Grace to You Resources
Grace to You - Resource

Hoy me entregaron un libro que en cierta medida salió de un mensaje que di para iniciar la conferencia unos años atrás. Di un mensaje que ahora es algo conocido de porque todo calvinista que se respeta a sí mismo debe ser un premilenialista. Algunos de ustedes recordarán eso. Bueno, eso terminó en un libro con algunos de mis amigos y facultad en el Seminario, el Dr. Mayhue y la parte interesante de eso es que, si usted va a discutir en contra de la posición bíblica en la escatología, de hecho, queremos que discuta en contra de la postura bíblica y no algún tipo de caricatura de ella del pasado.

Entonces, eso es lo que usted va a tener que responder si quiere aferrarse a su estatus amilienialista. Va a tener que poder enfrentar cuales son los argumentos en el plan profético de Cristo, y hay algunos que están disponibles para ustedes aquí el día de hoy, pero eso está en el pasado y no vamos a ir ahí de nuevo. Ya resolvimos ese problema, ahora pasamos a otras cosas. Yo como usted, como pastor estoy avanzando rápidamente a lo largo del ministerio, inclusive a lo largo del año desde la última conferencia de pastores. Y como ustedes, yo he predicado todo domingo por la mañana y en la noche, para mí, en diferentes, acerca de diferentes temas y diferentes textos y va rápidamente y pasa rápidamente y después me detengo a pensar en lo que voy a hacer para ministrarle a los hombres que vienen a la Conferencia de Pastores, y debido a que estoy rodeado por amigos tan maravillosos, y hombres dotados que sirven junto a mí, con frecuencia les consulto, y de manera uniforme me sugirieron si quiero tener un futuro aquí, hablarles del tema que les voy a hablar esta mañana.

Y entonces, voy a tener que colocarlo a los pies de aquellos que me rodean que han estado con nosotros a lo largo de todo el ministerio, por muchos años aquí en Grace, y piensan que este sería un aliento para ustedes, en cierta manera y entonces lo que voy a hacer esta mañana es hablar de un pasaje que está en su Biblia, pero no debería estar ahí. Por favor, abran su biblia en Marcos 16, para que puedan decir que estuvieron ahí cuando John MacArthur hizo una exposición de un pasaje falso en la Escritura. Simplemente un poco de trasfondo en esto, y creo que si me siguen en el proceso podrían disfrutar el final. El domingo 5 de junio, el 5 de junio pasado, llegamos al final de un esfuerzo que comenzó aquí en febrero de 1969. Desde el momento en el que llegué a Grace Community Church, ese 9 de febrero en 1969, mi deseo fue enseñar a lo largo del Nuevo Testamento. Me había preparado para hacer eso. Estudié una especialidad en griego en la universidad y después me concentré en el Nuevo Testamento en el seminario porque realmente quería pasar mi ministerio en el Nuevo Testamento. Quería concentrar mi ministerio en el Nuevo Testamento, quería estudiar versículo a versículo con cierta medida de profundidad, no siguiendo toda desviación, ni siguiendo toda tangente de un texto, sino por lo menos ser justo con todo lo que un texto contiene.

Y entonces, en los años que han pasado desde 1969 y fue el 5 de junio del 2011 que terminé el Nuevo Testamento. En los evangelios cubrí un promedio de 5.5 versículos por mensaje, y eso es bastante bueno para mí, y en las epístolas 4 versículos por mensaje, porque son un poco más densos que en los pasajes narrativos. Supongo que necesita decirse que yo creí cuando comencé lo que creo ahora, que he tenido en mi mano la Palabra de Dios Viva, y que todo mensaje que he predicado de ella es la Palabra de Dios. Conforme a lo mejor de mi capacidad que la he podido interpretar y entender.

Supongo que pude comenzar este esfuerzo de 43 años con una defensa larga de la autenticidad de la Escritura, o la autoridad de la Escritura, o la inspiración de la Escritura o la inerrancia y exactitud de la Escritura, y su suficiencia. Y mientras que a lo largo de los años se ha hablado de esas cosas cuando la Escritura habló de ellas, no hice eso. He creído que la Escritura es su propia defensa. He creído que la Escritura examinada y la Escritura entendida presentará su propia defensa para su autoridad e inerrancia. Yo soy un presuposicionalista en ese sentido. Dios no trata de probar que la Biblia es verdad, Él simplemente declara la verdad. Nunca he tratado de probarle a la congregación de Grace, que lo que estamos leyendo y lo que estamos oyendo es la Palabra de Dios. No he necesitado hacer eso porque la Escritura es su propio abogado fiel. Su exactitud y su veracidad, su claridad, su poder, son obvios, conforme su contenido se va a acumulando y el peso de esto incrementa, y se incrementa, y se incrementa y de manera correspondiente la duda decrece y desaparece. Para aquellos que no están expuestos regularmente, de manera constante a la verdad y el poder de la Escritura, algunas defensas racionales podrían ayudarles, pueden ayudarles. Pero aquellos que son llevados de manera constante, regular, sistemática en las profundidades de la Escritura, de la Sagrada Escritura, presenta su propia defensa. Y eventualmente lo que usted tiene es un refuerzo concreto sobre el cual puede usted apoyarse, un cimiento que no se mueve.

Entonces, comencé una exposición del Nuevo Testamento que duró 43 años, solo tuve un objetivo y no fue homilético. No creo que jamás pasé más de 15 minutos en un bosquejo. No fue práctico, no paso mucho tiempo tratando de pensar en maneras prácticas de aplicar algo debido a que toda persona es diferente. No fue cultural, no creo que pasé 10 minutos en un sermón tratando de entender cómo podía hacerlo decir lo que pensaba, que la gente podría querer pensar que dice porque encaja con sus perspectivas culturales. Nunca pensé en la relevancia, nunca pensé en cómo podía, nunca pensé en cómo puedo motivarlos. Lo único en lo que pensé fue como puedo explicar lo que esto significa. 

Y entonces, si usted fuera a caracterizar estos años de predicación, sería explicación, sería explicación. Y se muestra en los comentarios, usted no va a encontrar ninguna herejía alemana muerta en los comentarios, porque realmente no me importa lo que los alemanes muertos piensan, solo me preocupa lo que Dios piensa. Eso refleja la naturaleza del ministerio, alguien más puede encargarse del alemán muerto. ¿Qué es lo que la Escritura significa por lo que dice? Y creo que el Espíritu Santo, entonces, se mueve con poder en dónde él quiere y en quien él quiere en base a un entendimiento verdadero de la Sagrada Escritura. Miles de pasajes, miles de sermones, durante algunos años predique cuatro sermones por domingo y después durante muchos, muchos años, tres sermones por domingo, dos en la mañana, uno en la noche, dos libros diferentes y mi lucha siempre fue la misma, nunca cambió, ¿qué significa esto? ¿qué significa esto? Y cautivar el significado en ese texto, y después ampliar el significado en ese texto a la escritura analogía, a cualquier otro lugar en la Biblia que refuerce esta gran verdad.

Y a partir de la verdad de la Escritura, la cual es viva y poderosa, a partir de la verdad de la Escritura vienen implicaciones fuertes, contundentes, divinas, que cambian la vida. Estoy mucho más interesado en las implicaciones que en la aplicación. El Espíritu Santo puede llevar a cabo la aplicación. Quiero que la gente sienta la carga de la implicación, y confieso que, a lo largo de 43 años, siempre me he encontrado cautivado por el gozo de este ejercicio, nunca es una carga. Trabajo, disciplina, sí, pero nunca nada más que gozo, inclusive en medio de la evaluación personal que amenazó mi sentido de bienestar. Inclusive frente al descubrimiento fresco de cosas que necesitaban ser enfrentadas en mi propio corazón, el gozo siempre estuvo ahí. Y con ese gozo vino una pasión que se incrementó, que viene de amar a Dios, y por lo tanto deleitándome en todo lo que Él ha dicho. Yo quería que mi congregación conociera ese gozo, y ese amor, y quería que mi congregación entendiera las implicaciones de esto, porque la implicación de toda verdad es que lleva o a bendición o a juicio, y quiero bendición para mi congregación.

Entonces, mientras que mi deseo por explicar el significado de la Escritura, no podía mantener alejada la pasión de esto, como no puede en la actualidad, debido a que la pasión es el fuego de mi propio corazón, y la pasión es también el deseo porque el pueblo de Dios vea las implicaciones de este paso en la esfera de la obediencia, y conozca la bendición.

Entonces desde febrero de 1969 hasta junio del 2011, así es como fue, así es como salió, nunca planeé el orden, no fui del primer capítulo de Mateo hasta el último capítulo del Apocalipsis. El orden fue, con toda honestidad, sin ser planeado.  La gente me ha preguntado cómo es que escogiste que libro predicar después de ese, y simplemente fue sin planear. Pensé, me gustaría conocer este libro, me gustaría estudiar este libro, me gustaría hacer eso, acaso Dios tuvo una parte en eso, claro, tras bambalinas, su providencia al hacer todo eso, pero no tuve un plan en particular. Fue cuestión de los impulsos del momento, el interés del momento, y entonces brinqué por todo el Nuevo Testamento, incluí algunos cuantos libros del Antiguo Testamento, incluí el libro de Daniel, el cual fue un gran ejercicio; el libro de Zacarías, marché a lo largo de los primeros once capítulos de Génesis, prediqué de todo tipo de otra cosa, pero básicamente tomando sin planear libros del Nuevo Testamento.

Y adivine qué, me di cuenta que conforme llegaba al final de Lucas, unos cuantos años atrás, lo único que me quedaba era Marcos. Y pensé, estas personas han estado diez años en Lucas, y cuando les anuncié vamos a estudiar Marcos, y comenzar de nuevo, y regresar otra vez por la vida de nuestro Señor, se van a enojar. Diez años de Lucas, y ahora, ¿Qué va a ser, otros diez años en Marcos? Conocemos todo esto. Y evalué de manera equivocada su respuesta, cuando les dije que iba a estudiar Marcos, hubo gozo por toda esta iglesia, por toda esta iglesia. Y ese gozo duró a lo largo de Marcos, cuando terminé el 5 de junio. Para muchos predicadores, Marcos es dónde usted podría comenzar, ¿verdad? porque es una versión de periódico de la vida de Cristo, usted sabe, los elementos y las características del libro de Marcos, cortos, al punto, muy pocas secciones didácticas, es la historia y es rápida. La palabra más común es inmediatamente, inmediatamente, inmediatamente, inmediatamente, y ese es un gran lugar de dónde comenzar, pero ahí es en dónde terminé.

Y realmente en un sentido, podría haber muerto, porque eso es lo único que realmente planeé hacer, y fue el Nuevo Testamento, sin pensar que llegaría a terminarlo o que me quedaría en una iglesia, lo cual me forzaría a seguir avanzando a lo largo del Nuevo Testamento. Pero aquí estaba al final.

Y entonces llegué al final de 43 años de exposición de la Escritura y ¿dónde aterricé? en Marcos 16:9 al 20. Y ahora, después de 43 años, tengo que decirles algo en su Biblia que no debe estar ahí… ¡ups! conforme Marcos termina esta historia poderosa de nuestro Señor Jesús, él hace lo que los otros escritores hacen, él termina con la resurrección, ese es el gran último acontecimiento y después claro, Mateo, Lucas y Juan nos dan algunas de las apariciones de Cristo después de la resurrección, pero todos en cierta manera terminan en éste gran acontecimiento monumental de la resurrección de Jesucristo.

Y Marcos está ahí, en el capítulo 16, versículos 1 al 5, ahí está el testimonio de la tumba vacía, ese es el testimonio de que Jesús está vivo. Y después en los versículos 5 al 7 está el testimonio de los ángeles que afirman que Él está vivo. Y después en el versículo 8, hay un testimonio de testigos oculares por parte de las mujeres que van a los apóstoles. Entonces, usted tiene a Marcos terminando con éste relato de testigos oculares, lo cual de nuevo encaja con éste enfoque de periódico a todo. Usted tiene el testimonio de una tumba vacía, tiene el testimonio de ángeles celestiales, testimonios de testigos oculares y se detiene y el versículo 8 termina, salieron y fueron de la tumba porque el temor y el asombro los había cautivado y no le dijeron nada a nadie porque tenían miedo. Esa es una forma pasiva de un verbo, que es el verbo phobeo, que es usado por ejemplo en Homero para hablar de huir, o ser motivado a huir.

Y quizás deberíamos manejarlo de esa manera para que no pensemos que significa que tenían miedo. Una razón por la que huyeron, y conocemos la razón, porque el resto de los escritores nos dicen, huyeron a los discípulos, para decirles que Jesús estaba vivo. Entonces, Marcos termina de manera tan abrupta, con temor, asombro, maravilla. Digo, observe los verbos en el versículo 8, temblando, asombro, huir o temor, por así decirlo, la evidencia las ha abrumado, están sorprendidas, están sorprendidas al grado que guardan silencio, y también lo está Marcos, y él deja de escribir.

Ahora, he escrito unos cuantos libros a lo largo de los años, y como escritor probablemente recibiría una nota de regreso de la casa de publicaciones, si hubiera enviado ese tipo de fin. “Esto es demasiado abrupto, necesitas más aquí.” Y entonces, ¿adivine qué? recibimos más. Ahí está, con pequeños corchetes, lo ve ahí en los versículos 9 hasta el versículo 20. Y después, inclusive recibe usted algo adicional al final, recibe usted unas cuantas sugerencias más. Entonces, aquí estoy, después de 43 años de enseñar la Palabra de Dios, y terminamos en un lugar muy extraño y confuso, ¿hay ahí al fin del evangelio de Marcos, una sección en mi Biblia que no debe estar ahí? ¿Y cuantas otras secciones son así? ¿acaso mi último mensaje iba a ser de un texto que no debe estar aquí? ¿Y acaso esto después de 43 años de aprender cuidadosamente las verdades preciadas del Nuevo Testamento, de pronto atacan nuestra confianza en la Escritura?

¿Qué le voy a decir a la congregación? ¿Acaso esto presenta el fin mismo para mí, la pregunta de que algún pensamiento lo debería haber respondido al principio? ¿Cuál es la pregunta que presenta? ¿acaso mi Biblia es precisa? Esa es la pregunta: ¿es mi Biblia exacta? ¿acaso la Biblia que tiene usted en su mano es digna de confianza? ¿Y que hay acerca de este final extraño? ¿Y porque si no debe estar aquí, está aquí? La pregunta de la confianza en la Escritura, entonces, sale a la luz aquí, ¿no es cierto? a la luz. Lo supuse por décadas, mi congregación lo supuso, amaban la Palabra de Dios, nunca cuestionaron su veracidad hasta el final de 43 años.

No creo que puedo acordarme en 43 años que alguien se me acercó y me dijo: “No estoy seguro de que la Biblia es verdad, tengo algunas preguntas de la autenticidad o los manuscritos que son la base de nuestro texto.” No creo que nunca he tenido ese tipo de conversación, y la razón es porque todo texto ha conllevado en sí la carga de la autenticidad y la ha llevado bien. ¿Acaso esto cambia algo? ¿Cómo maneja usted este tipo de texto? ¿Y acaso, la Biblia de hecho es verdad? Bueno, todas esas preguntas me llevaron a hacer un mensaje final, a manera de epílogo de este pasaje, el cual después de todos los mensajes en los 43 años, después de que terminé, fueron añadidos como un apéndice un domingo por la noche, habiendo terminado la sección de la resurrección hasta el versículo 8 el domingo por la mañana, y dije, regresen en la noche, voy a explicar este epilogo final.

Y lo que descubrí, y lo que nuestra congregación descubrió, y creo que esta es la razón por la que querían que quizás los alentar con esto, es que esta sección al final, provee una rica oportunidad para los estudiantes de la Biblia, para que sean fortalecidos en su confianza en la Biblia que tienen en sus manos, como la Palabra de Dios original. Hace lo opuesto de lo que usted podría pensar que hacer, esta sección le da al lector de la Biblia, la oportunidad de ir atrás y detrás de la traducción amada en inglés, o en español.

En primer lugar, lo lleva a la historia de textos antiguos, sobre la cual todos los textos modernos están basados. Voy a volverme un poco más como profesor por un momento, pero es necesario, sígame. Detrás de la superficie de su Biblia hay una larga historia de cuidado de preservación del texto original. No tenemos los primeros autógrafos, los que fueron escritos por los autores de la Escritura, no tenemos esos, pero tenemos copias cuidadosamente guardadas de esos textos iniciales que se remontan al tiempo de Orígenes. Este texto en particular de la Escritura, entonces, nos da la oportunidad de ver la manera cuidadosa en la que la Palabra de Dios ha sido preservada, de tal manera que lo que usted lee en su Biblia, es una traducción fiel y digna de confianza del original. En el caso del Nuevo Testamento, protegido por más de dos mil años.

Ahora, éste es el primer elemento en entender la revelación santa de Dios. Éste es el primer elemento, no vivo en este mundo, pero gracias a Dios porque hay gente que vive en ese mundo, y han sido los que nos han bendecido, viven en el mundo de los manuscritos. La primera pregunta que hacer es, ¿qué es lo que Dios en sí escribió? ¿qué es lo que el Espíritu Santo de hecho inspiró? Después, yo vengo un poco de tiempo después, después de las personas de los manuscritos, y los traductores tomó el texto que me ha sido dado, y explico lo que significa. Pero todas las traducciones de las Escrituras, en idiomas, están basadas en las mismas fuentes antiguas, descubiertas y estudiadas por su exactitud, por eruditos muy cuidadosos a lo largo de los siglos. Y le puedo decir, que la Biblia que usted tiene en sus manos, es una traducción de estos manuscritos que son los más exactos. Es digna de confianza. Miles de personas a lo largo de los siglos, inclusive en la época moderna, invierten mucho tiempo en estos elementos del manuscrito, de tal manera que lo que tenemos tiene una afirmación vasta, una confirmación vasta. De hecho, podría decir que hay evidencia masiva de que el Espíritu Santo no solo inspiró la Escritura, sino que protegió la Escritura en su pureza a lo largo de toda la historia. Los que copiaban en la antigüedad, sabían que estaban escribiendo, copiando las palabras mismas de Dios. Y debido a que la imprenta no aparece sino hasta 1440, usted tiene copias a manos de la Escritura, que se hacen una y otra, y otra vez durante siglos y siglos.

Hay algunas historias maravillosas de escribas que escribían una letra y se bañaban, después escribían otra letra y se bañaban, escribían otra letra, debido al sentido de que estaban manejando la Palabra santa de Dios, temiendo cometer un error. Debido a la naturaleza única de la Escritura, debido a la importancia de la Escritura, debido a la necesidad de la Escritura ha sido copiada y traducida mucho más que cualquier otra obra literaria. Por ejemplo, todos los manuscritos en griego y otras traducciones antiguas, llevan el número total de manuscritos del Nuevo Testamento a 25,000. Hay 25,000 manuscritos antiguos del Nuevo Testamento.

Una abundancia así protegida por el Espíritu Santo, a través de hombres fieles en la iglesia, hace posible reconstruir los libros originales, virtualmente con exactitud completa. Nada en la literatura antigua, ni siquiera se acerca a esto, a la disponibilidad de manuscritos y traducciones. Nada en la literatura antigua, ni siquiera se acerca a esto en términos de demonstrar coherencia uniforme de traducción a lo largo de los siglos. Hay unos 5,600 manuscritos griegos que contienen parte, o todo el Nuevo Testamento, y comienzan en el siglo segundo. Ahí es cuando comienzan, eso es hace mucho tiempo. Usted tiene el papiro 52 que tiene partes de Juan, del año 100 al 150. Usted tiene los papiros Bodmer los cuales incluyen Juan y Lucas, del 175 al 225. Y después usted tiene el papiro Chester Beatty, algunos de ustedes lo conocen, los evangelios y Hechos en los años 200s.

Usted regresa, se remonta hasta cuando fueron escritos en ese primer siglo, y cualquier manuscrito que sobrevivió de esa era es sorprendente, porque fue un tiempo de persecución intensa en contra de los cristianos, y la destrucción de la Escritura. Entonces, estamos agradecidos porque las cosas sobrevivieron, porque los creyentes y sus Escrituras estaban siendo destruidos.

Cuando usted tiene el Concilio de Nicea en el 325, y el cristianismo es establecido como la religión del Imperio Romano, la persecución termina, y comenzando entonces tiene la proliferación de manuscritos, todos sobrevivieron porque nadie los estaba prohibiendo, destruyéndolos. Los textos bíblicos más antiguos y más importantes que han sido descubiertos, serían lo que es llamado el Códice Sinaítico, porque fue descubierto en el Monte Sinaí, esto sería alrededor del 350 y es todo el Nuevo Testamento.

Alrededor del 325, el Códice Vaticanus que es tanto el Nuevo Testamento como el Antiguo Testamento ese es un manuscrito muy antiguo, y por cierto, ambos terminan Marcos en el versículo 8, ambos. Permítame en cierta manera expandir su conocimiento un poco más acerca de esto. Hay 8,000 copias de la Vulgata de Gerónimo. La traducción de la Biblia del 382 a alrededor del 405, una Vulgata significa común, en latín. Fue la traducción común de la iglesia católica romana por mucho tiempo. Entonces tiene 8,000 copias que se remontan al siglo cuarto. Hay 350 y tantas copias de la Biblia Siriaca. Siriaco es un dialecto del arameo, y habría sido muy cercano al idioma que Jesús habló, fue hablado en lugares modernos que serán identificados como Siria, Turquí e Irak. Hay 350 copias que se remontan a los 200s, manuscritos muy antiguos.

Y cuando usted compara todos estos manuscritos, todos están diciendo exactamente lo mismo. Los primeros padres y me parece que esto es fascinante, los primeros padres de la iglesia, antes del 325, llamados los padres antenicenos, los padres antenicenos, esos padres que estaban haciendo tanto al escribir, tienen tanta escritura en sus escritos, que hay 32,000 referencias existentes y citas del Nuevo Testamento entre los padres antenicenos. De hecho, hay tantas citas, 32,000 de ellas, que usted virtualmente puede ensamblar todo el Nuevo Testamento a partir de citas de los padres y encaja de manera perfecta con las otras fuentes de manuscritos. Los escritos de los primeros padres de la iglesia también confirmaron la exactitud de los evangelios, hay más de 19,000 citas simplemente de los evangelios en sus escritos y leen el texto del Evangelio de la misma manera en la que usted lo lee en su Biblia hoy. Todo esto provee una evidencia abundante del texto original de la Escritura, siendo cuidado y protegido conforme fue transmitido y no cuestionaríamos eso porque, ¿por qué es que el Espíritu Santo se preocuparía por inspirarlo y después no protegerlo de manera providencial. No hay forma de literatura antigua que siquiera se acerca a esto.

En segundo lugar, después de los 25,000 manuscritos del Nuevo Testamento seria la Ilíada de Homero, ese estaría en el segundo lugar en número de manuscritos, y hay 643 de eso. La Ilíada de Homero fue escrita en el siglo octavo antes de Cristo, el manuscrito más antiguo que tenemos está en el siglo tercero, después de Cristo, dos mil años después. No tenemos nada entre siglo trece y el siglo octavo antes de Cristo de la Ilíada de Homero. Pero el Nuevo Testamento se remonta al siglo segundo, y lo vemos a la luz del siglo en el que fue escrito. “Las guerras gálicas de César” tiene diez manuscritos que quedan del antiguo, tiene mil años de edad después de que el original fue escrito en el primer siglo a.C.

La Historia de Heródoto, de los Reyes Persas, quinto siglo a. C. solo ocho manuscritos quedan, y el más antiguo 1300 años después del original. No sabemos que pasó del original al manuscrito 1300 años después. La Historia de la Guerra Peloponesa de Técite, ocho manuscritos y el más antiguo de nuevo, 1300 años después. Y como dije en el caso de la Ilíada de Homero, con la mayoría de manuscritos, 2000 años después de que fueron escritos.  Y vea la Biblia, tenemos tantos manuscritos exactos, coherentes, que conocemos, sin vacilación alguna que tenemos en nuestras manos, una traducción en inglés o en español del original, sin pérdida alguna.

Un erudito como A. T. Robertson dijo esto, y cito, “La amplia gama de manuscritos, ha capacitado a los eruditos textuales a reconstruir de manera exacta el texto original, con más del 99.9% de exactitud.” No sé usted, pero me da gusto eso. Hay variaciones en manuscritos antiguos porque todos fueron escritos a mano. Hubieron errores aquí y allá, las buenas noticias son que sabemos cuales son debido al estudio comparativo de los manuscritos. Los errores vienen de los errores, u omisiones no deliberadas, pero de vez en cuando al aclarar de manera intencional algo. Son algo no importante, no son algo serio, son conocidos y dónde aparecen normalmente usted encuentra una traducción moderna, una lectura alterna en el margen porque sabemos que están ahí, y sabemos que hay una lectura alterna y los eruditos nos dicen cuál es la lectura más probable, correcta claro, la que está incluida en el texto y la alterna en el margen. Y digo eso, porque quiero que sepa que nunca en la historia de la erudición bíblica moderna, alguien ha tratado de esconder la variancia. No escondemos eso, porque es mejor saber que están ahí, y usted puede verlas y ver si no son importantes. Y en la mayoría de los casos, la variante mejor es la que está incluida en el texto.

Ahora, ¿Por qué estoy haciendo todo esto? Porque aquí al final de Marcos está esta variante textual larga, que sabemos que no aparece en el autógrafo original escrito por Marcos, está en corchetes, y sabemos que no está ahí. De manera uniforme estamos de acuerdo en esto, no pertenece a éste lugar es seguida por otra variante corta escrita en itálica en mi Biblia, en la parte de abajo de la página. ¿Por qué está aquí? Bueno, está aquí por la razón obvia que esto parece ser demasiado abrupto, parece ser demasiado abrupto. Lo que llevó a que se incluyera aquí es el final tan, tan breve hasta que nos causa conmoción al final de la historia cuidadosamente presentada por Marcos, del Señor Jesucristo. El lenguaje es francamente dramático, muy dramático, temblando, asombro, sin palabras, temor o asombro.

Las mujeres están en algún tipo de estado de asombro aterrador, cautivadas por la realidad asombrosa de la resurrección, saben que Él está vivo, estuvieron ahí, la tumba está vacía, los ángeles lo declararon, están sin palabras y francamente así lo está Marcos. Pienso que en este punto necesito decir que es apropiado que el final es tan dramático y tan poderoso, que ni las mujeres podrían hablar, ni Marcos podía escribir. Y, por cierto, lo que necesitaba ser dicho de cualquier manera, la evidencia se había presentado, la evidencia se había presentado, se había probado el punto, Jesús es quién Marcos dijo que era cuando él comenzó. Marcos 1:1, “El comienzo del evangelio de Jesucristo, el Hijo de Dios”. Esto lo prueba, se cierra el argumento.

Ahora, algunos han sugerido, aquí es en dónde leer a los comentaristas se vuelve algo novedoso, porque la gente está tratando de sugerir porque algo no está ahí. Y a usted le va a parecer que esto es simpático, permítame dárselo, éste es el rango de comentarios. Algunos han sugerido que Marcos, habría interactuado con Lucas debido a que ambos estaban en Roma juntos al mismo tiempo, y el evangelio de Lucas ya se había escrito antes del de Marcos, y había sido muy extenso al presentar la historia post-resurrección acerca de las apariciones y la ascensión y la gran comisión, y debido a que Lucas hizo todo eso, Marcos decidió no hacerlo. ¿En serio? ¿Sabe usted lo que él estaba pensando? ¿hay alguien aquí que sabe lo que Marcos estaba pensando? Absolutamente no. No tiene idea de lo que él estaba pensando.

Otros sugieren, y pueden seguir y seguir con esto, que Pedro fue la fuente de Marcos y es probablemente cierto a partir del testimonio de Papio. Entonces, Marcos terminó porque Pedro ya no estaba disponible porque él fue ejecutado. Y una vez que Pedro fue ejecutado, Marcos no tuvo nada más que decir. Aquí hay otro. Mateo y Lucas, y Lucas con el libro de los Hechos, ya habían escrito todo acerca de la post-resurrección, los detalles post-resurrección, entonces, Marcos no necesitaba hacerlo y como Juan quién omitió toda la historia pre-bautismo de Jesús, Marcos elimina toda historia post-resurrección de Jesús. Oh, usted podría adoptar otro enfoque, Marcos comenzó, no al principio, él se saltó toda la narrativa del nacimiento. Entonces, es algo que lo caracteriza a él, ser breve y saltarse mucho en la parte inicial y quizás saltarse mucho al final, y esto es quizás lo que él estaba pensando.

Oh a Marcos le gusta usar unas pocas palabras y entonces esto fue suficiente en términos de cantidad de palabras y él decidió detenerse. Algunos dicen que Marcos, Marcos tuvo la intención de dejar un fin abierto una especie de fin retórico para que el lector pudiera escribir el final de la historia. Aquí está mi favorito. Hay un fin perdido, mire, hay personas que pueden seguir por tres o cuatro páginas acerca de un fin perdido. SI está perdido, ¿puedo hacer una pregunta simple? ¿Por qué estas escribiendo de esto? ¿Estas escribiendo acerca de un fin perdido? Cómo si no sabes que hubo un final entonces, ¿cómo sabes que está perdido? Y si está perdido, ¿por qué especular? Todo eso en un sentido simplemente para decir, miren todo eso es especulación, no sabemos nada acerca de sus motivos, no sabemos nada acerca de sus circunstancias, no sabemos nada de lo que no sabemos, cómo un fin perdido.

Lo único que tenemos es Marcos y sus palabras. Eso es lo único que tenemos. Y lo que dice, es versículo 8, “Salieron, huyeron de la tumba”, ¿por qué? porque estaban temblando, estaban sorprendidas, estaban en silencio, y literalmente huyeron en este asombro, temblando, tramos, la palabra trauma; asombro, ektasis, una especie de experiencia extra corporal. Ese tipo de éxtasis, y efabunte, la idea de esto, huir debido a un asombro que las cautivó. Así termina. Y él se detiene. Es abrupto, nos sacude, pero usted no diría que está incompleto, y usted no diría que no es adecuado. Pero aparentemente la gente en la primera iglesia pensaba que lo fue. En algún punto comenzaron a apilar fines alternativos. Si usted pasa a la parte de abajo de la página en su Biblia, usted ve un pequeño final ahí, quizás identifica los corchetes. Esto ha sido rechazado de manera universal como algo que no tiene relación a Marcos.

Después usted tiene el fin largo de los versículos 9 al 20, esto ha sido incluido en algunas traducciones, y las que no tuvieron el beneficio de descubrimientos posteriores de manuscritos, y todavía estaban basadas en el textus receptus, esto ha sido considerado legítimo, pero no como dije, basado en los manuscritos más antiguos. Y ahora, en todas las traducciones modernas, es colocado en corchetes, para indicar que no fue parte del original, no fue parte del original. Permítame ayudarle a entender, nuestra traducción está basada en manuscritos griegos antiguos, los originales, los autógrafos, los autógrafos originales en si no existen, las copias antiguas sí, cuando usted acude a estas primeras copias esto no está ahí, esto no está ahí, no aparece en los manuscritos más antiguos Sinaítico y Vaticano, otros de los más antiguos no lo tienen, siglo 4, Eusebio y Gerónimo escribieron que casi todos los manuscritos griegos, casi todos en el siglo 4to terminaron con el versículo 8.

El segundo siglo, Justino Mártir y Tatiano, no obstante, mostraron conocimiento de otros finales, inclusive Irineo muestra conocimiento de otros finales, comenzando a circular. E Irineo cita el 16:19, el cual está en esta sección espuria. Entonces, este final llegó a existir hace mucho tiempo, aunque no se aceptó de manera uniforme comienza a aparecer. De hecho, varios finales así comienzan a aparecerse conforme la gente trata de ayudarle a Marcos, un poco, con su final abrupto. Hay manuscritos medievales que lo incluyeron, y esos fueron los manuscritos del periodo medieval usados por los traductores de las traducciones en inglés antes de que los manuscritos más antiguos fueran hallados, y esa es la razón por la que usted lo encuentra en algunas de las traducciones en inglés y otros idiomas.

Ahora veámoslo en sí. Hay suficiente evidencia externa para excluirlo, le he dado algo de eso, pero ¿qué acerca de la evidencia interna? ¿qué acerca de lo que dice? Simplemente hay varias cosas que podríamos explicarle, y no quiero cansarlo aquí, pero creo que nos es útil. La traducción es rara y extraña, versículo 9, “Ahora, después de que Él había resucitado temprano en el primer día de la semana, él primero apareció a María Magdalena.” Ahora, básicamente necesita continuidad, a partir del versículo que lo precede. No obstante, lo que sigue en el versículo 9 no sigue la historia del versículo 8.

El versículo 8, las mujeres salieron, huyeron de la tumba temblando, son cautivadas por el asombro, no dicen nada, tenían miedo, ahora después de que él, ¿quién es él? Usted tiene un pronombre sin un antecedente en la sección previa. El pronombre masculino en el versículo 9 espera que sea ‘él’ como su antecedente, pero el sujeto del versículo 8 son las mujeres. Es una transición muy rara. Y, ¿por qué es que Marcos entonces diría que Él primero se apareció a María Magdalena, de quien Él había echado fuera siete demonios? Él aquí nos está presentando a María Magdalena. Y eso es algo extraño porque ella ya ha aparecido tres veces en la historia, tres veces, capítulo 15, versículos 40 y 47, capítulo 16, versículo 1. Realmente no necesitamos que ella nos sea presentada.

Además, los ángeles le hablaron a Jesús, le hablaron a Pedro más bien de Jesús, apareciendo en el versículo 7 dice, en Galilea. Sin embargo, las apariciones descritas en el 9 al 20 todas son en Jerusalén. Los versículos 9 al 20 tienen vocabulario que no es usado en ningún otro lugar, por Marcos. Hay por lo menos 18 términos usados aquí que nunca aparecen en el evangelio de Marcos. La estructura de ésta sección añadida es diferente de la manera normal de Marcos. El término, el título, Señor Jesús aparece aquí pero en ningún otro lugar en Marcos. Se hace referencia a Pedro en el versículo 7, que va a Galilea y que ve a Jesús, Pedro es la fuente de la historia de Marcos, pero no hay nada acerca de Pedro en todo el final.

La idea de no creer, lo cual es repetido tres veces en esa sección, nunca aparece en otro lugar en Marcos. Y el tema de las señales con serpientes y veneno y todo eso no está en ningún evangelio, en ningún otro evangelio. ¿De dónde vino éste final? No sabemos, no sabemos. Excepto por esto, el versículo 9 es un resumen de Lucas 8:1 al 3; el versículo 10, es tomado de Juan 20, versículo 18; el versículo 12, viene de Lucas 24; versículo 13, de Lucas 25; versículo 14, de Lucas 24; versículo 15 de Mateo 28:19, y Hechos 1:8. Versículo 16, de Juan 20 al 23, y versículos 17 y 18, son una especie de combinación extraña de algunas de las promesas de poder milagroso, que nuestro Señor le hizo a los discípulos en Mateo 10, Marcos 6, Lucas 10, y después algunos de los fenómenos habiendo ocurrido en el libro de los Hechos, y en la carta de Pablo que llamamos 1ra de Corintios.

Entonces, obviamente éste es algún tipo de paquete de resumen que se ha ensamblado para llevar a su final el evangelio de Marcos, de tal manera que tuviera más sentido. ¿Cuál es la solución a esto? ¿Por qué es que Marcos termina en dónde él termina? ¿Puedo ayudarle con eso? Regresemos al capítulo 1. Capítulo 1, Jesús va por el mar, versículo 16, ve a Simón y Andrés, usted conoce la historia, y Él los llama para que estén con Él. Ellos fueron a Capernaum, versículo 21, inmediatamente en el día de reposo el entró a la sinagoga, y comenzó a enseñar, que dice el versículo 22, estuvieron, ¿qué? sorprendidos. Sorprendidos ante su enseñanza.

Versículo 25, Jesús reprende a un demonio, dice, “Cállate, sal de él” haciendo que se convulsionara. El espíritu inmundo clamó a gran voz, salió de él, versículo 27 dice, ¿qué? estaban todos sorprendidos. Capítulo 2, usted conoce la historia, la curación del paralítico, Jesús perdona sus pecados, dice en el versículo 11, “levanta tu cama y vete a casa.” Él se levantó inmediatamente y levantó su cama y salieron de la vista de todos de tal manera que todos estaban sorprendidos, estaban glorificando a Dios diciendo, “Nunca antes hemos visto algo así”.

En el capítulo 4, Jesús está en una tormenta, versículo 37, hay una tormenta, las olas están rompiendo sobre la barca, la barca estaba llenándose de agua, Jesús estaba tan cansado, Él estaba dormido, lo despertaron y dijeron: “Maestro, ¿no te importa que perecemos?” Se levantó, reprendió al viento y le dijo al mar, “Cállate, enmudece”. Y el viento cesó, y se volvió perfectamente calmado. Y Él les dijo: “¿por qué tienen miedo? ¿cómo es que no tenéis fe?” Y tuvieron mucho miedo. Se dijeron el uno al otro, “¿quién es éste que aun el viento y el mar lo obedecen?”

En el capítulo 5, versículo 14, la historia del demoniaco, la gente ve ésta curación sorprendente, y en el versículo 15, vinieron a Jesús y observaron a un hombre que había sido poseído por demonios. Está sentado, vestido, usted sabe. Él salía corriendo desnudo de las tumbas y él ahora está sentado, vestido, librado de su demonio, demonios que poseyeron a todos esos cerdos, en su mente coherente él hombre que había tenido la legión y se asustaron. Sorpresa, temor, impresión.

Capítulo 5 y versículo 33, usted conoce ésta historia maravillosa de la mujer que tocó su atuendo. La mujer, versículo 33, temblando y con temor, consciente de lo que le había pasado, vino y se postró ante Él y le contó toda la verdad. Al final del capítulo, Él toma la mano de la niña pequeña, usted recuerda, y dice “Talita cumi” lo cual significa, “Niña pequeña, te digo levántate.” Ésta fue la niña que había muerto, la hija de un hombre importante. Inmediatamente, la niña se levantó y comenzó a caminar, ella tenía doce años de edad. Inmediatamente estaban totalmente asombrados.

Capítulo 6, otra ocasión en el agua. En esta ocasión Él camina sobre el agua, 6:51, Él entró a la barca con ellos, el viento se detuvo, estaban totalmente sorprendidos. Capítulo 9, en la transfiguración de Jesús, el versículo 6 dice, quedaron aterrados, tuvieron miedo. Capítulo 9, versículo 15, la multitud grande, los escribas discutiendo con Él, y cuando la multitud entera lo vio, estaban sorprendidos y comenzaron a correr para saludarlo. Comienza usted a entender el panorama. Capítulo 9, versículo 32, cuando Jesús estaba enseñando que el Hijo del Hombre debía ser entregado en manos de hombres, lo matarán, y cuando Él haya sido matado, se levantará tres días después, no entendieron ésta afirmación y tenían miedo de preguntarle. Temor y asombro, y sorpresa.

Capítulo 10, versículo 24, los discípulos estaban sorprendidos ante sus palabras. Capítulo 10, versículo 32, iban camino a Jerusalén, Jesús estaba adelantándose a ellos, y estaban sorprendidos y aquellos que lo siguieron tenían miedo. Capítulo 11, versículo 18, “los principales sacerdotes y los escribas oyeron esto y comenzaron a buscar como destruirlo. Tenían miedo de él porque la multitud entera estaba sorprendida ante su enseñanza.” Y está creciendo. Capítulo 12, versículo 17, cuando dijo, “Dad a Cesar lo que es de Cesar, y Dios lo que es de Dios.” Y estaban sorprendidos por Él.

Y una de las cosas más sorprendentes de todo, fue su encuentro con Pilato. Capítulo 15, Pilato, versículo 4, cuestionándolo, Jesús no responde más. Pilato quedó sorprendido, sorprendido. Y después usted llega al capítulo 16, las mujeres llegan a la tumba. María Magdalena, María la madre de Santiago, Salomé, vienen en el versículo 4. “Viendo, vieron la piedra que había sido quitada, aunque era extremadamente grande. Entrando a la tumba vieron a un joven sentado a la derecha, vestido de una túnica blanca, y estaban sorprendidas.”

En diez de esos pasajes, el mismo verbo fue usado, phobeo, estaban sorprendidos. En cinco de ellos, un cognado de ese verbo fue usado, y en otros lugares, sinónimos fueron usados. Y después usted llega al 16:8, “Y salieron y huyeron, porque el temblor, el asombro, las había cautivado, y estaban en silencio y tuvieron miedo.” No puedo pensar en un mejor final, ¿usted sí? El Jesús sorprendente. Termina como comenzó, con asombro del Señor Jesucristo. Y cuando usted se detiene en dónde debe detenerse en Marcos, usted queda en asombro ante el Jesús asombroso. Toda lección, todo milagro, toda respuesta sorprendente que Él dio, todo principio, toda palabra justa, todo acto justo, lo llenan a usted de asombro. Asombroso. Usted debería quedarse sin palabras, como Marcos, como la mujer ante el Jesús sorprendente.

Y creo que así fue para nosotros cuando terminamos Marcos. Y no terminó mucho tiempo para que la gente me dijera, “Muy bien, ¿ahora qué? ¿Ahora, que?” Hemos estado estudiando a Jesús durante 43 años. Históricamente en los evangelios, 25 años en los evangelios, 4 de ellos, teológicamente en las epístolas, y escatológicamente en Apocalipsis. No hay un tema más grandioso, ¿qué vamos a hacer? ¿quiere regresar? La gente se me acercó y dijo: “Estudiemos Juan, estudiemos Juan.” ¿Juan? estudiamos Juan. “No, estudiemos Juan, por favor, estudiemos Juan.” No pueden recibir lo suficiente del Jesús asombroso.

Si algo falta en la predicación de esta iglesia moderna, en la actualidad, es Jesucristo. Hay demasiadas pláticas insignificantes, novedosas, homiléticas de cómo arreglar su vida y elevar su zona de comodidad. El gran agujero masivo en la iglesia, es el vacío de la presencia dominante de Jesucristo. Pablo dice, “He determinado no saber nada entre vosotros, excepto a Cristo, y este crucificado. Si usted predica los evangelios, usted tiene la historia de Cristo. Si usted predica las epístolas del Nuevo Testamento, usted tiene la teología acerca de Cristo. Si usted predica Apocalipsis, usted tiene la presentación escatológica de Cristo. Pero es siempre Cristo. Y la gente dijo, “No queremos dejar a Cristo. No queremos quitar nuestros ojos de Cristo.” Entonces, ¿qué vamos a hacer?

Entonces dije, “Muy bien, esto es lo que vamos a hacer. Hay un lugar en el que no hemos buscado a Cristo, y ese es el Antiguo Testamento. Entonces, vamos al Antiguo Testamento y encontrémosle proféticamente.” Ahora dije, “mis nietos juegan un juego que se llama, “En dónde está Waldo” ¿Usted conoce, “Dónde está Waldo”? Usted trata de encontrar a Waldo, usted no lo puede encontrar si no sabe cómo se ve, pero si usted sabe cómo se ve usted lo puede encontrar. Y después de 43 años sabemos cómo se ve Jesús, y entonces podemos encontrarlo en el Antiguo Testamento.

Ahora, así es como usted debe proceder, así es como debe proceder porque, si lo único que usted tiene es el Antiguo Testamento sin el Nuevo, el velo, ¿verdad? El velo está sobre su cara. Usted puede leer Moisés y puede leer el Antiguo Testamento, el velo no se quita hasta que Cristo aparece. Pero ahora que sabemos cómo se ve, ¡guau! Podemos encontrarlo en todos lados en dónde Él esté en el Antiguo Testamento. Entonces, lo conoceremos históricamente, teológicamente, escatológicamente y proféticamente. Y Él comienza a aparecer, por cierto, desde el principio en el Antiguo Testamento, en Génesis 1, porque Él es el Creador.

Entonces, cuando usted ha vivido durante 43 años y se ha concentrado casi exclusivamente, claro, en el Nuevo Testamento y usted ha sido sacudido por la gloria de Cristo, usted no puede escoger otro tema que no sea Cristo. Entonces, vamos a cubrir el Antiguo Testamento, e hice tres mensajes y voy a hacer otros, este domingo en cierta manera, construir el puente de regreso al Antiguo Testamento, y después para el siguiente capítulo de mi vida, mientras que el Señor me de vida, por el tiempo que el Señor me dé, simplemente vamos a encontrar a Cristo en donde quiera que Él aparece en el Antiguo Testamento y estamos emocionados por ello. El Señor Jesús dijo, el Antiguo Testamento lo reveló a Él, camino a Emaús, ¿verdad? Comenzando con Moisés, los profetas, y todos los escritos sagrados, Él habló de las cosas acerca de sí mismo.

Los discípulos y los apóstoles creyeron de manera plena en Él. Su muerte y resurrección, solo cuando entendieron el Antiguo Testamento. Los apóstoles y profetas salieron en la primera generación a predicar el evangelio, basaron toda su predicación del evangelio en el Antiguo Testamento. Lea el libro de los Hechos, está basado todo en el Antiguo Testamento, es la única biblia que tuvieron. Y los escritores del Nuevo Testamento, inclusive basaron sus escritos en el Antiguo Testamento.

Entonces, no estamos listos para dejar la gloria de Cristo, sino queremos ser arrastrados en asombro por Jesús, vamos a seguir buscándolo mientras que el Señor nos permita hacer eso. Ahora, habiendo hecho ese énfasis ésta mañana, esta noche, quiero hablar, y éste va a ser un estudio de dos partes, esta noche, y el viernes por la noche, pero quiero hablar de la importancia del Espíritu Santo en nuestra adoración. Y va a ser un estudio de dos partes. Y sabe una cosa, a la mitad de todo sermón que prediqué en mis primeros años aquí, usted oye la misma afirmación hecha, exactamente a la mitad de todo sermón que prediqué, usted oirá la misma afirmación. Por favor, voltee la cinta al lado dos. Entonces, esta noche es el lado uno, y el viernes por la noche, el lado dos.

Oremos. Disfrutamos tanto. Es tan emocionante simplemente tomar Tu Palabra y verla desde tantos ángulos, y perspectivas, y ser enriquecidos y bendecidos y alentados e instruidos e iluminados por su verdad poderosa. Te agradecemos Señor por dárnosla, por preservarla, por protegerla. Te agradecemos porque la Palabra basada en evidencia externa, y evidencia interna, se defiende a sí misma, establece su propia autenticidad, su inerrancia, inspiración.

Sí, tenemos en nuestras manos la Palabra de Dios. Y después de 43 años de hacer todo esto, este libro ha probado para mí, cada día de mi vida ser Tú Palabra, y la vemos como tal, y la amamos, y la abrazamos, y la proclamamos como tal. Fortalécenos a lo largo de estos días y que estos días sean una diferencia en nuestras vidas, y en nuestros ministerios para Tu gloria. Oramos en el nombre de Cristo. Amen.

Disponible sobre el Internet en: www.gracia.org 
DERECHOS DE AUTOR © 2019 Gracia a Vosotros
Usted podrá reproducir este contenido de Gracia a Vosotros sin fines comerciales de acuerdo con la política de Derechos de Autor de Gracia a Vosotros.

 

Esta serie de sermones incluye los siguientes mensajes:

Por favor, contacte a la casa Editorial para obtener copias de este recurso.

Información de la Editorial
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969

¡Bienvenido!

Ingrese su dirección de correo electrónico y le enviaremos instrucciones de cómo restablecer su contraseña.

Volver a Ingresar

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar
Ver la lista de deseos

Carrito

No hay productos en el carrito.

ECFA Accredited
Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Regresar al Carrito

Compre como invitado:

No ? Salir

Ingrese para acelerar el proceso de pago.

Desatando la verdad de Dios, un versículo a la vez
Desde 1969
Minimizar