Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Esta serie creo que va a ser muy útil. Hay ciertas categorías de teología, ciertas categorías en las que la verdad de la Biblia puede ser dividida. Toda la verdad de la Escritura puede encajar en unas diez categorías. Y usted estará aprendiendo estas categorías y siguiendo a lo largo de esta serie que confío en que va a ayudarle realmente a poder estudiar su Biblia con una mayor cantidad de eficacia conforme usted entiende en dónde encajan las cosas.

De hecho, una de las cosas más útiles que usted puede hacer como un estudiante de la Escritura, es que cuando usted aprende una verdad identificarla en una categoría. Si usted tiene un cuaderno conforme usted avanza a lo largo de esta serie con nosotros, usted podría comenzar a identificar estas categorías: bibliología; teología propia, la cual es el estudio de Dios; hamartiología, el estudio del pecado; antropología, el estudio del hombre; soteriología, el estudio de la salvación; eclesiología, la iglesia; angelología, los ángeles; escatología, las últimas coasas, y demás.

Pero, conforme usted avanza a lo largo de todas estas doctrinas diferentes, conforme usted estudia la Palabra de Dios, encaje las Escrituras que usted está aprendiendo y los principios que usted está aprendiendo en las categorías teológicas y le va a ayudar realmente a sistematizar la verdad que usted está aprendiendo en su estudio de la Palabra de Dios. Lo que voy a hacer en esta noche no es predicarle un sermón, sino que esto va a ser muy parecido a un salón de clase en una universidad bíblica o un seminario. Entonces, sígame. Pero quiero compartir con usted acerca de la doctrina de la Escritura.

Y simplemente, para comenzar con dos pasajes, y usted debe escribirlos porque estos son los pasajes clave en la Biblia de este tema: 2 Timoteo 2, bueno permítame darle tres escrituras, 2 Timoteo 2, versículo 15 es el primero que quiero señalarle. “Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.” Ahora, ahí hay una afirmación muy importante acerca de la Escritura, es llamada ¿qué? la palabra de ¿qué? de verdad, la palabra de verdad. Es la palabra de Dios, pero es llamada en ese versículo la palabra de verdad. Ahora, ¿qué dice eso acerca de ella?, dice que es ¿qué?... muy bien, grupo, es verdadera. Y esa es la sustancia básica de lo que la bibliología busca probar, que la biblia es verdad. Y créalo o no, para algunas personas es la palabra de duda, o la palabra de confusión, o la palabra de semi-verdad, o la palabra de la experiencia, pero para nosotros es la palabra de verdad. Y ese es un gran título para ella. 

Y usted podría comparar eso con otra escritura, Juan 17:17. Juan 17:17. ¿Alguien sabe lo que eso dice? “Tu palabra es…” ¿qué? ¿qué nos dice eso de la Biblia? Muy bien, lo están entendiendo, eso es fabuloso…la Biblia es verdad. Y eso es muy, muy elemental, y muy esencial para nuestro concepto de las Sagradas Escrituras, es la verdad.

Ahora, quiero llevarlo a otro pasaje de la Escritura, 2 Timoteo 3:16. Avanzando, y dice aquí, y esta es la razón por lo que la Biblia es verdad. 2 Timoteo 3:16, “Toda la Escritura es inspirada por Dios.” Pasa graphe theopneustos en griego, todo escrito, exhalado por Dios…toda la Escritura es exhalada por Dios. Y de esta manera es útil, para enseñar, para redargüir y para corregir, para instruir en justicia. Entonces, Pablo dice que esta es la palabra de verdad. Jesús dijo, es la palabra de verdad. Y después Pablo nos dice que la razón por la que es verdad, es porque es ¿qué? exhalada por Dios.

Ahora, esa es la afirmación prioritaria que la Biblia hace para sí misma. Es verdad, y es exhalada por Dios. Simplemente para identificar otro pasaje esencial de este tema que usted debe mantener en mente en sus pensamientos preliminares en 2 Pedro. Y dice en el versículo 20 que ninguna profecía de la Escritura es de origen privado. Eso es realmente lo que significa en lugar de interpretación. La Escritura no es de origen privado, y esto es que no es el resultado de algún individuo que la soñó o la postuló o lo que sea.

Entonces, 2 Pedro dice que la Escritura no salió de un origen privado, versículo 21, “Porque nunca la profecía,” esto está hablando de aquello que salió, aquello que salió de la boca de Dios. “Porque nunca la profecía vino por la voluntad del hombre.” Entonces, la Escritura es verdad. Es verdad porque Dios la exhalo, no vino de ningún origen privado. No vino en ningún momento por la voluntad del hombre, sino que los hombres santos de Dios hablaron conforme fueron movidos por el Espíritu Santo.” Es la palabra usada para un barco que es movido por el viento en el agua, conforme fueron movidos con el Espíritu Santo. Ahora, básicamente eso le da usted un resumen de la doctrina bíblica de la inspiración. Es verdad, es verdad porque Dios la exhaló, y Él exhaló en hombres que fueron movidos por el Espíritu Santo para escribir el aliento mismo de Dios, no algo de su propio origen.

Ahora, permítame darle una definición básica de la doctrina de la autoridad bíblica o inspiración. Simplemente escúchela y después si quiere escribirla la vuelvo a repetir. Así es como podemos resumir la doctrina básica: Dios supervisando a autores humanos, de tal manera que, usando sus personalidades propias, individuales, experiencias, procesos de pensamiento y vocabulario, compusieron y registraron sin error su revelación en las copias originales de la Escritura.

Ahora, voy a decir eso otra vez porque creo que no lo escribió todo. Muy bien. Ahora, piénselo, Dios supervisando autores humanos, de tal manera que usando sus propias personalidades como individuos, experiencias, procesos de pensamiento y vocabulario, compusieron y registraron sin error, su revelación en las copias originales de la Escritura.

Ahora, lo que eso está diciendo es muy simple, Dios habló mediante hombres, sin violar sus propios procesos de pensamiento, y su propio vocabulario. Sin embargo, pudieron producir la Escritura sin violar su verdad. Ahora, hay una buena analogía de esto para ayudarle a entenderlo. ¿Cómo es que Dios pudo usar a agentes humanos sin terminar con un producto corrupto, ¿verdad? Algunas personas dicen: “Bueno, Él habría tenido que dictarlo.” En otras palabras, Él dictó toda palabra a esos hombres y ellos escribieron lo que dictó. Pero eso no explica la naturaleza distintiva de los libros, porque cada libro, digamos, Pablo, Pedro, Juan o usted va al Antiguo Testamento, cualquier escritor en el Antiguo Testamento, los libros conllevan aspectos distintivos, hablan de su propia experiencia, inclusive hablan de su propio sentimiento, usan su propio vocabulario.

Si usted lee, digamos, Amos, el pastor de Tecoa, usted encuentra un sabor totalmente diferente en el escrito. Usted encuentra el sabor de un hombre que es el hombre de la tierra. Mientras que si usted lee el escritor del libro de Hebreos, usted encuentra esta especie de enfoque sacerdotal muy erudito, religioso, muy intenso en términos ceremoniales. Si usted lee a Pablo usted encuentra un desarrollo muy lógico, mientras que si usted lee a Pedro usted encuentra una apelación diferente. Y entonces, usted ve la personalidad ahí pero si no es dictado, ¿cómo entonces es que Dios puede usar a estos autores humanos sin adulterar su palabra?

Y la analogía perfecta de eso es el nacimiento virginal, porque en el nacimiento virginal usted tiene a Dios, y Dios es el agente mediante el cual el Señor Jesucristo nace, ¿verdad? Pero Dios trajo a Cristo a la tierra mediante María. ¿Verdad?  ¿Acaso fue María una pecadora? Claro que ella fue una pecadora, sin embargo, ella dio a luz al Hijo de Dios, y nada de la pecaminosidad de ella lo manchó en absoluto. Sin embargo, Él fue el hijo de ella, ¿verdad? Ella lo llevó en su vientre por nueve meses. Ella dio a luz a ese niño. Él, en términos humanos fue la carne de María. Y entonces usted tiene eso como una analogía de la Escritura. Mientras que Dios implanta la semilla en María, y María da a luz en su plenitud como mujer, a ese niño, siendo de manera plena su hijo, ese hijo, aun así, no es tocado por nada de la pecaminosidad o fragilidad de María. Y así es la Palabra de Dios. Dios, usando un autor humano, produce una Escritura perfecta, sin mancha alguna, por el instrumento humano que Él usa, ¿lo ve usted?

Y eso es básicamente lo que creemos que es verdad acerca de la Escritura. Y ese es el caso de sus copias originales. A lo largo de los años, conforme ha sido copiada y re-copiada, y re-copiada, re-copiada y demás, sabemos en dónde los que copiaron han metido en la situación ciertos errores. Esos por ciertos son obvios. Debido a la naturaleza absolutamente divina de la Escritura podemos señalar en la mayoría de los casos, en dónde es que los hombres han escrito de manera equivocada una palabra o algo así. Entonces sabemos que los autógrafos originales fueron inspirados por Dios.

Permítame tan solo añadir una nota a pie de página a eso, que Dios también ha preservado de manera maravillosa la Escritura con muy pocos errores. Pero como cualquier otra cosa que el hombre usa, va a llevar la marca del hombre eventualmente. Sin embargo, ha mantenido su pureza. Y una de las grandes pruebas de eso fue el descubrimiento de los rollos del Mar Muerto, los cuales son fechados desde antes de los tiempos de Cristo, y muestran que las biblias existentes que tenemos en la actualidad, no han cambiado en absoluto desde ese entonces. Entonces, Dios verdaderamente ha supervisado Su Palabra. 

Ahora, permítame tan solo darle tres cosas, tres términos para que los mantenga en mente cuando usted ve la Escritura. Uno es revelación, el otro es inspiración, y el otro es iluminación. Y no quiero enredarme en todo esto, pero me gustaría darle esos términos. El primer término es revelación, esto es el cuerpo de verdad que Dios quiere comunicar, ese es el mensaje. Esa es la verdad de Dios que Él desea comunicar. La segunda palabra es inspiración. Ese es el método mediante el cual Él lo comunica. ¿Escuchó eso? El tercero es iluminación. Y ese es el método mediante el cual usted la entiende.

Entonces, Dios tiene un cuerpo de verdad, esa es su revelación, la revelación de sí mismo, ese es el mensaje. Inspiración es como es que Él la comunica. Él la exhala mediante autores humanos. Iluminación es como es que usted la entiende. ¿Y de quien depende usted en la iluminación? El Espíritu Santo, el Espíritu Santo. ¿Y quién es el agente mediante el cual la inspiración se llevó a cabo? El Espíritu Santo. Entonces, de manera única el Espíritu Santo es el agente en la revelación, siendo transmitida a nosotros e iluminada para nosotros conforme estudiamos la Escritura.

Ahora eso son simplemente algunos pensamientos básicos conforme comenzamos. La palabra es verdad, es verdad porque es exhalada por Dios y no es de algún origen privado, no es el resultado de la voluntad del hombre. Eso es básico. Es Dios supervisando a los autores humanos de tal manera que, usando sus personalidades como individuos, experiencias, procesos de pensamiento y vocabulario, componen y registran sin error su revelación en las copias originales de la Escritura. la revelación es el cuerpo de verdad, la inspiración es el proceso mediante la cual es comunicada, y la iluminación es la manera en la cual la entendemos.

Ahora, es importante al comienzo de cualquier estudio de teología, comenzar con la Biblia porque si usted no tiene la Biblia no tiene nada más, ¿verdad? Si usted niega la verdad de la Biblia ¿con qué se queda? Absolutamente nada. Y siempre hay personas que vienen y dicen, “Bueno, parte de la Biblia no es verdad.” La moda actual es decir que la Biblia es verdad cuando habla de asuntos espirituales, pero no es verdad cuando habla de asuntos históricos o geográficos, lo cual tengo problema con esto, básicamente porque, ¿por qué vamos a creer que la Biblia es verdad cuando no podemos verificarla en la dimensión espiritual, sino es verdad cuando podemos verificarla en la dimensión geográfico-histórica? ¿y porque vamos a discutir de esa manera cuando ha sido verificada históricamente y geográficamente de cualquier otra manera? Y veremos eso en un minuto.

Muy bien. Quiero básicamente compartir con usted varios puntos. Punto número uno. Y eso en cierta manera solo fue una introducción. Número uno: las afirmaciones de la Escritura, las afirmaciones de la Escritura. Ahora, si vamos a entender que la Biblia es la Palabra de Dios, ¿cómo vamos a hacer eso? En primer lugar, tenemos que oír lo que dice acerca de sí misma. ¿Hace esa afirmación? Sabe una cosa, están los testigos de Jehová que han dicho por años, juntos con otros, que Jesús nunca dijo ser Dios. Dicen eso, “Él no dijo ser Dios.” Y hay aquellos que dicen que la Escritura no hace una afirmación legitima de que es la Palabra de Dios inerrante, que eso es empujar, que eso es excederse en el punto.

Bueno, descubrámoslo. Aquí está lo que la Biblia dice. En primer lugar, dice ser infalible, y esa es otra palabra que usted quizás quiere escribir, infalible. ¿Qué significa eso? Que no comete errores, ¿verdad? sin errores. Digamos que no tiene errores en su totalidad. Infalible habla de su totalidad, y muchos pasajes que se refieren a esto. Por ejemplo, tu palabra es muy pura, tu ley es verdad, todos tus mandamientos son verdad, la suma de tu palabra es verdad. Y ese es uno importante. La suma de tu palabra es verdad, la totalidad de ella. Y cada una de tus ordenanzas justas permanecen para siempre porque todos sus mandamientos son justos. Ahora, eso simplemente es el Salmo 19, Salmo 119.

Y hay un versículo clave en el Salmo 19:7, y lo resume y dice esto: “La ley de Jehová”, es ¿qué? “perfecta”, perfecta. Y la ley es un término que se refiere a la totalidad del descubrimiento de Dios de sí mismo y la revelación. Pablo en Romanos 7, versículo 12, “la ley es santa, justa y buena.” Y de nuevo una afirmación general que abarca mucho de la infalibilidad de la Escritura. En Mateo capítulo 5, versículo 18 y 19, en el versículo 17 Jesús dijo que él vino a cumplir la ley entera, y él dijo que ni una parte de la ley sería alterada en absoluto hasta que todo fuera concluido. En Juan 10:35 él dice que la Escritura no puede ser quebrantada. Entonces, y esa es una muestra literalmente de muchos versículos que hacen la misma afirmación. La Biblia dice de que es infalible. Eso es lo que afirma.

En segundo lugar, dice ser inerrante. Y si infalible habla de la totalidad, inerrante habla de las partes. Es infalible como los reformadores antiguos solían decir como norma de fe y práctica. También es inerrante en toda parte, de tal manera que no solo, observe esto, infalible en la verdad que expresa, sino que es inerrante en toda palabra. Y eso significa es sin error. Proverbios 30 versículo 5, “Toda palabra de Dios es limpia.” Ahora, usted no puede ser más específico que eso, toda palabra de Dios es limpia.

En 1978, en octubre, tuve el privilegio de estar en el Comité de lo que fue conocido como el Concilio Internacional de la Inerrancia. Algunos de ustedes pudieron haber sabido de esto porque en marzo, es marzo, ¿sí? ¿mayo o marzo? En marzo van a tener un congreso en San Diego, y va a ser un acontecimiento monumental parte de un plan a diez años, para hacer que la iglesia en todo Estados Unidos y alrededor del mundo esté consciente del hecho de que las Escrituras son la autoridad, son infalibles e inerrantes. Y están trayendo a “inerrantistas” devotos y aquellos que se aferran a la veracidad de la Escritura, a esa conferencia. Y eso realmente es el resultado del congreso que tuvimos en 1978 en Chicago, en el cual una afirmación fue formulada por estos grandes hombres, básicamente afirmando la inerrancia de la Escritura.

Y una parte de esa afirmación en particular que bosquejamos en esa cumbre dice esto: “Infalible significa la cualidad de no llevar al error, ni ser llevado al error” y entonces protege en términos categóricos la verdad de que las sagradas escrituras son una regla y guía en todo asunto, una regla segura y confiable. De manera semejante, inerrante significa la cualidad, la característica de estar libre de toda farsa y error, y protege la verdad de esa Sagrada Escritura como totalmente verdad, y confiable en todas sus afirmaciones. Es difícil a veces distinguir esos dos términos, pero uno significa una guía confiable, y el otro dice que es debido a que toda palabra es verdad.

Entonces, en su totalidad puede ser confiable porque toda parte individual es absolutamente verdad. Y podríamos tomar esas dos palabras, infalible, inerrante, y resumirlas, en una palabra: verdad, es verdad. Así de simple. Ahora, ¿por qué es verdad? porque es exhalada por Dios. Y la Biblia dice que Dios no puede, ¿qué? mentir. Si la Escritura enfatiza algo, enfatiza la veracidad de Dios. Y la razón por la que le enfatizo esto es porque está detrás de la veracidad de la Escritura. Y si usted suelta la veracidad de la Escritura, usted ha abandonado la veracidad de Dios. Dice usted: “Oh no, no. Dios todavía podría ser verdadero, pero el hombre podría corromper su veracidad. Muy bien, entonces usted tiene un dios impotente, que no puede comunicar un mensaje verdadero mediante un instrumento humano. Entonces, o usted termina con dios como alguien que no es verdadero, o impotente. ¿Y es la realidad en algunos de esos casos? Claro que no, usted ha alterado a Dios.

La tercera afirmación que la Biblia hace para sí misma, y creo que esta es una importante, es que es autoritativa, que tiene autoridad. Y con eso simplemente queremos decir que la Biblia afirma que debe ser oída. Isaías dice: “Oíd oh cielos, y oye tu tierra, porque habla Jehová.” Es como ese comercial cuando Dios habla, todo mundo escucha, tiene autoridad. Y hace esa afirmación por sí misma, de hecho, en Apocalipsis 19:9 dice: “Estas son las palabras verdaderas de Dios.” Y en Apocalipsis 21:5, “Estas palabras son fieles y verdaderas.” Reflejan de nuevo esa veracidad de Dios. Y que tienen autoridad. Si es infalible, sí es inerrante, entonces debe tener autoridad.

Tantas veces como usted sabe, usted lee en el Nuevo Testamento, el Espíritu de Jehová me habló. Y usted lee en el Antiguo Testamento la palabra de Jehová vino a tal y tal y él habló, y eso está por toda la Escritura. Inclusive la parte más insignificante, pienso de la Palabra de Dios, la parte más insignificante la jota y la tilde no puede ser quitada, ¿verdad? ¿por qué? Santiago lo dice en Santiago 2:10, “Porque el que guarda toda la ley, pero tropieza en tan solo un punto es”, ¿qué? “culpable de violarla toda.” Toda parte minúscula es verdad.

Una cuarta cosa que la Biblia afirma para sí misma es que está completa, está completa. Deuteronomio 4:2 dice esto: “No añadiréis a la palabra que yo te mando, ni le quitareis.” No le vas a añadir, no le vas a quitar. Y sabe usted lo que dice, ¿no es cierto? al final del Apocalipsis, versículos 18 y 19 del último capítulo, capítulo 22. “Yo testifico a todo hombre que oye las palabras de la profecía de este libro, si alguno añadiere a estas cosas, Dios añadirá a él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de la profecía, Dios quitará su parte del árbol de la vida en la santa ciudad, las cosas que están escritas en el libro.” Usted no puede añadirle, usted no le puede quitar. Eso no es solo Apocalipsis 22:18, eso es Deuteronomio 4:2, ese es un comentario que aparece en el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. No se le debe añadir, no se le debe disminuir. Está completa, no hay escritura que está suelta.

Siempre me acuerdo de la señora en Australia, que recibió todas las visiones y ellas las mantenía apiladas junto a ella, y cuando alguien en su secta le preguntaba que era la verdad, ella veía sus visiones previas para descubrir lo que Dios había dicho de eso. No hay verdad adicional. La Palabra de Dios está completa. Usted no le añade sin estar en peligro de juicio.

Y después un quinto principio que la Biblia afirma para sí misma es que es eficaz, es eficaz. Esto es, afecta dramáticamente a la gente. Y eso está expresado de la mejor manera, y eso de nuevo, simplemente le estoy dando ilustraciones. En Isaías 55:10 y 11, “Cómo la lluvia y la nieve descienden de los cielos y no regresan sin regar la tierra y hacerla florecer para que de semilla al que siembra y pan al que come, así mi palabra sale de mi boca. No regresará a mi vacía, sino que hará lo que yo deseo, y cumplirá el propósito por el cual la envié.” Isaías 55:10y 11. Dios dice, cuando yo envío mi palabra, es eficaz, hace lo que la envié que hiciera.

Ahora, esas son algunas afirmaciones maravillosas que la Biblia hace. Infalible, inerrante, con autoridad completa y eficaz. Afirmaciones sorprendentes. Eso nos lleva al segundo punto, ¿qué cree usted que es el segundo punto? ¿cómo sabemos que es verdad? ¿no es cierto? Digo, esas son afirmaciones sorprendentes. La Biblia dice ser la única palabra que Dios jamás habló, que él dejó, dice todas esas cosas. Y los críticos vienen y la niegan, y entonces quedamos con la responsabilidad de responder a la pregunta, ¿cómo sabemos que sus afirmaciones son verdad? Y ese es el segundo punto primordial. ¿Cómo sabemos que las afirmaciones de la Biblia son verdad? ¿Cómo sabemos todo esto?

He escrito dos libros básicamente, de la Biblia. Uno es llamado “Concentrados en el hecho”, algunos de ustedes han visto ese pequeño libro, ¿por qué puede confiar en la Biblia? Y el otro es llamado “Porque creo en la Biblia.” Y tiene una edición más pequeña llamada, “Recibe la Palabra de Dios” para esto, y cubro todas estas cosas en mucho más detalle. Pero, hay un prefacio que escribí para el libro, “Concentrados en el hecho”, y me gustaría citarme a mí mismo, si puedo en este punto porque creo que va a explicar algo que usted necesita entender conforme hablamos de este concepto de como sabemos que las afirmaciones de la Biblia realmente son verdad. porque la gente siempre está haciendo la pregunta, ¿acaso la Biblia se prueba así mismo como la verdad? Escuche y vea si esto le ayuda.

“Es fácil convencer a alguien de que la Biblia es la palabra de Dios en base a su unidad, su exactitud científica, histórica, sus milagros, su evidencia arqueológica. Yo no he descubierto que ese es el caso. En una serie especial que se extendió a un período de tres semanas, presenté dichos datos en una universidad particular en California. Pensé que la prueba era abrumadora y ninguna persona se volvió creyente. ¿Por qué es que no convenció a todos los incrédulos cuando es tan convincente para nosotros? Pablo lo dijo cuando escribió: “El hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender porque se han de discernir espiritualmente. Solo cuando el Espíritu Santo lleva a cabo su obra regeneradora, solo conforme él abre la mente, quita la ceguera, da vida en dónde hay muerte, implanta el entendimiento maravilloso de la revelación de Dios, solo entonces la gente llega a creer y confiar en la Biblia. La razón por la que sé que la Biblia es verdad, es que el Espíritu de Dios me ha convencido de esto.”  

Usted debe entender ese pensamiento, porque eso es clave para todo.

“A la luz de eso, sugiero un cambio en nuestra estrategia. Hemos estado diciendo la profecía ha sido cumplida, la Biblia es exacta científicamente, ocurrieron milagros, la Biblia produce cambios radicalmente revolucionarios en las vidas de personas, por lo tanto, es la Palabra de Dios. Los milagros se han llevado a cabo, las afirmaciones científicas son correctas y vidas han sido transformadas.”

En otras palabras, no creo que la responsabilidad de la prueba es externa, sino creo que es interna. Creo que la Biblia es verdad y por lo tanto estas cosas suceden. Y espero que eso quizás le dé un poco de distinción. Eso significa entonces, ahora observe esto, que la Biblia primordialmente es para aquellos de ustedes que ya creen que es verdad. Y lo que tratamos de hacer, es reafirmar y asegurar la fe de aquellos que ya están comprometidos a eso mediante el ministerio del Espíritu Santo. ¿Ve usted eso? Es el ministerio del Espíritu Santo, llevarnos a la confianza en la Palabra de Dios. Y únicamente podemos fortalecer esa confianza, porque usted puede convencer a alguien intelectualmente acerca de muchas cosas, pero a menos de que el Espíritu de Dios vuelva sus corazones a la fe y confianza, no van a creer en la profundidad de su alma.

Entonces, debido a que la Biblia es verdad, verifica su veracidad. Digo, su naturaleza es verdad, y por lo tanto va a hablar con verdad. Pero veamos con eso en mente, la evidencia que la Biblia da para mostrar que es verdad. Y lo voy a dar quizás seis o siete líneas de evidencia. Y obviamente no podemos cubrir este tema entero, es la clase de un semestre, créame en seminario. Estoy avanzando lo más rápido que puedo. Le voy a dar algo de evidencia interna, algo de evidencia externa. ¿Muy bien?

En primer lugar, interna… ¿cómo sabemos que la Biblia es lo que dice ser? Digo, está diciendo que es eficaz o tiene autoridad infalible, inerrante y demás, ¿cómo sabemos esto? en primer lugar está el testimonio de los escritores. El testimonio de los escritores. Y ese es un testimonio interno. Y una de las cosas que me impacta conforme leo la Biblia es lo que llamo, y este es el punto número uno bajo el testimonio de los escritores, es lo que llamo el aire de infalibilidad, el aire de infalibilidad. Simplemente para haber una especie de aire de infalibilidad. Digo, los escritores de la Biblia fueron hombres comunes y corrientes, conforme aprendemos en nuestros estudios de los apóstoles, no eran eruditos en particular, no estaban preparados de manera particular, simplemente personas comunes y corrientes.

Y para la persona promedio, común, simplemente decir, “Así ha dicho Jehová”, usted se sentiría un poco consciente de sí mismo, ¿no cree? Digo, si usted tan solo viniera aquí y se pusiera de pie en este momento y dijera, “Ahora estoy hablándole la palabra de Dios, y brrrr” simplemente saliera. Digo, yo me sentiría como que tendría que presentarlo antes, como un prólogo, como algo así como, sé que esto se oye ridículo, digo, todos ustedes me conocen y simplemente soy yo, digo, no sé cómo esto pasó, pero esta es la palabra de Dios. ¿Se dan cuenta?

Digo, usted en cierta manera tiene una tendencia natural a aclarar, ¿no es cierto? No hay nada de eso en la Escritura. No hay un sentido de consciencia personal por ser el vocero de Dios. No hay una aclaración, no hay, ‘Bueno, sé que no soy todo lo que debo ser, y realmente no tengo derecho alguno de hacer esto, y realmente no les puedo decir como sucedió todo esto, pero digo, tienen que creerme. Y yo sé que a pesar de quien soy…’ no hay nada de eso, simplemente lo dicen, lo escriben, hacen afirmaciones directas de la afirmación sin comentario alguno, y eso es lo que me gusta ver como el aire de infalibilidad. Y todos son así, tiene usted a 40 escritores diferentes a lo largo de 1500 años escribiendo 66 libros. Y ninguno de ellos está consciente de sí mismo. Y la calidad tan alta de verdad profunda en sus escritos y la virtud y la bondad habla de ellos como buenos hombres.

Por cierto, no sé si alguna vez ha pensado en esto, pero no hay mujeres escritoras en la Biblia, únicamente hombres. Y todos ellos tienen este sentido de infalibilidad, este sentido profundo de escribir la palabra de Dios, y todos son buenas personas. Y entonces, son considerados, bueno creo que, por el mundo entero en la mayoría de los casos, los considera hombres morales, no asumimos que 40 hombres diferentes en un periodo de 1500 años escribirían 66 libros y todos serían mentirosos. No en la manera en la que escribieron, porque lo que dicen está lleno de virtud.

Entonces, está ese aire de infalibilidad. Después, en segundo lugar, bajo este testimonio de los escritores hay afirmaciones directas de la inspiración de la Escritura, digo, de hecho, dicen ser inspirados por Dios. ¿quiere saber cuántas veces? 3808 veces en la Escritura, y eso es únicamente el Antiguo Testamento. 3808 veces en el Antiguo Testamento, los escritores dicen que lo que están diciendo es la palabra de Dios. Ahora, ¿cuántas veces tienen que decirlo antes de que lo creamos? 3808 veces. Hay 2600 afirmaciones directas a la inspiración. Alguien calculó 680 en el Pentateuco, 1307 en los profetas, 418 en los libros históricos, y 195 en los poetas. Entonces, 2600 veces afirman la inspiración. 3808 veces se identifican a sí mismos como hablando la palabra de Dios. En el Nuevo Testamento hay por lo menos 1000 referencia al Antiguo Testamento.

Ahora, ¿qué nos dice eso que creían los escritores del Nuevo Testamento? Que el Antiguo Testamento era, ¿qué? verdad, y la palabra de Dios. 320 veces citan el Antiguo Testamento. Santiago creo que resume esto de manera hermosa en Santiago 4:5, “Oh pensáis que la Escritura habla en vano”, y cada vez que usted ve el termino escritura, a menos de que sea aclarado de alguna manera, se está refiriendo al Antiguo Testamento, la Escritura. Y los escritores del Antiguo Testamento se dieron cuenta de que estaban hablando la palabra de Dios, los escritores del Nuevo Testamento también.

Ilustración, Hechos 1:16, Pedro se puso de pie y dijo, “Varones y hermanos, está Escritura necesita ser cumplida” …observe esto… “la cual el Espíritu Santo habló por boca de David.” ¿No es eso bueno? ¿Qué le dice eso a usted del Antiguo Testamento? El Espíritu Santo por boca de David, ¿qué? habló. Esa es una afirmación clásica del significado de la inspiración. El Espíritu Santo hablando mediante la boca de David. En el capítulo 4 del libro de los Hechos y estas, de nuevo, son únicamente algunas Escrituras sugeridas, hay otras, “Quien por boca de David ha dicho”, y usted tiene muchas otras Escrituras como esa.

Entonces, usted tiene a los escritores del Antiguo Testamento, ahora siga mi pensamiento, los escritores del Antiguo Testamento diciendo ser inspirados, usted tiene a los autores del Nuevo Testamento diciendo que los escritores del Antiguo Testamento son inspirados, mediante 320 citas y 1000 referencias y afirmaciones directas como esas. Después usted tiene a escritores del Nuevo Testamento diciendo que también son inspirados. Por ejemplo, Gálatas 1, en dónde Pablo dice en el versículo 11, “Os he dado a conocer, hermanos, que el evangelio que fue predicado por mí, no es de hombre; ni lo recibí de hombre, ni me fue enseñado, sino mediante la revelación de Jesucristo.”

Ahora, ¿de dónde sacó el su mensaje? De Cristo, versículo 15. “Pero cuando agradó a Dios, el cual me agradó desde el vientre de mi madre y me llamó por su gracia al revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicara entre los gentiles, no consulté inmediatamente con carne y sangre.” Él recibió su mensaje directamente del Señor Jesucristo. Ahora, observe 1 Timoteo 5 versículo 18, si usted realmente quiere todos los detalles de esto, esos libros están disponibles y también hay otros buenos libros del tema. Pero le voy a mostrar algo muy interesante en 1 Timoteo 5:18, Pablo hace una cosa maravillosa aquí, “Porque la Escritura dice”, observe eso, ve eso en el versículo 18, “porque la Escritura dice: ‘No pondrás bozal al buey que trilla.’” Eso básicamente significa, págale al predicador porque no debes ponerle bozal mientras que él está predicando. “Y el obrero es digno de su salario.”

Ahora, ¿sabe usted lo que es interesante de ese versículo? La primera cita, “no pondrás bozal al buey que trilla”, viene de Deuteronomio 25:4. La segunda cita, “el obrero es digno de su salario”, viene de Lucas 10:7. ¿Qué está diciendo Pablo acerca de Lucas? Que Lucas escribió ¿qué? la Escritura. ¿Lo ve en el versículo 18? “La Escritura dice,” y después cita a Lucas. Entonces, ahí tiene usted al escritor del Nuevo Testamento corroborando a otro escritor del Nuevo Testamento. En un sentido entonces, usted tiene al apóstol Pablo afirmando la realidad escritural de los registros del evangelio, en este caso, Lucas es el ejemplo. Pablo llama a los escritores del evangelio, Escritura.

Observe 2 Pedro 3:15, y él habla aquí de “nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le fue dada, os ha escrito.” Pablo ha escrito a ustedes, dice él, en todas sus epístolas, y él está hablando en ellas, de estas cosas, “algunas de las cuales son difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras”, ¿qué? “Escrituras.” ¿Qué dice Pedro acerca de Pablo? Pablo escribe, ¿qué? Escritura. Escritura.

Entonces, Pablo corrobora los evangelios. Pedro corrobora las epístolas paulinas. 2 Pedro 3:2, sería un buen pensamiento también. Él dice, “que tengáis en mente las palabras habladas de antemano por los profetas santos y el mandamiento de nosotros”, ¿qué? “los apóstoles.” Entonces, él equipara los escritos de los apóstoles, y los mandamientos de los apóstoles con los profetas santos del Antiguo Testamento.

Entonces, el Nuevo Testamento afirma ser la Escritura. Entonces, usted tiene a Pablo, corroborando los evangelios, Pedro corroborando a Pablo, ¿le gustaría que alguien corroborara a Pedro? Pruebe Judas 17, “Pero amados, acordaos de las palabras que fueron habladas de antemano por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo, como os dijeron que en los tiempos postreros vendrían burladores, que andarían según su concupiscencia impía.” ¿Sabe usted a quien se está refiriendo? Pedro. 2 Pedro, los apóstoles de nuestro Señor que hablaron las palabras de Dios. Y así es. Y así es.

Y en el Apocalipsis de Juan, por cierto, por lo menos en tres lugares el dice estar escribiendo la Palabra directa de Dios. Entonces, la primera línea de testimonio interno de la validez de la Escritura, es el testimonio de los escritores mismos.

En segundo lugar, está el testimonio del Señor Jesucristo. Y creo que este es el corazón y alma del argumento entero. Lo único que realmente quiero saber es una cosa, ¿cuál fue la perspectiva de Jesús de la Biblia? ¿verdad? Porque sí se en que pensó, en eso quiero pensar, ¿verdad? Sí él es Dios, si él es deidad, ¿cuál fue su concepto de la Escritura? y está resumido en Juan 10:35 de manera muy clara. “La Escritura no puede ser quebrantada.” Lo que él quiere decir es que no puede ser violada, es absoluta.” Y Mateo 5:17 al 19, en dónde él dice, “Ni una jota ni una tilde”, si tuviera un pizarrón le mostraría lo que eso es. Una jota es un punto, es simplemente eso, es un punto que está en la parte de arriba de una palabra hebrea. Y una tilde es una iota suscrita. Eso no significa nada para usted, pero cuando ellos combinaban las palabras, sacaban una i de la palabra misma, y la colocaban abajo de otra palabra. Usted ve eso algunas veces en un idioma extranjero. Ahora Cristo dijo, “Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí.” ¿verdad?

Entonces, su concepto de la Escritura fue un testimonio verdadero acerca de sí mismo. En Mateo 5:17 él dice, “No penséis que he venido a destruir la ley o los profetas. No he venido a destruir sino para cumplir.” En Mateo 26:24, él vio la cruz y dijo, “El Hijo del hombre va como está escrito de él.” Y unos cuantos versículos más adelante, en el versículo 54 le dijo a Pedro que no necesitaba la protección de la espada de Pedro, porque si quería él podía llamar una legión de ángeles. Pero “¿cómo entonces se cumplirían las Escrituras?”.

En otras palabras, el Señor sabía que toda palabra, toda letra de la Escritura tenía que ser cumplida. Él creía que era la Palabra de Dios. De hecho, en Lucas 16:17, él dijo: “Es más fácil que pase el cielo y la tierra, que no se cumpla una tilde de la ley.” Es más fácil que el cielo y la tierra pasen, que la Escritura. no quiero tomar mucho tiempo con esto, pero el Señor inclusive hizo algunas cosas sorprendentes con la Escritura. Él presentó un punto estrictamente en base al tiempo de un verbo, citando un pasaje del Antiguo Testamento, inclusive el tiempo del verbo fue exacto para presentar el punto que él quiso presentar. En su propia muerte, él sabía que la profecía del Salmo 22 decía que el Mesías diría ciertas cosas en la cruz, como: “Dios mío, Dios mío, porque me has desamparado.” Eso es exactamente lo que él dijo, citando palabra por palabra el Antiguo Testamento, “y él clamó tengo sed.”

Él confirmó la creación de Adán y Eva, él dijo, “No habéis leído que el que los hizo al principio varón y hembra los creo y dijo, “Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.”  Si usted quiere negar el relato de la creación de Génesis, entonces va a tener que tratar con Jesús, porque él lo creyó. Él creyó en el relato de la Creación y él lo apoyo. Él habló en Marcos 12 acerca de aquellos que erraron porque no conocían las Escrituras, y no quiero tomar más tiempo fuera de decir que eran 1800 citas de Jesús en el Nuevo Testamento, 180, 1 de 10 vinieron del Antiguo Testamento.

Entonces, es muy claro lo que él creyó. Y él creyó que lo que él dijo fue verdad, que él habló únicamente lo que el Padre le dio que hablara, y su palabra fue la verdad. Ahora, cuando usted trata con la gente en este tema, hay solo tres opciones. Y son estas: una, hay errores en la Biblia, pero Jesús no sabía cuáles eran. Muy bien. Esa es una opción. Dos, hay errores en la Biblia, Jesús los conocía, pero los encubrió. O tres, no hay errores. Las primeras dos no representan correctamente a Cristo, ¿verdad? Si hay errores en la Biblia y él no sabía cuáles eran, no es Dios. Si hay errores en la Biblia y él no nos dijo, él los encubrió, entonces no es un Dios santo. La otra alternativa es que no hay errores.

Tercera línea de testimonio es el testimonio del Espíritu Santo. Y esto es realmente de lo que hablamos al comienzo mismo, esto es realmente la clave. Y creo que el mejor texto que usted pueda apuntar es 2 Corintios 2, 1 Corintios 2, perdón, versículos 7 al 14, habla de la Escritura, la verdad de Dios en este texto afirmando en el versículo 9, “cosas que ojo no vio y oído no oyó, ni han entrado en el corazón del hombre, son las cosas que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos la reveló por el Espíritu, por su Espíritu.” Y él procede a decir que, “no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que es de Dios, para que sepamos las cosas que nos han sido dadas por Dios, cosas que no hablamos con palabras que la sabiduría del hombre enseña, sino las que el Espíritu Santo enseña comparando cosas espirituales con cosas espirituales y demás, de tal manera que el Espíritu de Dios da testimonio de la palabra.”

Ahora, observe esto, el testimonio de los escritores fue objetivo, ahí está en el texto. El testimonio de Cristo es objetivo, ahí está en el texto. El testimonio del Espíritu es ¿qué? subjetivo, es interno en el creyente. Es el ministerio confirmador del Espíritu Santo, el afirmar a nuestros corazones la veracidad de la Escritura. Y entonces, Dios nos aborda desde el punto de vista objetivo y desde el punto de vista subjetivo. Y, por cierto, conforme la gente niega la verdad de la Escritura, simplemente están siguiendo la tentación original. ¿Sabe usted como comienza el capítulo 3 de Génesis? claro con la caída del hombre. Y, ¿sabe usted lo que Satanás dijo? Primero, “Dios ha dicho”, porque si él puede hacer que usted niegue la verdad de lo que Dios dijo, entonces créame, ha sembrado la duda.

Ahora, esas son las áreas internas del testimonio. Veamos la externa, externa. Y vamos a ir de lo peor a lo mejor. La primera que le daría a usted es el testimonio de la experiencia. Una de las grandes pruebas de la Escritura es la experiencia. Usted sabe cuándo alguien viene a un servicio de bautizo, y siempre creo que esos son realmente maravillosos, y siempre hay gente que se salva, y vienen al bautizo y se sientan ahí, y quizás son agnósticos, y quizás ¿sabe usted lo que significa agnóstico? Alguien que no sabe. Son arrogantes para decir eso. El equivalente en latín es “ignoramus”, pero no están seguros si no están interesados en los argumentos y todo eso. Y, quizás inclusive son ateos o quizás simplemente, realmente no son, no tienen opinión y se sientan ahí y oyen una persona tras otra hablar de cómo la verdad de la Escritura los llevó a Cristo y transformó de manera total de su vida.

Haciendo a un lado todos los argumentos intelectuales, es muy difícil para ellos enfrentar eso. Muy difícil. Es el impacto abrumador de una vida transformada. Y me atrevería a decir que, en su caso, en la mayoría de los casos, debido a que no están ahí moviéndose en el mundo intelectual, la razón real a nivel de la experiencia por la que usted cree la Biblia, no es porque usted ha entendido todos estos argumentos, sino porque usted sabe lo que hace en su vida cuando responde a ella, ¿verdad? Porque usted ha visto a Dios operando. Esa es la experiencia. Millones de cristianos apoyarían esto por la realidad misma de su vida transformada. Y como he dicho esto, una Biblia que se está despedazando normalmente pertenece a alguien que no lo está. Y eso es básico. Usted aplica las cosas de la Escritura y funcionan.

Ahora, esa es una línea útil de evidencia para la Escritura, pero tiene debilidades, porque cuando usted usa la experiencia como un verificador de la verdad, siempre tiene a personas que tienen otras experiencias, ¿verdad? Entonces, tiene sus limitaciones, pero su impacto no obstante es poderoso. De hecho, me atrevería a decir sin duda alguna, que la mayoría de la gente viene a Cristo, y llega a confiar en la Palabra de Dios porque ve lo que Cristo hacer mediante Su palabra, en la vida de alguien más que conocen. Por mucho, eso es lo que importa con la mayoría de la gente.

Muy bien, ahora en segundo lugar está el testimonio de la ciencia. El testimonio de la ciencia. Y le confesé a usted al comienzo, que no soy un científico, tengo muy poco interés en la ciencia, simplemente cubrí la ciencia que necesitaba tomar en la universidad. Aguanté la respiración, tomé los exámenes, y desde ese entonces he descubierto que tengo un mayor interés en la ciencia ahora de lo que jamás tuve en ese entonces, porque ahora entiendo cuan maravillosamente manifiesta la verdad de Dios. Y cuando la Biblia habla en relación a la ciencia, siempre es exacta. Siempre es exacta. Es una verificación fenomenal de la Escritura, la ciencia.

Ahora, algunos de los críticos dicen, “No, la Biblia no es científica porque la Biblia dice en Josué que estaba peleando la batalla y mientras tanto el sol se detuvo.” Y dicen, cómo puedes ver eso no es científico, el sol no se detuvo, ¿qué es lo que realmente pasó?” Bueno, la tierra dejó de rotar. Esa es la explicación científica. Sí, pero digo, por favor, desde su percepción el sol se detuvo. Digo, cuando esos científicos se levantan en la mañana, y abren la ventana y ven al este, no dicen, ‘Oh, que hermosa tierra rotando.’ Ese es un amanecer. Y cuando ven al sol en el oeste, hermoso, ‘Oh, que hermosa tierra rotando.’ No, ese es un atardecer. Es como el hombre que dijo: “La saciedad gastronómica me amonesta al punto que he llegado a un estado de deglutir de manera coherente con la integridad dietética.” Lo cual significa: “No gracias, estoy satisfecho.” Digo, usted no tiene que hablar así todo el tiempo. Y la Biblia percibe cosas desde la perspectiva del hombre.

Pero simplemente como una ilustración o dos. Y estas son ilustraciones que son familiares para mí. Herbert Spencer se volvió un científico famoso, uno de los famosos de todos los científicos, él fue el que descubrió realmente todas las clasificaciones que se pueden identificar para toda la materia que se puede conocer. Todo lo que se puede conocer. Punto. Todo lo que se puede conocer puede ser clasificado, dijo él, y él fue reconocido como un genio por ese desarrollo. Él descubrió que todas las cosas que se pueden conocer o lo que sea, podrían ser colocadas en 5 clasificaciones y él las enlistó para el mundo científico. Son estas: tiempo, fuerza, acción, espacio y materia. Y él las colocó en ese orden. Tiempo, fuerza, acción, espacio y materia. Él dijo, “Todo lo que existe puede encajar en una de esas categorías: tiempo, fuerza, acción, espacio y materia.” Y el mundo científico lo reconoció como un gran descubrimiento. Lo que él no sabía es que así es exactamente como comienza la Biblia. “En el principio”, eso es tiempo; “Dios”, eso es fuerza; “creó”, eso es acción; “los cielos”, eso es espacio; y “la tierra”, eso es materia. Ahí desde el comienzo.

Entonces, él no fue tan inteligente después de todo. En la ciencia existe lo que se llama la segunda ley de la termodinámica, la cual algunos de ustedes saben que es la ley básica, que afirma que toda la materia está desgastándose o desintegrándose, tiende hacia la disolución. Y es interesante que eso es exactamente lo que la Biblia dice. Antes de la caída eso no era verdad, pero tan pronto como vino la caída, Dios maldijo la tierra. ¿Verdad? Y la muerte entró en la escena y comenzó a seguir la ley de la termodinámica, está desintegrándose. Claro que esa ley de manera total, al cien por ciento, va en contra de la evolución. Pero los científicos prefieren mantener la tensión de la ley termodinámica y creer en la evolución. Como un científico dijo, debido a que rechazan la idea de una Dios trascendente, y eso es lo único que les queda. Romanos 8 dice que la creación entera gime, ¿verdad? esperando ese tiempo de la glorificación.

Permítame darle otra ilustración. Siempre me ha encantado el estudio de la hidrología, el cual es el proceso del ciclo del agua. Y digo, simplemente desde el punto de vista primitivo del Antiguo Testamento, en términos de lo sofisticado que es la ciencia como la percibiríamos, y probablemente no la percibimos tan sofisticada como era. Usted puede remontarse probablemente al libro más antiguo en la Biblia, el cual es Job, capítulo 36. Y usted podría hacer una disertación entera hidrológica de la Biblia. Dice, “Él hizo las gotas de agua, caen en agua según su vapor, las cuales las nubes hacen caer, y caen sobre el hombre abundantemente.” Y entonces, él está hablando de la lluvia.

Usted va al Salmo 135, creo que está ahí, versículo 7, entonces ahora usted tiene la lluvia que está descendiendo, y va a regresar ¿cómo?, versículo 7 del Salmo 135, “Él hace que el vapor ascienda de los fines de la tierra.” Ahí está la siguiente fase. Y usted regresa al libro de Job, de nuevo, y nunca hay un error, nunca dice que la tierra es sostenida en la espalda de elefantes que producen terremotos cuando se sacuden, como dice el Corán. Eso es lo que el Corán dice, y también El Bhagavad Gita, dice que está en miel y mantequilla halla aplastada, y cosas torpes como esa. La Biblia nunca dice eso. Job 26:8 dice, “Él amarra el agua en las nubes pesadas, y la nube no es despedazada.” ¿No es eso maravilloso? Usted la tiene descendiendo, asciende en el vapor, es mantenida en las nubes de nuevo, ¿sabe una cosa? se mantiene así, ¿no es cierto? sobre los océanos y es traída sobre la tierra y después vuelve a caer.

El capítulo 28 de Job, versículo 10, “Él corta los ríos entre las rocas, y su ojo ve toda cosa preciada. Él contiene las aguas de inundar, Él coloca límites,” ¿no es cierto? “en los océanos.” Todo está aquí es maravilloso. Y simplemente estoy escogiendo uno aquí y allá, pero el Salmo 33:7 dice, “El reúne el agua del mar, como en un montón. Él almacena la profundidad en almacenes.” Él mantiene los océanos en sus lugares, y podría ir más allá de eso. Y después usted podría ver la astronomía. Bueno, hay tantas cosas que podríamos decir de eso, no estoy seguro en dónde escoger, pero estoy pensando de regreso a Isaías 55, ese es un gran capítulo, el versículo 9 no lo leímos. “Porque como están más altos los cielos que la tierra, así mis pensamientos están más altos que vuestros pensamientos.”

Ahora, piense en eso. ¿Qué tan alto está el cielo? Los científicos solían pensar que estaba bastante alto. Solían pensar que estábamos adentro de una pelota, ¿sabía usted de eso? La perspectiva de Tolomeo, estábamos adentro de algún tipo de pelota. Pero él dice, “El cielo es tan alto como Dios está por encima del hombre.” Ahora, eso no es una pequeña distancia, eso es el infinito. Estamos comenzando a descubrir el cielo infinito. ¿Sabe usted que años atrás la gente estimaba que habían 1030 estrellas? Ahora saben que hay miles de millones en nuestra galaxia, y millones de galaxias. Jeremías 31:37, “Así dijo Jehová, si el cielo arriba puede ser medido, los cimientos de la tierra pueden ser escudriñados abajo, desecharé a toda la simiente de Israel por todo lo que han hecho.” ¿Puede usted descender a la tierra y escudriñarla? Ah, ah, porque está llena de algo en dónde usted no puede sobrevivir. ¿Puede usted descubrir la medida del cielo con todos los telescopios en el mundo? No, no. Y si usted pudiera eso, entonces Dios se alejaría de la realidad de esta analogía, y su Palabra no sería verdad. Porque él dice, “Yo no haré más eso de lo que ustedes no pueden medir el cielo. No puede ser medido.

Por cierto, el capítulo 33 de Jeremías añade otro pensamiento a eso. Dice: “El ejército de los cielos no puede ser contado, ni la arena del mar puede ser contado.” Me gusta pensar que hay por lo menos tantas estrellas como hay granos de arena en toda playa, en todo lugar en el mundo entero. Esas son muchas estrellas. Eso es lo que Dios dijo. Por cierto, Jeremías 31, no puedo resistir tampoco este, 31:35: “Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y las estrellas para luz de la noche, que parte el mar y braman sus ondas; Jehová de los ejércitos es su nombre: Si faltaran estas leyes delante de mí, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mí eternamente.” Dios no va a revocar su pacto con Israel, más de lo que las estrellas dejarán de brillar, la luna y el sol.

El Salmo 19 habla del sol, y dice: “El sol sale del fin del cielo. Y su circuito hasta su fin.” Eso es simplemente increíble. Porque solían reírse ante eso, y decir, “el sol no va a ningún lugar, el sol no se mueve y la tierra gira alrededor del sol. Ahora sabemos que el sol está en una órbita que toma millones de años para completarla. Literalmente estamos viajando por el espacio, no solo y conforme damos vueltas al sol, sino conforme el sol viaja por el espacio en velocidades increíbles, y tiene una órbita exacta y precisa que ahora han descubierto. Tal como el Salmo 19 dijo.

Bueno, usted podría hablar de geología. ¿Sabe usted en que consiste la ciencia de la isostasia? Realmente no comenzó sino hasta 1959. Es el estudio del equilibrio de la tierra. Usted necesita tener tanta profundidad en el mar, como altura en las montañas, de lo contrario todo iría así cuando rotara, y todos viviríamos la vida así. Y usted daría dos pasos y después uno hacia arriba, dos pasos y después hacia arriba. Entonces, la tierra tiene que rotar perfectamente, perfectamente, tiene que estar en equilibrio absoluto. Esa es la ciencia de la isostasia. Usted necesita tener el peso perfectamente equilibrado, y Dios ha equilibrado perfectamente el globo. Y eso es exactamente lo que la Biblia dice.

Y solían decir que era plana, para comenzar, y eso es ridículo. Esa es la ciencia de la geodesia. Ahora, la forma de la tierra, pero veamos, creo es Isaías 40:22, “Él es el que se sienta sobre el círculo de la tierra.” Y no podían leer eso, y estaba ahí. Y en el capítulo 40, versículo 12, “Él es el que midió las aguas en el hueco de su mano. Él mide los cielos con su palmo. Él mide el polvo de la tierra, y Él pesa los montes con balanzas y con pesas los collados.” Dice en Job, “Da vuelta como la arcilla, en el sello.” Si usted tenía que firmar su nombre en un pedazo de pergamino. Si quería firmar su nombre en algo suave, usted sabe, de arcilla que ellos grababan, usted tenía un cilindro de firma con dos palos que salían en los extremos. Y cuando usted quería firmar con su nombre. Usted simplemente giraba eso por encima de la arcilla o el barro suave. ¿Ahora que dice eso de la tierra? Gira como la arcilla en el sello. Rota sobre, ¿qué? en un eje. Así dice Job 38:14, es una esfera.

¿Sabe usted que, si lee Lucas 17, en la parábola ahí, usted va a encontrar que cuando Jesús venga, algunas personas van a estar durmiendo y algunas personas van a estar trabajando? Va a ser de noche y día al mismo tiempo cuando Él venga. ¿Qué le dice eso a usted? ¿Qué la tierra, es qué? Redonda, esférica. Tiene que ser. Y después usted tiene la gravedad, Job 26:7, “Cuelga la tierra sobre nada.” Después usted tiene la meteorología, el peso del aire. No descubrieron eso sino hasta tiempos más bien modernos. Sin embargo, Job, el libro más antiguo de la Biblia dice, “Él da peso al aire”. ¿Qué hay acerca de la fisiología? Solían desangrar a la gente cuando se enfermaban, aunque dice en Levítico, “Porque la vida de la carne en la sangre está.” Usted los está matando cuando usted hace eso, y seguimos y seguimos y seguimos.  

Bueno, quizás tenemos tiempo para tan solo un pensamiento más. Y creo que esto en cierta manera nos va a llevar al fin en nuestro pensamiento. Eso es el testimonio de la profecía. Y creo que, sin duda alguna, ésta es la evidencia más grande, más grande que emana de un texto santo inspirado, y es que la Biblia simplemente predice de manera constante cosas que suceden. Y los críticos no pueden hacer nada con esto, simplemente no pueden. Digo, y no voy a tomar el tiempo para desarrollarlo, porque se acabó nuestro tiempo. Pero usted tome por ejemplo la profecía de Ezequiel 26 al 28, la cual es una profecía de la ciudad de Tiro, y dice esto: “Tiro será destruida.” Y después, “Muchas naciones vendrán en contra de Tito en una serie de una especie de olas de ataque. Y después dice que el lugar va a ser aplastado, va a quedar desolado, desierto, y pescadores van a secar sus redes porque ya no va a haber ciudad ahí. Y después habla de todo el escombro que va a hacer arrojado al océano, y después dice que nunca será reconstruida.

Digo, eso es por lo menos seis puntos específicos. Destruirán la ciudad primordial, naciones levantándose en contra de ella en olas. Finalmente será desintegrada, los pescadores van a secar sus redes, el escombro será arrojado al mar, nunca será reconstruida. Eso es exactamente lo que sucedió, exactamente lo que pasó. Y fue una gran ciudad, digo, decir eso sería como decir, usted sabe, Denver va a dejar de existir sobre la faz del mapa. Digo, eso simplemente no tiene sentido, porque era una gran, gran ciudad. Controlaba Fenicia desde el tiempo de Hiram, el Primero, estaba fortificada de manera fuerte. Tenía un muro de muchos metros de altura, inclusive de grosor. Tenía una flota tremenda que la protegía desde el lado del océano. Hiram el Primero comenzó su reinado ocho años antes que Salomón. Él solapó el reinado de David. Y David disfrutó de ayuda de parte de él al construir el palacio, recordará que cuando enviaron los cedros del Líbano, que eso era de Hiram. Entonces, fue en ese período de tiempo.

Pero la historia es maravillosa, conforme se desarrolla. Y Nabucodonosor destruyó la ciudad, así como dijo la profecía. La dejó en escombro total. Solo una parte quedó destruida. Más adelante Alejandro Magno vino, y en ese tiempo en particular, la gente que estaba en la ciudad en la tierra que quedó destruida, se había mudado a una isla que estaba lejos de la costa. Estaban viviendo en la isla. Y Alejandro envió un barco con algunos de sus hombres, y dijeron: “Quiero provisiones para mi ejército.” Él estaba conquistando el mundo en ese entonces. Él dijo: “Quiero provisiones para mi ejército.” Y dijeron: “Olvídalo. No tienes un ejército naval y estamos aquí afuera en la isla. No vamos a hacer nada por ti.”

Y entonces regresaron y Alejandro se enojó. Entonces él tomó todo el escombro de la ciudad, lo arrojó al océano, y construyó un puente y marchó y destruyó el lugar. Simplemente, exactamente lo que el profeta había dicho. Todo el escombro habría sido arrojado al mar. Bueno, ¿quién se habría molestado por hacer eso? Ningún conquistador se habría molestado por hacer eso. Y el lugar terminó desierto. Hoy día es un lugar dónde los pescadores secan sus redes, y nunca ha sido reconstruido. Simplemente, exactamente lo que la Escritura dijo.

Y hay profecías así por toda la Escritura. Usted tiene las profecías en relación a Sidón, y simplemente me estoy saltando algunas cosas. Usted tiene las profecías en relación a Egipto. Usted tiene las profecías en relación a Capernaum, ¿verdad? Corazín, Betsaida, ciudades hasta este día que nunca han sido reconstruidas. Y hay ciudades que están saliendo por todos lados en el área del Mar de Galilea, pero no están ahí, no en donde esos lugares de manera única estuvieron y no su identidad única. Sidón estaba, no sé, a más de 20 kilómetros de Tiro, y el profeta dijo en Ezequiel 28, “Tiro, Sidón, sería atacada, sería quemada, sería saqueada, y será reconstruida.” Eso es exactamente lo que pasó. Y existe hasta el día de hoy, como una ciudad que es un puerto, hoy día no es llamada Sidón, sino Zaida, y todavía existe. ¿Por qué es que Tiro dejó de existir y Sidón se quedó? Porque eso es lo que Dios dijo que pasaría.

Después usted tiene más de 330 profecías de Jesucristo. Simplemente sigue y sigue. Lea Ezequiel 30 en algún momento y las profecías de Egipto. Y le estoy dando estas porque todos sabemos de las profecías mesiánicas. Todos sabemos de las profecías de la nación de Israel. todos sabemos de las profecías de la Segunda Venida, y la tierra y el mundo que nos rodea, y podemos ver todas las profecías del tipo de Apocalipsis, pero creo que estas otras también son maravillosas.

Hay una en Nahúm. Dice que Nínive será destruida por una inundación. Esa fue una afirmación maravillosa, porque Nínive fue una de las ciudades más grandes de las ciudades antiguas. Simplemente, para darle un simple pensamiento en esto. Tenía un muro interior de varios metros, torres de varios metros de grueso, varios metros de altura, 15 puertas, un canal de varios metros de anchura, y una circunferencia de más de 7 kilómetros. Simplemente como una fortaleza. Y más allá de eso tenía un muro exterior. Entonces, aquí está este muro exterior de varios metros de alto, de varios metros de grosor. Ahora, a casi un kilómetro de distancia estaba otro muro. En su punto más fuerte, en el 663 AC. 51 años después, destruido de manera absoluta. Ese pequeño profeta oscuro, Nahúm, capítulo 1 versículos 8 al 10, dijo que sucedería. Y sucedió. No hay Nínive, ni la ha habido por siglos.

¿Y sabe una cosa?  los estudiantes de la historia y la geografía han estudiado ese lugar, en sus estudios arqueológicos, y han descubierto que cayó en el mes de Ab, A, B, y ese es el mes de la lluvia. Hay un estrato de piedras y arena alrededor del lugar que verifican que fue inundada. Los estudiantes de la historia y la geografía determinaron si fue el Tigris, o lo que es llamado el río Kosher, probablemente algunos de estos, inclusive el río Tibiltu, causaron esto, pero saben que fue una inundación.

Y después Isaías 13 habla de Babilonia. Y sigue, y simplemente sigue, y sigue. Simplemente profecías maravillosamente exactas. Bueno, bueno, eso probablemente es más información de la que usted puede recibir, permítame tan solo resumirlo. La Escritura dice ser la verdad, dice ser la Palabra de Dios, dice ser exhalada por Dios. Verifica esas afirmaciones mediante la evidencia interna, que es tanto objetiva como subjetiva. Mediante la evidencia externa, que es experimental, y eso es subjetivo; y científica y profética y eso es objetivo. Cómo lo ve usted, por dentro o por fuera, objetivo, subjetivo, la Escritura se verifica a sí misma.

Ahora, eso tan solo me da un tercer punto que quiero presentarle. Y voy a hacer eso en unos tres minutos. Tenemos entonces las afirmaciones de la Escritura, la verificación de esas afirmaciones, y ahora el proceso de la inspiración de la Escritura. ¿Cómo sucedió eso? ¿Cómo sucedió realmente? Y simplemente quiero resumir la doctrina de la inspiración, rápidamente. Es exhalada por Dios, ¿verdad? Estamos de regreso a Timoteo y Pedro. Es exhalada por Dios, no de los hombres sino del Espíritu Santo, exhalando en los hombres.

Ahora, permítame tan solo darle algunos pensamientos importantes. Esto no se refiere a un mérito humano de alto nivel. Esto es lo que es llamado inspiración natural. Es como la Odisea de Homero, o las obras de Shakespeare, algunos genios religiosos lo escribieron. No es eso. Otros han hablado de lo que llaman, “inspiración de pensamientos”. Que la Biblia es inspirada en el sentido, y este es la más popular entre los liberales en la actualidad, que Dios simplemente les dio pensamientos religiosos, y ellos escribieron en respuesta a pensamientos religiosos. Pero eso no cuadra con la Escritura.

En primer lugar, ¿cómo es que usted puede tener pensamientos religiosos sin palabras? ¿Alguna vez tuvo usted pensamientos sin palabras? Muy difícil. En 1 Corintios 2:13 dice: “Hablamos palabras que el Espíritu Santo enseña.” Y después, algunos dirían que es inspiración de una naturaleza espiritual, eso es inspiración espiritual. Dicen, solo se extiende a la verdad espiritual. Eso no puede ser verdad porque usted puede verificar la historia y la geografía y la ciencia y la arqueología y todo, y nadie jamás ha probado que está mal. No estaríamos aquí si lo hubieran hecho, ¿verdad?

Y después, otros dicen, lo que es llamado: “inspiración existencial”, es simplemente un libro humano, pero si lo conmueve a usted es inspirado en dónde lo conmueve a usted. Eso es neo-ortodoxia. En dónde usted es conmovido, espiritualmente, eso es inspiración. Y después está lo que es llamada la inspiración de la “ética de Jesús”. La única parte que realmente es verdad y que es inspirada, es la parte que refleja la ética de Jesús. Y la ética de Jesús, esto es, la postura liberal extrema. Jesús es amoroso, gentil, perdonador, lleno de gracia, entonces en algún en dónde hay juicio o ira o enojo o santidad o alguna cosa de esas, eso no es inspirado. Son simplemente las palmadas sobre la cabeza, y las cosas agradables, eso es la “ética de Jesús”.

Pero todas esas son inaceptables. Creemos que es inspirada, y de regreso a nuestra analogía, así como el nacimiento virginal. Es de manera total la obra de Dios sin la falla del hombre, aunque el hombre sea el agente.

Permítame cerrar al leer una afirmación de J. I. Packer, en su libro “Dios Ha Hablado”: “Certeza acerca de los grandes temas de la fe cristiana y la conducta está ausente en la actualidad. El observador de afuera nos ve como tambaleándonos, tambaleándonos de técnica humana, técnica, técnica humana, de truco a truco, como muchos borrachos en una neblina, no sabiendo en absoluto en dónde estamos o hacia dónde vamos. La predicación es nebulosa, las cabezas están confundidas, los corazones están aterrados, las dudas quitan nuestras fortalezas, la incertidumbre paraliza la acción. Conocemos el shibolet Victoriano que viajar con la esperanza es mejor que llegar, y nos deja fríos.

Los eclesiásticos de cierto tipo, nos dicen que el deseo por tener certeza es mera debilidad de la carne, una señal de inmadurez espiritual. Pero no nos encontramos con la capacidad de creerles. Sabemos en nuestros huesos que fuimos hechos para la eternidad y para la certeza. No podemos estar felices sin esto. Sin embargo, a diferencia de los primeros cristianos quienes en tres siglos ganaron al mundo romano y aquellos cristianos que más tarde fueron los pioneros de la Reforma y el despertar Puritano, y el avivamiento evangélico, y el gran movimiento misionero del siglo pasado, carecemos de certeza. ¿Por qué es esto? Culpamos las presiones externas del secularismo moderno, pero esto es como Eva culpando la serpiente. El problema real no está en nuestras circunstancias, está en nosotros mismos.” (Fin de la cita.)

Y yo añadiría un comentario a pie de página. Estamos en problemas y carecemos de certeza y el problema está en nosotros, y básicamente está en el hecho de que la iglesia en la actualidad, en su perspectiva amplia, no cree que la Palabra de Dios es la Palabra de Dios. Y entonces no hay estándar…no hay norma.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2020 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar