Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Hace muchos años atrás, escribí un libro titulado ‘El evangelio según Jesucristo’, algunos de ustedes saben de eso. Seguido de un libro titulado ‘El evangelio según los apóstoles’. Y hasta este punto, se quedó sin escribir ‘El evangelio según Pablo’. Ese se va a aparecer dentro de poco tiempo, en un esfuerzo final en esa teología. El evangelio según Pablo es importante, porque está bajo ataque el día de hoy. La doctrina de la justificación, como es bosquejada por el apóstol Pablo, está siendo atacada por parte de aquellos que han inventado algo llamado la nueva perspectiva de Pablo. Y necesitamos estar claros acerca de lo que el Nuevo Testamento dice, y lo que El Espíritu Santo inspiró a Pablo para escribir con respecto al Evangelio.

Entonces, en los últimos días desde el jueves por la noche, hemos estado viendo el evangelio, tal como Pablo fue inspirado para escribirlo en el Nuevo Testamento. Hemos aprendido que es un evangelio glorioso, 2da de Corintios capítulo 4 fue nuestro texto. Es el evangelio que satisface, Romanos 3. Es un evangelio que reconcilia, 2da de Corintios capítulo 5. Y después ayer vimos el hecho de que es un evangelio soberano. Y el mensaje final en esta mañana es ver la realidad de que es un evangelio humillante, es un evangelio humillante. Ahora, sé que en la mayoría de los casos cuando enseño la Biblia, entro en profundidad en unos cuantos versículos, pero hemos estado abordando el tema de una manera un poco diferente.

Debido al tiempo limitado, y a que queremos cubrir tanto como podemos, hemos estado tomando algunas porciones más grandes de las escrituras, algunos segmentos más grandes, inclusive cubriendo unos cuantos capítulos a la vez, así como lo hicimos el sábado, cuando estudiamos Romanos 10 y 11, adoptando más bien una perspectiva panorámica de las Escrituras, lo cual es tan importante si vamos a entender el evangelio según Pablo. Ahora para esta mañana quiero que regrese a 1ra de Corintios 1 y 2, 1ra de Corintios 1 y 2, y el texto que le leí, es el texto que quiero que vea. Obviamente vamos a ver un panorama, una especie de panorama aéreo en lugar del panorama desde el suelo que normalmente adoptamos.

Voy a hacer una pregunta que se relaciona al tema, vamos a estar viendo el evangelio humillante. No vamos a llegar a ese punto hasta que todo lo demás haya sido dicho. Entonces eso en cierta manera vendrá al final. Pero para comenzar, quiero presentar la pregunta ¿Por qué amamos la Biblia? ¿Por qué viene usted a la conferencia de ‘La verdad importa’? ¿Por qué viene a Grace Community Church? ¿porque viene aquí semana tras semana? ¿Por qué va a un grupo de comunión? ¿Por qué vendemos tantos libros aquí? ¿Por qué la gente descarga sermones en la página de Gracia a Vosotros? ¿Por qué tiene usted este apetito por la Palabra de Dios? ¿Por qué parece ser un apetito insaciable?

¿Por qué usted ha pagado dinero y ha tomado tiempo preciado para venir hasta acá, sabiendo que virtualmente no va a haber entretenimiento? Simplemente va a ser una mirada intensa de la Palabra de Dios, ¿de dónde viene este amor? ¿Por qué tiene usted este amor por la Biblia? ¿Por qué tiene usted este amor por el evangelio? Esa es una pregunta muy importante ¿Es porque usted es más inteligente que el resto del mundo? ¿es porque usted tiene más capacidad que el resto del mundo? ¿es porque usted ha oído algunos argumentos más convincentes de la veracidad de las Escrituras? ¿es que alguien le dio a usted apologética, y esa apologética parece ser tan razonable para usted que usted ha abrazado las Escrituras? ¿Qué es lo que ha creado este amor en su corazón?

Eso es algo que todos nosotros aquí en Grace Church experimentamos. Parece que nunca tenemos suficiente de la Palabra de Dios, es como alimento para nosotros, y ninguna cantidad de alimento lo satisface a usted por algún periodo largo de tiempo. Usted necesita ser alimentado una y otra, y otra, y otra vez físicamente, es lo mismo espiritualmente ¿Qué es lo que genera este apetito? ¿Por qué vemos así la Biblia y el evangelio? ¿Por qué es que, habiendo entendido el evangelio, creído el evangelio, podemos oír el evangelio predicado mil veces y nuestros corazones literalmente son encendidos de nuevo? ¿Por qué es que somos como los del camino a Emaús, quienes cuando se les explicó las Escrituras, se convirtieron en la comunión de los del corazón ardiente? ¿Qué creó eso?

¿Cómo lo separamos de la indiferencia del mundo hacia la Biblia, y la hostilidad del mundo hacia la Biblia? La gente que conocemos no tiene interés alguno en la Biblia. De hecho, muchas iglesias reconocen eso, y entonces eliminan la Biblia tratando de darle a la gente lo que realmente quiere. La Biblia no solo los mataría de aburrimiento, sino que los ofendería. ¿Pero que nos pasó, porque somos los que amamos la Biblia? ¿Por qué hay gente por todo el mundo que ama la Biblia? Bueno las Escrituras nos dan una respuesta a eso en este texto en particular. Pero, en primer lugar, permítame tan solo acampar en esa idea de que, si usted es un cristiano verdadero, usted ama la Biblia.

Permítame repetirlo, es bastante simple, si usted es un cristiano verdadero, usted ama la Biblia. El Salmo 19 probablemente es su experiencia, Salmo 19 versículo 10 dice esto ‘que la Palabra es más preciada que el oro, si, y más que mucho oro afinado, y dulce más que la miel y que la que destila del panal’. ¿Por qué es la verdad tan dulce para nosotros? ¿porque es tan preciada para nosotros? Podemos decir con David, en el Salmo 119:97 ‘oh, cuanto amo yo tu ley’, y cinco otras veces en ese mismo Salmo, él lo volvió a decir, amo tu ley, amo tu ley, amo tu ley. Muchas otras veces él dijo, me deleito en tu ley, me deleito en tu ley, me regocijo en tu ley, refiriéndose a Su Palabra, a tu Palabra. Amo tus mandamientos.

Pablo inclusive dice, que los cristianos pueden ser designados por este título, ‘son aquellos que aman la verdad’, 2da de Tesalonicenses 2:10. Los incrédulos son aquellos que no aman la verdad, Juan los expresa de esta manera, él dice, si tú amas al Señor guarda, sus mandamientos. Tu amor hacia el Señor es demostrado en tu apetito por la Palabra de Dios, inclusive esas cosas que son mandatos e instrucciones. Juan dice eso en varios lugares, Juan 14, Juan 15 y en su epístola 1ra de Juan 5:2 y 3. Salmo 40, y el versículo 8 dice, ‘me deleito en hacer tu voluntad oh mi Dios’, y después lo sigue con esto, ‘tu ley está dentro de mi corazón’. Para el creyente verdadero, hay un apetito en el corazón por la Biblia, por la verdad, por el evangelio.

Pedro de hecho dice en 1ra de Pedro capítulo 2, que tenemos un apetito hacia la Palabra, así como los bebes anhelan la leche. En otras palabras, es un deseo singular que nos consume de manera total, que nunca está satisfecho. Cuando Jesús había enseñado a las multitudes en el sexto capítulo de Juan, y había hecho que el mensaje fuera muy difícil de recibir, se fueron, Juan 6:66, ‘muchos de sus discípulos se fueron y ya no lo seguían’. Jesús vio a los que quedaron y dijo, ‘¿acaso queréis iros también vosotros? Y Pedro hablando por el resto de los creyentes verdaderos dijo, ‘¿a dónde iremos?, tú tienes Palabras de vida eterna’, no podemos vivir sin tus Palabras.

La marca de un cristiano verdadero es un hambre por la Biblia, un hambre por las Escrituras. No es suficiente para nosotros tener pan, no vivimos únicamente por pan, vivimos por toda Palabra que sale de la boca de Dios. La verdadera iglesia de Dios, muy bien, la verdadera iglesia de Dios siempre en todo momento, y en todo lugar, tiene hambre de la verdad de las Sagradas Escrituras. Leerla para entenderla, para regocijarse en ella, para deleitarse en ella, para abrazarla, para proclamarla, para aplicarla, y para adorar a Dios por ella. No obstante, tristemente, o en contraste a ese apetito de la iglesia verdadera está el interés de la iglesia falsa.

El estudio serio de la Biblia, y el trabajo diligente en la Escrituras por alimentar a la iglesia verdadera de Dios, no parece ser ya la prioridad. No hace muchos atrás, Jim Packer escribió una introducción a un libro muy antiguo, es llamado el directorio cristiano, no es un directorio telefónico. El directorio cristiano fue escrito por Richard Baxter. Richard Baxter fue un puritano que vivió entre 1615 y 1691, vivió 76 años. Richard Baxter fue un pensador profundo de las Escrituras, y él escribió el directorio cristiano, tengo una copia de este libro, enorme. Es un directorio cristiano en el sentido de que dirige a los cristianos para que sepan cómo deben vivir sus vidas delante de Dios a partir de la Sagradas Escrituras.

Packer en su introducción al directorio cristiano dice esto, ‘los evangélicos contemporáneos son egocéntricos, simplistas, degenerados, pronunciando cosas absurdas, medio mágicas, y una serie de Comos’. Y después él procede a decir, ‘compare esto con el directorio cristiano de Baxter, con más de un millón de palabras de interpretación profunda y aplicación de la Biblia’. Packer dice, ‘el directorio cristiano es un nivel elevado de sabiduría inteligente, basada en la Biblia teológica, con una claridad sin paralelos que asombra la mente ¿Qué nos ha pasado? R. C. Sproul dice, ‘nuestra cultura esta incrustada en la mediocridad soberbia, en el arte basura, en la música basura, en el pensamiento basura, y la hemos acomodado con una iglesia basura’. Tenemos mediocridad porque queremos mediocridad.

La cultura anhela mediocridad, no solo la acepta, sino que la anhela, y entonces tenemos una especie de cultura cristiana pop para acomodarse a esta cultura. Y las que se llaman iglesias, han decidido eliminar lo trascendente, eliminar lo profundo, eliminar lo que es teológicamente profundo, eliminar la Biblia, eliminar la exposición, alimentar la mediocridad, darles a las multitudes hambrientas lo que anhelan, y matar de hambre a la iglesia verdadera. Eso no lo satisface a usted ¿verdad? No lo satisface a usted, esa es la razón por la que usted está aquí, tampoco me satisface a mí, nunca puedo tener lo suficiente, amamos la Biblia, amamos la teología, amamos la adoración teológicamente informada. ¿Por qué la amamos?

¿Por qué confiamos en ella? ¿Por qué creemos en ella? ¿Por qué la estudiamos? ¿Por qué nos encanta memorizarla? ¿Por qué hablamos de ella? ¿Por qué la enseñamos? ¿Por qué la aplicamos? ¿somos mejores que otras personas? ¿acaso somos simplemente más inteligentes? ¿acaso se nos ha dado un mejor conjunto de evidencias convenciéndonos de que la Biblia vale la pena nuestra confianza y creencia? Tenemos algunas pistas aquí a la respuesta. Lutero dijo esto ‘la Biblia no puede ser entendida simplemente por el estudio o el talento, debe venir del Espíritu Santo’. Zwingli, gran reformador en Zúrich dijo, ‘inclusive si recibes el evangelio de Jesús directamente de un apóstol, no puedes actuar según él a menos de que tu Padre celestial te enseñe y te lleve a sí mismo por su espíritu’.

Juan Calvino tuvo la misma postura, fue la perspectiva de Calvino que la Biblia solo puede ser creída, entendida, obedecida y amada, cuando Dios regenera a través del poder del Espíritu Santo y le da vida al pecador muerto. ¿Por qué ama usted la Biblia? ¿Por qué tiene hambre de la Biblia? ¿Por qué se deleita en la verdad de las Escrituras? ¿Por qué disfruta oírla? ¿Por qué es que la explicación de la verdad Bíblica en su mente crea tal gozo y produce tal alabanza y adoración? Es debido a una obra poderosa que ha sido llevada a cabo en su corazón por el Espíritu Santo, y El literalmente lo ha hecho vivir de los muertos, es regeneración. Vamos a hablar de eso.

No hay un mejor tratado de este asunto, que en el texto que tenemos ante nosotros, que le leí antes. 1ra de Corintios capítulos 1 y 2, comenzando en el versículo 18, llegando hasta el final del capítulo 2, y obviamente vamos a ver esto de manera general, pero usted va a entender el mensaje aquí, creo yo. Dos puntos quiero que entienda a partir de este texto, solo dos. Número uno, ¿porque los no cristianos rechazan la Biblia? ¿Por qué los no cristianos rechazan la Biblia? Numero dos ¿Por qué los cristianos aman la Biblia? Cuál es la diferencia aquí, hay mucha relación aquí, solapamiento, y reafirmación, pero no vamos a entrar a todo eso, únicamente le voy a dar el panorama grande aquí, ¿muy bien?

Pregunta número uno, ¿Por qué los no cristianos rechazan la Biblia? Le voy a dar a usted cinco razones, están aquí, Pablo las presenta para nosotros. Cinco razones, número uno. Y la vamos a abordar desde el punto de vista de la revelación del evangelio en las Escrituras ¿Por qué los no cristianos no creen en el evangelio bíblico, por qué? Número uno: su mensaje no es razonable, su mensaje no es razonable, o podemos decirlo, desde el punto de vista de las mentes humanas es irracional, y el hombre está enamorado con su propia mente ¿no es cierto? Quizás, no estaba tan mal antes del alumbramiento, pero aquí estamos muchos siglos después del alumbramiento, y somos los herederos de la adoración de la mente humana.

Estamos metidos profundamente en la edad de la razón. Y la Biblia simplemente no tiene un lugar, el evangelio Bíblico no tiene un lugar, versículo 18, ‘la palabra de la cruz es locura para los que están pereciendo’. Aquellos que están pereciendo, es una categoría de personas que van camino al infierno. La gente que está en el proceso de ir camino al infierno, gente que está en el paradigma de los que perecen. Este evangelio, este mensaje acerca de la salvación, mediante la muerte de Cristo en la cruz es locura. La palabra locura aparece media docena de veces, en la apertura de esta sección, es tan importante, por cierto, la palabra griega para locura usted la reconocerá, es la palabra moron, es la palabra tonto, esa es la palabra.

De hecho, la palabra tonto es torpe, es absurdo, no encaja con la sabiduría humana. Decir que hay un Dios, solo hay un camino a Dios, y que ese camino a Dios es mediante el Dios hombre. Que Jesucristo, quien fue un judío crucificado, ejecutado por los romanos, rechazado por su pueblo, colocado en una cruz, etcétera, etcétera. Y la salvación viene al rechazar cualquier obra buena de usted y reconociendo su pecaminosidad miserable, y abrazando por la fe el sacrificio de Cristo en su lugar. Eso es contrario a la sabiduría humana, la mente caída dice, usted es bueno, y si usted realmente es bueno, usted va a estar bien. Esa es razón sabiduría humana, razón humana caída, dominada por la soberbia.

El mensaje entero de la cruz es torpe e inútil, no tenemos que cubrirlo, lo hemos cubierto en los últimos tres días, no encaja con la razón humana, decirles a los hombres que van camino al infierno, que son incapaces y no están dispuestos a hacer algo por sí mismos. No tienen el poder racional, o el poder moral, o el poder espiritual para cambiar su condición, son impotentes delante de Dios, eso no encaja con el orgullo humano. Pero eso es lo que la Biblia dice, y esa es la razón por la que no aman la Biblia, no les gusta la Biblia. Hay gente que es indiferente a la Biblia, y permanecerán siendo indiferentes a la Biblia, a menos de que se vuelvan hostiles a la Biblia porque, de hecho, oyen lo que la Biblia dice, la idea entera del evangelio, el evangelio bíblico es irracional, no es razonable, es torpe, es locura.

En segundo lugar, es inalcanzable. Tenemos que admitir que una de las razones por las que rechazan el evangelio bíblico es porque, francamente es inalcanzable porque van a buscarlo con la razón humana. Ese es el mecanismo con el que los hombres caídos van detrás de todo, resuelven todos los problemas con su razón humana, esto parece razonable, esto parece racional. Y Dios no ha dado la razón humana para alcanzar ciertos fines en la esfera física, y entonces simplemente cambian eso en la esfera física. Y entonces simplemente cambian eso, y entonces simplemente enfocan eso, en la esfera espiritual y no pueden entenderlo, no pueden entenderlo.

Y hay esas personas que usted conoce ocasionalmente, que dicen, soy una persona muy espiritual. Como si en cierta manera tuvieron un mundo tipo Harry Potter, en el que pueden meterse ahí, pueden llevarse a sí mismos en alguna esfera en donde la gente vuela y cosas raras suceden, seres espirituales hacen cosas, y pueden ajustarse a sí mismas a ese mundo, y percibir las cosas que el resto de nosotros el hoi-polloi no puede entender. ¿Qué quieres decir con que eres una persona espiritual? La idea de que por tu mente y por tu intuición, y tus supuestos sentidos, puedes impulsarte a ti mismo en un entendimiento verdadero del evangelio bíblico, creer en eso, y amar eso, simplemente no es verdad.

Vaya al versículo 19, ‘pues está escrito, destruiré la sabiduría de los sabios, y desecharé el entendimiento de los entendidos’, donde está el sabio, donde está el escriba, donde está el disputador, de este siglo, no ha enloquecido Dios la sabiduría del mundo, pues ya que, en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría. Usted no puede venir a Dios mediante la sabiduría humana. Lo que parece razonable, sensato. Y el versículo 19, citado de Isaías 29:14, es una cita de la Septuaginta, de la cual muchos de los escritores del Nuevo Testamento, que fueron oradores en griego leían. Isaías había venido y le había advertido al reino del norte de Israel, él les advirtió del juicio venidero porque Senaquerib, el rey de Asiria estaba exhalando fuego en sus fronteras.

Él estaba amenazando al reino del norte. La liberación no iba a venir de los hombres, si iba a haber alguna liberación, si iba a haber algún acto de rescate, no iba a venir de la sabiduría de los hombres. ‘Destruirá la sabiduría de los sabios, la inteligencia de los inteligentes hará a un lado’. La gente en sí misma en toda su sabiduría, con toda su estrategia, y reuniendo a todos sus hombres sabios, inteligentes y líderes, no se les podía ocurrir alguna manera de enfrentar a los Asirios, Dios se enfrentó a los Asirios, claro, más adelante en Isaías 37:36, al enviar un ángel, que literalmente mató a 185.000 de ellos.

En otras palabras, hay una dimensión en la que Dios actúa que no está disponible para los hombres en su sabiduría. No podían enfrentar lo que estaba pasando en sus fronteras por la sabiduría humana. Jeremías 8:9 dice, ‘los hombres sabios he aquí han rechazado la Palabra del Señor’ y ¿qué sabiduría tienen, que les queda? Entonces en el versículo 20, Pablo los llama, ‘¿dónde está el hombre sabio?’ Tráiganlos, ‘¿Dónde está el escriba?’ Ese sería el experto ¿Dónde está el disputador de este siglo? ¿Acaso Dios no ha hecho enloquecer la sabiduría de este mundo?’ Reúnan a todos los necios, a todos los filósofos, a todos los educadores, a todos los teólogos.

Por cierto, ese versículo 20, hace referencia a Isaías 19:12 e Isaías 33:18, y creo que también hace referencia a los supuestos consejeros de Egipto, que fueron hechos torpes por Dios, como también los escribas de los Asirios, también fueron tontos. Todos son necios, trae a todos, porque el versículo 21 dice, ‘ya que, en la sabiduría de Dios, el mundo mediante su sabiduría no llega a conocer a Dios. Él simplemente está tomando ciertas frases del Antiguo Testamento, que serían conocidas por la gente, para presentar su punto de que toda la sabiduría del mundo, toda la inteligencia de la gente inteligente, todos los hombres sabios, todos los abogados, todos los disputadores, filósofos juntos no pueden llegar a conocer a Dios. Versículo 21.

Usted puede tomar a todas las mentes elite, de todas las universidades en el mundo, en nuestra tierra, y lo reúne a todos colectivamente, y no pueden llegar a conocer a Dios. Usted no puede llegar a Dios desde el punto de vista de la base de la sabiduría humana, inclusive en su cúspide, en su mejor condición. Entonces, ¿Por qué los no cristianos rechazan la Biblia? ¿Por qué resienten la Biblia? ¿Por qué no tienen interés en la Biblia? ¿Por qué son indiferentes hacia la Biblia, hostiles hacia la Biblia? Simplemente porque el evangelio bíblico es irracional para ellos, y de cualquier manera es inalcanzable. En tercer lugar, si pudieran alcanzarlo, seria increíble para ellos, seria increíble.

Y esto es claro, se solapan, pero en el versículo 22 dice, ‘los judíos están pidiendo señales, y los griegos buscan sabiduría, pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos tropezadero, y para los gentiles locura’. Fue la cruz lo que fue el problema, los judíos no podían enfrentar eso ¿Qué señal querían? Querían señal en la luna, en las estrellas, y el cielo, que había sido predecido por los profetas de la venida del Señor, y el establecimiento del reino prometido. Tuvieron suficientes señales, Jesús tuvo poder sobre la enfermedad, demonios, muerte, naturaleza, literalmente terminó con la enfermedad en la tierra de Israel, durante la duración de su ministerio.

Habían visto su gran poder, nunca nadie jamás, dijeron que los milagros de Jesús fueron inválidos, nadie jamás desacredito sus milagros, nadie trato de desacreditar sus milagros, inclusive la resurrección. Sabían que El resucito de los muertos, ellos lo sabían, los líderes, sabían eso, y sobornaron a los soldados para que mintieran y dijeran que su cuerpo había sido robado, cuando sabían que no había sido el caso. Usted nunca podía darles a esas personas suficiente señales, nunca. Todas estas personas que andan por todos lados, supuestamente haciendo milagros falsos, con grandes masas de personas. Usted los ve en la televisión que piensan que eso va a llevar la gente al evangelio, están mal.

Eso no es lo que trae a la gente al evangelio. Usted puede hacer todas las señales falsas que quiera, eso no es lo que convence a la gente. La única razón por la que la gente cree en el evangelio es porque el Espíritu Santo les da vida, y la única manera en la que Él les puede dar vida es a través de la proclamación del evangelio, de la verdad. Son renacidos por la Palabra de verdad, 1ra de Pedro 1:23. Entonces francamente todo es increíble, para los judíos querían señales, especialmente la señal grande, y lo que querían ver era que el Mesías viniera, señales en los cielos, y después querían ver que el Mesías afirmara su religión ¿verdad?

Si Jesús es el Mesías, Él nos va a dar palmadas en la espalda porque somos los religiosos puros. Pero Jesús vino y usó sus palabras más condenadoras, más fuertes para el liderazgo religioso de Israel. Lea Mateo 23, los llamó sepulcros blanqueados por fuera, pintados de blanco, pero por dentro llenos de huesos de muertos, Él dijo, que produjeron hijos del infierno, no esperaban que el Mesías dijera eso, no esperaban que el Mesías los atacara, esperaban que el Mesías atacara a los romanos, pero en lugar de eso, Él fue matado por los romanos, esa es una gran piedra de tropiezo. ¿Cómo puede ser Él el Mesías cuando la nación lo rechazo, los líderes, lo rechazaron, y los romanos lo mataron?

Para los griegos la idea entera era ridícula, que un judío crucificado, un judío, pueblo muy oscuro en un lugar muy oscuro, afuera del imperio romano, en la tierra de Israel. Que ese hombre que fue crucificado por los romanos, y rechazado por su pueblo, es el Dios eterno. El único Dios verdadero, el único Dios que vino al mundo en forma humana, murió en una muerte sustitutiva para proveer salvación, el único camino de salvación para pecadores, eso es simplemente absurdo. Si usted fuera al circo Máximos, en la ciudad de Roma en la actualidad, usted puede encontrar un lugar antiguo ahí, de una piedra tallada, y algo de ello todavía permanece.

Es un tallado de una cruz, y colgando en la cruz hay un hombre con la cabeza de un asno, y abajo hay un hombre postrado y dice, ‘Alexus Menos adora a su Dios’, esa fue una burla del cristianismo, ¿Qué tipo de persona se postra para adorar a un asno crucificado? Así de torpe era, totalmente inaceptable. Francamente el evangelio es torpeza, es locura, realmente no es creíble. Además, están atorados porque no es alcanzable, porque la única manera en la que pueden alcanzar las cosas es mediante la razón humana y francamente, si fueran capaces de buscarlo, no lo harían porque es demasiado absurdo. Permítame darle un cuarto problema, porque la gente no cree en el evangelio, sus representantes no son sorprendentes.

Si, su mensaje es irracional, su realidad es inalcanzable, su verdad es increíble, y su gente es no sorprendente. Dice usted, mira Dios, si vas a hacer que la gente entienda esto, vas a tener que colocar este mensaje en las manos de gente poderosa, tienes que llevarle esto a la gente prominente, ellos lo pueden hacer creíble ¿en serio? Ese no fue el plan de Dios, regrese al texto, versículo 26, ‘pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles’. Tres veces dice, no muchos, no muchos, no muchos. La mayoría de los creyentes no son impresionantes, no son impresionantes, especialmente para el mundo de las mentes elite.

No somos los intelectos elite del mundo, no somos los poderosos en el sentido de ser los que influyen de manera poderosa, gente en grandes posiciones de poder, y no somos nobles ¿Qué significa eso? con rango social, de realeza. No, bueno, ¿qué somos? Versículo 27 dice, somos lo necio, débil, y el versículo 28, vil, menospreciado y lo que no es. ¡Je! No somos sabios, somos más bien necios, son un contraste esos dos versículos. No somos poderosos, somos más bien débiles. No somos noble, somos lo vil, esa palabra vil ahí en el versículo 28, lo vil del mundo. La palabra griega para vil es agenes, genos es nacer. Obtenemos la palabra genética de esa raíz, somos agenes, que significa eso, no hemos nacido, no hemos nacido.

Otra manera de decir eso, no existimos. La palabra llegó a significar lo insignificante, lo insignificante. No somos los influyentes, y él inclusive profundiza aún más, será suficiente ser agenes, no nacidos, ni siquiera existir, pero él inclusive, va más abajo, menospreciado. Y después él dice, Dios ha escogido las cosas que no son, o los que no son. Ese es un participio presente del verbo ser, eimi, y es la expresión de mayor menosprecio en todo el lenguaje griego. Es esto, ustedes ni siquiera existen. Si usted realmente quería rebajar a alguien, tu ni si quiera existes. Entonces Dios, no ha escogido a muchos sabios, según la carne, no muchos poderosos, no muchos nobles Dios ha escogido.

Por favor observe, sigue repitiendo, Dios ha escogido, Dios ha escogido, Dios ha escogido, en caso de que usted todavía esté luchando con la doctrina de la elección soberana. Dios ha escogido, Dios ha escogido, Dios ha escogido, cuatro veces. Versículo 29, para que nadie se jacte delante de Dios. La médula aquí, a la que estamos llegando es que no somos sorprendentes, ilustrado eso apenas me vino a la mente en el primer servicio. Estuve con Deepak Chopra, en una ocasión entre anuncios en un programa de televisión, en una entrevista de televisión. Él es un místico hindú, quien también es un doctor, es un médico, y él es un hombre brillante.

Y Él ha entendido como separar a la gente de su dinero, entonces él es un hombre muy brillante, pero él cree que él es Dios. Y él ha escrito muchas cosas de esto, él es muy espiritual, muy esotérico, muy hindú, todo esto. Y fue muy difícil para él tratar conmigo, muy difícil. Y en una ocasión, estábamos teniendo esta platica, y él dijo, bueno, tu no sabías nada de eso de cualquier manera, no sabrías nada de eso. Y yo le dije, bueno, de hecho, si, entiendo eso, entiendo esa filosofía, entiendo exactamente de donde viene, le di un poco de esto. Y le dije, de hecho, escribí un libro acerca de eso. Y él dijo, y esta es una cita, ‘yo nunca leería nada de lo que tu llegaras a escribir’. Muy bien, yo ni siquiera existo.

Tu ni siquiera estás vivo en mi mundo, vete. Así nos ven, estas mentes elite. Como puede ver la gente incrédula está en la condición en la que están, debido a estas limitaciones. No están impresionados con nosotros, no están impresionados con nuestro mensaje, están impresionados consigo mismos. Y el problema es que quieren seguir su propia razón, y usted no puede llegar ahí de esa manera. Hay otra cosa que podríamos decir, y no solo la gente no es sorprendente, sino que los predicadores no son predicadores que tienen estilo. Si, ese es Pablo, capítulo 2, versículo 1, ‘así que hermanos, cuando fui a vosotros, para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría’.

Cuando él llego inicialmente a Corinto a predicar y establecer a la iglesia, él dijo, no vine con superioridad de palabras, ni de sabiduría ¿de qué está hablando? Él está hablando de lo que estaban acostumbrados a oír de maestros y filósofos. Digo, a los griegos les encantaba la oratoria, en cierta manera estaban en una especie de laberinto intelectual, estaban metidos en complejidades filosóficas, en argumentos por capas, rechazaron el mensaje porque simplemente no es impresionante. Pablo dice, yo determiné no saber nada entre vosotros, excepto a Jesucristo y este crucificado. Simplemente seguías diciendo esta locura ridícula, torpe, acerca de ese hombre y esa cruz ¿en dónde está la inteligencia esotérica?

¿En dónde está la especulación racional? ¿en dónde está la complejidad filosófica? Esta es la razón por la que en 2da de Corintios 10:10 dijeron de él, que su presencia personal no es impresionante, y sus palabras son menospreciables. ¿Quién lo escucharía? Él no es inteligente, él no tiene nada de esa ‘sofía’, nada de esa sofisticación, sabiduría sofisticada, el mensaje fue ofensivo, y los mensajeros no fueron impresionantes, y los predicadores que representan al mensaje no tenían estilo. Ahora, no solo él tuvo este mensaje simplista, estrecho de mente que seguía repitiendo, versículo 2, sino que dice que en el versículo 3 ‘estuve con vosotros en debilidad, temor, y mucho temblor’.

Por favor, donde está el hombre elocuente, tienes que tener algo de elocuencia, tienes que ser atrevido, tienes que tener algo de confianza en ti mismo, tienes que tener algo de dominio, tienes que ser algo dominante. Los filósofos atrevidos, y los maestros del mundo en esa época hacían eso, él viene en debilidad, temor y temblor, y su mensaje, su predicación, versículo 4, ‘no es en palabras persuasivas de sabiduría humana, sino en demostración del Espíritu y de poder, para que vuestra fe no repose en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios’. El entiende, esto no tiene que ver con apologética, esto no tiene que ver con evidencias, esto no tiene que ver con convencerlos.

Esto no tiene que ver con canalizar su intelecto, esto no tiene que ver con hacer que su razón esté en el estado de ánimo correcto, son personas caídas, naturalmente están en la oscuridad, naturalmente están muertos, han sido cegados doblemente por Satanás, están aislados de la vida de Dios, y no pueden creer, no quieren creer. Los no cristianos, en conclusión, no creen en la Biblia porque no pueden, no pueden. Y usted no puede hacerla razonable, y todos sus esfuerzos de mostrar estilo y ser inteligente, y tratar de impresionarlos, no van a funcionar. Usted no puede, mediante la razón humana encontrar a Dios, encontrar a Cristo, encontrar el evangelio, encontrar la salvación, y llegar a amar las escrituras.

La sabiduría del hombre puede hacer cosas sorprendentes en el mundo físico, en el mundo temporal, la ciencia, la tecnología, genética, medicina, industria, artes, cultura, académico, todo tipo de méritos de alcances. Pero la sabiduría del hombre, individual y colectivamente no puede conocer a Dios, de manera salvadora. Pueden saber que Dios existe, Romanos 1, ¿verdad? Pueden saber que Dios tiene una ley moral, Romanos 2, no pueden conocer a Dios. El evangelio no está disponible a la sabiduría humana, ese es el problema, los hombres encuentran el camino que les apela, y es el camino de la razón humana que los satisface a sí mismos, no pueden llegar ahí de esa manera. Entonces ¿Por qué creemos?

Demos la vuelta aquí, en la esquina, tenemos unos cuantos minutos. Entonces ¿Por qué creemos? Dice usted, bueno, somos los más inteligentes de estas personas. No, no los somos ¿Por qué creemos? Versículo 6, ‘sin embargo, sin embargo’, ahora aquí damos la vuelta, hablamos sabiduría. Espere un minuto, no entienden, somos las personas más sabias del planeta. ¿Sabe usted que en este momento aquí, congregado en este lugar, está la sabiduría humana más pura, más verdadera, más profunda, más precisa, congregada en la ciudad de los Ángeles, o el estado de California, aquí? Y la parte triste es que nadie afuera está preguntándonos algo, y tenemos todas las respuestas. Hablamos sabiduría.

Sigo esperando que alguien me llame de Washington, de algún lugar, simplemente pregúntame, simplemente pregúntame. Un hombre estaba tratando de burlarse de mí en una entrevista de radio, en una ocasión y dijo, ¿a dónde fuiste tú a la escuela de leyes? Yo no fui a la escuela de leyes, yo solo leo la Biblia. Oh eso, realmente los hace enojar. Hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez, esa es la primera clave, madurez es la palabra. Bueno de hecho, es teleios, completo, lo leí de esa manera completo, salvo, hecho completo, porque vosotros estáis completos en El, eso es regeneración. ¿Por qué conocemos sabiduría, porque hablamos sabiduría? Porque hemos sido hechos completos.

Hemos venido a Cristo, en quienes están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento, dice Colosenses, ‘este es el regalo de gracia de Dios a nosotros, en nuestra regeneración’. No es porque somos más inteligentes que alguien más, fue porque el Espíritu nos dio vida, el Espíritu nos dio luz, el Espíritu nos avivó, nos dio vida, quito la ceguera y nos ayudó a ver la verdad del evangelio. ¿Se acuerda allá tras en 2da de Corintios 4? ‘El Dios que dijo sea la luz, ha resplandecido en nuestros corazones para dar la luz de la gloria del evangelio en la faz de Jesucristo’. Dios encendió la luz y encendió la vida, mediante la obra del Espíritu. Amamos la Biblia debido a la obra del Espíritu, Él nos ha dado vida.

Y escúcheme, esta es vida que es sustentada por el alimento como su vida física y la vida espiritual es sustentada por el alimento, y el alimento es ¿Qué? es la Palabra de Dios, es la Palabra de Dios. De regreso al versículo 6, ‘la sabiduría que tenemos aquellos que hemos sido hechos completos en Cristo, es una sabiduría, no obstante, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen’. No es la sabiduría del mundo, no es lo que Santiago llama la sabiduría de abajo, es la sabiduría de arriba, Santiago 3:15 al 18, que desciende, y es pura, y pacífica. Tenemos la sabiduría verdadera, pero observe la cultura. Si pudieren hacer lo que quieren hacer los influyentes en esta sociedad, se asegurarían de que todo cristiano creyente, todo cristiano bíblico, los extinguirían del discurso público de manera permanente.

No quieren oír nada de nosotros. La sabiduría que tenemos es opuesta a su sabiduría, esta es la sabiduría que no perece. Versículo 7, ‘más hablamos sabiduría de Dios’. Wow ¿entiende usted cuán importante es usted para el mundo? Usted quizás, no sea una persona con estilo, quizás yo no tenga estilo en términos de lo que el mundo quiere oír, o por lo que le entretiene. Usted quizás, no sea sorprendente, yo no soy sorprendente, ninguno de nosotros realmente es sorprendente. Simplemente somos el hoi-polloi aquí, pero usted habla sabiduría de Dios porque el Espíritu Santo le ha dado vida, y usted ama su verdad. Esta sabiduría está en un misterio, esta sabiduría está en un misterio.

Musterion es la palabra de Pablo para el evangelio, que estuvo escondido en el Antiguo Testamento, esta revelado de manera completa en el Nuevo. Usted habla la sabiduría, la sabiduría del misterio. Él inclusive dice ‘la sabiduría escondida, la cual Dios predestinó desde antes de los siglos para nuestra gloria’. La sabiduría del evangelio que Dios predestinó para descubrir en este tiempo y esta época para atraer a su pueblo a la gloria. Hablamos la sabiduría de Dios. El versículo 8 dice, ‘es la sabiduría que ninguno de los príncipes de este siglo ha entendido, porque si lo hubieran entendido no hubieran crucificado al Señor de la gloria.’

El grupo de líderes mejor preparados, bíblicamente preparados sobre el planeta en el tiempo de Jesús, que conocieron el Antiguo Testamento mejor que cualquier otra persona, la cual es la única fuente de revelación divina, fueron los fariseos y los líderes de Israel, y no la pudieron entender, de lo contrario no lo habrían crucificado. ¿Por qué es que no la entienden? De regreso al versículo 9, porque contiene cosas que el ojo no puede ver, y el oído no puede oír, eso significa que usted no puede, y esto nos lleva de regreso al asunto de la razón, eso es empirisismo. Usted no lo puede ver, usted no lo puede oír, en otras palabras, no puede venir a usted desde afuera, no puede venir usted empíricamente, externamente, experimentalmente.

Después dice esto en el versículo 9, y no han entrado en corazón de hombre, no pueden venir desde adentro. Usted no puede conocer este misterio, este evangelio, este evangelio salvador de Cristo, usted no lo puede conocer experimentalmente. Experimentalmente por fuera, usted no lo puede conocer intuitivamente, espiritualmente por dentro. No lo pueden conocer porque Dios las ha preparado para los que lo aman. Y después el versículo 10, ‘porque Dios nos la reveló a nosotros por el Espíritu’. Ahí está, primero Dios le dio a usted vida, y después le dio a usted revelación. Digámoslo de otra manera, le dio a usted regeneración, después le dio a usted revelación. Bueno, ¿de que serviría ser regenerado si no tuviéramos esto?

Si somos capaces de entender la sabiduría de Dios, entonces, tenemos que tener la sabiduría de Dios ¿verdad? Entonces el Espíritu nos dio vida y después nos dio una Palabra que da vida. ¿Por qué amamos la Biblia? Debido a la regeneración por el Espíritu Santo y debido a la revelación por el Espíritu Santo, Él es el autor de las Sagradas Escrituras, esta es la sabiduría escondida, el evangelio completo, que ha sido revelado, el cual es conocido únicamente por nosotros, versículo 10, mediante el Espíritu. Entonces él en cierta manera prueba su punto al decir, ‘el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. ¿Qué es lo que el Espíritu Santo nos ha dado en las Escrituras? Los resultados de su búsqueda en las profundidades de Dios.

Que pensamiento, que realidad tan increíble. Este libro es las profundidades de Dios, investigado por el Espíritu Santo omnisciente y revelado a los escritores de las Escrituras Que tesoro es este, que tesoro tan inestimable, incalculable es este. Esta es la obra del Espíritu, versículo 11, es una analogía, ‘¿porque quien de los hombres sabe las cosas del hombre sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios’. Así como su Espíritu lo conoce a usted, esa es la diferencia entre un hombre y un animal, un animal no sabe que existe, y usted sabe que existe, usted calcula sus pensamientos, usted piensa sus pensamientos, y después evalúa sus pensamientos.

Y así como el espíritu en usted lo conoce a usted, así el Espíritu conoce a Dios de manera completa. El Espíritu es omnisciente, el Espíritu es completamente Dios, conoce todo lo que Dios conoce, y Dios conoce todo lo que puede ser conocido. Entonces se nos ha dado conocimiento completo de Dios, por parte del Espíritu Santo, necesario para que nosotros tengamos todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad. Y el hombre natural, versículo 14, no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, son locura para él, no las puede entender, son evaluadas espiritualmente. Por cierto, él está espiritualmente muerto, pero el que es espiritual todo lo evalúa. Sin embargo, Él no es evaluado por nadie.

No es juzgado por nadie, literalmente estamos de pie en este mundo, puedo tomar mi Biblia y evaluar absolutamente todo, y nadie puede ir en contra de esa evaluación. Yo le puedo decir exactamente como debe ser, yo le puedo decir lo que es correcto, yo le puedo decir lo que está mal, en base a lo que este libro dice. Y no estoy sujeto a ningún juicio más allá de este libro. Hay otra cosa que decir aquí, la razón por la usted ama la Biblia es porque usted ha sido regenerado, porque usted se le ha entregado una revelación. En tercer lugar, usted ha sido iluminado, esto es el versículo 13, ‘lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana sino con las que enseña el Espíritu’.

¿En dónde mora el Espíritu, en donde mora el Espíritu? En nosotros, 1ra de Juan 2:20 y 27, ‘tienen una unción de Dios, de tal manera que no necesitan que ningún hombre les enseñe, porque han sido enseñados por Dios’. Usted tiene un maestro de verdad residente, el Espíritu Santo. Piénselo. El Espíritu Santo es su maestro residente, El Espíritu Santo que le enseña a usted es el autor de la revelación, que contiene toda la verdad, que le está enseñando a usted. Y no solo eso, el Espíritu Santo quien es su maestro, el Espíritu Santo que reveló el contenido de su enseñanza, es el mismo Espíritu Santo que le dio a usted la vida para entenderlo todo. Esa es la razón por la que vivimos y nos movemos en el Espíritu.

¿Por qué amamos la Biblia? Porque debido a la obra de regeneración, debido a la obra de revelación, y debido a la obra de iluminación. Uno de mis versículos favoritos en las Escrituras, es el versículo 16, me encanta este versículo, el versículo 16 viene de Isaías 40:13, la afirmación ‘¿Por qué quien conoció la mente del Señor, quien le instruirá? El versículo 16 toma de Isaías 40:13 la afirmación ¿Por qué quien ha conocido la mente del Señor y quien le instruirá? Sabe una cosa, en Isaías él dice ¿Quién conoce la mente de Dios, quien puede conocer la mente de Dios? Oigo a alguien decir ¿Quién sabe lo que Dios piensa? Yo. ¿Ve usted el resto del versículo?, tenemos la mente de Cristo.

¿Alguna vez ha oído algo más maravilloso que eso? tenemos la mente de Cristo. Yo puedo llegar a una clase de filosofía en cualquier universidad y decir, estoy aquí para decirles lo que Cristo piensa acerca de todo, y Él es el creador del universo, sin El nada lo que ha sido hecho fue hecho. Él es el juez del universo, Él es el que determina el destino de toda persona, Él es el autor de toda la moralidad, y todas las relaciones, y todo lo que es verdad, y El será el juez de todo lo que es malo. Y estoy aquí para decirles absolutamente todo lo que El piensa. ¿Qué? dije eso en una clase de filosofía en Cal State Northridge. Los confundió, los dejo perplejos. ¿Qué? ¿Quién es este hombre?

De hecho, se los dije en la clase del doctor Kramer. Él quería tener lo que él pensaba que era un fundamentalista que viniera a la clase de Filosofía. Yo le dije, miren, les voy a decir la verdad acerca de todo, porque yo sé lo que Dios piensa acerca de todo. Y usted simplemente ve a estas, usted sabe, a estas personas de clase superior cerrar los ojos. Y yo dije, pero, tengo que decir que ninguno de ustedes va a creer algo de lo que voy a decir, ustedes no lo van creer. Y uno de los alumnos dijo, ¿Qué quiere decir con que no lo vamos a creer? ¿Por qué? le dije porque no puedes ¿se dan cuenta? Y entonces, ahora tienen un dilema porque ahora quieren probarme que pueden creerlo.

 Pero de hecho dije, me acuerdo. Simplemente dije, les puedo decir todo lo que necesitan, todo lo que es importante, toda verdad que necesitan, lo sé, lo sé, porque tengo la mente de Cristo. Usted sabe, algunas personas dicen, espero que tenga la mente de Cristo en esto, no, no, no, no. No tiene que ver con lo que Jesús quiere que usted haga. ¿Compro un auto azul o un auto rojo? ¿Me caso con esta mujer, ese hombre? Esa no es la mente de Cristo. Cuando dice que ‘vosotros tenéis la mente de Cristo’, usted sabe cómo piensa El en todo lo que es revelado aquí ¿verdad? Esta es la mente de Cristo ¿lo oye? Esa es la razón por la que Jesús dijo en Juan 15, ‘no meramente los llamo esclavos, los llamo amigos, porque el Padre les ha revelado todas las cosas a ustedes’.

No hay lugar en el que usted no pueda entrar y decir, estoy aquí para decirles exactamente lo que Dios piensa acerca de todo, todo. Es triste que tenemos tanto que ofrecer, pero una audiencia tan pequeña ¿verdad? ¿Pero sabe una cosa? esta es la razón por la que amamos la Palabra, no podemos estudiar suficiente de ella, somos la extensión de la comunión de los de corazón ardiente en el camino a Emaús ¿se acuerdan? Y Jesús caminó con los discípulos, y cuando El abrió las Escrituras y les explicó todo, dice que sus corazones ardían dentro de ellos, es la comunidad de los de corazón ardiente. ¿Por qué amamos la Biblia? Amamos la Biblia porque el Señor nos dio vida, soberanamente nos escogió. Él nos dio vida.

Él nos regeneró, Él nos dio fe, creímos, llegamos a tener vida. Él nos dio una revelación, la colocó en nuestras manos, y El colocó al autor de esa revelación en nuestros corazones para que sea el intérprete de ella. E inclusive fue más allá de eso. Y el ordenó a maestros y líderes en la iglesia, quienes por el poder del Espíritu Santo son nuestros maestros, y nuestros pastores y nos llevan en mayor profundidad a la verdad divina. Dice usted, bueno, pensé que ibas a hablar de que este es un evangelio humillante, voy a hablar de eso. Regrese al capítulo 1 versículo 30. El hecho de que usted está en esta posición, de amar el evangelio y amar las Escrituras, y amar la verdad.

Escuche esto, versículo 30, ‘más por Él estáis vosotros en Cristo Jesús’ ¿Quién lo hizo? ¿Quién lo hizo? Dios lo hizo, ‘más por Él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría’. Dios le ha dado a usted un regalo soberano, es por Él, que usted está en Cristo, que usted tiene sabiduría divina, y justicia, y santificación, y redención. ¿Para qué? Como está escrito en Jeremías 9, el que se gloria ¿Qué? ese es un evangelio humillante ¿verdad? Es un evangelio humillante. Padre te damos gracias, por estos días maravillosos juntos, y te damos gracias por tu Palabra, es tan poderosa, es tan preciada para nosotros.

Gracias por los deleites que hemos tenido en los últimos días con estos queridos amigos que se han congregado de todo el país y del mundo. Gracias por nuestra propia iglesia amada, preciada por la gente que está aquí, que te sirve, de manera tan fiel aquí, y que se aman unos a otros, y demuestran la mente de Cristo en maneras tan maravillosas tanto en la iglesia como afuera. Gracias por todo lo que estás haciendo aquí, gracias por los hombres fieles que han sido colocados en liderazgo aquí, y gente que, hombres y mujeres, han sido colocados en posiciones de ministerio para servir y ser Cristo para la gente que está aquí. Pero sabemos que tú vienes a nosotros en nuestros hermanos y hermanas, inclusive para ser evangelistas alrededor del mundo.

Oramos Señor porque continúe haciendo que esta iglesia florezca en su amor hacia ti, y en su amor por la Palabra, profundiza nuestro amor, y nuestro afecto por las Escrituras. Te damos gracias porque tenemos la mente de Cristo, sabemos cómo piensas.

Que amemos esa verdad, de tal manera que se manifieste nuestra obediencia en nuestra obediencia. Te damos gracias en el nombre de Cristo, y todo el mundo dijo amén.

 

 

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar