios para que sea agradecido y sea alabado. Niega la Palabra de Dios revelada en el Evangelio de Cristo, lo cual hace a un lado cualquier restricción. La negación externa de uno mismo es un error severo que viene de los demonios.

Entonces, se nos enseña a entender el error de los apóstatas, pensando que agradan a Dios, por lo que muestran en la carne como los fariseos. Ellos desagradan de manera severa a Dios y siguen las mentiras de demonios.

Amasías, hizo lo que estaba correcto por fuera, pero nunca tuvo un corazón por Dios. Él se alejó del Señor. Y eso nos lleva adonde necesitamos estar, ¿dónde está su corazón? Ese es el punto. Inclinémonos en oración.

Por tan sólo otro momento, pensemos en estos temas serios que vemos en las Escrituras, asuntos eternos. Yo no sé en qué confía usted para tener una relación con Dios, sólo puedo esperar y orar que no sea en algún tipo de sistema en el que se niegue a sí mismo o algunas obras que usted haya hecho. El Evangelio de Jesucristo ha venido a presentar salvación a usted por gracia mediante la fe. Usted debe creer en Cristo y Él, en Su gracia, le da la salvación, la cual usted nunca se podría ganar fuera por algo que usted hiciera o algo que no hiciera. Y una vez que usted se ha convertido en cristiano, usted es liberado de todas las restricciones y todos los regalos, bendiciones buenas que Dios provee, usted puede tomarlas, recibirlas y ofrecerle gratitud y alabanza. Y esa es la razón por la que Él las dio en primer lugar, para que redundaran para Su gloria, lo cual únicamente sucede a través de aquellos que creen y conocen la Verdad.

Entonces, si usted es un creyente, y ha llegado al punto en el que le ha entregado su vida a Jesucristo, reciba entonces Sus regalos buenos y agradézcale y alábelo por todos ellos. Disfrute de la bendición del matrimonio y la satisfacción de lo físico. Disfrute de la maravilla de todo el alimento que Dios ha provisto en la generosidad de Su mente increíble vasta. Disfrútelo todo y agradézcale y alábele, que usted en Cristo ha sido liberado de cualquier esfuerzo necesario por alcanzar lo que ya se le ha dado en gracia. Si usted está dependiendo de algo que no sea Jesucristo para su salvación, usted está siendo engañado por espíritus demoníacos para creer una mentira. Entréguese a Cristo.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2015 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar