Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Gracia a Vosotros: Desatando la Verdad de Dios, Un Versículo a la Vez

Un llamado solemne al deber espiritual

Escritura: 1 Timoteo 6:13-16

Código: 54-48

John MacArthur

Este es un mensaje del pastor John MacArthur, traducido y predicado en español, para el mundo de habla hispana.

Abramos nuestras biblias en esta mañana en 1 Timoteo 6. Si fuera titular la porción de las Escrituras que estamos estudiando, 1 Timoteo 6:13-16 la llamaría un llamado solemne al deber espiritual, un llamado solemne al deber espiritual. Llega en la conclusión de esta epístola la cual es un llamado en general a Timoteo a cumplir su ministerio. Dios le ha dado una comisión, esa comisión ha sido presentada de manera clara no solo a partir del deseo de su corazón sino a partir de la Palabra de Dios proféticamente del cielo, a partir de la imposición de las manos del apóstol y los otros ancianos, ha sido presentada muy clara para él porque Pablo le ha mandado a que haga ciertas cosas que debe hacer. La epístola entera de 1 Timoteo presenta la responsabilidad de Timoteo de cumplir su comisión a corregir las cosas en la iglesia en Éfeso.

 Él fue llamado por Dios, él fue adoptado por Dios, él fue enviado por la iglesia, él fue ordenado por los apóstoles y ancianos y él está ahí con una gran responsabilidad a cumplir su llamado; su llamado fue confirmado públicamente tanto por su bautismo como también por esa ordenación de la cual mencioné hace un momento. Él realmente tan solo es la víctima en un sentido de circunstancias soberanas las cuales lo han colocado en un punto crucial en el tiempo y el espacio de cumplir la obra de Dios diseñada para él. La epístola entera entonces realmente está delineando su deber para con la iglesia en Éfeso de corregir las cosas.

Pero cuando se llega los versículos 11 en adelante Pablo realmente resume el llamado y él dice, “Oh, hombre de Dios, haz esto.” Y recordará usted que él dijo que un hombre de Dios es conocido por aquello de lo que huye, por aquello que él sigue, aquello por lo que pelea y aquello a lo que es fiel; y ese fue nuestro último mensaje. Y vamos a retomar el texto a partir de ahí.

Ahora, el hombre de Dios no solo necesita saber qué hacer, no solo necesita saber cómo debe hacerlo sino que necesita saber por qué lo debe hacer, él necesita ser motivado. Y el pasaje que vamos a ver es un pasaje de la motivación, veámoslo versículo 13: “Te mando delante de Dios que da vida a todas las cosas y de Jesucristo que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato, que guardes el mandamiento o la comisión sin mácula ni reprensión hasta la aparición de Nuestro Señor Jesucristo, la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo soberano Rey de Reyes y Señor de Señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible, a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.”

Ahora, el pasaje termina con una de las grandes doxologías en todas las Sagradas Escrituras, nos recuerda la doxología en el 1:17 la cual dice: “Al Rey de los siglos inmortal e invisible, el único sabio Dios, sea honra y gloria por los siglos de los siglos. Amén.” Entonces en un sentido la epístola comienza y termina con una doxología, una canción de alabanza a la naturaleza de Dios.

Ahora, lo que quiero que entiendes esto, a Timoteo se le ha recordado su comisión, él ha sido llamado a cumplir su comisión, se le ha recordado de su salvación, se le ha recordado de su capacidad, se le ha recordado de su ordenación pública, se le ha dicho de manera específica cuáles son sus instrucciones, se le ha dicho que como un hombre de Dios él tiene que huir de algunas cosas y seguir algunas cosas y pelear por algunas cosas y ser fiel a algunas cosas. Y ahora se le ha dado el motivo, y el motivo es debido a la naturaleza del Dios a quien él sirve. Ahora, quiero que entienda ese pensamiento, es un pensamiento impresionante. La motivación en el ministerio, la motivación al deber espiritual, la solemnidad de nuestra tarea está relacionada con la naturaleza de nuestro Dios.

Cuando el apóstol Pablo le dijo el rey Agripa en Hechos 26:19: “No fui desobediente a la visión celestial.” Él estableció el estándar para todo el deber espiritual. Ninguno de nosotros debe de ser desobediente cuando Dios establece nuestro deber, debemos mostrar un compromiso instantáneo, dispuesto a seguir la comisión que Dios nos da, eso es lo que Dios ha diseñado para nosotros. Y gran parte de nuestro compromiso depende de cómo entendemos a Dios o quién creemos que Dios es.

JB Phillips denunciando el problema de los cristianos ineficaces dijo: “Tu Dios es demasiado pequeño.” En otras palabras, tu vida refleja a un Dios débil. Por otro lado, enséñeme una vida entregada, una vida con impacto, una vida espiritual superior o una vida de gran fortaleza, gran ministerio eficaz y le enseñaré una vida que representa a un Dios que es muy grande. Es nuestra teología propia la cual es la categoría técnica de la doctrina de Dios lo que determina el impacto de nuestro ministerio.

Entonces Timoteo es llamado a cumplir su deber en base a quién es Dios. Ahora usted podrá hacer la pregunta, bueno, dado el hecho de que Timoteo fue llamado por Dios, que él oyó proféticamente del cielo que este llamado era válido. En otras palabras, no vivió en base a algún sentimiento subjetivo, él fue confirmado mediante la profecía que él había sido llamado por Dios, dado el hecho de que él había sido capacitado, dado el hecho de que él fue preparado por Loyda y Eunice, su madre y abuela, quienes eran piadosas, dado el hecho de que él era el discípulo querido y cercano del apóstol Pablo, dado el hecho de que él tuvo un deseo fuerte para el ministerio, dado que él ahora estaba madurando, dado que los ancianos habían confirmado su llamado y lo habían enviado, ¿por qué necesitaba más motivación? ¿No fue eso suficiente? ¿No fue todo aquello que había rodeado en su vida ministerio llamado suficiente como para motivarlo a hacer lo que Dios le había dado que hiciera?

Bueno, quizás inicialmente lo fue, pero como es el caso inevitablemente en alguien que ha tenido un ministerio con impacto habrá oposición; Timoteo ya había comenzado a enfrentar eso, estaba solo en esta iglesia como aquel a quien Pablo había asignado para que corrigiera todo, era una responsabilidad muy difícil y muy solitaria la que tenía Timoteo y él tenía que corregir el barco en términos de pureza y cada vez que él confrontó el pecado encontraba oposición por parte del pecador y cada vez que él confrontaba la falsa doctrina él enfrentaba a oposición por parte del creyente y el promotor de esa falsa doctrina. Él fue dejado ahí totalmente solo, él era joven y estaban menospreciando su juventud por ello. Él era joven y por lo tanto no era tan gentil y manso y tan pacificador como debería haber sido y él buscaba discutir demasiado como 2 Timoteo 2 lo indica. Él era joven y luchaba con las pasiones juveniles, lo cual realmente tiende a erosionar su confianza en sí mismo. Él era joven y por lo tanto no tenía una polémica muy bien definida y una política bien expresada para todo error que estaba flotando por todos lados y quizás le parecía difícil el poder responder a todo argumento a un nivel filosófico-teológico y la tarea era muy difícil. Él estaba haciendo enemigos sin hacer amigos y eso es muy difícil cuando usted está totalmente solo y quizás se vio tentado a hacer concesiones.

Algunas indicaciones se presentan que él bien pudo haber estado pensando en simplemente dejar el ministerio en su totalidad y en 2 Timoteo Pablo le dijo: “Aviva el fuego del don de Dios.” Pablo le dice: “No te avergüences de Cristo.” Pablo le dice: “Aférrate a la sana doctrina.” Pablo le dice: “No te desmorones ante la persecución.” 2 Timoteo 3.

Entonces la idea aquí es que Timoteo más bien estaba enfrentando una increíble cantidad de oposición y estaba solo como el legado especial o el representante del apóstol Pablo que se había ido al oeste para cumplir otros deberes, era un lugar difícil. Y Timoteo francamente necesitaba aliento y necesitaba valentía, necesitaba valentía, necesitaba fortaleza, necesitaba fortaleza de virtud para aferrarse a esto y cumplir con su deber espiritual. Creo que así es para cualquier persona que cumple su deber espiritual, va a haber un grado de oposición.

Me parece curioso, no sé por qué tanto últimamente; me parece como si hay mucha crítica y oposición inclusive en un sentido persecución verbal que viene en contra de mí en estos últimos días, en las últimas semanas escuché las tres cintas que se entregaron acerca de la herejía del MacArthurismo y la gente las estaban repartiendo y estaban en un volumen alto que distorsionaba la grabación de la cinta y estaban gritando en contra de todo el error y demás. Y claro, ninguna de ellas jamás se me había dicho de manera personal a mí y todo lo que estaban diciendo era una representación equivocada de lo que yo creo, y después me enteré de que esta mañana en una iglesia aquí en el valle de San Fernando están comenzando una serie de tres partes; una en esta mañana, una en esta tarde y una en esta noche acerca de la herejía del MacArthurismo. Y han hecho que venga un orador, trajeron un orador de la costa este que es un experto en mi herejía y va a estar hablando todo el día ahí. Realmente no es algo raro, he sido acusado de todo tipo de cosas; así que creo todo tipo de cosas que no creo. Y algunas veces es algo molesto.

Llegué a casa el otro día después de oír esas tres cintas y sé que Patricia pensó que me habían disparado en la pierna o algo porque entre arrastrándome a la casa. Pero cuando usted pasa su vida haciendo tanto esfuerzo por ser un representante correcto de Jesucristo y alguien despedaza su reputación por algo que es una mentira y no es verdad es algo desalentador y se molesta algo y en cierta manera está buscando alguien que esté de su lado. En cierta manera entiendo eso.

Leí un libro de 120 páginas en contra de mí que fue bastante interesante, fue publicado de manera personal por el autor y probablemente fue la única copia que existía, no lo sé. Pero usted sabe, usted lee artículos y cartas acerca de sí mismo y la gente acusándolo de todo tipo de cosas inimaginables, desacreditando su ministerio, llamándolo un hereje, acusándolo de todo tipo de cosas. De hecho, lo que creo que me abrumó más que cualquier cosa fue que recientemente se me dijo de un grupo de hombres en cierto lugar que se reunían juntos para orar, este hombre estaba ahí y dijo: “La petición primordial que están buscando del Señor fue una manera de desacreditar el ministerio de John MacArthur.” Y pasaron una tarde en oración orando por eso. Ese tipo de oposición la podría esperar del mundo, no siempre la espero de aquellos que dicen que nombran el nombre de Jesucristo.

Pero cuando usted adopta una postura firme en algunos asuntos bíblicos, algunas personas se molestan por eso y buscan desacreditar y creo que Timoteo estaba en esa situación. Pero no le estoy hablando simplemente partir de la experiencia de Timoteo aquí, le confieso que le estoy hablando a partir de mi propia experiencia, una experiencia que inclusive está pasando la actualidad. Cuando usted adopta una postura firme y cuando usted dice: “Esto es lo que Dios dice en su palabra.” A veces es difícil permanecer fiel bajo la presión que le rodea.

Y hay algo en usted que dice: “Creo que simplemente voy a cerrar la boca y voy a ser muy amable para que a todo mundo le caiga bien.” Pero para mí eso pasa más bien rápidamente y me preocupa mucho más la verdad que la popularidad. Usted hace la pregunta: ¿Cómo permaneces fiel bajo eso? ¿Cómo enfrenta uno eso?”

Timoteo está en esa situación. Él va a tener que confrontar al pecador y si la gente que está propagando doctrina falsa, ¿cómo va a ser fiel a su deber espiritual cuando todo mundo va en contra del? ¿Cómo va a tener la valentía de su convicción cuando está bajo el ataque de la oposición? Inclusive cuando él es perseguido y puedo identificarme con eso, conozco a personas que les preocupa mucho mi bienestar, que siempre se preocupan por mí, han habido amenazas en contra de mi vida aquí y ahí y en todos lados. Y está este aliento continuo de que tome precauciones más serias y sea más precavido y demás y demás porque debido a ciertas personas, y me es difícil entender eso, pero bueno, ese es el caso.

Y conforme usted ve la vida y dice: “Tengo este ministerio que hacer y quiero hacerlo con todo mi corazón.” Pero algunas veces se vuelve algo abrumador. Y se pregunta, si tan solo ajustara un poco su teología no sería tan fuerte la reacción, no recibiría una reacción tan fuerte que la que recibe allá fuera. ¿A dónde va usted para encontrar su fortaleza? ¿En dónde encuentra la fortaleza para ser fiel? Y la respuesta vienen una palabra y esa es Dios.

Y no quiero ser trivial, entonces escuche como Pablo desarrolla eso. La respuesta viene en el nombre de Dios, en otras palabras, lo que me motiva, lo que motivó a Pablo y lo que tuvo que motivar a Timoteo fue confianza en quién era su Dios, esa es la sustancia. No es suficiente ser motivado por un sentido de deber, no es suficiente ser motivado por una obligación de las necesidades de la gente, tiene que haber algo mucho más soberano que lo motive cuando usted enfrenta oposición, crítica, ataque, persecución. Y la respuesta viene en una palabra, Dios.

Si yo entiendo la naturaleza del Dios cuyo mandato sigo, si yo entiendo quién es mi Dios a quien yo sirvo, si yo confío de manera genuina en el Dios verdadero quien es mi Dios, entonces no haré concesiones y entonces me sentiré alentado y sentiré valentía. Todo depende de mi perspectiva de Dios.

Y le voy a decir algo, la manera en la que usted vive su vida es un reflejo directo de cómo concibe qué Dios es. Estas personas de las que estamos leyendo que pueden llegar a la televisión diariamente y hablar de Jesús y hablar de Dios y hablar de toda la santidad y toda esta piedad y viven en un fango de pecado vulgar, tienen algún tipo de Dios de su propia invención que les permite vivir en esa hipocresía. Pero ese no es el Dios de la Palabra de Dios, pero su vida es un reflejo de su teología.

Le dije a alguien el otro día: “Conforme todo esto se desmorone, espero que la teología se desmorone con ello porque se encuentra en la médula de esto.” Usted es un reflejo vivo de su teología y también lo soy yo. Lo que realmente creo que es verdad acerca de Dios controla la manera en la que yo vivo, la manera en la que yo hablo, la manera en la que yo pienso.

Pablo le dio a Timoteo a entender esto al darle una de las presentaciones más magníficas de la naturaleza de Dios en todas las Escrituras. Es la razón suprema por la que debe cumplir con su deber espiritual debido a quién es Dios, es una doxología solemne que actúa como una motivación al deber espiritual porque describe al Dios que llamó a Timoteo, el Dios que dotó a Timoteo, el Dios que ordenó a Timoteo, el Dios que envió a Timoteo y el Dios que prometió capacitar a Timoteo. Y si él sabe quién es su Dios entonces él puede proceder y cumplir con su deber, pero si él está tambaleando sin estar seguro de quién es Dios o lo que va a proveer su Dios por él o si su Dios está en control de todo, entonces él va a tener momentos difíciles, a él se le va a dificultar el hacer lo que debe hacer.

Ahora, la doxología no viene sino hasta los versículos 15-16, pero esto es lo que dijo acerca de Dios en los versículos 13-14, que es tan importante y debemos retomar eso aunque lo vimos brevemente en nuestro último estudio. Escuche con atención, la fuente de la valentía para el que está cumpliendo con el deber espiritual, la fuente de la valentía para hacer alguien que no hace concesiones y ser fiel a la tarea se encuentra en los siguientes atributos de Dios. Número uno, el poder preservador de Dios, el poder preservador de Dios. Vaya al versículo 13, “Te mando.” Pablo le dice a Timoteo. Y él lo está mandando en el versículo 14 a que cumpla su deber, a que guarde su comisión sin mancha e represión, “Te estoy mandando cumplir tu ministerio, hacer tu deber espiritual, a usar tu don espiritual, a hacer lo que Dios quiere que hagas, a obedecer al servicio al que Dios te llamó a hacer.” Sea que se servicio específico al cual Timoteo fue llamado o extendido a cualquiera de nosotros aquí el día de hoy. La idea es la misma para todos nosotros. Se nos manda hacer lo que Dios nos ha mandado hacer.

Y después, para ayudarnos a estar motivados dice: “Lo estás haciendo a la vista de Dios, delante de Dios, que da vida a todas las cosas.” Y ahí está la primera característica del Dios que mencionó en el texto, ¿a qué Dios servimos? Al Dios que da vida a todas las cosas, todo lo que vive, vive porque Dios le dio vida, Dios es vida, Dios es la fuente de vida. De hecho, podríamos resumirlo en cuatro declaraciones. Cuando dice Dios que da vida de todas las cosas se refiere a Dios como creador de todas las cosas. Génesis 1:1 dice: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” Dios es El Creador, de hecho Él es llamado El Creador. En Romanos 1:25 dice: “Los hombres adoran a la criatura más que al Creador.” Dios es El Creador de toda la vida, Él hace que todas las cosas vivan.

En segundo lugar, Él es el sustentador de la vida; todo lo que Él hace vivir, Él lo mantiene vivo, Él sustenta todas las cosas. En hechos 17 dice: “En Él vivimos y somos y nos movemos.” Dios ha generado la vida y Dios pro genera la vida y Dios le da continuidad a la vida, toda la vida es el reflejo del poder de Dios. En el salmo 36:6 tenemos que el Antiguo Testamento simplemente dice esto y es tan directo como puede ser, “Oh Jehová, Tú preservadas al hombre y a la bestia.” Dios sustenta la vida.

En tercer lugar, la implicación de la frase que da vida a todas las cosas es que Dios también es el protector de los suyos en un sentido único Él preserva la vida de aquellos que son los suyos. En el salmo 37 – creo que es el versículo 28 – dice: “Porque Jehová ama la justicia y no deja a sus santos, son preservados para siempre.” Dios le da vida a todos, Dios sustenta la vida para todos y Dios de manera única preserva a los suyos para siempre. De hecho en ese pasaje maravilloso en Mateo 10:29-31 el Señor le dice los discípulos: “Si Él cuida de las aves que brincan y cuenta los cabellos de su cabeza, ¿no saben que ustedes son de mucho más valor que ellos?” En otras palabras, Dios está preocupado de manera íntima con los suyos. Y debido a estos conceptos podemos llegar el ministerio sin un temor de peligro en otras palabras, traduciéndolo a la dimensión espiritual, Dios te dio vida Timoteo, Dios va a sustentar tu vida Timoteo, y Dios va a preservar tu vida para que cumplas Su plan. Y es la única manera de vivir y cumplir con tu deber espiritual. Si estás preocupado con la preservación de ti mismo y la reputación y la comodidad y todo eso y esos son tus factores de preocupación, entonces te vas entregar a esas cosas, pero si tú te das cuenta que la vida no es para siempre y tú te estás diciendo a ti mismo, “No voy a temer lo que los hombres no pueden hacer. Dios me dio vida, Dios sostiene mi vida, Dios sustenta mi vida. Él promete preservar mi vida. ¿Qué tengo que temer?” Timoteo, adelante.

Pero hay un cuarto principio y creo que realmente es la clave interpretativa prominente de esta frase, Dios que da vida a todas las cosas, primordialmente no se refiere a Dios como creador, como sustentador, Dios como sustentador o Dios como preservador de los suyos, sino a Dios como resucitador de los muertos. El punto primordial aquí es que Dios quien resucita a los muertos. Entonces lo que Pablo le está diciendo a Timoteo de hecho es: “¿Sabes que lo peor que te puede pasar es que morirás y eso es lo mejor que te puede pasar?” Pablo lo dijo de esta manera en Filipenses 1, “Porque para mí el vivir es Cristo y el morir es – qué – ganancia.” Entonces él dice: “Yo estoy aquí en medio de dos cosas. Ambas son buenas; una es quedarme con ustedes y otra es mucho mejor y estar con Cristo.” Y como pueden ver, esa es la razón por la que él pudo entregar su vida en el deber espiritual porque él no pensaba en absoluto en su vida.

Usted se acuerda, camino a Jerusalén él continuamente fue advertido por toda persona que iba a entrar en cadenas y demás y podría perder su vida y Pablo responde en Hechos 20, “Ninguna de estas cosas me mueven. No me veo motivado por el temor a la muerte. No soy motivado por el temor al encarcelamiento. Esas cosas no me mueven porque –  él dice Hechos 20 – no considero mi vida querida para mí mismo.” Él no estaba viviendo para lo físico, él estaba viviendo para lo eterno; ese es el punto entero. Lo peor que jamás podría pasarle al siervo del Señor es que él fuera matado, y si era matado el Señor lo resucitaría de los muertos, el Señor instantáneamente lo haría vivir porque ausente del cuerpo, ¿es estar qué? Presente al Señor. Como Filipenses 1, Pablo lo dijo: “Mucho mejor partir y estar con Cristo. Partir y estar con Cristo.” Vemos Pablo dice en 2 Corintios 5: “Esperamos ese tabernáculo no hecho con manos, eterno en los cielos, de hecho gemimos por esa experiencia.” Job lo vio, “Los gusanos destruyen este cuerpo y sin embargo en mi carne yo veré a Dios.” El salmista David lo vio, “Tú no permitirás que tu Santo vea corrupción sino que le mostrarás el camino de la vida.” Daniel dijo: “Vendrá un tiempo cuando muchos resucitarán de los muertos a la resurrección de aquellos que son buenos y la resurrección para condenación.” Muy parecido a Juan 5. Abraham estaba dispuesto a meterle el cuchillo al corazón de Isaac porque él creyó en el Dios que resucita a los muertos, Hebreos 11:17-19.

Como puede ver, esos siervos de Dios podían entregar sus vidas en deber espiritual sin temor porque ellos adoraban al Dios que resucitaba a los muertos. ¿Entiende eso? Es su perspectiva de Dios lo que dicta cómo va a vivir su vida. Recibimos valentía, continuaré nuestro deber espiritual cuando reconocemos el poder preservador de Dios. Dios puede preservar mi vida en la vida o puede preservar mi vida a través de la muerte, de cualquier manera estoy bien.

Y entonces el llamado solemne a deber espiritual es un llamado que demanda que entendamos que Dios es el Dios que hace que todas las cosas vivan. Dios es el Dios que puede resucitar inclusive a los muertos y una fuerte razón por la cual sabemos que la resurrección parece ser la implicación más fuerte de esta frase es debido a la siguiente ilustración en el versículo 13: “No solo estamos delante de Dios cumpliendo nuestra comisión sino delante de Cristo Jesús quien dio testimonio de la buena procesión delante de Poncio Pilato y podría añadir sin temor.” Jesús, usted conoce la historia, fue traído ante Pilato, ¿verdad? Y los judíos habían acusado de ser un rey, decía ser un rey. “Él dice él es un rey, él dice él es un rey. Él es un revolucionario. Él dice él es el mesías y rechazamos eso. Él está diciendo que es un rey. Él no solo es una amenaza al judaísmo, él es una amenaza al sistema político romano. Él es un revolucionario.” Lo acusaron de ser un rey. Él pudo haber entrado delante de Pilato y cuando Pilato le dijo: “Eres un rey.” Él pudo haber dicho: “Claro que no soy un rey. Veme, ¿me veo como rey? No soy rey.” Él pudo haberse retractado, no haber dicho nada, haber negado la verdad, pero no fue así. ¿Quiere ver lo que hizo? Vea Lucas 23. En Lucas 23:1 dice: “La multitud entera de ellos se levantó y lo llevó a Pilato y comenzaron a acusarlo.” Y aquí está la acusación: “Encontramos a este hombre pervirtiendo a la nación.” Esa es una mentira, la nación ya estaba pervertida, Él la estaba corrigiendo. “Y prohibiendo dar impuesto a César.” Esa es una mentira, él dijo: “Dad a César – qué – las cosas que son de César y a Dios las cosas que son de Dios. “Diciendo que él mismo es Cristo.” Esto significa mesías, un rey. Eso era verdad. Él dijo que era el mesías y él dijo que era un rey. Pilatos le preguntó diciendo y aquí esta, este es la encrucijada, “¿Eres tú el rey de los judíos?” Respondiendo Él dijo: “Tú lo dijiste y lo que dijiste es verdad.” Eso es lo que significa. Eso es exactamente correcto Pilato. Yo soy un rey.”

Observé Juan 18 comenzando en el versículo 33 usted encuentra un relato inclusive más detallado, Pilatos entró a la corte de nuevo y llamó a Jesús y le dijo en Juan 18: 33: “¿Eres Tú rey de los judíos?” Jesús le respondió: “¿Estás diciendo esto de ti mismo u otros te dijeron de mí?” En otras palabras, “¿Es tu pregunta Pilato o eres un perico? ¿Simplemente estás repitiendo lo que oíste? Pilato respondió: “¿Soy yo judío?” En otras palabras, “¿Qué me importa? Esta no es mi pregunta, no soy judío. Tú propia nación y los principales sacerdotes te entregaron a mí. ¿Qué has hecho?” Jesús dijo: “Mi reino no es este mundo. Si mi reino fuera de este mundo entonces mis siervos pelearían para que no fuera entregado a los judíos, pero ahora mi reino no es de aquí.” Pilatos entonces le dijo: “¿Eres Tú entonces un rey?” Jesús entonces respondió: “Tú lo dijiste. Soy un rey. Para esto nací. Por esta causa vine al mundo para que diera testimonio de la verdad, todo el que es de la verdad oye mi voz.” Esa es una confesión noble. Jesús dijo: “Yo soy el mesías y yo soy el rey.” Y él sabía que a él le costaría – su qué – su vida.

Y ese es exactamente el punto que Pablo quiere enseñarle a Timoteo, “Timoteo, te estoy mandando delante del Dios que resucita a los muertos para que veas el modelo de Jesús que cuando enfrentó su vida misma a la muerte hizo una confesión noble.” En otras palabras, Él nunca erró en lo que debía decir frente al peligro inminente y la muerte porque Él se encomendó a sí mismo al Dios que resucita a los muertos. Jesús sabía que iba a resucitar, ¿no es cierto? Él dijo antes en su ministerio desde el principio: “Destruid este templo y en tres días lo reedificaré.” Él sabía que resucitaría de los muertos. Él se encomendó, dice en 1 Pedro 2:23: “Se encomendó asimismo al Dios que discierna y juzga y actúa justamente.” Él sabía que Dios los resucitaría de los muertos. Ese es el punto. Él confesó abiertamente la verdad de Su señorío, el confesó abiertamente la verdad que Él era el mesías. Él confesó abiertamente la verdad de Su autoridad soberana aunque Él sabía que le costaría su vida porque Él confiaba en el Dios de la resurrección.

Me encanta el hecho de que el Apocalipsis 1:5, y creo que también en 3:14 llama a Jesús el testigo fiel, el testigo fiel; valentía estable frente a la persecución, valentía estable frente a la posición, valentía fuerte frente a la dificultad, valentía fuerte frente a la tentación a hacer concesiones. Esto se basa en el hecho de que usted cree en el poder preservador que le pertenece a Dios. Yo voy hablar la verdad, voy a vivir la verdad, voy a decir la verdad, no voy a rendirme ante eso, no lo voy a suavizar, me voy a encomendar a mí mismo al cuidado de Dios que me va a sustentar en la vida o me va a sustentar en la muerte.

Ahora, si usted puede ver la vida así, entonces usted puede entregar su vida en las palabras de Jesús, el que entrega su vida, el que da su vida la va a encontrar. El que trata de aferrarse su vida la va a perder.” Ese es el corazón. Le puedo decir con todas las advertencias y todas las cosas que no han sido tan frecuentes como con otras personas y la preocupación por las amenazas en su vida y la hostilidad y la gente reaccionando y todo eso.

En mi vida nunca habido un segundo de ansiedad y creo que la razón medular es simplemente porque mi vida están en las manos de Dios y Él está preservando mi vida y nadie me puede tocar hasta que Él soberanamente lo permita. Y lo peor que puede pasar es que Él me lleve al cielo y me haga todo lo que Él ha diseñado que yo sea en Su gracia. Ahora usted puede ver su deber espiritual así y puede proceder y seguir y no pasar su vida entera tratando de acolchonar su silla porque no va a estar ahí mucho tiempo.

Segundo atributo de Dios en el versículo 14 se indica, no estamos viendo todos los detalles en estos dos versículos porque los cubrimos la última vez, pero simplemente para retomar los pensamientos que son medulares para nuestro punto principal. Notará en el versículo 14 dice que él debe guardar el mandamiento hasta la Epifanía, hasta la aparición o resplandor de Nuestro Señor Jesucristo. Esto lleva una segunda característica de Dios que le da valentía y aliento a los siervos de Dios y eso es la promesa de Dios, o si lo quiere decir de esta manera, la veracidad de Dios o la fiabilidad de Dios o la veracidad de Dios o el control providencial de Dios. En otras palabras, Dios está desarrollando un plan que culmina con el resplandor de Nuestro Señor Jesucristo y tenemos que vivir a la luz de eso, se refiere al despliegue visible, glorioso cuando Cristo regrese a la tierra a establecer su reino glorioso.

Claro, desde nuestro punto de vista el primer acontecimiento es el rapto, pero esto no está viendo al rapto, esto está viendo al resplandor, el rapto en cierta manera es algo secreto, nosotros subimos a encontrarnos con Cristo en el aire y somos quitados del mundo; el resplandor es Cristo viniendo gloria trascendente, refulgente; y eso es visto como la culminación de la historia humana y primordialmente como la redención de Cristo y la redención de aquellos que son de Cristo, redención en el sentido de mostrar quién es Él.

Entonces Pablo dice: “Timoteo, debes tener esta perspectiva, que lo que está pasando aquí es muy temporal, muy breve.” Como Santiago lo llamó: “Neblina que aparece por un poco de tiempo y este pequeño momento, este pequeño brillo de historia humana va a llegar a su fin y va a haber una gloria refulgente que va a aparecer en la segunda venida de Jesucristo y eso lo que debemos esperar. Es esa promesa de Dios por la que laboramos.” Juan dijo: “El que tiene esta esperanza en sí mismo se purifica a sí mismo.” El apóstol Pablo dijo que era su gran deseo la entregar su vida en servicio a Jesucristo para que cuando Cristo viniera le diera una corona justicia. Y él dijo en 2 Timoteo 4:8: “Que no será solo para mí sino para todos aquellos que aman su resplandor, todos aquellos que aman su epifanía, su gloria refulgente.” Su epifanía, es el regreso visible de Cristo en lo que nos enfocamos. Es la nueva época, el nuevo amanecer, el nuevo día, el reino milenario y el reino eterno. Dice en Mateo 24:25 que Él vendrá con las huestes del cielo, Él vendrá con las nubes, Él vendrá con clan gloria. Dice en Apocalipsis 19 que viene con una túnica leucón y va montado en un caballo refulgente leucón acompañado por todos los santos que están con Él en caballos blancos, en atuendos brillantes refulgentes.

El gran resplandor de Jesús revierte el veredicto torpe y erróneo de la tierra que dijo que Él era digno de ser matado, “Mátenlo y quiten lo de aquí.” Y cuando Él viene en gloria refulgente Él va a mostrarse porque quién es junto con todos los que vienen con Él. “Cristo, cuando Él aparezca, Colosenses 3:4 – también vosotros aparecerán con él en gloria.” ¿No es ese un gran pensamiento? Todos vamos a regresar en gloria refulgente con Él y no solo que Él va a mostrar quién es Él en realidad sino también todos nosotros. En ese momento el mundo no sabe quiénes somos. ¿Sabe eso? Usted entra en su carro y después de que esto se acabó y se mete aquí Rosco Boulevard, alguien lo detiene ahí en el semáforo y no tiene ni idea de quiénes son, no saben que adentro de usted está la vida de Dios, el Dios eterno del universo, no saben que usted posee al Espíritu Santo divino, no saben que usted vivirá para siempre, no saben que usted gobernará la tierra en el reino milenario, no saben eso, que usted viajará de un fin interminable del universo al otro mediante un pensamiento para siempre, no saben eso acerca de usted, no saben que sus pecados han sido perdonados, no sabe que usted es una nueva criatura, ellos no saben que un día su cuerpo va a ser redimido y va a brillar como algún tipo de luz celestial, no saben eso. Se ve usted como cualquier otra persona.

Esa es la razón por la que romanos 8 dice que: “Anhelamos la liberación visible y gloriosa de los hijos de Dios. Estamos esperando eso para ese momento en el que nos deshagamos de esta carne no redimida. Cuando recibamos nuestro cuerpo glorioso el cual es semejante al cuerpo de su resurrección. No saben quiénes somos. Amados, todavía no aparece lo que somos, pero sabemos que cuando le veamos seremos como Él porque le veremos tal como Él es, así dijo Juan en 1 Juan 3. Ellos no saben quiénes somos, ¿no sería sorprendente si lo supieran? Digo, si usted entrará al supermercado como si fuera transfigurado como Cristo nadie diría: “¿Es usted cristiano? Oh guau.” ¿Se da cuenta?

Ese día vendrá, la manifestación gloriosa de los hijos de Dios viene cuando seremos liberados; lo llaman la liberación, me encanta eso, en Romanos 8 porque seremos liberados del encarcelamiento de nuestro estado caído. Ese día está por venir y tiene que vivir a la luz de ese día. Cuando El Salvador regrese a la tierra y recompense los suyos y establezca su reino y el veredicto de los hombres inmorales, impíos, pecaminosos, torpes que Jesús será digno de muerte es revertido y Él reino de manera suprema.

Como puede ver, para Timoteo y los santos de su época tenemos que mantener nuestro enfoque en eso, tenemos que ver hacia adelante al despliegue visible público de Cristo y los suyos en gloria plena en Su regreso para establecer Su reino la tierra para asegurarnos de que tengamos nuestra perspectiva correcta. Dice usted: “Bueno, ¿y cómo nos impacta eso en este momento?” Pablo dijo: “Los sufrimientos del tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que será revelada en nosotros.” Decimos: ¿A quién le importa? Sé a dónde voy y sé lo que Dios tiene para mí. Tengo la certeza de que no me voy a llenar de ansiedad porque algunas personas me están pateando, algunas personas me están apuñalando, algunas personas me están atacando, algunas personas me están persiguiendo inclusive si algunas personas deciden quitarme la vida. Eso no me preocupa, estoy esperando el día cuando como Lensky, el comentarista solía decir, “Jesús salga de su invisibilidad presente y se vuelva visible el mundo entero y junto con Él todos los santos redimidos que ya sido reunidos en el rato que estén a su lado regresando en gloria refulgente con Él. “Aquí estamos mundo, ¿no nos pueden ver viniendo del cielo? Aquí estamos. Ustedes no sabían quiénes éramos, ¿verdad? Aquí estamos.”

Él viene a mostrar quién es su pueblo, pensamiento glorioso. Dios ha provisto un futuro increíblemente magnífico y glorioso para nosotros. Ni siquiera podemos imaginarnos cómo seremos. Entonces si mantenemos nuestro enfoque en eso podemos soportar un poco de problemas mientras que estamos aquí abajo cumpliendo con nuestro pequeño deber espiritual. Por cierto, nadie sabe cuándo a pasar eso, observe el versículo 15, la cual el antecedente es el despliegue, la revelación Nuestro Señor Jesucristo, la cual a Su tiempo mostrará, y vamos a detenernos ahí, ¿quién es? Ese es Dios; El Padre, no Cristo, porque la doxología entonces sigue, quien es el bienaventurado y solo soberano, El Rey de Reyes y Señor de Señores. Eso también podría referirse Cristo quien tiene mortalidad, que vive en luz inaccesible, no tendría mucho sentido si se referiría Cristo a quien ningún hombre ha visto ni puede ver, eso no puede ser Cristo.

Entonces sabemos que esta es una doxología que se refiere Dios Padre. Y simplemente así como Dios Padre de acuerdo con Gálatas 4:4 en la plenitud del tiempo, en el momento correcto, en el momento exacto, en la plenitud del tiempo, en el tiempo apropiado envió a su hijo así como Dios envió a Cristo la primera vez, Dios enviará a Cristo la segunda vez. Entonces el versículo 15 dice que en el tiempo de Dios Él va a mostrar y esto es certificado inclusive por las palabras de Nuestro Señor Jesús que en Marcos 13:32 dice que el día y la hora el hijo del hombre ni siquiera sabe, solo El Padre sabe. Y en Hechos 1:7 les dijo: “No os corresponde vosotros los tiempos o las sazones que El Padre ha puesto en su sola potestad.” Es el tiempo de Dios, la planeación de Dios.

 La iglesia entonces debe vivir a la luz de la inminencia de ese acontecimiento hasta cierto punto; no sabemos cuándo va regresar Jesús, no sabemos cuándo todo eso comience con el rapto de la iglesia; en todo momento debemos vivir esperando ese acontecimiento. La iglesia nunca debe aferrarse al mundo para encontrar una vida cómoda, eso es lo que es tan terrible y trágico acerca de personas que dicen que representan a Jesucristo y son predicadores del Evangelio y simplemente acumulan fortunas de dinero para sí mismas, todo lo cual es desperdiciado en su satisfacción personal, en esta existencia terrenal de manera increíble. 1 Corintios 7 lo presenta de manera tan clara como puede ser presentado, “He aquí os digo hermanos – versículo 29 – el tiempo es corto. El tiempo es corto dice Él y aquellos que tienen esposas deben vivir como si no la tuvieran, los que lloran como si no lloraran, los que regocijan como si no se regocijarán, los que compran como si no poseyeran porque la apariencia del mundo está pasando.” No se enreden en el.

Ahora, eso no significa que Pablo pensó que Jesús iba a venir en su vida y ese era su teología. Yo creo que Pablo sintió que Jesús podría venir durante su vida y así lo creo yo y así también lo ha creído todo cristiano que ha interpretado de manera correcta la Palabra de Dios. Dios de manera deliberada no nos dijo cuándo, si supiéramos cuándo iba a venir Jesús la tentación para muchas personas sería vivir como el diablo y apenas antes de que Él viniera meterse abajo de la reja. El Señor no nos dice cuándo viene, Él no nos dice cuándo va a establecer su reino; esas cosas están en la mente de Dios, no sabemos cuándo eso va a pasar pero Dios en su propio tiempo a su tiempo va a revelar ante los ojos del mundo al que una vez caminó en oscuridad, al que fue rechazado y ahora será desplegado en toda su majestad y en toda su gloria y en toda su magnificencia y en todo su poder.

El estado presente actual es temporal y la eternidad es para siempre y usted no debe enredarse mucho en esto. Y entonces usted va a ser atacado aquí y allá y usted va a enfrentar oposición aquí y allá, pero nunca se desvía y nunca hace concesiones porque sabe que usted ve más allá de lo temporal, usted puede enfrentar toda dificultad con valentía a la luz del poder preservador de Dios y a la luz el plan prometido por Dios. Pablo vivió la luz eso, él esperaba el día cuando él fuera recompensado a los pies de Cristo, él le dijo a los corintios en 2 Corintios 5: “Conociendo pues el temor del Señor persuadimos a los hombres.” Él también dijo: “Sabemos que vamos a estar delante del juicio de Cristo, el tribunal de Cristo, algún día y vamos a tener que enfrentar el hecho de cosas hechas bien y cosas hechas que fueron inútiles.” Y va a haber un tiempo de recompensas, vivimos a la luz de eso. 1 Corintios 4:1-5 Pablo dice: “Yo no juzgo mi propia vida. Yo dejo que el Señor haga eso en el día en el que él revela las cosas secretas del corazón. Entonces todo hombre recibirá su alabanza de Dios.” Él vivió la luz de la segunda venida.

El hombre de Dios entonces tiene un deber espiritual, el cumple con ese deber espiritual porque es motivado a hacer eso, él es motivado por el entendimiento claro y una confianza en su Dios. Y lo vuelvo a decir, lo dije el principio, usted es un reflejo de su teología, su vida es una manifestación de lo que usted realmente cree acerca de Dios, esos correcto. Si usted cree que Dios es un Dios de santidad absoluta que menosprecia al pecado, eso va a determinar la manera en la que usted vive, si usted realmente cree eso. Si usted cree que Dios disciplina la impiedad, eso va afectar la manera en la que vive. Si usted cree que Dios lo ha dotado y soberanamente lo ha llamado y soberanamente lo ha colocado en su ministerio, esa va ser la manera en la que usted va a ver la vida. Si usted cree que usted está en la familia casado con la persona viviendo en el lugar, sirviendo en el lugar donde el Señor lo ha colocado por su decisión soberana, eso va a dictar cómo ve usted todas esas circunstancias. Si usted cree que Dios es un Dios de misericordia y gracia y amor y ternura y bondad, como de hecho Él lo es, eso va a determinar cómo vive también porque usted va a reconocer que usted puede ir a Él para encontrar perdón y encontrar gracia en tiempo de necesidad. Su teología cerca de Dios, su pensamiento y entendimiento y conocimiento y creencia en la naturaleza de Dios va a impactar directamente cómo vive.

Y si usted tiene un Dios que puede tolerar el pecado, entonces usted lo va a tolerar. Y si usted tiene un Dios que puede tolerar la mediocridad en el servicio espiritual, así es como usted va a vivir. Y si usted tiene un Dios al que realmente no le importa mucho, si su vida es invertida en la eternidad o en el tiempo, así es como usted va a vivir.

Ahora usted podría saber lo que debe hacer pero lo que usted conoce y lo que realmente cree son dos cosas diferentes, es lo que usted realmente cree que afecta cómo va a vivir. Y entonces toda nuestra vida es un reflejo de nuestra teología propia, nuestra perspectiva de Dios, nuestro concepto de Dios.

El deber espiritual entonces es motivado por cómo ve a Dios y si usted ve a Dios como el Dios del poder preservador entonces usted no va temer nada porque Él puede preservarlo en la vida o puede preservarla a través de la muerte y llevarlo a la vida eterna. Y si usted ve que Dios es un Dios que ha prometido un plan de gloria eterna y algún día usted va a ser manifestado de manera gloriosa en la manifestación de Jesucristo en un mundo que ni siquiera puede concebir de bendiciones eternas más allá de la imaginación, entonces usted no se va enredar mucho en el tiempo y usted va a estar dispuesto a entregar su vida en la esperanza de lo que está aún por venir. Así es como debe vivir.

Ahora, en el versículo 15 en este punto él despega en una doxología magnífica muy parecida a la de 1:17, y en esta doxología aquí hay más atributos de Dios que él presenta, más atributos de Dios que actúan como fuerzas motivadoras en el siervo que está cumpliendo con su deber espiritual. Por cierto, cada frase en la doxología expresa la grandeza trascendente e incomparable de Dios. Permítame leérselo, hablando de Dios, “El bienaventurado y solo soberano, Rey de Reyes y Señor de Señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible, a quien ninguno de los hombres ha visto y ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.” Tiene que leer eso una docena de veces simplemente para que penetre en su mente.

Pero vayamos el tercer atributo y el primero que es señalado en la doxología, sigue el pensamiento, ¿quién es el bienaventurado? Deténgase ahí. Esa palabra me sacudió como nunca antes me ha sacudido en el pasado, Dios es el bienaventurado, Dios es el bienaventurado. ¿Cómo debemos entender este uso la palabra macarios? La palabra significa feliz, contento, satisfecho. ¿Cómo debemos entenderlo? Escuche con atención, tiene la idea de ausencia, la idea de referirse a la ausencia de cualquier infelicidad, la ausencia de cualquier frustración, la ausencia de cualquier ansiedad por cualquier cosa o situación cuando es usada referencia a Dios. Está diciendo que está contento. ¿Entendió eso? Dios es feliz, Dios está satisfecho, Dios está satisfecho. En referencia a Dios no hay frustración, no hay ansiedad por ninguna situación ni ninguna persona. Dios no está frustrado, Dios está perfectamente satisfecho, Dios está perfectamente feliz porque todo sale como Él quiere dentro de su soberanía. ¿Entendió eso? Todo sale de acuerdo como Dios quiere. Por lo tanto Dios debe estar en el estado más puro y verdadero de satisfacción con todo. Piense en eso en referencia a su vida. Usted es una bola de frustración y Dios está perfectamente feliz y dice usted: “Bueno, ¿acaso Él no se preocupó por mí frustración?” Sí, pero Él también se preocupa por lo que esa ansiedad en particular que está enfrentando usted va a producir y Él tiene todo eso bajo su control.

Dios no es como nosotros somos, Dios no se perturba en absoluto por nada. Dios no se está agarrando las manos, Dios nunca suda, Dios nunca se perturba, Él está perfectamente libre de la preocupación. ¿Por qué se va a preocupar Él cuando Él controla todo? Y algo que a Él no le gusta, Él lo cambia. Todo está saliendo exactamente como Él quiere que salga, todo está en el estado exacto que Él quiere que esté. ¿Está claro? Tiene que ser, Él es soberano, Él es Dios, Él es el bienaventurado.

Aquellos que entran una relación con Dios entonces entrar en esa calma y nosotros también podemos estar libres de perturbación cuando entendemos que Dios está perfectamente contento, perfectamente satisfecho. Podemos llamar a Dios el feliz. Dice usted: “Bueno, ¿acaso Él no está cargado por los perdidos?” Bueno, en un sentido eso es  verdad, esa es una especie de perspectiva antropomórfica de Dios. Dios mantiene en mente todo lo que existe, algunas cosas le agradan, algunas cosas no le agradan, pero nada está más allá de Su control y todo está operando exactamente como Él lo diseñó y por lo tanto Él está totalmente contento y el contentamiento es la fuente de la felicidad, y así podemos ser también nosotros. El salmo 2:12 dice: “Bienaventurados son todos aquellos que confían en Él. Feliz es el hombre que confía en Él.” Dice – encontré tres lugares en el Antiguo Testamento – “Feliz el hombre que teme a Jehová y en gran manera se deleita en sus mandamientos, feliz es toda persona que anda en sus caminos.” Salmo 128:1. Podemos estar contentos.

Escuche, nuestro Dios está contento, Él está calmado, ¿por qué está enojado usted? ¿Por qué se está molestando? ¿Por qué está ansioso? Qué maravilloso es para el siervo del Señor el saber que no importa cuál sea la posición, no importa cuál sea la persecución, Dios está en calma, Dios está feliz, Dios está satisfecho, Dios está absolutamente contento. Y yo me digo a mí mismo, ¿por qué me molesto? Y yo digo: “Dios, ¿no sabes que están haciendo seminarios acerca de mí? Esto me frustra. ¿No sabes que hay mucha oposición? ¿No sabes que cada vez que estamos tratando construir un edificio aquí tenemos que pelear con la ciudad entera?” Y ahora nos están diciendo que tenemos que regresar y hacer algo nuevo para todos nuestros edificios para estar al nivel de un código que ni siquiera existía cuando los construimos. Y yo estoy infeliz y él está feliz, totalmente contento porque todo está bajo control. Hombre, que manera de vivir su vida. Un pensamiento maravilloso.

Sí, Dios tiene emociones de enojo y emociones de ira y amor y compasión y todo eso pero nunca afectan Su mente el producir preocupación, nunca afectan Su mente al producir ansiedad, nunca afectan Su mente al crear temor porque Él lo controla todo, siempre en calma, siempre feliz, totalmente contento porque es totalmente soberano. Entonces cuando yo enfrentó peligro con el conocimiento de que el Dios que preserve y restaura la vida es mi Dios y el que ha prometido gloria futura es mi Dios y que muestra quién es en realidad y que mi Dios está perfectamente en calma y perfectamente feliz porque Él está en control de manera perfecta de todo. Entonces también puede estar feliz con todo.

Yo soy bienaventurado porque estoy anclado en el que es el bienaventurado. Qué atributo tan maravilloso. No creo que realmente nunca antes se había pensado en esto, la bienaventuranza de Dios, ese el tercer atributo, la bienaventuranza o la felicidad de Dios, el estado de contentamiento de Dios. Y entonces aquí estamos en este mundo y decimos que servimos y amamos a Dios y decimos Dios es nuestro Dios y de repente nos preocupamos, entonces esto ha sido bueno para mí esta semana, casi me salí de mi asiento en ese avión que iba a Pittsburgh cuando comencé a ver esta verdad, pensando por qué me preocupo, qué me preocupa. Dios está feliz porque está en control de todo. Y me acordé de Romanos 8:28, Él usa todas las cosas para mi bien y su gloria. ¿Por qué me voy a preocupar? La bienaventuranza de Dios, que pensamiento tan tremendo.

Un cuarto tributo dice que no solo es el bienaventurado sino que Él es el solo dunastes, el solo soberano. Y el texto griego dice así: “El Rey de los que están reinando y Señor de los que están señoreando.” Una declaración tremenda, Él es el solo soberano, de nuevo se refiere a Dios, el que va a desplegar a Cristo en su parición. Solo Él es Dios, no hay otro Dios, Él solo es Dios. Bueno, lo que eso significa es que si Dios mi Dios es el único, entonces no hay competencia y Él es el soberano absoluto y nadie está luchando por el control de mí y nadie puede derrotarlo. ¿Entiende eso? Es como Romanos 8, ¿quién acusará a los escogidos de Dios si Dios, mi Dios es el solo soberano, si Él es el Rey sobre todos los que están reinando y el Señor sobre todos los que están señoreando? Entonces no tengo nada que temer porque Él está arriba del montón, diciéndolo en términos de niños, Él es el Rey del monte.

El Señor nuestro Dios es uno, Isaías entendió eso. Observe el capítulo 40 de Isaías brevemente, Isaías 40:12 en adelante habla de Dios, usted puede leerlo y quizás podríamos llegar al versículo 25, ¿a quién pues me compararéis? ¿A quién seré igual dijo el Santo?” Y la respuesta es a nadie, nadie, versículo 28, “¿No habéis sabido, no habéis oído que el Dios eterno es Jehová, el creador de los fines de la tierra? Él no se fatiga ni desfallece con cansancio. No hay quien escudriña Su entendimiento y da poder a los que están cansados y a aquellos que no tienen fuerza Él aumenta Su fortaleza.

El único Dios verdadero da fortaleza aquellos que son débiles y Él procede a dar tanta fortaleza que levantan alas como las águilas. Es maravilloso. En Isaías 44:6, “Así dijo Jehová el Rey de Israel y su redentor Jehová de los ejércitos, yo soy primero y yo soy postrero y no hay nadie cerca de mí, nadie fuera de mí es Dios.” El único Dios, eso es lo que significa. La palabra soberano, donastes es del grupo de palabras que conocemos como donameo, donamis, tiene que ver con poder; se refiere a uno en quien todo el poder reside de manera inherente; no un poder delegado sino un poder inherente; y Él es el único que de manera inherente tiene poder, Él tiene poder absoluto, no hay nadie más que compita con Él. Dice usted, “¿Qué hay acerca de Satanás?” Satanás ni siquiera se acerca a estar a Su nivel, Él creó a Satanás, Él expulsó a Satanás del cielo y Él ha sentenciado a Satanás al infierno eterno y Satanás no es un problema en el sentido de que no tiene fuerza alguna que pueda vencer a Dios.

En Deuteronomio 4:35 él dice: “A ti te he mostrado para que sepas que Jehová es Dios y que no hay nadie más que Él.” Versículo 39, “Sabed pues y considera en tu corazón este día que Jehová es Dios en los cielos arriba y Dios en la tierra abajo y ninguno más hay.” Y podré llevarlo a lo largo del Antiguo Testamento a muchos pasajes que dice lo mismo de una u otra forma; Dios es soberano.

Ahora, permítame decirle algo, esto para mí es la doctrina de mayor esperanza y consuelo de Dios en las Escrituras, aquí está, el hecho de que Dios es soberano quita toda la ansiedad de la vida, Dios está cargo. Y la soberanía de Dios es amplificada aún más por esa declaración, Rey de los que están reinando y Señor de los que están señoreando; esos títulos por cierto son dados a Dios en el Antiguo Testamento. Algunos creen que esto se está refiriendo a Cristo porque Él es llamado Rey de Reyes y Señor de Señores en apocalipsis 17:14 y apocalipsis 19:16. Eso es verdad. Él es llamado Rey de Reyes y Señor de Señores, los términos usados ahí son diferentes, pero en el Antiguo Testamento Dios es también llamado con esos términos.

Permítame mostrarle, en Deuteronomio 10:17 es el primer lugar y dice: “El Señor Jehová tu Dios es Dios de Dioses y Señor de Señores.” Deuteronomio 10:17. En el Salmo 136 – creo que es versículo 3, no, sí es, sí – “Oh, dad gracias al Señor de Señores.” Y después en la profecía de Daniel 2:47 dice: “El rey respondió a Daniel y dijo, ¿de verdad es tu Dios quien es Dios de Dioses y el Señor de Señores?” Como puede ver, esa es terminología del Antiguo Testamento. Y realmente creo que aquí en un sentido es una refutación consciente a la adoración del emperador.

Ahora usted recuerda Timoteo estaba en el imperio romano de César estando ahí el César y la gente estaba metida en la adoración de César. De hecho algo interesante es que había una religión que estaba creciendo de adoración a los Césares después de la muerte de ellos, una especie de inmortalización de ellos, estaban convirtiéndolos en Dioses después de que morían. Y lo que el apóstol Pablo le está diciendo a Timoteo es que solo hay un Dios, una deidad solitaria, absoluta y el único monarca. Esto de nuevo lo digo es una refutación consciente de la secta de la religión, de la adoración al emperador. Pero qué aliento tan emocionante es este.

Le quiero decir algo, esto más que cualquier otro atributo de Dios me alienta, Dios está a cargo de todo. ¿No es eso maravilloso? Él es el gobernador de toda persona, eso quita el temor de todo, yo no temo, no me preocupo, no tengo que manipular a la gente, no tengo que hacer concesiones para alcanzar algo, no tengo ni siquiera que ser sutil, Dios está a cargo, que consuelo, no tengo que depender del poder humano, no tengo que depender de la ingenuidad humana, no tengo que depender de la sabiduría humana, del talento humano. Digo, si yo fuera un arminero en teología y yo creía que la salvación era resultado de la voluntad del hombre, sería un manojo de nervios. Si yo creyera que mi tarea consiste en convencer a la gente fuera de Dios, que mi tarea consiste convencer a la gente que de su propia voluntad humana tienen que recibir a Cristo yo llevaría una responsabilidad que produciría tanta ansiedad que tendría que utilizar tranquilizantes. Si yo pensara que mediante mis técnicas o la capacidad de mi predicación o la inteligencia de mi invitación pudiera salvar a la gente del infierno me sentiría culpable por toda persona que no pudiera convencer, sería un problema. Pero no creo eso. Creo que la Biblia enseña que Dios es soberano y mi responsabilidad no consiste en convencer a la gente de que cambie su voluntad humana y venga a Cristo sino mi responsabilidad es entregar la Palabra de Dios fielmente y el acto soberano de un Dios de gracia de redimir aquellos a quienes Él quiere redimir. Dios está cargo.

Y le voy a decir algo más, si yo pensara que Dios no fuera soberano mi vida y que yo fuera responsable por asegurarme que mi vida saliera bien al controlar todas mis circunstancias sería un hombre difícil con quien vivir. Digo, si yo creyera que tengo que manipular mi vida para que yo hiciera las cosas como yo creo que deben salir realmente sería alguien difícil de tratar. ¿Pero saben lo que creo? Yo creo que Dios está en control de todo en mi vida y Él está llevándome por un camino y lo único que quiero hacer es ser fiel a Él y cada vez que yo me pegara con algo que no esperaba y dijera ¿qué está pasando? Simplemente digo Dios es soberano, esto es maravilloso; simplemente voy a esperar y ver lo que Él está haciendo. Y yo sería el peor arminero del mundo, yo lo sería, probablemente estaría en una institución mental sintiéndome responsable de controlar todo o de lo contrario sería el peor déspota que el mundo jamás ha conocido, manipulando a toda persona. No siento que tengo que hacer eso, no siento que el reino está edificado en base a la manipulación humana, no siento que la gente salvada debido a mi capacidad de convencer su mente humana y mover su voluntad humana y no creo que si yo salgo y me meto en problemas ahora estoy metido en problemas, y Dios está ahí arriba diciendo: “Bueno, MacArthur, hombre, yo no quería que hicieras eso. Ahora estás ahí. ¿Cómo te vas a salir de ahí?” Prefiero meterme en un problema y que Dios diga: “Estás a tiempo. Yo sé por qué estás ahí y yo sé cómo vas a salir.” Gracias Señor. Así es como debes vivir.

Dios es soberano, Él es el Rey sobre todos los que están reinando y Señor sobre todos los que están señoreando y el solo soberano. Él está cargo de manera total de todo y así es como debe ser y que verdad tan confortante, me encanta, Él lo dice en Isaías 36:11: “Lo he dicho y también lo haré. Lo he determinado y también lo haré.” Y Dios dijo: “Te voy a conformar a la imagen de Su hijo.” Y lo está haciendo. Aquellos que no creen eso, aquellos que no viven a la luz de esa verdad se van a hallar a sí mismos en desesperanza, van a preocuparse, van a temer, van a tener ansiedad cuando las cosas no salen bien. Y lo veo pasar todo el tiempo, la vida de la gente viviendo así, personalmente creo que gran parte de la ansiedad de la iglesia cristiana, gran parte de su preocupación constante con la consejería y todo mundo quiere que su problema se resuelve de manera instantánea, realmente es el legado del armineanismo incipiente que ha infestado a la iglesia en donde la gente de hecho cree que tiene que controlar todo en lugar de que dejen que Dios haga eso; Génesis 50:20 como se recuerda esa gran declaración, “Vosotros pensaste mal contra mí, mas Dios lo encaminó a bien.” ¿No es eso bueno? “Ustedes quisieron dañarme. Dios lo usó para bien.”

La valentía en el deber espiritual, la disposición a enfrentar cualquier peligro y no estar dispuesto a hacer concesiones. La valentía en la causa de Cristo está basada en su teología. Y si usted cree en el poder preservador de Dios y si usted cree en el plan de Dios prometido y si usted cree que en medio de todo Dios está totalmente feliz y calmado y contento y si usted cree que Dios es soberano y controla todo, entonces usted puede buscar su ministerio con todo su corazón. Y esa es la razón por la que esta doxología es tan maravillosa aquí, porque Él quiere que Timoteo conozca al Dios que está sirviendo. Y después Él dice esto, atributo número cinco, versículo 16, “El único que tiene inmortalidad.” El único que tiene inmortalidad. ¿Qué significa eso? Esta es la eternidad de Dios. O como algunos teólogos prefieren llamarlo, la eternalidad de Dios, esto es que Dios es eterno.

De nuevo regresamos a la religión del emperador y en el primer siglo estaba de moda tratar a los emperadores romanos muertos como si fueran inmortales, pero solo Dios es inmortal. Él no quiere decir solo Dios es inmortal en el sentido de que ningún hombre va a vivir para siempre, él solo quiere decir que Dios es inmortal, en el sentido de que Dios es inherentemente inmortal. Usted es inmortal porque Dios le dio a usted inmortalidad, Dios es inmortal porque Él es inmortal en su naturaleza.

La inmortalidad significa – es una palabra maravillosa – sin muerte, es la palabra atanasia, hay otra palabra que veces se usa para hablar de una idea semejante y es la palabra aftarsia, la cual significa incorruptibilidad, no es esa palabra, es la palabra para carencia de muerte; significa que Dios es incapaz de muerte, es incapaz de morir, Él tiene una calidad de vida que es absolutamente interminables y Él es el único que tiene eso, Él simplemente no puede ser corrompido, lo cual no necesariamente dice cuánto va a durar Él sino que es interminable y Él no puede perecer, Él no puede morir. Y tenemos vida interminable porque Él nos la dio, en Salmo 36 el salmista dice en el versículo 9: “Porque contigo está la fuente de vida, la vida viene de ti, la tenemos porque Tú nos la diste. Solo Tú la posees.” Isaías 40:18, “El Dios eterno.” Y Daniel dijo en Daniel 4:34: “Alabo, alabé y glorifiqué al que vive para siempre cuyo reino es sempiterno.” Dios que vive para siempre. ¿Se acuerda del Salmo 90? Creo que es el principio del Salmo, “Jehová, Tú nos has sido refugio de generación en generación. Antes que naciesen los montes o antes que formase la tierra y el mundo desde el siglo y hasta el siglo Tú eres Dios, desde la eternidad a la eternidad Tú eres Dios.” Habacuc 1:12, “¿No eres Tú eterno Señor mi Dios?” ¿No eres Tú eterno? ¿Por qué Habacuc dijo eso? Porque él no podía entender lo que estaba pasando en la historia, esa es exactamente la razón. Él vio a los caldeos amargados que se apresuraban. Dios dijo: “Van a venir y van a borrar y van a aplastar a Israel.” Y él se toma la cabeza y dice: “Dios, ¿cómo es posible que puedas destruir a Tu pueblo usando una nación peor? ¿Tú quieres castigar a Tu nación? ¿Tú quieres castigar Ta u pueblo? ¿Cómo vas a usar esa nación que es peor que Tu pueblo? ¿Y cómo puedes violar Tu pacto de amor con Tu pueblo y Tú no traes un avivamiento a Tu pueblo? Tú eres soberano.” Y él está muy confundido por la historia y entonces él dice: “Pero Tú eres el Dios eterno.”

Y lo que él está haciendo es recordarse a sí mismo que Dios es mayor que la historia, que Él estuvo ahí antes de la historia como la conocemos, Él estará ahí después de la historia como la conocemos, Él es supra histórico, Él es eterno. Y que consuelo es eso, que sin importar lo que pasa en este pequeño momento de la vida de Dios sobrepasa eso, Dios es eterno, que consuelo, fuera del tiempo, no afectado por la muerte, vivo de manera eterna más allá de la influencia del pecado, más allá de la influencia de las circunstancias, más allá de la influencia de los hombres o los demonios, nada en el tiempo afecta a Dios, nada en el espacio afecta a Dios. Él es supra historia, Él es el que no muere, el eterno.

Y entonces conforme nosotros de cierta manera nos tambaleamos en esta tierra y nos metemos en todo tipo de problemas y nos preguntamos cómo nos metimos en esto y si vamos a poder salir, recordamos que tenemos al que no muere, que es el Dios eterno, que está más allá de la historia de manera infinita y está disponible a nosotros. El Dios que tenemos es el Dios que posee eternidad, es el Dios que ha planeado la historia, el Dios que va más allá de nuestras circunstancias; sin embargo entiende nuestras circunstancias. ¿No es maravilloso tener al Dios eterno y tener la promesa que el Dios eterno le ha dado a usted la eternidad como un regalo? Guau. ¿Qué tipo de Dios tiene usted? ¿Puede salir y cumplir con su deber espiritual? Si realmente entiende usted a Dios, usted puede porque usted entiende que tiene un Dios que preserva y restaura la vida. Tiene usted a un Dios que ha planeado mostrar quién es usted en la revelación gloriosa de Jesucristo. Usted tiene un Dios que siempre está contento, que nunca está preocupado, nunca está ansioso, nunca se ve perturbado, está en calma perfecta, está en felicidad perfecta con todo lo que pasa porque Él lo controla. Usted tiene un Dios que es absolutamente soberano, Él está a cargo de todo, nadie puede detener Su mano, nadie puede estorbar Su propósito y todo encaja dentro de eso. Y usted tiene un Dios que va más allá de la historia y carece de muerte de manera absoluta, quien nunca morirá, quien siempre estará ahí, siempre está ahí, siempre está ahí para sustentar toda su necesidad.

Y después finalmente el último atributo; la santidad de Dios, la santidad de Dios; no solo Él tiene inmortalidad sino que escuché esto, que habita en luz inaccesible, a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver. Detengas en ese punto. Dios va más allá de nosotros, no podemos llegar a Él, Él habita en luz inaccesible, no tenemos acceso a él. En cierta manera nos recuerda el Salmo 104:2 en donde el salmista dice que Dios se cubre a sí mismo con luz como de vestidura, Él es gloria refulgente, gloria refulgente.

Usted recuerda en Éxodo cuando Moisés en los capítulos 33 y 34 vio el brillo de la shequina de Dios, ¿se acuerda cuando dijo muéstrame Tu gloria? Y Dios le permitió ver un vistazo de la gloria de Dios y después Dios le dijo: “Ningún hombre puede ver mi rostro y – qué – vivir.” Si usted se acercara a la plenitud de su presencia sería consumido. La idea de Dios como una luz refulgente se refiere a Su santidad, el consume cualquier cosa que sea impía en Su presencia si se acerca; Dios es un Dios santo, Dios está apartado del pecado y separado de los pecadores, Dios no peca, Dios no puede pecar, perfección eterna absoluta. De hecho me encanta la afirmación de Éxodo 15:11, ¿quién es como Tú Jehová entre los Dios es? ¿Quién es como Tú magnífico en santidad? Y eso asocia su gloria con su santidad, glorioso en santidad, magnífico en santidad.

En ese maravilloso segundo capítulo de 1 Samuel usted recuerda la hermosa oración profética de Ana, versículo 2, “No hay santo como Jehová.” No hay santo como Jehová. Él es santo. Dice usted, ¿qué hay acerca de la visión de Dios? ¿Qué hay acerca de Mateo 5:8 en donde dice las bienaventuranzas?” Y sé que usted está familiarizado con esto, usted lo conoce, permítame leérselo para que tenga las palabras exactas, “Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos – qué – verán a Dios.” Esa es una visión parcial, esa es una visión parcial, no puede ser una visión completa porque nunca podremos ver de manera plena a Dios y vivir. 1 Corintios 13:12, “Ahora vemos en un espejo pero después veremos, entonces veremos cara a cara.” ¿Realmente veremos a Dios cara a cara? No. Es una visión parcial. 1 Juan 3 hace referencia a la visión de Dios, “Le veremos, sabemos que cuando Él aparezca seremos como Él porque le veremos tal como Él es.”

Y de nuevo esa visión de Dios es realmente la visión de Cristo. Ningún hombre jamás podría ver a Dios y vivir, serían consumidos de manera instantánea y para siempre. ¿Pero cuál es la relación con ese texto? Dios es inaccesible, ningún hombre jamás ha visto Su gloria plena, ningún hombre verá Su gloria plena. Dice usted, ¿qué hay acerca del cielo? No creo que en el cielo jamás la veremos, en el cielo nunca la veremos; podríamos ver una porción de la misma, ciertamente veremos una porción más grande de la misma de lo que alguien jamás ha visto en este mundo pero no veremos la gloria inmensa, eterna, refulgente, plena de Dios. Y dice usted, ¿cuál es el punto celebrar esta inaccesibilidad? ¿Cuál es el punto de mencionar en esta doxología que Dios es tan santo que es inaccesible? Le voy a decir lo que es, Dios es tan santo que Él nunca comete – qué – errores, nunca comete errores nunca emite un juicio equivocado, Él siempre hace exactamente lo que está bien, exactamente lo que es perfecto y si algo está mal no es Él, somos nosotros.

Él tolera ningún pecado en su presencia, es otra implicación de esto; y Él lidia con el pecado y un día Él va a terminar con el pecado y Él va a presentar su santidad con un pueblo santo. Jesús oró en Juan 17: 11 “Padre Santo.” Él es llamado el Santo en Isaías 43:14, Él es santo. Y debido a que Él es santo Él nunca erra, Él nunca comete un error; debido a que Él es santo Él odia el pecado y algún día Él va a destruirlo; debido a que Él es santo Él va a castigar el pecado, Él no tolera el pecado en su presencia.

Y le voy a decir una cosa, es algo maravilloso para mí saber que tengo un Dios santo y cuando yo salgo y lo represento y lo sirvo en el ministerio que Él me dé o le ha dado a usted podemos saber que a lo que Él nos guíe Él no va a cometer errores, Él nunca va a hacer nada que esté mal y cualquier persona que nos persiga, cualquier persona que hable algo mal en contra de nosotros, cualquier persona que vaya en contra de su reino algún día va a sentir su venganza, ¿verdad?

Y ciertamente aquellos que se burlan de su nombre y lo niega nunca entrarán en su presencia. ¿Qué Dios servimos? ¿Qué Dios servimos? Y es el conocimiento de ese Dios que nos puede equipar para cumplir con nuestro deber espiritual. ¿No es sorprendente que la doxología termina en alabanza? Observe al final del versículo 16 y ni siquiera necesito explicar esto, “Al cual sea la honra y el poder eterno.” Eso lo que dice en el texto. Amén, amén significa así sea, afirmación. Honra y respeto, la palabra crato significa dominio, dominio. Así sea dice él, “Oh Dios te alabamos, te respetamos, te damos el dominio del cual eres tan digno.” ¿Quién es nuestro Dios? El que preserva, el que promete, el bendito, el soberano, el santo y si entendemos que Dios es quien es podemos entender que hay gran aliento en estas palabras de Hebreos 13:6; escúchelas, “El Señor – comienza en el versículo 6 – de manera que podemos decir confiadamente – ¿escuchó eso? – De manera que podemos decir confiadamente el Señor es mi ayudador, el Señor quien es el que preserva, el que promete, el bienaventurado, el soberano, el santo, el Señor es mi ayudador. Y después dice esto: “No temeré lo que me pueda hacer el hombre.” ¿No es eso bueno? Ese es el resumen, no temeré lo que me pueda hacer el hombre, ¿por qué? Porque conozco a mi Dios. El llamado solemne al deber motivado por un entendimiento de quién es nuestro Dios.

Inclinémonos en oración. Padre, acabamos de deleitarnos en la verdad de este texto y Tú has llenado mi corazón tanto de esto en estos últimos días, ha estado en mi mente por un tiempo y ahora ha sido llevado a su fruto en el mensaje de la tarde. Sin embargo, Señor, ni un grano pequeño de arena ha sido expresado en comparación a las implicaciones innumerables de esta gran verdad.

Padre, perdónanos por llegar a pensar de ti como alguien pequeño, hemos tratado de pensar en grande, pero gracias por ampliar nuestro entendimiento. Y ayúdanos a ver nuestro deber espiritual con un entendimiento pleno en la medida de lo posible dentro de nosotros, de quién es nuestro Dios.

Te bendecimos oh Dios, te honramos con respeto y adoración y admiración. Afirmamos Tu poder y dominio eternos y decimos con todos nuestros corazones amén. Amén a lo que hemos aprendido en este breve tiempo en esta noche. Haznos estar entre los fieles mientras que otros son infieles, haznos estar entre aquellos que te representan de manera apropiada, entre aquellos que nombran Tu nombre de manera tan equivocada. Y ayúdanos Señor a que con disposición cumplamos con nuestro deber espiritual sin pensar en nada más que el gozo maravilloso de servir a un Dios tan glorioso debido a la obra en nosotros a través de Jesucristo y el Espíritu a quien Él ha enviado. En el nombre del Salvador oramos. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar