Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Lo invito a comenzar en esta noche a abrir su Biblia en Génesis, capítulo 1. Solo quiero tocar ligeramente un texto ahí, que debe tener en mente, y después pasaremos al capítulo 19 de Génesis. Génesis capítulo 1, en el versículo 27 dice: “Y creo Dios al hombre, a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.” Ahí usted tiene una indicación muy simple y directa que hace referencia al propósito creador de Dios. Dios creó varón, Dios creó hembra.

En el capítulo 2, y en el versículo 23 el hombre dijo: “Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ella será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Por esto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Dios hizo al varón zakar en hebreo, Dios hizo a la mujer neqebah en hebreo, y debían unirse para completarse el uno al otro, haciendo así una carne. Ese es el diseño creador, inalterable de Dios. Un hombre, para una mujer, de por vida.

Ahora, hay varias maneras en las que dicha relación matrimonial en el diseño de Dios puede ser confundida y torcida, y pervertida. No es mucho tiempo después, de hecho, en el libro de Génesis, hasta que las perversiones de todo tipo comienzan a manifestarse a sí mismas. Usted tiene una relación que aparece en el sexto capítulo de Génesis que parece ser una relación en la que ángeles caídos o demonios, cohabitan con mujeres y producen algún tipo de descendencia extraña. El intento de Satanás por traer algún tipo de relación sexual pervertida para producir una raza imposible de redimir.

Usted avanza de la fornicación del capítulo 6, un tipo raro, al capítulo 19 en Génesis, y usted tiene una indicación de incesto. Dice en el versículo 36, “Y las dos hijas de Lot, concibieron de su padre.” Añadiendo a la fornicación y al incesto, si usted llega al capítulo 34, usted encuentra aquí, violación. “Salió Dina, la hija de Lea, la cual esta había dado a luz a Jacob al ver a las hijas del país, y la vio Siquem hijo de Hamor heveo, príncipe de aquella tierra, y la tomó, y se acostó con ella, y la deshonró. Pero su alma se apegó a Dina la hija de Lea, y se enamoró de la joven, y habló al corazón de ella.” Y sigue la historia. Aquí hay un incidente de violación abierta. No vamos a tomar el tiempo para verlo a detalle.

Vaya al capítulo 38, y en el capítulo 38 usted tiene otra perversión. Y esta es prostitución. Menciona en el versículo 15, “Y la vio Judá y la tuvo por ramera, porque ella había cubierto su rostro.” Ya existen las rameras, la prostitución existe, hay una ocasión diferente de las que le acabo de leer, acerca de la poligamia en el libro de Génesis. Y entonces, no pasa mucho tiempo después de que Dios ha ordenado a un hombre para una mujer, de por vida, que todo tipo de perversiones ocurren. Fornicación, adulterio, incesto, violación, prostitución, poligamia. Y usted puede añadir a eso el pecado de la homosexualidad. Para eso usted va al capítulo 19 de Génesis, y quiero pasar algo de tiempo en los detalles de esto, porque es nuestro tema.

Satanás obviamente está tratando de pervertir y confundir el orden de Dios. Él ha traído a la sociedad humana todos estos asuntos y ahora, él mete la homosexualidad. Aparentemente se volvió algo muy esparcido de manera muy rápida, cómo también sucedió con el adulterio, fornicación, incesto, violación y prostitución. Y claro, todavía están por todos lados en el mundo en la actualidad. Pero aparentemente la ciudad de Sodoma estuvo llena de todo tipo de iniquidad. Usted lee en Ezequiel 16, una especie de enlistado de algunos de los pecados característicos de Sodoma. El pecado que no es mencionado en Ezequiel 16, pero el que es detallado aquí cuidadosamente y de esta manera no demanda otra mención, es el pecado de la homosexualidad.

Hubieron todo tipo de iniquidades características de esta ciudad en particular, pero ninguna de ellas fue más fuerte que la homosexualidad. Adulterio y fornicación y poligamia e incesto y violación y prostitución ya están presentes en el mundo, para cuando usted avanza en la civilización humana, y con ellos este pecado de homosexualidad claro, levanta su cabeza horrenda. Tenemos en este capítulo 19, un registro bastante cuidadoso del tipo de situación que estaba sucediendo en Sodoma, y nos da un buen entendimiento.

Entonces, queremos verlo de manera más bien cuidadosa. Observe el versículo 1, “Llegaron pues los dos ángeles a Sodoma, a la caída de la tarde.” Estos eran dos ángeles quienes, por cierto, junto con la presencia de Dios, quizás una aparición pre-encarnada de Jesucristo, habían visitado a Abraham y a Sara. “Llegaron pues los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde, y Lot estaba sentado,” Lot el sobrino de Abraham, “estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo.”

Ahora, sabemos que los ángeles pueden adoptar cuerpos humanos y adoptar forma humana. Se habrá dado cuenta de que le acaban de mencionar de que dos ángeles, junto con quizás una apariencia pre-encarnada de Cristo, por lo menos sabemos que Dios estuvo presente, ahí de alguna manera, le había aparecido a Abraham. Sabemos que el escritor de hebreos hace referencia a esto cuando él menciona que algunas personas han hospedado ángeles sin saberlo. Hospedaron un ángel sin saberlo, significaría que el ángel tendría que aparecer en alguna forma que era normal.

Entonces los ángeles ocasionalmente aparecen en una forma humana. Y ciertamente los ángeles santos ocasionalmente cuando encaja con los propósitos de Dios, pueden adoptar algún tipo de forma que parece ser humana. “Llegaron dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma.” Él reconoció la magnificencia de estos seres, y se inclinó hacia el suelo. Y dijo: “Ahora mis señores, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo” ésta es mi casa, “y os hospedéis, y lavaréis vuestros pies.”

Esa no fue una afirmación de menosprecio acerca de la condición de sus pies, ese era un gesto de cortesía común, porque los pies de todo mundo tenían polvo, o tenían lodo. Esa simplemente fue una manera de decir, pasen, y límpiense, atiendan sus necesidades físicas.

“Y por la mañana os levantaréis y seguiréis vuestro camino.” Lo que él quiere decirles es, más vale que salgan de la ciudad rápido, y no deben quedarse en la plaza pública o en algún lugar dónde puedan ser observados. Aquí estaban acercándose a la puerta de la ciudad, y Lot corre, por así decirlo, a ellos y les dice: “esperen, tienen que entrar inmediatamente a mi casa. Y tienen que ser cuidados ahí. Pasar la noche y salir rápidamente, temprano por la mañana, antes de que alguien pueda verlos.”

Y ellos respondieron, “No. Simplemente en la calle nos quedaremos esta noche.” No es una buena idea. “Más él porfió con ellos mucho, y fueron con él y entraron en su casa. Y les hizo banquete, y coció panes sin levadura y comieron.” Así como Abraham había mostrado amabilidad en el capítulo 17 a sus visitantes angelicales, así también lo hizo Lot, él es muy amable con ellos. Él debió haber sabido quien eran, debió haber reconocido la magnificencia de ellos.

En el versículo 4, “Pero antes que se acostasen.” Antes de que estos dos ángeles pudieran acostarse.” Y es interesante, no es cierto, pensar en el hecho de que estos ángeles que adoptan forma humana, necesitan dormir. No estoy seguro de que puedo explicar todo esto, no lo entiendo todo. No obstante, el plan era que ellos durmieran lo cual no debería sorprenderle debido a que también acababan de comer. Los ángeles, aparentemente entonces adoptaron una forma humana real, que podía comer, y necesitaba dormir.

“Pero antes que se acostasen, rodearon la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más joven hasta el más viejo.” Toda sección de la ciudad. ¿Qué está pasando aquí? El versículo 5 dice, “Y llamaron a Lot y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos para que los conozcamos.” No muy sutiles, ¿verdad? Aquí están los objetos más magníficos para su lujuria pervertida que jamás han visto. Una nueva carne, por así decirlo, para satisfacer su impiedad insaciable. “¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche?” Los vimos, “sácalos para que tengamos relaciones con ellos,” para que de hecho tengamos relaciones sexuales con ellos. Así de pervertida era esa ciudad.

La gente vino de toda la ciudad. Este no es un grupo pequeño, esto es gente de toda la ciudad, de toda sección, toda la gente, jóvenes y viejos. La homosexualidad había abarcado toda edad a lo largo de la ciudad entera. “Para que los conozcamos,” toma una palabra hebrea, yada, la cual implica conocimiento sexual.  Algunas versiones podrían traducirla, “Para que los conozcamos, pero no es solo un comité de bienvenida.”

“Entonces, Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la puerta tras sí.” Salió para hablar con ellos, y cerró la puerta tras de él, porque él conocía de la pasión, la lujuria insaciable que pasaría por encima de él y por la puerta si tuvieran la oportunidad. “Y dijo: Os ruego hermanos míos, que no hagáis tal maldad.” Querían actuar con maldad.

Un hombre llamado Bailey ha escrito un libro en el cual él dice, “El pecado de Sodoma fue una falta de hospitalidad”, ¿Y, esa es la razón por la que Dios los destruyó? No. No fue una falta de hospitalidad, fue el hecho de que querían actuar con maldad. Querían atacar a esos ángeles, y sodomizarlos.

El versículo 8 dice: “He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido varón.” Dos hijas vírgenes. “Os la sacaré fuera, y haced de ellas como bien os pareciere. Solamente que a estos varones no hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado.” Esto es extraño, ¿no es cierto? ¿qué está haciendo él aquí? Él está diciendo, “Miren, en lugar de contaminar a estos visitantes angelicales prefiero entregarles a mis dos hijas vírgenes.”

Usted no entrega a sus dos hijas vírgenes a gente simplemente porque carecen de hospitalidad, y está tratando usted de calmarlos. Él estaba diciendo, “¿Puedo sustituir a mis propias hijas vírgenes? ¿Les harían por favor lo que su lujuria desea en lugar de hacérselo a estos dos visitantes angelicales?” Francamente creo que es algo bastante torpe que Lot haga esto, o que se ofreciera a hacer esto, pero hay que reconocer que él está en una situación difícil, que ciertamente no quiere que dos visitantes angelicales que buscaron refugio en su hogar, y que son sodomizados, mientras que, por así decirlo, están bajo su techo y protección. El dilema era difícil, pero la solución fue bastante torpe. Por otro lado, él pudo haberse sentido seguro, sabiendo que todos eran homosexuales. 

Versículo 9, “Y ellos respondieron, “¡quita ya!” Y añadieron, “Vino este extraño para habitar entre nosotros y habrá de erigirse en juez. ¿Quién es este Lot? Él viene a nuestra ciudad, él es un extranjero, él no es de aquí, él ni siquiera pertenece aquí, y él ahora está juzgando nuestra conducta. Ahora te haremos más mal que a ellos.” Lo cual bien pudo haber sido una promesa de que lo iban a violar. Una multitud de personas violando a dos ángeles, y después una multitud de personas violando a Lot. Y hacían gran violencia al varón, a Lot. Y se acercaron para romper la puerta.

Eso debería decirle algo de la lujuria incontrolable de los homosexuales. “Entonces, los varones alargaron la mano, y metieron a Lot a casa con ellos. Los ángeles con ellos, y cerraron la puerta. Y a los hombres que estaban a la puerta de la casa, hirieron con ceguera, desde el menor hasta el mayor.” Con poder divino ellos simplemente y de manera instantánea los hicieron estar ciegos. Después de rescatar a Lot, sorprendentemente cegaron a estos homosexuales. Pero sería tan amable usted de observar esto, “Habiendo quedado ciegos,” dice, “se fatigaban buscando la puerta”.

Usted pensaría que, si usted acaba de ser cegado, usted aceptaría su situación y se saldría de ahí, y lamentaría su ceguera, ¿no es cierto? Yo pensaría, si yo me acerqué tanto, y acabo de quedar totalmente ciego, yo estaría tan aterrado por mi ceguera que yo estaría huyendo en terror puro. Pero la pasión y la lujuria fueron tan fuertes y tan insaciables y tan inquebrantables que lo único que hizo es que fuera difícil para ellos encontrar la puerta. Aquí están ciegos e impulsados por su lujuria, caminando a tientas en su ceguera para entrar en la puerta. La lujuria de la homosexualidad es intensa, ¿no es cierto? tan impía y tan vil era esta ciudad con estos homosexuales que Dios quemó el lugar entero.

En el versículo 12, “Y dijeron los varones a Lot: ¿tienes aquí a alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar, porque vamos a destruir este lugar por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Jehová, por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo.” Y le recuerdo que la homosexualidad, esta lujuria controladora, insaciable, puede apoderarse de una ciudad entera, la cual entonces, es obviamente una ciudad que debe ser destruida por Dios. Ahí en el versículo 24, “Entonces, Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra, azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos. Y destruyó las ciudades y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades y el fruto de la tierra.”

De hecho, los arqueólogos ni siquiera pueden encontrar el lugar. Cuando digo que fue incinerado, eso es exactamente lo que pasó. Ni siquiera saben dónde está. Dios lo quemó totalmente. Fue ahí en dónde el término sodomía se originó, ahí el término sodomía tuvo su origen. El término sodomía aparece en 1 Reyes 14:24, en Deuteronomio 23:17 y 18, y significa homosexualidad. Es el término para homosexualidad. Un homosexual es un sodomita, quien obtiene su caracterización de esa ciudad. De manera clara, el término sodomía no se referiría a la homosexualidad si el pecado de Sodoma no fuera homosexualidad.

Para ver algo más de la caracterización de ese pecado y esa ciudad, observe Judas versículo 6. Y creo que este es un texto muy, muy importante en cierta manera, para solidificar nuestro pensamiento. En el versículo 6, Judas habla de “ángeles que no guardaron su dignidad” o habitación, “sino que abandonaron su propia morada”. Tomo eso como una referencia a Génesis 6, en dónde usted tiene a esos ángeles caídos que no se quedaron en la comunidad angelical, sino que abandonaron su morada apropiada y cohabitaron con mujeres humanas, y Dios los ha guardado en cadenas eternas, bajo oscuridad, para el juicio del gran día. Eran ángeles que salieron de sus relaciones normales.

El versículo 7 dice, “Como Sodoma y Gomorra, y las ciudades vecinas de las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza. Fueron puestas por ejemplo sufriendo el castigo del fuego eterno.” El pecado de Sodoma fue ir en pos de vicios contra naturaleza. Y el resto de las ciudades sobre la planicie fueron ahogadas en fuego y azufre e incineradas.

Un sodomita entonces, es un homosexual. Y francamente, ese es el mejor término que usar. Usé el término homosexual esta mañana, y lo he usado esta noche otra vez, porque hasta este punto no hemos llegado a este texto, no prefiero el término. Homosexual es clínico, homo sexual, simplemente identificar al mismo sexo. El término que les gusta usar, el término ‘gay’ es absolutamente ridículo, son todo menos ‘gay’. El término bíblico realmente es ‘sodomita’, si usted toma la ilustración de Génesis 19, aunque como señalamos esta mañana, el término homosexual en el griego es usado. Creo que es un buen recordatorio para ellos, cuando los identifica, llamarlos sodomitas porque esa es la mejor ilustración y la más vívida, de esa lujuria en su perversión.

Antes de que vayamos al Nuevo Testamento, quiero que vea Isaías capítulo 3, Isaías capítulo 3, y versículo 9, aquí Isaías está pronunciando juicio sobre Jerusalén y Judá, el profeta dice Jerusalén está arruinada y Judá ha caído. Él dice, están en contra del Señor, y están provocando al Señor. En el versículo 9 dice Isaías 3, él los condena porque él dice: “Como Sodoma publican su pecado”, no solo pecan, sino que son abiertos. Ni siquiera lo disimulan. ¡Ay del alma de ellos! porque amontonaron mal para sí. Decir al justo que le irá bien, porque comerá del fruto de sus manos. Ay del impío, mal le irá, porque según las obras de sus manos le será pagado. Oh pueblo mío, los opresores de mi pueblo son muchachos y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan y tuercen el curso de tus caminos.”

Aquí hay una condenación en contra de Judá y Jerusalén por desfilar su pecado como Sodoma. Esta es una rebelión abierta en contra de Dios, y sin duda incluía los pecados de homosexualidad. Esto no debería ser sorprendente porque la homosexualidad estaba por todos lados en la vida de Asiria, y Babilonia, y Egipto. Tomó 150 años, pero finalmente, estos mismos pecados que estaban por todo Israel se volvieron una parte de la vida y cultura de Israel y llevó al juicio divino. Lo que destruyó a Sodoma, lo que destruiría eventualmente a Grecia y a Roma, destruyó a Israel. Es un pecado mortal, destructivo. E Isaías dice, “Cuando el juicio de Dios caiga, va a caer, porque como Sodoma publican su pecado.

Como dijimos esta mañana, es un pecado destructivo y condenador, ha destruido a millones a lo largo de la historia, todavía está destruyendo a millones en la actualidad, Dios no ha cambiado su perspectiva de esto en absoluto. Bien podría ser el pecado más condenador en términos de la aceptación pública en el futuro de nuestro país y nuestro mundo, debido a que está siendo promovido en la televisión y libros y películas y periódicos por todo el mundo. Y dijimos esta mañana que nuestra sociedad necesita verlo por lo que es, y eso es, que es pecado. Y mientras que no lo hagamos, entonces la gente que está involucrada en este pecado no va a reconocer su condición verdadera.

¿Qué dice la sociedad acerca de la homosexualidad? Bueno, en 1881 nació un hombre que dejó un impacto inmenso en la historia humana. Su nombre fue Sigmund Freud. Entre muchas conductas humanas que eran curiosidades para él, fue la conducta de la sodomía. Él se volvió muy interesado en tratar con los sodomitas y en entenderlos. Él determinó después de cierta supuesta investigación, que la sodomía era un desorden psicológico, y que estaba relacionado directamente a una madre dominante. Por cierto, esa manera de pensar todavía existe en la actualidad y usted oye a gente expresarlo. Él dijo básicamente: “Es simplemente un desorden que viene porque usted fue dominado por su madre, y usted crece entonces, odiando al que lo dominó a usted. Y debido a que él que lo dominó a usted fue una mujer, usted odia a las mujeres, y entonces apega su fantasía sexual a los hombres.”

Esa ha sido una manera de pensar muy popular. En los 1930’s vino un hombre llamado Havelock Ellis. Havelock Ellis publicó un manual, un libro de sexo, y en ese libro de sexo él presentó la sodomía de manera abierta. Esto es en los 1930’s, y él señaló supuestamente a algunos sodomitas famosos. Él concluyó que hubieron grandes hombres entre los sodomitas, y que ellos llegaron hasta donde llegaron porque había un genio excepcional asociado con la sodomía. Él dijo: “Francamente Freud está equivocado, no es un desorden psicológico generado por una madre dominante, es hereditario, es genético. Y es el nivel más elevado de inteligencia que aquel que tiene la gente común y corriente.”

Él escribió acerca de Erasmo, el humanista holandés del siglo 16, él dijo que él era homosexual. Él dijo que Cristopher Marlowe el profeta ingles era homosexual. Miguel Ángel el genio italiano, pintor, arquitecto, era un homosexual. Lord Byron, Francis Bacon, Oscar Wilde, Walt Whitman. Algunos de ellos lo fueron, por cierto, la historia indica eso. Nunca olvidaré, leyendo la autobiografía de Oscar Wilde, quien dijo que al final de su vida, para su horror y vergüenza que lo que él fue en secreto toda su vida, finalmente lo tuvo que gritar desde el techo. Pero él dijo, “Miren a todos estos genios”, y él escogió una lista selectiva de personas de los sodomitas comunes y corrientes, y lo hizo aparecer como si fuera un nivel más elevado de inteligencia en el cual ciertas personas nacen.

Entonces, desde Freud y Ellis y otros que han mejorado o tratado de mejorar ambos puntos de vista, usted puede escoger. ¿Acaso su madre se lo hizo a usted porque ella era dominante y no amable? ¿O acaso su madre y padre se lo hizo a usted de manera genética? Y todavía hay debate, y la razón por la que todavía hay debate es porque nadie puede probar que es hereditario. Además, nadie puede probar que los homosexuales tienen en común una madre dominante.

Después vino un fraude real llamado Kinsey, con el famoso reporte Kinsey. En los 1940’s y en los 1950’s él publicó los famosos reportes Kinsey de la sexualidad. Él mismo fue un pervertido sexual, y entonces él estaba tratando de probar un punto antes de que inclusive tuviera su investigación. Él quería justificar el adulterio, la fornicación, la homosexualidad, y cualquier otro tipo de práctica sexual desviada. Entonces, él inventó sus números, inventó su investigación. Pasé esta semana leyendo un libro muy interesante llamado Kinsey, Sex y Fraude. Derriba el reporte Kinsey en su totalidad y muestra cuan fraudulentos fueron los números.

Fue él, recordará usted quién dijo que en el resultado de su investigación fue que una de diez personas era sodomita, y esto lo normalizó. Una de diez era sodomita, eso no es verdad, nunca ha sido verdad, quizás algún día en el futuro sea verdad, y su campaña de medios de comunicación masiva continúa teniendo éxito. Él inclinó y torció, e inventó las estadísticas para hacerlo ver como si todo mundo fuera un adultero, todo mundo era un fornicario, todo mundo estaba teniendo relaciones ilícitas extramaritales, y una de diez personas eran sodomitas.

Esto fue seguido por la Asociación Psiquiátrica Estadounidense, la cual ha quitado la clasificación de la sodomía como una enfermedad mental. Y la quitó de sus listas de enfermedades diagnosticas estándar. Y la Asociación Psiquiátrica Estadounidense decidió adoptar la idea de Havelock Ellis y decir que era hereditaria. Y una vez que Kinsey abrió la puerta con sus estadísticas falsas y todo mundo pensó que la homosexualidad simplemente era normal, y una de diez personas eran homosexuales, eso por cierto es la razón por la que, en el sistema escolar público de Los Ángeles, la conciencia homosexual y la promoción homosexual es llamada Proyecto Diez, eso viene del Reporte Kinsey, el uno de diez.

Y eso ha llevado a la epidemia de la actualidad. Y después usted toma todos los anfitriones de programas de Phil Donahue en adelante y lo que ellos hacen es crear una plataforma que contribuye a normalizar este tipo de conducta desviada. No hay evidencia, no hay evidencia de que la homosexualidad es un resultado de una madre dominante. No hay evidencia de que la homosexualidad es un resultado de genética. Hay suficiente evidencia de que la homosexualidad es una decisión, una decisión. Cómo todo el pecado, es una decisión.

Usted puede tener cierta susceptibilidad a esto, puede haber algunas personas que se ven más tentadas en esa área, pero primordialmente tiene que ver con la decisión. Y si usted lee la literatura de los que están tratando de ayudar a la gente a salir del pecado homosexual sodomita, le dirán a usted que lo que lleva a la gente a estas decisiones, los que los lleva a vivir así, es simplemente una pequeña lista de cosas. Una: una experiencia homosexual temprana, cuando son jóvenes alguien los involucra, algún otro niño quizás en su juventud, o inclusive más tarde en su adolescencia los involucra en algún tipo de actividad homosexual que los estimula.

Otro componente en guiar a la gente en este tipo de decisiones, es la necesidad de intimidad, y algún homosexual la provee. Algún niño conoce a un hombre y se sabe que ha sucedido en la iglesia, con algunos maestros de escuela dominical de niños, y sucede en las escuelas todo el tiempo y usted lee de esto en los periódicos. Y este maestro en cierta manera se convierte en alguien que es una figura paternal para el niño, y el niño necesita intimidad, y el encuentra calidez y el encuentra un oído que lo escucha, y poco después él se encuentra siendo estimulado de una manera física por este hombre, y es divertido, y él quiere al hombre, y eso lo hace sentirse cómodo por esto, y se convierte en un estilo de vida.

Otro de los pequeños componentes que llevan en esta dirección es una aceptación sub-cultural. Algunos niños en particular, inclusive niñas que se convierten en lesbianas, no pueden encontrar la manera de ser aceptadas en la cultura normal. Y entonces encuentran una subcultura que los va a aceptar, y los homosexuales siempre están buscando una carne nueva. Unas veces les sucede a los hombres porque son rechazados por las mujeres, y porque no pueden encontrar una válvula de escape para sus deseos físicos, entre las mujeres, porque las mujeres no los quieren, o sienten que no son atractivos para las mujeres, o han sido rechazados y descienden al círculo en el que pueden encontrar gratificación.

Existen factores en la vida que abren el camino de la tentación, pero todavía es una serie de decisiones. Puedo acordarme como niño, simplemente un niño en mis primeros años de secundaria, se me acercó en un baño un hombre, a quien yo conocía y fueron unos cuantos años antes de que entendiera que tenía intenciones homosexuales hacia mí. Y no entendí eso hasta que miré hacia atrás y estaba tan asustado que salí de ahí. Y puedo mirar hacia atrás e imaginarme que algún niño en ese tipo de circunstancia, con un hombre que él conocía y confiaba en él, se habría entregado a sí mismo a eso. Encontrar algún tipo de emoción en eso, y estar camino a una vida de eso.

Cuando me fui a la universidad, en mi primer año en una escuela cristiana tuve un compañero de cuarto, en mi propia habitación quién me atacó a la mitad de la noche. Y lo recuerdo de una manera tan vívida, en primer lugar, estaba en shock, y lo único que me acuerdo es que me levanté de la cama y le di un puñetazo. Y, digo, este es un instinto bastante normal para mí, no para ser felicitado, sino esperado. Y lo vi volando al otro lado de la habitación en una esquina, y después lo confronté, ¿qué está pasando? Esto es hace algunos años atrás en una escuela cristiana en mi vida. Está por todos lados en la actualidad, y están en búsqueda de carne nueva, y están en búsqueda de motivar el involucramiento de vidas jóvenes.

Y en dónde usted tiene a niños que son rechazados por las mujeres, están buscando una sub-cultura de aceptación que tienen una necesidad de intimidar, que son atraídos en este tipo de situación, usted tiene algunas decisiones que llevan a otras decisiones, que llevan a otras decisiones, y se convierte en lujuria fuera de control. Entonces, cuando vemos esta situación tenemos que verla por lo que la Biblia la ve, es un pecado que trae el juicio de Dios. pero como vimos en esta mañana, es un pecado que es perdonable.

Un texto más y es en Romanos capítulo 1. Romanos capítulo 1, versículo 18, un texto muy conocido que nos da una buena mirada a la condición caída del hombre, y la reacción de Dios. “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad.” En otras palabras, la ira de Dios se revela en contra de la raza humana entera, porque tienen la verdad, y la detienen, la rechazan. “Porque lo que de Dios se conoce, les es manifiesto, Dios los ha plantado en sus corazones, pues Dios se lo manifestó.”

Versículo 20, “Porque las cosas invisibles de Él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.” Usted tiene la ley moral interna de Dios, usted tiene la creación externa y la evidencia de Dios, y su moralidad. La evidencia está ahí, la verdad está ahí, y los hombres la rechazan. Versículo 21, “Pues habiendo conocido a Dios,” de manera innata a partir del testimonio interno y externamente a partir de la creación, “no le glorificaron como a Dios, ni dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido; profesando ser sabios se hicieron necios, y cambiaron la gloria de Dios incorruptible en semejanza de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.”  

Rechazaron a Dios, y de esta manera rechazaron la verdad, crearon sus propios dioses como animales y hombres, y no adoraron al Dios verdadero. Y esa es la razón por la que la ira de Dios es derramada sobre ellos. Ahí tiene usted la caracterización del mundo caído, Dios ha dado el conocimiento de sí mismo interna y externamente, y los hombres la rechazan, y en lugar de ver a Dios como es revelado, le dan la espalda a Dios e inventan sus propios dioses y traen la ira de Dios sobre ellos.

Ahora, la ira de Dios viene en esta forma, versículo 24, “Por lo cual, también Dios los entregó.” Dios los entregó. ¡Qué afirmación! Los entregó “a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos.” Observe el versículo 26. “Por esto Dios los entregó,” ahí está de nuevo, “a pasiones vergonzosas.” Versículo 28, “Y cómo ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada.” Versículo 24, Dios los entregó, de modo que deshonraron entre si sus propios cuerpos. Versículo 26, Dios los entregó, a pasiones vergonzosas. Versículo 28, los entregó a una mente reprobada. Cuerpo, corazón, mente, todo entregado. Y lo que resultó de eso, cuando Dios quitó su mano y Dios dejó que el hombre fuera por su propio camino, ¿qué salió de esto? perversión sexual.

Lo que usted ve en la actualidad, ya es la evidencia del juicio de Dios sobre el hombre, conforme Él lo deja. Versículo 24, “Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que, al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.” Después, versículo 26, “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas,” ¿qué tipo de pasiones? “pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural, por el que es contra naturaleza.” Fueron entregados, dice el versículo 24, a epithumia, inmundicia, buscando placer prohibido.

Los estoicos lo llamaron, “buscando placer que desafía toda la razón”. La lujuria fuera de control. De eso está hablando el versículo 24, deseos que hace que la gente haga cosas vergonzosas, y cosas innombrables. “Y deshonraron sus propios cuerpos.” ¿Cómo deshonraron sus cuerpos? Hicieron lo que es contra naturaleza, hicieron lo que no es natural. En el versículo 26, “pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza.” Lo que usted tiene en la homosexualidad entonces, es una ilustración muy clara de la depravación de gente entregada a sus lujurias, sin refreno alguno por parte de Dios.

Él simplemente los dejó. Mujeres, las llamamos lesbianas, en algún punto alrededor de 20 a 25 millones de ellas oímos, en Estados Unidos hoy, han escogido vivir de manera impía y Dios las entrega a los resultados de sus decisiones. Versículo 27, “Y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Están encendidos en su lascivia. Esa frase, “se encendieron en su lascivia unos con otros.” Literalmente, arder, ekkaio, arder, fueron consumidos con lujuria. Es la pasión consumidora de esto. Como le dije esta mañana, el homosexual promedio en San Francisco, tres noches en la casa de baño, de 10 a 30 encuentros sexuales diferentes en una noche. Sadomasoquismo, flagelación, calabozos, tortura, orgías, sus celos entre sí mismos, sus actos neuróticos son más perversos que la gente heterosexual.

Cuando tienen sus desfiles de homosexuales usted ni siquiera puede observarlo. Cualquier otra persona quisiera algo parecido a eso sería arrestada y metida en la cárcel. Los homosexuales Kearney and Hill de San Bernardino mataron se estima, cuarenta víctimas. De acuerdo con el New York Times, el hombre que conoce más acerca de la muerte violenta que cualquier otra persona en el país, es el Dr. Milton Helpern, quien fue antes el Jefe de Exámenes Médicos de la Ciudad de Nueva York, en su biografía titulada En Dónde la Muerte se Deleita, Helpern, quién no es un cristiano, escribió esto: “No es mi función condenar la homosexualidad como tal, y lo dejo a los psiquiatras y a los psicólogos el tratar de entender porque la gente practica la homosexualidad.”

Él dijo: “No debo juzgarla, pero habiendo realizado 60 mil autopsias, es importante que aquellos que se desvían de las normas, deban entender los riesgos. No sé porque es así, pero parece que las explosiones violentas de celos entre los homosexuales, exceden por mucho aquellos de los celos de un hombre por una mujer, o de una mujer por un hombre. Los cargos y la energía de la relación homosexual simplemente no pueden ser contenida. Cuando el punto explosivo es alcanzado, el resultado es brutalmente violento.” Helpern continúa, “Pero este es el patrón normal de estos ataques homosexuales. Apuñaladas múltiples, las golpizas sin sentido que obviamente deben continuar por mucho tiempo después de que la victima muere. Cuando vemos estos casos brutales de heridas múltiples en una sola víctima, nosotros suponemos automáticamente que estamos tratando con una víctima homosexual y con un agresor homosexual.”

¿Por qué? Porque hay una lujuria encendida que está fuera de control. Arden en sus deseos. El continúa diciendo en su libro, “En diez segundos puedes ver un cuerpo muerto, y decirle a usted si fue matado por un homosexual, debido a las mutilaciones y las puñaladas múltiples, o golpes múltiples.” Hay una lujuria hambrienta, controladora, insatisfecha, que es evidencia de su depravación, y evidencia del hecho de que Dios los ha entregado, los ha dejado. Están encendidos en su lascivia. “Las mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y los hombres cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

¿Cómo es posible que la Asamblea General Presbiteriana pueda decir, “la fuerza de la homosexualidad creada por la Asamblea General está terminando su estudio de dos años, y está lista para finalizar sus recomendaciones para la Asamblea General? ¿Qué hay que estudiar? La Palabra de Dios es tan clara.

Versículo 28, “No quisieron tener en cuenta a Dios, entonces Dios los entregó a una mente reprobada para hacer cosas que no convienen,” cosas que no tienen sentido. Eso es parte del juicio de Dios.

Ahora, en el versículo 32 después de relatar una lista entera de pecados que son el resultado de que Dios entrega a la gente, dice: “que los que practican tales cosas, son dignos de muerte. No solo las hacen, sino que también se complacen con los que la practican.” Las promueven, las promueven. Ellos conocen la ordenanza de Dios que los que practican tales cosas son dignos de muerte, eso está en la Biblia eso es claro, pero todavía las hacen. Y se complacen con los que la practican. Toda la vida se vuelve totalmente desorientada. Hay una especie de hormigas que vive en algunas partes de África, por cierto, las hormigas en África, como lo vi en mi viaje este verano, son sorprendentemente productivas, pueden construir montes para hormigas enormes, algunos de hasta 6 metros.

Y viven en túneles subterráneos que bajan mucho en la tierra en dónde las jóvenes son protegidas. Y abajo en estos túneles subterráneos, en dónde las hormigas se mueven, hay un refugio especial para la reina. Las obreras salen en viajes a lugares distantes, regresando al nido con alimento para la colonia, y particularmente para la reina. Es dicho por aquellos que las estudian, si cuando están lejos, su reina es molestada, las obreras inclusive a distancia, se vuelven nerviosas y pierden la coordinación. Si ella es matada, pierden el control, andan por todos lados sin dirección, y eventualmente se mueren en el campo sin llegar a encontrar su camino de regreso jamás.

Se piensa que las hormigas obreras, en la situación normal, constantemente son orientadas a la reina por algún tipo de radar. Si ella es matada, toda la orientación cesa, entra el desorden, un desorden que termina en la muerte. ¡Que parábola del hombre! ¡Eh! ¡!Qué parábola del hombre! Aislado de Dios, él vive en una desorientación total hasta su muerte. La desorientación de estar desconectado de Dios, esa es la condición del hombre caído, de los homosexuales, de los sodomitas. Pero de nuevo, necesitamos terminar en dónde comenzamos, este pecado es perdonable. “Y esto erais algunos de vosotros, pero habéis sido lavados, habéis sido santificados, habéis sido justificados, y todo esto mediante el Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.” Es pecado, pero hay perdón.

Hace algunas noches de domingo, atrás, un joven llamado Roberto fue bautizado en el agua aquí. Y él vino al agua y contó un testimonio maravilloso. Él dijo: “Tengo sida.” Y él dijo: “He sido un homosexual durante años. Y le dije a alguien, ‘quiero liberación de esta vida. ¿adónde puedo ir? ¿adónde puedo ir y encontrar ayuda?’” Y él dijo, “Alguien me dijo que fuera a Grace Community Church, y podría encontrar ayuda ahí.” Él dijo: “Entré a esta iglesia un domingo por la mañana, nunca había estado aquí”. Él se sentó por allá, y dijo, “estaba desesperado. Yo quería liberación de mi pecado y su consecuencia, la muerte.” Y él dijo, “John se levantó, como lo hace todo domingo y leyó un Salmo.” Y él dijo: “Esto es lo que él leyó.” Y él lo recitó, Salmo 107.

“Anduvieron perdidos por el desierto, por la soledad sin camino, sin hallar ciudad en dónde vivir, hambrientos y sedientos, su alma desfallecía en ellos. entonces clamaron a Jehová en su angustia, y los libró de sus aflicciones, los dirigió por camino derecho para que viniesen a ciudad habitable. Alaben la misericordia de Jehová y sus maravillas para con los hijos de los hombres, porque sacia al alma menesterosa, y llena de bien al alma hambrienta. Algunos moraban en tinieblas y sombra de muerte, aprisionados en aflicción y en hierros. Por cuanto fueron rebeldes a las palabras de Jehová, y aborrecieron el consejo del Altísimo, por eso quebrantó con el trabajo sus corazones, cayeron y no hubo quien que los ayudase. Luego que clamaron a Jehová en su angustia, los libró de sus aflicciones, los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte, y rompió sus prisiones. Alaben la misericordia de Jehová y sus maravillas para con los hijos de los hombres.”

Él se puso de pie en estas aguas, y recitó eso palabra por palabra. Y él dijo, “Cuando te oí leer eso, sabía que había venido al lugar correcto, y que mis cadenas podían ser rotas, y podía ser liberado.” Y esa mañana, ese primer domingo, esa primera vez que vino aquí, él entregó su vida a Jesucristo, y fue salvado maravillosamente. Más adelante, entró a las aguas del bautizo para confesar ese pecado y esa transformación a ustedes. Y le dije en privado, “¿Qué vas a hacer con los días de vida que Dios te da?” “Bueno,” él me dijo, “el desfile de homosexuales está por pasar por la calle cerca de dónde vivo. He estado metido a fondo en todo esto.” Y él dijo, “Todos mis amigos de antes van a estar pasando a saludarme, porque saben que estoy tan enfermo y les voy a dar a cada uno de ellos el evangelio de Cristo.” Y sé que lo hizo. Y él está muriéndose, sin embargo, esta listo porque él sabe que va a reunirse con Cristo. Esas son las buenas noticias, ¿no es cierto?

Padre, te damos gracias por la gracia que es concedida a pecadores de cualquier tipo y de todo tipo. Te agradecemos porque perdonas el pecado más profundo, el más oscuro, que Tú rompes las cadenas más fuertes, que Tú das gracia al pecador más vil, porque Tú lo has hecho por nosotros. Y oramos por gente que está atrapada en este estilo de vida terrible, con sus pasiones inexplicables.

Oramos oh Dios, porque Tú libres a muchos, que les extiendas Tú gracia y los salves para Tú gloria. Qué testimonio Señor sería, si muchos fueran salvos de ese pecado, y dieron testimonio de Tú gracia. Y se volvieran los que rescatan a otros en esas cadenas. Gracias por liberar a tantos, inclusive aquí en nuestra iglesia. Oramos porque Tú liberes a más, que Tú gracia pueda ser mostrada, y tu amor hacia pecadores.

Oramos también Señor por aquellos que salen de ese estilo de vida, y vienen a Ti y todavía son tentados, cuyas memorias son vívidas con las cosas horrendas del pasado. Oramos Señor que Tú laves esas memorias y las quites, que Tú los fijes en cosas santas, en relaciones correctas. Limpia sus mentes, dales pensamientos puros, y triunfo sobre la tentación. Danos a todos Señor, la oportunidad de hablarle a aquellos, que podamos conocer y estén atrapados en ese pecado, y que sepan que lo más compasivo que podemos hacer es no aceptarlos, sino advertirles, porque si no entienden el pecado, no pueden ver al Salvador.

Y Señor, esta no es más que un pecado entre muchos. Oramos que Tú salves a pecadores de todo tipo, y los hagas santos, santificados, para Tú gloria. Que muchos puedan cantar Tú alabanza, en el tiempo, y a lo largo de la eternidad. En el nombre de nuestro Salvador pedimos esto. Amén.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2020 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar