Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Estamos contentos por la oportunidad de estar con ustedes en esta noche, y queremos ayudarles al decirles que la Biblia tiene respuestas a sus preguntas y dirigirlos a ellos, y diría esto en base a literalmente cientos y cientos, sino es que miles de preguntas que hemos recibido, llevando esta noche, me parece obvio que hay asuntos que no se han respondido en las vidas de miles de personas. Algunas de las preguntas son muy simples, cortas, otras son páginas y páginas de explicar, asuntos en la vida que llevaron a una pregunta.

Entonces, sé que esto es la realidad, siempre he sabido eso, es parte del ministerio pastoral ayudar a la gente tener respuestas a asuntos que tienen que ver con su corazón, pero quiero decirles que Grace Community Church tiene muchos recursos y quizás no se responda a su pregunta esta noche, y quizás sienta que la respuesta que se dio no fue tan completa como le gustaría.

Entonces, solo quiero mencionar un par de cosas para usted en que pensar. Una es que hay material de sermones casi interminable, en la página de Grace Church, gracechurch.org

Y todos nuestros pastores, maestros de Biblia han estado enseñando la Palabra de Dios por muchos, muchos años, hay muchos recursos ahí, en muchos temas, muchos asuntos obviamente que están cubiertos ahí en gracechurch.org. También tenemos gracebooks.com, gracebooks.com, es un recurso en dónde usted puede ordenar buenos libros, buena literatura cristiana. Solo tenemos lo mejor, el tipo de cosas que creemos que honran al Señor y van a ser un aliento tremendo y ayuda para usted.

Y yo sugeriría un par de cosas, si usted va a gracebook.com, quizás debería pensar en ordenar una de las Biblia de Estudio MacArthur, y vienen en todo tipo de formato diferentes, tapa dura o en punto medio, vienen en diferentes traducciones, en la ESV, New King James, y tienen hasta de piel. Consiga una Biblia de Estudio, porque básicamente tiene veinticinco mil notas de estudio esparcidas por toda la Biblia, que explican el texto. Entonces, si quiere conocer la respuesta a una pregunta puede ir usted a un texto, a una nota a pie de página de un texto que responde eso, y le va a ayudar con un comentario de la Biblia misma. Y le aseguro que si no tiene una Biblia de Estudio es un buen lugar en dónde comenzar para aquellos de ustedes que quieren escarbar en mayor profundidad le sugeriría un volumen llamado Teología Sistemática,

Teología Sistemática es bastante grueso, más de tres pulgadas de grueso, es un libro de recurso, es un libro de referencia, no es un libro que usted necesariamente se sentaría y lo leería, aunque lo podría hacer ciertamente. Pero tiene un índice, y tiene capítulos y entonces usted puede consultar asunto que la Biblia toca, y usted va a encontrar un párrafo, o una sección o varias páginas explicando lo que la Biblia enseña acerca de ese asunto. Cubre esencialmente todas las doctrinas en la Biblia, y le da a usted una respuesta detallada bíblica.

No tiene la intención de interactuar con posturas múltiples, ni rastrear la historia de la iglesia, sino que su intención es ir a la Palabra de Dios, y en base a la Palabra de Dios comparar escritura con escritura y llegar a un entendimiento correcto de la doctrina, un entendimiento correcto de los asuntos que enfrentamos en la Palabra de Dios, en un solo volumen. Es un recurso profundamente rico que puede ordenar y puede tenerlo como su compañero, como un recurso a que acudir, se llama entonces Teología Sistemática y está disponible por gracebooks.com.

Otro recurso que mientras que estoy en cierta manera, aquí en un comercial es Grace To You, si va a la página gty.org en español gracia.org hay recursos interminables, puede encontrar artículos ahí, sermones, que esencialmente cincuenta años de sermones están ahí tratando con todo tipo de asuntos, todo tipo de series, todo está disponible si usted lo busca por tema o escritura. E incluso hay una sección de búsqueda y mete ahí lo que quiera buscar y encuentra todo tipo de recursos y hay todo tipo de recursos ahí que hemos acumulado por medio siglo. Aprovéchelos. Muy bien.

Y es mi gusto y deleite estar en esta noche, responder algunas preguntas y vamos a entrar de inmediato a la primera pregunta.

¿Acaso Apocalipsis 3:5 se refiere a que un cristiano regenerado puede perder su salvación? ¿Qué significa que nuestros nombres puedan ser borrados del libro de la vida?

Bueno, ciertamente no significa que usted puede perder su salvación, sí estuvo con nosotros esta mañana prediqué un mensaje básicamente titulado “La fe que no puede fracasar”, que “no puede fallar”. La salvación eterna es eso, es eterna. Si usted fue escogido y predestinado para salvación, usted fue escogido y predestinado para ser glorificado. A quien el Señor escoge Él predestina, a quien Él predestina, dice en Romanos 8 Pablo, Él llama; a quien Él llama justifica, a quién Él justifica Él glorifica. Él dijo, “Todo lo que el Padre me da vendrá a mí, y no perderé yo a ninguno, y Yo lo resucitaré en el día postrero.”

Entonces, ¿qué significa en Apocalipsis 3:5 en una de las cartas, cuando habla de que tu nombre sea borrado del libro de la vida? Hay una historia interesante acerca de eso. En los tiempos antiguos, las ciudades en cierta manera eran asambleas orgullosas de personas que estaban orgullosas de su ciudad, eran orgullosos por ciudadanos de esa ciudad, significaba que eran ciudadanos respetables en esa ciudad. Las ciudades tenían un registro, una lista de sus ciudadanos y si usted era un ciudadano de una ciudad, usted era honrado en ese sentido.

Si usted cometía un crimen, si usted hacia algo escandaloso, o se volvía un enemigo de los propósitos y planes de esa ciudad, borraban su nombre de esa lista, usted ya no era considerado digno de ser parte de esa ciudad. Y lo que el libro de Apocalipsis está diciendo es esto, y usted tiene que entender y no confundir esto, podían borrar su nombre de una lista en esta vida, pero si nombre nunca será borrado del Libro de la Vida que está en la presencia de Dios. Este mundo quizás lo pueda rechazar a usted, eso nunca sucederá con Dios.

Entonces, en lugar de sugerir que su nombre podría ser borrado del Libro de la Vida, dice simplemente lo opuesto. Su nombre nunca será borrado del Libro de la Vida, porque eso es permanente y usted está ahí no porque usted es digno, no porque, sino porque Cristo es digno y usted está en Cristo. Entonces, esa es una promesa que nunca puede pasar, no presenta la posibilidad de que podría, simplemente lo opuesto de eso.

Ahora, la siguiente pregunta, ¿Puedes explicar la predestinación? Je, je. Esa es una pregunta muy popular, ¿cómo es que Jesús puede crear a alguien y después condenarlos al infierno, sabiendo que nunca los aceptará? ¿Por qué haría eso?

Ahora, corriendo el riesgo de repetir el sermón del domingo pasado, una semana atrás, voy a darle una respuesta corta para que no haga eso. Pero permítame sugerir esto, todos los mensajes que han sido hechos en vivo, transmitidos en vivo por la internet en las últimas semanas están en las páginas de gracechurch.org. Yo, le sugeriría a Diane, que hizo esta pregunta, que vayas a la página de internet de Grace Church y consultes ¿Por qué Dios permite tanto sufrimiento? Y es de una semana atrás, el domingo, en gracia.org en español. Y ahí está toda la respuesta completa.

Pero permítame regresar a la pregunta original que preguntó Diane, ¿podrías explicar la predestinación? Absolutamente. La predestinación significa que Dios pre-destinó algunos a salvación eterna. ¿Cuándo pasó eso? Sucedió antes de la fundación del mundo. Fuiste escogida en Cristo antes de que el mundo comenzara, dice la Biblia. En amor él nos predestinó”, Pablo les dice a los efesios. En amor, habiéndonos predestinado, Él predeterminó nuestro destino eterno. Él predeterminó que nuestro destino fuera el cielo.

Eso obviamente está conectado con la doctrina de la elección soberana, divina. Dios escogió desde antes de la fundación del mundo a quien salvaría, escribió sus nombres en el Libro de la Vida, del cual nunca sería borrados, y Él los trae a Sí mismos en justificación, y los trae al cielo en glorificación. Y nadie se pierde. La predestinación significa exactamente eso, que nuestro destino eterno como creyentes para estar en la presencia de Dios en el cielo para siempre fue planeado por Dios, desde antes de la fundación del mundo. Eso es predestinación.

Realmente no puedo redefinir eso, la Biblia no tiene permite hacer eso porque es muy, muy claro que Dios escogió, y Dios escogió desde antes de que el mundo lo creara, y Él escribió nuestros nombres y todos los que Él escogió, todos vendrían a la fe, y todos los que vengan a la fe Él los va a guardar, y los va a llevar a la gloria eterna. Esa es la doctrina de la predestinación. Y eso lleva a la pregunta que siempre sigue, ¿qué hay acerca de la gente que se pierde? Y esto es lo que va a hacer que te estires un poco. Si eres salvo es porque el Señor determinó salvarte y por Su propio poder Él te salvó, no de manera independiente de tu voluntad, sino que el movió tú voluntad, Él te dio vida, Él te dio entendimiento, Él actuó en tu voluntad, Él produjo el arrepentimiento y tú respondiste, porque Él te escogió y Él inició esa justificación. Esa es Su obra.

Pero, por otro lado, cuando hablas de aquellos que se pierden, la Biblia nunca dice que perecen, se van al infierno, porque no fueron escogidos, nunca dice eso. Siempre dice que murieron, perecieron, terminaron en el infierno porque no quisieron creer. Jesús lo dijo de la manera más simple que puede ser dicha, Él dijo, “Adónde yo voy, vosotros nunca vendréis.” ¿Por qué? “Porque no creen en mí.” El infierno es para personas que rechazan a Cristo, el infierno es para personas que son incrédulas.

El juicio divino cae sobre aquellos que no quieren creer. Jesús incluso dijo, “Porque moriréis, oh Jerusalén, Jerusalén,” reflexionando, “¿cuántas veces quise congregarte, como una gallina que congrega a sus polluelos, pero no quisisteis?” Eso parece ser difícil de entender, no es cierto, si eres creyente y camino es porque Dios te escogió, si eres un incrédulo y vas camino al infierno es porque tú no quisiste creer. Pero esos son exactamente las cosas que la Biblia enseña. No puedo resolver esas dos cosas en mi mente. Esa es una realidad trascendente, Dios no tiene problemas con eso, pero yo se esto, cómo creyente yo le dio gracias a Dios, al Señor, por mí salvación, me la dio como un regalo.

Y yo también puedo decirle a un incrédulo, que necesitas venir a Cristo y necesitas abrazar a Cristo como Señor y Salvador, y si tú vienes y crees en Él, Él te va a recibir. Jesús dijo, “Todo aquel que a mí viene, yo bajo ninguna circunstancia lo voy a rechazar. Yo lo voy a recibir, yo lo voy a guardar. Yo lo voy a resucitar. Tienes que creer esas dos cosas. Cómo armonizan, están en la mente de Dios. Pero de manera clara, si tu vas camino al cielo es porque Dios en Su gracia te escogió. Si vas camino al infierno es porque tú rechazaste el evangelio. Y yo repetiría las palabras de Jesús, “Venid a mí, ustedes los que están trabajados y cargados y yo os daré descanso.” Él llama a todos a venir, y aquellos que vienen, Él los va a recibir. Algún día en el cielo, podría ser más claro cómo se unen esas dos cosas, pero ambas deben ser enseñadas.

Aquí hay otra pregunta, esta viene de Abigail, y ella tiene once años de edad. “Si sientes que Dios te está llamando a ser un misionero, ¿qué deberías hacer? ¿cómo sabes adónde es que Dios te está enviando?

Me da gusto oír eso, Abigail, de ti. Claro que me da gusto a los once años de edad ya estás pensando en ser una misionera. Permíteme decir algo de manera muy simple. Si vas a ser una misionera, no esperas hasta que vayas a ningún otro lado, empieza dónde estás, ¿verdad? Si vas a ser una misionera, comienza ahí dónde estás. A los once años de edad, en tu casa, en dónde vives, en la escuela, con tus amigos. ¿Qué es un misionero? Alguien que es enviado en una misión. ¿Cuál es la misión? Es llevar el evangelio hasta los fines de la tierra. Y si eres cristiana, ya eres una misionera. Quizás no seas una misionera en otro lugar, quizás no seas una misionera en un país extranjero o al otro lado del mar, pero eres una misionera. Y si tú le perteneces a Cristo, se te ha dado el Espíritu Santo, para que puedas ser una testigo del evangelio y puedas presentar ese evangelio en tu propio campo misionero.

No pienses en ser una misionera, como estar en cierto lugar, piensa en ser una misionera como tener la responsabilidad que tiene todo cristiano. Abigail, que maravilloso es que tú conozcas a algunas amigas, quizás algunas de tus amigas en la escuela que sabes que no son cristianas, comienza ahora, orando por ellas, por su salvación y háblales acerca del Señor Jesús. No necesitas discutir con ellas, no necesitas molestarlas, pero necesitas proclamar el mensaje maravilloso del amor de Dios, enviando a Jesús, para que nuestros pecados sean perdonados, y podamos ir al cielo eterno.

Ese mensaje magnifico puedes comenzar a proclamar y testificar y compartir ahora. Y si eres fiel en hacer eso ahora, cuando tienes once o doce años de edad, y en los siguientes años, si tú eres fiel en hacer eso en dónde estás, no hay fin adónde el Señor en el futuro te pueda enviar. Este es el momento para comenzar a ser una misionera y después algún día será aparente exactamente, en dónde es que Dios quiere que tú cumplas ese plan de la manera más maravillosa. Pero comienza ahora.

¿Qué dice la Biblia a una pareja cristiana que deliberadamente escoge nunca tener hijos, aun cuando no hay circunstancias en sí que evitan que ellos hagan eso?

Esa es una pregunta interesante. Mira, tienes esa alternativa, tienes esa opción. Podrían haber mil razones por las que una pareja decide no tener hijos. Algunas veces, hay defectos genéticos en una pareja, y están preocupados por traer a un hijo al mundo que pueda tener dificultades, dificultades severas y luchas. Algunas veces las circunstancias de la vida y las circunstancias podrían ser económicas, en algunas partes del mundo, peligros, siendo únicos, podría haber una razón para decir, “no sé si quiero traer un hijo a esta situación en la que estoy.” Pero mira, es obvio que tienen esa prerrogativa, porque la Biblia no lo hace un mandato. Digo, de manera general, el plan está en el libro de Génesis, “fructificad y multiplicaos”, porque tenemos que tener a personas para poblar al mundo.

Alguien va a estar teniendo a los hijos, pero ese no es un mandato individual, y creo que puedo apoyar eso de una manera simple. Están casados y tienen una relación sexual como marido y mujer, pero ustedes saben que no en todo momento esa relación va a terminar en un hijo. Dios ha establecido un ciclo en la capacidad de una mujer para concebir, y al hacer eso, Dios colocó la decisión en las manos de esa pareja. La gente casada sabe cuándo es el momento en el que es probable en el que pueda haber una concepción si se unen. Eso coloca la alternativa en las manos de esa pareja. Dios no quiso que se casen y simplemente tengan bebés de manera interminable, de lo contrario, habría hecho que las mujeres, creo yo, que pudieran tener hijos de manera interminable.

Entonces, el hecho mismo que puedes tomar la decisión, literalmente cada vez, en la voluntad de Dios, si vas a tratar de tener un hijo o no, indica que Dios te ha dado esa alternativa, el número de hijos, de nuevo, es tu decisión. Ningún está bien, ningún número está mal, y si el Señor dirige tu corazón y piensas que todas las cosas son lo que deben ser y piensas que no debes tener hijos, podrían haber razones fuertes para eso. Podrían haber algunas razones que son egoístas, esos son las que tú debes descubrir al examinar tu corazón. Pero debes saber esto, que los hijos son herencia de Jehová, y los hijos son una bendición profunda, pero son una herencia del Señor y son una bendición profunda cuando están preparados ustedes en todo sentido para criarlos en la disciplina y amonestación del Señor.

Y en dónde hay un punto que no quieres involucrarte en eso, tienes la alternativa de tomar esa decisión, no se sientan culpables por esto, a menos de que simplemente estén tratando de evitar la responsabilidad. Piénsenlo de esta manera, tienen la oportunidad de traer una vida a este mundo, y traerla de regreso a Dios. Criar a tu hijo de una manera de instruir al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará, tienes la oportunidad de criar a un hijo en la disciplina y amonestación del Señor, tienes la oportunidad de criar a un hijo, para que ame a Cristo, para añadir otra voz al coro de aleluyas. Pero eso es entre ustedes y el Señor, la decisión que ha dejado en sus manos.

Aquí hay una pregunta que con frecuencia se presenta, de Rebeca.

¿Podremos ver desde el cielo la tierra?

Respuesta simple, no. No. Y eso haría que el cielo fuera menos el cielo, ¿verdad? porque lo que está pasando aquí abajo es pecado y turbulencia, dificultad, y decepción, y falta de esperanza y enfermedad y muerte. Una vez que dejas este mundo y entras al cielo, el cielo es lo único que conoces, el cielo es lo único que experimentarás. No habrá nada que quede de la tierra, fuera del resto de tu amor hacia Cristo, tu amor hacia Su Palabra, hacia Su verdad, hacia Su pueblo, exponencialmente magnificado. No vas a ver hacia abajo y ver que está pasando con el resto de la gente, eso va a hacer que el cielo sea menos que el cielo. No.

Literalmente eres liberado, eres liberada de toda la esclavitud. ¿Y cómo se eso, la evidencia de eso? El cielo no tiene lágrimas, no hay tristeza, no hay lágrimas. Y si viéramos desde el cielo, es bastante difícil vivir en este mundo sin tristeza y lágrimas, y estamos en el mundo, y el contraste todavía es bastante grande como para corromper nuestro corazón. Si estás en el cielo, perfeccionado en el cielo, y viendo hacia abajo lo que está pasando en la tierra, estás viendo desde una perfección absolutamente santa, en el lodo del pecado aquí abajo, no podrías contener las lágrimas. No. El cielo es todo gloria y maravilla y estás perdida en nuestra alabanza de nuestro Dios y Su Hijo el Señor Jesucristo.

¿Cuál es la función del Espíritu Santo en el estado eterno, después de que los santos son glorificados y perfeccionados a imagen de Cristo?

Esa es una muy buena pregunta, Débora. La Biblia no nos dice que el Espíritu Santo necesariamente tiene una función. Cuándo preguntas acerca de una función en el cielo, esa es una pregunta algo única, porque tendrías que preguntar cuál es la función de Dios en el cielo, cuál es la función de Cristo en el cielo. No hay nada en el Escritura que dice, “Muy bien, en el cielo Dios va a estar haciendo esto y en el cielo Cristo va a estar haciendo esto, y en el cielo el Espíritu Santo va a estar haciendo esto.” Va a ser más así, en el cielo nosotros vamos a estar adorando a Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, nosotros vamos a estar sirviendo a Dios Padre, Dios Hijo y Dios el Espíritu Santo.

Vamos a ser los que recibiremos el amor de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, pero habiendo dicho eso, porque la Biblia no dice nada acerca que la función de la Trinidad tiene el cielo. Y quiero decir esto, el cielo no es solo una experiencia interminable de adoración, no es solo sentirse ahí en una nube y tocando un arpa y cantando para siempre, va a haber ocupaciones en el cielo. Va a haber ocupaciones que van más allá de nuestra comprensión. En este punto, “que ojo no ha visto, oído no ha oído, ni han entrado en el corazón del hombre, son las cosas que Dios ha preparado a los que le aman.”

Dios ha preparado cosas para nosotros ahí, no va a ser aburrido, no va a ser algún tipo de vacación eterna. Hay cosas que Dios ha preparado para nosotros que hagamos en las glorias del cielo, en otra dimensión, en una dimensión eterna que van a traer a Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo gloria. El Espíritu Santo no va a funcionar en el cielo como Él ha funcionado aquí, porque seremos perfectos. Él nos habrá hecho perfectos.

Entonces, no necesita ser el que nos convenza de pecado, no necesita instruirnos, no necesita ser el que nos limpia. No necesita guiarnos y alejarnos del error y el pecado, porque no habrá nada de eso. Entonces, no sé exactamente cuál será la función de cada miembro de la Trinidad, pero va a ser más maravillosa que cualquier cosa que jamás hemos experimentado aquí. Y las ocupaciones del cielo serán mucho más allá de nuestra, de cualquier cosa que nos hallamos imaginado. Si hay algo que te interesa aquí, no vas a tener idea de cómo va a ser allá, vas a estar tan abrumado por las maravillas de que veas gloriosas en el cielo, en las que vas a participar, que todo momento será mero gozo y bendición. De hecho, la mejor manera de entender el cielo es que no hay tiempo, no hay momento, en el que no haya un gozo total, satisfacción, paz, y jamás va a haber un momento que no haya eso. Nunca se va acabar eso.

Gerónimo pregunta: Cuándo evangelizas a Católicos Romanos, ¿cuál es el mejor momento de enseñarles que su religión es falsa?

Cuándo estás evangelizando a un Católico Romano, o a cualquier persona, la mejor manera de ver que su religión es falsa, es mostrarles la verdad. No es necesariamente útil simplemente tratar de desmantelar el catolicismo, aunque en algún punto necesitas mostrar los errores que constituyen esa religión falsa, pero es mucho más importante que tú presentes lo que la Escritura dice, y después la conclusión puede ser extraída a la luz de la plomada de la Palabra de Dios.

Por ejemplo, yo no diría al hablarle a un católico romano, “¿sabes que eres un hereje? ¿sabes que vas camino al infierno? ¿sabes que eres parte de una religión falsa, una religión que te condena?” Aunque eso podría surgir en la, eventualmente en algún punto en la plática, pero lo que yo le diría a un católico romano sería esto, y este ha sido mi patrón, “Si fueras a morir ahora, pronto, e irte al cielo, y estar de pie delante de Dios, ¿qué le dirías para que te dejara entrar al cielo? ¿qué le dirías?” Esa es la pregunta, porque los católicos tienen la respuesta equivocada. ¿Qué diría un católico? “Bueno, yo, yo soy una buena persona. Yo fui a la misa, yo fui a la confesión, yo traté de ser una buena persona, yo fui a la iglesia, yo di mi dinero.” Hmmm, ese es un problema.

Entonces, ¿estás diciendo que cuando enfrentes a Dios vas a decirle que tú eres lo suficientemente religioso, y lo suficientemente bueno que él debe dejarte entrar a Su cielo? ¿Eso es lo que estás esperando? Eso no va a funcionar. Eso no va a funcionar. “Por cuánto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios. Ya que, por las obras de la carne, nadie será justificado, porque por gracias sois salvos por medio de la fe, no por obras para que nadie se gloríe.” No vas a ir al cielo en base a tu religión. No vas a ir al cielo en base a tus confesiones, tu asistencia a la misa, tus buenas obras, tu filantropía, tu bondad, el infierno está lleno de personas que usan eso y no funciona.

El problema es para ser lo suficientemente bueno para ir al cielo, necesitas ser perfecto, Jesús dijo, “Sed perfectos”, Mateo 5, “cómo vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” ¿En serio? Eso es lo que Él dijo. Él dijo en el mismo mensaje, el Sermón del Monte, “a menos de que tú justicia sea mayor que la de los escribas y los fariseos, no entrarás a mi reino.” Y eran las personas más legalistas, religiosas, minuciosas en el mundo, y no era suficiente. El Señor demanda perfección para entrar al cielo. Y ahora, tú presentas una pregunta seria. ¿Quieres decir que mis obras no llegan al cielo? Ese es el punto con el Catolicismo Romano, francamente con toda la religión falsa. No. Y muestras versículos tras versículo que dice, “No llegas ahí por obras.” Y después la pregunta es, ¿cómo es que entro al cielo? Y después viene el evangelio.

Entonces, en lugar de atacar el sistema, creo que necesitas atacar el engaño que está en el corazón de todas las personas que son parte de la religión falsa, muéstrales que las obras no los van a salvar, van a ser condenados por sus obras, después muéstrales que la salvación viene únicamente por la gracia, mediante la fe en Jesucristo y la única justicia que nos va a llevar al cielo es la justicia de Cristo dada a nosotros cuando colocamos nuestra fe en Él.

Entonces, vas de su condición y la imposibilidad de que ellos lleguen al cielo por sus obras, a la persona de Cristo y después muéstrales la realidad maravillosa de Jesucristo y Su provisión para nuestro perdón y nuestra justicia, que es una justicia que Dios va a aceptar. Esa es una buena pregunta. Y todos nos involucramos en esas pláticas, espero que eso ayude.

¿Cuál fue la función del Espíritu Santo para los creyentes del Antiguo Testamento, comparados con los creyentes del Nuevo Testamento? Ben de Afganistán.

Gracias Ben. Yo creo que esa podría ser una pregunta complicada, pero lo voy a tratar de responder de la manera más simple que pueda. Nadie en la historia de la redención, nadie desde la caída en Génesis hasta el final de la historia humana, jamás será regenerada, a nadie se le perdonarán sus pecados, nadie creerá en el Dios verdadero, nadie jamás va a doblar la rodilla como un adorador verdadero en el Dios verdadero, nadie será jamás salvo, ni será liberado más que por el Espíritu Santo. Nadie jamás vendrá a la salvación, de ninguno tipo, Antiguo Testamento, Nuevo Testamento, hoy o en el futuro, fuera de la obra del Espíritu Santo. Ves eso desde Génesis.

En el libro de Génesis, el Espíritu antes del diluvio, dice, Dios hablando: “mi Espíritu no contenderá para siempre con el hombre.”  ¿Qué le está diciendo eso a usted? Que desde el libro de Génesis antes del diluvio, el Espíritu de Dios estaba trabajando en los corazones de los hombres, y rechazaron y resistieron eso, y sus obras eran de continuo solamente el mal, y vino el juicio. En el Antiguo Testamento fue el Espíritu que dio vida, regrese a la Creación, el Espíritu se movió sobre la faz de las aguas. Y todo existió bajo el poder del Espíritu Santo, el Espíritu es el Espíritu de vida, Él es llamado el Espíritu de Vida. Todo lo que vive, vive debido al Espíritu.

Entonces no hay vida espiritual ene le Antiguo Testamento o Nuevo Testamento fuera de la obra del Espíritu Santo. En el Antiguo Testamento, hubo un movimiento adicional del Espíritu Santo en ciertas personas para ciertos ministerios. El Espíritu venía sobre un profeta y proclamaba la revelación divina. Las Escrituras llaman del corazón del salmista, “No quites de mi tu Santo Espíritu.” Hubo una unción del Espíritu Santo de una manera especial que venía sobre un predicador, un siervo, o un rey, alguien que hablaba para Dios en un sentido, eso es verdad incluso en la actualidad para aquellos de nosotros que enseñamos y predicamos la Palabra de Dios, lo hacemos bajo la influencia del Espíritu Santo.

Entonces, hubo esa obra normal del Espíritu Santo, de convicción para la salvación en el Antiguo Testamento, como lo hay en el Nuevo Testamento, y siempre lo habrá. Y después hubo ese ministerio especial del Espíritu Santo, en el que el Espíritu Santo venía sobre alguien para dotarlo de una manera específica en el Antiguo Testamento, en cierto ministerio, y permanecía para hacer que ese ministerio se cumpliera. Y eso sería verdad incluso también en el Nuevo Testamento. Entonces dice usted, ¿cuál es la diferencia?

La diferencia tendría que decir usted es el grado, no es que el Antiguo Testamento está sin el Espíritu Santo, el Nuevo Testamento es con el Espíritu Santo. La diferencia simplemente es el grado de la presencia del Espíritu Santo es mayor en el Nuevo Testamento. ¿Por qué? porque es post-Cristo, es después de la venida de Cristo, es después de la cruz, es después de la resurrección, y ahora el Espíritu Santo viene en el día de Pentecostés, en el libro de los Hechos, Hechos 2, y el Espíritu Santo establece Su residencia en el creyente. Y ahora, hay una plenitud del Espíritu Santo, somos llenos del Espíritu Santo.

Entonces, no sé cómo en cierta manera distinguir de una manera diferente fuera de decir que el Espíritu hizo la misma obra en el Antiguo Testamento, pero hay un sentido en el que es hecho a un grado mayor, porque somos post-Cristo. En cierta manera como el libro de Hebreos habla, en el capítulo 11 dice, “Todos estos héroes de la fe, no vieron lo que nosotros vemos, que hemos visto a Cristo. Tenemos la plenitud, la totalidad de la revelación de Dios en Cristo y tenemos con esa revelación completa la obra completa del Espíritu Santo, y otra cosa que se puede decir de eso es que cuando Jesús estuvo en la tierra Él estaba llevando a cabo su ministerio, bajo el poder del Espíritu Santo.

Entonces, Él les dijo a los discípulos, “El Espíritu ha estado con ustedes, el Espíritu ha estado con ustedes, con ustedes, en particular en Mí, porque todo lo que yo estoy haciendo, el Espíritu lo ha estado haciendo, pero pronto, el Espíritu que ha estado con ustedes en mí, y con ustedes también hasta cierto punto, va a establecer residencia en ustedes, y en ese punto la venida del Espíritu Santo en el Nuevo Testamento es que establece residencia completa en el corazón de todo creyente, con Su plenitud. Y espero que eso ayude, no puedo distinguirlo más que eso, es cuestión de grado, y estamos en el lado de la historia redentora dónde tenemos la plenitud del Espíritu.

Y aquí hay una pregunta, ¿acaso una persona debe tomar la comunión si se rehúsan a bautizarse? De Vicky.

No entiendo porque alguien se rehusaría a bautizarse. Y yo diría que si alguien se rehúsa a bautizarse eso haría que yo no le dijera a esa persona que viniera a la mesa del Señor, porque está rehusándote a venir al bautismo. Eso en sí, y este es el punto, eso en sí mismo es un acto de obediencia secundaria, sino obediencia primaria. Arrepiente dice Pedro, en el día de Pentecostés y cree, y bautízate. El bautizo no te salva, pero el bautizo fue la confesión pública, Jesús dijo, “Todo aquel que me confesare delante de los hombres yo le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.” Bueno, si no estás dispuesto a confesarlo delante de los hombres en las aguas del bautismo, entonces no estás dispuesta a ser obediente.

Y ese es en un punto primordial, si has venido a la salvación y confiesas a Jesús como Señor, y Jesús quién es tu Señor dice, “Lo primero que necesitas hacer es ser bautizado”, y dices, “No estoy haciendo eso,” entonces tu confesión de Jesús como Señor no significa nada. Arrepiéntete y bautízate. Ese fue el llamado en el Día de Pentecostés. Inmediatamente tres mil personas que se arrepintieron y creyeron fueron bautizadas. Inmediatamente, por toda la ciudad de Jerusalén, tres mil personas fueron bautizadas. Esa fue obediencia primaria, si dices que Jesús es Señor, entonces la primera manera en la que muestras eso es en una disposición por bautizarte.

Rechazar eso, negar eso, es cuestionar si tu confesión de Jesús como Señor realmente es legítima. Pero, si estás dispuesta a obedecer y lo has demostrado al ser bautizada, entonces tu obediencia abre la mesa del Señor. No debes venir a la mesa del Señor en desobediencia. Pablo dice en 1 Corintios, vas a comer y beber juicio para ti misma. Debes asegurarte que cuando vengas a la mesa del Señor, has confesado tus pecados, has examinado tu corazón, y tienes un espíritu obediente a venir a esa mesa. No debes ir ahí si eres obstinada y desobediente o si no estás dispuesta a ser bautizada, te colocas en una situación de peligro al ir a la mesa del Señor.

Aquí hay otra pregunta: ¿Qué ves que está pasando con respecto al bautizo durante este tiempo de distanciamiento social? Muchos quieren ser obedientes al mandato del Señor, en esta área, pero ¿cómo puede ser esto posible? Carol. Je, je.

¿Puedo citar el Nuevo Testamento?, mira, aquí hay agua, ¿qué me impide que sea bautizado? Encuentra agua y bautiza a la gente. Reúne a tus amigos creyentes y bauticen a alguien. Dices tú, “Bueno, ¿qué no debería ser hecho delante de la iglesia? Bueno, sí, lo puedes volver a hacer, claro, cuando nos volvamos a congregar, pero eso sería una manera hermosa y simple de expresar el deseo de esa persona y traer en torno a esa persona algunos creyentes amorosos, y que sea lo que es. Hablar de la importancia del bautismo y bautizarlos y más adelante podemos hacerlo más oficial en la vida de la iglesia, pero yo no detendría eso, si eso está en el corazón de alguien.

Ahora, no sé en dónde estamos en la historia de este episodio en el que estamos, quizás podemos tener un servicio de bautizos en una semana, si viene pronto no sabemos eso, pero si viene pronto quizás dices, solo espero unas semanas y vamos a ver qué pasa antes de que hagamos eso de una manera no oficial. Pero si alguien realmente desea eso, no habría refreno para hacer eso. Piense en el día de Pentecostés, tres mil personas fueron bautizadas en el día de Pentecostés. Yo me acuerdo un amigo mío que recibió su disertación en el seminario de cómo tres mil personas podían ser bautizadas en Jerusalén en un día, cuando habían tan pocos contenedores de agua. En cierta manera un proyecto estadístico, debieron haber usado todo contenedor de agua que tuvieron ahí para bautizar a eso tres mil, si fue de así de importante. Si es importante para ti encuentra una manera de hacerlo y más adelante cuando nos congreguemos lo puedes hacer en frente de toda la iglesia.

Y dando seguimiento al sermón de la semana pasada de la soberanía de Dios, ayúdame a entender la diferencia entre la soberanía de Dios y la providencia de Dios.

Bueno Bobby and Leslie, no hay una diferencia entre la soberanía de Dios y la providencia de Dios, la soberanía de Dios simplemente dice que Él gobierna, Él gobierna. Y por eso quiero decir que Dios no solo decide que hacer, sino que actúa. Eso es realmente decir eso, Él actúa, Él constantemente está actuando. Él es el Actor dominante, soberano. Sus propósitos siempre están siendo cumplidos.

Entonces, Dios actúa, y Dios actúa en este mundo. Él actúa en la historia, Él actúa en las vidas de las personas. Y hablando en términos básicos hay varias maneras en las que Dios actúa. Él actúa espiritualmente, en otras palabras, Él lleva a cabo obra espiritual. Él regenera, el Espíritu Santo, Él ilumina mediante el Espíritu Santo, Él capacita mediante el Espíritu Santo, Él nos da dones que son usados en la energía del Espíritu Santo. Dios actúa espiritualmente en nuestras vidas, Él actúa mediante la predicación de la Escritura, Él actúa mediante el testimonio del creyente fiel.

Él está vivo y es poderoso, literalmente somos el templo de Dios, el templo del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo si unes todo lo que dice el Nuevo Testamento. Y Dios está actuando espiritualmente en este mundo, Él actúa en maneras espirituales en los corazones y vidas de personas mediante creyentes, mediante sus dones y ministerios, y en los incrédulos al traerlos al arrepentimiento y salvación y moviéndonos todos hacia la santificación, la semejanza a Cristo, Él está guiando, Él está moviéndose todo el tiempo de manera interminable en la dimensión espiritual.

Y después en cierta manera en la dimensión física de la vida, lo que podemos ver externamente, Él actúa primordialmente de dos maneras históricamente, uno, es en la providencia, la otra es en milagros. Permítame explicarle la diferencia entre esos dos. Un milagro es cuando Dios actúa al suspender la ley natural. En otras palabras, alguien es resucitado de los muertos, alguien camina sobre agua, flota un hacha, viene un cataclismo sobre el mundo, como el diluvio y ahoga a la raza humana entera excepto por ocho personas ahí atrás en Génesis. Dios actúa milagrosamente al suspender la ley natural.

Él hace lo que parece hacer que se detenga el sol, el sol no se detiene por un tiempo, más bien por un tiempo la tierra dejó de rotar…Wow, y no nos caímos, y la gente que estuvo viva no se cayó. Suspender la ley natural es algo que Dios puede hacer. La vida de Jesús literalmente está llena de milagros en dónde Dios suspende la ley natural. Por ejemplo, el alimenta a cinco mil hombres, más mujeres y niños, quizás veinte mil personas, simplemente creando alimento de sus manos, creando cosas. En dónde Él detiene una tormenta, en dónde lee la mente de alguien eso todo es poder milagroso. Básicamente suspende o trasciende de la ley natural, del orden natural. Pero, eso fue primordialmente hecho por nuestro Señor durante su ministerio.

Hubieron unas cuantas eras en el Antiguo Testamento, en los que los milagros sucedieron con aluna cierta frecuencia en el tiempo de Elías y Eliseo, ciertos juicios en el Antiguo Testamento, pero incluso durante la mayor parte de la historia del Antiguo Testamento no hubieron muchos milagros, suspensiones de la ley natural, y después Jesús vino. Y cuando Jesús vino Él hizo milagros diariamente durante Su ministerio de tres años en la tierra de Israel. Esa fue una explosión de milagros, al suspender la ley natural. Pero esas son ocasiones raras, unas cuantas raras a lo largo de toda la historia del Antiguo Testamento, y realmente durante la vida y ministerio de Jesús, y de manera subsecuente los apóstoles, pero incluso en el ministerio del apóstol Pablo, conforme ves el libro de los Hechos, los milagros comienzan a desaparecer rápidamente, y ya para cuando llegas a las epístolas y la instrucción para la iglesia a nadie se le dice que haga milagros.

Entonces, fue una época especial para certificar a Jesús como el Mesías, y certificar a los apóstoles como los predicadores verdaderos del mensaje divino. Esas son verificaciones. La otra manera en la que Dios opera en el mundo temporal, físico, en el mundo visible es mediante la providencia. Y así se le llama, “providencia”, significa sin suspender la ley natural, sin trascender la ley natural, Él organiza todas las contingencias, todas las personas, todos los movimientos, todas las actitudes, todas las alternativas, todas las decisiones, en un número infinito de variables, Él lo une para hacer Su voluntad, exactamente como Él quiere.

Y siempre he dicho ese es un milagro más grande que un milagro. ¿Qué sería más fácil para Dios, decir, muy bien, detén la ley natural, vamos a hacer un milagro, o, tomar un millón de artículos diferentes que están flotando en todos lados, en cierta manera y organizarlos para cumplir exactamente Su voluntad? Si quieres entender el poder, el poder soberano de Dios, la providencia es dónde debes mirar. Dios ordena todo detalle sin suspender la ley natural, y sin hacer que la gente actúe como robots. Ahí vemos el poder de Su Soberanía, usa todo para hacer Su voluntad.

¿Adónde fue Cristo entre Su muerte y Su resurrección?  ¿Paraíso, el Seol, y la muerte? Trisha.  

Esa es una buena pregunta, ¿a dónde fue? Bueno, esencialmente Él fue a dos lugares, Su cuerpo estuvo en la cruz, y después en la tumba. Entonces su cuerpo, sabemos exactamente en dónde estaba, en la cruz, fue quitado y fue envuelto y colocado en la tumba. ¿Pero dónde estaba Él? Él no estaba muerto, Él estaba vivo, Él está vivo. Dos cosas sucedieron, Él se apareció en el infierno, sabemos eso porque Él proclamó Su triunfo sobre los demonios que estaban con una fiesta. Satanás pensó que había ganado, los demonios en el infierno pensaron que él había derrotado al Hijo de Dios. Él invadió la celebración en el infierno, y Él triunfó sobre ellos, eso es lo que el apóstol Pablo dice.

Entonces, Él se apareció y pronunció Su victoria sobre las huestes del infierno. Que realidad tan sorprendente debió haber sido esa, y después en segundo lugar sabemos que Él fue al cielo. ¿Cómo sabemos eso? Porque Él le dijo al ladrón, “Hoy estarás conmigo en el paraíso”. Entonces, el día mismo en el que Él murió, Él estuvo en el paraíso. ¿Y dónde está el paraíso? Ese es simplemente el término para hablar del cielo, Él estuvo con ese ladrón también en el cielo.

Entonces, esas horas, mientras que Su cuerpo estuvo muerto, Él anunció Su triunfo en el infierno, y se reunió con ese ladrón en el cielo. Esos son mencionados de manera específica en la Palabra de Dios. Él es tanto el Señor del cielo, como el Señor del infierno.

Otra pregunta viene de Lory. Si alguien se aferra a la teología arminiana, esto es, pasar hacia adelante, pedir a Jesús que entre a tu corazón, tomar una decisión por Cristo, libre albedrío, etc. ¿están creyendo en un evangelio falso?

Hay mucho ahí Lory, eh, hablemos de arminiano en primer lugar. Ese no es un grupo de personas, ese es básicamente un término que viene de un hombre llamado Arminio, que vivió hace mucho tiempo atrás quien no creía que Dios escogió a la gente para la salvación, no creía que Dios los salvaba por su poder.

Él creía que los humanos tenían la capacidad básicamente de volverse y creer por sí mismos, que el libre albedrío era la manera en la que la gente era salva. Que todos los seres humanos tenían suficiente capacidad natural como para venir a Dios por sí mismos, de tal manera que la salvación era cuestión de una decisión humana. Eso es lo que Arminio enseñó y eso a veces se llama pelagianismo, o semi-pelagiano, es teología de ese tipo porque es, lleva el nombre de esas personas, pero el contraste es entre la salvación es la obra del hombre, la salvación es la obra de Dios, aunque Dios proveyó un sacrificio, la postura arminiana dice que el hombre viene por su propia capacidad para aceptar el sacrificio de Cristo en su corazón.

Y créalo, estoy convencido de manera clara, como todos los teólogos fieles, que la salvación es una obra de Dios. ¿Por qué? Porque todo pecador está muerto en delitos y pecados, ciego, doblemente, triplemente cegado por Satanás, sin capacidad, sin voluntad por salvarse a sí mismo. Tiene que ser una obra de Dios, pero hay algunos que creen que hay una obra humana, ahora la pregunta es si alguien cree que vinieron a Cristo en base a su propia voluntad, sin la ayuda de Dios, podría esa fe ser real. Y la respuesta es, podría. Claro que podría. Si se te dijera como un pecador que necesitas venir a Cristo y se te dijera que necesitas arrepentirte de tu pecado, y necesitas creer en el Señor Jesucristo, y se te dio el evangelio.

Entonces sabes quién es Jesús y sabes en quien estás creyendo, y dijeras creo en el Señor Jesús, quiero ir al cielo, quiero ser perdonado, creo que Él murió en la cruz, creo que el resucitó de los muertos, creo que Él perdona mis pecados, lo confieso como Señor, sería salvo. Y quizás dirías: “hombre, Wow!, me da tanto gusto que yo hice eso.” Y quizás meses después alguien te diría, por cierto, eso todo fue la obra de Dios. Tú dirías, “Nadie me dijo eso.” ¿Sabías que fue Dios quien te llevó al arrepentimiento? ¿fue Dios quien abrió tu corazón para que creyeras la verdad? Fue Dios quien te dio la fe para creer. Fue Dios quien te dio la salvación, conversión, justificación, santificación. Yo creo que muchas personas, de hecho, vienen a Cristo sin entender realmente que esta es una obra de Dios.

Y lo entienden después. He conocido a personas así a lo largo de todo mi ministerio, cuando a veces vas a una conferencia o iglesia, y predicas que la salvación es una obra soberana de Dios, algunas de las personas cristianas más fieles en esa iglesia van a decir, “No se me enseñó eso, yo pensé que veníamos por nuestra propia voluntad.” Cuán maravilloso saber que fue la obra de Dios en su totalidad, eso añade a tu capacidad de oración. Entonces, sí, mientras que creas en el evangelio, el Señor va a aceptar esa fe porque Él te regeneró, porque Él te concedió esa fe, sea que tú lo sabias realmente o no.

Tenemos tiempo para quizás dos preguntas más. ¿Cuál es el pecado imperdonable, de blasfemar al Espíritu Santo? Estoy tratando de enseñarle a mis hijos, pero creo que no lo entiendo de manera completa.

Gracias Katie, quizás te podemos ayudar un poco con eso. ¿Cuál es el único pecado imperdonable? ¿Cuál es? El único pecado imperdonable es no creer en Cristo. Jesús lo dijo, lo mencioné hace unos minutos atrás, “En vuestros pecados moriréis, y adónde yo voy vosotros no vendréis.” ¿Por qué? “Porque no creen en mi”. Ese es el único pecado imperdonable, no creer en Cristo. Cualquier otro pecado es perdonable.

Vea al apóstol Pablo, era un blasfemo, él era un homicida, él da ese testimonio, y él recibió misericordia. Solo hay un pecado imperdonable, solo un pecado imperdonable y ese es rechazar a Jesucristo. Y rechazar a Jesucristo, y es exactamente lo que estaba hablando nuestro Señor, Marcos 13, y también en el pasaje paralelo en Mateo, y aquí está el contexto. Los líderes de Israel, los escribas y fariseos, habían visto a Jesús hacer sus milagros, una muestra enorme del poder divino, habían oído su enseñanza durante tres años en Galilea, en Jerusalén, y en las áreas cercanas. No había duda alguna de que sus obras y palabras eran evidencias de su divinidad, evidencia de que él era el Mesías de que Él era el Rey prometido.

Pero esto es lo que concluyeron, ellos dijeron esto: “Él hace lo que hacer por el poder de Satanás.” Esa es su conclusión. A pesar de toda la evidencia en sus milagros, y su enseñanza increíble dijeron, Él es del infierno. Él es capacitado por Satanás. Y Jesús dijo, “Wow, ustedes han cometido el pecado imperdonable.” Si has tenido la revelación completa de sus palabras y sus obras, lo has visto todo, lo has oído todo, y tú concluyes que Él es de Satanás, nunca puedes ser perdonado. Pero, ¿Por qué es que Jesús lo llamó la blasfemia del Espíritu Santo?

Porque en Su encarnación, cuando vino al mundo, Él, como un Hijo obediente hizo a un lado el uso independiente de Sus atributos, y se sometió al Espíritu Santo, así como se sometió a la voluntad del Padre, se sometió a la obra del Espíritu. ¿Se acuerda en el principio de los relatos del evangelio, dice que Jesús fue lleno del Espíritu? El Espíritu vino sobre Él, y Él salió predicando y enseñando. Todo lo que Él hizo fue en el poder del Espíritu Santo.

Entonces, si concluías que Él es satánico, blasfemaste al Espíritu Santo quien estaba operando a través de Él. Y si esa es tú conclusión, que Jesús es satánico, eso es imperdonable. Después Jesús dijo en el relato de Mateo, este pecado no será perdonado en esta época, ni en la época venidera, ¿cuál es la época venidera? La época del reino. Cuándo Cristo regrese a la tierra y reine en la tierra durante mil años, Él estará enseñando, predicando, y Él con toda certeza estará haciendo otra vez milagros. Y habrán personas que lo van a rechazar en ese entonces. Quizás incluso atribuyendo lo que haga en ese entonces, a Satanás, como lo hicieron algunos cuando estuvo aquí la primera vez. Eso también será imperdonable en la época venidera. Esperamos que eso ayude. Gracias.

¿Cómo es que nosotros como creyentes podemos predicarles, o alcanzar a los perdidos en esta época de la pandemia, cuando estamos aislados en cuarentena? Travis.

Bueno, estoy tratando de hacerlo. Este es un momento raro, ¿verdad? El Señor sabe todo de esto y yo no quiero meterme en problemas con las autoridades, pero creo que, si vives tu vida con cierta razón, no debes temer. Y yo tomaría toda oportunidad que tuviera por estar con personas que sabes que necesitan al Señor, no necesitas estar en una multitud, pero no hay nada que evite que puedas invitar a alguien a que venga a tu casa, y no hay nada que impida que invites a algunos amigos a tu casa, en tu casa o en su casa, donde se congreguen, donde se reúnen. En cierta manera es más fácil reunir a personas ahora, que jamás, que antes, porque nadie va a ningún lugar, nadie tiene ninguna agenda, la gente dice, “¿Vas a estar disponible el martes para una llamada telefónica?” y mi respuesta es, ¿Estás bromeando? Estoy disponible todo el tiempo. No tengo una agenda.”

Creo que solo necesitas ser creativo, encuentra maneras para conectar con la gente, para estar con la gente. Usa el I-Pad, Skype, computadora, aprovecha el hecho de que hay una especie de, un temor latente que está por todos lados. Creo que no es realista, las estadísticas indicarían que cuando esto se acabe, la tasa de muerte va a hacer como 0.003. He oído números de cientos, mientras que todo esto parece ser una, una especia de gripa rápida, no es tan mortal como dicen que sería al principio, pero todavía ha sido promovida como si fuera algo mortal.

Y eso eleva el temor de la gente y podrías hablar de eso al hablar con la gente. ¿Cómo te sientes por la muerte? Y comienza con eso, ¿Qué piensas de la muerte? Comienza con esa realidad sombría y llévalos a la persona de Cristo, y Su resurrección, porque Él viva tú también vivirás, y vivirás eternamente. Voy a orar porque el Señor te use, quizás en maneras que no sabías, pero sé creativo, aprovecha toda oportunidad que puedas.

Bueno, ha sido un gozo estar con ustedes. Gracias por sus preguntas y para esas muchas preguntas que no se respondieron vayan a gracia.org hay muchos recursos ahí. Vayan a gracechurch.org, muchos recursos ahí, vayan a gracebooks.com, muchos recursos ahí, y gty.org y vean la oportunidad ahí de conseguir la Biblia de Estudio con muchas notas, y simplemente explica la Biblia conforme la cubres, y ese libro también como un recurso de Teología Sistemática. Muy bien, acompáñeme en una palabra de oración.

Padre, gracias por nuestro tiempo en esta noche. Ha sido refrescante, gracias por los que se han congregado con nosotros por todo el mundo, y muchos, muchos que han dormido en este tiempo en particular, pero sin duda alguna van a descargar esto el miércoles o nos vamos a acompañar en la página el miércoles, y van a ponerse al día con nosotros. Que la verdad que hemos explicado, la verdad que hemos proclamado en Tú nombre y a partir de Tú Palabra sea una bendición y aliento para todos los que la oigan. Que Jesucristo sea glorificado, es en Su nombre que oramos, con gratitud. Amén.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2020 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar