Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Esta noche vamos a comenzar una serie de lo que hemos llamado, doce héroes inconcebibles. Fue un par de años atrás cuando pensé que sería interesante hacer un libro debido a que a la gente le encantan los estudios de personajes, disfrutaron doce hombres comunes y corrientes, doce mujeres extraordinarias.

Entonces, ¿Por qué no ver otras de las biografías sorprendentes de la Biblia, bajo una especie de título extraordinario, más bien héroes inconcebibles? Este libro va a estar disponible al final del verano, ya está terminado, y está en proceso y va a poder verlo al final del verano.

Lo va a disfrutar mucho, es un estudio rico y maravilloso.

Entonces voy a seguir el camino de esos dos héroes inconcebibles, y siguen un flujo escrituralmente. Entonces vamos a comenzar en el Antiguo Testamento con Enoc y José y después vamos a avanzar a lo largo de todas las eras principales de la historia bíblica hasta llegar al Nuevo Testamento, vamos a disfrutar de un gran tiempo al hacerlo.

Pero para justificar el título de esta serie de doce héroes inconcebibles probablemente deberíamos hablar de la palabra héroe un poco, y por lo menos tener una definición, y vamos a tener que trabajar con ella porque puede ser un poco diferente de la definición contemporánea de héroe.

De hecho, yo diría que la palabra héroe lentamente está perdiendo su significado, su importancia. Usamos y abusamos de las palabras, y como consecuencia tenemos una manera de diluir su impacto, y héroe es una de esas palabras que en el pasado fue una palabra aislada para la gente de méritos excepcionales, únicos, y de un mérito excepcional.   

No todo el mundo podía encontrarse en la categoría de héroe, no toda persona podía ser llamado un héroe, ahora casi toda persona es llamada un héroe.

Esto es en parte el legado del movimiento de la autoestima.  

Si su hijo de seis años puede empujar el balón de futbol soccer, y pasa por la portería, conforme guía a todo el rebaño, por así decirlo del equipo que está persiguiendo el balón de pronto se convierte en un héroe.

Su niño de diez años es un héroe, si él hace que usted pueda tener una calcomanía que usted pueda colocar en el auto que dice, ‘mi hijo fue alumno de la semana’.

Solo porque le dio a la maestra menos tristeza, que el resto de los otros niños en esa semana. Y creo que así es.

Ahora tenemos versiones adultas de ese mismo tipo de heroísmo, ¿no es cierto?

Tenemos a esas personas adultas que meten gol, o hacen que la pelota pase por encima de la reja, o puedan anotar un touchdown, o meter la pelota ahí donde debe estar. La versión adulta de eso, en los deportes y el entretenimiento.

Hoy día, casi cualquier persona con estatus de celebridad, puede convertirse en un héroe.

Y usted oye a la gente referirse a mi persona favorita, como mi héroe.

Estaba pensando en eso, y regresé y busqué las palabras de una canción muy conocida llamada ‘el viento debajo de mis alas’.

Es algo así como el himno del heroísmo contemporáneo.

Sé que usted ha oído la canción. No sé si usted ha escuchado las palabras, aquí está la estrofa principal. ‘¿Alguna vez supiste que eras mi héroe? Porque tu estuviste contento con dejarme brillar, esa es tu manera de hacerlo. Tu siempre caminaste un paso atrás de mí. De tal manera que yo fui el que tuve toda la gloria. Tú eres mi héroe porque tú te aseguraste de que yo recibiera toda la gloria.’

¿Qué tipo de heroísmo es ese? Pero se oye bien para nuestra sociedad, por malo que sea el uso de la palabra héroe por parte de nuestra cultura, nuestra sociedad, y su uso de manera incansable, sentimentalizándolo, usando de manera excesiva el termino, y abaratando el termino héroe.

Nuestras ideas de heroísmo inclusive están más manchadas, por otra obsesión ridícula con héroes imaginarios. Superhéroes, cuyos logros de fantasía llenan todo, desde comics hasta caricaturas, a televisión y películas. Y este es el legado en gran parte, o por lo menos al nivel que está ahora de la mejora de los efectos especiales.

Y la animación digital y todo eso que ahora ha creado tipo de fantasías raras, superhéroes más allá de toda la imaginación.

Entonces por un lado usted tiene aquellos que trivializan el heroísmo, y por otro lado tiene a otros que hacen una mitología del heroísmo.

Nuestros héroes están constituidos de personas que realmente no son héroes. En otro caso están constituido de personas que ni siquiera existen, ¿qué es el verdadero heroísmo?

Hay héroes, hay personas que quizá merecen ese título, gente frente a la guerra, o frente al desastre, o la traición o el peligro, que se juegan la vida para rescatar a otras personas.

Hay personas que han sido heroicas, en descubrimientos que han ayudado a personas a recuperarse de enfermedades. Hay personas que han hecho cosas heroicas en la sociedad, para beneficio de la sociedad. Todos sabemos eso.

Extienden el bienestar de otras personas, de una manera que cambia el mundo, de una manera significativa que es épica. El mundo es diferente, el mundo es mejor, y alguien está vivo debido a la acción sacrificial de alguien.

Pero inclusive, en el mejor de los casos, a esos héroes que hacen eso en el mundo, solo pueden hacer impactos que son temporales. Esto es, su heroísmo únicamente hace que la vida sea mejor aquí, y ahora. Y no más allá de esta vida.

En mi juicio, los héroes más grandes son aquellos, que son los medios humanos, que Dios usa para cambiar a la gente para siempre. 

Esos son los héroes reales. Ellos son los que son los instrumentos que Dios usa para traer a gente a Él, a Su Reino, para darle gloria y servirle para siempre. Y estos héroes verdaderos, para ser honesto con usted, estas personas que tienen un impacto eterno, invariablemente son los más inesperados, y son los más comunes y corrientes.

Sabemos que Dios está ocupado en usar a héroes inconcebibles. Escuche lo que Pablo escribió en 1 Corintios 1:26 y 27, ‘pues mirad hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles, sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios. Y lo débil del mundo escogió Dios para avergonzar a lo fuerte.’ En otras palabras, Dios lleva a cabo su obra a través de personas a quienes el mundo considera como débiles, insensatos, y descalificados.

No confían en sí mismos, no son autosuficientes, son personas inconcebibles desde el punto de vista humano. Sin embargo, cuando se les da oportunidades únicas para tener un impacto eterno, se vuelven útiles para que Dios cumpla sus fines eternos.

Ahora, podemos establecer simplemente algún tipo de criterio simple, mediante el cual estas personas puedan ser clasificadas. Las páginas de las Escrituras de hecho están llenas de mucho más que doce. Esa es una muestra muy limitada, para ser honesto con usted. Pero hay tres cosas que caracterizan a estas personas, una sería fe, fe en Dios.

Y la otra sería fidelidad, esto quiere decir que tuvieron un compromiso duradero con Dios, y sobrevivieron toda dificultad imaginable e inimaginable.

Y después en tercer lugar fueron fructíferos, esto es, que tuvieron el impacto que tuvieron. Providencialmente estas personas de fe que fueron fieles, cuya fe fue constante y fueron usados providencialmente por Dios, en maneras sorprendentes, en maneras que inclusive van más allá de su propia vida y su propio tiempo.

La primera persona así que conocemos en la Biblia, es un hombre llamado Enoc.

Enoc. Y para que nosotros entremos a la historia de este hombre llamado Enoc, quiero que vaya al capítulo 11 de Hebreos, en donde él es mencionado.

Como veremos en un momento, él también es mencionado en Génesis 5, y se hace referencia a él en la epístola de Judas. Y una referencia muy rápida de su nombre en otros dos lugares en el Antiguo Testamento.

Y por cierto el Enoc que estaremos viendo en Hebreos 11:5-6 nos es el único Enoc en la Biblia. De hecho, en el libro de Génesis, de hecho, hay dos hombres llamados Enoc.

El primer Enoc aparece en el cuarto capítulo de Génesis y él es el hijo de Caín.

Caín tuvo relaciones con su esposa y ella concibió y dio a luz a Enoc. El construyó una ciudad llamada el nombre de la ciudad Enoc, siguiendo el nombre de su hijo. Entonces, fue un nombre muy común, de hecho, se convirtió en el nombre de una ciudad.

La palabra parece significar comienzo, o inicio. Entonces cuando Caín tuvo un hijo, él lo llamó inicio o comienzo. Pero el hijo que vamos a ver, no es un hijo de Caín, sino un hijo de Set, hijo de Set. La línea justa, las personas buenas.

Veamos Hebreos 11. El tema aquí vamos a comenzar en el versículo 1. ‘Es pues la fe, la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos. Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía. Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas y muerto, aún habla por ella.’ El habla y que dice él, Abel nos habla de la necesidad del sacrificio, del sacrificio. Él ofreció un sacrificio que Dios aceptó, un sacrificio animal, sangriento, como un retrato de el sacrificio venidero de Cristo.

Él demostró su fe por la obediencia. Caín fue desobediente. A él se le dijo que hacer, y el trajo el fruto de sus propias manos. Él ilustra la ilusión de salvación por las obras, por mérito. Por mérito personal. Abel ilustra la realidad de la salvación por sacrificio, y aunque él está muerto, él todavía comunica ese mensaje.

Bueno, después de él vino un hombre que tuvo una influencia muy grande. Su nombre es Enoc, y dice de él en los versículos 5 y 6, ‘por la fe Enoc fue traspuesto, para no ver muerte, y no fue hallado, porque lo traspuso Dios. Y antes que fuese traspuesto, tuvo testimonio de haber agradado a Dios. Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios cree que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.’

Ahora pasamos al segundo hombre en la lista, en Hebreos capítulo 11, y se hace referencia a dicha lista como los héroes de la fe. Y la influencia de Enoc, se identifica de manera especial.

Abel obviamente es una demostración de lo que es necesario para la salvación: sacrificio, obediencia, fe y justicia subsecuente.

Él es el ejemplo de la fe, el primer ejemplo, pero Enoc, este individuo sorprendente básicamente tuvo un impacto revelado en generaciones futuras como lo veremos.

Entonces aquí lo vemos enlistado en Hebreos 11, como una de esas personas a las que podemos ver, como alguien que tuvo fe heroica.

Y para contarle la historia de Enoc tenemos que regresar al quinto capítulo de Génesis.

Génesis capítulo 5. Y en Génesis capítulo 5 se nos dan los descendientes de Adán. Esta es la genealogía que se extiende desde Adán hacia adelante hasta Noé y después a sus hijos Sem, Cam y Jafet. Y la genealogía termina ahí. La genealogía termina ahí por razones obvias, el diluvio viene después de eso y el mundo es destruido. Estos son los descendientes de Adán, a través de Set. Y ahí en el versículo 21 leemos acerca de Enoc, ‘vivió Enoc, sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén. Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trecientos años y engendró hijos e hijas. Y fueron todos los días de Enoc, trecientos sesenta y cinco años.

Caminó pues Enoc con Dios, y desapareció porque le llevo Dios.

Ahora, hay una división muy clara en el flujo aquí, muy clara. Si usted lee a lo largo de la genealogía, usted verá una frase repetida una y otra vez. Si usted regresa al versículo 5, Adán vivió novecientos treinta años y murió. Versículo 6, vivió Set ciento cinco años y engendró a Enós. Y sigue, versículo 8, ‘y fueron todos los días de Set, novecientos doce años y murió.’

Enós, versículo 10, vivió ochocientos quince años, tuvo otros hijos (vs.11), novecientos cinco años en total y él murió. Y después en el versículo 14, Cainán novecientos diez años y murió.

Y Mahalaleel, versículo 17, ochocientos noventa y cinco años y murió. Y Jared, novecientos sesenta y dos años y murió.

Y después dice acerca de Enoc, caminó con Dios y desapareció porque le llevó Dios.

Aquí hay alguien que no murió, no murió. El ‘y murió’, muestra el efecto de la caída. La historia breve de Enoc rompe el patrón. Eso rompe el patrón.

Y él se vuelve el padre de Matusalén. Matusalén es una palabra que significa, un nombre que significa, ‘el hombre del envío’, o ‘el hombre de la lanza’, o ‘el hombre de la jabalina’, ‘algo disparado’. Él fue una profecía nombrada por Dios.

Su nombre significa que él no moriría hasta que el juicio fuera enviado. Hasta que el juicio viniera, él no moriría. Él es el hombre que está ligado con el juicio.

Juicio divino, no vendría hasta que Matusalén muriera.

Entonces, la demostración de la misericordia de Dios es que él vivió más que cualquier otra persona, novecientos sesenta y nueve años.

Entonces, durante novecientos sesenta y nueve años, hasta que Matusalén murió, el mundo de gente, estaba siendo advertida de que el juicio estaba por venir.

El año en el que Matusalén murió, ahí en el versículo 27, dice, ‘y murió, el diluvio fue disparado, y ahogó al mundo.’

Dios le dejó vivir más años que cualquier otra persona, la gracia fue extendida frente al juicio, y cuando él murió vino el diluvio.

Ahora, su padre es Enoc, dos veces se dice de Enoc, que él caminó con Dios. Esa es la descripción que lo define, (vs.22) ‘caminó Enoc con Dios trecientos años, (vs.24) caminó Enoc con Dios. Es tan sorprendente que es repetido dos veces, es tan excepcional, esa es la razón por la que es repetido. Sobresale en medio del resto.

Y se nos dice que el caminó con Dios trecientos años.

¿Sabe una cosa? es una lucha vivir 70, 80 años caminando con Dios fielmente, ¡Trecientos años él camino con Dios! Trecientos años en medio de un mundo terriblemente corrupto.

Esta es la característica sobresaliente de Enoc, él vivió contra la corriente de su sociedad.

Ahora recuerde, el mundo entero, el mundo entero de Enoc fue ahogado, y fue impulsado al infierno eterno. Esta es una vida profundamente distinta al ver el Antiguo Testamento y ver la cultura, digamos, anti-diluviana, la espiritualidad anti-diluviana. Es un panorama muy oscuro.

Hubieron algunos piadosos en la línea de Set, claro. Y Set mismo fue piadoso, esta es llamada la línea piadosa.

Pero cuando avanza hasta Enoc, el juicio está por venir y el juicio a la edad de Enoc de sesenta y cinco, solo está a novecientos sesenta y nueve años de distancia, cuando su hijo Matusalén muere.

Y entonces la advertencia se lleva a cabo a lo largo de todo ese tiempo. Cuando dice que Enoc caminó con Dios, ¿cómo debemos entender eso?

¿Cómo debemos entender la importancia sorprendente de eso? Y no solo la importancia de que él caminó con Dios, sino la consecuencia de eso, el impacto de eso.

Él simplemente entro al cielo, (vs.24) dice, ‘el desapareció porque, lo llevó Dios’. Un día durante su año trecientos sesenta y cinco, mientras que estaba caminando con Dios el simplemente caminó junto con Él al cielo. Sólo hay otra persona registrada en las Escrituras que no murió, y esa persona es Elías. Y eso está registrado en 2 Reyes, capítulo 2, ‘y Elías un día fue llevado al cielo en un carro de fuego.’

Enoc es una persona sorprendente, sorprendente. El viene al mundo cincuenta y siete años después de la muerte de Adán. Él sale del mundo sesenta y nueve años antes del nacimiento de Noé. Noé es el bisnieto de Enoc.

Y en el año del mundo, novecientos ochenta y siete, él es llevado al cielo.

Unos seiscientos años más tarde, seiscientos sesenta y nueve años, viene el diluvio.

Su desaparición es conmovedora, repentina, inexplicable.

La gente era gente y la gente estaba acostumbrada a explicaciones normales, no fue un tiempo de milagros. ¿Cómo es posible que llegaron a entender que nadie podía encontrar a Enoc? Y nadie estuvo ahí para explicar adonde se fue él.

Regresemos a Hebreos 11, y quiero mostrarles las lecciones que pueden ser aprendidas acerca de su impacto espiritual, su influencia espiritual.

Y simplemente, varias cosas que son muy simples que moldean nuestro entendimiento de este hombre. Permítame tan solo darle la lista, y después vamos a avanzar a lo largo de esta lista de manera simple. Su vida es una vida épica, es una vida que sobresale, es una vida influyente, en ese sentido él es un héroe espiritual porque él tiene un efecto espiritual tan profundo en aquellos que lo rodean, inclusive en nosotros debido a su ejemplo y su testimonio.

Pero aquí están los componentes o las características que constituyen ese impacto.

Número uno. Él creyó en el Dios Verdadero, él creyó en el Dios Verdadero.

Número dos. Él buscó la recompensa de Dios, él buscó el galardón de Dios.

El creyó en el Dios Verdadero, él buscó la recompensa de Dios, número tres, él caminó con Dios. Número cuatro, él puso un ejemplo. Número cinco, él predicó la Palabra de Dios, y como resultado él entró en la presencia de Dios. Esa fue la consecuencia.

Entonces, cinco cosas que decir acerca de él, él creyó en el Dios Verdadero, él buscó la recompensa de Dios, él caminó con Dios, él puso un ejemplo, y él predicó la Palabra de Dios.

Y como resultado, Dios lo elevó a su presencia.

Ahora comencemos en donde ese bosquejo pequeño comienza, al ver el versículo 6.

‘Pero sin fe es imposible agradar a Dios, porque es necesario que el que se acerca a Dios’ (y eso ciertamente fue el caso con Enoc, porque Dios caminó con él y lo llevó al cielo. Él había entrado en comunión con Dios), pero el que se acerca a Dios, es necesario que crea que le hay.’ Y vamos a detenernos ahí por un minuto.

Creer que Dios es el Dios que es El, esa es la base de agradar a Dios.

Dice en el Antiguo Testamento dos veces que él caminó con Dios, que él caminó con Dios. Aquí dice al final del versículo 5, ‘él agradó a Dios’.

Él tuvo testimonio de haber agradado a Dios, realmente eso es lo mismo.

Y en la Septuaginta, él Antiguo Testamento griego, en Génesis 5 en dónde dice en el hebreo ‘que él caminó con Dios’, la Septuaginta, el griego dice, ‘el agradó a Dios’.

Entonces caminar con Dios simplemente es una indicación de que Dios acepta a uno. Él fue aceptable a Dios, él fue agradable a Dios.

Dios estuvo satisfecho con estar en su compañía, en su presencia, en comunión con El.

Y lo que establece eso es la fe. ‘Sin fe es imposible agradar a Dios’, caminar con Él, estar en su compañía. Usted no viene a Dios, por las obras, usted viene por la fe.

Y sabemos eso, y eso es enfatizado aquí. El que viene a Dios entonces debe creer que le hay. Usted tiene que creer en el Dios quien es Dios.

Esa es una afirmación tan profunda que Él es, y ¿cuál es el nombre cuando a Dios se le pregunta su nombre ahí atrás en el libro de Éxodo? Y cuál es tu nombre, que dice Dios, YO Soy el que Soy. Y Él da el verbo ser, y eso está aquí de nuevo. Que Él es Yo Soy el que Soy, el Yo Soy Eterno. El Viviente Eterno.

Usted debe creer en el Dios quien es Dios, El que no es creado, El Eterno.

No en un dios quien es una criatura, no en un dios quien es hecho por manos, o inventado por la mente humana, un dios inventado.

No el dios del islam, no el dios del mormonismo quien no solo es un dios de origen demoniaco, sino un dios quien es creado de otro dios.

Usted debe creer en el Dios quien es Dios, identificado en las Escrituras como el Dios de Abraham, Isaac, y Jacob, el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Únicamente la fe agrada a Dios, y solo cuando la fe es colocada en el Dios Verdadero, el Dios Verdadero. No hay otra manera de caminar con Dios, no hay otra manera de agradar a Dios, fuera de identificarse como un creyente en el Dios quien es el Dios Verdadero, y Vivo y el único Dios. Esa es la razón por la que los mandamientos de Éxodo 20 comienzan con ‘no tendréis dioses ajenos delante de mí’.

Y el resumen de toda la ley es amar a el Señor tu Dios, con todo tu corazón, alma, mente y fuerzas, lo cual significa que no queda afecto alguno para ninguna otra deidad. Porque ninguna otra deidad existe.

Enoc creyó en el Dios Verdadero, y eso agradó al Dios Verdadero, y Dios entonces se dio a sí mismo en compañerismo y comunión y compañía a este hombre Enoc.

En un sentido, Enoc recupera lo que Adán y Eva perdieron. Adán y Eva caminaron en el huerto con Dios, al aire del día, y tuvieron comunión con Dios, y después claro cuando ellos pecaron y desobedecieron a Dios, fueron expulsados del huerto y se les negó el acceso al árbol de la vida y también fueron expulsados de la comunión que conocieron una vez.

Enoc es una ilustración de esa comunión siendo restaurada y tan íntima y tan completa y tan aceptable fue, que este hombre llego a ser para Dios que él no murió y Dios simplemente caminó con él y lo llevó al cielo.

Él es una ilustración del hecho de que la única manera de caminar con Dios, la única manera de agradar a Dios, es al confiar en Él, al creer en el Dios quien es Dios.

Y para nosotros en el Nuevo Testamento, no hay salvación en ningún otro nombre fuera de Jesucristo. Él es el camino, la verdad y la vida, y nadie viene al Padre sino por El.

Usted no puede creer en el Dios verdadero al menos de que crea en el Dios Verdadero quien es una Trinidad, quien es revelado en el Padre, en el Hijo, y en el Espíritu Santo.

Y todo lo que es verdad acerca del Padre, y todo lo que es verdad acerca del Hijo, y todo lo que es verdad acerca del Espíritu, es verdad acerca de Dios, y este es el Dios en quien usted debe creer.

Entonces, esa es la primera cosa que decir acerca de Enoc, él creyó en Dios, él fue un hombre que había colocado su fe en el Dios Verdadero.

En segundo lugar, él busco la recompensa de Dios, él busco la recompensa de Dios.

Ahora observe de regreso en este versículo, el versículo 6, él creyó que Dios es el Dios que Es, y que Él es un galardonador de los que le buscan.

El creyó que Dios lo recompensaría por su búsqueda. Esto quiere decir lo siguiente, él creyó que Dios es, y que Dios es moral.

Esto es, que Dios recompensa a la gente que lo busca, que Dios recompensa a la gente que lo sigue, y definiendo eso aún más, que Dios recompensa la gente que busca la santidad y la justicia, porque buscar una relación con Dios es buscar la santidad, buscar la justicia, buscar la pureza.

Enoc no creyó en el dios de los deístas, alguna causa cósmica distante. Él no se habría enredado en lo que llamamos en la actualidad ‘diseño inteligente, que en algún lugar allá arriba hay algún tipo de mente vasta que está detrás de todo.

Sino que él creyó en un Dios personal, un Dios que se preocupa, un Dios con quien él podía tener comunión y un Dios que recompensaría su búsqueda.

Muchas personas creen en algún tipo de deidad, algún tipo de Dios, algún tipo de poder, algún tipo de mente divina, algún tipo de fuente celestial y originador, pero no creyó en un Dios quien era moral. Quien recompensaba la conducta justa, y buscara a ese Dios, y creer en ese Dios fue un acto justo.

David le dijo a su hijo Salomón, en 1ra Crónicas 28:9 ‘si lo buscas Él será hallado por ti, pero si lo dejas, Él te dejará para siempre’. Él es un Dios Moral, Él es un Dios Justo, Él es un Dios Santo, y Él recompensará aquellos que lo buscan.

Salmos 119:10, ‘con todo mi corazón te he buscado’.

Proverbios 8:17, ‘Yo amo a los que me aman, y los que me buscan temprano me hallarán.’

Jeremías 29:13, ‘Me buscaréis y me hallaréis cuando me busquéis con todo vuestro corazón.’

La cosa más justa que un ser humano puede hacer es buscar la salvación, y la recompensa del Dios Santo.

Salmos 58:11, ‘Hay galardón para el justo.’

Proverbios 11:18, “para él que busca la justicia, habrá una recompensa segura.’

Entonces lo que tenemos aquí es un hombre que entiende que usted debe creer en el Dios Verdadero. Él entendió lo que Abel dio, conforme el dio su lección de vida, que la manera en la que usted viene a ese Dios en el que cree, es mediante el sacrificio obediente.

Él también habría entendió que este Dios responde y recompensa a los buscadores justos, a aquellos que vienen deseando una relación con El.

Esto es lo que nuestro Señor estaba diciendo en el Sermón del Monte cuando él dijo, ‘más buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia y todas estas cosas os serán añadidas.

¿Sabe una cosa? cuando una persona busca la salvación está buscando la justicia.

Está buscando ser librado de su pecado, están buscando santidad, están buscando pureza, están buscando ser lavados, ser limpiados, ser perdonados, y Dios hace eso y mucha más bendición, misericordia, gracia, paz, gozo, amor, cielo, herencia, nómbrelo usted.

Entonces aquí vemos a un hombre, quien entendió que el camino a Dios era mediante la fe.

Y el habría entendido, cual habría sido la lección más grande de la vida de Abel, y la lección de la vida de Abel habría sido transmitida a él, en unas cuantas generaciones.

Él es la séptima generación de Adán, entonces las lecciones de Abel, habrían sido bien conocidas y bien establecidas y transmitidas. Él sabe que debe acercarse a Dios por la fe, y la fe obediente, él también sabe que el necesita tener una relación con Dios, porque Dios recompensara esa búsqueda con justicia y santidad.

Y el necesita eso para escapar del juicio, y eso lleva a la tercera característica de su vida.

El caminó con Dios.

Lo dice dos veces, porque él creyó en el Dios verdadero, porque él busco la recompensa de la justicia, y el perdón y la santidad que Dios da. Él terminó caminando con Dios, caminando por la fe.

¿Ahora, que significa caminar con Dios? ¿Qué significa agradar a Dios? Bueno podríamos hablar mucho de eso.

En primer lugar, indica reconciliación, porque los pecadores por naturaleza están separados de Dios, y Amós 3:3 dice, ‘como pueden caminar dos juntos a menos que se pongan de acuerdo.’ Y Pablo afirma eso a los Corintios cuando él dice, ‘la luz y las tinieblas no pueden unirse, no pueden corresponder, usted no puede colocar a Cristo y a Beleal juntos.’

Entonces lo primero que usted puede concluir, es que este hombre está caminando con Dios, hay una reconciliación que sea ha llevado a cabo. Él ya no, tomando las palabras de Pablo, en Efesios 4, él ya no está alejado de la vida de Dios. Él ahora, está reconciliado con Dios.

Yo diría una segunda cosa es implícita en esta unión, esta comunión, caminar con Dios implica una naturaleza correspondiente, una naturaleza correspondiente.

Esto es la luz no tiene comunión con las tinieblas, por lo tanto, ningún pecador dejado en su pecado puede caminar con Dios.

Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia, y ese sería el caso con Enoc. Debido a su fe, Dios le imputó justicia a Enoc, y por lo tanto él fue aceptable a Dios. Él tuvo una naturaleza correspondiente. Dios es justo, y para que un hombre camine con Dios, él debe entonces ser determinado como justo. Se le debe dar una justicia que no es de él, le debe ser acreditada a él, aplicada a él, imputada a él, y eso a hace que ese caminar junto sea posible.

Y creo que también podríamos añadir que hay una voluntad rendida correspondiente.

Caminar con Dios implica que deseamos su compañía, deseamos su compañía santa, deseamos las demandas de esa compañía santa, y nos rendimos a eso. Nos entregamos a eso. Queremos esa comunión, queremos esa intimidad con Dios. Queremos esa cercanía, queremos esa presencia, queremos esa comunión espiritual.

Ese es Enoc. Y esto siguió durante trecientos años. ¡Piénselo!

Piense en cuanta, cuanta influencia tuvo ese hombre hacia la gente que lo rodeaba.

¿Y sabe una cosa? conforme caminamos con el Señor, diez años, veinte años, treinta, cuarenta, nuestra influencia incrementa para bien, y para Dios conforme la gente ve en nuestras vidas, y ve las evidencias de la obra de Dios en nuestra vida.

Simplemente imagínese a un hombre quien caminó en comunión íntima con el Dios Vivo durante trecientos años, en todo sentido esa sería una vida digna de seguir, ¿no es cierto?

Progreso constante, comunión estable, comunión dulce y el progreso espiritual de esa comunión evidente, conforme él va pasando de un nivel de madurez espiritual a otro, a otro, a otro, a otro, a otro, más allá de cualquier cosa que veríamos en nuestra vida, porque nadie vive tanto tiempo.

Usted podrá conocer una persona que ha caminado con el Señor durante sesenta años, o setenta años, pero usted nunca conocerá a una persona que caminó con el Señor como él.

Entonces este será un nivel de madurez espiritual que ni siquiera nos podemos imaginar, todas nuestras experiencias se unen en la vida, de manera cumulativa, para edificar nuestra fe, y para edificar nuestro amor hacia el Señor.

Y para incrementar nuestro deseo de honrarlo y glorificarlo, por esa medida relativa para nosotros, Enoc habría estado fuera de los esquemas, un amante de Dios, a un nivel que ni siquiera podemos imaginarnos, obediente a un nivel que no podemos comprender como debió haber sido la paz en su vida, como debió haber sido el gozo en su vida, como debió haber sido el nivel de gratitud en su vida.

Es incomprensible lo que este hombre fue. Piense en el cristiano más noble, dedicado y fiel que usted conoce y este hombre es exponencialmente alguien que está más allá de esa persona.

Se nos dice que andemos como Cristo anduvo, se nos dice que andemos en el espíritu para no satisfacer los deseos de la carne. Luchamos por hacer eso en los pocos años que se nos dan en la vida. Aquí hay un hombre que caminó, que anduvo, como el Nuevo Testamento lo llama el andar en verdad, lo llama el andar honesto.

El andar de amor, el andar en la luz, el andar en sabiduría, el andar santo durante trecientos años, ¿qué lo propició? ¿qué dio lugar a esto? Bueno, parece indicar que el nacimiento de Matusalén lo disparó.

Ahora, la paternidad tiene sus motivaciones. Pero probablemente no fue solo el hecho de que él tuvo un bebé, lo que lo impulsó a esta conversión, a esta salvación, a este caminar con Dios. ¿Qué cree usted lo que pudo haber sido?

Bueno, pudo haber sido el testimonio de que Dios debió haberle revelado lo que se manifestó en el nombre de Matusalén, porque él le dio a su hijo un nombre que hablaba del juicio divino venidero. Y parece como si a la edad de sesenta y cinco, le estaba dando a su hijo un nombre dado por Dios, un nombre revelado por Dios, y que una vez que él estuvo consciente del juicio que estaba por venir y que iba a ser inaugurado cuando ese hijo muriera, él enderezó su vida espiritual frente a ese juicio.

Pero aquí hay un hombre que caminó con Dios, por trecientos años. Él agrado a Dios por que él creyó en Dios, él buscó la recompensa de la salvación y todas las bendiciones que Dios da, y él buscó comunión con Dios.

¿Sabe una cosa? tengo que añadir otra cosa aquí. Otras dos, a nuestro pequeño bosquejo.

Él puso un ejemplo para nosotros, él dio un ejemplo para nosotros.

No hay duda de que esto es un ejemplo. Pero quiero que vea cuan impactante fue el ejemplo.

En Génesis, todos conocemos a un hombre que resulta ser el bisnieto de Enoc, su nombre es Noé. Noé fue muy, muy diferente de toda la gente en su mundo. Muy, muy diferente.

Escuche lo que dice en Génesis 6:8, ‘Noé halló favor (o gracia) a los ojos de Jehová.’ Noé fue un hombre justo, irreprensible en su tiempo.

Y después, escuche esto, Noé caminó con Dios, Noé fue un hombre justo, y Noé caminó con Dios. ¿De qué otras familias se podía decir eso en ese tiempo? de ninguna. Él se convirtió en el padre de tres hijos, Sem, Cam, y Jafet y la tierra se corrompió a los ojos de Dios, y la tierra estaba llena de violencia. Fue tan mala que el versículo 5 dice, que el Señor vio que la maldad del hombre, era grande sobre la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

Al Señor le dolió que había hecho al hombre sobre la tierra, le dolió en su corazón, el Señor dijo, ‘quitare al hombre, a quien he creado, de la faz de la tierra. De hombre, animales a cosa que se arrastran, a aves de los cielos. Siento mucho que los hice’

¿Sabe que vino?, el diluvio, y ahogó a todo el mundo en el mundo. Pero hubo un hombre que fue justo, e irreprensible en su generación y caminó con Dios, y fue el bisnieto de Enoc.

Y podríamos decir que el testimonio de Enoc se apareció en Noé.

El ejemplo de Enoc, se apareció en la vida de Noé.

Supongo en un sentido es algo bueno que se apareció, de lo contrario ninguno de nosotros estaría aquí. Él fue la clave. Ese es el impacto de una vida.

Usted no mide el heroísmo, hablando espiritualmente, por el número de personas a las que influencia, sino por como influencia. Honestamente, podemos decir que la vida de Enoc no tuvo un impacto extensivo. Él no estableció un ejemplo que masas de personas siguieron.

Realmente no sabemos cuántos siguieron su vida. Conocemos a un hombre quien esencialmente vivió la vida que no vivió, y ese fue Noé.

¿Y cuán importante fue Noé? Usted nunca sabe cuán importante es una vida influenciada.

Y hay otra área que causa que este hombre sea un héroe espiritual, inclusive frente a juicio horrendo. Y con lo que podría pronto haber sido un impacto mínimo, y eso es que él predicó la Palabra de Dios.

Pase a Judas, la pequeña epístola de Judas. Y aquí encontramos una referencia a Enoc, en los versículos 14y 15, ‘también acerca de estos hombres’. ¿Qué hombres? Los falsos maestros, falsos maestros es de lo que ha estado hablando desde el versículo 4, 'porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación. Hombres impíos que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios, el único soberano y a nuestro Señor Jesucristo.

Este tipo de personas, estos falsos maestros, (vs.8) ‘estos hombres soñadores, mancillan la carne, rechazan la autoridad, y blasfeman de las potestades superiores.’

Vs.10, pero estos blasfeman de cuantas cosas no conocen y en las que por naturaleza conocen se corrompen como animales irracionales. Ay de ellos, porque han seguido el camino de Caín y se lanzaron por lucro en el error de Balam, y perecieron en la contradicción de Core. Estos falsos maestros son manchas en vuestros ágapes, que, comiendo impúdicamente con vosotros, se apacientan a sí mismos.

Nubes sin agua llevadas de acá para allá por los vientos, árboles otoñales sin fruto, dos veces muertos y desarraigados. Fieras ondas del mar que espuman su propia vergüenza. Estrellas errantes para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas.’

De estos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán diciendo. Enoc estuvo en mundo lleno de religión falsa, de falsos maestros, en un mundo que iba dirigido al diluvio y al infierno.

Un mundo rechazando al Dios verdadero, el Dios que Es, el Dios que recompensa a los que le buscan, el Dios que desea caminar con pecadores a quienes Él concede justicia.

Ellos habían rechazado al Dios Vivo y Verdadero, pero en lugar de Él hubieron muchos otros que escoger, y todos tuvieron a sus agentes de ventas, como siempre los tienen, los falsos maestros. Y Enoc séptimo desde Adán en generación, profetizo diciendo.

‘He aquí vino el Señor, con sus santas docenas de millares, para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías, que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra Él.

Enoc fue un predicador de juicio, en un tiempo en el que los falsos maestros proliferaron. Esta es una cita de Enoc, es tomada de una fuente judía antigua, llamada Enoc.

Aparentemente es una cita precisa. Este no es un libro de la Biblia, pero es un libro que es parte de la literatura judía antigua, en el cual el mensaje de Enoc fue escrito y preservado.

De manera muy clara su mensaje fue, esta es una sociedad impía.

Él usó la palabra impío cuatro veces. Esto es lo que lo hace tan sorprendente, él es tan diferente de su generación. Él es el modelo de pureza y virtud y adoración del Dios verdadero, caminando en comunión dulce con Dios.

Maduro más allá de lo que podemos llegar a imaginar. Y él se encuentra en el medio de un mundo vil y corrupto.

Creo que a veces asumimos que la cultura o la sociedad tiene que ayudarnos sin espiritualidad. Que no podemos hacerlo por nosotros mismos, entonces tenemos que asegurarnos de que hagamos lo que necesitamos hacer en Washington, y en la educación pública y en los medios masivos de comunicación, para protegernos a nosotros mismos, simplemente para que el mundo no se vuelva tan malo como para que no podamos salir adelante.

Bueno, el mundo estaba tan mal como el mundo puede estar. Todavía no hemos sido quemados por fuego, entonces quizás, no estamos exactamente en el punto en el que el mundo estuvo cuando fue ahogado.

Pero Enoc fue en contra de esta manera de vivir, y el estableció un ejemplo que fue seguido por lo menos, con toda certeza por su bisnieto Noé y sus hijos, que fueron protegidos y preservados por Dios, por el resto de la historia redentora.

Enoc fue un predicador fiel, y el predicó un mensaje no popular. Él no fue un predicador popular, ¿cree usted que la gente quería oírlo si ese fue su mensaje? He aquí el Señor, el Señor vino con sus santas decenas de millares.

Este es el mensaje que el Señor le dio, esos serían ángeles, que venían a ejecutar juicio en contra de todos ustedes pecadores impíos, por las cosas que han hablado en contra de Él.

La sociedad entera estaba en contra de Dios, no fue que eran indiferentes a Dios. Dios no los ahogó porque fueron indiferentes a Él. Dios los ahogó porque estaban en contra de Él.

Y Jesús lo expresó de esta manera, ‘Él que no es por mí, (¿es que?) contra mí’.

Él es un hombre sorprendente este Enoc, él va en contra de la sociedad, por la manera en la que él vive y predica en contra de ella en su predicación. Él es el primer predicador de juicio.

Que hombre tan sorprendente.

Y como resultado de eso, él tiene un rapto privado.

Él tuvo un rapto privado, Génesis 5:24 dice, ‘Enoc caminó con Dios y desapareció porque le llevó Dios.’ Pero en Hebreos 11 nos da una descripción inclusive más específica, dice esto, ‘Y no fue hallado porque le llevó Dios.’, citando de Génesis 5. Después al final del versículo 5 dice, ‘Y no fue hallado porque lo traspuso Dios, y antes que fuese traspuesto tuvo testimonio de haber agradado a Dios.’ Y él fue traspuesto para no ver muerte. Él no vio la muerte.

Dios quedo tan complacido con este hombre, quizás una lección que usted podría extraer de esto es que usted puede vivir durante trecientos años, y alcanzar ese nivel de espiritualidad.

Y quizá usted no tenga que morir.  

¿Porque Dios hizo eso por él? Para que él se pudiera convertir en una ilustración de lo que agrada a Dios. Él lo agradó. Él vivió en contra de su cultura, en contra del mundo.

Como Atanasio contra mundum. En contra del mundo. Y él predicó en contra del mundo, y agradó a tal grado a Dios que él nunca murió.

Dios anhela la comunión plena de sus amados, y después de trecientos años, él estaba tan cercano como para estar listo para el cielo como alguien puede estar.

El Señor simplemente lo traspuso en el proceso. Es una historia increíble.

¿Que aprendemos de Enoc?

Creer en el Dios Verdadero, venir a Él como aquel que recompensará a aquellos que le buscan, venir mediante el sacrificio, caminar con Él, y mediante nuestra comunión con Él establecer un ejemplo para que otros sigan. Para que aquellos que están en nuestra familia, generaciones tras generaciones sigan nuestra fe, proclamar su mensaje, de salvación y juicio y un día, aunque nuestro caso mediante la muerte, entrar a Su Presencia.

No obstante, hay un rapto que está esperando, ¿verdad?

Y Enoc es una ilustración del hecho, de que antes de que el juicio final venga, el Señor va a arrebatar a la iglesia y después traerá el juicio.

Me gustaría estar en ese arrebatamiento. ¿Usted no?

Padre te damos gracias por el testimonio de este hombre sorprendente, el aliento que su vida es para nosotros, sorprendente, tan sorprendente.

Señor, que en los años que tenemos, en los pocos años que tenemos, sigamos el patrón de Enoc, y lo veamos como un ejemplo a seguir.

Creer en ti el Dios Verdadero, el Dios que eres. Venir a ti como el que recompensa a aquellos que te buscan con todo su corazón, la recompensa que es la salvación y toda su bendición.

Caminar contigo en comunión dulce, y de esta manera establecer un ejemplo y siempre ser valientes en predicar tu mensaje, advirtiéndole a los impíos del juicio, llamando a los pecadores a buscarte.

Todo con miras a ese día, cuando llegaremos al cielo sea en el rapto, y no veamos la muerte, o mediante el velo de la muerte a tu presencia, terminaremos un día ahí, arriba contigo con Enoc y con Elías, y todos los santos que se congregan en torno al trono.

Anhelamos ese día con corazones expectantes, en tu tiempo. Mientras tanto, que vivamos para la vida que nos das aquí como Enoc vivió, y que nos uses para ser un ejemplo que otros puedan seguir. Que también sean justos, e irreprensibles en su generación, y que caminen contigo.

Estas cosas pedimos en el nombre de Cristo. Amen.

  

  

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2018 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar