Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Durante muchos meses, hemos estado estudiando los domingos por la noche algunos temas doctrinales, esto es temas que la Biblia presenta acerca de los cuales Dios ha hablado, que son críticos para nuestra fe y vida. Y comenzando en esta noche, y durante algunas semanas, vamos a estar viendo la inspiración y autoridad de la Escritura.  

Abrimos la Palabra de Dios cada vez que nos reunimos en los servicios en el día del Señor en las clases que se llevan a cabo en torno a este campus en la iglesia, tanto el domingo por la mañana, como el domingo por la tarde, en las clases que se llevan a cabo a lo largo de la semana, en los estudios bíblicos que se llevan a cabo en comunidades que nos rodean, conforme se reúnen en grupos pequeños, la Palabra de Dios es abierta en sus hogares.

Muchos de ustedes están leyendo de manera regular a lo largo de la Palabra de Dios Día tras día. La Palabra de Dios es el tema de nuestra conversación y es, en nuestro juicio, el camino. Como la Escritura misma dice, la palabra es el camino, la palabra es la lámpara como también el camino, creemos en la Palabra de Dios, creemos que es inspirada, creemos que no tiene error en los autógrafos originales, y Dios la ha protegido y preservado hasta el día, de hoy de tal manera que permanece sustancialmente fiel a su revelación original. Creemos que cuando la palabra habla se nos manda a escuchar.

Esa es la razón por la que la Biblia es el tema de todo lo que hacemos. Definimos la vida y el ministerio en términos bíblicos. Es lo que creemos. Es cómo nos conducimos. Y es el mensaje que proclamamos. Y la Biblia afirma ser la palabra misma de Dios, y lo hace de una manera clara y reiterada. Los escritores del Antiguo Testamento, por ejemplo, se refieren a lo que escribieron como las palabras mismas de Dios en más de 3,800 ocasiones. Los escritores del Nuevo Testamento citan el Antiguo Testamento como la Palabra de Dios 320 veces. Y se refieren a ella por lo menos 1000 veces. Y los escritores del Nuevo Testamento afirman de manera repetida la inspiración divina, como también lo hicieron en el Antiguo.

Jesús es mismo afirmó que tanto el Antiguo Testamento como el Nuevo Testamento son inspirados por Dios. Hay un par de afirmaciones definitivas en el Nuevo Testamento que abarcan nuestras Escrituras, que definen para nosotros la naturaleza de la inspiración. Escuche 2 Pedro, capítulo 1, en el versículo 20. Sabiendo primero esto que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que hombres fueron movidos por el Espíritu Santo hablando por parte de Dios.

La Escritura es escrita por hombres que no están escribiendo a partir de algún acto de la voluntad humana, o a partir de alguna interpretación personal, sino que más bien movidos por el Espíritu Santo para escribir lo que es hablado por Dios. Una porción muy conocida de la Escritura que habla de este asunto se encuentra en la Segunda Carta de Pablo a Timoteo, capítulo 3, en el versículo 16, “Toda la Escritura es inspirada por Dios,” literalmente theopneustos, exhalada por Dios, sale de Dios, “y es útil para enseñar para redargüir, para corregir para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”

Toda la Escritura es inspirada por Dios. Y esa inspiración significa que viene de Dios mediante escritores que son movidos por el Espíritu de tal manera que escriben lo que Dios ha dicho, y no lo que quieren decir. Es la palabra misma de Dios. Esos son simplemente dos textos definitivos. Hay, claro, muchos más, y veremos algunos de esos conforme las semanas progresan.

Ahora, obviamente todo lo que necesitamos saber acerca de Dios y acerca de nosotros y acerca de la salvación y acerca del futuro y el tiempo y la eternidad está contenido en la Escritura -todo está aquí. Todo lo que Dios quiere que sepamos está aquí. Esa es la razón por la que al final del último libro, el Libro de Apocalipsis, el Espíritu de Dios llevó a Juan escribir que no añadieran nada a este libro, ni le quitará nada. Esto está completo, está terminado. Inclusive Judas se refiere a la Escritura como la fe que ha sido una vez y para siempre dada a los santos. Es un cuerpo de verdad que fue entregado en una ocasión, y no se le debe quitar nada, ni se le debe mejorar nada. Todo lo que necesitamos saber está aquí en este libro en términos de nuestro entendimiento del universo y Dios, y nuestra relación con Él, como también el resto de las otras relaciones.

Debido a que todo lo que necesitamos está en la Escritura, debido a que somos salvados por la palabra de verdad, debido a que somos santificados por la verdad, la Palabra de Dios, debido a que encontramos nuestra esperanza de gloria en la palabra, debido a que toda instrucción para la vida está contenida aquí. Esto entonces se vuelve el punto del ataque constante e incansable de los enemigos. Y no nos debe sorprender esto en absoluto.

Regresemos a Génesis capítulo 3 y comencemos en el principio. Génesis capítulo 3. Ahora, quiero tan solo que veamos de manera breve los cinco versículos de apertura de este capítulo tan importante. Los capítulos 1 y 2 describen la creación, Adán y Eva viviendo en un mundo de gozo, en un ambiente libre de pecado, en comunión perfecta con Dios. El final del capítulo 2 lo resume, “Estaban el hombre y la mujer desnudos, y no se avergonzaban. La vergüenza no existía porque el pecado no existía.”

Todo cambia en el capítulo 3, y quiero que vea la naturaleza de esto, “Pero la serpiente era astuta, más que todas las bestias del campo que Jehová Dios había hecho. Y le dijo a la mujer, con que Dios ha dicho no comerás de todo árbol del huerto. Y la mujer le dijo a la serpiente, del fruto de los árboles del huerto podemos comer, pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios no comerás de él, ni le tocareis, para que no muráis. Y la serpiente le dijo a la mujer, ciertamente no morirás, porque Dios sabe que en el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.”

Y claro, usted recuerda el resto de la historia. Ella creyó a Satanás, y comió y cayó, y llevaron consigo a la raza humana entera, y mancharon el universo entero en ese acto. Satanás es un mentiroso y es el padre de mentira. Jesús dijo en Juan 8:44, y aquí él lleva a cabo su primer gran engaño, y él lo lleva a cabo de manera muy exitosa. Regresemos al versículo 1 por un momento. La serpiente, Satanás, en la forma de una serpiente, viene a la mujer y le dijo, “Con que Dios ha dicho no comeréis de todo árbol del huerto. “Y claro, sabemos que Dios de hecho había dicho simplemente eso, que no debían comer de un árbol en particular del huerto, capítulo 2, versículo 16, “De todo árbol del huerto podréis comer, pero del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás. Porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

Entonces Satanás viene a la mujer y dice, “Con que Dios ha dicho.” Y usted podría preguntar por qué viene a la mujer en lugar de venir a Adán. Bueno, quizás 1 Pedro 3:7 nos da la respuesta, “Ella es el vaso más frágil, y su marido es su protector, a quien ella debe someterse, y bajo cuya protección ella encuentra seguridad entonces.” Y entonces Satanás la encuentra en un momento cuando ella es vulnerable y no está protegida. Y su estrategia progresivamente es muy, muy engañosa. Y comienza con lo que parece ser una pregunta inofensiva, “Con que Dios ha dicho.”

Esta es la primera pregunta en la Biblia. Primera pregunta en la Biblia. Primera pregunta en la historia humana. Hasta este punto no ha habido preguntas, únicamente respuestas. No hay misterios. No hay dilemas hasta este. Y la pregunta está diseñada por Satanás para colocar a Eva en un camino en el que ella esté justificada al cuestionar lo que Dios ha dicho. Este es el punto aquí. Llevarle junto con ella a su marido, cuestionar la veracidad de lo que Dios ha dicho. Eso es exactamente lo que él hace. Usted puede traducir esto en el hebreo.

Entonces Dios ha dicho, lo ha dicho. Y por primera vez desde la creación, la fuerza espiritual más mortal jamás liberada en este mundo fue liberada, infiltrada de manera encubierta, casi inocente, sobre la superficie al mundo. Y está fuerza mortal que usted como criatura tiene de tener un derecho de sentarse en juicio para evaluar lo que Dios ha dicho, él lleva a Eva a cuestionar lo que Dios ha dicho. Y Satanás repitió lo que Dios dijo, “No comerás de todo árbol del huerto. Y él lo convierte de un positivo a negativo, dejando afuera la parte acerca de que puedes comer todo lo demás, torciendo, pervirtiendo, invirtiendo, colocando el énfasis en lo que no puedes hacer, en lugar de todo lo que puedes hacer.

Y de esta manera él fuerza el asunto de la prohibición. Y la pregunta real que él está produciendo en la mente de ella es “¿Por qué? ¿Cómo es posible que Dios quisiera refrenarte?” Este es el ataque primordial. La pregunta es, “Tienes todo derecho de juzgar a Dios y hacer la pregunta por qué es que Él dice cosas que te refrenan.” Esta es una afirmación negativa, esta es una prohibición, esto refrena y es estrecho y limita. Y la implicación es, ¿por qué si Él fuera totalmente bueno haría eso? Hay algo en la naturaleza de Dios en la implicación que hace que Él quiera refrenar tu libre albedrío, que hace querer limitar tu placer, tu gozo, tu satisfacción, sí, tu libertad. De alguna manera Dios está metiéndose con tus derechos. Él está quitando algunas de tus decisiones.

Y eso lleva a la pregunta acerca de por qué el haría eso. ¿Qué lo haría hacer eso? ¿Acaso Él es cruel? ¿Acaso esa es la razón? Y quizás si hay alguna falla en su naturaleza que lo lleva a colocar este límite en ti, no debes confiar en Él de manera total. Y entonces Satanás ha colocado en la mente de ella la idea de que una prohibición, la que realmente era un medio mediante ellos podían demostrar obediencia, ahora se vuelve, en la manera de pensar de Eva, evidencia de una falla en la naturaleza divina. Llevándola a sospechar de la naturaleza de Dios y causando que ella emita un juicio acerca de lo que Dios ha dicho, como si ella tuviera un derecho de determinar si era bueno o malo, correcto o incorrecto. Ella ahora ha empezado a desconfiar de lo que Dios ha dicho. Ella responde una manera muy débil.

Versículo 2, “La mujer le dijo a la serpiente, del fruto de los árboles del huerto podemos comer.” Ella debería haber sido fuerte ahí en base a lo que ella sabía que era verdad acerca de Dios. Ella conoce a Dios. Ella sabía que Dios era verdadero y habla únicamente la verdad. Y ella se había que Dios era bondad perfecta. Ella tenía un mandamiento muy claro, que no era confuso, ni ambiguo. Ella debería haber sospechado de alguien que causara que ella cuestionara a Dios. De hecho, ella debería haber sospechado de hablarle a una serpiente.

Y ella de hecho responde con un golpe al defender a Dios en el versículo 3, “Más del fruto del árbol que está en medio del huerto, Dios dijo, no comeréis de él.” Y después ella añadió, “Ni le tocareis.” Su respuesta es débil. Y realmente creo que aquí es en donde la caída ocurrió, ahí, antes de que ella llegó a comer algo. Tan pronto como ella no confío de manera total y sin reservas en la Palabra de Dios como verdadera y buena, y la fuente de nuestro gozo más elevado, y la satisfacción máxima. La falta de confianza en Dios se había infiltrado, y el pecado había entrado en su corazón, y la caída se había llevado a cabo.

No solo ella no defendió a Dios, sino que añade a lo que Dios había dicho, para hacer que Él se viera más duro al decir, no comeréis de él ni le tocareis. Dios no dijo eso. Pero ahora ella está aceptando esto como algo restrictivo de manera innecesaria. De hecho, es tan restrictivo que ella inclusive lo está haciendo más restrictivo. Le está molestando a ella ahora que Dios ha colocado esta restricción sobre ella. Dios ha sido juzgado como dar un mandato que es inaceptable y no es digno de confianza, y esa fue la caída, no confiar lo que Dios ha dicho.

Todo después de esto es simplemente evidencia de la caída. Versículo 4, “La serpiente dijo a la mujer, ciertamente no morirás” Satanás entra porque él sabe en dónde está ella, él sabe que ella no ha confiado en la Palabra de Dios. Ella ya no cree que Dios es necesariamente digno de confianza. Hay una falla en la naturaleza de Dios. Él refrena de manera innecesaria. Y ella debería ser libre. Y ella tiene un derecho de juzgar lo que Dios ha hecho, inclusive hablar de ello como algo más restrictivo de lo que es, porque ella ha creído en su negatividad. Y Satanás sabe que ella ha caído.

Y entonces él entra negado de manera abierta la Palabra de Dios. Y él dice, “Ciertamente no morirás. Dios mintió. Dios mintió. De hecho, Dios miente.” Y aquí hay una ilustración de esto. “Te voy a decir la verdad.” Es lo que Satanás está diciendo. Y él está diciéndolo todavía en la actualidad, aunque él es el archimentiroso, “No vas a morir. Dios no es veraz. Su palabra no puede ser confiada como ha sido revelada. Él no tiene tu mejor interés en mente.”

Y entonces ella ha creído el hecho de que Dios tiene una falla, y es engañoso, y es innecesariamente restrictivo, y quita la libertad, y limita el gozo. Y Satanás dice, “No morirás. No morirás. Libérate de estas restricciones. Haz lo que quieras. No hay límite. No hay juicio. No hay consecuencias. Sé libre. Un Dios así no es amoroso. Un Dios así no es amable. Un Dios restrictivo. Él es ley. Él no es amor. Yo soy amor.” Dice Satanás, “Te voy a dar libertad. Sígueme y haz lo que quieras.”

Y después la pregunta va a ser presentada de manera natural en la mente de Eva, “Bueno, ¿por qué es que Él haría eso? ¿Por qué es que Él refrenaría al hacer eso?” Y Satanás tiene una respuesta, versículo 5, “Dios sabe que en el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y serás como Dios sabiendo el bien y el mal. Él no quiere que seas como Él. Él está celoso, Él es envidioso, Él es protector, Él quiere permanecer como el superior, Él miente porque Él odia a los rivales.”

¿De dónde sacó eso Satanás? Satanás trató de ser un rival de Dios, ¿no es cierto? Y él fue expulsado del cielo. “Haz lo que quieras. Sé libre como Él es. Él hace lo que Él quiere. Y Él está libre, y no hay restricciones para Él. Y no deberían haber restricciones para ti. La única razón por la que Él colocó restricciones para ti es porque Él odia a los rivales.”

Entonces el padre las mentiras derribó a la raza humana entera, sobre la premisa de que la Palabra de Dios no puede ser confiada cómo ha sido revelada. Es engañosa porque Dios tiene fallas, y Él tiene fallas debido a los celos. Este es un contraste con la confianza perfecta de Jesús en la Palabra de Dios, confianza perfecta en medio del sufrimiento, la privación severa, y la limitación de sus propias prerrogativas divinas en su encarnación, y en particular en su tentación, en donde Él todavía dice, “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”

Bueno, sin tomar tiempo para rastrear el flujo completo de este ataque satánico, la Escritura revela la historia que comenzó ese día, y continúa hasta el fin del Libro de Apocalipsis. Es una historia de ataques en contra de la Palabra de Dios mediante una variedad interminable e imparable de falsos profetas, falsos maestros, mentirosos, falsos apóstoles, engañadores, desde Génesis hasta Apocalipsis. Y el ataque se está llevando inclusive en la actualidad. La batalla por la autoridad bíblica se lleva a cabo en toda generación en todo lugar. Siempre existe la batalla por la Biblia. Siempre existe una necesidad de levantarse para defender la Escritura.

Podría definir mi propia vida en términos del enfoque de esas batallas. Si tan solo dividido los periodos de 10 años de mi vida y ministerio, llegando a 40 años aquí, en esos primeros años fue la batalla por la inerrancia, el asunto de la inerrancia, y la autoridad de la Escritura. Y durante 10 años estuvo en el Concilio de la Inerrancia guiado por el Dr. Jim Boice, con cien eruditos, y estábamos trabajando duro en escribir y producir materiales que defendieran la autoridad e inerrancia de la Escritura. Y de ahí salió la afirmación de Chicago de la inerrancia bíblica, una afirmación monumental para la iglesia históricamente.

Y una vez que habíamos tratado con los ataques frontales de los críticos, entonces vino el movimiento carismático y el movimiento místico, y tuvimos que enfrentar eso también. En los siguientes años de mi ministerio, quizás la segunda década de ministerio aquí, hubo una batalla por defender la singularidad de la Escritura. Porque todo mundo y su hermano tenían una nueva relación y la nueva palabra de sabiduría y una nueva palabra de conocimiento. Y hubo una proliferación de supuestas palabras de Dios, palabras de Jesús. La gente estaba acumulando todas estas revelaciones. Y buscamos defender la singularidad de la Escritura en contra de ese tipo de ataques.

Y después la Escritura comenzó a ser atacada por parte de los psicólogos y los pragmatistas que querían hacer a un lado la Biblia, y establecer la necesidad de sabiduría humana en algún punto u otro, para establecer la verdad en donde la Biblia podía añadir algo de entendimiento espiritual. Y más recientemente otro asunto tratando con la Biblia es el ataque en contra de su claridad, que no se puede entender, que no es comprensible, que es imposible interpretarla de manera exacta o ser dogmático. Es un ataque tras otro. Y ese ha sido el campo de batalla, y siempre será el campo de batalla, y siempre debe serlo, porque como dije al principio, todo lo que necesitamos está en la Palabra de Dios.

Ahora, Permítame tan solo hablarle un poco. Voy a abordar más bien en esta noche el estudio a manera de salón de clases, hablando algunas de las cosas que están atacando la Escritura que usted simplemente necesita conocer. Y algunas de estas cosas en cierta manera las veríamos como juego amigable. Vienen por parte de personas que parecen ser cristianos, y en algunos casos de hecho son cristianos los que son engañados en su entendimiento de la Escritura. Algunas ilustraciones de eso.

Hubo un artículo hace unos cuantos años atrás en la publicación del décimo aniversario de la revista de reforma moderna, la cual era una revista por muchos años que promovía solo Escritura. Pero este artículo en particular fue titulado La Insuficiencia de la Escritura. El artículo fue escrito por un hombre llamado Gordon, quien es un ministro en la iglesia presbiteriana en Estados Unidos, una denominación que salió de la iglesia presbiteriana de Estados Unidos porque se había vuelto liberal y había negado la Escritura.

Y en este artículo él sugiere que la Escritura realmente no está tan completa como para ser una guía para la vida, como la mayoría de la gente reformada piensa que lo es. Él específicamente dice que la información dada a nosotros en la Escritura no es suficiente para decirnos cómo tener matrimonios exitosos. Y él habla del asunto del matrimonio. Él dice esto, y cito, “Mientras que la Escritura nos enseña que el matrimonio es un compromiso de por vida, la Escritura de manera manifiesta no es suficiente para enseñarle a la gente cómo alcanzar ese fin. Oh sí, la Escritura contiene algunos principios amplios, grandes, generales, tales como los que se encuentran en Efesios 5 o en Proverbios 29. Pero para toda la plática evangélica acerca de funciones de hombres y mujeres, esa plática obviamente no ha producido matrimonios felices o exitosos.” Fin de la cita.

Y después él procede a decir esto, que 10 años atrás él afirmaba la suficiencia plena de la Escritura en armonía con la postura reformada estándar de ese asunto. Hoy día él sugiere que aquellos que bosquejaron el primer capítulo de la Confesión Westminster de Fe, podrían haber afirmado el caso mejor si hubieran aclarado sus palabras un poco. La confesión de Westminster afirma la suficiencia de la Escritura. Esto es lo que la Confesión de Westminster dice, “Todo el consejo de Dios con respecto a todas las cosas necesarias para su propia gloria, la salvación del hombre, y la fe, y la vida, se encuentran expresadas de manera explícita en la Escritura, o por secuencia buena y necesaria pueden ser deducidas de la Escritura.” Esa es la Confesión de Westminster.

Ese ha sido el estándar para la teología reformada durante siglos. No obstante Gordon dice, “El asunto entero podría haber sido expresado mejor si los que escribieron la confesión hubieran expresado una afirmación más de pacto de manera manifiesta, indicando que las Escrituras son una guía suficiente para los varios pactos que Dios ha hecho con varios pueblos de pacto.” En otras palabras, a él le gustaría algo mucho más vago. No debemos hacer afirmaciones para la suficiencia específicas de la Escritura, sino que debemos hablar de ella en categorías muy amplias y grandes. Es un giro de manera particular que la expresión fe y vida debería ser interpretada en un sentido religioso estrecho. Esto es realmente no se refiere a la vida fuera de la relación de uno con Dios, esto es la vida en relación a cualquier otra persona.

Y usted haría la pregunta, ¿qué hizo que alguien que se había aferrado a la postura de solo Escritura y la suficiencia de la Escritura –? ¿Qué haría que alguien así dejara eso, abandonara eso? ¿Qué lo hizo cambiar de una afirmación sin aclaraciones de que la Biblia contiene todas las cosas necesarias para la gloria de Dios, la salvación del hombre, la fe y la vida? Aquí está lo que dijo. Él cambió su manera de pensar acerca de la suficiencia bíblica cuando vio una encuesta que indicaba que la tasa de divorcio entre los evangélicos es alrededor de la misma o peor que la tasa de divorcio entre los incrédulos. Y entonces él cambió su postura de la Escritura, porque él vio una encuesta.

Él escribe, “El asunto práctico primordial que ha influenciado mi manera de pensar acerca de la cuestión de la suficiencia de la Escritura ha sido la publicación de descubrimientos de que la tasa de divorcio evangélico es alrededor de la misma que la de la población general. Si preguntamos por qué los evangélicos se divorcian al mismo paso o a la misma tasa que aquellos que no necesariamente reconocen la Biblia como la fuente de guía con autoridad, la respuesta debe ser algo así, que mientras que la Escritura nos enseña que el matrimonio es un compromiso de por vida, la Escritura de manera manifiesta no es suficiente para enseñarle a la gente cómo alcanzar ese fin.” Él procede a sugerir que creer en la suficiencia de la Escritura, inclusive podría contribuir de manera negativa al éxito de los matrimonios evangélicos.

Él dice, y cito, “Yo sugiero que parte de la razón por la que nuestros amigos incrédulos tienen éxito con tanta frecuencia en el matrimonio como nosotros es que nunca están enredados por ningún mal entendimiento de la suficiencia de la Escritura.” Ahora, simplemente de qué encuesta está hablando aquí que lo hizo cambiar su teología. Bueno, fue una encuesta en diciembre de 1999 con una publicación titulada Los Cristianos Tienen la Mayor Probabilidad de Experimentar el Divorcio que los Incrédulos.

Me acuerdo cuando esa encuesta la vi en mi escritorio, estaba bastante conmovido. Decía que 27% de los cristianos nacidos de nuevo se han divorciado, comparado a 24% de no cristianos que se han divorciado. Bueno, esa estadística en sí mismo no prueba nada. ¿Se divorciaron antes de que se volvieron cristianos? La encuesta también decía que la tasa de divorcio entre los ateos y los agnósticos está muy por debajo de la norma. Solo el 21% de los ateos y los agnósticos se han divorciado.

Entonces 27% de los cristianos nacidos de nuevo, y 21% de los ateos y agnósticos. Inmediatamente una pregunta llegó a mi mente, ¿qué criterio usa usted para determinar quién es un cristiano nacido de nuevo? ¿Es justo? ¿Por qué criterio determinó usted quién es un cristiano nacido de nuevo? Y conforme investigué un poco en mayor profundidad en la encuesta fue aparente que no hay manera de determinar que la gente que se clasifica como nacida de nuevo siquiera va la iglesia. Ellos fueron considerados nacidos de nuevo en base a dos preguntas.

Pregunta número uno, ¿alguna vez ha hecho un compromiso personal con Jesús que todavía es importante en su vida? ¿Qué significa eso? ¿Alguna vez ha hecho un compromiso personal con Jesús que todavía es importante en su vida? Los católicos pueden decir eso. Los mormones pueden decir eso. Los Testigos de Jehová pueden decir eso. Todo tipo de personas pueden decir eso. Y también hubo una pregunta de opción múltiple, una de siete respuestas posibles. Cuando muera voy a ir al cielo porque he confesado mis pecados y he aceptado a Jesucristo como mi Salvador.

Ahora, a nivel superficial eso se oye bien. Los católicos romanos pueden decir eso. Los mormones pueden decir eso. Todo tipo de personas en sectas pueden decir eso. Personas que no entienden el significado de la muerte de Cristo pueden decir eso. No hay nada ahí acerca de la resurrección. No hay nada acerca de la naturaleza de Cristo, la naturaleza de Dios, la naturaleza de la expiación. No obstante, si dijeron sí a la primera pregunta de que hicieron algún compromiso personal con Jesús. Y ellos escogieron la categoría correcta de opción múltiple, fueron clasificados como nacidos de nuevo. Pero vivimos en una sociedad en donde las palabras acerca de aceptar a Jesucristo como Salvador personal se ha vuelto un lema.

No hay nada en esas dos preguntas para garantizar que una persona verdaderamente ha nacido de nuevo. De hecho, si usted hace una encuesta en mayor profundidad de las personas nacidas de nuevo, el 45% de ellas dicen que Satanás no es un ser viviente, sino un símbolo de maldad. 34% creen que si una persona es lo suficientemente buena se van a ganar un lugar en el cielo. Estas son personas nacidas de nuevo a la luz de su criterio. El 28% está de acuerdo con que mientras que Jesús vivió en la tierra cometió pecados, así como el resto de la gente. El 15% de los cristianos nacidos de nuevo dicen que después de que Él fue crucificado y murió, Él no regresó a la vida físicamente. El 26% cree que no importa qué fe sigue usted, porque todas enseñan lo mismo.

Entonces usted comienza con una estadística que dice que más cristianos nacidos de nuevo se divorcian que ateos y agnósticos Y eso es conmovedor hasta que usted descubre que usted solo está tratando con personas que profesan ser cristianas. Y ahora en nuestro país creo que ha llegado a más de 80%, y causó que un hombre alterara completamente su confianza en la suficiencia de la Escritura. Esas son ocurrencias realmente extrañas, sin embargo, comunes el día de hoy, personas que abandonan la doctrina histórica verdadera por las razones más absurdas. Y debido a que hemos perdido toda ciudad para definir realmente lo que es ser un cristiano verdadero, usted puede virtualmente dejar de confiar en todo cuestionario o encuesta que identifiques eso.

Ahora, permítame tan solo hablar de algunas categorías, ¿de dónde vienen los ataques? Número uno, los ataques vienen de los críticos. Existen aquellos en el lado escolástico académico que todavía continúan atacando la Escritura. Todo viene del liberalismo alemán de la crítica más alta de Graf-Wellhausen, esa teoría ligada a una recuperación en la neo-ortodoxia Barthiana. Dejó un legado que arrasó con las denominaciones más grandes, arrasó por universidades y seminarios, y simplemente destrozó e hizo añicos la inspiración bíblica.

Esto ha sido confrontado. Ha sido enfrentada por años y años y años, una negación abierto de la Escritura como viniendo de Dios como la Palabra de Dios verdadera, inerrante, inspirada y con autoridad. Y sigue inclusive en la actualidad en las maneras más necias y absurdas. Cuando usted enciende su televisión y ve alguna evaluación de la Biblia, usted va a oír de estos críticos. Recientemente me contactó el History Channel, el Canal de la Historia, y me preguntaron si podía estar dispuesto a ser un experto frecuente regular y un contribuidor regular para hablar de la Biblia. No pude decir no lo suficientemente rápido, porque no quería ser editado y alterado y estar en medio de todas esas personas que niegan la Escritura.

Quizás el grupo primordial que siempre, siempre es objeto de encuestas y entrevistas cuando se habla de la Biblia, son aquellos que pertenecen a lo que se llama el Seminario Jesús. ¿Ha oído de eso? El Seminario de Jesús. Han encontrado un lugar en las secciones torpes de religión, de periódicos que normalmente proveen una lista de lugares que deben evitarse. Estos hombres auto designados muertos y ciegos llegan a ser más de 900 seudoeruditos que profesan ser sabios, son necios. Dicen ser las autoridades académicas acerca de Jesús y la Biblia, y toman sus decisiones acerca de la Biblia en base a un voto de mayoría, y tienen una manera curiosa en la que lo hacen. Toman una sección de la Biblia y votan.

Cada participante suelta una cuenta, una bolita roja, en una cajita para cosas que él o ella cree que probablemente son auténticos En otras palabras, probablemente es verdad. Las cuentas rosas significan que es posiblemente auténtico. Las cuentas grises fueron usadas para dichos que creen que han sido alterados por los discípulos o los primeros cristianos. Las cuentas negras son las más fuertes, ese es un voto negativo usado para pasajes que son considerados totalmente inventados o hablados por alguien que no es quien la Biblia dice que lo habló.

Los resultados son sorprendentes. El grupo decretó que solo 31 de los más de 700 dichos atribuidos a Jesús en los Evangelios son realmente auténticos. Y 16 de esos 31 son duplicados de pasajes paralelos. Más de la mitad de los dichos de Jesús recibidos son considerados como de cuenta negra. En total el panel rechazó de manera absoluta el 80% de las palabras que la Escritura le atribuye a Jesús.

Entre los pasajes que fueron considerados como rechazados, Mateo 5:11, “Bienaventurados sois cuando los hombres os insulten y os persigan y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo por causa de mí.” Y también Marcos 10:32-34 en el que Jesús habló por adelantado de su crucifixión. Rechazaron toda la sección apocalíptica, esto es todo acerca del futuro. Rechazaron todo lo que está en el Evangelio de Juan, excepto un versículo, versículo 44 del capítulo 4, el cual recibió un voto rosa. Y lo que dice es, “Un profeta no tiene honor en su propio país.”

El fundador del seminario Robert Funk, considera que los eruditos más importantes van a estar de acuerdo con el hecho de que desecharon el Evangelio de Juan, porque él dice, “Es usarla de manera regular en adagios o aforismos, en parábolas, o en frases creadas como una represión en el contexto del diálogo y el debate. Es claro que él no hablo en monólogos largos del tipo que se encuentran en el Evangelio de Juan.” Fin de la cita. Y uno simplemente se pregunta, ¿simplemente cómo es posible que él sabe eso? De esta manera el agua sucia contaminada del naufragio de la teología liberal continúa llegando a la playa.

Y, por cierto, lo que acabo de citarle es algo que escribí hace algún tiempo atrás, y usted sabe que está en problemas cuando usted comienza a citarse a sí mismo, es tan malo como predicar un sermón tan bueno que usted firma un autógrafo en su propia Biblia. Lo que usted tiene en el Seminario de Jesús y lo que usted tiene en la teología liberal son los protestantes radicales de los campuses de universidad en los 60s. Ahora están en posiciones administrativas y ascendiendo en el sistema de la universidad, sistema administrativo. Su credo ideológico se ha vuelto la prueba de ortodoxia en la mayoría de los círculos académicos. Se espera que los eruditos marchen cerrando las filas detrás de ellos, y alguna persona que básicamente no lo hace, puede perder su trabajo en el departamento de religión o filosofía o de sociología en la universidad.

Y hay dogmas sagrados para estos liberales; igualdad para las mujeres, la homosexualidad como un estilo de vida alternativo, el activismo ambiental, derechos de animales, porcentajes raciales, doctrina anti-guerra estricta y demás. Y van a censurar a cualquier persona que desafíe cualquiera de ellas, especialmente Jesús, especialmente Jesús. Uno meramente necesita ver las decisiones del panel para entender qué es lo que realmente quieren promover.

Las parábolas del Buen Samaritano, El Administrador Injusto, La Semilla de la Mostaza, pasajes que son críticos en contra de los ricos mandatos, amar los enemigos de uno, y versículos que amonestan a los discípulos a amarse el uno al otro reciben las cuentas rojas. Cada vez que usted ayuda a los pobres, a los menospreciados, ellos los aceptan. Pasajes que llaman al arrepentimiento, afirma la deidad de Jesús, hacen demandas difíciles de los discípulos, hablan de la necesidad de la redención y el nuevo nacimiento, literalmente son rechazados con cuentas negras. Y no han terminado. Van a atacar la palabra, y presentar esto en todo punto en donde pueden encontrar alguien que los va a escuchar.

Esto es tan solo una ilustración de este ataque en contra de la Biblia que viene por parte de los liberales. Podríamos decir mucho más de esto, pero avancemos un poco. Podemos hablar de la nueva perspectiva de Pablo que ataca al Nuevo Testamento, el entendimiento del Nuevo Testamento, de la doctrina de la justificación. Podríamos hablar de la apertura de Dios que ataca la naturaleza misma de Dios. Quizás debería decir una palabra de esto. El teísmo abierto es una nueva idea liberal que comienza con la negación de que Dios conoce de manera perfecta o controla el futuro.

El teísmo Abierto es la idea de que Dios está abierto al futuro. Él no tiene idea de lo que viene en el futuro. Él no tiene la menor idea. Él simplemente es como tú y yo. Él está tratando de reaccionar a lo que está pasando. Y él no tiene conocimiento por adelantado de nada más de lo que tú y yo conocemos, porque no ha pasado, y por lo tanto Él no lo pude conocer. Él no sabe lo que va a pasar hasta que la gente toma decisiones. Él no sabe cuáles van a ser esas decisiones. Y Él está respondiendo como un jugador de ajedrez muy hábil, haciendo lo mejor que puede por cumplir su voluntad en respuesta a lo que nosotros hacemos, a los movimientos que nosotros ejercemos.

Este es un punto de vista muy, muy popular, muy amplio, que se está desarrollando. Se ha infiltrado, entre comillas, en la sociedad evangélica teológica. La cual hasta el día de hoy no ha estado dispuesta a rechazar a cualquier persona que se aferra a esa postura. Ataca la naturaleza misma de Dios. Ataca la deidad de Dios. Dios no es el Dios que dice ser. Él no habla verdaderamente de sí mismo cuando dice que Él conoce el fin desde el principio. Por lo tanto, Dios es un mentiroso. Y es una repetición exactamente de lo que vimos en el huerto. Todo ataque por parte de estos críticos que niega cualquier porción de la Escritura es una batalla que debe ser peleada. Y hay un punto en el que debemos defender la autoridad de la Escritura.

Pero usted no solo tiene ataques por parte de críticos, tiene ataques por parte de personas que están en sectas. Y esto, simplemente no voy a decir mucho de esto. Mormones, Testigos de Jehová, Ciencia Cristiana, Teosofía, Unitarianismo, hasta sectas raras y extrañas. Estas personas que no aceptan la Palabra de Dios y su interpretación exacta, sino que quieran añadir a la Palabra de Dios los escritos de algunas personas, algún ángel, sea José Smith, o sea Mary Baker, Eddy Patterson, Glover Frye. Ella Tuvo un problema de maridos obviamente en la ciencia cristiana, o sea el Juez Rutherfurd, o a nivel santo cualquiera, otra persona que contribuyó a estas sectas. Ellos atacan la Palabra de Dios de manera incansable con estos documentos que tuercen y pervierten la Escritura, escritos por Satanás mismo.

Después hay ataques, diría yo, por parte de los carismáticos y digo eso sabiendo que es difícil para algunos de nosotros oír eso. Pero cuando usted dice que la Biblia no es el fin de la revelación. Esto no es todo lo que Dios ha dicho. Él está diciendo más. Él está dando nuevas revelaciones, nuevas visiones, voces del cielo, viajes al cielo, viajes al infierno, intuición mística híper subjetiva secreta, interpretaciones místicas, usted está atacando la Escritura. Usted está atacando la Escritura. Es tan crítico para nosotros entender que no tenemos más revelación por parte de Dios que aquella que esté escrita en la Escritura. No hay más revelación por parte de Dios que aquella que está escrita en la Escritura.

Usted inclusive oye a personas en la actualidad hablar de, “Escucha la voz de Dios. Escuche, y Dios te va a hablar. Entrénate, aprende a oír la voz de Dios.” Eso no solo es ridículo, sino también peligroso. Si usted quiere oír la voz de Dios, abra su Biblia y lea lo que Dios ha dicho. Hay un cuarto ataque que tan solo le menciono, simplemente para darle una idea del panorama, el ataque que viene por parte de la sociedad, por parte de los críticos, de las sectas, de los carismáticos, de la sociedad o la cultura. Vivimos en un día en el que la sociedad le está diciendo a la iglesia lo que se debe permitir que diga la Biblia.

Una gran ilustración de esto es la publicación de una versión, la compañía de publicaciones Sunderman, produce una Biblia llamada La TNIB. La TNIB se distingue por considerar, o ser considerada del movimiento feminista. Ha alterado la Palabra de Dios. Ha cambiado la Palabra de Dios para hacerla compatible al movimiento igualitario feminista contemporáneo. Y esa no es la única que ha hecho eso, hay otras que también lo han hecho. La Palabra de Dios nunca debe ser usada de tal manera como para acomodar una percepción de la sociedad. Usted no toma la Palabra de Dios, no tuerce la Palabra de Dios, no altera la Palabra de Dios, no cambia la Palabra de Dios, no mejora la Palabra de Dios, no disminuye la Palabra de Dios para alcanzar algo que acomoda las expectativas sociales.

Pero eso está siendo hecho, y está siendo hecho en la médula misma cuando está siendo hecha con la traducción de la Biblia.Cuando usted traduce una Biblia, usted tiene una responsabilidad. Usted toma la Palabra de Dios en el hebreo original o arameo, en esos pocos lugares en el Antiguo Testamento en donde se presenta el arameo, usted toma la palabra en el griego en el Nuevo Testamento y usted la traduce. Usted encuentra la traducción más cercana posible en el idioma al que usted está traduciendo la Biblia, y eso es lo que usted hace. Usted no cambia la palabra porque usted piensa que a la sociedad le gustaría que fuera dicho de otra manera Esa no es una traducción verdadera y pura. Especialmente usted no adapta la Biblia a las actitudes expectativas, demandas sociales pecaminosas. Eso es lo peor de todo.

Entonces no podemos permitirle a la sociedad que defina cómo traducimos la Biblia o cómo interpretamos la Biblia. Estaba leyendo un libro escrito por uno de los hombres de la iglesia emergente, y se le hizo la pregunta, ¿recibes a homosexuales en tu iglesia? ¿Le permites a homosexuales que sean miembros de la iglesia? Y su respuesta fue, “Seguro. También tenemos a personas que tienen sobrepeso y personas a quienes les gusta el chocolate.” Entonces usted toma la homosexualidad y la coloca al nivel de tener sobrepeso o que le gusta el chocolate, porque usted quiere redefinir la iglesia y la Biblia en términos que son aceptables a la sociedad.

Entonces siempre existe ese intento por torcer o alterar la Escritura porque la sociedad está colocando ciertas demandas sobre nosotros. Y a lo largo de esa idea solo quiero mencionarle algo a usted que cubrí con los hombres en el seminario, e inclusive le hablé a los jóvenes de la universidad de esto el año pasado. Y esto es el nuevo movimiento de la iglesia emergente, y la tendencia, es decir, y esto realmente se acomoda a la sociedad, que la Biblia no es clara.

Hombre ese es un lugar muy cómodo en el cual aterrizar. Bueno, creemos la Biblia, nos encanta la Biblia, pero seamos honestos, no es clara. Realmente no podemos saber lo que significa por lo que dice. Realmente no podemos ser dogmáticos. Realmente no podemos estar seguros de que podemos interpretarla de manera correcta. Realmente es un libro antiguo. Hay todo tipo de interpretaciones. Nunca podemos decir que estamos en lo correcto como Brian McLaren dice, “Nadie la ha entendido correctamente aún, y yo tampoco la entiendo de manera correcta.” Y entonces que nadie diga que la entendió correctamente. Ese es el acomodo social más cómodo. Puedes decir, “Bueno, la Biblia es verdad. y Dios nos dio la Biblia. Pero realmente no tenemos idea alguna de lo que la Biblia significa.”

Entonces usted tiene a personas diciendo cosas como esta, aquí está otro evangélico que en cierta manera es bien conocido que ha cambiado su postura, y él dice, y cito, “La certeza con frecuencia es idólatra. Me he visto forzado a rendir la certeza. Si hay un cimiento en la teología cristiana, no se encuentra en la Escritura. La teología debe ser un intento humano humilde por oír a Dios, nunca abordar de manera racional el texto. Usted no puede ir al texto y usar su mente y encontrar la verdad. Usted tiene que ser mucho más humilde que eso, la teología es un intento humano humilde. Usted no puede encontrar un cimiento para la teología cristiana en la Escritura, por qué, porque no es comprensible.”

Brian McLaren dice, “La claridad algunas veces se exalta de manera excesiva.” Lesslie Newbigin dice: “El Evangelio no es cuestión de certezas.” Usted tiene escritores que vienen, como N.T. Wright en Inglaterra, escribiendo material prolífico acerca de la Biblia, y básicamente inventando nuevas maneras de entender todo, como si todo mundo ha estado equivocado hasta el día de hoy. Lo cual hace que uno pregunte, “Bueno, si todo mundo está mal, y a lo largo de la historia siempre han estado equivocados, ¿por qué entonces tú estás en lo correcto?” Lo cual alimenta de nuevo la mentalidad de que nunca podemos entenderlo correctamente.

Y cuando usted piensa en la Palabra de Dios, usted tiene que entender que la Biblia dice por sí misma que es clara, afirma la claridad la claridad. Permítame tan solo darle algunos pensamientos acerca de esto conforme concluimos. Romanos 1, “Si pecador es responsable por la revelación de Dios en la creación, y la revelación de Dios y la ley escrita en su corazón y la conciencia.” Romanos 2, “De tal manera que no tiene excusa.” Esto es, si él responsable delante de Dios, es culpable delante de Dios, por rechazar esa revelación que se manifiesta en la creación y la conciencia. Si él está sin excusa en ese punto, entonces créame que él está sin excusa por rechazar esa revelación que Dios ha escrito en su palabra. El pecador es responsable. La Escritura es clara.

La Escritura es necesariamente simple, porque Dios, su actual creador, redentor y juez, habla de manera simple, de lo contrario no puede alcanzar su redención. Si Él no habla de manera simple y comprensiva, entonces la gente no puede saber qué debe creer, y cómo debe responder. Si Él no habla de manera simple y clara no pueden saber de la salvación, no pueden saber del juicio venidero, no pueden saber del cielo y el infierno, no pueden saber del pecado y la justicia. Pero deben saber y son responsables por saber.

La Escritura cede su significado, la razón común y corriente, y al sentido literal. No hay significados misteriosos escondidos implícitos. En todos lados es llamada luz, inclusive luz para aquellos que la rechazan, Juan 3, “Aborrecen la luz y huyen de la luz, porque es luz.” La Escritura es clara no solo porque es clara de manera manifiesta en y por sí misma, y clara para la mente razonable, sino porque el Espíritu de Dios la ilumina. Y por gracia el espíritu hace lo que es incomprensible comprensible, para aquel sobre quién el espíritu se mueve.

Para darle una ilustración de la claridad de la Escritura solo diría esto, la Escritura del Antiguo Testamento, la cual podría parecer para algunas personas algo confusa, no clara, de hecho, es tan clara que Dios siempre ha considerado a la gente responsable por lo que ha revelado en el Antiguo Testamento. Eso es mismo por ejemplo en su enseñanza, en sus conversaciones, en sus diálogos y disputas y debates. Nunca jamás le dijo ni una vez a los judíos, “Entiendo su confusión. El Antiguo Testamento realmente es difícil, es muy difícil, y con frecuencia no es claro.” Él nunca dices eso, nunca.

Él está hablando a personas del siglo primero. Están a 1000 años de distancia de David. Están a 1500 años de Moisés. Y están a 2000 años después de Abraham. Y Jesús todavía se supone que tiene la capacidad de leer e interpretar de manera correcta la Escritura del Antiguo Testamento. Si fuera imposible entender las Escrituras para algunas personas que estaban a 1000 años de distancia o a 2000 años de distancia, como nos están diciendo que es para nosotros ahora a 2000 años de distancia de la Escritura del Nuevo Testamento.

Entonces esperaríamos que Jesús dijera algo así como, “Veo cómo surgió tu problema.” Pero Él nunca dijo eso. Y sea que Él le esté hablando a eruditos, fariseos y escribas, o a personas comunes y corrientes, Él siempre da por sentado que ellos son responsables por entender de manera equivocada alguna enseñanza en la Escritura. Una y otra vez Él dice, “¿No habéis leído? ¿Nunca habéis leído? ¿nunca habéis leído las Escrituras?” Él les dice, “Erráis, porque no conocen las Escrituras ni el poder de Dios. Su problema es que no escudriñan las Escrituras, las cuales se hablan de mí.”

También usted podría ir tan lejos como para decir esto, e inclusive es entendida por los gentiles. Pablo escribiendo a los Corintios, 1 Corintios 10 dice, “Las Escrituras del Antiguo Testamento fueron dadas para nuestra instrucción, inclusive como gentiles.” Y cuando el Señor estaba en el camino de Emaús en Lucas 24, él abrió el Antiguo Testamento, la ley y los profetas, y los escritos sagrados, y él les explicó las cosas acerca del que deberían ya haber entendido.

Y piensa acerca de las epístolas del Nuevo Testamento. Dice usted, “Bueno, el Nuevo Testamento realmente es difícil.” ¿Es correcto eso? Las epístolas del Nuevo Testamento no fueron escritas a teólogos, no fueron escritas a eruditos, fueron escritas a congregaciones. La iglesia de Dios en Corinto, las iglesias en Galazia, a todos los santos en Cristo Jesús en Filipos, y demás. Siempre a las iglesias, el común denominador más bajo, la persona que era un nuevo creyente en Jesucristo.

Y Pablo da por sentado en toda carta, y también Pedro, y también Santiago, y también Juan, y también Judas, que sus oyentes van a entender exactamente lo que él escribe. Por ejemplo, en Colosenses 4:16 Pablo dice, “Cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, que también la lea en la iglesia de Laodicea, y que ustedes lean la de iglesia de Laodicea.” Esparzan las cartas por todos lados, y léanlas en toda iglesia.

Entonces usted tiene que entender que los cristianos del primer siglo eran responsables por un entendimiento de la Escritura. Los cristianos gentiles del primer siglo eran responsables por un entendimiento de la Escritura del Nuevo Testamento basada en la Escritura del Antiguo Testamento. Las epístolas del Nuevo Testamento fueron escritos a iglesias que tenían convertidos gentiles de manera dominante, sin ningún trasfondo del Antiguo Testamento, saliendo del paganismo, y sin conocimiento del Antiguo Testamento en absoluto. Y tenían la responsabilidad de entender y obedecer.

La Escritura será atacada todo el tiempo de manera incansable desde todo ángulo, sea que venga por parte de los críticos o personas de sectas o carismáticos que quieren añadirle, sea que venga de la sociedad, inclusive podría incluir a los caprichosos, los ataques torpes, necios, en contra de la Escritura, como códigos bíblicos. En una ocasión estuve en un programa de radio, y alguien dijo, “¿Qué piensas de los códigos de la Biblia?” Y yo dije, “Bueno, te voy a decir lo que pienso de los códigos de la Biblia, creo que más vale que tengas cuidado cuando dices que Dios dijo algo que Él no dijo, porque por eso Dios condena a los falsos maestros.”

Es claro lo que Dios dijo en la Biblia, pero encontrar algún acróstico con una computadora, y pensar que lo que Dios dijo está escrito en una diagonal de esta manera y a la mitad de ese lado, y lo que Dios quiso decir fue que Gandhi moriría en octubre de 1984, está muy lejos de la revelación de Dios. De hecho, la gente ha encontrado lo mismo en Moby Dick.

Siempre hay ataques finalmente en contra de la Escritura por parte de la sabiduría carnal. La gente ve la Biblia y dicen, “Bueno, eso no es razonable. No me gusta la doctrina de la elección. No me gusta la doctrina del castigo eterno. Voy a oponerme a Dios.”

Los ataques de la sabiduría carnal. No puedo aceptar eso. Cosas peligrosas. Doblamos la rodilla de manera completa ante la Palabra de Dios, la defendemos al levantarla y dejar que se defienda a sí misma. Y eso es lo que vamos a hacer comenzando el próximo domingo por la noche. Vamos a pasar todo esto, los ataques negativos, en los que en cierta manera presentamos los asuntos que están en el panorama, y vamos a ver cómo la Biblia exalta su propia autoridad. Bueno, suficiente para esta noche. Oremos.

Padre te agradecemos por la palabra, qué podemos decir, hemos estado en ella por años y años y años y años, y se defiende a sí misma en cada momento. Está viva y es poderosa y es pura y es verdadera y es penetrante. Es destructiva para aquellos que la rechazan. Es constructiva para que ellos que la aceptan. Es la palabra viva. Te damos gracias por tu palabra. Descansamos con toda nuestra esperanza en ella. Toda nuestra fe está basada en su verdad. Que no solo seamos defensores, sino proclamadores de su verdad gloriosa, y que seamos obedientes a ella.

Te agradecemos por el tesoro que es, que su tesoro es inagotable, sus riquezas son ilimitadas, y están siempre disponibles para aquellos que van a abrir sus páginas en oración estudiándola de manera cuidadosa. Te agradecemos por ella. Oramos porque en este día cuando tantos están atacando tu palabra, haya un gran movimiento de regreso a levantarla. Tú has exaltado tu palabra, el Salmo 138:2 dice, “Tan alto como tu propio nombre.” Y hacemos lo mismo. Estamos agradecidos por ella, porque en ella sabemos todo lo que quieres que sepamos, todo lo que necesitamos saber para que podamos darte gloria.

Por esto ofrecemos nuestra alabanza en el nombre de Cristo. Amén.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2014 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar