Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Ahora, llegamos al estudio de la Palabra de Dios; y quiero que abran su Biblia en Apocalipsis, capítulo 6. Apocalipsis, capítulo 6, presenta el elemento futuro del libro del Apocalipsis. Ahora entramos a la profecía acerca del tiempo del fin. Vamos a estar aprendiendo tanto conforme estudiamos el capítulo 6, de aquí hasta el final de este gran libro. Hay verdad y aplicación en abundancia en cada versículo. No es sólo un viaje místico al futuro. No es sólo una mirada fascinante de algo que no tiene relevancia; para el día de hoy, es muy práctico. Y vamos a permitir que el Espíritu de Dios lo aplique conforme avanzamos.

En esta noche quiero hablarles de los dos versículos del capítulo 6 porque este es el primer sello que se abre acerca del tema. Y el tema es la venida de la paz mundial. La venida de la paz mundial. En el versículo 1 leemos: “Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: ‘Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.’”

Ahora, usted recordará que en las escenas en los capítulos 4 y 5 estamos en el cielo. Y en la escena del capítulo 4, vemos a Dios sentado en Su trono. Después, al llegar al capítulo 5, Dios estira Su mano; y en Su mano hay un pequeño pergamino, un rollo sellado con siete sellos. Esos siete sellos básicamente tuvieron el propósito de esconder lo que estaba en el rollo. No podía ser roto sin manifestar que alguien había hecho eso. No podía ser leído a menos que fuera roto, no podía ser roto legalmente excepto por el que tenía el derecho de abrirlo.

Y le dije que se pequeño rollo era el título de propiedad del universo; y el único que era capaz de abrirlo era el Cordero, era el Señor Jesucristo, el León de la tribu de Judá, la raíz de David como Él es descrito en el capítulo 5, versículo 5. La escena entonces es Dios; y Dios está a punto de desatar Su juicio. Y en torno al trono hay relámpagos y truenos. Y en medio de esto, está la adoración gloriosa de Dios por parte de los redimidos y la iglesia raptada y los ángeles. Y en medio de toda esta adoración gloriosa, conforme Dios se prepara para actuar en juicio y conforme todos esos seres glorificados celebran Su juicio venidero porque es correcto y justo y será una exaltación de Cristo y la gloria de los santos, conforme celebran eso, Dios estira Su mano y está ese pequeño rollo que simboliza el título de propiedad del universo. Tiene que ser retomado del usurpador, Satanás y todos sus aliados.

El Cordero, el León de la tribu de Judá viene y toma el rollo. Es digno y capaz y tiene el derecho de heredar el universo, Él tiene el poder de tomarlo.

Y escrito en este rollo está la descripción del juicio mediante el cual el Señor tomará de regreso la tierra. Está sellado siete veces, como sellaban frecuentemente los documentos en la antigüedad para mantenerlo escondido hasta que el heredero legítimo lo abriera. En la apertura de cada sello veremos un drama, el drama desplegado. El drama del juicio venidero conforme la ira de Dios se desarrolla y se derrama; y Él vuelve a tomar posesión de Su universo.

Ahora, el primer sello es abierto cuando leemos el capítulo 6. Y cuando ese sello es abierto se desarrolla un drama. Una de las cuatro criaturas vivientes, las recordarán a partir de los capítulos 4 y 5, dice como con una voz de trueno: “’Ven y mira.’ Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.” Aquí está el primer sello. Esta es entonces la descripción del primer acontecimiento, la primera característica del fin cuando el Señor vuelve a retomar Su mundo.

Durante muchos años, muchos cristianos han sido enseñados que las cosas en el mundo se están dirigiendo de manera inevitable hacia una guerra final. A todos se nos ha dicho que nos dirigimos hacia el Armagedón; y que quizás nos dirigimos a un holocausto nuclear; quizás eso es lo que Pedro tenía mente cuando dijo que los elementos se derretirán con un calor ardiente. Que toda nuestra sociedad y nuestro mundo se van a deteriorar y deteriorar y deteriorar hasta que el holocausto sea inevitable. El mundo, se nos ha dicho, caerá en un caos aún más profundo, confusión, desastre y muerte. Todos hemos oído el mensaje de condenación, el mensaje de la guerra que se incrementa, crimen, el colapso financiero, etcétera. Sabemos -e inclusive las Escrituras lo dicen- que habrán guerras y temblores y hambres y plagas. Vemos el mundo que nos rodea y vemos a la gente preocupada por la manera en la que la sociedad vive, preocupadas por las finanzas, preocupadas por los alimentos y la provisión de alimentos, preocupadas por el combustible y la provisión de combustible, preocupada por la contaminación del ambiente.

A todos se nos ha dicho que enfrentamos en estas áreas -las áreas de nuestro orden social y nuestro dinero y nuestro alimento y nuestro combustible y nuestro ambiente- que enfrentamos un día de condenación. Enfrentamos dilemas imposibles de superar que llevan al mundo a un infierno viviente final. Estamos en una pendiente que va hacia la destrucción.

¿Pero es esa realmente la escena? Sí, de últimas; pero no temporalmente. De hecho, antes de que lo peor venga y vendrá, van a haber buenos tiempos. Creo que nos dirigimos hacia una paz mundial, hacia una prosperidad mundial, seguridad mundial. Antes de que las cosas se pongan mal, mejorarán. De hecho, muchos líderes mundiales están convencidos de esto. Muchos líderes mundiales -y usted puede leer de ellos o simplemente escuchar lo que se está transmitiendo por televisión y leer las revistas de noticias e inclusive los periódicos- muchos líderes mundiales están convencidos de que los problemas en nuestro mundo, los problemas del alimento, el combustible, la sociedad y el ambiente son tan serios y son algo tan crítico que están desviando la atención de las naciones del campo militar y toda la ingenuidad que ha sido derramada en los viajes espaciales, toda la ingenuidad que ha sido derramada en el desarrollo de armas se va a mover hacia la sociedad y la economía y el ambiente y el alimento y el combustible; y el genio maravilloso del hombre, la inteligencia maravillosa del hombre nos va a sacar de esta caída. El mundo, conforme usted lo ve en el día del hoy está abriendo sus brazos. Oh, siempre habrá problemas aquí allá pero el mundo realmente está deponiendo las armas porque tiene que concentrarse en lo que considera que son problemas más serios. El dinero, el orden social, el alimento, el combustible, el ambiente, la gente está atemorizada porque nuestro futuro se ve amenazado. Ellos están muy preocupados por la calidad de vida. No están tan preocupados acerca de las fronteras nacionales.

Oh, como dije, hay algunos lugares donde todavía es un problema, y algo de amargura que es muy profunda; y vemos lugares así. Pero en su mayoría, las grandes potencias del mundo se están apartando de la separación y pasando a la unificación. Estamos viendo la unificación de Europa, algo que algunos pensamos que quizás nunca veríamos. Todos supusimos que la Unión Soviética se mantendría en la línea que estaba hasta el final y que sería el rey del norte y que descendería y destruiría y vencería a Israel. Hemos visto a Europa oriental y occidental unirse. Inclusive ahora estamos viendo cómo se están quitando esas barreras de comercio. Están hablando de una moneda en común. Están hablando de eliminar todas las barreras de comercio para facilitar una economía en común de tal manera que los ricos pueden ayudar a los pobres para que se vuelva más ricos.

Están preocupados acerca de la medicina. Están preocupados acerca de la salud. Están preocupados acerca de todas esas cosas; y motivados por esas preocupaciones, quieren quitar todas las barreras que puedan inclusive aún en nuestra parte norte del hemisferio occidental en donde vivimos. Y estamos muy cerca de establecer un tratado de comercio o lo que quieran llamarle, un pacto con México y Canadá para quitar las barreras para que la economía fluya de un lado a otro y así podamos aprovechar las fortalezas y compensar las debilidades.

Un esfuerzo tremendo, tremendo, se está llevando a cabo en los diferentes pensadores de nuestro mundo para pensar en medios mediante los cuales la unificación del mundo pueda ocurrir. Robert Mueller ha sido llamado el filósofo de las Naciones Unidas y su profeta de la esperanza. Mueller ha servido las Naciones Unidas durante 33 años y ha estado en misiones diplomáticas por todo el mundo. Hoy es el asistente del Secretario General de las Naciones Unidas. Él está a cargo de coordinar el trabajo de 32 agencias especializadas y programas mundiales para las Naciones Unidas. Él tiene que ser uno de los hombres más informados de todo el mundo. Y Mueller está convencido, y cito: “Que no habrá una tercera guerra mundial entre las grandes potencias,” fin de la cita. Sino que en lugar de esto, él dice: “Nos dirigimos hacia una nueva era y un nuevo mundo, un nuevo Génesis, a un verdadero renacimiento global en donde Dios permanece, político, moral y espiritual para hacer de este planeta algo que dure lo más que se pueda y hacer lo que siempre hemos querido que fuera, el planeta de Dios,” fin de la cita.

Él dice ser católico. Su Dios, sin embargo, no es el Dios personal de la Biblia sino la fuerza cósmica que está trayendo la unión de todo el mundo. Y como puede ver, la gente cree que esto es todo lo que tenemos. Creen que la Tierra es lo único que existe. ¿Entiende eso? Creen que vamos a tener que aferrarnos a esto porque es lo único que existe. Aquellos que son evolucionistas piensan que tenemos que preservarlo. Se preocupan por lo que usted hace con él. Y yo pensaba conforme estudiaba esto que si piensan que vamos a echar a perder esta Tierra, esperen a ver lo que Jesús va hacer con ella. Este es un planeta desechable. Pero ellos no saben esto. Este es un planeta que se consume, pero ellos no saben esto. Y fue diseñado para ser consumido, fue diseñado para ser desechable y fue diseñado para ser agotado y cuando sea usado, el Señor mismo va a crear nuevos cielos y nueva tierra.

Pero estas personas creen que esto es todo. Y el temor de perder el planeta está ganándole al temor de que sus fronteras nacionales sean preservadas o que el territorio que usted obtenga sea lo más que puede obtener o que lo pierda. Herman Kahn, quien está a cargo del Instituto Hudson, una organización de investigación en Nueva York dedicada a predecir el futuro dice, y cito: “Aún con todos los problemas que enfrentamos en la actualidad, la humanidad en el en los Estados Unidos de Norteamérica tendrá un gran futuro.” Él dice: “Mucho de los temores que plagan a los norteamericanos el día de hoy no serán sino olvidados en los años venideros.” Él dice y predice: “La explosión de la población pronto será controlada. La tasa de nacimiento va a caer y la población del mundo se va a estabilizar en alrededor de 10 billones. El mundo no se está quedando sin recursos naturales debido a que provisiones inmensas se encuentran sin ser tocadas en el espacio y en los océanos de la Tierra. Tenemos suficiente energía y nunca se nos va a acabar el combustible fósil debido a que hay suficiente carbón por sí solo para durar cientos de años. Además del poder nuclear, también hay energía solar y calor térmico que ésta bajo la superficie de la tierra en casi un potencial ilimitado que apenas hemos comenzado a desarrollar. Todos los problemas de contaminación que parecen ser tan serios ahora, eventualmente serán resueltos. La tasa de inflación va a caer por debajo del 5% y habrá una explosión económica mundial. Las computadoras van a ser la clave para gran parte de lo que acabamos de mencionar y la ingeniería genética hará que el alimento sea suficiente y barato al desarrollar nuevas plantas que sean comestibles que puedan ser cultivadas en agua salada,” fin de la cita.

Él no está solo. Hay muchos como él, líderes y analistas que creen que toda la energía y toda la atención y toda la inteligencia creativa están invirtiéndose para resolver el problema en el mundo; y nos van a llevar a una edad en la que el hombre puede pensar que es una edad de utopía, una época de paz, y una época de prosperidad. Hemos probado algo de esto, ¿no es cierto?, con el fin de la guerra fría. Cuando esa época venga, cuando es época de paz mundial venga, los habitantes cansados por la guerra en la Tierra van a saludar la paz con éxtasis. Van a estar convencidos de que la utopía ha llegado. Se va a ver como si todos los problemas hubieran sido resueltos. Finalmente, la paz internacional y cierto grado de prosperidad para todo el mundo. Hemos visto esto conforme las barreras de hierro del comunismo se han desintegrado y convertido en polvo. Hemos visto cómo el poder comunista invencible ha caído. Y de manera deliberada, ellos lo han querido. Inclusive hemos oído a líderes comunistas disculpándose por su conducta pasada.

Nadie menos que el papa Juan Pablo II vio este cambio dramático y anunció que el mundo estaba, y cito: “En un momento muy especial, como si hubiera despertado de una pesadilla y se hubiera abierto una mejor esperanza,” fin de la cita. Así lo dice el U.S.A. Today en diciembre de 1989. El Papa dice que estamos llegando a un día mejor. La gente está hablando como si la vela o la flama de la esperanza nunca hubiera ardido con mayor brillo. ¿Hay paz en el horizonte? ¿Realmente habrá paz mundial? ¿Realmente evadiremos una tercera Guerra Mundial y entraremos en una época de prosperidad con barreras comerciales cayéndose, con una facilidad de entrar y salir de los lugares en este mundo y ser aceptados? ¿Habrá una situación en la cual la economía va a estabilizarse de tal manera que los ricos van a compartir con los pobres y los sabios con los insensatos? Y la respuesta es sí.

La Biblia predice un tiempo así. La Biblia predice que viene una paz mundial, y va a venir. Pero escuche, va a ser una paz engañosa. Va a ser un sentido falso de seguridad. Va a ser la trampa más sutil y más engañosa que jamás ha sido colocada porque va a seducir al mundo. Y van a ser atrapados en ella y van a ser destruidos. Y la trampa está siendo establecida psicológica, social, política, económica y religiosamente. Y está atrayendo al mundo. La paz internacional es el anzuelo. Es el anzuelo para la trampa en la cual la raza humana va a ser atrapada para sentir la furia final y completa de la ira de Dios. Nos dirigimos hacia la paz.

En un discurso al pueblo norteamericano, el Presidente Bush dijo lo siguiente, “Estamos comenzando una nueva era. Esta nueva era puede estar llena de promesa, una era de libertad, un tiempo de paz para todos los pueblos. Pero si la historia nos enseña algo, es que debemos resistir la agresión o de lo contrario destruirán nuestras libertades porque el apaciguamiento, la paz, no funciona.” Él está diciendo que tenemos que mantener cierto nivel de fortaleza en esto, pero nos dirigimos a la paz.

Meses antes de eso, Mijaíl Gorbachov, ya de manera optimista dijo, y cito: “Estamos viendo un orden mundial en el cual la existencia pacífica y la cooperación benéfica mutua basada en la buena voluntad serán las normas universales.” Todo el mundo está hablando de paz mundial.

Y haríamos bien en recordar que una confianza optimista de que la paz se aseguró caracterizó a Europa precisamente antes de la Segunda Guerra Mundial. Sir Winston Churchill nunca creyó la oferta de Hitler de vender la paz. La biografía de William Manchester de Sir Winston Churchill nos confronta con los recordatorios desagradables y aterradores de Hitler, un hombre que se acercó mucho a ser el anticristo, y engañó al mundo con sus promesas de paz. Escuche lo que Manchester escribió, y cito: “Thomas Jones, quien había estado entrando y saliendo de Whitehall por un cuarto de siglo escribió en su diario: “Todo el tipo de personas que ha conocido a Hitler están convencidos que él es un factor de paz. Él no busca guerra sino amistad. Al ver a los medios masivos de comunicación después de haber estado en cercanía con Hitler durante una hora, después de haber estado una hora de cerca, hablando con Hitler, Lloyd George dijo que él lo consideraba el alemán más grande que estaba vivo. Y un año más tarde escribió: “Sólo desearía que hubiéramos tenido nombre de su calidad suprema encabezando todos los asuntos de nuestro país el día de hoy.” Fin de la cita. Y estaba hablando de Hitler.

Las metas nazis fueron inclusive aplaudidas por cleros anglicanos, un grupo de los cuales expresó, y citó: “La admiración sin límites del lado moral y ético del programa nazi muestran una postura clara para la religión y el cristianismo y sus principios éticos,” fin de la cita.

Sir John Simon, el secretario de Relaciones Exteriores de su majestad desde 1931 a 1935, vio en Hitler no arrogancia sino más bien un hombre temeroso y no preocupado por los asuntos en Europa occidental. Y más tarde describió a Hitler al rey Jorge como, y cito: “Como una Juana de Arco austríaca con un bigote.” Fin de la cita.

Arnold J. Toynbee igualmente asombrado por el líder, declaró que él estaba convencido de la sinceridad de Hitler al desear la paz en Europa y la amistad cercana con Inglaterra. Hablamos de ser engañados.

Y Churchill nunca fue engañado por Hitler. Pero él estuvo casi solo. El engaño fue prácticamente universal. Y casi todo el mundo interpretó de manera equivocada a Hitler y cayeron en su paz falsa; y fueron matados.

Y va a suceder de nuevo. Sólo que ahora no será Hitler; sino el anticristo. Y toda persona creerá que él quiere paz; y será la siguiente Juana de Arco, con o sin bigote.

Realmente creo la que la apertura política de Europa oriental y la apertura política del mundo se acerca más hacia la paz falsa del anticristo que la verdadera paz de Jesucristo. La religión también va a ser un factor. El ecumenismo religioso también va ser un factor en esta unidad global, toda persona se va a unir con el propósito de tener metas científicas y médicas y económicas y alimento y todas estas cosas de las que hablamos. Pero también creo que la religión tiene que involucrarse en esto, porque la religión puede apartar a la gente. Entonces, de alguna manera se tienen que derribar las barreras entre las religiones. El ecumenismo religioso es un jugador clave en esta unidad global. La religión ha dividido a la gente. Ha habido una enemistad profunda a lo largo de la historia entre católicos y protestantes, hindúes y musulmanes y demás y demás. Y si esto va a suceder, una tolerancia global en una paz mundial, las religiones van a tener que aceptarse abiertamente las unas a las otras. Van a tener que ignorar la doctrina y van a tener que ignorar las diferencias tradicionales. Y van a tener que tratar de formar una fuerza de especie religiosa, particularmente si todo, en cierta manera, va a ser controlado por el anticristo.

Y bueno, está sucediendo. Hay tantas ilustraciones que podríamos dar y estar aquí horas, simplemente al darles ilustraciones prácticas del movimiento hacia la religión mundial, la tolerancia de todo. Y por cierto, al mismo tiempo debo decir a manera de paréntesis, intolerancia hacia el cristianismo verdadero. Esa intolerancia hacia el cristianismo verdadero va a escalar este proceso. La hostilidad hacia nosotros va a escalar. Pero creo, como se los he dicho, que la Iglesia es raptada antes de que la falsa paz venga y entonces estaremos fuera del camino y pensarán que la barrera más grande ha sido quitada.

Permítame darle algunas ilustraciones. La madre Teresa, a quien ustedes saben que he conocido y he hablado de ella, y aquellos que trabajan con ella nunca trataron de convertir a hindúes que están agonizando a Cristo. He estado en su hogar ahí en Calcuta y ella nos lo mostró, pasamos un tiempo con ella en los recintos de las hermanas en ese mismo lugar. Ella nunca trata de convertir a hindúes que están agonizando a Cristo. Ella dice, y cito: “Si al venir cara a cara con Dios, lo aceptamos en nuestras vidas, entonces, nos volvemos un mejor hindú, un mejor musulmán, un mejor católico o un mejor de lo que seamos. Lo que Dios sea en tu mente, lo debes aceptar,” fin de la cita. A ella realmente no le importa si usted es hindú, musulmán, católico o lo que sea, mientras que usted llegue a estar cara a cara con Dios… Lo que quiera decir con eso.

Uno de los escritores católicos más leídos de nuestra época es un hombre llamado Thomas Merton. Si usted ha estado cerca de algún católico que en cierta manera está en el extremo místico del catolicismo, han hablado de él. Él es un escritor muy, muy influyente. Y tiene una calidez y pasión en él que lo hace muy creíble. Un mes antes de su muerte, Merton le dijo a una congregación ecuménica de representantes de numerosas religiones en Calcuta, y cito: “Mis queridos hermanos, ya somos uno, pero imaginamos que no lo somos. Y lo que tenemos que descubrir es nuestra unidad original.” Fin de la cita. Lo que él está diciendo es que tenemos barreras artificiales; realmente somos uno, todos nosotros, independientemente de qué religión seamos. Él estaba haciendo un eco del sentimiento de la madre Teresa y lo que muchos otros católicos, incluyendo Papas, han estado diciendo por mucho tiempo.

Hay muchos católicos que en la actualidad están involucrados en la intolerancia de la meditación trascendental, zen, yoga, el misticismo oriental. Un hombre llamado el cardenal Ratzinger, un guardián Vaticano de ortodoxia católica, publicó una carta de 23 páginas a mediados de diciembre de 1989 a tres mil obispos católicos romanos. Y en esa carta, la declaración que él hizo, la cual fue aprobada por Juan Pablo II, en esa carta no condenó el misticismo oriental o la meditación de la nueva era o la técnica yoga, sino que de hecho sugirió, y cito: “Tomar de ellos lo que es útil.” Fin de la cita. Juan Pablo II ha alentado públicamente una actitud sincretista como esa. En la Universidad de Calcuta y Nueva Delhi en su visita a la india de 1986, el Papa le dijo a las audiencias hindúes, y cito: “La misión de la India es crucial debido a la intuición de la naturaleza espiritual del hombre. De hecho, la contribución más grande de la India al mundo puede ser ofrecerle una visión espiritual del hombre. Y el mundo hace bien en poner atención de manera dispuesta a esta sabiduría antigua para encontrar un enriquecimiento para la vida humana.” Fin de la cita. Esa es una declaración increíble, ¿no es cierto? De alguien que supuestamente debe ser la cabeza de la verdadera iglesia acerca de una religión idólatra que adora demonios en la India.

Otro líder mundial muy importante es un hombre llamado o con el título de Dalai Lama. Su santidad, el Dalai Lama, quien es Dios para la mayoría de los budistas tibetanos ha sido muy bien recibido, claro, por católicos romanos alrededor del mundo. Se ha reunido con el Papa Pablo VI dos veces, se ha reunido cinco o más veces con su buen amigo Juan Pablo II. Y el Dalai Lama ha dicho, y cito: “Ambos tenemos el mismo objetivo.” Y en el comienzo de su gira por los Estados Unidos de Norteamérica, lo llamaron el dios rey. En el año 1979, fue reconocido en la catedral de San Patricio; y la relación entre los budistas y los católicos, el Papa y el Dalai Lama ha continuado permaneciendo fuerte. Y podría darles todo tipo de información acerca de esto.

Y tiene a alguien como Sun Myung Moon y los moonistas, el fundador de la Federación para la Paz Universal. Por cierto, él dice: “Todos los hombres y mujeres de la religión deben derribar las barreras del sectarismo para alcanzar la meta más grande de la paz mundial.” Fin de la cita.

Por cierto, Gorbachov, recibió de manera personal a Moon en los recintos del Kremlin y Moon respondió que la Unión Soviética, a la cual antes relacionaba con Satanás, ahora iba a jugar un papel muy importante en el plan de Dios de construir una paz mundial.

Probablemente tenemos casi cien concilios inter denominaciones en Estados Unidos que están tratando de unir a todo el mundo en algún tipo de paz mundial. En el estado de Washington, pensamos de Washington como un lugar bastante americano, el estado de Washington. Permítame leerle una cita del concilio inter denominaciones de Washington. “Swami Bhaskarananda, un hindú, cantó una oración a Dios en su concilio inter fe. Ismail Ahmad, un musulmán, recitó una vez breve oración a Dios. La confianza - estuvieron de acuerdo los miembros - era su meta más importante a corto plazo. Reuniéndose ahí en la sociedad Vendanta en Capitol Hill, aquellos que firmaron el documento del concilio expresaron sus esperanzas por el grupo conforme estaban enfrente de un altar adornado con retratos de Sri Ramakrishna, Jesucristo y Buda. Mi apoyo y corazón está en el grupo,” dice Pasha Moha JerJasbee, un miembro de la fe Baha’i. Bhaskarananda le dijo al grupo que los hindúes creen en la armonía de todas las fes.” Fin de la cita.

Y el Papa ha declarado, y cito: “Los cristianos deben trabajar con las otras religiones para asegurar la paz.”

Estas son simples muestras de lo que está sucediendo la religión conforme se mueve al ecumenismo global. El movimiento de la nueva era encaja con esto, el misticismo. El presidente Bush, usted recordará, después de una reunión en Helsinki en septiembre de 1990 expresó la esperanza en el plan que se desarrolló en Helsinki que consistía en traer el nuevo orden mundial. Y el Presidente Bush dijo, y ésta es la revista Time de septiembre de 1990, y cito: “Si las naciones del mundo continúan actuando juntas como lo han estado haciendo, podremos colocar la piedra angular de un orden internacional con mayor paz que cualquiera que jamás hemos conocido.” Fin de la cita. No creo que nuestro Presidente entienda lo que viene.

Todo este impulso hacia la paz no tiene nada que ver con el Príncipe de Paz. Pero tiene que ver con un engaño falso, una trampa. El profeta dice: “No hay paz para los impíos.” No hay paz. “Pero su pasión por la paz los va a llevar a una trampa del anticristo conforme Dios usa la paz como el anzuelo para matarlos.”

Y Jesús advirtió de esto. Pasen a Mateo capítulo 24. En Mateo capítulo 24, quiero llevarlos al versículo 3. “Y estando Él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: ‘Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de Tu venida, y del fin del siglo?’” ¿Cuándo vendrá el final? ¿Cuándo vendrá el juicio contra el sistema malvado del mundo y las tinieblas? ¿Cuándo vendrás y cuándo vendrá el principio de una época nueva y eterna de luz y justicia? ¿Cuándo es el final? Ellos le preguntaron con una expectativa dispuesta y llena de esperanza. Y Jesús les responde de una manera bastante interesante. Versículo 4: “Respondiendo Jesús, les dijo: ‘Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en Mi nombre, diciendo: ‘Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.’” Deténgase allí.

¿Cuándo va a suceder? ¿Cuándo es el final? ¿Cuándo es el juicio final? Bueno, Jesús dice que comenzará con engaño. Comienza con alguien que viene a engañar, quien dice ser el Cristo y traer paz. ‘Yo soy su liberador, yo soy su Salvador, yo soy su mesías.’ Una proclamación muy engañosa. Y no sólo será uno. Noten, si son tan amables, en el versículo 5: “muchos vendrán.” Muchos estarán diciendo esto. Habrá muchos que estarán diciendo ‘venimos a traer la paz mundial.’ Venimos a traer el nuevo orden mundial. Simplemente puedo ver a los líderes mundiales alineados, ahí enfilados, diciendo que representan la liberación, que representan la paz mundial, que representan el nuevo día, el nuevo amanecer. Prometen liberar al mundo de sus problemas. Prometen paz. Son los arquitectos de la falsa paz que comienza el juicio final.

Y eso no dura mucho, observe el versículo 6. “Y oirán de guerras y rumores de guerras.” Y el versículo 7: “Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino.” El resultado, hambres, terremotos. Y luego en el versículo 9: “Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre.”

Y lo que usted aquí tiene -y no vamos a entrar a los detalles- es que Jesús está diciendo cuándo va a suceder. Primero va a haber un engaño. Y ese engaño será seguido por una época la cual llamamos tribulación con guerras, con hambre, con desastres naturales, con persecución. E inclusive con todo lo que está pasando, ahora siga esto, versículo 11: “Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos.” ¿Todavía vienen y qué dirán? Así como los profetas de la antigüedad, dirán paz, paz cuando no hay paz. Siempre será este su mensaje. La paz está a la vuelta de la esquina. Aún en el juicio final, usted llega al versículo 21, y ahora está en la segunda mitad del período de siete años que se llama la gran tribulación… La primera mitad es llamada en el versículo 8 ‘el principio de dolores.’ La segunda mitad es llamada la gran tribulación. Y aún en ese entonces dice el versículo 23 que la gente dirá: “Aquí está el Cristo, aquí está.” Y versículo 24: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.” Y después dice en el versículo 25: “Ya os lo he dicho antes. Así que, si os dijeren: ‘Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.’”

Escuchen, desde el tiempo del comienzo del período de tribulación, el tiempo del final después del rapto de la Iglesia en adelante, va a comenzar con una paz falsa. La paz falsa se va a desmoronar y se va a convertir en guerra rápidamente conforme Dios derrama el juicio; pero aún en medio de esto, los falsos profetas estarán clamando ‘paz… Paz’. Aun con todas las señales que preceden el día final del Señor, el cual es el final de la tribulación, cuando la furia completa de Dios sea desatada, aún con todas las señales llevando hasta eso con las guerras y con las hambres y con las pestilencia y las plagas y todos los desastres naturales, aún con todo el holocausto que está volando alrededor de todo el mundo por todos lados, la gente todavía va a ser engañada acerca de este asunto de la paz. Es un clamor tan desesperado.

Y le voy a decir esto, una vez que la prueben al principio y después se desmorone, van a buscar recuperarla de manera desesperada. Primera de Tesalonicenses capítulo 5 nos lleva al borde del día del Señor, al límite del día del Señor al final de la tribulación. Y dice en el capítulo 5, versículo 3: “Que cuando digan: ‘Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.’” Todos estarán diciendo ‘paz y seguridad’ y la destrucción vendrá el día del Señor.

Mateo capítulo 24 nos lleva del principio del tiempo que llamamos la tribulación hasta el regreso de Cristo. La primera fase, simplemente para que lo entienda, es esta paz engañosa que es presentada por salvadores engañosos y supuestos pacificadores, cristos engañosos que se desmorona y se convierte en guerra. Pero aún conforme el período entero escala de guerra a hambre a desastres naturales y pestilencias, aún en medio de la abominación desoladora, la profanación del templo, aún a través de las persecuciones que vienen hasta el borde, hasta el punto del límite del día del Señor cuando la señal del Hijo del Hombre aparece en el cielo y Jesús está listo para regresar y el cielo se oscurece y toda la gente clama porque las rocas y los montes les caigan delante y los oculten del rostro de Cristo para esconderlos de Él, hasta ese momento, la gente que pensó en organizar la primera paz estará clamando que ‘la paz viene, que la paz está de regreso.’ Y habrá gente que lo cree.

De regreso en la profecía de Jeremías, él profetizó acerca del histórico día del Señor. El histórico día del Señor, un día en el que traería juicio en contra de Judá en el pasado. Y él era el profeta de Dios para advertirles, y lo hizo con lágrimas. Él les habló de un horror venidero, de juicio divino venidero e inclusive les dijo que debían saberlo porque hay algunas señales presentes. Hay algunas cosas que están sucediendo que son precursoras del día actual del Señor y ustedes deberían saber acerca de ellas. Ustedes deben advertirle a la gente. Él dice en el capítulo 6, versículo 1: “Huid, hijos de Benjamín, de en medio de Jerusalén, y tocad bocina en Tecoa, y alzad por señal humo sobre Bet-haquerem; porque del norte se ha visto mal, y quebrantamiento grande.”

Pero a pesar de eso, a pesar de todo lo que Jeremías dijo acerca del derrocamiento de Judá y el derrocamiento de Jerusalén, a pesar de todos los precursores, pesar de todo el juicio inminente, pesar del poder visible aquí a ellos, ellos podían verlo que ya venía, siguieron creyendo que todo estaría bien. Que todo estaría bien. ¿Por qué? En el capítulo 6, versículo 14, porque vinieron los falsos maestros y los falsos profetas diciendo ‘paz, paz.’ Seguían diciéndoles que venía la paz, que venía la paz. Capítulo 8, versículo 11, siguieron diciéndole ‘paz, paz; pero no hay paz.’ Capítulo 14, versículos 13:14, los profetas, ¿qué es lo que dicen los profetas? “No veréis espada, ni habrá hambre entre vosotros, sino que en este lugar os daré paz verdadera.”

Están profetizando falsamente, él dice. No va a venir ninguna paz. Va a venir el día del Señor. Furia, la furia del juicio de Dios. Los falsos profetas siempre dicen paz. Siempre hablan del nuevo orden, del nuevo mundo de paz. Entonces, cuando usted llega al tiempo final, ahora puede regresar a Mateo 24 por 1 momento, cuando usted llega al final, va a comenzar con una paz falsa. Los falsos profetas, los falsos cristos y un gran anticristo, un gran gobernante y líder y hablaremos mucho más de él en nuestro estudio de Apocalipsis. Este gran anticristo estará por encima de los otros falsos cristos y los falsos profetas y los falsos maestros. Van a tratar de organizar esta paz. Va a funcionar por un tiempo; y luego, se desmoronará.

Entonces, como usted puede ver, el movimiento del mundo hacia una paz global realmente encaja en este escenario. Una paz engañosa está por venir. Y su venida va a ser guiada por falsos cristos y el anticristo. Y es la primera señal de que el rollo ha sido desplegado y el primer sello ha sido abierto… Paz falsa.

Ahora, regrese a Mateo 24 y sigamos un poco la secuencia. Versículos 6 y 7 describen después guerra, rumores de guerras, nación contra nación, reino contra reino. La segunda cosa que vendrá es guerra. Lo tercero que va venir es hambruna, hambre. La cuarta cosa que vendrá en el versículo 7, terremotos, que representan desastres naturales masivos. Primero paz, después guerra, después hambruna, después muerte a través del desastre natural.

Ahora, mantenga y su dedo en Mateo 24 y vaya a Apocalipsis 6 y verá la misma secuencia. Aquí está el primer caballo, un caballo blanco que representa, como veremos en un momento, paz. El segundo caballo es un caballo rojo que representa guerra. Él le quitó la paz la tierra y los hombres se mataron unos a otros. El siguiente caballo es un caballo negro que representa el hambre. Y vemos la balanza y el trigo y todo eso; representa condiciones de hambruna. Y después, el cuarto sello, un caballo amarillo, un caballo verdoso pálido que representa la muerte, desastres naturales, plagas que también son mencionadas inclusive anteriormente.

Como puede ver, los paralelos son exactos. Paz, guerra, hambre, muerte. Esos son los caballos y Jesús dijo: “Paz, guerra, hambre y desastre natural,” y eso claro, implica una muerte masiva. Y Jesús dijo en el versículo 8 que: “Y todo esto será principio de dolores.” Sólo el principio.

Luego, notará en el versículo 9: “Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de Mi nombre.” Y usted se preguntará de quién está hablando. Yo creo que aquí está hablando de la gente redimida. Usted dirá que bueno, que pensaba que la Iglesia había sido raptada. Sí, yo creo que sí lo fue. Pero creo que tan pronto como ese período de tiempo comience habrá una conversión que se llevará a cabo. La gente que será redimida durante ese tiempo. Y creo que serán perseguidos y van a ser calumniados. De hecho, a lo largo del todo el período de tribulación, usted lo ve en el versículo 15, a partir de la abominación desoladora en adelante, “¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!” Y esto ciertamente se relaciona con Israel porque los judíos también serán perseguidos. Pero en el versículo 24 menciona a los elegidos, aquellos que serán redimidos que también serán perseguidos. Entonces, habrá una matanza contra los verdaderos creyentes y contra Israel.

Ahora, quiero que observe que aquí hay una secuencia muy importante. Usted tiene un paralelo de los primeros cuatro en Mateo como lo son los primeros cuatro sellos en Apocalipsis 6. El quinto sello en Apocalipsis 6 son los mártires bajo el altar. Y el quinto componente aquí en Mateo 24 es que ‘os entregarán a tribulación y os matarán’. Es lo mismo. Es la matanza en el capítulo 24 de Mateo que da lugar a los mártires en el Apocalipsis 6. Entonces, la secuencia en la misma. Paz, guerra, hambre, muerte, martirio. Así es en Mateo 24, si es en Apocalipsis 6. Lo que detona la persecución, lo que realmente la echa a andar de manera plena es el versículo 15: “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel.” Esto es cuando el anticristo se presenta a sí mismo por quien realmente es y profana el templo y trata de comenzar a destruir a los judíos junto con cualquier otra persona que se identifique con Dios.

Entonces, los cinco lo llevan hasta el sexto sello, lo cual introduce o presenta la segunda venida de Cristo. Y el séptimo sello es Su venida y Su juicio final. Entonces, los paralelos son idénticos. Si usted lee Apocalipsis 6, los primeros cuatro son iguales. El quinto ahí, ‘mártires bajo el altar’. El quinto componente aquí es el martirio. El sexto sello en Apocalipsis 6, como veremos, ‘el cielo se oscurece’. La señal del cielo del hombre, eso es exactamente lo que usted ve aquí en el versículo 29. Entonces, la secuencia en la misma, absolutamente coherente.

Ahora, primero habrá paz. Eso es en lo que nos queremos concentrar. Regresemos a Daniel 9 por un momento. Trataremos de concluir con esto. Daniel 9, en los versículos 24 al 27, usted tiene un texto muy importante; y dice en Daniel 9:26: “Y después de las sesenta y dos semanas,” son semanas de años; usted recordará a partir de nuestro estudio de Daniel que regresamos a Daniel en nuestro estudio y lo relacionamos con Primera de Tesalonicenses también. Sesenta y dos semanas han pasado. “Se quitará la vida al Mesías.” 62 semanas de siete años Dios había profetizado, de regreso en el versículo 24. Setenta semanas decretadas en Israel. Setenta semanas para traer la justicia eterna. Comenzó, como usted recordará, con el rey llamado Artajerjes y fue setenta veces siete o cuatrocientas noventa años. Cuatrocientas ochenta y tres años a partir de ese decreto hasta el día mismo en el que Jesús vino a la ciudad de Jerusalén, las primeras 69 semanas fueron cumplidas.

Ahora eso nos deja con unas semanas… Más bien un período de siete años. Estuvieron las siete semanas y después las sesenta y dos semanas, como lo señala el versículo 25. Y después de que las siete y sesenta y dos semanas sean completadas, el Mesías es cortado, es matado. La ciudad es destruida. El santuario es destruido. Recordará lo que sucedió poco después en el año 70. Y todavía hay una semana que no ha sucedido. Y el versículo 27 lo retoma: “Y por otra semana confirmará el pacto con muchos.” ¿Quién es? Versículo 26: “Un príncipe que ha de venir.” Él es el anticristo. Él también es llamado en Daniel el “cuerno pequeño,” capítulo 7, versículo 8. Es llamado “Un rey altivo de rostro y entendido en enigmas.” Capítulo 8, versículo 23, es llamado el rey voluntarioso, el rey que hace lo que quiere. Capítulo 11, versículo 36. El anticristo viene. Ahora observe esto. El anticristo viene y hace un pacto firme con muchos durante una semana. Pero en la mitad de la semana, hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después, con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, como se llama.

¿Qué es esto? El anticristo, recuerde esto, él es el líder de la paz. Él es un cristo falso. Ya lo hemos visto en detalle, recuerde, en 2 Tesalonicenses, hemos visto su carrera a lo largo del capítulo 2. El anticristo viene y guía a los otros falsos cristos y falsos mesías para traer esta paz mundial. Él hace un pacto con Israel. Sí, ciertamente Israel es un jugador clave y los muchos ciertamente se enfocan en Israel debido que son la nación que se tiene en mente aquí. Pero se extiende más allá de Israel. Es un pacto que involucra la protección de Israel de todos aquellos que pudieran dañarlos. Entonces, es una especie de pacto de paz muy importante. ¡Quién sabe cuántas otras naciones puedan estar involucradas en esto! Pero él hace un pacto de paz.

Así es como comenzará el período de tribulación. Paz, paz global. Y el anticristo específicamente hace un tratado de paz con Israel. Un pacto en el cual se compromete a ser su protector, el que hace la paz. Su liberador, su mesías, su salvador. Pero, en medio de la semana, en medio de los siete años, esa es la razón por la que sabemos que es un período de siete años, es llamado una semana de años, en medio de la semana él va a detener los sacrificios y la ofrenda de grano. ¿Saben lo que va a suceder? Ese tratado de paz con Israel va a ser tan amplio y tan completo que van a estar de regreso en su sistema sacrificial. Van a estar nuevamente ofreciendo sacrificios. Van a estar nuevamente ofreciendo sacrificios de grano. Van a tener su templo. Y en medio de esto, él va a entrar y va a profanar el lugar. Y él lo va a desolar y va a tratar de destruir a Israel y conquistar el mundo.

Y yo creo que la mitad de la semana la guerra ya se habrá desatado. No creo que la paz va a durar los tres años y medio completos. Las guerras y los rumores de guerras ya habrán comenzado. Pero estamos seguros de que se va a desatar cuando el anticristo profane el lugar santísimo conforme se presente a sí mismo como Dios -y veremos más de eso en el futuro en Apocalipsis- para ser adorado por el mundo entero. Y eso lleva al mundo a una guerra masiva que en últimas termina en el Armagedón. Pero todo comienza con paz, la paz viene para el mundo, para Israel, prosperidad, seguridad. Es una trampa. Seguida de guerra, hambre, desastre natural, persecución intensa, el oscurecimiento del cielo, la aparición de Cristo, el juicio devastador y después Su Reino.

Este es el futuro. Los dolores de parto van a venir comenzando con la paz. Y como son los dolores de parto, se vuelven más y más duros; y están más y más cercanos de tal manera que hay un movimiento a lo largo de este período de siete años de un trauma, una rapidez que se incrementa hasta que ese acontecimiento sucede. Y después, finalmente, cuando la señal aparece, viene el Hijo del Hombre. Y el último toque de furia derrama los juicios de las trompetas y los juicios que vienen después, los juicios de las copas.

Ahora, todo eso nos trae de regreso a Apocalipsis 6. Regresemos ahí brevemente. Usted dirá que no he dicho nada acerca de estos dos versículos. Yo sé. Pero, ¿entiende usted lo que yo he hecho hasta ahora? Muy bien. Entonces, regresamos a Apocalipsis 6: “Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: ‘Ven y mira.’ Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.” Y entonces, vemos aquí que la alabanza del cielo fue tan gloriosa en el capítulo 5, tan gloriosa en el capítulo 4 y ahora, de pronto, hay un silencio repentino. La escena cambia del cielo a la tierra. El Cordero que se enrolla el primer sello, abre el rollo. El título de propiedad del universo. Y Juan ve conforme el Cordero abre el sello, rompe el sello y se revela el contenido. Ese documento legal que representa al heredero legal, legítimo y a Su poder y autoridad de volverse a apoderar de la tierra. Y conforme lo abre, ve a un caballo blanco, pero no es sino hasta que una de las cuatro criaturas vivientes llama a ese caballo blanco y a su jinete. Una de las cuatro criaturas vivientes, ya hemos visto en el capítulo 4 que las cuatro criaturas vivientes son ángeles, querubines; el mismo tipo de criaturas descritos en Ezequiel 1, que están todo alrededor del trono de Dios. Y uno de ellos dice a gran voz, como trueno, y después de todo, truenos y relámpagos salen de ese trono, y lo recordamos en el capítulo 4, versículo 5, es un trono de juicio y una voz que es una voz de juicio. Él dice: “ven… Ven.” E inmediatamente viene un caballo blanco con un jinete.

Usted se preguntará qué es esto. Bueno, los caballos estaban asociados con la guerra. Desearía tener tiempo para hacer una pequeña teología del caballo, pero no podemos. Los caballos representan poder, magnificencia, majestad, conquista. Y aquí viene este caballo y un jinete montándolo. No es necesariamente una persona porque el caballo rojo y su jinete, y el caballo negro y su jinete, y también el caballo amarillo pálido o verde y su jinete, como algunos lo han designado, tampoco son una persona. Son representantes de algo. Y veremos eso.

Simplemente aquí una nota al margen, el Cordero rompió uno de los siete sellos para recordarle que siete es un número de algo que está completo. Esa la razón por la que hay siete sellos, siete trompetas, siete copas porque eso completa el juicio. Cuando todos sean completados, el universo es de Cristo; el Reino ha venido y el milenio está aquí. Todos estos acontecimientos también ocurren en un período llamado la tribulación, el cual es una semana, la septuagésima semana de Daniel, un período de siete años. Jesús, como he dicho, la dividió en dos partes, los dolores de parto, la primera mitad y la gran tribulación, la segunda mitad. Separadas por la abominación desoladora, que es cuando el anticristo profana el templo Jerusalén; y él hace que la persecución se desate y tratar de destruir a Israel y se presenta como un Dios que debe ser adorado por todo el mundo.

Y como vimos en la primera mitad, generalmente usted tiene cuatro sellos los cuales son paz, guerra, hambre y desastre que trae muerte. El quinto sello -la abominación- dispara la persecución. Y después, el sexto y séptimo sello traen el fin. La mitad de este período es designada como de 42 meses en Apocalipsis 11:2 y en Apocalipsis 13:5 y aún designada como 1260 días en Apocalipsis 11:3 y 12:6. Entonces, el período de tiempo está establecido. Tienen que ser siete años porque inclusive se nos dan meses y días para poder ver cuál es la mitad. Multiplíquelo por dos y son siete años. Nuestro Señor regresa, las Escrituras dicen en Mateo 24:29, inmediatamente después de la tribulación de esos días. Entonces, al final de esos siete años, Cristo regresa.

Ahora, habiéndole dado el contexto, estamos al principio. El sello es abierto, la voz del querubín dice: ‘Ven.’ Y él viene. ¿Quién es este? Algunos dicen que es Cristo. No, no puede ser Cristo. ¿Por qué? Porque Cristo está abriendo el sello. No puede ser Cristo. Este jinete tiene una stephanos, eso es una corona que usted gana como premio. Cristo usa una diadema como corona. Esa es una corona real, porque en el capítulo 19 lo vemos de esta manera. No puede ser Cristo porque Cristo no viene al principio, Él viene al final. No puede ser Cristo porque Él no lleva un arco; lleva una espada. Algunos dicen que es el anticristo. Bueno, él ciertamente está ahí, digo, ciertamente incluye al anticristo. Pero los caballos no representan individuos. Ellos representan una fuerza… Una guerra como fuerza, el hambre como fuerza y así también la muerte.

Ciertamente el anticristo es el hombre primordial en la paz, pero el caballo y el jinete representan la paz. Él no está sólo, hay muchos anticristos, muchos falsos cristos, muchos impostores. Y este caballero y su jinete representan la paz falsa guiada por el anticristo.

Usted preguntará cómo sé que representa la paz falsa. Bueno, el hecho de que tiene un arco, significa que es el símbolo de un guerrero. Pero si usted tiene un arco, también necesita algo más. ¿Qué? Una flecha, pero no tiene ninguna. La ausencia de flechas habla de una victoria sin sangre. La paz mundial traída por este hacedor de pactos y sus huestes, sus cómplices, de una manera no sangrienta. Y después una frase interesante: “Le fue dada una corona.” En cierta manera es coronado aquí de manera democrática. No parece que la tomó, simplemente se le dio. Como si él hubiera sido honrado por el mundo y elevado y hubiera recibido prominencia. En esta paz, él ha sido hecho rey por el mundo, todo se somete a la paz. Y debido a que el arquitecto de la paz es primordialmente el anticristo, todos le sirven a él. Él es recompensado con la corona, la cual es una recompensa, un stephanos en lugar de una diadema, la cual es una corona de rey que le pertenece sólo a uno que está en una línea legítima real. La paz es el rey. Y la paz es el rey coronado por el mundo. Él salió conquistando y para conquistar. Él llevó a cabo una serie de triunfos trayendo la paz mundial. Éste es el engaño del cual hablo Jesús cuando dijo que muchos serían engañados. Esta es la época dorada, esta es la utopía, que el anticristo ayuda a establecer con su pacto con Israel del cual hablo Daniel. Paz. Una paz falsa, engañosa, guiada a nivel mundial por muchos falsos mesías y guiada por el anticristo.

Y claro, una vez que la paz está establecida, el anticristo llegará hasta la cúspide. De hecho, en 2 Tesalonicenses 2:9 dice que vendrá con todo poder y señales y maravillas falsas, con todo el engaño de impiedad para aquellos que perecen. Y Dios enviará una influencia engañosa para que crean lo que es falso. ¿Por qué? Para que puedan ser juzgados. Dios va a engañar al mundo. Él va a dejar que el engaño corra. Todos van a entrar en esta paz falsa, se postrarán ante este gran líder mundial, quien es el epítome de eso. Y es una trampa en la cual van a ser atrapados y matados. El mundo se dirige hacia la guerra, pero primero se dirige hacia la paz.

Padre, gracias por esta verdad, ayúdanos a poder identificar las señales de los tiempos y ver el camino al cual se dirige nuestro mundo. Tantos hablan de paz, tantos movimientos acerca de la paz. Podríamos estar muy cerca del tiempo cuando Tú vengas por Tu Iglesia. Te damos gracias porque en todo esto no tenemos que temer porque nuestra esperanza no se encuentra en esperar al anticristo sino a Jesucristo mismo quien nos llevará al lugar preparado para nosotros en gloria. Te damos gracias porque vivimos con una esperanza eterna del cielo. Pero también sabiendo que al saber lo que viene, tenemos la responsabilidad de advertirle al mundo que están por caer, por creer en una paz falsa. Y el Único que les puede dar paz real es el Príncipe de Paz, Jesucristo. Que en los días que tengamos, prediquemos la paz verdadera en el nombre de nuestro Salvador. Amén.

 

 

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar