Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Mi amigo Ron me entregó un pequeño artículo del diario Los Ángeles Times del día viernes 25… hace un par de semanas. Dice: “Un cohete Delta II que salió de Cabo Cañaveral el jueves llevó un telescopio de la Nasa en una misión de 204 millones de dólares para tratar de descubrir el origen del universo.” Esos 204 millones de dólares son parte de su dinero y del mío, para tratar de descubrir lo que está en el primer capítulo de Génesis. Sorprendente.

Satanás es el archienemigo de Dios. Satanás es un mentiroso incurable y un engañador; y la Biblia dice que es el padre de las mentiras. Satanás odia la verdad de Dios. Y él domina al mundo que gobierna con la mentira. De hecho, Romanos 1 dice que la civilización en general ha cambiado la verdad de Dios por la mentira. En otras palabras, el mundo vive bajo el engaño continuo y la mentira. Y las mentiras de Satanás impregnan literalmente todo el pensamiento humano, gobernando todo trabajo intelectual, toda la ciencia, toda la filosofía, toda la fisiología, toda la psicología y todo lo demás.

Pero existen dos mentiras en particular que proveen el paradigma básico para la cultura moderna; dos mentiras. La mentira número uno es que la vida es al azar. Esto significa que el modo en que las cosas son es porque sucedió de alguna manera sin que nadie lo planeara y lo llevara a cabo; simplemente, evolucionó de esa manera. La vida es fortuita. No hay propósito en ella. No hay razón para ella. No hay un plan soberano en desarrollo que está siendo llevado a cabo por un Creador que lo diseñó y es poderoso. La vida es tan sólo azar. Para decirlo de otro modo, el universo tal como existe no fue creado por Dios, ni es Dios la autoridad sobre Su Creación. Es tan sólo un tema de azar; el azar.

La primera mentira, la vida es al azar… La segunda mentira, la verdad es relativa… la verdad es relativa. La Biblia no es la palabra de Dios. La Biblia no nos da a nosotros la verdad acerca de lo que está bien y lo que está mal, la vida y la muerte, lo moral y lo inmoral en el pasado y el futuro. No hay autoridad más allá de uno mismo. La vida es azar; la verdad es relativa.

Esas dos mentiras están tan establecidas en nuestra sociedad que la gente odia la perspectiva del mundo cristiano que se opone a esas mentiras. Nosotros no creemos que la vida sea al azar. Nosotros creemos que el universo tal como es ahora fue creado por Dios; y es sostenido por Dios y gobernado por Dios. Nosotros no creemos que la verdad sea relativa, creemos que la verdad es absoluta; y está revelada por completo en las páginas de las Escrituras, las cuales son la revelación de Dios.

Decir que la vida tal como la conocemos, el universo tal como lo conocemos, es la obra del Dios creador, quien es soberano y es el sustentador y quien tal como la ha comenzado, la finalizará, es ir en contra de la médula de nuestra cultura. Decir que la verdad es absoluta y que la verdad está revelada en la Biblia es generar la hostilidad de la sociedad a nuestro alrededor. Dos grandes ideologías gobiernan. No hay Creador y no hay ley moral. Y eso elimina cualquier tipo de rendición de cuentas para el hombre.

Ahora, en esta serie estamos viendo realmente a ambas de esas mentiras porque la mentira de que la vida es al azar va en contra de lo Génesis capítulo 1 enseña. Génesis capítulo 1 desbarata la evolución, estableciendo el hecho de que Dios es el Creador de todo tal como es. Y nosotros, al aceptar la clara enseñanza de Génesis capítulo 1 tal como es, estamos respondiendo al ataque en contra de la Biblia como la palabra de Dios. Creemos que la Biblia es la palabra de Dios sin importar lo que diga, ya sea que esté hablando acerca de la historia, la moral o la Creación.

Estas dos mentiras van de la mano. Los evolucionistas que rechazan la idea de un Dios creador, rechazan por lo tanto la idea de la Biblia como un documento escrito con autoridad por ese Dios creador. Pero más allá de eso, los evolucionistas, tanto los evolucionistas teístas, aquellos que dicen que la evolución ocurrió pero que hay un Dios, que Él inició la evolución, y aquellos que son evolucionistas ateos o humanistas, de cualquier manera, cualquier evolucionista sea que crea que hay un Dios o no, para poder apoyar la evolución, tiene que negar a Génesis capítulo 1. Tiene que negar entonces que Dios creó al universo tal como es y que el registro de la Creación tal como se contiene la Escritura no es infalible, inerrante y verdadero.

Entonces, realmente, vamos en contra de estas dos grandes mentiras porque Génesis 1 afirma a Dios como el Creador y afirma que el relato de la Creación en la Biblia es en efecto infalible, inerrante y verdadero. La perspectiva cristiana verdadera es que la Biblia es la palabra de Dios y que Dios existe y se ha revelado a sí mismo en la Escritura. La perspectiva verdaderamente cristiana entonces es que Dios es el Creador, Dios es el dador de la ley moral; y el universo a nuestro alrededor es el trabajo de Su obra creadora; y la Biblia es la revelación de Su ley moral y espiritual.

Nosotros creemos que lo que Génesis 1 dice es tan verdadero como cualquier otra parte de la Escritura. Génesis 1 es simplemente tan verdad como lo es Éxodo 20, el cual nos da los diez mandamientos. Es tan verdadero como Isaías 53, el cual describe el sufrimiento del siervo que sería el Mesías que cargaría con nuestras inequidades. Es tan verdadero como Mateo capítulo 1 que indica que Jesús iba a nacer de María y sería el Salvador del mundo. Es tan verdadero como Juan capítulo 3, el cual dice que usted debe nacer de nuevo. Y es tan verdadero como cualquier otra parte de la Escritura. No existe base para alterar, cuestionar o negar la veracidad de Génesis 1 más de lo que hay en cualquier otra parte de las Escrituras. De hecho, cualquier incredulidad o alteración o distorsión de Génesis 1 es un acto de rebelión en contra de Dios y Su palabra. Es algo serio hacer eso porque como cualquier otra rebelión, el que ataca la veracidad de Dios y la palabra de Dios trae la amenaza de juicio divino sobre sí mismo.

Escuche las palabras del último capítulo de la Biblia. Apocalipsis 22, versículo 18: “Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro, si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro; y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.” En resumen, la Biblia finaliza con una advertencia de que más vale que usted no altere las Escrituras. Y cualquiera que altera las Escrituras, añadiéndole o quitándole, se coloca bajo juicio divino.

Entonces, podríamos realmente concluir que alterar las Escrituras, tergiversar las Escrituras o simplemente no creer las Escrituras es impensable para un creyente fiel y sabio. Es impensable. Sólo es razonable que un incrédulo impío y necio atacaría el testimonio de las Escrituras; y ellos hacen eso todo el tiempo. Para ellos es simplemente su manera de vivir. Que un creyente ataque la veracidad de las Escrituras es algo inimaginable. Sin embargo, hay tantos que se llaman cristianos que hacen eso. Ellos no negarían la moralidad de los diez mandamientos en Éxodo 20, no negarían el testimonio profético de la llegada del Mesías que sufriría en Isaías 53. No negarían el nacimiento virginal de Jesucristo. No negarían el Evangelio de la gracia y la necesidad de un nuevo nacimiento. No negarían otras cosas de las Escrituras, pero niegan la enseñanza clara de Génesis capítulo 1.

¿Por qué lo hacen? ¿Por qué gente que se dice cristiana se coloca en una situación tal, bajo la amenaza de la parte final de las Escrituras que dice que sus nombres podrían ser quitados del libro de la vida y de la santa ciudad; y las plagas que están escritas en Escrituras podrían ser pronunciadas sobre ellos como maldiciones divinas? ¿Por qué se pondrían en peligro corrompiendo las Escrituras a la luz de dichas advertencias? ¿Lo hacen porque quieren agradar a los científicos de la evolución en lugar del Dios santo? ¿Aman el aplauso de los hombres? ¿Aman la reputación de los académicos más que Dios? ¿Buscan la aprobación de los comités más que del Dios santo del universo?

Son preguntas justas. Para mí es impensable que personas que se dicen cristianos nieguen Génesis, ¿y en base a qué? Ésta es la palabra de Dios. Pero Satanás ha logrado tener mucho éxito promoviendo esta mentira de la evolución. De tal manera que muchos cristianos profesos, la mayoría de los cristianos profesos niegan el testimonio claro y directo de Génesis 1 de que Dios creó el universo entero tal como lo es en la actualidad en seis días de 24 horas; y hace alrededor de 6 o 7000 años atrás. La mayoría de los cristianos evangélicos, cristianos profesos, negaría eso. ¿Por qué negarían la clara enseñanza de la Escritura y alterarían la veracidad e integridad de la palabra de Dios colocándose en tal peligro? Satanás es muy astuto, muy sutil; y ha hecho un trabajo muy exitoso promoviendo la mentira de la evolución.

Ninguna parte de la mentira de la evolución es proclamada más fuerte o creída de manera mayor que la evolución del hombre. De hecho, cuando la mayoría de la gente piensa acerca de la evolución, piensa acerca del hombre. Ellos piensan en el dibujo del National Geographic de la criatura que se parece a un mono, en cuatro patas; y de pronto esa secuencia de más o menos 10 diferentes dibujos que van de una criatura en cuatro patas que de pronto se levanta y asume la postura de un hombre; y ello nos dicen que esa es la progresión de la evolución humana.

Todos hemos visto esas líneas imaginarias de la evolución humana en donde pasamos de un mono a un hombre en una serie de dibujos. A todo niño se le enseña constantemente en la educación pública que el hombre llegó hacer lo que es a partir de los monos. Y supuestamente, dicen, que hay evidencia en los fósiles de esto… Y quiero hablar de esto por un minuto porque si no lo hago, alguien me preguntará acerca de esto… pero supuestamente hay fósiles. De vez en cuando, alguien encuentra un hueso en algún lugar de África u otro lugar. Y a partir de ese hueso, nos dicen que han identificado los eslabones perdidos en esta secuencia. Supuestamente hay evidencia en los fósiles.

Bueno, la realidad es que no lo hay. Y la mayoría de todos esos fósiles son un fraude. La presuposición es que la evolución es verdadera. Están tratando de hacer que los huesos encajen con los dibujos en National Geographic. En un libro escrito por John Ankerberg y John Weldon llamado El salto de fe de Darwin dice, y cito: “A pesar de la creencia popular de lo opuesto, el registro de los fósiles de la humanidad es terriblemente inadecuado para justificar cualquier creencia en la evolución. A pesar de 130 años de búsqueda, no existen fósiles que hayan relacionado de manera convincente al hombre con ninguna otra especie. La mayoría ha sido demostrada de manera concluyente que son falsos.” Fin de la cita. Como he dicho, muchos de ellos eran absolutamente falsos.

La antropóloga Kathleen J. Reichs, editora de Orígenes Hominoidees citó, y cito: “Muchas autoridades que están en desacuerdo con las interpretaciones de estos muchos supuestos descubrimientos ancestrales humanos, hasta que no sea posible demostrar la fecha de los fósiles… escribe… la reconstrucción de las relaciones homínidas deben permanecer como mucho cuestionables.” He aquí a una antropóloga honesta, una evolucionista honesta que dice que ninguno de los fósiles prueba nada.

Duane Gish escribe, y cito: “No hay evidencia ni en el mundo actual ni en el mundo del pasado de que el hombre haya surgido de algún tipo de alguna criatura inferior. Él permanece solo, como un tipo creado separado y diferente o un diseño básico morfológico, dotado con cualidades que lo establecen muy por encima del resto de las criaturas vivientes.” Fin de la cita.

No quiero hablar en términos muy técnicos, pero para tratar de mostrarles que pueden hacer su investigación acerca de esto, y la Biblia va a permanecer firme; la evolución del hombre ha sido dividida en cierta manera en tres tipos de partes en latín… ramapithecus, australopithecus y pithecanthropus. Todos esos nombres van a estar en el examen, por supuesto. Estos son términos en latín dados a estos supuestos fósiles. Y han sido presentados como formas de transición entre el mono y el hombre. La persona promedio probablemente cree todavía en estas clasificaciones y cree que representan formas intermedias genuinas. Pero no es así.

Inclusive los evolucionistas están seriamente divididos; y ninguna de esas clasificaciones documenta ninguna evolución humana en absoluto. Por ejemplo, el ramapithecus, el primero, es uno de una serie extensa de criaturas que ha sido sugerida en un momento u otro. En otras palabras, todo tipo diferente de huesos ha sido incluido bajo el título de ramapithecus. Todos ellos han sido sugeridos como eslabones perdidos; pero cuanta más evidencia completa hay, ellos fueron todos relegados a la familia de los monos.

Y luego está el australopiteco. Ellos dicen que era la evidencia de la evolución humana. La perspectiva de que estos fósiles representan etapas intermedias genuinas ha sido desafiada por el famoso anatomista británico Solly Lord Zuckerman y el Dr. Charles Oxnard, quien fue director de los estudios de posgrado, profesor por cierto, de anatomía de la Universidad de Medicina del Sur de California. Zuckerman encabezó un equipo de investigación durante más de 15 años, estudió las características anatómicas de los simios, el hombre, los monos, los fósiles australopitecos y los especímenes anatómicos de cientos de simios, humanos y monos; y los comparó con todo fragmento importante disponible de esta categoría en particular. La mayoría de los evolucionistas parece clasificar al australopiteco como un genio de humanoides o la familia del hombre en vez de los simios. Pero Zuckerman les responde diciendo, y cito: “Yo mismo permanezco en una posición en la que no he sido persuadido de manera absoluta. Casi siempre, cuando he tratado de revisar las afirmaciones anatómicas sobre las cuales está basado el estado del australopiteco, he fracasado.” Fin de la cita. Y concluye que esto no es nada más que un simio; y como tal, no está relacionado en absoluto con los ancestros del hombre. Esta es una mirada evolucionaria honesta de estas cosas que prácticamente las derriba.

El trabajo de Zuckerman y Oxnard ha tendido a ser tan literalmente conclusivo que muchos otros científicos se han tenido que alinear con él. Y de ese modo sucede con el último que les mencioné, el pithecanthropus; es la misma historia. El pithecanthropus, al cual quizás conocen con el nombre del hombre de Java o el hombre de Pekín, la creación de algún tipo de forma transicional a partir de un fragmento diminuto de esqueleto. Ellos ahora creen que nunca fue un hombre sino algunas criaturas relacionadas con los gibones. Los gibones son un tipo de simios. Ellos ahora saben que el hombre cromañón, el hombre neandertal, no eran más que esqueletos humanos.

Hay un libro fascinante sobre esto. Si usted realmente quiere leerlo… no quiero hablar más de esto, pero hay un libro fascinante llamado La manzana de la discordia, un buen título. Es la evaluación de un creacionista científico llamado Marvin Lubenow, ha sido publicado por Baker en el año 1992; si quiere estudiar esto aún más, ahí encontrará cómo son refutadas todas estas supuestas formas de fósiles transicionales.

He aquí la interpretación sencilla. Debido a que el hombre no evolucionó, es imposible probar que él lo hizo, ¿está bien? ¿Puede usted entender eso? Tienen dificultades para probar que el hombre evolucionó porque no lo hizo. Y entonces están en una confusión sin esperanza alguna ya que están tratando que todo esto encaje con los dibujos de National Geographic; y no funciona. Y le voy a dar algunas citas de algunos evolucionistas más destacados.

Robert Martin escribe, y cito: “Entonces, uno se ve forzado a concluir que no existe una descripción científica clara de la evolución humana; punto.” Fin de la cita. Leakey es un nombre muy famoso en la evolución humana, un paleoantropólogo destacado dice, y cito: “Quizás nunca pueda ser posible decir exactamente qué evolucionó de qué.” Fin de la cita. Eso es bastante amplio. Pasar toda la vida para llegar a esa conclusión. Otro Leaky, Richard Leaky, en una entrevista acerca del estudio de los primeros hombres dijo, y cito: “Yo creo que todavía estamos adivinando mucho.” Fin de la cita.

David Pilbeam comentó, y cito: “No existe una senda clara e inexorable desde el simio al ser humano.” Y respecto a si el hombre evolucionó de los chimpancés, los orangutanes o los gibones, él dijo, y cito: “El registro de los fósiles ha sido lo suficientemente elástico, las expectativas lo suficientemente robustas como para acomodar casi cualquier historia.” Fin de la cita. Y en una declaración aún más reveladora, él dice, y cito: “Quizás generaciones de estudiantes de la evolución humana, incluyéndome a mí mismo, han estado dando vueltas en la oscuridad, nuestra base de información siendo muy escasa, muy escurridiza como para poder moldear nuestras teorías. Las teorías son más bien declaraciones acerca de nosotros y nuestras ideologías más que acerca del pasado,” fin de la cita.

Otro Leaky, Mary Leaky, una antropóloga bien conocida, comentando acerca del esfuerzo que ella tuvo que hacer a lo largo de su vida para construir un árbol genealógico evolucionario dijo, y cito: “No creo que sea posible encajar a los fósiles hominoides conocidos en un patrón confiable.” Fin de la cita. Por supuesto que no es posible porque ese no es el modo en el que sucedió… en absoluto fue el modo en el que sucedió.

De hecho, usted sabe, ellos prácticamente se contradicen a sí mismos. El fósil humano más antiguo, identificado como KP271, ellos creen que es el fósil humano más antiguo… han descubierto los antropólogos evolucionistas. Lo fecharon a 4.5 millones de años atrás. Usted y yo sabemos que todo fue hecho seis o 7000 años atrás; pero ellos tienen su propio sistema uniformitarianista para fechar, sistemas de fechado evolutivo que son inventados para acomodar su teoría de la evolución, la cual ellos creen que sólo puede suceder si usted tiene suficiente tiempo. Y entonces, estiran todo a millones y millones de años. Lo que es interesante acerca de esto es que ellos dicen que el fósil humano más antiguo tiene 4.5 millones de años. Y aún más, parece que este fósil humano aparece en escena de pronto, sin ningún ancestro evolutivo. Y si de hecho este es humano, la teoría de la evolución humana está totalmente desacreditada… Totalmente desacreditada, porque si usted tiene humanos hace 4.5 millones de años, entonces la evolución no pudo suceder porque así es como también fechan a otros animales. De hecho, otros animales que ellos pensaban que estaban en el plan de la evolución están fechados después de eso. Tienen un problema serio.

Y aún más, los huesos que tienen 4.5 millones de años de antigüedad son idénticos a los huesos humanos de hoy en día. No ha habido evolución en 4.5 millones de años. Quiere decir que todo es tan sólo un producto de la imaginación porque no quieren retener a Dios en su conocimiento, Romanos 1. Y ellos han cambiado la verdad de Dios revelada en la Escritura por la mentira. Los hombres no quieren a Dios y no quieren a la Biblia, ¿no es cierto? Ellos no quieren que Dios llene sus vidas, no quieren que la Biblia establezca los estándares morales para ellos. Los científicos y aquellos que creen sus mentiras y fraudes acerca de la evolución son como los judíos en los días de Jesús que decían que no querían que ese hombre reinara sobre ellos. Que no se someterían a la soberanía de Dios. Y entonces, ellos encajan en la clasificación del Salmo 14:1 y el Salmo 53:1: “Dijo el necio en su corazón: no hay Dios.”

Entiendo que los incrédulos crean eso. Entiendo que el impío no quiera que Dios sofoque su vida. Entiendo que aquellos que aman el pecado y quieren cometer pecado no quieran a un juez moral que esté supervisándoles y haciéndolos responsables y los sentencie… los sentencie al infierno eterno, entiendo su deseo por deshacerse de Dios. Entiendo por qué no quieren aceptar el primer capítulo de la Biblia, por qué no quieren aceptar un registro claro de Génesis. Pero no entiendo el afecto ridículo, intolerable por esta mentira que pertenece a cristianos profesos. No puedo comprender eso. Inclusive el profeta Malaquías, Malaquías 2:10, dicho de una manera simple: “¿Acaso no nos creó un Dios?” Todos somos el producto de la creación de Dios. “Todas las cosas por Él fueron hechas y para Él; y sin Él nada de lo que ha sido hecho fue hecho.”

La verdad acerca del origen del hombre es que él fue creado tal como es ahora. Adán no era diferente que usted. De hecho, usted no es lo que él era. Usted es inferior. Y estoy seguro que esto es verdad no por usted en particular, si no por el pecado. Ahora, estudiemos acerca de la creación del hombre en el día seis. Miremos al texto de Génesis capítulo 1, versículo 24. Y el modelo de la creación es el mismo que encontramos en los demás días.

“Luego dijo Dios: produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno. Entonces, dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.” Y creó Dios al hombre a Su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: “fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.” Y dijo Dios: “He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. Y a toda bestia de la tierra y a todas las aves de los cielos y a todo lo que se arrastra sobre la tierra en que hay vida, toda planta verde le será para comer. Y fue así. Y vio Dios todo lo que había hecho y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.”

Ya hemos estudiado los primeros cinco días de la Creación. Los primeros cinco días realmente fueron la preparación de la casa en donde viviría el hombre. El hombre es el rey de la tierra. El hombre es el pináculo de la creación de Dios, creado a imagen de Dios. Y el resto de la Creación simplemente proveyó su casa, la preparación para la llegada del hombre a escena.

Inclusive en el día sexto, tal como recién he leído, hubo un toque para concluir la Creación. En el día cinco, usted recordará, Dios había creado todos los animales del mar y todas las aves del cielo; y entonces al comienzo del día seis, será necesario crear las criaturas de la tierra que están identificadas en el versículo 24 y 25 en tres categorías: ganado, cosas que se arrastran y bestias de la tierra.

Este fue el toque final conforme Dios preparaba la casa que el hombre habilitaría. El hombre era el objeto. El hombre era el punto primordial aquí. Fue la creación del hombre con su propósito redentor lo que Dios realmente tenía en mente. Todo lo demás en el universo perecerá. Todo lo demás en el universo dejará de existir. Las estrellas caerán, de acuerdo al libro de Apocalipsis; el sol dejará de dar su luz, la luna llegará a su fin. Todo el universo se enrollará como un pergamino. Toda la Creación se derretirá con un calor ardiente. Será fundida de manera inversa. Dejará de existir. Toda la energía atómica que se necesitó para que pudiera existir girará de manera inversa, como ver a una película al revés; y dejará de existir. Todo lo que vive en esta Tierra, todo lo que es verde, toda planta, todo árbol, todo lo que ocupa el mar, todo lo que ocupa el cielo y todo animal terrestre, toda criatura en cualquier lugar del universo morirá al final de esta vida, regresando al polvo y dejando de existir. Pero no el hombre. El hombre es el principal personaje en el desarrollo de la Creación; y la idea de la Creación en la mente de Dios es crear un teatro en el cual la gran saga redentora pueda llevarse a cabo conforme Dios busca una esposa para Su hijo, conforme Dios busca demostrar Su gracia y misericordia y compasión y poder de salvación a un universo de ángeles, así también como de hombres.

Entonces, la creación del hombre es el tema principal. Y encontramos que el texto de la Escritura pasa más tiempo en la creación del hombre que cualquier otro elemento de la Creación. Y también, el capítulos 2, en su totalidad, expande la creación del hombre, porque es tan importante.

Ahora, permítame darle algo acerca del paralelismo. El día sexto, la creación de los animales y el hombre, corresponde con el día tercero. En el tercer día fue creada la Tierra. En el día sexto, fueron hechas las criaturas vivientes sobre la Tierra. En tercer día, inmediatamente después de la organización de la naturaleza inanimada, después de que había sido completada, las plantas, cuyo dominio se extiende a lo largo de la tierra, fueron creadas; y entonces, también en el sexto día cuando la vegetación y la vida animal había sido totalmente establecida, el hombre, que lleva el gobierno sobre la vida creada sobre la Tierra, fue formado. Entonces, esto corresponde con el sexto día. Y hemos visto esos paralelos a lo largo de este pasaje. El día uno corresponde con el día cuatro, el día dos corresponde con el día cinco y el día tres corresponde con el día seis.

Ahora el patrón es el mismo. Versículo 24: “Luego dijo Dios,” versículo 25: “E hizo Dios.” Esos realmente son paralelos. Dios crea literalmente al hablar las cosas para que existan. En una manera hebrea, en una manera hebrea típica, esta obra de la Creación es repetida de dos maneras diferentes para sellar la claridad evidente del registro. Luego dijo Dios… Es una declaración paralela; e hizo Dios… Lo cual refuerza que cuando Dios dijo, hizo. Y, en general, Dios dijo: “Produzca la tierra seres vivientes… seres vivientes.” Estos son animales terrestres. Los animales marinos ya fueron creados en el día cinco, los animales del aire, las aves y aquellos que vuelan creados en el día cinco. Sólo quedaban los animales terrestres.

Por cierto, no evolucionaron. Sino que fueron creados instantáneamente. Criaturas vivientes creadas; y Él se refiere a los animales terrestres en tres categorías. Y creo que son fascinantes. Y estas no estarían de acuerdo con la taxonomía contemporánea, creo que así lo podríamos llamar, la categorización temporal de animales tales como anfibios, reptiles y demás, mamíferos, etc. etc. La Biblia tan sólo da tres simples categorías: ganado, cosas que se arrastran y bestias de la tierra.

El ganado, probablemente, y creo que la mayoría de los eruditos hebreos estarán de acuerdo con esto, es una palabra que habla de animales que pueden ser domados y domesticados para el uso del hombre. Cuando pensamos en domesticado inmediatamente pensamos en un perro, pero no es eso de lo que la Biblia está hablando, no es eso lo que la Biblia tendría en mente ya que un perro realmente no tiene uso excepto si usted lo entrena para que le traiga el periódico. Fuera de eso, no tiene ningún otro uso. No puede arrastrar a un arado y supongo que un perro podría pastorear ovejas si está apropiadamente entrenado; quizás ahí hay un uso y entraría en esa categoría. Pero por lo general, estos serían el tipo de animales que, por ejemplo, proveen leche… Como una cabra y una vaca y un animal que podría ser montado, como una bestia de carga y cosas por el estilo. Animales que pueden ser tomados y domesticados y usados por el hombre.

Y luego, una segunda categoría, serpientes. Y claro, inmediatamente vienen a la mente serpientes, lagartijas y cosas por el estilo; pero probablemente va más allá de eso. Cualquier cosa que se arrastra o repta sobre la tierra, lo que incluiría todo mundo de insectos también… La mayoría de los eruditos hebreos también diría que se refiere a pequeños animales con patas cortas que parecen estar arrastrándose, como los conejos que vienen todo el tiempo a nuestro jardín y se comen las flores. Patas cortas, tal como lo dijo un escritor hebreo: “Animales con patas cortas cuyos vientres no están lejos del suelo.” Fin de la cita. Insectos, roedores y también serpientes y anfibios, etc. etc., dichos animales a los que se hace referencia por cierto en Levítico capítulo 11, versículo 29: “Y tendréis por inmundos a estos animales que se mueven sobre la tierra, la comadreja, el ratón, la rana según su especie, el erizo, el cocodrilo, el lagarto, la lagartija y el camaleón.” Ahí tiene usted una combinación de esas cosas, el ratón junto con los reptiles. Y probablemente es una categoría bastante general para cosas que se arrastran.

Y después, la tercera categoría, los animales de la tierra. Y serían los animales cuadrúpedos de cierto tamaño que generalmente no son domados. Usted sabe, inmediatamente pensamos en leones y jirafas y elefantes y rinocerontes e hipopótamos y tigres y animales como esos que no son domesticados por el hombre para ningún propósito, hablando generalmente, a pesar de que es posible, supongo, al menos usar al elefante en la India, pero ciertamente no al elefante en el África para ciertos propósitos… personalmente, me he subido a un elefante en la india; pueden ser domados. Pero en general, estos serían los mamíferos grandes que caminan sobre la Tierra de un modo no domesticado o salvaje.

Y entonces, ahí lo tiene usted. Realmente no hay nada más que decir. Hay animales domésticos y animales no domésticos. Estos son los que están sobre el suelo y están los que se arrastran sobre el suelo. Esas son las categorías. Esta clasificación general, tal como lo he dicho, no tiene realmente relación con el sistema arbitrario de la taxonomía hecha por el hombre. Es tan sólo un sistema simple, natural. Quiero señalar el hecho que los tres fueron hechos simultáneamente porque mirando al versículo 24: “Bestias y serpientes y animales de la tierra…” Y alguien podría decir que primero vino el ganado, de ahí evolucionaron las cosas que se arrastran; y de ahí evolucionaron las bestias de la tierra. Eso es un problema porque tiene la presentación de lo mismo en el versículo 25, sólo que están en orden inverso. Primero vienen las bestias de la tierra, en segundo lugar el ganado y después, en tercer lugar, las cosas que se arrastran. Como puede ver, el cambiar el orden es una muy buena manera de indicarnos que fueron sus creadas simultáneamente. No evolucionaron una a partir de la otra. Todas fueron creadas simultáneamente por el poder de Dios. No hay evolución, no hay lucha por existir, no hay supervivencia del más apto, no hay mutaciones en absoluto; Dios simplemente creó a todos estos animales.

¿No es asombroso y sorprendente la variedad de todo esto? Simplemente la variedad de un pez en el mar y los animales, incluyendo los mamíferos que nadan en los mares es asombrosa; e inclusive están descubriendo más. Y hay miles de categorías de animales que ya están extintas. Las aves que vuelan en el cielo; hay personas que son ornitólogos, asomándose con su pequeños binoculares, descubriendo todas las maravillas de las aves en el cielo. Y entonces usted ve a los animales y los insectos y los reptiles y todas las cosas que reptan sobre la tierra; y es increíble que Dios tenga una capacidad en términos intelectuales tan inmensa para concebir y diseñar todas esas criaturas. Pero Él lo hizo.

Y el versículo 24: “Produzca la tierra… produzca la tierra.” ¿Por qué dijo eso? ¿Por qué dijo produzca la tierra? Bueno, creo que es otro modo de decir que aparezcan sobre la tierra. Pero también es verdad, y necesito señalarle esto, que los cuerpos de los animales están compuestos por los mismos elementos que la tierra. Eso es correcto. Los cuerpos de los animales están constituidos de los mismos elementos químicos que la tierra. Y surgen de la tierra para ser formados; y cuando mueren, regresan a la tierra, por así decirlo, porque fueron hechos de los mismos elementos. De hecho, inclusive este es el caso del hombre. Observe el capítulo 2, versículo 7: “Entonces, Jehová Dios, formó al hombre del polvo de la tierra.” Él formó al hombre del polvo de la tierra y entonces con los mismos componentes que hizo la tierra, Dios hizo a los animales… mismo material químico.

Cuando Él los hizo, los llamó “seres vivientes.” Y le recuerdo que ese es un concepto muy importante. Las plantas nunca son llamadas “seres vivientes.” A los árboles nunca se les llama “seres vivientes.” En los versículos 11:12 se crea la vegetación, algunos lo traducen hierbas, pero la mejor traducción es vegetación; pero nunca son llamadas “seres vivientes.” Cuando llega al versículo 20, la primera vez que tiene seres vivientes, es cuando las criaturas del mar son creadas; y las criaturas del aire, las aves y los peces y otras que están en el mar. Todas son llamadas criaturas vivientes. ¿Y qué fue lo que le dije que era característico de los seres vivientes? Se mueven. Las plantas no. Se mueven y tienen conciencia. Se mueven y tienen conciencia, distinto de las plantas. Usted no puede entrenar a una planta en el sentido que usted puede entrenarla para hacer algo. Puede hacerla crecer hacia el sol, pero esa es una cuestión de su esencia natural, extraer su vida de la luz. Pero no puede entrenar a una planta porque una planta no tiene conciencia. Las criaturas vivientes tienen conciencia y movilidad, son diferentes de las plantas. Las criaturas vivientes tienen conciencia, pero no necesariamente conciencia de sí mismas. Están conscientes de su ambiente; y por eso pueden reaccionar al mismo. Un perro puede moverse a un lado cuando viene un automóvil. Un perro puede obedecer un mandato. Inclusive Shamu puede obedecer un mandato y salir del agua y tocar con su nariz una pelota a 20 pies en el aire. Y pueden entrenarlos a hacer eso porque están conscientes de su ambiente y relacionan eso con el obtener comida.

Pero eso no quiere decir que tienen conciencia de sí mismos. Pueden reaccionar a su ambiente pero no saben que lo están haciendo. La conciencia de uno mismo significa que uno sabe quién es y sabe que está reaccionando a su ambiente. Tienen conciencia sin autoconciencia, sin conciencia de sí mismos. Y cuando mueren, regresan simplemente al polvo. Están en el mundo simplemente como parte de la decoración conforme Dios despliega Su maravilla al rey de la tierra, Su Creación, el hombre, quien fue hecho en Su propia imagen.

Observe nuevamente los versículos 24 y 25, repite la frase “según su género” un par de veces en el versículo 24 y un par de veces nuevamente, tres veces en realidad, en el versículo 25. Eso se está volviendo algo que conocemos bien. Lo tenemos 10 veces en Génesis 1… según su género… según su género. Permítame decírselo de la manera más simple que puedo, esto indica limitación de variación. Esto indica limitación de variación. No quiero volverme muy técnico y decir que significa especies, o género, o familia, o fila, o el término científico que se utilice para la categorización. Pero lo que diremos es que significa que hay una limitación en la variación. Y en cada caso hay un código genético. En cada caso hay un ADN, una tira de cromosomas que está codificada en toda célula de todo ser vivo que determina la naturaleza de ese ser vivo. Y eso es la esencia de su naturaleza. Puede variar dentro del ADN, pero no puede convertirse en algo distinto de lo que es. Eso está controlado, como lo hemos aprendido muchas veces, por el ADN; y eso está implicado con el concepto de género… género.

Por cierto, un comentario. La formación de las plantas ocurrió antes de la creación de cualquier vida animal, antes de los peces y antes de las aves. Y eso contradice de manera rotunda al sistema de evolución tradicional que dice que toda la vida animal comenzó en el mar y se arrastró del mar en algún punto a lo largo de cientos de millones de años; y se arrastró del mar y de manera coincidente, cuando llegó a la tierra, las plantas evolucionaron. Pero lo que usted observa en Génesis es que las plantas fueron creadas primero, la vegetación fue creada primero; y luego fue la creación de las criaturas del mar, las criaturas del aire y las criaturas de la tierra.

Entonces, lo mejor que podemos decir acerca de género es que posee limitaciones de variación. Dios creó estas criaturas de la manera en la que son. Los perros eran perros, los caballos eran caballos, los delfines eran delfines, la barracuda, barracuda, las hormigas, hormigas a pesar de que había muchos diferentes tipos, las arañas, arañas, las serpientes son serpientes, las ranas son ranas aunque hay variaciones, hay limitaciones en esa variación. Uno no evoluciona y se convierte en el otro. Y eso se repite 10 veces en Génesis capítulo 1, como si Dios supiera que alguien vendría y trataría de contar una mentira acerca de que un género se convertiría en otro género y no existiría ninguna limitación en la variación.

Al final del versículo 24 dice: “Y fue así.” Hemos oído eso anteriormente. Cuando Dios lo creó, fue así. Esa es una pequeña frase que es importante, no sólo está incluida ahí para ocupar lugar. Ocurrió en el versículo 9: y fue así. Ocurrió en el versículo 11: y fue así. En el versículo 15: y fue así. Y aquí en el versículo 24: y fue así. Significa que fue fijado, fue firme, fue permanente y de ese modo quedó. Cuando en el principio mismo Dios dijo “Sea la luz”, no dice “Y fue así”; porque esa luz cuando fue creada originalmente era tan sólo luz y no estaba todavía relacionada con los cuerpos estelares, las lumbreras, la Luna, el Sol y las estrellas. Cuando Dios creó por primera vez la Tierra, simplemente era una masa de elementos completamente inmersos en agua. Dios nos dice “Y fue así” porque esa no era su forma permanente.

Pero en el versículo 9, cuando Dios comenzó a separar las aguas de arriba y las aguas de abajo; y después apareció la tierra seca y la tierra adoptó su forma con tierra y con agua y fue la manera en la que sería de manera permanente… la declaración es “Y fue así”. Y así fue en el versículo 11 cuando la vegetación fue creada sobre la tierra; eso sería permanente y fue fijo y todavía existe hasta el día de hoy. Y en el versículo 15, la Luna, el Sol, las estrellas son colocadas en el cielo y fue así; fue establecido de esa manera. Y aquí, en el versículo 24, los animales fueron creados y todavía siguen siendo de ese modo… todavía son así. Fue así. Fijos, fijos, permanentes; y así ha permanecido hasta el día de hoy. Y permanecieron dentro del marco de su género. Su variación, siendo restringida. Hay alguna variaciones, algún cambio, eso lo sabemos. La genética puede hacer eso, puede haber un apareamiento especial; pero todavía son esencialmente el mismo tiempo de criatura, el mismo género de criatura.

Finalmente, la creación de este tipo de criaturas de la tierra recibe un comentario de Dios al final del versículo 25. En esencia, Dios vio que era bueno. Por cierto, Dios ha estado diciendo esto todo el tiempo a lo largo de esta semana. El versículo 4 nos dice que Dios vio la luz y vio que era buena. En el versículo 10, Dios vio que la tierra seca y el mar eran buenos. Versículo 12, las plantas eran buenas. Versículo 18, los cuerpos estelares, también eran buenos. Versículo 21, las criaturas del mar y del aire, eran buenos. Versículo 25, los animales terrestres, eran buenos. Y finalmente el versículo 31, después de que hizo al hombre, era bueno en gran manera. Todo lo que Dios hizo era bueno.

Escuche esto: no hay deformidades, no hay mutaciones, no hay inferioridades, no hay selección natural, no hay supervivencia del más apto, porque no había animales que no fueran aptos; todo era bueno. No había imperfección. No había selección natural. No había ningún tipo de inferioridad. Todo era muy bueno. Bueno en gran manera. Y diremos más acerca de lo que significa bueno en gran manera cuando lleguemos al versículo 31. En este punto, todo era bueno… Era bueno. Ni siquiera había muerte en el mundo. Ni siquiera había muerte en el mundo. La muerte no llegaría hasta que el hombre pecara en el capítulo 3. En este punto, la tierra estaba lista para el hombre… El hombre quien sería el rey de la tierra; y tendría dominio sobre ella.

Por cierto, el Señor debe haber creado a todos los animales sólo en la primera parte del día seis; porque el resto del día fue para crear al hombre. Y estuvo en cierta manera involucrado. No nos presenta todo lo involucrado aquí en este capítulo. Pero en el capítulo 2, desarrolla lo que sucede; y lo veremos más adelante.

Pero miremos los versículos 26 y 27; aunque sea brevemente. Llegamos al epítome de la Creación de Dios: “Entonces dijo Dios: “Hagamos al hombre a Nuestra imagen, conforme a Nuestra semejanza. Y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra y en todo animal que se arrastre sobre la tierra.” Y creó Dios al hombre a Su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y hembra los creó.” Aquí está, este es el ápice de la Creación, esta es la razón de toda la Creación. Y de nuevo tiene la misma fórmula. Versículo 26: “Entonces dijo Dios…” Versículo 27, una declaración paralela: “Y creó Dios… y creó Dios.” La misma fórmula. Dios habla y crea, es lo mismo. Esto es lo que se llama creación fiat. Fiat porque la palabra en latín significa haya. Dios habla y existe.

Haya… Haya… Sea… Lo hemos oído una y otra y otra vez… sea… sea… haya. Pero observe esto, versículo 26, no dice: “haya o sea” dice… “Hagamos al hombre…” Esto es nuevo. Esto es totalmente nuevo. Esto es una diferencia muy importante. Aquí hay una diferencia muy importante. Este es un cambio trascendental en el lenguaje. A lo largo del versículo 3, versículo 6, versículo 9, versículo 11, versículo 14, versículo 20, versículo 24… Sea… Haga… Haga… Sea… Sea… Sea. Ese es una forma impersonal del verbo hebreo… sea… Sea, casi como si Dios no está involucrado de manera íntima. Sea… Sea… Sea; pero aquí: “Hagamos.” En este punto, Dios se vuelve personal. Y escuche, debido a que Dios es una Trinidad, cuando se presenta a sí mismo de manera personal, lo hace en el lenguaje plural. Es en el lenguaje plural.

En Juan capítulo 1 dice que Jesucristo creó; todas las cosas por Él fueron hechas y sin ÉL nada de lo que ha sido hecho fue hecho. Aquí dice que Dios creó. En Juan 1 dice que Jesús creó todo. Inclusive se dice que el Espíritu de Dios moldeó la Creación, anteriormente, en Génesis 1. Toda la Trinidad está involucrada en esto. Y cuando Dios llega a la creación de la raza humana, no emplea la terminología fiat impersonal “sea o haya” sino que usa lenguaje que revela que Él está hablando dentro de sí mismo… Hagamos… Hagamos al hombre a Nuestra imagen.

¿Sabe lo que nos está permitiendo ver? Nos está permitiendo ver un plan trinitario. Él está en comunión consigo mismo acerca de esta criatura que es la más importante de todas. Creo que esta es una referencia clara, evidente e indiscutible acerca de la Trinidad. Creo que cualquier estudiante de la Biblia admite que la aclaración plena de la doctrina de la Trinidad espera a que llegue el Nuevo Testamento; es en el Nuevo Testamento donde usted encuentra la teología completa, la aclaración completa de la teología de la Trinidad. Pero ciertamente, la Trinidad es evidente en el Antiguo Testamento.

En el Antiguo Testamento se hacen referencias repetidas al Espíritu de Dios. Está el ángel del Señor, quien no es ningún otro que el Hijo de Dios pre encamado. Usted tiene a Dios mismo. Usted ahí tiene una comunicación inter Trinitaria: “Hagamos al hombre a Nuestra imagen.” El salmista diciendo: “El Señor dijo a mi Señor,” la conversación entre el Padre, sin duda, y el Hijo. Hay varias revelaciones de la Trinidad en el Antiguo Testamento. En el Salmo 2, el Padre diciéndole al Hijo: “Yo te engendré hoy. Pídeme y te daré por herencia las naciones,” una promesa mesiánica, una promesa profética en el Salmo 2.

Existen varias referencias trinitarias en el Antiguo Testamento. No quiero implicar que no las hay, porque las hay. De hecho, hablando de Cristo, el segundo Miembro de la Trinidad, Salmo 45:7: “Has amado la justicia y aborrecido la maldad, por tanto Te ungió Dios, el Dios Tuyo, con óleo de alegría más que a Tus compañeros.” Ahí hay una declaración atribuida directamente al Mesías, al Señor Jesucristo. Esa es nuevamente una indicación de que Dios está en comunión con el Hijo. Y hay varios pasajes como ese. No quiero entrar en todos ellos; con un par será suficiente.

Salmo 110, creo que es este… Sí, es este: “Jehová dijo a Mi Señor: “Siéntate a Mi diestra, hasta que ponga a Tus enemigos por estrado de Tus pies.”” Eso aún en el Nuevo Testamento se aplica a Cristo. Entonces, usted tiene a Dios el Padre comunicándose con Dios el Hijo en una conversación entre los dos.

Hay referencias trinitarias en el Antiguo Testamento. Es importante reconocerlo. Pero el entendimiento completo de la Trinidad realmente florece en el Nuevo Testamento. Y entendemos por qué, ¿no es cierto? Porque el segundo Miembro de la Trinidad se convierte ¿en qué?...En hombre, se encarna.

¿Qué es lo que tiene usted en “hagamos” aquí? Le confieso que podría comenzar aquí con esto porque sé hasta cierto punto de qué se trataba esa discusión o acerca de lo que ya había sido. Usted se preguntará cómo sé de lo que están hablando. Bueno, hay un solo modo de saber algo y eso es porque está en la Biblia. Pero sé algo de lo que se trató esa conversación. Fue acerca de la redención. Fue acerca de la redención porque, escuche esto, la Tierra ya había sido formada, ¿no es cierto? ¿Es eso verdad?

Y de acuerdo con la Biblia, Apocalipsis 13:8, Apocalipsis 17:8, nuestros nombres fueron escritos en el libro de la vida del Cordero ¿cuándo? Desde antes de la fundación de la tierra. Entonces, sabemos algo acerca de lo que se trató esa conversación antes de que se formara y creara la tierra y antes de la creación del hombre. Fue una conversación que había alcanzado tal nivel que los nombres fueron de hecho registrados en el libro de Dios. Nombres…¿Los nombres de quienes? ¿El mío?, correcto. ¿El suyo? Si es usted un creyente.

Y también sé, de acuerdo con Efesios capítulo 1, que fuimos predestinados para estar en Cristo desde antes de la fundación del mundo, ¿verdad? ¿No es eso lo que dice Efesios 1? Por lo que sé algo acerca de lo que hablaron. Ellos habían estado hablando acerca de la redención y la Trinidad o comunicándose acerca de la redención. Y se había desarrollado un plan en la mente de Dios; y éste era el plan… Dios amó de manera perfecta al Hijo, Dios quería demostrar Su amor al Hijo y ya hemos visto esto en el pasado - este es un lugar perfecto para insertarlo - Dios amó de manera perfecta al Hijo. Él quiso demostrar Su amor por el Hijo, el amor puro que Él tenía por el segundo Miembro de la Trinidad; y determinó que haría eso de un modo asombroso; Él conseguiría una novia para Su hijo. Y por una novia quiso decir que obtendría una humanidad redimida que honraría a Su Hijo, adoraría Su Hijo, amaría a Su Hijo, veneraría a Su Hijo y serviría a Su Hijo para siempre. Y Él literalmente traería a esa humanidad redimida adonde la Trinidad vive, en las glorias del cielo; y ellos vivían allí por siempre. Ése era el plan. Crear la tierra, el universo entero y todo lo que hay en él como simplemente el escenario en donde el plan se desarrollaría.

Usted se preguntará si era necesario hacer toda la Creación. Claro, porque la Creación habló acerca de Dios, quien Él era. Y le dijo al hombre de Su grandeza, de Su gloria y Su poder, ¿no es cierto? Los cielos declaran la gloria de Dios, el firmamento la obra de Sus manos. Y Romanos 1 dice usted ve la tierra y puede ver que Dios existe de tal manera que Su naturaleza invisible es manifiesta por Su creación visible; y no tenemos excusa. Todo eso fue para revelar quién era Dios. Y usted ve la Creación, ve Su poder, ve Su inteligencia, ve Su sabiduría, ve Su amor por la belleza, Su mente increíble, Su sabiduría asombrosa. Y ve Su suavidad, Su gentileza y Su ternura en el pétalo de una flor. Usted ve Su poder en el relámpago y el trueno; y los enormes cuerpos que están girando en el espacio infinito en los billones de galaxias que existen ahí afuera. Ve tanto de Dios ahí. Todo eso despliega a Dios.

Pero lo que despliega a Dios de una manera especialmente asombrosa es que Él es tan lleno de gracia como para salvar a los pecadores, ¿verdad? Y eso nunca podría haber sido demostrado - que Dios es un Dios de gracia, misericordioso, que perdona, que es amoroso, que tiene un corazón tierno - nunca podría haber sido desplegado a menos de que hubieran algunos pecadores allí a quien Dios pudiera mostrar Su gracia, ¿no es cierto? Entonces, en algún punto, antes de la fundación del mundo, había un plan ya preparado. Y Dios, que no puede mentir, dice 2 Timoteo 1:9, determinó redimir a la humanidad en Cristo Jesús. Primero, tuvo que tener el propósito de crearlos.

Y entonces, el plan era este… Traeremos a la gloria a una humanidad redimida. En este tiempo, también se crean los ángeles. Y fueron creados para la gloria de Dios. Pero más allá de eso, no hay gracia mostrada a los ángeles. Y Dios no puede demostrar Su gracia y misericordia y Su perdón a los ángeles porque no hay salvación para los ángeles. Los ángeles eran santos o eran caídos; y los caídos están irremediablemente caídos y condenados al lago de fuego. Dios determinó en algún punto antes de la fundación del mundo que Él salvaría a pecadores, que Él salvaría a humanos. Que los crearía, que los salvaría. Que los traería a la gloria y serían una novia para Su Hijo, quienes lo servirían, amarían y adorarían a Su Hijo por siempre y por los siglos de los siglos; y Él poblaría literalmente el cielo con un coro aleluya el cual no haría otra cosa que adorar y servirle a Él durante toda la eternidad.

Esto fue algo de la plática trinitaria. Es simplemente asombroso ver el propósito de Dios. Él no tuvo que crear a ninguno de nosotros, así como no tuvo que crear nada más. Pero Él creó, escuche esto, todo lo demás como un escenario para revelarse a nosotros. Esa es la razón por la que Jesús dijo en Juan 6: “Todo lo que el Padre me da vendrá a Mí.” Él determinó de toda la humanidad a quién traería y le daría a Su Hijo como regalo de amor. Y Él escribió sus nombres en un libro antes de la fundación del mundo. Fuimos predestinados antes de que el mundo jamás fuera creado. Entonces, sé algo de esa comunicación; y usted puede saber que cuando las Escrituras dicen: “Dios dijo “Hagamos al hombre””, éste fue el momento para el cual la Trinidad había estado planeando. Éste era. Éste era. Éste era el sexto día culminante; y ahora todos están involucrados. “Hagamos al hombre”… No es sea… sea… de una manera impersonal, Dios aquí es muy personal porque ahora está creando aquellos que son eternos y aquellos que le van a traer gloria de manera eterna en el cielo o en el infierno. Este es el ápice de todo. Hagamos al hombre; y Dios aquí se involucra de manera muy, muy personal.

Por increíble que sea el hecho que fuimos hechos a Su imagen, le recuerdo nuevamente el versículo 27: “Y creó Dios al hombre a su imagen.” Nos creó; ¿y cómo lo hizo? Formó al hombre del polvo de la tierra. Y estamos hechos de los mismos elementos básicos que todo lo demás. Los mismos elementos materiales son hechos de ciertos químicos; nosotros estamos formados por lo mismo. Esa es la razón por la cual los cuerpos se descomponen y regresan al polvo; polvo a polvo. Y Él sopló en su nariz aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente, un ser viviente, así como los otros seres vivientes, tenía movilidad y conciencia. Tenía movilidad y conciencia.

Su cuerpo fue básicamente formado por los mismos materiales en bruto como el resto del orden creado. Recordará que hace unas semanas atrás le dije que su cuerpo está constituido primordialmente de ¿qué? De nada. Usted es el 90% nada; 90 por ciento nada porque por lo menos ese porcentaje de un átomo es nada. Su cuerpo está formado del mismo material bruto atómico como todo lo demás en el orden creado. Y como todos los otros animales, a usted se le dio aliento de vida, usted fue hecho un ser viviente en el sentido de que tiene conciencia y tiene movilidad.

Por cierto, se dice de los animales en Génesis 7:22, que en su nariz estaba el aliento del espíritu de vida. Entonces, esto simplemente está hablando de nuestra formación física en el capítulo 2, versículo 7. Fuimos hechos del polvo, fuimos creados a partir de las mismas partículas atómicas que todo el resto del mundo, como toda otra criatura y tenemos conciencia como cualquier otra criatura viviente. Pero aquí hay una diferencia enorme. Si quiere saber lo que eso significa, tiene que regresar la semana próxima. Ese es el trato. Pero mire, no puedo creer qué hora es; aquí debemos detenernos. Esto es tan importante… No me gusta detenerme aquí… He pasado todo este tiempo y no he llegado a donde quería llegar, a este gran punto. Bueno, será bueno para la próxima vez, ¿muy bien?

Padre, gracias por la Palabra, gracias por la gran esperanza en nuestros corazones por el futuro, porque confiamos en Ti como un Dios fiel, nuestro Creador, nuestro Salvador, nuestro Redentor, nuestro Rey venidero. Amén.

 

  

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la  política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Series (Alta Calidad) Series (Baja Calidad)

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Minimizar