Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Tengo grandes expectativas en mi corazón, conforme llego a este texto de las Escrituras que Dios ha preparado para nosotros en esta noche. Abra su Biblia, si es tan amable en 2 Pedro, capítulo 2; y vamos a regresar a nuestro estudio de los versículos 1 al 3, el tema “El retrato de falsos maestros”.

Permítame leerle estos tres versículos para que pueda tenerlos en mente conforme comenzamos a verlos. Segunda de Pedro, capítulo 2, versículo 1: “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”

Una de las curiosidades en mi propia vida ha sido seguir algunos de los acontecimientos complejos en la historia de la nación de Israel. Cualquiera de ustedes que esté familiarizado con la historia reciente en Israel, reconocerá el nombre Eli Cohen. Eli Cohen corbata nació en el año 1924 en el área judía de Alejandría, Egipto, hijo de un fabricante judío de corbatas de seda. Nacido en Egipto, trabajó duro para obtener una educación. Sobresalió como alumno y se volvió en alguien que sabía muchos idiomas.

La guerra llegó a Egipto en los años 1940 y pronto, Eli Cohen se encontró a sí mismo atraído a causas políticas y se involucró con la rama egipcia del Mossad Aliyah Bet, una organización que había metido de contrabando a judíos inmigrantes para que los oficiales británicos no los vieran. En los años siguientes, Cohen apoyó muchas causas israelitas y desarrolló gran experiencia en el espionaje. Para el Mossad, la cual es la agencia de inteligencia de Israel, Cohen se volvió en alguien de mucho valor, porque durante el curso de sus actividades encubiertas en apoyo de Israel, él mantuvo sus credenciales impresionantes como egipcio. Él era un espía perfecto.

En el año 1961, el Mossad envió a Cohen a Damasco, Siria, para pretender ser un hombre de negocios árabe rico que tenía propiedades en Buenos Aires, Argentina. Él rápidamente se involucró en el negocio de importación y exportaciones en Damasco, alquiló un departamento en el lugar más rico de la ciudad y después, comenzó a entregar grandes cantidades de dinero a los políticos sirios para poder comprar su avance entre la gente elite. Como consecuencia de esto, le dieron la entrada a los círculos políticos y sociales más elevados. Él se convirtió en un invitado regular en fiestas del palacio presidencial y se convirtió en un confidente personal de la mayoría de los líderes gubernamentales. No era raro para él que se le dieran reportes de alto nivel acerca de la frontera siria israelí.

En esos días, Israel dependía de tuberías que estaban en Galilea para su abastecimiento de agua. Las tuberías pasaban a través de los altos del Golán, y esta región estaba bajo el control sirio. Cohen descubrió que los sirios estaban preparando implementar un plan para quitar la provisión de agua a Israel. Durante una visita a la frontera siria, Cohen convenció al Presidente al-Hafiz que plantara árboles de eucaliptos en instalaciones militares importantes a lo largo de los altos del Golán. Él dijo que los árboles proveerían buena cubierta y protección para las instalaciones del espionaje aéreo israelita mientras que Siria procedía a cumplir su plan. La vida de Eli Cohen de espionaje fue descubierta en el año 1965. Los árabes descubrieron que él era un espía judío y él fue colgado como un espía en el centro de Damasco, una plaza que yo mismo visité.

Unos cuantos meses después, durante la famosa Guerra de los seis días, los pilotos israelitas no tuvieron problema en derribar los objetivos sirios en los altos del Golán. Todos estaban marcados por árboles de eucaliptos. Los altos del Golán están en la actualidad controlados por Israel debido a un impostor que infiltró a la sociedad Siria para trabajar en contra de su derrota y su destrucción. Su enfoque: presentarse como uno de ellos y después, llevarlos a la tragedia.

Cuando estuve en Nueva Zelandia, en donde cuarenta millones de ovejas son enviadas al mercado anualmente, aprendí acerca de ovejas especiales. Le conté acerca de estas hace muchos meses atrás, una oveja llamada por un nombre especial. Esta oveja es una oveja especialmente seleccionada, macho, castrado, quien lleva a las ovejas ingenuas al matadero. Sin estar conscientes de lo que va a sucederles, las ovejas siguen de manera ciega a una oveja que creen que las está guiando al alimento y las lleva al reposo y la siguen hasta su muerte. Conforme se acercan al lugar del matadero, se abre una puerta de trampa y la oveja que las guía, se desliza por una rampa para regresar al rebaño para guiar a un nuevo grupo de ovejas a la matanza. La gente de Nueva Zelandia llama a esa oveja “la oveja Judas”.

Siempre ha habido en la historia de la Iglesia un peligro serio para el pueblo de Dios por parte de aquellos que guían a la iglesia a su destrucción como agentes del enemigo. Y como consecuencia, las Escrituras tienen mucho que decir acerca de cómo Dios ve a aquellos que son falsos, aquellos que pretenden ser amigos, pero realmente representan al enemigo.

Y dichos líderes falsos son la preocupación de Pedro conforme les escribe a los cristianos dispersos en el mundo gentil en esta epístola. Esta carta sirve no sólo como una advertencia para ellos, sino también una advertencia para nosotros, para preparar nuestras defensas en contra de dichos falsos maestros que buscan infiltrarse, que dicen ser nuestros amigos, con el objetivo en mente de llevarnos al matadero. Recuerde, la operación más sutil de Satanás es falsificar la verdad de Dios desde adentro de la Iglesia, de presentarse como uno de nosotros, un amigo, una oveja como nosotros, de esta manera, para engañar; de esta manera para destruir.

Conforme Pedro escribe este segundo capítulo, él desenmascara a los traidores. Este, como le he señalado, este capítulo es paralelo a la pequeña epístola de Judas. Tienen mucho en común y usted debería estudiar ese capítulo de Judas debido a su asociación cercana con este capítulo. Pero conforme Pedro escribe las palabras de este capítulo, él pinta de manera cuidadosa el retrato de un falso maestro, para que usted lo puede reconocer. Él no quiere ningún Eli Cohen, ninguna oveja Judas, ningún falso maestro que pueda desempeñar su trabajo sin que la Iglesia lo reconozca.

Ahora, él comienza con un bosquejo en los versículos 1 al 3 y después, en los versículos 4 al 22 los pinta en color. Veamos simplemente el bosquejo. Versículo 1: “Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo.” Se acuerda que le dije que este es el pueblo judío, “como habrá entre vosotros falsos maestros.” Esa es la Iglesia. Fue una realidad en el caso del pueblo del Dios, Israel, que Satanás envió emisarios falsos a engañar, confundir y destruir y continuará siendo su estrategia entre ustedes, así como lo fue entre ellos; los falsos profetas en ese entonces, falsos maestros ahora. Aunque él está apuntando al pasado y al futuro, él también está incluyendo el presente. De hecho, en el capítulo 1, versículo 16, Pedro se presenta como un falso maestro que ya estaba trabajando en la Iglesia diciendo: “no seguimos fábulas artificiosas cuando les dimos a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo.” La implicación es que hay algunos que están alimentándoles fábulas falsas concebidas astutamente.

Él ya estaba consciente de que el futuro era ahora y que los falsos maestros estaban activos. Pablo lo dijo en Gálatas, capítulo 1 de manera muy clara. Él dijo: “Estoy sorprendido de que tan rápido habéis desertado a aquel que los llamó por la gracia de Cristo por un Evangelio diferente. Hay algunos que están molestándolos y quieren distorsionar el Evangelio de Cristo. Pero aunque nosotros o un ángel del cielo les predicara un Evangelio contrario al que les hemos predicado, sea anatema.” Estos falsos maestros ya estaban ocupados infiltrándose en la Iglesia bajo el mando de Satanás. Eran los agentes de espíritus engañadores enseñando doctrinas demoníacas. Pablo en Filipenses los llama perros, trabajadores fraudulentos, la circuncisión falsa. Cuando usted lee las epístolas pastorales, 1 y 2 de Timoteo y Tito usted ve constantemente, en el trasfondo, ve los retratos de estos falsos maestros. Y como le dije, en la epístola de Judas es lo mismo.

Y entonces, desde el principio, Dios trabajando con el pueblo escogido, desde ese entonces Satanás se ha esforzado por sembrar su cizaña en medio del trigo y los falsos en medio de los verdaderos. Es su operación más útil.

Ahora, permítame recordarle lo que señalamos conforme vimos la operación de estos falsos maestros. En primer lugar, vimos en la esfera de su operación y señalamos que ellos operaban entre el pueblo y que ahora operarán entre ustedes. Estos falsos maestros de los que Pedro está hablando trabajan adentro de la Iglesia. Estos son falsos maestros; hay falsos maestros afuera de la Iglesia, claro, en todas las religiones falsas del mundo, pero los más potentes, los más destructivos para el trabajo de la Iglesia están adentro. Como Eli Cohen, ellos adquieren posiciones de influencia y respeto y poder y prestigio. Y como una oveja Judas, parecen ser alguien a quien usted puede seguir para que le de alimento y descanso. Son honrados, son respetados, la gente confía en ellos, trabajan entre los creyentes. Ellos son aceptados debido que dicen lo correcto y hacen las afirmaciones correctas, se identifican con la gente correcta. Ellos pertenecen a las asociaciones correctas. Ellos inclusive podrían haber ido a las escuelas e instituciones correctas. La esfera de su operación está adentro de la Iglesia.

En segundo lugar, la sutileza de su operación. Dicen el versículo 1 que introducirán encubiertamente herejías destructivas. Su operación es engañosa, es sutil, está encubierta. Ellos meten como contrabando su doctrina demoníaca. Ellos meten como contrabando sus ideas espirituales que no son de Dios. Lo que enseñan es obviamente opuesto a la verdad de Dios. Y Pablo, como señalé, dice: “y aunque digan ser un mensajero de Dios, son evidenciados por la caracterización de su enseñanza cuando dice, sus herejías son destructivas”. Ellos traen herejías destructivas. Esta enseñanza, inventada por demonios, propagada por estos hipócritas mentirosos, quienes están parloteando las doctrinas de demonios, tienen la intención de llevar a la gente lejos de la Verdad, desviarlos y condenarlos para llevarlos al lugar eterno en donde Satanás mora. Satanás está tratando de llevarse a gente al infierno y quiere trabajar desde adentro de la Iglesia no para que pueda robar la salvación de los creyentes verdaderos, sino porque él puede confundir y engañar a aquellos que están metidos en la Iglesia que están buscando la verdad. Y porque también, él puede desviarlos y confundir a los creyentes verdaderos y hacerlos inútiles.

Ahora, él dice que sus herejías son destructoras. Necesito hacer un comentario acerca de esa palabra. “Destructoras” es usada cinco veces en esta carta, cinco veces simplemente en estos tres capítulos. Siempre significa condenación final. Siempre significa condenación final. Esa es su intención. Es usada una segunda vez, usted notará, en el versículo 1. Es usada de nuevo en el versículo 3. Es usada de nuevo en el capítulo 3. Sus usos se refieren a condenación final. Ellos meten enseñanza que condena almas. Ahora, recuerde que no puede condenar a los regenerados… El alma regenerada, pero puede condenar a aquellos que vienen a la Iglesia buscando la Verdad. Por cierto, da por sentado que la gente no salva está en la Iglesia. Y si usted tiene problemas con esa suposición, necesita regresar a Mateo 13 y recordar que hay algunos convertidos temporales, tierra que tiene rocas, tierra que está llena de arbustos. Hay algo de cizaña sembrada entre el trigo. Hay algunos que se identifican con el Reino, cuando se jala la red y sólo al final puede distinguirse entre los peces buenos y los malos. La Iglesia crece como la semilla de mostaza en grandes dimensiones, tan grande, dice, que las aves descansan en ella. En otras palabras, recoge todo tipo de cosas. Y sí, suponemos que hay muchas personas que vienen a la Iglesia, algunos buscando la Verdad, quienes es entonces se confunden y son engañados por los falsos maestros.

Entonces, la esfera y la sutileza de su oración. En tercer lugar, y por esta noche entramos a este punto, el sacrilegio de su operación. Este es el corazón del tema, el sacrilegio de su operación. Es impensable, y supongo que esa es la razón por la que Pedro incluye la palabra “aún” en el medio del versículo 2. Sus herejías son destructivas, aún negarán al Señor que los rescató. Ése es el sacrilegio de su operación. La palabra aún, por impensable que sea, negando.

Muy interesante, ahora siga esto de cerca porque necesita conocer estas palabras, negando, arneomenoi, significa decir no a algo. Significa estar indispuesto. Significa rehusarse. Es una palabra fuerte, decir no a algo. Por fe, Moisés cuando él había crecido, Hebreos 11:24, se rehusó a ser llamado el hijo de la hija del faraón. Él se rehusó a someterse a eso. Él dijo no a eso. Eso es lo que la palabra significa. Tiempo presentó presente indica que es un modelo habitual de decir no. Estos falsos maestros, observe esto, pueden ser reconocidos por su característica decir no a ¿quién? Al Señor que los rescató. 

¿Qué significa esto? Esto va a exponer la profundidad de su crimen y su culpabilidad. La palabra Señor aquí es la palabra en el griego despotēs, de la cual obtenemos la palabra déspota. Eso significa soberano, señor, significa gobernador gobernante. Significa amo. Ese es el significado de despotēs, amo. La palabra déspota, o despotēs, aparece diez veces en el Nuevo Testamento y siempre se refiere a uno que tiene autoridad suprema. En cinco ocasiones la referencia es al amo de la casa o al amo de la propiedad, quien tiene autoridad total sobre toda persona que está en ella. Así se usa en 1 Timoteo, 2 Timoteo, Tito y 1 Pedro. En los últimos cinco usos que quedan, se refiere a Dios Padre o Dios Hijo. Diez usos, todos refiriéndose a un dominio soberano: cinco veces el dominio de la cabeza de una casa sobre todo lo que está bajo su autoridad, cinco veces la autoridad de Dios y Cristo, la autoridad soberana.

Ahora escuche esto, Pedro está diciendo que el sacrilegio supremo de los falsos maestros es que niegan el Señorío soberano de Jesucristo. Ellos niegan el Señorío soberano de Jesucristo. Ese es su sacrilegio supremo. Ahora escuche atentamente, hay herejías que podrían incluir el negar la perfección de Cristo, y herejías que podrían incluir negar el nacimiento virginal, negar la deidad de Cristo, negar Su sacrificio expiatorio, negar Su resurrección corporal, negar Su ascensión, negar Su segunda venida, negar Su reino futuro, negar Su gloria eterna. Ésas también serían herejías.

Pero la herejía suprema e impensable es decirle no a Su autoridad soberana. Éste es el punto. Aquí hay personas que probablemente no negarán la deidad de Cristo, que probablemente no negarán Su expiación externamente, aunque puedan negarla internamente, que probablemente no van a oponerse al nacimiento virginal y a la resurrección corporal, que quizás no nieguen la segunda venida, e inclusive la prediquen. Ellos quizás nombren a Cristo, profesen a Cristo, sirvan en Su nombre, predican Su nombre, echen fuera demonios en Su nombre, hagan muchas obras maravillosas en Su nombre, pero digan no a Su ¿qué? Su Señorío.

¿Qué significa eso? Eso significa que ellos no someterán sus vidas a Su autoridad. El punto aquí amados no es algo primordialmente teológico, sino que es ético. No es su teología lo que los desenmascara. Es su moralidad lo que los desenmascara. ¿Entiende eso? No es su teología y eso está encubierto. Es su moralidad lo que los desenmascara. Y él dice ‘aún negarán al Señor que los rescató’. Y eso completa la analogía del despotēs. Algunas personas se han preguntado por qué él añado ‘los rescató’. Es porque una amo, un despotēs, de una casa compraba a los esclavos y los esclavos le debían lealtad como el soberano de ellos. Ellos llevaban el nombre de él, ellos estaban asociados con la propiedad, el patrimonio de él, pero se rehusaban a someterse a la autoridad de él. Ésa es la analogía. Esto describe a aquellos que dicen creer en Cristo. Afirman la expiación, afirman que él los compró con Su muerte. Ellos afirman que le pertenecen a Él. La palabra “rescató” es agorazō, simplemente significa comprar, adquirir.

Hay dos maneras de entender esto fuera de la analogía. La analogía simplemente dice “de manera impensable, inimaginable, habiendo sido comprados por un amo, se rehúsan a someterse a la autoridad de Él.” En la dimensión espiritual usted haría la pregunta ¿en qué sentido es que Cristo compró a estos falsos maestros? Dos maneras de verlo. En primer lugar, lo puede ver como la provisión universal para la redención de pecadores, aunque ellos la rechazan y son condenados.

Como dice 1 Juan 2:2, Él no sólo es la propiciación para nuestros pecados, sino para los pecados del mundo entero y el sacrificio de Jesucristo en la cruz fue un precio de compra suficiente para redimir a todos los hombres; y el precio ha sido pagado en ese sentido, han sido comprados.

Pero creo que hay un segundo sentido en el que tenemos que entender esto, no sólo en el sentido de expiación universal o compra universal hecha disponible, sino que también está el sentido de que han hecho una identificación terrenal con la redención de Cristo, de tal manera que lo profesan como alguien que los compró y los profesan como su redentor, testificando que Él de hecho los ha comprado y su palabra entonces es creída. No importa lo que digan, aunque el precio fue pagado de manera plena por ellos, y aunque digan que son de Cristo, se rehúsan a decirles sí a Su Señorío soberano; y de esta manera, son falsos maestros.

Los verdaderos cristianos afirman gustosamente que son comprados. Afirmamos gustosamente que hemos sido redimidos no con cosas corruptibles como oro y plata, sino con la sangre preciosa de Jesucristo. Nosotros afirmamos gustosamente que hemos sido comprados por precio. Estamos afirmando gustosamente que hemos sido comprados por Su sangre. También afirmamos gustosamente que habiendo sido comprados, estamos bajo Su señorío soberano, somos Sus esclavos, somos Sus siervos, obedecemos Su Palabra. Usted escuchó eso, ¿no es cierto?, En los bautismos esta noche. El creyente verdadero gustosamente afirma eso. El creyente verdadero afirma gustosamente que ha sido comprado por Cristo para servir. Él es mi despotēs, mi Señor y amo soberano, Señor absoluto sobre todo lo que soy y todo lo que tengo.

Escúcheme, negar el Señorío de Jesucristo no es ser relegado a un cristianismo de segunda clase, es ser condenado. Es ser condenado si es una negación verdadera de Su Señorío soberano. ¿Por qué digo esto? Porque dice en el versículo 1: “Negando al Señor que los compró, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.” Esto es auto infligido mediante un proceso de rebelión resistente. Pronto, repentino, rápido, eso es lo que repentina significa; pronto, repentino, destrucción repentina, pronta, sea por la muerte o por la venida de Cristo en juicio.

Ahora la idea, y esto es muy crucial. Cuando usted está identificado a un falso maestro, algunas veces no puede identificarlo por la teología que el mismo tiene. Tiene que ver más allá de eso, a su moralidad. Y usted no está preguntando lo que afirman, porque podrían afirmar que Cristo los ha comprado. Usted pregunta: “¿Acaso sus vidas demuestran sumisión al Señor soberano?

Ahora, los falsos maestros, ellos dicen no al Señorío soberano. A ellos no les interesa eso. Lo único que quieren hacer es engañar a la gente en la Iglesia. Lo único que quieren hacer, como los emisarios de Satanás, ya sea que lo sepan o no, algunos de ellos lo saben y otros no, algunos son engañadores, algunos no, son los instrumentos de Satanás para cumplir con su misión de engaño.

Ellos no están interesados en seguir a Jesucristo. Ellos no están interesados en someter su vida a Él. Ellos no están interesados en la virtud y la santidad y la justicia y la obediencia y la piedad. El sacrilegio de ellos, lo nombran con sus labios, rehúsan Su Señorío en sus vidas.

Cuarto punto, el éxito de su operación. Hemos visto la esfera de su operación, la sutileza de su operación, el sacrilegio de la misma y ahora, el éxito de ella. ¿Sería tan amable de notar en el versículo 2? “Y muchos seguirán.” Deténgase ahí.

Es desalentador, ¿no es cierto? Y muchos seguirán. ¿Sabe una cosa?, ni siquiera hay muchos que van por el camino estrecho, pocos van por ahí, pero muchos siguen a los engañadores. De regreso en Mateo 24, Jesús predice que al final, que en el tiempo del fin, versículo 10, mucho se desviarán, se entregarán unos a otros, se odiarán unos a otros y muchos falsos maestros se levantarán y engañarán a muchos. Jesús dijo básicamente lo mismo. Puede esperarlo. Versículo 24, falsos cristos, falsos profetas.

Escuche, ellos atraen a la gente. Ellos atraen a la gente con su plática acerca de Cristo y su plática acerca de pertenecer a Cristo, pero eso no quieren someterse al Señorío soberano. Ellos quieren la libertad para vivir como quieren vivir. Ellos quieren la libertad para vivir como quieren vivir. Ellos no quieren que nadie se meta en su conducta. Y entonces, muchas personas son desviadas a un tipo de cristianismo que no conoce nada acerca de la sumisión al Señor soberano. Esto es exactamente lo que usted tiene Mateo, capítulo 7. Exactamente. ‘No todo el que me dice Señor, Señor entrará al Reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de Mi Padre. Muchos Me dirán, pero eso no sirve de nada.’ Muchos dirán. Es el que hace. No es el que profesa Cristo, es el que hace la voluntad de Mi Padre, quien se somete al Señorío soberano.

¿Por qué serán tan populares? ¿Porque los seguirán tanto? Porque pueden tener a Cristo y pueden tener el pecado. Pueden tener a Cristo y pueden tener pecado.

Me lleva al quinto punto, es el estado de su operación, el estado de su operación. La esfera, sutileza, sacrilegio, éxito, ahora, el estado de su operación. Por favor, regrese el versículo 2: “y muchos seguirán sus disoluciones.” Ese es un término muy fuerte, aselgeia. Significa sexualmente inmoral, depravado, una conducta disoluta sin restricción, inmoralidad sexual. Ellos predican a un salvador, no quieren a un Señor. ¿Por qué? Porque quieren alimentar su propia lujuria.

Por cierto, la sensualidad aquí es plural. Sus sensualidades. Sus disoluciones. Sus inmoralidades sexuales. Y la palabra es plural, enfatizando más que su lujuria sexual era habitual y vino en muchas formas y extremos. Practicaban inmoralidades. Son los libertinos. Son lo que la teología llama los antinomianos, en contra de cualquier regla o estándar. Ellos no quieren aceptar algún refreno en sus deseos carnales y sus impulsos sexuales. Escuche lo que Judas dice acerca de ellos en Judas 4, dice: “han convertido la gracia de nuestro Dios el libertinaje.” Ahora escuche eso. Han convertido la gracia de Dios en libertinaje. ¿Qué significa eso? Eso significa que viven vidas inmorales, disolutas, y dicen: ‘bueno, todo está cubierto por gracia. Está todo cubierto por gracia.’ Y Judas dice lo mismo en el versículo 4, “Niegan a nuestro único Amo y Señor, Jesucristo.” Quizás no niegan Su deidad, quizás no niegan Su muerte, Su resurrección, Su segunda venida. Pero lo que no quieren es que Él se meta en su estilo de vida.

El versículo 7 de Judas dice: “Así como Sodoma y Gomorra y las ciudades que las rodeaban, debido a que ellas de la misma manera que éstos, se entregaron a inmoralidad vulgar y siguieron, fueron en pos de carne extraña.” Homosexualidad, como también inmoralidad abierta.

Ellos dicen representar a Dios. Ellos dicen ser parte de la Iglesia. Ellos dicen que enseñan la Verdad. Se oyen bien. Vaya usted detrás de su teología, vea su moralidad. Pedro lo describe. Versículo 7 de 2 Pedro 2, ahí en el capítulo en que estamos, el habla de la conducta sexual de estos hombres sin principios. Ahora, recuerde que está hablando de los maestros en la Iglesia. Maestros en la Iglesia. No afuera, sino adentro. Y son personas sensuales, sin principios. El versículo 10, dice que siguen la carne, andan en concupiscencias e inmundicias y despreciarán ¿qué? El señorío. Quieren gracia y salvación sin obediencia. Versículo 13, 2 Pedro 2:13: “Estos son inmundicias y manchas, quienes aún mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores. Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.” Versículo 18: “Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.” Personas que apenas están escapando, personas que están tratando de salir del error y quizás moviéndose hacia la Verdad son desviadas, atraídas por la sensualidad; y se les dice que pueden tener a Cristo y aún así vivir como usted quiera. Versículo 19, les prometen libertad. Les prometen libertad. Simplemente, reciba a Jesús y no se preocupe por cómo vive. Y son esclavos de corrupción. El versículo 22 dice que son perros que regresan a su vómito y cerdos que regresan al lodo, bastante vívido.

Decir no al Señorío de Cristo e infectar a otros con esa misma salvación barata les permite ser inmorales, vivir como ellos quieren vivir. Cuando usted ve a una persona que parece decir todas las cosas correctas y de pronto, su vida es expuesta. Y usted ve que es una persona sensual, corrupta, llena de lujuria, inmoral, usted sabe que acaba de ver al descubrimiento de un falso maestro quien en la superficie le dice sí a la Verdad, pero detrás de la superficie dice no de manera habitual al Señorío de Cristo en su vida. Y con mucha frecuencia, él lo cubre con gracia y abarata todo el tema de la salvación. Hemos visto bastante de esto en los últimos años.

La esfera de su operación, la sutileza de su operación, el sacrilegio de ella, el éxito de ella, el estado de ella lleva al estigma de su operación. El estigma o la mancha, de ella. Trágico, versículo 2: “Por causa de los cuales (escuche esto de nuevo) por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado.” ¿Sabe usted por qué el mundo se burla en la actualidad del cristianismo? Porque ha sido blasfemado por estas personas que dicen representar a Cristo, pero quienes habitualmente le dice no a Su Señorío en sus vidas y han sido desenmascarados como personas llenas de lujuria, libertinas, inmorales. Debido a ellos, hay un estigma, una mancha, en el camino de la Verdad. El camino de la Verdad es simplemente una expresión de la enseñanza verdadera, el Evangelio verdadero, la doctrina verdadera, el mensaje cristiano. Es blasfemado. “Blasfemado” significa arruinar la reputación de, difamar.

Ahora, quiero que sepa que eso es lo que Satanás está tratando de hacer. Lo que él realmente quiere hacer es simplemente difamar al cristianismo en el mundo ahí afuera. Adentro de la Iglesia, meter a personas en este tipo de mensaje barato propagado por falsos maestros hipócritas, aspirar a gente en ello y serán condenados en el engaño. Por fuera, blasfemar al cristianismo mediante desenmascarar de manera periódica a estos farsantes de tal manera que la gente desacredite el camino de la verdad. Misión cumplida. Ellos se metieron en la Iglesia y ellos han engañado. Han sido desenmascarados por el mundo y ahora, se burlan del cristianismo. Yo diría que ha sido en su vida como en la vida de todos los cristianos a lo largo de todas las edades, que hemos visto que esto ha sucedido. La gente se burla de la integridad de la Iglesia, es blasfemada debido a la inmoralidad terrible de estos falsos maestros. Y no es sólo los que conocemos a un nivel nacional de escándalo, están por todos lados en episodios similares más pequeños.

Como puede ver, tenemos que vivir cierto tipo de vida para hacer que nuestro Evangelio sea creíble, ¿no es cierto? “Así brille vuestra luz delante de los hombres para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”, Mateo 5:16. Y si usted no vive la vida de esta manera, ellos se van a burlar de Dios, se van a burlar de Él, y es debido a estos falsos maestros que el camino de la Verdad ha sido blasfemado.

En Filipenses 2:15 Pablo dice: “Deben vivir de manera irreprensible como hijos de Dios inocentes en medio de una generación maligna y perversa, entre la cual aparecen como luminarias en el mundo aferrándose a la palabra de vida.” Tiene que vivir una vida pura. La Iglesia debe ser pura. Pero como puede ver, Satanás puede atacarlo de dos maneras: él mete a falsos maestros y ellos confunden y engañan a la gente adentro de la Iglesia y después, son desenmascarados periódicamente para las personas que están fuera de la Iglesia. A la gente que está adentro, no le importa porque ellos están viviendo de la misma manera que sus líderes están viviendo si están en este mismo ambiente. Pero la gente de afuera, se burla del cristianismo y de esta manera, Satanás cumple su objetivo. Y de manera trágica, para destruir la obra de Cristo de este modo.

Me acuerdo que leí un artículo en la revista New West hace algunos años escrita por un crítico del cristianismo. Y él dijo: “Habiendo leído acerca de Jesucristo, yo creo que tiene más clase que la mayoría de sus agentes.” Es trágico. Eso fue en la época de las cosas escandalosas que estaban pasando nuestro país con los Bakers y demás. Hay un terrible y una que viene de estas personas cuando Satanás inclusive para sus propios propósitos participa al desenmascarar lo que realmente son.

Dios ha llamado a un pueblo puro para que traiga honra a Su Nombre. Debemos andar de una manera digna del que nos redimió. Debemos manifestar buenas obras. Debemos amarnos unos a otros. Debemos vivir vidas puras, piadosas, virtuosas para que el cristianismo no sea blasfemado. Debemos caminar como hijos de luz. Debemos caminar de manera sabia en el mundo. De manera circunspecta en el mundo. Debemos ser como Jesucristo. Me encanta lo que Pablo le dice a los Tesalonicenses en 1 Tesalonicenses 2:12: “Andad de una manera digna del Dios que os llamó a Su reino y gloria.” Debemos ser coherentes. Debemos vivir la vida que Dios nos ha llamado a vivir para que nuestra fe no sea blasfemada.

Pero estas personas abusan de la gracia. Ellos se rehúsan a reconocer el Señorío de Jesucristo de una manera práctica en sus vidas porque quieren vivir una vida sensual, inmoral. Como consecuencia, ellos traen desgracia a la causa de Cristo a quien dicen representar. Y guían, puedo decir, a millones de personas al engaño.

Pedro tiene dos elementos más que debemos considerar. Número siete en mi pequeña lista, la fuente de su operación, la fuente de la misma. ¿A qué me refiero? El motivo que opera, la causa que yace atrás de esto. Versículo 3: “Y por avaricia harán mercadería de vosotros.” Aquí hay otro componente que usted necesita conocer. ¿Qué los motiva en el interior a hacer lo que hacen? Escuche con mucha atención. No somos motivados por la inmoralidad. No son motivados por la aselgeia, la inmoralidad sexual. Usted puede hacer eso solo. Eso no lo convertirá a usted en un falso maestro. Usted puede ser inmoral por si solo en su pequeño mundo con las personas que usted escoja ser inmoral con usted. Usted no se necesita ser un falso maestro para ser inmoral. Si lo único que quisieran hacer fuera satisfacer su deseo sensual, no necesitarían ser un falso maestro. Pero hay otro componente. ¿Cuál es? Avaricia, avaricia.

La fuerza motivadora de lo que hacen por ser maestros no es el amor por la verdad, no es la sumisión al Señor, ni siquiera es la inmoralidad sexual. Pueden hacer eso en la banca. La fuerza motivadora es el dinero. La palabra pleonexia significa avaricia fuera de control. Son expertos en eso. Ellos están metidos en esto para acumular dinero. Y obsérvenlos, lo hacen. Versículo 14 del mismo capítulo: “Tienen los ojos llenos de adulterio,” obviamente, “no se sacian de pecar, nunca se someten al Señorío, seducen a las almas inconstantes.” ¿Por qué hacen eso? “Porque tienen el corazón,” esto es bastante vívido, “tienen el corazón habituado a la codicia.” Son expertos en esto. Pueden engañar a quien quieran para obtener dinero. Ellos quieren dinero. Quieren dinero. Quieren el dinero de usted. Quieren el dinero de cualquier persona.

¿Qué hacen? Ellos entran a la Iglesia y debido a la avaricia, hacen mercadería de vosotros, la palabra de la cual obtenemos emporio, lo cual significa tener un negocio, obtener ganancia de algo. Esta es la mejor traducción, enriquecerse de. Quieren enriquecerse de usted. Eso es todo. Ellos están motivados por el dinero, por la avaricia.

Entonces, ¿qué hacen? Versículo 3, harán mercadería de vosotros, se enriquecen a través de usted con palabras fingidas. Farsas, argumentos falsos, escrituras torcidas. Ellos pervierten las Escrituras. Las tuercen para ganarse el dinero de usted. Interesante, la palabra fingidas, plastoi, de la cual obtenemos plástico. Ya no pensamos así del plástico, pero el plástico tuvo este nombre porque era falso. El plástico es falso, no es real, no es real, no es madera real, es plástico, decimos, no es china real, es plástico. No es oro real, es plástico. Observe a su auto, no es metal, es plástico, es falso. Nunca nadie hace que el plástico se vea como plástico. Tiene que verse como lo que no es. Eso es lo que plastoi es, es una farsa. Es fabricado, está moldeado para engañar. Está moldeado para engañar.  

La otra noche, cuando estuve en Texas, llevaba un pequeño portafolios negro; y un hombre dijo: “esa es un hermoso cuero.” Yo sonreí. Le dije: “gracias, pero es plástico.” “Oh, pero se ve como piel,” dijo él. Le dije: “es correcto, así debe verse.” Ése es el punto, es una farsa, es una copia. Estaba metido en este texto, por cierto, entonces, no es real.

Entonces, vienen con argumentos falsos, teología plástica. Realmente, no es la Verdad de Dios. Realmente, no es la verdad de Cristo. Realmente, no es lo que la Biblia dice. Está moldeada para engañarlo usted. Y ellos están en metidos en la inmoralidad porque nunca se han sometido al señorío de Cristo. Él no es el Señor en su vida. Y ellos están metidos en el negocio en el que están metidos para sacar el dinero de los bolsillos de usted, para enriquecerse a sí mismos. Ellos son peligrosos.

Hemos visto su esfera, en la Iglesia. Su sutileza, entran encubiertos. Dicen suficientes cosas correctas para que les creamos. Su sacrilegio, el punto primordial, negarán la autoridad soberana de Cristo sobre sus vidas y van a vivir como quieran vivir. Su éxito, oh, millones los siguen. Su estado, es un estado de aselgeia, sensualidad. Su estigma, hacen que la Iglesia sea blasfemada porque el mundo se burla de nuestra profesión de santidad cuando los ve desenmascarados. La fuente de su operación, la avaricia.

Pedro tiene un punto más, la sentencia contra su operación. Versículo 3: “sobre los tales, ya de largo tiempo, la condenación no se tarda.” El veredicto, el clima, el juicio, la sentencia en contra de ellos, podría traducirlo, sentencia, su sentencia de hace tiempo atrás, compare Judas 4, su sentencia se estableció hace mucho tiempo atrás.

Usted preguntará qué quiere decir que se estableció hace tiempo atrás. Mire, el principio de que Dios va a condenar a los falsos maestros se estableció hace mucho, mucho tiempo atrás. Ese es un principio permanente mediante el cual Dios siempre ha enfrentado a los falsos maestros. Siempre ha sido así, el Antiguo Testamento, Nuevo Testamento, en la actualidad y en el futuro. Y él dice que esa sentencia establecida hace mucho tiempo atrás en contra de los falsos profetas maestros no se tarda. ¿Qué quiere decir con eso? No se le ha acabado el combustible. No es tan viejo que ya se desgastó en la actualidad. No se ha debilitado por el tiempo. No es ineficaz, no es inerte. Todavía es válida. Todavía está en operación. Todavía potente. Y la destrucción de ellos, dice él, su condenación eterna, su perdición, no se duerme. Y él personifica a la destrucción como si la destrucción fuera un ejecutor. Y él dice que su ejecutor no se ha quedado dormido, él está totalmente despierto, totalmente despierto.

Es un bosquejo bastante interesante, ¿no es cierto? Y vamos a ver mucho, mucho más conforme Pedro colorea esto. Y para cuando hayamos terminado con este capítulo, usted reconocerá a un falso maestro, si es que ya no tiene una idea para este momento. Permítanme hacerle esta pregunta: ¿qué tan alerta está usted a aquellos que dicen pertenecer a Jesucristo, dicen enseñar en nombre de Cristo pero que no lo reconocen como Señor, que no se someten a la ley de Él con disposición, con felicidad, con gozo, que no obedecen Su Palabra y Su Espíritu, sino que literalmente están entregados a la energía liberada en la cual su lujuria puede ser satisfecha? La razón por la que desean ser maestros es para que puedan enriquecerse al explotar a la gente a la cual engañan. ¿Qué tan alerta está usted a ellos? ¡Oh, cuántas personas están engañadas! ¡Cuántos están engañados!

La meta de Satanás es engañar a tantos como sea posible. La meta de Dios, destruirlos a todos, destruirlos a todos. Ellos están rodeándonos por todos lados. Siempre han estado a nuestro alrededor. Necesitamos ejercer discernimiento. Y yo creo que antes de que terminemos, como dije, con este capítulo, que usted tendrá las herramientas de discernimiento.

Padre, gracias de nuevo por Tu tiempo en la palabra, tiempo en el que nos volvemos a Ti y Te pedimos que nos enseñes. Dijimos algunas cosas fuertes en esta noche, pero las he dicho porque Tú las dijiste. Ayúdanos a entender que simplemente no podemos aceptar a toda persona por lo que dicen como si hablaran la Verdad. No es así de simple. Oh, es fácil reconocer a los que enseñan error. Ellos no son muy sutiles, realmente, enseñan de manera abierta negando el error. Son los que hablan acerca de Cristo, hablan acerca de Su muerte y resurrección y que se meten en la iglesia y son espías, que están metidos en espionaje espiritual por causa del enemigo satánico. Ellos son tan sutiles. Ellos dicen todas las cosas correctas. Alientan a la gente inclusive a identificarse con Cristo como Salvador, pero no como Señor. La gente quiere sentirse cómoda, con libertades, vivir como quieren, todo está bajo la gracia, personas así están engañadas pensando que son salvos cuando están condenados. Señor, esto es tan difícil, y ni siquiera nosotros podemos identificar, distinguir al trigo de la cizaña, no podemos destrozarlos, pero sabemos que el engaño se está llevando a cabo. No podemos separar lo bueno de lo malo, sólo los cosechadores al final pueden hacer eso. Pero Señor, ayúdanos a mantener nuestros ojos abiertos y a estar alertar a aquellos que son falsos maestros, que desvían a muchos y cuyas vidas impías blasfeman la pureza de Tu Verdad. Danos sabiduría en el nombre de Cristo. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2016 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar